You are on page 1of 2

CULURINARIO

La cocina del futuro es una mixtura entre el arte culinario y el manejo escrupuloso y metafísico de los desechos y de los detritus. Si tuviéramos que buscar la imagen de esta cocina futurista la tendríamos en el urinario museístico de Marcel Duchamp. No obstante, cuando digo cocina del futuro, no me estoy refiriendo al lugar físico, a la habitación del hogar destinada a la preparación de los alimentos para su posterior deglución, sino al concepto general de cocina, más bien al concepto de cocinar y a fin de cuentas del cómo, en lugar del dónde. Antes que yo, Ferrán Adrià, exponente máximo de la cocina del futuro, tomó no hará más de diez años como referente único y exclusivo a la duchampiana obra para forjar los designios de la cocina culurinaria del futuro. Amén de otras prácticas, secretas todavía para el inframundo de la investigación culinaria, en lo básico consiste esta nueva cocina en la adición a todos y cada uno de los platos de una proteína incolora y comestinvisible, generada y sintetizada por el propio Adrià en su laboratorio, y conocida entre los muy doctos en la materia por el nombre de filosofina 1.0. Afirma el gabinete de inspección culurinaria Turpín & Morzón (nacido al calor de la nueva cocina y artífice de desvelamientos tales como la fórmula de la Coca Cola, gracias al cual se ha desmoronado la multinacional y en todas las casas se cocina como una receta cualquiera), que tras la cata de diferentes platos del nuevo menú de degustación de El Bulli, puede afirmarse que, aunque todavía con algún género de duda, la filosofina ya está en una nueva fase de desarrollo 2.0. De este modo, se mejora con creces a la anterior versión al eliminar cierto sabor a harina sin cocinar cuando se mezcla con el principal y más elemental alimento de la nueva cocina culurinaria, el aire, haciéndola de esta forma totalmente insabora. Asimismo, logra eliminar la nueva filosofina la sensación en los comensales de cierta tomadura de pelo que comenzaba en el sexto

Mondas de la risa naranja.plato.c. las mejoras ante todo se han producido en los siguientes platos culurinarios que. último plato y previo a los postres. estratégicamente colocados y ordenados en el menú. y la bebida llamada ¿Quién se ha bebido el champán de mi copa? .e.j del estudio de Turpín & Morzón. pero se hacía totalmente presente con el sueño de la monda de la patata del undécimo.b y 65. Ropas de marisco sin marisco. pueden degustarse en la nueva temporada de El Bulli: Sorbete de vainilla sin vainilla. Deconstrucción de la cáscara del huevo. se enmascaraba con la esencia de pepitas batidas de melón en el octavo. Como leemos en los parágrafos 22.