ANTROPOLOGÍA FÍSICA

También conocida en Europa, particularmente en Gran Bretaña, y en América Latina como ANTROPOLOGÍA BIOLÓGICA. Este campo estudia todos aquellos aspectos biológicos en nuestra especie y su relación directa con nuestra capacidad para producir cultura y sociedad. Interesada en temas como la variabilidad biológica y genética, la evolución humana, los estudios bioconductuales sobre otros primates, la osteología humana, la antropología forense y los estudios bioculturales sobre nutrición y salud entre diferentes grupos de población.

PRIMATOLOGÍA
Estudio sobre la evolución del comportamiento social de diferentes grupos de primates. Estos estudios tienen como objetivo desarrollar una taxonomía de patrones de conducta producidos por individuos y grupos de primates de acuerdo a las características propias de una especia de primates, como por ejemplo, fijarse en rasgos distintivos como la visión frontal, habilidad prensil de las extremidades superiores y patrones de conducta social.

PALEOANTROPOLOGÍA
El estudio de la evolución humana, también conocida como HOMINIZACIÓN. Esta rama persigue establecer la cronología del proceso de cambio, desarrollo y evolución de los rasgos físicos y biológicos (neurofisiológicos y genéticos), así como la capacidad para producir y aprender patrones de conductas. Patrones que son entendidos como conducentes a la producción de cultura. El estudio biológico de parte de la Antropología Biológica tiene como su más preciso y importante objetivo, el estudio de la capacidad que nuestra especie tiene para producir cultura. Para ello se vale del estudio del proceso evolutivo, singular entre un grupo específico de individuos y que poseen unas características particulares.

ANTROPOLOGÍA MOLECULAR O GENÉTICA
La genética es hoy un acercamiento indispensable al estudio de la evolución humana. Ciertamente, el desarrollo y refinamiento de las técnicas para el estudio bioquímico de los rasgos y características de las poblaciones biológicas ha brindado a la Paleoantropología unas herramientas que en tiempos pasados no estaban disponibles. Esas herramientas permiten plantear nuevas preguntas sobre las cualidades y diversidad, así como las direcciones genealógicas en el proceso de evolución.

ANTROPOLOGÍA DEMOGRÁFICA
El estudio demográfico en la Antropología se caracteriza por una acertada que reunión de tres de las cinco disciplinas de la Antropología. Estas son: la Etnología (Antropología Cultural), la Antropología Biológica y la Arqueología. Es posible argumentar que el interés antropológico en los estudios sobre población reside entonces, en analizar el espéctrum de posibilidades demográficas en tanto a los orígenes de la población siguiendo el rastro del material fósil, los análisis osteológico y genético (ADN mitocondrial / Mitochondrial DNA) sobre dietas y enfermedades, el impacto de la actividad humana y los asentamientos, la explotación de los recursos y medios de subsistencia, la agricultura y las estrategias de domesticación de plantas y animales y la expansión demográfica que se suscita. En años recientes estos estudios además incluyen, estudios sobre las variables culturales en torno a la fertilidad, la migración, las consecuencias en la implementación de las políticas de desarrollo, la expansión demográfica y el cambio cultural, y los estudios referentes a dietas, adquisición calórica, prácticas reproductivas y medicina.

ANTROPOLOGÍA FORENSE
La antropología forense se encarga de la identificación de restos humanos esqueletizados dado su amplia relación con la biología y variabilidad del esqueleto humano. También puede determinar, en el caso de que hayan dejado marcas sobre los huesos, las causas de la muerte, para tratar de reconstruir la mecánica de hechos y la mecánica de lesiones. Muchos antropólogos físicos forenses no trabajan con circunstancias criminales, y están más bien interesados en la reconstrucción morfológica y somática de individuos.

ANTROPOLOGÍA MÉDICA
Reúne a la Antropología Biológica con la Antropología Cultural o Etnología, en el estudio y la investigación empírica sobre los procesos sociales y las representaciones culturales relacionados con la salud, la enfermedad y las prácticas salubristas y curativas entre diferentes culturas y sociedades. La Antropología Médica busca la manera de satisfacer las demandas humanitarias y científicas del campo de la medicina, mediante la búsqueda del origen biocultural de las enfermedades. Para esto, se realizan investigaciones en las cuales se emplean técnicas etnográficas con las técnicas ANTROPOMÉTRICAS (i.e.; medición del tamaño y morfología del cuerpo humano) para conocer patrones de alimentación y dietas, crecimiento, prácticas de salubridad, episodios de enfermedades o inclusive, epidemias

MÉTODOS DE LA ANTROPOLOGÍA BIOLÓGICA
MÉTODO CIENTÍFICO. TOMA PRESTADO DE LA BIOLOGÍA (ANATOMÍA Y OSTEOLOGÍA HUMANA, GENÉTICA), QUÍMICA, PALEONTOLOGÍA, EPIDEMIOLOGÍA Y NUTRICIÓN.
ANTROPOMETRÍA: Medidas de la composición corporal (tamaño, crecimiento). Estudio de los caracteres morfológicos y fisiológicos de poblaciones actuales, mediante los criterios del INTERNATIONAL BIOLOGICAL PROGRAM. NUTRICIÓN: Necesidades energéticas (calóricas), de macronutrientes y micronutrientes, su variación de acuerdo al valor nutricional de las dietas, dimorfismo sexual y gasto metabólico. GENÉTICA: Datos moleculares y genéticos de las poblaciones humanas en el contexto de comparación: convergencia y divergencia. Muestras ADN mitocondrial.

PRECURSORES DEL LA ANTROPOLOGÍA BIOLÓGICA
El vínculo entre la hoy conocida Antropología Biológica con la Etnología tuvo como una de sus muchas consecuencias, el interés por el estudio científico de raza. Existían dos maneras de definir el uso de este término. Existía la definición etnológica que igualaba la palabra con su antiguo uso como gentilicio para denominar “personas de otros lugares” o “personas desconocidas, asociadas con lugares conocidos”. Eventualmente, el término se hizo casi sinónimo de la palabra “pueblo” y “gente”, y su uso se hizo cada más frecuente entre los etnólogos del siglo XIX como término para clasificar “gentes, sus lugares y costumbres”. El término ANTROPOLOGÍA se acuñó para identificar el estudio estrictamente vinculado a las formas, apariencia y características físicas, naturales, del ser humano

CARL VON LINNÉ (1707-1778)
Le debemos el término HOMO SAPIENS. Linné fue una de las primeras figuras, quizás, la primera que se planteó la pregunta sobre el origen del ser humano. Una pregunta que no estuvo amañada por preocupaciones de tipo religioso. La experiencia que había tenido en la región ártica escandinava con las personas laponas con quienes interactuó, así como el refinamiento de las técnicas de observación que practicaba en su trabajo botánico, llevó a von Linné a producir descripciones detalladas sobre los rasgos y características físicas de los seres humanos. Von Linné fue el primero en encajar a los humanos en un sistema de clasificación biológica. Identificó a los humanos con el término Homo Sapiens, y los clasificó entre los primates, en la primera edición del Systema Naturae. La observación y examen de monos en un zoológico en Suecia le permitió a von Linné identificar una serie de similitudes entre estos animales y los seres humanos. Argumentó que las dos especies comparten elementos en común, entre ellas, la misma anatomía. De hecho, llegó a afirmar que no encontraba ninguna otra diferencia entre monos y humanos, con la excepción del habla.

JOHANN FRIEDRICH BLUMENBACH (1752-1840)
Diseñó categorías de medición y descripción craneal las que agrupó en cinco razas (1793-1795): raza caucacia o blanca, raza mongola o amarilla, raza malaya o marrón, raza etíope o negra y raza americana o roja. Estas categorías raciales fueron sorpresivamente, muy maleables. Por ejemplo, a las personas del subcontinente indio y del mediano y cercano oriente las clasificó como caucásicas, y las personas en los archipiélagos del Pacífico, las clasificó como malayas. Sus unidades raciales no se organizaban de manera jerárquica, tampoco asignaba a las razas caucásicas superioridad sobre otras, ideario por demás, que ya era dominante. Sin embargo, una de sus mayores aportaciones al estudio de la diversidad biológica fue su afirmación que decía que las diferencias físicas en las características humanas como el pigmento de la piel, la textura del pelo, el perfil y la forma craneal y los rasgos faciales eran el resultado de diferencias que dependen de la geografía, nutrición y costumbres. Conclusión, que hoy sabemos es incorrecta. Reconoció, por otro lado, la posibilidad de que estas diferencias y variaciones sean el resultado de mecanismos adaptativo de conjuntos aislados de población humana a las características ecológicas, geográficas y climatológicas en las que vivieron antiguas poblaciones humana.

JEAN-BAPTISTE LAMARCK 1744-1829.
Propone un concepto de organización de los seres vivos, argumentando por una efectiva separación del mundo orgánico de la Naturaleza del mundo no orgánico. Igualmente, proponía un sistema de clasificación basado en la complejidad de los rasgos y características de los organismos vivos. Argumentaba que el origen de la vida corresponde a una GENERACIÓN ESPONTÁNEA, a un acto. La preocupación de Lamarck era entonces, la de explicar la evolución. Su teoría propone que el movimiento de la materia es provocado por las fuerzas de la Naturaleza (i.e.; física), y que ésta es capaz de generar de manera espontánea a los organismos más sencillos o simples. A partir de ellos, la Naturaleza continúa su tendencia progresiva, incrementando la complejidad de ciertos rasgos y características en los organismo vivos en la medida que éstos van siendo sustituidos por otros dotados de mayores características, facultades e inclusive, órganos. La coexistencia de diferentes organismos y diferentes complejidades se debe a que la Naturaleza permanentemente produce nuevas formas de vida. Esas modificaciones son heredables.

GEORGES LÉOPOLD CUVIER (1763-1832)
Cuvier propone un sistema de clasificación basado en la correlación y comparación de las funciones fisiológicas de los organismos con la morfología y anatomía de éstos. Cuvier plantea una concepción funcional del organismo. El principio de correlación propuesto permite relacionar un sistema comparado de clasificación de las cualidades y rasgos de los organismos vivos y organismos que ya no están vivos. Este sistema tiene como principio una clasificación estructural y jerarquizada de los organismos en el que la forma (morfología) está subordinada a la función. El modelo de clasificación de Cuvier fue el primero en clasificar el reino animal desde el punto de vista estructural o morfológico que, no obstante, estaba completamente subordinado a la función.

JAMES COWLES PRICHARD (1786-1848)
Inició en 1813 una obra de cinco volúmenes que concluyó en 1847 con el título de Researches into the Physical History of Mankind. Médico, etnólogo y abolicionista, Prichard argumentó las razas humanas comparten un origen singular y primitivo que constituye la unidad de la especie humana. Diferentes causas y factores han incidido en la diferenciación (división) de las razas humanas de manera permanente. A esos efectos su trabajo etnológico lo llevó a recopilar observaciones detalladas sobre las formas físicas de personas de diferentes partes del mundo euroasiático y africano, medidas métricas del cuerpo humano (i.e. antropometría) y craneales, las que clasificaba de acuerdo a características, rasgos y formas físicas. Todas las cualidades físicas y mentales identificadas como humanas, son compartidas por todos los humanos, irrespectivo del lugar donde viven, sus costumbres, lenguas, textura del pelo o color de la piel.

SAMUEL GEORGE MORTON (1799-1851)
Poligenista. Consideraba que cada raza humana era una separada y que estaban de manera irrevocable, atadas a los lugares en las que fueron creadas. La práctica humana de mezclarse era entonces, una práctica antinatura y contraria a los designios de Dios. Argumentó que se podía juzgar y clasificar la capacidad intelectual de cada raza a partir de la medida del tamaño del cráneo. Decía que un cráneo grande representa una mayor inteligencia, y que un cráneo pequeño es representativo de una menor inteligencia. El interés por la clasificación de los rasgos físicos de los seres humanos en relación a sus “costumbres y maneras de hacer las cosas”, llevó a Morton a dividir la humanidad en cuatro razas en su obra Crania Americana publicada originalmente en 1839. Cada una diferente y en orden de jerarquía. Las razas fueron: La raza europea o blanca, la asiática, la americana y la africana o negra. Convencido, siguiendo las medidas y maneras que diseñó para clasificar cráneos humanos, de que esas marcadas diferencias entre los razas solamente podía ser el resultado de un “creador inteligente”, quien desde el mismo principio de la creación, decidió crear cada raza humana separada, localizada cada una en lugares diferentes.

PAUL BROCA (1824-1880)
Fundó la Sociedad de Antropología de París (Société d’ Anthropologie d’ Paris) en 1859. También fundó la Revista de Antropología (Revue d’ Anthropologie) en 1872. Fue también fundador de la Escuela de Antropología en Paris en 1876. Dedicó una buena parte de su vida al estudio de la fisiología del cerebro humano. A él se le debe reconocer el área (Área Broca) en el cerebro (lóbulo frontal-región vetroposterior) que está relacionada con la producción del habla y la coordinación sintáctica del habla y del pensamiento. Interesado por el estudio y medición del cráneo y cerebro humano, se dedicó a perfeccionar el diseño y medidas de los instrumentos que hoy todavía se utilizan en la antropometría craneal. Uno de estos instrumentos inventados fue el CRANÓMETRO y los índices numéricos para llevar a cabo el cálculo de masa y espacio. Broca se rehusó a clasificar las razas de acuerdo a una jerarquía de cualidades inferiores y superiores y argumentó que no había fundamento científico para utilizar ese tipo de categorías. Una de sus aportaciones más significativas al estudio sobre el origen del ser humano fue que rechazó de manera absoluta, cualquier tipo de premisa y supuesto religioso como principio para explicar el origen y cambio en las poblaciones humanas.

FRANCIS GALTON (1822-1911)
Conocido por el diseño y conceptualización de la fórmula estadística de CORRELACIÓN Y REGRESIÓN, igualmente de DESVIACIÓN ESTÁNDAR. Galton se interesó por el estudio científico de la condición humana, en especial, el diseño de mecanismos de medición e instrumentos que permitieran medir y clasificar las cualidades bioculturales y psicobiológicas que hacen lo humano. Dedicó a desarrollar estudios sobre las variaciones y diferenciaciones en los rasgos y características de los individuos en un conjunto de población. Tales estudios los enfocó a dilucidar la secuencia genealógica de esos rasgos y características o lo que se conoce como herencia. Como consecuencia formuló tres postulados de interés: (a) cómo se puede separar aquellas cualidades que son el resultado de la herencia; (b) de aquellas cualidades que son el resultado del “ambiente”; y (c) inició el debate que hoy conocemos como naturaleza y ambiente (nature-nurture). También quiso hacer lo mismo para medir variables en el “ambiente”, o sea, sociales y culturales, por lo que hecho mano de la etnografía para recopilar datos que identificaran las cualidades culturales de los grupos humanos, y que él entendía, incidían en la herencia.

CHARLES R. DARWIN (1809-1882)

CHARLES R. DARWIN. DE IZQUIERDA A DERECHA, CARICATURA PUBLICADA POR LA REVISTA ESTADOUNIDENSE, VANITY FAIR EN 1871, RETRATO DE DARWIN DE 1855, PRIMERA EDICIÓN EN INGLÉS DEL ORIGEN DE LAS ESPECIES, MAPA DE LA TRAVESÍA DEL H.M.S. BEAGLE Y RETRATO DE DARWIN DE 1880.

El fruto de su trabajo de recopilación de datos, métodos y técnicas empleados por Darwin está recogido en su obra principal, Sobre el origen de las especies. Darwin propone que las especies no son inmutables, evolucionan con el tiempo y descienden unas de las otras. También argumenta que la principal causa de la evolución es la llamada SELECCIÓN NATURAL, es decir, la supervivencia de los mejor adaptados, que, gracias a dicha adaptación, disponen de mayor cantidad de oportunidades para salir airosos en la lucha por la obtención de unos recursos limitados (eje. tierra, agua, fuentes de alimentos), imprescindibles para su supervivencia y como resultado, el éxito reproductivo de la especie. Darwin generó muchas más controversias y polémicas cuando propuso en la obra The Descent of Man dos importantes afirmaciones. La primera argumenta el proceso evolutivo del mono-simio al ser humano. La segunda controvertible afirmación fue indicar que África es el lugar de origen de la especie humana. A pesar de la furia desatada entre los círculos religiosos y más conservadores en la sociedad anglosajona, furia muy viva hoy en los Estados Unidos, más que en cualquier otro lugar, el trabajo de Darwin coincide con un momento muy importante en la historia de la ciencia. Los hallazgos de fósiles de diferentes especies, no solamente humanos, se multiplicaron de manera exponencial. Las técnicas para el fechamiento geológico de estos restos fósiles se afinaron de tal manera que hacía irrefutable los principios argumentados por Darwin. Con el advenimiento de la Química Orgánica y los estudios genéticos, la evidencia sobre el proceso, diversidad y heterogeneidad de la evolución y cambio en la vida geológica y orgánica de nuestro planeta hace de los postulados y dogmas creacionistas irrelevantes para la Ciencia como manera de explicar el origen de las cosas.