CARL SCHIMITT

La crítica al liberalismo y a la democracia liberal es uno de los núcleos fundamentales del pensamiento de Schmitt. Es significativa en su obra la reiterada referencia a la distinción, separación o contraste entre ambas categorías políticas. Schmitt señalará que durante ciertas etapas históricas, liberalismo,

parlamentarismo y democracia habrían marchado juntos y entremezclados, no habiéndose clarificado los contrastes existentes, pero que en la actualidad (referida a 1923) no se puede ya por más tiempo dejar de considerar la diferencia entre las ideas liberal-parlamentarias y las propias de la democracia de masas, añadiendo que la «creencia en el parlamentarismo, en un government by discussion, pertenece al ámbito de pensamiento del liberalismo y no al de la democracia. Ambos, liberalismo y democracia, deben ser separados uno de otro para que se conozca la estructura heterogéneamente configurada a la que la democracia de masas pone término». La discusión y la publicidad serían los principios del parlamentarismo; el esfuerzo de Schmitt irá dirigido a demostrar que la desnaturalización de tales principios con el desarrollo de la moderna democracia de masas, determinará la ausencia de funcionalidad del sistema parlamentario y la conveniencia de su abandono. Así subraya que cada vez más pequeños comités de los partidos o coaliciones deciden a puerta cerrada el destino de millones de seres, y que en la democracia de masas, con sus partidos sometidos a férrea disciplina, la discusión pública se convierte en una pura fórmula. La legitimidad del parlamento deriva según S. De su capacidad para llegar a decisiones satisfactorias por medio de la discusión pública. La realidad mustra sin embargo, que esa discusión no existe: l Parlamento se muestra incapaz de conciliar los intereses divergntes presentes n la sociedad y éstos tienen que ajustarse en negociaciones llevadas a cabo lejos de los ojos de la opinión pública Además, al deber el diputado fidelidad a su partido, se incumpliría el articulo 21 de la Constitución de Weimar, que señala que «los diputados son representantes del pueblo en su conjunto. Sólo están sometidos a su conciencia y no se hallan vinculados a mandatos».

que poco tiene que ver con la liberal). como por ejemplo la vuelta al mandato imperativo en lugar del representativo respecto a las relaciones entre los representantes y sus partidos políticos. el liberalismo supondría una posición intelectual antipolitica. y tal como tendremos ocasión de desarrollar en estas páginas. no existiendo una teoría liberal de la política. señalaríamos. pero si queremos constatar que muchas de las críticas actuales a las insuficiencias o perversiones de la democracia parlamentaria pueden coincidir con formulaciones expuestas con anterioridad por Schmitt. en cuanto esencialmente política. La realización de la democracia estará vinculada a la supresión del liberalismo y de su producto. El supremo anhelo burgués es el de proteger los derechos individuales frente a la acción del Estado. el Estado burgués de derecho. dirigida a la despolitización y neutralización del Estado.politización de la vida pública efectuada por el liberalismo. Schmitt subraya el carácter individualista del liberalismo. con objeto de emancipar a la sociedad burguesa del Estado. . Se ha escrito que Schmitt elabora su teoría de la política basándose en la interpretación dialéctica de dos movimientos con. su incapacidad para decidir. y el otro la politización o totalización del Estado por la democracia (una idea de democracia. las construcciones liberales no son más que intentos de sustituir por el imperio de las normas el mando y el poder de los hombres concretos. Toda intervención. Lo que el liberalismo acepta del Estado y de la política. consiguiendo ámbitos de actuación libres frente a las intervenciones de los poderes de soberanía y protegiendo las libertades burguesas individualistas. En contraste.No vamos a detenernos aquí en analizar las criticas de Schmitt al funcionamiento de las instituciones de la democracia parlamentaria. uno sería la des.trapuestos pero históricamente condicionados. su concepción optimista de la naturaleza del hombre. por el contrario tiende a disolverse en categorías propias de la ética y la economía. *** Según el pensamiento schmittiano. a dividir al Poder y a minimizar el contenido político del Estado. la concepción schmittiana de la democracia se presentará como radicalmente no liberal. se limitaría a la garantía de las condiciones de la libertad y a la eliminación de los trastornos de la misma. todo ataque a la libertad individual ilimitada en principio. sino más bien una crítica liberal de la misma. a la propiedad privada y a la libre concurrencia se presentaría casi como un acto de violencia. La esencia de la politica es la lucha el liberalismo. Por otra parte. por ello tiende a someter todas las funciones estatales al imperio de la ley.

.]»). Representación e identidad son formas políticas auténticas. Estado cultural. entonces «todos los problemas sociales y económicos se convierten en problemas directamente estatales y ya no se puede distinguir entre una esfera de cosas estatal política y otra social apolítica [JI La sociedad hecha Estado se transforma en Estado económico.. hacia una forma política consecuente. Schmitt propondrá el giro hacia el Estado total. pasando por el Estado neutral liberal típico del siglo xix. Nuestro autor aludirá a un largo proceso histórico que transcurre en tres etapas: desde el Estado absoluto de los siglos xvii y xviii.. hasta llegar finalmente al Estado total caracterizado por la identidad entre el Estado y la sociedad. En el Estado hecho autoorganización de la sociedad no existe justamente nada que por lo menos en potencia no sea estatal y político». Este desarrollo. la del principio de identidad. típica del pensamiento liberal...] wird der Staat zur Selbstorganisation der Gesellschaft [. El Estado hecho autoorganización de la sociedad y que por consiguiente ya no puede separarse de ella por su objeto. fundado en la desaparición de tal separación. coincidirá con la evolución desde el Estado de representación pasando por el Estado burgués de derecho hasta el Estado de identidad.Frente a la idea de separación entre Estado y sociedad. «ya no hay esfera alguna frente a la cual el Estado pudiera quedarse absolutamente neutral. abarca todo lo social. con la consecuencia de que al convertirse el Estado en la autoorganización de la sociedad ([. que aun coincidiendo en algunas etapas históricas seguirán distintas direcciones. llegando a ser antitéticos. hacia el Estado total. como fenómeno intrínsecamente insostenible. La Revolución francesa habría supuesto un proceso contra la monarquía absoluta y tuvo la doble significación de constituir la aparición del movimiento liberal y democrático. Estado de protección. y poniendo término a las neutralizaciones y despolitizaciones liberales. Totalidad y politización: el Estado total Así pues. . es decir sin intervenir [. El movimiento democrático tendería. según Schmitt..]. mientras que el estadio intermedio (el Estado liberal) es considerado por Schmitt como una etapa transitoria. es decir. todo lo que se refiere a la vida común de los hombres». lo que caracterizaría al llamado Estado total sería la desaparición del dualismo entre Estado y sociedad. como veremos.

es decir. siendo el Parlamento el escenario para tal lucha: Así el parlamento. y asocia con el «stato totalitario». que aplica tal categoría a dos tipos diferentes de organización política. refiriéndose al Estado pluralista de partidos. Tal Estado capaz de reivindicar exclusivamente para él los nuevos medios técnicos de poder. y que todo auténtico Estado es un Estado total. tras esta cita. se hace una tribuna del reparto pluralista de los poderes sociales organizados. La consecuencia es que el Parlamento o se hace incapaz de mayoría y de acción por su pluralismo inmanente. En un primer momento (y este es el sentido de los textos de Schmitt de 1931) el autor alemán considerará como Estado total. pues desde . ni enterrar su poder bajo consignas como. por debilidad. al Estado democrático de Bienestar en su encarnación concreta correspondiente al sistema político de Weimar. de una tribuna de exposición y discusión libre para formar una unidad que pudiera transformar los intereses de los partidos en una voluntad suprapartidista. liberalismo. como aquel en que ha desaparecido la separación entre Estado y sociedad. Este modelo sería para Schmitt un Estado total. Estado de Derecho [.12 En 1933 aparecería un importante trabajo de Schmitt aludiendo a un tipo de Estado total en el sentido de la cualidad y de la energía que Schmittt califica de Estado fuerte.]. es decir. añadiendo que «tal Estado puede distinguir entre amigos y enemigos. que intervendría en todos los ámbitos pero por presión de los diferentes grupos y partidos políticos que pugnarían por obtener ventajas. utiliza un doble concepto de Estado total o si se prefiere. como veremos... intentando limitar ante todo y todo lo más posible al adversario más fuerte y más peligroso la posibilidad de hacer lo mismo [. de señalar que Schmitt. una bolsa en la que se negocian las diversas piezas del poder social..]».Parece llegado el momento. «no permitiría en su interior ninguna fuerza enemiga paralizadora o fragmentadora del Estado. o la mayoría ocasional emplea todas las posibilidades legales como instrumentos y medios de conseguir y asegurar su posesión de poder y aprovecha el tiempo de su poder estatal en todas las direcciones. y de acuerdo con la visión de Schmitt que él presenta como un análisis de la realidad política circundante.

Por un lado al llamado Estado pluralista de partidos. acompañando al hombre (afirma Schmitt con cierta dosis de sarcasmo) desde la cuna hasta la sepultura. No está exento de ciertas incoherencias el contenido de este escrito de Schmitt cuando señala. El estado abstencionista. debiendo transigir. insiste en que el Estado de partidos pluralista ha desarrollado el tipo de Estado total por debilidad e incapacidad para resistir los embates de los partidos y de los intereses organizados. sería el blanco de las críticas y desvalorizaciones de Schmitt. La consecuencia es que los partidos en pugna unos con otros politizan de modo total la vida completa del pueblo y lo que para Schmitt sería grave. en todas las esferas de la existencia humana. Este fenómeno de ingrencia dl Estado en ámbitos hasta entoncs exclusivamente sociales es lo que Schmitt llama Estado total. sino un conjunto de partidos totales que pretenden cada uno realizar la totalidad y abarcar totalmente a sus miembros. contentar a todos.hace tiempo los teóricos del Estado saben que lo político es lo total y que lo nuevo son únicamente los nuevos medios técnicos». que en realidad «en Alemania no tenemos hoy en día ningún Estado total. sobre todo en su fase final. otorgar subvenciones y estar al servicio de intereses contrapuestos. que tal tipo de Estado es un Estado que se mueve en todos los sectores. hasta la sociedad funeraria». nuestro autor esboza los rasgos típicos de un Estado. en cierto contraste con lo anterior. ni que decir tiene. Este Estado total. Como síntesis de lo expuesto diremos que Schmitt aplica la categoría de Estado total a dos modelos de organización política distintos. y que es total en un sentido puramente cuantitativo. y que parece inspirarse en algunos elementos del Estado fascista italiano. se refiere Schmitt también al Estado total en el senticto que veníamos anteriormente señalando. que no conoce ningún ámbito libre del Estado. lo es por fortaleza (aus Starke). a través de la asociación gimnástica y del club de bolos. «parcelan la unidad política del pueblo alemán». del mero volumen y no de la intensidad y energía política. limitado a garantizar las condiciones de mercado ha desaparecido. desde la guardería. Y Schmitt refiriéndose a la situación alemana. del que la República de Weimar. El primero es un Estado total por debilidad y su intervención es cuantitativa. Es digno de mención que en el texto de 1933 que comentamos.. sustancialmente autoritario.. . el segundo es presentado como Estado total fuerte y cualitativo. En los países industrializados el Stado es un activo agente conómico.. Por otro.

Por el contrario la politización legítima sría la concincia de la sustancia política del pueblo. La dinámica propia del pluralismo social no daría lugar a una voluntad estatal unitaria. pues. Por ello. A este tipo de concepciones corresponde una visión agnóstica del Estado en virtud del cual ninguna organización debería ser excluida del juego político fueran cuales fueran los objetivos que persiguiera. La categoría iría dirigida contra el sistema de Weimar. uno de los núcleos del pensamiento schmittiano. Politización ilegítima sería para Schmitt aquella que se genera en un proceso de creciente identidad del Estado y sociedad como consecuencia de la lucha pluralista de intereses. manteniendo las instituciones políticas liberalparlamntarias.No han faltado análisis de este doble significado. señala que el concepto de Estado total cumpliría una doble función normativa y descriptiva: por una parte describiría la mala realidad de una totalización democrática de lo político a partir de una sociedad pluralista. mientras que por otra fijaría. el encuentro de la unidad de este pueblo en la comunidad. y en la representación de esta unidad política por medio de la forma organizativa del estado total cualitativo caracterizado por la homogenidad del pueblo El estado arbitral: la búsqueda de un tercero imparcial o de un árbitro neutral que lleva a cabo Schmitt s la conscuncia de una valoración de la situación de la sociedad civil hecha en polémica directa con aquellas teorías que ven con optimismo el pluralismo social. un autor como Martín Jíinicke. los principios de libertad e igualdad son considerados como contrapuestos y . No existiría un compromiso establecido de antemano en virtud del cual el Estado se identificara con unos determinados valores o modelos de la sociedad. la antítesis histórica de una monopolización autoritaria y antipluralista de lo político. si bien de modo indicativo. Así. pero posteriormente se referiría positivamente a la propia opción política de Schmitt. Rhonheimer ha escrito que junto a los dos conceptos de Estado total se hallan dos conceptos de «politización». Los presupuestos de la democracia: homogeneidad e identidad La determinación de la democracia «verdadera». dedicado al estudio del totalitarismo y que sitúa la aportación de Schmitt dentro de la teoría alemana pro-fascista del Estado. M. depurándola de elementos liberales es.

que tal cosa «no sería democracia. De tales afirmaciones el propio Schmitt saca consecuencias. Pero el concepto esencial. Schmitt escribirá que «toda democracia verdadera se apoya en que no solamente lo igual se trata igual. sino que lo desigual se trata desigualmente [. ningún interés especial. y por ello considera necesario elevar la homogeneidad a la categoría de identidad: identidad entre gobernantes y gobernados. interpretando su pensamiento desde la perspectiva schmittiana.) Schmitt se opone claramente a la igualdad de todos los hombres en cuanto hombres. Sin embargo. la homogeneidad nacional. Por ello. y con su método propio. (Es decir. continúa Schmitt. que separe a los . y lógicamente Schmitt acudirá a Rousseau. en caso necesario. Tal construcción. escribirá Schmitt (refiriéndose al Contrato social). el de la volonté générale muestra qué el Estado verdadero según Rousseau. pudiendo. la separación o eliminación de lo heterogéneo»..] A la democracia pertenece necesariamente en primer lugar la homogeneidad y en segundo.únicamente el segundo tendría validez como principio democrático. según el Contrato social no puede existir en el Estado ningún partido. Tal idea procede de un ámbito del pensamiento que presupone intereses contrapuestos. ninguna diferencia religiosa. contiene elementos diferentes incoherentemente yuxtapuestos. la fuerza política de una democracia se manifiesta en eliminar o alejar lo extraño y desigual que amenaza a la homogeneidad. diferencias y egoísmos. convertir en súbditos y no en ciudadanos. sólo existe donde el pueblo es tan homogéneo que domina la unanimidad en lo esencial y. sino moral humanitaria individualista e ideología». del liberalismo. para Schmitt vulneraría los presupuestos de igualdad sustancial. excluir a una parte de la población dominada por el Estado. La fachada es liberal: la fundamentación de la juridicidad (RechtmáBigkeit) del Estado en un pacto libre. la homogeneidad no parece a Schmitt ser suficiente para fundamentar la idea de democracia. La utopía democrática de la humanidad. homogeneidad y posibilidad de exclusión. precisando que respecto a la cuestión de la igualdad se trata de la sustancia de la igualdad que para él no es otra cosa que la pertenencia a una nación determinada. No obstante. que son los presupuestos de su idea de democracia. y que hasta el momento no ha existido ninguna democracia que no haya conocido el concepto de extraño o extranjero (Begriff des Fremden) y haya realizado la igualdad de todos los hombres. no sería forma de Estado.. sin dejar de ser una democracia. la idea de igualdad recibe un tratamiento peculiar. sino un tipo determinado de liberalismo. argumentando con lo que él considera máximo criterio desvalorizador.

fundamentadores de todas las distinciones de auténticas formas políticas. concluyendo. De ella se deriva la identidad de gobernantes y gobernados». sino esencialmente en la homogeneidad. distinguiendo entre una parte que contiene los derechos fundamentales y la división de poderes. siendo éste y no la humanidad el concepto central de la democracia.1 el Contrato social a pesar del título y de la construcción pactista introductoria. sino sólo una serie de límites y controles del Estado. para concluir: «La volonté générale [. un sistema de garantías de la libertad burguesa y de la relativización del poder del Estado». aparecida en 1928. el liberalismo. de gobernantes y gobernados. Carl Schmitt desvaloriza los contenidos de la primera parte.28 Schmitt se vuelve a ocupar de la identidad en su conocida Verfassungslehre. 230). Este es un concepto político y como todo concepto político auténtico debe relacionarse con la posibilidad de una distinción y por ello la democracia política sólo puede basarse en la pertenencia a un pueblo determinado. definiéndola como identidad de dominadores y dominados. en que la igualdad democrática es en esencia homogeneidad y por cierto homogeneidad del pueblo... y que «no implica forma de gobierno alguna. por considerarla expresión de su enemigo favorito. de los que mandan y de los que obedecen (p. es democracia consecuente [.29 Allí alude a que la Constitución moderna consiste en una vinculación y mezcla de principios del Estado burgués de derecho con principios de formas políticas.] es en verdad homogeneidad. los principios de estructura política. Schmitt insistirá en que la forma política propia de la democraciá sólo puede basarse en un concepto específico y sustancial de igualdad. que serían la representación y la identidad. y se dirige siempre al interior. y no hacia fuera...hombres. mientras que asocia identidad con democracia y considera a ésta como elemento político de la Constitución moderna. una vez más. se basa no en el contrato. . La segunda comprendería la sustancia política.

. la fuente de toda fuerza que se expresa en formas cada vez renovadas y que segrega constantemente nuevas formas y organizaciones». 234). Por una parte es algo anterior y por encima de la Constitución. en cuanto portavoz del poder constituyente. posteriormente cuando la burguesía alcanzó el poder sería el proletariado. es el fundamento de todo suceso político. pero por otra se le define negativamente (pueblo): «aquellos que no gobiernan. cit.]». siendo negativamente determinado con referencia al clero y a la nobleza. que no posee instrucción ni riqueza.El pueblo y la unidad política Schmitt no considera al pueblo. en «que no es una instancia estructurada dotada de competencias y que se ocupa de los asuntos públicos». ya que ésta se basa en la decisión política concreta del pueblo dotado de capacidad política (Teoría de la Constitución. ni posición. Madrid. ni ejercen representación. op. . el que aparece como pueblo. es más bien «una magnitud no formada pero que nunca deja de estar en formación. La fuerza y debilidad del pueblo residirán. como una instancia organizada. según Schmitt.. ni ejercitan funciones organizadas de autoridad (.. 1934. p. Schmitt alude a que en la Revolución francesa el Tercer Estado era considerado como el pueblo.

y le permite manifestar su opinión sin abandonar la esfera de lo privado» (Teoría de la Constitución. como el sufragio secreto. p. que sea capaz de decisiones políticas. La consecuencia es que para Schmitt el medio natural absolutamente democrático de manifestar el pueblo su voluntad es la aclamación.. ni discutir. se desarrolla con toda claridad esta idea: El pueblo sólo puede decir sí o no. El liberalismo pretende ignorar al pueblo reunido en cuanto tal. no es de extrañar que Schmitt afirme que «en el sufragio secreto sólo puede elegir candidatos que se le presentan» (Teoría de la Constitución.] la opinión pública aparece y subsiste “inorgánica”. Schmitt. p. hacer de ella una especie de función oficial» (Teoría de la Constitución.Lo que se le pide es que tenga voluntad de existencia política. que además no puede regularse ni transformarse en ningún procedimiento. pero no puede asesorarse. llegando a afirmar Schmitt que «la opinión pública es la forma moderna de la aclamación [. escribe que la fórmula natural de la expresión directa de la voluntad popular es el grito de afirmación o de negación de la multitud reunida. no puede gobernar ni administrar. Pero. respondiendo a las cuestiones fundamentales con un sí o un no. ya que sólo puede representarse lo que está ausente y el pueblo tan sólo existe cuando está inmediatamente presente. sería despojarla de su naturaleza. En un texto de 1932. y aquí empieza realmente a manifestarse su posición subalterna. natural y necesaria de todo el pueblo. pero el liberalismo trata de hacerla imposible. Frente a la grandeza y escenografia de la aclamación. 272).. impedirán el surgimiento de opinión pública. Schmitt proclamará la irrepresentabilidad del pueblo. ni deliberar. Tampoco puede elaborar normas. y permítasenos la ironía. sino únicamente sancionar con su sí el proyecto que se le presente. 241). p. No admite las asambleas populares y la aclamación. La aclamación es una manifestación vital. basta con que tal voluntad se manifieste en unos pocos momentos trascendentales. igual que con la aclamación. Las elecciones son inferiores a la erupción inmediata y la expresión de la voluntad popular. Garantías jurídicas. y que en oposición con el carácter público de lo político. Conectando con aportaciones de Rousseau. «el método de sufragio secreto transforma al ciudadano con derecho a voto en un particular aislado. . Sobre todo tampoco puede hacer preguntas sino que tiene que limitarse a responder con un sí o un no a la pregunta que se le someta. 269).

El Estado en cuanto Estado político sería en cuanto producto de este proceso. entre las que sitúa con carácter preferente a los partidos políticos. en un pueblo que existe políticamente. tanto en cuanto al interior como al exterior. proclive a fáciles manipulaciones de quienes. Por otro lado. tomen las decisiones. portador de la opinión pública y sujeto de aclamaciones. lo político no tendría. sustancia propia. apoyándose en esta comunidad política. Por lo que respecta a la sociedad. El Estado no es en sí mismo político. en el pensamiento schmittiano el concepto de lo político es anterior al del Estado siendo éste un fenómeno histórico concreto. distinguiendo entre pueblo como magnitud no formada. teóricamente el pueblo ocupa una posición de portador del poder supremo. La unidad política sería la unidad suprema en la medida en que sea capaz de evitar que otra unidad subordinada pueda declarar la enemistad. que integraría al pueblo en cuanto sujeto del poder constituyente. 245). y entonces quedaría el pueblo relativizado como cuerpo electoral. y pueblo como entidad organizada y formada por ley constitucional. y el Estado se fundaría.. como conjunto de aquellos que no gobiernan o no son autoridades.. siendo su facultad la de refrendar o rechazar. no regulada en ley constitucional. La voluntad general democrática iría asociada con el poder de un individuo o una minoría para plantear cuestiones al pueblo. Todo puede ser político fundándose en la distinción entre amigo y enemigo. equivaliendo a mayoría simple o cualificada de los electores que hayan emitido el sufragio (p.36 Conviene tener en cuenta que Schmitt concibe al Estado como la «unidad política del pueblo» siendo una de las líneas básicas de su pensamiento la defensa de tal unidad frente a las que él considera fuerzas disgregadoras. En este sentido se ha escrito recientemente que lo político no es ningún ámbito.En el texto al que nos estamos refiriendo. Para Rhonheimer el concepto de politización significa «la movilización de las fuerzas “sustanciales” existentes en el pueblo para alcanzar la unidad política. apoyándose en la aclamación y plebiscitos populares. al politizarse se convertiría en comunidad. Sin embargo. En la concepción de Schmitt. pero a ello acompaña una visión amorfa y desorganizada. que dependería totalmente de tales iniciativas. ninguna sustancia. sino sólo cuando puede distinguir al amigo del enemigo. la autorepresentación de la nación». y que el criterio y el monopolio de lo político es el ámbito que . Schmitt alude a las significaciones de la palabra «pueblo». sino el monopolio sobre la guerra y la paz. y se puede llegar a él desde cualquier ámbito. según nuestro autor. El pueblo aparece como incapaz de gobernarse.

se declara protegido frente a la guerra civil. Por ello se ha opinado que Schmitt construye una teoría neohobbesiana del Estado. la disidencia. haya sido alejada. El estado queda convertido siempre que sea capaz de distinguir entre amigos y enemigos. al «pacificar» (a sangre y fuego si preciso fuese) el ámbito interno. en un garante de la paz interna (conseguida a un precio excesivo). Al monopolizar la unidad política la declaración de guerra. puede ya reinar la democracia que Schmitt tiene en mente. Donde lo heterogéneo. La politización acabaría por crear un orden despolitizado y homogeneizado. proscribiendo la enemistad en su seno. . los súbditos quedan forzados a «mantener la amistad».

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful