El cacao se descubre en 1519 cuando Cortés y los que lo acompañaban fueron recibidos como dioses.

Por otra parte, los mayas lo llamaban “cacau” , de ahí el nombre conocido como cacao. Se hacía una bebida concentrada de nombre “techocolat”. Se dice que Moctezuma recibía un equivalente a 50 tazas al día. Se hacían trueques del cacao con el oro.