You are on page 1of 4

ORIENTACIONES PARA LA RESOLUCIÓN DE CASOS PRÁCTICOS DE DERECHO PROCESAL ¿Cómo se soluciona un caso práctico?

Un caso práctico no es un problema de laboratorio, sino que se trata de la expresión de un conflicto que puede suceder -o que incluso ha sucedido- en la vida real de un sujeto o de una Administración. No existen fórmulas únicas para dar respuesta a los conflictos sociales, jurídicos o económicos, de modo que se precisa un tanto de visión estratégica, creatividad y capacidad de síntesis para recordar las instituciones jurídicas, manejar adecuadamente la normativa que les resulta aplicable y ofrecer la mejor solución posible en términos de legalidad, eficacia, eficiencia, justicia y razonabilidad. Se ofrecen a continuación unas pautas útiles para la resolución de los casos: I.Leer detenidamente el caso práctico, es decir, LOS HECHOS, el SUPUESTO DE HECHO. Hay que empezar por plantearse y contestar algunas preguntas orientativas, como: "¿qué conflicto y soluciones –de entre las posibles- se da en el caso?","¿qué sujetos intervienen en el caso?", "¿quines son competentes para actuar'?", "¿qué intereses o "partes enfrentadas" aparecen?", etc. La lectura comprensiva nos ha de llevar a ENTENDER bien el supuesto de hecho, señalando los términos y palabras que susciten interés. Si hay algún concepto o palabra cuyo significado se desconoce, hay que repasar y estudiar la teoría correspondiente. II.Identificar LOS BLOQUES MATERIALES QUE APARECEN EN EL SUPUESTO DE HECHO, o sea, "localizar" el contenido del caso práctico en alguna de las grandes materias del Derecho Procesal: por ejemplo, si es un caso "conflictos", o de "jurisdicción", "de arbitraje", "de contratos" o de "tipos de procedimientos", ... aunque normalmente los casos prácticos (sobre todo conforme va avanzando el curso) abordan diversas materias y temas. Por norma general, siempre aparecen una o dos materias principales en el caso, y otras derivadas o conexas: hay que jerarquizarlas. Para todo ello, es necesario haber estudiado la teoría, o saber acudir a los materiales que pueden facilitar su estudio puntual con el fin de resolver el caso. III.Detectar y SELECCIONAR LA NORMATIVA QUE RESULTA APLICABLE a las materias contempladas en el supuesto práctico, aun a pesar de que las cuestiones planteadas no se refieran luego a tales materias: ello ayuda a descartar normativa no aplicable, centrar la visión en los problemas y anticipar las tareas de preparación de la solución del caso. Los textos legales han de estar trabajados y los principales preceptos subrayados, ello es indicativo del estudio basado en las normas, en el conocimiento directo de las mismas. Hay que conocer además los principios de articulación del Ordenamiento jurídico, con el fin de priorizar la aplicación de la legislación básica estatal, si la hay; aplicar la normativa autonómica que proceda y además no confundir las diferentes fuentes (leyes, reglamentos) a la hora de establecer preferencias por los criterios ofrecidos por unas u otras).

-la que le parezca más coherente. En otras palabras: existe un razonamiento jurídico. centrando toda la argumentación en la misma. el alumno será capaz de ir planteando preguntas o cuestiones alternativas. es habitual que el caso práctico suscite al alumno otras preguntas o dudas que no se hayan planteado. Hay que respetar algunas formalidades. etc. . por ejemplo evitar la transcripción de los preceptos que se van a citar (salvo que sea absolutamente necesario. Ahora bien. capacidad de argumentación jurídica y de expresión jurídica especializada. jurisprudencial y doctrinal) y unas conclusiones con las posibles soluciones o propuestas. No hay ninguna forma o procedimiento único para redactar un informe o dictamen jurídico. de hecho. poco a poco. Se recomienda al alumno que haga el esfuerzo de situarse siempre en los dos "bandos" y encuentre todos los argumentos posibles (por ejemplo en defensa de la Administración y en defensa del ciudadano) para resolver los casos. un análisis de los conflictos jurídicos que se plantean (incluido análisis legislativo. pensadas para orientar al alumno en la resolución del supuesto. V.Resulta muy recomendable que el alumno se esfuerce en ESCRIBIR el caso práctico como si elaborara un DICTAMEN O INFORME. mejor o peor fundado en Derecho. el Dictamen consta de una exposición de los antecedentes fácticos o de hecho.tratar cuestiones que quizás no se hayan abordado todavía. pues éstos suelen -inevitablemente. Suelen terminar con una declaración formal ("Este es mi Dictamen. que someto a cualquier otro mejor fundado en Derecho") que. o la que se le exija en el caso-. aunque finalmente deberá decantarse por una línea. indicar la abreviatura de la norma con su fórmula completa la primera vez que se cita. como si fuera un abogado o un perito que informa a un cliente sobre el conflicto o problema jurídico que plantea. no obstante. en los casos reales aparecen siempre dos o más partes enfrentadas (por ejemplo. como estas preguntas son meramente orientativas. tampoco es esencial. Es normal que al principio le cueste enfrentarse a los casos prácticos. de forma que las conclusiones que se propongan tengan una base jurídica. Lo importante es que el dictamen o informe sea claro y que esté correctamente razonado. Es necesario escribir concisa y precisamente lo que se quiere responder con calidad en las respuestas en términos de síntesis. así como la no comisión de errores graves (tales como el empleo de normativa no aplicable o la confusión de conceptos).IV. Normalmente. para cada posición o interés enfrentado.Sólo tras haber realizado estas operaciones previas acudiremos a las PREGUNTASGUlA incluidas en el caso práctico. Hay que leer despacio las preguntas orientativas para saber EXACTAMENTE LO QUE SE PREGUNTA. se supone que el lector los conoce o puede acceder a ellos). el Ayuntamiento que pone una multa y el ciudadano que no quiere pagarla). Un caso práctico siempre es susceptible de distintas interpretaciones y.

Sentencias de 10 de noviembre de 1986 (Sala Contencioso-Administrativo). ya que el objeto de éste era la averiguación de posibles responsabilidades dimanantes de la muerte y las lesiones resultantes del accidente. de 4 de agosto. entre otras. así como la falta de puntos de anclaje para los cinturones de seguridad de aquéllos. por unos mismos hechos. es el llamado «non bis in idem». propio de un Estado de Derecho. Sentencia 77/1983. mientras que el objeto del procedimiento administrativo se extendía únicamente a la responsabilidad por falta de medidas de seguridad. La elaboración del principio non bis in idem. indicando que el procedimiento administrativo. por los hechos que motivaron el acta. un principio sancionador básico. CUESTIÓN Examínese la procedencia o improcedencia de la resolución administrativa confirmando el acta de infracción. hechos y fundamentos. no examinándose los resultados del accidente. de 14 de mayo y en el artículo 133 de la Ley 30/1992. ya que. entre otras. Omisiones que motivaron la caída de varios tablones de la plataforma y de los trabajadores situados en ella. Tribunal Supremo. y en el artículo 5 del Real Decreto 928/1998. Acta de infracción notificada a la empresa y frente a la cual ésta formuló alegaciones.3 . indicando la existencia de una causa penal. la doctrina del Tribunal Constitucional lo ha considerado parte de las garantías del artículo 25 de la Constitución y aplicable al procedimiento administrativo sancionador (2). de 3 de octubre. de 4 de agosto. penal y administrativa. En resolución de la Autoridad Laboral de la Comunidad Autónoma. 29 de julio de 1989 (Sala Social) y 18 de octubre de 1987 (Sala Contencioso-Administrativo). objeto y causa material de acciones o razón de pedir (SALVADOR DEL REY). SOLUCIÓN Es reiteradísima la jurisprudencia del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo que considera que los principios inspiradores del orden penal son aplicables al procedimiento administrativo sancionador. es diverso al procedimiento penal. (1) Tribunal Constitucional. es decir. que imposibilita una doble sanción. una elevación de su rango. debido a la inexistencia de techos para el arriostramiento del último tubo de los que servían de soporte a una plataforma de construcción en la que estaban unos trabajadores. con el resultado de la muerte de uno de ellos y lesiones para otros tres. (2) Tribunal Constitucional.Ejemplo: SANCIÓN PENAL Y ADMINISTRATIVA. El principio non bis in idem pretende impedir una doble sanción penal y administrativa. La cuestión consiste en examinar si la sanción penal y administrativa del supuesto enunciado vulneraría el principio recogido en el artículo 3 del Real Decreto Legislativo 5/2000. Pues bien. aunque este principio no se proclame expresamente en el texto constitucional. con ciertas matizaciones (1). de 26 de noviembre. Sentencia de 8 de junio de 1981. y en el artículo 10. sujetos. 30 de marzo de 1987 (Sala Social). en el artículo 5 del Real Decreto 928/1998. de 14 de mayo. suponiendo la aprobación de ésta. imponiéndose la sanción propuesta. que se recoge en el artículo 3 del Real Decreto Legislativo 5/2000. iniciado con el acta de infracción. cuando se dé una identidad de sujetos. entre otras. «NON BIS IN IDEM» PLANTEAMIENTO La Inspección de Trabajo y Seguridad Social promovió acta de infracción en materia de seguridad e higiene a la empresa «CLK» por no disponer de las pertinentes medidas de seguridad. es obra de la jurisprudencia penal anterior a la Constitución Española. se confirmó el acta de infracción.

en el caso de que lo produzca. pero que. El elemento culpa. Para el Tribunal Supremo el respeto a ese principio constitucional. La infracción de esas normas de seguridad desde la perspectiva penal. diciendo que el objeto del proceso penal es la responsabilidad por muerte y lesiones. no siendo algo diferente. al margen del resultado. ya que la conducta penal es imputable a una persona física-encargada o representante de la empresa. en el elemento constitutivo de la culpa. En ese sentido. una misma conducta doblemente. como si lo sancionado en el primer proceso fuese un resultado. se ha infringido el principio constitucional non bis in idem. se sanciona a personas distintas. (3) Sentencia del Tribunal Supremo. Por el contrario. deviniendo esa infracción de la normativa de seguridad. y como por lo demás. concluye el Tribunal Supremo. por exigencias de la definición de delitos y faltas del artículo 10 del Código Penal. cuando el mismo hecho-delito contra la vida y derechos de los trabajadores en el orden penal. requería que la autoridad administrativa. se considera que no se vulnera el principio non bis in ídem. mientras que la sanción administrativa se impone a la persona jurídica -sociedad mercantil (3). que en casos como el analizado. como el penal. hubiese paralizado su actuación en espera de la resolución penal. En consecuencia. al estar actuando la justicia penal. que puede producir o no un determinado resultado. de 4 de agosto. sino que en un derecho de estructura culpabilista. El supuesto enunciado fue resuelto por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo. el hecho constitutivo de la infracción administrativa se identifica con el hecho constitutivo de la culpa penal. no concurriendo la identidad de sujetos. como establece el artículo 3 del Real Decreto Legislativo 5/2000. imprescindible para la infracción penal. éste no se desvincula de la conducta que lo produce. de 14 de noviembre. indica el Tribunal Supremo. . con lo cual la autoridad laboral debería haber suspendido el procedimiento administrativo hasta la existencia de sentencia penal firme. Para el Tribunal Supremo no es exacto que en el proceso penal se sancione un resultado. y el de las sanciones administrativas la responsabilidad por falta de medidas de seguridad. donde se indica que no cabe simplificar el supuesto enunciado. e infracción administrativa en materia de seguridad e higiene-. se inserta en la estructura de la infracción penal.de la Ley 42/1997. lo constituye en las infracciones culposas la omisión de la diligencia debida. lo que se sanciona es una conducta humana. y en las segundas la infracción de un precepto. en Sentencia de 28 de octubre de 1991. ha venido proclamando el propio Tribunal Supremo en las Sentencias de 20 de enero de 1987 y 24 de enero de 1989. o al poder serlo. Sala de lo Contencioso-Administrativo de 15 de octubre de 2008. dirá el Tribunal Supremo. persona jurídica-. al ser sancionada. tiene lugar con la inobservación de las normas de seguridad e higiene en el trabajo.