You are on page 1of 1

CRISTOLOGÍA – ACTIVIDAD N° 2 Se nos pide que analicemos las distintas figuras del Jesús histórico formuladas en la etapa del

desarrollo llamada “Third Quest”. Me gustaría comenzar con una cita de Jesús Peláez en el libro “10 Palabras Claves sobre Jesús”, al finalizar el recorrido sobre las distintas etapas del desarrollo de la idea del Jesús histórico: “La impresión que se tiene tras este recorrido es la de hallarse ante un Jesús histórico incierto y fragmentado en expresión acertada de F. Segalla, que hace sentirse descorazonado ante imágenes tan diversas del Jesús histórico”. Sin dudas es la sensación que me queda al finalizar la lectura del material. En cuanto al tema central, puede decirse que valoro la importancia dada a la multidisciplinariedad de los trabajos realizados, incorporando los teólogos el aporte de historiadores, sociólogos y antropólogos. A partir de estos aportes de ciencias “no sagradas”, los distintos autores de este grupo (aunque sin dudas ha de distinguirse entre los norteamericanos y los alemanes) han ido construyendo una imagen de Jesús histórico asentado en la realidad cultural e histórica en que se ha desarrollado la predicación de Cristo. El considerarlo ante todo un judío, que acumula el bagaje cultural heredado de más de tres mil años de historia, conocedor de la Ley y observante del culto, aunque sin dudas no ortodoxo con respecto al poder religioso judío de ese momento, dirigido por los doctores de la ley y los fariseos. Esta falta de ortodoxia hizo que algunos autores lo consideraran un “marginal” como en el caso de Meier o un reformador social, como lo explicita Horsley. Más imbuido en la interacción judeo – griega como señala Crossan o fortaleciendo su imagen de profeta liberador de la opresión patriarcal como lo define Fiorenza, este Jesús es siempre un hombre de Dios comprometido con sus hermanos. No obstante ello, creo que lo que puede verse del desarrollo de esta etapa, siguiendo el material de la materia; que existen elementos que a nuestros ojos pueden verse como criticables. Ejemplo de ello el sistema de votación de Jesús Seminar a fin de conformar las tesis que llevaran adelante. Otro tema que surge como dudoso es la poco explicitación de la misión escatológica de Jesús que tienen muchos autores, que diera la impresión que en función de estudiar al Jesús histórico han perdido de vista al Cristo y al Mesías. Debe conformarse una relación de vinculación entre el Jesús histórico y el Jesús redentor y salvador. No tiene sentido uno sin el otro. Sólo quien fue un maestro que deja sus enseñanzas en obras y amor entre los hombres puede ser el redentor de la humanidad. Y esa es la función de mirar al Jesús histórico: el ser la imagen que nos guíe en su camino de salvación, teniendo su ejemplo de solidaridad con los hombres y amor a los hermanos.