You are on page 1of 1

COMO IDENTIFICAR A UN NIÑO DISLÉXICO

Lunes, 24 de Noviembre de 2008 23:06

Al parecer es un trastorno neurobiológico, pero también se cree que se trata de una disfunción cerebral, un 50% de los casos son hereditarios. Se podría traducir la disléxia como una dificultad para adquirir y almacenar en el cerebro el recuerdo visual de las palabras y las letras. Como contrapartida, un niño disléxico tiene una alta capacidad intelectual.

La disléxia afecta a uno de cada 10 niños presentando los primeros síntomas a la edad de cuatro o cinco años. A diferencia del resto presenta un lenguaje con mayor dificultad, es de memorización lenta, falta de concentración o problemas de ritmo. Todas estas señales pueden ser advertencias de que el niño padece disléxia. Se ven más afectados porque muchas veces la naturaleza introspectiva del niño o niña disléxico hace que obvien o “disimulen” su problema, porque para ellos esa dificultad es normal. La disléxia se puede diagnosticar entre los cinco y ocho años, y una de las pistas más claras sobre esta enfermedad es la lentitud en el aprendizaje, confusión de palabras, lo cual conlleva una mala estructuración de las frases, lo que para cualquier otro es claramente una “b”, para los disléxicos puede ser una “p” o una “d”, falta de habilidad para recordar nombres, dificultad para atarse los cordones de los zapatos, una mala memoria a corto plazo, excelente agudeza auditiva. La disléxia a pesar de ser conocida educacionalmente, en la mayoría de los países los escolares que adquieren este problema no reciben la ayuda o comprension que debieran. Esto provoca deficiencias en el tratamiento de este problema, necesita ser detectado y cuanto antes. El problema real surge cuando no se ha detectado la disléxia, allí deriva la poca comprensión lectora, se aburren, dejan de prestar atención y al final en el aula puede parecer un problema de conducta lo que es un problema de aprendizaje. Lo que hoy conocemos como niños indisciplinados pueden ser simplemente un caso de disléxia. Si el diagnostico fuera erróneo de parte del maestro o de los padres, lamentablemente puede presentar una depresión. Lo importante seria detectarla en el momento en que ellos comienzan la edad pre-escolar con la identificación de las letras. Se evitaría que esas dificultades degeneren y sean tratadas cuanto antes para minimizar los daños en la adquisición de la lectura y escritura y de los contenidos de las distintas asignaturas más adelante. La “acomodación” y superación de la disléxia es posible (no la cura) mediante unas actividades adecuadas y un seguimiento de la evolución del problema. El éxito, incluso el reconocimiento mundial puede llegar a una persona con disléxia. Como hemos dicho, el trastorno no está reñido con la inteligencia o con la creatividad. No se preocupen padres si su hijo es disléxico. Hay prestarle la ayuda que necesita para enfrentarlo de la mejor manera en la edad escolar y quizás pueda ser uno de los famosos personajes célebres que han sido y son disléxicos como por ejemplo desde el popular Boris Izaguirre a Winston Churchill, el pintor Pablo Picasso, Bill Gates… Incluso de un genio como Albert Einstein sus profesores decían que era lento mentalmente, poco sociable y divagaba constantemente.