IES FRAY PEDRO DE URBINA. DPTO. DE GEO.

E HISTORIA

HISTORIA DEL REINO UNIDO DURANTE EL SIGLO XIX
El Reino Unido presenta unas peculiaridades que lo diferencian del resto de las grandes potencias europeas. 1ª.- El Reino Unido no sufrió las convulsiones políticas y las revoluciones del resto de países europeos. Desde la revolución de 1688 en el Reino Unido se impuso el sistema de monarquía parlamentaria (“El rey reina pero no gobierna”) y la acción de los múltiples gobiernos se caracterizó por ir introduciendo reformas legales e institucionales según iban evolucionando la situación social y económica. Hubo momentos de graves tensiones sociales y políticas pero nunca desembocaron en revoluciones por el pragmatismo de los diferentes gobiernos. 2ª.- Desde el siglo XVIII el Reino Unido fue el máximo defensor de la teoría geoestratégica de equilibrio continental y defendió los planteamientos del “espléndido aislamiento”; no intervenir en los asuntos continentales salvo cuando se ponga en peligro el equilibrio continental o a se ataque a los intereses concretos británicos. 3ª.- El desarrollo de la revolución industrial y la formación de un gran imperio extraeuropeo. A lo largo del siglo XVIII el Reino Unido irá construyendo las bases del imperialismo. Conquista del Canadá, ampliación de sus dominios en la India, conquista de Sudáfrica, dominio del Mediterráneo (Gibraltar, Malta, Chipre…). La necesidad de conseguir materias primas baratas, de construir mercados extrabritánicos para los productos de su revolución industrial, de dominar territorios donde invertir sus excedentes de capital marcaron una agresiva política exterior en América (apoyo a los independentistas), África y Asia. El rápido crecimiento de su población permitió un flujo migratorio que primero se dirigió hacia las colonias de la costa este de Norteamérica y tras la independencia de Estados Unidos, al resto de su imperio. Mientras el resto de países europeos se veían envueltos en problemas políticos y sociales, el Reino Unido conseguía el dominio de los mares y construía ordenadamente su imperio. Con Jorge III (1760-1820) el poder real sufre un duro revés con la independencia de Estados Unidos. El Parlamento acapara los poderes reales de nombramiento de altos cargos; aparecen dos grupos políticos que representarán a los intereses de las clases adineradas. Los grandes latifundistas que se apoyan en el clero anglicano reciben el nombre de tories (conservadores), mientras que los whigs (liberales) se erigen en representantes de la burguesía comercial y urbana. El Primer Ministro William Pitt “el Joven” dirigió la política entre 1783 y 1806. Durante sus mandatos eclosiona la revolución industrial. Irlanda pierde su Parlamento y es anexionada al Reino Unido. Se producen los primeros conflictos entre la burguesía y el naciente proletariado industrial: movimiento Ludita. Con Jorge IV (1820-30) estallan los primeros conflictos por la crisis industrial posterior al fin de las guerras napoleónicas. Las políticas tories de proteccionismo agrario y las leyes contra las libertades de manifestación y expresión originarán protestas sociales en la zona de Manchester. Dos jóvenes tories Palmerston y Peel inician las reformas: legalización de las Trade Unions (sindicatos de fábrica); el derecho penal se humaniza (habeas corpus y limitaciones al poder del Gobierno) y se garantizan los derechos de asociación y reunión. Deroga todas las leyes que limitaban los derechos políticos de los católicos y se permite su actuación pública.

Con Guillermo IV (1830-1837) se introducen las primeras reformas electorales. Se distribuyen los escaños de la sala de los Comunes primando a los colegios electorales urbanos frente a los rurales dominados por los latifundistas. En 1831 se amplia la base electoral pudiendo votar y ser votados los miembros de las clases medias urbanas. En 1833 comienzan a elaborarse leyes laborales prohibiendo jornadas mayores de 8 horas para los menores; inspecciones de trabajo llevadas a cabo por el Estado. Abolición de la esclavitud. El reinado de Victoria (1837-1901) será el cenit del poderío británico. Las críticas continuas a las condiciones de vida de los obreros será el origen del movimiento cartista (People´s Charter) que pedirán el voto universal secreto, inmunidad parlamentaria, elecciones anuales, igualdad de los distritos electorales. Aunque en 1838 fueron rechazadas en el Parlamento surgirá un potente grupo político obrerista que tendrá cada vez más fuerza en el interior del Parlamento de Londres. En 1842 se produce la primera huelga general en el Reino Unido. Los gobiernos respondieron aboliendo las leyes proteccionistas agrarias e imponiendo el librecambismo. Se implantó la jornada laboral de 10 horas. Se impuso el control de la cámara de los Comunes sobre los presupuestos del Estado Se creó una legislación muy estricta sobre la selección de funcionarios. Los liberales más progresistas crean Labour Representation League, germen del futuro Partido Laborista y de la Sociedad Fabiana, que preconizará la socialdemocracia. Sucesivamente se irá ampliando el voto a la clase media, a los campesinos y a los obreros especializados

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful