You are on page 1of 10

Divulgaci´n o

Sistemas hidrol´gicos acoplados o con esquemas de optimizaci´n o
Juan Diego Mart´ ınez N´jera1,2 , a Pablo Talamantes Contreras1,3 y Carlos Flores Ibarra1 Comisi´n Federal de Electricidad o 2 Universidad Nacional Aut´noma de M´xico o e 3 Universidad Aut´noma de Quer´taro o e
1

recibido: abril de 2002 aceptado: abril de 2005
resumen El objetivo del trabajo es mostrar una panor´mica del uso de a t´cnicas de optimizaci´n y de modelaci´n matem´tica para obtener e o o a soluciones de problemas relacionados con la explotaci´n, rehabilio taci´n y distribuci´n del agua en cuencas y sistemas hidrol´gicos o o o para su consumo urbano, agr´ ıcola o industrial. Se comentan conceptos generales necesarios para acoplar los sistemas hidrol´gicos o de abastecimiento con esquemas de optimizaci´n. Tambi´n se meno e ciona la forma en que estos conceptos conducen al dise˜o de esquen mas integrales de manejo, los cuales buscan soluciones a los problemas del control de la cantidad, la calidad y de la distribuci´n del o agua disponible. Haciendo una distinci´n, se indica la forma en que o se relacionan las restricciones naturales y artificiales de los sistemas en estudio. Para ejemplificar los conceptos que se discuten, se presentan algunos problemas abordados. Finalmente, se describen las grandes l´ ıneas de los temas que deben ser contemplados para identificar y dise˜ar procedimientos de soluci´n a este tipo de problemas, n o desde el ´mbito de la simulaci´n num´rica. a o e

100 95 90

210 200 190

85 180 80 170 75 70 65 60 55 50 45 40 100 35 90 30 25 20 15 10 5 0 80 70 60 50 160 150 140 130 120 110

◦C

9

40

◦F

´ J. D. MART´ INEZ NAJERA, P. TALAMANTES CONTRERAS Y C. FLORES IBARRA

´ 1. Introduccion

100 95 90

210 200 190

85 180 80 170 75 70 65 60 55 50 45 40 100 35 90 30 25 20 15 10 5 0 80 70 60 50 160 150 140 130 120 110

◦C

40

Los asentamientos humanos y las actividades urbanas, agropecuarias e industriales de una regi´n son usuarias del recurso agua, ll´mese de superficie o a (r´ y lagos) o subterr´nea (acu´ ıos a ıferos). Cuando la regi´n no cuenta con el o recurso superficialmente, la alternativa es la subterr´nea; y cuando no, es a necesario conducirla desde grandes distancias. Algunos sitios cuentan con el recurso en abundancia, y no presentan situaciones de deterioro en cuanto a contaminaci´n y/o sobreexplotaci´n. Sin embargo los otros, con el transo o curso de los a˜os, ven mermados sus potenciales en calidad y cantidad. n La cantidad de agua disponible de un sitio depende del potencial inicial, de la intensidad de explotaci´n y de las actividades propias del ´rea; por o a lo general, en la actualidad las fuentes de abastecimiento sufren una reducci´n en su disponibilidad. M´s a´n, el problema se acent´a si en una o a u u misma subcuenca coexisten intensivamente todos los ramos de la actividad social y econ´mica, lo que provoca interferencia de uso y abatimientos o mon´tonamente crecientes. El otro factor de importancia, concierne a la o calidad del agua; muchas zonas, e incluso regiones enteras han sido afectadas por la contaminaci´n de sus r´ lagos y acu´ o ıos, ıferos que los mismos consumidores han provocado al descargar prevista o deliberadamente sus aguas residuales y desechos sin ning´n tipo de tratamiento. Solamente en u un porcentaje muy peque˜o se deja que el deterioro de la calidad del agua se n debe a aspectos de vertidos naturales o de intrusi´n. Este tipo de problema o actualmente requiere la estimaci´n del impacto ambiental y el dise˜o de o n estrategias de rehabilitaci´n de los mantos acu´ o ıferos y cauces superficiales contaminados. Muchas de las fuentes superficiales y acu´ ıferos que actualmente est´n a siendo explotados presentan las caracter´ ısticas de deterioro en su calidad y cantidad. Los factores de calidad y cantidad determinan la disponibilidad del recurso para su uso en las diversas actividades sociales y econ´micas de o una regi´n; el agua m´s cara es la que no esta disponible, porque entonces o a se tiene que importar desde mayor distancia. Su deterioro necesariamente tiene que ver con los aspectos sociales y econ´micos de una entidad, as´ o ı como con sus aspectos de prospecci´n, conducci´n y abastecimiento. o o Las caracter´ ısticas indicadas de inmediato obligan a plantearse las siguientes preguntas: ¿existen procedimientos o formas de extracci´n que o disminuyan los abatimientos observados?, ¿es posible desarrollar procedimientos eficientes de rehabilitaci´n de fuentes contaminadas? y, ¿pueden o usarse las fuentes de agua de cantidad y calidad requerida de tal manera que los impactos adversos inherentes sean m´ ınimos? Si es que habr´n de a existir respuestas afirmativas, o por lo menos optimistas a estas preguntas,
10

◦F

´ ´ SISTEMAS HIDROLOGICOS ACOPLADOS CON ESQUEMAS DE OPTIMIZACION

sabemos de antemano que no son triviales y que su establecimiento requiere de b´squedas serias y sistem´ticas. El problema requiere del dise˜o u a n de esquemas de manejo que, adem´s de considerar los aspectos normativos, a sociales y econ´micos, haga uso de la infraestructura matem´tica para eso a tablecer y buscar soluciones a los problemas de manejo globales. La gran complejidad natural de los problemas de manejo necesariamente requiere la participaci´n de diferentes disciplinas, entre las que se involucran o la geolog´ la geof´ ıa, ısica, la topograf´ la hidrolog´ de superficie, la hidroıa, ıa geolog´ la hidr´ulica, la climatolog´ el an´lisis matem´tico y num´rico de ıa, a ıa, a a e los sistemas naturales, las leyes, la normatividad, la geograf´ la econom´ ıa, ıa, la sociolog´ la hidrogeoqu´ ıa, ımica, los sistemas de informaci´n, etc. Unas o proveen de la informaci´n necesaria para la caracterizaci´n de los sitios en o o estudio (por su parte, las leyes norman y regulan el uso), mientras que otras dise˜an estrategias para determinar su mejor manejo. Nuestra discusi´n n o tiene que ver con el ultimo tema, es decir, con el dise˜o de horizontes de ´ n manejo eficiente del agua desde la perspectiva de las t´cnicas de modelaci´n e o matem´tica de sistemas hidrol´gicos. a o
100

˜ 2. Conceptos generales del diseno de estrategias

210 200 190

95 90 85

Cada d´ es m´s necesario el desarrollo de estrategias para el manejo del ıa a agua disponible. La situaci´n actual, no es solamente la prospecci´n de o o nuevas fuentes de abastecimiento, sino que tambi´n lo es la administraci´n e o eficiente de los recursos que se est´n explotando. Se requiere programar ina tegralmente y categorizar las necesidades de las subcuencas, atendiendo las leyes, la normatividad y las prioridades, para dar el manejo m´s adecuado, a en lo posible, sin da˜arlas. Los esquemas m´s id´neos est´n basados en el n a o a conocimiento, la caracterizaci´n y el monitoreo continuo de los sitios, en los o diagn´sticos, y en el an´lisis y planeaci´n de las estrategias de uso. La detero a o minaci´n del mejor esquema de manejo requiere de que el analista considere o los diferentes procedimientos de: 1 ) construcci´n de horizontes, 2 ) evaluao ci´n del dise˜o, y que se establezca 3 ) los criterios de elecci´n del mejor o n o esquema. La construcci´n de horizontes est´ fundada en el conocimiento de o a las cualidades y restricciones naturales y reguladoras del sitio del sistema de extracci´n y de distribuci´n. o o Actualmente se siguen m´todos pr´cticos para construir, evaluar y elegir e a los mejores esquemas. Generalmente la evaluaci´n se basa en determinao ciones num´ricas que definen el comportamiento de cada dise˜o, siguiene n do un criterio de construcci´n y evaluaci´n preestablecido, se determina o o cu´ndo un esquema satisface los requisitos y, cu´ndo es la mejor posibia a lidad analizada, se concluye como el dise˜o preferido. A este mecanismo n se le puede clasificar como de prueba y error. Sin embargo, es improbable
11

180 80 170 75 70 65 60 55 50 45 40 100 35 90 30 25 20 15 10 5 0 80 70 60 50 160 150 140 130 120 110

◦C

40

◦F

´ J. D. MART´ INEZ NAJERA, P. TALAMANTES CONTRERAS Y C. FLORES IBARRA

100 95 90

210 200 190

85 180 80 170 75 70 65 60 55 50 45 40 100 35 90 30 25 20 15 10 5 0 80 70 60 50 160 150 140 130 120 110

que las alternativas ´ptimas se descubran o determinen solamente usando o c´lculos aislados o, en el mejor de los casos, simulaciones num´ricas iteraa e das, ya que en teor´ existe un n´mero infinito de posibilidades de dise˜o y ıa u n de evaluaci´n de las mismas; por ello, el procedimiento del p´rrafo anterior o a garantiza la obtenci´n del mejor esquema de manejo desde la perspectiva o del analista. Por fortuna, existen procedimientos menos subjetivos de dise˜o y evan luaci´n, los cuales surgen de la combinaci´n de los modelos matem´ticos o o a de corrientes superficiales, acu´ ıferos y/o sistemas de distribuci´n con eso trategias de optimaci´n. Los modelos matem´ticos y num´ricos dan cuenta o a e del potencial y restricciones del sistema natural de abastecimiento del agua en la subcuenca o regi´n hidrol´gica, mientras que los esquemas de optio o mizaci´n toman en cuenta las restricciones econ´micas, legales, est´ndares o o a de calidad del agua y constructivos de las redes de distribuci´n y abastecio miento. Actualmente las t´cnicas de optimaci´n son aplicadas en el dise˜o y evae o n luaci´n de esquemas de extracci´n y manejo. El proceso incluye la definici´n o o o de una funci´n objetivo y variables de decisi´n con las que se maximiza o o o minimiza una funci´n objetivo de costos; en el problema se prescribe el cono junto de restricciones que deben ser satisfechas por la soluci´n ´ptima. Las o o restricciones en general son de tipo natural y/o artificial. La forma general del problema de manejo se establece de la siguiente manera: optimize Φ = f (x, u), sujeto a G(x, u, t) = 0, xt ≤ xt ≤ xt , ut ≤ ut ≤ ut , t ∈ (0, T ) t ∈ (0, T ) t ∈ (0, T ) (1)

◦C

40

◦F

donde Φ denota a la funci´n objetivo de costos, G describe la f´ o ısica y restricciones naturales, que por regla general son un conjunto de ecuaciones diferenciales parciales que establecen la conservaci´n de masa, energ´ y o ıa momentum (lineal y angular) entre las variables de estado del sistema; por su parte, xt denota al campo vectorial de las variables independientes al tiempo t, tales como el nivel hidr´ulico o tirantes, bombeo, caudales de a escurrimiento, presi´n nodal, exceso de precipitaci´n, p´rdidas por evapoo o e raci´n, etc.; ut denota al campo vectorial de las variables de control al o tiempo t, tales como los aspectos reguladores, costos, demanda, operaci´n, o capacidad de almacenamiento, l´ ımites de calidad, etc. Los guiones superior e inferior establecen los acotamientos (superior e inferior, respectivamente) de
12

´ ´ SISTEMAS HIDROLOGICOS ACOPLADOS CON ESQUEMAS DE OPTIMIZACION

las variables participantes. Lo anterior bajo la suposici´n de que la funci´n o o objetivo es por lo menos continuamente diferenciable en el intervalo de tiempo de an´lisis (0, T ). a A los modelos de manejo, por lo general se les clasifica en las siguientes dos grandes categor´ (Gorelick, 1983, y Yeh, 1996): hidr´ulicos y de evaıas a luaci´n de planes y ubicaci´n de fuentes. Por ejemplo, en el caso de flujo o o subterr´neo los modelos hidr´ulicos permiten determinar la localizaci´n a a o o ´ptima y el bombeo de los pozos bajo restricciones sobre el abatimiento, gradiente y esfuerzos hidr´ulicos, demanda y aspectos constructivos de los a pozos; los modelos tratan a los esfuerzos hidr´ulicos y niveles piezom´tricos a e como variables de decisi´n directamente; al respecto, es importante noo tar que las variables de decisi´n involucran de manera impl´ o ıcita variables econ´micas. Por su parte, en la segunda categor´ de modelos se estudia o ıa la influencia regional de planes institucionales, tales como pol´ ıticas y tarifas; son empleados para inspeccionar interacciones econ´micas complejas o de la normatividad y el uso del agua en las regiones; estos modelos no definen planes normativos, pero son empleados en la evaluaci´n de los miso mos. Ambas categor´ de manejo tienen como componente de fondo, y ıas de manera expl´ ıcita, a las ecuaciones de campo del flujo y/o transporte en fuentes de superficie y subterr´nea, de cuyo caso se desprenden esquea mas m´s integrales. Con los modelos hidr´ulicos es posible dar cuenta, de a a manera impl´ ıcita, con los aspectos econ´micos y esfuerzos hidr´ulicos exo a ternos, de interacciones de superficie y subsuperficie; los primeros entran como restricciones y los segundos en la ecuaci´n de campo del sitio. o
´ 3. Ejemplos de aplicacion

100 95 90

210 200 190

85 180 80 170 75 70 65 60 55 50 45 40 100 35 90 30 25 20 80 70 60 50 160 150 140 130 120 110

Consid´rese como ejemplo un acu´ e ıfero que ocupa una regi´n Ω en el espacio o R3 ; cada punto x ∈ Ω tiene las componentes (x1 , x2 , x3 ). El intervalo (0, T ) representa el lapso de tiempo de estudio del flujo en el acu´ ıfero. El balance f´ ısico de masa y de momentum (ecuaci´n de Darcy) establece que, o ∂ ∂h ∂ ∂h ∂ ∂h ∂h Kxx + Kyy + Kzz −w =S , ∂x ∂x ∂y ∂y ∂z ∂z dt para x ∈ Ω, t ∈ (0, T ), en donde Kii es la conductividad hidr´ulica en a los ejes principales, h es el nivel piezom´trico, W representa las fuentes e (signo positivo) y los sumideros (signo negativo) y S es el almacenamiento espec´ ıfico. La ecuaci´n anterior, m´s las condiciones inicial y de frontera, pueden o a ser resueltas mediante procedimientos de diferencias o elemento finito, con
13

15 10 5 0

◦C

40

◦F

´ J. D. MART´ INEZ NAJERA, P. TALAMANTES CONTRERAS Y C. FLORES IBARRA

100 95 90

210 200 190

85 180 80 170 75 70 65 60 55 50 45 40 100 35 90 30 25 20 15 10 5 0 80 70 60 50 160 150 140 130 120 110

lo que se obtiene la versi´n discreta del modelo de manejo (1). En este o caso la funci´n objetivo puede ser la suma de abatimientos o de niveles o piezom´tricos en cada pozo del acu´ e ıfero (v´ase Maddock, 1972); tambi´n e e puede combinarse con los gastos de operaci´n y de conducci´n para obtener o o esquemas de manejo m´s completos. a A los modelos de manejo hidr´ulico, por lo general se les clasifica (Bacha mat et. al., 1980; Gorelick, op. cit.; Yeh (op. cit., y Mays, 1992) como procedimientos de embebimiento y de matriz de respuesta. Los de embebimiento incorporan las ecuaciones del modelo de simulaci´n de manera dio recta en el esquema de optimizaci´n; el procedimiento presenta limitaciones o cuando el problema se hace inmanejable (al respecto v´anse los trabajos de e Aguado, 1979 y Willis-Newman, 1977). Por su parte, los procedimientos de matriz de respuesta aprovechan el principio de superposici´n en la ecuaci´n o o de flujo anterior para construir la respuesta natural del sistema, lo que conduce a esquemas de optimizaci´n m´s tratables; las limitaciones del m´todo o a e son que es exacto para acu´ ıferos confinados y aceptable para acu´ ıferos libres con peque˜os abatimientos (se hacen correcciones cuando se necesitan); la n otra limitante es que la matriz de respuesta debe ser recalculada cuando las condiciones de frontera y escenarios son modificados con respecto al m´todo e (v´anse los trabajos de Maddock, 1972; Maddock-Haimes, 1975, Morele Seytoux, 1975, Morel-Seytoux et. al., 1980; Illangasakare-Morel-Seytoux, 1982; Heidari, 1982, y Willis, 1984). Se ha experimentado con variantes de los procedimientos de embebimiento y de matriz de respuesta, los cuales consisten en el acoplamiento de la simulaci´n matem´tica con el optimador, en cuyo caso el simulador o a resuelve impl´ ıcitamente para el segundo. Gorelick et. al. (1984) aplicaron el procedimiento para el dise˜o de estrategias de rehabilitaci´n de acu´ n o ıferos contaminados. El modelo de manejo es capaz de determinar la localizaci´n o y magnitudes de bombeo de los pozos, as´ como los gastos de inyecci´n para ı o el control de la calidad del agua. Como segundo ejemplo consid´rese el caso e del problema de optimizaci´n para sistemas de distribuci´n de agua en el o o formato de la ecuaci´n (1); las variables son la presi´n nodal H, el flujo en o o tuber´ Q, la elevaci´n de tanques E y las operaciones de bombeo D. El ıas o objetivo es minimizar los costos de energ´ Ω. Minimize ıa Ω = f (H, Q, D), con las siguientes restricciones: Conservaci´n de flujo y energ´ o ıa: Operaci´n del bombeo: o Cotas de presi´n nodal: o G(H, Q, D, E) = 0, w(E) = 0, H ≤ H ≤ H,
14

◦C

40

◦F

´ ´ SISTEMAS HIDROLOGICOS ACOPLADOS CON ESQUEMAS DE OPTIMIZACION

Cotas de tiempos de operaci´n: o Cotas de sobreelevaci´n de tanques: o

D ≤ D ≤ D, E ≤ E ≤ E.

Se han aplicado conceptos de control y control ´ptimo (Mart´ o ınez N´jera, a 1992), en los modelos de manejo del agua subterr´nea. Fundamentalmente a el control ´ptimo es guiar el sistema, controlando las entradas, para generar o una salida prestablecida mientras que los ´ ındices de comportamiento (objetivo) son optimizados. El enfoque tiene como marco la programaci´n dio ferencial din´mica; Jones et. al. (1987) marca un inicio de la tendencia y a es seguido por Culver-Shoemaker (1992). (Al respecto v´anse Willis-Yeh, e 1987, y Yeh, op. cit.) en donde se presentan revisiones y avances de las metodolog´ ıas.) En nuestro pa´ se presentan los dos tipos de problemas fundamentales ıs relacionados con la cantidad y calidad del agua disponible y sus complejidades inherentes asociadas. Como evidentemente puede ser observado, la problem´tica no se resuelve considerando por separado los aspectos legales a y t´cnicos del asunto; es necesario una participaci´n multidisciplinaria. Ene o tre los trabajos efectuados se cuentan los de Ch´vez et. al. (1989 y 1992), a Mart´ ınez-Ch´vez (1992) y Mart´ a ınez N´jera (1992 y 2002). a Como tercer ejemplo se presenta el problema de control para el transporte de solutos en acu´ ıferos; el balance de masa para sustancias disueltas en el campo de flujo subterr´neo establece que, a R ∂ ∂C ∂C = Dij ∂t ∂xi ∂xj − ∂ W ρ (vI C) + Cs − λ C + b Cm , ∂xi θ θ

100 95 90

210 200 190

85 180 80 170 75 70 65 160 150 140 130 120 110 100 35 90 30 25 20 15 10 5 0 80 70 60 50

para x ∈ Ω, t ∈ (0, T ) donde C es la concentraci´n disuelta del contamio nante en el agua, Cs es la concentraci´n del contaminante en las fuentes o o sumideros, Cm es la concentraci´n absorbida de contaminante por el medio, o ρb es la densidad total del medio poroso, λ es la constante de reacciones qu´ ımicas de primer orden, Dij son las componentes del coeficiente de dispersi´n, vI es la velocidad promedio de Darcy, W es el flujo volum´trico o e de agua por unidad de volumen (las fuentes tienen signo positivo y los sumideros signo negativo), R es el factor de retardaci´n y θ es la porosidad o del acu´ ıfero. Como es usual, el problema asociado de valores inicial y a la frontera se completa imponiendo la condici´n inicial C(x, 0), m´s las condio a ciones de frontera que en general pueden ser de tipo Dirichlet, Neumann o mixtas. En Mart´ ınez N´jera (2002) se impone una cota m´xima sobre la a a concentraci´n disuelta de contaminante, que se relaciona directamente con o los est´ndares de calidad del agua; el m´todo permite construir esquemas a e de rehabilitaci´n de acu´ o ıferos contaminados por substancias disueltas. El procedimiento puede ser clasificado del tipo de embebimiento, en donde las
15

60 55 50 45 40

◦C

40

◦F

´ J. D. MART´ INEZ NAJERA, P. TALAMANTES CONTRERAS Y C. FLORES IBARRA

restricciones se imponen sobre la concentraci´n del soluto y la soluci´n del o o problema consiste en encontrar la funci´n de concentraci´n que satisface el o o balance de masa, condiciones de contorno y restricciones impuestas.
´ 4. Conclusion

100 95 90

210 200 190

85 180 80 170 75 70 65 60 55 50 45 40 100 35 90 30 25 20 15 10 5 0 80 70 60 50 160 150 140 130 120 110

El enfoque de los esquemas de manejo permite proponer soluciones de los problemas originados por la explotaci´n del agua, as´ como dise˜ar procedio ı n mientos de rehabilitaci´n de fuentes superficiales, suelo y mantos acu´ o ıferos contaminados con el empleo de la modelaci´n matem´tica y la asistencia o a t´cnicas num´ricas de soluci´n. Las variables de estado son la topograf´ e e o ıa y los modelos de terreno, tirantes, niveles piezom´tricos, el bombeo, grae dientes y esfuerzos hidr´ulicos, condiciones de contorno, par´metros, flua a jos, concentraciones de contaminantes, etc. El potencial y las restricciones del sistema natural son manejados en las ecuaciones de campo del sitio, regi´n o subcuenca, mientras que en los esquemas de optimizaci´n se toman o o en cuenta las restricciones econ´micas, legales, tarifas, est´ndares de calio a dad del agua, constructivos de las redes de distribuci´n y abastecimieno to, etc. El punto de vista parece promisorio para abordar los problemas de manejo, sobreexplotaci´n y rehabilitaci´n en subcuencas. Los aspectos o o metodol´gicos de soluci´n pueden establecerse en programas de computao o dora. El enfoque consiste en 1 ) la identificaci´n del problema originado por o el bombeo excesivo y/o contaminaci´n, 2 ) dise˜ar los procedimientos de o n soluci´n, 3 ) caracterizar hidrol´gicamente la regi´n y determinar las ecuao o o ciones de campo involucradas, 4 ) realizar el acoplamiento de las ecuaciones de campo con los esquemas de manejo y 5 ) establecer el procedimiento de soluci´n del problema planteado. o
Referencias

◦C

40

◦F

[1] Aguado, E., “Optimization Techniques and Numerical Methods for Aquifer Management”, Ph. D. Dissertation, Stanford University, Stanford, CA., 1979. [2] Bachmat, Y., J. Bredehoeft, B. Andrews, D. Holtz y S. Sebastian, “Groundwater Management: The Use of Numerical Models”, Water Resour. Monogr. Ser. 5, AGU, Washington, D.C., 1980. [3] Ch´vez, A. y S. Castro, “Optimizaci´n del bombeo en el acu´ a o ıfero de Villa de Reyes, San Luis Potos´ Ingenier´ Hidr´ulica en M´xico, ı”, ıa a e 1992. [4] Ch´vez, A., M. Hern´ndez, y S. Castro, “Modelaci´n digital y optia a o maci´n de acu´ o ıferos”, Ingenier´ Hidr´ulica en M´xico, 1989. ıa a e
16

´ ´ SISTEMAS HIDROLOGICOS ACOPLADOS CON ESQUEMAS DE OPTIMIZACION

[5] Culver, T. y C. Shoemaker, “Dynamic Optimal Control for Groundwater Remediation with Flexible Management Periods”, Water Resources Research 28 (3), 1992. [6] Gorelick, S.M., “A Review of Distributed Parameter Groundwater Management Modeling Methods”, Water Resources Research 19 (2), 1983. [7] Gorelick, S.M., C.I. Voss, P.E. Gill, W. Murray, M.A. Saunders y M.M. Wright, “Aquifer Reclamation Design: The Use of Contaminant Transport Simulation Combined with Nonlinear Programing”, Water Resources Research 20 (4), 1984. [8] Heidari, M., “Application of Linear System’s Theory and Linear Programming to Groundwater Management in Kansas”, Water Resour. Bull. 18 (6), 1982. [9] Illangasekare, T. y H.J. Morel-Seytoux, “Stream-Aquifer Influence Coefficients as Tools for Simulation and Management”, Water Resour. Res. 18 (1), 1982. [10] Jones, L.C., R. Willis y W.W. Yeh, “Optimal Control of Nonlinear Groundwater Hydraulics using Differential Dynamic Programming”, Water Resour. Res. 23 (11), 1987. [11] Maddock III, T., “Algebraic Technological Function from a Simulation Model”, Water Resour. Res. 8 (1), 1972. [12] Maddock III, T. y Y.Y. Haimes, “A Tax System for Groundwater Management”, Water Resources Research 11 (1), 1975. [13] Mart´ ınez N´jera, J.D., “Simulaci´n num´rica de problemas de control a o e asociados a la ecuaci´n hiperb´lica-parab´lica de adecci´n-difusi´n”, o o o o o Tesis de Maestr´ IGF, UNAM, 1992. ıa, [14] Mart´ ınez N´jera, J.D. y A. Ch´vez, “Tercera opci´n de optimizaci´n a a o o del bombeo en el acu´ ıfero de Villa de Reyes, S.L.P.”, Rep. T´c. CFE/ e ST/GEIC/SEG, 1992. [15] Mart´ ınez N´jera, J.D., “Dise˜o de algoritmos para su uso en el cona n trol del transporte de solutos en acu´ ıferos contaminados”, Ingenier´ ıa Hidr´ulica en M´xico XVII (2), abril-junio, 2002. a e [16] Mays, L.W. y Y.K. Tung, Hydrosystems Engineering and Management, McGraw-Hill Inc., Nueva York, 1992. [17] Morel-Seytoux, H.J., “Optimal Legal Conjunctive Operation of Surface And Ground Waters”, Segundo Congreso Int. Water Resour. Assoc., Nueva Delhi, India, 1975. [18] Morel-Seytoux, H.J, G. Peters, R. Young y T. Illangasekare, “Groundwater Modeling for Management”, Paper presented at the International Symposium on Water Resource Systems, Water Resour. Dev. Training Center, University of Roorkee, Roorkee, India, 1980. [19] Willis, R., “A Unified Approach to Regional Groundwater Management in Groundwater Hydraulics”, Monogr. Ser., J.S. Rosenshein y G.D.
17

100 95 90

210 200 190

85 180 80 170 75 70 65 60 55 50 45 40 100 35 90 30 25 20 15 10 5 0 80 70 60 50 160 150 140 130 120 110

◦C

40

◦F

´ J. D. MART´ INEZ NAJERA, P. TALAMANTES CONTRERAS Y C. FLORES IBARRA

Bennett (Eds.), American Geophysical Union, Washington, D.C., 1984. [20] Willis, R. y B.A. Newman, “Management Model for Groundwater Development”, Journal of Water Resources Planning and Management Div. Am. Soc. Civ. Eng. 103 (WR1), 1977. [21] Willis, R. y W.W. Yeh, Groundwater Systems Planning and Management, Prentice-Hall, Englewood Cliffs, N.J., 1987. [22] Yeh, W.G., “Groundwater systems”, en Water Resources Handbook, L.W. Mays (Ed.). McGraw-Hill, Nueva York, 1996.

100 95 90

210 200 190

85 180 80 170 75 70 65 60 55 50 45 40 100 35 90 30 25 20 15 10 5 0 80 70 60 50 160 150 140 130 120 110

◦C

40

◦F

18