You are on page 1of 4

Extracto del libro EL AURUM

Con autorización del autor

Cuatro Características Generales de las Sensaciones Corporales.
Tono o sabor de la sensación: Se refiere a su cualidad sensorial intrínseca o particular. Calor, frio, hambre, sed, amor, odio, temor, alegría, tristeza, alegría, impaciencia, fascinación, cansancio, vigor, etc. La cualidad intrínseca de una sensación es análoga experienciar su “sabor” o a diferenciar el tono de algún color. Intensidad de la sensación: Se refiere a su nivel de actividad en un determinado momento. Algún tono o sabor de la sensación puede ser observada en alguna ubicación especifica en un nivel de actividad fuerte, medio, suave o ausente. La intensidad está relacionada con frecuencia a la que se mueve la energía (Ki, Qi, o Prana). La frecuencia de vibración de esta energía se manifiesta en sensaciones de hormigueo (como la neblina que sale de un atomizador o como chispitas), cosquilleo (como burbujas de champagne) presión ascendente (como en una inflamación o alergia en la piel), presión descendente (como en un dolor de estomago) y a su vez están combinadas con cambios de temperatura y fluctuaciones en su intensidad. Distribución Espacial: Distribución espacial General: Se refiere a la zona específica donde se ubica la sensación. Puede estar distribuida de manera uniforme en una zona específica. O bien sus efectos se pueden sentir en distintas zonas separadas, en tonos e intensidades diferentes. Distribución Espacial Local (detalles de su forma): Se refiere a su forma, tamaño, volumen, densidad,

como un bebe en una mecedora. Así la combinación de la cualidad. la intensidad y la distribución están cambiando momento a momento. Permite que sea como un suave masaje que te relaja y te tranquiliza. Cuando la sensación se manifiesta como una presión hacia afuera o hacia adentro del cuerpo. Si son sensaciones de dolor generalmente con la observación el dolor desaparecerá. . a la sensación agradable más satisfactoria y a la sensación neutra la hace más placentera. simplemente acéptala.Impermanencia: La cualidad. Cuando su movimiento es suave y ondulatorio: Ajústate a su ritmo. Cuando las sensaciones tienen una intensidad o frecuencia vibratoria alta su energía también es alta. si son agradables el placer aumentara y si son neutrales la paz se intensificara. ríndete a la sensación y obsérvala: mantente alerta a los cambios con que su fuerza hace presión en el cuerpo. Observa si esta aceptación eventualmente hace a la sensación desagradable más soportable. A continuación te presento algunas estrategias para observar la impermanencia de las sensaciones y utilizar sus cualidades para transformarlas en gozo. Si las sensaciones tienen una cualidad pacifica o ligera: Enfócate en esa paz o ligereza y trata de llevarla o extenderla a toda la conciencia. intensidad y distribución está variando momento a momento. ríndete a la emoción y déjate fascinar por su energía y rápido movimiento y puedes aprovechar esa energía clara y estable que atrae poderosamente la atención para observarlas y penetrar en su naturaleza. Los cambios en la frecuencia de vibración (analizada en el aspecto de la intensidad) son también manifestaciones perceptibles de la impermanencia. a su cadencia y déjate mecer al son de su movimiento. Cada sensación puede presentar diferentes aspectos de la impermanencia simultáneamente.

Cuando la sensación es muy estable y no puedes detectar fuerza de presión hacia afuera o hacia adentro del cuerpo: Envuelve la sensación con atención plena y ecuanimidad. Se consciente de los ojos. el momento presente de aceptación y de equilibrio. En esta práctica puedes permanecer en la postura de meditación sentado o bien recostarte. Agranda un cabello como si fuera el tronco de un árbol en un bosque de cabellos. Agradécele al bosque de cabellos el que te protejan de los rayos del sol.Cuando varían de intensidad ocasionalmente: Enfócate continuamente en el área para detectar cuando comience a cambiar. Siente como cosquillea en el la circulación se la sangre para nutrirlo como si fuera el agua que alimenta el césped. . Toma conciencia del cuero cabelludo. Observa el cabello. de los oídos del sistema olfativo y del paladar y agradeceles por ser las puertas que te permiten percibir y gozar la belleza el mundo externo. Practica de Agradecimiento consciente al cuerpo. Observa ahora a las células del cerebro y toma conciencia de que son la computadora más poderosa y maravillosa que se haya inventado y que sea el centro operativo y de comunicaciones que mantiene al cuerpo en perfecto funcionamiento. Cierra los ojos y realiza una inspiración profunda. Observa si entre cada cambio puedes detectar alguna sensación de paz y descanso. Penetra asi en el momento sin tiempo. Repite mentalmente: “Al inspirar soy consciente de todo el cuerpo” “Al exhalar relajo todo el cuerpo”. Diles que ellos son la corona del cuerpo.

Agradece al sistema sanguíneo por ser el medio que nutre.” . Visualiza la gota de cristal que irradia amor divino hacia todo el cuerpo y purifica las emociones y pensamientos. alaba y agradece con mucho amor el trabajo de aquellos órganos de los que generalmente nos olvidamos como el páncreas. De sentirnos “algo” separado y diferente del cuerpo. Reconoce y agradece la eficiencia con que opera el estómago como el mas sofisticado laboratorio jamás inventado. la vesícula biliar.Agradécele a toda la piel por cuidarte de las inclemencias del tiempo. desarrollarte. la temperatura del mundo. los riñones. el hígado. Toma una respiración profunda mientras interiorizas este agradecimiento. de permitirte sentir las texturas. el colon y el intestino delgado. El agradecimiento para y desde el cuerpo también es una manera de romper la dualidad. Dirígete al corazón y dile que respetas el gran trabajo y esfuerzo que hace. de recibir a traves de ella caricias de afecto y cariño de los que te quieren. repara. los pulmones. Abre los ojos lentamente y tomate unos minutos para vivir la vida recordando vivirla desde la perspectiva del cuerpo. limpia y vivifica a todo el cuerpo. gozar y aprender de la vida. Y desde allí agradece a todo el cuerpo en su conjunto por permitirte crecer. Reconoce. Reconoce y agradece la fundamental labor que realiza el sistema evacuatorio. que digiere los alimentos y nutre a todo el cuerpo. el bazo. Reúne a los glóbulos blancos y rojos y diles que su trabajo es vital para todo el cuerpo. “Que todos los eres sintientes disfruten del mejor estado del cuerpo.