You are on page 1of 35

Arte europeo de los siglos XIII y XIV

Detalle de los arbotantes de Notre Dame, que ofrecen la solución funcional de recoger las aguas y
expulsarlas lejos del plano de fachada por medio de las gárgolas.
Notre Dame de París ha pasado por numerosos avatares históricos. La aguja de la catedral de París
es una intervención de Viollet de Duc (s. XIX) que sustituye a la primitiva de madera, desaparecida.
El mismo arquitecto francés, Viollet le Duc, en
pleno auge del historicismo goticista del XIX,
pretendió “terminar” las torres mediante
pináculos, idea que nunca se llevaría a cabo.
Vista de Notre Dame de París hacia la cabecera
Sin embargo Viollet le Duc sí logró
reconstruir las portadas góticas de la catedral
cuyas imágenes habían sido destruidas a
finales del XVIII por la Revolución Francesa...
Por eso las estatuas que hoy vemos no son
góticas, sino neogóticas. Lo mismo sucedió
con las vidrieras. Destruidas por los
revolucionarios, fueron reeditadas en el XIX
con escasa fortuna
Detalle de los arbotantes de Notre Dame, que ofrecen la solución funcional de recoger las aguas y
expulsarlas lejos del plano de fachada por medio de las gárgolas.
Notre Dame de París ha pasado por numerosos avatares históricos. La aguja de la catedral de París
es una intervención de Viollet de Duc (s. XIX) que sustituye a la primitiva de madera, desaparecida.
El mismo arquitecto francés, Viollet le Duc, en
pleno auge del historicismo goticista del XIX,
pretendió “terminar” las torres mediante
pináculos, idea que nunca se llevaría a cabo.
Vista de Notre Dame de París hacia la cabecera
Sin embargo Viollet le Duc sí logró
reconstruir las portadas góticas de la catedral
cuyas imágenes habían sido destruidas a
finales del XVIII por la Revolución Francesa...
Por eso las estatuas que hoy vemos no son
góticas, sino neogóticas. Lo mismo sucedió
con las vidrieras. Destruidas por los
revolucionarios, fueron reeditadas en el XIX
con escasa fortuna
Los rosetones de Notre Dame, aunque
no sean originales, permiten hacernos
una idea del tratamiento medieval de la
luz, filtrada mágicamente a través de
miles de cristales multicolor.
En definitiva, Notre Dame de París, con gran presencia de lo gótico pero con importante resabio
románico, supone la rótula de los dos estilos y el anticipo del arte del doscientos.
Notre Dame, Portada norte

Coronación de la Virgen
Notre Dame, portada occidental central

Juicio Final
Nave única

cripta

La Sainte
Chapelle de
París (s. XIII)
es otro de los
tesoros del
gótico europeo.
Se construyó
como relicario de
la supuesta
Corona de
espinas de Cristo
y consiste en una
capilla de nave
única con cripta
inferior.
La Sainte Chapelle
justifica por sí sola
comparar el edificio
gótico como una "jaula
de piedra" de delgados
soportes y amplios
ventanales. La
arquitectura se ha
reducido aquí a puro
esqueleto, abriéndose
entre los elementos
sustentantes enormes
vidrieras polícromas.
La Sainte Chapelle muestra el gótico en todo su esplendor: un espacio único donde no cabe mayor
minimización del macizo ni mayor maximización del hueco.
También a consecuencia de la Revolución
Francesa (1789) quedaron destrozados los
vitrales de este edificio, siendo sustituidos
por otros neogóticos que son los que hoy
vemos. Las pinturas que decoran los soportes
fasciculados, si bien no son las originales,
permiten hacernos una idea exacta del gusto
medieval, tan alejado de la “piedra desnuda”.

Hoy la iglesia se encuentra desafectada


(no tiene culto) y la célebre reliquia fue
destruida por la revolución francesa.
Las grandes catedrales góticas del siglo XIII

El modo constructivo inaugurado en París tuvo inmediata repercusión en diversas ciudades francesas
próximas a París (Chartres, Reims, Amiens, etc.) que se dotaron de fabulosas catedrales emulando e
incluso superando en dimensiones y esplendor al modelo parisino.
Son ejemplos sobresalientes las catedrales de Chartres (donde destacan sus magníficas vidrieras),
Reims (por el programa escultórico de sus portadas), Amiens (por constituir interiormente un modelo
arquetípico de catedral gótica), Beauvais etc...

Algunos
ejemplos de
catedrales
góticas
francesas
del s. XIII.
Catedral de Chartres
Catedral de Chartres
La catedral de Chartres destaca por sus
magníficas vidrieras, quizá las más
espectaculares de la Europa gótica.
Catedral de Chartres. Detalles.
Otra espectacular catedral gótica francesa es la
de Reims. Destaca por el programa escultórico
que despliega en fachada y por el célebre “ángel
de la sonrisa” (siguiente pantalla).
Catedral de Reims, naves central y lateral
El ángel de la sonrisa de Reims (XIII) denota el
triunfo del naturalismo gótico frente al
antinaturalismo de la Alta Edad Media.
Patrimonio construido y patrimonio
destruido. Es necesario reflexionar
sobre la imagen que percibimos
actualmente al acceder a una
catedral gótica europea. Las dos
guerras mundiales que asolaron
Europa en el siglo XX tampoco
respetaron el Patrimonio. Por eso,
muchas bóvedas que creemos
góticas ¿no son acaso simples
reediciones contemporáneas?.

La catedral
de Reims
tras los
bombardeos
alemanes de
la II.G.M. y
estado
actual.
Catedral de Amiens
Catedral de Amiens,
1218-1247, portada occidental e interior.
Amiens,
portada sur del crucero

Virgen Dorada
Catedral de Beauvois
La Sinagoga,
portal meridional del transepto
catedral de Estrasburgo
Catedral de Senlis
Iglesia de los jacobinos en Toulouse