You are on page 1of 2

CORROSIÓN BACTERIANA EN METALES BACTERIAL CORROSION IN METALS Bacterias aeróbicas y anaeróbicas son responsables de la corrosión de origen biológica que

afectan elementos de uso urbano e industrial. Las bacterias de la corrosión actúan en cualquier parte que haya Fe, Mn, SO42- o derivados azufrados en presencia del agua, dentro o fuera de las tuberías o bien al aire libre en los depósitos, sin importar que el agua sea dulce o salada. Algunas bacterias se encuentran ampliamente distribuidas en el suelo, agua y aire, pero también se les encuentra en medios específicos como ocurre con diversas especies de Gallionella y Thiotrix que sólo de desarrollan en agua de mar. Estas bacterias no provocan directamente la corrosión, pero sí la aceleran porque inciden en la cinética del mecanismo de reacción. Además contribuyen a la formación de Iodos y depósitos que pueden llegar a obstruir por completo las tuberías; las hay aerobias y anaerobias. ANTECEDENTES Es más escasa esta información en ambientes marinos, entre los cuales sólo se menciona el trabajo de Shtevneva et al. (1971) titulado "Bacterial overgrowth as a factor in metal corrosion in sea water" De éstas, las ferrobacterias obtienen la energía necesaria para su síntesis a partir de la transformación de las sales ferrosas en férricas, por lo que tuberías con metal ferro so que estén desprotegidas y en contacto con el agua son atacadas, formándose hidróxido ferroso que rápidamente se transforma en hidróxido y carbonato férrico por el O2 y CO2 disueltos; generalmente el proceso se detiene ahí. FACTORES QUE INFLUYEN EN LA CORROSIÓN BACTERIANA. La estructura, las alteraciones de la superficie, por mínimas que sean, o el deterioro mecánico del metal son factores que permiten el inicio de la corrosión, la que una vez iniciada continúa con la acción que desempeñan las bacterias. MECANISMO DE CORROSIÓN Se fundamenta en la teoría electrónica, que explica y satisface la mayor parte de los procesos de corrosión. El ataque corrosivo se inicia por diferencia de potencial entre los puntos en los cuales el metal presenta imperfecciones, produciéndose el paso de corriente a través del electrólito que se encuentra entre esas partes del metal. Se forman pequeños elementos primarios. En el ánodo, las ferrobacterias obtienen su energía de la transformación de sales ferrosas en férricas, formando aceleradamente la herrumbre, con lo cual se rompe en forma continua el equilibrio por despolarización anódica y catódica simultáneamente. Este proceso produce la disolución continua del metal llegando a perforarlo.

. pero las reacciones provocadas por las sulfatobacterias no intervienen directamente en el proceso de corrosión. aunque sí modifican el medio ambiente. se puede pensar que. De lo anterior. El esquema presenta las reacciones debidas a las ferrobacterias y a las bacterias sulfatoreductoras. estos procesos deben ser cinéticamente más rápidos.En el cátodo se produce despolarización por la movilización del hidrógeno que hacen las bacterias sulfato reductoras. por el contenido iónico y de materia orgánica en agua de mar. provocándose una mayor acción corrosiva sobre metales en estos ambientes acuáticos.