Jugando a las Escondidas

Ram Dass, un Judio, se hizo uso de drogas filósofo hindú. Él es citado diciendo: "Es difícil saber por qué Dios se revela a algunos y juega el juego de esconder y buscar con los demás." En realidad, Dios juega al escondite y buscar con todo el mundo. La diferencia es que algunos lo buscan hasta que lo encuentran, mientras que otros abandonan la búsqueda. Es todo una cuestión de prioridades personales. Si usted pasa su tiempo en la búsqueda de experiencias psicodélicas, que es lo que te convertirás en un experto sobre, y eso es lo que el mundo te recordará por. Si persigues el deporte o la moda, o entretenimiento, o la riqueza, entonces eso es lo que su corazón y su alma se conoce y ama. Pero si, por el contrario, te pasas la vida en la búsqueda de Dios, usted descubrirá Dios, y el mundo va a descubrir algo de él a través de ti. "Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados", Mateo 5:6. Lee Trevino dijo: "Un perro hambriento caza mejor." Los que tienen hambre de Dios, son los más propensos a buscar para él. Y los que buscan a Dios la mayor diligencia son los que se encuentran la mayoría de él. ¿Dios realmente jugar al escondite y al ratón con nosotros? Por supuesto. "Es gloria de Dios ocultar una cosa, pero es el honor de los reyes a buscarla fuera", Proverbios 25:22. ¿Por qué es glorioso para Dios ocultar una cosa de nosotros? Mientras escribo esto, el precio de una onza de oro vale alrededor de $ 21,557.00 Pesos (México). ¿Por qué el precio del oro es tan alto? El oro es un bien escaso y precioso. Si pudieras tomar una pala y salir a la calle en su patio trasero, y desentierra una docena de carretillas lleno de oro, que sin duda no tendrían que pagar mil dólares por una onza de la misma. Si el oro era tan común como suciedad, tendría el mismo valor que la suciedad. Si el conocimiento de Dios era tan común como el conocimiento del fútbol, se podría recoger la sección de deportes del periódico y descubrir todos los misterios de Dios

durante seis pesos. Pero nunca se sabe los misterios de Dios sin una búsqueda diligente. El conocimiento de Dios nunca será tan común como la mugre. Hay gente que dice esas cosas para excusarse de servir a Dios, pero sin importar la excusa de que la Biblia dice que somos inexcusable (Ver Romanos 2:1-6): "No tengo tiempo para leer la Biblia." "No tengo tiempo para orar." "Yo no tengo tiempo para ir a la iglesia." Un hombre incluso escribió este poema: "Me gustaría comprar tres dólares (treinta y nueve pesos) por un valor de Dios, por favor. No lo suficiente para explotar mi alma o perturbar mi sueño, pero sólo lo suficiente para igualar una taza de leche caliente o una siesta bajo el sol. No quiero lo suficiente de Dios para hacerme amar a un hombre negro o recoger remolacha con un migrante. Quiero que el éxtasis no, transformación. Quiero que el calor del seno materno, no es un nuevo nacimiento. Quiero una libra de la Eterna en una bolsa de papel. Me gustaría comprar tres dólares en Dios, por favor. "(Por Rees Wilbur) Lo siento, señor. No se puede tener la gloria del Eterno por tres dólares. Sí, lo sé. La misericordia y la gracia son gratuitos. Sé que Jesús lo pagó todo. No voy a discutir con usted acerca de eso. Pero si realmente quieres conocer a Dios, usted va a tener que pagar un precio. Dios simplemente no delatarse como basura. Él oculta Su mejor porque es más que el oro tiene precio. "El honor de los reyes es buscarla fuera", Proverbios 25:22. Honor viene al rey que busca y encuentra los tesoros escondidos de Dios. Cualquier hombre o mujer puede alcanzar ese honor si su corazón está lo suficientemente hambriento. Dios esconde sus tesoros en la oscuridad. Tendemos a pensar en Dios en términos de LUZ. Sabemos que Jesús es la luz del mundo (Juan 8:12). Sabemos que Dios habita en la luz que ningún hombre puede acercarse a (I Timoteo 6:16). Él es llamado "el padre de las luces" (Santiago 1:17). Así que nos pilla un poco por sorpresa cuando David dice: "HE HECHO PABELLONES DE LA OSCURIDAD alrededor de él," (2 Samuel 22:12). Un pabellón es un refugio. Dios literalmente refugios a sí mismo en la oscuridad. Dios preserva a Su propia santidad, poniendo un espacio entre él y todo lo que es mundano y profano. Cualquier persona que se encuentra sus tesoros tendrá que aprender a penetrar en esa oscuridad. Cualquier persona que quiera entrar en Su Santa Presencia tendrá que aprender a atravesar esa oscuridad. Una de las profecías más asombrosas de la Biblia se presenta en Isaías 45:3. En él, Dios le dice a Ciro, rey de Persia: "Yo te daré los tesoros de las tinieblas, y las riquezas escondidas en lugares secretos, para que sepas que yo, el Señor, que te llama por tu nombre, soy el Dios de Israel . "¿Qué es tan asombroso acerca de esta profecía? El gran historiador Josefo, escribió que leer y Ciro obedeció aquella profecía que se había dirigido a él específicamente por su nombre - 200 años después de ser escrito. Esta historia de Ciro tuvo que ver con el regreso de los hijos de Israel de los setenta años de

cautiverio en Babilonia. Cyrus nació después de que empezó la historia. Él no era un Judio. No conocía al Dios de Israel. No se planteó bajo las enseñanzas de Moisés. Él no conoce ni entiende el destino profético de Israel. Él era un pagano que adoraban a dioses falsos. Pero el verdadero y viviente Dios envió un mensaje a Cyrus en 200 años de anticipación, diciendo: "Yo te daré los tesoros de las tinieblas, y las riquezas escondidas en lugares secretos, para que sepas que yo, el Señor, que te pongo nombre, soy el Dios de Israel. "Este es uno de los actos más raros e inusuales de Dios. Dios Todopoderoso eligió a Ciro para cumplir una función divina y profética en la saga de la nación de Israel. El antiguo país de Persia es conocido en los tiempos modernos como Irán. Ciro era el rey de los antepasados de Irán moderno. Ahora, Irán es un país árabe-musulmán que es uno de los peores enemigos de Israel tiene sobre el planeta tierra. Moderno sucesor del rey Ciro es un hombre llamado Mahmoud Ahmadinejad, que niega que el Reino de Israel nunca existió, y que a menudo ha declarado, en el punto de mira internacional, que va a borrar a Israel de la faz del mapa. Por lo tanto, es sumamente significativo que Dios ha elegido para revelar algunos de sus secretos más preciados "los tesoros de la oscuridad" - para el rey Ciro, el predecesor de Ahmadinejad. ¿Por qué Dios revela sus secretos a Cyrus? "Que sepas que yo, el Señor, que te llama por tu nombre, soy el Dios de Israel." Sólo Dios tiene el poder de revelar sus secretos a quien Él quiere. Esto es cierto hoy como lo fue siempre. A medida que el mundo está horrorizado mientras Irán e Israel cerda con amenazas nucleares contra otros, recuerda que hace 2500 años, Dios se abrió Sus tesoros de las tinieblas a la entonces rey de Irán como un testigo de todo de tiempo "para que sepas que yo ... soy el Dios de Israel. " Después pagano Ciro recibió la palabra del Señor, se convirtió en un entusiasta amigo de Israel y el principal benefactor para la reconstrucción de Jerusalén. Pero lo más significativo, Cyrus se convirtió en un verdadero creyente. Anunció: "El Señor Dios del Cielo ... me ha encargado que le edifique casa en Jerusalén ... (él es el Dios)." Esdras 1:2. Lo que vale la pena ver los tesoros secretos y ocultos de la oscuridad? En el caso de Ciro, viendo los tesoros de las tinieblas cambió no sólo su vida, sino también el curso de las naciones. Al ver los tesoros de las tinieblas le convencerá una vez por todas, que el Dios de Israel es el Dios de los cielos y la tierra. "Porque Dios, que ordenó que la luz resplandeciera en las tinieblas, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo." 2 Corintios 4:6 Los hombres como el señor Ahmadinejad (regla actual sobre Irán / Persia) algún día desearían haber ganado el honor de los reyes (al igual que su predecesor propia) cuyos ojos vieron a Dios los tesoros de las tinieblas. Algún día pronto, Jesucristo regresará a la tierra, y "sacará a la luz las cosas ocultas de las tinieblas", una Corintios 4:05. Entonces, sabremos, aunque como somos conocidos por él. Pero hasta ese momento, cada uno de

nosotros debemos buscarlo hasta que lo encontremos. Las mayores pruebas de Dios están ocultos en la oscuridad. Así que si Dios le ofrece para mostrarle los tesoros de las tinieblas, los buscan. Y, lo creas o no, te vas a encontrar lo mejor de él en la oscuridad de su vida. ¿Se enfrenta a un lugar oscuro en su vida hoy? Usted puede estar al borde de la mayor descubrimiento de Dios que jamás hayas visto. El profeta Jeremías escribió bajo la inspiración del Espíritu Santo este secreto. "Y me buscaréis y me hallaréis, cuando se me buscaréis de todo vuestro corazón" Jeremías 29:13.