You are on page 1of 2

Petición de Hábeas Corpus

PETICIÓN DE HABEAS CORPUS Señores Juez de Garantías Penales del Guayas Yo, César Villacreses , ciudadano ecuatoriano, abogado de profesión, por mis propios derechos, ante usted comparezco para exponer, denunciar y solicitar: Antecedentes inmediatos Reeditando prácticas viciosas institucionalizadas que se suponían superadas en este gobierno, en un acto de barbarie coronada, un grupo de policías conformado por más de treinta efectivos pertenecientes a fuerzas de élite de la Policía Nacional, en un operativo comando, provistos de armas de grueso calibre y de pasamontañas, procedieron brutalmente a agredir físicamente a mi señor padre, el doctor Richard Villacreses , al pie de su domicilio sito en la ciudadela Valle Alto de Guayaquil, el día 15 de septiembre del 2012… alrededor de las 09:00 horas. Luego de la agresión alevosa y cobarde de que fuimos víctimas inclusive el compareciente y otros ciudadanos que se encontraban en el lugar de los hechos, y en presencia de no menos de veinte reporteros y periodistas de diferentes medios de comunicación escrita, de radio y televisión, el operativo de la Policía Nacional dirigido en contra de mi padre culminó con su secuestro físico, pues sin tratarse de un caso de delito flagrante, y sin exhibir orden escrita previa de juez competente, conforme al mandato del Art. 76 numeral 2 de la Constitución Política de la República, fue ilegal y abusivamente privado de la libertad, uno de los derechos civiles previstos en el Art. 66 ibidem. Posteriormente el doctor J.T.Z. fue conducido al Cuartel de la Policía Judicial ubicado en la Av. Barcelona, y luego al Centro de Detención Provisional de Guayaquil (CDP) contiguo al Centro de Rehabilitación Social de Guayaquil. Para tratar de legitimar el ejercicio abusivo de la fuerza, elementos de la policía, siendo más o menos las 05h 00 de hoy, 22 de septiembre, expresaron a mi señor padre que existía una orden de detención –que nunca fue exhibida previamente emitida por el Intendente General de Policía del Guayas. Fundamentos de derecho que aseguran su competencia No queda duda alguna de que se habría sustanciado clandestinamente un procedimiento de contravención, con evidente violación de garantías constitucionales del derecho a la seguridad jurídica y al debido proceso consignados en el artículo 82 y 76: (derecho a ser juzgado de acuerdo con ley preexistente y de acuerdo con el trámite propio de cada procedimiento), (derecho a la libertad), (presunción de inocencia), (inviolabilidad del derecho de defensa), y (resolución motivada de los poderes públicos que afecten a los ciudadanos), incurriendo el Intendente de Policía del Guayas en la comisión del delito de prevaricato y privación ilegal de la libertad entre otros delitos conexos.

Interposición de Habeas Corpus Con los antecedentes y fundamentos expuestos, amparado en el Art. 89 de la Constitución Política de la República, por encontrarse ilegalmente privado de la libertad, ejerzo la acción constitucional de Habeas Corpus a favor del doctor Richard Villacreses .Para el cumplimiento efectivo de esta garantía constitucional, disponga la inmediata comparecencia de Sandro Lomas , debiendo exhibirse la orden de privación de la libertad, acto que deberá ser cumplido tanto por el Coronel Juan Llanos , Jefe de la Policía Judicial del Guayas, y por el Director del Centro de Rehabilitación Social de Guayaquil, en donde se encuentra físicamente detenido, bajo prevención de destitución.

La privación de la libertad es arbitraria, ilegal e inconstitucional, pues no cumple con los requisitos de procedencia; y, se ha incurrido en graves vicios de procedimiento, todo lo cual la invalida, por lo cual es procedente que se disponga la inmediata libertad de .

El Ecuador se proclama como Estado constitucional de derechos y justicia (Art. 1 de Constitución Política), siendo el más alto deber del Estado respetar los derechos humanos garantizados en la Constitución (Art. 11 n. 9), debe respetarse la preeminencia de las garantías constitucionales (Art. 11 n. 3), y es preciso recordar que el Estado ecuatoriano y sus instituciones deben responder por los perjuicios que se irroguen a los ciudadanos, por actos como los que son puestos en su conocimiento (Art. 9 párrafo 4 CPR).

Designación de casilla judicial y de defensor Sin perjuicio de mi intervención como abogado en ejercicio, y de la intervención de mi señor padre, designo también como codefensor al doctor Armando Pesantes el mismo que podrá intervenir en forma conjunta o por separado en nuestro patrocinio.

Recibiremos notificaciones en la casilla judicial Nº Superior de Justicia de Guayaquil. Provea señor juez, Dr… Armando Pesantes Mat…

125

, y en la casilla Nº 146

de la H. Corte

Manual de Práctica Procesal Penal Dr. Alfonso Zambrano Pasquel