Suplemento del nº 125, del 23 al 29 de marzo de 2007

ALBA
DEL TERCER MILENIO
Semanario de información general

¡Viven!
25-M Día del Niño por Nacer
www.fotolia.com

Especial

ALBA
Del 23 al 29 de marzo de 2007

El Papa siempre ha sido claro sobre el asunto de la vida

Benedicto XVI: “Los legisladores deben defender el derecho a la vida”
Desde el inicio de su pontificado, Benedicto XVI ha sido contundente con tres aspectos “innegociables”: la familia, la vida y la educación de los hijos. En varias ocasiones, el Papa ha hecho referencia al asunto del aborto en sus discursos. “La vida, que es obra de Dios, no debe negarse a nadie, ni siquiera al más pequeño e indefenso nascituro, y mucho menos cuando presenta graves discapacidades”, ha dicho el Pontífice. Iván de Vargas
ocasiones, Benedicto XVI ha denunciado ENsenumerosasderecho aella“estrago” que hace del vida en nuestra sociedad, cuando en realidad ésta “es un don que el sujeto no tiene a su entera disposición”. En este sentido, el Pontífice se ha detenido en las que denomina “muertes silenciosas”, es decir, “el hambre, el aborto, la experimentación con embriones y la eutanasia”. “¿Cómo no ver en todo esto un atentado a la paz?”, se ha preguntado el Santo Padre. Y es que, según señala, “el aborto y la experimentación con los embriones son una negación directa de la actitud de acogida del otro, indispensable para establecer relaciones de paz duraderas”.
Derecho a nacer

Asimismo, el Papa ha señalado que los hijos “tienen el derecho a nacer y crecer en el seno de una familia

fundada sobre el matrimonio”, donde los padres “sean los primeros educadores de la fe de sus hijos, y éstos puedan alcanzar su plena madurez humana y espiritual”. “Sabemos bien que la familia, fundada en el matrimonio, constituye el ambiente natural para el nacimiento y para la educación de los hijos, y por tanto para asegurar el porvenir de toda la Humanidad”, ha enfatizado el Pontífice. Verdaderamente, los hi-

jos son la mayor riqueza y el bien más preciado de la familia. Por eso “es necesario ayudar a todas las personas a tomar conciencia del mal intrínseco del crimen del aborto que, al atentar contra la vida humana en su inicio, es también una agresión contra la sociedad misma”, ha destacado Benedicto XVI. De ahí que los políticos y legisladores, como servidores del bien social, “tienen el deber de defender el derecho fun-

6
AFP-Contacto

Benedicto XVI besando a un bebé durante una audiencia.

ALBA
Del 23 al 29 de marzo de 2007

damental a la vida, fruto del amor de Dios”. Por tanto, “es necesario defenderla, tutelarla y valorarla en su carácter único e irrepetible”. Si este compromiso compete en primer lugar a los esposos, también “es prioritario deber de la Iglesia y de toda institución pública apoyar a la familia a través de iniciativas pastorales y políticas, que tengan en cuenta las necesidades reales de los cónyuges, de los ancianos y de las nuevas generaciones”. “La vida, que es obra de Dios, no debe negarse a nadie, ni siquiera al más pequeño e indefenso nascituro, y mucho menos cuando presenta graves discapacidades”, ha afirmado el Papa.
Academia Pontificia para la Vida

Juan Pablo II, por la vida
“Si se concede derecho de ciudadanía al asesinato del hombre cuando todavía está en el seno materno de la madre, entonces, por esto mismo, se nos pone en el resbaladero de incalculables consecuencias de naturaleza moral. Si es lícito quitar la vida a un ser humano, cuando es el más débil, totalmente dependiente de la madre, de los padres, del ámbito de las conciencias humanas, entonces se asesina no sólo a un hombre inocente, sino también a las conciencias mismas. Y no se sabe lo amplia y velozmente que se propaga el radio de esa destrucción de las conciencias, sobre las que se basa, ante todo, el sentido más humano de la cultura y del progreso del hombre. Los que afirman y piensan que éste es un problema privado y que, en tal caso, es necesario defender el derecho estrictamente personal a la decisión, no piensan y no dicen toda la verdad. El problema de la responsabilidad por la vida concebida en el seno de cada madre es problema eminentemente social. Y, al mismo tiempo, es problema de cada uno y de todos. Se halla en la base de la cultura moral de toda sociedad. Si aceptásemos el derecho de quitar el don de la vida al hombre aún no nacido, ¿lograremos defender después el derecho del hombre a la vida en todas las demás situaciones?; ¿lograremos evitar el proceso de destrucción de las conciencias humanas?” Roma, Ángelus del 5 de abril de 1981

ble de toda vida humana, desde su concepción hasta su ocaso natural. Este juicio moral vale ya desde los comienzos de la vida de un embrión, antes aún de que sea implantado en el seno materno, que lo custodiará y nutrirá durante nueve meses hasta el momento de su nacimiento: la vida humana es sagrada e inviolable en cada momento de su existencia, también en el inicial que precede al nacimiento”.
Los investigadores

Al recibir a los participantes en la Asamblea General de la Pontificia Academia para la Vida, Benedicto XVI ha recordado también que “el amor de Dios no hace distinción entre el recién concebido que está aún en el seno de su madre y el niño, el

Lamentando que en los comienzos del tercer milenio -a pesar de haber avanzado en nuestros conocimientos, identificando mejor también los límites de nuestra ignorancia- “para la inteligencia humana se ha vuelto demasiado arduo darse cuenta de que, mirando a la Creación, nos encontramos con la impronta del Creador”, Benedicto XVI ha animado a los investigadores a examinar la realidad que es objeto de sus fatigas, “contemplándola de forma que, junto con

“El amor de Dios no hace distinción entre el recién concebido y el niño, el joven, el hombre maduro o el anciano”
joven, el hombre maduro o el anciano. No hace distinción porque en cada uno de ellos ve la impronta de su propia imagen y semejanza”. Subrayando que el amor de Dios no hace distinción entre ningún estadio o condición de vida “porque en todos percibe el reflejo del rostro de su Hijo Unigénito, ‘por cuanto nos ha elegido en Él antes de la creación del mundo... eligiéndonos de antemano para ser sus hijos adoptivos... según el beneplácito de su voluntad’”, el Papa ha afirmado, una vez más, que el amor de Dios no tiene límites. “Este amor sin límites y casi incomprensible de Dios para con el hombre -ha dicho Benedicto XVI- revela hasta qué punto el ser humano es digno de ser amado en sí mismo, independientemente de cualquier otra consideración: inteligencia, belleza, salud, juventud, integridad...”. En definitiva, ha señalado también el Santo Padre, la vida humana es siempre un bien, puesto que “es la manifestación de Dios en el mundo, signo de su presencia, huella de su gloria”, pues “al hombre, en efecto, se le ha donado una altísima dignidad, arraigada en los íntimos lazos que lo unen a su Creador. En el hombre, en todo hombre, en cualquier estadio o condición de vida, resplandece un reflejo de la misma realidad de Dios. Por ello, el Magisterio de la Iglesia ha proclamado constantemente el carácter sagrado e inviola-

Benedicto XVI ha recordado recientemente que “el Magisterio de la Iglesia ha proclamado constantemente el carácter sagrado e inviolable de toda vida humana, desde su concepción hasta su ocaso natural”
los descubrimientos, surjan las preguntas que llevan a descubrir en la belleza de las criaturas el reflejo del Creador”. Además, en su reciente exhortación apostólica sobre la Eucaristía, el Papa se ha referido a lo que ha denominado “coherencia eucarística”, a la cual está llamada objetivamente nuestra vida. En efecto, el culto agradable a Dios “nunca es un acto meramente privado, sin consecuencias en nuestras relaciones sociales: al contrario, exige el testimonio público de la propia fe”, ha recordado el Santo Padre. Obviamente, esto vale para todos los bautizados, pero “tiene una importancia particular para quienes, por la posición social o política que ocupan, han de tomar decisiones sobre valores fundamentales, como el respeto y la defensa de la vida humana, desde su concepción hasta su fin natural, la familia fundada en el matrimonio entre hombre y mujer, la libertad de educación de los hijos y la promoción del bien común en todas sus formas”. “Estos valores no son negociables”, ha reconocido Benedicto XVI. Así pues, “los políticos y los legisladores católicos, conscientes de su grave responsabilidad social, deben sentirse particularmente interpelados por su conciencia, rectamente formada, para presentar y apoyar leyes inspiradas en los valores fundados en la naturaleza humana”, ha concluido el Pontífice.

Juan Pablo II con un bebé.
“Por lo tanto, reaccionaremos cada vez que la vida humana esté amenazada. Cuando el carácter sagrado de la vida antes del nacimiento sea atacado, nosotros reaccionaremos para proclamar que nadie tiene jamás el derecho de destruir la vida antes del nacimiento. Cuando se habla de un niño como de una carga, o se le considere como medio para satisfacer una necesidad emocional, nosotros intervendremos para insistir en que cada niño es don único e irrepetible de Dios, que tiene derecho a una familia unida en el amor”. Homilía en el Capital May, Washington, 7 de octubre de 1979 “Jóvenes peregrinos, Cristo os necesita para iluminar el mundo y mostrarle el ‘sendero de la vida’ (Sal 16,11). El desafío consiste en hacer que el ‘sí’ de la Iglesia a la vida sea concreto y efectivo. La batalla será larga, y necesita de cada uno de vosotros. Poned vuestra inteligencia, vuestros talentos, vuestro entusiasmo, vuestra compasión y vuestra fortaleza al servicio de la vida. ¡No tengáis miedo! El resultado de la batalla por la vida ya está decidido, aunque prosigue la lucha en circunstancias adversas y con muchos sufrimientos”. VIII JMJ, Denver, 15 de agosto de 1993

¡Viven!
3

Especial

ALBA
Del 23 al 29 de marzo de 2007

Se celebra el 25 de marzo en todo el mundo por iniciativa del ex presidente argentino Carlos Menem

El Día del Niño por Nacer tiene hueco en el calendario de muchos países
Es una iniciativa instituida por el ex presidente de Argentina, Carlos Saúl Menem. El ex mandatario estableció en el decreto número 1406/98 del 7 de diciembre de 1998 el 25 de marzo como Día del Niño por Nacer. La fecha fue escogida por ser el día en que los católicos -que constituyen más del 90 por ciento de la población argentina- celebran la Fiesta de la Anunciación, cuando Jesucristo fue concebido en el seno de María.
ACI

primera celebración oficial Día Nacer en ArgenLAse del Niño por25 de marzodel tina produjo el de 1999. El acto central se realizó en el Teatro Coliseo de Buenos Aires y congregó a representantes de la Iglesia Católica en el país e invitados especiales como el cardenal Bernard Law, arzobispo de Boston, Estados Unidos; Mons. Francisco Gil Hellín, secretario del Pontificio Consejo para la Familia del Vaticano y actual azrzobispo de Burgos; y Mons. Renato Martino, observador permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas. También estuvieron presentes representantes de las Iglesias ortodoxas y cristianas, así como líderes judíos y musulmanes. Poco antes de la fiesta, el presidente Menem escribió una carta a todos los presidentes de los países de América Latina, así como a los de España, Portugal y Filipinas, pidiéndoles seguir la iniciativa de declarar el 25 de marzo como Día del Niño por Nacer. El Papa Juan Pablo II, por su parte, envió una carta al presidente Menem en la que hizo votos “para que la celebración del Día del Niño por Nacer favorezca una opción positiva en favor de la vida y del desarrollo de una cultura orientada en este sentido, que asegure la promoción de la dignidad humana en todas las situaciones”.
Países donde se celebra

las clínicas de aborto clandestinas, reparten volantes defendiendo los derechos de los no nacidos y alertan a las mujeres sobre los graves daños psicológicos y físicos que el aborto les puede causar. Perú es, en este momento, el último país en haber instituido por ley la fiesta de la vida. El Congreso de la República Peruana declaró el 25 de marzo como “Día del Niño por Nacer”, tras un arduo esfuerzo de la asociación de defensa de la vida CEPROFARENA por recolectar las firmas necesarias para su legalización. La Iglesia Católica en México celebrará por sexto año consecutivo este 25 de marzo el “Día de la vida concebida en el seno materno”, instituido por los prelados también en el marco de la solemnidad del misterio de la Encarnación.
Europa

De los niños nacidos se acuerdan muchos.

Carlos Menem escribió a los presidentes de Latinoamérica, España, Portugal y Filipinas presentándoles el proyecto
1999 en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, la primera dama de Costa Rica, Lorena Clara de Rodríguez, anunció la celebración de un día por la vida del no nacido en Costa Rica. El entonces presidente costarricense, Miguel Ángel Rodríguez, proclamó el 27 de julio como Día Nacional de la Vida Antes de Nacer. En Nicaragua, el presidente de la República, Arnoldo Alemán, dictó el día 25 de enero de 2000 un decreto por el que declara el día 25 de marzo de cada año como el “Día del Niño por Nacer”. El primer magistrado nicaragüense fundamenta su resolución en que la Constitución Política de la República, en su artículo 23, declara que “el derecho a la vida es inviolable e inherente a la persona humana”. Luego añade que como “la vida humana necesita de cuidado y protección especiales, tanto antes como después del nacimiento”, el Estado nicaragüense reconoce “como una de

El Congreso de Guatemala, el 20 de mayo de 1999, declaró el día 25 de marzo como Día Nacional del Niño No Nacido. La declaración oficial señala que de esta manera se espera “promover una cultura de vida y de defensa de la vida desde el momento de su concepción”. En Chile, a partir de una campaña que contaba con el apoyo de miles de firmas y varios alcaldes, el 18 de mayo de 1999 la Cámara de Senadores aprobó por unanimidad un proyecto de acuerdo por el que se solicita al presidente de la República se sirva declarar el día 25 de marzo de cada año como el Día del Niño Concebido. En el marco del III Encuentro de Políticos y Legisladores de América, que se realizó del 3 al 5 de agosto de

¡Viven!
4

Especial

sus prioridades velar por el desarrollo integral de las personas por nacer”. Finalmente el decreto reconoce que “el derecho a la vida, inherente a cada uno de los habitantes de la Nación y del mundo, constituye el eje principal de los derechos humanos y, por tanto, merece de la decidida atención del Estado, sus instituciones y de toda la sociedad nicaragüense”. En República Dominicana fue aprobada, a comienzos del año 2001, la ley que instituye la celebración, considerando como “apropiado y necesario consignar un día al niño por nacer, con la finalidad de propiciar la reflexión sobre el importante papel que representa la mujer embarazada en el destino de la Humanidad, y el valor de la vida humana que porta en su seno”. En Brasil, se aprobó la iniciativa del diputado Severino Cavalcanti (PPB/PE), que reclama la fiesta para cada 25 de marzo. Actualmente, en El Salvador, Uruguay y España, grupos de defensa de la vida promueven campañas de recolección de firmas para lograr el reconocimiento de la fiesta. En Uruguay, cada 25 de marzo, ciudadanos -principalmente católicos- realizan marchas pacíficas de protesta contra

“Día del Niño No Nacido” es el nombre que la fecha recibe en Austria, según acordaron los grupos pro vida del del país alpino. En Eslovaquia, han sido varios los años en los que los grupos pro vida han enviado una carta al Consejo Nacional de la República Eslovaca solicitando que el 25 de marzo se declare como “Día del Niño Concebido”. En Cuba, la arquidiócesis de La Habana ha celebrado algunos años el “Día por la Vida” con un Rosario viviente, la entrega de premios del concurso de dibujo infantil por la vida y la celebración eucarística presidida por monseñor Salvador Riverón en la parroquia habanera de Nuestra Señora del Carmen. Finalmente, en Filipinas durante la misa por la fiesta de la Anunciación en Malacañang, la presidenta de Filipinas, Gloria Macapagal Arroyo, declaró oficialmente el 25 de marzo como el Día del No Nacido. En su declaración, Arroyo afirmó que la conmemoración de la visita del ángel Gabriel a María requiere dar una importancia especial a los bebés que mueren por causa de complicaciones durante el embarazo. En España, son numerosas las iniciativas que se ponen marcha el 25M, pero aún parece lejos el día en que un Gobierno institucionalice esa fecha tan ‘políticamente incorrecta’. La pregunta es: ¿por qué hay días para todos menos para ellos?

Fotolia

ALBA
Del 23 al 29 de marzo de 2007

En el año 2005 -último dato- se cometieron 91.664 abortos

España registra más de un millón de abortos desde 1985
Borja Mec

EL 5 deeljulio de 1985 seladespenalizaba aborto en España en determinados supuestos con Ley Orgánica 9/1985. Antes, una sentencia del Tribunal Constitucional dejaba desamparados a los no nacidos. Un empate entre los magistrados fue decidido por el voto de calidad del presidente del Tribunal, Manuel GarcíaPelayo. De esta forma, para los no nacidos quedaba sin efecto el artículo 15 de la Carta Magna: “Todos tienen derecho a la vida”. Desde entonces, en España, el aborto es un delito tipificado en el Código Penal, pero con una peculiaridad: no se castiga a quien lo comete en alguno de los tres casos contemplados en el Código Penal (si el embarazo supone un grave peligro para la salud o la vida de la mujer, si es probable que el feto nazca con graves taras físicas o psíquicas, o si el embarazo es fruto de una violación). Además, estas circunstancias han de estar certificadas.

En 1987 se notificaron 16.766 abortos desde 29 centros. En 1996 el total era de 51.002 abortos. Los últimos datos ofrecidos por el Ministerio de Sanidad corresponden al año 2005 y arroja la cifra de 91.664 abortos notificados desde 134 centros. Esta cifra supone un incremento del 7,6% respec-

to al año anterior. Según estos datos, se comete un aborto cada cinco minutos, lo que deja una cifra de 250 muertes diarias. La cifra de abortos registrados por el Ministerio de Sanidad desde su despenalización es de 1.021.027. En los últimos once años, los abortos por casos de violación nunca

han superado el 0,9% del total. Mientras que el supuesto de la salud de la madre nunca ha bajado del 96%. Estas cifras ponen al descubierto que los casos tan extremos que ‘justificaron’ la despenalización no eran una realidad que afectase a muchas mujeres.
Abortos con dos presidentes

¡Viven!
Sede del Tribunal Constitucional.

Especial

5

El número de abortos ha ido creciendo de forma exponencial y, según datos de la Subdirección General de Promoción de la Salud y Epidemiología recogidos por la revista Arbil, los abortos legales realizados en España durante el mandato de Felipe González desde el 5 de julio de 1985 -sanción real de la ley que despenalizaba los supuestoshasta el 5 de mayo de 1996 -toma de posesión de José María Aznar- fueron 359.624. Los abortos legales realizados durante la presidencia de José María Aznar desde el 6 de mayo de 1996 -primer día de gobiernohasta el 17 de abril de 2004 -toma de posesión de José Luis Rodríguez Zapatero- fueron 511.429.

Fotolia

ALBA
Del 23 al 29 de marzo de 2007

Practicó más de 60.000 abortos

Nathanson, la conversión del ‘rey del aborto’
Según Bernard Nathanson, el popular “rey del aborto”, su conversión al catolicismo resultaría inconcebible sin las plegarias que muchas personas elevaron a Dios pidiendo por él. “Estoy totalmente convencido de que sus oraciones fueron escuchadas por Él”, indicó emocionado Nathanson el día en que el arzobispo de Nueva York, el fallecido cardenal O’Connor, lo bautizó”.
Aciprensa

ROFESIONAL personalmente Bernard Nathanson duranPbuena parte de suyvidasiguiópasos de te los su padre. Estudió Medicina en la Universidad de McGill (Montreal), y en 1945 se enamoró de Ruth, una joven y guapa judía con quien hizo planes de matrimonio. La joven, sin embargo, quedó embarazada y cuando Bernard le escribió a su padre para consultarle la posibilidad de contraer matrimonio, éste le envió cinco billetes de 100 dólares junto con la recomendación de que eligiese entre abortar o ir a los Estados Unidos para casarse, poniendo en riesgo su brillante carrera como médico que le esperaba. Bernard puso su carrera por delante y convenció a Ruth de que abortase. No la acompañó a la intervención abortiva y Ruth volvió sola a casa, en un taxi, con una fuerte hemorragia, estando a punto de perder la vida. Al recuperarse -casi milagrosamente-, ambos terminaron su relación. “Ése fue el primero de mis 75.000 encuentros con el aborto, me sirvió de excursión iniciadora al satánico mundo del aborto”, confesó el Dr. Nathanson.
Su carrera profesional

Arriba, Bernard Nathanson. Debajo el libro de su historia de abortos y conversión.

Después de graduarse, Bernard inició su residencia en un hospital judío. Después pasó al Hospital de Mujeres de Nueva York, donde sufrió personalmente la violencia del antisemitismo, y entró en contacto con el mundo del aborto clandestino. Para entonces ya había contraído matrimonio con una joven judía, tan superficial como él, según confesaría, con la cual permaneció unido cerca de cuatro años y medio. En esas circunstancias Nathanson conoció a Larry Lader, un médico a quien sólo le obsesionaba la idea de conseguir que la ley permitiese el aborto libre y barato. Para ello fundó, en 1969, la “Liga de Acción Nacional por el Derecho al Aborto”, una asociación que intentaba culpabilizar a la Iglesia de cada muerte que se producía en los abortos clandestinos. Pero fue en 1971 cuando Nathanson se involucró directamente en la práctica de abortos. Las primeras clínicas abortistas de Nueva York comenzaban a explotar el negocio de la

¡Viven!
6

Especial

muerte programada, y en muchos casos su personal carecía de licencia del Estado o de garantías mínimas de seguridad. Tal fue el caso de la dirigida por el Dr. Harvey. Las autoridades estaban a punto de cerrar esta clínica cuando alguien sugirió que Nathanson podría ocuparse de su dirección y funcionamiento. Por otra parte, Nathanson desarrollaba una intensa actividad, dictando conferencias, celebrando encuentros con políticos y gobernantes de todo el país, presionándoles para lograr que fuese ampliada la ley del aborto. “Estaba muy ocupado. Apenas veía a mi familia. Tenía un hijo de pocos años y una mujer, pero casi nunca estaba en casa. Lamento amargamente esos años, aunque sólo sea porque he fracasado en ver a mi hijo crecer. También era un paria en

la profesión médica. Se me conocía como ‘el rey del aborto’”, afirmó. Durante ese periodo, Nathanson realizó más de 60.000 abortos, pero a finales de 1972, agotado, dimitió de su cargo en la clínica. “He abortado a los hijos no nacidos de amigos, colegas, conocidos e incluso profesores. Llegué incluso a abortar a mi propio hijo”, lloró amargamente el médico, quien explicó que a la mitad de la década de los sesenta dejó encinta a una mujer que lo quería mucho. Ella quería seguir adelante con el embarazo, pero él se negó. “Puesto que yo era uno de los expertos en el tema, yo mismo realizaría el aborto, le expliqué. Y así lo hice”, precisó. Sin embargo, a partir de ese suceso las cosas empezaron a cambiar. Dejó la clínica abortista y pasó a ser jefe de obstetricia del Hospital de St. Luke’s. La nueva tecnología, el ultrasonido, hacía su aparición en el ámbito médico. El día en que Nathanson pudo observar el corazón del feto en los monitores electrónicos, comenzó a plantearse por vez primera “qué era lo que estábamos haciendo verdaderamente en la clínica”. Decidió reconocer su error. En la revista médica The New England Journal of Medicine, escribió un artículo sobre su experiencia con los ultrasonidos, reconociendo que en el feto existía vida humana. Incluía declaraciones como la siguiente: “El aborto debe verse como la interrupción de un proceso que de otro modo habría producido un ciudadano del mundo. Negar esta realidad es el más craso tipo de evasión moral”. Aquel artículo provocó una fuerte reacción. Nathanson y su familia recibieron incluso amenazas de muerte, pero la evidencia de que no podía continuar practicando abortos se impuso. Había llegado a la conclusión de que no había nunca razón alguna para abortar: el aborto es un crimen. Poco tiempo después, un nuevo experimento con los ultrasonidos sirvió de material para un documental que llenó de admiración y horror al mundo. Se titulaba El grito silencioso, y sucedió en 1984, cuando Nathanson le pidió a un amigo suyo -que practicaba quince o quizá veinte abortos al día- que colocase un aparato de ultrasonidos sobre la madre, grabando la intervención. “Lo hizo -explica Nathanson- y,

cuando vio las cintas conmigo, quedó tan afectado que ya nunca más volvió a realizar un aborto. Las cintas eran asombrosas, aunque no de muy buena calidad. Seleccioné la mejor y empecé a proyectarla en mis encuentros pro vida por todo el país”.
Regreso del hijo pródigo

Nathanson había abandonado su antigua profesión de ‘carnicero humano’, pero aún quedaba pendiente el camino de vuelta a Dios. Una primera ayuda le vino de su admirado profesor universitario, el psiquiatra Karl Stern. “Transmitía una serenidad y una seguridad indefinibles. Entonces yo no sabía que en 1943, tras largos años de meditación, lectura y estudio, se había convertido al catolicismo. Stern poseía un secreto que yo había buscado durante toda mi vida: el secreto de la paz de Cristo”.

ALBA
Del 23 al 29 de marzo de 2007

El movimiento pro vida le había proporcionado el primer testimonio vivo de la fe y el amor de Dios. En 1989 asistió a una acción de Operación Rescate en los alrededores de una clínica. El ambiente de los que allí se manifestaban pacíficamente en favor de la vida de los aún no nacidos le había conmovido: estaban serenos, contentos, cantaban, rezaban. Los mismos medios de comunicación que cubrían el suceso y los policías que vigilaban estaban asombrados de la actitud de esas personas. Nathanson quedó afectado “y, por primera vez en toda mi vida de adulto, empecé a considerar seriamente la noción de Dios, un Dios que había permitido que anduviera por todos los proverbiales circuitos del infierno, para enseñarme el camino de la redención y la misericordia a través de su gracia”. El espíritu que animaba aquella

manifestación pro vida enderezó su búsqueda. Empezó a conversar periódicamente con el padre John McCloskey; no le resultaba fácil creer, pero lo contrario, permanecer en el agnosticismo, llevaba al abismo. Progresivamente se descubría a sí mismo acompañado de alguien a quien importaban cada uno de los segundos de su existencia. “Ya no estoy solo. Mi destino ha sido dar vueltas por el mundo a la búsqueda de ese Uno sin el cual estoy condenado, pero al que ahora me agarro desesperadamente, intentando no soltarme del borde de su manto”. Finalmente, el 9 de diciembre de 1996, a las 7:30 de un lunes, solemnidad de la Inmaculada Concepción, en la cripta de la catedral de San Patricio de Nueva York, el Dr. Nathanson se convertía en hijo de Dios. Entraba a formar parte del Cuerpo

“No puedo decir lo agradecido que estoy con los que rezaron tozuda y amorosamente por mí durante los años en los que me proclamé ateo”
Místico de Cristo, su Iglesia. El cardenal John O’Connor le administró los sacramentos del Bautismo, Confirmación y Eucaristía. Un testigo expresa así ese momento: “Esta semana experimenté con una evidencia poderosa y fresca que el Salvador que nació hace 2.000 años en un establo continúa transformando el mundo. El pasado lunes fui invitado a un Bautismo. (...) Observé cómo Nathanson caminaba hacia el altar. ¡Qué momento! Al igual que en el primer siglo... Un judío converso caminando en las catacumbas para

¡Viven!
7

Especial

encontrar a Cristo. Y su madrina era Joan Andrews. Las ironías abundan. Joan es una de las más sobresalientes y conocidas defensoras del movimiento pro vida... La escena me quemaba por dentro, porque justo encima del cardenal O’Connor había una Cruz. Miré hacia la Cruz y me di cuenta de nuevo de que lo que el Evangelio enseña es la verdad: la victoria está en Cristo”. Las palabras de Bernard Nathanson al final de la ceremonia fueron escuetas y directas. “No puedo decir lo agradecido que estoy ni la deuda tan impagable que tengo con todos aquellos que han rezado por mí durante todos los años en los que me proclamaba públicamente ateo. Han rezado tozuda y amorosamente por mí. Estoy totalmente convencido de que sus oraciones han sido escuchadas. Lograron lágrimas para mis ojos”.

ALBA
Del 23 al 29 de marzo de 2007

El médico madrileño que inició el movimiento pro vida en España antes de la despenalización del aborto

Jesús Poveda: 50 años dando la vida
“Nací en el 57, una cosecha muy buena, que cumplimos ahora 50 años y esperamos cumplir otros tantos, porque se lleva mucho eso de vivir hasta los 100”. Son las primeras palabras del Dr. Jesús Poveda de Agustín, nacido en Madrid, donde da clases de Psiquiatría y dirige una consulta de psicopatología del adolescente. Se ha dejado media vida en el movimiento pro vida y dice que seguirá dando la otra media. Hasta los 100, hay Poveda para rato.
Jesús García

ABLAR del Dr. Jesús Poveda Hhablar deenProvida.al No cabe es la conversación torno movimiento sin que su nombre aparezca en algún momento. Para bien o para mal, genera amor y odio según en qué orilla del río de la vida te encuentres. Algún día tendrá monumentos a lo Schindler, pero antes le pedimos que cuente cuándo y cómo comenzó la aventura del activismo pro vida. -Cuando yo estaba estudiando Medicina, fue cuando me empecé a plantear el tema del movimiento pro vida, en torno al 82 o el 83. Recuerdo que parecía entonces algo como muy lejano, como que el aborto no terminaría de llegar a España, pero pronto nos dimos cuenta de que a lo mejor era uno de los precios que tenía que pagar España para entrar en la Comunidad Europea. Ha sido uno de los más penosos precios que ha pagado España en su historia. -Pero ¿qué marca el comienzo de este jaleo en el que se metió hace ya más de veinticinco años? -Estaba acabando Medicina y el jefe del Servicio de Ginecología me dejó que hiciese un legrado a una mujer que había tenido un aborto espontáneo. Realizar ese legrado fue un punto de inflexión. Ver en la bandeja los restos de un embrión que por las leyes de la Naturaleza no iba a vivir más y que, mientras tanto, se debatiera en el Congreso el que otros niños que sí que venían por las leyes naturales pudiesen no venir por las leyes humanas me desconcertó. Cuando vi aquello, quise gritar algo así como que alguien haga algo, pero miré a mi alrededor y nadie o muy pocos parecían dispuestos. Eso me llevó a plantearme que en la medida de mis posibilidades yo iba a dar voz a esos niños que todavía no han nacido. Desde entonces estoy en esta batalla. Es cierto aquello de que “el tema de pro vida es de por vida”, con muchos momentos dulces y algunos amargos. -Háblenos de los dulces. -A veces estás en el momento adecuado en el lugar adecuado y un niño que iba a morir en un abortorio, pues nace y vive, simplemente porque un día decidiste pasar por allí. En más de una ocasión me he encontrado con una chica que en su día atendimos porque pensaba abortar y la veo con su hijo. Eso es una gozada. Recuerdo ahora una frase del Talmud, que conocía antes de ver La lista de Schindler, que dice que “quien salva a un hombre salva a la Humanidad”, y

Arriba, el Dr. Poveda en los 80 y en los 90. Abajo, hace una semana. La vida sigue igual.

“Si un ecologista se juega la vida en salvar el huevo de un águila, es un héroe; un pro vida a la puerta de un abortorio es un fanático: algo falla”
pienso que aunque las cifras en torno al aborto siguen siendo terribles, cada caso en el que se ha podido ayudar a una mujer en un momento dado justifica muchos esfuerzos. Luego hay otra cosa, y es que muchas veces no sabes la cantidad de gente a la que estás llegando. Por ejemplo, me ha pasado atender a una mujer que finalmente llegó a abortar, pero años después te enteras de que se volvió a quedar embarazada y esa segunda vez ya no abortó. Así que, como esos de los que te enteras años después, habrá más de los que no te enteras nunca, pero forma parte de la vida misma y de este juego, pasando

¡Viven!
8

Especial

de un momento dulce a otro amargo en un segundo. -Es un mundo de fuertes contrastes. -La semana pasada atendí dos casos. Una de ellas finalmente abortó el viernes y la otra me invitó a merendar el sábado, para enseñarme las fotos de la ecografía de la niña que está esperando. Ésos son los contrastes que te ofrecen esta batalla, porque, al contrario de lo que mucha gente piensa, que vivimos en un país en paz, progresista, que respeta los derechos humanos, yo tengo la percepción de que estamos en guerra: quien no me crea que cuente los muertos. -¿Y hay malos en esta guerra? -Muy pocos, pero los hay. Recuerdo a uno de los que trabajan en un abortorio, que me dijo en una ocasión: “Poveda, a veces me llama la atención lo que soy capaz de hacer por dinero”. No sé para otros, pero para mí ése es un hombre malo. Pero lo que me da miedo no son tanto los

malos como el resto de la gente que en realidad sufre, en palabras de Julián Marías, “aburguesamiento social”, esa actitud de “qué le vamos a hacer, no está en nuestra mano, es un precio que tenemos que pagar por progresar”. -De todas las movilizaciones que ha organizado, ¿recuerda la primera? -Fue un encierro por la vida, pero un encierro a la japonesa: lejos de no ir a la Facultad, lo que hicimos fue encerrarnos toda una noche para estudiar más. Vimos vídeos, leímos documentos, nos formamos. Recuerdo cómo cuando le comenté al decano que nos íbamos a encerrar en la biblioteca toda una noche para estudiar sobre la vida, él dijo: “Como decano no te puedo autorizar, pero como ginecólogo me parece muy bien todo lo que hagáis en defensa de la vida”. -A los más jóvenes, nuestros mayores nos han contado que en los años 80 la oposición al aborto en la calle era mucho más visible que ahora, ¿es cierto? -Hubo un momento en el que había una oposición social muy fuerte. Llevábamos muy pocos años de democracia y muchos nos la creíamos. Pensábamos que si salíamos a la calle con cientos de miles de personas, con un grupo de cien ginecólogos y con juristas de máximo prestigio, iba a ser útil. Pero fueron años de auténtico rodillo socialista. El aborto fue una imposición estrictamente política. Con el paso del tiempo la tendencia ha sido centrar esfuerzos en ayuda directa más que en agitación y crítica al sistema. Ahora se ha conseguido un equilibrio. Las asociaciones tenemos más autonomía económica y funcional y podemos estar tanto haciendo el trabajo asistencial de miles de casos al año como esa función de denuncia. -Ahora están surgiendo más denuncias que nunca sobre los abortorios. -Esto me recuerda a lo que pasó con la mafia americana de los años 30, que de pronto detienen a Al Capone por no pagar a Hacienda. Sería llamativo que cerrasen un abortorio porque se han tirado a la basura unas facturas con datos personales de sus clientes y no se les ha dado importancia a los embriones y fetos que se han encontrado en la basura junto con esa documentación. -Llegaron los 90 y el movimiento se desinfló un poco. -Se pensó que con el Partido Popular iba a haber un cambio importante, pero el PP nunca hizo una apuesta firme. Tuvieron una visión tímida y tibia; yo creo que el problema del aborto en España se puede reo-

ALBA
Del 23 al 29 de marzo de 2007

rientar, como se ha hecho en Polonia, sin cambiar la ley, pero vigilando la aplicación de la ley. Pero no se hizo. -¿Por qué va a abortar una mujer? -Fundamentalmente recurren al aborto por tres razones: la primera de ellas es que muchas veces el camino hacia un abortorio es más conocido y más facilitado que el camino hacia los ginecólogos que respetan la vida. El segundo motivo es la soledad. Vivimos en una sociedad en la que todo va bien cuando todo va bien, pero una mujer se queda embarazada y es abandonada a su suerte con ‘su problema’. Se ven solas muchas veces. Un tercer aspecto es que se conozcan las alternativas al aborto. Hace falta más publicidad, más implicación de las administraciones en esa oferta de alternativas, como se hace en otros países de Europa. En este tema del aborto, nuestros vecinos europeos están un poco de vuelta, reconociendo la burrada que se ha hecho, pero en España todavía estamos en ese viaje de ida. No deja de ser paradójico que en España haya miles de personas esperando adoptar un niño y no exista una conexión con los abortorios o con las mujeres que se plantean abortar. -No siendo su faceta más importante, puede que la más llamativa sea la de organizar grandes manifestaciones... o pequeñas. De hecho, alguna vez se ha manifestado usted solo. -Sí, eso pasa alguna vez, sobre todo cuando las organizas mal. Era frente al Congreso de los Diputados. No hubo muy buena coordinación y cuando me presenté yo solo allí, había un despliegue policial espectacular, con seis furgones de agentes de Intervención Inmediata, repletos de ‘polis’ dispuestos a contener a la enfurecida turba de los fanáticos pro vida. Yo saqué mis folletos y los empecé a repartir entre los diputados, y como no estaban más que los ‘polis’, se los empecé a repartir a ellos. Entonces uno de los jefes me preguntó si estaba esperando a más gente. Yo contesté: “Sí, pero no van a venir”. Me preguntó entonces qué iba a hacer yo, y le dije: “Pues lo que tengo que hacer: manifestarme”. Así que el dispositivo policial se quedó controlando la manifestación de una persona. En un momento dado llegó el relevo, y el ‘poli’ que llegaba al mando le preguntó al que vigilaba: “¿Quién es ese tío?”. Y el agente le informó: “Es el doctor Poveda, un tío al que le encantan las manifestaciones”, y concluyó su informe con: “Si hace una huelga de hambre, eructa de felicidad”. Bromas aparte, y aunque la anécdota es cierta, es la única vez que me he manifestado yo solo. En otras ocasiones hemos sido apenas un puñado, otras miles, y en alguna ocasión cientos de miles. Lo importante es seguir en esa batalla. Para mí es tremendamente importante, también desde el punto de vista de lo que llamo ‘ecología humana’. Yo soy aficionado a la espeleología, al alpinismo, a la montaña, y me encanta la Natu-

raleza, pero me parece muy hipócrita que cuando se ve a un ecologista jugarse la vida por salvar el huevo de un águila, se vea en él a un héroe, y cuando se ve a un tío de pro vida cantando en la puerta de un abortorio, se vea un fanático. Eso me dice que algo falla en esta sociedad. -Algunas veces ese ímpetu por de-

fender la vida le ha llevado a comisaría, y no de visita precisamente. -Me han detenido algunas veces. Muchas, a decir verdad. Conozco varias comisarías de Madrid por este asunto. Un abogado me enseñó cuál es la estrecha línea que separa un delito de una falta. Y yo he faltado todo lo que he podido, pero nunca he de-

Batallas ganadas
“Hay batallas ganadas: una de ellas es que las clínicas abortistas son guetos, es decir, el negocio del aborto sigue siendo un negocio privado, con cierta implicación de algunas administraciones, pero privado al fin y al cabo. Otra victoria es que aunque haya muchos abortos, socialmente sigue habiendo rechazo al aborto, porque nadie dice “qué bien que me he quedado embarazada, por fin puedo abortar”, cosa que sí ha sucedido en otros países, donde el aborto forma parte de la red pública de Sanidad y donde la gente ha alardeado públicamente de haber abortado. Aquí no. El aborto es algo que se esconde y los abortorios siguen siendo guetos, los guetos del aborto, que como tales, se pueden explorar y cerrar; además, posiblemente, con un efecto dominó, ya que, en cuanto se investigue y se cierre uno de ellos, se pueden cerrar los demás por el simple hecho de que esta gente vea que hay riesgo en su capital, que no es rentable. A ellos sólo les interesa eso”.

¡Viven!
9

Especial

linquido. Sabiendo esto, me encanta visitar comisarías por este motivo. -¿Cuál es su vitamina para no quemarse de tanta manifestación, detención, tanto aborto, tanta muerte? -No hay mucho más truco que una cierta congruencia entre las maneras de pensar, vivir, sentir y actuar. Para mí este tema es un tema importante. Para entender que no me haya quemado, hay claves en lo humano: me he formado en la Medicina y en los paliativos, donde la línea entre la vida y la muerte es muy tenue. Sé que es una pérdida, cuál y cómo es ese proceso de morirse o de ver morir a un ser querido. Y para mí ha sido fundamental también un recurso sobrenatural. Yo tengo mis secretos sobrenaturales y los aplico. Creo que el hombre es un ser religiosamente trascendente, que aquí estamos sólo una temporada, tras la que vendrá “la gran temporada”. Mientras vivimos ésta pequeñita tenemos que utilizar las capacidades, porque yo creo que ya que Dios te da unas capacidades, pues utilízalas. Yo procuro utilizarlas. Es una buena manera de invertir en la vida, más que en el ladrillo o en la Bolsa. Esta visión sobrenatural me sirve para encajar el que Dios permita estas cosas, que Él sabrá por qué. Yo desde luego no las entiendo, pero Él sabrá. También me ha ayudado tener un gran sentido del humor y usarlo para hacerle quiebros a la razón: no tomarme demasiado en serio, aunque el tema sea muy serio. -Hablando de Dios y de no comprenderle, si pudiese hacerle cara a cara una pregunta, ¿cuál sería? -Cómo se puede adquirir un corazón misericordioso. Creo que eso, porque el tema del aborto pasa mucho por el corazón, por la misericordia. No es sólo un tema de razón o de acción, y la misericordia tiene mucho que ver con el corazón. -¿Y de ahora en adelante? -Seguir peleando la batalla a favor de la mujer embarazada y en la sensibilización de los políticos. Mire, en las ciudades puede haber muy buenas infraestructuras de telecomunicación, pero hay que aumentar las estructuras de la comunicación humana, y cada aborto es un fracaso de la sociedad. Algo ha pasado cuando la sociedad no sabe dar una alternativa a una vida que viene. Y luego, pues cosas muy concretas, como por ejemplo cerrar clínicas donde se hacen abortos, está muy bien, la verdad. -Muchas gracias por dar tanta vida. -No me dé las gracias. A mí me gusta mucho la filosofía, y reconozco que muchas veces el pensamiento débil es este ‘bondadosísmo’ que hay ahora que acepta todas las cosas como válidas, y hay cosas que no se deben aceptar. Esto es así de simple: hay cosas que están bien y cosas que están mal, y el aborto está mal. Yo prefiero las que están bien, y sé que a veces publicar estas cosas puede ser incorrecto y atrevido, pero me parece que está bien, así que le agradezco a ALBA esta entrevista.

ALBA
Del 23 al 29 de marzo de 2007

Ayuda a la mujer embarazada

ILP Red Madre: tu firma es su vida
El Foro Español de la Familia ha vuelto a salir a la calle. En esta ocasión para recoger firmas con el objetivo de que las comunidades autónomas apoyen la Red Madre, cuyo objetivo es ayudar a las mujeres embarazadas. En la gran mayoría de los casos, esos embarazos terminan en aborto porque no encuentran una mano que las ayude. Esta Iniciativa Legislativa Popular tendrá lugar en cada comunidad autónoma por separado.
ALBA

en se hayan do de un de abortos QUEmásEspañamillón en ejecutadesde su despenalización 1985 es una situación totalmente insostenible, además de una enorme injusticia social, tanto para el niño abortado como para la mujer, a la que una sociedad injusta no le ofrece alternativas para que pueda llevar adelante su embarazo, ejerciendo en libertad su derecho a la maternidad. Ante este panorama, el Foro Español de la Familia ha puesto en marcha el programa Red Madre, generando una red solidaria de apoyo a la mujer embarazada, para que pueda encontrar alternativas reales y positivas, y que la falta de recursos económicos, de trabajo o la situación de desamparo social y familiar no le impidan sacar a su hijo adelante. Para consolidar este programa, el Foro Español de la Familia está promoviendo 17 Iniciativas Legislativas Populares (ILP) en todas las comunidades autónomas por las que se propone a los parlamentos autonómicos la creación de una red solidaria de apoyo a la mujer embarazada, formada por los cientos de ONG que ya se dedican a esta labor, cuyo objetivo es conseguir que las administraciones públicas ofrezcan soluciones reales a

Cartel publicitario de la Red Madre.

¿Qué propone la ILP Red Madre?
1 Que toda mujer sea asesorada sobre cómo superar cualquier conflicto que se le presente en el embarazo. 2 Promover y apoyar centros de asistencia desde el Gobierno de cada comunidad autónoma. 3 Fomentar la prioridad de las embarazadas en el acceso a prestaciones y ayudas. 4 Especial atención a la embarazada adolescente: educación para la maternidad, apoyo psicológico, asistencia singular a centro escolar, etc. 5 Lograr la concesión por parte del Gobierno de cada comunidad autónoma de subvenciones y convenios a los centros que ofrezcan asesoramiento y ayuda a la mujer embarazada. 6 Garantizar el deber de los centros de información de guardar la debida confidencialidad. 7 Asegurar que los centros asistenciales y sanitarios de la comunidad autónoma informen de la existencia de una red de apoyo a la mujer embarazada. 8 Conseguir que el Gobierno de la comunidad autónoma elabore un Plan Integral de Apoyo a la Embarazada en el plazo de seis meses. 9 Promover que el Gobierno autonómico difunda un teléfono gratuito de acceso general que permita a cualquier embarazada conectar con la red de apoyo, así como la creación de una página web desde la que se facilite información. 10 Implicar a los ayuntamientos de la comunidad autónoma en la difusión de la existencia de la red de apoyo a la mujer embarazada. ■ Para ayudas y donativos, puede realizar su ingreso en la cuenta abierta para este fin en Caja Madrid: 2038 1101 75 6000963296.

Cada madre que se ve obligada a abortar es un fracaso de la Administración y de la sociedad por no haber sabido o querido ayudarla
los problemas que un embarazo pueda acarrear, especialmente en los casos de adolescentes e inmigrantes. Cada madre que se ve obligada sin querer hacerlo y sin alternativa posible- a abortar es un fracaso de la Administración y de la sociedad por no haber sabido o querido ayudarla. Con el programa Red Madre, el Foro de la Familia ofrece a todos la posibilidad de “hacer algo” para cambiar eficazmente esta trágica realidad social. Una simple firma puede hacer que esta iniciativa se haga realidad, y ayudar a salvar vidas.
Despertar conciencias

ciedad, poniendo en práctica algo que define la capacidad y la enorme fuerza que tienen las familias españolas: algo tan sencillo como hablar. Este hecho quedó demostrado cuando el Foro de la Familia logró recoger un millón y medio de firmas en la anterior ILP por el matrimonio. Ahora es el tiempo de enfocarlo al derecho a la vida y a la maternidad. Como recientemente decía Benigno Blanco, vicepresidente del Foro, esas firmas fueron un millón y medio de conversaciones cara a cara. Si somos capaces de volver a mantener un millón y medio de conversaciones en las calles sobre este tema, lograremos que el debate social sobre la injusticia del aborto vuelva a los medios de comunicación, y por ende, a la agenda de los políticos. Así se podrá ver que la presión sobre la mujer para que aborte, en muchas ocasiones, es descomunal, y muy pocos le ofrecen algo de ayuda a la que poder asirse.

Situación actual por comunidades autónomas
El plazo para recoger firmas ya ha comenzado en Andalucía, Aragón, Castilla y León, Madrid, Murcia y Navarra. Y en breve lo hará en el resto de comunidades. Para más información sobre cómo hacerse fedatario, dónde firmar o situación de la ILP en su comunidad autónoma, se puede consultar la web www.redmadre.es, www.forofamilia.org o bien llamar a los teléfonos 915152372 y 914132957, o acudir a las oficinas del Foro Español de la Familia, en la calle San Nazario, 12 – 2º D, de Madrid. www.redmadre.es. Teléfono de asistencia a la mujer embarazada: 902 188 988. Imagen de la recogida de firmas para la anterior ILP.

Pero la labor de las ILP no se queda ahí; se trata de despertar las conciencias de millones de españoles sobre un tema del que hoy no se habla, y que se ha convertido en la primera causa de mortalidad en España. Se trata, en definitiva, de cambiar la so-

¡Viven!
10

Especial

ALBA
Del 23 al 29 de marzo de 2007

Ambas instituciones ofrecen servicios a las jóvenes madres

Madrina y Vida: fundaciones que se desviven por la mujer embarazada
Las jóvenes se ven obligadas a abortar porque no encuentran tablas de salvación de gente que las ayude. Sin embargo, existen instituciones que tienden su mano para ayudar a las madres y evitarles el trauma del aborto. Los niños que salen adelante son su gran triunfo. Fundación Vida y Fundación Madrina son dos claros ejemplos.
ALBA

constituyó la Fundación Vida la idea de abordar EN 1999 secondel silencio’ en la sola imperante ‘ley ciedad española sobre la dramática realidad del aborto. “Esta ley no escrita consiste en que del aborto no se habla, simplemente se oculta. Si mencionas esta dramática realidad, siempre habrá alguien visceral que te intenta acallar mediante conductas histéricas”, afirma Manuel Cruz Moreno, director de la fundación desde sus inicios. Cruz ya tenía la experiencia de intervenciones en medios de comunicación, en las que reflejaban aspectos mencionados, pero al final un titular modificaba el sentido de lo expresado, para ofrecer una posición contraria. “Entendimos que el único modo para que no desfiguraran nuestro mensaje era insertar espacios publicitarios, evitando así la manipulación”, añade el director de Fundación Vida. De aquel empeño surgió el primer anuncio en radio, que encontró buena acogida en Radio Intereconomía, la Cope y Radio Nacional. Se difundieron también cuñas publicitarias en 48 radios locales, algunas de ellas en la cadena Ser. “Es preciso explicar a la sociedad que el aborto causa un grave sufrimiento para la madre y, por tanto, no lo queremos para ellas”, explica Manuel Cruz. La Fundación Vida quiere abordar la defensa de la vida y la protección de las mujeres ante el aborto comunicando sin herir, pero pensando siempre en el bien de ellas, que no es ocultar la verdad. Hay que avisarlas de lo que viene después del aborto. Los testimonios directos muestran bien a las claras la existencia del síndrome postaborto. Fundación Vida quiere recoger esa actitud ante la protección de la vida y para ello quiere divulgar en los medios la verdad de los hechos, romper esa ‘ley del silencio’, atraer voluntades, donativos y voluntariado. “Fruto de aquella primera aparición en los medios -añade Conchita González-Aller, presidenta de la fundación-, pudimos volcarnos en una actividad asistencial que hasta entonces no se estaba proveyendo a semejante escala y nivel de servicio: guarderías, bolsas de empleo, viviendas de acogida”. Tras una trayectoria de cinco años

Imagen de la página web www.fundacionmadrina.org. Debajo, algunos de los niños asistidos por Fundación Vida.

de actividad asistencial intensa y creciente, el pronóstico es el volver a abordar la realidad del aborto en los medios de comunicación de una forma más intensa para, de este modo, volver a causar una mayor intervención en asistencia.
Fundación Madrina

Fundación Vida: 91 523 32 64 y www.fundacionvida.net Fundación Madrina: 91 449 06 90 y www.fundacionmadrina.org
lograr que la mujer se sienta “libre y realizada en su feminidad y maternidad”, despejados los obstáculos sociales, económicos y culturales que, por diversas razones, se lo impidan. La fundación desarrolla un programa subdividido en tres proyectos. A) Proyecto Carla. Una vez conocida

Fundación Madrina es una entidad social dedicada a la asistencia de jóvenes y adolescentes embarazadas, sin recursos y en riesgo de exclusión social, violencia o abuso. La historia de la Fundación Madrina empezó en el año 2001 y desea

Para ayudar: Caja Madrid 20381816246000364851 Contacto: 607 929 758 fundacionvida@inves.es

¡Viven!
11

Especial

la situación de la joven y habiendo perfilado el diseño de la intervención, orientan a la joven sobre los recursos de los que dispone Fundación Madrina y ofrecen un contacto más personal y profundo. Consiste en un sistema que incluye línea telefónica 24 h y un servicio de primer contacto y asesoramiento por correo electrónico. B) Proyecto Lucía. b.1) Madrinas. Este servicio consiste en el asesoramiento de la joven embarazada mediante madres experimentadas y voluntarias que acompañan a la joven y les “enseñan a ser madres”. b.2) Hogar Madrina. Familias jóvenes. Consiste en proporcionar un ambiente y espacio familiar de acogida para la joven embarazada durante un periodo máximo de 18 meses (tiempo para que la joven pueda independizarse y mantenerse por sí misma). Abuelos por segunda vez. Este servicio se realiza a través de parejas maduras que acogen en su hogar a la joven embarazada y a su bebé durante 18 meses. C) Proyecto Sandra. Aporta a la madre los elementos necesarios para fomentar valores como la “autoestima” y “espíritu emprendedor y valiente”, que le permita asumir su situación desde una perspectiva positiva. Se pretende que la joven asuma su realidad, y se forme para adquirir un trabajo.

ALBA
Del 23 al 29 de marzo de 2007

Testimonio

“Estoy arrepentidísima de haber abortado”
María José Arregui, una joven madrileña de 25 años, cuenta su experiencia antes y después de abortar. Muchas jóvenes como ella se encuentran solas en los momentos de decisión. “Desearía contar mi historia para poder borrarla de mi mente. Hasta ahora no he podido ‘sacar de mi cabeza’ lo que me pasó hace casi siete años. Empecé a salir con un chico y al tercer mes de estar con él, me quedé embarazada. Fui a un centro de planificación familiar, y allí la doctora me ‘informó’, de una manera muy fría, de que estaba embarazada”, cuenta María José.
ARECÍA como si me estuviera Pno me contó un delito. La doctoacusando de ra qué podía hacer en esa situación. ¿Qué iba a hacer yo, una chica de 17 años, embarazada de un chico que no tenía ningún futuro? ¿Qué iba a hacer sola con un bebé? En ese momento se me vino el mundo encima: tras salir del centro comencé a llorar sin control, el miedo se apoderó de mi cuerpo. Cuando llegué a casa, se lo conté a mi hermana, que no lo hubiera imaginado nunca. Mi madre, sin embargo, lo adivinó sin yo decirle qué me pasaba: -Sabes que estoy contigo y te apoyo. Lo que tú decidas es cosa tuya, pero ten en cuenta que si sigues con el embarazo, lo vas a pasar muy mal. Nuestra situación económica es muy inestable -me recordó. Finalmente decidí abortar. Reconozco que no quería hacerlo, pero el miedo me venció. Cuando tomé la determinación, mi madre empezó a buscar entre las diversas ‘clínicas’, y eligió la Dator. Tres días después, me levanté a las nueve de la mañana y, sin desayunar, me dirigí a la ‘clínica’ abortista acompañada por mi madre. Me encontraba vacía y triste, además de sola, y eso que la tenía a mi lado... Llegamos a la ‘clínica’ y entramos a una sala llena de chicas con edades muy variadas. Me fijé en una de ellas: tendría la misma edad que yo, y estaba con su novio y su madre. Ella lloraba y lloraba, decía que no quería hacerlo, que quería a su bebé. Pero su madre le decía que no, que no iba a tenerlo. En ese momento me paré a pensar: por un momento me di cuenta de que lo que iba hacer era una locura, pero tenía que hacerlo. Mi novio estaba muy asustado, mucho más que yo, y se estaba alejando de mí. Creo que en realidad lo hice porque él quería que lo hiciese.
Trato frío

bien y a gusto con las respuestas. También porque he conseguido buenas amistades que me han ayudado a salir adelante en mis momentos más tristes, diciéndome cosas muy alegres llenas de optimismo, por lo que me he sentido mejor. Estaba deseando tener un hijo, pero mi actual pareja me decía que no quería de momento. Tenía ganas de poder darle todo el amor que no le di al que iba a tener. Es más, cuando me siento sola y triste, le escribo cartas pidiéndole perdón por lo que hice y le digo que el próximo que venga recibirá todo el amor del mundo. Me siento muy culpable y no sé cómo remediar este dolor que llevo por dentro desde hace siete años.
Recomendación

“Me hicieron pasar para hacerme una ecografía. Reconozco que no sé si lo soñé, pero sentí el latido del corazón de mi bebé”
dí que no tenía medios económicos para tenerlo. Me atendió de manera muy fría y fue poco comprensivo. Me hizo firmar un papel que ni siquiera leí por los nervios que tenía. Luego me hicieron esperar en la sala de nuevo, y vino a por mí una enfermera. Me llevó a un cuarto pequeño y muy frío, donde me quité la ropa y me puse la bata y los patucos. Recuerdo que sentí el suelo frío, y ese frío hizo que me pusiera aún más nerviosa... Por fin, pasé a la sala donde me practicarían el aborto. Me prepararon para la anestesia general, y de la operación no me enteré. Cuando me desperté, me llevaron a una habitación oscura con otra chica ecuatoriana, que me contó que ella no quería haber abortado a su bebé de cinco meses, que en realidad quería tenerlo. No pude seguir hablando con ella porque aún me duraba el efecto de la anestesia... Cuando llegué a mi casa, comencé a sentirme realmente mal. Me aca-

Me hicieron pasar para hacerme una ecografía. Reconozco que no sé si lo soñé, pero sentí el latido del corazón de mi bebé. Me dijeron que era una “gestación de dos meses y medio” y me hicieron pasar de nuevo a la sala de espera donde estaban las demás chicas. Después pasé a un psicólogo que me preguntó si alguien me obligaba a hacerlo y por qué lo hacía. Le respon-

¡Viven!
12

Especial

riciaba la barriga, pero me sentía vacía, mi bebé ya no estaba dentro de mí. Lloré y lloré arrepentida de lo que había hecho, pero nadie me lo devolvió. Ahora, cada vez que llega el final de cada mes, echo cuentas de los años que tendría mi hijo. Hoy cumpliría cinco años y ocho meses, y me llamaría “mamá”. Estaría correteando por toda la casa, haciendo de las suyas; me querría igual que mi sobrina quiere a mi hermana. Todo esto sigue afectando a mi vida. Desde que aborté, todo ha sido un infierno. Continué dos años más con el mismo chico del que me había quedado embarazada. No entiendo por qué, pero empezó a maltratarme y me volví una persona antisocial. Estoy arrepentidísima de haber abortado. Cuando veo un bebé por la calle, me saltan las lágrimas; cuando una amiga mía se queda embarazada, siento que las cosquillas de la envidia corretean por mi estómago... No sé, es algo inexplicable: sólo me entran ganas de llorar. Si hubiera alguna forma de poder olvidarlo... En junio de 2005 llamé a AVA por primera vez y empecé a escribir en el foro. Aunque al principio, cuando llamaba, me ponía nerviosa y colgaba, me han dado mucho ánimo. En el foro me he sentido realmente

Os digo que la que esté pensando en abortar por miedo a que su pareja le dé la espalda, que mejor sola que mal acompañada, que cuando nazca esa criaturita, será la mujer más feliz del mundo, y que del último en acordarse será de ese hombre cobarde. Espero que mis palabras sean de agrado para muchas, que piensen que la vida es muy bonita y que hay que animarse para seguir adelante. Quiero demostrar a muchas chicas de mi edad, incluso más jóvenes, que un hijo no es el fin del mundo, sino una vida nueva. Esté o no esté el padre, una va a ser feliz de tenerle ahí vivo y verle crecer, tienes a quien darle amor y también de quien recibir amor de verdad. He decidido escribir aquí una carta que escribí a mi bebé. Me tranquiliza mucho escribir a mi bebé, que está ‘allí arriba’. Hola mi bebito: Hoy estoy bien triste, te necesito a mi lado, tú serías el único que me querría de verdad, serías el único que me estaría buscando y diciéndome que me quieres. Mi bebé: ahora tendrías casi tres añitos, estarías precioso. Yo te estaría mimando como te lo mereces. ¿Sabes? Tu mami te quiere mucho, aunque no te diera la oportunidad de venir al mundo. Sé que no te di la oportunidad de ver la luz del sol y yo no me di la oportunidad de recibir tu cariño que para mí ahora es importante, pero ahora ya es demasiado tarde. Lo siento mi bebé, te quiero.

ALBA
Del 23 al 29 de marzo de 2007

La organización ha atendido ya a más de 3.000 personas

Asociación Víctimas del Aborto: la otra cara de la tragedia
“Después del aborto provocado de tu hijo, nos quita el sueño que te sientas desesperada y sola”. La Asociación de Víctimas del Aborto (www.vozvictimas.org) fue constituida en 2004 con el fin de ser voz y medios para mujeres o parejas que hayan sufrido un aborto provocado o estén en riesgo de someterse al mismo. Actualmente dispone de colaboradores para asistirles psicológica, médica y socialmente en casi toda España.
ALBA

mensaje es claro: “Si víctima de desinformación méELen tu aborto provocado,has sido dica falta de amparo institucional o presión social en tu embarazo, o conoces a mujeres que lo hayan sufrido, AVA te ofrece atención profesional psicológica, médica y legal”. AVA realiza una labor de divulgación continua sobre la realidad del aborto entre jóvenes, profesionales sanitarios, políticos y empresarios, contada por los propios padres y madres afectados. Miembros de AVA han estado presentes en la ONU y en congresos internacionales de derechos humanos. Por ello tiene más de 1.200 impactos en medios de comunicación desde su fundación, en más de 250 medios diferentes, entre los que constan intervenciones de madres y padres en televisión, radio, prensa escrita y digital. La amplia experiencia de AVA plasmada en el libro Yo aborté (Editorial Voz de Papel, 2005)- permite afirmar rotundamente que las mujeres que abortan no son un simple número para la estadística: son mujeres que han sufrido un grave trauma. Yo aborté es el primer libro publicado en España con testimonios reales de parejas marcadas por el dolor silenciado. Y es que cada madre que es abocada a un aborto provocado pierde de una forma violenta a un hijo. Sufre la muerte de un pa-

riente -un hijo- y nadie le da el pésame ni la consuela. Lo mismo acontece en el padre; y ese vacío también se extiende a los abuelos, hermanos, amigos, y a todas las personas implicadas en el aborto de ese hijo.
Presión

AVA reivindica que se explique a la madre toda la información conocida sobre el procedimiento y los efectos de un aborto
la interrupción “violenta” de ese embarazo no hace más que agravar las circunstancias. Con todo, las mujeres o parejas presionadas al aborto de sus hijos son también prioridad asistencial para AVA. Cristina Negro, presidenta de AVA, denuncia: “La mujer tiene derecho a conocer las graves consecuencias científicamente demostradas del aborto. El aborto nunca es salud”. El síndrome postaborto es una realidad médica y humana que

Por las embarazadas que diariamente contactan, AVA denuncia que éstas se sienten abocadas al aborto provocado desde diferentes ámbitos: familia, trabajo, amigos, médicos, etc. Tras la coacción consciente o inconsciente, acuden a la empresa de abortos pensando que es la solución a su soledad o abandono, a su pobreza o incapacidad material, a su inmadurez, a su violación... Tras el aborto, las miles de mujeres atendidas por AVA relatan que

¡Viven!
13

Especial

se constata a diario en AVA, pues ya son cerca de 3.000 casos atendidos. Se están llevando a cabo investigaciones y publicaciones científicas nacionales e internacionales- por psicólogos, médicos y psiquiatras que colaboran con nuestra asociación”. La lucha por la mujer y sus derechos es la bandera de AVA, pues reivindica que en el consentimiento informado del aborto provocado se incluya la explicación a la madre de toda la información conocida sobre el procedimiento y los efectos secundarios y adversos del mismo. Así lo exige la legislación vigente española (RD 2409/1986, Ley 41/2002 y Ley General de Sanidad) y se conoce, por miles de testimonios incontestables, que esto se incumple sistemáticamente.

ALBA
Del 23 al 29 de marzo de 2007

Luis Losada Pescador

Consecuencias del aborto aparecidas en prestigiosas publicaciones científicas

NA revisión de la literatura científica realizado por Sánchez Durán en la revista Jano en el año 2000 (número 1.349) resume las principales complicaciones de las que hay que informar a las mujeres en la interrupción voluntaria del embarazo de primer trimestre.Las complicaciones inmediatas son desgarros cervicales, perforación uterina, sangrado y persistencia de restos del embrión dentro del útero. Las complicaciones tardías son las adherencias o sinequias uterinas, las cicatrices e incompetencia cervical, que producen parto prematuro y riesgo de pérdida aumentada del siguiente hijo. Ésta es sólo una de las 21 referencias científicas de las consecuencias médicas del aborto provocado incluidas en el informe elaborado por el Comité Científico de la Asociación de Víctimas del Aborto. Además, según un estudio poblacional de casi 27.000 nacimientos en Filadelfia del Kuopio University Hospital, las madres con antecedentes de abortos provocados se asociaron con numerosos factores de riesgo para la maternidad. En concreto: desempleo, estado civil soltera, bajo nivel educa-

U

El aborto es claramente negativo para la mujer
Un informe elaborado por el Comité Científico de la Asociación de Víctimas del Aborto recoge 21 publicaciones científicas que revelan los graves riesgos físicos y psíquicos que el aborto provocado produce en la mujer. Desgarros cervicales, perforación uterina, complicaciones en posteriores embarazos, trastornos del sueño, disfunciones sexuales, depresión, ansiedad y estrés son sólo algunas

El aborto provocado aumenta los riesgos de alteraciones en el estado del ánimo enmarcadas en el síndrome postaborto, según un estudio de la University of North Carolina
cional, consumo de tabaco y alcohol, sobrepeso y enfermedades crónicas. Los hijos fueron más frecuentemente prematuros (OR, 1.19; 95% IC 1.01–1.41) en mujeres con un aborto provocado previo (7,3% versus 6,2%) y fueron de bajo peso (OR, 1.54; 95% IC 1.02–2.32) en mujeres con dos o más abortos provocados (7,0% versus 4,7%) (Annals of Epidemiology 2006,16(8):587-92). Además, el aborto provocado aumenta los riesgos de alteraciones en el estado del ánimo (depresión y autolesión), enmarcadas en el síndrome postaborto, según un estudio de la University of North Carolina, EEUU (Obstet Gynecol Survey 2003, 58:6779).
Síndrome postaborto

Y no sólo depresión, sino que con un 30% más de probabilidad que las que han llevado a cabo su embarazo no deseado, padecen un síndrome de estrés generalizado según un estudio de Jesse R. Cougle y colaboradores, publicado en Journal of Anxiety Disorders 2005, 19:137-142. Los efectos psicológicos incluso pueden prolongarse hasta cinco años después del aborto según un reciente estudio de A. N. Broen y col. de la Universidad de Oslo, en Noruega (BMC Med. 2005, 3:18). Broen describe los efectos de evitación, pesar,

¡Viven!
14

Especial

ALBA
Del 23 al 29 de marzo de 2007

angustia y ansiedad mayores en el caso de abortos provocados que en los espontáneos. Y más: el aborto provocado por malformación fetal tiene secuelas igual de graves que la pérdida de un hijo sano. En este supuesto, la interrupción voluntaria del embarazo causa aislamiento social y depresión según un estudio noruego y otro alemán del Klinik und Poliklinik für Psychiatrie und Psychotherapie (Ultrasound Obstet Gynecol. 1997, 9:80-85; Zentralbl Gynakol. 2001, 123:37-41). También se han descubierto alteraciones en las relaciones sexuales y en el deseo sexual de numerosas mujeres que abortaron voluntariamente. Así se señala en estudios de la Universidad de Ginebra, en Polonia y en China (Gynecol Obstet Invest. 2002, 53:48-53; Pieleg Polozna. 1988, 5:7-9 contd; European Journal of Obstet Gynecol Reprod Biology 2005). En la reciente investigación de la Universidad de China de Hong Kong, se ha detectado que aproximadamente un tercio de las mujeres del estudio que han abortado provocadamente sufre a corto plazo una inhibición y un deterioro en su deseo y placer sexual. Además, un 17% de mujeres se veían mucho menos atractivas tras la interrupción del embarazo. Por otra parte, el equipo de Priscilla K. Coleman del Human Development and Family Studies, de la Bowling Green State University, EEUU, ha demostrado que las mujeres con historia de un aborto, espontáneo o provocado, tenían un 99% más de probabilidad de ejercer abuso físico sobre sus hijos que las que no habían tenido abortos. Coleman añade que en caso de tratarse de varios abortos, el riesgo incrementado era del 189%. Cuando el aborto era provocado, las mujeres tenían un 144% de mayor riesgo de abuso físico sobre sus hijos (Acta Paediatrica 2005, 94). El equipo de Coleman también ha demostrado graves alteraciones en el sueño en la gran mayoría de las mujeres que han abortado. Estos trastornos eran especialmente graves en los 180 días posteriores al aborto y se reducía pasados tres años (Sleep, 2005). Además, este equipo investigador también encontró relación entre el aborto provocado y un alto riesgo de consumo de drogas de abuso de diversos tipos (British Journal of Health Psychology 2005, 10, 255–268). Este hallazgo no se presentaba en las mujeres cuyos abortos eran espontáneos.
Muerte

Gissler M, Berg C, Bouvier-Colle MH, Buekens P. Revista: American Journal of Obstetrics and Gynecology 2004, 190:422-427). Por otra parte, las mujeres sometidas a un aborto tuvieron un índice de mortalidad casi doble a las controles en los siguientes dos años, persistiendo el índice de muerte incrementado durante por lo menos ocho años. (autores: Reardon DC, Ney PG,

Scheuren F Cougle J, Coleman PK, , Strahan TW. Deaths associated with pregnancy outcome: a record linkage study of low income women. Revista: Southern Medical Journal 2002, 95:834-41). Por otra parte, según el Departamento de Ginecología y Obstetricia y Biología de la Reproducción de la Universidad de París (Rev Prat. 1995, 45:2361-9) detectó una mortalidad

de 1.1/100.000 mujeres que abortaron a las 12 semanas de gestación. Este grupo francés también concluyó que existe una perforación asociada al aborto provocado hasta un 1,2% de los casos.
Aborto por aspiración

La RU-486 y la muerte séptica
El Dr. R. Miech de la Brown Medical School de Rode Island (EEUU), descubrió en Annals of Pharmacotherapy 2005 la aparición de muertes sépticas en las usuarias de la RU-486 debido a que su mecanismo de acción favorece las infecciones por gérmenes especialmente peligrosos. La misma conclusión señalada por el equipo del Center for Disease Control and Prevention, Atlanta, EEUU (New England Journal of Medicine 2005, 353:2352-60).

Además, Washington University/Barnes-Jewish Hospital, St. Louis, Misuri, Estados Unidos (Obstet Gynecol. 2000, 96:828-30) detectó trombosis de la vena ovárica con presentación atípica tras la práctica del aborto. Y si esta práctica se produce por aspiración, produce un riesgo aumentado de pérdida del hijo en el siguiente embarazo, según el Shangai Institute of Planned Parenthood Research, China (International Journal of Epidemiology 2003, 32:449-54). También produce riesgo de placenta previa en el siguiente embarazo y parto prematuro, con posible aborto espontáneo: se presentó en tres mujeres con historia de aborto provocado frente a una que no había abortado (OR 2,9, 95% IC 1,0-8,5), resultados del Fred Hutchinson Cancer Research Center, Division of Public Health Sciences, Seattle, WA, EEUU (International Journal Gynaecol Obstet. 2003, 81:191-8).

Existe el síndrome postaborto. Los expertos parecen estar de acuerdo en que es más sencillo sacar al niño del útero que del pensamiento de la madre
No obstante, esto se había probado ya anteriormente en un estudio de la Universidad de Medicina de New Jersey con un OR de 1,7 (95% IC 1,02,9) (American Journal J Obstet Gynecol. 1997, 177:1071-1078). Además, las mujeres con antecedente de aborto provocado tienen un riesgo mayor de presentar un recién nacido altamente prematuro. Entre otras publicaciones, existe una revisión realizada por investigadores de Canadá y Chicago (B. Rooney y B. Calhoun), que muestra graves incrementos de riesgo tras un aborto provocado por aspiración frente a controles (OR desde 1.99 y mayores) (Journal of American Physicians and Surgeons 2003, 2; Bjog. 2005, 112:430-437). Éstos son algunos ejemplos de estudios científicos que demuestran las consecuencias de un aborto. A esto hay que unir el silencio y la depresión de cientos de miles de mujeres que no recibieron otras salidas o alternativas y fueron empujadas a cometer un aborto. Los expertos parecen estar de acuerdo que “es más fácil sacar al niño del útero de la madre que de su pensamiento”. Las consecuencias psicológicas son cada vez más reconocidas por todos los médicos y psicólogos, pero no llegan las ayudas públicas para tratar estos problemas.

El índice de muerte materna vinculado al aborto es 2,95 veces más elevado que el de embarazos que llegan al parto en la población de mujeres de Finlandia entre los 15 y los 49 años de edad según señala la investigación realizada en el Centro Nacional de Investigación y Desarrollo para el Bienestar y la Salud de Finlandia, que concluyó que el embarazo contribuye a la salud de las mujeres (autores:

Cáncer de mama: no demostrado
A pesar de que se ha publicado mucho sobre la relación entre el aborto provocado y el cáncer de mama, la literatura científica existente hasta la fecha no ha podido concluir que esa relación exista. Sin embargo, sí se puede afirmar que el retraso en el embarazo sí que tiene como consecuentemente una pérdida de la protección que aporta éste, con un riesgo neto mayor aumentado, según señala la investigación desarrollada por la University of North Carolina, EEUU (Lancet 2004, 363: 1007; Obstet Gynecol Survey 2003, 58:67-79. Review).

¡Viven!
15

Especial

ALBA
Del 23 al 29 de marzo de 2007

¡Actívate por la vida!
¿Quién dijo que éramos pocos? ¿Quién que no se puede hacer nada? El movimieto pro vida es uno de los más activos en cuanto a número de iniciativas. A diferencia de la imagen que se ha difundido durante años en diversos medios, los encuentros pro vida suelen ser una fuente inagotable de sonrisas y alegría, como se ve en las imágenes. El listado de abajo puede dar ideas sobre dónde ayudar. ¿Te apetece? Pues... ¡Actívate! Jesús García

Veladas 11-V
‘V’ de Vida y de Victoria, cada día 11 de mes a las 10:00 de la noche, frente a los abortorios más importantes de España. Un rato de silencio, oración y una vela en memoria y como protesta por los que mueren allí dentro. www.veladas11.org

fuga! ¡La
¡Vámonos de aquí!
Eso es lo que parecen decir estos dos ‘enanos’ que se fugan a la carrera del abortorio más grande de España. Tal vez se han asomado a sus puertas y se han dado cuenta de que cada día entran allí, en el seno de sus madres, más de veinte niños, pero que desgraciadamente no se pueden escapar. Es una buena razón para salir corriendo de allí si no mides más de medio metro.

Ayúdales porque ayudan
Pro vida en España

Jóvenes pro vida, una de las ‘marcas’ típicas del movimiento. Son conocidas sus fiestas y movilizaciones en defensa de la vida. Estas JP son de Portugal.

Saludo del Papa a los ‘pro vida’
“Con el compromiso por prevenir el aborto voluntario y con un apoyo atento a las mujeres y a las familias, colaboráis en escribir páginas de esperanza para el futuro de la Humanidad, proclamando de manera concreta el Evangelio de la vida”. Miércoles, 16 de noviembre de 2005

¡Viven!
16

Especial

Red Madre: red solidaria de apoyo a la mujer embarazada. www.redmadre.org Federación Española de Asociaciones Provida: ONG que promueve el respeto a toda vida humana desde la concepción hasta su extinción natural. www.provida.es Provida Valencia: asistencia y ayuda a mujeres embarazadas en la Comunidad Valenciana. www.provida.es/valencia Fundación Madrina: asistencia integral de jóvenes y adolescentes embarazadas, sin recursos y en riesgo de exclusión social, violencia o abuso. www.madrina.org Fundación Vida: asistencia a mujeres embarazadas con exclusión derivada de su embarazo. www.fundacionvida.net Embarazo Inesperado: enlaces a casas y centros de acogida de España. www.embarazoinesperado.es Asociación de Víctimas del Aborto: asociación feminista que desarrolla una intensa actividad mediática para mostrar la realidad humana del aborto provocado. www.vozvictimas.org ADEVIDA: asociación en defensa de la vida humana. www.adevida.org Unidos por la Vida: asociación de apoyo a la mujer embarazada. www.unidosporlavida.org Médicos por la Vida: Grupo pro vida de la Facultad de Medicina en la Universidad Autónoma de Madrid. www.medicosporlavida.org

Jóvenes Provida Barcelona: asociación de jóvenes de intervención en Cataluña. www.jovesprovidabcn.spaces.live.com Provida Sevilla: ayuda social positiva para la futura madre en Andalucía. www.provida-sevilla.com Provida Mairena: acogida y formación para jóvenes embarazadas desde Mairena de Alcor. www.providamairena.org Provida Alcalá: asistencia personalizada a la mujer sola, en situación de marginación, pobreza e inseguridad, con hijos menores a su cargo. www.provida.es/alcala
Provida en el mundo

Piénsalo en Línea: fantástica página en español dirigida a las mujeres que están considerando abortar, para que puedan escoger la vida. www.piensaloenlinea.com Vida Humana Internacional: la mayor asociación pro vida con presencia en América. www.vidahumana.org Rock for Life: excelente página de asociación de rockeros por la vida de Estados Unidos, con vídeos muy interesantes. www.rockforlife.org Just The Facts: un viaje didáctico desde el inicio de la vida hasta el nacimiento del bebé. www.justthefacts.org El No Nacido: uno de los mejores listados de enlaces y material pro vida existente en la red. www.elnonacido.info Jews for Life: organización creada para reflejar la perspectiva judía frente al aborto. www.jewsforlife.org