Breal, Frege y Los Origenes de La Semantica

.

.

.

.

10 ¡bid. concibió el plan de crear un lenguaje en donde los errores de razonamiento se traducirían necesariamente en errores de gramática. se lee al respecto: "Las lenguas naturales. para permitir la detección de errores de razonamiento por medio de la formación y construcción de las palabras en sí mismas. esta tradición no era desconocida para Bréal. Esta escritura universal. En un fragmento de Leibniz (cirea 1684). Desde luego. quien posee muchísimas observaciones profundas sobre el lenguaje. como Frege. 131. y en el cual toda idea vaga sería el resultado de un solecismo. es decir. p. FREGE Y LOS ORÍGENES DE LA SEMÁNTICA 155 medida la realización humilde del proyecto leibniziano de una lingua characterica. como lo constata su breve recuento sobre La Science du Langage que apareció también en 1879: Leibniz. son culpables de incontables equivocaciones y no pueden ser empleadas para llevar a cabo el objetivo de un cálculo. 182]. . en el caso de Leibniz. aunque en esta ocasión sólo señalaba dos aspectos relevantes: el cambio de significado de las palabras en las lenguas naturales y el uso negativo de la particula ne del francés. Bréal era muy consciente. entre sus múltiples virtudes. p. de las grandes diferencias entre un lenguaje ideal de este tipo y las lenguas naturales. sería capaz de salvar la barrera impuesta por la diversidad de las lenguas y conducir a los hombres por el camino de la verdadera religión. como ocurre con los solecismos y los barbarismos" [la cita corresponde a la versión inglesa de Dascal en Dascal (1987). En Hernández (1996) presento con mayor detalle el desarrollo de este programa. el cual debía de consistir en una escritura universal en la que se podrían elaborar con claridad y facilidad todo tipo de demostraciones.BRÉAL.. lO Por supuesto. aunque son de considerable ayuda para el razonamiento. sería además un instrumento poderosísimo que.

.

.

16 y que lo que entiende por lógica es lo que todo lego de su época entendía. por ejemplo. q Bréal (1991). . que las lenguas naturales no se rigen por los dictados de la lógica. pues 14 15 16 En la introducción de su traducción de la Gramática Comparada del profesor Bopp. pero su mérito es bastante limitado si tomamos en cuenta que lo que se conoce ahora como álgebra o lógica booleana no es propiamente la lógica de Boole.. quien llegó independientemente.claro. Desde el punto de vista histórico es importante tener presente que la lógica contemporánea se debe también a Peana. 15 Sin embargo. para Bréal es bastante . aunque poco menos de diez años después.debe confundirse con la que comúnmente denominamos por ese nombre. sino que más bien. 14 No obstante. debe mencionarse antes que Bréal no conoció en toda su vida la nueva lógica elaborada por Frege y Peano. q Hernández op. a saber.22. p. III. Bréal afirmaba sobre su autor. 224ss. la lógica como arte del razonamiento silogístico. como se ha mencionado. No está por demás señalar que esta tradición contrasta con la tradición Frege-Peano-Russell. y presenta una idea que después sería compartida por Jespersen y otros. En el Essai de Sémantique (1897). como solía hacer el mismo Frege. En algunas ocasiones se suele hablar también de Boole como uno de los fundadores. Bréal es mucho más explícito al respecto. cit.158 VíCTOR MANUEL HERNÁNDEZ MÁRQUEZ romances de la época. su intención era aprenderlos para obtener un conocimiento profundo de las leyes y naturaleza del intelecto humano". entre una lógica como lingua characterica y una lógica como calculus ratiocinator. y Frege (188081). Bréal (1897). es decir. que el lenguaje cuenta con su propia lógica. es plausible que el juicio de Bréal hubiese sido el mismo si hubiese tenido la oportunidad de conocer las técnicas de Frege y Peana. y que puede caracterizarse. sino la de sus continuadores. una lógica especial dominada principalmente por el pensamiento analógico y que no . De cualquier manera. a muchas de las técnicas que hacen de Frege el principal fundador de la lógica matemática. pp. en Bréal esta idea juega un papel heurístico mucho mayor y distinto en tanto que. como para Frege. que "no es que contara con una aptitud particular para hablar o escribir en diferentes lenguajes.

la nueva gramática histórica aparece como la unidad sistemática de la tradición occidental y de la tradición hindú. "Bréal. la semántica se presenta como una grammaire générale que ha de regular el análisis de los demás niveles lingüísticos. p. q. 17 18 Bréal (1991).. de los cambios de significado. 17 Pero si bien es cierto que en su famoso ensayo Les Lois Intellectuelles du Language: Fragment de Sémantique (1883). sin embargo. el estudio de las formas lingüísticas. p. pp. que Aarsleff considere la semántica de Bréal. FREGE Y LOS ORÍGENES DE LA SEMÁNTICA 159 la gramática categorial o la gramática a la Davidson parece ser más bien una manía anglocéntrica. ya que de hecho Bréal se ocupa sólo de los signos lingüísticos y no de los signos en general [ef. también Martone (1994). Bréal introduce de manera oficial la ciencia de los significados como un complemento necesario de la fonética (o fonología como diríamos hoy en día) y la morfología. 382-398. p. que se ha de ocupar de las leyes que rigen la elección de nuevas expresiones. 52. como ha señalado correctamente Aarsleff. representa para Bréal sólo la mitad de la nueva gramática histórica. así como del nacimiento y desuso de las frases. también es cierto. 'la sémantique'. Me parece excesivo. 301ss] . Bromas aparte. a la cual se encuentra asociada la gramática comparada tal y como fue cultivada a lo largo del siglo XIX. lB Por este motivo. Es decir. and Saussure" en Aarsleff (1982). siguiendo al poeta Paul Valéry. común a la manera tradicional hindú y a la gramática comparada. que en el proceso de maduración de las ideas. para tener una idea más cabal de las leyes del cambio lingüístico tal y como las entiende Bréal es necesario tener en cuenta el papel que juegan dentro de esa nueva teoría lingüística que ha dado en llamar semántica y que es el fruto de una detallada posición crítica ante las dos grandes tradiciones en lingüística. 391). En su ensayo "Sobre la Forma y la Función de las Palabras" (1866). como un ejemplo de la semiología a la Saussure (ibid.BRÉAL.

.

entre el microscopio y el ojo: Este último. ricas pero flexibles en cuanto a determinación significativa se refiere.BRÉAL. ustedes se preguntaran seguramente como es posible que en las décadas subsiguientes muchos filósofos y lingüistas se hayan dado a la tarea de emplear un lenguaje artificial. . II déborde la logique de tous les cotés. por el campo de su aplicabilidad y la movilidad con que se sabe adaptar a las más diversas situaciones. por lo común. il arrive a constituer des groupes gramaticaux qui ne se rapportent point a une conception abstraite". Frege se vale de un símil sugerente.on de procéder qui lui est propre. que toma de Leibniz. Por el contrario. posee gran superioridad sobre el microscopio. FREGE Y LOS ORÍGENES DE LA SEMÁNTICA 161 Para ilustrar la misma idea pero en relación con la lógica. Bréal afirma: "On souvent essayé de trover sous les regles de la grammaire une sorte d'armature logique. no sea utilizable para otros. el microscopio es de lo más adecuado para tales fines. muestra sin duda muchas impefecciones. 8. el ojo resulta insuficiente. para investigar la estructura semántica de algunas lenguas naturales. las cuales pasan desapercibidas. Pero tan pronto como los propósitos científicos establecen mayores exigencias. p. Bréal (1897). ses catégories ne coIncident pas avec celles du raisonnement: ayant une fa¡. O bien. mais le langage est a la fois riche et pas assez rectiligne pour se préter a cette démonstration. se pueden preguntar ¿cómo ha sido posible que un lingüista como Bréal ha caido en el olvido Ínientras que un lógico interesado en la naturaleza de la deducción. como Frege. aunque por ello. 20 Ahora bien. Considerado como aparato óptico. 224-5. En contraste. preciso pero limitado. ha dado pie a una corriente muy influyente dentro del campo de la semántica? 20 Frege (1972). pp. sólo como consecuencia de su estrecha relación con la vida mental.

.

.

.

.

.

más generalmente. que las leyes lógicas son ante todo leyes en el dominio de las referencias y que sólo indirectamente. Por otra parte. éste es ya otro asunto. se relacionan con el sentido. se llega a la siguiente disyuntiva: "la relación entre el significado y la denotación no es meramente lingüística ni circunscrita al seno de la expresión: ha de darse. 93 [122]. cit. p. a la vez. el reducirlas a una y la misma cosa" [Russell art. hay que dar el paso del sentido a la referencia. mientras que para los filósofos y lingüistas formales la verdad es el paso obligado para llegar hacia el significado. y en el cual. El ejemplo clásico es el célebre artículo de Russell mencionado en la nota anterior. bastante concientes de esta relación entre el sentido y la referencia. envuelta en ella. si no representación. 64 [111]]. o si se prefiere. que expresaremos diciendo que el significado denota la denotación. 7 Y 9. que. 36 37 38 Frege (1892-5). a partir de un rompecabezas. Mas la dificultad con que nos enfrentamos radica en la imposibilidad de conservar la conexión entre el significado y la denotación y evitar. por lo general. No tienen en cuenta que en lógica no interesa cómo se producen unos pensamientos a partir de otros sin considerar su valor veritativo. por lo menos sentido. Frege es bastante claro al respecto: Los lógicos intensionales tienden a fijarse demasiado en el sentido. pues lo que llaman intensión es. en especial cap. de las frases denotativas. una relación lógica. 36 Es interesante observar que los críticos de la semántica de Frege -de Russell a Wettstein-. se funda en casos en los cuales no parece haber una determinación tal. 38 Pero desde luego. . las cursivas son mías. estas últimas líneas parecen hacer referencia involuntaria a la mal llamada semántica fregeana.BRÉAL. p. 4.. Cf Russell (1905) y Wettstein (1991). FREGE Y LOS ORíGENES DE LA SEMÁNTICA 167 únicamente un medio para llegar a la verdad. En sus "Consideraciones sobre Sentido y Referencia". pues gran parte de los argumentos en contra de la semántica de los nombres propios.37 son.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful