You are on page 1of 2

COMUNICADO PUBLICO 

la comunidad garífuna de San Juan Tela, Durugubuti, por medio de la presente 
hacemos un llamado enérgico al Estado de Honduras a  responder de forma 
adecuada e inmediata al grito de angustia de nuestra comunidad, puesto que se han 
agotado las instancias posibles de diálogo, sin que se tomen las medidas 
adecuadas para solucionar el conflicto que afecta a nuestro pueblo.

Los garífuna somos por naturaleza pacíficos y tolerantes, y hemos confiado en la 
buena voluntad del Estado e Honduras para solucionar la problemática territorial que 
afecta a San Juan Tela.

Sin embargo nuestra paciencia ha llegado a su límite y exigimos una solución de 
una vez por todas, ya que la estafa jurídica a nuestra comunidad con la entrega de 
un titulo hecho ala medida de los intereses de políticos, empresarios y militares, 
pone en peligro la vida de los habitantes de Durugubuti. De paso tenemos presente 
los asesinatos cometidos en contra de hij@s de nuestra comunidad, que no han 
sido investigados a fondo, y los hechores se han fugado o simplemente omitidos en 
las sentencias. 

San Juan Tela  tiene presente como los interese particulares de algunos pocos se 
sobreponen a los derechos colectivos de la comunidad. A pesar que existen 
Medidas Cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para la 
comunidad, persisten las amenazas de desalojo masivo acompañadas de abierta 
persecución a los líderes que se resisten a las intensiones feudales de la oligarquía 
de apropiarse del territorio ancestral de durugubuti.

Una vez más exigimos al Estado la reconstrucción del expediente # 27 660 el que de 
forma "misteriosa" desaparición de CODEHFOR, situación que dio lugar a la 
expedición por parte del Instituto Nacional Agrario (INA) de un título "definitivo" que 
los mismos promotores (INA_ODECO) aceptaron en el momento de la entrega que 
era una burla a San Juan Tela.

En la memoria de nuestra comunidad, se encuentra vivos los hechos acontecidos en 
1937, cuando el dictador "nacionalista" Carías mando a sus esbirros a masacrar a 
nuestro pueblo. Vivos en nuestra memoria se encuentran los 17 fusilados en aquel 
entonces, cuando por presiones de las compañías bananeras se involucró a nuestra 
comunidad en un presunto complot en contra el gobierno. 71 años después los 
inversionistas y empresarios asociados con el turismo parece ser que quisieran 
repetir la historia. 

Exigimos al Estado de Honduras que adopten medidas necesarias para solucionar 
la problemática de San Juan Tela, sin prestarse a los intereses del poder económico 
y político, en este caso Jaime Rosenthal Oliva, que convencido de ser el poder 
fáctico de Honduras,persiste en amenazar a los líderes, comprar voluntades e 
intimidar a nuestra comunidad. Los ojos de la  opinión pública internacional están 
atentos a las posible solución y aplicación de justicia. De nos ser así, la imagen del 
país se deteriora más y el espejismo del turismo que ante la crisis económica 
mundial se desmorona, no llegará nunca a Honduras.

Dado en la Comunidad de durugubuti (San Juan Tela) a los catorce días del mes de 
febrero del 2009

Osman Javier Martínez  Presidente Patronato
Esther Valerio       Presidente Comité Defensa Tierra