Breve descripción del liberalismo

Eduardo Cuenca Echevarría

INTRODUCCIÓN

La intención de este trabajo es elaborar una breve descripción del modo como el liberalismo se ha ido conformando a lo largo de la historia; de establecer sus características esenciales tal y como se muestran hoy en día en los sistemas políticos imperantes en gran parte del mundo, y de hacer un recorrido por el pensamiento de algunos teóricos que han mostrado su discordancia con este sistema político. De este modo dispondremos de una panorámica desde la cual se puedan mostrar vías hacia las que puede derivar el liberalismo. A partir del análisis de la legitimidad de los diferentes elementos del liberalismo, podremos indicar qué caminos podrían seguirse para mejorar el sistema y qué otros llevarían a su degeneración. Asimismo se planteará la cuestión de si un cambio radical sería la única manera de solucionar las contradicciones liberales, y también la cuestión de la pluralidad, es decir, si existen diferentes
1

sistemas económico-políticos legítimos y capaces de conseguir la felicidad y realización de los individuos habitantes en esos regímenes.

El Estado liberal según lo concebimos hoy en día está asociado a un Estado social y democrático de derecho, como afirma nuestra Constitución, en el que la libertad de mercado, atenuada por un control del Estado sobre determinadas actuaciones dentro de éste (de ahí que el Estado se autodenomine social) determina las relaciones económicas. La constitución de ésta forma política se ha venido fraguando a lo largo de los siglos, pero comienza a tomar una forma más identificable a partir del siglo XVIII. La ilustración escocesa, y posteriormente el utilitarismo inglés partiendo de los conceptos establecidos por filósofos como Hobbes y Locke- pusieron las bases teóricas de lo que hoy llamamos Estado liberal. El liberalismo ha pretendido que el mejor modo de articular una sociedad es aquel en que se permite que cada uno de sus individuos busque su propia felicidad sin tener que preocuparse por los demás, sin tener que seguir ningún dogma religioso, buscando en sí mismos el modo de alcanzar su autorrealización. Para ello es necesario en primer lugar abolir los antiguos privilegios de unas clases sociales sobre otras, eliminar la autoridad eclesiástica en asuntos públicos y dotar a las personas de
2

como ha sido puesto de manifiesto en diversas ocasiones.medios para poder conseguir esa autorrealización.en el pueblo. de este modo se producirá un equilibrio entre oferta y demanda que será óptimo para la realización de los individuos. sino teóricamente. alcanzándose cotas de enriquecimiento inéditas hasta el momento. El sistema de establecimiento del marco legal será democrático de modo que la soberanía ya no residirá en el monarca o en alguna oligarquía. Con todo. La puesta en práctica de estos principios estuvo viciada desde el principio por una situación de partida de enorme desigualdad entre los diferentes miembros de la sociedad. El mejor modo de interferir lo menos posible en la vida de las personas es establecer un sistema de libre mercado en el que los actores puedan realizar sus transacciones buscando su propio interés. Las luchas obreras. ciertamente también se consiguieron enormes avances en el desarrollo de la ciencia y de la industria. con el tiempo permitieron el mejoramiento en las condiciones de vida de las 3 . De hecho. el liberalismo que en su concepción tenía una vocación utópica llegó a convertirse durante la Revolución Industrial en uno de los sistemas políticos más despiadados de la historia de la Humanidad. y de la sociedad en su conjunto.

Nos encontramos por tanto con un sistema. el liberal. que ha conseguido enormes avances en el desarrollo de la ciencia y de la técnica.clases más desfavorecidas. educación…). por la desvertebración social y alienación que produce en los países industrializados. el capitalismo está demostrando ser inviable (por sus crisis cíclicas. Críticos del liberalismo sostienen que a pesar del desplome del bloque comunista. por el deterioro del medio ambiente. tras la caída del bloque soviético. irían adoptando este sistema. antes o después. por la necesidad de los países ricos de tener sojuzgados y prácticamente sometidos a la esclavitud a los países del llamado Tercer mundo. llegándose en las últimas décadas al establecimiento del denominado estado del bienestar. y que ha logrado que en los países más avanzados se haya universalizado el acceso a unos servicios sociales mínimos (sanidad. Desde otra perspectiva se sostiene que realmente lo que va a ocurrir es que el mundo se va a dividir en varios bloques cada uno de los cuales va a estar identificado por su identidad cultural y religiosa más que por el sistema económico o político adoptado. todos los países. Esta situación ha hecho pensar que. que está amenazando la propia supervivencia de la especie humana y por tantas 4 .

en el que no exista la injusticia. Está bien claro que muchas de las opiniones que se expresan son claramente tendenciosas. Probablemente hoy en día a todos nos ocurre esto en mayor o menor medida. si buscamos a ese espectador nos vamos a dar cuenta de que no se corresponde con quien ha emitido esos pareceres.otras cosas más). Más bien lo que suele ocurrir es que un grupo de poder utiliza la paz y la justicia como pretexto para llevar a cabo sus acciones. pero lo cierto es que sólo buscan su propio beneficio. Todos los occidentales sabemos que disfrutamos de una situación de privilegio en la que nos estamos aprovechando de una situación de desigualdad y de opresión en la que nos beneficiamos del trabajo de millones de personas que viven en una situación cercana a la esclavitud (muchas de estas personas seguro que cambiarían gustosas su situación por la de un esclavo griego de la Antigüedad). si buscamos en cada una de ellas a un espectador que realmente intenté dar una visión en la que se plantee como horizonte un mundo en el que reine la paz. Para ellos es necesario buscar un sistema alternativo que sustituya a éste. miramos a otro lado y 5 . en el que todos los seres humanos tengan derecho a esos derechos básicos que se disfrutan en occidente.

Alguien puede decir que ésa es la lógica del mundo y que nada se puede hacer contra ella. La dialéctica parece un método que sirve mucho mejor para explicar el pasado que para predecir el futuro. existen diferentes caminos posibles que ninguna dialéctica puede determinar como necesarios. pero sabemos perfectamente que la más terrible razón calculadora se impone tras nuestros euros. Los nostálgicos de la metafísica afirmarán que la dialéctica es consustancial a nuestro mundo y que la guerra es inevitable haciendo suyo el célebre aforismo de Heráclito. pero sin embargo existen avances alcanzados durante los últimos dos siglos que a un hombre del siglo XVIII también podrían haberle parecido utópicos y sueños de una mente ingenua. pero nada prueba semejantes suposiciones. Los seres humanos podemos cambiar nuestro destino. Si en algunos países ya se ha podido erradicar el hambre y se ha podido alcanzar la paz. dólares o yenes. esto nos hace suponer razonablemente que esos logros podrían extenderse y ampliarse muy significativamente. Y precisamente si la Historia nos enseña a no repetir los errores del 6 . Pero sí que podemos extraer provechosas lecciones del pasado.esgrimimos justificaciones irracionalistas que nos permiten respirar.

Es sin embargo opinión bastante generalizada que el Estado liberal tal y como está concebido debe sufrir importantes transformaciones. en el que prima la 7 . aunque no sea más que como sugerencia. En primer lugar haré una somera descripción de las principales características del Estado liberal tal y como se entiende y existe hoy en la actualidad. A continuación voy a exponer algunas opiniones favorables y críticas al Estado liberal. hoy en día no parece que exista ninguna alternativa al Estado liberal. Finalmente señalaré posibles derivaciones del Estado liberal ¿Cuál puede ser el futuro del liberalismo? Será la pregunta a la que intentaré dar respuesta.pasado. Voy a dividir en tres partes lo que sigue. A corto plazo al menos. I Breve caracterización El Estado liberal tal y como lo entendemos en el presente es un Estado que jurídicamente se propone como Estado de derecho. también nos muestra la capacidad del ser humano para evolucionar y mejorar sus condiciones de vida.

Una constitución. Se reconoce el derecho a la propiedad y por tanto también una cierta desigualdad de partida que en cierto modo es compensada por el fomento de políticas sociales integradoras centradas fundamentalmente en el derecho universal a la educación y a la sanidad. Las leyes son promulgadas por representantes del pueblo. la inversión pública supone una gran parte de la economía del país. entendida como norma suprema del Estado de derecho. El libre mercado es el sistema encargado de administrar el intercambio de bienes: se trata de un sistema en el que la oferta y la demanda son las que determinan la economía. 8 . y en la protección de los más desfavorecidos. como pueda ser el caso de Estados Unidos. que han sido elegidos democráticamente. La separación de poderes (legislativo. ejecutivo y judicial) está también de un modo u otro legitimada democráticamente. pretende garantizar una cierta estabilidad y que los derechos fundamentales de los ciudadanos no puedan ser conculcados por una situación coyuntural.ley. En todo caso. que afirman defender la economía de mercado a ultranza. que es igual para todos. e incluso en Estados.

En el caso del neocontractualismo rawlsiano.II Diversas opiniones sobre el liberalismo a. todos deberían aceptarlo. ningún economista es capaz de predecir el devenir de la economía de ningún país. incluso los que se hayan llevado la peor parte. como la maximización del bienestar social). ese razonamiento sirve en última instancia para justificar una situación de desigualdad. una teoría de la justicia no será nunca tal si 9 . por ejemplo Rawls y Habermas. toma del utilitarismo varios elementos fundamentales. como se puede ver. según se describe en la Teoría de la justicia. puesto que en ningún otro sistema habrían tenido tantas oportunidades para alcanzar el bienestar. En segundo lugar. A favor Los defensores del Estado liberal.se garanticen unos mínimos derechos fundamentales para todos los ciudadanos. En primer lugar. incluso aunque –según la exigencia rawlsiana. no existe forma de saber qué sistema va a ser el que obtenga mayores beneficios en el futuro. El nuevo tipo de contrato social propuesto conlleva numerosos problemas. destacan el enorme desarrollo que han alcanzado las democracias durante los últimos años. (Este punto de vista. se sugiere que dado que nuestro sistema es el que aparentemente consigue mayor riqueza para todos.

justifica una situación esencial de desigualdad. por ejemplo. sólo lo será si por lo menos indica un camino que lleve a una atenuación de las desigualdades. y dicho acuerdo es aceptado sin coacción por todos los participantes. Este optimismo y conformismo es criticado por Luis Martínez de Velasco en ¿Es posible un estado de derecho verdaderamente democrático? pues a pesar de disponer de los criterios de eticidad manifestados por las éticas discursivas. La misma crítica de formalismo y ahistoricidad que sufriera Kant es ahora resuelta por Habermas apelando: a) al momento constitucional en el que. ahora propuesto desde el nuevo paradigma filosófico surgido tras el giro lingüístico. La teoría de la razón comunicativa sostiene que un acuerdo es ético cuando se lleva a cabo por sujetos comunicativos que expresan libremente sus opiniones y deseos. En el caso de Habermas el Estado liberal contemporáneo sería el que más se aproximaría a la situación deseable por las éticas del discurso. a la postre 10 . Esta formulación pretende ser una actualización del imperativo categórico kantiano. los derechos humanos son incluidos y b) a la jurisprudencia producida a la hora de aplicar la constitución que paso a paso va haciendo avanzar y perfeccionando el texto original.

pero probablemente esté hoy tan vigente como siempre dicha crítica si bien habría que replantearse las soluciones propuestas.terminan plegándose al status quo. Pero incluso en los países más avanzados aquellos que viven por encima de ese umbral. Digamos pues que desde la izquierda (aquí está por supuesto excluida la socialdemocracia. Tras la caída del bloque soviético parece como si ya no hubiera lugar para la crítica marxista. están sometidos a una situación de precariedad puesto que la sociedad cada vez se vuelve 11 . b. perdiendo toda capacidad crítica que hubieran podido tener en su origen. si bien no se puede dudar del hecho de que la economía de mercado haya conseguido lograr aumentar de un modo sin precedentes la riqueza mundial. pues estoy hablando de ideologías que piensan que de ningún modo es deseable un sistema político regido por la economía de mercado) se denuncian los efectos indeseables de la economía de mercado. y muchos de ellos mueren diariamente por esa circunstancia. lo cierto también es que esa riqueza se concentra en unas pocas manos. una gran parte de los habitantes del planeta viven bajo el umbral de la pobreza. En primer lugar. En contra Las críticas al Estado liberal provienen de muy diversos frentes.

convierte las relaciones sociales en auténticos infiernos psicológicos. De este modo. que convierten la realidad en un mero espectáculo ante el cual los ciudadanos sólo pueden convertirse en espectadores pasivos e impotentes. puesto que si bien les provee de todas las necesidades materiales necesarias para subsistir incluso con lujo.más deshumanizada (cf. que consumen la información como si se tratara de un producto más. Toda esta situación está maquillada por unos medios de comunicación controlados por una pequeña élite. Sennett) y las exigencias de competitividad del mercado convierten a los trabajadores también a aquellos de alto nivel en víctimas del sistema. Desde la derecha se producen críticas de diferentes tonalidades. las guerras necesarias para el sostenimiento del sistema se presentan como mero espectáculo. Para la derecha el Estado mínimo debería limitarse a defender a sus ciudadanos mediante costosas guerras en el extranjero que evitasen que un país pobre pudiera enriquecerse de tal modo que sus ciudadanos no tuvieran necesidad de acudir a trabajar en los trabajos peor pagados del primer país para de este modo poder ser estigmatizados como delincuentes y dar la ocasión a los partidos de 12 . Es muy común la crítica del intervencionismo estatal y se propugna reducir la participación del Estado. Por ej.

A continuación voy analizar la crítica realizada por Nietzsche al liberalismo.sería una sociedad de hiperbóreos. de qué modo más terrible y despreciable se había podido interpretar semejante doctrina del sobre- 13 .derecha de echar la culpa de los males de la nación a quienes. que aún vivió. no pueden votarles. seguramente fuera Unamuno (cf. de hombres que vivieran según un nuevo código de valores que estaría recogido en su transvaloración de todos los valores. Este ideal de hombre nuevo inspiró -aunque poco tenía que ver con ellosa nazis y fascistas. desde aquí se han propuesto muchas de las críticas inspirándose en su filosofía. por supuesto. Para Nietzsche la sociedad ideal -por llamarla de algún modo. El resentimiento trágico de la vida) quien mejor pudiera constatar durante los primeros meses de la guerra civil. habría que analizar la propaganda y las políticas llevadas a cabo por diferentes grupos de derecha radical para ver si efectivamente se corresponde o no con la realidad. Puede parecer caricaturesca esta descripción. pues aunque este pensador alemán no pueda ser adscrito directamente a la derecha.

y nadie sería susceptible de ser esclavizado. Si analizamos un poco esta suposición nos damos cuenta de que en cierto modo es también un supuesto del liberalismo. como Nietzsche (cuyo individualismo es vástago de esa ideología) olvidan que el entramado social en muchas ocasiones ahoga de tal forma al individuo que no es posible que por sus propios medios. en el mercado es donde parece que el individuo puede desarrollarse con mayor libertad. por muy heroica que sea su actitud. a su manera claro está. pueda desarrollar sus facultades y vivir en libertad.hombre (que el propio Unamuno. El ideal de Nietzsche. y su apuesta. que de un modo muy interesante denuncia que el liberalismo se ha obsesionado por los derechos y los objetivos en lugar de insistir en la 14 . también había asumido). pues nadie se doblegaría. Si consideramos entonces cómo debería ser ese entramado social. nos podemos encontrar por ejemplo con la crítica de Michael Oakeshott. creo que puede resumirse así: si cada ser humano se comportase heroicamente no sería posible la explotación ni la injusticia. de ahí que se crea que la libertad de mercado será la que proporcionará mayor felicidad. Pero tanto la pura ideología liberal.

los males que ha producido este sistema son ciertamente menos perceptibles en los países occidentales del llamado Primer Mundo. por mucho que podamos ser testigos a través de los medios de comunicación de la terrible situación que se está padeciendo en tantos otros lugares del planeta. III Posible futuro del liberalismo Nuestro planeta está regido por un sistema liberal. Para finalizar este apartado mencionaré a John Gray. quien cree que uno de los grandes problemas del liberalismo es que se considera a sí mismo como el único sistema capaz de permitir que las personas alcancen la felicidad. El futuro de este sistema es obviamente una incógnita. La sociedad espontáneamente se constituye para convivir. que sus contradicciones vayan a llevar a una revolución parece algo que no está en la mente de muchas 15 . Según Gray existen diferentes paradigmas políticos con principios contradictorios entre sí en el seno de los cuales es posible alcanzar la felicidad. para hacer cosas juntos y no para alcanzar unos objetivos o para alcanzar unos derechos que se esgrimen frente a los derechos de los demás.convivencia.

una división en dos grupos señalando respectivamente en cada uno de ellos tendencias negativas (degeneración del sistema) y positivas (mejoramiento del sistema). Haré.personas. hoy más bien denominado neoliberalismo. si suele aceptarse que un problema estructural de los Estados liberales es la diferencia abismal que existe entre ricos y pobres. si triunfan las tendencias que tan a la vista están por las que sus mayores males se van acentuando. quizás de un modo un poco simplista. Para finalizar este trabajo y como conclusión voy a señalar tras lo visto en los apartados anteriores algunas vías posibles que podría seguir el liberalismo imperante. Tendencias negativas El Estado neoliberal puede volverse todavía más cruel e injusto. Efectivamente. o por las que se van perdiendo las conquistas sociales obtenidas durante las últimas décadas. 16 . a. Pero esto no quiere decir que no existan vías de transformación posibles que puedan mejorar la situación actual. y no parece muy factible ni deseable tras la experiencia del comunismo soviético. Ciertamente también es posible que la situación empeore aún más.

podría ocurrir que tal brecha siga en aumento y los ricos sean cada vez menos y más adinerados. aglutinando no sólo poder económico. sino también poder político y de toda índole al ser ellos quienes impongan cada vez en mayor medida el enfoque de los medios de comunicación y la voluntad de las élites que gobiernan. Tendencias positivas Muchas de las circunstancias señaladas por Marx que pueden ofrecer una luz de esperanza están hoy presentes. De este modo puede seguirse un proceso de pérdida gradual de los derechos adquiridos. b. debiendo someterse a un sistema productivo en el que vuelven a repetirse las circunstancias de semi-esclavitud vividas durante la Revolución Industrial en el siglo XIX. de desmantelamiento del Estado del bienestar en los países más avanzados. de homogeneización de los países más atrasados que ahogados por la deuda externa deben adoptar los esquemas de industrialización impuestos desde el extranjero. a pesar de la intoxicación informativa lo cierto es que hoy más que nunca en el pasado 17 . perdiendo su población cada vez más sus tradiciones y su capacidad de autonomía. En primer lugar.

por lo menos por el momento. que se ha planteado en muchas ocasiones como un dique contra la expansión del capitalismo salvaje. Hoy. pero no parece que tengan grandes posibilidades de llevarse a la práctica. Desde las diferentes instancias se presenta una coyuntura en la que el cambio resulta inviable. Existen propuestas de cambio de sistema. ya que. probablemente más que nunca antes. Las soluciones propuestas muchas veces son contradictorias. economía participativa. Según esta propuesta el sistema económico debería regirse 18 . Así ocurre con el caso del nacionalismo. ni mucho menos ha sido así y frecuentemente se han adoptado actitudes identitarias que sirven para reafirmar lo propio a costa de los derechos de los foráneos. pero no siempre. no existe esa demanda de cambio radical en la sociedad. lo que complica todavía más la adopción de las mismas. Quizás una agudización de la crisis económica podría hacer factible dicha transformación: voy limitarme a describir brevemente la propuesta de Michael Albert. "Parecon": es decir Participatory Economy. fomentando asimismo un fanatismo que parecía ya desterrado del mundo moderno. o muy peligroso. somos también conscientes de cuáles son las injusticias que asolan nuestro mundo.podemos acceder a información sobre lo que está ocurriendo en el planeta.

pero realmente unos pocos cambios.por un régimen libertario en el que no existiría propiedad privada de los bienes de producción. como en los regímenes comunistas quien los administrase.  La conculcación de los derechos laborales básicos. pero tampoco sería el Estado. pero quizás sí que pueden mostrar una dirección a seguir. A pesar de ello todos consumimos productos que sabemos 19 . probablemente se podría erradicar este problema. sino que existiría un régimen cooperativo donde entre todos los trabajadores se decidiría cómo gestionar la producción y la distribución de los beneficios y las cargas. la explotación infantil. Voy a poner algunos ejemplos. Una vez más repetimos que este tipo de sistemas alternativos no parecen tener mucho futuro. y un cambio de mentalidad podrían resultar muy fructíferos. si los ciudadanos de los países más ricos se movilizaran suficientemente para que sus gobiernos dedicaran los recursos necesarios para ello.  Hoy en día existe suficiente riqueza en el mundo para erradicar el hambre. denigrante para la condición humana. Quizás no vamos a encontrarnos con grandes cambios en el sistema liberal contemporáneo. de las mujeres y de los trabajadores en general es algo bien conocido.

 Por mucho que la información esté en gran medida monopolizada por unos pocos grupos de poder. han sido producidos de un modo éticamente inaceptable. los ciudadanos cada vez más van dándose cuenta de la unilateralidad de los medios "mainstream" y buscan diferentes modos de informarse. Si existiera transparencia y conocimiento del modo como se producen cada uno de los productos que consumimos. bastaría con que una agencia internacional supervisase que en todas las fases de producción de un producto se han cumplido unas normas morales básicas. Los habitantes de los países "avanzados" sabemos que consumimos más de lo necesario. lo cierto es que las nuevas tecnologías. aunque no podemos identificar cuáles.   Lo mismo sería aplicable a la protección del medio ambiente. No sería necesario que en cada uno de los productos se describiera toda la historia de su producción. proporcionan la posibilidad de informarse desde fuentes muy diversas. pero este lujo merecería más la pena que otros. incorporar un criterio de eticidad a nuestros productos podría hacerlos más caros. y especialmente Internet.o suponemos. 20 . podría erradicarse ese género de explotación.

limitarse a pedir más derechos no es suficiente.Una actitud derrotista o escéptica sólo puede traer como consecuencia que las conquistas alcanzadas hasta el momento puedan verse puestas en peligro. 21 . Pero también es cierto. que tampoco se pueden pedir peras al olmo. si queremos obtener una sociedad más justa habrá que esforzarse por transformarla. también tendremos que trabajar y luchar por conformar una sociedad más armónica y racional.

Jürgen: Tiempo de transiciones.zmag. Guy: La sociedad del espectáculo. Habermas. Nietzsche. 1991. Tecnos. 1996. John: Las dos caras del liberalismo: una nueva interpretación de la tolerancia liberal. Michael: Participatory Economy en http://www.org 22 . Routledge. Gray. 1985. Miguel de: El resentimiento trágico de la vida. 2002. Facticidad y validez. 2004. Unamuno. Trotta. Pre-Textos. Luis: ¿Es posible un estado de derecho verdaderamente democrático? Albert. Karl: La gran transformación. Paidós. 1989. 2002. Post-liberalism. Lecciones sobre la historia de la filosofía política. 1998. Friedrich: Fragmentos póstumos. John: Teoría de la justicia.BIBLIOGRAFÍA Debord. Trotta. Polanyi. 1995. Alianza. Muguerza. Fondo de Cultura Económica. Studies in political thought. Artículos: Martinez de Velasco. 2009. Rawls. La Piqueta. Fondo de Cultura Económica. Javier: Desde la perplejidad. 2006.

Chomsky. Samuel: Clash of Civilizations. Michael. Noam.Albert. 1989 Huntington. Foreign Affairs. 1993.znet.org Fukuyama. Francis: ¿El fin de la Historia? "Claves de razón práctica". etc: Artículos varios en http://www. 23 .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful