La ayuda humanitaria internacional en casos de desastres International humanitarian assistance in disaster situations

José Luis Zeballos1
1

Médico salubrista, consultor en preparativos y respuesta en emergencias y desastres, Organización Panamericana de la Salud. Lima, Perú.

RESUMEN Los desastres naturales y antrópicos generan enormes pérdidas para los damnificados y afectan el desarrollo de los países, la comunidad internacional siempre ha respondido de manera espontánea y solidaria para asistir a los damnificados en las etapas más críticas proporcionando asistencia médica, alimentación y abrigo. En este artículo se revisa en particular la respuesta del sistema de las Naciones Unidas, la participación de la Organización Panamericana de la Salud en el terremoto de Pisco, Perú y las limitaciones y dificultades para una ayuda humanitaria efectiva. Palabras clave: Desastres naturales; Naciones Unidas; Altruismo; Cooperación Internacional (fuente: DeCS BIREME).

ABSTRACT Natural and man-made disasters huge losses for the victims and affected developing countries, the international community has always responded spontaneously and solidarity to assist the earthquake victims in the most critical stages providing medical care, food and shelter. This article reviews in particular the response of the United Nations system, the participation of the Pan American Health Organization in the earthquake in Pisco, Peru and the limitations and difficulties for effective humanitarian assistance. Key words: Natural disasters; United Nations; Altruism; International Cooperation (source: MeSH NLM).

A lo largo de la historia, las catástrofes naturales así como los conflictos bélicos denominados desastres antrópicos, no sólo han generado enormes pérdidas y daños a la infraestructura de las viviendas, la industria, las vías de comunicación y los servicios básicos, provocando enormes pérdidas a la economía de los países afectados (1). Los efectos son aún mayores si estos desastres afectan a los países de economías débiles comprometiendo de manera considerable sus esfuerzos de desarrollo, sin tomar en cuenta que algunos desastres pueden

afectar la seguridad alimentaria de las poblaciones por la pérdida de la producción agrícola y ganadera por periodos de tiempo prolongados (2,3). Pero los efectos más significativos y no necesariamente bien cuantificados son las pérdidas directas e indirectas sufridas por las personas damnificadas, cuyas pérdidas, por ejemplo de sus bienes, significan muchas veces el resultado del esfuerzo de generaciones. Se suma a esto el impacto psicológico, traumas psíquicos que suelen acompañarlos de por vida particularmente si las pérdidas son asociadas a sufrimientos por pérdidas de sus seres queridos, las agresiones recurrentes y la incertidumbre que les genera un incierto futuro como es el caso de los desplazamientos humanos en desastres complejos (4). La comunidad internacional siempre ha respondido de manera espontánea y solidaria para asistir a los damnificados en las etapas más críticas proporcionando asistencia médica, alimentación y abrigo. La asistencia humanitaria expresa lo más noble del género humano sin tomar en cuentas diferencias ideológicas o culturales que a veces separan a nuestros países (5). Con el tiempo esta asistencia se ha sistematizado a la vez que se ha logrado importantes avances tecnológicos, por ejemplo la aplicación de métodos sofisticados para las labores de búsqueda y rescate de víctimas atrapadas en los escombros de un terremoto (6). A nivel del sistema de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y sus agencias especializadas, la asistencia humanitaria para casos de desastres naturales y de emergencias complejas ha mejorado continuamente a su vez de establecer mecanismos que permitan un accionar mas coordinado de las agencias y de la comunidad internacional. La ONU ha estado permanente preocupada por la necesidad de disminuir los enormes daños provocados por los desastres y el sufrimiento humano, lanzando una serie de de iniciativas entre ellos el Decenio Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales (DIRDN) en la que se exhorta a los países a establecer políticas y realizar esfuerzos sostenidos en la aplicación de proyectos destinados a prevenir y mitigar los efectos causados por las catástrofes, iniciativa lanzada a comienzos de los años noventa (7). Pero la preocupación de las Naciones Unidas no sólo ha estado orientada a estimular en los países la mejora de los mecanismos de prevención, sino también al interior de la misma ha generado un proceso de organización y gestión que permita responder de manera más efectiva a las demandas crecientes de asistencia humanitaria, estableciendo un Comité Permanente Interagencial para coordinar la asistencia humanitaria internacional para las situaciones de emergencia, comité que es presidido por el Coordinador de Socorro para las Emergencias, mismo que responde al Secretario General de la ONU. En este comité también participan la Cruz Roja Internacional (http://www.icrc.org) y organizaciones no gubernamentales relevantes comprometidas con la asistencia humanitaria. La respuesta del sistema de las Naciones Unidas a las necesidades de apoyo humanitario, fue fortalecida con la creación de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH, http://ochaonline.un.org), como un mecanismo respuesta inmediata a necesidades de asistencia. Esta oficina tiene el mandato de formar equipos técnicos para su desplazamiento al área afectada y trabajar en apoyo de los equipos técnicos de la ONU en los países. En esencia las principales funciones de la OCAH son:     Simplificar los procesos de planificación coordinación y logística. Envío inmediato de misiones de emergencia para evaluación de daños y necesidades. Emitir de manera concertada con las agencias del sistema el lanzamiento internacional para recaudar fondos para asistencia humanitaria (flash appeal). Organizar reuniones de agencias donantes y arreglos posteriores.

Monitoreo de las acciones de acción humanitaria y publicar informes de la gestión de los recursos.

Una de las mayores fortalezas del sistema de la ONU a través de la OCAH, es de disponer para liberación inmediata un Fondo Rotatorio Central para Emergencias, conocido como CERF por sus siglas en ingles (http://ochaonline.un.org/cerf), inicialmente establecida con un capital inicial de 50 millones de dólares, mismo que se ha incrementado a través de los años gracias al apoyo de países y agencias donantes. Según informes recientes de la OCAH desde el 2006 el CERF ha distribuido 446 millones de dólares en 53 países. Este recurso financiero sirve a los países afectados para la movilización inmediata de la asistencia humanitaria, en base a una evaluación técnica de daños y necesidades y avaladas por las autoridades del país afectado. Los recursos utilizados de este fondo son posteriormente reembolsados, una vez que los países y agencias donantes hayan hecho sus contribuciones en base a un llamamiento internacional de emergencia “flash appeal” emitida por las ONU en consenso con las autoridades nacionales del país afectado. El apoyo efectivo de la asistencia humanitaria de la ONU se hace con la movilización de expertos proporcionados por las agencias especializadas y acciones inmediatas de acuerdo a sus competencias y mandatos, en base al cual se ha otorgado roles específicos de liderazgo a las agencias del sistema de la ONU como el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) cuyo representante en el país, desempeña a su vez el rol de Coordinador del Sistema de las Naciones Unidas en el país, y coordina las acciones de socorro y de transición hacia la reconstrucción. La Organización Mundial de la Salud (OMS) que tiene el liderazgo en los asuntos pertinentes a la salud y el medio ambiente; el Programa Mundial de Alimentos (PMA) en el transporte y distribución de alimentos adquiridos o donados; el Fondo de las Naciones Unidas para la Educación (UNESCO) para el apoyo al funcionamiento de los establecimientos educativos; el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) para la atención a las necesidades de la niñez y también para la asistencia a los aspectos relacionados con agua y saneamiento; la Organización Internacional del Trabajo (OIT), para los asuntos relacionados con la recuperación del empleo; el Fondo para la Agricultura y Alimentos (FAO) para apoyo a la recuperación de la producción agropecuaria; la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados y Desplazados (ACNUR) para la ayuda a los desplazados por el desastre. Las otras agencias del sistema actúan de acuerdo a sus mandatos y complementan las tareas de las agencias líderes. La experiencia en materia de asistencia humanitaria a raíz de desastres naturales ha demostrado que el apoyo internacional en la fase de emergencia no suele ser suficiente para aliviar las necesidades de la población damnificada. Se ha observado a menudo que existe un vacío entre el periodo de post emergencia inmediata y la de reconstrucción, periodo en el cual los países suelen no estar aún preparados para iniciar su etapa de reconstrucción, cuya duración en tiempo es imprevisible pero no menor a uno o dos años, periodo en el que la población afectada aún continua sufriendo carencias importantes en materia de vivienda temporal, servicios básicos, alimentación y otras necesidades que permitan al damnificado tener condiciones de vida dignas en espera de la reconstrucción. Por lo anterior la ONU ha extendido a través de la OCAH el periodo de su asistencia en la fase denominada de transición, que abarca el período entre la emergencia y la reconstrucción para el cual es aún necesario el concurso de las agencias y de la comunidad internacional y nacional proporcionado en conjunción con las instituciones nacionales los servicios de asistencia fundamentales tales como una vivienda temporal digna, servicios básicos esenciales, salud, abrigo, alimentos y si fuera posible la generación de empleo. En lo concerniente al rol de la Organización Panamericana de la Salud, oficina regional de la Organización Mundial de la salud (OMS) en la asistencia humanitaria, su experiencia en la Región de las Américas es bastante reconocida, no sólo por ser la organización pionera en la creación y desarrollo de un programa sobre preparativos para emergencias y atención a los

desastres que data desde finales de los años setenta, sino porque ha tenido un creciente protagonismo en la movilización de recursos para la asistencia de emergencia en el campo de la salud y ha generado una serie de iniciativas dentro del sector como es el caso del programa LSS/SUMA (http://www.lssweb.net/lss) que es un programa de cómputo, herramienta de logística muy útil y que permite el registro y flujo de las donaciones internacionales que llegan a un país afectado por un desastre y apoya a los niveles de decisión sobre la distribución e inventario de la asistencia. Otra de las iniciativas es la del “Hospital Seguro” para que los países altamente vulnerables a desastres naturales apliquen en sus instalaciones de salud conceptos de seguridad estructural no estructural y funcional, iniciativa que ha sido adoptado a nivel global (8). La OPS ha desarrollado una amplia producción bibliográfica (ver http://www.paho.org/spanish/dd/ped/index.htm) para una mejor canalización de la asistencia humanitaria en base a la elaboración de guías para proveer ayuda eficaz, directrices para donación de medicamentos, evaluación rápida de necesidades, instalación de hospitales de campaña y otras (9). Para la asistencia a las necesidades en salud derivadas del terremoto del pasado 15 de agosto que afecto el sur del Perú, la OPS ha canalizado más de 4 millones de dólares para la rehabilitación de los servicios de salud consistente en la compra de equipamiento para los establecimientos seleccionados del primer nivel de atención en las zonas afectadas por el terremoto, construcción de un módulo hospitalario temporal para el hospital de Pisco, construcción de un centro materno infantil con capacidad para 25 camas en Pisco, equipamiento de los centros operativos de emergencia (COE) de las zonas afectadas y la generación de capacidades de los recursos humanos en salud de las áreas afectadas por el desastre, adicionalmente del apoyo comprometido en otros proyectos (10). Durante la emergencia del terremoto, la OPS ha movilizado expertos en varias disciplinas de la salud pública desde su sede central en Washington, sus oficinas subregionales y el grupo técnico de la Representación del a OPS en Perú, en apoyo al Ministerio de Salud y a las instituciones regionales y provinciales de salud. No obstante de que la asistencia humanitaria en situaciones de emergencia ha sido una constante en la agenda internacional y está inscrita entre los fundamentos y principios de la acción humanitaria internacional y del derecho humanitario internacional, existen limitaciones importantes que de alguna manera podrían reducir su eficacia en función de tiempo y oportunidad de la respuesta. En efecto, la ayuda internacional sólo se hace efectiva cuando el país afectado lo solicita y declare una “situación de emergencia”. Puede ocurrir el caso de que las autoridades no reconozcan la magnitud del desastre y sus propias limitaciones para responder a sus necesidades, o haya razones políticas internas para no declarar una situación de emergencia, ante este tipo de situaciones la comunidad internacional y el sistema de la ONU en su conjunto se encuentran impedidos de actuar a pesar de contar con información fiable sobre la magnitud de daños y necesidades de asistencia. Tomamos como ejemplo reciente el impedimento del gobierno de Myanmar (mayo 2008) para que la comunidad internacional asista a las víctimas del tifón que ocasionó más de 100 000 muertes o las reticencias en principio a la aceptación de ayuda internacional por parte del gobierno de China para asistir a las víctimas del terremoto en la provincia de Sichuan (12 mayo 2008), que según estimaciones preliminares ha causado más de 35 000 muertes. Este tipo de restricciones y otras particularmente observadas en desastres complejos y la búsqueda de mecanismos expeditivos para cumplir con la asistencia humanitaria de emergencia, es un tema de permanente discusión a nivel de los foros internacionales

Lecciones aprendidas durante desastres naturales: 1970-2007. Rev Peru Med Exp Salud Publica. Como se podrá apreciar. . Mogues T. Finalmente no obstante de que los países han aprobado y adoptado las resoluciones de la ONU en el tema de reducción de los desastres. 2008. 2008. 330: 1199-201. 5. 2005. disasters and vulnerability: a discussion of divergent theories and the need for theri integration. pese a los evidentes avances en materia de asistencia humanitaria internacional. Una responsabilidad colectiva. 8. Humanitarian assistance: standards. World Dev. Morales-Soto N. United Nations. 10. Génesis de las contingencias catastróficas: etiopatogenia del desastre. La ayuda oficial al desarrollo en salud en el Perú. Geneva: UN/ISDR. Negatu W. para viabilizar la asistencia internacional en caso de emergencia. 443-49. Un indicador mundial de reducción de desastres. Hospitales seguros. 25(1): 109-17. Living with the risk: a global review of disaster reduction initiatives. Madrid: Diaz de Santos. skills. 25(1): 101-8. 7. Washington DC: OPS. BMJ. 2004. Disaster Prev Manag. Guía para proveer ayuda eficaz. B irch M. Miller S. Cohen RE. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 1. 9. and experience. training. Otros aspectos importantes que restan eficacia a la acción humanitaria internacional. 13(3): 193-98. 6. Pedroza J. 2. Inter-Agency Secretariat of the International Strategy for Disaster Reduction. 4. Little PD. 24(2): 163-78. todavía existen espacios de arduo trabajo a nivel de los foros internacionales. A rosquipa C. O rganización Panamericana de la Salud. los procesos burocráticos toman su propia dinámica en perjuicio de la efectividad de la asistencia. 2007. Development. O rganización Panamericana de la Salud. Asistencia humanitaria en caso de desastres. Cosentino C. 2005. sin que haya restricciones a nivel de los países afectados y sólo pensando en la necesidad de alivio inmediato a las necesidades más urgentes de la población. Rev Peru Med Exp Salud Publica. Pardo K. En: Estébañez P. Carter MR. 2007. 2005. Quintana O. los esfuerzos desarrollados hasta ahora son muy limitados (11). Poverty traps and natural disasters in Ethiopia and Honduras. 3. o compromisos acordados en foros internacionales como el caso de a conferencia de Kobe para la implementación de medidas tendientes a la construcción y funcionamiento de hospitales seguros.particularmente en el seno de la ONU y fuertemente impulsadas por las organizaciones no gubernamentales. Rev Peru Med Exp Salud Publica. 35(5): 835-56. McEntire DA. Alfaro-Basso D. 2004. Medicina humanitaria. p. son las trabas burocráticas y los procesos administrativos complejos que suelen tener los países y que pese a declarar oficialmente una situación de emergencia. Washington DC: OPS. 1999. La ayuda humanitaria.

ABSTRACT Provides a brief review of the major catastrophes that occurred in Peru during the twentieth century. Rev Peru Med Exp Salud Publica.grandes respuestas Major disasters great responses Nelson Morales-Soto1 1 Médico emergenciólogo. para analizar posteriormente la preponderancia de cada uno de ellos en el ejercicio profesional y técnico. Perú. Key words: Natural disasters. . Emergencias en desastres. 25(2): 225-29. Planificación en desastres. Morales-Soto N. que demandaron grandes respuestas.11. then look for the preponderance of them in professional and technical practices. Palabras clave: Desastres naturales. Vulnerabilidad del componente organizativo y funcional de grandes hospitales. Peru (source: DeCS BIREME). Sociedad Peruana de Medicina de Emergencias y Desastres. Perú (fuente: DeCS BIREME). Facultad de Medicina. Sato-Onuma J. Disaster planning. la docencia universitaria y los servicios de emergencia de los establecimientos de salud. It tries to identify the most influential events that shaped the evolution of the emergency and disaster medicine specialities. Disaster emergencies. Desastres antropogénicos. RESUMEN Se presenta una revisión sucinta de los grandes siniestros acaecidos en el Perú durante el siglo XX. university teaching and the emergency services of health centers. Recursos humanos en desastres. which demanded greats responses. Grandes desastres. Se intenta identificar los acontecimientos que con mayor influencia moldearon la evolución de la especialidad de medicina de emergencias y desastres.. Lima. Man-made disasters. Human resources in disasters. 2008.. Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

El advenimiento de las culturas europeas en el siglo XV alteró el nivel de comprensión que las culturas andinas precolombinas habían alcanzado en sus relaciones con el entorno y su concepción del adecuado uso y ocupación territorial (1-3). Comité Peruano de RCP y la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. en el siglo XX. las acciones del hombre (6-9) y el entorno biológico (10. Cinco mil casas destruidas en el Callao. hipocentro: 50 km de profundidad a 120 km NO de Lima. 80% de viviendas colapsadas en Chorrillos. la selección ha sido hecha por especialistas de la Sociedad Peruana de Medicina de Emergencias y Desastres. Los daños causados dieron paso a una etapa de modernización (ensanchamiento de calles y demolición de casas) que condujo a la pérdida de monumentos arquitectónicos alterándose el centro histórico (16). 1964: Pánico colectivo. implementación e institucionalización de organizaciones.11). con aceleraciones de 0.2 Ms.79 ºO.4g. se produjo un terremoto de magnitud 8. Estadio Nacional de Lima . desastres) y de hechos positivos como la creación de instituciones. normas y otros recursos para la protección y asistencia en caso de eventos adversos). GRANDES DESASTRES 1940: Terremoto. por lo común los primeros sirvieron de catalizador y alentaron o aceleraron la implementación de los segundos. pues se destruyeron 3000 viviendas. en ella se intenta identificar los acontecimientos que con mayor influencia moldearon la evolución de la especialidad para analizar posteriormente la preponderancia de cada uno de ellos en el ejercicio profesional y técnico. la docencia universitaria y los servicios de emergencia de los establecimientos de salud. demandaron grandes respuestas.¿Hemos sido los peruanos capaces de prever el impacto de eventos catastróficos y prepararnos para amenguar y afrontar sus efectos? El registro histórico revela la importancia que han tenido los grandes desastres en la evolución del país (1-3). litoral central El 24 de mayo. 11h35. Fallecieron unas diez mil personas (15). epicentro: 11. Algunos hundimientos en la zona portuaria con daños a los muelles y la vía férrea.2 ºS. Las construcciones antiguas en Lima sufrieron grandes daños. Hoy reconocemos la importancia que ello tiene en la salud de la población (12. el malecón se agrietó y hundió en tramos. Interrupciones en la carretera Panamericana Norte por deslizamientos de arena en el sector de Pasamayo.5). Esta es una relación sucinta de los grandes siniestros que. En la etapa reciente.13). Cusco El 21 de mayo se produjo un terremoto de gran intensidad que causó severos daños en el Cusco monumental. intensidad VIII en la escala de Mercali modificada (MM). por lo general éstos sorprendieron a la comunidad y forzaron la respuesta sanitaria y social y promovieron las innovaciones. innovaciones y contribuciones (descubrimientos. 1950: Terremoto. Averías en construcciones de concreto armado en el Callao (Compañía Nacional de Cerveza) y dos edificios de la Universidad Agraria de La Molina. pocas veces hemos sido capaces de prever eventos adversos de gran magnitud. 179 muertos y 3500 heridos en Lima. La historia de la medicina de emergencias y desastres (14) se ha construido por la alternancia de eventos adversos (grandes emergencias. 77. Maremoto con retiro del mar a 150 m y retorno con olas de 3 m de altura que anegó totalmente los muelles. en ellos cumplieron un papel muy definido la amenaza territorial (4.

Ambos eventos causaron el deceso a 65 000 personas y heridas a otras 160 000 siendo catalogado como el terremoto más mortífero del siglo en el continente americano (1820). se redujo el aforo a 42 mil personas.1 segundos. Hubieron sanciones y se tomaron medidas para que las puertas permanecieran abiertas y se facilitara la evacuación en caso de contingencias. en la calle las turbas causaron destrozos en los alrededores.41 h con magnitud de 7. En 1983 se produce el asesinato de periodistas en UchuraccayAyacucho. 78. la caída de Vilcashuamán en agosto mostró las limitaciones de la policía por lo que se movilizó personal de las Fuerzas Armadas a Ayacucho. otras mil sufrieron lesiones. 1980-2000: Subversión armada Se inició en 1980 con la destrucción de ánforas electorales en Chuschi. donde dos edificios de concreto armado colapsaron y otros resultaron muy dañados. En el Callao y Chorrillos VII –VIII MM.33 h con una magnitud de 7. Es considerada la mayor tragedia ocurrida en un coliseo deportivo (17).En la tarde del 27 de mayo algunos de los 47 mil espectadores del encuentro de fútbol entre Perú y Argentina reaccionaron violentamente contra una decisión del árbitro en las clasificatorias para las Olimpiadas de Tokio. zonas adyacentes a los cerros y una banda a lo largo del río Rímac incluyendo el Callao llegó a VII MM. intentaron ingresar al campo deportivo y la policía arrojó gases lacrimógenos hacia las tribunas. Los mayores daños ocurrieron en San Nicolás. 1974: Terremoto. Ayacucho. 1966: Terremoto. fue seguido de un aluvión en el Callejón de Huaylas. En 1985 estalla un coche-bomba al lado del Ministerio del Interior. En las zonas antiguas del Rímac y del Cercado. Los mayores daños se registraron en los edificios de poca altura. en las inmediaciones aparecieron pintas de índole política. algunas construcciones de concreto armado sufrieron daños y las de adobe colapsaron (21). 138 presos en El Frontón y dos en Santa Bárbara. litoral central Ocurrió el 17 de octubre a las 16. litoral sur Se produjo el sismo el 3 de octubre a las 09.26 g y período dominante de 0. a 120 Km de Lima. en edificios altos hubo grietas en muros de tabiquería (18). en represalia fueron victimados varios supuestos terroristas internados en el hospital de la ciudad.4 g y el período predominante 0. En La Molina VIII MM. En 1989 el gobierno entrega armamento a las Rondas Campesinas e .8 grados Richter. poco después se conoció la existencia de un movimiento subversivo que se autodenominó Partido Comunista-Sendero Luminoso (PCPSL). en 1984 la lucha se intensifica y aparece la primera fosa clandestina con 50 cadáveres con signos de muerte violenta.2 segundos. Los mayores daños ocurrieron en La Molina VIII-IX MM. litoral norte y aluvión en el Callejón de Huaylas Ocurrió el 31 de mayo a horas 15.7 ºS. en marzo de 1982 fue atacada la cárcel de Ayacucho de donde fugaron 130 acusados de terrorismo. Huacho VIII MM y Puente Piedra. hipocentro: 38 km 10. La aceleración registrada fue de 0. IX MM. epicentro marino a 50 km frente a la costa de Ancash entre Casma y Chimbote e hipocentro a 24 km de profundidad. fue sentido en 1300 km a lo largo del litoral desde Nazca a Guayaquil y 300 km al este tierra adentro en un área de 350 000 km2. cundió el pánico y en el tropel murieron 328 personas asfixiadas o pisoteadas. al iniciarse un nuevo gobierno en 1986 se produce una insurrección en los penales donde murieron 126 presos en Lurigancho. los espectadores al huir hallaron que las puertas metálicas exteriores habían sido cerradas. intensidad VIII-IX MM. En Lima alcanzó VI MM en la parte central.5. En 1981 se inició el asesinato sistemático de policías y la voladura de torres de alta tensión.31 h con epicentro localizado a 70 km al S-SO de Lima registró aceleraciones máximas de 0. 1970: Terremoto. ese año ocurrieron 700 atentados terroristas.7 ºO.

1997-98: Fenómeno El Niño Catalogado como muy intenso. se dañaron 511 establecimientos de salud. El 25 de mayo del 2001 el gobierno aprobó la creación de una Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) para analizar el fenómeno subversivo y sus efectos y formular un programa de reparaciones. el Coliseo Cerrado y el Parque Zonal (18). 1991: Epidemia de Cólera Las pobres condiciones de saneamiento ambiental fueron propicias para que en la última semana de enero se presentaran los primeros casos en el barrio La Candelaria en Chancay. 132 heridos (64 de ellos graves). Los efectos devastadores alcanzaron a 16 departamentos del país y duraron 210 días. Hospital Regional del Ministerio de Salud y Seguro Social. Se registró lluvias torrenciales. 587 120 personas quedaron sin vivienda. desborde de ríos. se percibió en 11 000 km2 observándose deslizamientos y algunos hundimientos. Se calcularon las pérdidas en 1 000 millones de dólares y se afectó el PBI en -12% (24). Se registraron 549 000 personas afectadas. El 12 de setiembre de 1992 es capturado el líder del movimiento subversivo PCP-SL. Cusco A horas 15. con efectos catastróficos. 24 609 casos de dengue). localizado al NE de la ciudad. Se registró 1 267 720 afectados. 1982-83: Fenómeno El Niño Catalogado como “muy intenso”.4 Mb. epicentro a 8 km al NE de la ciudad. huaicos y sequías (particularmente graves en el altiplano sur). Longitud 71. 1 146 fallecidos. Al finalizar el año se reportaron 322 mil enfermos y unos tres mil fallecidos (25). Se registraron las mayores intensidades en la plazoleta Belén del distrito de Santiago. 1986: Terremoto. 1 304 heridos y 25 100 enfermos.23). en que se extendió a la costa y la sierra llegando a la selva en marzo. Se registraron en gran intensidad y número lluvias torrenciales.91° grados). inundaciones. casi en simultáneo se registraron casos en Chimbote en cuyos tres hospitales se atendieron 900 pacientes en la primera semana y unos 300 diarios durante el mes de febrero. se producen posteriormente asesinatos de civiles en el jirón Huanta y la Universidad La Cantuta. 168 575 enfermos (1 423 012 episodios de diarrea y 140 134 de cólera. huaicos y sequías (particularmente graves en el altiplano sur). Se afectaron 108 000 viviendas y se destruyeron otras 42 342. 79% fueron campesinos y 75% tenía el quechua como idioma materno (22. 40% de ellos se concentró en Ayacucho. .14 h del 5 de abril de 1986 se produjo un sismo con magnitud 5. 512 muertos. inundaciones. El hipocentro se habría originado en el área de fallas activas de Tambomachay. duraron 180 días y se cuantificaron 647 eventos adversos. Las pérdidas económicas se estimaron en 1 800 millones de dólares (1 200 millones en bienes públicos) (24. en su informe establece que la cifra de víctimas entre muertos y desaparecidos llegó a 69 280 personas. intensidad 5 (en la escala de 1 a 5) con efectos catastróficos. Los efectos devastadores alcanzaron a 23 departamentos del país.interviene la seguridad al interior de las universidades. Se afectaron 111 000 viviendas y se destruyeron otras 98 000. siendo los departamentos más afectados los de Piura y Puno. paralelamente se afectaron 260 establecimientos de salud.26). Universidad San Antonio Abad. en 1992 ocurre un atentado con 500 kg de explosivos en la calle Tarata en Miraflores que deja 23 muertos. Se exacerbaron la malaria y la peste. 80 heridos y unos 13 000 damnificados. intensidad máxima VI-VII MM con hipocentro a 57 km de profundidad (Latitud 13. produjo la muerte de siete personas. El evento causó daños de mediana gravedad. desborde de ríos. siendo los departamentos más afectados los de Piura y Puno.48°. intensidad: 5 (en la escala de intensidad 1 a 5).

en su mayoría construcciones de adobe (27). . aceleración horizontal máxima de 250 gals e intensidades de VI–VII MM. traumatólogo y un médico domiciliario. Su aplicación en el terremoto de 1966 permitió establecer mejoras sustanciales respecto a volumen. 1965: Plan hospitalario para desastres La primera versión identificada fue redactada con el título de “Plan operativo para grandes emergencias” en el Hospital de Policía. Moquegua. INSTITUCIONES. flexibilidad y difusión requerida por el documento. INNOVACIONES Y CONTRIBUCIONES 1912: La Asistencia Pública: inauguración El 25 de febrero fue inaugurada la Asistencia Pública con sede central en la calle León de Andrade como respuesta a la necesidad de este tipo de atenciones y la presión de la opinión pública. heridas a otras 600 (gran parte de ellos graves). El Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI) reportó 65 muertes. hecha por un vendedor informal. fue cerrado el 20 de julio de 1980 y al ocurrir esto se evidenció el insuficiente desarrollo alcanzado por los servicios de emergencia de algunos hospitales. El evento causó la muerte a 277 personas.30 h se produjo un sismo de gran intensidad con epicentro marino a 83 km de Atico. hecho que se hacía más patente por la visible falta de coordinación entre las instituciones (29). Procedimientos operativos: Preparativos. Lima A las 19. Cuatro años después el terremoto de 1970 mostró las proporciones descomunales que podía alcanzar una catástrofe y desnudó la falta de preparación reinante en la región. La investigación preliminar mostró negligencia de autoridades.15 horas del 29 de diciembre la demostración de un artefacto pirotécnico. 352 desaparecidos y pérdidas materiales por unos diez millones de dólares. Fueron creados en total seis puestos de socorro en otros distritos. Arequipa. hacinamiento y sobreocupación de mercadería se almacenaban unas 900 toneladas de pirotécnicos. En la zona central del incendio se habrían producido temperaturas de hasta 1200 ºC lo cual carbonizó a las víctimas. 2001: Incendio en Mesa Redonda. concisión. cirujano. además de la extendida tugurización. afectó a unos 200 mil habitantes en una extensión de 40 000 km2 en los departamentos de Tacna. En 1956 ya disponía de 36 médicos organizados en tres equipos que llegaban a atender hasta 500 pacientes en los días comunes y 1500 en domingos y feriados. 2 700 heridos. fue golpeada por un maremoto. una bola de fuego de 800 ºC se desplazó por la calles atrapando personas y vehículos. hipocentro de 33 km. asignándole ambientes para cirugía. norte de Arequipa. comerciantes y compradores y el total incumplimiento de las normas de seguridad constructiva a pesar de las repetidas denuncias de los bomberos (28). ubicado entonces en la avenida Grau. un servicio de camillas e instrumental de cirugía y personal constituido por un médico.2001: Terremoto. La versión más reciente “Seguridad en hospitales. Plan hospitalario para desastres. respuesta y tarjetas de acción” fue editado en el 2001 por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (30). El Puesto Central.4 Mw. Un tercer terremoto en 1974 permitió validar el plan el cual fue difundido con el título de “Procedimientos operativos vigentes en desastres” sirviendo como insumo para los planes hospitalarios para desastre en América Latina. litoral sur El 23 de junio a las 15. desató un incendio que alcanzó proporciones dantescas en el centro de Lima comprometiendo unas cinco cuadras de galerías comerciales en Mesa Redonda en las cuales. Treinta minutos después del sismo la costa de Camaná. magnitud de 8. sala para niños. 220 000 damnificados y 24 500 viviendas colapsadas. Arequipa y Ayacucho.

por el doctor Donald Morote como respuesta inmediata a la necesidad de socorrer a los damnificados del terremoto de Huaraz. Se contó además con el apoyo de USAID que. “Primer Congreso Peruano de Medicina para Caso de Catástrofe”. en 1964. y XL. El Reglamento de la Ley del Sistema Nacional de Defensa Civil se promulga el 17 de mayo de 1988 por Decreto Supremo N.1970: Hospital de Campaña.º 19338 del 28 de marzo de 1972. El Consejo Directivo de la OPS. El Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI) es el órgano rector. . Con el tiempo se sumaron especialistas de otros campos para completar los equipos de guardia y asegurar una atención calificada en la que privilegia la oportunidad (34). 1980: Hospital de Emergencias “José Casimiro Ulloa”. actividades que se desarrollaron en Lima entre el 18 al 25 de abril de 1979 (33). de la Organización Panamericana de Salud (OPS) destacó un asesor para la subregión Sudamérica con sede en Lima. bienes materiales y el deterioro del medio ambiente. posteriormente la Office Foreign Disaster Assistance (USAID-OFDA). en sus primeros 40 años de gestión proporcionó atención a dos mil declaraciones de desastre (35. República de Panamá. que como consecuencia de la manifestación de los peligros naturales o tecnológicos en cualquier ámbito del territorio nacional. nutrición.36). exámenes auxiliares y tecnología adecuada a su tiempo. 1972: El Sistema Nacional de Defensa Civil. OPS/OMS. viajaron 22 médicos. el nuevo local ampliaba los servicios a la comunidad que brindó por largos años la Asistencia Pública de la avenida Grau para lo cual desde su creación contó con 4 quirófanos. PED. Las Resoluciones XXXVI. 1978: Primeras asociaciones profesionales: Medicina para casos de catástrofe En 1978 se fundó la “Sociedad Peruana de Medicina para Casos de Catástrofe” la cual organizó el “Primer Congreso Internacional de Medicina para Caso de Catástrofe”.º 005. 10 enfermeros y 15 técnicos de enfermería como voluntarios. sobre una planta física hospitalaria (2 sótanos y 6 pisos) que fue construida por el Club de Leones de Miraflores. de octubre de 1979. INDECI Se crea por Decreto Ley N. siendo el primer asesor subregional el doctor Miguel Gueri. En 1983 atendió a la población afectada por los efectos climatológicos e inundaciones causadas en el norte del país por el Fenómeno El Niño (31). designó un Coordinador para Asistencia de Desastres en el Exterior. vigilancia epidemiológica con posterioridad a los desastres. atentando contra el desarrollo sostenible del Perú.88-SGMD (32). “Primer Curso Internacional y Primer Curso Nacional de Medicina para Caso de Catástrofe” y “Primer Curso Nacional de Medicina para casos de Catástrofe de Proyección Médica a la Industria”. agencia cuyo mandato era reducir el impacto económico y social de los desastres. USAID/OFDA En julio el Programa de Preparativos para Desastres y Coordinación de la Ayuda Internacional. 100 camas de internamiento. pueda convertirse en emergencia o desastre. inauguración El 16 de julio fue inaugurado en su sede de la Av. había establecido la necesidad de tener un programa de Preparativos para Desastres y Coordinación del Socorro. recomendaron al Director la conveniencia de fortalecer el programa en su componente de colaboración técnica y la actuación rectora del sector salud en el campo de la atención de víctimas. octubre de 1980. Tiene como objetivos evitar o mitigar la pérdida de vidas. del Instituto Peruano de Seguridad Social Fundado el 3 de junio de 1970. unidad de cuidados intensivos. 1981: Programas de preparativos para desastres. saneamiento ambiental. en su Resolución X de octubre de 1976. Luis Jorge Pérez Calderón. fue reemplazado por el Dr.

1982: Plan operativo para las atenciones de emergencia médico-quirúrgicas en la VI Región de Salud de Lima” Aprobado por Resolución Viceministerial N. MINSA: Creación En 1985. fueron incorporadas al Reglamento de la Organización y Funciones del Ministerio de Salud a través de la Resolución Ministerial N. quienes se reunían con alguna regularidad para revisar temas de su especialidad. por D. 1983: Unidades de shock-trauma Al concluir el año 1982 se había duplicado la atención de 1978 pero la incidencia de pacientes graves y demanda masiva de víctimas de explosiones había crecido exponencialmente en el servicio de emergencia el cual generaba hasta 55% de los internamientos nosocomiales. la Unidad pasa a depender de la Oficina de Defensa Nacional (ODN-MINSA). de acuerdo a la concepción moderna y universal de las emergencias médicoquirúrgicas. Se constituyó en el estudio más sólido de la atención de emergencias en Lima.M.S. lo cual no era simplemente disponer de un ambiente físico con un determinado equipamiento y recursos humanos y logísticos. protegida y practicada por todo el equipo destinada a salvar al grave. Se decidió crear unidades altamente especializadas para atención de la grave urgencia generada por la violencia. . en el mismo lugar de los hechos para su traslado oportuno al hospital más adecuado para su recuperación…”. situación que consideró como insatisfactoria (37). Nº 022-87-SA. las Unidades de Shock. definieron su interés en formalizar una sociedad médica especializada y promover el interés de las universidades para la implementación de especialidades profesionales en emergencias. 1985: Oficina de Defensa Nacional. el 13 de abril de 1983 se redactó el acta de la primera reunión de los médicos emergencistas de las Fuerzas Armadas. definiéndola como un órgano normativo. por D. Para ello había que implementar un proceso que secuencialmente separara al ingreso los graves de los leves para privilegiar la oportuna atención de los primeros (triage en emergencia). asesor y supervisor. la cual expresa en sus Considerandos: “Que. organismo integrante de la Alta Dirección cuya función principal era conducir la formulación del Plan Sectorial de Acción contra Desastres y Emergencias en labor coordinada con los gobiernos locales y regionales. existe el planteamiento de la necesidad de una atención inmediata y eficiente al paciente en situación de emergencia.SA/DVM del 24 de abril de 1982. N. Fuerzas Policiales. a lograr la máxima eficiencia de los servicios y asegurar la atención de todos los usuarios (39). el Ministerio de Salud creó la Unidad de Preparación contra Desastres (UPCD). El espectro e incremento constante del volumen y gravedad de la demanda estaban plenamente configurados y en medio del conflicto bélico los recursos materiales serían menos accesibles. coordinación y ejecución de las acciones de salud necesarias para afrontar las situaciones de desastre e intervenir en aquellos fenómenos que amenazaran la vida o la salud de la población y excedieran la capacidad de respuesta de la comunidad afectada. encargándosele la planificación.º 0069-86-SA/ DVM. En 1986 aprueba su Manual de Organización y Funciones por R. había que darles luego un servicio de estabilización cardiorrespiratoria (Unidad de shock-trauma). Quedó claro que era la oferta de servicios la tenía que mejorarse a través de la tecnología y de las competencias de las personas. El 28 de abril de 1987.Trauma. ODN.º 0025-82.S.º 410-2001-SA/DM (40). En el año 2001 las funciones de la Oficina de Defensa Nacional. N. Esta es considerada la fecha fundacional de la Sociedad Peruana de Medicina de Emergencias. Ministerio de Salud y Seguro Social del Perú (38).º 057-89-SA. presentado por el Director del Hospital de Emergencias…”. era más bien crear una actitud compartida. 1982: Sociedad Peruana de Medicina de Emergencias y Desastres El 25 de mayo de 1982 los jefes y médicos de los servicios de Emergencia de los Hospitales de Lima. como un servicio dependiente de la Alta Dirección y con alcance nacional. y en su parte resolutiva: “Aprobar el texto del plan de atención en foco y traslado de pacientes en Lima Metropolitana.

la propuesta fue aprobada y se inició la gestión de creación.M. el Consejo de Facultad por Acuerdo N. certificación y atención del paro cardiorrespiratorio en todos los niveles estableciendo normas para el tratamiento y tratando de disminuir la morbimortalidad (44). Los resultados mostraron importante grado de vulnerabilidad en establecimientos públicos. En el estudio participaron profesionales de la Universidad Nacional de Ingeniería. el 10 de setiembre de 1992. propuesto por la comisión designada por R. En la Facultad de Medicina de San Fernando. El intenso trabajo de la comisión se volcó en su informe final el cual fue publicado en 1988.82 y publicado en 1983. La nueva comisión fue presidida por el representante del Ministerio de Salud y contó con delegados de instituciones de salud que acreditaron sus expertos en emergencias. prevención.º 597-86. 1987: Estudios de vulnerabilidad sísmica de hospitales en el Perú A propuesta de la Comunidad Económica Europea y con fondos de ésta. CISMID. adoptaba ya un enfoque sistémico y concordaba con la voluntad política para impulsar ese campo.SA/DM designó la “Comisión permanente del sistema de atención de emergencias de Lima-Callao”. 2002: Acreditación de la calidad en la formación y el ejercicio profesional de la especialidad En cumplimiento de la normal legal la Comisión Nacional de Residentado Médico (CONAREME). no estructural. Universidad Nacional Mayor de San Marcos y otras instituciones (42).V. El documento proporcionó valiosos elementos de juicio para la toma de decisiones en una etapa en que la atención de emergencia. Desafortunadamente el proyecto no se implementó pese al esfuerzo y buena voluntad del presidente y los miembros de la comisión (41). Se convocó el ingreso de la primera promoción de en el verano de 1993 (43). actual Comité Científico de la Fundación Interamericana del Corazón (FIAC).º 468 tomado en su sesión XXVIII aprobó la creación de la especialidad de medicina de emergencias y desastres y el plan curricular respectivo. de la Organización Panamericana de Salud. líneas vitales) y funcionales (organización y procesos). inició en el año 2000 el proceso para la implementación de los estándares mínimos en segunda especialización con la aprobación de las “Normas y procedimientos de . con la finalidad de diseñar la estructura organizativa del sistema 125-32. CPR En noviembre de 1999 se fundó el Consejo Peruano de Reanimación (CPR) por encargo del Consejo Directivo del Consejo Latinoamericano de Resucitación (CLAR). Se le asignó la misión de promover la conservación de la vida y la salud de las personas en riesgo de sufrir muerte súbita a través de la promoción. 1999: Consejo Peruano de Reanimación. 0026. 1992: Segunda especialización en medicina de emergencias y desastres: Creación del programa en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Lima En abril de 1983 el autor presentó a la Sociedad Peruana de Medicina de Emergencias el “Plan educativo piloto para el residentado médico en emergencias” instalado con éxito en el Hospital de la Sanidad de las Fuerzas Policiales para la creación de la especialidad. Grandes desastres…grandes respuestascuyas bases preliminares habían sido diseñadas en el “Plan operativo para las atenciones de emergencias médico-quirúrgicas en la VI Región de Salud de Lima”.1986: La Comisión SELICA En el año 1986 la Resolución Ministerial N. miembro del International Liaisson Committee on Resuscitation (ILCOR). conforme lo ratificaron las palabras del Ministro de Salud aparecidas en el prefacio del documento. del Ministerio de Salud y del Seguro Social del Perú se hizo un estudio técnico de la vulnerabilidad sísmica de 15 grandes hospitales públicos del país en sus aspectos físicos (componentes estructural.

II-2. mecanismos y recursos necesarios para desarrollar una efectiva gestión del riesgo y preparar las ciudades para enfrentar los efectos de eventos catastróficos. Los estándares de formación profesional en la especialidad comprenden competencias en las áreas social (se prioriza el ámbito de los valores). acordó priorizar la creación de un Sistema Nacional de Protección y Asistencia Médica de Emergencias y Desastres incluyendo a las Centrales de Regulación de la Atención Médica de Emergencias y Desastres en grandes ciudades. es un órgano consultivo del Ministerio de Salud que cuenta con un Comité de Emergencias y Desastres. que en 1982-1983 ocasionaron una caída del PBI en -12%. 2002: Medicina de emergencias y desastres en el pregrado universitario La conjunción de fenómenos naturales extremos. al que encarga coordinar la aplicación de la política nacional de salud. el Consejo Nacional de Salud. parte del SNCDS. docente.º 386-2006/MINSA la cual establece que en los Establecimientos de Salud II-1. y con estudios en gestión o administración de servicios de salud u hospitales. con constancia de recertificación y participación en educación médica continua expedidas por instituciones reconocidas. y los eventos antrópicos como la violencia terrorista iniciada en los años 80 que causó la muerte o desaparición de 69 000 personas y pérdidas por unos 30 000 millones de US dólares aunados a la accidentalidad cotidiana del transporte terrestre que ocasiona unas 3000 muertes anuales justificaron plenamente la inclusión de un curso de emergencias y desastres en el plan curricular de los estudios de medicina.º 042-MINSA/ DGSP.01 “Norma técnica de salud de los servicios de emergencia” mediante Resolución Ministerial N. como el terremoto de Huaraz que produjo 65 000 muertes y 150 000 heridos o las inundaciones de El Niño. Ambos programas de estándares se han aplicado desde su creación (45). 2006: Se reconoce al especialista en medicina de emergencias y desastres como Jefe del Servicio de Emergencia de los establecimientos de salud El 20 de abril se aprueba la NTS N. debemos fortalecer los organismos. algunos por la constancia de las amenazas. proyección social. Hoy se reconoce que gran parte de los desastres tienen un carácter cíclico. Unos mil estudiantes de medicina han recibido y aprobado este curso desde su implementación en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos de donde se extenderá a otras universidades (46). 13 de agosto del 2002. otras por el crecimiento de las vulnerabilidades. mínimo tres meses para hospital II y seis meses para hospital III (48). investigación y gerencial y fueron aprobadas en el año 2001. 2003: Consejo Nacional de Salud y propuesta de creación del Sistema Nacional de Protección y Asistencia Médica para Emergencias y Desastres La Ley 27813.acreditación de programas de segunda especialización en medicina”. crea el Sistema Nacional Coordinado y Descentralizado de Salud (SNCDS).V. En una u otra forma. los “Estándares mínimos institucionales para la acreditación de programas de segunda especialización en medicina humana” y los “Estándares mínimos de formación profesional en segunda especialización”. durante las gestiones 2002 al 2004. el cual. Implementar este paso exigió un largo proceso de formación de especialistas que pudieran convertirse en docentes conforme lo exigen las normas de acreditación universitaria. una Dirección General de Emergencias y Desastres y un Fondo Nacional para la Atención Médica de Emergencias (47). III-1 y III-2 el médico jefe de servicio es un médico con título de segunda especialización en medicina de emergencias y desastres o medicina interna inscrito en el registro de especialistas del Colegio Médico del Perú. asistencial. y constancia de labor continua mayor de tres años en el servicio de emergencia para hospitales II y III. .

Morales Soto NR. Historia de la medicina peruana. Disponible en: http://www. 1884. C. Lima: Academia Peruana de Salud. Historia de la medicina peruana. 2: 30-41. 5. La Crónica Médica. Situación de salud: El desfase de la agenda sanitaria. 1884. Mota J.1 (11): 383-87. Avendaño L. Muñiz MA. Vilcapoma L. Lastres JB. Volumen I: La medicina incaica. Lima: Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social. Impacto del fenómeno El Niño en el Perú. 1884. La Crónica Médica. XVIII Y XIX. Historia de la medicina peruana. Terremoto de Lima del 24 de Mayo de 1940. 13. 1952. Lima: PREDES. 10. Lima: Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Lima: Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Volumen III: La medicina en la República.jhtml?cid=424697 . 1940. 4. Viruela en Lima. 2000. Historia de la salud en el Perú. El sismo del 9 de diciembre de 1950. 2005. Silgado E. Las aguas del cielo y de la terra. 1(1): 1-2. 1(1): 1-2. hospitales y epidemias de la Lima Colonial. 14.com/content/content. Ferradas P. 1951. 1(9): 312-18. Univisión: Historia del Futbol Olímpico. 3. 1884. En: Academia Peruana de Salud. La Crónica Médica. Lastres JB. Lastres JB. Datos sismológicos del Perú 1949-1950. En: Instituto Nacional de Investigación y Fomento Mineros. 9. 1884. un precendente que marcó Tokio [página en internet]. Sanidad militar. ForoSalud. Silgado E. 1954. 2008. Historia de la viruela en el Perú. En: ForoSalud. 8.univision. 1951. Lima: Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. 1990 16. 1964: La tragedia de Lima. 1(12): 429-33. 47-51. 1951. Lastres JB. [Fecha de acceso: febrero 2008]. Lastres JB. Sotomayor. Hacia una reforma sanitaria por el derecho a la salud. Editorial. 1992. Lima: Consorcio de Investigación Económica y Social. Avendaño L. p. Investigación de sismicidad histórica en la América del Sur en los Siglos XVI. La Crónica Médica. Lima: Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Observatorio del Derecho a la Salud. 7. enfoques y experiencias locales.REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 1. 2. 2008. Volumen II: La medicina en el Virreinato. [en prensa] 15. Historia de la salud en emergencias y desastres. Lima: Ministerio de Fomento y Obras Públicas. 17. apuntes para la historia de la Cruz Roja en el Perú. Sanidad militar. XVII. Sotomayor C. 6. Terremotos. 12. 11. Nota de presentación. Lima: Instituto Geofísico del Perú. apuntes para la historia de la Cruz Roja en el Perú (continuación). An Soc Peru Histor Med. La Crónica Médica.

El terremoto de Lima del 3 de octubre de 1974. Morales Soto NR. 21. [en prensa] 34. En: Manual de medicina de emergencias y desastres. Lima: CERESIS/UNESCO. Arce-Palomino JL. En: Academia Peruana de Salud. 1997. Lima: Academia Peruana de Salud. 2008. Compendio estadístico de emergencias producidas en el Perú. 2002. 2008. Historia de la salud en el Perú. Maguiña C. El terremoto de la región sur del Perú del 23 de Junio del 2001. 2008. Capítulo: Emergencias y Desastres. Historia de los sismos más notables ocurridos en el Perú (1513-1974). Lima: Academia Peruana de Salud. 2007. Oficina Nacional de Información. Salgado E. [en prensa] . avenida Grau: Inauguración. Biografía de Donald Morote Revolledo. Morales Landeo E.gob. 25. [en prensa] 26. Hospital de Emergencias “José Casimiro Ulloa”. Protección de Lima Metropolitana ante sismos destructivos. Acerca del INDECI. 2003. Morales Soto NR. 23. Ocola L. Lima 2001. Tavera H. 25(1): 118-24. Lima: Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Perú. 31. 27. 32. Silgado E. Giesecke A. Capítulo: Emergencias y Desastres. 24. Historia del Servicio de Neurocirugía 13-B. Amenazas antrópicas. En: Academia Peruana de Salud. Lima: Academia Peruana de Salud. 2007. Lima: CVR. Informe técnico. Instituto Nacional de Defensa Civil. La asistencia pública. [en prensa] 30. 1980. Santana J. Epidemia de cólera. 19. Historia de la salud en el Perú. Kuroiwa J. Lima: Instituto de Geología y Minería. Historia de la salud en el Perú. 1998. Rebagliati Martins. 1983. Proyecto de manual de procedimientos operativos en desastre. [Fecha de acceso: febrero 2008] Disponible en: www. Lima: HNERM.pe 33.18. Morales Soto NR. En: Manual de medicina de emergencias y desastres. En: Academia Peruana de Salud. Lima: Universidad Nacional Mayor de San Marcos. 28. Capítulo: Emergencias y Desastres. 2008. Lima: Universidad Nacional de Ingeniería. Cataclismo en el Perú! Lima: Atlántida. Untama J. Giuliani H. Amenazas naturales. Instituto Nacional de Defensa Civil. Historia de la salud en el Perú. Lima: INDECI. 1971. 20.indeci. Año 1997. 29. Comisión de la Verdad y Reconciliación: Informe final. Lima: Academia Peruana de Salud. Morales Soto NR. Guillén J. 2008. 22. 2008. Comisión de la Verdad y Reconciliación. Capítulo: Emergencias y Desastres. 1978. En: Academia Peruana de Salud. Rev Peru Med Exp Salud Publica. Primeras asociaciones profesionales en la especialidad de medicina de emergencias y desastres. Lima: Instituto Geofísico del Perú. del Hospital de Campaña del IPSS y de la Unidad de Neurocirugía Pediátrica–UNCIP del Hospital Nacional E. Rev Serv Sanid Fuerzas Polic. Grandes incendios urbanos: Mesa Redonda. 44: 185-98.

2004. En: Academia Peruana de Salud.º 597-86-SA/DM: Comisión permanente del sistema de atención de emergencias de Lima-Callao. 1982. Análisis de la vulnerabilidad sísmica en hospitales del Perú.V. Historia de la salud en el Perú. Lima: Academia Peruana de Salud.35. Morales Soto NR. Historia de la salud en el Perú. Hacia la creación de un sistema nacional de protección y asistencia médica de emergencias y desastres. Ministerio de Salud/Oficina General de Defensa Nacional/ Oficina Ejecutiva de Estudios Estratégicos y Doctrina. Sato J. An Acad Nac Med (Lima). Westrick S. Bol Soc Peru Med Emerg. Lima: OPS. Médicos emergencistas y unidades de shock-trauma.74. Sociedad Peruana de Medicina de Emergencias y Desastres: Los años fundacionales. Ministerio de Salud. En: Organización Panamericana de Salud. 41. Lima: Academia Peruana de Salud. 44. RVM N. 2006. Capítulo: Emergencias y Desastres. Perú. CPR. Medicina de emergencias y desastres en el pre grado universitario: Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Morales Soto NR. Lima: MINSA. de la Organización Panamericana de Salud. [en prensa] 45. Nacimiento y Creación de la Oficina General de Defensa Nacional. Historia de la salud en el Perú. Lima: Academia Peruana de Salud. 13: 213-16. 2006. Morales Soto NR. Lima: Academia Peruana de Salud. Chang Ausejo C. p. Diagnóstico (Perú). Morales Soto NR. Acreditación de la calidad en la formación y el ejercicio profesional de la especialidad. 38. Ministerio de Salud. Capítulo: Emergencias y Desastres. Historia de la salud en el Perú. Consejo Peruano de Reanimación. [en prensa] 39. Shanks F. Washington DC: OFDA. Lima: MINSA. 1997.S. Academia Nacional de Medicina. 1: 9-11. 2008. Historia de la salud en el Perú. 8-9. Vigo J. En: Academia Peruana de Salud. Vulnerabilidad funcional y organizativa. Morales Soto NR. 1986.º 042-MINSA/DGSP. Perú. [en prensa] 36. In: Office of U. En: Academia Peruana de Salud. Annual Report for Fiscal Year 2004. Morales Soto NR. Capítulo: Emergencias y Desastres. Capítulo: Emergencias y Desastres. En: Academia Peruana de Salud. NTS N. Organización de emergencias y formación de emergencistas. 42. 1984. En: Academia Peruana de Salud. 40. 48. RM N.º 386-2006/MINSA: Norma técnica de salud de los servicios de emergencia. 1985. Perú. [en prensa] 46. 2008. Ministerio de Salud. El Programa de Preparativos para Desastres y Coordinación de la Ayuda Internacional.01 . A Ruby Jubilee (1964-2004): OFDA Celebrates 40 years delivering humanitarian assistance worldwide. Foreign Disaster Assistance.º 0025-82-SA/DVM: Plan operativo para las atenciones de emergencia médicoquirúrgicas en la VI Región de Salud de Lima. 37. 43. Lima: Academia Peruana de Salud. : 172. [en prensa] 47. 2008. 2008. Lima: MINSA. Capítulo: Emergencias y Desastres. 2008. Lima. OPS/OMS. p. 2006. RM N. Morales N. Morales Soto NR.

Sociedad Peruana de Emergencias y Desastres. 206. Nelson Raúl Morales Soto. Dpto.° 695. Alameda La Molina Vieja N. Perú.Correspondencia: Dr. Lima.com Fecha de recepción: 08-03-08 Fecha de aceptación: 19-03-08 . Dirección: Av. Teléfono: (511) 365 8891 Correo electrónico: moralessotonelson@gmail. La Molina. Lima.

víctimas del evento y deben regresar a sus responsabilidades de emergencia y ayuda. Apoyo social. A menudo. prevenir o controlar. La capacidad de poder aplicar lineamientos y operaciones de ayuda. como por ejemplo el terremoto en la región de Ica. Los desastres naturales impactan vidas y propiedades. Los desastres convierten a los ciudadanos. incluyendo niños. ABSTRACT Natural disasters affect lives and property. muchas otras actividades están lideradas por otras agencias dentro de los sistemas de gobierno/ ONG/ agencias privadas. psychosocial and behavioural. Miami. en sobrevivientes que deben lidiar con traumas. Faculty of Medicine. This paper shows how some knowledge based on experiences and progress of science biological. para poder después reconstruir sus vidas. Cohen1 1 Médico psiquiatra salubrista. Natural disasters. siguen ayudándonos a entender el comportamiento del sobreviviente. are still helping us to understand the behaviour of the survivor. Palabras clave: Salud mental. Para organizar e implementar programas de salud mental postdesastre. pérdidas y situaciones de crisis. bomberos. Key words: Mental health. data and practices based on evidence and empirical studies in the field of disaster is an evolutionary process for professionals in this field. The ability to implement guidelines and aid operations. cómo algunos conocimientos basados en experiencias y el avance de la ciencia biológica. Social support. RESUMEN Los desastres naturales impactan vidas y propiedades. devastating communities for extended periods. profesionales de salud y representantes del gobierno. Trastornos de estrés traumático. estas agencias emitirán decisiones que afectarán la salud mental de los sobrevivientes que tienen otras prioridades y responsabilidades como albergues. Es importante conocer que mientras las brigadas de salud mental se están organizando para ayudar a los sobrevivientes. En este articulo se presenta. obtener datos y prácticas basadas en evidencias. Miami University. También. transporte o reconstrucción de vecindarios. psicosocial y de la conducta. Health personnel (source: DeCS BIREME). es un proceso evolutivo para los profesionales en este campo. devastando comunidades por largos periodos. son eventos que están más allá de nuestra habilidad de predecir. adultos mayores. . Desastres naturales. devastando comunidades por largos periodos.Lecciones aprendidas durante desastres naturales: 1970-2007 Lessons learned during natural disasters: 1970-2007 Raquel E. enfermos crónicos y discapacitados. consultora en salud mental en desastres de la Organización Panamericana de la Salud. policías. interactivos con coordinación flexible entre todas las agencias de emergencia como defensa civil. Personal de salud (fuente: DeCS BIREME). Traumatic stress disorders. Perú 2007. así como estudios empíricos en el ámbito de desastres. USA. En muchas situaciones los profesionales de la salud sobrevivientes. son al mismo tiempo. se debe contar con servicios integrados.

La capacidad de poder aplicar lineamientos y operaciones de ayuda. Cuando me percaté de las necesidades de los sobrevivientes en 1970. psicosocial y de la conducta. Estos temas eran conocidos por los profesionales. en esa época todavía no se conocía qué componentes tendrían que ser incorporados en una capacitación para salud mental en desastres. así como estudios empíricos en el ámbito de desastres. lo que me dio la oportunidad de producir un currículo. ordenando que en todo programa de ayuda en desastres exista un componente de salud mental (2). continua evolucionando a través del tiempo. En 1972 ocurrió un terremoto que arrasó Managua. resignación y adaptación. También pudimos observar las diferencias y las semejanzas culturales universales en algunas áreas claves de las reacciones humanas que se presentan en acontecimientos catastróficos mundiales. pérdidaduelo y adaptación dentro de un marco cultural de la población. ya que los usaban en situaciones clínicas. b) las reacciones del trauma psicológico. cada vez más efectiva debido al incremento de conocimientos prácticos. Con el pasar de los años y a medida que adquirimos más conocimientos. era cómo aplicarlas a la práctica en las áreas desoladas de albergues. cómo algunos conocimientos basados en experiencias y el avance de la ciencia biológica. los componentes de programas de capacitación. También pude notar que los sobrevivientes y los profesionales de las agencias de emergencia estaban confundidos cuando se les presentó conocimientos técnicos y temas como: a) el estado de crisis debido al estresor del terremoto y sus consecuencias. Este enfoque fue evolucionando a medida que los profesionales fueron al encuentro de los sobrevivientes. porque el conocimiento de ayuda en salud mental a los sobrevivientes todavía no era bien conocida. El equipo de profesionales bilingües y biculturales que viajó desde Boston. como me paso a mí . existían lazos culturales y el lenguaje en común. Lo que era desconocido. Desde entonces. encontré muy poco material. capacidad de afrontamiento. encontró que se pudo relacionar fácilmente con los profesionales que se acoplaron al equipo. El gobierno me pidió que capacitara a un número de profesionales en varios estados de los Estados Unidos. y d) los procesos de cambio. y trate de encontrar publicaciones científicas en qué basar un programa de ayuda en salud mental. situación en crisis.PRIMERAS LECCIONES / BASE CONCEPTUAL La ciencia y arte de poder comprender las reacciones humanas y como ayudar a los sobrevivientes. Me di cuenta que si queríamos aumentar los equipos de asistencia tendríamos que educar y capacitar a todos los niveles del programa de asistencia de emergencia. conceptuales y científicos. siguen ayudándonos a entender el comportamiento del sobreviviente. después del terremoto que azoto al Callejón de Huaylas en el Perú. conductas y necesidades de los sobrevivientes. educación y consultoría para profesionales de emergencia son parte de todo programa de ayuda en desastres (1). los programas de salud mental en desastres han estado evolucionando y estableciendo lineamientos para planificar y organizar la ayuda a los sobrevivientes. ha permitido la posibilidad de reconocer y categorizar las reacciones. generalmente en oficinas y hospitales. En 1974 el gobierno estadounidense promulgó una ley de emergencia. A través de los años. c) los procesos de afrontamiento. sin embargo. USA para ofrecer ayuda. el contenido compartido por muchos profesionales que laboran en el área de trauma. En este articulo se presenta. ya que ellos generalmente no buscan ayuda psicológica. obtener datos y prácticas basadas en evidencias. es un proceso evolutivo para los profesionales en este campo. Nicaragua y tuve la ocasión de empezar a aplicar conocimientos científicos y adaptarlos a las lecciones que empezaba a aprender de las necesidades de los sobrevivientes. esto incluyó temas de reacciones traumáticas. combine varios temas de salud mental con conocimientos bio-psicológicos y socio-culturales. Como psiquiatra peruana especializada en el área infantil y de la comunidad. vecindarios destrozados y sobrevivientes confusos y desorganizados después del impacto del evento. estrés y desastres.

duelo. En desastres. esfuerzos de adaptación y afrontamiento manifestado por el sobreviviente en su capacidad de adaptarse al entorno desorganizado que los rodea (8). LECCIONES APRENDIDAS CON BASES CONCEPTUALES Y CIENTÍFICAS A través de los años seguí aprendiendo lecciones. ha conducido a la aparición de la respuesta psicosocial asistida para los sobrevivientes. Esto presenta un desafío a los trabajadores en la tarea de asistir a sobrevivientes con síntomas de trauma postdesastre. están procesando el trauma que ha desorganizado su capacidad. Los profesionales en el campo de la salud mental.com. Nuevos roles y dificultades para los trabajadores psicosociales de salud mental en desastres. Colombia (5). CONCEPTOS UNIVERSALES Los siguientes temas son algunas de las áreas que han contribuido a reforzar nuestros conocimientos y ofrecen una base sólida en que apoyar los programas de ayuda:     Conceptos de adjudicar al sobreviviente reacciones patológicas (enfermo) en lugar de procesos de adaptación. ansiedad y miedo (7). pero no es un enfermo. Cada tema que incluía en mi práctica. Aunque cada desastre tiene características únicas. están entrenados para organizar observaciones a lo largo de las categorías clínicas. permite el desarrollo de la información. especialmente las que constituían los componentes biológicos que mostraban los cambios funcionales en el cerebro. Aunque la mayoría de la población se va a recuperar. aprendizaje y memoria. siempre queda un grupo de sobrevivientes que se van a enfermar física o . la erupción del volcán Ruiz en Armero. el terremoto en Armenia. la observación y documentación de síntomas necesita ser interpretada como procesos y manifestaciones de estrés postdesastre. aclarando los procesos de estrés-reacción al estrés traumático.raquelcohendisaster. no obstante necesita ayuda para equilibrarse. que sirven como pautas para la intervención. USA (6). inherentes en todo individuo. Contribuciones de las ciencias del comportamiento componentes biológicos. aplicación y asistencia. el huracán Hugo en Puerto Rico. Conceptos y ayuda de soporte socio-cultural/ espiritual CONCEPTOS DE ADJUDICACIÓN DIAGNÓSTICA Para describir un grupo de signos y de síntomas.después de las experiencias en los terremotos de Managua (3) y San Salvador (4). por ejemplo. continuaba influenciando mis conceptos que a su vez tenía un efecto retroalimentador y enriquecía la práctica del programa de ayuda en desastres. producida por un desastre catastrófico. la nevada y maremoto en Massachusetts. a medida que se incrementaban los conocimientos. obtenidas en la práctica y en temas conceptuales y científicos producidos por investigaciones en todas partes del mundo. la respuesta humana universal al cambio catastrófico. el uso de la nomenclatura clínica puede no ser apropiado en un proceso cuando la reacción es normal para la situación anormal. el conocimiento. Durante los últimos 20 años. Los profesionales necesitan comunicar la disfunción (comportamiento normativo postdesastre) en sus archivos sin las “etiquetas” asociadas con psicopatología clínica. el huracán Mitch en Nicaragua y Honduras. Colombia. Este cambio de perspectiva influencia nuestros objetivos y procedimientos de ayuda y enfoca plenamente al ciudadano que está tratando de estabilizarse después del golpe desestabilizador recibido por el desastre. Sus sistemas de adaptación. Las investigaciones científicas ofrecieron una base más sólida a nuestros conocimientos. la comprensión y el reconocimiento crecientes de los eventos emocionales y psicológicos en desastres. entre muchas otras experiencias de los últimos años que se encuentra disponibles en www.

la percepción y significado para su sobrevivencia más las consecuencias de cambio en su entorno (11). apropiada y eficientemente al sobreviviente (13). se recoge los escombros y se reconstruye el vecindario). Se notaba mucha variación en pensamientos. Los procesos de reacciones y conducta dentro de cada etapa. El conocimiento de la relación entre el trauma psíquico y las expresiones múltiples de la respuesta al estrés y trauma. Capacidad del individuo de afrontar los cambios personales producidos por el desastre y el de su entorno. REACCIONES PSICOSOCIALES DEL SOBREVIVIENTE (ESTRESORES Y ESTRÉS A CAUSA DE UN DESASTRE) Los factores estresantes son estímulos intensos que imparten energía y excitan al sistema nervioso central. conserjería. que ayuda a identificar los mecanismos a través de los cuales el estrés psicosocial afecta el comportamiento. asesoramiento. especialmente en adultos mayores (10). Ayuda y redes de soporte que ayudan de manera especifica. Afectan la conducta dependiendo del tipo del evento traumático. Estos tiempos se han categorizado en las siguientes nomenclaturas: Etapas preimpacto. Las manifestaciones emocionales y de conducta guían a los profesionales que están en el “campo” para cambiar su enfoque y la conceptualización de sus metodologías e intervención de la ayuda. AVANCES EN LAS CIENCIAS DEL COMPORTAMIENTO Y NEUROCIENCIAS (7) ¿Qué conceptos se usan como pautas para reconocer reacciones individuales postdesastre? A través de los años observamos que las reacciones de los sobrevivientes cambiaban a medida que pasaba el tiempo. CONDUCTAS UNIVERSALES POSTDESASTRE Con los años. manifestaban cambios en todos los sistemas biológico-psicológicos y eran expresados por los sobrevivientes dentro de sus enfoques socioculturales/espirituales (religión). medicación. pero los cambios parecían seguir procesos congruentes con fases y etapas de adaptación y recuperación. Esto es debido a muchas situaciones adversas que afectan su capacidad de adaptarse a las dificultades producidas por el evento y cambios en sus vidas y entorno. desarrollando reacciones psicofisiológicas particulares de los sistemas programados para sobrevivir. empezamos a identificar tres tipos de reacciones psicosociales y conductas universales. ha ofrecido nuevas pautas al profesional para entender el comportamiento postdesastre. manifestadas por sobrevivientes. estas tres áreas reaparecen en toda situación de desastre.psicológicamente después de un desastre catastrófico. La aceptación de la perspectiva bio-psico-sociocultural de los sistemas humanos. A través del pasaje del tiempo todas las reacciones resultan de la combinación del impacto en los cambios internos y del entorno (como y con qué rapidez son ayudados y dado soporte a los sobrevivientes. como fundamentales en el proceso de recuperación y adaptación:    Factores estresantes y reacción de estrés. educación y trabajo de grupo (9). Estilos de conducta de afrontación. de manera apropiada y saludable (12). Sistemas de conducta y apoyo social. Este enfoque promueve el uso de nuevas modalidades terapéuticas que incluye los primeros auxilios psicológicos. es clave para entender el comportamiento de un sobreviviente. emociones y conducta. la intervención de crisis. La respuesta al estrés activa el sistema autonómico y el eje . Hemos aprendido lecciones que muestran una relación entre la situación personal y la reconstrucción del entorno. impacto a corto plazo y reconstrucción.

psicológicas y de conducta. manifestación diferencial de sobrevivientes (14) El estrés agudo está asociado con fuertes emociones. pero pueden acelerar reacciones patológicas cuando se produce un incremento o éste no se descontinúa. El organismo depende de estos mecanismos biológicos para sobrevivir y si existe funciones de estos mecanismos inadecuados o excesivos puede presentar condiciones de conducta deficiente. tienen efectos protectivos. El sistema hipotálamohipófisoadrenal. las características del evento y traumas adicionales van a influenciar las reacciones del sobreviviente. El sistema cognitivo y afectivo responden y las funciones de identificación/evaluación ante el peligro se enfocan en la sobrevivencia. consolida la memoria del evento que amenaza al organismo para evadirlo la próxima vez. Estos cambios de conducta se pueden interpretar como indicio de que las funciones biológicas están perturbadas en el sobreviviente que esta sufriendo por el cambio repentino a su vida debido al efecto del desastre sobre su persona y el entorno familiar. Las diferencias individuales en las reacciones orgánicas a las hormonas del estrés están relacionadas con los niveles de habituación y producción de ansiedad. La reacción de estrés es la respuesta a un evento que se interpreta como amenazador y que evoca reacciones fisiológicas. afectando la excitabilidad neuronal y la estructura plástica cerebral que es reversible. El cerebro es el centro que controla la interpretación de los estímulos estresantes. por la genética individual de cada sobreviviente. . dependiendo de los estímulos en el ambiente. Los sistemas de la memoria están implicados de manera intrincada para asistir este proceso. de salud y personalidad. emociones y conducta. al igual que otros sistemas del organismo –cardiovascular. Cuando la modalidad operativa –es decir la conducta usual del sobreviviente se modifica como consecuencias de experiencias estresantes. El sistema de la respuesta al estrés tiene las siguientes características. modificar y continuar el progreso de un síndrome biológico que depende de variables que tiene influencia bidireccional. efectivos y reversibles a corto tiempo. es víctima de los sistemas fisiológicos del estrés. Estrés agudo frente al estrés crónico. Es un sistema genético fundamental que responde a las necesidades de la supervivencia del individuo y activa el despertar y la respuesta al estímulo físico y psicosocial del exterior y a los signos internalizados de peligro.adrenal y la conducta de “lucha o escape” es la conducta observable a una situación peligrosa como un terremoto. el sistema autonómico y los neurotransmisores que median los cambios fisiológicos de estrés sobre el cuerpo.hipotalámohipófiso. El cerebro a su vez. esta se manifiesta como cambios en pensamientos. Tiene la capacidad plástica de remodelar dendritas que cambian los sentimientos y conducta. El estrés crónico provoca una adopción plástica cerebral. Las hormonas del estrés median reacciones adaptativas o mal adaptativas. al mismo tiempo que responde y organiza reacciones fisiológicas y de conducta. Variables genéticas. La presencia de factores estresantes y traumáticos puede iniciar. inmunológico. produciendo cambios estructurales y funcionales (Tabla 1) que contribuyen al daño de funciones cognitivas. influenciada a su vez.

Las experiencias estresantes se consolidan en la memoria por el efecto de las hormonas del estrés. registra estímulos y constituye el origen de la memoria en el ser humano. las consecuencias de esta interacción generalmente son autolimitadas y desaparecen si son de corta duración. Esto incrementa la intensidad de las memorias traumáticas y estimula una conducta compensatoria o de adaptación negativa. Sucede cuando hay ausencia de ayuda social y terapéutica. Existe una interacción circular entre los componentes psicológicos y fisiológicos que procesan el evento traumático. Principios y técnicas para mitigar el estrés en desastres (17) Esta son algunas de las técnicas que tienden a disminuir el nivel de estrés. pero si esta reacción se prolonga. Esto ocurre cuando hay problemas en los procesos reparativos psicofisiológicos normales y en la protección interna o externa de sobrevivencia. pero pierde la capacidad de controlar el desequilibrio producido por el impacto del evento. . también sucede cuando hay problemas en las fases de recuperación y adaptación debido a la ineficiencia de los mecanismos del sistema reactivo humano que se activó pero no se apagó después del evento. la perdida de un ser querido o una propiedad.todas éstas encontradas en el terremoto de Pisco. el miedo de un tsunami. tomen un curso saludable y al retorno de su bienestar. Estas intervenciones ayudan a reorganizar y reconformar la psicología y neurobiología de la persona traumatizada:   Ofrecer confort dentro de las posibilidades ocasionadas por la situación traumática. Hipótesis de procesos interactivos cronicidad traumática (16) psicosociales y biológicos que presentan El sistema nervioso central está organizado para reaccionar automáticamente en situaciones traumáticas activando el eje hipotálamo-hipófisoadrenal. Las interacciones psicológicas y las experiencias humanas son situaciones estresantes poderosas -por ejemplo la anticipación de las consecuencias de un terremoto. los mecanismos se pueden desorganizar y desregularizar. las réplicas. Perú (2007). Dar y esclarecer información clave que pueda ayudar a calmar al sobreviviente. aliviando la sobrecarga de los sistemas de confrontación. dando soporte emocional y promoviendo la posibilidad de que las funciones de adaptación que todo sobreviviente posee.Papel de la memoria y el aprendizaje afectado por el estrés (15) El aprendizaje es contínuo. Cuando nuevas amenazas estimulan reacciones psicobiológicas (influencias nuevas = conexiones cerebrales) se activan las memorias explícitas e implícitas.

usando procesos cognoscitivos. Situación económica y social. Si el sobreviviente no puede lograr este fin. AFRONTAMIENTO Y ADAPTACIÓN (18) El afrontamiento es la conducta que protege al sobreviviente contra el estrés interno y externo. Las siguientes son variables que influencian el nivel funcional de adaptación:       Características personales. Hay mucha variación en la capacidad de afrontamiento individual en término de la capacidad o incapacidad de adaptación que tenga. El uso de los procesos de afrontación. Al adquirir esta nueva función. por ejemplo. Este cambio de la función influenciará su papel como miembro del equipo de desastres. Estos conocimientos incluyen la identificación de las reacciones cambiantes de los individuos a través del tiempo y de los sitios de reubicación. mencontrando y aceptando ayuda apropiada. Experiencias infantiles. emocionales y perceptivos. alimentos y abrigo. de esta manera el trabajador continuamente incorporará un nuevo cuerpo de conocimientos. Esta conducta implica adaptación. necesitan tener un concepto claro del cambio de enfoque y conceptualización de sus deberes y responsabilidades. para desarrollar las técnicas terapéuticas que toman todos estos nuevos conceptos en consideración. es posible que desarrolle reacciones patológicas agudas o crónicas. Debe idear un nuevo acercamiento interactivo con el sobreviviente. protege al sobreviviente de la desorganización psicológica y fisiológica. una aflicción intensa puede complicar el duelo. Tipos de asistencia terapéutica sensibles a los valores culturales Cuáles son las nuevas funciones para los trabajadores de salud mental para desastres (17) Los trabajadores que forman los equipos de ayuda en desastres. mediante la negación. Incrementar y fortalecer redes sociales. evasión. Es importante que los trabajadores aprecien lo siguiente:   Creencia de que los sobrevivientes están reaccionando normalmente ante situaciones muy anormales y penosas. Brindar esperanza y alivio a través de una actitud positiva del trabajador. familiares y de trabajo Asistir en aceptar y entender los tipos de cambio de vida en el nuevo entorno. La pena ante la desaparición de personas u objetos significativos/ simbólicos. El sobreviviente trata de encontrar modos de adaptarse.     Orientar en el nuevo entorno para encontrar los recursos necesarios para recuperarse. expresiones de sus esfuerzos tentativos de afrontar no sólo el impacto del desastre sino los trágicos cambios en su vida diaria como consecuencia de las pérdidas y sufrimientos. Generalmente los trabajadores se reclutan de los grupos de profesionales de salud mental que tienen conocimientos básicos importantes para participar en programas de ayuda en . impactan al sobreviviente. eventos traumáticos. Ayudar a resolver problemas personales. Las conductas y reacciones son. Herencia genética. en donde se juntarán buscando seguridad. defensa y control. estos procesos son esfuerzos para mantener la carga del estrés dentro de límites funcionales y tratar de adaptarse a la penosa realidad. para ello usa los métodos usuales a su disposición. necesitan ampliar su comprensión de cómo las circunstancias múltiples desencadenadas por el evento traumático. creencias religiosas o resignación. Estilos de afrontamiento Cada sobreviviente presenta características individuales para manejar la terrible situación que confronta después del desastre. en la mayoría de los casos. En esencia.

sensible y eficaz. los grupos sociales. tradicionales y estables que podrían ser de gran ayuda pueden alterarse y desaparecer en un desastre catastrófico.desastres. 2. EL PAPEL DEL SISTEMA SOCIAL – CULTURAL / RELIGIOSO DE SOPORTE POSTRAUMA (19) La calidad de la red de apoyo y ayuda durante la situación estresante que enfrenta el sobreviviente influye de manera considerable en el desenlace y adaptación a las difíciles tareas necesarias para recuperarse. La mayoría tiene poca experiencia ayudando a sobrevivientes dentro de un ambiente caótico. La naturaleza y el ritmo del trabajo cambia continuamente como resultado de: La secuencia de procesos emocionales y procesos tipo “afrontamiento” del sobreviviente a medida que trascurre el tiempo. incomodo. 1. es cuando el trabajador puede encontrar y unir a los miembros de una familia o compañeros. Evolución en expectativas no realistas y actitudes de los trabajadores para desastres que no pertenecen a salud mental. puede ser decisiva o no. Dependiendo del grado de capacitación. Estos conocimientos le permiten al trabajador poder enfocar los recursos que necesita el sobreviviente de una manera digna. La manera eficiente de apoyar al individuo tiene un papel importante en asistir a los procesos de recuperación. Responsabilidades de los trabajadores para desastres. La calidad de la red social y el entorno sociocultural es un soporte importante para contener la extensión del estrés. usarán sus conocimientos sobre las técnicas de ayuda llevados por el deseo de encontrar una forma de paliar el destino trágico del sobreviviente. El índice de recuperación en la comunidad. que no pertenecen a salud mental. son diferentes de las de los trabajadores de salud mental porque cada agencia tiene sus reglas. Por eso priorizan las necesidades de los ciudadanos y no prestan atención a sus propias necesidades. Entre los más graves problemas está el de agotamiento. Los recursos sociales y emocionales tienen que ser congruentes con las creencias y tradiciones del grupo cultural al que se desea ayudar. . Límites profesionales y confusión de las pautas de responsabilidad y conducta. Ritmo que cambia de puesto y horario del trabajo debido al ambiente caótico e impredecible. 3. Problemas que enfrentan los trabajadores Los trabajadores de salud mental en desastres. Muchos se preguntan ¿que áreas son iguales y cuales son diferentes cuando se ayuda a un individuo en situaciones catastróficas después de un desastre? Los siguientes temas son algunos de los que necesitan ser conceptualizados de una manera diferente:        La concordancia con el conocimiento profesional pero la actitud y procedimientos difieren. en función de cómo se reorganiza luego del desastre y reconstruye los vecindarios. de acuerdo con la sensibilidad y eficacia de los esfuerzos de ayuda. son reclutados de diversas instituciones o agencias. Con el pasar del tiempo las demandas para la acción y la ayuda disminuyen gradualmente en intensidad y los tipos de problemas son más crónicos y difíciles de resolver. Uno de los esfuerzos más apreciados. a partir de grupos dispersos que tenían poca posibilidad de encontrarse. Este término describe los múltiples elementos del tipo de estrés ocupacional que experimentan los profesionales socorristas. esto conduce a problemas psicológicos y fisiológicos que deben ser vigilados por los dirigentes del programa asistencial. Generalmente. angustia y sufrimiento. La red de relaciones humanas. inseguro y doloroso. Función profesional diversa y nueva debido a la situación de emergencia.

. Algunas son:    Expresión de la pena. demanda comprensión de las variables que se deben reconocer y respetar puesto que influencian fuertemente su:    Estilo de comunicación.Consideraciones de soporte socio-culturales / espirituales En todo desastre se encuentra una variedad de grupos cuyas características culturales. dependiendo de la región y de la población específica afectada por el desastre. pérdida y duelo de acuerdo a diferentes modalidades culturales/religiosas. las actitudes y las habilidades obtenidos en sus experiencias anteriores. reconocimiento de la familia. social y económica. Discriminación. situación personal. Dificultades de acceso que tienen a los servicios de desastre. El contenido basado en la experiencia y el conocimiento. étnicas. El asistir y el participar en situaciones postrauma que afectan a grupos multiculturales. Características sociales. Percepciones de la respuesta de los sobrevivientes basadas en necesidades únicas del individuo. sus familias y sus comunidades dependiendo de los siguientes factores:        Estado de la inmigración. El nivel socioeconómico y educativo influencian en cómo los individuos -ayudantes y damnificados. las siguientes variables definen la calidad del soporte sensitivo y cultural:      Presentes y activos. Dificultades en el lenguaje de la mayoría (castellano frente al quechua o aimara).perciben e interpretan acontecimientos traumáticos y afecta también la respuesta de ellos. social efectivas y constantes durante las etapas del duelo. Estas características tienen que ser tomadas en cuenta no sólo para enfocar el uso de las técnicas de ayuda. Proceso de acercamiento para establecer relaciones terapéuticas de ayuda. Carencia de recursos financieros y de transporte. de lenguaje y religión varía. económicas. Ocasionalmente el trabajador no está conciente de sus prejuicios y su enfoque esta en disyuntiva con lo que el sobreviviente le comunica y por ende el proceso de ayuda fracasa. Carencia de seguro médico. Los trabajadores traen el conocimiento. se debe incorporar en todas las actividades. agentes humanos (terapéuticos) satisfactorios y congruentes. cultura y religión. si no principalmente para poder ofrecer el soporte humano imprescindible en todo programa de ayuda a los sobrevivientes en desastres. Actividad y creencias religiosas. de la actitud y del comportamiento pueden representar las variables culturales que expresan dimensiones de la respuesta al trauma. En resumen. redes de sostén religioso. Relación del entorno y procesos de trauma. Carencia de información. reconocimiento cultural y vital para los procesos de relaciones personales afectivas. unidas con su propio fondo cultural/espiritual. la expresión compleja de emociones. Pérdida de seres queridos y duelo como impacto traumático. Vulnerabilidad a los efectos de la pérdida y separación del entorno. Aceptación de la ayuda y uso de la ayuda de acuerdo con sus creencias. El conocimiento. actitud y habilidades al trabajar con los sobrevivientes de diversas culturales. exige el conocimiento de la respuesta cultural de los individuos de diversos orígenes.

Perú) seguidos de nuevos episodios traumáticos (dolor. discapacitados. nivel socioeconómico. separación. Entre estas poblaciones están los niños. el destino de los sobrevivientes y es posible que manifiesten síntomas de angustia y depresión (25). han abierto un nuevo capítulo hacia la medicina preventiva y psicosomática (24). soporte. Comprendiendo los efectos de los estresores y reacciones de estrés. Efectos de estos estímulos producen recuerdos o asociaciones dolorosas del evento traumático que todavía siguen vigentes. colegas). radio) numerosos grupos sufren. La extensión geográfica y el nivel de sufrimiento y reacciones de estrés. enfermos mentales y enfermos crónicos (23). demuestra que los cambios están relacionados con el objetivo de adaptación al nuevo entorno (22). en ocasiones hay posibles respuestas de estrés inicial y aprendizaje incorporado en centros cerebrales que vuelven a ser estimulados debido a la aparición de estresores continuos y repetidos (como las réplicas del terremoto en Pisco. adultos mayores. asistencia en crisis. a enfermedades física crónicas. pueden llegar a producir síntomas debido al fracaso de controlar los mecanismos relacionados con la sobrevivencia y reacciones de estrés por efecto de trauma continuo o estímulos recordatorios lo cual produce un desequilibrio que resulta en reacciones inapropiadas de “alarma continua” (hipersensibilidad. que necesita ayuda médica.21) Los siguientes son algunos ejemplos evidenciados por las lecciones aprendidas y los conocimientos actuales: La relación entre el tiempo trascurrido (fases) y los cambios de conducta. paranoia) (27). debido a condiciones patológicas. televisión. Es importante reconocer que muchos síntomas de desorganización de los sistemas humanos. pérdidas físicas). esclarece la situación del sobreviviente que aunque las respuestas al estrés/crisis tiene una base psicobiológica.¿CÓMO SE APLICAN LOS CONOCIMIENTOS APRENDIDOS A TRAVÉS DE LOS AÑOS A LAS OPERACIONES DE AYUDA EN DESASTRES? (20. Entre estas características también hemos aprendido que hay poblaciones que tienen manifestaciones de trauma diferentes y por eso las intervenciones de ayuda difieren. dependen si el impacto fue directo o si fue indirecto (familia. que van cambiando y eventualmente desapareciendo. e incrementa la capacidad de afrontar las consecuencias del desastre (26). teléfono. recursos y esfuerzos de reconstrucción para reforzar la capacidad de aguante y afrontamiento. Existe un consenso de que la rápida e inmediata intervención terapéutica. raza o cultura. Necesitamos tiempo para poder diferenciarlas y categorizarlas como reacciones normales dentro de la situación estresante en que se encuentra el sobreviviente o si es una manifestación patológica y clínica. Los nuevos conceptos que asocian los procesos de trauma y estrés. debido a la rápida información virtual (Internet. nos guía en la aplicación de diferentes técnicas y procedimientos en consonancia con los cambios para ser más eficientes. El efecto positivo de la ayuda humanitaria. La experiencia de haber podido documentar estadísticas que demuestran que la mayoría de la población se recupera después de un periodo. La gran diversidad de manifestaciones y reacciones de individuos que demuestran conductas influenciadas por variables como edad. después de un desastre. emociones y pensamiento. consejería. Los mediadores hormonales y químicos liberados como respuesta al recuerdo del evento traumático. dando asistencia. producidos por los efectos traumáticos del desastre. amigos. y un uso limitado en medicamentos (especialmente para poder apaliar el sueño perdido por los efectos del desastre) ayuda a reducir la desorganización psicocognitiva y afectiva. por cariño y empatía. La gama de niveles de adaptación que se encuentran entre los métodos saludables/apropiados y las reacciones disfuncionales son muy variables. se parecen a síntomas patológicos del sistema clínico. las manifestaciones van ser influenciadas por características individuales. . sexo. empezando con técnicas de primeros auxilios psicológicos.

Hoy en día todo equipo de trabajadores debe recibir ayuda. In: Parad HJ. Killilea M (eds). p. sino también tienen que reportar sus asignaciones día tras día. Post-disaster mobilization of a crisis intervention team: The Managua experience. inundaciones) que se repiten año tras año (29). P. 7. Modern practice in community mental health. Disaster Relief Act. ayuda.93-288. Chicago: Hispanic American Family Center. 1982.Regularmente sucede. Este esfuerzo requiere la capacidad profesional de manejar muchos niveles de estrés. 9. Humanitarian crises: the medical and public health response. Parad (eds). Chen LC (eds).L. terremotos. McEwen BS. 1978. 1989. Cohen RE. Post-disaster intervention program: The Massachusetts blizzard of 1978. que a medida que la labor y funcionamiento de los trabajadores de ayuda en desastres se establezca y sea aceptado por la población. Cohen RE. 1976. Disaster mental health: The U. 1987. Cohen RE. guía y soporte durante y después de terminar con sus responsabilidades (28). Recopilando la historia de las catástrofes en América Latina podemos obtener datos que muestran las vulnerabilidades geográficas y de la naturaleza (huracanes.S. 1974. 8. experience and beyond. erupción de volcanes. Physiology and neurobiology of stress and adaptation: central role of the brain. 3. Gaviria M. Boston: Report to the State Emergency Department. 87(3): 873-904. . Cohen RE. 10. 1987. Educación y consultoría en programas de desastre. dando la posibilidad de enlazar centros de desastres o en riesgo con profesionales y técnicos preparados en todos los aspectos de planificación. Lecciones de desastres naturales (Terremoto San Salvador). 97-123. Hosp Community Psychiatry. Cohen RE. Flynn WB. Cambridge. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 1. producido por efectos de desastres. In: Shulberg HC. 5.The Armero tragedy: lessons for mental health professionals. Emergency and disaster management: a mental health source-book. 98(2): 171-80. Bowie. Miami: El Miami Herald. si nos enfocamos en los numerosos conocimientos adquiridos en los últimos 20 años. educación y consultoría a distancia. San Francisco: Jossey-Bass. In: Leaning J. 2. Physiol Rev. Mass: Harvard University Press. 4. Resnick HLP. Cohen RE. Cohen RE. 2007. Los trabajadores no sólo tienen que resolver los problemas originados por el desastre en su comunidad. 6. Las consecuencias psicosociales de los desastres: La experiencia latinoamericana. 38(12):1316-21. Bol Oficina Santi Panam. US. se hace evidente que ellos también necesitan ayuda. Se están empezando a promover nuevos métodos de capacitación. Briggs SM. Reacciones individuales ante desastres naturales. La posibilidad de prevención de los efectos traumáticos puede ser mayor. A medida que reconocemos los efectos de estrés y trauma sobre el organismo humano. Intervening with disaster victims. 1999. En: Lima BR. 1985. Jan 7. estamos empezando a promover la posibilidad de que toda esta área de medicina y psicología pertenezca al campo de salud pública. Public Law. rehabilitación y reconstrucción en desastres del mundo. Maryland: Charles Press.

2006. 20. 22. 3(4): 541-56. behavior. Salud mental para víctimas de desastres. The effects of stressor type on projected coping. Manual para trabajadores. Trumbull R. Cohen RE. Training manual for human service workers in major disasters. 1992. A conceptual model for the examination of stress dynamics. 2007. 12. 27. 44(3): 513-24. Gold PW. Psychological trauma and relief workers In: Leaning J. Dynamics of stress: physiological. DeWolfe DJ. psychological and social perspectives. Harper ML. 1990. Baranov IuA. Psychobiological mechanisms of resiliency and vulnerability: implications for successful adaptations to extreme stress. 1991. 2nd ed. Humanitarian crises: the medical and public health response. Conservation of resources: A new attempt at conceptualizing stress. Washington DC: Organización Panamericana de la Salud. and activities of people in foci of disasters and catastrophes]. Am Psychol. Kandel ER. Bjorck JP.1996. Shultz JM. 1999. Flynn BW. 15(3): 177-86. Training mental health professionals to work with families in diverse cultural context. 17. 148(1): 1020. Int J Trauma Stress. 2002. Cohen RE. Chen LC (eds). 2006. Coping self-efficacy perceptions as a mediator between acute stress response and longterm distress following natural disasters. Bremner JD. Responding to disaster. Tampa. 2000. 161(2): 195-216. 15. Cohen RE. Cook JD. Hoffman Y. 143-75. Barron RA. A guide to mental health professionals. New York: Norton & Company. Terr LC. In: Appley MH. 1989. 1997. Social support and psychological symptomatology following natural disaster. 14. Mukhin AP.1991. Reshetnikov MM. 2004. 13. DEEP PREP: All-hazards disaster behavioral health training. 1999. Benight CC. Cambridge. J Trauma Stress. In: Austin LS (ed). 18. Washington DC: National Mental Health Services. 9: 11-16. In search of memory: the emergence of a new science of mind. . [The psychophysiological aspects of status. Ann N Y Acad Sci. 1999. Sternberg EM. The relationship between cognitive and brain changes in posttraumatic stress disorder. DHHS Publication ADM 90-538. Briggs SM. Guía para instructores. p. 7(1): 8-15. 1071: 80-86. Mass: Harvard University Press. Salud mental para víctimas de desastres. Am J Psychiatry. Chermianin SV. Bickman L. Voen Med Zh. 24. Espinel Z. Washington DC: Organización Panamericana de la Salud. 21. Sci Am. Charney DS. The mind body interaction in disease. 16. Trumbull R (eds). Am J Psychiatry. J Trauma Stress. Childhood traumas: an outline and overview. Klewicki LL. H obfoll SE. 25. Cohen RE. Washington DC: American Psychiatry Press. 19. [in Russian] 23. Appley MH. FL: Disaster Life Support Press. 26. New York: Plenum Press 1986.11. 10(3): 481-97.

Maryland: U. Raquel Eidelman Cohen. 2006. Profesora emérita. Cohen RE. DHHS Publication ADM 85-1422 29. Dirección: 1385 Biscaya Drive. Teléfono: 305 335 0145 Correo electrónico: raquelcohen@aol. Implementation of mental health programs for survivors of natural disasters in Latin America. Surfside. Wesport.2. 1985. Florida. Miami University. USA. Correspondencia: Dra. Florida.28. Vol. Conn: Praeger Publishers. Jacobs GA (eds). Handbook of international disaster psychology. Medicine School. Myers DG. Disaster work and mental health: prevention and control of stress among workers. 33154. In: Reyes G. USA. H artsough DM.S: National Institute of Mental Health.com Fecha de recepción: 31-10-07 Fecha de aceptación: 14-11-07 .

Pro-Social Behavior. On the other hand. trauma. las personas que más ayudaron expresaron mayores niveles de Auto-Trascendencia. jimena. Universitaria 1801. aunque este resultado no fue estadísticamente significativo. ** Alumna del último año de la mención de Psicología Social de la especialidad de Psicología de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Asistente de investigación de la Dirección de Gestión de Investigación de dicha universidad. Perú. Perú. pro-social behavior and personal growth after a traumatic situation such as the earthquake of August 15. se analizó cómo la presencia o ausencia del comportamiento de ayuda se relacionaba con los valores de Schwartz y el crecimiento personal. Palabras clave: Valores. Besides. Trauma. people who are prone to aid showed higher scores in personal growth.Valores.edu. A partir de una muestra de estudiantes universitarios (N = 112). Los resultados muestran que los valores de Promoción Personal y Apertura al Cambio se asocian a una menor expresión de conductas de ayuda.ferrandiz@pucp. Dirección postal: Av. 2007 in Lima Peru. crecimiento personal. Key words: Values. En contraposición. could improve well-being in people. people who have collaborated with victims scored higher on Self-transcendence values. It suggests that strengthen of cooperation in traumatic situations. jrottenbacher@pucp. we analyzed if aid behaviors toward victims were related to Schwartz values and personal growth. comportamiento pro-social. .espinosa@pucp.agustin. * Profesor Auxiliar del Departamento de Psicología de la Pontificia Universidad Católica del Perú.edu. Así mismo. lo que sugiere que el fortalecer la cooperación en situaciones traumáticas puede potencialmente tener un impacto positivo en el bienestar de las personas. las personas que más ayudaron presentaron puntuaciones más altas en crecimiento personal. Lima 32. comportamiento pro-social y crecimiento personal en estudiantes universitarios después del terremoto del 15 de agosto de 2007 Values. On a sample of university students (N = 112). Personal Growth. tomando la experiencia del terremoto del 15 de agosto del 2007 en Lima.pe RESUMEN La presente investigación describe y analiza las relaciones entre los valores. por lo que esta relación sólo puede ser argumentada conceptualmente. el comportamiento pro-social y el crecimiento personal ante eventos traumáticos. Although this relation was not statistically significant. Perú. pro-social behavior and personal growth in university students after the august 15th. ABSTRACT This paper describes and analyzes relationship among values.pe. Jimena Ferrándiz Salazar** y Jan Marc Rottenbacher de Rojas*** Pontificia Universidad Católica del Perú.edu. 2007 earthquake Agustín Espinosa* . *** Profesor del Departamento de Psicología de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Results showed that values of Selfenhancement and Openness to change were related to lower expression of Pro-social behavior.pe. it could be supported theoretically.

A la base de esta conducta existe la expectativa de que esa ayuda sea correspondida en el futuro ante un caso de necesidad. entendida como la habilidad de discernir y experimentar vicariamente el estado emocional de otros (Penner et al. Sin embargo. 610). la empatía y las reglas personales cobran mayor importancia al momento de ayudar a terceros. Dovidio. dar o restituir (Batson. 1964). se aprecia una consecuencia general en su bienestar (Weinstein & Ryan. las cuales aparecen como resultado de la anticipación de consecuencias positivas en los actores y en los beneficiarios (Carrera et al. el cual propone que aquellos grupos altruistas mantienen ventaja reproductiva sobre grupos egoístas cuando ambos están en competencia (Penner et al. 2004). compartir. es la empatía. González.Introducción El comportamiento pro-social cubre un amplio rango de acciones positivas cuya intención está orientada a beneficiar a una o más personas más allá de uno mismo (Batson.. Hoyt & Ortiz. mientras que en el caso de los beneficiarios. que trascienden situaciones específicas y que guían la selección y evaluación de comportamientos. un mayor bienestar subjetivo y un refuerzo de la autoestima. 1992).. la Teoría del Aprendizaje Social. Chermok. 2005). una preocupación empática. Los diez . el altruismo recíproco y la selección grupal (Penner. mayor correspondencia entre juicio y conducta. puede incrementarse si es que aumenta la valoración del bienestar de los otros (Batson. 2007) Valores individuales y comportamiento pro-social Schwartz (1992) define los valores como creencias centrales. lo que a su vez genera una mayor expresión de conductas pro-sociales" (Carrera et al. junto con la motivación pro-social que ésta produce. Por su parte. este proceso no ayuda a entender cómo es que surgen las conductas de ayuda hacia individuos con los que no se mantiene un nivel de parentesco y carga genética compartida. desde la Teoría Evolucionista la explicación de la conducta pro-social está basada principalmente en la conceptualización de tres mecanismos evolutivos: la selección por parentesco.. referentes a estados deseables o modos de conducta. confortar. 2010). De esta manera la empatía funcionaría como un motivador de las conductas de ayuda a terceros y se relacionaría con la expresión de valores asociados al interés por el cuidado y bienestar de éstos. La selección por parentesco prioriza el éxito en la transmisión de los propios genes a través de la ayuda a parientes (Hamilton. 2005). Es decir que "a mayor madurez en el razonamiento prosocial. 2004. Así mismo. De esta manera. uno de los principales factores que facilitan la expresión de conductas pro-sociales. con la edad. Adicionalmente. personas y eventos. Piliavin & Schroeder. lo que maximiza las posibilidades de supervivencia del agente que inicialmente proveyó la ayuda (Trivers. p. 1971). Håkansson.. considera que a través de la experiencia directa y los procesos de modelado se estaría produciendo el aprendizaje de conductas de ayuda. este autor describe diez tipos motivacionales. el cual refiere la existencia de conductas que suponen un costo inmediato para un actor y un efecto beneficioso para un individuo no emparentado con el mismo. Entre las consecuencias positivas para los actores se pueden resaltar una balanza de afectos positiva. la Teoría del Desarrollo Cognitivo nos dice que existe una relación entre la expresión de conductas de ayuda y el nivel de razonamiento de los sujetos. Consistentemente con lo anterior surge el proceso de selección grupal. Desde otro enfoque. cada uno de los cuales refleja metas y objetivos a perseguir. cooperar. En primer lugar. 1998) y ha sido estudiado desde diferentes perspectivas teóricas. 2005). Como complemento de lo anteriormente expuesto. El concepto incluye comportamientos tales como ayudar. 1998. Es entonces que surge el concepto de altruismo recíproco.

La primera resalta. 2004). se puede inferir que aquellos valores de auto-trascendencia. orden y seguridad. Sobre la relación entre las dimensiones axiológicas antes descritas y el comportamiento prosocial. sentimientos y nuevas experiencias. La segunda abarca dos polos correspondientes a la persecución de los intereses personales versus preocuparse por el bienestar e intereses de los demás. Los 10 tipos motivacionales o valores se resumen en la Tabla 1. al estar asociados también a una mayor empatía y a una mayor motivación interna orientada a proporcionar bienestar a otros (Piff. y Auto ensalzamiento (poder.valores se organizan como un sistema íntegro de prioridades que guían la vida de las personas. . 2007). conceptualmente asociados al interés y preocupación por cómo se encuentran los demás. estableciéndose una relación dinámica entre ellos y formando un continuo motivacional. De estos 10 tipos de valores surgen 2 dimensiones bipolares ortogonales: Apertura al cambio (estimulación y auto dirección) versus Conservación (tradición. y por otro. auto restricción. logro y hedonismo) versus Auto trascendencia (universalismo y benevolencia). Los distintos tipos de valores aparecen como orientaciones motivacionales que ayudan a explicar la expresión de distintos tipos de comportamiento. donde el comportamiento prosocial no es la excepción (Weinstein & Ryan. Hedonismo incluye elementos de ambas dimensiones (Zlobina. pensamientos. la valoración de la independencia en acciones. conformidad y seguridad). por un lado. tendrían la relación más evidente con el comportamiento de ayuda. Padilla-Walker & Carlo. 2010.

. Miller. es razonable asumir que aquellos valores asociados a la promoción personal o auto-ensalzamiento. 2008. la discusión continua de este evento puede llevar a las personas a auto revelarse más que antes. 2004) y el segundo a la relación de los valores con la ansiedad (Fontaine et al. Con respecto al primer eje. Rimé & Basabe. 2006 en: Fontaine et al. Cialdini & Kenrick. En lo que se refiere a esto último. al haberse desplegado en ellas una suerte de solidaridad interpersonal. deberían cumplir un rol de inhibición en la expresión del comportamiento prosocial. 2005). Poortinga. los cuales informan haber sentido. conformidad y tradición) versus valores libres de ansiedad. Martínez-Sánchez & Rimé. 2004). El segundo eje presenta valores que expresan ansiedad ante la incertidumbre y una motivación por la auto-protección (seguridad. poder. Esto puede traducirse en una suerte de crecimiento personal como respuesta de afrontamiento. cambios en la auto-percepción. logro y poder) hasta la regulación de las relaciones con los otros y los efectos en ellas (universalismo. se propone la existencia de dos ejes adicionales. Es decir. las personas aprenden sobre sus propias habilidades. 1999. Es decir. 2008). Valores y crecimiento personal ante eventos traumáticos Una estructuración alterna de los valores. benevolencia. En contraposición. Jiménez et al. aumentando la sabiduría y conocimiento sobre sí . puede también traer consigo consecuencias positivas (Tedeschi. Tedeschi & Calhoun. nos permite identificar relaciones adicionales de congruencia y conflicto entre los mismos. Zlobina. este abarca desde cómo uno expresa sus intereses y características personales (autodirección. al estar asociados a una baja empatía. Lo anterior resulta relevante debido a que dichas manifestaciones pueden llegar a equiparse con el comportamiento pro-social. 1996). 2010). Es en relación con lo anterior que se confirma la idea de que en ciertas personas. Tres categorías de beneficios percibidos han sido identificados en personas expuestas a este tipo de sucesos: cambios en las relaciones interpersonales..Tybur. capacidades y resistencias. En relación con los valores asociados al crecimiento. El primero hace referencia a los intereses a los que responde la obtención de valores y que se traducen en las dimensiones de individualismo y colectivismo (Fontaine. 2005) propone que la conmoción colectiva producida luego de un hecho traumático provoca que las interacciones sociales sean más frecuentes y activas. luego de las manifestaciones. un clima social más positivo. la cual generaría bienestar en sus participantes. logro. Tedeschi & Calhoun. y que llegaron a fortalecer la identidad y cohesión social de los participantes. cambio de la filosofía de vida y desarrollo espiritual (Tedeschi. Páez & Javaloy. benevolencia. así como una mayor autoestima y auto-eficacia personal y colectiva. 1996). Páez & Zubieta. 1999. Sundie. Durkheim (en Jiménez. tradición.Kraus. 2010). universalismo. Delbeke & Schwartz. se evidencia que una oportunidad en este sentido es vista a la hora de enfrentar eventos traumáticos. con la excepción de aquellos casos en que este sea percibido como muy beneficioso para la propia imagen e intereses personales (Griskievicius. estimulación. Cheng & Keltner. Ejemplo de ello son las manifestaciones que tuvieron lugar tras los atentados del 11 de marzo en Madrid (Páez. 2007). relacionados al crecimiento y a la auto-expansión (autodirección. hedonismo. Côté. estimulación y hedonismo) (Schwartz. 2008.. Es entonces que las normas personales o valores ayudan a predecir el comportamiento prosocial pero sólo en la medida en que las personas se encuentren alertas y dispuestas a asumir responsabilidad de las consecuencias e implicancias que pudieran llegar a tener sus acciones y comportamientos (Fiske. 2005). los individuos tienden a reunirse y buscarse entre ellos en momentos de tragedia. conformidad y seguridad). así como en un mayor nivel de integración social interpersonal mediante el aumento de las emociones compartidas y la percepción de similitud con otros (Páez. el estar expuestos a situaciones traumáticas. 2004. Así. Parece que cuando la gente se enfrenta con eventos traumáticos.

siendo más tolerantes y compasivos con los otros. Se desarrolló un cuestionario de diez ítems con la finalidad de recoger la frecuencia general de colaboración y conocer a través de qué comportamientos específicos se había realizado esta colaboración.20). De este cuestionario se extraen puntuaciones para los diez tipos de valores de la propuesta teórica de Schwartz (ver cuadro 1). d. Espinosa & Techio.67). Calderón-Prada. El 59. Escala de beneficios inferidos de la respuesta al trauma de Tedeschi y Calhoun (1996. 2005). Promoción Personal (? = . en Calderón-Prada. . La escala evalúa cómo reaccionan afectivamente las personas ante situaciones en las que terceros se encuentran en situaciones desventajosas o problemáticas. La información obtenida por cada ítem es dicotómica donde: 1 = "Sí colaboró" y 0 = "No colaboró". Cuestionario sobre comportamientos de colaboración con las víctimas del terremoto.74).80) y Apertura al Cambio (? = . estos diez tipos de valores pueden agruparse en cuatro áreas generales que serán las dimensiones sobre las cuales se presentarán los resultados y la posterior discusión de los mismos. Asimismo.81). Las cuatro dimensiones y los coeficientes de confiabilidad que presentaron en este estudio son: Auto-Trascendencia (? = .mismos y los otros. Así mismo. Para la presente investigación se utilizó la versión validada en estudiantes peruanos por Herrera y Lens (2003). Ello provee una oportunidad para probar nuevos comportamientos que puedan luego ser dirigidos a las personas más apropiadas en la red de soporte.16. 1992). Cuestionario de Valores Personales de Schwartz (Schwartz. así como valorando el apoyo que éstos ofrecen (McFarland & Alvaro. 2000). Instrumentos y medidas a. DE = 2.65). El cuestionario mide valores individuales y consta de 40 enunciados a los que el participante debe contestar en qué medida cree que se parece a la persona descrita en cada ítem. Escala de Empatía de Davis (1983. La opción de respuesta es una escala tipo Likert de 6 puntos donde 1 = "No se parece a mí hasta 6 = "Se parece mucho a mí". 2004). La escala consta de siete ítems. con un formato de respuesta en una escala tipo Likert de 5 puntos donde 1 = "No me describe en absoluto y 5 = "Me describe muy bien". Se utilizó una versión corta de esta escala desarrollada en España por Moya & Morales-Marente (2005) y adaptada al Perú por Espinosa. resulta de interés conocer si existen diferencias en la auto-percepción de crecimiento personal entre aquellas personas que efectuaron algún tipo de conducta de ayuda y aquellas que no lo hicieron.2% eran hombres. Sus edades fluctuaban entre un mínimo de 17 y un máximo de 26 años (ME = 20. Conservación (? = . 2010).8% de los participantes eran mujeres y el 40. c. provocando una orientación más pro-social. los otros y el mundo social como efectos de una b. en Moya & Morales-Marente. Este instrumento presentó un nivel de confiabilidad adecuado para el caso de la muestra (? = . Güimac & Burga (2007). Es entonces que uno de los objetivos del presente artículo es describir y analizar la relación de los valores con los comportamientos de ayuda desplegados por estudiantes universitarios después del terremoto del 15 de agosto de 2007 que asoló diversas ciudades del sur peruano y que fue sentido con regular intensidad en la ciudad de Lima Metropolitana donde se realizó el estudio. Esta escala evalúa un conjunto de creencias positivas sobre uno mismo. Método Participantes Los participantes del estudio fueron 112 estudiantes de cinco facultades de una universidad privada de Lima Metropolitana. Es así que el comportarse de manera pro-social aparecería como una nueva oportunidad de experimentar bienestar luego de un evento traumático (Weinstein & Ryan.

212.7%). 1991).05. se asociaron inversamente a la empatía. Considerando que la escala ha sido desarrollada para evaluar eventos traumáticos relacionados con agresión y violencia colectiva. Procedimiento La obtención de la información estuvo a cargo de cinco estudiantes del décimo semestre de la especialidad de Psicología Social de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP).7% de los participantes del estudio refirieron haber colaborado de alguna forma con las víctimas del terremoto del 15 de agosto de 2007. El instrumento de siete ítems presentó un alto nivel de confiabilidad para el caso de la muestra (? = . ira. donación de víveres (47. Ellos fueron capacitados previamente y supervisados por uno de los investigadores. Los participantes debían responder en una escala tipo Likert de siete puntos donde 1 = "Nada" y 7 = "Mucho".1%) y apoyo en actividades de organización y logística con la ayuda recibida (10. Escala diferencial de Emociones (Izard. p d» . e. Después de ofrecer su consentimiento informado para participar en el estudio. (2004) para analizar los efectos psicosociales de los atentados del 11 de marzo del 2003 en Madrid. La escala está basada en una versión española utilizada por Calderón-Prada et al. interés. Esta escala evalúa la intensidad con que se experimentan diez emociones (alegría.situación traumática. empatía y expresión afectiva frente a los sucesos del 15 de agosto del 2007 Se aplicaron correlaciones de Pearson para analizar cómo se relacionaron las cuatro áreas generales. el estímulo fue la inducción del recuerdo sobre las noticias del terremoto del 15 de agosto de 2007. Entre aquellas personas que colaboraron. La información fue recogida en septiembre de 2007. tristeza.91). r(101) = . donación de dinero (16. Luego de exponer a los estudiantes los objetivos generales del estudio. como es el caso del terremoto del 15 de agosto. El tiempo necesario para concluir el cuestionario osciló entre los 15 y 30 minutos. cuya opción de respuesta es una escala tipo Likert de siete puntos donde: 1 suponía no haber experimentado un efecto positivo después del trauma y 7 suponía haber experimentado con gran intensidad dicho efecto positivo. culpa y vergüenza) ante un determinado estímulo. que se desprenden de los valores de Schwartz. como era de esperar.3%).1%). desprecio. El cuestionario aplicado estuvo compuesto de siete ítems. p d» 001 y la expresión de tristeza ante las consecuencias del sismo. con la empatía.381. donación de agua (24. los comportamientos específicos de ayuda más frecuentemente referidos son: donación de ropa (50%). En este caso. Relaciones entre valores. los valores de Promoción personal. asco. Empezando por los valores de Auto-trascendencia. Se contactó a los participantes a través de profesores de la PUCP que permitieron ingresar a las aulas durante el desarrollo de sus cursos. éstos se relacionaron positiva y significativamente con la empatía. Resultados Frecuencia de expresión comportamental de ayuda a las víctimas del terremoto El 77. r(106) = . Por su parte. Posteriormente fue centralizada por los investigadores e ingresada al paquete estadístico SPSS 17 para su análisis. en qué medida habían experimentado cada emoción. en la presente investigación se ha considerado adecuado utilizar sólo aquellos ítems que hacen alusión a respuestas o efectos personales y sociales ante situaciones traumáticas genéricas. aunque esta relación no . sorpresa. se solicitó su participación voluntaria. los estudiantes recibieron el cuestionario de carácter auto-aplicado. miedo.

las relaciones interpersonales y el mundo social después de la exposición a una situación traumática como el terremoto. Menos intensa aún era la relación entre los valores de Promoción personal con la expresión emocional de tristeza.321. se analizó la relación entre la expresión de conductas de ayuda a la víctimas del terremoto y las creencias positivas sobre el sí mismo. El presente cuadro (Tabla 2).001. Finalmente. Los valores de Conservación por su parte.resultaba estadísticamente significativa. Comportamiento pro-social y crecimiento posttraumático. aunque esta es marginalmente significativa. r(101)=. no discriminan en lo absoluto comportamientos de ayuda en la presente muestra. mas no a la expresión afectiva de tristeza frente al terremoto. se utilizó la prueba de U-Mann Whitney y se compararon las puntuaciones de aquellos que colaboraron con quienes no lo hicieron en nuestro indicador de crecimiento personal posttraumático. p d» . Cabe resaltar que en el contexto de la investigación. los valores de Apertura al Cambio. Asimismo. A partir de un análisis discriminante se buscó identificar los valores que mejor predicen el comportamiento de ayuda a las víctimas del terremoto de agosto del 2007. Relaciones entre valores y comportamiento pro-social. En contraposición. aunque esta tendencia no fue estadísticamente significativa. Para tal fin. . ni con la expresión afectiva ante el terremoto. resume las puntuaciones en los cuatro objetivos generales de Schwartz observados en aquellos que colaboraron con las víctimas. así como en aquellos que no lo hicieron. la empatía se relacionó moderadamente con la expresión de tristeza ante el sismo y sus consecuencias r(101) = . tampoco se relacionaron ni con la empatía. Los valores conservacionistas se asocian positiva y significativamente a la expresión de empatía.260. Los resultados sugieren que los valores de Promoción Personal discriminan significativamente entre aquellos que colaboraron y quienes no lo hicieron. El cuadro que se presenta a continuación muestra las diferencias por grupos a nivel general e ítem por ítem de la escala. pd» .001. Una tendencia similar se observa en los valores de Apertura al cambio. observándose que a mayor puntuación en esta dimensión menor disposición a colaborar. se aprecia que las personas que más colaboraron puntuaron más alto en los valores de Auto-Trascendencia.

. Discusión Valores y comportamiento pro-social Los resultados corroboran empíricamente que el comportamiento pro-social. Así mismo. encontrándose que la empatía se asociaba directamente con dicho crecimiento r(102) = . las dimensiones más sensibles a reflejar un cambio en crecimiento personal ante el sismo. Por otro lado.442. evaluado en el presente estudio a través de la conducta de ayuda a las víctimas del terremoto del 2007. De forma complementaria. los valores de Schwartz y nuestra medida general de crecimiento personal después del trauma. se encuentra inversamente asociado a los valores individualistas de Promoción Personal y Apertura al Cambio. r(106)=. se apreció una relación entre los valores de AutoTrascendencia. p d» .Los resultados sugieren que quienes colaboraron con las víctimas reportaron mayores niveles de crecimiento personal general ante las consecuencias del terremoto. reduciendo la posibilidad que estos comportamientos finalmente se manifiesten. Asimismo.001 y Conservación con la expresión de crecimiento personal antes referida. enfatizan en el interés en uno mismo. los valores de Promoción Personal y Apertura al Cambio. y por ende. p d» . son las que se asocian a una percepción positiva de la propia relación con el entorno. se analizaron las relaciones entre nuestro indicador de empatía. Específicamente. los valores de Promoción Personal y Apertura al Cambio no se asociaron al crecimiento personal en nuestra muestra. Al respecto se asume que los valores de Promoción Personal tienden a desalentar la empatía. que aquellos que no lo hicieron. lo que podría atenuar la preocupación e interés por terceros afectados por circunstancias como la estudiada. inhiben la expresión de un conjunto de afectos asociados a comportamientos de ayuda ante dichas víctimas.001.403.

Fiske & L. Cabe resaltar que la relación positiva entre el desarrollo moral y los valores de Auto-Trascendencia. cultura y educación (pp. Carrera. 2. 2004). sí se asociaron a una mayor empatía y expresión de la emoción de tristeza ante el suceso evaluado. . Myyry. el crecimiento personal se asoció directamente con el valor de AutoTrascendencia y con la empatía. I. P. invita a la reflexión sobre la necesidad de reforzar a nivel social los valores de Auto-Trascendencia asociados a la baja jerarquía. lo que llevaría a constituir sociedades más solidarias cuyos ciudadanos presenten mayores niveles de bienestar psicológico. parece relacionarse con ciertas condiciones de desarrollo cognitivo que permiten al observador tomar conciencia de la situación de un tercero y ponerse en su lugar. A. Páez. (Coords. D.. pues éstos tienden a promover el interés por los demás.) Psicología social. Lo que nos lleva a reforzar la opinión previamente referida de que un perfil axiológico asociado a la preocupación por el bienestar de otros y la capacidad psicológica de ponerse en el lugar de terceros debería ser un facilitador de la expresión de actitudes y conductas pro-sociales. que aquellas personas que tienden a colaborar refieren mayores niveles de crecimiento personal ante sucesos traumáticos. 2003). 1996). Caballero. En: D. lo que conceptualmente podría relacionarse con una mayor probabilidad de ayudar a terceros en situaciones adversas. 2003. Pohjanheimo. B. 1999. & Oceja. Fernández. Gardner (Eds). a pesar que las personas evaluadas en el estudio no son víctimas directas del sismo. 93(1). en la medida que su nivel de afectación no involucra ni la pérdida de familiares. contrariamente a lo esperado. no permitieron discriminar la expresión de conductas pro-sociales en la muestra... J. Martínez-Sánchez & Rimé. Zubieta. Altruismo y conducta prosocial. S. Adicionalmente. lo que podría ser una explicación alternativa y complementaria a la ausencia de expresiones de comportamiento pro-social. 2010. Journal of Personality and Social Psychology. D. Comportamiento pro-social y crecimiento personal ante eventos traumáticos Los resultados del estudio muestran además.. L. New York & Oxford: McGraw-Hill.En relación con los valores de Auto-Trascendencia. Lo anterior se ha visto corroborado empíricamente en los resultados. Hoyt. Uutela. Salminen. The Handbook of Social Psychology. lo que a su vez parece tener ciertas implicancias en el desarrollo moral. Ubillos & E. (pp. Madrid: Pearson Prentice Hall. también se traduce en una relación inversa entre este tipo de desarrollo y los valores de Promoción Personal. Referencias Batson. S. Lo anteriormente expuesto. 605629). La relación específica de los valores de AutoTrascendencia con la empatía. Tedeschi & Calhoun. (2004). An Additional Antecedent of Empathic Concern: Valuing the Welfare of the Person in Need. Chermok. Sin embargo. (1998). Altruism and Prosocial Behavior. lo que resulta funcional y adaptativo (Weinstein & Ryan. ni la pérdida de bienes materiales. Batson. éstos. Gilbert. El crecimiento personal tiende a asociarse con una imagen más positiva del sí mismo y de las relaciones con el entorno (Tedeschi. J. tal como lo demuestran ciertos estudios sobre el tema (Helkama. 65–74. Håkansson. 282-316). en personas con puntuaciones altas en estos valores. C. T. T. V. Koponen & Rantanen-Väntsi. Páez. En: D. & Ortiz. (2007). Lo anterior nos lleva a pensar que el colaborar con las víctimas como una forma de afrontamiento colectivo ante la amenaza que supone estar expuesto a un sismo como el del 2007 refuerza la cohesión social y mejora la auto-imagen.

Delbeke. I. Nueva Jersey: Wiley. 727-343. A. W.. Correlatos psicosociales de la participación en manifestaciones tras el atentado del 11 de marzo.. Salminen. The psychology of emotions. L. Martínez-Sánchez. 39(4). McFarland. J. Pohjanheimo. G. 399-411. & Morales-Marente. 7. 295338. Myyry. . The genetic evolution of social behavior. (1992). (2007). (1964). Academic dissertation to be presented with the permission of the Faculty of Social Sciences of the University of Helsinki. J. J. Calderón-Prada. & Kenrick... D. E. 369-386. S. Ansiedad y Estrés. R. M. 263276. N. E.. moral sensitivity. Estereotipos. Journal of Theoretical Biology. 93(1). M. Burga. L. B. F. Griskevicius. Revista de Psicología. S. & Alvaro. Madrid: Press. The impact of motivation on temporal comparisons: coping with traumatic events by perceiving personal growth. 90-101). Extraído dehttp://ethesis. (2003). (1991). K.. (2003). A. Journal of personality and social psychology. A. A. C. Espinosa. Moral Reasoning and Values in Medical School: A longitudinal study in Finland. & Basabe. 79. (2007). M. Los efectos del compartimiento social de las emociones sobre el trauma del 11 de marzo en personas no afectadas directamente.. Revista de Psicología Social. moral reasoning and related constructs among university students. 10(2-3).Calderón-Prada. (2004). A. Rimé. 331-350. D. (2005) Un modelo socio-cultural de los rituales: efectos de los traumas colectivos y procesos psicosociales de afrontamiento con referencia a las manifestaciones del 11-M. Reacciones psicopolíticas ante los ataques terroristas del 11 de Marzo del 2004. 20(3). Journal of Personality and Social Psychology. (2005). 20(3)..fi/julkaisut/val/sosps/vk/myyry/. cultura y educación (pp. & Rimé. (2005). 20(3).Cultural Psychology. Espinosa. Fontaine. Revista de Psicología Social. B. 219-232. Components of morality: A professional ethics perspective on moral motivation. 10(2-3). Scandinavian Journal of Educational Research. Cialdini. Miller. A. Tybur. 345-365.helsinky. Sundie. Páez. D.. Resiliencia. Ansiedad y Estrés.. Fiske. & Rantanen-Väntsi.. S. Uutela.. & Javaloy. Helkama. Madrid: Ediciones Morata. [En línea]. (2010). F.. & Techio. Journal of Cross . 85-102. Moya. (2000).. Páez. Conducta Prosocial: Evaluación e intervención. bienestar psicológico y clima socio-emocional después de los atentados del 11 de Marzo. 17-52. & Schwartz. C. Izard. D. Páez. Hamilton. afrontamiento. Revista de Psicología Social. (2008).. Blatant Benevolence and Conspicuous Consumption: When Romantic Motives Elicit Strategic Costly Signals. 265-276. & Güímac. G. prejuicios y exclusión social en un país multiétnico: el caso peruano. Structural equivalence of the values domain across cultures: distinguishing sampling fluctuations from Meaningful variation. V. (2004). Nueva York: Plenum Psicología social. J. C. Social beings: a core motives approach to social psychology. Jiménez. Poortinga. L. 25(2). A.. Koponen. Pearson Prentice Hall. González. 4.

Journal of Personality and Social Psychology. Páez. L. & Calhoun. (2010). La Teoría de Valores de S. Cheng. (1996). D. (2004).) Advances in Experimental Social Psychology. Journal of Family Psychology. 9(3). A. Having Less. Recibido: 13 de Setiembre de 2010 Aceptado: 27 de Enero de 2011 . Penner. Dovidio. Zubieta. Zubieta (Coords. I. Journal of Personality and Social Psychology. S. Páez. 222-244. (1999). S.. Madrid: Pearson Prentice Hall. 4(3). Tedeschi. G. Tedeschi. (2005). Agression and violent behavior. En: M. R. G. En: D. (2007). Zlobina. D. 538-541.. Fernández. Advance online publication. & Keltner. doi: 10. Weinstein. W. P. cultural y educación (pp..73-87). Zanna (Ed. Violence transformed: Posttraumatic growth in survivors and their society. Journal of Traumatic Stress.) Padilla-Walker. Psicología social. M. & Ryan R. S. E. Giving More: The Influence of Social Class on Prosocial Behavior.M. K. Ubillos & E. 319-341. S. Côté. & Schroeder. Piliavin. B. 25. 56. 365-392. 21(3). G.. (Coords). L. 455-472. J. Annual Review of Psychology. (1992). & Carlo. Piff. J. H.Páez. Prosocial behavior: multilevel perspectives.1037/a0020092 Schwartz. D.. 165. Personal Values as a Mediator between Parent and Peer Expectations and Adolescent Behaviors.G. Schwartz. L. Fernández. (2004). Kraus. Ubillos & E. R. The posttraumatic growth inventory: Measuring the positive legacy of trauma. I. Universals in the Content and Structure of Values: Theory and Empirical Tests in 20 Countries. En: D. (2010). When helping helps: autonomous motivation for prosocial behavior and its influence on well-being for the helper and recipient. Dimensiones culturales individualismo-colectivismo como síndrome cultural. N. & Zubieta. 98.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful