Dr.

Luis Chiozza
INDICE
Prólogo I - El trecho del dicho al hecho II - Acerca de la localización y el momento de la enfermedad somática III - Presencia, ausencia y representación IV - La especificidad del símbolo en la enfermedad somática V - El problema de la simbolización en la enfermedad somática VI - La capacidad simbólica de la estructura y el funcionamiento del cuerpo VII - El falso privilegio del padre en el complejo de Edipo VIII - El corazón tiene razones que la razón ignora IX - Entre la nostalgia y el anhelo X - Corazón, hígado y cerebro: introducción esquemática a la comprensión de un trilema XI - El malentendido XII - El psicoanálisis y los procesos cognitivos XIII - Los afectos y sus vicisitudes XIV - El significado inconsciente de los giros linguisticos XV - El significado y la forma en la naturaleza y la cultura XVI - Sobre una metahistoria psicoanalítica XVII - Fundamentos para una metahistoria psicoanalítica XVIII - Presencia, transferencia e historia Apéndice - Lo inconsciente y lo des-conocido (Gustavo L. Chiozza) Bibliografía

Capítulo I
EL TRECHO DEL DICHO AL HECHO:Introducción al estudio de las relaciones entre presencia, transferencia e historia 1
La neuralgia de Dora Freud afirma que la pretendida neuralgia facial de Dora era un modo de autocastigo, de remordimiento por la bofetada propinada a K y por la transferencia sobre Freud de los sentimientos de venganza extraídos de aquella situación (FREUD, S., 1905e [1901). Si analizamos a la luz de la metapsicología las afirmaciones implícitas en esta postulación de Freud nos encontramos con una complicada red de implicaciones teóricas. Una parte de esa reconstituye lo que en los comienzos del psicoanálisis fue denominado un "complejo". Vale la pena recorrerla, pausadamente, en varios puntos sucesivos.. 1) El dolor en la cara corresponde a una descarga que, en un sentido amplio, tal como lo sostiene Freud en Inhibición, síntoma y angustia, constituye un afecto (FREUD, S., 1926d [1925]; CHIOZZA, L. 1976c[1974]). 2) El deseo de castigo se realiza en esta descarga que, como tal, posee el componente de acción motora que corresponde al afecto (FREUD, S., 1915e; CHIOZZA, L., 1976c [1974]). 3) El remordimiento es una representación oral utilizada por Freud para referirse a otro afecto, el sentimiento de culpabilidad, que permanece inconciente, como disposición latente (FREUD, S., 1915e), porque se realiza o descarga a través del dolor sustituto gracias a la vinculación preformada, existente como fantasía compleja, entre culpa–castigo–expiación por un lado y castigo–dolor por el otro. 4) La bofetada propinada a K constituye ahora un recuerdo de Freud acerca de algunos conocimientos que le proporcionó el tratamiento de Dora, y, por lo tanto, una idea reprimida por Dora que proporciona una clave de inervación afectiva (FREUD, S., 1900a [1899]; CHIOZZA, L., 1976c [1974]) y determina de este modo la localización del dolor. Acabamos así de comprender "por qué precisamente aquí" (WEIZSAECKER, V., 1947), en ese lugar del cuerpo y no en otro. 5) Los sentimientos de venganza que Dora experimentó hacia el Sr. K y que la condujeron a propinarle la bofetada, aparecieron como producto de un complicado desarrollo, cuya descripción exigiría repetir la mayoría de las incidencias consignadas en el historial. Nos basta con señalar que provenían del sufrimiento asociado a la frustración de los deseos de Dora, y que, por lo tanto, esos sentimientos de venganza fueron reprimidos, porque su conciencia se hubiera acompañado de la conciencia displacentera de esos deseos y de esa frustración. 6) Los sentimientos de venganza reprimidos, en lugar de ser recordados durante el tratamiento, fueron "repetidos" de manera inconciente (FREUD, S., 1914g), me diante la transferencia sobre la persona de Freud. Para expresarlo con más claridad, debemos señalar que tales sentimientos inconcientemente adheridos a la figura de K fueron transferidos sobre la representación preconciente de Freud, porque en el momento en que amenazaban hacerse concientes por obra del tratamiento, Freud era la única persona que estaba allí, es decir, la única persona cuya representación preconciente poseía en ese instante los "signos de realidad objetiva" que diferencian a la percepción del recuerdo (FREUD 1950a [1887–1902]*, pág. 370, CHIOZZA, L., 1970k [1968]). Sabemos que dicha transferencia fue inmediatamente reprimida y permaneció desde entonces inconciente, ya que Freud comprendió sus vicisitudes cuando Dora ya había abandonado el tratamiento. Esta transferencia inconciente formó parte desde entonces del "complejo" asociativo que estamos describiendo. 7) Las noticias que Dora leyó en el periódico acerca del nombramiento de Freud como profesor (FREUD, S., 1905 e [1901]), hecho que debió ser interpretado como auspicioso y placentero para él, reactivaron en Dora los sentimientos de venganza, y con ellos todo el "complejo" agresión–culpa–castigo consiguiente, del cual la "neuralgia facial" es su resultante transaccional. Esta noticia, como factor eficaz específico desencadenante, determina el

momento de aparición del dolor. Podemos comprender de este modo el "por qué precisamente ahora" (WEIZSAECKER, V., 1947) y no antes o después. 8) Mientras que la idea original que constituye el "complejo" permanece inmodificada como actualidad en el inconciente de Dora, el afecto original "desaparece", es decir, sólo permanece como disposición latente "contenida" en la idea inconciente (CHIOZZA, L., 1976c [1974]) y queda totalmente substituido o derivado por su transformación actual en la neuralgia facial. 9) El dolor facial penetra en la conciencia de Dora asociado a ideas preconcientes distintas (CHIOZZA, L., 1974d) ("neuralgia", tal vez "a frigore", traumática, infecciosa, etc.) de la idea inconciente original, pero tales ideas son derivados más o menos lejanos de dicha idea inconciente que se constituyen mediante la transferencia de los impulsos reprimidos sobre distintas representaciones preconcientes. Son derivados lo suficientemente "cercanos", o específicos, como para satisfacer la descarga, y suficientemente lejanos como para mantener reprimido al "contenido" del complejo original. 10) También en el preconciente de Freud determinadas representaciones reciben la transferencia (contratransferencia) de ideas inconcientes distintas que continúan reprimidas y son reactivadas mediante su contacto con Dora y con la transferencia que ella realiza (CHIOZZA, L., 1970k [1968]). Por ejemplo, Freud recuerda de pronto las noticias del periódico y "se le ocurre" que Dora debe haberlas leído. A partir de esta ocurrencia completa su interpretación de la neuralgia. 11) Las ideas que permanecen inconcientes en Freud, y que fueron reactivadas por el contacto con Dora, constituyen el "receptor" inconciente con el cual se capta lo inconciente del paciente (FREUD, S., 1912e), o "el arpa" que resuena de manera acorde con él (RACKER, E., 1957a). Vemos, por ejemplo, porque el mismo Freud lo consigna, que ante la neuralgia de Dora Freud "no puede reprimir una sonrisa" (FREUD, S., 1905e [1901]), y no es aventurado suponer que esta sonrisa de Freud se halla sostenida, desde lo inconciente, por la reactivación de la satisfacción que el niño experimenta frente al pecho gratificante, en la relajación de las mejillas que sobreviene después haber mamado. Si prosiguiéramos con este análisis veríamos que Freud intenta reprimir esta sonrisa por los sentimientos de culpa que experimenta frente a su satisfacción, porque inconcientemente la equipara con el triunfo y con su propia venganza ante el abandono de Dora. Encontramos que el contacto con Dora reactiva en Freud un "complejo" asociativo similar al de Dora. 12) Es a través de la asociación preconciente con estos derivados que surge la interpretación en el sistema conciente–preconciente de Freud, acerca de la situación de Dora (CHIOZZA, L., y colab., 1970a [1966]. 13) De más está decir que tal interpretación no constituye un producto de "la deducción a partir de la contratransferencia", ni creemos que lo ideal sea el que durante el trabajo psicoanalítico suceda de ese modo, sino como producto espontáneo de una labor que se realiza de manera inconciente (CHIOZZA, L. y colab., 1970a [1966]. 14) La organización conceptual que, acerca de la situación de Dora, detallamos, pertenece al sistema conciente–preconciente de Freud, y constituye un descubrimiento acerca de Dora que puede ser "contagiado" a esta última mediante la comunicación verbal. Esto equivale a decir que la comunicación verbal que denominamos interpretación tiende a vencer la represión, a modificar la transferencia y la descarga afectiva, puesto que el hacer verdaderamente partícipe a Dora del descubrimiento de Freud sólo puede ser realizado a través de dichos procesos. 15) Si admitimos que la transferencia de Dora codetermina la contratransferencia de Freud, debemos admitir ahora que un cambio en la contratransferencia de Freud tenderá a modificar la transferencia de Dora mediante un proceso análogo, y que esta modificación actuará sobre la represión y la descarga afectiva. Este proceso se produce a través de la influencia directa que trasciende a la interpretación verbal aunque no la sustituye. La palabra tampoco puede sustituir por sí sola a esta influencia que constituye la esencia de la terapéutica (CHIOZZA, L., 1970k [1968]). Sin embargo, el campo de acción del pensamiento verbal se demuestra privilegiado en su eficacia para la mutación de la contratransferencia (CHIOZZA, L., 1970k [1968]; 1972b).

4) Afirmando esto mismo desde otro ángulo diremos que si bien todo lenguaje verbal. Pero ese trecho tan fundamental entre la cosa material concreta y la palabra.. 2) En esta clave de inervación inconciente participa un suceso que se realizó como acto materialmente ejecutado y sensorialmente percibido (la bofetada que explica la localización) y otro suceso que se realizó en el terreno de la idea sobre la representación preconciente que Dora poseía acerca de Freud y fue vivenciado (la transferencia que explica el momento de aparición). La capacidad que posee el psicoanálisis (y no sólo el psicoanálisis sino también el espíritu humano en su conjunto) para cambiar la realidad material. de la importancia y del significado. que la transferencia también se manifiesta en los síntomas y no sólo a través del lenguaje. a la cual pertenecen las nociones de acto. Trataremos de ver ahora cuáles son los puntos que reclaman nuestra atención en la contemplación panorámica de ese trayecto. S. Es claro que podría afirmarse que esta transferencia fue en su origen realizada sobre una representación cuyo epifenómeno se hallaba constituido por la palabra "Freud". evoca. hemos ido recorriendo una línea conceptual de manera similar a como marcamos con un lápiz un determinado trayecto en el dibujo de un laberinto. que es el mundo del valor. no toda transferencia se realiza o manifiesta como lenguaje verbal. pero veamos a qué nos conduce una nueva contemplación del panorama.. El mundo de las ideas. y la otra. Durante el proceso del tratamiento psicoanalítico el hecho se transforma en dicho y así se hace posible que una nueva manera de decir se constituya en un cambio de los hechos.. mientras que permanece ella. Instancias tales son las representaciones de cosas (FREUD. vivenciada. afecto. por ejemplo. 1895d). alude. Es evidente de que todo decir es un hacer y todo hacer inevitablemente compromete un significado y por lo tanto se constituye en un decir. incomestible. en sí misma. Cabe subrayar ahora que toda la teoría se apoya sin lugar a dudas en la posibilidad de distinguir entre el decir y el hacer. 1976h). La presencia en el recuerdo. la representación. Junto al intrincado retículo que así se constituye. una sensorialmente percibida. 3) Surge con claridad de lo anterior. conjura o determina la presencia sensorial de la cosa comestible. idea y significado (CHIOZZA. no es un espacio vacío. existe la inmensa significación de que el trecho que media entre el dicho y el hecho se halla habitado por innumerables y mal conocidas instancias. es también el mundo de la historia y de la palabra. Tal como lo señala la sabiduría popular cuando afirma que "del dicho al hecho hay mucho trecho".. como es el caso de "pan".. En todo el desarrollo teórico freudiano se halla implícita o explícita la existencia de dos realidades. L. 1923b) o el . el símbolo o la palabra que. S. es transferencia. 1915e). 1) El dolor es el producto de una idea inconciente o clave de inervación que constituye la "puerta de entrada" al suceso que se registra como somático. S. Esta afirmación queda avalada por lo que Freud establece acerca del mecanismo de producción de los fenómenos histéricos (FREUD. los restos mnémicos de distintas percepciones (FREUD. dado que la transferencia participa en la producción del síntoma. no depende solamente de la posibilidad de materializar las ideas sino también de la posibilidad de "idealizar" a la materia. (Siempre que aclaremos que no entendemos por historia una multitud de sucesos ordenados en una secuencia que depende del "tiempo físico objetivo" (CHIOZZA. 1976h).Entre el hacer y el decir En la complicada red de nociones teóricas implícitas en la afirmación de Freud con la cual comenzamos nuestro trabajo. L. materia y cosa. descarga. la de la imagen. en cuanto constituye una carga de representaciones preconcientes a partir de representaciones inconcientes. a la cual pertenecen las nociones del recuerdo. Existe por lo tanto una presencia–en–ausencia de la cualidad sensorial. como para que sobre él se edifique la cultura y el mundo de lo humano.

de acuerdo con Freud (1940 a [1938]). págs. sino también en el desarrollo de sus posibilidades futuras de intervención en lo somático esclareciendo los símbolos y las representaciones que no alcanzan la plenitud de la palabra y constituyen sin embargo otras formas de comunicación e influencia. Capítulo II ACERCA DE LA LOCALIZACIÓN Y EL MOMENTO DE LA ENFERMEDAD SOMÁTICA1 El espacio y el tiempo 1) La noción de espacio deriva primariamente del ejercicio de los órganos sens oriales en la relación con un mundo de objetos percibidos como cuerpos que ocupan un lugar de manera inexorable. como posibilidad de evocar una presencia–en–ausencia . por lo tanto. 57–64. un espacio que puede transformarse en actual y tangible. con el que existe entre las pleuras visceral y parietal) es un espacio potencial. lo que la historia de Francia esta dentro de Francia o la biografía de Napoleón dentro de Napoleón. La vida que cada uno experimenta como propia. no ocupan un lugar. no aluden por lo tanto a una diferenciación entre dos categorías distintas dentro de una misma percepción sensorial de la realidad. utilizado para cualificarlo. Emociones. o las emociones y pensamientos. por ejemplo. Notas 1 El contenido del presente capítulo corresponde. 1934). historia y biografía. El adjetivo "interior". J. Materia. Esta vivencia depende de la función de un recuerdo. representativa. no están más adentro del hombre que contemplamos de. CIIMP. sean concientes o inconcientes. con escasas modificaciones a un texto que fue publicado en Eidón. Si aceptamos que un espacio virtual (como ocurre. constituye la primera hipótesis fundamental del psicoanálisis. el espacio imaginario no alcanza la categoría de un espacio virtual. y su consecuencia inmediata. No sólo se trata de una mutilación en su ejercicio presente. naturaleza y ser. sensorialmente presente. Todas esas instancias configuran la sustancia vital del fenómeno que denominamos transferencia y la rica y multiforme matriz del lenguaje. Esta representación es una metáfora que proviene de la contemplación de un adentro y un afuera en el cuerpo físico de un organismo vivo. No son cuerpos y. sobre la existencia del yo como una "membrana" que separa dos espacios y dos mundos. la utilización del calificativo "exterior" para distinguir al espacio físico. La teoría que nace de este modo constituye la física. intelectual. es perjudicial. ante cuya pérdida la palabra es vacía y frente a cuyo desconocimiento teórico la terapéutica psicoanalítica resulta desaprensivamente mutilada. 3) La noción de tiempo deriva primariamente de la vivencia de un transcurso. 2) El llamado mundo interior. sino a una imagen simbólica. A lo sumo podemos afirmar que les suceden a (o suceden con) determinados cuerpos mientras estos últimos ocupan un determinado espacio. La noción de que el espacio psíquico es interior es igualmente imaginaria. o el "aparato psíquico extenso" que. cosa. pensamientos.. implica la existencia de un espacio construido de manera imaginaria. son conceptos que nada tienen que ver con el espacio. Nº 7.mundo de objetos que constituye la interioridad estudiada por la psicología en el universo zoológico de otros seres animados (UEXKÜLL. es decir con aquello que algunos filósofos denominan una evidencia básica. son conceptos que derivan fundamentalmente de la física. y su confusión con una fuente primaria del conocimiento. von. Buenos Aires 1977. año 4.

mediante su conversión artificial en espacio. cultura y padecer. S. L. 1970j [1968]. cualidad que. y entendiendo por ciencia solo aquello que deriva. La teoría que nace de este modo constituye los fundamentos de una ciencia histórica genuina. es siempre un abstractus conceptual y racional que... 1956 [1951]) y Ortega y Gasset (1932–33)– acerca de que la vida no transcurre en el tiempo. 1972. 4) El llamado "tiempo objetivo". sino que. Nada habría que objetar a formulaciones semejantes que. en general. son conceptos fundamentales de esta historia genuina. 1895d) él mismo se sorprende. Se constituye así aquello que. como el "campo dinámico" de una relación que. caemos en la cuenta de que la manera en que el psicoanálisis interpreta la enfermedad le conduce al descubrimiento de un significado . cuanto más. El reloj (todos los relojes. inevitablemente. pero sin embargo. y en el desarrollo de la teoría psicoanalítica. representado. por lo tanto. es el tiempo el que ocurre en la vida2. de la ciencia física. funciones y estructuras (entre ellas también el lenguaje). 1972. alegando que la razón de semejante estilo depende de la peculiar manera de ser de los hechos tratados. hemos perdido de vista sectores enormes de lo que constituye una sabiduría verdadera. no alcanza para disimular el hecho de que en la teoría no se encuentra suficiente espacio para ubicar a un sujeto. objetos y mecanismos. CHIOZZA. depende de los llamados "signos de realidad objetiva" (FREUD 1950a [1887–1902]*. sean naturales o artificiales) es un aparato que convierte la noción tiempo en la noción espacio. 370). mutila y. a pesar de que no cabe entera en lo que conocemos a partir de la física. El "caso" es siempre un caso de "algo". en sentido amplio. es obvio. son los "protagonistas" que tejen un suceso cuyo lugar de ocurrencia es concebido como un "aparato extenso" o. Sorprende pensar que este tiempo físico objetivo no es otra cosa. por el carácter literario que su historial adopta. de acuerdo con Freud. A. no deja por eso de seguir constituyendo un conocimiento genuino. pág. y también sobre qué es lo que tienen de común la literatura y los acontecimientos que constituyen la materia prima de la ciencia psicoanalítica. percibido o medido.. en lugar de fecundarla. es un tiempo construido. por otra parte.. si no fuera porque en ese camino se han perdido otras formas del existir y es menester urgente el volver por ellas. Las dos preguntas de Weizsaecker Cuando Freud relata su interpretación psicoanalítica de la enfermedad de Isabel de R. 1977). que un tiempo imaginario. pero. acostumbrado a la terminología científica de la biología y la medicina de su época. transformado. Llevados por la idea de que el único conocimiento genuino es el conocimiento que llamamos científico. distorsiona la realidad vital considerada. generalmente un diagnostico pero a veces también un mecanismo (por ejemplo hipocondría. contribuye a distorsionar su verdadero sentido. liberada de una dependencia hacia la física que. Y necesita justificarse. Podemos comprender así el sentido pleno de la afirmación – coincidente en Weizsaecker (1947. como tiempo. WADDINGTON. C.de la cualidad perceptiva. o "tiempo físico". y se encuentra incomoda y deformada en el continente estrecho de lo que conocemos por lógica (BATESON. La afirmación de que la noción de tiempo deriva primariamente de una vivencia más que del ejercicio de una percepción. aunque se afirme que ocurre entre personas. impotencia o predominio de la identificación proyectiva). pero al precio de transformarlo en un "tiempo secundario" que solo es un símbolo del tiempo patente a la vivencia. impulsos. por el contrario. resulta a un mismo tiempo trascendente y subversiva del orden habitual. Idea. GREEN. nos han enriquecido con multitud de conocimientos operantes y valiosos. Es un proceso forzado de objetivación que hace presente el tiempo al ejercicio de la percepción "objetiva". (FREUD. Si reflexionamos en la observación de Freud acerca del carácter literario que adquiría espontáneamente su pretensión de relatar escuetamente los hechos de su ciencia nueva. La antigua denominación de "historial" ha caído en desuso y suele ser reemplazada por la "presentación de un caso". esta consigna de Freud no ha despertado una atención acorde con la importancia que posee. Han pasado los años. Se han escrito muchas páginas. G. llamamos representación. Sabiduría que. y ese "algo". importancia. en última instancia.

y pertenece como tal al universo de acontecimientos de los cuales hemos dicho que deriva. La bofetada que nos permite comprender la ubicación espacial del dolor en la cara de Dora es una cosa física. para usar una expresión habitual en Freud. el resultado de la interpretación psicoanalítica nos ofrece siempre además una historia que nos permite comprender al mismo tiempo el por qué de la localización que la enfermedad adopta y el por qué del momento en que aparece. como Freud afirma. como "suceso real". Estas dos preguntas. "un suceso real". el de la ciencia histórica genuina. de un ejercicio corporal completo en el cual. nos orientaban sobre el momento de aparición del malestar. implicado en la percepción polifacética de sus efectos. aunque quede comprometida una significación que influye en la magnitud y en la calidad de la injuria. la noción del espacio fundamental. La lectura de las noticias sobre Freud que el periódico publicara también pertenece. aparentemente. no comprometen una "descarga" a plena cantidad. Dijimos antes que en este universo de la significación y del recuerdo. Una interrelación curiosa. se genera de manera primaria la noción del tiempo fundamental. . reformula de manera rigurosa este doble interrogante que en Freud queda tácito y se pregunta: ¿por que precisamente aquí? (en este lugar del cuerpo. a poco que meditemos. La bofetada fue un suceso que se realizo como un acto materialmente ejecutado y sensorialmente percibido. reintroducen. por lo menos al principio. subrayaba que la bofetada que Dora había propinado al señor K. nadie puede ser matado "in absentia o in effiggie" (FREUD. de manera primaria.. Es cierto que. Tal lectura constituye. hubiera sido insignificante de no mediar la significación que recibió precisamente por obra de la transferencia (que no es otra cosa que la tran sformación de un "recuerdo inconciente"). pero también es cierto que. y no en otro) y ¿por que precisamente ahora? (y no antes o después). Aquí no cabe duda que lo sobresaliente es el recuerdo. el de la ciencia física. que me propongo retomar ahora. Frente a los desarrollos derivados de una física que pretende explicarnos el cómo ocurre lo que ocurre. que testimonian de manera dramática acerca de la insuficiencia de nuestros principios explicativos habitualmente fundamentados en las leyes que relacionan causas y efectos. le ha sido atribuida una importancia que nos permite comprender el momento de la aparición del síntoma. Weizsaecker (1947). en cambio. permitía comprender la localización del síntoma.(reprimido e inconciente) que solo tiene sentido en la medida en que se lo identifica como el drama de una persona atravesando una peripecia en el conjunto que constituye la historia de una vida que experimenta su propia existencia. la idea o la representación que. es sobresaliente. La primera ejecución despierta la idea de un movimiento pleno. a este universo con el cual el yo se vincula a través de los sentidos. llama entonces la atención. S. La lectura de las noticias pertenece a otro universo. examinando la interpretación que hace Freud del dolor que Dora sufre en la cara quince meses después de haber finalizado el tratamiento. desde el punto de vista que venimos desarrollando. Es importante analizar. en el intento de comprender el significado de la enfermedad. mientras que las noticias que acerca de Freud Dora había leído en un periódico. las nociones de espacio y de tiempo. como suceso material. encontramos importantes diferencias entre el acto de propinar una bofetada y este otro constituido por la lectura de una noticia. frente a la enfermedad somática. dos elementos en el entretejido de esta "conversión" somática. Sin embargo. el mordiente que reactualizó la transferencia. como la adjudicación o la llegada de un tiempo cualitativamente significado: la hora de la venganza y la expiación. Como ejemplo de lo que acabamos de afirmar basta recordar el historial de Isabel de R. A la noticia leída. y que fue la lectura del periódico. al cual pertenece la vivencia del transcurso y también su contraparte: la perpetuación eterna del pasado y la constante presencia del futuro. El dolor en la cara de Dora En el capítulo anterior. recientemente mencionado. 1912b). el aspecto material.

en las designaciones "realidad psíquica" o "realidad histórica". Una cosa es. y la presencia del alimento recordado. Es posible que uno esté presente en su agonía. año 5. En la vida de cada cual la muerte se diferencia de muchas otras vivencias en que sólo posee una cara. CIMP. El término "realidad". Notas 1 El contenido del presente capítulo corresponde. 1932–1933). ya que no ocurrirá dentro de ella. Nº 8. 75–81.Es necesario preguntarse ahora: ¿debemos atribuir a una coincidencia casual el hecho de que el factor que fue experimentado en el "universo del espacio físico" permita comprender la localización en el cuerpo y el factor que fue experimentado en el "universo del tiempo histórico" nos permita comprender el momento de la vida en que el dolor aparece? Las observaciones futuras dirán la última palabra. que mencionamos hace algunos instantes. 2 Por esta misma razón la muerte de cada uno no pertenece a su propia vida. y que en su origen se refería precisamente a la cosa tal como era concebida por el realismo griego. denominamos "cosa". es decir como algo que está "ya ahí". pero nunca lo estará en su propia muerte. Es difícil que la afirmación de Freud acerca de que la muerte carece de representación pueda adquirir en alguna otra formulación una fuerza de convicción semejante. decimos que . que puede incorporarse y trae por efecto la desaparición de la necesidad que emana de la fuente instintiva. algo que se manifiesta en la conciencia a través de los sentidos. connotaciones implícitas. que suelen llegar hasta el extremo de ir a contracorriente de lo que uno quiere significar cuando las usa. págs. pero que no puede satisfacer la necesidad. con escasas modificaciones. el recuerdo no (Freud. AUSENCIA Y REPRESENTACIÓN 1 Cosas e imágenes A medida que profundizamos en la teoría psicoanalítica se nos va haciendo cada vez más evidente que uno de sus fundamentos esenciales reside en la posibilidad de distinguir entre las cosas y las imágenes.. que nos plantean la diferencia existente entre la presencia del alimento percibido. 1978. al texto publicado en EIDON. Reparamos ahora sin embargo en que estas son designaciones que nos precipitan en equívocos a los cuales no escapa el mismo Descartes cuando nos habla de una res cogitans (Ortega. muchas veces inconcientes. con independencia de toda conciencia percipiente (Ortega. que deriva de la palabra res. pág. por ejemplo. Es difícil presentar esta cuestión en toda su primitiva pureza. tanto por su origen en una definida conceptualización arcaica como por la distintas vicisitudes de su uso en las sucesivas evoluciones de esas organizaciones conceptuales. La percepción se acompaña de lo que Freud denomina "signos de realidad objetiva". que constituye el deseo. La distinción fundamental entre cosas e imágenes. Capitulo III PRESENCIA. la muerte del otro. Teniendo en cuenta que la psicología y la historia tratan con una forma de existencia que no corresponde adecuadamente con esa otra forma que. porque debemos hacerlo a través de palabras que poseen. 1932–1933). puede ser quizás mejor presentada a través de los postulados primeros de la metapsicología. en origen. precisamente eso. Buenos Aires. Dado que dicha manifestación se acompaña de los signos de cualidad sensorial. que significa "cosa". debemos redefinir aquello a lo cual hacemos referencia con el uso de la palabra "realidad". en su sentido primitivo y riguroso. alterada en su sentido primitivo. Percepción y recuerdo son dos modos distintos de presentación en la conciencia. adquirió posteriormente otras significaciones que nos permiten hablar de una "realidad" psíquica o de una "realidad" histórica. 1950a [1887–1902]*. Los signos de realidad objetiva son signos de cualidad sensorial que señalan la existencia de las cosas. 370).

Es necesario distinguir sin embargo entre el uso amplio. los recuerdos. que corresponden al recuerdo de las percepciones sensoriales acaecidas. de estos términos. los pensamientos. precisamente porque su presencia en la concienc ia no se acompaña de los signos de cualidad sensorial. una presencia en la conciencia privada de los signos de cualidad sensorial que señalarían su presencia material. En cuarto lugar señalemos que el concepto "metafísico" de ausencia. oír. pero el ejercicio de ese derecho no nos ofrece ventaja alguna. para significar enseguida la ausencia del conjunto de todas las cosas concretas conocidas y posteriormente. que certifican o denotan que una percepción es actual. las fantasías. es decir de una ausencia en la conciencia. ausencia y representación Cuando decimos de algo que se halla presente en la conciencia. por el contrario. y lo mismo ocurre con la llamada auto "percepción" de la conciencia. Surgen aquí algunas cuestiones correlacionadas que no pueden eludirse sin comprometer la claridad. de que ausencia es una presencia en la conciencia privada de los signos de cualidad sensorial. Debemos luchar aquí con el uso y el prejuicio que limita cualquier existente a un ser "cosa". y un uso restringido más riguroso. y los restos mnémicos de la percepción sensorial. A pesar de esta objeción es posible sostener (sin que esto sea de todos modos esencial para el planteo que efectuamos) que el concepto "nada" corresponde a la abstracción generalizadora de una vivencia que se inicia como ausencia de una cosa concreta. más allá de la vivencia vinculada a la presencia de imágenes particulares. Es claro que podría defenderse el derecho (avalado por el uso y por la creencia en que dispone de una vertiente material) de nominar con la palabra "cosa" a cualquier tipo de existente. Ausencia es primordialmente sólo eso. Las imágenes. ambiguo. valen por el momento las consideraciones que hemos realizado con respecto a las "realidades" psíquica o histórica. la difícil concepción de "toda ausencia". reconocemos implícitamente la posibilidad de una ausencia equivalente. Demás está decir que este "tercero que juzga" puede ser el mismo sujeto en "un instante posterior". En tercer lugar es necesario recordar la distinción metapsicológica (Freud. quedaría oculta de este modo la importancia de las diferencias que es necesario establecer. En cuanto al concepto freudiano de una "realidad cogitativa" vinculada a los signos de descarga aportados por el lenguaje. oler o gustar. no se presentan como cosas. Presencia. . es decir lo que llamamos "nada". En primer lugar debemos tener presente que si bien cuando nos referimos a los caracteres organolépticos que establecen las cualidades reales y materiales mencionamos los famosos "cinco sentidos". anteriormente realizada. no se nos escapa que esta enumeración es sólo un esquema y que el progreso en la caracterización de otros sentidos nos conducirá en el futuro hacia la descripción de un campo que abarcará entre las cosas "sensibles" parte de lo que hoy se considera "percepción interna". podría aparentemente oponerse a la definición. es decir su "realidad objetiva". En segundo lugar debemos caracterizar al fenómeno alucinatorio (y al onírico) señalando que corresponde a una situación que implica la presencia de un tercero que juzga como ausente a la cosa percibida por el sujeto alucinado. Cuando faltan los signos de realidad objetiva hay ausencia de una cosa. 1950a [1887–1902]*) entre los signos de cualidad sensorial o signos de realidad. que configuran las llamadas cualidades sensoriales o atributos y que son las que utilizamos para hacer conciente lo inconciente o para integrar el re–conocimiento de lo ahora percibido. Reparemos aquí en un hecho fundamental: sólo puede registrarse la ausencia de una cosa cuando la presencia de su imagen señala esa ausencia. lo cual significa que se puede ver.la cosa posee caracteres organolépticos. tocar.

por el vocablo "representación".Usamos el término "presencia". pero denominar a esto . por el contrario. En este sentido es lícito decir que se le oponen y que. Pero la percepción conciente lleva implícito el recuerdo inconciente. la contradicción existente entre presencia y representación no es absoluta. "imago " o "presentación" que Etcheverry (1978. de esa imagen evocada en ausencia de la cosa. que en este caso resulta equívoco. para referirnos a la conciencia de la falta de una cosa de ese mundo real y material. pág. que son los cuerpos físicos en el mundo de la realidad material. Freud (1920g) supone incompatibles para un mismo sistema las funciones de la percepción y la memoria. Dijimos hace apenas un instante que percepción y recuerdo son dos modos distintos de presentación en la conciencia. La palabra "representación" (Vorstellung en el texto freudiano) fue traducida por Strachey al inglés utilizando los términos "idea". para percibir debo dejar de recordar. Durante la percepción conciente (presencia). imagen que. debemos introducirnos en el tema de las relaciones que establecen entre sí los existentes a que dichos vocablos se refieren. Usamos el término "ausencia". la lleva implícita en el re–conocimiento de la cosa percibida. Ramón Alcalde. se refieren al mundo de las cosas materiales que forman parte de la realidad. traduce Vorstellung (en los párrafos reproducidos por Strachey en el apéndice C agregado a "Lo inconciente") por "idea" o "concepto". Agreguemos ahora que percepción y recuerdo forman una unidad indisoluble. para referirnos al conjunto formado por la presencia en la conciencia más los signos de la cualidad sensorial. estableció el principio de que percepción y movimiento se excluyen recíprocamente de la conciencia aunque se implican mutua e inevitablemente en todo acto biológi co. a pesar de no ser convincente como criterio general. De manera que presencia y ausencia. se esclarecen e iluminan mutuamente. sino que. lo cual equivale a afirmar que se excluyen recíprocamente de la conciencia. lo cual. Mientras que presencia y ausencia son opuestos y contradictorios absolutos sin lugar a dudas. como las dos caras de una misma moneda). Para referirnos al "estar ahí". se presta muy adecuadamente a las necesidades de la significación en algunos contextos. como cualquier otra fantasía. cuyo uso en este sentido es correcto y riguroso. a partir de sus estudios de neurofisiología. la representación correspondiente permanece inconciente. 24) cuestiona por muy buenas razones. A pesar de que la representación es la condición imprescindible que permite constatar la ausencia (lo cual equivale a afirmar que ausencia y representación vienen a ser. pertenece al "mundo" de la idea. La representación puede ser evocada y manifestarse en la conciencia. en la conciencia. y para recordar debo dejar de percibir. 1891b ). Antes de penetrar en el estudio de las clases o modos de la representación y una vez definido el alcance preciso que asignamos a los términos: "presencia". opuestas y contradictorias entre sí. es decir para el conjunto que corresponde a la percepción actual de las cosas. el traductor castellano de la monografía sobre las afasias (Freud. Pero es claro que esta ausencia sólo puede constituirse en la medida en que podamos evocar (o "inventar" combinando restos mnémicos) la imagen de esa cosa. Weizsaecker (1962). no es menos cierto que la percepción de una cosa (que se manifiesta así como presente) no excluye su representación simultánea. Por el contrario. uno de cuyos términos es inconciente. en sentido riguroso. "ausencia" y "representación". en sentido riguroso. en esta oposición. durante la conciencia de la ausencia la representación correspondiente permanece conciente y es el vínculo de sus restos mnémicos con las cualidades de la percepción inconciente de la realidad objetiva que ahora está ocurriendo lo que permanece inconciente. se refieren a un mundo diferente del de la representación. Desde un punto de vista situado en la conciencia. desde este ángulo. Presencia y ausencia pueden ser percibidas. y el recordar conciente encubre una percepción actual inconciente de un modo análogo al que determina el carácter actual y transferencial del relato histórico. conviene sustituir el término "presencia".

el término "realidad" pierde su significado riguroso para adquirir otro. utilizaríamos "cosa" sólo para designar los elementos de la realidad material. en un sentido amplio. ya que la representación (por ejemplo un retrato) posee una mayor cantidad de cualidades similares a las de lo representado (una persona) que su representante. que es la huella o impresión que ha dejado la pre sencia de una cosa percibida. Una huella es siempre el producto de una percepción. 1970). lo cual no es lo mismo que decir como representación (Vorstellung). es una representación 2. Una huella privada de su carga es una inscripción que forma parte de la memoria. Freud sostiene que durante el proceso cogitativo que acompaña al reconocimiento de lo percibido. y cuando hablamos de la "realidad" de ese mundo simbólico. se hace conciente como atributo o cualidad (sensorial) (Freud. Cada uno de estos atributos o cualidades sensoriales. Los distintos tipos de representación La representación. es decir la diferencia (Bateson. en el cual rigen los conceptos de vivencia. ya que dijimos que. El objeto–representación es construido como una síntesis "total" de un conjunto de atributos que es provisional. aún cuando se trate de huellas heredadas o congénitas. el objeto mismo. Usamos "objeto" para referirnos a una síntesis mentalmente construida. Uno de estos atributos pasa a ser elegido como "representante" (Repräsentanz). que utilizamos por extensión para aludir a fenómenos existentes fundamentales en cuya caracterización más cuidadosa es necesario profundizar. queda en cambio comparativamente "cerrado" (como queda cerrado todo concepto definido) en lo que respecta a su modificación por nuevas experiencias. La "sustantivación" de los atributos implica que la representación de la cosa pasa a ser una representación–cosa. la porción constante del complejo (es decir lo que corresponde a la identidad o invariancia en la comparación entre lo aportado por la percepción y lo aportado por el recuerdo) constituye la cosa. 1915e). puesto que. La palabra "recuerdo" no suele usarse cuando la carga de la huella permanece inconciente. (que en el ejemplo citado puede ser el apellido). lejos de ser una cosa dada en el mundo. dado que tanto la representación como el recuerdo o el deseo son procesos activos. por lo tanto. inconciente y tan incognoscible como la "cosa en sí' de Kant (Freud. es decir como símbolo del objeto–representación completo."percepción" (aunque sea percepción "interna") es sólo una metáfora que va más allá del significado riguroso del vocablo "percepción". Estos tres términos distintos aluden a un mismo referente contemplado desde distintos contextos o funciones. en un sentido análogo a lo que Freud postula para el caso de las representaciones–palabra. Los nombres sustantivos derivarían por lo tanto de los adjetivos tal como "Pedro" deriva de "pétreo". un deseo o una re–presentación. el ello contiene "las innumerables existencias del yo". rigurosamente hablando. El recuerdo se realiza a partir de la memoria. secundario. o. 1950a [1887–1902]*) y constituye las notas esenciales de la representación de esa cosa. para expresarlo con mayor propiedad. y este último se configura alrededor de un núcleo constituido por la percepción. La carga (y la descarga) de una huella mnémica es un recuerdo. es un recuerdo. una representación–objeto. pág. de acuerdo con lo que Freud (1923b. es decir que permanece "abierto" a nuevas experiencias mutativas de esa construcción sintética. 1950a [1887–1902]*. pero deja de ser un recuerdo del mismo modo que deja de ser. En cambio la porción inconstante. en sentido riguroso. . Esta porción invariante permanece. Podemos comprender entonces la afirmación freudiana acerca de que la representación de cosa se constituye a partir de los restos mnémicos de la percepción que configuran las llamadas cualidades sensoriales. por ejemplo el color rojo. significado e importancia. Para decirlo en los términos de Etcheverry (1978). 21) postula. una re– presentación. La representación forma parte del "mundo" de la idea. junto a la comparación que la acompaña. que pasa así a ser conocida por sus atributos.

que primitivamente sólo constituía el referente del símbolo. Queda claro de este modo que la "mera" representación de una cosa ya es una interpretación y. inconciente. 1923b) la posibilidad de un acceso a la concien cia (aunque de diferente cualidad) a partir de restos mnémicos visuales. lo cual. El ser típico de la representación es la representación de una cosa. Por un proceso análogo al de la sustantivación del atributo. Dijimos ya cómo. por las razones que ya hemos mencionado. por consecuencia. una de las cuales. Sólo mediante la discriminación conciente de la diferencia símbolo–referente puede reabrirse a nuevas construcciones la imago del objeto– representación inconciente que el símbolo "nomina". los restos de la percepción acústica de una palabra oída. la parte.Es claro que una representación puede ser representante (símbolo) de otra representación. del objeto– representación queda ahora tan "cerrada" al producto de nuevas experiencias como antes lo estaba el atributo utilizado como símbolo. establece un ligamen prevalente con los restos mnémicos visuales de una particular representación–objeto. Cuando la cosa representada es una palabra (subrayemos aquí que la palabra oída es. Pero una vez hecha esta salvedad. en su momento imprescindible para subrayar características de ese proceso ajenas a las de la mera reproducción fotográfica. La representación palabra y la representación de palabra Señalamos hace apenas un instante que la reproducción fotográfica configura una metáfora inadecuada para el proceso constituido por la representación de una cosa. concepto que debe ser distinguido de otro fonéticamente muy próximo que corresponde al uso . tanto el objeto–representación como el ligamen que mantiene con su símbolo devienen progresivamente inconcientes. símbolo. por lo tanto. puede llegar a ser confundida con el todo. En la fotografía tenemos la cosa que debe ser fotografiada. a través de un proceso análogo al de la constitución de la representación–objeto. Es lo que suele expresarse de manera poco clara mediante los vocablos "representante– representativo" que traducen el término alemán Vorstellungrepräsentanz. parece indudable que nos hallamos en presencia de un proceso general más amplio. puede ser mejor representado mediante la alusión a una pintura subjetivamente realizada y dentro de la cual. El símbolo deviene así una "ecuación simbólica" y la imagen. Esta clase de representación se genera primariamente a la manera de una imagen. historia. en cambio. objeto. nos parece excesivo. la acción de representar y la imagen representada que constituye la representación. debemos volver sobre dicha metáfora porque ahora nos resultará útil para introducir claridad en otros aspectos. Digamos por de pronto que la representación–palabra se constituye. Uno de los pilares básicos de la teoría psicoanalítica se funda en la postulación de una oposición entre representación–palabra y representación–objeto. y que su comprensión más profunda nos llevará a poder describir mejor distintos tipos de conciencia. Cuando el objeto–representación queda simbolizado por uno de sus atributos que pasa a ser su representante habitual y privilegiado. una cosa). mediante la construcción integradora de distintas cualidades sensoriales. A pesar de que Freud ha enfatizado que el devenir conciente de la representación–objeto depende de su conexión con la representación–palabra y sólo menciona alguna vez (Freud. En el proceso de representarse cosas. La metáfora de una copia fotográfica se presta mal para representar este proceso que. análogamente. la acción de tomar la foto y la reproducción de la cosa en la película bajo la forma de una imagen. hablando con todo rigor. nos encontramos ante la representación de una palabra. tenemos la cosa a representar. oposición que Freud llega a equiparar con la que existe entre conciente e inconciente. denota y connota. a partir de la representación de una cosa (en esta o en las "innumerables y anteriores existencias del yo") se constituye y se hace inconciente la representación–objeto que es lo mismo que decir el objeto–representación. a partir de los restos mnémicos de la percepción sensorial. se reflejan los acentos e importancias que el artista deja impresos.

1916–17 1915–17* pág. arroja luz sobre los diferentes gradientes de abstracción que mantienen entre sí las representaciones en su interrelación recíproca. por lo contrario. Buenos Aires. Que un proceso corporal sea la manifestación o apariencia de una fantasía inconciente no implica necesariamente sostener que esa fantasía sea su origen o su causa. 1940b 1938* págs. como ocurre con las ideas latentes de un sueño. entre ellos. que proviene del acervo heredado. de su objeto– representación). APA. ni tampoco indican su existencia inconciente. como representante. Afirmar que todo proceso corporal (no sólo la enfermedad sino también la forma. pero también. Isaacs. es decir que no expresan determinadas fantasías inconcientes. 326–345. Capítulo IV LA ESPECIFICIDAD DEL SÍMBOLO EN LA ENFERMEDAD SOMÁTICA1 El proceso somático y la fantasía inconciente Freud descubrió que los trastornos somáticos histéricos podían ser interpretados como una de las tantas maneras de manifestarse una fantasía inconciente. y que no suele ser. lleva implícita. sino solamente que los procesos inconcientes son concebidos como transformaciones materiales dotadas de significado y que algunos. 1978. En el primer caso (la representación de palabra) la palabra (oída o leída) ocupa en nuestra metáfora el lugar de la cosa que debe ser fotografiada. fue publicado por primera vez en Revista de Psicoanálisis. 1967). Esta última idea. o si. XXXV. no las simbolizan. Esta fantasía puede ser inconciente como producto de la represión y constituirse a partir de un "sueño diurno". En el segundo (el de la representación–palabra) la palabra (evocada. mejor aún. fundamental entre la representación de palabra y el uso de la palabra como representación o. 1950. Esta distinción. El uso de la palabra como representación se halla implícito en la expresión compuesta "representación–palabra". 1976b [1971]). emerge de lo que Freud denominó "la segunda hipótesis fundamental del psicoanálisis" (Freud.89. se perciben únicamente como una alteración corporal que la conciencia interpreta como el efecto de una causa física. y al cual Freud denomina también fantasía (Freud. De otro modo no podría afirmarse que todo lo somático es la manifestación o el aspecto corporal de una fantasía inconciente. opuesta al llamado paralelismo psicofísico. Notas 1 El presente capítulo corresponde. mejor dicho. de manera inevitable. la función y el desarrollo) es al mismo tiempo la manifestación de una fantasía inconciente (Chiozza. Laplanche y Pontalis. puede participar en su formación un componente inconciente que no ha llegado jamás a la conciencia.152. 901–950. la afirmación de que procesos corporales diferentes son manifestaciones de fantasías diferentes. t. Conviene tener presente que sostener la primera posición no implica afirmar que las fantasías inconcientes sean la causa última de todas las enfermed ades somáticas.284–288).de una palabra como representación de una cosa (o. hablada o escrita) ocupa un lugar semejante al de la creación de duplicados de la imagen que se forma en la película. . hay enfermedades somáticas que son "asimbólicas". págs. a una parte del texto que con el título "El problema de la simbolización en la enfermedad somática". La cuestión que se discute es si puede sostenerse que todas las enfermedades somáticas son manifestaciones de fantasías inconcientes. 1908a. Nº 5. suficientemente subrayada. con escasas modificaciones. 1918 1914* pág. a mi juicio.

1950a [1887–1902]*. K. Nos basta con afirmar ahora que constituye una fantasía inconciente cuya relación con la neuralgia permanece también inconciente. Los conceptos de Freud sobre la histeria Por un lado tenemos un proceso categorizado habitualmente como somático. un símbolo mnémico (Freud. 105. c) El síntoma histérico es la expresión de una realización de deseos o de una fantasía inconciente (Freud. 105. ocasionado por la represión. d) El síntoma histérico es una reminiscencia (Freud. pág. 1910i). 1894a* pág. más allá de su apariencia conciente. estudiamos los aspectos fundamentales de esta problemática. 1905 e [1901]). a pesar de los esfuerzos que Freud (1908a) realiza en un pequeño inventario.Desde este punto de vista lo que otros investigadores categorizan como inespecífico debe ser considerado como el producto de nuestra insuficiencia en describir los pormenores de la complicada red constituida por el entretejido de las distintas fantasías inconcientes en cada caso particular. y sus afirmaciones sobre los fenómenos histéricos recorren conceptos muy distintos. la neuralgia facial de Dora.. 1910a [1909]*) de un acontecimiento traumático. Todos estos conceptos son modos de concebir la relación entre los procesos somáticos y los procesos psíquicos. o también producto de un retorno de la excitación a la fuente somática. 1908a*. 1895d*. 50) de la excitación anímica en inervación somática. es decir la psicogénesis. pág. Ya hemos mencionado tres. la transferencia sobre Freud de los sentimientos de venganza hacia el Sr. Ex profeso y con la intención de comenzar por la afirmación más general y menos comprometida. Segundo. aunque no lo mencionemos explícitamente. 1908a. producto de la alteración que la erotización ocasiona al órgano (Freud. concepto que. 1950a 1895*) sólo puede ser mantenido si lo utilizamos en un sentido figurado o metafórico. 143) pone entre comillas. Freud no se ha detenido sin embargo en este punto. 1908a. de una manera de presentarse a la conciencia el suceso inconciente que llamamos fantasía inconciente. Junto al concepto de conversión aparecen otros que no siempre han sido bien delimitados. término que Freud (1895d*. queda en parte implicado en lo anterior: el proceso somático como efecto de una causa psíquica. cuya significación traumática puede haber sido otorgada a posteriori de la ocurrencia del suceso (Freud. el proceso somático como manifestación conciente de una fantasía inconciente. Expresan pensamientos tan distintos que. 1998e 1976). hemos dicho que los trastornos somáticos de la histeria pueden ser considerados como la manifestación de una fantasía inconcie nte. Vamos a enumerar ahora rápidamente los otros conceptos que Freud aporta al respecto: a) El síntoma histérico es una sustitución del proceso psíquico conciente creado por "conversión". Este proceso psíquico constituye un "complejo" asociativo cuya estructura hemos analizado prolijamente en el primer capítulo de este libro (véase además Chiozza. . por otro lado un proceso psíquico. Nos interesa volver hoy sobre esta misma cuestión desde otro ángulo. 1910i). b) El síntoma somático es una perturbación "neurótica". deje de ser psíquico para comenzar a ser somático o viceversa. La palabra "manifestación" adquiere aquí el sentido preciso de una apariencia. Primero. son difíciles de compatibilizar entre sí. en mérito de la ideas que el propio Freud desarrollara en trabajos tan antiguos como el Proyecto. el proceso somático como producto de una conversión o transformación de lo psíquico en somático. 1895d. El tercero. 1998e 1976). Lo dudoso consiste en suponer que haya algo que en sí mismo. 1895d). 1910a [1909]*) o monumento conmemorativo (Freud. (Freud.. En numerosos trabajos (Chiozza. 1895d. pág. Postula la existencia de una "conversión" (Freud. pero ni expresiva ni simbólica. y de los sentimientos de culpa por haberlo abofeteado.

el lenguaje hipocondríaco que llamamos también "lenguaje de órgano" en el cual. h) El síntoma histérico como retorno autoerótico sustituye una modificación exterior por una modificación somática. aunque la idea de significación se halle presente. nace como transacción entre dos movimientos afectivos o instintivos contrarios. Distinta es la situación cuando se afirma que el síntoma corporal "se mezcla en la conversación": expresa. i) El síntoma histérico puede ser el producto de una complacencia somática. 1975b). 1905e [1901]). existe este "dialecto".. una transacción o un retorno a las tendencias sexuales reprimidas y sus formaciones reactivas contradictorias. j) El síntoma histérico puede constituir un símbolo de un determinado acontecimiento traumático (Freud. conversión. en el mismo origen de la sensación hipocondríaca. que desde el punto de vista filogenético corresponde a una importantísima regresión (Freud. I) El síntoma histérico es uno de los múltiples dialectos del inconciente (Freud.. como la actividad sexual del histérico. en el cual el sujeto habla acerca del órgano. Es decir que junto al hablar del hipocondríaco. 1908a). 1991b [1989]). simboliza (se trate de una simbolización mnemónica o de una conversión simbolizante). 1905e [1901]). f) El síntoma histérico es la "realización" de una fantasía puesta al servicio del cumplimiento de deseos (Freud. continuando con los desarrollos que Freud iniciara en su Proyecto . 1908a. 1908a). constituye un subgrupo intermedio en el cual. colabora en la elección del trastorno (Freud. la cual. como la realización o el cumplimiento del deseo sexual. razón por la cual Freud utiliza varias veces la expresión de que el síntoma se "mezcla en la conversación" (Freud. corresponde al retorno de una forma de satisfacción sexual utilizada en la infancia y reprimida después (Freud. como una modificación somática autoerótica. Que el síntoma sea considerado como parte de un suceso motor que una vez fue justificado.e) Así como el afecto puede ser equiparado a un ataque histérico universal y congénito (Freud. 1905e [1901]). 1895d). g) El síntoma histérico sirve para la satisfacción sexual y representa una parte de la vida sexual de la persona (Freud. 1926d [1925]). sale del foco de la atención para quedar encubierta por un pensamiento según el cual el proceso somático es una forma de funcionamiento de la sexualidad como vicisitud y ejercicio de un impulso biológico que se acompaña de una fantasía inconciente. como la huella mnémica de un suceso pretérito que fue experimentado en su momento (filogenético u ontogenético) "a plena cantidad". 1895d. es el órgano el que "habla" (Freud. Sustitución.. el ataque histérico es un suceso motor actualmente injustificado que formó parte alguna vez de un acto justificado (Freud. 1895d. Sobre este punto sólo diremos ahora que. tal como lo afirmamos en el primer capítulo. 1895d). 1913j). pertenecen a un mismo orden de ideas al cual subyace una conceptualización en términos de mecanismo. esta conversión por simbolización es distinguida por Freud de la conversión mnemónica que corresponde al símbolo que denomina mnémico (Freud. la complacencia somática puede ser concebida. complacencia somática y perturbación neurótica secundaria a la erotización o a la represión. 1908a). 1910a [1909]*). el síntoma histérico puede ser resignificado a partir de posteriores simbolizaciones (Chiozza. 1909a [1908]). k) Como ocurre con un "odre viejo lleno de vino nuevo" (Freud. Vamos ahora a agrupar en unos pocos ítems los distintos conceptos freudianos acerca de la relación existente entre el síntoma somático y la fantasía inconciente. puede tomar la representación de distintos movimientos inconcientes asexuales pero no puede carecer de una significación sexual (Freud. o es lenguaje o discurso (speech). un acto por una adaptación. Aquí la idea de . Chiozza. a la manera de una predisposición orgánica. representa. 1916–1917 [1915–1917]*). 1950 a [1887–1902]* . 1915e.

Dicho en otras palabras y esquematizando mucho: En el primer subgrupo el síntoma somático es el producto de la intervención de un mecanismo. o como o somática. 1940a [1938]). La conciencia. El problema de la especificidad y el símbolo Cuando sostenemos que el cuerpo y el alma son manifestaciones en la conciencia de una existencia inconciente incognoscible que no participa. es decir su posibilidad de ingresar a la conciencia como una percepción que se origina en los órganos sensoriales. Todavía encontramos en este pensamiento compatibilidad con la idea de una relación causa–efecto. de estas características unilaterales. Para decirlo en términos de Weizsaecker (1951). Desde este punto de vista lo "verdaderamente psíquico" (Freud. intermedio. como tal. 1974c. y lo verdaderamente somático (Chiozza. como psíquica. ya no se piensa en un cambio de ser. lo psíquico anima al cuerpo y le imprime una forma. 1940a [1938]) es el sentido o significado de un proceso. Esto trasciende ampliamente el concepto de la relación causa–efecto. según cual sea la modalidad del acto cognoscitivo (Chiozza. 1950) que es algo más que un mero acompañante o concomitante somático (Freud. sino en un derivado o una influencia de la fantasía inconciente en el cuerpo (Isaac. representa o conmemora (Chiozza. Aquí. más aún (distinción fundamental sobre la cual volveremos) simboliza. En el tercer subgrupo el proceso corporal significa una fantasía inconciente. 1991b [1989]) es su cualidad perceptiva.significación pasa a ocupar el centro de la concepción en la relación entre proceso somático y fantasía inconciente. el cuerpo expresa al alma. el síntoma somático es el resultado de la función o el ejercicio de la fantasía inconciente. 1940a [1938]). 1971a) a la fantasía inconciente. El acento está aquí en un cambio de ser y en la consideración de dos existencias ontológicas realmente diferentes en sí mismas: el cuerpo y el alma. Ahora el acento se desplaza. O. . podemos apoyarnos en la segunda hipótesis fundamental del psicoanálisis (Freud. y en los términos de Weizsaecker (1951) y Ortega (1930). categoriza la parte de existencia inconciente que registra en cada caso. 1974a [1972]). En el segundo subgrupo.

El campo entero de aquello que denominamos expresión corresponde a la interpretación de signos (constituidos en este caso por la descarga afectiva de los remanentes motores involuntarios que acompañan a la acción o a la intención) que nos indican determinados estados de ánimo como la percepción de los signos que forman parte de una enfermedad nos indican su presencia. si alguien ve una de mis manos asomándose detrás de la puerta. o. simboliza. El problema nos exige algunas consideraciones acerca de la representación. Representamos así que cualquier cambio en el dibujo de una cara. constituye una función primaria de la inteligencia. por su origen. yo estoy presente. conocer el dibujo completo. En este modelo de la medalla bifronte. de modo que al relieve en el dibujo de una cara. en una estructura un poco más compleja. de una misma moneda de espesor constante. que parece incompatible con la idea de una relación específica? Sin semejante "libertad" la transferencia misma deviene incomprensible. De un modo semejante el color de la piel puede significar ictericia y. El éxito en la interpretación del signo indicativo de una determinada presencia depende. si se prefiere. detrás de la puerta. 1934) que varía recorriendo una escala que abarca tanto el ambiente monótono de la garrapata como la polifacética complejidad que constituye el universo del hombre. Subsiste sin embargo una cuestión: ¿Cómo podemos sostener que el síntoma somático expresa o. ya que existen enfermedades que percibimos como si fueran puramente somáticas y otras que nos parecen puramente psíquicas. señala aparentemente de manera inequívoca que la función de un signo. claro está. deberá forzosamente "reflejarse" en un cambio en la otra. conmemora o representa una fantasía inconciente. la conciencia no logra.Ambas manifestaciones de una unidad constitutiva inconciente pueden ser comparadas con las dos caras. La percepción del humo indica la presencia del fuego. El signo y el símbolo en la significación Sea lo que fuere lo que la palabra "significado" haya llegado a significar. Un signo es una marca o señal que indica algo a alguien. Interpretar los signos que indican la presencia de objetos y sucesos que pueden ser reconocidos y frente a los cuales es necesario adoptar una conducta. tanto como la posibilidad de sucesivas resignificaciones o la condensación y el desplazamiento que forman parte de un proceso primario. Es así que. la percepción de cierto tipo de nubes puede presagiar una tormenta. peor aún. es indudable que aquello que esta palabra significa se encuentra. en ninguna de las dos superficies. interpreta que allí. de hasta que punto la parte de un todo que va a ser usada como signo. Esta función se realiza en un mundo perceptivo (Uexküll. un tipo de rubor en la cara puede interpretarse como enojo o la glucosuria como diabetes. corresponderá una cavidad en la otra. en íntima relación con el existente al cual se refiere la palabra "signo". La referencia a ese "alguien" que interpreta implica la existencia de un sujeto y. es una función mental. porque son una parte constituyente del fenómeno que indican. Sin embargo el ejercicio de la inteligencia no se agota con eso. una forma de la inteligencia. cuando todos estos verbos parecen exigir una suficiente "libertad" en la elección del signo. ya que ambas variaciones no serán en realidad más que el cambio de un mismo dibujo en la unidad inconciente. el símbolo o el representante. . la significación y el símbolo. por primitiva que sea. pueda existir separada de ese todo o como parte de otro todo diferente. por lo tanto. que no podemos contemplar simultáneamente. Si conceptualizamos las cosas de este modo (y no es fácil renunciar a este concepto si queremos librarnos del "callejón sin salida" en el cual desembocaron el paralelismo psicofísico y la psicosomática que en él se apoya) cualquier inespecificidad en la correspondencia entre ambas manifestaciones de lo inconciente no sería otra cosa que el producto de nuestra transitoria incapacidad perceptiva (desde un ángulo) o interpretativa (desde el otro). Son los llamados signos naturales.

es lo que denominamos representación. es decir con la existencia de símbolos de significado constante. En esta construcción confluyen en un mismo acto creativo la emisión de un mensaje y su interpretación. El signo posee.Dentro de lo que podemos llegar a considerar como un proceso evolutivo. le hace creer que se encuentra en presencia del bocado apetecido. Jones. No es lo mismo pretender viajar en la fotografía de un automóvil. y con la necesidad de comprenderlos como restos de una actividad filogenética (Freud. 1916–1917 [1915–1917]*. que tenemos de las cosas y las apariencias. Una de ellas consiste en indicar una presencia actual o inevitable. 1952). y que un símbolo puede representar a otro encadenándose en una larga serie que alude a una representación lejana. que debía indicar la presencia de la cosa. Pueden distinguirse diversos "grados" de ecuación simbólica. no menos importante. Pero también llamamos representación a la función de un representante que no es otra cosa que el símbolo de la cosa o experiencia. dos funciones. Nos hace falta ahora volver sobre el equívoco que surge del uso habitualmente ambiguo de la palabra "representación". cuando la alusión es "lejana". 1916). el color o el olor del alimento. lo evoque o no lo evoque. 1918b [1914*]. 1998e 1976). que conserva la capacidad de evocar al conjunto completo y que. y la "imagen" de esa cosa ausente que el símbolo evoca. Mientras que la representación "imagen" es un conjunto rico en restos mnémicos de la percepción sensorial. muchas veces. 1900a [1899]. Se constituye así lo que se ha denominado una ecuación o equiparación simbólica (Milner. el símbolo representante es un elemento aislado de ese conjunto. El signo que de esta manera re–presenta a la cosa manteniendo noticia de su ausencia. En última instancia. en cambio. La investigación psicoanalítica avala la idea de que el símbolo surge de lo que primitivamente fue un signo indicativo. es a un mismo tiempo su representante y su símbolo. Demás está decir que una representación puede funcionar como símbolo. con la existencia de símbolos universales (Freud. Chiozza. que la incomodidad que se experimenta al tocar la fotografía de una araña repugnante y que lleva implícita la creencia inconciente de que el tocarla nos puede dañar. Acerca de esta afirmación no cabe alternativa. alude. incluso. 1952. Representación es la imagen. lo hace porque la percepción de ese sonido. Sucede en ocasiones que. es decir el que ejercita la función simbólica. y que constituye su referente. la otra en simbolizar o representar una ausencia de la cual se posee una "imagen" representativa. Estamos ahora en condiciones de comprender que el psicoanálisis ha hecho dos descubrimientos completamente originales. evoca o alude a ambas funciones del signo (Langer. 152. por lo tanto. pág. El símbolo es entonces un representante que debe aludir de manera específica al referente representado. puede ser también inconciente. 1941). como se ha señalado repetidas veces. el signo. Segal. cuando es percibido o recordado. puede. tal como ocurre con la forma. El segundo. nomina. ninguno de los perros de Pavlov se ha comido la campana. el símbolo que debía representar una particular ausencia funciona erróneamente indicando la presencia de la cosa a la cual alude. Es precisamente en la investigación de esas características de la función simbólica cuando Freud se encuentra. El primero es que el referente al cual el símbolo alude puede ser inconciente. estrechamente vinculada al recuerdo y sus transformaciones. pág. se refiere o remite a él. . es que el sujeto que construye (en su doble condición de emisor y receptor) el símbolo. re–presentarla manteniendo noticia de su ausencia. Se trata de la sutil diferencia entre considerar que el perro segrega sus jugos digestivos porque cuando suena la campana se prepara ante la proximidad de la comida (que la campana "representa en ausencia") o que. 1900a [1899]. El símbolo representa o evoca una ausencia de la misma manera que el edecán representa al presidente o la bandera azul y blanca a la República Argentina. más allá de todo escrúpulo teórico. La palabra "significado" comprende. y gracias precisamente a la posibilidad de ser separado de la cosa de la cual forma parte. 89. 326–343) excluida del comercio asociativo que corresponde a la memoria de su existencia individual (Freud. El recorrido que acabamos de realizar muestra de manera evidente que el que construye el símbolo es un sujeto. por lo tanto.

y otra que vincula el nombre "mano" solamente con una parte de los miembros superiores. Comencemos por afirmar que existe en la materia una actividad permanente de cambio de formas. La existencia efectiva de una relación de especificidad "escasa" o "grosera". Si el todo es un territorio. del cual los símbolos universales y congénitos constituirían restos perdurables. "se arrogan la representación" del conjunto en el cual intervienen. a la capacidad creativa de Schreber (Freud. la transferencia. que valdrá la pena explorar. constituye un mapa trazado según determinadas leyes de transformación que conforman el código. la histología y la fisiología en sus aspectos normales y patológicos) carecen de una multitud de elementos comparable a la que posee el universo simbólico del lenguaje que constituye nuestro mundo psíquico. es decir una transformación. Hay un tipo de especificidad que vincula el nombre "extremidades" con el referente constituido por los cuatro miembros del cuadrúpedo. o un mismo símbolo. pero. la significación y el pensamiento. Por un lado tenemos el concepto de que materia e idea se encuentran ligadas de manera unívoca e indisoluble. aparentemente incompatible. 1916–17 1915– 17. Es decir que. el signo o el símbolo perderían su carácter específico justamente en la medida en que adquieren la capacidad de arrogarse la representación de un conjunto del cual sólo son o fueron alguna vez una parte. tenemos el concepto. que pueden ser menores en el caso del símbolo representante y mayores en la fantasía que constituye una representación. análogamente. En la diferencia que se establece entre representante y representación encontramos también una diferencia en los alcances de la especificidad. Encontramos en ese punto la posibilidad de una coincidencia. 152) y se muestra acorde con la idea de la existencia de un lenguaje fundamental. de que tanto el signo expresivo o indicativo como el símbolo representante son una parte del todo que indican o representan. el símbolo deja de ser específico. que Portmann (1960) denomina propiedad de autorrepresentación y que no podemos concebir de otra manera que como el ejercicio de una función simbólica. Pero entonces. por más rudimentaria que ésta sea. La aparente incompatibilidad entre especificidad y significación queda aún más clara si pensamos que dos signos o símbolos diferentes. sin la especificidad que permite aludir a un referente preciso. si dos conjuntos distintos poseen una parte en común. Hemos expresado que esta incompatibilidad es aparente. primario con respecto a la estructura de las diferentes lenguas que se hablan. La vida como forma y diferencia en materia e idea Volvamos ahora sobre el problema que nos ocupa. para representar dos conjuntos distintos. y ahora corresponde explicar por qué. pág. específica. de carácter universal. Me refiero a la postulación de Chomsky (1968) acerca de los universales del lenguaje. La permanencia de la forma inmutable de la materia es . diremos que también se basa en apariencias. Los procesos primario y secundario. no demuestra la inexistencia de una especificidad "más fina". en su origen. en cuanto son dos manifestaciones concientes de una misma existencia inconciente. parecen exigir precisamente la posibilidad de una ruptura de la relación específica. con una de las corrientes lingüísticas más importantes de nuestra época. común a cualquiera de las formas vivas. lo mismo que sus consecuencias más importantes. Desde un terreno completamente diferente surge la postulación de una actividad primaria. Dicho en otras palabras: si el sujeto que simboliza puede elegir entre dos símbolos distintos para representar a un particular conjunto. el signo o símbolo surgen de una representación que. y no por única vez. pueden disputarse su representación y. esa parte puede utilizarse para representarlos a ambos. Por otro lado.Freud acude. mientras formen parte de un mismo conjunto. en el ejercicio de la función de significación (sea expresiva o simbólica). para usar las palabras de Freud (1915e). en aparente paradoja. tampoco son posibles. En cuanto al argumento que cuestiona la existencia de una relación específica entre los distintos trastornos somáticos y sus fantasías inconcientes inherentes. apoyándose en la idea de que las estructuras materiales que componen a un organismo vivo (y que estudiamos mediante la anatomía.

Tal como lo afirmaba von Uexküll (1934) la conciencia de una especie viviente sólo se halla preparada para percibir el mundo que constituye el limitado universo de lo que cada organismo necesita decidir. en el "borde" del territorio constituido por la sabiduría de sus automatismos inconcientes. minúsculos.sólo una ilusión que proviene del carácter grosero de la percepción sensorial y de la sobrevaloración unilateral de los decursos de tiempo. inversamente. ¡Qué curiosa coincidencia! La noticia de la permanente evolución de la forma en la materia sólo se adquiere cuando la percepción del espacio se dirige hacia lo microscópico y cuando. . Parece que nuestra conciencia habitual se hallara construida para conservar la ilusión de la inmutabilidad de la materia. la consideración del tiempo se dirige hacia los intervalos mayúsculos.

encontramos una tercera manera de ser. a considerar las llamadas perturbaciones neuróticas que provienen de la erotización o del retorno a la fuen te de la excitación reprimida.. esta transformación. Cabe la misma consideración hacia el concepto de la complacencia somática. es decir. Nos falta mencionar ahora una última cuestión. o con las apariencias que surgen de la integración ingenua de tales perceptos. en cuanto la materia posee la capacidad de acompañarla ejercitando una "libertad" semejante. que trasciende a las dos en el ejercicio de esa "libertad". que no necesita romper la relación específica en la medida en que proviene de un campo inconciente primario que repercute simultáneamente en el cuerpo y en la mente. desde este ángulo. En lo que respecta a este punto me satisface la tesis de Schrödinger (1947). este cambio. encontramos en este cambio inaparente el equivalente corporal de la función psicológica expresiva o simbólica.Una vez que tomamos noticia de que la materia no permanece invariable. En esta evolución. es la que ejerce el conjunto completo. con la apariencia que esta realidad adquiere para cada uno de los sentidos aislados que configuran nuestras percepciones. independientemente de que se manifieste como sentimiento en la intimidad de una conciencia singular. Hemos puesto entre comillas la palabra "libertad" porque su confrontación con el determinismo constituye una vieja polémica. Podemos volver entonces. como una transformación sustancial del órgano implicado que mantiene el carácter de expresión y símbolo. tal como lo evidencian las mil alternativas que ha elegido la vida. del cual participan unidas materia e idea. 1916–17 1915–17). Pero el resultado de esa antigua y siempre renovada polémica no tiene por qué alterar los postulados de una relación específica entre psiquis y soma. el universo. que Portmann (1960) . Esta tercera manera. Vemos entonces que la "libertad" del símbolo no implica necesariamente la ruptura de una relación específica. Lo importante reside en no confundir la realidad hacia la cual tenemos acceso mediante el instrumento mental completo que integra conceptos. quien pretende que lo determinado surge de la relación entre las partes del conjunto llamado universo. y la libertad (sea de la materia o de la idea). También en el terreno de la materia una parte crece a expensas del todo y tiende a ocupar su lugar. interrelacionando sus numerosas especies en una red compleja que evoluciona como un ecosistema. así como una sola inervación puede atraer la descarga "condensada" de todo un conjunto (Freud.

sobre algunos aspectos del cual de manera implícita. desde ese inconciente unitario. Para la presente publicación se le agregó el apartado "Los conceptos de Freud sobre la histeria". móvil. 15-17. según el mecanismo descripto por Freud en Las perturbaciones psicógenas de la visión (Freud 1910i).. que. Que la representación del órgano sea "parasitada" (que sería precisamente aquello que lo "afecta") correspondería. justamente. coincide con lo que Bateson (1972) subraya y enfatiza recurriendo al uso de la palabra diferencia. inevitablemente volveremos. Más allá de la cuestión de si el síntoma implica necesariamente una regresión a la fuente de la cual su fantasía básica deriva. entonces. pero lo fundamental consiste. en los términos habitualmente utilizados se expresaría de este modo: si admitimos que el conflicto psíquico. mayo de 1999. lo cual sólo puede lograrse con una participación intensa de la fuente cualitativamente diferenciada que otorga el "factor motor del impulso". importa ahora subrayar que la problemática que nos ocupa gira en torno de cuál es el significado que debemos otorgarle al hecho de que el órgano afectado pueda ser distinto del que suponemos es la fuente de la fantasía reprimida. la fantasía que representa al conflicto reprimido deriva de una fuente orgánica cualitativamente diferenciada. No sólo porque toda información equivale al registro o noticia de una diferencia. Antes de abandonar este punto. que participa así de una manera dominante en la fantasía inconciente que corresponde al síntoma. Notas 1 Este capítulo corresponde al texto que con el mismo título fue publicado por primera vez en el periódico Actualidad Psicológica. antes de proseguir con este asunto.nuevas diferencias vitales que tienen luego que ser agotadas viviéndolas".. transformadora y creativa que constituye la vida. sino la que representa al conflicto reprimido Conviene tener presente. en que esa influencia es "atraída" por la representación "parasitada". parece evidente que la forma o la función del órgano. se establece siempre. de tal modo que su función se ve alterada y se produce un síntoma corporal. Nº 264. reprimidas. La fantasía "subyacente al síntoma" no sería entonces la fantasía correspondiente a las representaciones mentales del órgano afectado. en vi rtud de un conflicto. evolutiva. ya que se halla en una suerte de dependencia con respecto a . de acuerdo con los postulados fundamentales de la teoría psicoanalítica. cuando altera un órgano. al servicio de la vida. Llegamos así a reflexionar en el profundo sentido que adquiere la afirmación de Freud (1920g) acerca de que la reproducción.incluye en su pensamiento con una referencia escueta al concepto de información. Capítulo V EL PROBLEMA SOMÁTICA1 DE LA SIMBOLIZACIÓN EN LA ENFERMEDAD En torno a la alteración de la representación del órgano Suele sostenerse que las representaciones y afectos que corresponden a órganos y funciones corporales son "parasitados" por otras. como la posibilidad de engendrar diferencias. lo hace a través de "parasitar" su representación. año XXIV. a la influencia que sobre él ejerce aquel otro órgano que es la fuente primitiva de la fantasía reprimida. pág. Sobre este núcleo de significación primaria se estratificarán "luego" las posteriores resignificaciones. sino porque la capacidad de desarrollo. La única conclusión coherente con la teoría psicoanalítica es la de que se trata de una estratificación (similar a la que ocurre en la erotización de una función) en la cual el órgano afectado coparticipa con un componente propio en la estructuración de la fantasía inconciente reprimida. Por "dominante" debemos entender que es la fantasía que posee "capacidad patoplástica corporal". introduce ". es importante dejar señalado un argumento que.

porque los dados no se encuentran determinados. de la realidad considerada. Otro asunto importante: cuando un órgano se altera a partir de su representación "parasitada".. en psicoanálisis. pulsión y defensa se manifiestan también.. Suele afirmarse que hay casos en los cuales los factores psicológicos son etiológicos. Suele afirmarse que psicoanalizando el síntoma "se llega a la des-simbolización. como realidades simbólicas complejas ejercitadas por el propio paciente. mientras no me comunique sus razones. Una nariz es algo altamente individual. pero los síntomas corporales no son simbólicos del conflicto psíquico. por lo tanto. por lo tanto. Recordaré aquí un párrafo del trabajo: "Desde este punto de vista lo que otros investigadores categorizan como inespecífico debe ser considerado como el producto de nuestra insuficiencia en describir los pormenores de la complicada red constituida por el entretejido de las distintas fantasías inconcientes en cada caso particular". porque atañe al centro mismo de las cuestiones planteadas. en este punto. en el fondo. tales como el "bolo histérico". inevitablemente. en su trayectoria. le preguntaré cómo lo sabe y. pero mientras tanto conviene tener presente que lo que conocemos acerca de lo inconciente son solamente sus derivados concientes. No veo razón. cuyo establecimiento nos permite transformar nuestro contacto con esa realidad en conocimiento comunicable. y aún lo etiológico. Aunque estoy de acuerdo con el espíritu que anima a esta afirmación no quiero dejar de señalar. sabemos lo que significa. que no poseen las orejas. Me parece importante tener en cuenta. ¿no es algo que continúa siendo psíquico aún durante la alteración del órgano? Parece evidente que nada deja efectivamente de ser psíquico para ser somático ni nada deja de ser somático para ser psíquico. distinción alguna entre el conflicto y lo que suele denominarse su manifestación periférica. de una cuestión de prudencia. separación de las partes componentes del síntoma: pulsión y defensa". Pero si a continuación argumenta que este producto es en sí mismo impredecible. y también: ". que más allá de un enfoque metapsicológico escueto en el cual pulsión y defensa son instancias descarnadas que corresponden al ejercicio simbólico del observador pero no del observado ("dentro" del cual sólo son fuerzas). de las afirmaciones referentes a la categorización que la conciencia realiza con respecto a las mismas cuando percibe una alteración somática o comprende un significado psicológico. desde nuestro campo psicoanalítico. me parezcan de la mayor importancia. ¿significa esto que algo ha dejado de ser psíquico para ser somático? Lo que llamamos "parasitación" de la representación. Me parece necesario insistir sin embargo en que nuestra posibilidad de establecer acerca de ellas un conocimiento transmisible se base en la identificación de unidades de significación que sean comunes. La cuestión de la especificidad y el símbolo Estoy de acuerdo con que las fantasías inconcientes que expresan los conflictos reprimidos no exitosamente. psicoanalizar no es des-simbolizar. Sólo cuando. en la clínica y en la teoría. Si alguien manifiesta que el "póker". Quizás sólo se trate. es el producto del azar.esa representación suya. no mantiene con la misma. al análisis. sabemos qué es lo que todos los ulcerosos tienen en común. que. es trascendente. existen y son útiles. pero no me parece que a partir de este tipo de análisis se . una relación arbitraria. La manera más breve en que se me ocurre plantear ese problema consiste en recurrir a una analogía. para colmo. ya que no encontraremos dos iguales. son individuales. ser un ulceroso. por las leyes de la física. De ahí que la investigación en los fenómenos universales. diré que sí. Me parece en cambio mucho más útil distinguir conceptualmente las afirmaciones referentes al ser. sino. Dicho en otras palabras: estoy de acuerdo con que en un nivel de análisis lo inespecífico. me consideraré con el derecho de no confundir una dificultad práctica con una imposibilidad teórica que. re-simbolizar. es decir con el psiquismo. pero hay algo común a las narices. configurado por los dados que ha arrojado un cubilete.cualquier inespecificidad en la correspondencia entre ambas manifestaciones de lo inconciente no sería otra cosa que el producto de nuestra transitoria incapacidad perceptiva (desde un ángulo) o interpretativa (desde el otro)". desde un enfoque más amplio. para hacer.

por un lado. del mismo modo que es imposible pensar en que Freud se propusiera dejar fuera de consideración a lo inconciente. en este punto. y procesos del sistema nervioso por el otro. Se da la paradoja de que estoy disconforme con esa homologación precisamente porque no creo que. "conocemos dos tipos de elementos de lo que llamamos nuestra psique (o vida mental): primeramente. enfocado con la luz del psicoanálisis. la otra cara de la moneda de la fantasía inconciente psíquica seria una modificación del sistema nervioso central. Una especie de "salto" conceptual comparable a una suma incongruente de objetos heterogéneos. 1947. ideas. una de las primeras del Compendio de Psicoanálisis (Freud. Tampoco quiero dejar de señalar. anteriormente citado. la posición opuesta ofrece el espectáculo contradictorio del colega que manifiesta. a pesar de que estoy de acuerdo con que condensación y desplazamiento "subyacen" a la formación de símbolos. los supuestos procesos concomitantes somáticos son lo esencialmente (o verdaderamente) psíquico. Mientras que esta posición se encuentra avalada por el hecho de que los descubrimientos de nuevos simbolismos en diferentes enfermedades somáticas no han cesado. Si no se acepta que un órgano "piense" o "sienta" su fantasía inconciente. Continuando la frase. A mi modo de ver la razón fundamental consiste en que lo psíquico no puede concebirse sin la significación. dice Freud que la otra cosa que conocemos acerca de nuestra psiquis son los actos de conciencia. o "sienta" su fantasía inconciente. En primer lugar es necesario aclarar que se trata de una posición con respecto a la investigación antes que la expresión sofisticada de un enunciado de verdad.es una idea arriesgada ésta de atribuir pensamiento al órgano". Acerca de la relación entre el órgano y la fantasía inconciente Llegamos por fin al punto en el cual se manifiesta que sólo puede hablarse de simultaneidad o "complementariedad" "psicosomática" cuando se trata de percepciones. a conciencia. en mi opinión. en un sentido literal. El "mero" efecto somático asimbólico de una "causa" psíquica equivale a una extrapolación que contiene una contradicción. Weizsaecker expresa. se diferencie de un cardíaco. Solamente mencionaremos en este punto. escenario de su acción. y que sólo omitiendo este postulado puede pensarse en una ausencia de simbolización en las enfermedades "causadas" por los concomitantes somáticos de afectos. para ser breves. su órgano corporal. afectos. En segundo lugar porque la teoría psicoanalítica. ¿por qué afirmar entonces. que no es lo mismo hablar de ideas. De acuerdo con ese planteo. en cuanto a lo que se refiere a una correspondencia con el sistema nervioso central. es aventurado suponer que realmente creyera que el único equivalente corporal de la psiquis se encuentra en el sistema nervioso. percepciones. se "conozca" o no su "etiología" (puede recurrirse al ejemplo de la ruta recorrida por Alexander). Freud dice. Ya que tocamos el tema de la simbolización volveré sobre lo andado para anotar que. Veamos. que no cree que un hepático. las diferencias a través de una objeción. que hablar de fantasías inconcientes. el cerebro (o sistema nervioso)… ". pág. acerca de que los supuestos concomitantes somáticos son lo verdaderamente psíquico. armoniza mejor con esta posición. También ha escrito Weizsaecker en el mismo lugar. el órgano inconciente "piense". que sería muy largo recorrer. o aún afectos. una manera habitual en Freud de emprender el desarrollo dialogado de un tema. es. pág. pero esta frase. y sin embargo se resiste a mezclarlos cuando emprende una investigación. que de acuerdo con la segunda hipótesis fundamental del psicoanálisis. como suele . y esto sí lo comparto. Mi respuesta. subrayada por Freud en 1938 (1940a [1938]). pero en un sentido distinto al que llamamos literal o ingenuo: ". 1940a [1938]..adquiera el derecho de afirmar que hay enfermedades somáticas que no son manifestaciones de fantasías inconcientes. 42). es doble.. A menudo constituye el producto de una primera aproximación al objeto de estudio. Prosiguiendo con sus desarrollos expresará Freud en la misma obra el postulado. es cierto. en su coherencia de conjunto. Podría preguntarse aquí de dónde sale el derecho para afirmar lo contrario. pero es otra cosa: "Es una idea atractiva el que la función fisiológica escueta no se comporte de otro modo que como lo hace el hombre bien comprendido psicológicamente"(Weizsaecker. lo cual equivale a decir que no puede concebirse sin la simbolización. 1011). Ahora bien. ésta no me parece la razón fundamental por la cual la simbolización se halle implícita en la conversión. desde lo generalmente admitido hacia sus propias ideas.

parece probable que la tradición de Haeckel y de la filosofía de la naturaleza es el obligado contexto del texto freudiano". y que dice así: "Tenemos que ver la relación entre mente ( mind) y cerebro como un problema no meramente irresuelto. es término descriptivo de la especificidad de ciertos procesos materiales". acorde con nuestro planteo acerca de la especificidad. Esto es completamente diferente que afirmar que el órgano (aún el sistema nervioso) piense. en ocasiones. pues. Encontrar en cambio las semejanzas parece constituir precisamente en estos años la meta principal de una tarea que procure satisfacer la necesidad de encontrar. pero en cambio no estoy de acuerdo en que este sujeto tenga una relación más estrecha con su sistema nervioso central que con los otros órganos. fue escrita por Sherrington. ¿Cuál es entonces el sentido. Afirmar que la degradación de polipéptidos o el intercambio de iones en el sistema nervioso. más que una hipótesis arriesgada un pensamiento insuficiente para la complejidad del proceso. Es cierto que cuando cortamos el cordón de alimentación del receptor de radio cesa la música. Vale la pena tener en cuenta las excelentes consideraciones que realiza Etcheverry (1978). cuanto más elemental el texto sea más tajantes serán las diferencias consignadas. estoy completamente de acuerdo. algunos principios generales. en lugar de "mente" como sugeriría el modelo del inglés mind que utiliza Strachey." "Alma. Al contrario si decimos que "es el órgano el que habla". que la asimilación que establece Freud entre 'psique' y 'alma' es taxativa". constituye. leemos en la página 36: "Vemos. como en otros la cara. ¿a cuál nos referimos?.hacerse. propósito o dirección que no podemos concebir separado del organismo humano completo con todos sus órganos. Por la misma razón estoy de acuerdo con que es el sujeto el que habla a través del órgano. no sólo los que se vinculan a la percepción y la memoria.. que. justificando la traducción del alemán Seele por el castellano "alma". sino desprovisto de fundamentos desde sus inicios". Luego. Compárese este planteo con el contenido en una frase que. Sobre la búsqueda de semejanzas y diferencias Con respecto a la frecuente afirmación de que es necesario rescatar las semejanzas. poseen alma. las diferencias se encuentran repetidamente consignadas en la mayoría de los textos. que el sistema nervioso central piensa? ¿Cómo se puede saber esto? Aparentemente la respuesta es sencilla.. pero antes de formularla hay que tener en cuenta que el descubrimiento de que la presencia indemne de un órgano es necesaria para la existencia de un determinado proceso anímico no debe ser confundido con la posibilidad de afirmar que ese órgano es el artífice o constructor de ese proceso. según tengo entendido.. obviamente. en Haeckel. Sucede sin embargo que. . ¿pondremos el acento en una hipersensibilidad "nerviosa" o "alérgica"?). o las manos. En primer lugar. porque pensamiento. 56): ". a su manera (repito a su manera específica) representa el todo del cual forma parte. pero que también es importante no perder las diferencias entre los distintos cuadros somáticos en lo que respecta a su relación con lo psíquico. en lo que atañe al tema que ahora nos ocupa. "vistos por el otro lado" serían percepciones. en el terreno que estamos considerando. Es necesario también tener en cuenta que los procesos de pensamiento son algo más que los circuitos de retroalimentación negativa y que es inherente a su complejidad un sentido. palabras equívocas o impertinentes que sólo pueden utilizarse transitoriamente en un sentido metafórico. sino ante todo aquellos otros que podemos suponer en el origen del deseo. Casi diría que.. ante la conciencia del observador o. es porque en ese momento. Por la necesidad de no ocupar más espacio juntaré cuatro frases aisladas cuyo conjunto representa adecuadamente el pensamiento de su autor. 37): ".. en este contexto.. sentimiento o conciencia son. cada trastorno o cada desarrollo) es una idea inconciente distinta en ejercicio. ¿a la que se halla implícita en la fobia o a la que se halla implícita en la urticaria?. en el terreno de la psicosomática. pero esto no demuestra que llegaba por ese cordón. (Y hablando de memoria. Más adelante (pág.para Haeckel la célula primordial (protista) así como las células unidas entre sí en un ser vivo pluricelular. que damos a la afirmación de Weizsaecker? Pues consiste precisamente en afirmar que cada órgano o función (también cada forma. prosiguiendo estas consideraciones (pág. del mismo sujeto. sienta o tenga conciente su idea en los significados habituales de estos términos. es precisamente ese el órgano que se arroga predominantemente la representación del sujeto.

sólo diré que estoy de acuerdo con estos conceptos que pertenecen a un terreno que se halla todavía lejos del "núcleo" primario de la sig nificación y que me parecen útiles para representar un aspecto de lo acontecido siempre que no se los utilice para negar la existencia de la significación primaria. El proceso somático y la fantasía inconciente Afirmar que toda enfermedad somática es la manifestación de una fantasía inconciente lleva implícito que no debe desestimarse ninguno de los aspectos que Freud involucraba con el término fantasía. y que la ruptura. En el apartado titulado "Un hombre con el dolor en un brazo" (Chiozza. Pensar lo contrario sólo puede concebirse como producto de una imperdonable falta de atención (en la cual incurrimos a menudo) con respecto a la maravillosa y conmovedora complejidad de lo orgánico. y. apenas oculta en la "simple" función de un dedo. secundaria. sin asumirlo en la conciencia. según el modelo de un mecanismo. el de fantasía originaria o protofantasía (Urphantasie). pero no implica necesariamente explicar el modo en que un proceso somático se manifiesta en la psiquis como una fantasía inconciente. Por eso creo que el "sello" de la originalidad es siempre sobreimpreso a posteriori. y para no escribir en acertijos: podría decirse de modo esquemático que importancia y diferencia mantienen entre sí relaciones semejantes a las de los procesos primario y secundario. . dicho sea de paso. como a veces suele creerse. entonces. del síntoma. a los productos del pensar. Lo orgánico no es menos complejo que lo psíquico. En otras palabras. sobre todo. No diría. que constituyen resignificaciones secundarias. y no porque esté en el motivo del intento. Precisamente por esto digo que nuestra tarea actual en el tema que estamos abordando consiste en deshacer las diferencias anteriormente establecidas. que el par conceptual que se opone de un modo más fundamental a la "diferencia" no parece ser la "semejanza". Toda la historia de la medicina psicosomática adolece trágicamente de este error que invade sutilmente al psicoanálisis. Creo que existe una fantasía inconciente "construida de acuerdo con lo que llamamos realidad anatómica y coincidente con ella". dado que esa fantasía inconciente y la realidad anatómica vienen a ser una y la misma cosa contempladas desde dos organizaciones concientes distintas. más allá de nuestra percepción grosera la materia acompaña a la resignificación con una capacidad en la mutación de la forma no siempre aparente. si es que ocurre. como si se tratara de una verdad descubierta de una vez para siempre. y "desde afuera". sobre esas fantasías se estructuran las otras. ocurre como un resultado complejo y multideterminado. En el capítulo anterior nos preguntamos cuál es el equivalente material de la resignificación secundaria y sostuvimos que. sino un tipo de "identidad" que vehiculiza la "importancia". El pensamiento creativo transita continuamente entre uno y otro proceso. La pregunta acerca de cómo tiene lo orgánico acceso al alto grado de complejización que implica la estructuración de una fantasía contiene un pensamiento que considero equivocado. Además. Así permanecemos siempre. que mantiene dicha diferencia. que el buscar la semejanzas proviene de un intento de ruptura con una consensualidad científica.Algo semejante ocurre en cuanto a la función de las diferencias en una comunidad científica. que hoy se repiten sin pensar. es decir. 1975a) expongo un caso ilustrativo y discuto esta cuestión relacionada con el trabajo de Freud "Estudio comparativo de las parálisis motrices orgánicas e histéricas" (Freud. 1893c [1888-1893]*). Conviene señalar. Lo mismo reza para la afirmación de que el cuerpo fantasmático no respeta la anatomía. cuando se pregunta "cómo" implícitamente se pregunta acerca de una manera de la acción. diría que se trata del puro y simple ejercicio del pensar. y no. Importa destacar que esta función suele ser tan unilateralmente subrayada como para que se llegue frecuentemente al extremo de que algunos colegas se sientan dism inuidos en su autoestima cada vez que se sorprenden en un íntimo acuerdo con el pensamiento de otro que no se limite a repetir lo que todo el mundo dice. sólo en el proceso secundario. en el extremo físico del puente que pretendemos cruzar. Acerca de la complacencia somática y de la significación posterior. Inconcientemente se busca "un puente físico" entre lo físico y lo psíquico.

aunque más primitiva. tan "mental" como la anterior. El químico que ha profundizado en su ciencia no piensa en algo tan concreto como el vulgo cuando habla de sustancias "químicas". pero sostenemos que tal inervación corresponde también a una representación inconciente. sino signo expresivo. Creo que ver o percibir. no repetiré argumentos. Los "objetos internos" o "presencia ideales". pero con una doble salvedad. es decir otorgar o construir una significación. a mi juicio. Si volvemos ahora sobre la idea de un conjunto más amplio del cual . vinculadas ambas con la "intersubjetividad". Freud avala esta afirmación cuando sostiene. la relación entre lo que la conciencia registra como concomitante somático y la fantasía inconciente no puede ser equívoca. no siempre perceptibles. el histérico y el "orgánico". que los supuestos concomitantes somáticos son lo verdaderamente psíquico. pero ¿Qué sucede s profundizamos en ese pensamiento? ¿Qué quiere decir que no forma parte constituyente? ¿Constituyente de qué? De la sustancia química se dirá. Dicho en otras palabras. Acerca de lo unívoco y lo equívoco Con respecto a la cuestión de subrayar la importancia de la herencia cultural y la llamada "convención arbitraria" determinante de las relaciones entre significado y significante. por las razones que ya expuse anteriormente. Pero ambos trastornos funcionales. omite.Dicho en otras palabras: En una parálisis histérica de un brazo (llamada "en manguito" porque abarca un territorio que coincide con el que cubre la manga de un vestido) el trastorno queda delimitado por la representación "mental" del brazo. me refiero. En una parálisis "orgánica" el territorio comprometido coincide con el de la inervación "anatómica". En cuanto a la cuestión de si la relación entre el trastorno corporal y una d eterminada fantasía inconciente es unívoca o se trata de una analogía. y la convención arbitraria. Cuando digo que las palabras nacen como signos indicadores de una presencia. es interpretar. pero hay quienes. no contradice la idea de una analogía sino que se opone a la existencia de una relación arbitraria o equívoca. estoy en esto de acuerdo. con la metáfora del nacimiento. que también reciben significaciones no son otra cosa que construcciones secundarias a partir de esta presencia material primaria. tema que ya comentamos en su vinculación con el azar y con las distintas estructuraciones de las resignificaciones secundarias. En cuanto a que no hay proceso de significación sin ausencia del referente conviene tener presente que esto sólo podrían sostenerlo quienes reservan la palabra "significación" únicamente para la operatividad del símbolo. incluyen signo y símbolo en la significación. lo mismo que representar. a un estadio que muchos no denominarían todavía palabra. lo esencial. Precisamente se trata de que aquello que llamamos lo psíquico es significación y aquello que llamamos lo somático no es significación sino la presencia material sobre la cual la significación debe recaer inevitablemente. Pero reparemos en que una sustancia química no es otra cosa que un existente recortado de un conjunto más amplio con la "tijera" de un concepto. es un modo de pensar abreviado y útil semejante al que empleamos cuando nos referimos al azar. cursan con alteraciones materiales. en lo que considera la segunda hipótesis fundamental del psicoanálisis. Es cierto que se piensa así en el "procedimiento de abreviación" con el cual. Si aceptamos este postulado. acorde con el origen de la palabra "significación". habitualmente se estudia la química. La herencia cultural deviene incomprensible sin el contraste con una herencia natural tan importante como ella. Con respecto al problema de los "códigos establecidos" o de la relación entre efectos farmacológicos generales y acciones paradójicas en casos particulares. debo aclarar que lo que he querido señalar con el término "especificidad". emanado de un conjunto armónico de teorías que llamamos química. Donde este tipo de pensamiento alcanza cualidad dramática es en la afirmación de que las fórmulas químicas no son una parte constituyente sino un modo de representación. más allá de que sean o no irreversibles. y a riesgo de repetir lo que desarrollo mejor en el capítulo anterior: la discontinuidad psico-somática de aquello que denominamos hombre es un fenómeno propio de la conciencia que no tenemos por qué atribuir a lo inconciente. La idea de que una relación unívoca entre psiquis y soma sería redundante ya que las dos cosas significarían lo mismo y no habría modo ni motivo para una distinción entre ambas. dado que constituyen diferentes ejemplos de lo que puede considerarse como "relación arbitraria".

recupera el carácter de metáfora dentro del cual por ejemplo. ¿Tiene sentido decir que en ambos casos diferentes la palabra "vino" es un mismo significante? ¿O se trata en realidad de que la unidad significante está constituida de un modo indivisible por la palabra "vino" integrada en su contexto? Creo. Vale la pena reproducir textualmente algunas palabras de Turbayne (1970. este pensamiento que implica un enunciado de probabilidad. usando el metalenguaje del lenguaje común. fue construida.trataré los sucesos de la naturaleza como si constituyeran un lenguaje. consistente en 'partes'. La física. la elección del símbolo. 'leyes de operación'."la sustancia química" ha sido recortada. Más que constituir la pretensión de un enunciado de verdad (cuya contrapartida tampoco puede probarse). que dicha relación existe. la cuestión fundamental no reside en si existe. dos alternativas: o no se cae en el equívoco de que un mar de dulzura es una referencia concreta al océano. y. una significación intrínseca y "objetiva" en cada una de las cosas materiales que la percepción puede diferenciar en el universo de lo existente. Caben. por ejemplo. mímicos o expresivos) que evitarían el equívoco. sino que surgen del encuentro entre lo dado y la conciencia. si no que es mejor. de la palabra "vino" para insistir en que un mismo significante puede contener. para describirlo". y éste es el punto. en lugar del vocabulario propio de las máquinas. diré algo más. suponiendo que es un lenguaje universal en lugar que una gigantesca maquinaria de reloj. que así como un símbolo puede cambiar de significación unido "unívocamente" a un referente que muta y durante este proceso él también se modifica (piénsese. Interesa en este punto destacar que no pongo en duda que en la expresión arriba señalada el mar ya no es un mar-océano. en uno y otro caso.. al enunciado de la frase se agregarían otros signos (por ejemplo gestuales. Dicho con más claridad: que el recorte de lo que consideramos símbolo pase. me preguntaran cómo puedo saber. y la substan cia otro. Cada vez que el psicoanálisis investiga profundamente en los modos de representación descubre que la elección del modo no es arbitraria. el "more lingüístico" adquiere. ya no estamos tan seguros de que la fórmula no forma parte constituyente. etcétera. al mismo tiempo. Una vez que se adquiere la posibilidad de tener en cuenta que las leyes naturales no son de la naturaleza en sí misma. contestaría como lo hice antes. Si aquí. por Newton. Este problema contiene nada menos que el interrogante acerca de qué es lo que determina. 'efectos'. dos significados. como. específicamente. 'causas'. 'reglas de gramática'. Que la relación entre el significante de un determinado referente y un signo natural del mismo se haya perdido en lo inconciente no nos autoriza a sostener a priori que no existe. 'cosas significadas'. pág. la legitimidad epistemológica que le corresponde. ha demostrado Turbayne (1970). sino. la cuestión se reubica en otros parámetros. no puede desprenderse de una cierta convicción acerca de ese tipo de "existencia". a priori. porque si esto fuera posible. en última instancia. equívocamente. bajo la forma de un derecho por lo menos idéntico.. diré lo mismo que acerca de la palabra "mar" en la expresión un "mar de dulzura". en cuanto trato "científico" de los objetos. en la metáfora. monedas en la arena o peces en el río) la mayoría de las veces encuentra. implica también colocarse en una posición desde la cual la investigación ha resultado hasta ahora fructífera. Pongo en duda en cambio que en el primer y segundo ejemplo la palabra "mar" sea el mismo símbolo. O el equívoco ocurre porque estaba en la intención del emisor o el receptor al servicio de una significación más compleja. En cuanto a que en la expresión "un mar de dulzura" la analogía y la correspondencia entre las palabras "mar" y "dulzura" y sus referentes no son unívocas. Cuando el que busca (por ejemplo. delibera damente. muy correcto. en este punto. 91): ". a mi juicio. sólo por la palabra "mar". pero no volveré ahora sobre el asunto de si alguien puede conformarse con la cómoda afirmación de que esta elección es arbitrariamente convenida. porque la fórmula es un concepto. ternura. y que esto mismo ocurre con aquello que llamamos "materia". convencido de que el mundo puede ser ejemplificado de igual manera. etcétera. Con respecto al ejemplo. en lo que ocurre con la idea de mujer y sus representaciones en la vida . consistente en 'signo'. por ejemplo. Por otro lado. "espacio" y "tiempo". como "more geométrico".

por más que ésta sea inaparente. sino porque demuestra de manera admirable que toda percepción compromete. --Entonces. --¿O las ruedas. celebróse una gran reunión religiosa. --No. o tus manos. La Observación directa de los fenómenos Quiero volver sobre el tema de "la observación directa de los fenómenos" y reproducir aquí una cita de von Uexküll. ¿Acaso tu ca beza es tu alma? --No-. ¿Viniste a caballo o en coche? --Vine en coche-. asiento y lanza los veo bien --dijo el brahmín--. imperturbable. --Ruedas. que conversaban con tanto ardor de cosas invisibles. todo cambio en la fantasía inconciente debe necesariamente equivaler a una alteración. cualitativamente diferenciada.. visible para todo el mundo. --¿Es la lanza el coche? --preguntó el brahmín. tus manos. de la forma en la materia. . en la que brahmines y budistas disputaban acerca del ser del alma. inevitablemente. o el asiento? El exarca siempre tenía que responder que no. con cuatro blancos caballos árabes enganchados a él. se mofaba de los sabios de Oriente. ¿accedes a que el alma es invisible? --Señor --respondió el brahmín--. la codetermina. no tanto porque se refiera a la cuestión de la presunta ausencia de caracteres organolépticos del alma. al coche no puedo verlo porque es invisible. El príncipe griego. --¿O tu cuerpo. una significación que. eres un príncipe poderoso y de fijo que no habrás venido a pie hasta aquí. bajo la forma de un concepto.dijo sorprendido el exarca.de un hombre).. tu cuerpo... --En modo alguno-. tus pies. allí está. ¿por qué crees que el alma es invisible? El príncipe se río y dio por respuesta: --Lo que yo veo es tu cabeza. o tus pies? Siempre tuvo el brahmín que responder que no. --¿Es invisible tu coche? --preguntó el brahmín. Entonces se adelantó un brahmín y dijo: --Exarca.respondió el brahmín.dijo riéndose el exarca--. Dice así: En el tiempo en que Brasides de Metaponto dominaba como exarca en la India.

a una misma clave de inervación general que puede desarrollarse en esas dos variantes distintas. ¿Debemos interpretar que. Sobre la cuestión de si explicar mecanismos es o no tarea de un psicoanalista volveré más adelante. es el motor esencial de la mano que esculpe la materia. no suelen sentirse motivados para profundizar en el análisis de lo que consideran un evidente desatino. La envidia conciente y la ictericia pertenecen. por lo tanto desde el punto de vista causal el inconciente nada tiene que ver con esto. a priori. pero no quisiera que ese planteo me complicara en las siguientes afirmaciones que no comparto: a) Es la teja y no el inconciente la "causa" de la herida. están convencidos de que incurro en un error grosero. Creo sí que responde a la idea general de tuberculosis. diré que muchos años de trabajo con estas ideas me han convencido de que la especificidad que postulo constituye un encuadre teórico cuya aceptación o rechazo trasciende la circunstancia constituida por el término que lo rotula. Surge ahora una pregunta: ¿cómo puedo afirmar que "la envidia que todos somos capaces de reconocer como tal" y. por ejemplo. es causalmente impotente. dejándose llevar por las apariencias. existe la posibilidad de comprender significados "al lado" y sin entrar en contradicción con la posibilidad de explicar mecanismos. no pone en crisis la idea de una univocación o "correspondencia" entre idea y materia. simbolización. la continua evolución. Mientras tanto. acerca del cual se acepta que es significación. aunque más no sea. y a veces fracasa. pero sin esa posibilidad de referencia a una identidad común tampoco. en el territorio que existe entre uno y otro deseo. en el intento de brindar una explicación. en general. la gran mayoría cree saber muy bien a qué me refiero aún antes de leer lo que digo. la ictericia. 1976f [1975]). y. "más allá de las apariencias". pero es incapaz de crearla. No pienso que lo somático cause lo psíquico ni que lo psíquico cause lo somático. transferencia. b) La significación aprovecha la forma de la herida. Vale cuanto dije en el apartado titulado "La interpretación psicoanalítica de los fenómenos somáticos" (Chiozza. Sucede que. ya que la materia. Por la misma razón tampoco creo que algo que se ha hecho patente mantenga la misma significación que lo que permanece oculto. No creo que una tuberculosis sin febrícula sea la misma tuberculosis. Esa "diástole y sístole" del pensamiento que separa dos formas diferentes de la envidia para volver a unirlas en el concepto general de envidia. No creo que la idea de univocación inconciente implique mantener el dominio del pensamiento causal. vida. cosa de la cual. Aún admitiendo que tal vez un nombre pudiera ser más claro que el otro. cosa que si tenemos en cuenta lo inconciente es de por sí más que dudosa. Teniendo en cuenta que estamos de acuerdo en que lo psíquico es significación. Sin esta diferencia no habría desplazamiento. Insólita afirmación. mediante una actividad que. puede acompañar a este cambio de significación. como lo hace la teja. fracase o no fracase. Pienso que la idea de causalidad a veces es suficiente para representar aproxim adamente las relaciones que estos existentes mantienen entre sí. Dado que estamos en el tema responderé a la pregunta acerca de por qué no sustituyo el nombre de "especificidad" por el de "correspondencia biunívoca".. y. una relación de significación y una relación de patencia. . en realidad. son el producto de una misma clave de inervación? Hemos llegado por fin a la razón fundamental de todo equívoco acerca de la especificidad. y sin mayores reflexiones. función y transformación de las formas corporales ocurre privada o desvinculada de todo deseo inconciente? En cuanto a que "por otra parte" lo único que como psicoanalistas nos importa es la creación de significaciones. resulta incomprensible sostener que "la relación de significación utiliza los hechos y procesos corporales pero no los crea". por lo tanto. vista desde otro ángulo. Estoy de acuerdo con esto. Aún admitiendo que pueda nacer un niño sin que nadie lo desee. transitoriamente. palabra. L. ni que lo inconciente cause a los dos. a mi entender. Entre quienes desacuerdan con este planteo. es un asunto que dejo otra vez pendiente para retomarlo luego. Más importante y crucial me parece el desarrollo acerca de la significación del proceso somático que queda ejemplificado en la cuestión del sentido que puede adquirir la caída de una teja en la cabeza de un hombre "independientemente de su causa". pensamiento. no es significación pero sí mutación de la forma.El pensamiento causal y la significación inconciente Con respecto a qué es lo que pienso acerca de una realidad "trinitaria" compuesta por una relación causa-efecto. dudo. es desde todo punto de vista indudable que el deseo.

del hecho. a una representación mental inconciente que forma parte de lo que Freud denominaba el inconciente no reprimido. Me refiero. la cualidad de signo? ¿O. Y creo también que esto da cuenta tanto de la llamada complacencia somática como de la transformación específica y sustancial que se da en el órgano implicado. una significación. Sin embargo. K] permita comprender la localización en el cuerpo y el factor que fue experimentado en el 'universo del tiempo histórico' [me refería a las noticias que Dora leyó en el periódico acerca de Freud] nos permita comprender el momento de la vida en que el dolor aparece?" Los fenómenos somáticos de interés psicoanalítico Llegamos por fin a la cuestión de la incumbencia. por el contrario. 226): Cuando frente al material constituido por una alteración somática. es decir. exterior al que percibe. desde otro ángulo.debemos atribuir a una coincidencia casual el hecho de que el factor que fue experimentado en el 'universo del espacio físico' [me refería a la bofetada que Dora aplicó al Sr. cabe preguntarse quién ha trazado ese signo. cuando la interpretación que descubre un sentido conduce hacia un cambio igualmente interpretable que permite la instalación de un "diálogo" que restablece una continuidad interrumpida en el terreno de la conciencia. descubre el signo de un lenguaje. Desde el punto de vista genético podemos concebir el origen de la intención de significar en la experiencia que se constituye cuando la descarga primaria del afecto conduce por vía de la asistencia ajena a la satisfacción de la necesidad. el más radical de los cuales consiste en la confusa afirmación de que lo somático no era "antes de que empezara a ser psíquico". Estoy de acuerdo en que toda percepción (en este caso de un proceso somático) compromete. En el capítulo II arriesgamos una hipótesis en la forma de un interrogante? "¿. La pregunta acerca de por qué el "testimonio" de un trauma.La diferencia entre un algo y un alguien En lo que se refiere a la relación entre patencia y comunicación. Podemos ensayar aquí dos respuestas. que ejercita una actividad simbolizante. cuestión que se plantea varias veces y en diferentes contextos.. pone en duda. . "en vez de figurar en la memoria prefiere otro lugar para manifestarse. un síntoma.. con la cual Freud defiende su posición frente a quienes dudan acerca de la existencia de lo psíquico inconciente. que la intención de significar utilice símbolos específicos. Desde el punto de vista metodológico podemos afirmar la existencia de un lenguaje en el fenómeno que se manifiesta como una alteración somática. para un psicoanalista. un gesto o un sonido vocal. mediante la atribución de un significado. mediante un artificio. en el que percibe. condicionando de este modo el nacimiento de un proceso de comunicación que configura una acción eficaz y específica indirecta. pág. ¿Es el ejercicio mismo de nuestra actividad interpretativa el que atribuye al fenómeno considerado. que se constituye cuando el sujeto que percibe atribuye al fenómeno el carácter de un lenguaje. 1976c [1974]. de todo aquello que no sea significación. cuando nuestra investigación psicoanalítica se dirige hacia el estudio de los más diversos procesos orgánicos en la búsqueda del lenguaje de los órganos. claro está. Cabe distinguir sin embargo la significación que adquiere un fenómeno para el que lo percibe. cuestión que se relaciona con la idea de una complacencia somática. nuestra interpretación. es decir antes de que adquiriera significación. que es el lugar del cuerpo en que ocurrió por primera vez". la existencia misma de ese fenómeno que puede ser comprendido es la evidencia de una intención de significar que pertenece al organismo del cual emana el fenómeno? Esta cuestión así planteada coincide con la antigua e insoluble pregunta acerca de cuáles son las pruebas de la existencia de la conciencia en el otro. esta cuestión recobra parte de su urgencia. que tiene otra trascendencia. Acerca de la elección del órgano Estoy de acuerdo en que no puede dejar de considerarse una interrelación (creo en realidad que se trata de una identidad) entre investidura del órgano e investidura de la representación mental del órgano. reproduciré aquí un párrafo extraído del apartado "La intención de significar" (Chiozza. que nunca accedió a la conciencia. cuestión que se relaciona con la presencia de un testigo. el carácter de un proceso que emana de un sujeto.

Mi posición al respecto. símbolo. presentimiento y recuerdo. Pero no diría que esto es así porque fulana es mamá. es rotunda y por innumerables razones. en el viaje continuo entre el "es" y el "no es" construye el ilusorio espejismo de un "como sí" que depende de la permanencia del movimiento. L. Cuando el psicoanalista realiza su tarea. a mi juicio. todo significante deviene inaccesible sin el conocimiento de los medios que nos ponen en contacto con él. pero también funciona porque. dicho de otra manera. indica una presencia suficiente como para atraer la descarga de la excitación.. creo que fulana no sustituye completamente a mamá porque al mismo tiempo que es mamá no lo es y mamá continúa existiendo. de una manera oscilante que. no puede trazarse una teoría de la técnica sin la inclusión de los elementos que atañen a un encuadre que se manifiesta como acto "antes" que como significación. no conduce hacia algunas reflexione que surgieron del estudiar la relación existente entre el tiempo como cualidad y las fantasías inconcientes inherentes al ritmo cardíaco. dibuja su asunto? O. a mi juicio. por lo tanto. Lo plantearé como pregunta. Pero este suelo en el cual apoya su planta no permanece inmutable. Diré también. fija sus coordenadas en la física para dedicarse a la historia. y si carece de fineza cognoscitiva específica para percibir su mudanza física. noticia de la diferencia. una parte de la historia se le escabulle a lo inconciente. y prefigurado inevitablemente en todo ritmo. como el signo. El substituto es una formación mixta o transaccional que mantiene. Ya que ambos. por fin. diferencia. y ése sí es nuestro asunto. La oposición entre materia e idea no sólo merece ser conservada por las razones que antes expuse cuando discutimos acerca de cuál es el asunto de un psicoanalista. constituye la "anatomía" de nuestra conciencia. ¿Cuál sería entonces la ventaja de la formación de substitutos? Precisamente. Exponemos este tema en la capítulo X (Chiozza. del mismo modo que es el presentimiento deseado o temido. y por eso funciona. Uno puede preguntarse cuándo el analista es el objeto del deseo y cuándo es el interlocutor al cual se le cuenta la ausencia. teatro y transferencia funcionan en este terreno. muy meditada. Lo que en la materia es forma en la idea es información. pero reproduciremos ahora uno de sus párrafos: . es el recuerdo y su nostalgia lo que engendra lo pasado. no es asunto del psicoanalista. aunque son medios distintos de los que nos ponen en contacto con su significado. sino que se recuerda porque se desea recordar. Algunas reflexiones acerca del recuerdo y el símbolo La afirmación de que no se recuerda "por traumático". ¿Cómo puede dejar de ser asunto del psicoanalista aquello que limita y. sino que. Diré sin embargo que así como no es casual que llamemos "material" a lo que psicoanalizamos. el que crea lo futuro. en tanto no sea considerado como producto de la actividad simbolizante de un sujeto. no son realidades físicas .Comprendo desde qué parámetro se dice que el fenómeno somático.. No encuentro manera de resumirlas aquí. y no al físico ni al fisiólogo). pero no estoy de acuerdo. por la más perogrullesca de las razones. pálpito y nostalgia. Podría pensarse ahora que todo cuanto he dicho sigue siendo significación. De un contraste similar nace la distinción entre ausencia y presencia. ¿cómo puede dejar de ser su asunto el lugar en donde su asunto se asienta? Así como no puede analizarse in absentia o in effiggie . en la clínica o en la teoría. 1978f). que el concepto psicoanalítico de "deseo" nace junto con el igualmente psicoanalítico de "necesidad" y en contraste con él. es decir. como el símbolo.. pero la tarea psicoanalítica se realiza en el campo que transcurre entre lo uno y lo otro. el recordar no es un retorno del pasado ni el presentir una anticipación del futuro. Metáfora. pero no hay que olvidar la distinción entre trabajar con significaciones (situación que comparte el físico con el historiador y el fisiólogo con el psicólogo) y hacer objeto de estudio a las significaciones de otros sujetos (situación que sólo atañe al historiador y al psicólogo. Fulana no sustituye a mamá. Pienso que la diferencia entre ausencia y presencia es sólo un caso particular de diferencia. Por lo contrario. Acerca de la formación del substituto Estoy de acuerdo con que en la sustitución de mamá por "fulana" la sustitución es ficticia.

sus arterias. no puede afirmarse que el símbolo es el mismo referente enmascarado y sostener. En la primera. Es presencia como cosa evidenciada por la función 'cerebro-sensorial'. Si el cerebro y los sentidos son los órganos "artífices" de la noción de cantidad y de espacio que da lugar a la física y a la "ratio". o. aparenta (como sucede con la palabra "vino" del ejemplo anterior) ser equívoco. aislado de su contexto subterráneo. de un modo groseramente esquemático. pero los últimos descubrimientos de la biología nos enfrentan con la siguiente alternativa: o existen símbolos "naturales". . Una cosa es segura. el corazón. que es "cuenta" y es razón y es diferencia. En la segunda puede trazarse ese signo en un acto motor. con el tema de la prohibición del incesto. existen sólo como idea que. Ortega señala que nadie ha visto jamás una naranja. que la cara me indica la presencia completa. Si nos apoyamos en esto para insistir en la ausencia. En la tercera "etapa" se pierde la conciencia de la cualidad de resto mnémico que el símbolo elegido posee y. desde el acto o en el acto. o la simbolización "cultural" no se limita al hombre. Entonces. cada vez más simplificado. su posibilidad. que la relación entre el símbolo y el referente es inespecífica o equívoca. puede coincidir con otro proveniente de distintos orígenes. los límites entre naturaleza y cultura admiten la existencia de un terreno intermedio que debe ser explorado en búsqueda de nuevos conceptos. Pero aquí la ausencia es "completa". es presencia y es acto. es decir es la ausencia de un objeto total que constituye una unidad indivisible. Es cierto que los símbolos universales pertenecen a la cultura misma. puede realizarse en el propio cuerpo o en la materia del llamado mundo exterior. se ev oca a partir de los restos mnémicos de la percepción. sé que estoy en presencia de ese alguien completo. en tres "etapas" distintas que no implican una secuencia temporal sino una discriminación conceptual. que es pálpito y es período y es acento y es importancia. Por otra parte. posición hacia la cual me inclino. al mismo tiempo. el significar. junto con la necesidad del lenguaje. y es acto como valor sentido mediante la fundamental intervención de la función "cardíaca". que es el tiempo actual. el cual. aunque el Edipo constituyera el universal de todo ejercicio simbólico. integrando un concepto. Este trazado. deviene símbolo. ante la ausencia del objeto. porque nadie la ha visto completa si no la hace girar en sus dedos o no da una vuelta alrededor de ella Pero de este modo sólo puede contemplarla. ese símbolo deviene "artificial". identificar unidades de "menor" universalidad a partir de las cuales nace. y el sistema neurovegetativo. que pasa así a adjudicarse la representación del tiempo primordial. dado que. para simbolizar un ausente. Como el tema de estos límites se relaciona. aunque no vea sus manos. bajo la apariencia de ser convencional y arbitrario. Cuando veo la cara de alguien. De un modo esquemático diría que el corazón es al tiempo lo que el ojo es al espacio. como la punta emergente de un iceberg. se apoya en la existencia de signos que forman parte de la percepción sensorial del objeto durante su presencia. tanto desde la antropología como desde el psicoanálisis. alcanza el estatuto del llamado símbolo pleno y.sino históricas. a través del recuerdo. creo que debe ser revisada. Los signos indicadores de presencia son los que usamos. amplifica el presente y lo significa mediante la atribución de su importancia. nunca podríamos hablar de la presencia de un objeto y las cosas perderían definitivamente sus contornos. y deberíamos. el signo natural que indicaba la presencia de ese objeto. Me parece esencial subrayar el hecho de que la función de significación. El tiempo presente. mediante el recuerdo. son los órganos artífices de la noción de calidad y del tiempo que desenvuelve a la historia y al ritmo. el futuro y el pasado no pueden ser sensorialmente percibidos. por las mismas razones que acabo de mencionar. simultáneamente. en primera instancia. "artístico" en la elección del símbolo. con la intención de comunicar la "imagen" representada. de todas maneras podríamos. ¿Sería preferible decir que la cara representa a las manos ausentes? ¿O que la cara que veo no es la cara presente? Me parece que esto conduciría a un equívoco. El proceso puede ser descompuesto. Es precisamente porque reconozco en ese alguien una unidad indivisible. utilizado ahora para representar a un ausente. la relación que se establece entre el Edipo y los símbolos universales resulta correcta pero.

No es que el asunto no me parezca importante (más aún si en lugar de una discusión metodológica se trata de una profundización epistemológica). ya que suelen limitarse a afirmar lo que todo el mundo sabe. la historia de la filosofía se divide entre aquellos que tienen curiosidad y deseos de saber y aquellos otros. Pocas veces se tiene en cuenta que este llamado "trabajo clínico" es en realidad un trabajo tan teórico como cualquier otro. en este caso. es decir. Pero. si a uno "le va mal en el partido" puede consultar a un especialista. por otra parte. los metodólogos no suelen ser personas que investigan y descubren. que exige de parte del lector una capacidad semejante para poder diferenciar entre una buena teoría y una seudoteoría que suele adquirir la forma de una serie de opiniones incoherentes e inútiles. Mientras que lo que llamamos un trabajo clínico es generalmente un trabajo que ejemplifica una teoría conocida y admitida por todos. como decía Ortega. y otras para mal. veo muchos más. . El único trabajo clínico se hace con el paciente. uno no debe dejar de tener en cuenta que. en una discusión sobre el tópico que ha dado en llamarse "metodología de la investigación científica". y sin embargo muchos colegas piensan que lo que escribo es "teórico". o está a punto de ser. Aquello que tiene la apariencia de "corroboración clínica" poco tiene que ver. formando parte de este equívoco. A pesar de lo que digo creo que la ejemplificación es muy útil (al fin y al cabo. los especialistas en metodología. Lo que se escribe. desde que dedico parte de mi tiempo a consultas por enfermedades que se manifiestan como alteraciones somáticas. pero. es cierto. claro está. y si eso diferente se convierte. y todo lo que estudio. Creo que esto se debe a un equívoco en lo que respecta al nivel de abstracción. que tienen temor de equivocarse. bueno o malo. a un metodólogo. y que la diferencia radica en que contiene un ejemplo concreto construido o recortado de acuerdo con esa teoría. el inconciente de cada colega tiende a identificar malo y "teórico" por un lado y bueno y "clínico" por el otro. Resumiendo: lo que suele llamarse un trabajo teórico es. en mala hora. Todo lo que pienso y escribo. como es natural. como decía Ortega. lo que se afirma en teoría es ya. tener en cuenta que la ejemplificación resulta convincente a un determinado lector. Otra cosa distinta es la cuestión de la corroboración clínica. está impregnado y codeterminado por mi contacto con esos pacientes. la claridad. debo decir que ése no constituye mi campo. con dicha corroboración. generalmente. Me paso el día entero entre pacientes y. Ahora bien. quien (según contara Richard Sterba en Buenos Aires en ocasión del II Congreso Psicoanalítico Panamericano) afirmaba que los metodólogos le hacían recordar a esas personas que limpian tan escrupulosamente sus lentes que nunca tienen tiempo de mirar por ellos.Acerca de la metodología y de la corroboración clínica En cuanto a la discusión de carácter epistemológico. caen rápidamente en el olvido. en desde hace años. es la cortesía del filósofo). la ejemplificación con material clínico de pacientes obliga a decir mucho menos en el mismo espacio y disminuye. sino. para ser justos. a mi juicio. un trabajo tan clínico como cualquier otro pero expresado en un nivel de abstracción diferente. si y sólo si. muchas veces para bien. Por este motivo la inmensa mayoría de los trabajos que resultan convincentes a un gran número de colegas. A lo sumo. y aún así se lo hace guiado por una teoría. Además. es necesario. ni en el estudio de la lógica formal para ser capaz de pensar bien como psicoanalista. a lo sumo. el nivel de abstracción implícito en los enunciados de valor general. es siempre teórico. legitimidad y fundamentación" es algo dife rente a lo que contienen estas páginas. Si discutir la "licitud. con una ejemplificación convincente. temo no ser el interlocutor adecuado. pero me parece que no conviene exagerar en el estudio de la fisiología muscular durante el aprendizaje del juego de tenis. conocido y admitido por él. uno o varios pacientes con su correspondiente "material" o conjunto de datos. concret amente citados. O tal vez sea como decía Freud. Suele llamarse trabajo "clínico" a un trabajo en el cual aparecen. Tal vez sea porque.

Por este motivo creo que. obtenida mediante la luz incidente. gustamos u olemos. quiere significar que si bien el cuerpo puede ser revestido por una significación otorgada por el psiquismo que "habita" ese cuerpo o por un "observador exterior". los cuales pertenecen a un mundo "histórico" en donde el encadenamiento causal. Nº 5. La palabra "asimbólico". varía según el colorante con el cual se la ha hecho visible. observada en un microscopio. a un cuerpo que genera u origina Eros. "Cuerpo erógeno". que se utilizan tan frecuentemente en el mundo "psi" de nuestros días. opera extrapolado desde un contexto distinto. en cambio. es una representación diferente. ¿Qué designamos con la palabra cuerpo? Para referirnos al cuerpo físico del hombre usamos habitualmente sólo la palabra "cuerpo". de la mencionada revista. y es sólo allí donde puede alcanzar un valor probatorio. lo denomina simplemente "físico". Carlos Mario Aslan e Isidoro Gurman. aunque más habitual. APA. en oportunidad de la publicación en la Revista de Psicoanálisis. Buenos Aires. Las expresiones "cuerpo erógeno" y "cuerpo biológico". con el título. se ve una vesícula en el abdomen abierto y otra en la pantalla de radioscopia. aquello que en el hombre se manifiesta como "cuerpo biológico" . está más cerca de ser el cuerpo físico.¿En que consiste entonces la corroboración clínica? A mi juicio. siempre es el producto del encuentro entre la "cosa en sí" y nuestra posibilidad perceptiva. quienes utilizan frecuentemente esta expresión suelen sostener que su referente privilegiado es el cuerpo de la significación y el símbolo. en otras palabras. suele designarse algo que. Notas 1 El texto del presente capítulo pertenece a la respuesta a los comentarios y contribuciones realizados por los Dres. lejos de ser la "cosa en sí" vesícula. pero esto constituye un error. de un trabajo que. No sólo el color. científico natural. por su construcción. Mauricio Abadi. y por lo tanto la idea de génesis. tocamos. en ese carácter de "visto y oído" que tienen para un psicoanalista de experiencia las conclusiones a que las afirmaciones teóricas consideradas conducen. El Problema de la simbolización en la enfermedad somática. obtenida por medio de los rayos X. Se piensa cotidianamente que la vesícula de la colangiografía es una representación. con el auxilio de una colangiografía. en primera y principal instancia. XXXV. usada en este contexto. suelen llevar implícitos algunos equívocos que es conveniente examinar. págs. exponía el contenido de los capítulos III y IV de este libro. nunca la "cosa en sí" misma. de la vesícula "real" que se ve en el abdomen. 1978. sino la forma. habitualmente unidas a la afirmación de que este cuerpo es "asimbólico". 901-950. El lenguaje popular. La vesícula que se observa en el campo quirúrgico. que la física utiliza para designar todo aquello que ocupa un lugar en el espacio. nos induce a suponer que pretende designar. el material clínico está esperando en el consultorio de cada colega como lo estuvo en el mío. Capítulo VI LA CAPACIDAD SIMBÓLICA DE LA ESTRUCTURA Y EL FUNCIONAMIENTO DEL CUERPO 1 En la sala de cirugía en donde se opera un enfermo de litiasis biliar. De modo que aquello que vemos. el cuerpo que constituye la fuente de la sexualidad. Con las palabras "cuerpo biológico". Sin embargo. en rigor de verdad. oímos. como una vez dijo Mauricio Abadi. El texto completo puede leerse en el t.

es imposible. Un uso semejante de la palabra "biológico" resulta. usada correctamente. ya desde el comienzo. no es en esencia otra cosa que su capacidad simbólica. Es fundamentalmente y ante todo la esencia misma de aquello que le otorga a un ser vivo su calificativo de animado. o deseo. es incapaz. por ejemplo". 63). comprender o interpretar una significación.. objetable. H. Sin embargo. que ciertas plantas no tengan mente. Esa cualidad. la palabra "biológico".. como capacidad simbólica. es el representante de un ausente. son. definen la cualidad del psiquismo.es precisamente la parte que no se ha realizado a sí misma como una creación simbólica. en Haeckel. Lorenz (1973. a través de algunos párrafos aislados. Por lo tanto. 37) ". se manifiesta en la posibilidad de establecer diferencias y atribuir valores o importancias.. lo que afirma Etcheverry (1978) analizando el pensamiento de Freud: ". No quiero sugerir. cuando se piensa de este modo. en la segunda de sus "reuniones en Nueva York". la palabra "asimbólico" suele ser utilizada habitualmente con la asignación de un significado distinto. a otro existente que se halla materialmente ausente. ante la pregunta: "¿Pensar nos resulta tan doloroso porque no tenemos el valor de aceptar los límites de lo que se puede comprender por medio del pensamiento?". que se refiere a un objeto que no se halla materialmente presente. págs. ya que no sabemos cómo es una mente vegetal. (Debemos incluir aquí la consideración de aparatos como el . se está lejos todavia de precisar con fundamento en qué punto de la escala zoológica surge la existencia psíquica. Si bien la introspección nos permite hablar de símbolos eidéticos o mentales. que la existencia de precursores de ella en los animales complejos nos permite legitimar una psicología animal. desear. debe evidenciar la capacidad de evocar en un psiquismo. cuyo conocimiento se resiste a los progresos de la física y la química que fundamentan la fisiología.. " 'Alma'. Bion (1977. señala con respecto a la ameba: ". 36).. es término descriptivo de la especificidad de ciertos procesos materiales. La biología es la ciencia cuyo objeto es la vida. sólo estudia en los cuerpos animados aquellos aspectos que estos cuerpos comparten con los inanimados. poseen alma". La física. El símbolo.si fuera tan grande como un perro. Recordar. en otras palabras: su cualidad psíquica. 56). como la de la atrapamoscas (muscípula). en sí misma.. Para que una realidad material fuera "asimbólica" debería ser absolutamente incapaz de provocar. Veamos también. Decimos que un existente es material o energético cuando posee la capacidad de originar una percepción sensorial. Percepción de la materia e interpretación de la historia El cuerpo físico de un ser vivo está definido por el conjunto de sus asp ectos materiales y energéticos. la construcción simbólica se manifiesta.parece probable que la tradición de Haeckel y de la filosofía de la naturaleza es el obligado contexto del texto freudiano" (pág. Sin embargo. Dado que el carácter de ausencia surge como operación de un recuerdo. deseo o significación. en cambio. S. es decir establecer la relación entre el símbolo y el referente al cual alude. debemos tener claro que si bien allí incluimos lo que nos enseñan la física y las ciencias que de ella derivan. compromete inevitablemente algo más. Suele decirse que una realidad material es asimbólica cuando. con su presencia. a lo sumo. con su presencia material. siempre como una realidad material. a su vez. O. sin embargo. nadie dudaría en atribuirle una vivencia subjetiva". sino por el contrario como resultado o efecto de una causa antecedente. Es costumbre pensar que la capacidad simbólica es propia del hombre. la emergencia de algún recuerdo.. tanto la creación de un símbolo como su lectura implican necesariamente la operación de un psiquismo. Pero para que esta realidad material denuncie su carácter de realización simbólica. Esto. todas ellas. (Si el referente se hallara materialmente presente no se trataría de un símbolo sino de un signo indicador). si bien puede ser revestida de una significación otorgada "desde afuera" por el sujeto que se vincula con ella. de generarse o interpretarse como símbolo." (pág. Jennings. responde: "No. La asimilación que establece Freud entre 'psiquis' y 'alma' es taxativa" (pág. en cambio. dicho de un modo esquemático. Podemos afirmar sin temor de equivocarnos que el asimilar o no asimilar la psico logía al conjunto entero de la vida ha de ser en este siglo una polémica fundamental. como hemos visto. Creo que es porque 'pensar' es una nueva función de la materia viva. 115-116). como dice el más eminente de todos los expertos protozoólogos. Cualidad que. cuando nos referimos al cuerpo biológico de un hombre. La cualidad psíquica y la capacidad simbólica Ese algo más no es solamente la complejidad fisicoquímica de una estructura o una función orgánica en la sutileza de una influencia endocrina o un mecanismo inmunitario o cibernético. hablando con todo rigor. pág. ".. simbolizar. operaciones psíquicas que. en última instancia.para Haeckel la célula primordial (protista) así como las células unidas entre sí en un ser vivo pluricelular.

) Cuando percibimos. 91): ". como ya hemos dicho. un cangrejo. 'efectos'. como el psicoanalista utiliza los procedimientos derivados del ejercicio de la palabra. 'leyes de operación'. deliberadamente. Se oye decir a menudo que los psicoanalistas trabajamos con representaciones del cuerpo. sino que surgen del encuentro entre lo dado y la conciencia. Pero ambos trabajan con representaciones sobre aquello existente a lo cual las representaciones en última instancia se refieren. su trabajo adquiere la falsa apariencia de operar exclusivamente sobre las representaciones y sólo de un modo secundario y "misterioso" sobre los existentes a los cuales dichas representaciones se refieren. La física. consistente en 'partes'. Tanto el cirujano como el psicoanalista trabajan sobre la "cosa en sí" mediante representaciones organizadas en los diferentes sistemas teóricos que constituyen cada una de sus ciencias particulares. representando su acción en un espacio "geométrico". en cambio. durante y después de su acción la constituyen efectivamente de manera indisoluble (como acción–transformación del ser de la acción en su encuentro con lo existente). "espacio" y "tiempo". el psicoanalista recurre predominantemente a las ciencias que derivan de la historia y organiza sus procesos mentales en torno de una relación de significación. Como el cirujano utiliza las técnicas derivadas del ejercicio de la mano (lo mismo que el fisiólogo o el cardiólogo). 1939a [1934-38]). universales y heredadas (Freud. 'causas'. universales. Y también que la histeria no . congénitos. Análogamente. 'cosas significadas'. si no es que mejor. específicamente. Al mismo tiempo el "more lingüístico" adquiere. etcétera. la legitimidad epistemológica que le corresponde. El cangrejo recordado no posee esa capacidad. El hecho de que el psicoanalista trabaje con representaciones no lo diferencia del cirujano.trataré los sucesos de la naturaleza como si constituyeran un lenguaje. han empobrecido su meta. por ejemplo. 1923b. etcétera. consistente en 'signos'. convencido de que el mundo puede ser ejemplificado de igual manera. como si el símbolo funcionara sin afectar a los materiales que lo constituyen y separado de ellos.microscopio que aumentan el poder de los órganos sensoriales o de indicadores que trazan huellas perceptibles de objetos imperceptibles. materia y energía no son esa realidad ya interpretada que llamamos "cangrejo". recupera el carácter de metáfora dentro del cual. por Newton. mientras que los cardiólogos o los cirujanos trabajan con el cuerpo físico o biológico. Una vez que se adquiere conciencia de que las leyes naturales no son de la naturaleza en sí misma. bajo la forma de un derecho por lo menos idéntico. 1916-1917 [1915-1917]*. Aquello que los diferencia son los medios que cada uno de ellos utiliza para transformar las representaciones con las cuales ambos trabajan dentro de un proceso cuyos cambios suponemos indisolublemente ligados a la transformación de lo existente como "cosa en sí". Esto constituye un buen ejemplo del equívoco que señalábamos. un concepto constituido por un conjunto organizado de representaciones o ideas. por ejemplo. en lugar del vocabulario propio de las máquinas. Mientras el cirujano recurre predominantemente a las ciencias derivadas de la física y organiza sus procesos mentales en torno de la relación causa-efecto. Suele incurrirse en el equívoco de creer que las palabras "cuerpo físico" o "biológico" designan de un modo directo a lo que existe "objetivamente" como una "cosa" más allá de la conciencia. Parece evidente que ambos equívocos. la cuestión se reubica en otros parámetros. representando su comprensión o interpretación en un tiempo "lingüístico". inevitablemente. suponiendo que es un lenguaje universal en lugar que una gigantesca maquinaria de reloj. que pertenecen a la prehistoria filogenética y que. 1926d [1925]. las distintas organizaciones teóricas que constituyen sus respectivos puntos de apoyo. pág. Pero estas palabras designan. fue construida. como prototipos heredados (Freud. distorsionando el sentido de la práctica psicoanalítica. tanto el que se refiere a la acción del cirujano como el que alude a la del psicoanalista. su trabajo adquiere la falsa apariencia de operar directamente sobre las cosas existentes y no sobre las representaciones que antes. 1918b [1914*]. Afirmó que los afectos son equivalentes a crisis histéricas prehistóricas igualmente típicas.. en cuanto trato "científico" de los objetos. usando el metalenguaje del lenguaje común. Vale la pena reproducir textualmente algunas palabras de Turbayne (1970. y de que esto mismo ocurre con aquello que denominamos "materia". 1933a [1932]*). sino que. no pueden ser interpretados solamente a partir de lo que el paciente es capaz de asociar acerca de ellos (Freud. para describirlo". 'reglas de gramática'. Materia y energía son los constituyentes de ese cangrejo que le aportan su capacidad para originar una percepción.. como "more geométrico". Los símbolos heredados y universales Freud sostuvo que existen símbolos típicos. 1900a [1899]). no sólo han detenido el desarrollo de un esquema teórico adecuado para enfrentar el problema del tratamiento psicoanalítico de la enfermedad somática. Los modos geométrico y lingüístico También los diferencia.

y que estos "órganos mentales" se desarrollarían. en el caso de las neurosis actuales. surgida. Si el cuerpo físico y la totalidad que llamamos psiquismo no son otra cosa que dos conjuntos coherentes de representaciones. 1895d*. Por otro lado se afirma que constituye un componente biológico "asimbólico" y que. se manifiesta en órganos de la vida vegetativa (Freud. implica necesariamente desconocer la importancia de la magnitud cuantitativa y energética de esa insatisfacción actual. se halle privado de la capacidad de generar o interpretar un símbolo. conciente) lo verdaderamente psíquico (es decir. Por un lado se ha reconocido siempre. permanece fuera del ámbito del psicoanálisis. diríamos: hay que tener en cuenta que la actualidad física siempre es una plétora de significado histórico. Dado que el conjunto de representaciones organizadas en nuestra conciencia de acuerdo con los preceptos de la ciencia física y sus derivados constituye nuestro concepto de un cuerpo físico. En la controversia que ha despertado este punto vemos también un malentendido. Por el contrario. como tal. 1980) que podemos considerar a la psiquis como un sistema de "órganos mentales" siendo uno de ellos la facultad del lenguaje. cada vez que intenta comprender metapsicológicamente al deseo. Por esto es obligación de todo psicoanalista.sólo compromete órganos de la vida de relación sino que. si tuviéramos que resumir todo lo dicho en una sola regla útil para la operación clínica. Pero la palabra "angustia" no ha sido elegida al azar para nominar a ese estado afectivo. como un "hecho físico". y que parecen ser de propiedad del sistema lingüístico adquirido. además. tenemos claro que nuestra idea de cuerpo físico es sólo un aparato intelectual para tratar con un existente hacia el cual tenemos acceso también por otros caminos. la herramienta con la cual lo manipulamos. debemos tener claro que muchas de nuestras afirmaciones acerca de este último conjunto no son otra cosa que sentencias tautológicas determinadas por nuestro aparato conceptual. No debemos creer sin embargo que el pensar en la existencia de una realización simbólica "representativa" como proceso inherente a la llamada conversión "directa" de la libido insatisfecha en angustia. confluyen en una imagen del hombre que se presta muy mal para sostener la existencia de un cuerpo "asimbólico" que. y su afirmación acerca de que el denominado "concomitante somático" es (por oposición a lo psicológico. cada uno de ellos en acuerdo con un programa genético. la misma que también se manifiesta físicamente. tiene sus raíces en el equívoco que nos lleva a pensar en la existencia de una angustia sin representación. Si. la importancia de evaluar el ingrediente de desequilibrio energético actual que forma parte de cada neurosis. explorar en búsqueda de una permutación simbólica. lo que ocurre con el concepto de neurosis actuales. una capacidad si mbólica. en cambio. Mientras se sostiene que el psi coanálisis sólo se ocupa del deseo. moviéndonos dentro de este concepto consideraremos al cuerpo físico como una realidad asimbólica por el mero hecho de que la ciencia física no se ha ocupado de desarrollar aquellos conceptos que son adecuados para tratar con los símbolos en su calidad de tales. Sostiene (Chomsky. ocurre que se ocupa de la necesidad. 1908b). y el significado histórico sólo puede darse en una realidad física actual. impensadamente. Algo similar ocurre con el concepto de necesidad. desde este punto de vista. ante cada transformación de la realidad que se manifiesta materialmente. Las neurosis actuales Vale la pena no abandonar este tema sin examinar antes. inevitablemente. De modo que cuando creemos estar describiendo "al objeto" no hacemos más que describir. son determ inados por un mecanismo innato comparable al que determina la naturaleza y función de los órganos. de un supuesto conjunto más amplio que existe más allá de la conciencia. sino como un derivado apropiado para arrogarse la representación de una estructura compleja de ideas inconcientes ligadas a un conjunto de vivencias prototípicas que se renuevan una y otra vez en el instante magno de cada nacimiento a la vida extrauterina. desde la clínica. Este campo que el afecto y la histeria abarcan de una manera análoga. permaneceremos abiertos a la posibilidad de encontrar en esa realidad. como "cosa en sí" (que se encuentra más allá de los conceptos instrumentales con los cuales lo tratamos). por la conversión directa de la libido. como lo hacen los órganos somáticos. El lenguaje fundamental Chomsky (1975) postula que los principios que pertenecen a la gramática universal. El malentendido. 1940a [1938]). de manera específica. . lo inconciente) (Freud. 1905e [1901]. ambos parciales. el descubrimiento freudiano acerca de la existencia de una actividad de simbolización que es inconciente.

Por eso podemos decir junto a Próspero. Contexto y pertinencia no sólo deben ser características de todo aquello que llamamos conducta. que la generan en cada pronunciamiento individual. Debe haber pertinencia en cada paso de la filogenia y aún entre los pasos. 1976). a las diferencias teóricas que. colores. existe por lo tanto una subsistencia semántica. Análogamente los órganos vitales. en tanto criatura. La embriología debe ser algo hecho de la sustancia de las historias. y como si sólo pudiéramos notar su presencia en los cortes y planos de fractura de esa transparente matriz. desde el campo de una filosofía que se apoya en los descubrimie ntos científicos de los últimos años. por fin. El len guaje es en sí mismo una forma de comunicación. primario con respecto a las diferentes lenguas que se hablan. percepciones e historias son quizás rupturas e irregularidades en esa matriz uniforme e intemporal. el psicoanálisis y la biología. Retomando una línea de pensamiento que se remonta. El contexto. sostiene Bateson. en un proceso evolutivo que llega hasta el hombre. se halla ligado con otra noción indefinida llamada "sentido". Sueños. aclara Bateson. que incluye otros aspectos interesantes y que vale la pena resumir aquí. al lado de la subsistencia física que le corresponde como entidad material y energética. acerca de sí mismo. "estamos hechos de la sustancia de la que están hechos los sueños". algunas conclusiones fascinantes con respecto a las formas. que determinan su aspecto exterior. Analiza la función del cerebro como un órgano especializado en la materialización no corporal de "herramientas". opacidades y dibujos. y no por única vez. a la capacidad creativa de Schreber y se muestra acorde con la idea de la existencia de un lenguaje fundamental. que todo órgano natural posee. Recordemos también aquí la afirmación de Freud (1940a [1938]) acerca de que los pretendidos "concomitantes somáticos" son lo verdaderamente psíquico. como si la sustancia de la cual estamos hechos fuera transparente y por lo tanto imperceptible. Después de esta larga y sin embargo apretada síntesis del pensamiento de Bateson. poseen una continuidad semántica que trasciende su subsistencia física particular y se manifiesta como pronunciamiento en cada acto procreativo. al que considera. sino que depende esencialmente de la existencia y la voluntad de un hablante y una ocasión. en el sentido de que su significado inconciente restablece en la conciencia la unidad de las series "psicológicas" interrumpidas. al menos "contemporáneo" de las estructuras orgánicas. Una palabra no subsiste fundamentalmente por la mera duración de la tinta que la perpetúa en un diccionario. El crecimiento y la diferenciación deben ser controlados por la comunicación. Ruyer (1974). separaron a Newton y Goethe. inherente y específica. Las formas de los animales y plantas son pues transformaciones de mensajes. con la solvencia y la experiencia de quien ha dedicado una vida a la zoología. los sueños sólo son fragmentos de esa sustancia. una subsistencia semántica que trasciende a la primera y es de otro orden.De acuerdo con estas ideas llegamos a la conclusión de que el lenguaje es un órgano natural que se desarrolla en un contexto cultural que lo acota pero no lo crea. sino también de todas las historias internas que son secuencias en la edificación de la anémona de mar. que evita de este modo el comprometer de manera irreversible a la estructura anatómica en el desempeño de ciertas tareas. Finalmente. el animal realiza. Parte de la idea de que todo ser vivo. o los organismos mismos. posee un "saber como" inconciente. Bateson (1979) retoma esta cuestión desde un ángulo original. que poseen el sentido de una presentación o autorrepresentación simbólica que. y sostiene que toda psiquis. porque toda anatomía es la transformación de un mensaje material que debe ser contextualmente formado. transparencias. son un fenómeno "propio". En opinión de Bateson. si no "genético". más allá de la explicación utilitaria en términos de mimetismo o de cualquier otra función de adaptación. tanto sea la nuestra como la del bosque de pinos o la de la anémona de mar. es decir. en el cuerpo de los animales. Freud (1911c [1910]*) acude. entre otros orígenes. considera que. En embriología la primera definición debe darse siempre en términos de relaciones formales. La subsistencia semántica Portmann (1960) expone. Al lado de la subsistencia física de un ojo y una mano particulares. a la manera en que un esbozo embrionario se realiza en un campo epigenético (Waddington. que constituye a el ojo y a la mano como entidades dotadas de un significado propio. de carácter universal. Podemos agregar que estas entidades o fantasías . acerca de los colores. describe un lenguaje "matricial" análogo al postulado por Freud y por Chomsky. del cual los símbolos universales y congénitos constituirían restos perdurables. conforma un pensamiento en términos de historia (stories). formación contextual es sólo otro término para la gramática. Afirma. La anatomía debe contener una analogía de la gramática. Sin contexto. no es posible dejar de subrayar la impresionante coincidencia de formulaciones surgidas de campos tan distintos del conocimiento como lo son la lingüística. las palabras y las acciones no tienen sentido.

una actitud (la misma que Freud adoptó frente a las parálisis histéricas) fructífera. en cuanto trato "científico" de los objetos. son sin embargo "el mismo".. no sólo vincula al seudopodio amebiano. "espacio" y "tiempo". que denominamos "historia". exige sin embargo un compromiso somático. Es esta fuente inconciente. Al mismo tiempo trascienden la existencia física de ese ojo y esa mano en su capacidad de perdurarlos en otro ojo y otra mano semejantes. Conviene tener en cuenta que este planteo no lleva forzosamente implícita la postulación de una relación causal como la que se sostiene en los conceptos de "psicogénesis" o "somatogénesis".. Gran parte de esta capacidad generativa. no siempre reversible. en lugar del vocabulario propio de las máquinas. los cuales. etcétera. una subsistencia semántica (Ruyer. 91): ".pertenecen a la existencia física particular de un ojo y de una mano de un modo semejante a como. la legitimidad epistemológica que le corresponde. "material". La física. Por esto señala Turbayne (1970. suponiendo que es un lenguaje universal en lugar de una gigantesca maquinaria de reloj. La relación psicosomática fundamental consiste a mi entender en que. Estas entidades o fantasías pertenecen a la existencia física particular de un ojo y una mano de un modo semejante a como. Al mismo tiempo trascienden la existencia física de ese ojo y esa mano en su capacidad de perdurarlos en otro ojo y otra mano semejantes. independientemente de cuál sea la capacidad actual de nuestra conciencia para percibir un cambio físico o "leer" una significación "creada" por ese proceso. 1976). la cuestión se reubica en otros parámetros. todos los trastornos son (como el hombre) psicosomáticos. el sentido. usando el metalenguaje común. incrementada o no mediante aparatos como el microscopio o indicadores que trazan huellas perceptibles de objetos imperceptibles. para describirlo". recupera el carácter de metáfora dentro del cual. o si. con la subsistencia semántica de la mano que apresa. 1975. es un planteo inadecuado en la medida en que no puede ser resuelto mediante la comprobación. bajo la forma de un derecho por lo menos idéntico. El psiquismo "crea" la significación como genera el símbolo. sin comprometer irreversiblemente la estructura orgánica de su cuerpo físico. consistente en 'partes'. etcétera. fue con struida. de acuerdo con la teoría psicoanalítica de las zonas erógenas. . de acuerdo con la teoría psicoanalítica de las zonas erógenas. convencido de que el mundo puede ser ejemplificado de igual manera. Una vez que se adquiere conciencia de que las leyes naturales no son de la naturaleza en sí misma sino que surgen del encuentro entre lo dado y la conciencia. generado para cada ocasión. por el contrario. 'cosas significadas'. las fantasías orales "pertenecen" al órgano "boca". que constituye al ojo y a la mano como entidades dotadas de un significado propio. si no es que mejor. a pesar de ser otros. configurando lo que llamamos "trastorno". Estos últimos conceptos restringen innecesariamente el campo epistemológico de la relación psique-soma. Volvamos una vez más a Freud cuando afirma (Freud. 'efectos'. 'leyes de operación'. en cambio. A manera de síntesis Llamamos "somático". como "more geométrico". o "físico" a lo que posee la cualidad de hacerse presente a la percepción sensorial. 'causas'. 1974) inherente y específica. También lo es el buscar en cada mutación de significado un proceso físico específico. vemos que la secuencia intencional. los cuales. son sin embargo "el mismo". universal y congénita. Integrando cuanto llevamos dicho hasta aquí. Para que haya significación de be haber psiquismo. que se ejerce muchas veces más allá de la función normal. las fantasías orales "pertenecen" al órgano "boca". y de que esto mismo ocurre con aquello que denominamos "materia". Al mismo tiempo el "more lingüístico" adquiere. La antigua cuestión acerca de si existen trastornos que son únicamente somáticos o únicamente psíquicos. 1980) a la manera en que un esbozo embrionario se realiza en un campo epigenético (Waddington. así como el lenguaje es un órgano natural que se desarrolla en un contexto cultural que lo acota pero no lo crea (Chomsky. por ejemplo. sino también con la capacidad que posee el hombre cerebral para exteriorizar "herramientas" tales como el avión. a pesar de ser otros. 1895d) que tanto la histeria como el lenguaje extraen tal vez sus materiales de una misma fuente inconciente. que es a un mismo tiempo instrumental y simbólica. Buscar en cada alteración física su significación inherente y "propia" es. deliberadamente. por Newton. Llamamos "psíquico" (o "historia") a lo que posee como cualidad la significación. 'reglas de gramática'. el "lugar" en donde el lenguaje es un órgano natural y el órgano natural se arraiga en una subsistencia semántica que lo trasciende.trataré los sucesos de la naturaleza como si constituyeran un lenguaje. la rueda o la bandera. consistente en 'signos'. pág. específicamente. todo órgano natural posee al lado de la subsistencia física de un ojo o una mano particular.

Gran parte de esta capacidad generativa. sin comprometer irreversiblemente la estructura orgánica de su cuerpo físico. La secuencia intencional. en lo que respecta a la identificación. en cambio. sobre todo. Freud (1923b. debes hacer todo lo que él hace y no hacer lo que él no hace.. generado para cada ocasión. interpreta que el padre puede realizar el acto que a él se le prohibe. porque toda anatomía es una transformación de un mensaje material. adquiere el significado de dos mandatos opuestos y contradictorios: "Debes ser como tu padre" y "No debes ser como tu padre". exige sin embargo un compromiso somático. año VIII. Notas 1 El contenido del presente capítulo corresponde. 1984b [1967]. Se configura de este modo lo que Freud (1923b) denomina una "doble faz del ideal del yo". 1973a) sostenemos (apoyándonos en la tarea clínica. También queda excluido el hijo y no su padre del coito con la madre del sujeto. Si profundizamos en el estudio de la formulación de Freud advertimos sin embargo que en realidad no se prohibe al hijo algo que el padre puede.. Capítulo VII EL FALSO PRIVILEGIO DEL PADRE EN EL COMPLEJO DE EDIPO 1 En trabajos anteriores (Chiozza. en la medida en que experimenta el .. pág. Por el contrario. describe sin embargo una realidad que se observa en la clínica. cotidianamente. no debes realizar el coito con tu madre así como él no lo realiza con la suya". en este caso precisamente una identificación completa con el padre refuerza la prohibición del coito incestuoso"2. 1984c [1970]. que. que se ejerce. no debes hacer todo lo que él hace. realizar. con escasas modificaciones. CIMP. número 15.la anatomía debe contener una analogía de la gramática. La formulación de Freud. Lo prohibido en esta formulación. Durante la realización de esa tarea se hizo evidente un aspecto del complejo de Edipo (al cual nos referiremos enseguida) cuya importancia reside. incluye aparentemente la prohibición de la identificación completa con el padre bajo la fórmula: "Así (como el padre) no debes ser". de manera inconciente. El niño. que se ejerce muchas veces más allá de la función normal. no siempre reversible. Es evidente que la misma prohibición puede ser expresada también de otra manera: "Así (como el padre) debes ser. a un texto que fue publicado por primera vez en Eidón. 45 –61. Pero. configurando lo que denominamos "trastorno". págs. en las diferentes formas de la convivencia humana. existe el mandato opuesto: "Así (como el padre) no debes ser. Buenos Aires 1981. no sólo vincula al seudopodio amebiano. que es a un mismo tiempo instrumental y simbólica.. la rueda o la bandera. y por lo tanto también el neurótico3. el sentido que denominamos "historia". con la subsistencia semántica de la mano que apresa. en detrimento de sentimientos y actos adecuados a la realidad. 1223) afirma que junto al mandato: "Así (como el padre) debes ser". pues hay algo que le está exclusivamente reservado". Chiozza y Wainer. el coito con la madre del sujeto. incompleta desde el punto de vista teórico. la prohibición no comprende a la identificación completa con el padre. También aquí lo prohibido es el incesto. 1970i [1967-1969]. en que lleva implícito un modo particular del pensamiento. el psicoanálisis aplicado y los desarrollos teóricos de otros autores) que tanto el deseo incestuoso como el horror al incesto encubren y representan fantasías más precoces en el desarrollo individual. sino también con la capacidad que posee el hombre cerebral para exteriorizar "herramientas" tales como el avión. la formación contextual es sólo otro término para la gramática" y que "la embriología debe ser algo hecho con la sustancia de las historias". el cual debe ser contextualmente formado. en esta segunda formulación.Por eso podemos decir junto con Bateson (1979) que: ".

de ingestión. se disocia de la incorporación del alimento cuando la aparición de los dientes conduce simultáneamente a la capacidad de infligir un daño al objeto original y a la posibilidad y el deseo de la ingestión de carne. 1056) conduzca a la disociación del mecanismo de la identificación introyectiva en un aspecto "ideal". desde el punto de vista de su presencia material. en el terreno de la idea. el primer eslabón en la creación del mundo de la idea. que se realiza con el padre. 1970a) recibe además un refuerzo en la relación oral secundaria del niño con la madre. como si fuera el cumplimiento de un deseo aunque sin la descarga de la plena cantidad. pág. el objeto que no excita los signos de cualidad de la conciencia que denotan su presencia sensorial) adquiere así una presencia "ideal" a través del recuerdo y el deseo. constituyendo otros tantos proyectos de acciones supuestamente eficaces. para estructurar la imagen de una persona como producto de un vínculo. El objeto materialmente ausente (es decir. El segundo paso es mucho más importante y mucho más complejo. destinadas a la satisfacción de la necesidad mediante el previo reconocimiento de la identidad de los objetos materialmente presentes. A partir de la defensa primaria (que debe su origen a la huella mnémica de la experiencia alucinatoria dolorosa) se adquiere la capacidad de pensar frente a la ausencia material del objeto. Una tal disociación eidético–material de la introyección (Chiozza. . cuando el impulso emanado de la necesidad insatisfecha inviste la huella mnémica inconciente de la anterior experiencia de satisfacción. 1912-1913). condicionan la regresión del pensamiento. Si realizamos un hipotético ordenamiento cronológico encontramos. El mundo de los objetos ideales. Puede por lo tanto ser considerada como la repetición inconciente de una conducta arcaica que encontraba su finalidad en un ensayo. y un aspecto material que se realiza con el animal (alimento) que configura al principio un tótem. resulta especialmente vulnerable a los ataques que. Es posible suponer entonces que la necesidad (surgida de la ambivalencia) de preservar al padre de "esta modalidad del amor compatible con la destrucción del objeto" (Freud. 1915c. La percepción sensorial de los objetos. al servicio de las fantasías optativas. a los cuales Freud solía recurrir. dentro de la cual se entretejen los datos de la percepción sensorial actual con el recuerdo. que simboliza y representa el proceso de su incorporación o ingestión material. primitivamente unida de manera indisoluble a la ingestión de la leche materna durante la etapa oral primaria. utilizando el recurso de investir con pequeñas cantidades. de este modo constituido. aparece como la misma para el padre y el hijo. Freud (1905d) establece que la ausencia del objeto capaz de satisfacer la necesidad engendra a un mismo tiempo el recuerdo y el deseo. podemos imaginar un hipotético instante primitivo en el cual la identificación con el padre coincidiera con su incorporación material. Llegamos así a nuestro conocimiento conciente de dos tipos de presencias y dos mundos: el mundo de la materia y el mundo de la idea. las ideas asociadas con los datos de la percepción sensorial actual. gracias también a que se presta para la realización del deseo primitivo (Freud. dos "objetos" ("la madre" y "la esposa") que derivan del ejercicio de funciones diferentes en el triángulo edípico. en cuanto constituye una presencia "ideal" de éstos en el mundo interno (aunque se acompañe de los signos de cualidad que denotan su presencia material). configura una introyección "ideal" de esos objetos. La capacidad para distinguir en esa mujer dos personas distintas. Se trataría de una primitiva identidad o coincidencia entre ingestión e introyección. en el proceso que acabamos de describir.permiso y la prohibición frente a una mujer que. En la teoría psicoanalítica encontramos los elementos que nos permiten comprender en alguna medida cómo se integra la capacidad que nos ocupa. En la medida en que esa capacidad es una adquisición compleja y tardía. La introyección de la madre. se enriquece debido a una nueva vicisitud de la defensa. realizado (como paso intermedio) con el pensamiento. Si pensamos en los términos de un desarrollo arcaico. tentativas. es una adquisición que depende de la posibilidad de construir una realidad interna. tentativo.

sobre la situación envidiada. cuando en realidad es el hijo el que intenta o pretende gozar de ese privilegio. En lo que respecta a la constitución de la familia a partir de este sentimiento de injusticia se incrementa la rivalidad edípica y sus vicisitudes. cuando ha tomado por esposa a la actual madre del hijo. entre las cuales se cuenta un incremento retroactivo de la ansiedad de castración con un refuerzo de la fijación fálica. la realización de efectivas injusticias encubiertas que adquieren plena vigencia. El estudio de este tema merece un amplio desarrollo que escapa a las posibilidades de este trabajo. desde uno u otro rol. en el triángulo edípico. constituye la figura frente a la cual aparece la problemática de la identificación a la cual nos referimos4. como imagen interna del padre. que el padre. La envidia se caracteriza por la proyección.La introyección "ideal" del padre conduce a los desenlaces conocidos: en pa rte es completamente asimilado en el yo. Por último señalemos lo que la observación clínica nos muestra: el análisis. de otra situación ideal configurada por el goce que el sujeto que experimenta envidia es capaz de imaginar. De acuerdo con lo que llevamos dicho aquí. la confusión señalada entre las distintas personas (designadas como "madre" y "esposa") que se manifie stan en la presencia material de una misma mujer. goce que no suele coincidir con aquel otro que el sujeto envidiado alcanza. Este último aspecto es el que nos interesa ahora. tanto en lo que respecta a la constitución de una "opinión pública" inconciente que configura una vigencia social operante. . confusión presente en el hijo cuando interpreta que el padre puede realizar lo que a él le está prohibido. con ayuda de la historia. La percepción sensorial colabora de este modo en la construcción de una apariencia sometida al deseo inconciente de inhabilitar mediante la razón una prohibición odiada. Las consecuencias que derivan de este ejercicio particular del pensamiento poseen una enorme importancia. ha renunciado a casarse con su propia madre. Si tenemos en cuenta que el padre aparece como el poseedor de un privilegio que no tiene. como en el desarrollo de las vicisitudes propias del proceso psicoanalítico durante la ejecución de un tratamiento. en una misma presencia material. para "ponerse en lugar" del padre y comprender. dos personas. e integra esta noción con su deseo edípico. y en parte contribuye a la formación de la instancia que en el mundo interno conocemos como ideal del yo. valorado erróneamente como si se tratara de la consumación material del incesto7. además. y a través de múltiples mecanismos. debe su génesis a la persistencia de un pensamiento primitivo que opera al servicio de una fantasía optativa5. Es posible sin embargo entrever las líneas y el panorama que se presentan a la investigación. constituye un modelo mental general de los sentimientos envidiosos. El carácter irracional de esta forma arcaica del pensamiento permanece encubierto por la evidencia directa de los sentidos que confunde dos "objetos". Genera. el hijo adquiere la noción de que su madre no es "la madre" del padre. configura el modelo mental primitivo del sentimiento de injusticia frente a algunas características del mundo social que sólo en apariencia son injustas. en el campo de la transferencia. 1951). Mencionemos también. cuyo "primer eslabón" es endopsíquico (Heimann. Si en la constitución de esta imagen ideal participa el pensamiento y el conocimiento de la realidad discriminada en las nociones de espacio y tiempo que posibilitan el reconocimiento de la continuidad de una misma persona en circunstancias diferentes de aparición en la conciencia. que se demuestra falsa. que la envidia en el hijo por el goce del padre. de los motivos que sostienen esta persistencia del pensamiento primitivo. Es entonces capaz de utilizar de manera instrumental la identificación proyectiva. por su importancia. porque es precisamente este ideal del yo aquel que. podemos sospechar que esta particular concepción de una injusticia6.

La interpretación se nutre de una serie complementaria en uno de cuyos extremos colocamos el suceso desconocido que realmente ocurrió en el mundo externo del pretérito y en el otro la representación que pone en escena. Un conocido chiste popular revela un contenido semejante. (Un padre que encuentra a su hijo en una actitud "lujuriosa" hacia su abuela paterna. atempera la rivalidad y la envidia frente al analista. "conocía" esta "posición complementaria" del padre y del hijo frente a la misma mujer cuando. al servicio de los deseos inconcientes. pero si tal vez excesivo. t.. Notas 1 El contenido del presente capítulo fue publicado. 3 La calificación de "neurótico". un derecho que emana del haberse ejercitado anteriormente un privilegio. y el niño le responde. Constituye precisamente el aspecto más digno de mención en todo este desarrollo. acerca del orden social y del lenguaje. 5 Esta confusión no suele darse. si lo consideramos en el sentido global que anuncia la palabra "el" que le hemos antepuesto a la manera en que solía hacer Freud. el protagonista de uno de los historiales escritos por Freud (1909b). No se trata aquí de pronunciarse en favor o en contra de una lucha contra una prohibición instaurada por la sociedad o por la cultura. en que la fuerza de ese modo de pensar que se nutre de las apariencias sensoriales directas y que opera en primera instancia en cada uno de nosotros. abuela de Juanito. soluciona la soledad del padre proponiéndole a él que se case con la suya. La idea de un arquipadre primitivo ejercitando la consumación material del incesto forma un conjunto coherente con la afirmación de que la prohibición del incesto marca el pasaje de la naturaleza a la cultura. cuando dicho privilegio es sólo una apariencia. la realidad inconsciente que está ocurriendo en el presente. constituyente. por primera vez en la Revista de Psicoanálisis. No 1. 2 Juanito. bajo la forma de una sucesión cronológica encubridora. Pero. Buenos Aires A. Para explicar el "sentimiento de injusticia" surgido frente a la prohibición del incesto. según el pensamiento de Lacan (Rifflet Lemaire. ¿no será suficiente con tener en cuenta la proyección (sobre el padre actual) de la imago de un arbitrario padre arcaico que en el pretérito existía efectivamente en el llamado mundo externo? No podemos retomar aquí. en este punto. que fueron realizados por Ortega y Gasset (1950). Se trata en cambio de señalar el equívoco trascendente que surge de aducir. el sentido del análisis que emprendemos. se apodere cotidianamente. La relación de este pensamiento con el tema de este trabajo merece un estudio detallado que no podemos emprender ahora. "acaso tu no haces lo mismo con la mía"). ¿es acaso posible el incesto sin la . . 7 Son varios los planteos que confluyen en este punto.P. usada en este punto.A. se lo reprocha diciéndole. interesantes cuestiones que plantea el problema del sentido que debe otorgarse a la reconstrucción de una historia obtenida mediante el estudio de la realidad presente en el campo de la experiencia psicoanalítica. por ejemplo.conduce al paciente hacia la etapa genital secundaria. en el caso de la abuela y la suegra. 1971). deseando casarse con su madre. "como te atreves a hacer eso con mi madre". como fundamento de la pretensión que esa lucha sostiene. como lo hemos hecho en otro lugar (1984c [1970]). de aquellas conclusiones que evitamos someter a un juicio secundario cuidadoso. Este modo de pensar podría ser considerado prima facie como una objeción a las ideas que estamos exponiendo. pero debería incluir los interesantes planteos. págs. XXXIV. Debemos ocuparnos en cambio de señalar la existencia de una paradoja que importa a la línea fundamental de este trabajo. del orden simbólico como imperio de la ley y como acceso a la palabra. y la transferencia adquiere un matiz nuevo y diferente que podemos denominar fraterno. aunque es muy frecuente que estas dos personas distintas coincidan en una misma mujer. 1977. Estamos acostumbrados a pensar (en nuestras discutidas extrapolaciones psicoanalíticas al campo de la antropología) en la existencia de un padre primitivo que usufructuaba el privilegio de la consumación material del incesto. adquiere un carácter que no es incorrecto como adjetivo de un rasgo o mecanismo. 4 Aquí aparece "el nombre del padre". 6 Es imprescindible no confundir. ya que desde este punto de vista el padre y el hijo comparten como hermanos una misma prohibición impuesta por una evolución que adquiere el nombre de cultura.

posibilidad que parece ser la base y fundamento de cualquier tipo de conciencia. el motor de la vida.cultura?. recorro nuevamente la ruta del mismo problema. ''investigación de las fantasías específicas" (Chiozza. La consumación material del coito endogámico en la naturaleza no adquiere la fuerza plena del deseo ince stuoso ni su significado cabal. en la medida en que la ausencia de la prohibición proviene de la indiscriminación de la "persona" que es el objeto del deseo y el acto. la primera dificultad con que tropieza consiste en que la importancia enorme que este significado tiene lo convierte en un tema tan amplio y tan profundo. Justamente porque el corazón que conoce el cardiólogo es más diferente del que conoce el fisiólogo de lo que a ambos les gustaría admitir. y es también diferente del que conoce el poeta. y es necesario remover esa fronda de significados (en la cual se acumulan las importancias más disímiles como si fueran semejantes) para comprender de qué buena o mala "cardíaca manera" se enfrentan las vicisitudes de una vida. diferencias. sin embargo fue y continúa siendo útil no sólo para tipificar un método y un propósito que llevan implícito un modo de pensar. cuando digo ''sobre él" (sobre el corazón). hoy. y por otro la posibilidad de distinguir una figura sobre un fondo. entre las importancias. y estas diferencias constituyen. como pueden hacérnoslo creer las toneladas de papel que sobre él se han escrito. precisamente. Dejemos aquí planteada una respuesta que permite profundizar en el sentido que adquiere la pregunta. El corazón no significa cualquier cosa imaginable. a punto de iniciar una nueva etapa. Pero no debemos engañarnos: si este logro . El hallazgo de esa fantasía específica es sólo un logro transitorio que resulta válido para el intervalo que separa dos crisis sucesivas en el largo camino constituido por la continua "puesta en obra" de los conocimientos adquiridos. o no lo significa por igual. para comprender que no todo representa a todo por igual. Para que este deseo y este acto adquieran el carácter del incesto es necesario que el objeto haya sido preferido por haber sido reconocido y "personificado" mediante el recuerdo de una historia que es el producto de un vínculo específico. y por lo tanto tan apropiado al mismo tiempo para adjudicarse la representación de las más diferentes situaciones y sucesos. qué es el corazón. "en serio". Sin embargo. por un lado. 1963a). Capítulo VIII EL CORAZON TIENE RAZONES QUE LA RAZON IGNORA 1 Cuando uno reflexiona acerca de lo que significa el corazón (o el sistema circulatorio todo) como parte y manera de la vida de un hombre. que parece casi imposible abstraer de ese todo alguna esencia. ya no satisface plenamente. Aquí. existe un aspecto cardíaco en la vida. 1963a) o "la fantasía inconciente específica cardíaca". sino. ¿A qué corazón me refiero? ¿Al de los anatomistas o al de los fisiólogos? ¿Al de los cardiólogos o al de los enfermos? ¿Al de los cazadores o al de los poetas? Debemos insistir en que precisamente de este problema se trata. es que se hace absolutamente imprescindible hablar alguna vez solamente de lo que todos ellos tienen en común. nunca podríamos llegar a saber. Sin la existencia de "ese algo específico común" que constituye lo que llamamos " lo cardíaco" (Chiozza. Existen. El nombre que utilizamos hace algunos años para titular a este tipo de búsqueda. así como existe un corazón.

Elenitza. V. complicado en múltiples y disimulados redobles. Obstfeld. son. 1979a [1977-1978-1979]. el paro cardíaco como producto del "susto" ante la muerte. Hace algunos años (en 1965). los productos ''anímicos" del funcionar cardíaco. existen sólo como idea que. estudiamos la relación existente entre las ofensas y el daño cardíaco. Leboyer. el que crea lo futuro. 1978b). El presentimiento y el recuerdo. que es "cuenta" (Corominas. es acento y es importancia. como derivados de la calidad del ritmo momentáneo. del mismo modo que es el presentimiento deseado o temido. es período . el que se presenta a los sentidos. E. o la de duración. parece ser el ritmo como calidad. los recuerdos como modos de un "volver al corazón". en un grupo de estudios constituido con J. Ese tic– tac de metrónomo cuya velocidad y manera se ajusta a la cualidad de cada instante y que. como dimensión. El tiempo como magnitud física. Por eso creo que. que pasa así a adjudicarse la representación del tiempo primordial. más allá de la trivial y opaca afirmación de que el corazón representa al órgano de los sentimientos. el tiempo del reloj. lo que "sucede" y lo que forma parte de la magia del momento. 1978b). y es diferencia (Bateson. La idea de transcurso. 1971). en distintos períodos o frecuencias que constituyen diferentes amplitudes del presente. no son realidades físicas sino históricas (Chiozza. sus arterias. Mientras que la función cerebro–sensorial manifiesta. el corazón. El futuro y el pasado no pueden ser sensorialmente percibidos. hay una idea que retorna. la nobleza "coronaria" del corazón. Por este motivo el recordar no es un retorno del pasado ni el presentir una anticipación del futuro. desde el acto o en el acto. al cuerpo físico presente y lo identifica como "cosa diferente" mediante un proceso que llamamos . es el recuerdo y su nostalgia el que engendra lo pasado. pone al alcance de la mano. Ya que ambos. que es el tiempo actual. y también diferencia la reminiscencia del recuerdo. De un modo esquemático diría que el corazón es al tiempo lo que el ojo es al espacio. Quiero insistir en este punto y reformularlo con el valor que le otorga el considerar la existencia de un tiempo primordial (Chiozza. el símbolo del "pecho" como representante del valor y el esfuerzo. "pálpito" y nostalgia. Turjanski. y es acto como valor (significancia) sentido mediante la fundamental intervención de la función cardíaca. 1970). y el sistema neurovegetativo. La esencia de lo cardíaco. el corazón es el órgano del presentir y el recordar (Furer. engendra la música y el habla (Clauser. Es presencia como cosa (objeto) evidenciada por la función cerebro–sensorial. 1978) distingue entre lo que designa "coraje" y lo que designa "valor" como rasgos del carácter cardíaco. Por el contrario. puesto que constituye su matriz. como el eterno batir de las olas en la playa (o como el volver de la sangre al corazón) se reitera la alegoría de un ritmo "marcapaso" de la vida que. Pantolini y E. El tiempo presente. crea la idea del tiempo sin someterse a ella. y en ese mismo retornar incesante. 1976h. son los órganos artífices de la noción de calidad y del tiempo en el cual "se desenvuelve" la historia y el ritmo. ante todo. amplifica el instante presente y lo significa mediante la atribución de su importancia. pulsa. antes de nacer como idea. J. que es "pálpito". 1960) hasta la muerte. 1961) y es razón. considera que el corazón no sólo "recuerda" lo pasado sino que también "presiente" el porvenir.transitorio es de veras un logro. 1974) como engendra la capacidad de construir la noción de lo que transcurre y lo que dura. la sangre "azul" y la injuria narcisista. El engendro "completo" es el tiempo vivido (Minkowsky. y prefigurado inevitablemente en todo ritmo. 1932). presentimiento y recuerdo. 1968) o tiempo del instante (Bachelard. Laborde. es un engendro estrecho que concentra una parte de la función cardíaca adaptada a las leyes de la función cerebro–sensorial. su fantasía específica. gozará de esa cierta estabilidad y permanencia que distingue a lo que consideramos verdadero. extendido casi desde la fecundación (Patten. Pocos años después Furer (1971. Si el cerebro y los sentidos son los órganos artífices de la noción de cantidad y de espacio que da lugar a la física y a la "ratio". Cuando uno reflexiona acerca de lo que significa el corazón y trata de distinguir entre lo fundamental y lo accesorio. 1971. es presencia y es acto.

es decir "dimenticare" . físicos convencidos. cuando la carga recae sobre la huella mnémica de una experiencia dolorosa. en cambio. que constituye la vida del corazón y su motivo. que en cada instante vuelve para irse y se va para volver. carga la huella mnémica de una experiencia de satisfacción. El temor. la función "vegetativa" cardíaca. ENTRE LA NOSTALGIA Y EL ANHELO: 1Un ensayo acerca de la vinculación entre la noción de tiempo y la melancolía Para nosotros. cuando dicen "scordare". y en cambio los hispanohablantes preferimos subrayar al olvidar. que aparenta recorrer incansable su circuito. Hemos entrado de lleno en la conmovedora sabiduría de Pascal: "El corazón tiene razones que la razón ignora". Desde un punto de vista metapsicológico. mediante un proceso primario. 1977) Identidad y oposición entre recuerdo y deseo La teoría psicoanalítica postula que el deseo se constituye cuando la necesidad. que es un aumentativo utilizado para el órgano del hombre valeroso o la mujer amante. emociones. aunque tenaz. late al significado histórico actual y le atribuye. por fin. el deseo y el temor en nada se diferencian del recuerdo. son las mismas para . emanada de la fuente instintiva. motivos y actos. en cambio.secundario. 1980. en Setiembre de 1978. Notas 1 El texto de este capítulo pertenece a un trabajo presentado en las Jornadas sobre el Enfermo Cardiovascular. esa importancia esencial que denominamos "latente". Editorial Paidós. cuando la descarga progresa hacia la esfera motora del yo y hacia la conciencia. dicen "par coeur"? ¿Cómo nace en el seno del músculo cardíaco (ese extraño sincicio de núcleos en un citoplasma compartido) la "semilla" neurovegetativa de los diferentes ritmos que sostiene? ¿Qué significa la rica patología de cada una de las diferentes arritmias y bloqueos? ¿Cuál es la interioridad (Chiozza y colab. la sangre animal. Buenos Aires. es primordialmente "pre–figurar al sentimiento". que significa la ob–literación o censura del recuerdo? ¿Por qué los franceses acentúan el valor de saber qué contiene nuestra "corazonada" cuando para referirse. 1969a) de la digital y por qué el vegetal produce esa sustancia capaz de calmar el ritmo "vegetativo" desbocado con que palpita el corazón "animal"? Queda la sangre.. esta separación entre pasado. adquiere la forma de un "complejo" polifacético configurado por ideas. realizadas el Centro de Investigación en Psicoanálisis y Medicina Psicosomática (CIMP). Albert Einstein (Citado por Jean Charon. que en la conciencia se atribuye a "anticipar lo porvenir". Se abren ahora múltiples cuestiones que ahora es imposible explorar. por ejemplo. el recuerdo se constituye también como carga de una huella mnémica. ¿Por qué la palabra "corazón". Se publicó por primera vez en el libro Trama y figura del enfermar y del psicoanalizar. presente y futuro no tiene más que el valor de una ilusión. a una lección que se repite de memoria. y arrancarlo del corazón. como la dinámica. que se atesora y se derrama. que impregna el corazón y lo rellena. Luis Chiozza. y ocurre siempre con el compromiso inconciente de un recuerdo. En cualquiera de estos tres casos. Por este motivo "pre–sentir". apunta a la magnanimidad del hombre y desconoce al hombre pusilánime? ¿Por qué los italianos distinguen entre perder un recuerdo de la mente. Desde un punto de vista estrictamente metapsicológico. Tanto la tópica y la economía.

el deseo, el temor y el recuerdo. La diferencia entre el deseo y el temor reside en la cualidad del afecto evocado. La diferencia entre el deseo (o el temor) y el recuerdo consiste en el tiempo implicado. El deseo y el temor "apuntan" al futuro, el recuerdo "apunta" al pasado. La descripción de esta diferencia de sentido o dirección puede completarse añadiendo que todo deseo (o temor) que llega a la conciencia implica un recuerdo inconciente y que, viceversa, todo recuerdo que se hace conciente implica un deseo o un temor inconciente. Este concepto de "el tiempo implicado" no pertenece a la metapsicología, lo cual no nos preocupa demasiado desde qu e hemos adquirido la certeza de que la teoría psicoanalítica no cabe entera en los desarrollos de la metapsicología y se hace necesario trazar, junto a esta última, una metahistoria. El problema reside en que a pesar de que parece obvio (o quizás precisamente por eso), no es fácil profundizar en la comprensión de lo que significa "apuntar" hacia el futuro o "apuntar" hacia el pasado. "Pasado" y "futuro" son significados que se refieren a significados, y no cabe duda, por lo tanto, de que profundizar en su comprensión es asunto de una metahistoria, ya que la metahistoria abarca todo cuanto es temática y significación. Pero la dificultad surge del hecho de que los conceptos "tiempo pasado" y "tiempo futuro" no solamente aportan muy poco al esclarecimiento de lo que diferencia al recuerdo del deseo y el temor, sino que, además de ser en si mismos y a fuerza de "naturales" muy poco iluminadores, parecen ser ellos los que necesitan ser esclarecidos a partir de una mejor comprensión de la diferencia entre el recuerdo y el deseo. Todo parece sencillo: pasado es lo que pasó, futuro lo que vendrá, y cualquier profundización en este asunto toma la forma inquietante de una filosofía peligrosa que no sólo parece hallarse lejos de toda necesidad clínica, sino que, para colmo, amenaza la estabilidad de nuestra imagen del mundo. Sin embargo, no ha sido solamente la teoría (a partir del investigar en la doble organización de la conciencia, en el concepto de psiquismo y en las fantasías cardíacas) la que nos ha llevado a contactar con autores que se han ocupado de destacar las aporías de la crono–lógica, y sobre todo con el hecho de que pasado y futuro son construcciones mentales y no son existentes de por si, independientes del modo de pensar del hombre. Ha sido también la c línica, bajo la forma de esa manera "cardíaca" de la melancolía que se llama "nostalgia", la que inclinó nuestro interés hacia este tema. En otros trabajos (Chiozza 1978f, 1979a [1977-1978-1979]) discutimos algunos aspectos referentes al tiempo crono–lógico, físico o "real", afirmando que es un tiempo imaginario que adquiere un carácter secundario frente al tiempo primordial o esencial, que es el tiempo del instante vivido como cualidad. Nos ocuparemos ahora de la nostalgia y el anhelo como los gérmenes, en el instante presente, de las nociones "pasado" y "futuro". Una forma cardíaca de la melancolía La melancolía es una enfermedad conocida desde antiguo que se caracteriza por tristeza, depresión y dolor moral. El psicoanálisis la ha descripto como una patología del duelo vinculada con el período oral del desarrollo libidinoso y con su ambivalencia, postulando en ella una forma particular de introyección que conduce a la existencia de un mundo interno disociado, caracterizado por la existencia del autorreproche y la queja. A partir de este punto ha llegado a ser considerada una estructura constitutiva fundamental del psiquismo tanto en condiciones normales como patológicas. La evolución de este cuadro y sus características permiten distinguir formas clínicas muy diferentes, de modo que con la palabra "melancolía" designamos en realidad un conjunto que agrupa enfermedades diversas que poseen una estructura constitutiva común. Muchas de estas formas clínicas son clásicas: la melancolía estuporosa, la melancolía ansiosa, el delirio melancólico, la fase depresiva de la psicosis maniacodepresiva, la depresión involutiva, la depresión reactiva, etcétera. La investigación psicoanalítica de las enfermedades somáticas ha iluminado con una nueva luz este tópico. El estudio de los enfermos de úlcera gastroduodenal, en los cuales Garma (1964) describió una fijación oraldigestiva, nos enfrenta con una melancolía "digestiva" en la cual la acritud, el sarcasmo y el remordimiento, forman la parte predominante de los autorreproches y quejas inconcientes que constituyen su mundo interno. El estudio de los fenómenos autoinmunitarios (Laborde, 1974a y 1974b) permitió comprender las variantes más regresivas de estos ataques autodiges tivos. La investigación de las enfermedades hepáticas (Chiozza, 1963a, 1970a), tal como la etimología del término melancolía (bilis negra) permitía sospechar, nos brindó acceso al esclarecimiento de las variantes de esta enfermedad en las cuales el predominio recae sobre la amargura y el hastío íntimamente relacionados con el letargo, la envidia y los celos coartados en su fin. Nuestro interés en las enfermedades cardíacas enriquece ahora nuestra comprensión de aquellas formas en las cuales predomina la nostalgia, el romanticismo y la añoranza, de las

cuales Freud (1916a [1915]) se ocupó en su ensayo "Lo perecedero". Estos sentimientos están admirablemente expresados en los versos inmortales con los que Jorge Manrique despide los despojos mortales de su padre: Recuerde el alma dormida avive el seso y despierte, contemplando cómo se pasa la vida, cómo se viene la muerte, tan callando, cuán presto se va el placer, cómo, después de acordado, da dolor; cómo, a nuestro parecer, cualquier tiempo pasado fue mejor. Nostalgia, anhelo y ansiedad "Nostalgia" es un término internacional del cual, curiosamente, se conoce a su inventor. Fue, según Corominas (1961), Johannes Hofer, en el año 1688, quien lo creó a partir de las voces griegas nóstos y álgos para significar el deseo doloroso de regresar. Su uso actual, más abarcativo, incluye ese "mal de ausencia" que se constituye como dolor por lo que fue y ya se ha ido, cuyo punto culminante lo encontramos en el penoso proceso de sobrecarga de los recuerdos que constituye una fase del duelo y determina esa profusión de recuerdos hipernítidos que se presentan en accesos, para los cuales la sabiduría popular confeccionó la frase "me asaltan los recuerdos". Freud se pregunta, sin dar respuesta, por qué el desprendimiento de la libido de sus objetos debe ser necesariamente un proceso tan doloroso (Freud, 1917e [1915]). Antes de analizar a fondo esta cuestión de la nostalgia en la búsqueda de una comprensión más profunda, debemos prestar alguna atención a sus opuestos temporales, el anhelo y la ansiedad. Acerca de la ansiedad diremos que su etimología, a través del latín anxius, que deriva de ango, vincula a este término con el vocablo "angustia", que, como sabemos, tiene en su origen el significado de angostura y opresión que los psicoanalistas vinculamos a la experiencia traumática del nacimiento con sus componentes de atolladero estrecho y anoxia. Pero la ansiedad se emparenta, además, por su origen etimológico, con "las ansias", expresión que designa al deseo vehemente. Nos referimos también a este deseo vehemente con la palabra "anhelo", que primordialmente denota el "respirar con dificultad" correspondiente a la expresión latina anhelare. En el uso habitual ambos términos, "anhelo" y "ansiedad", amplían y diferencian su sentido para abarcar, en el caso del "anhelo", a ese deseo cargado de esperanzas que, soliviantando nuestro ánimo, lo lanza en pos de una dicha imaginada, y, en el caso de la "ansiedad", a ese temor innominado que bajo la forma de una expectación angustiosa nos llena de aprensión frente a lo desconocido por venir. Si el núcleo del anhelo es un deseo y el núcleo de la ansiedad es un temor, la etimología nos demuestra otra vez lo que ya el psicoanálisis nos había enseñado acerca de la última e íntima implicación recíproca entre deseo y temor. Dejaremos ahora de lado el tema del temor y la ansiedad, cuyo opuesto temporal es el recuerdo traumático, para ocuparnos de la nostalgia y el anhelo, ya que, más allá de las apariencias, la nostalgia encubre y representa al recuerdo penoso de un pasado traumático y el anhelo lleva implícito el temor que barrunta un doloroso futuro. La nostalgia y el anhelo atenazan el instante presente y lo amplían con la imagen de un pasado añorado o la de un futuro placentero. Todo instante es siempre eso: la presencia de una nostalgia que lleva implícito el dolor por un anhelo imposible, o la presencia de un anhelo que constituye el disfraz de una nostalgia. Acuden aquí las palabras que Weizsaecker (1956 [1951]) enuncia como su pequeña filosofía de la historia: Posible es lo no realizado, lo ya realizado es lo imposible. Conmovido por esta cuestión, en octubre de l977 escribí: ¿Por qué razón absurda pero fuerte, en la añoranza de la vez primera, se prefigura el triunfo de la muerte y lo imposible me obliga a que lo quiera? ¿Por qué debo querer lo que ya ha sido si lo que ha sido, ha sido sin querer? ¿Por qué entonces, frente al tiempo que se ha ido, finjo querer lo que no pudo ser? Una inversión en el planteo del tiempo

Apoyándonos en nuestro concepto habitual acerca del tiempo, que opera como una creencia inconciente indubitable que jamás es puesta en juicio, sostenemos que la nostalgia proviene de un pasado cuya existencia independiente trasciende a la existencia del hombre sometido al tiempo, y el anhelo se dirige hacia un futuro también independiente. Partiremos de una tesis distinta que nos ofrece las ventajas de lo que Ortega (1932–33) denominaba patencia o evidencia inmediata, es decir la derivación directa de las vivencias que se presentan a nuestro campo de conciencia. Sostendremos, de un modo inverso a lo dijimos antes, que son precisamente la nostalgia y el anhelo (incluyendo el temor que llevan implícito) los que configuran una noción primordial de tiempo, construyendo la imagen de un pasado y un futuro como integrantes inevitables y constituyentes del instante presente. La pretendida "realidad" del tiempo es una utopía. No hay más existencia real que la actual y presente. Tampoco hay más existencia psíquica, eidética o ideal que la que surge de la unidad de deseo y recuerdo que constituye el presente, unidad cuyos dos términos, mutuamente implicados, se ocultan recíprocamente a la conciencia. Una formulación que subvierte de manera tan rotunda nuestra creencias arraigadas, despierta resistencias y dificultades muy grandes, entre las últimas quizás la mayor consista en que el lenguaje se haya construido para expresar la imagen crono–lógica, y ejerce violencia sobre el pensamiento cuando éste insiste en liberarse de recaer inel udiblemente sobre la misma imagen. En trabajos anteriores (Chiozza, 1979a [1977-1978-1979]) nos hemos ocupado de discutir con mayor amplitud la fundamentación de este planteo; nos interesa ahora averiguar si apoyándonos en él, y trascendiendo de este modo el enfoque habitual y lineal que denominamos genético, podemos arrojar una nueva luz sobre la forma "cardíaca" de la melancolía.

La alternativa entre nostalgia y anhelo La primera conclusión que se deriva del planteo que acabamos de enunciar es la siguiente: la alternativa entre nostalgia y anhelo, que existe en la configuración propia de un presente particular, en lugar de ser interpretada como la consecuencia de un "instante" anterior, debe ser comprendida a partir de la modalidad característica de ese mismo presente. Digamos en principio que así como la nostalgia representa en su forma más típica la noticia de un anhelo imposible (el anhelo de que vuelva a ser lo que ya ha sido), el anhelo representa a la ignorancia de la nostálgica imposibilidad que en él opera. Pero aquí hemos vuelto a introducir por la ventana lo que hemos sacado por la puerta, ya que el concepto de imposibilidad ha quedado definido, a la manera en que lo hace Weizsaecker, como un derivado de la existencia de un tiempo pasado, independiente. ¿No sería más prudente afirmar que la imposibilidad es un sentimiento admitido que niega la posibilidad y la posibilidad un sentimiento admitido que niega la imposibilidad? ¿Acaso la razón y la lógica pueden acreditar con certeza, y en los grandes asuntos, mejores méritos que el sentimiento en la valoración de lo que llamamos "posibilidad"? Más aún, en las cosas que sentimos tan importantes como la continuación de la vida, ¿ le importa acaso, al intento, la imposibilidad? Desde este punto de vista la nostalgia equivale a una variante "pesimista" del anhelo y el anhelo a una variante "optimista" de la nostalgia. Si aquí sustituimos "pesimismo" y "optimismo" por "debilidad" y "fortaleza", diríamos que la nostalgia es el deseo de un débil y el anhelo el de un fuerte. O también, si queremos variar los términos, que el recuerdo es una enfermedad del deseo. Lo cual, en último término, podría llegar a significar que la melancolía es un encubrimiento de la fobia (Garma, 1972). Volviendo ahora a la pregunta que Freud dejó sin contestar acerca del por qué ha de ser tan dolorosa la separación de los objetos, diríamos que es necesario invertir los términos, y que el dolor que deriva del deseo que carece de la fuerza para buscar y dirigirse hacia un objeto existente, se entretiene en la imagen nostálgica de una separación sufrida. Esta imagen nostálgica es un disfraz que funciona a la manera de un recuerdo encubridor del presente. De un modo análogo, la incapacidad de gozar un objeto presente se oculta en el anhelo de una promisoria dicha futura con un objeto ausente. Pasado y futuro como representación del instante presente El haber invertido los términos significa la propuesta de no buscar en un pasado real la génesis de una melancolía nostálgica, sino, por el contrario, buscar en un presente actual el significado de un recuerdo emergente que, en tanto es historia y es relato, es la representación o el símbolo de una temática sempiterna que es actual y es presente. Significa, además, no buscar en la existencia de una "objetiva" posibilidad futura el motivo y la razón de un anhelo esperanzado o de una expectativa angustiosa, sino, al revés, buscar en las

intuitiva y estocásticamente. En síntesis Luego de examinar la insuficiencia de la metapsicología para iluminar las diferencias existentes entre recuerdo y deseo. vivere non necesse! (¡Navegar es necesario. Arrepentimiento y preocupación son remanentes proyectivos y son formas de la irresponsabilidad. que es gris. en que todo lo hecho unirá su destino con lo apenas soñado. bien lejos de cuanta construcción racional nos permita responsabilizar a un pasado o atribuir el motivo de nuestra vida presente a un futuro hipotético y cavilado que hoy se halla ausente. se subraya. cuando los sueños dejan ver por vez primera el resorte interior que forma su quimera. ¡Eso sí que me hace falta! --me dije-. Opongamos a ellas el coraje responsable que es estar al timón de un presente magnánimo. como el regazo blando que ha seguido el destino de todo lo que acaba. vivir no!). perdido entre la bruma de un mar que no es azul. es también la representación o el símbolo de una sempiterna temática en el instante vívido. como una rama que crece en el lugar que le permite el muro. Vivir el presente En la auscultación cuidadosa del tono afectivo. Ayer. ¡Vivir el presente! Con la responsabilidad de aquel que. recuerdo. finalizaremos este ensayo con una poesía que escribí en Noviembre de 1979: Hoy. A los fines de redundar desde un "sistema" diferente sobre el tema planteado. qué mares voy surcando. en la medida en que se ocupa. en las horas de la esperanza trunca. como afirmación y aceptación de la vida. renuncia y carece del tiempo de la pre–ocupación. El puerto familiar. contra la ola más alta. No necesito ver. que es vivir el presente. como límites íntimos y naturales. y completémoslo diciendo que la pre–ocupación es holgazanería. Freud. Una hora fatal. en el primitivo sentido de "volver al corazón". una forma cardíaca caracterizada por la nostalgia. se fundirá con el mar para el que fue creado. hepáticas y autoinmunitarias de la melancolía. que. Son las olas y el viento como la vida. y es además. implícita. ni la falsa tranquilidad de la promesa. en la forma de un deseo o un temor emergentes. deshecho. en un torrente de espuma. en el corazón de mi nave un madero crujió. cita el lema de la Confederación Hanseática: Navigare necesse est. Me basta con saber la concreta manera de aferrarme al timón. que es capaz de cejar. para volver a insistir. Un instante presente que ocurre entre la nostalgia y el anhelo que le sirven de encuadre. ni la suficiencia de un orgullo justificado. sino el pecho noble. en oposición a la falsedad que es discordia. cuando la mar es dura. en el cual opera. Navegar. Entendamos en este sentido a Nietzsche cuando afirma: "El arrepentimiento es una asquerosidad". sin queja. y mi barco las corta. sin cesar. la fantasía de un castigo. sin reproche y sin culpa.. Un día llegará en que mi barco. como concepto metahistórico. Ignoro dónde estoy. como pre– figuración del sentimiento es pre–sentimiento. el decurso completo de la ruta futura.características del presente actual el significado de una construcción pronóstica de los acontecimientos que. en su trabajo "Consideraciones de actualidad sobre la guerra y la muerte" (1915 b). Se afirma a continuación que todo instante es . No me importa vagar. que pasado y futuro son construcciones mentales y no son existentes de por sí. he perdido el temor a lo que significa "nunca". se encuentra la con–cordia auténtica del vivir. ha quedado ya lejos. en el que ayer soñaba.pero la vida no. Se plantea que la investigación psicoanalítica de las enfermedades somáticas ha permitido distinguir además de las formas gástricas. como la muerte. que es pusilánime y cobarde. independientes del modo de pensar del hombre. en el pujo de cada latido. cordial y presente. y con el esfuerzo valiente de aquel que a lo hecho presente no ofrece el arrepentimiento querulante. fuertes. ni la renuncia de una aprensión cobarde.. como otrora creyera.

año 8 Nº 14. nos hablan de un proceso de pensamiento alógico. HIGADO Y CEREBRO 1 : Introducción esquemática a la comprensión de un trilema Acerca de la relación entre la inteligencia y el cerebro La existencia física y la función fisiológica del sistema nervioso llevan implícitas fantasías inconcientes específicas. Profundizamos algo más en esta última idea cuando nos ocupamos del proceso terciario y de su carácter no lineal. 5–16. recuerdo (en oposición a la falsedad que es dis–cordia). 1970j [1968]): . unidad cuyos dos términos. Decíamos entonces (Chiozza. Esas ideas. Partiendo de la idea de que la pretendida "realidad" del tiempo es una utopía y del concepto de que no hay más existencia real que la actual y presente. En otros términos: pasado y futuro son dos representaciones del instante presente. hasta ahora. Buenos Aires.CIMP. las nuevas formas del arte. ¿cómo debemos llamar a esta amalgama de procesos que ya no se rige por el tiempo cronológico ni por el espacio tridimensional? ¿Puede ser considerado un simple cambio del proceso secundario? Su transformación profunda. escrito por Freud (1950a [1887–1902]*). con responsabilidad. de que la facilitación "dibuja" complejos en el retículo formado por la vinculación entre neuronas. El Proyecto de una psicología para neurólogos. tal vez podemos concebir a las fantasías cerebrales como las configuraciones formales de integración más complejas entre las que se constituyen a partir de los circuitos de retroalimentación negativa que participan en la construcción de un reflejo tanto como en el establecimiento de un juicio. Dentro de "la red" jerárquicamente organizada en niveles de subordinación funcional que "se contienen" a la manera de las cajas chinas. sin reproche y sin culpa. que como pre–figuración del sentimiento es pre–sentimiento. se subvierte la idea física de un tiempo crono–lógico sosteniendo que la noción primordial de tiempo y la idea de pasado y futuro se construye como imagen derivada de un presente psíquico constituido inevitablemente por la unidad de recuerdo y deseo. como necesitan ser sometidas a una examen cuidadoso con el fin de poder restituir a su lugar específico primordial la "cuota" de "psicología" que corresponde a las otras estructuras orgánicas. se encuentra la concordia auténtica del vivir. que es vivir. en la auscultación cuidadosa del tono afectivo. que ocurre entre la nostalgia y el anhelo que le sirven de encuadre. que implica el ingreso en la conciencia del proceso primario junto al secundario. como se contienen los niveles de tipificación lógica de Whitehead y Russell (1910). parece constituir. se ocultan recíprocamente a la conciencia. tan profunda como que sólo hubo otra semejante en toda la historia . como el proceso secundario. "lógico". el conjunto de ideas que más nos aproxima al descubrimiento de esas fantasías. cordial y presente. marzo de 1981. a pesar de lo que pudiera creerse teniendo en cuenta el tiempo transcurrido. Por ese motivo. "mágico". y la "familiaridad" con lo inconciente. además. no necesitan tanto ser reconsideradas a luz de la neurología moderna. las que no forman parte del sistema nervioso. Notas 1 El texto de este capítulo fue publicado por primera vez en la revista Eidón. y es. o arracional.. en el primitivo sentido de "volver al corazón". el instante presente. si los nuevos conocimientos de las ciencias. Naturalmente esta concepción debe ser completada con la idea. sin queja. autónomo o visceral. descubrimos que la incapacidad de gozar un objeto presente se oculta en el anhelo de una promisoria dicha futura con un objeto ausente. Más aún. son modos de funcionamiento de la conciencia que intenta aprehender lo inconciente. ya esbozada por Freud (1950a [1887–1902]*). ni aún del que llamamos vegetativo. mutuamente implicados.siempre la presencia de una nostalgia que lleva implícito el dolor por un anhelo imposible o la presencia de un anhelo que constituye el disfraz de una nostalgia. tanto el proceso primario. De un modo análogo al que nos lleva a considerar a la imagen nostálgica como un recuerdo encubridor del presente. Capítulo X CORAZON.. págs.

Ni uno ni otro proceso por sí solos pueden constituir el intelecto. no sabiendo a qué atenernos de inmediato. o lateral. 1950a [1887–1902]*). o la atmósfera transferencial de la sesión psicoanalítica como campo de ilusión (Winnicott. estas huellas mediante la memoria (Freud.. Los procesos de pensamiento lógico. dejan facilitaciones como influencias perdurables. imprime con su trazo una modificación en el dibujo. como se sigue con el lápiz el "hilo" de un dibujo. 1977). no tiene principio ni fin en algún punto de una línea. ¿Qué tipo de proceso. sin cuidarse de las leyes que constituyen el juicio.de la cultura.. en un "por ahora" que deshace la imagen del conjunto. Sin embargo. es decir "contrastando de a pares". y nuestro proceso secundario recorre. 1979. desorientados ante la complejidad de la experiencia.. nuestro proceso primario "juega" con otro tipo de facilitaciones que ni son binarias ni son lógicas. 1970j [1968]. 1970). recurrimos a la actividad del pensamiento reflexivo. aespacial. asistemático. sentimos que en cada entrecruzamiento de caminos "decidimos" un tra yecto lineal que corta otros. Waddington. 1975) y el escenario del teatro y del juego (Chiozza. reforzando una parte de la trama y destacando una figura sobre un fondo. algún encadenamiento conceptual. nacen en la amalgama indisoluble de uno y otro (Langer. 1978b). 1978b). 1971). más amplio que lo que abarca la mirada y ajeno al tiempo. diciendo que es alógico. Nuestra mente funciona entonces como el lápiz que. si es que la idea de proceso se le aplica. que recorren las huellas. Afortunadamente nuestra capacidad de conocer no depende solamente del proceso secundario. Esto ocurre cuando. 1972) para esta modalidad funcional cuya conciencia. 1978g ) escribimos: Nos encontramos entonces como si estuviéramos frente a un complicado tapiz cuyo dibujo. Años más tarde (Chiozza. etc. a partir de la consideración cuidadosa de las estructuras orgánicas . pensamiento creativo. De este modo. no pierde por esto su valor. 1941. 1950. y que ya no puede ser identificado con la culminación del pensamiento ni con la única manera de la facultad de conocer (Bateson.. en un modo aparentemente caprichoso que es "travieso". si no fuera porque nuestra atención se empeña en "empezar por algún lado" y en "recorrer" ciertos detalles. constituye este articulado ignoto entre proceso primario y secundario que se parece al que existe entre importancia y diferencia? (Chiozza. aquello que llamamos proceso secundario. ¿no justifica el que hablemos de un proceso terciario? Por el momento sólo podremos definirlo por la negativa. al seguir el laberinto de una línea. Ese acto de conciencia tan particular . reciente. se ejerce precisamente cuando . Nos haría falta en este momento una investigación más amplia sobre las fantasías específicas del sistema nervioso. para volver enriquecidos con un sentido nuevo y diferente que adquiere luego la estructura del pensamiento racional (Chiozza. Turbayne. Metáfora. símbolo. 1951). con respecto al camino del concepto. que pueden ejemplificarse con la contemplación simultánea de un espacio visual complejo. Mientras nuestro intelecto ejercita esta labor sometida a las leyes temporales cuyo paradigma encontramos en el discurso verbal. huyendo de la dirección habitual que el juicio nos propone. abandonándolos. de una línea a la otra y en varios puntos a la vez. Amalgama misteriosa que también constituye la fuente del lenguaje (Chomsky. constituye una transformación en el "aparato para pensar" del hombre (Gebser. seguimos. cuando guiados por algún género de interés ... las huellas de anteriores facilitaciones comparando. Green. 1970j [1968]). ¿Cuál es la arquitectura que organiza su trama? Sólo a modo de comparación se justifica que utilicemos el nombre de "proceso terciario" (Chiozza. recorremos la senda caprichosa de la ocurrencia absurda. y "salta". sucesivo. una tras otra.

otorgado por su pertenencia al sistema o código del idioma. como intento de adaptar los esquemas antiguos a lo nuevo dado (acomodación). apoyándose en Piaget. La garra de mono es un amuleto que posee la capacidad de otorgar a su dueño la realización de tres deseos. de repulsivo. permaneciendo insensible a las implicaciones de una tal realización que no hayan sido explicitadas. 1970j [1968]. Bateson sostiene que la distinción entre el nombre y la cosa nombrada o entre el mapa y el territorio. (Todorov. entre el significado directo de una frase. 1966a). Las consideraciones que realiza Bateson (1954a) acerca de la posibilidad de distinguir mediante la interpretación entre 'ficción" "metáfora". en el más literal de los sentidos. Estos elementos integran en el hombre el conjunto de lo que consideramos "expresivo". Hace ya algunos años discutíamos y profundizábamos la tesis de que en la "exacta inteligencia" a la cual Freud hace referencia. en un contexto más amplio.. Wiener (1964) ejemplifica. Todorov (1978) diferencia. 1978). siempre. pero es el único "importante". 1963a. pág. el paleoencéfalo y el neoencéfalo. una tarea de interpretación. privado de la noción de importancia que se estructura. Freud (1900a [1899]. según señala Koestler. Toda interpretación. y lo somete con ese fin a una primera interpretación a consecuencia de la cual queda más dificultada que nunca su exacta inteligencia. El psicoanálisis consistiría precisamente en el hallazgo de este segundo sentido en cuanto éste tiene de inconciente y reprimido. una característica particular y propia del pensamiento de la computadora que puede ayudarnos a comprender la cuestión de los límites del pensamiento racional. probablemente sólo puede ser realizada en el hemisferio cerebral dominante (Bateson. con lo cual se restablece. esta vez.. 1980f [1979]) nos conducen a poner en duda la afirmación de Bateson2. es "defectuosa" (Koestler.hay algo de horrible. con el anterior sentido directo.. 1979).correspondientes. 1978). en el momento. lo contrario es el delirio de interpretación derivado de la paranoia. y el significado indirecto que deriva de su condición de enunciado o discurso concreto dentro de un contexto constituido por una situación comunicativa particular.. dice Todorov. Así la frase "hace frío" puede llegar a significar "cierra la ventana". el paleoencéfalo o cerebro "roedor" con la vida emocional (Rof Carballo. conduce a descubrir que el sentido indirecto (o segundo sentido) guarda una relación. Así un ser humano que pide un vaso de leche puede expresar . Jacobs titulado "La garra de mono". y ha sido comparada también a la curva de un crecimiento tumoral (Koestler. 505) se ocupa también de esa repugnancia por el sinsentido. 1952) y el neoencéfalo con el pensamiento racional. La tragedia que constituye el desenlace reside en que este amuleto realiza los deseos tal como han sido formulados. 124) se apoya en Pascal para sostener que: ". 1978). debe surgir de una motivación bien fundada. el arquiencéfalo. pero lo hace. No omitiremos señalar sin embargo que en el hombre existen tres cerebros. la coherencia. El arquiencéfalo. para subrayar que: ". El segundo paso. El sentido directo lo comprendemos de inmediato gracias al conocimiento del código.. Nos apoyábamos para esto en la idea de un proceso terciario (Chiozza. o cerebro "reptil". apoyándose en el concepto de esquizofisiología creado por Mac Lean (1949). a partir de Beauzée y Benveniste. Merleau–Ponty (1948. cuya interconexión. que intenta adaptar los hechos nuevos a los esquemas antiguos (asimilación). el primero. a partir de una matriz que compromete un afecto. implicaciones que el más obtuso de los hombres comprendería de inmediato a partir de una matriz emocional. "sacramento" y "realidad". al cual se logra acceso por medio de una hermenéutica que es la contrafigura de la retórica. de irreconciliable. se descompone en dos pasos. en estas cosas que simplemente son y no quieren decir nada". Bateson (1966) se ocupa de señalar los elementos metalingüísticos y metacomunicativos que trascienden el código explícito de la palabra idiomática y que son los determinantes verdaderamente inequívocos del sentido. Ricouer (1965) hace una distinción parecida refiriéndose a la existencia de un s egundo sentido. Las ideas que hemos desarrollado acerca de la construcción de símbolos somáticos (Chiozza.. es el resultado de una primera incompatibilidad entre sentido directo y contexto. esta decisión de interpretar. Sin embargo. a partir de la sospecha de su existencia. 1978b). sino que muestran su enorme dificultad.. pág.la instancia psíquica que aspira a hacer comprensible el contenido manifiesto (de los sueños). participa regularmente el proceso primario (Chiozza y c olab. pero esto es algo que ni siquiera en sus lineamientos generales podemos bosquejar aquí y que debemos postergar. lo cual crea un sinsentido que da origen a la necesidad de interpretar. como señala Todorov. La curva que representa el crecimiento de este último cerebro en el hombre presenta una carácter exponencial análogo al de la curva de crecimiento demográfico que se considera una amenaza para el ecosistema. señala: "Lo maravilloso del arte es mostrar cómo alguna cosa se pone a significar algo. no es otra que nuestro pensamiento normal". no sólo progresan en esta dirección.". el sentido indirecto exige. a través de un cuento de W. Como contrafigura. ha sido asociado con las funciones básicas de supervivencia.

Maravillosas criaturas con conocimientos y destrezas casi milagrosos". se vuelve necesariamente a una cuestión análoga a la 'cuestión ingenua' '¿Dónde está la unidad del . a la estrella de mar y al bosque de pinos. 'cómo inventar y conducir un automóvil'. ¿Es un mono o un no–mono? Si es un no–mono. 1979a [1977–1978–1979]) –continuando las investigaciones sobre el lenguaje de los órganos que iniciamos en 1963 (Chiozza. el centro. el "esqueleto" elemental de ese proceso binario. basta con volver sobre algunas de sus frases. pág. Recurriendo al ejemplo del gusano platelminto que una vez seccionado transversalmente es capaz de formarse. a partir de su extremidad caudal.. mientras que no es absurdo que pregunte: '¿Donde está. Para que no queden dudas acerca de que Bateson piensa que este "saber cómo" de la inteligencia es algo más que racionalidad e incluye "importancia" y "sentido".. huir o ignorarlo.. Su embriología debe ser algo así. mientras que un gato que maúlla y se frota contra la puerta de la heladera puede expresar. de más está decirlo. ejerc icio de la razón. o capacidad de efectuar juicios mediante el procedimiento binario de afirmar o negar algo de algo. Bastan estas breves referencias. que el sentido de su frase consiste en la necesidad de dependencia. está por debajo o por encima del mío? Usted dispone aproximadamente de un cincuentavo de segundo para resolver todas estas decisiones antes de ser eventualmente atacado".. porque toda anatomía es una transformación de un mensaje material. y así sucesivamente. cómo podemos nosotros conocer cualquier cosa" y continúa diciendo: "En el pronombre 'nosotros' incluyo. o el centro de los centros de integración?' Pero he aquí ahora la verdadera paradoja. Antes de saber si es necesario atacarlo. 1979. 1976h. al huevo en segmentación y al Senado de los Estados Unidos. Weizsaecker (1956 [1951]) señala que la fisiología (inclusive por supuesto la fisiología cerebral) puede explicar el funcionamiento humano como la física puede explicar el funcionamiento del automóvil. "Contexto y pertinencia deben ser características no sólo de todo lo que llamamos conducta (esas historias que son proyectadas afuera en 'acción'). Ingenua o no. usted debe tomar una serie de decisiones. 'cómo aprender'. Ruyer se ocupa reiteradamente de este tema y le dedica no menos de dos libros completos (Ruyer. 'cómo crecer y conservar todavía la misma forma'. 'cómo escribir una Constitución'. "La anatomía debe contener una analogía de la gramática. razonable o no. inversamente. Aunque. ¿dónde está el organismo?'. .pensar en términos de historias (stories) debe ser compartido por todo psiquismo o psiquismos. sino también de todas aquellas historias internas. ¿está seducida? Si es una macho. ¿pertenece a mi grupo o a otro? Si pertenece a mi grupo. ¿cuál es su rango.. al dar la vuelta alr ededor de una roca. Dado que la supervivencia de muchos animales depende de la solución acertada de estas cuestiones. luego de haber estudiado todos los órganos (de un organismo vivo) se pregunta: 'Pero. 'cómo sobrevivir a un incendio forestal'. 1963a)–. de manera inesperada. tanto el nuestro como el del bosque de pinos o el de la anémona de mar". Luego de las consideraciones que Bateson (1969) realiza acerca del significado de aquello que denominamos "instinto". Portmann (1960) se pregunta: "¿Quién es ese 'mismo' que se hace a 'sí mismo' un cerebro?". Y en 'cualquier cosa' que estas variadas criaturas conocen incluyo 'cómo crecer en una simetría pentago nal'. hecho de la sustancia de las historias". Ardrey lo siguiente: "Suponga usted que es un mono y que recorriendo un camino se encuentra. 4) utiliza la palabra "epistemología" para referirse a ". mediante la idea de dependencia. ". Dice por ejemplo (Bateson. de más está decir que ellas son habitualmente resueltas con éxito. para mostrarnos que la inteligencia es una función que trasciende sobradamente aquella actividad que denominamos proceso secundario. frente a otro animal. Dice.. pero ni una ni otra pueden decirnos lo más mínimo acerca de a dónde quiere ir el "chofer". no vale la pena que ocupemos más espacio en señalar que el afirmar que se trata de una conducta instintiva nada añade ni quita a la cuestión. entendido como retroalimentación negativa. secuencias de la edificación de la anémona de mar. págs. plantea una cuestión absurda. 1954. 1978b. un nuevo cerebro y un nuevo par de ojos. por supuesto. ¿es pro–mono o antimono? Si es una dama. puede ser concebido en los organismos más elementales y en sus mismas reacciones químicas. Watzlawick (1976) cuenta que el especialista en primates Ray Carpenter le explicaba al antropólogo R.en lo que respecta al centro de integración en sí mismo. que podrían ampliarse mucho con descubrimientos y pensamientos provenientes de distintas épocas y de distintos campos del conocimiento. Bateson (1979. y que con este modo de pensar se aproxima al concepto de metahistoria que hemos desarrollado en otro lugar (Chiozza.inequívocamente. en el organismo. que debe ser contextualmente formado". 3-21): "Las formas de animales y plantas son transformaciones de mensajes". su necesidad o su deseo de leche. 1966). un "principio explicativo" que explica todo lo que queremos que explique. 'cómo contar hasta siete'. por ejemplo: "Si alguien. mediante un contexto comunicativo extralingüístico. ¿es adulto o juvenil? Si es un adulto.

que como "contenido" de las formas configura el arte. o la inteligencia. intentando comprender lo cardíaco como forma y manera de la vida. Realizamos experiencias que a su vez nos permiten realizar. es decir establece que sean para la física y para ese derivado de la mano que llamamos "técnica". tal como ocurre con las palabras entendidas como parte de un código y con ese tipo de relación entre los signos que denominamos "matemática". no nos extrañará que tanto ciencia como filosofía nos conduzcan de la mano hacia la posibilidad de recuperar el sentido profundo de algunos pensamientos antiguos. posibilidad que debemos asociar. o el valor (y hasta la pertinencia) interpretable a partir de un contexto situacional informativo. por la fuerza de los actos que constituyen los motivos de las posteriores acciones. 1970a) investigamos en las fantasías específicas de lo hepático y llegamos a la conclusión de que. decir que lo anímico o la inteligencia deriva del ejercicio. o también las diferencias establecidas nos permiten explicar. para producirse. hígado y cerebro La inteligencia es una función que no puede ser concebida como un ejercicio s eparado del conjunto completo de la vida anímica. El pensamiento establece diferencias y abstrae ideas. lo hepático corresponde a la función de materializar a las ideas y que el hígado puede ser comprendido como un desarrollo endodérmico equivalente a lo que son el ojo y el cerebro como desarrollo ectodérmico. Resulta abusivo. son los órganos artífices de la noción de calidad y del tiempo que desenvuelve a la historia y al ritmo. si no fuera porque apunta hacia otras coincidencias y porque arroja cierta luz sobre algunos desequilibrios y desarmonías de la inteligencia que constituyen trágicos puntos de urgencia de nuestra época. Corazón. b) El sentimiento se vincula con el significado indirecto o "sentido". que es también la significancia. sea del cerebro o del conjunto orgánico todo. que es pálpito. en cierto modo analogías. la importancia. 1978i [1977]). después de haber recorrido un largo camino lleno de vicisitudes. ni tan ingenuos. deducible de las leyes internas de las formas que estructuran un sistema. que operen el sentimiento y la voluntad. tal como ocurre con la historia o las historias y con esa "redundancia extrasistemática" (Gombrich. sus arterias. esquemáticamente. y es razón. c) La voluntad constituye las cosas. los cuales. Explicamos diferencias. Podríamos.integrador?' '¿Dónde esta el integrador en el integrador?'. han adquirido conciencia de los repliegues que el tiempo traza en la sabiduría. La inteligencia es un resultado del pensamiento. Es más adecuado decir que lo anímico. dado que sólo constituye una aproximación forzosamente inexacta. como en una mudanza. y es diferencia) el corazón. por lo tanto.. al "rellenar" los objetos. y es acento. la voluntad separa en el conjunto de lo existente los objetos de la necesidad. Hace algunos años (Chiozza. pero no hay inteligencia sin la posibilidad de otorgar importancias o valores. Si tenemos en cuenta que la ciencia y la filosofía de hoy. Corazón. han debido ser abandonados porque no cabían en los nuevos y provisorios esquemas. pero también necesita. hígado y cerebro son respectivamente los tres epicentros de las organizaciones mesodérmica. y el sentimiento establece cómo (o "cuánto") importa eso que es. 1966). aunque por hábito continuemos haciéndolo. y de los numerosos valores que. 1963a. y es importancia. y sin poder naturalmente responder. Esta división del conjunto de lo psíquico formando trípticos que mantienen correspondencias. decíamos que si el cerebro y los sentidos son los órganos artífices de la noción de cantidad y de espacio que da lugar a la física y a la "ratio" (que es "cuenta". no son tan absurdos. lo cual deriva de la voluntad de concretar "materialmente". cualidades (adjetivos) y relaciones. podría ser también injustificada. en última instancia. endodérmica y ectodérmica. Más tarde (Chiozza. Si aceptamos que algo de lo que llamamos . El sentimiento. entre los elementos de una y otra trilogía. como parecen cuando los miramos desde la omnipotencia del positivismo. esquematizando mucho. y es período. evidentemente.. sopesa al ocio del pensamiento tanto como al negocio de la voluntad. es decir establece los recortes del mundo perceptivo que queda así trabeculado en cosas (sustantivos). Así como el pensamiento define o nomina qué es lo que importa. plantearlo de este modo: a) El pensamiento queda asociado con lo que llamamos antes "significado directo" o idiomático. y tampoco hay inteligencia si no existe la experiencia que se constituye en esa forma de saber que proviene de un haber–lo–realizado por haber–lo–querido. hígado y cerebro son tres órganos que desde antiguo se disputan la sede del alma. Reflexionando en la cuestión nos encontramos de nuevo desembocando en un tríptico. al sentimiento y los afectos. ¿Quién integra el aparato de integración? Este no puede ser aún un aparato" (Ruyer. y el sistema neurovegetativo. Comprendemos importancias que nos permiten comprender. se manifiesta en la existencia de los órganos o en su funcionamiento . Corazón. Concluíamos entonces en que: "El corazón es al tiempo lo que el ojo es al espacio". 1966).

equivaldría a la transfiguración o a la desfigur ación de una acción eficaz. nos permitieron completar algunas de las ideas aquí vertidas e integrarlas con los conceptos desarrollados en los artículos "La enfermedad de los afectos" (1975b). Pero el cerebro aislado no "ve" la parábola. La primera observación que realizamos fue que la lesión inflamatoria en el sistema nervioso central (neuroaxitis). sino también como la armonía o el desequilibrio de estas tres modalidades o maneras. 1980a) contenía el siguiente apéndice. podía ser comprendida como el producto de una excitación que. por su ubicuidad. 3 La versión publicada en Trama y figura del enfermar y del psicoanalizar (Chiozza. Algunos enfermos de esclerosis múltiple que tuvimos la oportunidad de estudiar en el Centro de Consulta Médica Weizsaecker. Correspondía a una fantasía de incendio y de cortocircuito con quemadura y fusión de sustancias aislantes y aparecía también representada mediante fotografías sobreexpuestas. lo cardíaco brinda la responsabilidad y el sentido de lo transcendente (Litvinoff. y lo hepático la capacidad de realizar el sacramento. podemos pensar que lo cerebral ofrece el significado directo de una parábola en la lectura de símbolos. Fue publicado por primera vez en la revista Eidón. el corazón aislado otorga su fe impotente a una metáfora convertida en dogma inalcanzable. privada de la configuración que permite su descarga a través de una acción eficaz. Marzo de 1980. pero el daño neuronal que puede acompañarla no se debería entonces en principio a la descarga misma. Buenos Aires. y la imposibilidad "cardíaca" de pre–sentir o pre–figurar el sentimiento como paso intermedio a la coherencia afectiva que permite una descarga motora vegetativa tolerable y suficiente (emoción) como complemento armónico de la acción eficaz. la observación de la enfermedad de un niño expuesto a una situación de "celos" intensos que desencadenaron un cuadro de convulsiones "por hipertermia". Si lema es el título o epígrafe que resume o condensa el tema al cual se consagra o dedica el argumento. hizo pensar al principio en un compromiso encefalítico. "El corazón tiene razones que la razón ignora" ( 1978f) y "Falsedad y autenticidad en la interpretación de la transferencia–contratransferencia" (1980e) sobre la enfermedad de los afectos. y dilema es la disyuntiva problemática que se crea ante la coexistencia de dos lemas en el norte de una vida. Una segunda observación nos llevó (a través de referencias en el material a "sobresaltos" cardíacos y a vivencias confusas de "espasmos" y malestares "vegetativos" acompañados de suspiros) a comprender la vinculación existente entre esta excitación desfigurada. Repetto. 2 Tal como veremos en el capítulo XII. es natural entonces que esta facultad se desempeñe con una participación cualitativamente diferenciada de los desarrollos originados en las tres hojas embrionarias y que esta participación trinitaria se manifieste no sólo como la posibilidad de reconocer tres "formas" de inteligencia. en cambio. año 7 Nº 12. actuaba desorganizando las estructuras en las cuales nacía. constituye cotidianamente nuestro más fundamental trilema3. sino a los remanentes que no han podido ser derivados hacia una acción coherente compleja o "evolucionada" y permanecen "en el aparato" o se descargan a través de esquemas configuracionales muy primitivos que equivalen a una desjerarquización del sistema. una cicatriz esclerosa equivalente a un "agujero" en la "red". con el corazón y con la cabeza. películas detenidas durante su proyección y quemadas. formación que. en primera instancia incestuosa. y el tratamiento psicoanalítico de dos pacientes con secuelas de poliomielitis. y el hígado aislado ejecuta con eficacia un sacramento transformado en rito vacío o en sacrificio inútil. 1979) en la metáfora. independientemente de sus distintas localizaciones y consecuencias. representaría entonces una especie de "válvula" para el escape de la "presión" excesiva. por ejemplo. La descarga motora epiléptica. encontramos otro apoyo para este cuestionamiento a lo afirmado por Bateson en el "mecanismo" de formación de substitutos. sólo ve en ella lo absurdo de una superstición. sobre el corazón y sobre los procesos estocásticos. cuya evolución. En lo que respecta a la religión. El suspiro. testimonia de manera fuerte."inteligencia" es un "saber cómo" que condensa todas las demás capacidades y destrezas. uno de ellos estudiado con J. que la simbolización se ejercita en la trama inconciente del organismo biológico entero. como pequeña porción prefigurada de este montante que debería conformar un afecto secundario o una acción eficaz. o árboles vacíos e interiormente secos. en las veinticuatro horas siguientes. como "placa". Notas 1 El contenido del presente capítulo pertenece a un trabajo presentado en el XI simposio del Centro de Investigación en Psicoanálisis y Medicina Psicosomática (CIMP) en enero de 1980. el hecho que sepamos de distinto modo con el hígado. (Piénsese también en los bloqueos de rama y otros trastornos en el sistema activador del músculo cardíaco). . dejando a veces en su lugar.

está todo el drama. y evolucionamos. que pocas veces se da. Que hoy podamos entendernos con alguien. la descarga desfigurada que desestructura el aparato implicado. nos diga "¿qué tal?" de un modo distinto. de la angustia. Corresponde a lo que Berne. llama una caricia primaria. a través de comprender mejor. crecemos y nos desarrollamos en un mundo donde tenemos necesidades físicas. entonces. No siempre esto sucede de un modo similar con los seres que nos rodean. alguna vez por lo menos. Darnos cuenta de que la posibilidad de entendernos jamás queda asegurada es también muy importante. es más. y permanece como una tormenta vegetativo–afectiva inefable. que equivale a un desconcierto estructural ("anatómico") cuya representación suele el corazón enfermo arrogarse. desde este punto de vista. como ocurre en las neurosis o en las psicosis). cambiamos nuestro estado de ánimo. de susto. o. . En realidad necesitamos que alguien. Mi principal ocupación ahora. cambiamos de lugar. Tal vez nos pregunte otra cosa y su pregunta nos lleve a ese instante privilegiado. Lo que denominamos "núcleo patosomático" de la personalidad. entenderse. de acuerdo con estas ideas. necesitamos hablar sobre todo con un hablar que sea decir. De ahí la respuesta. pero. o querés que te cuente". podrían ser comprendidos. en el cual sentimos que algo podemos empezar a contar. que a veces nos h acemos la ilusión de habernos entendido para sentirnos un poco aliviados. y podamos. además. A medida que cobramos conciencia de la dificultad nos damos cuenta también de la importancia que tiene entenderse. No solamente vivimos. o nuestra personalidad. constituido por un conjunto de afectos que han perdido su coherencia. disfrazado de chiste. que a veces se escucha: "bien. Es una ocupación que a uno le surge como tarea concreta cuando cobra conciencia de lo difícil que es. es decir que están desfigurados (en lugar de transfigur ados. y aunque la realidad. como un producto de la imposibilidad para configurar un sentimiento coherente que. Capítulo XI EL MALENTENDIDO 1 El tema del malentendido adquiere cada día mayor actualidad. presente en el material de uno de estos pacientes como "hipocondría". o de aquello que es peor todavía.Vale la pena integrar estas consideraciones con las que realizamos hace algunos años (1963 a ) acerca de la relación entre la situación epiléptica básica y los sueños "con sobresaltos". no significa que podamos hacerlo mañana. recibiría entonces. cuando el encuentro es auténtico el otro no necesita preguntarnos "¿qué tal?". algunos interlocutores con los cuales sentimos que podemos entendemos. Crecemos y nos desarrollamos gracias a que vivimos inmersos en un mundo de interlocución. El infarto cardíaco. permanece igual. Necesitamos poder empezar a contar. claro está. En ese "querés que te cuente". aunque más no fuera. Hay un modo de hablar en el cual el que pregunta "¿qué tal? no espera una respuesta auténtica. También necesitamos escuchar algo que de alguna manera nos llegue a conmover. en definitiva. Necesitamos hablar. Una importancia tan grande. De ahí la importancia que adquiere para cada uno de nosotros el poder encontrar. a veces retrocedemos y otras progresamos. Obstfeld y colaboradores en el Centro de Investigación en Psicoanálisis y Medicina Psicosomática (CIMP). humorística. y continuar. y el no perder. porque nada. mientras me dirijo a ustedes. protegiera al sujeto del dolor. sentir que. No sucede a menudo. los trabajos inéditos sobre epilepsia presentados en junio de 1973 y octubre de 1975 por E. bajo la forma de miedo. en su teoría de los juegos que jugamos. o la angina de pecho. es tratar de que lleguemos a entendernos. en la vida. Cambiamos nuestro modo de ser. crecemos. y de pronto nos encontramos distantes de aquellos con quienes hasta ayer nos sentíamos íntimamente comunicados. ni pudo llegar a ser vegetativamente prefigurada en afecto primario. En ese empezar a contar solemos entender un poco mejor que nos pasa. para que podamos contestarle como nos sentimos de veras. Suele decirse que no sólo de pan vive el hombre. el aporte de la excitación que no pudo ser descargada (a través de una "figura" o patrón de conducta coherente) en acción eficaz.

Se cuenta que un día los hombres se juntaron en Babel. a pesar de que nos damos cuenta. que disponer que ya no hablarán todos en la misma lengua. llegaría a provocarles un efecto humorístico. (podría intentarlo con la de la psicoterapia. porque tenemos "el oído hecho" a ellas. de un modo burdo. Pero si digo "¡cuidado!". y se dice menos. Tal vez haya llegado el momento. Esto dicho "mal y pronto" constituye el Mito de la Torre de Babel. vivimos precisamente en una época en donde cada vez se habla más. de la enorme importancia que la palabra tiene. los discursos vacíos. y empezaron a construir una torre tan alta que llegaría al cielo. sobre lo cual ahora hay que tener cuidado. tercero. nos los representan. en el presente. precisamente la representación de esa persona. que es la mía y que de alguna manera conozco mejor) la coincidencia con lo que han oído tantas veces. segundo. basta abrir un periódico y leer algún tipo de crónica. y. y. se pusieron de acuerdo. sin esos signos de admiración que son elementos de un código que cambia el sentido. representó la posibilidad de adquirir distintos puntos de vista. y el caos de comunicación al cual hoy aludimos con el nombre "Torre de Babel". la palabra "cuidado" evoca la representación de un conjunto de precauciones que. y sobre la cual alguna cosa más adelante diremos) siga igual. la palabra. acerca del cual se espera que a continuación diga algo. Así habrían nacido los distintos idiomas. solemos sentimos mejor. como lo hace el que señala algún peligro actual. se publica más. El edecán. el territorio y la nación que sentimos como propios. simboliza al presidente que representa. Por otro lado. no encontró medio mejor. y que tiene la función de evocarlo para decir algo de él. Por ejemplo. de decir dos palabras acerca de lo que significa hablar. esto no significa necesariamente que nos pasemos el día diciendo. Freud. Si digo "hay que tener cuidado con lo que se dice". si me propusiera en este momento decirles a ustedes. funcione como el signo indicador de una particular presencia. Nos encontramos ahora frente a la alternativa entre considerar que tener distintas lenguas sólo fue una desgracia o. si le prestamos a esto atención. por el contrario. mesiánica. se escribe más. Quienes nos dedicamos a la psicoterapia usamos. un discurso vacío. que la información se repite innecesariamente. La palabra "cuidado". sintiendo que esto era un pecado de soberbia. por lo cual Dios. y al mismo tiempo arrogante. en lugar de funcionar como el símbolo que representa a un ausente. que información no es significado (la guía telefónica está llena de información pero contiene muy poco significado). habrá que poner en juego en el momento oportuno. o de noticia. Vivimos una época en donde abundan. Claro está que también puedo usar el lenguaje de otro modo en el cual la palabra. otro ejemplo. juntas. caen muy bien y nos dan la ilusión de que algo se dice. en el discurso habitual. que a veces no contiene información ni significado. cada vez mejor. que no sabemos bien qué es. y las palabras son símbolos. son elementos identificables que se refieren o aluden a otros elementos. porque casi siempre el "contar" significa a la realidad de manera distinta. Nos hacen acordar de esos otros elementos. todo el mundo se pregunta "¿qué pasa?". y son ubicuos. pasado un primer momento de desconcierto. y nos damos cuenta muy rápidamente de que este instrumento es un instrumento difícil de manejar. . de acuerdo con lo que digo. Aunque nos pasemos el día hablando. La patria en este caso es un concepto y al mismo tiempo es otro símbolo de un otro existente. Fundamentalmente. Si en este momento pronunciara la palabra "Freud". es un símbolo que representa a un ausente. por lo tanto. mantener diferencias que tenemos que aprender a tolerar y resolver.(la llamada realidad. Hablar es usar palabras. la bandera es un símbolo de la patria. en cualquier jerga que sea. con signos de admiración. evocaría en quienes me escuchan. La palabra "¡cuidado!" con signos de admiración. Los símbolos. para darse cuenta de varias cosas: primero. sino sencillamente un conjunto de palabras que. para dificultar esta obra gigantesca. antes de pasar a ocuparnos del malentendido. Desgraciadamente. un símbolo es el representante de un ausente. como instrumento. es una palabra signo. En ese discurso la palabra "Freud" es un símbolo que representa a un ausente. en este caso palabras. Tanto es así que.

en lingüística. Una corriente de pensamiento. ya que nuestra percepción.Vivimos bastante confortablemente en un mundo de objetos. decidiremos llamar territorio. En algún punto de ese interminable camino comenzaremos a creer en un mapa al cual. acertadamente la mayoría de las veces. que acabamos de exponer. en el teatro. pierde por completo esa apariencia. Si su secretaria ve el abrigo asume. que el jefe está presente. y descarga el revólver sobre ese sombrero. La posición opuesta. "nadie ha visto jamás una naranja". porque. en realidad. el símbolo (sombrero) que debería representar a una ausencia (la ausencia del cowboy que no se ve) se usa erróneamente como signo indicador de una particular presencia. De este portafolio. dado que no existen medias naranjas en nuestro mundo. y que así se constituyen las distintas lenguas. en primera instancia. Media naranja es un signo que indica la presencia de una naranja completa. aquello a lo cual se refiere). Dado que el signo nunca es el objeto completo y dado que la función indicadora tiene sentido porque sólo se percibe el signo indicador (como es el caso del anillo violeta que produce en la orina el licor de Pheling cuando existe glucosuria). por lo tanto. entre signo y símbolo. Podría quizás decirse que las dos cosas suceden simultáneamente. que parece una cosa de perogrullo. por esa misma razón. cuando vemos media naranja suponemos. cuando el jefe llega a su oficina. también los psicoanalistas tenemos algo que decir al respecto. En este caso. Si así sucede con la "simple" percepción de un objeto con m ayor razón ocurrirá durante la construcción de ese enorme sistema conceptual que es nuestro mapa de la realidad. para lograr su cometido. no pudo sostenerse con buenos argumentos. habitualmente hay un cowboy. veo ahora. también. Un cowboy ve el sombrero de otro que emerge detrás de una roca. Imaginemos una situación levemente distinta: todos los días. oscurecemos la clara distinción. Si hubiese sucedido que alguien hubiese cortado. nos hace ver una esfera completa donde sólo hay media. porque cuando comprendemos de que manera vemos una naranja. Ejemplos como estos muestran sin lugar a dudas que percibir es siempre inter pretar. pero que en cada caso elegimos en cual de las dos creer. debe guiarse por el principio estadístico de lo que generalmente ocurre. cuelga su abrigo en el perchero. un pedazo importante de esa parte de atrás. pero sin embargo el mecanismo es el mismo. una vez que se descubre que la cadena continúa en lo inconciente. es importantísimo desde el punto de vista conceptual. por su sonido. mapa que siempre es un mapa de un mapa. Por la misma razón un ilusionista. Sin embargo. pero." Lo que llamamos percepción objetiva. y la mayoría de los lingüistas optaron por la escuela convencionalista. sólo un pedazo. . todo lo que podemos hacer es ver media naranja e imaginar la otra mitad Así percibimos una naranja completa. Para percibir cualquier objeto es. sin que yo lo supiera. La trampa se apoya en que debajo de un sombrero asomando tras una roca que oculta al conjunto. y lo que muchas veces parece convencional y arbitrario en la conciencia. sostiene que la relación entre un símbolo y su referente (entre la palabra y aquello que designa) es convencional y arbitraria. imprescindible "interpretarlo". lo que suele llamarse "una percepción objetiva. por ejemplo. No solemos llamar percepción a este tipo de asunción. para descubrir más tarde que el sombrero estaba sobre la punta de una rama y el dueño del sombrero ya no estaba allí. Ortega y Gasset decía. Esto. que en un determinado tiempo se apoyó en lo que se llama onomatopeya (es decir que la palabra de algún modo remeda. lo cual equivale a decir que. y que no existe. media naranja es un símbolo que representa la ausencia de la otra mitad. percibir es simbolizar. en última instancia. Tal vez sea necesario insistir un poco en la trascendencia que esto tiene. que estamos en presencia de una naranja completa. es forzoso concluir en que para indicar una presencia hay que repr esentar (simbolizar) una ausencia. es nada más que una percepción razonablemente compartida por un gran consenso. porque investigamos lo inconciente. pero sé que el otro pedazo está detrás. La trampa y el truco recurren. desde este punto de vista. aún sin verlo. hasta que empezamos a interrogarnos acerca de "qué son" estos objetos que tan confortablemente nos rodean. a la generación de situaciones insólitas. yo creería todavía estar viendo el portafolio completo. que muy a menudo se apoya en esto para realizar su truco. que conozco bien. para funcionar adecuadamente. y que tengo frente a mi.

y aquí empezamos con la dificultad. Los españoles llaman "cerilla" a ese pequeño instrumento para encender el fuego que nosotros. no es porque pensamos que ha desaparecido la cadena causal. en lugar de decir "vache"? Este episodio produce un efecto humorístico. si digo "fósforo". Estas relaciones que aluden al vínculo de los roles materno y paterno con las funciones introyectiva y proyectiva se mantienen en distintas lenguas. la palabra "papá". se nos ha perdido en lo inconciente la unión natural que existe entre la palabra y el referente que designa. como ocurre con la ruleta. Se trata. con su espíritu práctico y combativo. nunca literales. No pretendemos sostener que esta interpretación imaginaria acerca de las razones que sostienen los diferentes nombres es verdadera. Importa en cambio comprender que tales diferencias se originan en razones que. Una ruleta de un casino está montada sobre rulemanes y además no tiene una simple aguja indicadora. Cuando a esto lo llamamos azar. En una obra de Mark Twain. Es imposible negar que nos encontramos frente a un tipo particular de relación entre el símbolo y el referente. sin embargo no todos piensan hoy de este modo. del proceso por el cual un signo natural deviene símbolo. y sin embargo no es posible creer que no la haya. vinculada por su origen con la palabra "mamar". el mismo para todas las lenguas)? Podemos muy bien suponer que las diferencias de carácter entre los distintos pueblos. suelen decir "como siempre" (However). como una palabra completa. con el sentido de "sin embargo" "comunque" que. serán similares a las que hemos rápidamente imaginado. dice al personaje principal: "¿por qué un francés si quiere decir "cow" (es decir 'vaca') no lo dice. que los italianos lo denominan fiammifero. Hemos ejemplificado con el fósforo que la relación entre un símbolo y su referente no es "convencional y arbitraria". que los ingleses. los han llevado a experimentar su relación con ese instrumento de un modo diverso. Pero. llamamos fósforo Los italianos lo llaman fiammifero. ¿Cuál es la relación entre estos símbolos palabra y su referente (ese pequeño instrumento que es. que es una especie de contienda. ponen el acento en la luz y le llaman "allumette". no existe una relación . para decir "sin embargo". como "geosinclinal". designan una parte del "fósforo" que se arroga la representación del todo. Por razones como estas durante muchos años se pensó que las traducciones tenían que ser traducciones de sentido. los franceses allumette. sino porque sencillamente no es posible mantenerla en la conciencia. como lo produce el preguntar porque los ingleses. han puesto el acento sobre la cera. una parte natural de aquello a lo cual hacen referencia. ¡oh casualidad!. todas ellas. ya que no se debe dividir arbitrariamente aquello que. quizás por ser "iluministas". Podemos imaginar que los españoles. se vincula al escupir y es decididamente proyectiva. y los alemanes streichholz". sonoramente muy parecida. En este punto es donde suele sostenerse que.Imaginemos ahora una ruleta de kermesse. también quiere decir "como siempre". sino una bolita que salta con trayectorias muy difíciles de prever. es francamente introyectiva. específica. tal vez con su historia. si la relación no es "convencional y arbitraria" es. y que los franceses. han puesto el acento en el encuentro entre el fósforo y el lugar donde se frota y lo designan match. Algo similar ocurre con los símbolos. En una línea de pensamiento equivalente a la que sustenta las traducciones "de sentido" "however" no significa "como siempre". ya que. Esas ruletas rudimentarias nos dan el claro ejemplo de que lo que llamamos azar (o arbitrariedad) no es otra cosa que la imposibilidad de calcular bien el impulso que se le aplica a la rueda para obtener el resultado final. los ingleses match. Es fácil decir que palabras como "mamá" y "papá" son onomatopéyicas y. A pesar de este argumento su bsiste el hecho incontrovertible de que los italianos dicen. por ejemplo. por lo tanto. ha pasado a significar "sin embargo". en cambio. porque las diferentes palabras que usamos en distintos idiomas para nombrar al fósforo. Aquí. pero no sucede lo mismo cuando se trata de una palabra. Veamos otro ejemplo. en distintos idiomas. dado que un mismo referente es designado. por lo tanto. en cambio. saben a que me refiero. tal vez por su tradición religiosa. un negro norteamericano a quien están enseñándole francés. y le llaman "cerilla". una vez establecidas de modo convincente. en la Argentina. con distintas palabras. La palabra "mamá". porque tal vez su carácter pasional los lleve a poner el acento en la llama. afín a los cirios de la iglesia. Nos encontramos aquí con un ejemplo privilegiado de una gran polémica.

es posible todavía decir algo sin que afecte a lo anterior" y de esta frase más grande se sacaron varias. se sacó el "como siempre" (el "comunque" italiano y el "however" inglés). en un restaurante español. No solamente no lo ve de la misma manera. Vamos a introducirnos ahora un poco más en el problema del malentendido. Salvo que los españoles sufrieran una influencia cultural muy intensa. al ejemplo de "sin embargo". además. es decir que. En esta historia de la relación entre los símbolos y su referente. y entonces ya ingresamos en uno de los ejemplos más claros del malentendido. es muy probable que sus fósforos sean en verdad cerillas. se ve con clari dad que. prepara una torta de chocolate con fresas y que envía la receta de esta torta a dos sucursales. y si protesta le dirán que le han traído exactamente lo que ha pedido. que los españoles y que los italianos. Es muy fácil pensar que con el tiempo la torta de fresas con chocolate de Austria. su relación con un fósforo. Pensemos ahora que en una clase de psicoterapia psicoanalítica se reparte una hoja para que todos los alumnos rindan una prueba escrita sobre un solo concepto: el Complejo de Edipo. tal como se comprueba cuando se intenta traducir desde un idioma a otro. se fabrique con más fresas en Francia y con más chocolate en Italia. y a emociones. Más allá de con cuánta fortuna o infortunio se pueda escribir esa página. porque nosotros decimos "todavía" para significar algo diferente. Se comprende mejor a que me refiero si imaginamos que un alemán busca.específica entre el referente y el símbolo. así como es muy probable que los fósforos alemanes sean en verdad de madera. en el fondo. Sin embargo. ¿Cómo es posible entonces que para decir esto. si estamos de acuerdo en que los franceses experimentan de un modo distinto que los ingleses. pero creo que no es así si se profundiza en el sentido. son símbolos. Se comprenderá entonces también de dónde surge ya la primera razón del malentendido. una en Francia y otra en Italia. pero sobre la mayoría de los conceptos no. no lo afecta. también estamos diciendo que. literalmente. se le ocurre usar un fósforo para ese fin. algún mondadientes. y que. ellos mismos. por detrás de unos pocos espacios comunes. ya que cada vida es un mundo que. Volviendo. Demás está decir que esta situación. ¿No creen que se sentirá defraudado si le traen una cerilla? Imaginemos que una confitería. que hemos ejemplificado y descripto en el pasaje de uno a otro idioma. se llame torta de chocolate en Italia y torta de fresas en Francia y que. podemos imaginar que la palabra "sin embargo". Afortunadamente sobre el concepto de triángulo es muy fácil ponerse de acuerdo. acumula un acervo de experiencias que se organizan de un modo que se parece mucho a un idioma propio. a los ingleses se les ocurra decir "como siempre"? Es que yo supongo que la palabra "como siempre" ( however) es un pedazo de una frase más grande. Esto da pie para que se piense que la relación es arbitraria. que solemos llamar las cosas de fondo. que los alemanes. sino que podemos pensar que tie nde a construirlo de un modo distinto. muy rápidamente. existe un elevado grado de especificidad entre las palabras y los conceptos a los cuales aluden. Se trata de la situación del alemán que pide una cerilla creyendo que le traerán un streichholz. Los símbolos fundamentales se refieren a objetos. más allá de la que ha sido creada por una convención. por lo cual pide un streichholz. lo cual a veces sucede. en Austria. La palabra triángulo refiere a un concepto creado y construido a partir de la experiencia de haber percibido muchos triángulos. a conceptos. literalmente. Imaginemos también que a los italianos les gusta más el chocolate que las fresas y a los franceses les gustan más las fresas que el chocolate. que vendría a significar algo así: "como siempre ocurre. Parece absurdo el que los italianos digan "todavía" para decir "sin embargo". Esto se ve mejor aún cuando nos referimos a conceptos. significa "lo que voy a decir ahora no embarga a lo que dije antes" es decir. la lectura de todas nos mostrará que. vamos a encontrar muchas distintas aún entre las cosas que llamamos de fondo. se sacó también el "tuttavia" italiano (similar al "anyway" inglés) que quiere decir. pero esta relación se altera cuando cambiamos de idioma. así como podemos encontrar en ellas cosas iguales. ninguno de ellos se encuentra con el mismo tipo de fósforo. impregna el conjunto entero de la comunicación humana. y haber encontrado en todos ellos algo de común. tan claro. pero recordemos ahora lo que dijimos antes. cuando pertenecen a una misma lengua. entonces. "todavía" y se usa para significar "sin embargo". que los objetos que percibimos son interpretaciones. como no lo encuentra. .

eso que dice es. es tan distinta de la que escribe el que está sentado al lado. un enunciado. son las emociones. Es decir. o conceptos. como el de la medallita. una media palabra. el único que paga derecho de aduana. para modificar nuestras emociones. en medio de una conferencia. y seguimos de largo. Símbolo es aquello que sólo funciona cuando el que lo dice se dirige a un oyente que tiene lo que "hace falta". no es la frase ni la oración. que el diccionario testimonia. pero el miedo es real. es en sí misma significativa. Un símbolo es una conjunción significativa. y que si carecemos de esa media palabra corramos el riesgo de no entendernos jamás. Tener plena conciencia de esta dificultad. En otras palabras. en el caso contrario decimos que se trata de una insignificancia. Cabe recordar aquí que la palabra "bárbaro" significa "bruto". es el enunciado. con la palabra "enunciado" a una totalidad qu e. y si queremos hablar es. El tráfico mental por excelencia. por más palabras que usemos o. Es decir que cuando un significado adquiere significancia.. la experiencia no sólo nos muestra que a veces se consigue. pero fundamentalmente se refiere a "aquel cuya lengua no se entiende". será pues progresar en el camino de nuestra indagación y evolución afectiva. nunca vivimos exactamente las mismas experiencias. como sucede con la torta de chocolate. Podemos comprender entonces que la Torre de Babel. Freud decía que el motivo verdadero de la represión es impedir el desarrollo de un afecto penoso. Se trata de una contraseña de la cual cada uno de nosotros tiene la mitad. cuando soñamos con ladrones. es lo que solemos denominar sobrentendido. de la cual a veces carecemos. Suena a paradoja que la única manera que tenemos de entendernos sea con la mitad de las palabras. pero son fundamentales y les damos importancia porque comprometen afectos. La emociones son lo único que en el fondo nos importa. en realidad. en su contexto. Existe una especie de medallitas. cualidades. como lo es el signo. no siempre uno puede entenderse bien. sólo lo haremos en virtud de esa finalidad ulterior. y otra cantidad de signos igualmente incomprensibles en la otra. en cada uno de ellos. Esto pasa con los conceptos. Decimos que las ideas son fundamentales. en última instancia. Justamente con las emociones. Esto podría ejemplificarse diciendo que no existen dos narices exactamente iguales. no es una señal. peor aún. designo aquí. Como lo que el hablar efectivamente dice no sólo depende del hablante sino . y cuando decimos "nariz" sabemos que no hablamos de una oreja. Sin embargo hay algo que tienen las narices que no tienen las orejas. lo cual demuestra que la soledad nacida de la incomprensión suele generar hostilidad. corramos el riesgo de ingresar en un malentendido. entendernos. a partir de un malentendido inicial. El referente privilegiado de cualquier discurso será entonces. el testimonio de una penosa soledad. encontrarnos. y cuando por lo menos uno de ellos no tiene conciencia de esa diferencia. por ejemplo. se puede leer. Cada uno entenderá su "hojita". aunque hablemos de objetos. esa misma que. en el uso que le doy al término. no es una seña. el afecto y. como la etimología lo muestra. en lo que a los afectos se refiere. acciones. con los objetos y con las emociones. no es una marca. represente. un sobrentendido diferente. rápidamente decimos: "situación edípica". sino también que la mayoría de las veces hablamos precisamente con esa intención. en el terreno del lenguaje hablado. es porque compromete un afecto. Demás está decir que los sobrentendidos provienen de las experiencias previas. símbolo del hablar sin entenderse. Pues bien. de manera explícita o implícita. por ese efecto que sucede con las imágenes del cine. movimientos.Podemos entonces hacernos una idea de lo que puede llegar a suceder cuando. dentro de la cual vivimos inmersos. Cuando se hacen girar rápidamente y se miran. a pesar de que hable mucho. un símbolo. con la coincidencia de las dos mitades. Más allá de las posiciones de distintas escuelas lingüíst icas. y con el fósforo. pero cuando el hablar dice. La unidad elemental de todo discurso no es la palabra. Al fin y al cabo un malentendido entre dos sujetos ocurre cuando opera. en realidad es una contraseña. Comunicarnos. con una cantidad de signos incomprensibles en una de sus caras. escrita. Si bien es cierto que. puede ayudarnos a lograrlo mejor. y que. "te quiero". Esa media palabra. y también que. y tenemos miedo. los ladrones podrán se imaginarios. cantidades. un símbolo es siempre. y sin necesidad de otro complemento. es posible hablar sin decir. un emblema que se constituye.

o a muchísimos interlocutores. Los grandes escritores. que procura disminuir el dolor que produce lo que hace falta decir. se le habría contestado de una manera absurda. por ejemplo. el enunciado se logra cuando ambos se encuentran de manera acertada. pues. aumenta demasiado la magnitud de la pena y genera una ruptura de la comunicación. en cambio. la pena que ocasiona.también del interprete. Es evidente que la frase. aunque haga falta. bastante usada. y un discurso "secreto". Cae de su propio peso que cuando crece el número de interlocutores crece la posibilidad de generar malentendidos. El problema del significado directo e indirecto. Comenzamos diciendo que necesitamos y deseamos encontrarnos con los demás. rigiéndose por el sentido directo. Este tema nos conduce a otro que es fundamental para el problema del malentendido. porque cada uno cree que significan aquello con lo cual está de acuerdo. de manera clara y manifiesta. Si alguien dijera. y es precisamente en este punto en donde nace un arte del decir. El sentido indirecto requiere. de un discurso público. y otro que no vale. cosas que siempre caen muy bien. para el cual elegimos. de una manera indirecta. y el Caribdis de un decir que. en ese contexto. a muchos interlocutores. para llegar al interlocutor desconocido y lejano. y que al mismo tiempo no han sido víctimas de su época. Cuando se trata. pensamos. un discurso privado. en el cual lo que decimos sólo puede ser comprendido cuando se comparten las contraseñas. de un hablar que busca convocar una emoción que ha perdido su camino de palabras. Es obvio que un discurso secreto. y atravesar la aduana. que nunca significa lo importante. debemos guiarnos por nuestro conocimiento de los puntos comunes que forman consenso. aún suponiendo que sean verdades. por decirlo de algún modo. de un hablar que adquiere. una . los interlocutores que comparten con nosotros los mismos sobrentendidos. y algunas de las cosas que sentimos nos hacen sufrir. y que no vale la pena. porque cuando nos encontramos sentimos. la apariencia de un decir. y un discurso secreto. es hablar sin decir nada que no sea archicompartido. además de reír. que se supone más cortés. No cabe duda entonces que para poder decir bien lo que hace falta es necesario percibir al interlocutor y comprender sus sentimientos. En este caso ya no se trata de decir lo archisabido. Es que cuando se elige decir lo que hace falta el encuentro puede ser violento. significa. pedí un vaso de agua para mi". y compartir afectos. Frente al Quijote todos somos tontos cuando sólo nos reímos. ¡Pero las cosas archicompartidas. Pero debemos agregar ahora que el encuentro tiene sus peligros. "¿me podrías pedir un vaso de agua?" y se le contestara "sí". También existe un discurso "privado". ¿Por qué usé hace un momento. "por favor. ficticiamente. de manera que pueden ser leídos a diferentes niveles. y el riesgo del malentendido aumenta más aún. la expresión "no tener problemas"?. tiene que viajar públicamente. Tenemos entonces un discurso público. ¿En donde reside entonces la posibilidad de los discursos públicos? La primera y la más pusilánime de las soluciones para evitar malentendidos. y sabios cuando. Se dice del Quijote que hace reír a los tontos y hace pensar a los sabios. son precisamente aquellas que no hace falta decir! Una de las "mejores" maneras de no tener problemas en los discursos públicos es decir cosas cuya estructura formal funciona bien. como si se tratara de un mensaje que sólo puede ser descubierto cuando se parte de una acuerdo básico. un discurso secreto en un discurso público valioso. que han perdurado. Entre ambos escollos se encuentran las aguas navegables de un decir hasta el punto en que se puede escuchar. Un discurso con uno o con muy pocos interlocutores nos permite saber mejor con quien hablamos. Se trata entonces de la capacidad de elegir con acierto entre un dolor que vale. se trata de una hablar sin decir. La dificultad transcurre entonces entre el Escila de un decir que no hace falta. El enunciado de un discurso puede ser dirigido a un interlocutor. Esta situación llega a su colmo cuando el acuerdo multitudinario ha perdido por completo el primitivo referente y ya no va más allá de un acuerdo sobre las palabras mismas. han tenido la capacidad de "esconder". sin hacer nada.

La resistencia no siempre es una cosa mala. Características de la primera forma es decir cosas ciertas de modo directo. en nuestros días. son la contrainvestidura y el retiro de la investidura preconciente. que se constituye como un orden jerárquico en la significancia. No estamos de acuerdo con respecto a cuáles son los valores. fuente de la ética y de la moral. Su respuesta parece convincente. Cuando hablamos. Una que es decir cosas que no vienen al caso. a su vez. la otra es decir lo que hace falta decir. en las cuales la enunciación indirecta. más sutiles. La posibilidad de buscar un sentido indirecto en el directo conduce. se convierte entonces en una materia opinable. La ética. ya que una vez constituida la conciencia nada puede entrar en ella sino es por mediación de un socio que a ella pertenece. ¿Qué papel desempeña entonces. La dificultad no reside sin embargo en las interpretaciones indirectas que forman parte de los diálogos habituales. habitualmente. resistir. y aunque digamos cosas ciertas. . la primera consiste en usar una idea para tapar a otra. Esa ambigüedad puede buscarse para sostener la irresponsabilidad del hablante o también como un intento de atemperar la intolerancia del oyente. No es un secreto que. y debe cesar cuando se restablece la congruencia. una vez completo el enunciado surge en su ánimo la expresión "¡ah!". sino en interpretar las situaciones. tal como lo hemos definido aquí. y los valores. desistir. compartido por un conjunto humano. Nadie concurre a la cirugía estética para que cambie completamente su cara. y también que lo que llamamos interpretación psicoanalítica se origina dentro de esos parámetros. al punto que cuando aprend emos un idioma diferente del nuestro solemos confundirnos. generalmente improvisada y no siempre conciente. y que nos especialicemos en hablar tratando de decir lo menos posible. lo que cualifica el instante que se está viviendo y conduce a lo que llamamos encuentro. Características de la segunda es decir acertadamente y de modo indirecto. Esto podemos ejemplificarlo pensando que el que escucha nuestro discurso se pregunta continuamente "¿y?" hasta que. pero no logramos creer en su vigencia y funcionan como nombres vacíos de sentido. pero debemos aclarar ahora que hay dos formas esquemáticas del decir. Muchas veces intentamos usarlos. lo que tiene significancia. no se comprende el sentido de nuestro hablar hasta que no se alcance esa unidad elemental de la significación que hemos llamado enunciado. es lo que se dice. y cada cual se ve forzado a formarse una distinta por su cuenta y riesgo. Hemos perdido fe en los valores de antaño. y hemos aprendido. No debe sorprendernos entonces que nuestro hablar sea una hablar difícil. la interpretación debe comenzar cuando exista una incoherencia en el sentido. en principio. son formas diferentes de existir que no son buenas ni malas en sí mismas. retocar un poco su nariz. se constituyen. es decir una crisis de valores. vivimos inmersos en una crisis axiológica. la segunda equivale a un retiro de colaboración. a partir de las importancias que asignamos a las cosas y a sus circunstancias. consistir. sólo pretende en principio. ¿Cuando y hasta donde es necesario cambiar? esto es difícil saberlo. procura generar ambigüedad. que ya no "funcionan" bien. Las importancias derivan de los afectos. llegamos a la conclusión de que la interpretación acertada del sentido indirecto es el centro de toda interlocución bien lograda. a defender lo que somos. El enunciado. al tener que decidir hasta cuando interpretar. Las dos maneras clásicas de la resistencia vistas desde la metapsicología fre udiana. insistir. Si tenemos en cuenta que lo que hace falta decir es lo único importante. el malentendido en la interlocución y en la psicoterapia? Para decirlo en dos palabras digamos que habitualmente funciona como una forma de resistirse a un cambio. como lo ha señalado Todorov.interpretación más compleja que el sentido directo.

para renunciar tengo que esperar a terminar con el balance". no se resuelve dentro del sistema en el cual ha sido creada. El malentendido es una discordancia de sentido que no es indiferente. sea error o sea mentira. Debemos agregar todavía algo esencial. no sólo lo ama. Volviendo al ejemplo ant erior podría ser que el paciente pensara: "usted tiene razón. sino que también lo odia. pero también ocurren en la interlocución entre personas. con la cual procuro evitar el disgusto que me produce lo que oigo. Este modo justifica mi rechazo de lo que estoy oyendo. pero que no puede anularse. existen dos formas esenciales. Podría tratarse de un paciente que. durante las horas de trabajo. El Complejo de Edipo corresponde a una situación que está muy bien narrada en la leyenda de Sófocles. se construye a los fines de "hacer algo" con ella. inadmisible. El hecho de que el significado atribuido sea peor o mejor que el significado original malentendido no hace a la cuestión. La segunda forma del malentendido consiste en pensar que me han dicho exactamente lo contrario. y en las discusiones científicas. En el ejemplo anterior correspondería a que el paciente dijera: "así que usted no quiere que renuncie". de lo que pienso yo. a la sesión siguiente. quedamos atrapados en ese desencuentro. ha tenido un cambio de palabras con su jefe y esta pensando en renunciar. vinculado simbólicamente con los procesos de materialización. En cuanto la falacia. aunque se trate de algo que ignoro y que necesito saber. suele ser el hígado. ya que los procesos exitosos tienden a automatizarse como repeticiones inmodificadas. Por supuesto que la paradoja. La primera forma del malentendido. por el contrario "afecta" como un sentir diferente. Esas tres formas de malentendido suceden frente a la interpretación psicoanalítica. del cual hemos dicho que proviene de un límite inevitable. y pensara: "no me tengo que someter. y que luego. sin embargo. tengo que renunciar". fuera de la psicoterapia. cuando en la sesión psicoanalítica su psicoterapeuta le interpreta. puede a veces tomar la forma "cerebral" de la par adoja o la forma "hepática" de la falacia. por el hecho de que la falacia. Freud escribió que el niño recibe un mensaje contradictorio. Se trata de un límite que puede ser desplazado. y ante la sorpresa del psicoanalista. Cuando no podemos cortar el nudo gordiano. inevitable. Refiriéndose a esa situación. ambivalentemente.El malentendido parece ser el equivalente metahistórico de lo que. (aludiendo indirectamente a una situación transferencial similar) que se ha peleado porque se siente humillado frente a sus dificultades para terminar el balance encomendado. y por esta razón. metapsicológicamente llamamos resistencia o represión. es pensar que me han dicho lo mismo que yo ya pensaba. bien o mal intencionada se asocia con un acto de la voluntad. es una mentira que surge de nuestra necesidad de deformar una verdad a los fines de satisfacer un deseo. tendenciosa o intencional. por rivalidad. el que suele representarla. La tercera forma es atribuir a lo que oigo un significado nuevo. como forma de desencuentro. la mentira. un empleado o un hijo "obedece" la letra de una ley "a reglamento" traicionando su espíritu. es un error que surge de la existencia de un límite en nuestra capacidad de conocer. pero distinto también del significado que posee lo que acabo de oír. distinto de lo que yo pensaba. Podría suceder entonces que. La otra. se trata de un conocimiento que esta siendo usado en el vivir actual. En ambos casos. mientras que el error. una . El niño desea genitalmente a su madre y siente que su padre se opone. como lo mostró muy bien Gödel. a quien ama y a quien también odia. Una. y al crecer se encuentra con que necesita identificarse con el padre. Constituye un desencuentro en un terreno que suele quedar representado por el corazón. y más allá de su valor positivo o negativo. el paciente dijera: "me alivió el que usted pensara como yo y renuncié a mi empleo". y pasar por encima de la paradoja. ya que la ciencia tiene también su propia Torre de Babel. por lo cual. sino que. pragmática. prefiere creer que el psicoanalista piensa como él. es la vía privilegiada del aprendizaje. Ese desencuentro. El terreno de la paradoja se alcanza cuando un ciudadano. El niño crece dentro de esta situación triangular. hasta un punto que llega al parricidio o filicidio.

como es la madre del hijo. ¿no es cierto? Cuando uno. Lo cual tiene mucha redundancia extrasistémica. Bueno. no me he acostado con la mía". "El cuervo".. ¿Por qué? Porque justamente. voy a decirles lo que pienso del verso. si escribo una poesía en la cual quiero decir que las ranas croan en la laguna. transformación y cambio. digo: "bueno. con o sin ayuda de la psicoterapia que puede catalizar el proceso. yo dije que lo diría". Redundancia extrasistémica quiere decir que el sentido. Lo estoy diciendo. el elemento comunicativo artístico va más allá del elemento primario del código. Pero en realidad no es así. Cuando traigo este ejemplo recurro a un concepto muy discutido. pero al mismo tiempo no debes ser como tu padre. es un acto de prudencia. Pero la paradoja se deshace si descubrimos la falacia que la sustenta. Esto es poesía. pero que estimo indudable. desarrollo de la inteligencia.paradoja: "debes ser como tu padre. etc. Por ejemplo. nos dice: "he entendido perfectamente. pero no es la madre del padre. lo que pasa con la poesía de Poe. porque te está prohibido acostarte con tu madre". Apéndice Me preguntan qué función cumple el verso. maduración. en realidad se llena de una curiosidad creciente que encuentra. marcha en esa dirección.. enriqueciendo nuestro sistema simbólico. Que hay vocales oscuras. en una novela. puedo hacerlo con palabras que suenan como "croar". dice que llueve. la mujer es la misma. si me dicen que está mal. como la "o" y la "u". Cuando de veras se entiende no hace falta hacer nada. o un amigo. por así decir. y si no tendría que decirlo como Bécquer: "poesía eres tú". evolución. admitamos el hecho. frecuente. tienen todas ellas lo que se llama una redundancia extrasistémica. .. El verso. estoy diciendo pero prefiero afirmar que yo diría si realmente me atreviera. Es decir que nos vemos precisados. no es el mismo. y vocales claras que son la "a". en realidad. y ahora lo digo en inglés: " the raven said never more". en castellano. La lengua está llena de estos elementos. Para salir de esta falacia hemos tenido que hacer más profundo nuestro pensamiento. él se acuesta con la madre y el hijo no. Aparentemente el padre tiene un privilegio sobre el hijo. del nunca más del cuervo negro. por ejemplo. y de ver a Eleonora. que desde el punto de vista material es la misma mujer. en realidad "dice" pero finge que "diría". no debes hacer todo lo que él hace. en la noche. y las otras formas del arte. pone el oído atento a este asunto. redunda desde afuera del sistema. así como yo. y la identificación puede ser completa. con un objeto en un rol funcionalmente distinto. Me preguntan por qué suele decirse "yo diría tal cosa" cuando se la está diciendo. Por el contrario. la posibilidad de hacer crecer el sistema simbólico que uno usa. porque ya se es otro. a hablar de lo tétrico. porque me parece muy importante a pesar que toma en cierto modo un camino lateral. la poesía nos dice "nunca más" con una vocal tan clara que nunca será como la tan tétrica de "never more". yo. No debemos engañarnos entonces. aparte de divertirse. en donde nos despedimos del futuro. que desde el punto de vista psíquico. Por eso un crítico literario ha podido escribir que cuando Simenón. Lo que llamamos progreso. por así decir.. la poesía. de continuar apresados en el malentendido.. Hay veces en que un paciente. ampliando el sentido y organizándolo en un orden jerárquico. no cumple la misma función frente al padre y al hijo. Esto muchas veces permanece inconciente. precisamente una identificación completa con el padre que no ha cometido el incesto lleva a que el hijo no lo cometa. la "e" y la "i". redunda desde afuera de este sistema. tu padre. Es decir que el privilegio del padre es falso. o histórico. y en todo este ambiente tétrico. pero ¿cómo se hace?". en lugar de estar expresado pura y simplemente en aquello que se está usando como elemento directo del código. Vean ustedes. crecimiento. uno siente que se moja. La falacia de Edipo radica en confundir un objeto materialmente presente. bueno. "El cuervo" termina siempre con un estribillo que es: "y el cuervo dijo nunca más". Es muy clara la interpretación. Esto se podría expresar de este modo: "tu no debes acostarte con tu madre. pero nos da ese efecto estético de que las ranas realmente croan.

En realidad el malentendido. No todo lo que se dice es una interpretación. Que se hable para aclarar algún punto. o que no sucede nada que valga la pena. no es igualmente retribuido por el psicoterapeuta. de todos modos. así como tampoco el hecho de no interpretar coincide necesariamente con el quedarse callado. como siempre que interviene. Creo que los vemos a todos iguales. Rara vez nos desencontramos demasiado cuando decimos "pan". a veces. Con ellas tenemos que lidiar en la psicoterapia. uno trabaja para sí mismo y el otro trabaja para los dos. por ejemplo los japoneses. pero llegamos a encontrarnos. Allí es donde cargamos la importancia. solemos decir que "son todos iguales". Es que realmente nosotros somos muy iguales. porque rinde un servicio. La psicoterapia tiene varias fases. además. Entonces. creando un período en donde la pendiente. además. Muchas veces un psicoterapeuta le dice a un paciente algo y después en otro contexto vuelve a aparecer lo mismo. entre paciente y analista. Esto se comprenderá mejor a través de una metáfora. y yo me atreveré a reconstruir la otra mitad. Ponemos el acento en las diferencias. y sospecho que ellos también nos deben ver a nosotros como si fuéramos todos iguales. estamos mirando lo distinto que somos y las diferencias que tenemos.Ahora se trata en realidad de dos preguntas. o que la espera es insoportable. otras es restablecer el encuadre. Tengan la plena seguridad que esa no va a ser la última vez que lo digan. Ya que estoy en este tema diré que una confusión muy común es creer que el psicoterapeuta cobra el afecto y el cariño. paradójicamente han perdido importancia. Nadie cambia fácilmente de novia. en los demás trabajos. Interpretar globalmente una temática entera. y tampoco se cobra. Sí. Queremos decir "pan" y nos suelen traer pan. justo porque nos entendemos en ellas. inclusive en la prostitución no se cobra el afecto. nos llegan a importar. Generalmente es un campo asimétrico. y sufrimos por eso. algo que de alguna manera corresponde al "¡ah!" y no al "¿y?" y que. . acaso. es precisamente donde no nos entendemos bien. Que encuentre mucho no quiere decir que hable mucho. pero resulta que no es así. A veces es un acto de cordialidad. si decimos "nos vamos a encontrar a tal hora en tal lugar". Pero. el afecto interviene gratis. lo mismo ocurre cuando el analista comunica al paciente que a la sesión siguiente no va a poder atenderlo. lo cual no quiere decir que en el camino se ha perdido todo. pero lo que pasa es que el trabajo que el paciente realiza dentro de esta relación asimétrica. Para decirlo "mal y pronto". El noventa por ciento de las veces que hablamos no nos entendemos más que un poco. o varios meses. al principio de algún modo funciona. y a veces añade: "me acuerdo que usted me lo decía pero yo no lo entendía". lo que cobra es el trabajo. en las que nos entendemos. o la diferencia de potencial. pero no son todos iguales. Nos entendemos razonablemente bien. aunque le digan que la segunda es muy igual a la primera. generalmente llegamos un poco más tarde o un poco más temprano. Me preguntan si no hay afecto. lo cual responde a alguna forma de malentendido. no significa una interpretación bien lograda en la palabra que el analista encuentra para decirle al paciente. Esto no quiere decir que el otro no trabaje. salvo cuando las cosas no andan especialmente bien. se haya arraigado en el carácter. el afecto el psicoterapeuta no lo cobra. una es si los malentendidos son comunes entre paciente y analista. Así pasa con todo. Me quisieron preguntar también. y puede tardar varias sesiones. El afecto no se puede cobrar. el paciente lo entiende y dice que no puede cambiar. Pero volviendo al tema concreto. no es forzosamente interpretar en el sentido de la psicoterapia. Si no fuese un campo asimétrico no sería un trabajo que uno realiza y cobra. Creo que debo ser más claro porque sino no nos vamos a entender aquí. Si esto les parece raro recuerden cuántas veces dijeron "ahora sí que entiendo lo que es el Complejo de Edipo". Así sucede en este período inicial. y nos elegimos por esas diferencias. en esas diferencias. me parece. Realmente es muy difícil entenderse. En la relación psicoanalítica. Cuando nosotros vemos gente de muy distinta formación racial. como a nosotros no nos importa aquello en lo que somos tan iguales. Nos entendemos bastante bien en un montón de cosas. En la prostitución habitualmente se paga para no dar afecto. por ejemplo. es tan grande que el psicoanalista encuentra mucho para interpretar. Otras veces dice "pero. por ejemplo. Una interpretación bien lograda dentro del analista. pero resulta que estas cosas. o los chinos. ¿por qué no me lo dijo?". Obviamente cuando el psicoanalista saluda al paciente no está interpretando y sin embargo habla. cuando de pronto sucede. lleva su tiempo. De la otra me acaban de preguntar una mitad. y un buen día el paciente dice: "pero qué barbaridad. si esto no puede llegar a ser desastroso. salvo que. justamente. Interpretar bien no es necesariamente hablar mucho. o sencillamente dentro de un acto de convivencia. Nos importa más aquello en lo que nos desentendemos. como si fuera un acto de prostitución. y lo repite. esta asimetría. pero este es otro tema. no siempre se logra el encuentro. cómo pude hacer esto". es tan común que allí reside la mejor prueba de que no es tan desastroso.

. una de las dificultades para hablar es que a uno tiene que interesarle lo que el otro dice.. ¿Comprenden ustedes que esta otra razón del malentendido. Pero todo el mundo sabe que con fulano se puede hablar de un tema y con mengano se puede hablar de otro.. Dicho sea de paso. por ejemplo. me pareció interesante". de coincidir con alguien. el educado y el grosero. en la psicoterapia. Si comunicáramos dos computadoras que no tienen el mismo código. Imaginemos otro carácter que. dicho de un modo elogioso es "sincero". Pensamos que es mejor una mala solución que el riesgo de no encontrar ninguna. cuando queremos. que desde un punto de vista se llama. el motivo optativo del malentendido. que va más allá de lo defensivo. siempre en tono humorístico: "bueno. sin que sepamos de alguna manera si vamos a llegar a otra. se puede llamar. pero creo que se trata de una diferente contraseña que aparentemente combina. es un poco "hipócrita". cuando se encuentran dos caracteres distintos. Acabo de confirmar en los hechos que mi anterior interpretación es cierta.. yo creo que es así. Pero si ignoramos que el código no es el mismo. Ese es el primer motivo del malentendido. Generalmente cada cambio implica una destrucción de una solución. que el sincero le pregunte al hipócrita (o el grosero al bien educado) "¿qué te pareció mi trabajo?". malentendido. tal vez sea sencillamente dramático. es lo mejor que tenemos. Imaginemos uno que. Cuando se encuentran estas dos personas. Mi primer respuesta es: "este es un discurso público. Afortunadamente tenemos muchos en común. es nuestra solución. o el hipócrita y el sincero (depende de donde se prefiera hacer recaer el valor). Esa transacción es algo en lo cual creemos. es un hombre "fino y educado". y queremos ponerle un parche. porque nos ha sido útil. correctamente. porque ya tantas veces nos pasó que estábamos desesperados y por fin todo se arregló. el motivo defensivo. Tenemos cierta confianza. Puede suceder. y a uno no todas las cosas le interesan. Claro está que si vamos a un psicoterapeuta.. que la gente concurra o no concurra a ver el espectáculo comentado. La segunda.. dicho de modo peyorativo. yo diría que hay críticos y críticos. y siempre encontramos la manera. Este es otro de los problemas. cine. tardan un tiempo en descubrir que no son iguales. pero ¿cómo se hace?". Uno tiende habitualmente a imaginar que cuando el otro dice "pan" es "pan". pero subsiste el hecho de que uno nunca sabe hasta cuándo va a seguir sucediendo que las cosas tienen arreglo. es muy común y no es trágico. dicho de modo no peyorativo. sobre el consenso. etc. la otra recibe otro distinto.. o sencillamente vamos a escuchar a otro.. sino elogioso. y el otro le conteste: "bueno. etc. Cuando nos interesa hablar de un asunto es porque esa transacción está haciendo agua.Termino contestando concretamente. En cambio si el que llamamos educado le pregunta al sincero "¿qué te pareció mi trabajo?" y el sincero le contesta "me pareció interesante".... el malentendido. transacción. Lleva tiempo descubrir que los demás no son como uno. es lo que hemos encontrado. Me preguntan si puedo explicar qué clase de influencia tienen los críticos de teatro. Me preguntan si el malentendido puede tener que ver con una inadecuada transacción entre deseos distintos. es parecida a lo que ocurre cuando un alemán pide una "cerilla" creyendo que le traerán un streichholz? Me comentan que tanto en este caso como cuando el paciente le dice al analista "entendí. desde otro. porque no sabemos siquiera si vamos a llegar a puerto. porque no sabemos de qué modo armar otra. y justamente el tema que se puede hablar con mengano es el que no se puede hablar con fulano. Sí. por ejemplo. estaríamos frente a una situación en que no funciona la contraseña. el otro interpreta que esto es una manera "fina" de decir que no le ha gustado. he tenido que decir "diría". a través de periódicos. Para el sincero "interesante es interesante". Pero al mismo tiempo sucede que solemos defender esa transacción. y dicho de modo peyorativo es un "grosero". . Fíjense ustedes qué pasa. porque éste es el uso que él da a la palabra "interesante". como para que se constituyan en la sabia autoridad que determina. lleva tiempo descubrirlo. Pero además hay otro motivo.". es porque de algún modo nos interesa reabrir ese tema. estoy de acuerdo. A uno le interesan las cosas que son puntos de urgencia.. Bueno." Me preguntan: "eso es lo que diría. entonces sucedería que cuando una de ellas transmite un signo. Sentimos que no conviene soltarse con las manos antes de haber asentado los pies. Porque eso. Este es el problema. y que depende de la estructura caracterológica. de algún modo naufraga. de encontrar algún asunto. Ya lo ven. ¿usted qué me quiere hacer decir?. ¿Qué dice?".

y entonces debo rebatir este insulto. (Así sucede. ya que el discurso algo dice y algo oculta. que los insultos sólo son insultos en la medida en que se cree en ellos. me parece que esa pregunta contiene algo más. cuando se piensa. aunque nunca me puse a pensar ordenadamente en el tema. porque. por ejemplo. Una vez pensé. esto funciona en contextos de resignificación secundaria. por ejemplo. Una de las cosas más difíciles es mentir bien. El insulto es una palabra que tiene la intención de hacer mal. no sé en qué proporción. como sucede siempre. también. de todas maneras quedaría claro a qué concepto me refiero con el nombre de mentira. Me preguntan cuál es la proporción habitual entre la mentira y el malentendido. con sus crisis de valores. Si la definición no coincide. Tanto la mentira como el malentendido abundan. fantaseado "tragárselo". previamente. Uno necesita mentir cuando uno sabe que no se va a poder encontrar bien con el otro. De modo que tendría que decir que lo básico es el malentendido. Una palabra puede ser "mala" de muchas maneras. No tengo una opinión formada. después aparece la mentira.Me dicen que. ¿por qué vomitarlo? Tal vez he dicho más de lo que debía. De modo que el insulto cobra distinta significación en los distintos contextos y se lo resignifica. y respondo que no. generalmente se miente ilusoriamente. o que es una palabra de mal gusto. La mentira es un tipo de falacia que se usa intencionalmente para sacar alguna ventaja. A veces hasta puede llegar a generar asco. no la he ido a buscar en el diccionario. Me afirman que es "seguro que yo sé" qué es ese algo más. Ni bien se pronuncia la palabra "cáncer" el enfermo siente que se le está dando una sentencia de muerte. Entonces a veces se miente. no veo por qué yo debería tener la obligación de hacerlo explícito en lugar del que plantea la pregunta. El otro tipo de falacia. con los afectos. pero la mentira. al mismo tiempo. pero que aunque así fuera. La mentira busca una ventaja. es una palabra a la cual se puede poner entonces el adjetivo de "mala". y uno necesita. en su forma más típica es el resultado de algo que ha fallado. La ventaja del mentir puede ser tanto para el que construye la mentira como en favor de otro. como si no fuera . creo. pero un engaño en el cual uno se engaña a si mismo. que también son modos de comunicación). El malentendido consiste en creer que esa sentencia antes no existía. una exclamación que crea alguna representación que se considera desagradable. mentir. les gustaría escuchar mi opinión con respecto a las malas palabras. En nuestra sociedad actual. No sé si he interpretado el sentido de su pregunta. De modo que si bien el malentendido puede ser a los efectos de sacar una ventaja. los encuentros son más difíciles. pero también sucede que el consenso dice que el que calla otorga. pero esta ventaja puede. de modo que genera complicidad y disgusto. sino a veces una ventaja para el otro. tiene algo de excitante y de penoso. en segunda instancia. pero supongo que puede funcionar más o menos bien. Lo básico es la falacia que corresponde a un error de pensamiento. es insultante sólo en el caso en que se lo considere verdad. la mentira funciona siempre de un modo conciente. El insulto. en la medida en que "sabe" que el enfermo lo va a malentender. No sé si esta es una definición rigurosa. Puede ser. parte del malentendido. Puede ser que me insulten y no crea realmente ser lo que me dicen. el error. No solamente se miente para sacar una ventaja personal. Un enfermo de cáncer pregunta: "¿qué tengo?". pero diría que precisamente es el malentendido el que conduce a la necesidad de mentir. porque en todas las épocas en que el mundo se desordena evidentemente los encuentros son más difíciles. De no ser así. quizá como "venganza" frente a la afirmación suspicaz de que yo seguramente sabía lo que decía ignorar. porque es una palabra que evoca un afecto que. el noventa por ciento de las veces. Para plantearlo de un modo más claro deberíamos preguntarnos si en una particular falacia predomi na el error sobre la mentira o la mentira sobre el error. es un engaño. Me aclaran que se refieren a las malas palabras. lo cual impide de alguna manera identificarse con el otro y resolver el desencuentro. en primera instancia. porque nadie tiene asco por nada que no haya. Se le miente a un enfermo que está grave. que es peor decirle la verdad. Hay tantas maneras de comunicación inconciente que la mentira no funciona en ese nivel. como la que dijo el general Cambron cuando le solicitaron que se rinda. Todo puede funcionar bien o mal. además. pero en realidad es un tema muy interesante. porque si así no lo hiciera recibiría un desprecio equivalente a mi muerte civil. a veces ser una desventaja. equivocadamente o no. Se dice también que es una palabra fea. y no a los insultos. como si no fuera cierto que muchísima gente enferma de cáncer se muere por algún otro motivo. Pero. Reparemos en que el asco no está reñido con el gusto.

actúa subliminalmente por debajo de él. pero es inevitable que nos lleguen mensajes subliminales. Llega siempre y de un modo muy fuerte porque. De manera que ese tres por ciento tiene muy poca significancia. en el Anfiteatro de la Fundación Cultural Promúsica. con un tiempo de permanencia tan breve en la pantalla como para que al ver la película. por ejemplo. Cualquiera de las cosas que se diga. además de actuar liminalmente. Notas 1 El presente capítulo contiene el texto. Un enfermo de gastritis puede preocuparse porque ha leído en un libro de medicina que el tres por ciento de los gastríticos crónicos desarrollan un cáncer gástrico. por ejemplo. Luego se ha medido estadísticamente. No solamente viene por la propaganda subliminal concientemente construida. no llega concientemente. y se ha comprobado que la gente que sale de ese cine toma. Debemos dejar en este punto porque ha llegado la hora en que debemos abandonar el salón. morirá de cáncer.cierto que a veces se muere antes el médico que estaba "sano" en el momento de atender al canceroso. es decir por arriba del umbral. como parte de un ciclo organizado por la Asociación Argentina de Investigaciones Psicológicas. Esto parece una cosa horrible a la cual estamos sometidos por los medios de propaganda. hoy. precisamente. Fue publicada por primera vez en "Opiniones sobre la Psicología". Estamos inmersos en un mundo de información que nos llega desde todos lados y afecta nuestras creencias de modo inconciente. de la propaganda. con algunas modificaciones. de lo que pudo ser la atmósfera intelectual del mundo en la época en que los conocimientos dependían de la transmisión oral o manuscrita. Capítulo XII EL PSICOANALISIS Y LOS PROCESOS COGNITIVOS 1 La inteligencia artificial en el mundo del hombre Han transcurrido más de cinco siglos desde la invención de la imprenta. tal como fue publicado en 1986. El Apéndice. una de cada cuatro personas. y necesitamos realizar un esfuerzo para darnos cuenta. que forman una parte . y no solamente por la propaganda. la siguiente experiencia: se ha puesto entre los fotogramas de una película de cine un aviso comercial. más Coca Cola que la gente que sale de otro cine testigo sin el aviso subliminal. que tiene que ver con la relación existente entre el malentendido y la resistencia. El problema es muy difícil. revistas y diarios. No considera sin embargo que el veinticinco por ciento de la población total. sino porque estamos inmersos en un mundo en el cual nos intercambiamos mensajes subliminales. en cuerpo menor. Buenos Aires. sean bien entendidos? Cuando el mensaje subliminal está bien construi do llega siempre. por eso no puedo desarrollar un poco mejor el tema de la relación entre el mensaje subliminal y el malentendido. no se vea el aviso de Coca-Cola. con escasas modificaciones.para que los mensajes subliminales. también ve los letreros y afiches de propaganda de un modo subliminal. ¿Cuál es el poder que actúa -me preguntan. Abril de 1986. por ejemplo "Tome Coca-Cola". de una conferencia dictada el 22 de agosto de 1984 en Buenos Aires. porque cuando uno mira el paisaje por la ventanilla de un tren. en el intervalo. ¡Vaya a saber de qué cosas nos estamos convenciendo mutuamente ahora! Se ha hecho. La gran mayoría de la propaganda que impregna nuestro mundo nos llega subliminalmente. contiene el diálogo posterior a la conferencia. Nos llegan de todos lados. Hemos nacido en una circunstancia poblada de libros. Ediciones ADIP.

Tampoco podemos darnos cuenta fácilmente de los profundos cambios a los cuales nos está conduciendo el uso de la computadora. reproduce las respuestas que. no ha sido superado. sobre esas mismas cuestiones. los llamados programas. a propósito de este test. El cambio que la inteligencia artificial introduce en el mundo del hombre "crece" con un ritmo acelerado mientras que. porque su especialidad consiste en hacer lo que otras máquinas. una conversación entre un estudiante de biología. determinan que haga. La cuestión de si el psicoanálisis puede arrojar una luz propia sobre el territorio de ambas disciplinas constituye el motivo del presente trabajo. El test de Turing. distinta a todas las demás. Weizenbaum (1976) ha señalado que. En otras palabras: un mapa trazado con parámetros. por ningún ordenador. en la cual se abordan las cuestiones esenciales. gracias al uso cada vez más frecuente de la computadora. Lévy (1990) sostiene que la magnitud y la velocidad de la transformación que está ocurriendo por obra de la computadora depende fundamentalmente de dos factores: la existencia de una red informática intercomunicada que va tomando la forma de una megainteligencia colectiva. de que " la realidad" misma no es otra cosa que una realidad simulada "habitual". Turkle (1984). en última instancia. hasta el presente. obtuvo en una playa (a la cual concurrió con dos conocidos juegos electrónicos). que lo esencial de una máquina no consiste en un conjunto de piezas "mecánicas".inevitable de nuestra vida. Si un observador. uno de física y otro de filosofía. preguntas que ellos podrán responder con verdades o con mentiras. y la realidad simulada que el ordenador puede generar. sino con la convicción de una experiencia vivida que transforma nuestra imagen del mundo. Von Uexkü ll (1934) ha introducido la idea de "mundo perceptivo" para referirse al hecho de que cada organismo biológico percibe su entorno de un modo acorde con el tipo de decisiones que tiene la capacidad de afrontar. la máquina universal inventada por Turing. ha llegado a ser. y no de una manera meramente intelectual. de modo que podemos decir que el hombre vive condicionado por un mundo que él mismo contribuye a crear. pero hoy. por ejemplo. sino en una interrelación de funciones que constituye un procedimiento efectivo (un algoritmo) no será una novedad para el filósofo. no logra distinguir las respuestas de la máquina de las del ser humano. entonces la máquina piensa humanamente. inaugurando de este modo un campo de nuevas posibilidades para la experiencia. para un número cada vez más grande de personas. vamos adquiriendo conciencia de sus efectos. La cuestión esencial gira en torno de si la computadora sabe que sabe lo que . Existe una cierta similitud entre el funcionamiento de la computadora y los procesos de pensamiento humano. El logro actualmente alcanzado en la construcción de realidades simuladas nos conduce a tomar conciencia. poco a poco. cuando un hombre tiene un martillo en la mano. todo su mundo se puebla de objetos para golpear. Impacta el comprobar que. Comprender. Las diferencias entre el ordenador y la mente Ha sido precisamente Turing el que ha diseñado el test más "impecable" de cuantos han intentado dirimir la cuestión de si una computadora puede ser equiparada "mentalmente" a un ser humano. Se trata de una maquina nueva. tal como lo hacemos para construir una realidad simulada. Las llamadas neurociencias y las investigaciones realizadas en el terreno de la inteligencia artificial se iluminan mutuamente. y la influencia que ejercen en ella se encuentra muy lejos de la conciencia2. El organismo y el entorno que forma su mundo se influyen mutuamente. El cambio que el hombre ha generado de este modo en su mundo no puede ser fácilmente evaluado. de tres niños cuya edad promedio era siete años. Hofstadter (1985) escribe. esos tres niños se plantean entre sí los mismos interrogantes y argumentos que Hofstadter pone en boca de los tres intelectuales. una realidad vivida. luego de realizar las preguntas que quiera a un ser humano y a una computadora comunicados con él solamente a través de un teletipo. demás está decirlo.

reflexionar acerca de cuál es el nivel que puede alcanzar la computadora en su conocimiento de la importancia o el . o su "inteligir" determinados problemas. es capaz de resumir noticias de los periódicos "comprendiendo". el intelecto humano posee virtudes cognitivas acordes con el tipo de "problemas" que se presentan en su entorno vital. si ella es capaz de pensar como piensa un ser humano. precisamente. Bateson (1979) imagina. por ejemplo la renuncia. sin embargo. Cuestión que nos conduce "de pronto". instruido para que redactara un cuento breve que incluyera como ingredientes una alusión religiosa. pero debemos anticipar ahora que el tema de la importancia o. puede "deducirlo" como producto de sus operaciones "lógicas". una insinuación de sexo y un poco de misterio. Campbell (1989) subraya que si bien la capacidad de la máquina para realizar cálculos enormes en decursos de tiempo increíblemente pequeños alcanza dimensiones de fábula. aunque fuera remotamente. a darnos cuenta de que el mayor enigma de la psicología es. Un porcentaje que. Bateson quiere transmitirnos de este modo la idea de que lo que caracteriza al intelecto humano. un carácter "mundano" (worldly) del cual la computadora carece. la conciencia. el siguiente diálogo: un hombre pregunta.Estoy embarazada. a una computadora. en cambio. inseparable de algunas de sus debilidades. Dejando de lado la espinosa cuestión acerca de si el "saber" del ordenador. el programa Frump. Se han señalado. importantes diferencias entre los modos de funcionar de una computadora y los de la mente humana. como también suele decirse. y la computadora responde: "esto me recuerda una historia". Desarrollaremos más adelante esta cuestión. a la conciencia humana.sabe. precisamente. y sostiene que un ordenador. Berry afirma que un programa semejante puede también inventar un relato. escribió: "¡Dios mío! --dijo la duquesa-. en su imaginación. siempre la tiene para alguien. Weizenbaum (1976) ha intentado describir. y que parece ser. Encontramos en los animales de nuestro alrededor las formas y los ejemplos más inmediatos de inteligencias alienígenas. en el futuro. Es evidente también que si un resultado tiene importancia. en un diez por ciento de los casos. Se trata de un mundo imaginario. cuál es el significado que el resumen debe trasmitir. un toque de distinción. a pesar de ser pequeño todavía. las diferencias entre el ordenador y la mente. lleva implícito el tema de los afectos. "transferidos" o representados por otra. se pregunta sobre cuál es el tipo de "saber" al que un ordenador tiene acceso. La ciencia–ficción nos enfrenta a menudo con la existencia de computadoras que pasarían con holgura el test de Turing. es una conciencia similar. es de todos modos sorprendente. una evolución similar para la máquina de Turing. Desde ese punto de vista podemos comprender que cada tipo de mundo perceptivo (von Uexküll. 1934) posibilita una forma particular de inteligencia adaptada a los problemas que habitualmente debe resolver. y así se reintroduce otra vez la cuestión de un sujeto emocionalmente comprometido con lo que él mismo experimenta como un éxito o un fracaso. predeterminada. desde otro ángulo. reside en el significado de una serie de eventos que constituyen una historia precisamente por el hecho de que pueden ser recordados. simbolizados. además de haber sido informada de la importancia que posee una determinada cifra para un determinado efecto. a considerar todas las posibilidades. Anticipemos aquí una cuestión que retomaremos luego: ese proceso ocurre porque tiene importancia para el sujeto que piensa. ¿quién habrá sido?". creado en la Universidad de Yale. Muchos de esos animales nos parecen poco inteligentes porque los sometemos a pruebas diseñadas para los problemas de nuestro mundo humano. Es evidente que una computadora. le preocupa. y este tema compromete ineludiblemente la idea de un "alguien" que está vivo. Mientras tanto. Weizenbaum no se propone llegar tan lejos. de acuerdo con lo que consigna Berry (1983). pero revela precisamente que el hombre proyecta. más allá de la arquitectura lógica de cualquier silogismo. el tema del significado (mejor sería decir de la significancia del significado).

La teoría psicoanalítica de los procesos cognitivos La obra en la cual Freud expone de manera más completa y sistemática su teoría acerca de los procesos de pensamiento es su "Proyecto de psicología para neurólogos" (Freud. los celos. y el significado nace luego. . Ingresamos de este modo en una cuestión central. sino si "en principio" es posible que la máquina de Turing comparta con el hombre la conciencia de los significados que actualmente son universales. Nos damos cuenta de que i ntentar comprender la importancia de un asunto humano a partir de su significado. La conclusión que extraemos de la obra de Weizenbaum es. La garra de mono es un amuleto que posee la capacidad de cumplir con la solicitud de tres deseos. en su pasaje. una rodilla. no es algo que se le agrega a posteriori. han decidido ayudar a la familia con doscientas libras. Ese concepto le permite postular que la excitación que pasa de una a otra neurona puede ser inhibida o facilitada. conduce a un callejón sin salida. por lo tanto. llevan implícita la estructura "visceralmente" orgánica del hombre. haber utilizado como ejemplos un dolor de oídos. como primer deseo. que denominamos pensamiento. El matrimonio que la adquiere solicita al amuleto. 1950 a [18871902]*). una rodilla (o un oído) para comprender lo que la rodilla (o el dolor de oídos) significa en el mundo del hombre. Freud utilizó el término "barreras de contacto" en un sentido análogo3. Podría. Weizenbaum sostiene que la computadora debería poseer. El recién llegado. o del sonajero. la significancia es primordial.Memoria Dos años antes que Foster y Sherrington propusieran el término "sinapsis" para designar las discontinuidades intercaladas entre los elementos que componen el sistema nervioso (Pribram y Gill. ya que presupone conocer de antemano aquello que se pretende descubrir. Todas esas experiencias comprometen afectos y. El ordenador.significado (complejo. su significancia. sorprendente: para que una computadora "piense" como un hombre no solamente debería remedar sus estructuras cerebrales. Es fácil deducir entonces que en el caso de los celos debería "sentirlos". polifacético e incognoscible. Se trata siempre de un significado abierto a nuevas experiencias y. Wiener (1964) recurre al relato de un conocido cuento. explica que el hijo del matrimonio ha muerto como resultado de un accidente. por el contrario. "La garra de mono". en ella vemos nacer muchos de sus conceptos más fundamentales. a. y que aunque la empresa para la cual trabajaba no es responsable de lo sucedido. doscientas libras para arreglar el tejado y de inmediato golpean en la puerta. 1976). como es el caso de la garra de mono. en cada individuo singular. representante de una compañía de seguros. para transmitir de manera clara y vivencial cuál es el tipo de carencia de la que adolece un ordenador en lo que se refiere a su comprensión de los significados. y sería imposible dotarlo de ese conocimiento mediante el procedimiento. ignora lo que cualquier hombre sabría sin necesidad de preguntarlo: cuál es el precio que el matrimonio no está dispuesto a pagar para cumplir su deseo. pero siempre generalizable en algo típico y universal) que puede tener para un sujeto humano. el automóvil o el sonajero. inapropiado. de proporcionarle un enorme e interminable listado de todas las circunstancias en las cuales hubiera preferido renunciar a la realización de su deseo. y en el caso del automóvil. por el estado previo de la barrera de contacto. interminable. como una sustracción de importancia suficiente para "aligerar" de ese modo a las ideas y permitir ese "juego". ella misma. aquellos que todo ser humano puede compartir con cualquiera de sus semejantes. por ejemplo. Pero lo que importa no es cuán complejo o "amplio" ese significado pueda llegar a ser en el futuro de una conciencia humana individual. Esto es así porque la importancia de un significado. ese ensayo imaginario de la acción. sino el conjunto entero de su arquitectura orgánica. igualmente. es decir. al mismo tiempo que obvia. debería realizar las experiencias fundamentales que constituyen el significado de esos objetos en el trato con ellos. sino que. dice Wiener. por lo tanto.

La facilitación, que equivale a una disminución de la resistencia que presenta la barrera, es consecuencia de un pasaje anterior, o de una sumatoria de las solicitaciones aferentes, de modo que un trayecto facilitado es aquel que se ha recorrido muchas veces o, también, el que es elegido por un gran número de excitaciones, que llegan hasta él por obra de otras facilitaciones. La facilitación es, pues, un producto del pasado y, en tanto tal, constituye un elemento principal para explicar la memoria. La asociación privilegiada entre ciertas representaciones se establecerá entonces mediante facilitaciones. Los "complejos", o las mismas representaciones serán "figuras" surgidas, como un producto mnémico, de una combinatoria de facilitaciones que constituye lo que denominamos una huella. Los juicios preformados, los pre–juicios que en su conjunto configuran la instancia que denominamos "yo", y el carácter, surgirán, también ellos, como un conjunto de trayectos facilitados. b- Conciencia y sensibilidad Una vez concebido el modelo que permite establecer una teoría acerca de la memoria, Freud necesita dar cuenta del fenómeno más evidente y esencial (y al mismo tiempo el más enigmático) de aquello que caracterizamos como anímico: la conciencia. No escapa a su perspicacia que la relación existente entre la conciencia y la percepción equivale, en cierto modo, a la que existe entre la memoria y el recuerdo. La memoria se manifiesta en el recuerdo, y la conciencia en la percepción4. Existe, entre ambos "sistemas" una importante diferencia: mientras que la meta principal de la memoria consiste en la conservación de lo aprehendido, la meta principal, y antagónica, de la conciencia, es la disponibilidad para acoger nuevas experiencias, y esta disponibilidad alcanza su máximo precisamente cancelando toda huella de las experiencias anteriores. (Es el tema que Freud desarrollará en su trabajo «Notas sobre la "pizarra mágica"», 1925a [1924]*). Pero Freud se encuentra, en este punto, con una dificultad adicional. Si la permeabilidad de los trayectos depende de las facilitaciones, y las facilitaciones son huellas perdurables, ¿mediante qué dispositivo que no implique conservar una huella logrará el sistema de la conciencia la permeabilidad imprescindible para obtener la percepción? Veamos su respuesta. Las barreras de contacto ofrecen una resistencia al pasaje de lo que puede ser descripto como una cantidad y, precisamente por ello, la facilitación se logra acumulando en ese punto, y gracias a las experiencias anteriores, cantidades "previas" que producen el efecto duradero de disminuir su umbral5. Huella perdurable, memoria y facilitación son una misma idea. Las barreras de contacto no ofrecen resistencia, en cambio, a ser atravesadas por una "oscilación" u onda cuya característica reside en un período6, que puede ser descripto como una cualidad mejor que como una cantidad. De modo que el sistema conciente es total e indiferenciadamente permeable a la cualidad. La percepción no depende, como el recuerdo, de la distribución de las distintas investiduras que configuran la estructura de una huella7. La permeabilidad para el pasaje del "período" no constituye sin embargo para Freud característica distintiva del sistema de la conciencia. Cuando el período es monótono no aparece, todavía, la conciencia. El fenómeno ocurre frente a las variaciones de tono de la "oscilación" periódica. En otras palabras: la conciencia registra diferencias. Tal como señalan Pribram y Gill (1976), las neurociencias marchan actualmente en la misma dirección que recorría Freud, en lo que se refiere a la manera de comprender los procesos de excitación que constituyen la conciencia. Utilizan, además, el concepto de pautas de interferencia8, que permite concebir la posibilidad de que el "pasaje" de una frecuencia quede impedido por su confluencia con otra. Percepción y recuerdo son, pues, dos elementos fundamentales de la vida anímica; sobre ellos se edifica la importantísima diferencia entre presencia real (material) y repre sentación "mental" de un particular ausente, es decir, la diferencia entre las cosas "reales" y las imágenes "mentales". Ambos, percepción y recuerdo, se registran en la conciencia como entidades diferentes9.

Existe, sin embargo, un tercer elemento cuya importancia no es menor: se trata de las llamadas sensaciones "corporales". Son sensaciones que se registran en la conciencia, y por lo tanto "mentales", pero el término "corporales" pretende significar que provienen del cuerpo (aquí suele utilizarse también, abusivamente, la palabra "interno"). Freud se refería, en este punto, en primer lugar, a las sensaciones de displacer y placer, incluyendo, como es obvio, las que corresponden a la operatividad de las pulsiones; pero debemos señalar que integran una serie amplia, permeable a los estímulos que provienen del entorno, que se extiende desde el hambre, la sed o el dolor, hasta las sensaciones que forman parte de los afectos más complejos e inefables. En cuanto al "nivel" de desarrollo en que se perciben estas sensaciones, tanto Freud, a partir de su maestro Meynert, como investigaciones más recientes (Pribram y Gill, 1976), sugieren una sensibilidad neuronal "primaria" y anterior a las organizaciones complejas, como es el caso del cerebro, al cual se suele atribuir la noticia de la sensación10. c- Satisfacción de la necesidad y desaparición del deseo La necesidad, o carencia, surge, periódicamente, como consecuencia del gasto en el cual se incurre por el hecho de vivir. La satisfacción de la necesidad deja una huella en la memoria que marcará el camino, cuando la necesidad retorne, a los futuros intentos por satisfacerla. La necesidad obra, sobre el organismo, con todas las características de una cantidad, y Freud denomina investidura (instintiva o pulsional) al proceso por el cual esa cantidad activa las huellas mnémicas de las experiencias anteriores de satisfacción, constituyendo de este modo el deseo, que es, por lo tanto, al mismo tiempo, un recuerdo (sea conciente o inconciente) y una re–presentación de aquellas experiencias. Cuando la representación del objeto del deseo coincide con la representación de un objeto que se está percibiendo en el presente, el deseo y la necesidad se satisfacen y la investidura se "descarga" plenamente "apagando" el deseo. Cuando no ocurre de este modo, porque ambas representaciones no coinciden, caben dos posibilidades, evolutivamente sucesivas. La primera es que la intensidad del deseo "fuerce" la descarga. Para ello inviste "desde adentro" los signos o datos de una presencia sensorial, generando una alucinación. Freud denomina "identidad de percepción" a esa coincidencia entre la huella mnémica del deseo y la representación de una presencia ficticia, creada por la alucinación, de un objeto y circunstancia idénticos a los que el deseo representa a partir de la huella. Así se apaga transitoriamente el deseo, pero no se satisface la necesidad, que demanda un objeto materialmente presente y que, como consecuencia, se "satisface" sobre el propio organismo, "sobrecargando" otras zonas, y generando la experiencia que denominamos dolor o frustración. Nace de ese modo la huella mnémica de la experiencia dolorosa, cuya investidura como recuerdo (conciente o inconciente) activa a esa forma negativa del deseo que denominamos temor. Nace también entonces la posibilidad del conflicto, ya que el placer en un sistema puede generar el displacer en otro. La segunda posibilidad (frente al hecho de que la representación del objeto del deseo no coincide con la representación del objeto presente) ocurre porque el temor inhibe la alucinación que conduce a la identidad de percepción. Entonces el sujeto explora el mundo y coteja el producto de sus percepciones con la representación del objeto y circunstancias deseados, mediante un proceso que llamamos pensamiento, cuya característica reside en utilizar cantidades pequeñas en investiduras "tentativas" que constituyen ensayos que preceden a la acción. Cuando durante ese proceso se estima, a partir de anteriores experiencias, que la coincidencia es suficiente, se alcanza lo que Freud denominaba "identidad de pensamiento" y se ejercita la acción específica (eficaz) descargando la investidura "plena".

d- Los afectos, los juicios, los procedimientos efectivos y la formación de un Yo La identidad de pensamiento, en la medida en que se establece por lo que la experiencia determina como suficiente, nunca es absoluta, como la identidad de percepción, que es el producto de una alucinación. Por este motivo, la descarga de la investidura que se obtiene con la identidad de pensamiento, aunque es suficiente (cuando el pensamiento no es erróneo) para satisfacer la necesidad y apagar el deseo, no produce una descarga completa de la investidura sobre los objetos. Algunos de sus componentes, descargándose sobre el propio organismo, engendrarán, como en una caja de resonancia, un conjunto de investiduras subsidiarias que, mejor o peor "armonizadas", acompañarán la acción bajo la forma de afectos. Por esto podemos decir que la energía que se descarga en la acción forma una serie complementaria con la que se descarga en el afecto. El pensamiento coteja, pues, las representaciones, y cuando reflexionamos sobre ello nos inclinamos a pensar que las compara, es decir que las coteja de a pares, estableciendo un juicio que lleva implícito, en cada uno de los puntos comparados, un proceso binario, en el sentido de que sólo puede resolverse por un "sí" o por un "no", de la manera en que se almacena la información en el chip de una computadora. Volveremos sin embargo más adelante sobre el tema, ya que no podemos desprendernos de la idea de que los procesos de pensamiento no pueden ser adecuadamente comprendidos si los describimos como una combinatoria, por más compleja que esta sea, de juicios binarios. Mientras tanto, diremos que el Yo se constituye como un conjunto de juicios preformados, heredados y adquiridos, que funcionan como procedimientos efectivos (algoritmos) inconcientes, a los cuales solemos llamar hábitos o automatismos inconcientes. Capacidades yoicas tales como la atención, la reactivación de la memoria que configura al recuerdo, y la percepción, constituyen una parte esencial de esos procedimientos automáticos, a algunos de los cuales denominamos "instintivos". Agreguemos a esto que tales procedimientos funcionan intrincadamente entrelazados, ya que, por ejemplo, toda percepción lleva implícitos un recuerdo y una atención selectiva que son, casi siempre, inconcientes. Agreguemos también la importantísima capacidad de disociar, es decir, mantener separadas entre sí combinatorias complejas de trayectos facilitados (complejos asociativos) hasta el extremo de constituir núcleos organizados (por ejemplo, un conjunto de ideales, deseos o normas morales, que pueden llegar a funcionar como instancias (agencias) o como personajes "internos"). e- Procesos primarios y secundarios La identidad de percepción y la identidad de pensamiento marcan dos modos distintos del funcionar "psíquico" íntimamente unidos a los procesos que Freud denominó primarios y secundarios. Durante los procesos primarios las investiduras se desplazan y se condensan "libremente", porque, aunque los trayectos están determinados por anteriores facilitaciones, no son interferidos por las inhibiciones acumuladas por las experiencias dolorosas. Decimos entonces que el decurso de las investiduras es meramente asociativo. Durante los procesos secundarios la inhibición de la descarga primaria conduce al decurso que llamamos cognitivo. La representación que proviene del deseo busca alguna representación suficientemente coincidente entre las que provienen de la percepción. Ya hemos visto que la concepción más sencilla de este proceso conduce a representarlo como una actividad judicativa, binaria en el sentido de que se resuelve siempre por una de dos alternativas, afirmación o negación. También hemos visto que el juicio, sea que se pronuncie por el "sí" o por el "no", es siempre un juicio de identidad suficiente, nunca de identidad absoluta, de manera que siempre quedará planteada una diferencia entre la representación que pertenece al deseo y la representación que pertenece a la percepción de la realidad. Por motivo de esta diferencia, que es una ratio, o razón, el pensar en proceso secundario es razonar.

generalmente mal definido. hallazgos de la inteligencia artificial. . Concurrieron matemáticos. que permanece inaferrable. El título elegido en ese entonces fue Cibernética. por ejemplo. que trazó las bases para una metapsicología psicoanalítica. Por esto decimos que la identidad. En otras palabras. y que la relación entre procesos primarios y secundarios es análoga a la que Bateson (1972) establece entre importancia y diferencia. psicoanalistas y economistas. encontramos la continuidad de una línea iniciada. Si atendemos a cómo se ha llegado a establecer el automatismo. ingenieros y neurobiólogos. primitivo. simple y esquemáticamente. durante el proceso de comparación. desde un proceso primario. los conceptos metapsicológicos de Freud acerca del pensar. y establecemos esas cualidades diferenciándolas de otras. UU. Pribram y Gill (1976) retomaron. pero también antropólogos. automatismos que tienden a realizarse. realizaron nuevos y valiosos desarrollos que. en muchos de los autores que realizaron importantes desarrollos en el terreno de las ciencias cognitivas. no deben sin embargo oscurecer el hecho de que. de manera cuidadosa y explícita. filósofos. Cuando se establece una identidad se "transporta" o desplaza una cantidad. que son inherentes a su funcionamiento. con el concepto cibernético de control. los "mecanismos" de proalimentación actuales "contienen en su interior" procedimientos o algoritmos que repiten. se constituyeron en su origen con el concurso de procesos secundarios. Las contribuciones obtenidas desde la cibernética. llegamos a la conclusión de que los procesos que actualmente son primarios y funcionan "proalimentados". hasta el nivel "superior" de un proceso secundario. ocurre que la parte en que coinciden ambas representaciones pasa a constituir la cosa (sustantivo). las neurociencias. que es un producto de la experiencia. aunque parten de otras fuentes. y la porción "indeterminada". el sustantivo. Bion (1965) sostuvo repetidamente que el ejercicio de la inteligencia supone dos actividades: una consiste en pensar los pensamientos.Freud señala también que. hasta su completa finalización11. Dupuy (1994) señala la importancia que tuvieron las conferencias Macy. la psicología y la lingüística. Lo prueba el hecho de que nominamos a las cosas por alguna de sus cualidades. Pribram y Gill (1976) vinculan la idea freudiana de proceso secundario. se nos aparece como un conjunto estructurado y complejo en el cual los procesos primarios y los secundarios. hace ya cien años. La porción "determinada" en el proceso de conocimiento es pues el adjetivo. en su decurso. de manera inmodificada. De modo que la actividad cognitiva. en el cual confluyen. De Bono (1969) y Minsky (1986). lejos de ser conceptualizada como una operación que evoluciona. Otros autores. por ejemplo. vehiculiza la importancia. conteniéndose unos dentro de otros en distintos niveles de jerarquización. y la otra en utilizar pensamientos pre–pensados sin volver a pensarlos. se interpenetran en el momento de producir cada pensamiento. que se realizaron en EE. es decir. según el cual el efecto posee el poder de actuar "hacia atrás" disminuyendo la causa. Gill y Rapaport (1962) y. pueden ser contemplados como una continuación natural de las ideas contenidas en el "Proyecto" de Freud. y el "importe " o magnitud de esa cantidad constituye lo que denominamos importancia. sin duda alguna fundamentales. y la parte en que se diferencian constituye el predicado o atributo (adjetivo). en la década posterior a la finalización de la segunda guerra mundial con la intención de construir una ciencia acerca del funcionamiento mental. que es máxima en el proceso primario. El desarrollo de la psicología cognitiva El término "ciencias cognitivas" ha comenzado a utilizarse hace ya algunos años para designar un conjunto de disciplinas. por el "Proyecto de psicología para neurólogos". que lleva implícito al mecanismo de retroalimentación negativa (feed back). Pribram y Gill consideran además que es necesario contemplar los procesos primarios como formas de "proalimentación". sobre todo. secuencias de retroalimentación establecidas en el pasado.

La combinatoria de procesos primarios y secundarios que opera durante la actividad cogitativa. ¿no constituye en sí misma un proceso diferente de los que categorizamos como procesos primarios y secundarios? Más allá de la lógica En 1968 (Chiozza. o lateral. no había sido alcanzada. algunos años más tarde. sueños o inconciente). también contribuye a consolidar la idea de una interpenetración de los procesos primarios y secundarios. Son. Igualmente singular es el interés suscitado por dos libros de cuentos para niños escritos por Carroll (Alicia en el país de las maravillas y A través del espejo). nuestra capacidad de conocer no depende solamente del proceso secundario. que pueden ejemplificarse con la contemplación simultánea de los diversos componentes de un espacio visual complejo. por lo tanto. nacen en la amalgama indisoluble de uno y otro. recorremos la senda caprichosa de la ocurrencia absurda. Reproduciré aquí lo que escribí. en un modo aparentemente caprichoso que es "travieso". muchas veces. en otro lugar (1978g): Afortunadamente. con el nombre de pensamiento lateral. los ha editado en un volumen (1960) cuidadosamente anotado y Bion. precisamente. nuestro proceso primario "juega" con otro tipo de facilitaciones que ni son binarias ni son lógicas. pensamiento creativo. explorando los procesos de pensamiento desde la vertiente constituida por las investigaciones surgidas de la construcción de modelos de inteligencia artificial. para volver enriquecidos con un sentido nuevo y diferente. desde un enfoque "binario" o lógicoracional. se complace abordando. profesor de matemática en Oxford. Gardner. ha conducido la teoría de los procesos cognitivos hasta una altura que. La cuestión se comprende si reparamos en que Lewis Caroll es un seudónimo del Rev. o la atmósfera transferencial de la sesión psicoanalítica como campo de ilusión. y "salta". Una vez que hemos llegado a este punto se nos impone un interrogante que no puede ser soslayado. que adquiere la estructura del pensamiento racional. en una de sus últimas obras (1975). símbolo. los razonamientos basados en ella conducen. Amalgama misteriosa que también constituye la fuente del lenguaje y el escenario del teatro y del juego. Mientras nuestro intelecto ejercita esa labor sometida a las leyes temporales cuyo paradigma encontramos en el discurso verbal. no es nueva. Ese acto de conciencia tan particular que llamamos interpretación psicoanalítica se ejerce precisamente cuando. muchos años antes. dirían Pribram y Gill) se rompen deliberadamente a los fines de que la información se reagrupe de manera diferente. Hace ya muchos años que la antigua paradoja de Epiménides se ha "puesto de moda" entre filósofos y matemáticos. En este tipo de pensamiento los modelos establecidos que conducen a conclusiones "automáticas" ("proalimentadas". huyendo de la dirección habitual que el juicio nos propone. los problemas epistemológicos que se encuentran en los límites de la lógica formal. mediante la atención flotante. mediante una teoría de los tipos lógicos derivada de la teoría de los . y que Dogson. Aunque no conocía entonces los trabajos de De Bono (1969). sucesivo. La idea de que la lógica constituye un mapa incompleto de la capacidad cognitiva del hombre y que. conflicto. con respecto al camino del concepto.Minsky (1986). de una línea a la otra y en varios puntos a la vez. Charles Lutwidge Dogson. Ni uno ni otro proceso por sí solos pueden constituir el intelecto. que parte del considerar que la mente adquiere progresivamente complejidad y estructura como una sociedad de agencias (a cuya interrelación pueden referirse conceptos tales como los de emoción. ha remedado el estilo de los diálogos entre sus personajes. Metáfora. 1970j [1968]) llegué a la conclusión de que la interrelación entre los procesos primarios y secundarios durante el ejercicio del pensar supone la existencia de un proceso terciario12. humor. en ambos libros. por ejemplo. sin cuidarse de las leyes que constituyen el juicio. a aporías insolubles. los mismos problemas que Russell y Whitehead trataron de resolver en sus Principia Mathematica. Su obra. se trataba de una idea similar a la que él desarrollara.

se interna en uno de los problemas más espinosos que la autopercepción de la conciencia plantea al pensamiento lógico: el problema de la autorreferencia. los dos casos previamente señalados) y un lenguaje representativo. También suele decirse que es necesario distinguir entre un lenguaje de signos. Pero. Pero si nos preguntamos ¿qué clase de cosas son los significados?. aunque forzando los términos sostengamos que el dispositivo interpreta el significado del mensaje. Sabemos que en un chip de una computadora o en el ADN de los núcleos celulares.conjuntos. además. Tal dispositivo puede construirse con estructuras que podemos concebir semejantes a la arquitectura de un cerebro recorrido por una información que se "conforma" mediante un sistema binario. cuando nos referimos habitualmente al lenguaje. en última instancia. a la misma idea. 1941). "símbolo" y "significado". Su obra recorre los problemas más difíciles de la teoría en lo que respecta a los procesos cognitivos. desde allí. demostrara la irreductible incompletud de los sistemas lógicos. desde este punto de vista. la instrucción codificada de un algoritmo (por ejemplo. Hofstadter aborda. entonces. En el primer caso ocurre que una información se comunica porque "viaja". aludimos por lo general a un nivel de comunicación diferente al de la transferencia "automática". en este último caso. a otro código. ese "nivel" de comunicación compromete a la idea de lenguaje en su sentido más amplio. El libro más conocido de Langer (1941) apunta en la misma dirección. el mismo que conduce a las paradojas y al teorema de Gödel. a la historia14. o el texto en un contexto. es el problema fundamental que se ha planteado a este siglo. o se transfiere. señala Christensen (1968). Ese es uno de los temas principales que Hofstadter (1980) desarrolla en uno de los libros más conocidos entre los que se han escrito acerca de la inteligencia artificial. Se trata de la diferencia que existe entre "mención" y "uso". Las categorías del ser (ónticas) o los conceptos de cantidad y de ubicación espacial son impertinentes a la idea de significación. Se trata de un pathos que es padecimiento y es pasión. Volvemos. inclusive. reaccionar de un modo diferente según la instrucción contenida en el mensaje. "volviéndose común" a dos estructuras separadas. la intermediación de algún tipo de conciencia13 y la acentuación. de un sector que pasa a constituir una figura sobre un fondo. y que caracteriza a lo humano como un "alguien" que intenta ser lo que no es. mediante su teorema de la imposibilidad. desde distintos ángulos. proposicional o simbólico (Cassirer. Puede. como un comando que se ejecuta. "lenguaje". Describe la manera en que se interrelacionan los "bucles" recursivos de retroali mentación negativa que forman parte de los sistemas complejos de información que Waddington (1977) estudia desde la biología y. ¿cuál es su naturaleza?. En el segundo caso decimos también que se comunica. El significado del significado También aborda Hofstadter (1980) las cuestiones que giran en torno de los términos "código". ¿Qué es lo que entendemos por significado? ¿Cuándo un determinado existente se vuelve significativo? ¿Dónde reside la significación comunicada? ¿Se encuentra contenida en el mensaje o proviene del dispositivo que interpreta? Si el significado no se hallara contenido en el mensaje y dependiera exclusivamente del intérprete. una enzima) puede funcionar como una información que se copia o. implícita en los dos casos anteriores. Solemos decir. toda comunicación sería ilusoria. de manera explícita o implícita. ingresamos en un callejón sin salida. Ese es el punto en el cual confluye otro de los problemas cruciales que. Se ha dicho que la cuestión del significado. o traducirlo. En otras palabras: el símbolo mantiene la noticia de que no es el referente al cual alude. Un nivel que supone. Un dispositivo "localizable" puede recibir y grabar un mensaje. Sin embargo. que hace reír a los tontos y pensar a los sabios: dos mensajes distintos para dos lectores distintos. pero también es cierto lo que se ha dicho del Quijote. Lo esencial de este último reside en su capacidad de evocar una particular ausencia (Langer. por el contrario. Aquello que constituye la sustancia con la cual se tejen las historias. o autorrepresentación. La esencia de la significación forma parte de lo que Weizsaecker (1956) define como "pático". pocos años antes de que Gödel. o lenguaje expresivo (al cual pertenecerían. 1964). o la importancia. de manera inalienable. porque durante la ejecución del proceso la información produce un efecto que es específico de ella. un significado afín a un pathos visceral que se d emuestra irreductible cuando intentamos concebirlo como producto de un cerebro? El prejuicio "cerebral" . en los confines del pensamiento lógico. que se ha interpretado un mensaje y. La noción de significado no admite una respuesta en los términos de la ciencia física. una y otra vez. pertenece. la atención. ¿no estamos todavía demasiado lejos de aquel significado humano que constituye la sustancia de la historia.

No somos ajenos a la idea de que el corazón tiene razones. "científicamente" hablando. Un reflexión más cuidadosa acerca de este tema nos llevó a la conclusión (Chiozza. es un recurso cognitivo del cual nunca ha podido prescindir la fisiología. Por eso el afecto. a pesar de todo. también han progresado. código que no pudo todavía "objetivarse" con idéntica claridad en la relación entre neuronas. la manifestación de una idea. que Freud construirá s u concepto de meta pulsional. como equivalentes heredados de los ataques histéricos ontogenéticamente "adquiridos". actos motores justificados en función de las circunstancias operantes en la filogenia. 1980) de que el corazón. que desde el punto de vista cuantitativo es un proceso de descarga que se acompaña de sensaciones "actuales". Corresponden a las tres formas del saber que distinguían los antiguos. las que reivindiquen el derecho de referirse al alma. las ciencias naturales. que producen sensaciones "corporales". y desde otro cuadrante. refiriéndose a un conocido principio de la fisiología. Esas fantasías inconcientes específicas de cada órgano o función constituyen. sino que son. Ortega y Gasset (1946). abstracta. como lo son sus órganos. de que sean muchos los psicoanalistas que encuentran más fácil y más cómodo salvaguardar su prestigio coincidiendo con la "ciencia" ha conducido a una nefasta distorsión de la psicoterapia. las que generan. lo explica. desde los tiempos de Freud y de Weizsaecker. la idea de una relación privilegiada entre el sistema nervioso y el alma. De modo que la función se encamina hacia una meta que la torna comprensible en el concierto de la integridad de un organismo y esclarece. y volverán una y otra vez sobre la idea de que el estudio del cerebro nos dará la clave de los procesos mentales más complejos. pautas que se conservan como automatismos "proalimentados". cualitativamente diferenciada. ellos mismos. la fuente. Sin embargo. de la "causa " final. configurando disposiciones inconcientes que cuando se descargan constituyen lo que denominamos afectos. el pensamiento teleológico. de una idea o programa correspondiente a su función. pero. un "programa" que se ejecuta periódicamente y se conserva como información en la propia estructura anatómica. según la cual la meta privilegiada consiste en transformar los sufrimientos del paciente en "problemas" que deberá pensar y decidir. Todo órgano no sólo será entonces en sí mismo la expresión de una fantasía inconciente específica. que se prefiere denominar "mente" o "psiquismo". y un código lingüístico en las secuencias del ADN. de acuerdo con Freud (1926d [1925]). nuevamente. predominantemente. son la expresión de un algoritmo. en su funcionamiento. racional o "teórica". comunican o producen ideas. cardíaca. además. La del cerebro es intelectual. y en la composición química del néctar. al mismo tiempo. cómo los órganos mismos. la del corazón proviene de lo que emocionalmente se ha sentido. de la experiencia vivida que se manifiesta en una voluntad práctica. Serán pues las neurociencias. desde el punto de vista cualitativo es un monumento . de acuerdo con la teoría psicoanalítica que formulara Freud. lo que se sabe por lo que se dice (scire). No hay duda de que en nuestra época pensamos que se localiza en la cabeza. sino que. Pero la cuestión no finaliza en ese punto.Los antiguos adjudicaron a distintos órganos la sede del alma. sostiene: la función no sólo hace al órgano. típicos y universales. diríamos que esto "sólo tiene el valor de una metáfora". El hecho. Esas pautas son residuos de lo que fueron en su origen. la estructura de un órgano. linfática o epidérmica15. que constituye su sentido. lo que se sabe por que se lo ha saboreado alguna vez (sapere) y lo que se sabe por que se lo ha experimentado muchas veces (experire). consolida una afirmación que hace ya muchos años sostuviera Weizsaecker (1950): la relación entre lo anímico y la neurona no es más fácil de concebir que la relación entre lo anímico y una célula hepática. como motor de la vida anímica y como elemento clave de la noción de significado inconciente. (también a veces decimos que decidimos con la panza). de las distintas metas pulsionales que configuran la vida "instintiva"16. Es a partir de la finalidad de la función. La lógica del telos. durante la filogenia. en el terreno de las ciencias naturales. los organismos no sólo expresan. infortunado. Más aún. sino también "contendrá" la imago del "objeto" con el cual deberá cumplirla. Las ciencias naturales mantienen todavía. En el presente pueden ser considerados. la representación simbólica inconciente de tres formas diferentes de la inteligencia. El hecho de haber encontrado una memoria que "se radica" fuera del sistema nervioso. sino también en el estudio de las formas moleculares del ADN y de la memoria inmunitaria. Vemos pues. Sabemos que en la disposición arquitectónica de la flor que busca ser polenizada por el insecto. y no sólo en el conocimiento de las estructuras y funciones cerebrales o hipotalámicas. se hace presente el conocimiento de la anatomía y la fisiología del particular hexápodo que habrá de fecundarla. Son esas mismas pulsiones. la del hígado. el hígado y el cerebro son los tres órganos que se adjudican.

inconcientemente. No sólo se trata. dan por sentado que todos acordamos. que indica una presencia. Otra vez retornamos a ese punto crucial que el psicoanálisis puede iluminar. sin embargo. Si queremos penetrar en el significado de esos términos se nos hace evidente que lo que mejor define al símbolo. Esta definición de símbolo no alcanza para diferenciar al psiquismo humano del psiquismo animal. permite comprender que el símbolo es un constituyente fundamental del psiquismo. expresivo. Campbell (1982). desde este punto de vista. afirma . También se ha dicho que en el animal el significado de un signo depende mucho menos del contexto que en el caso del hombre. de que la significancia. que evoca y conmemora. además. y que en el hombre. de un modo distinto a como se lo hace habitualmente. acerca de lo que denotan los términos "símbolo" y "simbolización". de manera contundente. escarba y desentierra uno que antes había ocultado en el lugar donde ahora escarba. que no es lo mismo carecer de un sistema complejo de símbolos permutables en la conciencia. que carecer de una función simbólica. para la fotografía que conservamos de un paisaje. simbólico) ha sido utilizado para negar que los modos en que una abeja comunica a sus congéneres el lugar en donde ha encontrado una fuente de néctar. un representante "psíquico" de una situación pretérita. y que ha sido. sino el producto de simbolizaciones concientes pretéritas que han quedado "fijadas" y que son hoy tan inmutables como los símbolos heredados y universales. partimos. No hemos encontrado otro concepto de símbolo lo bastante general y elemental como para que funcione adecuadamente en todas aquellas situaciones que suelen caracterizarse como simbólicas. ya que nos faculta para evocar. Pensar que lo esencial del símbolo es representar a un particular ausente. constituyen un "verdadero" lenguaje. por lo tanto. y que constituye su significado. parafraseando a Próspero. hoy ausente. como sostiene Langer (1941). que desear es simbolizar. Desde ese punto de vista se dirá. en cambio. en el análisis del fenómeno comunicativo animal. Por fin. en cambio. desear. unánimemente. que "justifica". de modo conciente o inconciente. que en la embriología y en la anatomía la relación entre elemento y contexto funciona de una manera análoga a como funciona en la gramática18. y un lenguaje proposicional. es evidente que si entonces algo tiene "in mente". y al mismo tiempo es un símbolo. de la "clave" inconciente de sus inervaciones. Los argumentos apuntados pierden. y no lo fuera. de que a partir de este punto debemos examinar. obligándonos a considerar la participación de las emociones en los procesos cognitivos. esta relación puede ser enormemente variable. "construir un mapa" que conduzca a algún amigo hacia el deseado hueso. evaluamos un contexto o utilizamos el concepto de "mapa". es porque tiene noticia de la ausencia. Es más. Si quisiéramos definir el símbolo de un modo que fuera aplicable a la letra alfa de una ecuación matemática. el proceso de simbolización. Bateson (1979) sostiene. Un argumento semejante al que acabamos de mencionar (que se apoya en la diferencia existente entre un lenguaje de signos. como decía Freud. Debemos admitir. dirá que estamos hechos de la sustancia de las historias. como consecuencia inevitable. abstraer y establecer el proceso secundario desplazando pequeñas cantidades de investidura. unos de los mayores obstáculos en la prosecución de su camino. y que el cerebro del hombre es el lugar donde transcurre ese proceso. que las ciencias cognitivas generalmente escotomizan. En otras palabras: el afecto es un signo expresivo de un suceso "corporal" actual. el pensamiento psicoanalítico que hoy predomina ha quedado adherido a esa especie de "prejuicio cerebral" que contribuye a que se conciba la simbolización en función del sistema de la conciencia17. como hemos dicho. ese algo es el representante de un ausente. si "busca". filogenético. y. hasta el presente. Quienes suscriben esos criterios de manera explícita o implícita. y que. Podemos decir. que la simbolización es un patrimonio humano. su apoyo. Se ha dicho que en el animal la relación entre el signo y el referente es fija e inmutable a través de los siglos. se ha señalado el hecho de que un perro no puede. sucedería que ese concepto no nos sirve para asignar a una bandera el carácter de símbolo. Cuando un perro que desea un hueso. Se trata. y omiten. por oposición a la función del signo. es su cualidad de representar a un particular ausente. recordar. origina el significado. además y especialmente. cuando medimos un intervalo de tiempo. el referente al cual alude. como podría un hombre. si tenemos en cuenta que. de los parámetros que configuran el mundo del hombre. que permite comprender el sentido de su pauta de acción o. que es inseparable de los afectos. que los símbolos inconcientes no son la evidencia de un ejercicio simbólico inconciente. La formación de símbolos El consenso formado por una gran mayoría de autores acepta. casi como un sobrentendido que permanece fuera de cualquier cuestionamiento.conmemorativo de un suceso pretérito. su definición.

inseparablemente enlazados en todos los niveles y en todas la etapas que es dable imaginar. y que será siempre. Pienso. es del todo análoga con la que existe entre el símbolo y su referente. La teoría se enriquece en la medida en que comprendemos que esos conceptos de Bateson. y se pregunta dónde reside. y desde otro lugar. Se trata esta vez de un esquema corporal. que es forzoso deducir: un sujeto "significante" que permanece inconciente. junto al sujeto conciente de sí mismo. el sujeto gramatical de una frase. el último lector. que somos. siente y quiere. Un sujeto al cual sólo puede accederse por identificación. en parte. parcial. y si no se mantuviera noticia de la diferencia no habría ventaja ni razón para la sustitución. la transferencia o la transacción. acerca de la identidad individual. como signo y como símbolo. una instancia que abarca territorios concientes e inconcientes. se integran en una serie ininterrumpida con el concepto psicoanalítico del sustituto como un representante inconciente que se constituye en virtud de fenómenos tales como el desplazamiento. una representación. y que puede dividirse en distintos "núcleos" separados entre sí. a la vez. como todo mapa. sin embargo. que el Yo tiene acerca de sí mismo19. la descarga no sería suficiente. ya que es inconcebible que uno de ellos funcione eficazmente sin el concurso del otro. a la idea. Ya hemos dicho que la existencia inevitable y permanente de una autorreferencia yoica nos arrastra más allá de la lógica. Weizsaecker (1947) señala que la fisiología describe el modo de funcionar del automóvil. Nada tiene de sorprendente que todo sustituto funcione. de puro evidente. La relación que el sustituto mantiene con aquello que. pasa desapercibido: en la sentencia de Descartes el que existe porque piensa soy yo. a un mismo tiempo que sustituye. El psicoanálisis nos habla de un Yo que es una instancia. el psicoanálisis nos habla además de otro "sujeto" de un discurso. se parece. Cuando decimos que el sustituto "representa" a lo que sustituye. inevitablemente. y no sólo "representa". en nuestro pensamiento autorreferente acerca del pensar. Consiste en sostener que la primera evidencia no radica en la percepción de lo real. "desde un principio". Ingresamos nuevamente. ya expresada. sino en la demostración del existir por el hecho de pensar. representa. También es cierto. pero nos falta todavía considerar hasta qué punto es relativo que el que piensa soy yo. similar a la que en su hora se plantearon Freud. Cuando esto predomina solemos decir que el símbolo ha caído bajo el dominio del proceso primario. La razón por la cual mencionamos ahora el famoso enunciado es. con el referente sustituido. de que los procesos primarios y los secundarios funcionan. otra. queriendo significar con esto que se ha perdido la noticia de su diferencia con el referente. a la que surge mediante la llamada "identidad de pensamiento". o que se ha transformado en una "ecuación simbólica". trazamos desde la conciencia. posee cierta eficacia.que el hombre entero es gramatical. subrayamos la parte en que funciona como un símbolo que alude a un referente manteniendo la noticia de la diferencia que existe entre uno y otro. económicamente. del que piensa. consiste en considerar la pequeñez relativa del Yo conciente frente a la magnitud de una vida inconciente que no se rige por los límites que. que el sustituto en parte "expresa". La cuestión esencial. precisamente. con lo sustituido. de acuerdo con lo que señala Ortega y Gasset (1932–33). y quién es. cuya naturaleza lingüística lleva implícita la idea de símbolo. Es decir que también funciona como un signo en la medida en que queda confundido sin discriminación alguna (como en la identidad de percepción). Es esa noticia la que impide que el sustituto atraiga sobre sí a la investidura con la plenitud que hubiera correspondido al referente. atrayendo sobre sí la investidura suficiente para que constituya una descarga que. pero nada nos dice acerca de adónde lo conducirá el chofer. La introducción del sujeto. ya que si no se confundiera. que dividió lo existente entre lo pensado y lo que ocupa un lugar en el espacio. Jung o Groddeck (1968). luego existo La afirmación de Descartes. La semejanza implícita en el proceso de formación de sustitutos. sin embargo. como una agencia que maneja funciones. Ruyer (1974) se refiere al proceso por el cual la imagen que llega a la retina es leída por el cerebro occipital. cambió la tesis del realismo griego para dar paso al idealismo. Hofstadter y Dennet (1981) dedican un libro a este tema. en el sentido de que está tan concretamente construido con lenguajes como lo está con átomos. Pero también nos habla del Yo "visto desde adentro". La inteligencia del ecosistema . vista "desde afuera". contiene un propósito fundamental que. la condensación. También nos habla de "otro" Yo. Y. es inevitable. la mayor parte de la cual es inconciente. Nos parece pertinente señalar algo que. Es.

Hoyle (1983) ubica la inteligencia "fuera" del hombre. específicamente. en la constitución misma de la arquitectura orgánica de cada especie. "cosas significadas". Debemos concluir. se nos hace evidente que la "frustración" que origina al pensamiento y la conciencia nos trasciende. por el contrario. y dedica una parte importante de su contenido a la descripción de lo que denomina "memes". Sostiene que los genes son unidades autosuficientes que se combinan e integran. consistente en "signos". más allá de la tesis darwiniana. como si se conservaran en una memoria "independiente" de la evolución de una especie. usando el metalenguaje del lenguaje común. junto con ellos. "transparente ". suponiendo que es un lenguaje universal en lugar de una gigantesca maquinaria de reloj. 1988). son para Bateson (1979) opacidades perceptibles. en la evolución de la vida entera en su conjunto. Se pregunta si cuando pasea por el bosque es él quien pasea a sus células o son sus células. quienes lo llevan a caminar para sus propios fines. dice Bateson. es una idea. Los sueños. ideas que transcurren y evolucionan. forma parte de un ecosistema inteligente. Las tres manos del hombre .. Bateson (1979) utiliza la palabra "epistemología" en un sentido muy amplio. fracturas en la matriz significativa que nos constituye. pues. cuando "piensa".. a la manera de los virus. pág. para describirlo". una elección fundamental. sino también la conciencia. Si reparamos en los "conocimientos" de hidrodinámica que se hallan implícitos en la forma de las aletas de un cetáceo. La hipótesis Gaia (Lovelock. debe ser algo que un psiquismo como el nuestro comparte con el psiquismo del bosque de pinos o el de la anémona de mar. Aquello que se manifiesta en la evolución de la vida.Minsky (1986) ha descripto la inteligencia humana como una sociedad de agencias. en lugar del vocabulario propio de las máquinas.. 91) escribe: ". trataré los sucesos de la naturaleza como si constituyeran un lenguaje. sino que. en las unidades mayores que forman las distintas especies animales y vegetales. "efectos". Sostiene que esas investigaciones permiten construir la hipótesis de que los cerebros de las distintas hormigas mantienen entre sí una relación de algún modo semejante a la que mantienen las neuronas. en las estructuras y los procesos de un organismo completo. fue cosechando cada vez mayor número de adeptos entre los científicos. Taylor (1982) afirma que. si no mejor. "leyes de operación". Turbayne (1970. diversos "grados" de apertura en la posibilidad de volver a pensar los pensamientos contenidos en las huellas de facilitaciones heredadas. De modo que no sólo el pensamiento. como si estuvieran dotadas de una vida propia. " reglas de gramática". aislándolas y observando su conducta. deben sus orígenes a una frustración. y que el hormiguero. bien lejos de los límites del yo conciente. que trasciende las funciones del cerebro humano. matriz que por ser inconciente es imperceptible. Un saber que incluye esa amalgama de importancia y sentido que constituye a una historia. y conciente. Pensar en términos de historias. plantea una hipótesis similar. cada vez más inteligente a medida que aumenta su número. que existen diversos niveles de "conciencia" o "inconciencia" y. para referirse a un "saber cómo" de la inteligencia biológica que es algo más que racionalidad. El conocido libro de Dawkins. etc. debemos reconocer que asistimos a la emergencia de estructuras funcionales repetidas en animales de las más diversas líneas evolutivas. consistente en "partes". en cambio. Habrá pensamientos que quedarán permanentemente encerrados en la sabiduría inconciente y otros de los cuales podrá disponerse para ser concientemente "pensados". que se integra con otras interrelacionadas en un ecosistema de la mente que abarca el conjunto entero de las formas biológicas. no cabe duda de que la inteligencia es un fenómeno ubicuo en el universo de las formas biológicas. Como si se tratara de "piezas" biológicas "fabricadas" con estructuras similares. según los lechos ecológicos. Thomas (1974) relata que Grassé estudió el "acoplamiento cerebral" de las termitas. convencido de que el mundo puede ser ejemplificado de igual manera. etc. sostiene. según cual haya sido el campo de experiencia que en cada tipo de organismo haya sido necesario "abrir". y que responden a los mismos conceptos en las diversas "líneas de montaje". o sus mitocondrias.. Pero debemos todavía señalar algo más: conciente e inconciente son términos que corresponden a las dos puntas de una serie continua que contemplamos en sus extremos para distinguirlos mejor. "causas". las historias con las cuales estamos construidos. Si es cierto que el hombre no es un ente aislado. que interpreta la estructura y la evolución de la tierra comparándola con la de una célula viva. Schrödinger (1958) dirá que aquello que se sabe es inconciente. El gen egoísta (1979). ya que determina. Todo lo que hemos dicho acerca de la relación entre los procesos primarios y secundarios en la formación de sustitutos i nconcientes apunta en esa dirección. funciona como un megacerebro con respecto al cerebro de la hormiga. y que hunde sus raíces. lo que debe aprenderse porque configura un "problema" a decidir en la relación con el mundo.

ellos mismos. La palabra "sentido" posee tres denotaciones. el símbolo privilegiado de los pensamientos que alcanzan el término y la integridad suficientes para expresarse en la acción. es decir. que proviene de ese "cuerpo" en el cual anida la emoción. Una tal actividad cognitiva supone. A partir de ese punto cobra fuerza la tesis de que los órganos. la mano física. el significado se constituya a partir de una importancia que se establece. la mano es el intermediario privilegiado que lo relaciona con el mundo material en el cual realiza su cultura. Llegamos de este modo. en nuestro trato con los otros. la mano "espiritual" ("matemática" o "abstracta"). de una actividad cognitiva que los antecede. "Sentido" es significado. los tres referentes primordiales de todo discurso. consolida la tesis de que. y el recuerdo. a pensar que las significaciones primordiales no se "construyen" en el cerebro. la cuestión suscitada por la inteligencia ecosistémica. el sujeto. La formación inconciente de sustitutos que. la emoción y la acción. conduce. La teoría psicoanalítica de los procesos de pensamiento avala la idea de que la actividad cognitiva trasciende. en primera y última instancia. la estructura de los procesos lógicos. nuevamente. que denominamos sentido común? En síntesis El presente trabajo sostiene que el psicoanálisis puede arrojar una luz propia sobre el territorio de las llamadas neurociencias y sobre el de la inteligencia artificial. en lo inconciente. No queremos decir que el pensamiento sólo se materializa por obra de la mano. en tanto programas o algoritmos adaptados a un fin. la mano puede empuñar la herramienta como un instrumento que le otorga el mundo de lo artificialmente construido. son. La mano que sentimos. necesariamente. para que una computadora "piense" como un hombre. La evidente relación de la mano con la percepción. desde otro ángulo. la formación de símbolos. la que nos transmite sensaciones mientras buscamos el encendedor en el bolsillo. exclusiva del género humano. el pensamiento. contribuyendo a la formación de las disposiciones inconcientes a las distintas emociones. lo que una mano significa. la que vemos mientras la introducimos en el carburador de un automóvil. ¿Es sorprendente entonces que los procesos cognitivos que evidencian una inteligencia equilibrada no sólo se realicen con los datos de percepciones y recuerdos correctos sino con los que aporta una capacidad. la que reconocemos como nuestra en virtud de que lleva incorporada la historia de nuestra habilidad manual. como el propio cerebro. en ambos casos. que proviene del archivo que otorga al instante que se vive el "título" de un significado. también. El logro de una acción manual lleva implícito que la conciencia se relacione con "tres manos". pero es también lo que se siente y la dirección en la que se recorre un camino. por mediación de los afectos. que provienen. dentro del mundo humano. La mano que construimos con recuerdos. la sensación y el recuerdo. aquella que posee una subsistencia semántica universalmente compartida. inevitablemente. aparentemente misteriosa. nos muestra que toda inteligencia humana bien lograda deberá provenir de un "dispositivo" que produzca equivalentes de esos tres referentes. sino que están implícitas en la propia estructura de los órganos. que proviene del mundo físico en el cual transcurre la acción. sino que además simbolizan y representan a los referentes que sustituyen. La mano que percibimos. de que la actividad cogitativa puede ser ejercida por núcleos yoicos inconcientes (recordemos que el Ello "contiene" las innumerables existencias anteriores de Yo) disociados del Yo coherente. no sólo expresan. un sofisticado instrumento para su comunicación con el prójimo. al punto que deseamos subrayar. la representa "en ausencia". la sensación. y gracias a la cual comprendemos. desde . vista desde el ángulo de los significados inconcientes (que el psicoanálisis vincula con la finalidad de distintas funciones corporales). El hecho. la mano anímica. en tanto ensayo de una acción diferida. sino el conjunto entero de su arquitectura orgánica. Si la palabra es el ladrillo con el cual el hombre construye los pensamientos que establece mediante la lógica o mediante la poesía. Reparemos en que esos tres referentes coinciden con las tres puertas de acceso a la conciencia: la percepción. sino que el ejercicio de la mano es. Gracias a la oposición del pulgar. tal como lo postula el psicoanálisis. ideas. de acuerdo con lo que nos enseña el psicoanálisis. Para establecer la distancia que separa al hombre del animal. La interrogación acerca de la naturaleza del significado. ya que todo pensamiento. no solamente debería remedar sus estructuras cerebrales. El hecho de que. el ejercicio de la mano no es menos importante que el de la palabra.Nuestro intento de establecer cómo puede contribuir el psicoanálisis al esclarecimiento de los procesos cognitivos quedaría demasiado incompleto si omitiéramos considerar las relaciones que mantienen. introduce. nuevamente. permite evitar el callejón sin salida al cual conduce el prejuicio de que la simbolización es un patrimonio humano y un proceso que transcurre en el sistema de la conciencia. y es. la simboliza. ya que. bien conocido por el psicoanálisis.

Roma. sino de la manera en que lo utilizamos. 8 Este esquema ofrece la ventaja adicional de que ni siquiera es necesario concebir los dos sistemas como radicados. mejor. y hace ya mucho tiempo que la proliferación de la palabra impresa ha llegado a constituir un tóxico para la inteligencia. debo añadir que no me propongo proclamar que las células y fibras nerviosas. Sin embargo. El mismo Bateson (1972) lo ha señalado de manera elocuente. que en las cuestiones que tienen que ver con la vida. los tres puntos cardinales entre los cuales se teje todo pensamiento. retornamos nuevamente sobre la idea de que los procesos cognitivos "normales" son inconcebibles sin la intervención. citadas por Pribram: "Mis experiencias sobre la desplazabilidad de la energía psíquica a lo largo de ciertas vías asociativas. el tipo de conciencia que se obtiene mediante la ligadura con huellas perceptivas (en primer lugar verbales y en segundo lugar visuales). de acuerdo con los postulados de la mecánica ondulatoria. de un componente afectivo. para el caso del cuerpo y el alma. Reproduzcamos sus propias palabras. alma y espíritu son. los tres referentes primordiales de todo discurso. cuando penetra en la conciencia privado de su significado. sean estas vías psíquicas. Freud se refería a los elementos materiales del sistema nervioso para utilizarlos como representaciones que le permitieran construir un modelo metapsicológico ajeno a la pretensión de mantener la plena coincidencia entre sus postulados y los de la neurociencias. 141). o los sistemas de neuronas que están ocupando hoy su lugar. lo óptimo no coincide con el máximo. geográficamente. y de la persistencia casi indestructible de las huellas de los procesos psíquicos. Se introduce de este modo la cuestión. También la electricidad puede usarse para iluminar o para destruir la vida. aunque tendría que ser posible. fundamental. Permite explicar. difiere en una cualidad que podríamos categorizar como "nitidez". pues lo que llamamos cuerpo es un trozo del alma percibido por los cinco sentidos. En un mismo territorio la completa permeabilidad al período determina la novedad de la percepción. El matrimonio del cielo y el infierno) Notas 1 El texto del presente capítulo pertenece a un trabajo publicado por primera vez en la revista Quaderni di Psicoterapia Infantile. cuando formuló la segunda de las dos hipótesis que el mismo llamó "fundamentales del psicoanálisis". 2 Bateson (1979) sostiene. en forma rotunda. 1995. de alguna manera que aún no se puede precisar. aunque se trate de productos tan necesarios como el oxígeno. 148. pág. muy pocas veces mencionada. recíprocamente. pág. sino como tres puertas de acceso (o tres maneras) de que la conciencia dispone. y McLuhan (1962) le ha dedicado al tema un libro entero. la facilitación operaría como un relleno que disminuye la profundidad de la zanja y que proviene del depósito acumulado por los distintos móviles que han llegado hasta ella o que la han atravesado. en dos territorios neuronales diferentes. 4 Aunque los procesos que abusivamente llamamos de "percepción interna" no siempre necesitan ligarse con alguno de los restos mnémicos de la percepción para devenir concientes (Freud lo afirmó explícitamente para el caso de los afectos). Ya Freud lo había establecido. 171). (William Blake. y la facilitación permite el recuerdo de una experiencia pasada. de la conciencia. Edizioni Borla. es decir lo inconciente. en cuanto a determinar qué es lo percibido. el llamado enigma de Grimaldi: en determinadas ocasiones la suma de dos luces puede producir oscuridad. representar tales vías por elementos orgánicos del sistema nervioso" (En Freud (1912-1913**). Para evitar equívocos. 5 Si representáramos a la barrera como una zanja transversal que interrumpe la continuidad de un camino. me ha sugerido de hecho un intento de imaginar lo desconocido de una manera similar.su conciencia. pues. pero no debemos concebirlos como tres existentes distintos. Cuerpo. en las palabras del poeta: El hombre no tiene un cuerpo distinto de su alma. A partir de lo que la teoría psicoanalítica categoriza como los tres orígenes de los derivados que llegan a la conciencia y. 9 Puede decirse que la percepción y el recuerdo tienden a excluirse. al mismo tiempo. del que se obtiene sin esa ligadura. no se experimenta como autor de los pensamientos inconcientes que operan en él. 3 Tal como lo señalan Pribram y Gill (1976. la sal o el dinero. y (19121913*). 6 Denominamos frecuencia a la cantidad de períodos que ocurren en una unidad de tiempo. Pero el daño no proviene del recurso técnico. 7 Recordemos que el término "interferencia" se usa para aludir al fenómeno por el cual dos ondas que confluyen pueden anularse mutuamente. de que existe más de una forma de conciencia. Pero digámoslo. en el cual vivimos inmersos. esas coincidencias tampoco habrían de sorprenderle. por . Toda percepción es "interpretada". acertadamente. pág. El desarrollo de la industria y el de la tecnología nos han enfrentado ya muchas veces con la verdad de este acerto. Podemos resumirla diciendo: llamamos cuerpo a lo genuinamente psíquico.

es un lugar común. 1950a [1887-1902]*). en tanto constituyen "programas" orientados hacia un fin determinado.obra de un recuerdo que suele permanecer inconciente. en tanto es conciencia acerca de sí mismo. 11 Agreguemos aquí al mecanismo de retroalimentación positiva. Tales unidades psíquicas elementales equivalen a fantasías inconcientes y. 1917e [1915]). el objeto que ha recibido sobre sí el trazado de un signo. a partir de las metas de la pulsión es posible deducir su fuente (Freud. 1905d*). sucede algo que no puede ser representado lógicamente". algoritmos o procedimientos efectivos "proalimentados". Freud se ocupa de señalar que en la medida en que se ligan a los restos mnémicos de la percepción acústica propia de las representaciones verbales. planteamos la posibilidad de que funcionara remplazando sustancias que normalmente produce el organismo. de una autorreferencia. Tal como lo desarrollamos en otro lugar (Chiozza. y también es común que . en última instancia. 15 En algunas reacciones químicas que conforman funciones que pueden ser contempladas como "programas". sin embargo. 17 Por ejemplo. que la conciencia distingue a la percepción porque se acompaña de un signo de cualidad perceptiva (" signo de realidad objetiva". La segunda sostiene que todos los procesos que alcanzan cierta importancia aportan algún componente a la excitación del instinto sexual. la existencia de un proceso terciario.. Los hallazgos que ha realizado la neurofisiología con respecto al funcionamiento de ambos hemisferios cerebrales han conducido a Watzlawick (1977) a equiparar la función del hemisferio dominante con las características del proceso secundario y la función del otro con las del primario. el progreso realizado en el conocimiento de los neurotransmisores contribuye también a consolidar la idea de unidades psíquicas inconcientes y elementales (en un sentido análogo al de las "agencias" que postula Minsky) que se integran con otras para conformar el psiquismo de un organismo complejo. sino que incluyen cualquier forma de conciencia. recurrir al análisis semántico de la palabra "significado". introduce los problemas paradojales a los cuales da lugar la autorreferencia.. y que. 1950a [1887-1902]*). 1969a) investigamos desde este punto de vista la acción farmacológica del opio y. La primera postula que en realidad pueden funcionar como zonas erógenas todos y cada uno de los órganos: no sólo la piel y las mucosas. un más allá que contradice a la lógica". 1915e*). al caso constituido por la llamada autopercepción de la conciencia. y que esta interrelación funcional podría ser homologada con el proceso terciario. que Bateson (1972) encuentra en una perturbación típica de la convivencia (que denominó "esquismogenética") en la cual se produce "cada vez más de lo mismo". Ya Weizsaecker (1956 [1951]) había señalado. se acompañan de signos de descarga lingüística (Freud. Las sensaciones denotan lo actual del mismo modo que las percepciones denotan lo presente. 10 Freud postula. Por este motivo.. marcando los límites del pensamiento lógico. deberíamos pensar que una parte de las funciones gestálticas o "artísticas" atribuidas al hemisferio no dominante correspondería al ejerc icio combinado de ambos hemisferios. muchas veces. en cambio. Toda referencia es producto. La palabra "significado" ha pasado a designar. Más allá del grado de exactitud que pueda atribuirse a esta equiparación. anticipándonos al descubrimiento de las endorfinas (realizado en 1975). El motivo por el cual se significa un objeto reside en el propósito de recuperar posteriormente la vivencia ocurrida en el momento de significar. Si otorgáramos validez a la dudosa analogía trazada por Watzlawick. en el signo. son fantasías inconcientes específicas. que ". en el uso habitual. en primera instancia. aunque bastaría para distinguirlos la ausencia de los signos anteriores. 1976c [1974]) significar es trazar uno o más signos. 14 Resulta. se trata de ". Freud. los neurotransmisores actúan como "llaves". a la vivencia que se "conserva". Poco tiempo después tuve noticias de que Arieti (1976) también postuló. Ocurre cuando el efecto aumenta la causa engendrando lo que denominamos un círculo vicioso. 16 Dos afirmaciones explícitas testimonian esta posición de Freud. y significado es. Freud. Los problemas lógicos derivados de la autorreferencia no se limitan. en la temprana infancia. a partir del teorema ontológico de Parménides (sólo puede ser pensado y ser lo de uno mismo).. El psicoanálisis marcha en la misma dirección cuando nos muestra que toda representación se ejerce por la intermediación de algo propio que se utiliza para conocer el mundo. esclarecedor. y a la sensación "corporal" porque se acompaña de un signo de actualidad ( "examen de la realidad" y "examen de la actualidad". sino también los órganos internos (Freud. desde 1964 por lo menos. con plena conciencia de que se trata de una postulación tautológica. la idea de que la capacidad para simbolizar se adquiere durante la elaboración de la posición depresiva. para el recuerdo. En cuanto a los recuerdos. Todo recuerdo es activado por obra de una percepción habitualmente inconciente. 12 En 1972 Green (1972) planteaba una conclusión similar. 13 Reparemos en que la conciencia. Hace ya algunos años (Chiozza y colab. las investigaciones sobre las funciones diferenciadas de ambos hemisferios invitan a la reflexión. acordes con un fin prefijado y repetible. 1924c*.

que recuerda otros esfuerzos semejantes por librar de una nueva injuria a nuestro narcisismo antropocéntrico. 178) que el verdadero motivo de la represión es impedir la descarga de un particular afecto. Dado que el trastorno es un producto de la represión. se constituye. nos ofrecen. 1 . de modo inequívoco. Capítulo XIII LOS AFECTOS Y SUS VICISITUDES En los orígenes del psicoanálisis Aunque Freud nunca reunió. nota al pie. y nació como un procedimiento terapéutico ejercido mediante la palabra. llama do catártico. El primero de estos hechos nos indica que el psicoanálisis. inevitablemente. Los intentos realizados para describir una diferencia sustancial en el proceso de simbolización. pero también visuales (FREUD. 1915e**. 1960). El tercero muestra. y la reaparición del afecto. y sus primeras afirmaciones. se refiere Freud (1923b*) cuando afirma que es "ante todo corporal". pág. pág 21). El segundo señala la fundamental importancia que poseen los afectos en lo que se refiere al proceso terapéutico. desde sus inicios. de un cambio de estado en la conciencia. y el trastorno de los organismos vivos (Portmann. Ese cambio de significación se obtiene cuando determinadas representaciones inconcientes logran acceder a la conciencia gracias a que se unen con restos mnémicos de la percepción. un espectáculo patético y pobre. 19 A este self. un sentido en la forma.algunas alteraciones somáticas se expliquen. las distintas ideas sobre el tema que su pensamiento recorre. el levantamiento de la represión. 168. que. que explique el desarrollo peculiar del psiquismo humano. 1923b**. aunque el afecto puede hacerse conciente sin la intermediación de la palabra (FREUD. pág. como una teoría de la relación cuerpo–mente. acerca de esa triple circunstancia inicial del psicoanálisis. constituyen distintos aspectos de un mismo proceso. la descarga afectiva depende. nació bajo la forma de un método. de un modo groseramente parcial e insuficiente. en un trabajo dedicado a los afectos. en los últimos años. la función. 23). nos ponen en contacto con tres hechos significativos. si recorremos el arco completo de la trayectoria freudiana que media entre los comienzos del método y sus trabajos últimos? En lo que respecta a la relación mente–cuerpo Freud parte de una posición que en cierto modo coincide con el paralelismo psicofísico (STRACHEY. en cambio. que procuraba una descarga afectiva. pág. 18 Descubrir la ubicuidad del proceso de simbolización en la naturaleza nos ha ayudado a encontrar. y no a la instancia Yo. en FREUD. predominantemente verbales. el desarrollo. Nació como un intento de aclarar la etiología de la histeria. la desaparición del síntoma. la teoría psicoanalítica ofrece fundamentos originales y profundos para un estudio biológico integrador acerca de los afectos. 1915e**. Las circunstancias en que nació el psicoanálisis. siempre. 1923b**. como productos de un déficit de simbolización. ¿Qué podemos decir. Freud escribirá más tarde (FREUD.

SOLMS, SALING, 1990, pág. 96) para terminar afirmando, en 1938, que el psicoanálisis evita el callejón sin salida al cual el paralelismo conduce, sosteniendo con énfasis que lo verdaderamente psíquico es inconciente, y que el pretendido concomitante somático y lo psicológico conciente, que sostienen la dicotomía cuerpo–mente, son categorías que se constituyen en la conciencia. (FREUD, 1915e**, pág. 168; FREUD, 1940a [1938]**, págs. 157– 158; FREUD, 1940b [1938]**, págs. 282–283; CHIOZZA,1991b [1989], págs. 167–168; CHIOZZA,1995v, págs. 123–126; SOLMS, M.,1996 [1994]). Esta oscilación en la posición epistemológica de Freud, que impregna toda su obra y se define "enérgicamente" en sus últimos escritos, no podía menos que manifestarse también en la evolución de su pensamiento con respecto a la segunda "circunstancia inicial", que otorga una importancia fundamental a la descarga afectiva, y con respecto a la tercera, que relaciona al afecto con el lenguaje. Formulaciones metapsicológicas Freud, en 1915 (FREUD, 1915d **, pág. 152) sostiene que el representante psíquico del instinto (FREUD, 1915c **, pág. 121–122) se compone de dos partes, y que es necesario seguir por separado el destino que la represión impone a la idea (la parte eidética de la representación) del que impone a la cuota de afecto (la energía instintiva vinculada con ella). En esta formulación freudiana, la cuota de afecto es concebida como una cantidad de excitación exenta de cualidad, dado que la cualidad es otorgada por la idea inconciente. Se trata de un planteo que incurre en el paralelismo psicofísico, ya que la "suma de excitación" es concebida como un fenómeno material, y la parte eidética de la representación como un fenómeno psíquico. Sin embargo, en un artículo que Freud escribe directamente en francés (FREUD, 1893c [1888– 1893]**, pág. 170), utiliza la expresión "valor afectivo", que posee connotaciones cualitativas, para referirse a la cuota de afecto. Strachey (STRACHEY, 1962, pág. 66) afirma que, aunque puede deducirse de algunos pasajes que Freud trata a la energía psíquica y al afecto como sinónimos, no parece ser así, ya que el mismo Freud escribe (FREUD, 1915d **, pág. 153) que una posible vicisitud del instinto es su transformación en afecto. También señala Freud (FREUD, 1915e**, pág. 178) que no existen afectos inconcientes en el mismo sentido en que existen ideas inconcientes. Las ideas inconcientes son investiduras de huellas mnémicas, y en ese sentido son actuales. Los afectos y las emociones son procesos de descarga cuyas últimas manifestaciones son percibidas como sentimientos. Cuando hablamos de afectos inconcientes nos estamos refiriendo a estructuras afectivas que son disposiciones, un "potencial comienzo" que no se desarrolla. Los afectos, emociones o sentimientos se exteriorizan en una descarga motriz o secretoria que produce una alteración del propio cuerpo, la motilidad en acciones destinadas a la alteración del mundo (FREUD, 1915e**, pág. 179). Las funciones motoras o secretoras que corresponden a la descarga afectiva dependen de inervaciones que son "excitadas" de acuerdo con una "clave" que determina la distinta cualidad de cada afecto y que existe bajo la forma de una idea inconciente (FREUD, 1900a [1899]**, pág. 582). Se trata de una estru ctura afectiva disposicional inconciente (FREUD, 1915e**, pág. 178; CHIOZZA, 1976c [1974], pág. 221). En estos enunciados metapsicológicos, que culminan alrededor de 1915, se mantiene la disociación cuerpo–mente que es propia del paralelismo, las inervaciones son físicas, la clave es anímica. Señalemos además que, mientras que la palabra "inervación" se usa profusamente, la palabra "clave" se menciona una sola vez en toda la obra freudiana. Sin embargo, tal como lo expresamos ya en nuestros primeros trabajos acerca de los afectos ( CHIOZZA, 1972a; 1975b; 1976c [1974]; 1976f [1975]) la existencia de esa clave de inervación permite comprender que las disposiciones inconcientes al desarrollo afectivo son diferentes y específicas de cada particular afecto, y también que la enfermedad somática se constituye a partir de un modo particular de sofocación del afecto. En la neurosis se evita el displacer substituyendo la representación del objeto ligado a la descarga afectiva. En la psicosis, mediante una alteración en la percepción de la realidad, se

substituye al afecto descargado . En la enfermedad somática (que desde este punto de vista podemos llamar "patosomatosis"), la investidura afectiva se desplaza sobre uno de las inervaciones de la clave, generando de este modo una descarga que ya no posee la cualidad del afecto conocido. De acuerdo con la segunda hipótesis fundamental del psicoanálisis (FREUD, 1940a [1938]**, págs. 157–158; FREUD, 1940b [1938]**, págs. 282–283), una tal descarga, que la conciencia percibe desprovista de su significado original, afectivo, será categorizada como somática (CHIOZZA,1991b [1989], págs. 167–168; CHIOZZA,1995v, págs. 123–126). Más adelante, cuando nos ocupamos de investigar en el significado inconciente específico de la esclerosis múltiple (CHIOZZA, L. y colab., 1986a), se hizo evidente que el fructífero concepto de "clave de inervación" podría ser aplicado también para la descarga en la acción motora ligada con la satisfacción del deseo. Se consolida de este modo la idea (CHIOZZA, 1976 c [1974], pág. 220) de que la descarga del afecto forma una serie complementaria con la descarga lograda mediante la acción eficaz. No se agotan sin embargo, en este punto, las repercusiones que tiene para la teoría el concepto de "clave de inervación". Nuevas reflexiones (CHIOZZA, 1999d) nos llevan a pensar, a partir de la idea de "clave", que el deseo se entreteje con los materiales que proviene de la sensación "somática" de un modo similar a como el recuerdo se entreteje con los que provienen de la percepción.

Ontogenia y filogenia de los afectos Las inervaciones motoras o las descargas que corresponden a cada particular afecto se acompañan de la percepción de las acciones ocurridas y de las sensaciones de placer o displacer que otorgan, a cada uno de ellos, su tono dominante (FREUD, 1916–17 [1915–17]**, pág. 396). El núcleo que mantiene unido al conjunto es la repetición de una vivencia significativa, una "reminiscencia", que Freud ubica en la filogenia. De modo que concluye afirmando que "... el ataque histérico es comparable a un afecto individual, neoformado, y el afecto normal, a la expresión de una histeria general que se ha hecho hereditaria". En 1925 (FREUD, 1926d [1925]**, pág. 133) lo repetirá con otras palabras: el afecto es un símbolo mnémico que equivale a un ataque histérico típico, universal y congénito. Los términos "vivencia significativa", "reminiscencia" y "símbolo mnémico", referidos a la filogenia, poseen, en la obra de Freud, un significado preciso. En el dibujo con el cual esquematiza el concepto de las series complementarias en la etiología de las neurosis (FREUD, 1916–1917[1915–17]**, págs. 361–362), usa el término "prehistoria" para referirse a los factores universales y congénitos. Cuando se ocupa de esclarecer la formación de los síntomas histéricos señala (FREUD, 1910a [1909]**, pág. 14) que están determinados por la escenas cuyos restos mnémicos esos síntomas "figuran". Esos "restos" son símbolos mnémicos, reminiscencias o monumentos conmemorativos (ídem, pág. 16), que se esclarecen en su particularidad, por la referencia a la escena traumática, propia de la historia individual, que esos síntomas conmemoran. En 1925 (FREUD, 1926d [1925]**, pág. 134) escribe: "Si uno quiere explicar el ataque histérico, no tiene más que buscar la situación en que los movimientos correspondientes formaron parte de una acción justificada". Freud sostiene (FREUD, 1895d**, pág. 181) que las sensaciones e inervaciones de la histeria "... pertenecen a la 'expresión de las emociones', que, como nos lo ha enseñado Darwin, consiste en operaciones en su origen provistas de sentido y acordes a un fin, por más que hoy se encuentren en la mayoría de los casos debilitadas a punto tal que su expresión lingüística nos parezca una transferencia figural ...". También afirma (FREUD, 1910a [1909]**, pág. 18) que "... la conversión histérica exagera esa parte del decurso de un proceso anímico investido de afecto; corresponde a una expresión mucho más intensa, guiada por nuevas vías, de la emoción". En resumen: en este grupo de ideas el afecto aparece como una estructura "doble", descarga somática por un lado y reminiscencia psíquica por el otro. ¿Esto significa que nace simultáneamente en el cuerpo y en el alma, o que está formado por una mezcla de ambas

cualidades? Creo que el Freud de la segunda hipótesis nos autoriza a suponer que la conciencia registra dos aspectos, la descarga física y la significación histórica, de una misma realidad inconciente, el desarrollo de afecto, que carece de esas dos categorías. La equivalencia entre histeria y afecto, que encontramos ya en los comienzos del psicoanálisis, permite comprender que, así como el síntoma histérico constituye un acto motor "justificado" (es decir comprensible en su sentido) en la escena del pasado individual que le dio origen, el afecto constituye una "acto motor" cuyo sentido se "justifica" en el pasado universal filogenético. A partir de este punto y de la idea antes expresada, acerca de la deformación de la clave de inervación en las patosomatosis, Gustavo Chiozza (CHIOZZA, G., 1998 [1996]) sostendrá que la histeria no se diferencia de la enfermedad que llamamos somática porque en ella opera un mecanismo propio llamado conversión, sino que tanto en una como en otra cabe distinguir síntomas típicos, que se constituyen mediante la deformación de una clave filogenética, como significaciones primarias, como "símbolos universales", "prehistóricos", "congénitos", y síntomas particulares, que se constituyen como "símbolos mnémicos individuales", "históricos", ontogenéticamente adquiridos, que se añaden a la patosomatosis como resignificaciones secundarias. Ejemplo de los primeros lo encontramos en el ataque histérico y en las lesiones neuroaxiticas de la esclerosis en placas, ejemplo de los segundos en los fenómenos "únicos" que determinan la particular astasia–abasia de Elizabeth von R., o los igualmente singulares que producen la muerte de un enfermo de cardiopatía isquémica en un tiempo y manera que conmemora un especial suceso de su vida pasada. De acuerdo con cuanto llevamos dicho hasta aquí, tanto en la histeria como en la enfermedad somática hay una parte que se manifiesta como un trastorno material típico y universal que corresponde a la deformación de una clave afectiva filogenéticamente formada, y una parte que se manifiesta como un trastorno material individual, propio y atípico, que debe corresponder a la deformación de la clave de un afecto individual y neoformado durante el desarr ollo ontogenético. Como hemos visto Freud identificaba a la histeria misma con un afecto de ese tipo, pero estamos ahora en condiciones de comprender que la parte de la histeria que identificamos como típica es el resultado de la deformación de una clave filogenética, y que, aunque la parte altamente individual de la histeria puede ser vista como la deformación de un afecto ontogenéticamente adquirido, no todos los afectos "nuevos" deben forzosamente descargarse, d eformados, como síntomas histéricos o como resignificaciones secundarias de los síntomas que acompañan a las enfermedades somáticas. En trabajos anteriores (CHIOZZA, 1972a) distinguimos afectos primarios, pasionales, productos de la descarga de disposiciones universales y congénitas, afectos secundarios, productos de la descarga de disposiciones atemperadas por el pensamiento, y la cultura. y afectos neoformados (CHIOZZA, L. y colab., 1983b [1982]; CHIOZZA, L. y colab., 1993g [1992]) como producto de un desarrollo emocional "terciario" que actualiza disposiciones latentes que habitan el psiquismo como protoafectos o presentimientos. La relación entre afecto y lenguaje Freud señala (FREUD, 1950a [1887–1902]**, pág. 318) que el niño, al principio de su desarrollo, para poder llevar a cabo la acción específica necesita de la asistencia ajena, aprende entonces a utilizar la descarga afectiva, que testimonia su particular necesidad, a los efectos de la comunicación. El afecto adquiere así, en palabras de Freud, la "importantísima función secundaria" de la comunicación. Uno podría, a partir de este párrafo, sentirse tentado a interpretar que el poder comunicativo del afecto es rudimentario, pero no es así. Hemos sostenido que los afectos constituyen una serie complementaria con las acciones eficaces. Su emergencia indicaría pues, una ineficacia en la acción. Freud ha escrito repetidamente que el displacer, y finalmente la angustia, (FREUD, 1926d [1925]**, pág. 140) puede ser utilizado como señal para evitar un desarrollo afectivo que expone a un sufrimiento mayor. A partir de estas dos afirmaciones Boari ha insistido en el valor comunicativo que poseen todos los afectos, independientemente de cual sea su tono

en cambio. Aunque los afectos llegan a la conciencia sin necesidad de ligarse con palabras. o se trate de enfermedades. como en el caso de la hipertensión "esencial". Más tarde. que el enfermo reprime. Pero la cuestión. MATTHIS. 1911b*). no se detiene en este punto. 1997a [1986]. a partir de una vivencia primaria de carencia o frustración. casi siempre ha comenzado también una larga peregrinación en la búsqueda de nombres ficticios. el tabaco o determinadas personas. originariamente. pero se trata de una historia "biográfica". el paciente ya ha iniciado el camino que lo aleja de la recuperación del afecto implicado. no sólo motivan la represión. la importancia del significado. 1999 [1927–28]. la experiencia no sólo muestra que sentimos la necesidad de buscar nombres para los afectos inefables. resulta patética. se trate de afectos. como en el caso del alcohol. Julio de 1999. Cuando un afecto conflictivo queda substituido por un equivalente afectivo que sólo se registra como sensación somática. además. El ejemplo más representativo de esa situación lo encontramos en el caso de la angustia. tramita esa experiencia a través de la vía de la alteración interna. 1995u). trabajo no publicado que fue presentado en el año 1998. 2 "Strangebody". buscamos identificar y nominar objetos y "lugares" perceptivos en relación con los cuales esos afectos surgen. 1950a [1887-1902]*. sino que además es simbólica. Pero precisamente en ellas se ve con claridad que el problema no reside en la incapacidad para verbalizar afectos que se ha llamado alexitimia. sino que determinan la finalidad de cualquier otro movimiento de la conducta humana. mediante la experiencia. la "expresión de las emociones" (llanto. En otras palabras. berreo). El niño. llegamos a la conclusión de que la descarga afectiva no sólo es expresiva. es decir. para el mismo sujeto que los experimenta. y que va mucho más allá que la nominación de un afecto. dos conmovedoras historias que ejemplifican esa situación. Hay una pregunta genuina. 1998 2) han descripto de manera muy lograda. aprende a utilizar tales exteriorizaciones como formas "deliberadas" de expresión (Freud. Capítulo XIV EL SIGNIFICADO INCONSCIENTE DE LOS GIROS LINGUISTICOS 1 I EL LENGUAJE EN LA TEORÍA PSICOANALÍTICA 1 Simbolismo y lenguaje En Proyecto de psicología para neurólogos Freud (1950a [1887-1902]*) sostiene que la experiencia de comunicación surge.dominante. . (CHIOZZA. se trate de objetos. acerca de la historia que se oculta en el síntoma. Si tenemos en cuenta que el afecto se constituye alrededor de una vivencia significativa como un monumento conmemorativo. sino que. que pertenece a la ontogenia. y un nombre para su enfermedad. muchas veces con la ayuda del médico. Notas 1 El texto del presente capítulo fue presentado en el 41 st IPAC. "secundariamente". grávida de consecuencias. determinan la significancia. Santiago de Chile. o como un símbolo mnémico. como en el caso del síndrome de pánico. Cuando. la peregrinación del enfermo en la búsqueda de una alteración perceptible en su cuerpo. Tanto Weizsaecker como Matthis (WEIZSAECKER. en tanto son testimonios actuales que orientan la acción haci a una mayor eficacia. llegamos también a la conclusión de que los afectos. a través de su tono dominante displacentero o placentero.

efectivamente. por ejemplo una disfagia. 1950... de manera implícita o explícita. Decíamos en otro lugar (Chiozza..]". quizás (el síntoma) no haya tomado al uso lingüístico como arquetipo. independientemente de la participación del sonido" (Real Academia Española. "[. "[. 1991b [1989]. El cuerpo propio.. 1900 a [1899]*.] recorre –en opinión de Freud– caminos ya transitados por toda la humanidad en épocas remotas de la cultura. 179). por ejemplo la escritura.] es lícito aducir que las interpretaciones del psicoanálisis son sobre todo [. .. pág. Cuando la neurosis se vale de los encubrimientos que facilitan determinados símbolos. la hipótesis de que el lenguaje humano surge. como una fuente privilegiada de ese simbolismo. de acuerdo con lo que sostiene Freud. 1916-1917 [1915-1917]*. El trabajo se . la palabra que designa el órgano que ocupa la cavidad oral. y de cuya existencia dan hoy testimonio los giros del lenguaje. fue utilizado originariamente para referirse al hablar –como facultad. origen de la pulsión) alcanza a la conciencia. correlacionando expresiones del lenguaje y síntomas de la histeria señala que "[. en la obra de Freud.. Más tarde extendió su significado para designar cualquier sistema de signos. págs. pág. se constituyeron sobre la base del acontecer pulsional. (que podemos identificar como la zona erógena. entonces. sino también el lenguaje de los gestos y cualquier otro modo de expresar una actividad anímica.. [. de este modo. en la vida del hombre primitivo. 1913 j*.. sino que se alimenta junto con él de una fuente común" (Freud.. la represión ha postergado. Salvat. en un tronco común.. Esos caminos.. 1985). 352). 28). el precipitado de comparaciones de la fantasía que proviene de los tiempos más remotos" (Freud. mientras que por el otro inviste las representaciones–palabra preconcientes que constituyen el giro idiomático o figura lingüística. 193). el marco estrecho de la comunicación verbal.En la misma época en que redactara el Proyecto. 1991b [1989].. "[. Se trata de una idea que.] traducciones de un modo de expresión que nos resulta ajeno al modo familiar para nuestro pensamiento" (Freud. Se apoya en las teorías del antropólogo Hans Sperber (Freud.. De modo que el lenguaje. pág.. por un lado. y todo aquello que atañe a la vida sexual serán considerados. 152). y como medio expresivo– que se realiza a través de la emisión de sonidos vocales. pág. Las raíces lingüísticas así surgidas se adhirieron luego. remotos ahora y transitados alguna vez. a las actividades del trabajo. en este caso tener que tragarse un ultraje" (Chiozza. las sensaciones somáticas y las expresiones afectivas. Freud (1900a [1899]*. Freud construye.. pág. Esta anudación originaria se hace más taxativa si recordamos que el término "lenguaje" trasciende. pág. estará en todos sus escritos. en el historial de Isabel de R. a poco que se las desbroce ligeramente" (Freud. derivado de lengua. Su curso fue guiado por la represión de la descarga directa y el surgimiento de mociones cuya meta era inhibida. El lenguaje constituye una referencia simbólica que será el eslabón de una cadena significativa en la cual cada una de sus partes genera a la siguiente. 1900a [1899]*. se originan. 358) expresa que la referencia simbólica "parece un resto y una marca de una identidad antigua". provisoriamente. 19) que "el término lenguaje. como sensación somática. las sagas y los usos populares [. 351–352).] puede ser incorrecto decir que (la paciente) se crea esas sensaciones mediante simbolización. y con gran riqueza.. las supersticiones y las costumbres.] el sueño –dice– comparte en buena medida este simbolismo (referido al cuerpo propio y a la activi dad sexual) con las psiconeurosis. para quien los sonidos iniciales del lenguaje servían a la expresión y comunicación de una necesidad sexual: el llamado del compañero. "Sin duda transgredo el significado usual de los términos –dice– cuando postulo el interés del psicoanálisis hacia la investigación de la lengua. de la complejización y de la necesidad de expresión de aquello que. Por lenguaje no se debe entender aquí la mera expresión de pensamientos en palabras. "De modo que una misma fuente.] los usos lingüísticos tienen ya preparado. 1895d*. pág..

hacía en común y se acompañaba de manifestaciones lingüísticas repetidas rítmicamente. a la postulación de un dispositivo que llamará "asociación lingüística" y en el cual la palabra será el elemento central. necesitamos un mecanismo. en un conjunto coherente. quedará ligada a la toma de conciencia (Laplanche y Pontalis. 1891b). 1950a [1887-1902]*. 2. 414) 3. guíe las investiduras. 1976h). asignándole un sentido y una inserción peculiar en el aparato anímico. La representación–palabra aparece. 1950a [1887-1902]*. compuesta por elementos acústicos. implícita. en el trabajo. originariamente. Se constituirán. equivalentes a los "signos de cualidad". los signos de descarga lingüística. Allí sostiene que la palabra es una representación compleja. 34). que prescindiendo de los "signos de cualidad" aportados por la percepción. Todos los trabajos metapsicológicos posteriores contienen. visuales y kinestésicos. análogo. aportará al sistema un remanente energético." (Freud. un interés sexual. desde nuestro punto de vista. Es. sino que lo hace especialmente desde la imagen sonora 2. Freud desarrolló las que integran el esquema de la metapsicología. al decir de Susanne Langer (1941. En La interpretación de los sueños (Freud. una metateoría que pueda conciliar y unificar. el fundamento para la construcción de una metahistoria. les prestan una cualidad objetiva y posibilitan su memoria" (Freud. de ese modo.. El primer antecedente lo encontramos en su artículo La concepción de las afasias (Freud. Freud apela. esa concepción. Esta última. prescindiendo de la percepción inmediata. pág. durante la percepción. . de ese modo se habría injertado. 362– 364) se sostiene que los "signos de cualidad" que acompañan. permiten distinguirlas del recuerdo. nociones históricas que Freud no pudo reunir en un cuerpo teórico integrado (Chiozza. En el "Proyecto. 1967). entonces. desde todos sus componentes. pág.. en cambio. El lenguaje y la palabra en el esquema metapsicológico Junto a las nociones que pueden fundamentar una metahistoria. a las impresiones sensoriales. págs. producto de las percepciones y permanece abierta a nuevas impresiones. de los que carece la memoria: "Los signos de descarga lingüística equiparan los procesos del pensar a los procesos perceptivos. en tanto resto perceptivo. y que guían el decurso de las investiduras. "ideas seminales". en un sentido amplio. La palabra se distingue de la representación–objeto. de modo tal que se habrían formado un número de raíces lingüísticas abstractas y alejadas de la fuente pulsional que las originó. Las ideas de Freud acerca del simbolismo y del lenguaje constituyen. La palabra. que permitirá guiar las investiduras hacia las imágenes mnémicas. 1900a [1899]*. Aquella palabra primordial tuvo dos significados: designar al acto sexual y a la actividad de trabajo que se le equiparaba. alejándonos de las percepciones. nos aproximamos al ámbito de los recuerdos. La representación–objeto (representación– cosa de la futura metapsicología) es un complejo asociativo que se origina en las impresiones sensoriales de los objetos del mundo. A medida que. Con el tiempo se desprendió de su significado sexual ligándose al trabajo exclusivamente. pág. la conciencia puede ser excitada desde dos . 604) retoma el tema en términos similares. En ese esquema consideró a la palabra como un elemento nodal. Esa nueva manera de pensar constituye. con la representación objeto. "claves" de una nueva manera de pensar. Plantea que. como un complejo cerrado que no se enlaza. evolutivamente posterior a otros medios de expresión.

De lo que Freud sostiene en El Yo y el Ello (1923b*) (de manera aún más explícita que en los artículos de 1915*). La función del lenguaje verbal es el sofisticado eslabón último de una secuencia de complejización. en tanto tales. de si existe. pág. así como decursos de representaciones y procesos cognitivos. en esencia no le pertenece. que el sistema Prec. desde un punto de vista metapsicológico. contenidas en el sistema Inc. recuerdos y sensaciones) con las palabras (representación-palabra) caracteriza al sistema preconciente. 1915*. "la periferia percipiente del estrato cortical puede ser excitada desde adentro en un radio mucho mayor. las acústicas. La relación entre el símbolo y lo simbolizado no es arbitraria Señalamos ya (Chiozza. Lo reprimido permanece en un terreno más primario que el correspondiente al sistema Prec. primeras y genuinas. 163): "Se trata. recuerdos de palabra. en tanto es anterior. por lo tanto. traslada de nivel una capacidad simbólica y expresiva que. en esencia. que permitieron "operaciones más finas". nace cuando las investiduras de cosa de los objetos. alguna relación simbólica investigable mediante la cual el sentido (más allá de una razón de "uso" que lo deposite asociado con un signo en la memoria) se conserva en la "forma" o estructura configuracional del símbolo. ligado a la complejización del aparato y expresión de "una organización psíquica más alta" que posibilitará el relevo del proceso primario por el proceso secundario. en tanto tal. fueron una vez. 1940a [1938]*) nos dice que la "función del lenguaje". De permanecer esto así el aparato tendría una seria restricción que. existen dos posiciones teóricas diferentes: una considera que el símbolo fue alguna vez (o lo es actualmente) parte del conjunto "más amplio" que simboliza. o no existe. además. sin embargo. el proceso represivo rehusa a la representación rechazada su traducción en las palabras que hubieran debido permanecer enlazadas con el objeto. En el Esquema del psicoanálisis (Freud.. El lenguaje verbal. vínculo antiguo que fue precisamente aquel que la transformó de percepción acústica en palabra. "un resto de percepción" y. Decíamos también que (Chiozza. pág. pero. 160)." (pág. Otra sostiene que el símbolo posee con lo simbolizado una relación convencional y arbitraria. en lo que respecta a la relación entre el símbolo y lo simbolizado.. percepciones. La palabra es. pueden devenir concientes procesos internos. Aclara. desligadas de los signos de displacer. 1983c. permanece en el interior del Inc. surge el hecho de que el vínculo de los derivados del inconciente (percepciones. en particular. 1978c [1977-1978]) que." . que las representaciones de palabra son restos mnémicos y que. aclara. re-anuda su vínculo con su representación-cosa original. Con esta nueva adquisición. originada en una necesidad de expresión simbólica fundante. 188) la representación-palabra mantendrá el mismo status que en los trabajos anteriores.ámbitos: el de las percepciones y el de los procesos internos a través de la serie de cualidades displacer-placer. posibilita que los procesos interiores del Yo puedan adquirir la cualidad de la conciencia. son sobreinvestidas por el enlace con las representaciones palabra "que les corresponden". ellas también. dice. además. En los trabajos de metapsicología (Freud. fue subsanada en el curso evolutivo mediante "una serie de cualidades nuevas". 3. siendo un producto evolutivamente tardío. Estas cualidades nuevas son aportadas por los signos lingüísticos. En las neurosis.. tal como ocurre con otras representaciones. conectando con firmeza contenidos yoicos con restos mnémicos de las percepciones visuales. Señalará Freud.

en las referencias que aludan a un elemento concreto. por la sencilla razón de que ambos forman parte de un mismo aco ntecimiento biológico. como hemos dicho. le permite decir a Freud que "[. En "Moisés y la religión monoteísta" (Freud. Freud aclara que "En una serie de casos lo común entre el signo y lo genuino que él reemplaza es manifiesto. Tal "plasticidad" será particularmente notable. Es decir que el lenguaje. Sin embargo. empero.. págs. Señala también (Freud. 34). El simbolismo. 1913j*. no puede ser el producto de un 'convenio' independiente y posterior. "La investigación –dice– todavía no aprehendió con claridad la naturaleza de estos símbolos. otra vez. arcaico.. Ese punto de partida.. en el sistema que constituye una lengua confluyen precisamente de manera irreductible materia e historia. muchas veces. nos habla de la universalidad del simbolismo del lenguaje. la elección del símbolo parece entonces enigmática. constituye un campo en donde este se reinstala y nos permite. filogenético. pág. al señalar la relación entre lenguaje e historia. en este punto. un órgano. "se abre paso por encima de la diversidad de las lenguas". los términos concretos son más ricos en anudaciones que los conceptuales" (Freud. de trazar el signo que la 'posee'. o entre naturaleza y cultura. . 1939a [1934-1938]*).] si la vivencia que solemos denominar "significado" acompaña al acto de significar. se trata de sustituciones y comparaciones basadas en similitudes en parte evidentes. en la "fuente común" del lenguaje y de la sensación somática. en lugar de ser el punto en el cual se establece la solución del dilema entre el cuerpo y el alma.] la vivencia que acompaña el acto de significar constituye lo significado en el objeto que ha recibido y perpetúa el signo o señal". pág. 1900a [1899]*. En el sueño son sobre todo los órganos y desempeños sexuales los que experimentan una figuración simbólica en lugar de una directa" (Freud. 357). probablemente se encontraría que el simbolismo que expresan los giros es ubicuo. en virtud de su evolución. haciendo una síntesis de su propio pensamiento. si se emprendieran indagaciones.. pág. provengan de las fases más antiguas del desarrollo del lenguaje y la fo rmación de conceptos. Tanto desde la vertiente metapsicológica como desde los esbozos metahistóricos presentes en la teorización freudiana. la relación entre el signo y su significado no puede ser arbitraria. Acaso estos últimos. y que "[. configura un aspecto privilegiado del mundo social. que permite objetivar las líneas que estructuran el universo de los significados". Señala Freud que: "en cualquier lenguaje. 179-180). 1939a [1934-1938]*.] las palabras son un material plástico con el que pueden emprenderse toda clase de cosas" (Freud. escotomizar su relación con la materia. como residuo organizado de una convivencia pretérita. como dijimos entonces. saber que se halla "fijado". 225). 1905c*. surgen fundamentos para pensar que un símbolo posee un nexo.. "se trata de un saber originario". En otra oportunidad decíamos (Chiozza. contemplarlo" (pág. 1976h) que "[.. el mismo en todos los pueblos. pero en otros casos está oculto. ya que obedece a un modelo universal. que no es arbitrario. Agregamos luego que "[. 345-355). 1976c [1974]. justamente... 1976c [1974].] parece indudable que la naturaleza primaria del significado debe ser encontrada en los procesos de descarga que constituyen una serie complementaria entre la acción y el afecto" (Chiozza.. Aclara que la aplicabilidad de los "usos del lenguaje" en diversos contextos no puede explicarse por un aprendizaje individual. Precisamente estos casos tienen que poder echar luz sobre el sentido último de la referencia simbólica.. " .. subraya..Sostuvimos además que "[. Es habitual. 1900a [1899]*. constituyendo dos manifestaciones de un mismo fenómeno" (Chiozza. págs. entonces. indican que esta es de naturaleza genética" (Freud. a "los giros lingüísticos tan usuales" cuyo sentido debe desentrañarse a través del análisis. como dos términos de una oposición que sólo en su interrelación recíproca se iluminan mutuamente. 18). con el referente al cual alude. por ejemplo. en otra parte de estos símbolos hemos perdido la noticia conciente del conjeturable tertium comparationis. 224). pág 95) que.] el idioma. pág.

algunos investigadores de su misma época y otros posteriores a él 5. Decíamos al respecto (Chiozza. contribuyen para crear una apariencia de arbitrariedad. impidió que pudiera dar cuenta de esa "coincidencia" que él mismo descubriera (Salvat. en el campo de la lingüística. adquieren un carácter cada vez más abstracto. págs. y la aparente inmutabilidad de la materia. Según Chomsky. Sin embargo. es decir. Indagará este sistema de reglas y dirá que la estructura del conocimiento del lenguaje es una propiedad del organismo. el organismo asimila tan rápidamente estos complejos sistemas porque ya los conoce. en latín. Esto es. descubrimos que existe en esta materia una actividad permanente de cambio de forma. arraigado en "hechos concretos ligados a sensaciones somáticas". El lenguaje. dice. abocándose a la búsqueda de rasgos acústicos universales. Para Chomsky.. 40). Las palabras. una transformación . la materia o el cuerpo. que considera arbitraria la relación del símbolo y su referente. los adopta de la misma manera que aprende cómo actuar o cómo alimentarse implica que posee una capacidad innata que desarrollará en interacción con el medio. como señalara Freud. 137) sostiene que la simbolización es una necesidad básica del hombre. de una familia de adjetivos. En este sentido un objeto es. necesidad que va más allá de la utilización práctica de sus productos y que nace de "una propensión a transformar simbólicamente la experiencia". dice Freud. Contribuye también la oposición existente entre la ductilidad del lenguaje. Piensa que tal propensión se asienta en una interpretación de significados que "configura la base de la inteligencia animal". ya señalada por Freud. es decir. en el curso evolutivo. puede ser definido como una estructura especial. igual que para Freud. dotados de una vocal "a" en la sílaba inicial. hace pensar en una relación no arbitraria e ntre el símbolo y lo simbolizado. y hoy se usan en sentido desvaído y abstracto" (Freud. tratará. 1953. Noam Chomsky (1965) investigará cómo adquiere un individuo el conocimiento de una lengua. originariamente "se entendieron de manera figural y concreta. del tipo de Caecus (ciego). 324-325) que "Cuando hablamos de signos y símbolos distintos que se arrogan la representación de un mismo conjunto completo. Aunque Ferdinand de Saussure señaló la existencia. de procesos mentales que caen más allá de la conciencia efectiva y aún virtual. toda gramática generativa interesante. si contemplamos el otro elemento del par que contribuye a la relación específica. Susanne Langer (1941. la capacidad simbólica del lenguaje es la misma en todas las lenguas y supone "universales" que pertenecen al acervo filogenético.. en opinión de Susanne Langer. pág. 1900a [1899]*).La naturaleza genética del lenguaje facilita. La permanencia de la forma inmutable de la materia es sólo una ilusión que proviene del carácter grosero de la percepción sensorial y de la sobrevaloración unilateral de los intervalos de tiempo minúsculos" 4. sus construcciones ulteriores que. estamos describiendo algo que consideramos característico de lo psíquico. es el eslabón último del proceso de significar implícito en el acto de percepción sensorial. como un sistema de reglas que una persona ha logrado dominar. Es decir. Roman Jakobson (1973). por ejemplo. Precisamente ese origen del lenguaje. pág. será uno de los primeros en dar fundamento teórico a los "principios de fonología histórica". que denotaban siempre defectos físicos. "una . primariamente. La represión de ese anudamiento inicial entre materia e historia. Ese conocimiento. II LA NATURALEZA DEL LENGUAJE SEGÚN OTROS AUTORES Las conceptualizaciones freudianas acerca del lenguaje incursionan en una modalidad de pensamiento que coincide con desarrollos que realizaron. su conocida posición. 1978c [1977-1978]. en su mayor parte. y la percepción en la conciencia de lo material y lo histórico como entidades separadas.

pág.... debió estar más ligado al canto que al hablar. 131). son carentes de valor y completamente insignificantes. apuntan sus reflexiones en la misma dirección. ital. debería ser posible obtener la mejor visión genético–lin güística acerca del aprendizaje de la primera lengua por parte del niño pequeño. mientras que en la . expresada grupalmente. las ambivalencias y los enredos de la experiencia íntima.forma construida por el órgano sensitivo e inteligente [.. La contrafigura de estas facilitaciones es la tendencia cosificadora de las palabras. con fantasías fugaces o sus meros rastros entrelazados. las palabras son productos muy elaborados. Así. Erwin Schrödinger (1960). salvo en su cualidad de símbolos.. Se trata de una fuerte generalización de lo que la filología denomina "onomatop eya" (silbar. pero fracasa lastimosamente en cualquier intento de comunicar los esquemas en constante movimiento. Una "semántica genuina" debería abocarse. 144). de modo tal que es imposible pensar que los primeros símbolos fueran inventados. probablemente son las primeras manifestaciones de esa función mental" (pág. rígido y blando. el misterioso temor.. "El lenguaje –dice Langer– meramente denomina ciertos estados concebidos en forma vaga y cruda. El lenguaje.. al mismo tiempo que facilitan la combinación. beëlzeboul = Dios de las moscas. con la consiguiente tendencia a concebir la experiencia como "una cosa". se ajustan a una concepción como esta. con recuerdos y ecos de recuerdos. no en sus manos" (pág. imitando a sus mayores en las formas de expresión. susurrar. donde cabe notar que. de la evolución genética de la especie". de un modo similar a cómo la evolución del embrión a partir del óvulo fecundado nos brinda una cierta imagen. Ellas nos llevan a abstraer una "forma".] imitar los sucesos del entorno mediante posturas de la lengua. según Schrödinger. El lenguaje hablado.] la vida mental comienza con nuestra constitución fisiológica" (pág. aunque no fiel. sin restringirse al ámbito exclusivo del lenguaje. conjuntamente transformados en innominado material afectivo" (Langer. Mejor sería decir que son gestalten. Parejas de vocablos como firme y suelto. entonces. 120). que procederían de un mecanismo análogo: el intento de "[. sonarían menos adecuados si intercambiásemos sus sentidos.. Esta imitación remeda el origen de los antiguos linajes lingüísticos. Dice la autora que la percepción de significado es primaria y anterior a su expresión.. sino que parece que se extienden a otras características del fenómeno [. Los niños pequeños. 108).. la recíproca acción de los sentimientos con pensamientos e impresiones. aprenden a hablar con el ánimo "de introducir cosas en sus mentes. Coincidiendo con Freud y con Sperber. En sí mismas. es un producto evolutivo de esa capacidad primaria. en sus primeras formas. a partir de una experiencia sensorial compleja. en un sentido amplio. obedeciendo a la necesidad expresiva y a la de transformación simbólica. gracias a su madre y a sus hermanos. al universo de los símbolos. símbolos naturalmente asequibles que. dice. "[. Para Langer. y la creación de sonidos con tales posturas (o movimientos) de los órganos del habla. dice: ".] parece que incluso palabras vivas. Sucede lo mismo con las expresiones inglesas (de comprensión casi internacional) stop y go. lo mismo que para Freud. Su esencia radica "en la formulación y expresión de concepciones".] la atracción estética. la mandíbula. reflexionando acerca de la posibilidad de la comprensión mutua y de la comunicación. ulular. Su adquisición está favorecida por la cualidad pasiva de la percepción auditiva y por la facilidad con que permiten el acceso a la conciencia de diversos contenidos. 1941. rítmica. etc. Otros investigadores. suponen economía.. hebr. La generalización radica en que los intentos de imitación no se limitan únicamente a los ruidos. El niño pequeño aprende. vincula las primeras fases del lenguaje a una actividad placentera. la palabra. zanzara = mosquito). que tienen tras de sí una larga historia evolutiva. que incluso provienen de ámbitos aparentemente alejados de la lingüística.

La nuestra como la del bosque de secuoyas y la de las anémonas" (1979. en la segunda (que coincide desde el punto de vista de la técnica circulatoria con la luz verde) es un diptongo ligeramente extendido". Parafraseando la expresión de Próspero. que explota la incertidumbre inherente al principio de la entropía para generar nuevas estructuras. o por todo el espíritu. Aclara también que. si es que estoy fundamentalmente en lo cierto en lo que afirmo. en este sentido general. para conformar el mundo de nuevas maneras". y de su ejemplificación puede inferirse que tal construcción no es arbitraria. en un sentido análogo. sea cual fuere el significado de la palabra ´historia´ en la historia que estoy narrando. Jeremy Campbell (1982) estudia también la interrelación. Considera. que posee el lenguaje con fenómenos de la naturaleza tales como la evolución y el desarrollo embriológico. si no hubiera una lengua materna universal". La conectividad de las partes está dada por contexto y per tinencia y el conjunto constituye una historia. 12). El elemento casual se llama entropía. de un universo "participativo" e "informado". Gregory Bateson (1979) dice. . Solemos ver a las pautas que integran a "la pauta que conecta" –continúa el autor– como "cosas fijas" o "formas congeladas". nosotros participamos en ella. había que encaramarse a la petulante afirmación de que sólo los seres humanos poseen un lenguaje" (págs. la tendencia "cosificadora" del lenguaje humano.. "las fuerzas del azar y del no azar coexisten en el marco de una relación complementaria. además. al referir el pensamiento de los neognósticos de Princeton. y la unidad de fondo.primera palabra la vocal se pronuncia como un ladrido. aunque lo más correcto sería. De manera que.. en el sentido propio de la palabra –sostiene– si no hubiera 'habladores' en el sentido más general. justamente. Desde ese punto de vista. si bien su ejemplo se restringe al lenguaje humano. esencia. las anémonas. dice que el lenguaje humano deviene como producto de una capacidad "sensora" que es fundamento. traducción libre). "de la sustancia de las historias" (pág. "Una manera de expresar esta situación –afirma– sería decir que la semántica apropiada a la Creatura debe consistir en relaciones". también para Schrödinger. que hay en el universo un "modelo". Aclara. es decir de 'encargadores' y de 'expresadores' de sentido. si se deseaba ser tomado en serio. Por el contrario. La "sustancia de las historias". que "conecta" todas las cosas. en ese sentido. desde todo punto de vista. el agente del caos que tiende a confundir lo que está claro. Raymond Ruyer (1974). "considerarla primordialmente como una danza de partes interactuantes". la esencia de la Creatura 6. Y no habría hablantes.. La cualidad informante e informada no es. o una "pauta". 13). en términos similares a los de Susanne Langer. los cocoteros y los narcisos. el pensar en términos de historias no aísla a los seres humanos como algo distinto de la estrella de mar. Y sospechan que bajo estos modelos hay temas instintivos y generativos más profundos" (pág. Dice Bateson: "Lo que quiero mostrar es que.. esta capacidad de comunicación trasciende la especie. si es que el mundo está conectado. Bateson dice que estamos hechos. con una participación infinitesimal. una adquisición a posteriori. análoga a nuestra participación en la memoria biológica de la especie. por su parte. pensar en términos de historias es algo compartido por todas las almas. "No habría habladores.] está muy lejano el tiempo en que. se constituye en términos de relaciones y estas son. sino algo básicamente esencial. sino que se conforman a 'modelos temáticos'. a destruir el significado. Se apoya en aquellas posturas de biólogos y filósofos que sugieren que. pág. los lingüístas saben muy bien desde hace tiempo que los esquemas lingüísticos no son compatibles con micro elementos. de la que estamos hechos. 115. el lenguaje se desarrolla en la interacción con el medio. además. cada lenguaje humano sería una especie de "metalengua auxiliar" de la lengua fundamental de la vida. El elemento no casual es la información. en el universo. Dice: "[. como una rama de ese tronco común. que " . 94-96). si queremos comenzar a pensar en la pauta que conecta.

y esto permite establecer ciertas similitudes entre genes y lenguaje. al mismo tiempo que la encuadra.. Hace algunos años.. que la competencia del lenguaje humano."La teoría de la información –afirma– muestra que existen buenas razones para considerar que las fuerzas no accidentales son tan universales como las de la casualidad. y el niño necesita tanto sumergirse en el lenguaje y practicar el habla. que llevan información parcialmente predecible y parcialmente impredecible" (pág.. es tan natural como la aparición de brazos y piernas. hay palabras que. dice: "[. como necesita el alimento y la experiencia de correr y caminar para desarrollarse bien (1982. aunque los símbolos del lenguaje pueden utilizarse para producir resultados físicos en el mundo "real" de la sustancia. 122).. también tiene un lado interno. aludimos (Chiozza. mientras que el resto se interpreta. 62) a la fuerza de la sabiduría popular cuando afirma que "del dicho al hecho hay mucho trecho". La selección natural no sería la autora del mensaje genético. codetermina su sentido. debe encontrarse entre las estructuras más complicadas del universo y surgir. ante cuya pérdida la palabra es vacía".. permanece "gramatical" (pág. mientras que las proteínas son los hechos" (pág. pág.] ese trecho se halla habitado por instancias mal conocidas que configuran fenómenos tales como la transferencia y la rica y multiforme matriz del lenguaje.. de manera única. . pág. También decíamos (Chiozza. "[..] el ADN es la palabra.. Escribimos entonces que "todo decir es un hacer y todo hacer. de acuerdo con Chomsky. De una manera semejante a lo que contemplamos en la música. Cuando. se comprende que se producen por reglas que. o entre el fondo y el dibujo de un tapiz. ni el girar de la ruleta. y así como la frase se destaca del contexto que. que debe comprenderse por las leyes de información y comunicación. sin más. 132).. sino las frases de un idioma. además. Cuanto más variada sea la gama de experiencia abierta al individuo. reclaman el esfuerzo de una interpretación particularizada y conciente. en ciertas etapas de complejidad biológica durante el desarrollo evolutivo. Sugiere. más intensas son las presiones en favor de mayor variedad en el sistema informativo de los genes. inevitablemente. gen eran una ilimitada riqueza de significado a partir de una cantidad limitada de palabras. algunas de las palabras del discurso funcionan como los protagonistas de una representación teatral. en el claroscuro de la frase. 246). 1977a. decimos. de una manera automática. al ADN y al lenguaje. sino a lo sumo la coordinadora.] ese trecho fundamental entre la cosa concreta y la palabra . a su vez.. Vale la pena recordar aquí la diferencia existente entre los dos tipos de "órdenes" que envía el ADN: en algunos casos es necesario que su mensaje sea "copiado". continúa Campbell (1982). De la misma manera –dice– el sistema de información que llamamos lenguaje llega a los seres humanos. " y que. refiriéndonos a la relación entre los hechos y el lenguaje. como el lenguaje.. 1977a) que en la estructura del discurso verbal se manifiesta el interjuego permanente entre trama y figura.] sobre él se edifica la cultura y el mundo de lo humano [. dice Campbell. y en otros "ejecutado". Las palabras no son hechos – concluye– aunque a menudo conduzcan a hechos. El aspecto "no físico" del lenguaje. se trata otra vez de la diferencia entre "decir" y "hacer" (pág. La metáfora apropiada para el proceso de la vida quizás no sea el tiro de un par de dados. compromete un significado y por lo tanto se constituye en un decir . Campbell compara. al hablar. no es un espacio vacío [. Afirma que la vida. mientras que otras cumplen el papel de los actores del reparto. desde ese punto de vista. en las proteínas seleccionadas por "factores externos". a partir de esa esencia gramatical. una de sus propiedades más importantes consiste en que no necesitan ser empleados con tal propósito. La evolución ya no es sólo una cuestión de cambios. aún cuando la entropía ha sido presentada como el principio más abrumadoramente poderoso. Al estudiar las frases de un idioma. 10). También señala que. abstracto.. similar al que existe entre el escenario y la escena. al azar. la unidad elemental del decir no es la palabra sino la frase. 125). es también un rasgo de los genes. casi sin importar si lo desean o no.

págs. y hasta ciertas secuencias de palabras. La utilización de "refrán" data del siglo XIV. . amenaza. modismo. según el diccionario. caracterizada por una alusión metafórica que lo convierte en una forma del "lenguaje indirecto". a un negocio y sus diferentes fases. Esta última es la que Freud utiliza en sus escritos con mayor asiduidad. Las reglas del lenguaje determinan también que ciertas letras y grupos de letras. investigador de la lengua española. recodo. "asignarle otra forma. compañía o empresa. manera. como lo señalara Freud. La construcción del giro lingüístico Los giros lingüísticos constituyen una vía especialmente apta para la indagación de una "fuente común" entre cuerpo. cuyo significado corresponde a la acción de romper. posee una significación fundamental. "Giro". La decantación de esa sabiduría en el dicho recorre caminos similares a los que Freud (1900 a [1899]*) señalara en el proceso de elaboración del sueño. una forma de redundancia y se encargan de hacer que los mensajes del lenguaje difieran de los "mensajes" que "transmite" la bola que queda en la ranura de una ruleta. dirección que se da a una conversación. "Proverbio" denota una frase con forma fija en la cual se expresa un pensamiento de la sabiduría popular. en tanto es una construcción arduamente elaborada en el devenir evolutivo. señala que las palabras "giro". sean más probables que otras y. más predecibles. En alemán existen dos palabras equivalentes para designar al "giro lingüístico". III EL ESTUDIO DE LOS GIROS LINGÜÍSTICOS 1. conversión. curva. a una manera especial del decir. modo. dar vuelta. no siempre conciente para los hablantes. estructura especial de la frase. "aforismo" y "refrán". La otra palabra es "Redensart". Cuando Freud habla del "giro lingüístico". y "Wendung" que significa vuelta. "proverbio". locución. Esa forma particular de los usos del lenguaje. etc. derivado de refránher (reprimir y modular). entonces. que significa discurso. y en su expresión pasa a ser un dicho habitual. sobre todo. invertir.. libranzas. bravata o fanfarronada. todas ellas. Las ideas que resumimos en este apartado apuntan. afecto y lenguaje. movimiento o traslación de caudales por medio de letras. los que hacen alusión al cuerpo. viraje. por lo tanto.Sostiene que las reglas del lenguaje pueden ser contempladas. en cuyo caso "art" tiene el significado de forma. sinuosidad. cambio. hoy. entendido en el amplio sentido que Freud le asignó. que significa "romper" . en vertir. crisis. tratándose del lenguaje. proviene de "Rede". "Refrán" es un "dicho agudo y sentencioso de uso común" y proviene de "fracción". significa movimiento circular. La redundancia permite complejidad en la medida en que tiende a evitar que se pierda el mensaje por la interferencia del ruido. a la consideración de una "matriz" que fundamenta el lenguaje. según el diccionario. entonces. se refiere. están emparentadas y se refieren a una sabiduría que proviene de la repetición de un hecho cuya insistencia acabó por hacer que fuese observado. además. etc. "Aforismo". 7 y 8). cuando se refiere a una conversación. conjunto de operaciones o negocios de una casa. al lenguaje del efecto del ruido. Esas reglas son. una vez más. José Bergua (1984. un proverbio. revolución. lo cual protege. giro. para la figuración de los pensamientos oníricos. Implica un sobreentendido. y su sentido primitivo fue "estribillo". Una de ellas es "Redewendung" . dar otra versión. La palabra "giro" nos hace pensar. La utilización de una u otra de esas palabras alemanas significa. como eslabones entre una nueva biología y una nueva lingüística. un aforismo. cambiar su aspecto". otro curso. que a su vez deriva de fránher y este del latín frangêre. significa "sentencia breve y doctrinal que se propone como regla en alguna ciencia o arte".

346)– lo figural es susceptible de figuración. como punto nodal de múltiples representaciones. 345). 1901b*.. 37). Más adelante señala: "Cabe imaginar entonces que en la formación del sueño buena parte del trabajo intermedio. . que procura reducir los pensamientos oníricos aislados a la expresión más unitaria y escueta posible. "es sólo la solicitación del material lingüístico lo que posibilita el determinismo de la equivocación y le marca también sus límites" (Freud. de aquellos otros que. que son caminos ya transitados. provienen del compromiso entre conciente e inconciente" (Freud. Todo el ámbito del chiste verbal queda entonces al servicio del trabajo del sueño. Podemos decir. sino "[. De este modo. dice Freud.. cometemos un error u otra operación fallida. La enfermedad aprovecha esas solicitaciones somáticas7. que es análoga a la facilitación inherente a la solicitación somática. que también llevan implícita la "subversión de los valores psíquicos" (Freud. implícita en la solicitación lingüística. El síntoma. La palabra. Entre los múltiples giros que se utilizan hay que distinguir aquellos directos. se evidencia en ello lo que pretendíamos ocultar. a un odre viejo que es llenado con vino nuevo". predestinada a la multivocidad. No cabe asombrarse ante el papel que toca a la palabra en la formación del sueño. se produce de esta manera. que la neurosis hace uso del "dicho de doble sentido". 217).. "Para el sueño –dice Freud (1900a [1899]*. como estos. por ejemplo. 1900a [1899]*. está.En el terreno de los usos lingüísticos habrá. "En algunos casos. el artículo político de fondo de un periódico a su ilustración". 1991b [1989]). la expresión abstracta. el significado de la expresión idiomática es conciente. El lenguaje se constituyó justamente con una asociación que. pág. en ese sentido. puede insertarse en una situación.] puede producirse sin cierta solicitación somática. o relativo a ese órgano". dice Freud (1905e [1901]*. Freud aclara que el uso del dicho de doble sentido no es fruto del azar. brindada por un proceso normal o patológico en el interior de un órgano del cuerpo. tal como lo sostiene Freud. pág. El órgano "facilitado" atrae desde la actualidad de una sensación somática y también es elegido desde la reactivación de un recuerdo pretérito que lo compromete. más cercanos al referente. 1907a*. sobrevenidos entre distintos elementos. 71). La verdad. y el síntoma se asemeja. Durante el uso habitual que de los giros hacen los hablantes de una lengua. está prefigurada. tiene carácter genético. y las neurosis (representaciones obsesivas. en cambio. El importante concepto de solicitación lingüística (que Freud usa sólo una vez) se corresponde con otro equivalente no menos importante: la solicitación somática (Chiozza. pues los dichos mismos son síntomas y. la permutación de la expresión facilita la condensación onírica. entonces. pugna por salir a la luz con más vehemencia de la que imaginamos y. pág. por así decir. entonces. ofrecería a la figuración onírica dificultades parecidas a las que opondría. fobias) aprovechan tan desprejuiciadamente como el sueño las ventajas que la palabra ofrece así a la condensación y al disfraz". mediante una facilitación. mientras que el vínculo que posee ese significado con la parte del cuerpo a la cual el giro alude permanece inconciente. "Por la vía así facilitada fluye la excitación desde su nueva fuente hacia el lugar anterior de la descarga. pág. cuando intentamos una desfiguración. una sucesión de procesos de "condensación" y "desplazamiento". se alejan de él..] el correspondiente del determinismo doble de los síntomas. inducidos por un mayor grado de represión. cuando permite hallar una construcción léxica que. pueda servir de expresión a varios pensamientos oníricos. por su multivocidad. así como no puede prescindir de una "intencionalidad psíquica" tampoco "[. pág. según la expresión del Evangelio. mediante la apropiada remodelación lingüística de cada uno de ellos". a saber.

refiriéndose a una idea de Cesio. permanece inconciente. en ese sentido. por la sensación somática correspondiente a una particular manera de mirar que coloca a ese objeto en el centro del campo visual. dice con escasa carga afectiva. nos acostumbramos a aceptar la palabra en su contexto metafórico como si tuviera allí un significado literal: "[. con un significado afectivo.] todos los vocablos generales probablemente derivan.. no devienen concientes. permanece inconciente el enlace que determina que la expresión idiomática se refiera precisamente a esa parte o proceso. de manera que nuestro lenguaje literal es un verdadero depósito de metáforas marchitas"8. 209). actual y continuamente. por uso metafórico. Por un lado está la representación "me dio en el hígado". en una investigación acerca del uso del Usted. 1998e [1976]). podemos sostener que: a) Cuando un afecto se manifiesta en la conciencia como un proceso de descarga (por ejemplo la envidia).] si decimos que un rumor corre por la ciudad. o "se puso verde". algunos de los sucesos corporales correspondientes (proceso hepático) son mínimos y permanecen latentes. una represión que posibilita la separación del dicho verbal y el componente "corporal" del afecto originario.. b) Cuando se manifiesta en la conciencia. 164-165). o del "verde". 1966. Si para decir "lo tengo predestinado a una acción" digo "lo tengo entre ojos". Entre ambos. el constante uso figurativo ha generalizado su sentido [. El giro.]". Tal el caso de "me dio en el hígado" o "se puso verde". su significado (la envidia). los mismos motivos que alguna vez dieron origen a tal alteración del lenguaje" (Cesio y col. coartada en su fin. oculta y muestra a la vez. pág. permanece latente. Por otro lado la envidia que. poco intensos. que no logra "dar cuenta" de su relación con el órgano.. con investidura "plena". el significado. no pensamos ni en piernas ni en ondas [. excepto una. dicen.. y en lo inconciente la capacidad creadora. El dicho esquizofrénico y el lenguaje hipocondríaco . descargado de investidura. Es lo que Turbayne (1970) llamará una "metáfora muerta". Si una metáfora es utilizada con mucha frecuencia. El giro lingüístico. porque los sucesos corporales correspondientes. Se trata de un fenómeno que el psicoanálisis denomina "doble inscripción". aunque esa modificación sea habitual y su uso sea extendido y común. generalmente atemperado. Cesio y colaboradores. en la mencionada expresión lingüística.. pág. La "sensación somática" es la parte fundante de esa experiencia. 2. cuando se utiliza un giro lingüístico que alude a una parte o proceso del cuerpo para manifestar verbal y concientemente una particular vivencia.Tal como lo hemos señalado en trabajos anteriores (Chiozza.. Al presente admitimos que la palabra misma significa lo que todas sus aplicaciones tienen en común.. y podemos inferir que de ella surge. como significado afectivo específico del "hígado". a saber: la descripción de una trayectoria. un suceso corporal (por ejemplo un cólico biliar). es porque en él prosiguen operando. de denominaciones específicas. en su totalidad. al estilo del dicho esquizofrénico. fueron metáforas (aunque es difícil decir cuál fue el primi tivo sentido literal). el lenguaje 9. "En su origen todas esas expresiones. de modo inconciente. dice Susanne Langer (1941. que "cuando alguien utiliza una alteración o modificación del lenguaje. es porque la predestinación de un objeto es una vivencia que se acompaña. Encontramos en las dos razones que acabamos de apuntar el motivo por el cual. La gran extensión y frecuencia de sus servicios metafóricos nos ha hecho advertir el concepto básico en virtud del cual puede funcionar como símbolo en tales contextos. En la conciencia tenemos el giro. y para ello se asienta en la experiencia que comparten los hablantes de manera inconciente.

que por su cuna era fina. la relación entre el sustituto y lo reprimido exhibe peculiaridades que nos resultarían sorprendentes en los casos de esas dos neurosis mencionadas". la hizo también ordinaria. [. ha devenido lenguaje de órgano". de repente le da un sacudón. la expresión "torcedor de ojos". hubiera "torcido" efectivamente sus ojos manteniendo inconciente el nexo asociativo con los procesos afectivos que lo determinan.Freud. El dicho esquizofrénico tiene aquí un sesgo hipocondríaco. como si fuera puesta". un retorcedor de ojos. "amanerado". Trae entonces el ejemplo de una paciente de Tausk.. divorciada de "la cosa". al mismo tiempo echan luz sobre el significado y sobre la génesis de la formación léxica esquizofrénica". En estas observaciones de Freud vemos la construcción léxica originada en la "sensación somática" inherente a lo que Freud llamó lenguaje de órgano o lenguaje hipocondríaco. "En el contenido de esas proferencias muchas veces pasa al primer plano una referencia a órganos o a inervaciones del cuerpo [. a partir del drama afecti vo y de la sensación hipocondríaca subyacente.. ahora ella se convirtió en lo que él es.. tiene que ponerse de otro modo ( sich anders stellen). 19l5e*). se ocupa de la esquizofrenia y de las alteraciones del lenguaje asociadas con ella. una serie de alteraciones del lenguaje [.. ella es ahora como él (identificación). semejantes a las formaciones sustitutivas de la histeria o de la neurosis obsesiva. La enferma. tal vez. cada vez él tiene otro aspecto. pues contienen el equivalente de ese dicho en giros expresivos comprensibles para todos. ".]. "De nuevo destaco –vuelve a señalar Freud (1915e***)– la prevalencia. Algo análogo. porque le hizo creer que él era superior a ella. En tales síntomas de la esquizofrenia. están en blanco". exponiendo en lenguaje ordenado una serie de reproches contra su novio: "Ella no lo puede comprender de ninguna manera. La formación léxica esquizofrénica proviene de la sobreinvestidura de la palabra. Si la enferma hubiera sido argentina hubiese dicho..] es una figuración del giro falsear la posición y de la identificación con el amado". El ha falseado su propia posición (verstellen).] es ordinario.] El modo de expresarse es a menudo objeto de un cuidado particular. Una histérica. en cambio. sucede en todo lenguaje: "Cuando pensamos en abstracto nos exponemos al peligro de descuidar los vínculos de las palabras con las representacionescosa inconcientes. destaco yo en este ejemplo –continúa diciendo– que la referencia al órgano (al ojo) se ha constituido en representante de todo el contenido. se queja: "Los ojos no están bien. "De acuerdo con Tausk. sería equivalente a lo que significamos en español cuando decimos "poner los ojos en blanco". en toda la ilación de pensamiento. "En la esquizofrenia –dice– se observa. como si alguien la pusiera. es "rebuscado". de aquel elemento que tiene por contenido una inervación corporal (más bien la sensación de esta)". es un simulador. dice Freud. ahora ella tiene los ojos retorcidos. La enferma esquizofrénica de Tausk explica su síntoma.. en los trabajos de me tapsicología (Freud. están torcidos".. en el apartado "El discernimiento de lo inconciente". y que a ella. ella ve ahora el mundo con otros ojos"10. Las frases sufren una peculiar desorganización sintáctica que las vuelve incomprensibles ... y es innegable que entonces nuestro filosofar cobra una indeseada . que fue llevada a la clínica después de una querella con su amado.] El movimiento de ponerse-de-otro-modo [. sobre todo en los estados iniciales. Ella misma lo aclara. él le ha retorcido los ojos. él le ha falseado la posición. ya no son sus ojos. "los ojos no están bien.. La hizo parecida a él mismo. Se refiere luego a una segunda comunicación de la misma enferma: "Ella está en la iglesia. La enferma ofrece la explicación: dice que el amado " [. porque creía que sería mejor si se le igualaba. dado que el dicho esquizofrénico DEVIENE lenguaje de órgano gracias a que adquiere ese SESGO HIPOCONDRÍACO. En la traducción literal.. Dice Freud: "Las proferencias de la enferma acerca de su dicho incomprensible tienen el valor de un análisis..

siempre en virtud de la preponderancia de las sensaciones somáticas oculares durante el proceso de ver. tal como lo señala Freud en el historial de Isabel de R. Si bien. es decir.] el lenguaje usual es fiel. la expresión "los ojos ven". La elección del órgano queda entonces determinada. configura la matriz de lo que habitualmente denominamos lenguaje" (Chiozza. otra vez.. una parte del giro lingüístico "ojos que no ven. siendo "uno para todos los pueblos". nuestra bondad. reflejará en su construcción características de cada uno de ellos.] las fantasías que corresponden a un nivel de fijación. 3. 105) afirma que " [. Esta relación deviene inconciente. a través del cual se expresa una fantasía que permanecería muda de cualquier otra manera. "una de las cuales. se encubre. De este modo. Recordemos que para Freud la representación-palabra. De un modo semejante en las expresiones "ver con buenos ojos". Construcción y significado de algunos giros en distintos idiomas Los giros. en última instancia. se originaron en sensaciones somáticas asociadas a experiencias concretas. pág. pág. Tenemos así. En ese mismo sentido decíamos (Chiozza 1970a . conservando no obstante una unión con el referente que quedará más oculta en la medida en que aumenta la abstracción. los atributos o cualidades sensoriales unidas a una determinada representación-palabra. Las zonas erógenas constituyen una fuente. sino que los utilizamos para ver. Por ese motivo Freud (1921c*. y determinadas sensaciones somáticas. La "fidelidad a la realidad" recortará aspectos parciales de la misma. usa un lenguaje que presupone "algún género de identidad" entre la fantasía y el funcionamiento corporal específico: " [. dado que participan privilegiadamente en el ejercicio de esa función. pág. de ver. o nuestra alteración en el proceso. establece un ligamen prevalente con los restos mnémicos visuales de una particular representación-objeto" (Chiozza.. quedan atribuidas. suelen arrogarse la representación de la función completa. cuyo corolario "mental". de manera tal que el simbolismo de los giros. posibilita la existencia de un "lenguaje de órgano". la fantasía específica. representan la 'traducción mental' de un nivel corporal específico". "ver con otros ojos". cualitativamente diferenciada.semejanza. 122). que cuando Freud utiliza el nombre de "orales" o "anales" para referirse a determinadas fantasías. emergió "a fin de posibilitar operaciones más finas". obedeciendo a las premisas generales del lenguaje. o un proceso. que constituye. de la cual Freud se ocupa en sus artículos sobre metapsicología. en nuestros ojos. tal como se desprende de lo que hemos dicho. ya que este. proyectadas o representadas. hasta en sus caprichos. en su expresión y en su contenido. 311). con la modalidad de trabajo de los esquizofrénicos" (Freud. la representación-palabra queda "cerrada" si la comparamos con la representación-objeto abierta a enriquecerse siempre con nuevas experiencias. . mantienen siempre su ligamen inconciente (por ejemplo onomatopeya) con el significado (el referente) al cual la palabra alude.. depositadas. "ver con malos ojos". nuestra maldad. los restos de la percepción acústica de una palabra oída. y su expresión a través del lenguaje. de acuerdo con Freud. Si bien sabemos que no son nuestros ojos los que ven.. 1978c [1977-1978]. o a los estadios del desarrollo. Y esa capacidad simbólica. 120). 1970l. pág. nuestro. como un modelo biológico propio del lenguaje. la marca de esa "identidad antigua". corazón que no siente". identidad que alguna vez estuvo en la conciencia. por ejemplo.. "Apoyándonos en esas conceptualizaciones –continuábamos diciendo– conside ramos toda referencia al cuerpo. nace de la preponderancia de sensaciones en los ojos en el proceso de ver. de manera análoga a la representación-objeto. por su capacidad para representar simbólicamente la fantasía que permanece inconciente. 19l5e*). a alguna realidad". entre un afecto. integra en su construcción distintas cualidades sensoriales.

Decíamos en otra oportunidad (Chiozza.. los españoles. con la operación meramente descriptiva de clasificar los hechos o productos históricos según el estilo o nota general que en ellos encontramos manifiesto" (pág. Estos signos aluden fundamentalmente a sensaciones somáticas. 1978c [1977-1978]. jurídicas. que alude a una determinada sensación somática (referente). artísticas. 1986c) ese suceder refiriéndonos al utensilio que los argentinos llamamos fósforo. y no es poco. El simbolismo universal de los giros expresará. más concretas. un modo distinto de representarlo. La manera de nominar ese objeto. 1895d*. que significa en su origen "mirar adentro". Asimismo señalábamos que la palabra "envidia" deriva del latín invidia y esta de invidere. por lo cual se establecería un continuo entre la representación-palabra (símbolo) que alude a un órgano (referente) y el órgano objeto. pág. manifestarse en una particular manera de fabricar los fósforos. 51). tal vez se relacione con los rasgos caracterológicos particulares de cada tipo de hablante. aludiendo a la llama. en la raza. que pasa a ser su representante habitual y privilegiado. destacando el encuentro entre el fósforo y el lugar donde se frota. cada una de ellas. Decíamos. debió distanciarse. que pueden. 1900a [1899]*. para adquirir la capacidad de referirse a objetos más abstractos. y las razas como maneras de ser históricas. Freud. Pero Freud dirá además que para ese propósito fue necesario "conformar el d ecurso de las representaciones de manera que fuese más autónomo de los signos de displacer". considerándolo una madera para frotar.El lenguaje. Algunos ejemplos En español usamos la expresión "mal de ojo" para referirnos al mal que se recibe por haber sido "ojeado". víctima de la proyección de sentimientos maliciosos. fiel a la unión de un determinado órgano. como tendencias intelectuales.. 1940a [1938]*). incluso. corroborando dicho vínculo. emotivas. los franceses. 311) que. que fueron sus primitivos referentes. Tenemos que contentarnos. los ingleses. tanto el objeto-representación como el ligamen que mantiene con su símbolo devienen progresivamente inconcientes". recogerá "matices" que provienen del diverso "carácter cultural" de los pueblos. porque ponemos el acento en la sustancia química. y los alemanes. lo llaman allumette. a su vez. en el fondo. que mitológicamente la envidia es representada a través de la figura de la cabeza de Medusa "enraizada de serpientes y con la mirada torva y sombría". lo denominan match. su contenido primario en las distintas lenguas pero. que implica. etc. pues. 4. 1970a ) indagábamos. "Cuando el objetorepresentación queda simbolizado por uno de sus atributos. como representación (símbolo). haciendo referencia a la cera. los mecanismos proyectivos y la mirada. no podemos menos que pensar en el sujeto que la ha producido. Ortega y Gasset (1914) dice que "Cuando se habla de una cultura específica. fijando su atención en la luz. En Psicoanálisis de los trastornos hepáticos (Chiozza. los italianos fiammifero. no hay duda de que la diversidad de genios culturales arguye a la postre una diferencia fisiológica de que aquella en una u otra forma proviene . De este modo es posible afirmar que la palabra es. lo cual permite establecer una vinculación entre dichas sensaciones y las particulares cualidades sensoriales de los símbolos verbales. utilizado como símbolo. Hoy nos faltan por completo los medios para fijar relaciones de causa a efecto entre las razas como constituciones orgánicas. envidiosos. lo llaman cerilla. es decir. lo llaman Streichholz. el vínculo existente entre la acción de envidiar. con las sensaciones somáticas que acompañaron primitivamente a los afectos que constituyen el significado de la expresión verbal (Freud y Breuer. hasta en los caprichos del giro lingüístico. de su ligamen estrecho con las cualidades sensoriales unidas a las representaciones-objeto. Ejemplificamos (Chiozza. siguiendo a Freud y a Melanie Klein. por ejemplo. en la conciencia. .

Sosteníamos también que el envidiar constituye un mecanismo o acción del Yo. El ojo expresa y. a través del color blanco. En los trabajos de metapsicología. En este último caso. aludiendo al aspecto transitivo implícito en el mecanismo. como hemos visto. consistente en "desmenuzar o analizar" un objeto que se halla "fuera". en la referencia citada de la paciente de Tausk. al acto que determina que algún otro tome conciencia de una cuestión particular. que se refiere a ponerlos de una determinada manera. De manera análoga. antes de incorporarlo. Lo aplicamos por extensión al hecho de darnos cuenta de algo. o también. evocando el movimiento automático de mirar para arriba. además. figurándose así. que literalmente significa "mostrar el blanco de sus ojos" y también avoir des yeux révoulsés. retorcer los ojos. en alemán. amplía. en cambio. Los franceses dicen montrer le blanc de ses yeux. resalta el ejercicio de una acción que se ejerce sobre otros. Los ojos pueden expresar inocencia o "la malicia" del mirar envidioso. En el idioma italiano se dice malocchio en un sentido equivalente al del dicho español. Podemos suponer que hubo en el pretérito situaciones "concretas" ante las cuales fue necesario estar alerta. en su lenguaje esquizofrénico. y también. como si se dijera "yo no tengo nada que ver". a la inocencia. El sometimiento de la presa a través de "la hipnosis" producida por una mirada que aterroriza. El correlato corporal de tal mecanismo sería el proceso biliar de digestión externa. La sabiduría popular suele decir que los ojos son el espejo del alma. El dicho alemán. significa "retorcer los ojos". de este modo. dicen to roll one's eyes. decimos que debemos abrir los ojos. a través de la palabra spalancare. a través de la inoculación de venenos en la víctima que va a ser ingerida. en inglés keep one's eyes open. Freud utiliza el giro die Augen verdrehen que. spalancare gli occhi11. En francés se utiliza la expresión avoir le mauvais oeil. tomar conciencia. literalmente. Los alemanes. como los ingleses. como si fuera "un mirar al cielo y poner a Dios por testigo". significando con ello "se le leyó en los ojos". Se rescata así el aspecto expresivo de la mirada. Queda reprimido. la paciente de Tausk. En alemán se dice etwas mit scheelem Blick ansehen. que significa "revolver los propios ojos". luego. mediante su función. metafóricamente. es decir. el ejercicio de una acción sobre otro. En algunos animales. Formaban parte de este estado. también forma parte de la acción realizada sobre el objeto. igual que el español. "Poner los ojos en blanco" alude entonces a un acto que lleva implícita una simulación. conocer lo que hasta ese momento se ignoraba. Aludimos de esa manera al estado de alerta. la ampliación del campo perceptivo que la mirada otorga a diversas situaciones novedosas o inquietantes en las cuales. La "traducción de sentido" de este giro (en el contexto del escrito freudiano) correspondería a nuestro "poner los ojos en blanco". los ingleses. Aluden. igual que en el inglés. El dicho se construye a partir de la metáfora que equipara el acto de abrir los ojos con la posibilidad de ver más. en alemán se dice von den Augen ablesen. tal como lo destacara. "tener el ojo malo". . Extendemos. que significa "tener los ojos maliciosos". quizás. al incremento de la atención que es necesario implementar ante una situación novedosa. subsiste el mecanismo de digestión externa. En inglés. se dice evil eyed. En ambos idiomas se pone el acento en el movimiento evasivo de los ojos. al significado de "abrir los ojos" se agrega el de abrirlos "ampliamente". "tener los ojos revueltos". el ojo deja de ser una cámara receptiva de imágenes para ser un emisor de mensajes anímicos. y en italiano. el aspecto transitivo. denotando con ello una "pretendida inocencia". que literalmente significa "mirar algo con mirada bizca". "la maldad del ojo". el horizonte de nuestra percepción. el acto de abrir los ojos y los gestos y sensaciones correspondientes. por ejemplo los reptiles. die Augen aufmachen. utilizan la expresión die Augen verdrehen. En distintos idiomas se usan habitualmente expresiones similares: en francés se dice ouvrir les yeux. aunque no se trate de mirar. al extravío de la mirada.

. Los ciegos histéricos. Proviene de la raíz indogermánica sent. El giro expresa la manera de evitar el sentimiento a través de evitar el acto de ver. evitando así su asunción vivencial. y en alemán aus den Augen aus dem Sinn (fuera de los ojos fuera de la mente. entonces. de la misma manera que lo que no se ve no se siente. creador de un tiempo cualitativo que marca la significación y la importancia de cada momento. que significa "caminar. lo expresamos cuando decimos "ojos que no ven corazón que no siente". nos haga ver con otros ojos. Supone un distinto "encuadre epistemológico". Encontramos aquí. más allá de su aparente trivialidad. en inglés. y los italianos guardare con altri occhi. en su condición de "marcapaso". viajar. puede suceder que algo. "Ver con otros ojos" significa. lejos del corazón). pensamiento. El giro. son ciegos para la conciencia. "buscar una huella o un camino". Según el diccionario significa gestar un "diferente concepto. en esta serie de giros lingüísticos. Los ojos y la vista se arrogan. Representaría una analogía verbal con el mecanismo que Freud asigna a la ceguera histérica. y en un mismo significado. Los ojos que no ven simbolizan. estimación y aprecio del que antes se hacía o del que otros hacen". "ver como si se hubiera colocado en otros ojos". un nuevo "punto de vista". en el sentido de que no viendo contribuyen a mantener una disociación entre procesos concientes e inconcientes. con menor grado de represión que en el dicho español. Vemos que la relación entre los ojos y el corazón adquiere. Lo que se aleja de los ojos. el contenido de los dos giros lingüísticos utilizados por la enferma de Tausk: El novio le había. cuore non duole. sentir. El corazón. dice. en todos ellos. fuera de la mente). Otros idiomas expresan este giro de manera análoga. el deseo de no promover un afecto. de este modo es posible afirmar que toda percepción es una interpretación. el valor de un símbolo que alude a la relación entre percepción y recuerdo. se aleja del corazón. El ojo que ve "figura" entonces el vivenciar cardíaco de un sentimiento que se pre-siente como penoso. entonces. los ingleses to see somebody with different eyes. dice out of sight. A esta raíz pertenece el latín sentire que es percibir. aludiendo al estado de alerta. los alemanes etwas mit anderen Augen ansehen. equivalente al utilizado por los franceses. de pronto. La palabra alemana sería análoga a nuestro castellano "sentido". Los italianos utilizan dos giros para expresar esta situación. caracterizada por el hecho de que. Así. y transfiere una forma significativa. se arroga la representación de pre-sentir o pre-figurar el sentimiento (Chiozza. Este deseo de "no ver" aquello cuya presencia despertaría afectos penosos.Así como decimos. compromete un recuerdo que lleva implícito un concepto. un descubrimiento. la represión insiste en mantener lejos de la conciencia. significación". que compromete los valores y modifica nuestro juicio acerca de la realidad. al mismo tiempo. ir". Toda percepción moviliza una investidura. alude a un cambio radical y catastrófico que surge de un "cambio afectivo". Uno de ellos. de la imaginación). lontano dal cuore (lejos de los ojos. 1978f). cardíaca. El otro dice occhio non vede. cada uno de ellos lleva implícito al otro de manera inconciente. contiene una rica significación. Lo que se "ve" promueve afectos que. sabemos. Tanto Sinn como Mind incluyen en su signi ficación a la importancia y al afecto. que "abrimos los ojos". si bien se excluyen mutuamente de la conciencia. el carácter doloroso de aquello que no quiere verse. condensados en una misma expresión lingüística. (ojos que no ven. torcido los ojos y falseado la posición. out of mind (fuera de la vista. En el idioma francés el giro se expresa diciendo loin des yeux loin du coeur lo que literalmente significa "lejos de los ojos lejos del corazón" en un sentido análogo al dicho español. corazón que no duele) manifestándose en él. "tomar determinada dirección". los franceses dicen voir avec d' autres yeux. un cambio de identidad. en ocasiones. dice lontano dagli occhi. de la intención. y como lo señala Freud (1910 c*). La palabra alemana Sinn significa en su traducción "sentimiento. la representación de la percepción en el sentido del "conocimiento de la realidad". Esta expresión. Es un dicho que acompaña a la vivencia de situarse de un modo diferente al acostumbrado frente a una misma situación. la excitación del ojo moviliza procesos afectivos muchas veces intensos. espíritu. De acuerdo a lo que venimos diciendo.

distintos matices de esas vivenciias: das Herz ist ihm schwer (tiene el corazón pesado). aludiendo de este modo a un presentimiento desagradable que lo asusta mucho. sufre una pena concurrente de la que no puede hacer un descargo. acompañaba a un estado de constricción del corazón que supone una cierta anoxia. una pena que debe soportar sin tramitación inmediata. a quien citamos en un trabajo anterior (Chiozza. das Herz durchbohren (me perfora el corazón) y también ins Herz schneiden (es como si me hicieran un tajo en el corazón). Cuando una pena adquiere un carácter insidioso. que existe entre el corazón y la capacidad de presentir o prefigurar el sentimiento. y es posible incluso establecer un gradiente de intensidades entre las distintas cualidades afectivas a las cuales se hace referencia. un compromiso del que está pendiente y que limita su libertad (Chiozza y col. se dice del que experimenta una intensa expectativa temerosa que tiene el corazón en la boca. en el momento en el que surgió el giro. en cambio. que la llamada estenocardia forma parte esencial de la clave de inervación del afecto angustia. Así. Desde otro punto de vista podemos decir que quien está en esa situación experimenta culpa. En francés el giro equivalente es avoir le coeur lourd (tener el corazón pesado). En el idioma alemán encontramos tres giros que aluden a las vivencias que describimos y que nos muestran. El giro en inglés to have one's heart in one's mouth tiene un sentido análogo al español. las versiones alemana das Herz schlug ihm bis zum Halse. Quien tiene una multa tiene una deuda. como sensaciones somáticas. 96-110). mientras que en italiano se dice avere un peso sul cuore (tener un peso sobre el corazón). intensivo de pendere. págs. configurada por un tipo particular de estenosis (angostura) coronaria vinculada a la opresión y la anoxia. . Los italianos dicen essere un rasoio al cuore . una sospecha. 1997 a [1986]. Pensamos que las diferencias que muestra el giro en los diferentes idiomas expresan distintos grados de represión. una duda. afirma que los procesos que engendran la angina de pecho y los que engendran a la angustia son los mismos. además. propio de una situación límite. En italiano. alude de manera más directa que la boca a las sensaciones de opresión y ahogo12. Cuando el sentimiento se instaura de una manera plena. que a su vez significa "estar colgado". una opresión. también de allí derivan "pendiente" y "péndulo". Este giro surge de la agitación y de la taquicardia que. se dice que "tenemos una espina en el corazón". "Pena" deriva del latín poena y este del griego poiné que quiere decir "multa" y castigo. Pensamos que esa sensación de opresión. acompañan a la angustia y al miedo repentinos. en cierto sentido. Fleming. para referirse a una situación en la cual la pena se ha convertido en un dolor atroz. y la falta de aire por el otro. Cuando alguien. insoportable. De este modo se alude a una situación que genera un sentimiento penoso del que no podemos desprendernos fácilmente. Es posible pensar entonces. a un dolor in status nascendi. decimos que nos han dado una puñalada en el corazón. cuando se transforma en una inquietud. implica el incremento de la frecuencia cardíaca por un lado. por ejemplo. de representación. Refieren de esta manera el mismo gradiente de intensidades que reflejan los giros en otros idiomas como "espina" y como "puñalada". suele decir que "tiene un peso en el corazón". El sobresfuerzo. italiana sentire o avere il cuore in gola y francesa avoir le coeur dans la gorge se refieren a tener el corazón en la garganta. sufre una carga afectiva. ya que la referencia a la garganta. de manera similar al español. se dice essere una spina nel cuore.. En alemán se dice das gibt mir einen Stich ins Herz (esto me da una puntada en el corazón). 1970b). está apesadumbrado. aguda. y en inglés with a heavy heart (con el corazón pesado).Numerosos giros testimonian la relación simbólica. etwas auf dem Herzen haben (tener algo sobre el corazón) y es fällt ihm ein Stein vom Herzen (se le cae una piedra del corazón). Mientras que las versiones inglesa y española aluden a la boca. para referirse a esa misma situación que se acompaña de un sentimiento que equivale. "Peso" proviene del latín pensare. continuábamos diciendo.

o con la acepción de "ponerse en camino". se relata la historia de un paciente que "se tomaba las cosas a pecho". retourner le poignard dans le coeur aludiendo de este último modo a una acción que se realiza sobre el objeto en el sentido de hundir. que "se nos queda un pedazo del corazón". posee dos formas: percer le coeur (romper. cualidad que "señala" la importancia de cada momento. meter. Decimos. en el corazón. en el lenguaje popular. decimos que se nos parte el corazón.Los franceses dicen coup de poignard dans le coeur equivalente a la puñalada en el corazón y también enfoncer. Decíamos en aquella oportunidad que. y he de detenerme hasta que torne a mí! (Shakespeare. entonces. toma la forma de una acción transitiva: se le da "coraje" como podría dársele aliento. En situaciones en las que es necesario superar el miedo. to break one's heart (quebrar el corazón de uno). se nos "parte el corazón". con el significado de darle o restituirle el valor o el coraje. o fendre (partir. Los franceses utilizan distintas palabras que expresan diferentes matices en el contexto de este giro que. y. esc. y por otro el reclamo de la realidad que fuerza esa aceptación. Si se quiere aludir al modo en que suele experimentarse algo que supone un intenso compromiso afectivo. disponiéndose para la acción. 1997a [1986]. es "el lugar" de las importancias. poner o reponer el corazón en el vientre de alguien). Cuando alguien tiene miedo se siente impotente. (Chiozza. de modo simbólico. a la cualidad de marcapaso de ese órgano. Los alemanes dicen das bricht einem das Herz (esto le quiebra a uno el corazón) y los ingleses. En el trabajo "Un infarto en lugar de una ignominia" (Chiozza. no hacen alusión a las tripas. remiten. y frente a lo que sentimos "lástima". nos sugiere un grado mayor de encubrimiento del sentido del giro. y los italianos prendersi a cuore (tomarse a corazón). es decir nos enfrentamos con una pérdida que genera. se usa con el mismo sentido que "se me parte el corazón". Así se expresa Marco Antonio frente a la tumba de Julio César: ¡Mi corazón está ahí. Acto III. si bien el sentido es el mismo. plonger. cortar) le coeur13. En el español. en ese féretro. La expresión italiana mi si spezza il cuore (se me hace pedazos el corazón). puede querer huir. pero ambas son las expresiones que habitualmente se utilizan para referirse a "juntar . "separarse". 1997a [1986]). El coraje y el valor. En ambos giros está presente la expresión "quebrar". tanto como la preparación anticipatoria de una acción posible realizada con coraje y con valor. la ofensa tomada "a pecho" era vivida como" un puñal o una espina clavada en el corazón". en lugar del corazón. o transformar el miedo en coraje. la referencia al pecho. del latín "partiri" se utiliza en el sentido de "dividir". remettre) du coeur au ventre a quelqu'un (dar. importancia. mettre. se dice que uno "se lo toma a pecho". significaría enfrentar una situación a la que se le ha otorgado trascendencia. el corazón se adjudica la representación del coraje. los i ngleses to take to heart (tomárselo a corazón). órgano que se relaciona. 104 ). por un lado. equivalente a la palabra "romper". El corazón. en ese sentido. sino al corazón. los franceses avoir. en última instancia. si este miedo se intensifica. es decir. El "sentimiento se divide": ante aquello que lastima. La expresión "partir". con el afecto miedo (recordemos que al miedo. para ellos. aluden al intestino. se lo suele denominar "cagazo"). Tal como habíamos señalado refiriéndonos al giro anterior. El inglés to take heart y el alemán sein Herz in beide Hände nehmen (tomar el corazón en ambas manos) o sich ein Herz fassen (agarrarse el corazón). Suponemos que el dicho que nos ocupa se originó en una situación en la que experimentamos un proceso de duelo. Entonces. perforar) y déchirer (desgarrar). no pudiendo distinguir entre la responsabilidad y los sentimientos de culpa. francés e italiano. el presentimiento de un peligro. Cuando se experimenta un estado de pena o dolor insoportable. un puñal. reticencia a aceptarla. revolverle a otro. inglés. La versión francesa donner (mettre. Los alemanes dicen sich etwas zu Herzen nehmen (tomárselo a corazón). se enfrentaría el peligro oponiéndole el pecho. también. suele decirse "hacer de tripas corazón". incluso. La taquicardia que en esa situación se experimenta puede representar. a los cuales el corazón simbólicamente alude. puede llegar a sentirse paralizado para realizar una acción o. la valentía y el esfuerzo. Julio César. pág. por otro lado. clavar. prendre. Las tripas. "Tomarse algo a corazón". quelque chose à coeur (tener o tomar alguna cosa a corazón). con César. como lo expresan los giros en alemán. 2). en lugar de huir o de quedar paralizado.

es conciente que se refiere al contenido doloroso de una vivencia. atemperadas. acompañaba a la emoción completa. por esa razón. Estas consideraciones no son válidas exclusivamente para los giros lingüísticos. de la trama sutil que constituye la profundidad del dicho. En los historiales de la histeria dice que los usos lingüísticos y los síntomas de las pacientes se nutren de una fuente común. que determinada situación fue como "una puña lada en el corazón". surge asociado con sensaciones somáticas. a un giro lingüístico. ni de la sabiduría que condensa. acuñado en el devenir evolutivo del idioma y compartido por todos los hablantes. una visión más completa de las sensaciones somáticas reprimidas que constituyen a los distintos significados inconcientes. en los distintos idiomas. al estudiar los primeros estadios de la esquizofrenia. forma parte del giro lingüístico verbal. a la acción de juntar. la fuente de signifi cación específica que los originó. como en las figuraciones simbólicas de un sueño. desfiguradas hoy por la represión y por la atemperación de los afectos. El giro menciona al corazón porque en su construcción original participó una sensación somática específica de ese sentimiento: el dolor estenocárdico que en otra época. Podemos aseverar que todo nuestro lenguaje se construye de manera análoga. dan cuenta de los matices del "carácter" en las distintas maneras de ser de diferentes culturas. Los giros al . dilucida el origen de la expresión verbal de esos enfermos. Quien utiliza. Las condensaciones y los desplazamientos que lo constituyeron. deberíamos concluir en que todos los pueblos construyen su lenguaje sobre los mismos símbolos. antiguamente concientes. porque es justamente el corazón el órgano que se arroga la representación de pre-sentir o pre-figurar el sentimiento al cual se alude. y que si se emprendieran indagaciones. nos permite la expresión de una vivencia atemperada. sino que por el contrario la reafirman y. un acontecimiento vivenciado como sensación somática "concreta". vivenciadas como experiencias concretas. No es conciente. con "ambas manos". tan habituales. nuevamente. El giro es. sin embargo. una conexión de hecho. claudicamos frente al temor. y que alude a una situación de susto o miedo intenso. acceder a la conciencia. Esos hallazgos se convirtieron en los fundamentos a partir de los cuales Freud sostuvo que el simbolismo de los usos del lenguaje es universal. una forma del lenguaje indirecto al que apelamos. dice de ese modo y no de otro. como lenguaje de órgano. entre las diversas lenguas. aludiendo tal vez. por ejemplo. además. pueden ahora. en su conjunto. Existe otro giro alemán das Herz ist ihm in die Hose gefallen que significa literalmente "el corazón se le cayó a los calzones". Las sutiles diferencias en su construcción. al decirlo. en sí mismo. reanudemos en la expresión lingüística las vivencias que. una "alusión metafórica". efectivamente. El giro que así utilizamos es. ese giro. Los giros muestran. es decir. Las sensaciones somáticas constituyen el "sesgo hipocondríaco" que. cuando el dicho refiere que la puñalada se siente en el corazón y no en otro lugar. En los trabajos de meta psicología.coraje". apela a un uso del lenguaje. no desdicen la universalidad de esos símbolos. una vez. producto de la atemperación de un suceder afectivo que fue. IV SÍNTESIS Y CONCLUSIONES Cuando alguien dice. ensamblada en el discurso. ha sido "olvidado". cuando el afecto se manifestaba con la fuerza original de una pasión no atemperada. Apelamos al giro lingüístico como a "una pieza terminada" que. Ese anudamiento con la sensación somática que fue. filogenéticamente. Tales matices nos otorgan. Podemos interpretar que es lo contrario de "hacer de tripas corazón". en lugar de apelar al "coraje". facilitan que. por ejemplo. especialmente en lo que atañe a los giros lingüísticos. Ya Freud había conceptualizado los fundamentos de esa nueva manera de pensar el lenguaje. Así.

pág. de sexo masculino o femenino) y el idioma entero. 1993. la palabra denota directamente al concepto e indirectamente al objeto al cual este alude. desde su confluencia. "El lenguaje está muy lejos de cualquier otro modo de comunicación. sólo podemos hoy conjeturar un tertium comparationis que la conciencia ha perdido. está cerrada por un concepto. se corresponde con una manifestación (o sensación) somática que. afecto y lenguaje. en tanto "representación cerrada". várices hemorroidales. CHIOZZA. la consideración del tiempo se dirige hacia los intervalos mayúsculos. enfermedades por autoinmunidad. el universo de lo viviente. sino que constituye. 1978c [1977-1978]. el cosmos material y. como su eslabón más diferenciado. en calidad de símbolos. tal como señala Freud.. 3 Los signos de descarga lingüística poseen con el recuerdo un tipo de relación análoga a la que poseen los signos de realidad objetiva con la percepción y los signos de actualidad (Chiozza. 188). el refinamiento último de la Creatura consiste en la capacidad de informar falsamente de una nueva manera sobre el Pleroma y de informar falsamente sobre la Creatura" (Bateson y Bateson. se especializaron en describir aquello que pueden afectar". desde el terreno metahistórico o desde la descripción metapsicológica. Se trata de una relación que se fundamenta en una unidad de sentido de la cual. 1991b [1989]) con la sensación somática. al modo de distintos "dialectos". 317). el lenguaje verbal configurado en las distintas lenguas. Alianza Editorial. Las consideraciones expuestas desde el ámbito de los conocimientos generales acerca del lenguaje. (1993a). desde distintos ángulos. expresa un significado. Numerosos autores contemporáneos se han ocupado. 6 Los términos Pleroma y Creatura fueron acuñados originariamente por los alquimistas y retomados por Jung. uno de los pilares fundamentales de la interpretación psicoanalítica. hipertrofia de próstata. Buenos Aires. desde nuestro punto de vista. nos permiten afirmar una vez más. esclerosis. en última instancia.utilizar. litiasis urinaria. pág. El anudamiento original entre cuerpo. trastornos renales. Luis y colab. En otros términos. entre ellas. nos permiten contemplar. implícitamente.. . que la relación entre los símbolos y los referentes a los cuales aluden no es arbitraria. de qué manera se originan las palabras (dotadas. con el segundo. ¿tenemos pues un lenguaje pleromatizado? ¿O hemos más bien creado un extraño producto híbrido que no es fiel a ninguno de los dos mundos? En virtud de un curioso retorcimiento. dice Bateson. con sus manipuladoras manos. de esa matriz del lenguaje y de esa capacidad simbólica universal y gestora. 4 "La noticia de la permanente evolución de la forma en la materia sólo se adquiere cuando la percepción del espacio se dirige hacia lo microscópico y cuando. 2 También. la palabra que. en sí misma. diversas modalidades expresivas y. desde un lugar privilegiado. 5 Citaremos solamente aquellos autores cuyos conceptos nos resultaron especialmente significativos para el tema que nos ocupa. se relaciona con la representación–objeto (abierta) sólo en aquellos aspectos parciales contenidos en el concepto al cual la palabra alude. escotomiza las relaciones y tiende a "pleromatizar". con el primero. a crear un universo de "partes congeladas": "Los seres humanos. para referir. desde otro punto de vista. 1987. Notas 1 El texto del presente capítulo fue publicado por primera vez en Los sentimientos ocultos en. Parece que nuestra conciencia habitual se hallara construida para conservar la ilusión de la inmutabilidad de la materia" (Chiozza. las representaciones de los órganos. avala la existencia de un lenguaje matricial del que emergen. inversamente. hipertensión esencial. 7 La llamada "solicitación somática". El lenguaje hablado. en la medida que se refiere a "cosas". tiene propiedades que lo dife rencian de aquellos otros modos y es más adecuado para hablar sobre el pleroma. que no solamente reclamó la atención de Freud.

en el giro "crepa cuore" recogen esta significación del "corazón que revienta". D. de que la relación entre significado y significante es convencional y arbitraria. que Susanne Langer cuestiona aquí. arroja ya alguna luz sobre lo que es significado. "reventar".8 No podemos dejar de mencionar. forma. chasquear. Buenos Aires. naturaleza y cultura. 10 La traducción de este párrafo fue realizada por la Lic. sobre La naturaleza del significado (1968). plantea. como veremos luego. Esto. y antes de introducirnos en sus relaciones. y concluye afirmando que. Christiansen (1968) se pregunta qué clase de cosas son los significados. 9 Seminario teórico-práctico DE Luis Chiozza dictado en 1990 en el Instituto de Psicoanálisis Metahistórico Sigmund Freud. estallar". Busch a partir del original alemán 11 Otras dos expresiones italianas similares son: Dormire con un occhio solo y también Occhio al Cristo. El problema del significado Con respecto al significado recuerdo ahora el nombre de dos libros: uno de Christiansen. 12 Cuando se reúnen los giros que aluden al mismo órgano en distintos idiomas. en los términos mismos. se comienza a descubrir y hacer conciente sensaciones somáticas anteriormente desconocidas o desatendidas. apenas es exagerado pretender que el problema del significado es el problema de este siglo". Por este motivo podemos decir que cada idioma rescata de la represión un diferente aspecto. Centro Weizsaecker de Consulta Médica. pero que en su origen "significado" era un objeto que había recibido un signo y "significante". fundadamente. Si buscamos el origen de la palabra (y toda indagación etimológica es profunda mente simpática para quien tiene un espíritu psicoanalítico) nos encontramos con que la palabra evolucionó hacia su significado actual. .. es natural que nos ocupemos de indagar. a nuestro juicio errónea. que alude a la ignominia. ". Es realmente interesante esto que se ha despertado como interrogación por el significado. aunque sea someramente. la habitual aseveración. que contienen dos interrogantes diferentes. aunque ahora no es el punto esencial que nos ocupa. que pasa así a quedar "significado". 13 "Quebrar" viene del latín crépare que significa "crujir. de acuerdo con Paul Henle. y otro de Obsden y Richard.. y también. Los italianos. y que se refiere a una persona o situación que revienta el corazón. La sola enunciación de estos dos títulos. El significado del significado. Capítulo I EL SIGNIFICADO Y LA FORMA EN LA NATURALEZA Y EN LA CULTURA 1 Tenemos cuatro términos fundamentales en el título: significado. aunque esquemáticamente dicho. un aspecto fundamental del problema. el sujeto que traza el signo sobre el objeto.

porque tiene tres acepciones en cuya conjunción surge. "formalismo". en la expresión "el rigor formal de la lógica . "significado". por oposición al ser "en ruinas". Aquí también tres tópicos nos ayudan a trazar las coordenadas desde las cuales vamos a intentar relacionar significado con forma. "informal" e "informalidad". La etimología de "forma". Podríamos decir sin temor a equivocarnos demasiado. "forma". "signo" es lo que indica la presencia de algo. tal como lo hemos expuesto más extensamente en trabajos anteriores. Hay en castellano una palabra magnífica. por último. que compromete a la palabra "norma". Por último. "deformar". La forma Pasemos ahora al término. uno es el signo y el otro es el símbolo. y todo símbolo conciente con la colaboración de un signo inconciente. la dirección de la marcha. y "símbolo" lo que representa su ausencia. otra es la palabra "transformación". a partir de allí. "significado". Y también "sentido" es.Hay tres puntos que me parece importante subrayar a los fines de delinear el modo en que podemos utilizar el concepto de significación y el de significado para ocuparnos de la relación entre los cuatro términos que el título contiene. Otro punto que es fundamental consignar en cuanto se refiere a la palabra. y alude a la forma como algo moldeado. Susanne Langer (1941) los distingue claramente. otra es la palabra "información". se pierde en la noche de los tiempos. otro importante tópico comprometido en la palabra "forma". "reformar". de algún modo. por fin. el otro punto a considerar en lo que respecta al problema del significado es que. permite. Agreguemos a esto que. al cual se alude. "conformar". "uniformar". Una es la palabra "horma". la palabra "sentido" (lo mismo ocurre c on el italiano "senso"). todo signo conciente se establece con la colaboración de un símbolo inconciente. con sus variantes. Y. pero hay una serie de palabras que pueden darnos una idea de la riqueza de este término. otra es la palabra "formalidad". elegiríamos justamente a la significación. Un tópico es el concepto de figura que deriva del concepto de horma. por ejemplo. que habla de la forma como gestalt. como se ve claramente cuando se piensa en el tráfico. Luego veremos cómo esto se relaciona de manera muy importante con la luz que arroja el psicoanálisis sobre la significación. que si tuviéramos que elegir algún término representativo de lo que es el psiquismo. Y. El primer significado de la palabra "sentido" es. y ambos con la naturaleza y con la cultura. que significa amasar con los dedos. Pero también "sentido" es lo que siento. precisamente. dado que este término tiene la ventaja de ser irreductible al tratamiento por metodologías científicas que estudian a los objetos materiales. con sus variantes. formarse una cierta representación de la esencia de lo psíquico. Otro tópico es el término "estructura". "Figura" deriva de "fingere". o como algo que se destaca sobre un fondo. de la forma como una totalidad que se pierde al descomponerse en partes y que también lleva implícito al sentido de relación entre las partes. es el de abstracción conceptual. de algún modo. es la diferencia que establece Susanne Langer entre dos elementos fundamentales de la significación. la expresión "en forma". una especie de reforzamiento mutuo que comporta un esclarecimiento.

Así como la naturaleza compromete. o también cuando decimos que la naturaleza es sabia. es decir. "natura" es algo que ha nacido. Cultura –dice un viejo proverbio– es lo que queda cuando uno se olvida todo lo que aprendió. Todo lo contrario de lo que ocurre con una buena poesía. es decir. por ejemplo en el hombre. una evolución de ese corpus que se llama social. y esto nos lleva al tercer punto. poder (en el sentido de capacidad). También en el caso de la cultura podemos considerar tres puntos que pueden ayudarnos a contemplar su relación con la naturaleza. Allí la naturaleza es algo así como un sujeto que acciona con intencionalidad y sentido. La naturaleza Pasemos ahora a la palabra "naturaleza". Es una oposición que actualmente ha entrado en crisis. y tener (en el sentido de obligación). La tarea de memorizar el contenido de la guía telefónica es sobrehumana porque se trata de una gran cantidad de información con un significado muy escaso. etc. por ejemplo. el carácter pático de la existencia. por las cualidades o las características de su ser. que permanece más allá del olvido? Digámoslo de manera rotunda: es el significado de la información. Así. es civilización. Aquí también podemos considerar tres puntos que pueden servirnos para contemplarla en su relación con los otros términos que integran el título. en lo que a este asunto se refiere. Se trata de una posición filosófica similar. algo material en el sentido de ser organolépticamente perceptible. por lo que son. la forma y el significado. sino por el hecho de que está continuamente siendo. 106-109)– vive "dentro" de cinco categorías páticas: querer. poder (en el sentido de permiso) deber. La cultura La palabra "cultura" proviene de cultivo y compromete la idea de elaboración. su ser. Este tipo de pensamiento. desde hace ya mucho tiempo. cuyo significado es vecino al de "norma". ¿Qué puede ser esto. que son los procedimientos de los cuales se vale la causa para producir el efecto. aprendido. a la de Ortega y Gasset. que conforma a las ciencias llamadas naturales. por ejemplo. Se trata de un objeto caracterizado como cuerpo que ocupa un lugar en el espacio. que se percibe con los sentidos. sometido a las leyes de una relación de causa–efecto que nos permite hablar de mecanismos. el hombre de algún modo se define como un sujeto de la cultura. fisiología. que nos conduce al segundo punto. el hombre no se define esencialmente por lo que es. al que es propio de las llamadas "ciencias del espíritu". es un ser siendo. por la naturaleza de las cosas. su carácter óntico. La palabra "naturaleza" en su acepción primitiva designa a lo nacido.matemática". El hombre –dice Weizsaecker (1947. Heiddegger y Sartre. entre estas cinco categorías. o hablamos de la evolución natural. Nos preguntamos entonces por su cualidad óntica. dotada de un significado rico. La cultura. Este es el primer punto que debemos considerar en lo que respecta a la cultura. en otra acepción. se contrapone. Allí se la usa para definir un tipo de objeto del conocimiento cuyo patrón esencial está en la física y en las ciencias que de ella derivan (química. Hay un tercer significado de la palabra "naturaleza" que se pone de manifiesto en el sentido que adquiere en la expresión "la diosa naturaleza". Uno se constituye en torno a la idea del ser.). Otro de los puntos a considerar podemos verlo. atemperación de los afectos. con su implicancia moral. por su ser natural. En otras palabras. que se evidencia en uno de los usos de la palabra "formalidad". págs. dentro de ese pentagrama. . en el uso que adquiere la palabra en la expresión "ciencias naturales". en su doble sentido de sufrimiento y pasión. Así la usamos cuando nos preguntamos. la cultura nos enfrenta con lo que Weizsaecker llamaba el pathos.

la cultura. Las metas pulsionales . naturaleza y cultura. naturaleza y cultura. que no pretendemos definir a la enfermedad de manera rigurosa. que deriva de la palabra "infirme". Centremos nuestra atención en lo que el hombre que se encuentra en esa circunstancia nos enseña. Freud lo conceptualiza mejor aún diciendo que. Ya vislumbramos aquí algo de lo que puede habernos enseñado el psicoanálisis acerca de las relaciones entre significado. nos muestra su interior. para referirse al hecho de que el cuerpo. El hombre a prueba. Podríamos decir que hay un "interior" del hombre que aparece cuando el hombre se arruina. el hombre que padece. en su transformación material. como la naturaleza. dado que. en el doble sentido de estar arruinado. se arruina. forma. en donde recurre a una metáfora muy lograda. que es el campo de mi experiencia profesional. en lo que respecta al hombre enfermo. No por casualidad se vinculan esas dos palabras. pues. El tercer punto a considerar es. la relación entre los cuatro términos que nos ocupan? Significado y forma en la histeria En primer lugar debemos mencionar los estudios sobre la histeria. en cuanto a los fines que perseguimos en este momento. Dice que el hombre enfermo. puede representar un contenido psíquico. durante el vivir. el hombre que es enfermo según la etimología de la palabra enfermedad. que la cultura pertenece esencialmente al espíritu. ¿Cuáles son los puntos que (desde el psicoanálisis y muy esquemáticamente) podríamos subrayar ahora para mostrar cómo la visión psicoanalítica del hombre enfermo (de ese hombre al cual le sucede algo peculiar. forma. Preguntémonos entonces cuál es el panorama que nos abre el hombre enfermo con respecto a la interrelación entre significado. quizás no haga otra cosa que "extraer sus materiales" de una fuente que es común para la histeria y el lenguaje. Nos referimos al hombre enfermo más que a la enfermedad. en su fractura. de manera incorrecta pero gráfica. de ser una ruina. de una capacidad "patoplástica corporal". también adquiere una particular manera de ser ruin. es decir. Rof Carballo escribió un libro. si entendemos por espíritu aquello que todas las almas tienen en común.Por último. un modo originalísimo de empezar a poner en relación significado y forma. en este caso las ciencias del espíritu. cuando la histeria parece representar plásticamente una determinada fantasía. da lugar a una serie de ciencias. vacilante. dado que quien en algún punto de sí mismo. es decir. de ese hombre que consulta porque padece) nos ha ayudado a comprender de una manera que es nueva. puesto que allí Freud nos habla de una "capacidad plástica" de la representación inconciente. y de ser ruin. En esta comunidad entre transformación "plástica" del cuerpo y lenguaje tenemos. nos bastará con una caracterización intuitiva que nos conduce hacia el hombre que sufre. como solía decir Liberman. Abordaremos ahora desde el psicoanálisis. en su crisis. Debemos aclarar. el tema del significado y la forma en la naturaleza y en la cultura. El hombre enfermo Hemos definido los cuatro términos que componen el título con la intención de esclarecer algunos de los puntos de vista desde los cuales intentaremos contemplar sus relaciones. ya.

por ejemplo. Freud se postuló decididamente a favor de considerar que la pulsión se caracter iza por su cualidad y no sólo su cantidad. El significado del cuerpo Esto lleva implícita la trascendental afirmación de que el psiquismo surge. es una memoria. Cuando Etcheverry en Sobre la versión castellana (1978) intenta precisar algunos conceptos freudianos. según creo. Es claro. como ocurre en la histeria. en cada una de las células de un organismo pluricelular. a partir de una meta pulsional cualitativa. posteriormente. y decimos que su representante más plausible no es el cerebro sino la cadena de ADN celular. . muchas veces. a partir de una escena infantil. Vemos entonces cómo el psicoanálisis nos conduce a pensar que el fenómeno que denominamos "significado" puede relacionarse de un modo más plausible con el ADN celular. Haeckel diferenciaba entre una célula perteneciente a un individuo pluricelular y una célula protista. debido. no son mera cantidad. No solamente Freud nos ha mostrado que el afecto se origina como se origina el deseo. la finalidad de una particular pulsión. subrayando. pensamos en primer lugar en el ADN de una célula protista que se copia. a partir de una escena filogenética. el afecto es lenguaje. en donde afirmaba que el problema de la relación entre la mente y el cerebro no es solamente un problema insoluble. y no solamente en el cerebro. es decir que se constituye del mismo modo que la histeria. Vemos pues cómo. sino también un monumento conmemorativo. en lugar de ser resignificado. una fantasía especifica. surgen de zonas erógenas diferentes. como un suceso motor que en su origen fue justificado. De modo que cuando hablamos de una representación "somática" del significado. además. el concepto de metas pulsionales. es al mismo tiempo. una significación. que con una supuesta actividad simbólica cerebral que se resiste a todos los intentos de descripción hasta ahora realizados. Las pulsiones tienen metas específicas. como. cuál es la particular fuente que le ha dado origen. el gran neurofisiólogo. propia. sino un problema mal planteado desde sus inicios.En nuestros tiempos el psicoanálisis se está quedando corto en cuanto a su posibilidad de enriquecer otras disciplinas científicas. Dado que una determinada meta pulsional. por lo tanto. pleno de sentido. llegamos a la conclusión que la importancia del sentido (podemos decir la "significancia". se ocupa de la relación entre el pensamiento de Freud y el pensamiento de Haeckel. Las pulsiones son cualitativamente diferentes. el de alma. en todo el cuerpo. o es propio. es decir una cantidad. utilizando un neologismo justificado ya que en castellano disponemos del término contrario. "insignificancia"). de una zona erógena determinada. La significancia del afecto Otro aspecto fundamental del concepto de metas pulsionales es su relación con la teoría psicoanalítica de los afectos. ¿Cuál es el tipo de memoria implícita en el afecto? Freud lo dice claramente: equivale a un ataque histérico "filogenético". desde este punto de vista. y Freud también insistió en que todos y cada uno de los órganos pueden funcionar como zonas erógenas. que del examen de los fines de la pulsión es posible deducir. que constituía en sí misma un organismo completo. En algún lugar que no he podido volver a encontrar he leído una cita de Sherrington. a que ha descuidado la importancia de uno de los elementos fundamentales de la teoría freudiana. se determina en el cuerpo. de todo el cuerpo y no solamente del cerebro. y posee. Es un resto mnémico. sino que ha insistido en que al afecto no es sólo un proceso de descarga .

se apoya en Jennings. por ejemplo. y que podían ser substituidos sin perjuicio alguno. Reparemos en que Freud enunció solamente dos hipótesis fundamentales de la teoría psicoanalítica. en el cual aborda cuestiones fundamentales de la epistemología. la máxima contribución realizada a la solución del problema de la relación cuerpo– alma. Reproduciré tres de los planteos que Lorenz realiza allí. Una metapsicología metahistórica ¿Si cuerpo y alma no son dos entidades ontológicas. señala: "los animales son personas". La segunda hipótesis sostiene. Veremos luego que con esto sucede algo análogo a lo que ocurre con los mosqueteros de Dumas. el de libido yoica. tres. inversamente. hay cultura en la natura. o el de pulsión. También afirma Lorenz que cree entender perfectamente bien lo que sostiene un físico cuando dice que un electrón puede ser tanto corpúsculo como onda según cual sea la ventana por la cual se lo contemple. Dicho en otros términos. Este postulado psicoanalítico constituye. hecho que adquiere toda su importancia cuando recordamos que. significa que. afirmó (1914c*. que llamamos "cuerpo" al psiquismo inconciente cuando penetra en la conciencia privado de su significación inherente. que hay natura en la cultura cuando dice. es siempre animada. Se trata de la misma idea que expresara. Cultura y naturaleza Chomsky. como por ejemplo. aún en sus formas más elementales. Por último. nos está mostrando cada vez más que. naturaleza y cultura. Jennings sostiene que si un protozoario fuera. Lorenz. ni sentimientos tales como la ambición o la codicia.La segunda hipótesis fundamental del psicoanálisis Entre todos los conceptos planteados por el psicoanálisis que pueden ayudarnos a ver de una manera nueva las relaciones entre significado. uno de los protozoólogos más eminentes. por el contrario. a mi entender. para mí. pero al principio. Si somos consecuentes con la segunda hipótesis fundamental del psicoanálisis ya no podemos concebir al cuerpo y al alma como dos entidades ontológicamente diferentes que existen más allá de la conciencia. como acabamos de ver. entre otros. porque marchan en la misma dirección de lo que sosteníamos cuando afirmábamos que el cuerpo y el alma no son entidades ontológicamente diferentes. que hay uno más de los que se anuncia en el título. qué son? Son dos modos de "percibir" que tiene la conciencia. el poeta William Blake: Lo que llamamos cuerpo es el trozo del alma que se percibe con los cinco sentidos . Veremos que las dos ventanas de la conciencia son. que el lenguaje se desarrolla como un órgano natural en un contexto cultural que lo acota pero que no lo crea. dentro de una teoría más completa. por ejemplo. en su libro La otra cara del espejo (1973). 1915c*) que no formaban la base del edificio psicoanalítico sino su coronamiento. de manera aún más elocuente. acerca de conceptos metapsicológicos esenciales. para afirmar que la vida. en esencia. del tamaño de un perro. en el tercero de los planteos que deseo mencionar. la conciencia no tiene más que dos ventanas. Lorenz le dice a Popper: "cuando pienso en Karl Popper no pienso ni en el Karl Popper psíquico ni en el Karl Popper somático ni corporal. El psicoanálisis. quizás el más importante consista en la hipótesis que Freud denominó "segunda hipótesis fundamental del psicoanálisis". a partir de la . forma. cuerpo y alma no pueden ser concebidos dentro de una hipótesis de paralelismo sino dentro de una hipótesis unitaria con todas sus consecuencias". no vacilaríamos en atribuirle una vida subjetiva. para mí esto es una realidad unitaria. Hace poco he leído uno de los últimos diálogos de Konrad Lorenz y Karl Popper. ha mostrado de manera radical.

se nos presentan dos: una por la cual todo lo que entra es conceptualizado a partir de una ciencia básica que es la física. dinámico y económico). que origina a las matemáticas. Podemos decir entonces. y que aluden a relaciones entre personas.. historia y matemáticas. También usamos la palabra "idea" en el sentido formal de una norma que aproxima la palabra "idea" (no por casualidad) a la palabra "ideal". y que subyace a las tres. Dado que la metapsicología freudiana se apoya en un modelo extraído de la física (es tópico. deberíamos pues completar esa metapsicología metafísica con otra que fuera metahistórica. Su resultado es el significado. con respecto al lenguaje) y otra de corte metahistórico. De acuerdo con la existencia de esas dos ventanas deberían existir. etc. y que se integrara con numerosos conceptos tales como el de censura. claro está. una de corte metafísico (pero no en el sentido de la metafísica filosófica. sino en sentido de la metafísica como metaciencia. y es en ese sentido que configura un drama. de modo que el pensamiento abstracto que toma por objeto de estudio a esa relación. con algo que es proclive al desarrollo de una historia. nos encontramos con un drama. ciencia básica de la cual derivará una psicología primordial que no se halla sometida a la física. Una triple organización conceptual de la conciencia Si estudiamos un poco mejor qué es lo que tenemos detrás de una idea que opera en un organismo vivo. encontramos el fundamento de una tercera organización conceptual del conocimiento en la conciencia. del álgebra. y es rotulado como materia. otra por la cual lo que ingresa es conceptualizado mediante la organización del conocimiento que denominamos historia. La idea en estos casos pertenece a una escena. Debemos. En este sentido en el cual la idea es una abstracción. ya que con el nombre matemáticas designamos específicamente a la relación que los símbolos matemáticos mantienen con los referentes a los cuales aluden. que disponemos de tres ciencias básicas: física. que se encuentran "desparramados" en la obra de Freud. Estamos ahora en condiciones de establecer una especie de relación triangular entre estas tres organizaciones. una escena que transcurre en un escenario en el cual intervienen personajes. esquemáticamente. dentro del psicoanálisis. o de la geometría. No se trata de una historia cronológica sino de una narrativa (no es una history sino una story). configura una metamatemática.segunda hipótesis de Freud. dos metapsicologías. reedición. investidura. . no confundir las matemáticas con las operaciones de la aritmética. como se usa la palabra metalenguaje por ejemplo.

en el izquierdo al afecto. También ubicamos en el vértice superior al ser en un sentido óntico. entre el cuerpo vivo y el lenguaje. El punto crítico de esquematizaciones como ésta que estamos intentando. pequeña investidura. en su doble connotación de mores. Sobre el vértice superior ubicamos a la naturaleza. en el vértice izquierdo al padecer que configura lo pático. y en el derecho al aspecto ético del hacer. Reparemos en que lo que hoy suele denominarse "ciencias naturales" una vez fue llamado "historia natural". o costumbres. y en el vértice izquierdo a la evolución en el sentido de evolución "natural". Ocurre así porque el idioma no nace del azar. y en el derecho al lenguaje. el espíritu haya sido siempre el gran ausente. es decir a la naturaleza "histórica". Creo que precisamente nuestra época adolece de esta negación del espíritu. en el lado izquierdo entre el cuerpo vivo y el afecto a la significancia. la "diosa naturaleza". a la física y a la materia. En el vértice izquierdo. y media investidura. a la matemática y a la idea. la forma (!) a lo que denomina "a pequeña cantidad" y el significado a una media cantidad. entre el afecto y el lenguaje ubicamos al significado. a la forma. la naturaleza que se encamina hacia algún lugar. en el vértice derecho a la cultura. En el vértice derecho al espíritu. a la historia y al drama. que configura a lo moral. . la naturaleza que evoluciona. No es casual que en nuestras frecuentes reflexiones acerca de la relación entre el cuerpo y el alma. y de normas que evolucionan en lo que denominamos civilización y se decantan en la existencia de ese corpus que denominamos la sociedad. reside en que los términos que utilizamos no siempre designan de manera precisa territorios equivalentes del conocimiento. Es decir: plena investidura. que posee una meta que constituye su sentido.En el vértice superior de un triángulo podemos ubicar al cuerpo que ocupa un lugar en el espacio. como a veces se pretende. que es la importancia del significado. la naturaleza que sabe. al alma. En otros términos la significancia equivale a lo que la teoría psicoanalítica llama "a plena cantidad". sino que se construye a partir de conceptualizaciones pretéritas implícitas que no coinciden con las que actualmente procuramos describir con términos que hemos heredado. En el vértice superior del triángulo (lo escribiremos adentro) ubicaremos al cuerpo vivo. y en el lado derecho. En la base del triángulo.

Al vértice derecho corresponde también la trascendencia y los valores espirituales, al izquierdo la convivencia, cercana del drama, y al vértice superior la inmanencia, que es inherente al cuerpo, inseparable de él. Del lado del triángulo en donde ubicamos a la significancia que transcurre entre el cuerpo vivo y el afecto, debemos derivar a la materialización o concreción, que corresponde a la acción. Del lado en donde ubicamos a la forma que transcurre entre el cuerpo vivo y el lenguaje debemos derivar a la idealización, formalización o abstracción, que corresponde a la ciencia, y del lado en donde ubicamos al significado que transcurre entre el afecto y el lenguaje debemos derivar a la transferencia, ese "como sí" del teatro, el juego, la comunicación y la metáfora, que corresponde al arte.

Unidad y oposición entre significado, forma, naturaleza y cultura Göethe decía: "Quien tiene arte y ciencia, tiene religión. Quien no tiene ni arte ni ciencia, que tenga religión". Pero, ¿qué significa esto? Significa que hemos unificado, en la religión, significado y forma. En el fenómeno del sacramento, por ejemplo, en el cual el símbolo, frente a lo simbolizado, es algo más que un "como sí". Quien, durante el sacramento llamado comunión, piensa que la hostia repre senta a Dios sin serlo en realidad, no ha conseguido realizar el sacramento de la comunión con Dios. El psicoanálisis nos ha permitido ver la unión que existe entre natura y cultura. Dijimos que no sólo hay natura en la cultura, sino cultura en la natura. También que hay significado en la forma y forma en el significado. El hombre enfermo nos enseña, en su transformación, que la alteración material de su estructura, su cambio de forma, es también un cambio en la significación inconciente. Vemos pues que no solamente la "religión" surgida de la confluencia del arte con la ciencia, sino también el psicoanálisis, nos muestran la íntima unión del significado con la forma. Sin embargo distinguir entre significado y forma implica también oponerlos. Pero una tal oposición, ¿pertenece a aquello a lo cual nos referimos con esos dos términos, o ha sido creada por nuestro pensamiento estructurado según una lógica binaria? Si, sentados en una habitación con dos ventanas entre las cuales existe la opacidad del muro, vemos en la ventana de la izquierda a un niño que camina hacia la derecha con dinero en la mano, y en la ventana de la derecha a un heladero que encamina su carrito hacia la izquierda, y luego vemos en la primera ventana que el heladero está contando el dinero y en la segunda al niño comiéndose un helado, podríamos decir, de un modo que es algo más que una metáfora, que hemos "visto" lo que ha ocurrido tras el muro. Así, alternando rápidamente entre lo que vemos a través de las ventanas const ituidas por las organizaciones conceptuales que conforman los límites de nuestra conciencia, ocurre que, como si los muros se nos hicieran transparentes, se nos unifican significado y forma como antes se nos unificaron, de idéntica manera, gracias a que encontramos cada vez más natura en la cultura y cada vez más cultura en la natura, naturaleza y cultura. No hay materia sin forma. Aún lo que llamamos amorfo tiene la categorización de esa "forma", así como el garabato, que nada significa, significa "eso" y sólo eso, que llamo garabato. La forma se manifiesta siempre en la materia, de modo inevitable, pero no indisoluble, puesto que trasladamos la forma de una materia a la otra. Puedo hacer, con tiza, en el pizarrón, un triángulo equilátero de veinte centímetros de lado, o puedo hacerlo en el taller de metalurgia, y en un tamaño distinto. La forma, que se manifiesta en la materia concreta, que puede transferirse o trasladarse de una a otra materia, y que también puede abstraerse "formalmente", constituye la quintaesencia de la significación. Los rigores "formales" con los cuales buscamos a la forma han comenzado a liberarse, lentamente, de la "razón" de una lógica binaria a la cual habían quedado, desgraciadamente, hasta ahora sometidos, y en esa liberación participa, de manera fundamental, el psicoanálisis, porque gracias a su descubrimiento de la importancia de la transferencia, nos ayuda a

comprender que existe, en cada historia, una fuerza mítica capaz de modificar la realidad material que "la circunda", con una eficacia análoga a la que atribuimos a las fuerzas gravitacionales o eléctricas. Notas 1 El contenido del presente capítulo resume la participación del autor a una mesa redonda que, con el mismo título, fue realizada con los Dres. Eduardo Issaharoff y Darío Sor en el Centro Weizsaecker de Consulta Médica (CWCM), el día 30 de abril de 1993. Fue publicado por primera vez en Luis Chiozza CD, Obras comple tas de Luis Chiozza Edición CD ROM, IN CONTEXT informática documental, Buenos Aires, 1995.

Capítulo I SOBRE UNA METAHISTORIA PSICOANALITICA: La construcción de una metahistoria psicoanalítica

a- Metapsicología y metahistoria La metapsicología freudiana, organizada en torno de una tópica, una dinámica y una economía, es el producto de una manera de pensar que es propia de la ciencia física. Es también la consecuencia de un deseo de Freud: teorizar al psicoanálisis en los términos de una ciencia natural. Aparecen entonces conceptos tales como los de catexis, pulsión, represión y transferencia, que representan a la realidad "físicamente", como una suma algebraica de fuerzas, o como la resultante geométrica de una conjunción de vectores. Encontramos también, sin embargo, dentro de la teoría psicoanalítica, equivalentes de esos conceptos, tales como investidura, deseo, censura y reedición, que representan la realidad "históricamente", con palabras que aluden a la relación entre personas y se expresan en los términos de las ciencias que toman por objeto al espíritu o a la cultura. La palabra "metapsicología", en la obra de Freud, alude a una semejanza de sentido con el término "metafísica" (Laplanche y Pontalis, 1967). Así como la metafísica se ocupa de una filosofía "primera" que pretende penetrar en lo que se encuentra más allá, o "detrás", del ser físico en cuanto tal (Ferrater Mora J., 1965), la metapsicología designa aquella parte del psicoanálisis que se ocupa de sus cuestiones teóricas "últimas" o fundamentales. Freud señalaba que las ideas que constituyen su metapsicología no forman la base del edificio psicoanalítico sino su coronamiento y que podrían ser substituidas sin daño alguno para el psicoanálisis. Es evidente que ese coronamiento fue trazado según los lineamientos de la ciencia de su época, proclive a la idea de un aparato dentro del cual operaban fuerzas y mecanismos psíquicos. Tal vez por esta razón, no pudo desarrollar una estructura teórica que comprendiera los conceptos "histórico-lingüísticos" implíc itos en su interpretación de lo observado. La palabra "metahistoria" se ha formado también por analogía con el vocablo "metafísica", con ella nos referimos a un conjunto de conocimientos acerca de lo que se encuentra "detrás" de los fenómenos históricos (Ferrater Mora J., 1965). Tal como lo señala Ferrater Mora (1965), el término "metahistoria" ha sido utilizado para designar a "investigaciones que persiguen fines distintos y que se ocupan, inclusive, de objetos diferentes"; por ejemplo, el estudio de los factores determinantes de la historia, la investigación del sentido de la historia o, en general, todo cuanto pertenece a una filosofía de la historia. Cuando intentamos construir una metahistoria psicoanalítica, asignamos, a la palabra "metahistoria", un significado particular que no se propone coincidir ni discrepar con las distintas significaciones que este vocablo adquirió en la obra de otros autores.

Decimos que el lenguaje, sea lógico, matemático o literario, deviene autoreferente cuando su discurso toma por objeto a ese mismo lenguaje. Deja entonces de pertenecer al conjunto que forman los lenguajes que "hablan" de las cosas exteriores al sistema de esa lengua, para ingresar en ese otro "tipo" que diferenciamos con la palabra "metalenguaje". Así, por ejemplo, en el enunciado "el gato se comió al ratón", la palabra "gato" pertenece al lenguaje, ya que se utiliza para referirse al animal que conocemos como tal, pero en el enunciado "la palabra "gato" tiene cuatro letras", la palabra "gato" pertenece al metalenguaje, ya que el objeto que designa no es el animal sino una determinada palabra del lenguaje. Utilizaremos la palabra "metahistoria", de un modo similar, para designar a un conjunto de conocimientos que se encuentran "más allá" de la historia, porque sus enunciados no se refieren a los objetos habituales de la historia, sino a la historia misma. Si no fuera por que cambiar términos arraigados en la costumbre genera malentendidos adicionales, deberíamos decir que existen, por lo menos, dos metapsicologías, una, la clásica, que es en realidad una metafísica, y otra, de corte más reciente, metahistórica. Cuando escribimos Psicoanálisis de los trastornos hepáticos (1963a), postulamos, tal como lo señala Gustavo Chiozza (1998), una metapsicología surgida de la interrelación entre idea y materia, fundamentada en dos procesos básicos y sus vicisitudes, el proceso de idealización y el proceso de materialización. Esta metapsicología, junto con la que denominamos clásica o freudiana, en la cual la nuestra se apoya, permanecen, ambas, dentro del more geométrico, y son por lo tanto, en el sentido anteriormente señalado, "metafísicas". En cuanto a la metahistoria, trazada de acuerdo con el more lingüístico, podríamos también decir que, en sentido riguroso, podemos diferenciar, en distintos pasajes de nuestra obra, dos referentes levemente desiguales para el mismo término; uno de ellos consiste en la diferencia establecida entre metafísica y metahistoria, entre los mores geométrico y lingüístico, el otro referente, al cual se alude con una metahistoria que podríamos llamar "propiamente dicha", pertenece por entero al more lingüístico. b- Acerca de las historias En el idioma inglés se diferencia claramente, mediante dos palabras distintas, a la Historia como ciencia (History), de la historia como relato (story). De acuerdo con la interpretación predominante, la Historia, como disciplina científica, estudia los hechos que una vez fueron percibidos y registrados, ordenándolos, crono-lógicamente, en una secuencia temporal que permite concebir una relación lógica entre causas y efectos. El producto del arte narrativo, que también denominamos historia, trasmite, en cambio, la significación de una experiencia que es independiente de su ubic ación en un espacio y en un tiempo determinados y reales. El hábito intelectual de nuestra época nos conduce a considerar que las historias (en plural y con minúscula) son hermanas menores de la científica Historia (con mayúscula). Sin embargo, el fundamento genuino de todo pensamiento histórico, el sustento primordial de la interpretación histórica, nace precisamente de la narrativa, porque el relato, la leyenda o el mito, son versiones de experiencias sempiternas, o atemporales, que nos permiten interpretar el significado del presente que las reactiva. Una concepción semejante de lo que constituye la esencia de la historia, no sólo impregna toda la obra de Freud, sino que se halla implícita en la posibilidad misma de haber creado al psicoanálisis. El relato de un acontecimiento como, por ejemplo, que la puerta se ha cerrado por efecto del viento, no constituye, por si mismo, una historia Los acontecimientos reunidos mediante un significado no constituyen historia a menos que se les adjudique una determinada importancia. Si contara, en el ejemplo precedente, que la puerta, al cerrarse, produjo la rotura de un vidrio, es probable que el interlocutor no se sintiera, todavía, frente a la narración de una historia, pero si agregara que el vidrio roto lastimó a un alumno en la misma escuela adonde nuestros hijos concurren, habríamos añadido el "detalle" que faltaba para que el relato del acontecimiento "se llenara de vida", adquiriendo la significancia "atemporal" o sempiterna que lo transforma en historia.

La metahistoria. durante el tratamiento de Ana O. Podemos extraer.Entre las distintas formas de metahistoria que sería posible concebir. lo cual equivale a decir que requiere una historia y. con métodos que derivan de la física. y el final. Freud. Breuer.La historia clínica Un médico interroga para saber qué ha sucedido. como la historia. tal como sucede. tomando como objeto de su estudio a la tipicidad de las temáticas o. sino como drama actual. el médico se rige por la concepción de un tiempo "lineal" que deriva del ejercicio del pensamiento lógico y. Se trata de una sucesión de hechos que permiten concebir e interpretar la evolución de un proceso en el cual se postula una causa antecedente y un efecto consecuente. su historia clínica es. en el reconocimiento de una temática típica que "otra vez" se presenta o. por ejemplo. la unidad de un significado "más amplio" o más rico. porque está viva en cada acto y ocurre en un presente eterno. 4. como suele decirse. en si mismo. fundamentalmente cronológica. del psicoanálisis. 2. Se trata de una historia que no penetra en la conc iencia como historia. su desenlace en la respuesta "Ah!". en donde todo ocurre en "una" vez que es "la primera" sólo porque la conciencia olvida lo que la memoria "sabe". implícitamente. las características de un estado anterior y las posibilidades de un estado futuro.Los cambios en los modelos de pensamiento. Nos encontramos allí con otro tipo de historia cuyo significado esencial no emerge necesariamente de qué es lo que ocurrió primero y qué es lo que ocurrió después. como en el "érase una vez . sino que intentará obtener la importancia de los significados (la significancia) procurando abstraer una comunidad de sentidos de las historias mismas. Un teatro que se diferencia del "verdadero" teatro en que la obra transcurre. es decir porque se trata de un argumento reconocido que recupera actualidad. Surge cuando se relacionan significados de acontecimientos primitivamente inconexos que adquieren así. . 5.Toda historia transcurre entre el comienzo. Una historia que puede narrarse en cualquier tiempo y lugar. 3. nos permiten referirnos a un modo particular.. inherentes a una metahistoria psicoanalítica. porque se repite siempre de nuevo. en su interrelación. metahistórico. e inferir. sus historiales clínicos abandonaban el estilo de su especialidad para parecerse cada vez más a los productos del arte literario. La intriga que el relato despierta en quien lo escucha queda bien expresada en una sucesión de interrogantes "¿y?". una que es psicoanalítica. Al introducir la dimensión temporal en el trabajo que realiza explorando la materia. en cambio. no se ocupa. casi a su pesar. para decirlo en otros términos.. que la resuelve. que se representa en el "teatro de la vida". examina. por este motivo. de relacionar acontecimientos redondeando un relato. Una historia es "típica" porque es universal o sempiterna. que teje una intriga.La indagación que toma por objeto a la construcción de una historia psicoanalítica es una indagación metahistórica. más allá de cualquier ilusión de reversibilidad.. La construcción de una historia psicoanalítica a.La metahistoria psicoanalítica (o. "otra vez". como si fuera nueva. en ese entonces neurólogo. con la metapsicología freudiana. además. había descubierto que los trastornos histéricos de su paciente desaparecían cuando ella lograba recordar determinados episodios traumáticos. por lo tanto. precisamente. existe. si se quiere. metahistoria. de manera que el psicoanálisis es ya. algunas conclusiones: 1-El psicoanálisis contribuye de manera original a la comprensión del pensamiento histórico." de los cuentos infantiles. una metapsicología psicoanalítica metahistórica) forma una parte del cuerpo teórico del psicoanálisis. se encontró con que. desde allí. que "esta" vez es. inexorablemente. la misma. prosiguiendo por ese camino. en un sentido amplio. de corte "metafísico". de lo que hemos dicho hasta aquí. "de una vez para siempre". observando a las historias a los fines de otro "tipo" de historia. para obtener los datos de un estado que denomina actual. Se trata de una "nueva" importancia que consiste.

Una de ellas. es imposible saber "quien empezó". construidas con una diferente concepción del tiempo. la posibilidad de una influencia. tal como lo muestra Pirandello en sus Seis personajes en busca de un autor. como referente último. un drama que el enfermo se oculta a sí mismo. precisament e. dos modos de representarnos una misma realidad. vivo en el presente. en el sentido de que no ha terminado de ocurrir. Una historia sólo puede relatar aquello que. y el efecto puede ser interpretado como la causa de su propia causa. un lugar y un transcurso. La otra. tal como señala Freud. compondrá la trama de una historia que integra a ese episodio. pues. concluye en que la imposibilidad de deslindar lo verdadero de lo falso no disminuye el valor que tales escenas poseen en el terreno . Cuando Freud. Aún admitiendo que exista. describirá los antecedentes cuya concatenación conduce hacia el presente. a la escena que condensa el significado de los actos presentes. en un lenguaje críptico. que actúa en el universo físico como una interrelación de fuerzas que operan en un espacio "geométrico" y que se presenta en el escenario histórico como un drama que ocurre en un tiempo "lingüístico". ya que nos hallamos lejos de los días en que considerábamos al pensamiento mítico como a una forma primitiva e insuficiente que la lógica había superado. de que en este tipo de historia. La finalidad del "invento" histórico consiste en crear un pasado que explique el presente e imaginar un futuro que motive y justifique una acción. b. sino por el hecho. no tanto por la idea de que existe un perpetuo retorno. en la coherencia de un sentido que recorre al conjunto entero de una biografía. parte de la idea de que el orden cronológico otorga. de modo que. Pensar que la historia no radica en la simple descripción de una serie de hechos sucesivos.Se despierta de este modo la imagen de un tiempo circular. Una vez que hemos comprendido que una historia jamás consiste en los hechos que han "pasado" sino. en el historial del "hombre de los lobos". o con la disputa entre Layo y Edipo. "no ha pasado". y en su Introducción al psicoanálisis (1916-1917 [1915-1917]*). resignifica nuestros conceptos acerca de "la verdad" histórica. La experiencia psicoanalítica confirma que. son igualmente legítimas. "aquello que realmente aconteció". comprendemos que. comprendemos también que el único acceso posible a un significado "pretérito" depende de que ese significado continúe perdurando en el presente. aparentemente accidental. o niega. interpretándolo como un estado actual que proviene de causas pretéritas. liberado de la inexorabilidad de la secuencia. ya que. Pueden escribirse.Actualidad e historia Hemos comprendido que la actualidad y la historia son dos versiones. fundamentalmente. se interroga acerca del valor de realidad que tiene la reconstrucción de las escenas primordiales contempladas en la infancia. cuando construimos una historia. repetimos en nuestra conducta precisamente aquello que nos resulta doloroso recordar. atribuimos un tiempo. conmovedor. sino en la significación que los vincula. Tanto una como otra historia. se trata de un suceso inabordable. interpretándolo como el signo que expresa. como suele acontecer con las peleas entre hermanos. en su significado. dos historias clínicas distintas del suceso que motiva una consulta médica.

construir una historia. Recuperando.. Se trata de una temática que existe entera y preformada adentro de nosotros. con mayúscula. cuento o narración. que nace de la fantasía. mediante la confluencia. con minúscula. adquiere carta de ciudadanía en el territorio de la ciencia. sino también las nuevas teorías físicas. en psicoanálisis. Acertar en una historia será. han puesto en crisis estas diferencias en la medida en que sostienen que la posibilidad de recordar es el fundamento mismo de la noción tiempo. se confunden. y la imaginación. en su construcción. La palabra "investigar" significó. alude en cambio al relato. Si restituimos a la palabra "averiguar" su sentido primitivo de "buscar la verdad". Es muy importante señalar en este punto que la indagación progresa gracias a que la interpretación no sólo sucede sino que además precede y posibilita la percepción de las huellas. con minúscula. aquella construida . y entendemos por verdad "aquello que la razón no puede refutar". las huellas perdurables. al significado de las palabras "averiguar". originalmente. además. Su existencia nos otorga la única posibilidad de ese proceso misterioso que llamamos "comprender la importancia de un significado". viva. lo que consideramos cierto. De este modo la historia. algún fragmento de aquello. es distinguir en ella. Se cierra de este modo la percepción-interpretación "global" de una temática universal y sempiterna. ya que en la actualidad presente de cada uno de ellos permanece. . que las diferencias entre el testimonio. La historia "verdadera" será. inevitable. lleva implícitas tres "funciones" que corresponden. aproximadamente. otras concepciones del tiempo. también en este caso. siempre.Averiguar. por lo general. para referirnos a la ciencia que los ingleses llaman "history" y que permanece sujeta. con el rigor de un método. con mayúscula. perseguir los vestigios. a la idea. con minúscula. "investigar" y "acertar". en el proceso mismo de su interpretación. el sentido primitivo del término. investigar y acertar Solemos utilizar la palabra "Historia". racional. de un tiempo ordenado como secuencia de acontecimientos sucesivos. c. y si la utilizamos ahora es porque necesitamos consignar la diferencia que existe entre aquello que es cierto y lo que constituye un acierto. no sólo el psicoanálisis. pues. muchas veces reprimida e inconciente. sin solución de continuidad. El procedimiento que nos permite. en su sentido riguroso o fuerte. El instante privilegiado en que nuestro ánimo reemplaza una serie ininterrumpida de interrogantes "¿y . podemos sostener que averiguar una historia.?" con la exclamación de un "ah". Sin embargo. investigar una his toria es reconstruirla a partir de lo que se conserva en el presente actual. la historia. La palabra "acertar" significa "dar en el blanco".de la realidad psíquica actual. que los ingleses denominan "story" y que admite. en lo inconciente. que una vez aconteció. pues. se propone una indagación objetiva. realidad en la cual perdura.. Mientras que la Historia. El psicoanálisis demuestra. También importa subrayar que se trata de una interpretación en la cual la imaginación se combina con el rigor de un método que contiene (y a la vez trasciende) a la razón. mediante la razón. de lo interpretado y el intérprete. basado en la memoria. de un acontecimiento pretérito. ignoto. se realiza con la imaginación y el recuerdo. encontrarnos de golpe con ella . una parte de la desconocida realidad "pretérita". La palabra "historia".

al mismo tiempo. mientras que la segunda hipótesis. . y una auditiva. que se expresa en un "árbol" de distribuciones y jerarquías espaciales "simultáneas".La intriga Debemos abordar todavía una cuestión. posee el sentido de un entrecruzamiento. surgen de pensamientos auditivo-temporales "sucesivos" que reclaman un ordenamiento diferente. mientras que las nociones históricolingüísticas que necesitamos sistematizar. entre el incesto y la castración. la posibilidad de significados contrarios de suficiente importancia. indoeuropea. y podemos suponer que alude a una especie de maraña en la cual persiste.Si queremos expresar en el terreno de la simbolización corporal el proceso por el cual se construye una historia. La intriga se deshace cuando la historia culmina y el significado se aclara. que tiende a manifestarse mejor en una serie secuencial. Sin embargo el psicoanálisis. al pensamiento visual. desde este punto de vista. o. La idea de fundamento. la idea de que la leyenda de Edipo es el complejo nodular. de este modo. Si estudiamos. entre el júbilo y la pena. proviene de un pensamiento en cuya naturaleza prevalece lo auditivo. La palabra "intriga". para decirlo en los términos edípicos originales. entre la heroicidad y la muerte. consolidando. ha conseguido remitir a unos pocos troncos comunes la inmensa cantidad de vicisitudes posibles. Trazar los fundamentos para una metahistoria psicoanalítica nos enfrenta desde el comienzo con una dificultad. 1995 v. indecisa. momentos o situaciones. transitoriamente. 188). que establece una tópica. Dado que las temáticas universales parecen ser muchas. pág. que podemos llamar de mil maneras distintas.. y. en sus orígenes. el hígado y el corazón) opera también en la evaluación del grado de credibilidad que podemos otorgar a la historia. nos llevó a pensar (Chiozza. en última instancia. Toda intriga transcurre. de origen arquitectónico. es el producto de un pensamiento predominantemente visual. parece ser proclive. centrada en el concepto de series psíquicas. al estudiar lo que denomina "escenas primordiales" y "fantasías originales". cuando el circulo iterativo se corta y el tiempo se despliega en un decurso lineal. entre el triunfo y la derrota. La confluencia de esas tres "funciones" (simbolizadas por el cerebro. complejizándolas hasta el infinito. descubrimos que todas ellas presentan dos fases. en la intriga. y el coraje que abre el camino a la corazonada de acertar. al final. que encontramos en Gaarder (1994. Para construir una historia hace falta un motivo y el motivo de toda historia consiste. Toda historia transcurre entre el éxito y el fracaso. entre la culpa y la expiación. pág. 342). podemos decir que es necesario averiguar con "la cabeza fría". también nos parecen infinitas las posibilidades de generar diferentes intrigas. Capítulo I FUNDAMENTOS PARA UNA METAHISTORIA PSICOANALITICA Las culturas visual y auditiva La distinción entre una cultura visual. "tener hígados" para investigar con esfuerzo. L. d. tal como la idea de estructura. la historia será triste o alegre según cual de los términos se encuentre colocado. semítica. aquello que tienen de común las diversas intrigas. que la primera hipótesis fundamental del psicoanálisis.

por fin. las cosas reales. y que tomamos por elementales: percepciones. es lugar o superficie de contacto. es ocasión de una relación o de un vínculo que culminan en un encadenamiento secuencial. Podemos pues partir de una afirmación que surge de la obra freudiana y que nos servirá de apoyo. que llamamos real porque se percibe. o. Procuraremos sin embargo prestar suficiente atención a la diferencia que existe entre el referente que intentamos conocer y el símbolo que lo representa. como las palabras "percepción" y "sensación". ya que. Otra razón más para no prescindir de las imágenes visuales en el proceso de comprender la trama lingüística que. Nos encontramos así con una afirmación que venimos repitiendo desde hace algunos años: es falso decir que el psicoanálisis sólo trata con el cuerpo del deseo. Aprovechemos el modelo precedente que distingue entre necesidad y deseo. por un lado. Sucede que en las maneras de nuestro pensamiento. por ende. La evocación no sólo se refiere al recuerdo. de superficies de contacto. que la biología. parece pertenecer al mismo tipo lógico al que pertenecen estas últimas. incluir el estudio del cuerpo del deseo. se vuelven indefinidas y confusas. arma una historia. sus imágenes y sus relaciones Tenemos. Percepciones. recíprocamente. se ven". en la teoría psicoanalítica. en el lugar en donde solemos decir "recuerdo". sensaciones y evocaciones. además. como se enhebran las cuentas de un collar. sensaciones y evocaciones se relacionan entre sí. las espaciales y las temporales. se narran". capaces de calmar la necesidad. de modo que. visual. sino que reactualiza la actualidad de una sensación. . es decir que pensamos a las cosas "de a pares". enhebrando las escenas. en tanto ciencia que se ocupa de la vida. y una primera manera de comprender en forma ordenada y sistemática estas relaciones. y también las cosas que le han dado origen. y que el cuerpo de la necesidad no pertenece a su terreno. por más nítidamente distintas que las cosas se conciban en forma de objetos. Las cosas. metáforas y conceptos. en sus límites. Es decir que su íntima constitución es lingüística. Uso aquí la palabra "evocación". y dicho sea de paso. El origen de cualquiera de los derivados que pueblan la conciencia y. y por otro. su recuerdo no. Podríamos parafrasearlo ahora diciendo: "sean lo que sean las historias.A pesar de eso. En los términos correspondientes a los tres existentes elementales que subrayamos antes. sensaciones y evocaciones Percepciones. alguna vez: "sean lo que sean los sueños. y sus imágenes mentales (o representaciones) inevitablemente implícitas en la configuración del deseo. debe. sean ellas cercanas o lejanas. sino también al deseo. es concebirlas como si se tratara de "lugares de encuentro" o. trazando analogías que configuran metáforas. Señalemos. Alguien dijo. cuyo origen y cuyas iluminaciones poseen un inconfundible carácter visual. podemos decir que la evocación de la imagen del pan no puede calmar la sensación de hambre como puede calmarla el pan material. puede remitirse a tres fuentes. el referente "final" de cualquier discurso. Los objetos. si se prefiere. es imposible comprender a las vicisitudes del deseo si las aislamos de las vicisitudes de la necesidad. se tocan o se influyen de manera sincrónica o diacrónica. binariamente. auditivo. las referencias visuales y las auditivas. La palabra "evocación". no podremos encadenar nuestro discurso acerca de los fundamentos de la metahistoria psicoanalítica prescindiendo de términos. pues. dado que termina en "ción". se han soldado de modo indisoluble. La distinción entre cosas materiales percibidas e imágenes mentales evocadas es uno de los fundamentos esenciales de la teoría psicoanalítica. El pan se come y hace cesar en la fuente la excitación del hambre. por tres razones que me parecen importantes. Pero. más esquemáticamente. De modo que no debería extrañarnos que las representaciones visuales y auditivas se enriquezcan mutuamente mediante fenómenos de iluminación y de resonancia. El concepto de "interfaz" alude a esta doble connotación. para decir que nuestro intelecto comprende comparando. La evocación no sólo representa la presencia de una percepción. que también constituyen metas.

Cuando el deseo reactiva la huella del objeto y de la actividad yoica que una vez condujo a la satisfacción. se establece como una re-presentación en lugar de establecerse como una presencia real. cuando el resurgimiento de la necesidad reactiva la huella mnémica de la anterior experiencia de satisfacción y produce así al deseo. Objekt denota más bien el objeto construido en el proceso del conocer. es decir en reales e ideales (eidéticas). en un principio. por fin.. en los extremos. plenamente actual. el deseo busca su objeto entre los que percibe. de una carencia que lo pone en marcha. un deseo que nace de la sensación. etc. hemos proseguido desarrollando la metapsicología freudiana utilizando como fundamento el proceso de materializar las ideas y su recíproco inevitable. al principio. Junto al binomio que surge de diferenciar a los objetos en cosas e imágenes. como una reactualización. en lugar de establecerse como una actualidad verdadera. de dos vocablos distintos que se refieren a distintas cualidades de la significación. la cosa humana. En el ejemplo anterior diríamos que el hambre se acompaña siempre de apetito y que el apetito es siempre el testimonio de la existencia del hambre.. Cae de su propio peso que esta reactualización que forma parte de la evocación desiderativa no alcanza la condición de una actualidad verdadera. enfrente: un objeto del mundo". nunca es un mapa trazado sobre la cosa "en sí". trazan sus límites. El Yo debe pues juzgar cuando el grado de semejanza (identidad de pensamiento) entre el objeto evocado y el percibido es suficiente para justificar el intento de la acción que procura la satisfacción. 1915e*. y esa experiencia es siempre una amalgama de percepción y sensación. posee la plena actualidad de la carencia. Tal como lo señala Etcheverry en nota al pie del apéndice incluido por Strachey en Lo inconciente (Freud. La evocación desiderativa es. tal como lo ha señalado Gustavo Chiozza (1998). que origina la distinción entre lo real y lo ideal (eidético). Gegenstand. y tiene además connotaciones de un escorzo concreto (visual. que debemos suponer siempre presentes. Conviene repetir aquí lo que hemos consignado en una nota al pie del capítulo tercero. como es el caso del hambre.. desde una vertiente. Tal como señala Freud en "El proyecto. 211). designa eso que está ahí." (1950a [1887-1902]*). pág. táctil. cuatro interfaces en cuyo "campo de juego" se dará la formación de cinco dedos. Uno que. en cambio. mientras que Sache ". . ya que si así fuera el "sujeto" del deseo carecería de la motivación necesaria para continuar el camino que lo conduce a la búsqueda de un objeto materialmente presente. La imagen evocada es siempre la reactivación de un mapa trazado sobre una experiencia pasada con la cosa actualmente evocada. nos encontramos frente a una representación que surge unida a dos tipos de acontecimientos diferentes. es la cosa del pensar. pero jamás encuentra (a menos que lo alucine) uno idéntico al que recuerda o evoca. que se constituye.establecen relaciones o vínculos. para cada una. La evocación desiderativa posee pues dos carátulas. alteran sus definiciones. La importancia que asignamos a este último binomio queda clara si reparamos en que. Explorar el funcionamiento biológico del binomio constituido por cosas e imágenes nos introducirá de lleno en el fenómeno lingüístico. evocando la representación del objeto y reactualizando las sensaciones que acompañaron la satisfacción que se evoca. Subrayemos la importancia del hecho. 140): la información genética que determina la configuración del embrión no codifica cinco dedos en la mano. como una añoranza. La reactivación de la huella mnémica que constituye una imagen evocada. Pero también se establece. Ding "indica la cosa material". propia de la satisfacción original. interfaces duraderas o fugaces que. pero que. desde la otra vertiente es un recuerdo que reactualiza sensaciones pretéritas que no son actuales y que orientan su destino. sino cuatro "espacios" interdigitales.)". También señala que "en la tradición filosófica alemana. es un recuerdo y no una percepción. Tanto la palabra "cosa" como la palabra "objeto" pueden ser dichas en alemán mediante la utilización. en otras palabras. Debemos aclarar esto mejor. surge otro que se establece diferenciando los objetos de sus relaciones o interfaces. y otro. pág. El binomio de cosas e imágenes.. el apetito por ejemplo. es análogo al de materia e idea. señalado por Bateson (1979*. que consiste en idealizar la materia.

en esas primitivas y particulares diferencias cualitativas entre el objeto percibido y el objeto evocado (que se establecen además de la que surge por el hecho de ser uno percibido y el otro evocado). ya que el temor. mediante el pensamiento. incompletamente conocido. Todos ellos surgen como la noticia de una invariancia (Bion. en cambio. dos clases de diferencias. (No me refiero aquí a la cualidad de objeto percibido o de objeto evocado. Tales razones constituyen siempre un juicio establecido como una frase compuesta por un sujeto y un predicado. El juicio cualitativo que sobre él se ha establecido. como la presencia real "aquí" de una particular y específica cosa sustantiva deseada. C. la otra corresponde a las diferencias que el pensamiento establece entre los dos objetos. son en un principio atribuciones automáticas (llamadas por Freud identidad de percepción) que se establecen "sin pensar". ambos. las otras cualidades de ambas cosas. W. Una es la que existe entre el percibir y el evocar.. Hay entre ambos. Es así como nace el nombre "Pedro". vinculados por el verbo "ser" en su forma afirmativa o negativa. Según la primera diferencia el símbolo es representante de un ausente. en un "ahora". permanece siempre abierto a la exploración cognoscitiva. la relación entre un símbolo y su referente y la "cruza de especies" (Turbayne. producto del proceso activo y secundario que llamamos razonar. La identidad "automática" entre el objeto evocado y el que se percibe como cosa. Estas últimas son cualidades. aquellas. surgen siempre de la sensación. También puede ser temida. que no han llegado a despertar nuestra atención comparativa. En otras palabras. Las diferencias entre el objeto percibido y el objeto evocado (no me refiero aquí a la diferencia que existe entre el percibir y el evocar). innumerables. sino a las cualidades que surgen de la relación con cada cosa). el origen de las diferencias cualitativas que se establecen entre los distintos objetos. cerrado a la exploración cognoscitiva mientras no se produzca un fracaso que lo ponga en crisis. y que sólo serán pensadas si la experiencia de satisfacción no se produce. ya que sólo el percibir se acompaña de los signos de realidad objetiva. en cambio. el doble origen del símbolo. La razón y el juicio La identidad de pensamiento. También debemos ver. en primera instancia las cualidades de la cosa percibida de las cualidades de la cosa evocada. mediante el proceso primario. como un pre-juicio. 1970) que conforma la metáfora. atributos o adjetivos del objeto que forman un conjunto distintivo. Nos encontramos aquí con un modelo básico que abarca fenómenos biológicos aparentemente tan disímiles como el reconocimiento inmunitario. el adjetivo que establece una categoría (y construye un objeto). hasta el punto que cada sustantivo recibe el nombre que permite distinguirlo siempre a partir de un adjetivo. según la segunda diferencia el símbolo es el distintivo específico de un particular objeto. el concepto. Conocemos bien. Las similitudes.. o atributo. permanece. de manera ilusoria. el sustantivo. puede ser interpretado . sustantivos. 1965) en el juego de establecer semejanzas y diferencias. tal como lo señalaba Freud (1950a [1887-1902]*) la representación de la cosa. como reactivación de la huella de una experiencia dolorosa. Debemos ver. es registrada. No conocemos. La porción conocida de cada sustantivo tomará siempre de modo inevitable la forma gramatical de un adjetivo.Sustantivos y adjetivos Subrayemos lo que nos interesa ahora: el objeto presente y el evocado son. los particulares atributos que diferencian a los objetos. de una carencia actual. establece siempre diferencias (ratios). en cambio. a partir de la "pétrea" cualidad de la piedra. con una cierta permanencia que se independiza del que sean percibidos o evocados. en esta circunstancia. sus atributos cualitativos que determinan la necesidad de un predicado. dotado de signos de realidad objetiva. como el fundamento de un automatismo inconciente. porque jamás han sido objeto de nuestro pensamiento.

extraño. que nace en un principio de los límites físicos entre un organismo y su entorno. inherente. cuando se constituye lo que denominó "el yo de placer puro". Debemos añadir ahora que. percepción y sensación. Es decir que.como una forma negativa del deseo. dentro del conjunto de evocaciones. como lo ha señalado M. que posee una comunidad de origen con el término "fantasma". Esa diferencia. toma la forma de la presencia de un objeto frustrante y "malo" que es su contrafigura y que conduce a la evocación de la imagen de un objeto ideal diseñado. El yo es ante todo corporal. pues. la sensación de una actualidad que se constituye como una significancia psíquica y la evocación representativa y reactualizadora de objetos y significaciones. que también llamamos "soma". a partir de la metapsicología freudiana. Klein. y lo ajeno. En la identidad de percepción el objeto percibido como cosa queda. como tales. librado de aquel mecanismo optativo primitivo que también interviene en nuestro mapa del mundo. que nuestra conciencia registra tres clases distintas de fenómenos: la percepción de una presencia que se constituye como un objeto físico. Uno que comprende el territorio de lo que nos pertenece de manera inseparable. es la proyección de una superficie. La semejanza "suficiente" entre el objeto percibido y el objeto evocado. a su vez. y constituye nuestra particular noción acerca de lo que llamamos "mundo". Añadamos. llega insensiblemente hasta el extremo de significar que el mundo físico es externo y el mundo psíquico es interno. la ausencia de un objeto gratificante. que equivale a la interfaz existente entre dos experiencias simultáneas. pertenece al mundo externo. familiar. revestido o investido con las cualidades del objeto evocado. Mundo externo y mundo interno Un hábito consuetudinario de nuestro pensamiento establece otro binomio ubicuo: se trata de la diferencia entre mundo externo y mundo interno. Nos parece más fructífero pensar que en nuestra conciencia se organizan dos tipos fundamentales de "mapas". nacida de una identidad de pensamiento. la idea de un esquema corporal "objetivo". también equivale a la presencia. y registra los límites de lo que reconocemos como nuestra propia identidad. como contrafigura del objeto "malo". aunque nos encontremos ya muy lejos del yo de placer puro. al trazado de una superficie limitante entre lo propio. el registro o la noticia de algunas de las operaciones que realizamos con los tres referentes anteriores. mientras que el mundo interno funciona como una especie de espejo (ficticiamente "interno". Si queremos profundizar en nuestro conocimiento acerca de la forma en que se constituyen ambos tipos de mapas debemos tener en cuenta. de una carencia actual toma además la forma de la percepción "aquí" de una presencia temida. ya no enriquecen nuestro pensamiento. pág. Se comprende entonces el uso generalizado que hace el psicoanálisis del término "fantasía". es un ser superficial o. Lo propio. y por lo tanto "bueno". más que constituir una pretensión inalcanzable. familiar. Es importante comprender que la sensación "ahora". como un lugar inexistente. En su origen configura lo que denominamos esquema corporal. 27) sostuvo acerca del esquema corporal. De modo que el cuerpo físico. extraño Reparemos ahora en lo que Freud (1923b*. pero de ubicación desconocida) que "copia" los objetos físicos del mundo externo y construye con ellos historias y significados mediante la herramienta que llamamos lenguaje. se nos muestra como una utopía. de la cosa sustantiva deseada que se registra. . mejor aún. de manera no ilusoria. Sólo podremos atrapar la importancia que adquiere esta formulación freudiana si recordamos que en un principio. Mundo externo y mundo interno son metáforas marchitas y. como una diferencia despreciable a los efectos de la acción. y lo ajeno. Estamos en condiciones de comprender que se refería a la constitución de una diferencia. incluimos en lo propio todo cuanto nos sea placentero y en lo ajeno lo que nos engendra displacer. en un "aquí". El otro abarca lo que podemos conocer de nuestro entorno cercano o lejano.

Se trata. las palabras "familiar" y "extraño". el anhelo. se reactualiza la sujeción a una experiencia gratificante que permanece "latente" y se representa. en horas o en minutos. en el sentido de que se refieren a existentes que poseen características ideales e imaginarias que se relacionan con los tiempos del recuerdo y del deseo. por otro lado la ausencia y la latencia que pueblan . cuantitativa. el objeto real y su inevitable significancia. Es la misma idea que sustenta la necesidad del pool genético como fundamento de la exogamia. que genera la familia y las semejanzas "familiares". junto a otros largos o vacíos. dentro del cual se dice que el anticuerpo re-conoce al antígeno. la esencia del tiempo primordial es cualitativa. una noción de tiempo que llamamos primordial. crea la idea de algo que ha pasado entonces. Dos hechos avalan este pensamiento. en años. de una ausencia y una latencia que configuran (como fantasmas) precisamente lo contrario de las características físicas propias de la presencia percibida y de la descarga actual que produce la sensación. al objeto con el cual se produjo. Dentro de este ámbito transcurren tanto la insostenible levedad del ser. usa la palabra alemana unheimliche. dice que hace tiempo. totalmente diferente. el instinto de vida introduce nuevas diferencias que deben ser agotadas viviéndolas. sólo puede concebirse dentro de la cualidad temporal que corresponde al tiempo primordial. Es cierto también que junto a la familiaridad confortable que funciona como un nicho ecológico. es decir que el antígeno es algo familiar. en este caso. El recuerdo. Por un lado tenemos la presencia y la actualidad. cuya esencia. Los "entonces" de la representación y de la reactualización. casi sin querer. para registrar una carencia. y que la familiaridad. Ambas se refieren a un suceso que se localiza en un espacio. El segundo lo encontramos en la obra de Freud (1919 h*). de que la noción de tiempo es un engendro de nuestra conciencia que surge cuando. es decir la noción de un porvenir futuro. cuando se refiere a lo que fue traducido al castellano como siniestro u ominoso. que arrolla torpemente las diferencias vitales o que engendra "callos" contra ellas. El aquí y el ahora de percepción y sensación son "físicos". No se trata en este punto del tiempo cronológico que atribuimos al mundo dentro del cual vivimos. Debemos recordar ahora lo que Freud señala (1923b*). proyectivamente. Tiempos que ya no existen o que no existen todavía. al contrario del tiempo cronológico. son "psíquicos". sino porque también existen tiempos cortos o llenos. Hablamos de la percepción de los objetos materialmente presentes. es decir que engendra la noción de pretérito. en el sentido de que se refieren a existentes que poseen cualidades materiales y reales que se relacionan con la necesidad. nace de las diferencias. El primero pertenece al terreno de la inmunología. se mide en décadas. El tiempo primordial La presencia aquí de aquello percibido y la actualidad ahora de aquello que es sentido. abunda otro tipo de familiaridad. como su insoportable gravedad. lo propio familiar. no sólo porque existen tiempos calificados como (por ejemplo) tiempos de venganza o de expiación. quien. cómo sucede que cuando necesita tiempo dice que le falta? Se nos ha creado. se produce un acto de conciencia que. y el deseo. empobreciendo la convivencia. Debemos añadir ahora que. Se trata de la afirmación. y decimos de la sensación que es "somática". es su contrario. grosera y "confianzuda". otro binomio importante. Se trata de tiempos que se nos van rápidamente y de tiempos que no pasan nunca. en ausencia. Lo cierto es que hay un sex appeal que. origina la idea de una experiencia que entonces vendrá. propusimos añadir a las palabras "propio" y "ajeno". Recordemos aquí al humorismo de Wimpi (1955): ¿Si cuando el tipo no hace nada. la nostalgia. toma la forma del encuentro de un aquí con un ahora generando. La paradoja de que nos falte tiempo y que "al mismo tiempo" intentemos matar el tiempo con algún pasatiempo. nos referimos a esta constitución de lo ajeno "extrañando". como la curiosidad. anteriormente conocido. no sólo crean el dibujo de un espacio surcado por una línea limitante entre el yo sujeto de la sensación y el mundo que es objeto gracias a la percepción. como una de sus cualidades esenciales. que significa "no familiar". de este modo. en el aquí y ahora de una carencia. y al italiano como perturbante. Cada vez que la satisfacción de una necesidad no se produce de manera automática. durante el estudio de las fantasías inconcientes específicas de las enfermedades inmunitarias.Cuando. los entonces de la nostalgia y del anhelo.

que engendra el sentimiento de culpa como exacta contrafigura del . la transferencia. el discurso de toda narración histórica. no es otra cosa que su capacidad de aludir fehacientemente a la verdad que. La filosofía llama ontología al estudio del ser. la ficción del "si". dentro del cual la imagen "copia" en la psique la cosa del mundo. en equilibrio inestable. La metáfora. distinta. construyendo el significado que le permitirá elucubrar las consecuencias de la acción. que surge como una consecuencia de la búsqueda de una identidad de pensamiento. a veces a sabiendas ficticia. el teatro. tener que (en el sentido de obligación). el resorte esencial constituido por esa facultad del "si" ficticio sobre el cual se columpia. La otra en la posibilidad de crear. nos muestra y nos oculta. La conclusión es clara. o se puede. topográfico. y que se manifiesta en las cinco categorías páticas de Weizsaecker. Comprenderlo de este modo nos explica la aparente paradoja de que una mentira sólo puede funcionar si posee un grado suficiente de credibilidad. Tal credibilidad. de aquello que no es pero se quiere. mediante "la magia" de esa forma indirecta. Necesidad y posibilidad de la historia Acabamos de describir la argamasa con la cual se edifica una historia. de la mencionada facultad del "si" ficticio que llamamos "como si". para retornar nuestra atención a los elementos lingüísticos que son afines a la metahistoria. Desde una de sus carátulas se trata de una presencia cuya función esencial consiste precisamente en representar a otra presencia. no óntico. está latente. y Weizsaecker llama pático (en su doble connotación de padecer y de pasión) al territorio del no ser (que equivale. de naturaleza bifronte. que nace precisamente de la capacidad de concebir una ausencia y una latencia. desde de la noticia de un "no". como contrafigura ilusoria de la enunciación negativa. es pático. al "ser siendo" de Ortega y de Heidegger). el origen del pensamiento. que en ese "entonces y allí". en el sentido ético o moral. en un cierto sentido. De allí. Una consiste en la posibilidad de la negación. De allí surge un campo inmenso. Desde la otra se trata de una actualidad cuya función esencial consiste precisamente en reactualizar a otra actualidad. poder (en el sentido de tener permiso) y poder (en el sentido de capacidad). y sin embargo la razón de ser de toda narración histórica nace precisamente de la existencia de ese mismo universo simbólico del "como si" que la hace posible. y la narración de una historia. o todavía. La contrafigura ilusoria de la enunciación negativa Si abandonamos transitoriamente el esquema espacial. Categorías. Hemos hablado del juicio. En otras palabras: la necesidad y la posibilidad de la historia nacen de un mismo fenómeno. se debe. y de la conciencia. todos ellos. no es. El pensamiento surge siempre de una carencia. proclive a la metapsicología de corte "metafísico". a partir del esquema anterior. importa por su relación con lo que ya.nuestro ánimo de innumerables significados que configuran. como un diminutivo de la significancia de la carencia que le ha dado origen. como fantasmagorías de la realidad. se es capaz de. a dos grandes creaciones del lenguaje. el significado latente. Llegamos así al universo simbólico del "como sí". que pueden aparecer en la conciencia gracias a la facultad del "como sí" que crea una fantasmagoría suficiente para esa aparición. que inaugura la facultad de mentir. deber. distinta. nostalgias y anhelos de importancia variable. querer. Nada hemos dicho acerca de su razón de ser. de aquello que falta ser. En el lugar de la conciencia en donde los afectos se transforman en valores y en moral (y no es casual que la palabra conciencia aluda también a lo moral). surgen. del pentagrama pático. surge la noción de una falta. propia de cualquier obra de ficción o de cualquier historia que consideremos "buenas". si en algo importa lo que es. el origen de la significancia y del significado que definen las cualidades de lo psíquico. como una sentencia construida con el verbo ser en su forma afirmativa o negativa. ser. genuinamente metahistórico. todas ellas. asistimos. se tiene que. ausente en ese "allí y entonces".

entre ellas. Se trata. introducen una opacidad que equivale a lo que el psicoanálisis denomina disociación y represión o. El cable de donde toma la corriente no le permite cualquier trayectoria. Esto nos lleva a pensar en el uso de la palabra "transparencia" para denotar la inocencia que suele observarse en la niñez o en la juventud. El defecto de la experiencia. La desgracia. un lugar común. como la pérdida del estar en forma. en toda las direcciones por igual. es la misma que determina la existencia de los discursos que hemos llamado privado y secreto. Esa opacidad. la misma facultad que. tres carátulas principales. Debemos agregar ahora lo que constituye. La inocencia es irresponsable y. puede compararse a un trolebús. de manera homogénea. radica en un tipo de omnipotencia que conduce a repetir de manera inmutable lo que hemos aprendido. su conducta "irresponsable". cuando una parte disociada se ha entregado a la muerte mientras la otra pugna por vivir. como una temática histórica universal que gira alrededor de la "yeta" o de la mala suerte. Pero no todas las opacidades son igualmente necesarias ni parejamente ingeniosas y. ¿Quien no ha sentido alguna vez el inmenso poder que emana de la mirada de un niño o de la entrega inocente de una mujer que ama? Los mapas del mundo y del yo . no puede distribuirse. que transcurre entre el rechazo y la tolerancia. o lo cobrará como agonía a la hora de morir. cuya necesidad nace precisamente porque existe la facultad del "como si". o lo que no ha llegado a ser aún. en la sustancia de las historias. que adquiere libertad a través de la experiencia. También solemos decir que el precio de la inocencia es la impotencia. Bateson comparaba la trayectoria del joven con la que recorre un tranvía.sentimiento de autoestima y transforma toda narración histórica en una moraleja. la ruina. porque su cuerpo muestra los rastros de "las faltas" que en él escribió la experiencia del vivir. constituido por la complementariedad que existe entre inocencia y experiencia. Ortega señalaba que cuando un adulto se desnuda está más desnudo que un niño. ya que. en el proceso de vivir. muchas son el producto de una "fácil" solución que cobrará su precio demasiado pronto. pero puede recorrer la calle eligiendo el lugar de su anchura que más le satisface. que es lo contrario a gozar del aprecio de la autoridad que acerca de nosotros "bien-dice". Hemos introducido pues. recorriendo el camino que va desde la inmunidad biológica hasta la convivencia social. al mismo tiempo. la comunicación de la información entre los distintos sistemas que integran un organismo. Esa falta adquiere. en un cierto sentido. negación y censura. otro binomio esencial. casi. en cambio. a medida que crece la experiencia crece la responsabilidad. determinada de manera inevitable por la existencia del riel. Inocencia y experiencia Sorprende el hecho biológico de que los animales elementales pierden la transparencia de sus cuerpos cuando sus órganos internos se distribuyen en una forma que ya no respeta la simetría bilateral (Portmann. la historia aprovecha para tejer su urdimbre. como pérdida del don de la gracia. 1960). y la maldición. El viejo. Los vestidos y cosméticos que ocultan nuestras faltas (y que son representantes de investiduras objetales con las cuales revestimos nuestro self) . En la voluntad de que sea lo que ha dejado de ser. pero existe sin embargo "otro tipo" de potencia en la inocencia. y que el precio de la potencia ligada a la experiencia es la responsabilidad. y que los vestidos ocultan. de una opacidad inevitable. si se prefiere. Es cierto que no hay camino de vuelta a la inocencia pero se puede cambiar las experiencias. y que nos lleva a inventar un paraíso. vemos la razón de ser de la historia.

que genera una noción del "self". el mundo mágico-animista con el proceso primario. comparte su reinado con al lógica del telos. En este mundo construido con mapas que admiten al pensamiento teleológico.Nuestra imagen del mundo se construye como un mapa que. la escena y el drama . con la idea de "porqué y para qué". de aquello que se comprende en función de una meta. Es decir cuando la interpretación del fenómeno observado combina la idea de "qué y cómo" lo produce. como producto de un ethos que opera mediante un mecanismo. En segundo. como los dedos del embrión humano. con una imagen constituida. Desde allí sufrimos cada vez que los otros no nos "reconocen" el derecho de ocupar ese lugar y nos "destronan" con su indiferencia. para comprender que el establecimiento de un pseudoself es la exageración de un proceso ubicuo que debemos considerar normal. Quién no ha sentido alguna vez el drama implícito en el "puedo ser así sólo contigo". rudimentariamente. En tercer lugar. y no menos esencial lugar. en cambio. en el sentido que sucesos naturales como el rayo y el trueno. como ya hemos visto. debemos decir que el tercer mundo. Un tercer mundo se construye cuando la lógica del ethos. 1970j [1968]). en este caso interpersonales. una gigantesca maquinaria en donde cada fenómeno ocurre como consecuencia de una causa antecedente. dentro del cual el pensamiento histórico nace al mismo tiempo que el pensamiento físico. cada vez que una persona intenta trazar un mapa acerca de sí misma se encuentra con todas las paradojas de la autorreferencia que dieron lugar a los enunciados de Gödel. y el lógico-racionalista con el proceso secundario. y es propio de la relación de significación. y el tercero que se genera como un mapa cambiante que admite rediseñar continuamente los límites entre lo familiar y lo extraño y que nos conduce a la idea de una permanente relatividad del yo (Chiozza. se construye de acuerdo con un proceso que llamamos terciario (Chiozza. lógicoracionalista. El primero que. Cuanto hemos dicho acerca de la imagen del mundo cabe repetirlo en lo que respecta a la imagen del yo. y para complicar más el asunto. la llamada etiología. inconcientemente. que da lugar a la teleología. el segundo. paradigmática de la relación causa-efecto. Quedaría incompleta nuestra descripción si omitiéramos considerar la situación creada cuando la posibilidad del "como si" construye ese tipo de imagen acerca de si mismo que se ha dado en llamar pseudoself. esquemáticamente. suelen ser tan distintos los mapas que acerca de nuestro "yo" trazamos en distintos ámbitos. evolucionó de una manera que podemos dividir. o el sol y la luna. El primer mundo era mágico-animista. o esquema corporal. con la parte invariante de lo que se manifiesta en el conjunto de nuestra relaciones habituales. Si homologamos. El segundo mundo era. inmune a nuestra pretensión. que solemos resignarnos. El tema de la relatividad del yo conlleva algunas circunstancias importantes. se constituye en el interjuego de los espacios. sino que muchas veces confluyen como protoagonistas que marchan en una misma dirección desde distintos ángulos. esquemáticamente. y que esas intenciones podían ejercer sobre la materia un efecto semejante al que ejercen algunos de nuestros pensamientos en nuestros movimientos musculares. estaban dotados de intenciones. Entre las formas que adquiere la autoestima surgida del "estilo" que conduce al "yo de placer puro". de acuerdo con lo que ya dijimos. En lo que a esta imagen respecta existen también tres "estilos". mientras que el alma aparece en el momento en que los seres vivos alcanzan complejidad suficiente para poseer un cerebro. da lugar a lo que Freud llamaba "el yo de placer puro". que pertenece al universo del sentido. nos instala inconcientemente en la convicción de estar en el centro del mundo. pretendidamente objetivo. cabe subrayar un modo particular de arrogancia que nos lleva a sentirnos en el centro del mundo. La reiterada experiencia de que percibimos en todas las direcciones hasta una misma distancia. como nosotros mismos. en tres estilos. natura y cultura no sólo se comportan como dos antagónicos. En primer lugar el yo. Basta volver sobre el tema de las identidades en las cuales los datos arrojados por la percepción se homogenizan de manera ilusoria con los que arrojan el recuerdo o el deseo. El personaje. 1995g [1983]).

una y otra vez. Mientras que una persona es un ente material. provenga de la antigua Grecia. Vemos allí un núcleo de subsistencia semántica que posee la capacidad de pronunciarse de nuevo. una y otra vez. llamamos "Yo". La palabra "persona" designaba antiguamente a la máscara con que se representaba. sin embargo. a uno cualquiera entre los semejantes nuestros. como expresión de una estructura que muestra una fuerte resistencia al cambio. como en el caso de los cuentos infantiles. con mayúscula. remplazará ese cuento por otros hasta el final de sus días. independientemente del tiempo y lugar en el cual se recrea. En otras palabras. en torno del cual se constituye toda historia. o a la superstición. el Mito. que es lo mismo decir "una persona" que decir "un personaje". Demás está decir que estas proyecciones atributivas de los prejuicios contenidos en nuestras evocaciones. creemos poder . Creo que. que consiste en un carácter que puede ser reconocido como un tipo humano inserto en el desarrollo de una temática igualmente universal. no se constituyen con un solo personaje aislado. Nos encontramos aquí con una primera variante de la verdad histórica. En los tiempos del pensamiento lógico. El mito. se origina. en función del origen etimológico de la palabra. visto desde nosotros mismos. como un producto del pensamiento mágico que predominaba en los pueblos primitivos. siguiendo una pauta de repetición prácticamente inmutable. particular y concreto. y con la segunda designamos a un "carácter" ejemplar. a un "tipo" de persona que desempeña una función particular en el desarrollo de un drama. en distintas subsistencias físicas. en el teatro. como los Mitos y los sueños típicos. el personaje. contemplado desde otro.Hemos dado una idea de las raíces a partir de las cuales se forman los mapas del mundo y del yo. sugieren y encubren. Debemos también admitir que cuando finalmente pierde interés en la historia de Cenicienta. Se trata de una escena que evoluciona recorriendo el ciclo de una temática sempiterna que configura un drama. en nuestra capacidad de establecer y atribuir categorías cualitativas fijas e inmutables. es un caso particular de una temática universal que se configura de acuerdo con necesidades inconcientes. o de una sociedad civilizada actual. podemos decir que llamamos "persona" a la apariencia que posee. pero si queremos adentrarnos en la sustancia con la cual se tejen las historias. Solemos ver a los Mitos. a los distintos personajes que configuran una escena. debemos admitir que cuando lo "descubre" no pierde enseguida su interés en el cuento. También en este caso podemos concebir vicisitudes diversas. un determinado personaje. las repeticiones que se narran. de manera prácticamente inmutable. a su capacidad para aludir fehacientemente a una verdad que. ya que con la primera palabra solemos denominar. como lo hace un adjetivo. es ese núcleo elemental de atribución necesaria. Hoy no diríamos. en lugares y tiempos diversos. Tenemos. un sustantivo que permanece siempre "abierto" al conocimiento que surge de nuestra experiencia con él. como es natural. sino que incluyen en un mismo proceso indivisible. Podemos pensar que un ciclo de este tipo constituye el núcleo elemental de toda narración histórica. la historia de Cenicienta: ¿sabe o ignora que las hadas no existen? Si preferimos creer que lo ignora. en cambio. Las distintas verdades del relato histórico Pero el núcleo. de manera general. Pero cuando decimos que las hadas no existen: ¿a qué nos referimos? ¿A lo que el relato cuenta de manera directa? ¿ O a los sucesos a los cuales alude de manera simbólica? El psicoanálisis nos ha mostrado de manera indudable que los cuentos infantiles deben su perduración. en primer lugar. debemos buscar el origen de lo que solemos llamar personaje. al mismo tiempo. sin embargo. Es ese tipo de historia el que solemos caracterizar como Mito. más allá del estilo final con el cual será elaborada. no basta para constituir el conjunto completo de la narración histórica. el territorio que. La niña que goza fascinada cuando le relatan. con minúscula.

(pág 108): Tal como se expresa en Rashomón. 1966a.diferenciar muy bien entre la ciencia histórica que averigua los hechos realmente acontecidos. señales de un proceso que se encamina hacia un fin. Pero existe sin embargo una importante diferencia. Es cierto que el psicoanálisis. La segunda variante de relato histórico toma la forma entonces. Una de ellas radica en que el psicoanálisis ha descubierto que los Mitos. que dieron lugar a la descripción de un proceso primario y otro secundario. son el resultado de una voluntad que no admite restricciones. intentando esclarecer en qué consiste la verdad histórica. Averiguar es para el hebreo profetizar a través de la invocación de la gracia concedida como revelación. de la ciencia que solemos llamar. TRANSFERENCIA E HISTORIA En el centro del tríptico . por su misma naturaleza de significado. los acontecimientos pasados sólo constituyen historia en función de un significado que. Cuando. Reproduzcamos. Tal como señala Ortega. ingresamos nuevamente. desarrollando un paso más el razonamiento que llevó a Freud al descubrimiento del carácter encubridor de algunos recuerdos. "teleológico". por ejemplo. todo recuerdo de aquello que ocurrió. emunah no es en el decir del hebreo como el logos de la verdad: "A es B". "etiológico". o en Seis personajes en busca de un autor. ocurre forzosamente en un ámbito subjetivo y variable. las palabras que escribimos en Cuando la envidia es esperanza. 37): Para los griegos averiguar era descubrir una verdad alétheia. los cuentos infantiles. que no relatan verdades sino verosimilitudes. nos atrae y nos conmueve en la medida en que convoca las temáticas universales que pueblan nuestra vida inconciente. casi sin quererlo. El psicoanálisis no se compromete en la creencia de un ser latente unívoco.. pág. nos reconcilia con el espíritu griego en su búsqueda del ser latente que debe ser des-cubierto. con su esfuerzo. mientras que el recuerdo. los sueños. pero. sólo se compromete en la afirmación de su latencia. pero queremos usarlos para predecir el futuro. pero queremos comprender su designio para influir en el destino. a sucesos tan reales como los que descubre la Historia. sino "así será". Capítulo I PRESENCIA. con mayúscula. en el hecho de que ambos funcionan integrados generando un proceso terciario que nos conduce a contemplar desde otro ángulo la verdad de la historia. son signos. El concepto acerca de la verdad ha sufrido las más diversas vicisitudes durante la evolución del pensamiento humano. junto a las obras de ficción que aluden de manera simbólica a sucesos tan reales como los que descubre la Historia. cuya posibilidad de conmovernos radica precisamente en su capacidad de evocar en nosotros la condición del "como si" estuvieran ocurriendo. lejos de poseer un ser inmutable. es que la "historia objetiva" es presente en una totalidad cuatridimensional inabarcable. es una representación o apariencia de aquello que está ocurriendo actualmente. Para los hebreos. sea del paciente o del analista. y las obras de ficción literaria. Desde el otro. La otra consiste en que la Historia. la verdad. de manera más encubierta. diferenciamos entre el pensamiento mágico y el lógico. mediante su indagación en los significados ocultos. y esto me parece importante. los sucesos son hechos que derivan de causas y producen efectos. emunah (amén). como la revelación de un destino "improvisado" por un Dios que puede ser influido mediante la plegaria. es lo que será como producto de los designios divinos que. más allá del hombre que la busca y que. Lo único que podemos afirmar "objetivamente". Debemos sin embargo tener en cuenta ahora dos circunstancias importantes. Desde un punto de vista. que está ahí desde siempre. aunque despierta nuestro interés por lo que puede enseñarnos. de Pirandello. también aluden. Historia. Hace ya algunos años escribimos en otro contexto (Chiozza y colab. y las supersticiones. para finalizar. preformada y oculta. debe descubrirla.

que surgen de un modelo físico del mundo. casi inmediatamente. . como en su significado de lugar al cual se apunta. Cuando. porque el concepto de interior es un concepto que no se aplica a lo psíquico. vincula al lenguaje. el futuro. a partir de la actualidad de la sensación que se experimenta en el ahora. transferencia e historia. aparentemente. Suele decirse entonces que Freud nos dejó "dos" definiciones de transferencia. en la medida que se lo piensa como el producto de una historia. Lo mismo puede ser dicho del deseo que "engendra su objeto" en el proceso de la transferencia. transferencia e historia falta. existente material. la finalidad de un propósito.La exploración de las relaciones existentes entre cuerpo. inmediatamente se nos genera la idea de que el presente está aquí. se trata de un concepto que en este caso es impertinente. lleva implícita la idea de un futuro que se manifiesta como previsión y anticipación. en su doble conmemorativo de un suceso filogenético y de proceso de descarga cuya función esencial es evocar un significado. nada nos permite afirmar que el sentido de una conducta o pensamiento sólo existe "adentro" pero no existe "afuera". En el tríptico presencia. en cambio. es decir. y la transferencia la repetición actual inconciente de una memoria que no ha llegado a recordarse de manera conciente. transferencia e historia. Si entendemos que lo psíquico se define como significado o sentido. El significancia. Basta reflexionar un instante para descubrir que una distinción semejante no se sostiene. afecto y lenguaje condujo. afecto. tanto en su acepción de "más allá". pero esta falta aparente sólo surge cuando consideramos que la historia y la transferencia se constituyen como un proceso que marcha desde el pasado hasta el presente. típico y universal que. que percibimos como un En el segundo tríptico la palabra central es transferencia. se encamina hacia el futuro de una finalidad. No hay nada que sea "endopsíquico". Las dos definiciones de transferencia Freud describe el fenómeno clínico que llama "transferencia" diciendo que corresponde a la sustitución de una persona anterior por la persona del médico. nos "enseña" un significado. es un tema sempiterno. debe ser interpretado como una referencia inconciente a otro tiempo que no es el de ahora. La idea de finalidad suele ser representada como una meta y. El concepto de "endopsíquico" conduce a confusión. Es claro que si decimos presencia. el concepto de finalidad no depende de una concepción espacial. y la otra a la transferencia "endopsíquica". Sin embargo una historia es algo más que un producto del pasado. que constituye la condición de monumento actual. a la configuración de otro tríptico. pensamos en los términos de la atemporalidad de lo inconciente. el modo de vivenciarlo. La palabra central del primer tríptico es la palabra afecto. Queda así establecido que ese modo de vivenciar el presente actual. pensamos que la transferencia. Sólo cuando pensamos en los términos cronológicos de la relación causa-efecto. pensamos que la historia genera el presente mediante la transferencia. se manifiesta en una representación histórica. aunque este último concepto. El sentido es fundamentalmente la finalidad de una conducta. con el cuerpo. es decir en términos que llamamos histórico–genéticos. como todo sentido. de entonces. Se constituye así la significación actual del presente. sino el tiempo. y la transferencia actúa en un ahora como una especie de transporte de un significado que viaja desde una situación pasada a una situación actual. La transferencia no es un mero intermediario entre la historia y el presente . en el escenario de un tiempo y lugar particulares. constituido por las relaciones entre presencia. pretérito. es decir la importancia del significado. pero también se refiere a la transferencia de intensidad desde una representación inconciente a una preconciente. La intencionalidad que se manifiesta en el sentido de una serie psíquica. compromete la idea de un espacio. En ese esquema la historia es el relato de un recuerdo. una que se refiere a lo que ocurre "entre" el paciente y la persona del médico. un sentido que en el presente importa lo suficiente para ser relatado y que.

cronológico y evolutivo. . como el "érase una vez" de los cuentos infantiles. a lo que no tiene los tiempos presente. en donde un objeto se "presenta" a la percepción. estrictamente hablando. como ocurre en el caso de los afectos. nos afecta ahora. estamos hablando de un proceso "atemporal". en cambio. como un proceso que se desarrolla en el tiempo cronológico de la física clásica. Es producto de un pensamiento que cree que el pasado. podemos decir que la idea de actualidad (o de repetición) sempiterna. en cambio. La actualidad es ahora. 115). según la epistemología de la época. 1978i [1977]. nos damos cuenta de que la referencia a la sustitución de una persona anterior por la persona del médico quiso decir algo más. alude a un proceso que se constituye con el tiempo y por lo tanto no se refiere a la actualidad de la transferencia. ahora. En una definición se describe el desplazamiento de la investidura de una representación inconciente a una preconciente. Cuando. el presente y el futuro son entidades ontológicas "reales" que existen "fuera" e independientemente de la persona que las experimenta "páticamente". Lo que se describe en la otra puede ser comprendido afirmando. sino que. atemporal. "aquí" y "ahora". y ha llegado el momento de que diferenciemos bien su sentido. ya que no la fuerza dentro de una concepción cronológica de tiempo. que la representación preconciente sobre la cual se transfiere la investidura corresponde a un objeto presente. para referirnos a la transferencia que ocurre "en" y "durante" la sesión psicoanalítica. "Aquí" es el lugar. La definición de la neurosis de transferencia describe un fenómeno clínico interpretado. En una de ellas está presente la idea del tiempo histórico. en el sentido de que posee las características de algo que actúa. sino que lleva implícita la idea de un tiempo primordial.Lo que solemos llamar transferencia "endopsíquica" no constituye una transferencia diferente de la que ocurre "entre" el paciente y el médico. La otra. pág. genético. es sempiterno. se refiere al establecimiento progresivo de la neurosis de transferencia. ni se limita a representarla como un proceso que transcurre desde el pasado hacia el futuro. tal como lo hicimos hace ya unos cuantos años (Chiozza. Sabemos esto muy bien porque al principio a Freud le pasó desapercibida la importancia de la actualidad. futuro y pasado. sino por una amalgama de lo que ha sucedido en el conjunto de sesiones analíticas descrito como un proceso histórico-genético que tiene una evolución y que consolida una transferencia de la neurosis entera desde la vida real a la relación con el médico. en el historial de Dora. La neurosis de transferencia es un proceso que no se constituye por lo que ocurre en "una" sesión analítica. La presencia es aquí. Se trata de una definición que surge de la necesidad de categorizar. Tanto en uno como en otro caso la transferencia es actual. En la otra definición. "Ahora" es el instante temporal de la actividad que actúa en un sujeto "sujetado" a la sensación. es decir que no sucede de acuerdo con la idea crono-lógica del tiempo. alcanza una mayor altura en la conceptualización de la transferencia. al contrario. algo que. sostiene que al principio pensó que no era necesario interpretar la transferencia hasta que no deviniera resistencia. si prestamos mayor atención al contenido del texto freudiano. Presente y actual no son lo mismo. dos palabras. Si tenemos en cuenta que la idea de tiempo trasciende el marco estrecho de la conceptualización cronológica. Cronológica y atemporalidad Llegamos por lo tanto a la conclusión de que las dos definiciones llevan implícitos dos esquemas epistemológicos distintos. espacial. El espacio y el tiempo Reparemos en que los psicoanalistas solemos usar a menudo. en la cual la transferencia es "atemporalmente" actual. no es. Sin embargo. y que no alude especialmente a la actualidad de la transferencia.

ya que la existencia. La palabra "representación" por su vinculación con la presencia y con la percepción se presta más para referirse a la idea (eidon = yo vi). El famoso "ser siendo" que impregna la obra de Heidegger y Ortega. Para referirnos al afecto hemos preferido hace poco (Chiozza. el propósito o la intención que guía mis actos. en la obra de Weizsaecker. La palabra "recuerdo" se presta más para referirse al afecto por su vinculación con lo cordial (re- . y que junto con el objeto "este" puede percibirse "ese" o "aquel". por lo tanto. o aún. el "pathos" de lo que ya. que es la descripción intelectual y atemperada de una particular significancia. En ese punto Freud parece subrayar que la idea es la "clave" o figura cualitativa de la inervación a través de la cual se realiza el proceso de descarga. cada necesidad "específica". constituye la esencia del sentido. en otras palabras. del remanente de la excitación descargada por la acción eficaz sobre los objetos del mundo. Sentido es lo que siento y me afecta con la importancia de una carencia. que los encadena en una serie psíquica. Uno de los supuestos fundamentales del psicoanálisis radica en la idea de que la excitación libidinosa se produce en magnitud suficiente para que la descarga normal de la libido que surge de una zona erógena deje siempre un excedente que erotiza otras zonas. como necesidad o disposición. y que. es evidente que la representación es allí concebida como una "suma" de idea y afecto. Cada carencia. asumen de manera explícita o implícita que el afecto es pura cantidad. Esa doble acepción de la palabra "sentido". Aclaremos esto mejor. Así se explica que también utilicemos la palabra "sentido" para referirnos al significado. alude por sí sola a la significancia actual. Representación. que al igual que la palabra "entonces". constituye la latencia "pática". representa por igual al pasado y al futuro de lo que "a su hora" (como en el italiano allora) fue o será. Una sola palabra clave las vincula. que para referirse al afecto. lo que existe es.Lo que ha sido (o no ha sido) y lo que tal vez será (o no será) son en cambio dos formas fantasmagóricas de la existencia. Se comprende entonces que. es ahora. que. por ejemplo. Cuando dice. Llamamos afecto a la descarga. que se vincula con la actualidad y con la sensación. son imaginarias contrafiguras del presente actual. Dentro de la teoría psicoanalítica carencia y necesidad son sinónimos. por oposición al "ontos" configura. que. configura la doble raíz de la palabra "sentido". constituye un motivo específico entre el conjunto de los motivos que "mueven" a mis acciones y a mis sueños. sobre el propio organismo. o ya. Pasado y futuro tienen algo en común. allí o allá. no es. También se comprende. que es necesario perseguir por separado los destinos que la represión impone al afecto de aquellos que impone a la parte eidética de la representación. en su forma rigurosa. Precisamente a partir de ese punto muchos psicoanalistas que forman consenso. mientras que el afecto es considerado predominantemente como el monto de excitación que determina el quantum de esa descarga. no es. en una de sus acepciones. forzosamente. a la importancia completa de un particular "ahora". Si el tiempo se constituye entre el ahora de lo óntico actual y el entonces de lo pático latente. lo que me afecta con la importancia de una carencia. y en la expresión "y entonces" se refiere al futuro. es en el aquí espacial de una presencia "presente" y en el ahora temporal de una actualidad "actual". la palabra "entonces". El ser que aun. por ejemplo. en la frase "en aquel entonces" se refiere al pretérito. como carencia o potencia. y todo lo que es. designa la existencia "óntica" del ser actual. De este modo la satisfacción de la necesidad nunca apaga por completo la fuente de la excitación que mantiene la vida. "sentido" sea lo que siento. La palabra "ahora". que en otra de sus acepciones "sentido" sea la dirección hacia la cual me encamino. reactualización y memoria Freud usó la palabra representación para referirse no solamente a la idea sino también al afecto. el espacio se extiende en la distancia gracias a que la presencia puede percibirse aquí. que en primera instancia es la imagen de un objeto. y desembocan así en un impasse teórico del cual es imposible salir sin restituir al afecto su condición cualitativa. 1998f) usar la palabra "reactualización".

Cae por su propio peso. Al fin y al cabo. 1966a) sostuvimos que el afecto suscitado por la interpretación psicoanalítica debía mantenerse dentro de los márgenes representados por las palabra "tolerable" y "suficiente". y por lo tanto todo lo que en ella ingresa tiene que estar intermediado por restos mnémicos de alguna percepción. "volver al corazón") porque en el lenguaje habitual cuando hablamos de los recuerdos pensamos más en las saudades o el souvenir de la nostalgia que en los recuerdos "fríos". Una condición inevitable para que una representación inconciente logre acceso a la conciencia será entonces la transferencia de la forma o cualidad de esa representación inconciente a una representación preconciente. si esa transferencia sólo fuera cuantitativa. como el afecto. "Investidura" proviene de "vestido". forma y sustancia La conciencia. ya que dos afectos distintos. Es evidente que. la "cuota" (o el "quanta") de afecto.cordar significa. 1998f). sin embargo. aún sin ser reactivadas. Dicho en otras palabras. Pero si de eso se trata. Transferencia y afecto Una vez que cobramos conciencia de la correspondencia implícita en los dos trípticos que tan frecuentemente usamos ("cuerpo. que la sensación de estar percibiendo es un núcleo no menos fundamental que el perceptivo en la constitución de la conciencia. Cualidad y cantidad. Lo que esa toga representa no es una mera cantidad. como se ve bien claramente cuando hablamos de la memoria inmunitaria. unilateralmente. la significancia de un afecto (o de una transferencia) depende también de su cualidad. Dentro de la concepción freudiana para que una representación inconciente devenga conciente deberá "transferirse" sobre otra preconciente constituida sobre los restos mnémicos de alguna percepción. que en lo que se refiere a la significancia de cada particular afecto. no despiertan el mismo grado de tolerancia. especialmente a partir de las ideas de Humphrey (1993). transferencia e historia") nos damos cuenta también de la estrecha correspondencia existente entre transferencia y afecto. de un juez. conservan la información que contienen. afirma Freud. por ejemplo. afecto y lenguaje" y "presencia. surge de sus propias ideas que el proceso debe ser más "completo". mal podría ser la representación preconciente un derivado específico de la otra. Podemos considerar que tales rememoraciones se constituyen como reactivaciones más "abstractas" de las huellas mnémicas. Por más importante que sea. para constituir una significancia es tan indispensable la cualidad como la cantidad. está contenida de algún modo en la toga que lo "inviste" con la función que cumple. en términos metapsicológicos. Más aún. un órgano nacido de la percepción. A partir de este punto algunos colegas pensaron que estábamos subrayando. la transferencia. aunque se descarguen con la misma intensidad. . es también obvio que ni en la transferencia ni en el afecto la importancia sólo reside en su intensidad. Así. remembranzas o rememoraciones. la importancia de la cantidad de la descarga afectiva en detrimento de su cualidad. si lo único transferido desde lo inconciente fuera cantidad no tendría sentido postular la existencia de representaciones inconcientes. la cualidad es lo que "atrae". etimológicamente. deriva de la percepción. Hace ya muchos años (CHIOZZA y colab. con mayor o menor intensidad. Precisamente. nos sirve mejor para designar al archivo completo de las huellas mnémicas que. pues. surge sin lugar a dudas que también se transfiere cualidad. que serían. será la conciencia de la metapsicología freudiana. La palabra "memoria". inconciente. y reparamos en lo que significa la palabra "investidura". a la investidura. La investidura de un magistrado. Aunque Freud se refiere explícitamente a la transferencia de intensidad desde una representación inconciente a una preconciente. lleva implícita la reactualización de una latencia. Si tenemos claro que la intensidad que se transfiere es descripta en la misma obra freudiana como una investidura. La formalidad de la toga significa que con ella se adjudica o se transfiere una forma que representa la cualidad de juez. la cantidad es inseparable de la cualidad. Últimamente hemos insistido (Chiozza. en un decir más adecuado.

en cambio. Siento. No encontramos en nuestra vida cotidiana formas sin sustancia ni sustancias sin forma. los signos de actualidad no se producen. el significado que le da su particular significancia. de la transferencia. es decir que no impresiona a nuestros órganos de percepción. por ejemplo. "transferencia" y "símbolo" denotan distintas caras de un mismo poliedro. la ausencia radical. Habitualmente llamamos ausencia a una ausencia específica. la reactualización nos da noticia de una particular disposición que se mantiene latente. entre las cuales mencionaremos "representante". En la simple experiencia cotidiana de realizar el molde de una llave. algo que ahora es conocido como separable del conjunto de representaciones que integraba. además. . o a la "forma" de actualidad que se observa en una transferencia "normal". "imaginar" como presente algo que no tiene la presencia. porque presencia y ausencia son los antagónicos que le sirven de marco natural. interpretamos la transferencia en una sesión psicoanalítica. es una ausencia sin siquiera noticia de una particular ausencia. en cambio. que ha transferido desde un conjunto representacional a otro. La relación entre forma y sustancia que subyace al fenómeno que denominamos transferencia constituye el fundamento y el contenido de todo vínculo y de todo pensamiento. La transferencia como reactualización Solemos hablar de la actualidad de la transferencia. La re-presentación no es presencia ni es ausencia. es específica porque la acompaña una reactualización que transporta. desde el pretérito. porque la especificidad de lo que se percibe es otorgada por la representación que acompaña a la percepción. una determinada emoción que podemos evocar pero que ahora no sentimos. como sentido.Debemos añadir ahora que se trata. sobre la huella mnémica de una percepción. del hierro a la cera. y la experiencia también "nueva" de que existe esa posibilidad de transferir. A medida que progresa el análisis esa segunda experiencia. Mediante la representación podemos. si se prefiere. Cuando. ante la carencia de esos signos. esa deuteroexperiencia de la transferencia como forma que cambia de sustancia. Así ocurre cuando añoramos o tememos. deberíamos llamar reactualización al "grado". pero una misteriosa cualidad de nuestro aparato de pensar nos permite concebir no sólo la posibilidad de "transformar" la forma. la representación nos permite reconocer una particular ausencia. equivale a una presencia y a una ausencia ficticias o. vemos cómo la forma "viaja". Cuando. la experiencia de que hay algo. sino la sustitución de la materia que llamamos sustancia. y se incrementa en el paciente la capacidad de poner en juego al "como si". y sé que es vergüenza lo que siento. La reactualización es a la actualidad del ahora. que se constituye cuando una particular ausencia se acompaña de la representación del objeto que no está presente. llevamos a la conciencia del paciente dos diferentes experiencias. Una cera que ahora contiene la "información" de la llave. por ejemplo. pero. se consolida. crea una ficción de ambas. nació independiente de la conciencia actual e independiente de la percepción sobre cuya huella se transfiere. a mitad de camino entre la presencia y la ausencia. y que. Decimos que la representación (o el recuerdo) de un determinado objeto nos permite reconocerlo como tal cuando lo percibimos. que produce los correspondientes signos de actualidad. Análogamente la actualidad de una determinada sensación. porque la verdadera ausencia. Numerosas palabras. En tal caso lo representado. sin embargo. durante el ejercicio de nuestra profesión. en realidad. "metáfora". lo que la representación es a la presencia en el aquí. vergüenza. es decir cuando su representación surge acompañada de signos de realidad objetiva. o se transfiere. "alusión". de una finalidad que como tal. y la verdadera presencia se acompaña de los signos de realidad objetiva propios de la percepción. Una presencia específica se constituye.

secundaria. Podemos preguntarnos ahora cuales son los equivalentes. es registrada como si se tratara de una reactualización que carece de esos signos. no se producen los signos de realidad objetiva. nos encontramos frente a la transformación ficticia de una significancia en un significado.Consideraciones semejantes son válidas para la re-actualización. en una identidad ficticia. Cuando debido a la ausencia del objeto. lo representado con lo percibido. como si fuera actual. "de sensación". Se trata entonces de un equivalente "afectivo". al "como si" del teatro y del juego. el recuerdo (emocional). es decir una presencia acompañada de su representación. En el capítulo VII de La interpretación de los sueños (1900a [1899]*) sostiene que lo representado. La reactualización corresponde entonces. en El Proyecto de una psicología para neurólogos (1950a [1887-1902]*) denominaba "identidad de pensamiento" al proceso. en el terreno de la percepción. es decir una transferencia en la cual se pierde la noción de "como si". propios de la sensación que denominamos actual. estableciendo una diferencia semejante entre una identidad. o. Se trata en realidad de una negación de la significancia que es propia de la intelectualización y que no . Gustavo Chiozza (1999)1 sostiene que tales signos son los mismos signos de realidad objetiva operando a "pequeña cantidad". decimos que la representación de ese objeto ingresa a la conciencia gracias a los signos que Freud denominó "signos de descarga lingüística". y signos de descargas menores. Cuando lo reactualizado se confunde con una actualidad se trata de lo que suele llamarse una transferencia masiva. primaria. y una identidad. y que lo mismo puede decirse de los signos de descarga sensoafectiva con respecto a los signos de actualidad. Podemos decir esto mismo afirmando que la cantidad y cualidad utilizada en la reactualización es menor y distinta que la que hubiera ocurrido si la particular actualidad reactualizada fuera verdaderamente actual. en el terreno perceptivo de la presencia. o el resentimiento de las sensaciones. Las cantidades utilizadas (o descargadas) en la representación. si se prefiere. "de sentimiento". dentro del cual transcurre también la transferencia que consideramos "normal". parecen ser menores que las comprometidas en la reactualización. que funciona en el cumplimiento alucinatorio de deseos se establece. cuando supera un cierto umbral de investidura. entonces. y que conviene distinguir entre los signos de actualidad plena. como un proceso primario que "niega" la magnitud de la diferencia confundiendo. sensoafectivas. entre cinético y potencial. La "identidad de percepción". de lo que. en el terreno sensoafectivo de la actualidad. Mediante la reactualización "re-sentimos". entre acto y potencia. o que puede crear una ficción de ambas. Cualidad y cantidad de la transferencia Cuando lo representado se confunde con una presencia se trata de una alucinación. que corresponden a la reactualización de sensaciones que no son actuales. llamamos "alucinación negativa". Gustavo Chiozza (1999)1 construye un análogo de esta teoría para el caso de la sensación. entre la acción y la disposición. Sin embargo. en el terreno de la sensación. mientras que en la "pura" e hipotética latencia no se moviliza cantidad alguna. Freud enuncia dos teorías levemente diferentes con respecto al fenómeno alucinatorio típico de los sueños y del cumplimiento de deseos. la remembranza o la rememoración de percepciones. se confunde con la ausencia especifica. constituye el fenómeno denominado alucinación negativa. Cuando una actualidad específica acompañada de los signos de plena actualidad. es una alucinación. Es lícito decir. en cambio. secundario. inviste "desde adentro" los signos de realidad objetiva y queda alucinatoriamente confundido con una percepción. La situación en la cual una presencia específica. que la reactualización puede equivaler a una actualidad y una latencia ficticias. cuando funciona a mitad de camino entre actualidad y latencia. del fenómeno que. por el cual se establecía que las diferencias entre lo percibido y lo representado no eran suficientes para justificar el rechazo del objeto y la inhibición de la descarga. algo que no produce "ahora" las sensaciones "completas" que diferencian la actualidad de la latencia.

pero el centauro no posee la realidad del caballo. Lo que diferencia la sustancia de los sueños de la sustancia de la realidad radica enteramente en esa capacidad. la cuestión de la realidad psíquica. Reparemos en que las formas de la realidad no se oponen necesariamente a la imaginación. La imagen carece de la capacidad que posee la cosa para hacer cesar la excitación en su fuente. porque tienden a considerarla como una ventana más entre las otras. el desarrollo de un particular afecto. como impide la represión. estamos hechos de la sustancia de los sueños. porque si no existiera nadie entendería a qué me refiero cuando uso la palabra "centauro". pero como los mapas son construcciones imaginarias que se aproximan a la forma de la realidad. como dijo Próspero. pero imagen al fin. Es más correcto decir que existe. derivada del término res. es decir que sólo existe para el "mundo" de representaciones. Quienes pasan muchas horas frente a la computadora alternando las distintas "ventanas" que acceden a diferentes realidades virtuales. también es cierto que por nuestra forma circula la carne de la realidad. que significa "cosa". mediante una negación similar. Recordemos que Freud definía a la negación como el sucedáneo intelectual de la represión. para la cosa que se percibe en el espacio a través de los órganos sensoriales. dentro de la cual vivimos. que la pretendida incapacidad de transferencia de algunos pacientes. Vivimos. o la supuesta carencia de afectos del carácter esquizoide. que no deberíamos usar la palabra realidad para referirnos a lo que existe (en el psiquismo) privado de los signos de realidad objetiva. pues. tenemos que llegar. que son mapas de una realidad cuya "última" forma es inaccesible. sino que alcanza al hombre de la calle. Cuerpo. la palabra "real". No cabe duda de que lo imaginario existe. La diferencia entre la realidad y su imagen. más que en la forma radica en la sustancia. "fuera de la realidad".impide. y aunque es cierto que. la más habitual o consensual de las imágenes. La realidad objetiva El tema de la realidad en la cual el hombre vive nos lleva a ocuparnos de una cuestión fundamental. por fin. es también una "imagen". tenemos que llegar a la conclusión que esta famosa realidad perceptiva. En sentido riguroso llamamos percepción a la función de los órganos sensoriales que genera en la conciencia las categorías de la ciencia física. Dentro de la teoría psicoanalítica la distinción entre la imagen y la cosa es fundamental. Lo que hoy llamamos "realidad virtual" se parece cada día más a "la realidad" en la cual vivimos. para evitar equívocos. sino que se limita a "desconocer" su importancia. materia. suelen llamar a la realidad "ventana real". Podemos pensar. pero nunca pueden coincidir con ella. por lo menos en parte. Este es el punto al cual. dentro de distintas "imaginaciones". en el terreno de la representación que llamamos imagen. y al mismo tiempo nos genera una vivencia nueva que ya no es patrimonio exclusivo de los teóricos ni de los científicos. La realidad que se construye con el recurso de los "cinco" sentidos y se configura como una representación que llamamos "realidad" no es otra cosa que una representación en la cual creemos con un mayor grado de creencia que en todas las demás. espacio. se constituyen. De modo que no percibimos las formas de las cosas. . Todo "marcharía sobre rieles" si no fuera por el hecho de que lo que percibimos como real no es la forma de la "cosa en sí" sino su apariencia en el encuentro que tenemos con ella. entonces. sino "mapas" acerca de esas formas. Me parece mucho mejor preservar. La realidad psíquica y la realidad del mundo A partir del concepto de representación ingresamos en otra cuestión apasionante. Creo. Decir que el centauro pertenece a "la realidad psíquica" me parece un retorcimiento innecesario. a pesar de que pueda parecer un poco extremo.

Es un goce. en cuanto sujetado a eso que siento y que motiva lo que hago y aquello que valoro. . movimiento. a suficiente distancia de mí mismo. a partir del cual. percepción de la realidad objetiva. además. Es una parte de mi experiencia que proyecto "allí". otorgándole su significancia "psíquica" al instante en el que vivo. ya que la percepción quedaría ahora mejor definida por la característica de constituir "objetos". causa. que nace primordialmente como una sensación somática. son. Ese mundo "físico" poblado de objetos es un mapa que construye mi conciencia acerca de un supuesto territorio que no me gusta llamar incognoscible. Se trata. que son actuales porque actúan sobre mí. a la percepción que posee consenso o. Pero la etimología de la palabra "objeto" nos enseña algo más. La realidad subjetiva La aventura epistemológica no termina sin embargo con la exploración de los objetos de la percepción. En ese sentido soy sujeto. a un distinto grado de conciencia.energía. construiré luego un nuevo automatismo inconciente. además. las cualidades que son propias de los "objetos reales". En verdad ocurre que cuando utilizo el concepto de "sujeto" objetivizo esas "sujeciones". se constituye habitualmente como una formación "mixta" que "ubica" la sensación en el objeto constituido como un órgano del cuerpo. desde este punto de vista. categorizo como "físico". adquieren así. son conceptos que constituyen el mundo que denominamos físico. o un sufrimiento que. 369-370) el afecto. Mediante la percepción realizamos "objetivaciones" de la realidad y también cuando cuestionamos u "objetamos" esas construcciones realizamos "objeciones". al vínculo con un objeto del mundo. necesito llevar la sensación que me afecta. si todo marcha. y a la vez pasa desapercibido. a través de las imágenes de los "objetos reales". Suelo pensar que mis mapas son buenos y "objetivos" cuando las acciones que en ellos se basan alcanzan su meta. la palabra "realidad" deriva del término res. porque prefiero afirmar que la capacidad de distinguir entre mejores y peores mapas lleva implícito que soy capaz de conocer. como para constituir la noción de que vivo "aquí". reactualizaciones. de lo que motiva mis acciones pero. y la refiere. en rigor de verdad. en el ejercicio de la percepción. llega a mi conciencia sin necesidad de la palabra. cuando mis reacciones no son inmediatas y automáticas. sin intermediación de mis órganos sensoriales y sin la necesidad primordial de constituir objetos. Ese distinto grado de conciencia se obtiene ligando mis sensaciones con huellas mnémicas de anteriores percepciones. logran acceso a la conciencia. Esas huellas mnémicas de antiguas "presencias" objetales. "Objeto" es lo que arrojo frente a mí. cuando debo pensar acerca de ellas. Es obvio. En términos rigurosos llamo sensación (o sensación "somática") a esas "sujeciones" que me afectan y que registro de modo directo. efecto y mecanismo. sujeto de una realidad subjetiva. Tal vez nos hemos liberado de la cárcel constituida por la necesidad de poner un límite a la cantidad de los órganos sensoriales que definen a la percepción. Siento placeres y dolores. págs. Creo en la existencia real de ese mundo que. Pero esas "re-presentaciones" de sensaciones que. de "cosas" que. en préstamo. forman parte de ese mundo físico. también. en primera instancia. que la percepción de una realidad que llamamos "objetiva" es una percepción de objetos. Las sensaciones actuales que animan mi vida "subjetiva". De hecho. puedo recurrir a la coincidencia de mis mapas con los que otros trazaron. alegrías y penas. en primera instancia. y originan de este modo la categoría "psíquica" que llamamos "realidad subjetiva". a la percepción defendida por una autoridad que posee consenso. pero en ausencia de esa experiencia. como dije antes. en un lugar limitado y en un mundo "presente". que significa "cosa". Tal como lo expresamos ya en otro lugar (Chiozza. son representaciones. y porque motivan "ahora" mis acciones y animan mi vida. como lo hemos dicho ya. 1998f. En otras palabras: llamaré entonces.

cualidades. pues. ¿qué podemos decir acerca de la relación entre lenguaje e historia? ¿Podremos decir que el lenguaje transforma la realidad en historia? De eso precisamente se trata. . en la confluencia de la física y la historia. estética y universo de valores. expresión. presentado en diciembre de 1999 en el Instituto de Docencia e Investigación de la Fundación Luis Chiozza. sino que alcanza las formas abstractas de los sistemas teóricos. deseo. es la significancia histórica actual la que origina la posibilidad y la necesidad del lenguaje. la cualidad de blanco en blancura y la cualidad de bueno en bondad.Alma. simbolización. tiempo. no es el lenguaje el que desarrolla. la historia es aquello que ocurre a los objetos por el mero transcurso del tiempo. en el ejercicio de una elevación del grado de conciencia de la sensación. La palabra no es. Creo en la existencia "real" de ese mundo que además. Ese mundo "psíquico" es un mapa que construye mi conciencia acerca de un supuesto territorio inconciente que (repitiendo palabras y argumentos que hace poco usé) no me gusta llamar incognoscible. Notas 1 Ideas tomadas del trabajo "Acerca de las relaciones entre presencia. por el contrario. cuyo sustancia esencial. sino que. llamo "psíquico". volvemos a encontrarlo en las alteraciones de la forma y función de las vísceras. sino que nace como un lenguaje "de la vida". se trate o no de un objeto. pero aclaremos enseguida que la realidad. historia. por sí sola. no sólo el lenguaje es una manifestación de la vida. es precisamente la significancia que constituye la razón de ser de la historia. ausencia. la actualidad que se vuelve urgencia en cada instante vivido. para un psicoanalista. Pero si devolvemos al tiempo su carácter primordial. la vida misma. mito. drama. valores y también relaciones entre todos estos referentes. pues. como esa "jerga" intelectual que llamamos teoría. y el afecto por su actualidad en un ahora temporal que es siempre transferencia. que. persona. Nos enfrentamos así con el hecho. como mensaje significativo. sino la frase que. cualitativa. porque prefiero afirmar que la capacidad de distinguir entre mejores y peores mapas lleva implícito que soy capaz de conocer. El concepto define así el significado de una palabra que alude a un referente transformado artificialmente en objeto. como un "lenguaje de órgano" cuya función esencial es compartir emociones. en su origen. por ejemplo. fantasía. además. El lenguaje no nace. una historia. El lenguaje nomina objetos. son conceptos que constituyen el mundo que denominamos "psíquico". no es el producto de un conocimiento "objetivo". actualidad y latencia". ética. es una manifestación del lenguaje. contiene. recuerdo. completa en sí misma. Cada uno de estos referentes. queda "objetivado" por obra del lenguaje mediante la operación de un concepto que transforma. Un lenguaje de órgano que no sólo evoluciona hacia los giros lingüísticos. Lenguaje e historia Si el cuerpo se caracteriza por su presencia física en el aquí de un espacio. la unidad elemental del lenguaje. nacidos del pensamiento que busca anular la carencia. en el tiempo. acciones. con sus vicisitudes. sentimientos. sino que radica en esa forma particular de la existencia que se resiste a la materialización de nuestros sueños. Pero el referente esencial de tales sistemas abstractos. En la concepción crono-lógica que sustenta habitualmente nuestro pensamiento. importancia. o hacia las formas de expresión del pueblo en los distintos idiomas. significado. trascendente y conmovedor. sino que.

sostiene Chiozza que la resistencia. 86). pág. situación que Chiozza compara con La Torre de Babel 5 (1983e. A los fines de enfatizar esta diferencia me parece apropiado llamar malentendido primario a aquel inevitable. Está última sería la responsable de la separación entre los sistemas Incc y Prcc. 1983e. respectivamente. pág. mientras que para cada uno de los que me escucha el referente será. 1986c. pág. En un ejemplo grotesco. privilegiando su carácter afectivo (lo cardíaco) llamamos malentendido. Ese otro mecanismo es la contrainvestidura. 273) parece adecuado hacer corresponder la distinción que hemos hecho con aquella otra que hace Freud (1915d*) entre represión primaria (o primordial) y represión secundaria (o propiamente dicha). otros. defensivo y evitable. por lo tanto se ve forzado «a suponer una represión primordial.. Así. el referente de la palabra "madre" es. un erróneo "no es así" y un erróneo "ah. puede hacerse extensiva a la paradoja y a la falacia).Gustavo L. no es otra cosa que lo que metahistóricamente llamamos malentendido (1983e. su modus operandi es la . el malentendido es una forma de la defensa equiparable a la represión.142). es decir. que metapsicológicamente describimos como "sustracción de investidura" y "contrainvestidura" (represión). 143). naturalmente. pág. a fin de que la representación permanezca inconciente. pág. pág. pág. lo que solemos llamar "restar importancia". 1983e)4. estudiando 2 el tema del malentendido en la obra de Chiozza. 94). bueno" (Chiozza. el pensamiento (lo cerebral) y la acción (lo hepático) (Chiozza. a una compensación 6. pág. Chiozza Apendice LO INCONSCIENTE Y LO DES-CONOCIDO 1 Dos formas de malentendido: En 1998. bueno" o el erróneo "no es así") como aquel "restar importancia" (el erróneo "ya lo sé") 7 son ya un malentendido. una primera fase de la represión» (ibid. Según uno de ellos. Tanto este "contrasentido" (el erróneo "ah. Sin embargo. Para Freud la represión secundaria actúa sustrayendo investidura a las representaciones de suerte que estas no pueden permanecer en la conciencia. 273-4). pág. 1986c. noté que el autor utiliza el concepto de malentendido en dos sentidos distintos. suele presentarse de tres distintas maneras 3 que ejemplifica como respuestas de un supuesto paciente a la interpretación del analista: un erróneo " ya lo sé". Según el otro sentido. continúa el autor. encuentra en la paradoja y en la falacia equivalentes en los que se enfatiza. en cambio. anteponer otro sentido a fin de que el primero no adquiera "importancia". no puede engendrarse antes que se haya establecido una separación nítida entre actividad conciente y actividad inconciente del alma» (1915d*. afirma Freud que «la represión no es un mecanismo de defensa presente desde el origen. Dado que en la represión primordial no podría llevarse a cabo la sustracción de investidura (esfuerzo de dar caza). para mí. según la cual la pulsión se liga a la represen tación (1915d*. Malentendido y represión: Dado que para Chiozza el malentendido es el equivalente metahistórico de la resistencia (exteriorización clínica de la represión) (1983e. 143). Esta forma de malentendido. el malentendido es considerado como inherente a toda forma de comunicación. unos pensarán que me refiero a una injusticia. de que la representación permanezca inmutable y de la fijación. 270. la mía. en otras palabras. 273. También sostiene que aquello que. si yo digo "madre hay una sola". la propia. Sin embargo este mecanismo debe complementarse con otro. que surge a los fines de defender una fantasía optativa (designación que. presente en toda comunicación y malentendido secundario a aquel otro.

pág. Pero si bien es cierto que el malentendido está presente en toda forma de comunicación (o conocimiento) y es. para el inconciente. pág. por lo tanto inevitable. considera. No obstante esta separación entre malentendido primario y secundario (que creo útil) no debemos desatender el "funcionamiento" conjunto de ambos. es decir. significados nuevos 10. Al mismo tiempo. el objetivo del tratamiento psicoanalítico no se restringe a rescatar para la conciencia aquello que una vez fue conciente y ahora está reprimido 9. por un lado. El concepto de represión primordial alude. se trata de malentendido primario o secundario. y por el otro. dado que esta misma "monodisponibilidad" implica. Lo que comienza por ser descriptivo termina por ser también dinámico. Así. y la conciencia. en el primer caso. 1933 a [1932]*. (Distinto a llenar las lagunas mnémicas. y por lo tanto las demás quedaran "desatendidas" (reprimidas) por la misma atención que dispensamos a lo que estamos haciendo. Yo debo devenir» (Freud. al principio. inaccesible a las posibilidades del tratamiento psicoanalítico. A esta diferencia alude Freud cuando sostiene que mientras que la representación de cosa (inconciente) es "abierta". entonces a algo constitutivo cuyo origen sólo podría ubicarse en "un hipotético instante primitivo".contrainvestidura «con la cual el sistema Prcc se protege contra el asedio de la representación inconciente» (1915e*. para la conciencia. Territorio versus mapa. «Se comete un error cuando se destaca con exclusividad la repulsión que se ejerce desde lo conciente sobre lo que ha de . la conciencia es tonta (Chiozza. con su "monodisponibilidad" imprescindible para el pensamiento y la acción. (Aunque lo dicho parezca una paradoja. 1977b. No siempre resultará fácil determinar a priori si. a posteriori. o bien de algo que siempre supo pero prefirió ignorar. que sólo podemos atender a una cosa a la vez. como sostiene Chiozza. 74). Este progreso. induce a que nos representemos –excesivamente– a la represión primordial como algo "ya ocurrido".. el paciente experimentará la conciencia de algo nuevo. no menos importante es la tarea de ampliar los contextos de significación inaugurando. en el caso de la represión secundaria. eso no significa que la proporción en que se presenta no pueda variarse. tomando la metáfora de Korzybski 8. un recorte inevitable. Creo que a la luz de los conceptos de Chiozza sobre el malentendido. para Chiozza esta incapacidad es secundaria y defensiva (es decir. sumado a lo dicho por Freud acerca de la fijación. incluso más allá de toda intención defensiva. Sin embargo esta "tontería" inherente a la conciencia puede ser artificialmente aumentada cuando. 178). Chiozza al referirse al falso privilegio del padre en el complejo de Edipo. "se hace el tonto"). 1995l [1989]). una incapacidad evolutiva para discriminar las dos funciones que cumple un mismo objeto en distintos vínculos (madre/esposa). no es una falacia!) ¿Qué significa "contrainvestidura" en este contexto? Que. esto. este malentendido se deshace. de una vez y para siempre. se las "desaloja" de la conciencia. en un caso particular. se sustraen representaciones que ya eran concientes (represión propiamente dicha o malentendido secundario). Así. pág. Lo inconciente es inherente a la "mono-disponibilidad" de la conciencia. las fantasías optativas en las que radica el deseo de mantener el malentendido del falso privilegio del padre 11 (Chiozza. subjetivo y parcial. a los fines defensivos. no se puede estar en dos sitios al mismo tiempo (por ponerlo en una metáfora tópica). que marca una diferencia insalvable entre "la cosa en sí" y "la cosa en mí". 276). cuando la represión se levanta. sede de las pasiones donde ninguna representación perece. es aquello a lo que se refería Freud cuando definía la meta del tratamiento psicoanalítico diciendo «Donde Ello era. atender implica necesariamente desatender (sin segundas intenciones). es decir que mientras que. el bebé no se halla en condiciones evolutivas para percibir objetos totales (es decir. 1983e . para la conciencia. el inconciente es loco. la representación palabra (preconciente) es "cerrada". que implica como conquista. "es tonto").) "Ser tonto" y "hacerse el tonto": Una lograda metáfora para la comparación entre el inconciente.. mientras que para Klein. ganar para la conciencia contenidos del inconciente.

sobre un malentendido primario. a partir del concepto de male ntendido. brevemente de la diferencia que hace Freud entre lo inconciente reprimido y lo inconciente no-reprimido (no-"secundariamente" reprimido. realizada en el Instituto de Docencia e Investigación de la FUNDACIÓN LUIS CHIOZZA el 17 de Julio de 1998. un límite natural e inevitable que obedece a "la forma en la que estamos construidos" 15. "primariamente" hablando. 143). Sólo podemos restituir a la conciencia un significado desalojado cuando al mismo tiempo modificamos los motivos de aquel desalojo 12. lo que. cuando un significado resulta insoportablemente conflictivo para la conciencia es porque ese conflicto "asienta" sobre un contexto de significación anterior. Utilizando este mismo modelo podemos también distinguir. Nuestro conocimiento es incompleto. una nostalgia y un anhelo secundarios. .. Lo que ignoraba la llevó a querer ignorar lo que sabía. El malentendido secundario. 273). parcial y deformado por el mismo proceso de conocer. sin embargo. se entiende). En otras palabras. realizado en los días 14 y 15 de enero de 2000. Luego introduciré otros términos que. una nostalgia y un anhelo primarios. Pero también podemos incurrir en la falsedad de distorsionar las cosas acorde a nuestros deseos (Chiozza. Por el otro. que surgen defensivamente como una huida (hacia el pasado o hacia el futuro) del presente actual donde deben satisfacerse los deseos (Chiozza. confío. pág. la tendencia a la represión no alcanzaría su propósito si estas fuerzas {atracción y repulsión} no cooperasen. sin embargo. ignoraba es que ese deseo le resultaba tan censurable por "confundirlo" con sus deseos edípicos (malentendido primario). pág.) pretenda ser "mejor" de lo que ha sido creado» (1925i* pág. contrarresistencialmente. el encuentro genuino en el instante presente. atenazados por un malentendido primario que opera como contexto de significación. por un lado. pero prefirió ignorarlo (represión secundaria). 1980e). no deben confundirse con las dos formas a las que se refiere este apartado. Chiozza se refiere a «tres formas principales del malentendido» (ibid.. El malentendido primario nos separa de lo que es inconciente 13 mientras que recurrimos al malentendido secundario para no reencontrarnos con lo que ha sido des-conocido 14. Lo inconciente y lo des-conocido: Para completar el recorrido que hemos realizado. 1915d*. Isabel sabía de su deseo por su cuñado.. 2 Con motivo de una presentación centrada en el concepto de malentendido en la obra de Chiozza. 1981 c). y una culpa secundaria por acciones u omisiones que surgen de una fantasía optativa 16. que surgen del hecho mismo de que pasado y futuro están ya implícitos en la idea de recuerdo y deseo. presto a recoger lo repelido por lo conciente» (Freud. sin memoria (recuerdo) no hay percepción y sin deseo no hay atención. Del mismo modo. aclararán mejor los distintos conceptos. cuando nos proponemos trabajar "sin memoria ni deseo" nos referimos a no evitar. En igual medida debe tenerse en cuenta la atracción que lo reprimido primordial ejerce sobre todo aquello con lo que puede ponerse en conexión. 136). "sin saber". Probablemente. Notas 1 El texto del presente capítulo pertenece a un trabajo presentado en el Simposio 2000 de la FUNDACIÓN LUIS CHIOZZA. 3 Para ser exactos. hacerse el tonto es una tontería – como dramáticamente se ve en el caso del avestruz–). Incurrimos entonces en un malentendido secundario y nos hacemos merecedores de la sentencia de Freud: «Está por verse si llegará en la vida a algo más que a la hipocresía o a la inhibición quien (. constituye la mejor solución que hemos encontrado. (Al fin y al cabo. si no existiese algo reprimido desde antes. entonces. faltaría ocuparnos. en sentido estricto. inevitablemente. en cambio. Del mismo modo podemos establecer una diferencia entre una culpa primaria por aquello que escapa a las posibilidades del yo. El malentendido primario constituye. no obstante podemos asumir auténticamente nuestras creencias a sabiendas de que se estructuran. que contiene ya un malentendido inconciente.reprimirse.

(Molteni. actualidad y latencia". o. el malentendido primario que. de modo que objeto y sujeto o percepción y sensación son dos caras de un mismo fenómeno: la conciencia ("Acerca de las relaciones entre presencia. 178). A partir de aquí. el teatro y el juego) aquella posibilidad de progreso consistente en ampliar el contexto de significación. Una teoría es un mapa» (Chiozza. En otras palabras el proceso secundario es una versión "malentendida" del proceso primario. 7 Sostiene Freud que «es muy posible que precisamente la investidura sustraída de la representación se aplique a la contrainvestidura» (1915e *.1983e. genera el malentendido secundario. dos objetos (la madre y la esposa) que derivan del ejercicio de funciones diferentes en el triángulo edípico. los pensamientos o las concepciones que poseemos acerca de la llamada realidad. pág. 276). las imágenes. Chiozza. 11 «La capacidad para distinguir en esa mujer dos personas distintas. en otras palabras. como vimos. 1950a [1887-1902]*) que. basándose en ideas de Korzybski.. condicionan la regresión del pensamiento» (Chiozza. María Estela Bruzzon de. Podemos encontrar en este conjunto algunos núcleos de cristalización que. 1977b. Si pensamos en las fuerzas de atracción y repulsión a las que se refiere Freud. 1970j [1968]) (el "como si" al que también pertenecen la transferencia. sino ante todo a ese retículo inabarcable de la vida inconciente. . 1983e. son temáticas o significados recurrentes. trascienden el ámbito propio de la interpretación psicoanalítica de los complejos infantiles reprimidos y representa un cambio epistemológico. se manifiestan como malentendidos. ausencia. resulta especialmente vulnerable a los ataques que. Al ser esta capacidad una adquisición compleja y tardía. los conceptos. pág. frente a la cual cada ser humano tiene su "idioma" propio y su propio motivo de discordia» (Chiozza. al menos en parte. podemos ver en el proceso terciario (Chiozza. justamente. al servicio de las fantasías optativas. trabajo presentado en la FUNDACIÓN LUIS CHIOZZA el 3 de Diciembre de 1999). G. podemos decir que la "contrainvestidura" de la represión secundaria. que la represión secundaria opera mediante la "sustracción de investidura" y la "contrainvestidura". no necesariamente debe ser "otra" que la "contrainvestidura" de la represión primordial. 9 Como se ocupa de subrayar Molteni. desde otro ángulo. poseen con esta realidad el mismo tipo de relación que posee un mapa con el territorio al cual se refiere. pág. 272) 6 La representación del objeto se construye a partir de una experiencia subjetiva. pág. para estructurar la imagen de una persona como producto de un vínculo. la primera (esfuerzo de dar caza) desaloja de la conciencia y la segunda mantiene la representación fuera de ella. Deshacer un malentendido primario sustituyéndolo por otro mejor. 5 «La Torre de Babel no sólo es un símbolo que alude a las distintas lenguas.» (Chiozza. un devenir Yo donde Ello era. 10 Veamos algunas afirmaciones de Chiozza que abonan este sentido: «El analista encuentra la interpretación acertada cuando logra integrar los sentidos contradictorios del paciente en un nuevo sentido que trasciende el conflicto anterior ampliando la significación» (1983e. es una adquisición que depende de la posibilidad de construir una estructura eidética entretejiendo los datos de la percepción sensorial actual con el recuerdo. 8 «Según lo ha señalado Bateson (1972). en otras palabras es. implica también. Freud afirma que el primer movimiento de la represión (secundaria) es siempre voluntario.4 «El ‘yo’ es un conjunto coherente de pre-juicios (Freud. La represión primordial sólo utiliza la "contrainvestidura". pág. pág. 1999. 192). 274). 1993 "Acerca de la Voluntad". 13 Si el malentendido primario separa lo inconciente de la conciencia. 1980e. 272). iluminados desde un ángulo particular.. 1983c [1982]. 249). un esfuerzo de desalojo. que mantiene a la representación fuera de la conciencia. 12 Freud (1915d*. Llenar las lagunas mnémicas. desde un punto de vista metahistórico. trabajo presentado en la Fundación LUIS CHIOZZA). 1983e. «Interpretaciones tales como la del significado específico de los trastornos somáticos. pág. entonces separa también el proceso primario del secundario. como paradojas y falacias» (Chiozza. como contexto de significación. 1915e*) sostiene.

me pareció más adecuado reservar el término "inconciente" para lo inconciente no-reprimido privilegiando el sentido privativo de la partícula "in" por sobre el de negación. me resulta del todo contundente. 167). ilustra aquello que queremos significar con el concepto de malentendido primario. sin hacer uso de alguna forma de negación. elegir es renunciar y esto implica una falta primaria.. descuidando el condicionamiento subjetivo de ella. El mismo hecho de que no exista un término que. ni a favor ni en contra. el término "des-conocido" (enfatizando su significado con el guión). por la percepción que esta hace de él» (Freud.. designe aquello que escapa al conocimiento de la conciencia. 15 «El supuesto psicoanalítico de la actividad anímica inconciente nos aparece (. Así como Kant nos alertó para que no juzgásemos a la percepción como idéntica a lo percibido incognoscible. para designar aquello que resulta de la represión secundaria. ningún argumento. emparentamos "lo inconciente" con lo reprimido y permanecemos más "neutros" frente al término "desconocido". pág. te desconozco". que es el objeto de la conciencia. 1915e*. Luego de algunas dudas me resolví por utilizar. cuando tengo al mismo tiempo dos compromisos de igual importancia y sólo puedo asistir a uno incurro en un tipo de culpa que es distinto al caso de no asistir a un compromiso pudiendo haberlo hecho. . como psicoanalistas. como en la frase "si haces eso ya no eres mi hijo. 16 Como suele ejemplificar Chiozza en sus seminarios (si no lo he entendido mal). así el psicoanálisis nos advierte que no hemos de sustituir el proceso psíquico inconciente. De todos modos.) como una continuación de la enmienda que Kant introdujo en nuestra manera de concebir la percepción exterior. Si bien "afectivamente". in-conciente significa "no conocido" y no es necesario decir lo que ya sabemos sobre la negación como mecanismo de defensa. Vivir es elegir.14 Evidentemente ambos términos significan lo mismo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful