You are on page 1of 2

Instituto: Lumen Christi Curso: 2° año Materia: Cristología (TTD) Alumno: Jorge A.

Gerbaldo Actividad N° 8 – Planteos contemporáneos sobre la conciencia filial y la misión de Jesús

CUADRO COMPARATIVO
KARL RAHNER Noción de saber: Jesús podía saber de muchas formas y saberse a sí mismo en distintos niveles. COMISIÓN TEOLÓGICA INTERNACIONAL La conciencia de Jesús participa de la singularidad y de la índole misteriosa de su Persona, y por ello se sustrae a una consideración puramente racional. La vida de Jesús testifica la conciencia de su relación filial al Padre. Su comportamiento y sus palabras, que son las del "servidor" perfecto, implican una autoridad que supera la de los antiguos profetas y que corresponde sólo a Dios. Tenía conciencia de ser el Hijo único de Dios y, en este sentido, de ser él mismo Dios.

La conciencia que Jesús tenía de sí, de su relación con Dios y de su condición hipostática, no era un saber objetual sino fundante y trascendental.

Jesús conocía el fin de su misión: No se hace más honor a Jesús anunciar el Reino de Dios y hacerlo proyectando sobre él el ideal griego presente en su persona, sus actos y de perfección, que comprendiéndolo sus palabras, par aque el mundo sea a la luz de Flp 2,6-11. reconciliado con Dios y renovado. En orden al Reino, Jesús ha realizado actos concretos, cuya única interpretación posible, tomados en su conjunto, es la preparación de la Iglesia que será definitvamente constituida en los acontecimientos de Pascua y Pentecostés. Es, por tanto, necesario decir que Jesús ha querido fundar la Iglesia. La conciencia que tiene Cristo de ser enviado por el Padre para la salvación del mundo y para la cnvocación de todos los hombres en el pueblo de Dios implica, misteriosamente, el amor de todos los hombres, de manera que todos podemos decir que "el Hijo de Dios me ha amado y se ha entregado por mi" (Gal 2,20).

Hay razones teológicas que obligan a admitir en Cristo una ciencia o visión inmediata, pero no obligan a admitir una ciencia o visión beatífica, ni una ciencia infusa.

Una teoría que explica la presencia de la visión beatífica, lo hace como un elemento constituyente d ela propia unión hipotática.

. descubriéndose. acogiéndose y expresándose como lo que es: el Hijo en realización humana. a la realidad máxima en el orden del ser la posesión máxima de sí en el orden de la conciencia. La visión beatífica. Ser y espíritu se corresponden y por ello a la forma máxima de sustancia corresponde la forma máxima de sujeto. La visión inmediata es un momento interno de la unión hipotática misma. Una unión hipostática puramente óntica es un pensamiento metafísicamente irrealizable. es la autoconciencia que el hombre Jesús tiene de sí en la reditio completa a sí mismo.Como no hay persona sin conciencia. la autocomunicación absoluta de Dios lleva consigo realidad y reconocimiento. ser y saber del don recibido. La historia de Jesús es el trayecto necesario para cobrar en explicitud objetual lo que es su realidad fontal y fundante como Hijo.