You are on page 1of 10

VADEMÉCUM ASTRON 2

marzo 27/ 2010

Adelantos en los planos de construcción de la ECOCIUDADELA
Desde un principio conocíamos el plano bidimensional donde se indica claramente la ubicación de todas las vías, casas, edificaciones mayores y menores, los seis polígonos que conforman el enorme parque social central en donde los ecociudadanos se reúnen buenas horas del día a fortalecer lazos de verdadera hermandad… recordemos que somos una fraternidad en la cual, obviamente, se apunta más a lo social que a lo particular. Tengamos presente que nuestra filosofía indica que la Ecociudadelas deben ser de construcción ligera (todo es light, económico pero suficiente.). Son construcciones posibles, no utópicas, que huyen de todo exceso. Al estar todos nuestros sistemas fundamentados en la TERMOECONOMÍA, se evidencia que con la energía solar y una parte eólica tenemos más que suficiente para cumplir cabalmente con todos nuestros requerimientos energéticos, siendo completamente autónomos y sin riesgo de vernos privados nunca de la energía, fantasma que hoy amenaza al egomundo. Veamos el porqué, habiendo tantos diseños arquitectónicos futuristas, optamos por construcciones sencillas —auque perfectamente funcionales—. La respuesta es implícita: porque las podemos hacer nosotros mismos, la gente sencilla y limpia de corazón quienes no queremos seguir acabando con el mundo con construcciones estrafalarias, arrogantes, megaconsumidoras de energía y exclusivas para una élite que se ha adueñado del mundo y ha esclavizado al resto de los hombres. No queremos, ni tenemos la capacidad económica para hacer, y sin dañar la Tierra, construcciones como las siguientes, donde el costo para construir tan solo un piso —que con frecuencia lo ocupa un solo magnate—, puede costar lo que vale una Ecociudadela entera para 4.800 personas.

No es diseñando en un papel construcciones tan fabulosas como utópicas como debemos imaginar nuestro mundo futuro. Cuánto cuesta una habitación en un edificio estrafalario como de estos. ¿Estarán diseñados para la humanidad o para una infinitesimal parte de esta. ¿Cuánta energía consume para las pocas personas que lo habitarán?

Cuando soñemos con tan elevadas y arrogantes concepciones, propias para jeques, banqueros y políticos corruptos, miremos hacia abajo donde más de la mitad de la humanidad se acuesta con hambre, y millones carecen de techo:

Quienes sueñan con que el futuro será de esta forma, creyéndose muy adelantados en tecnología, han de saber que eso significa contaminación de aire, mar y tierra. Y, entre más producción de energía, más destrucción con máquinas y artículos innecesarios que congestionan los ríos y acaban con el mundo… y con la humanidad.

Los frutos de una sociedad súper-tecnológica y consumista son estos:

Y los resultados finales son estos:

Por tanto la filosofía de las Ecociudadelas Astron no se centra en construir edificios imponentes de diseños futuristas y utópicos, sino en construir una sociedad más

conciente que viva en construcciones sencillas pero optimas para la vida, y totalmente amables con el medio ambiente.
Las Ecociudadelas Astron estan especialmente diseñadas para construirse con materiales sencillos, y que la logren hacer personas comunes, sin necesidad de recurrir a monopolios industriales de alta tecnología que operan con costos imposibles de sufragar para el común de las personas. Estamos presentando una Ecociudadela posible para un mundo que no tiene mucho tiempo para soñar con un futuro súper tecnológico lleno de comodidades estrafalarias y exquisiteces que no tienen que ver con la felicidad verdadera. La propuesta Ecociudadelas esta dirigida únicamente a las personas que estamos cansadas de compartir nuestra existencia con maquinas ruidosas, peligrosas y contaminantes, y con de todo tipo y excentricidades que nos ofuscan la existencia, a la vez que acaban con el mundo el cual necesitamos para sobrevivir. Desde un principio conocíamos el plano bidimensional donde se indica claramente la ubicación de todas las vías, casas, edificaciones mayores y menores, los seis polígonos que conforman el enorme parque social central en donde los ecociudadanos se reúnen buenas horas del día a fortalecer lazos de verdadera hermandad… recordemos que somos una fraternidad en la cual, obviamente, se apunta más a lo social que a lo particular. Concentrémonos ahora en el gran parque central de 360 metros de diámetro formado por 6 polígonos, cada uno de un área algo mayor que una plaza publica convencional en una ciudad actual. En el centro esta situado el edificio administrativo donde, por vías elevadas llegan o salen todas las personas que hacen su ingreso a la Ecociudadela Primero miraremos aspectos de uno de los dos restaurantes comunitarios con capacidad para 4.800 personas cada uno:

Esta es una vista aérea de restaurante del que tendremos la oportunidad de conocer su peculiar funcionamiento. A los lados se notan dos de las construcciones menores o silos. A la derecha se observa una de las vías elevadas del ovniterra y al fondo se proyecta el edificio central,

Desde el ángulo opuesto, se aprecian 2 de las 24 fuentes de agua ubicadas alrededor del gran parque; estas ofrecen un espectáculo de surtidores danzarinos en el día y lumínicocinéticos en la noche.

Otro de los 6 cascos poligonales que conforman el parque central esta destinado para la cubierta acústica que da al auditorio al aire libre. En ese lugar se presentan durante todo el día, y todos los días, conciertos, obras de teatro, poetas, contadores de cuentos, danzas y todas las manifestaciones artísticas de los miembros de la ecociudadela e invitados especiales.

Vista aérea del edificio central en cuyo primer piso cuenta con tres pistas de patinaje para las diferentes modalidades. También existen allí servicios sanitarios y vestidores que dan servicio a los usuarios del parque central. Al segundo piso llegan y parten, por vías elevadas, los ovniterras desde y hacia autopistas para entrar en contacto y comunicación activa con el mundo comercial. La tercera planta esta destinada a las oficinas administrativas de servicio, orientación y control de los desplazamientos personales de ecociudadanos, residentes o turistas. También cuenta una terraza de observación desde donde se puede apreciar toda la Ecociudadela. En la cúspide hexagonal que cubre el gran salón de bienvenida, no visible aun, estará ubicada la antena fotónica cuya descripción detallada se encuentra en nuestra pagina web. El trabajo artístico y de arquitectura en 3D realizado por ANDRÉS BOTERO, Ecociudadano del Mundo Unido

La Ecociudadela es una célula viviente donde todo esta interrelacionado, nada esta puesto al azar ni al capricho, y todo tiene su explicación lógica
CONTINUAMOS EN EL VADEMECUM 3 Gracias por haber leído Mágnum