You are on page 1of 80

SERIE NIF B

NORMAS APLICABLES A LOS ESTADOS FINANCIEROS EN SU CONJUNTO

NIF B-1 Cambios contables y correcciones de errores

El objetivo de esta NIF es establecer normas particulares de presentación y revelación de cambios contables y correcciones de errores.

DEFINICIÓN DE TÉRMINOS

Los términos que se listan a continuación se utilizan en esta NIF con los significados que se especifican:

a) Aplicación prospectiva - es el reconocimiento, en el periodo actual y en periodos futuros, del efecto de un "cambio contable" a partir de la fecha en que éste ocurre.

c) Cambio contable, es:

i. Cambio en la estructura del ente económico - es la modificación en el número de entidades que se consolidan o combinan en un ente económico, que da lugar a que se emitan estados financieros que, bajo una nueva estructura, efectivamente son de una entidad diferente. Cambio en estimación contable - es el ajuste al valor en libros de un activo, resultante de la evaluación actual de sus beneficios futuros o el ajuste al valor en libros de una provisión de pasivo, resultante de la evaluación actual de sus obligaciones. Los cambios en estimaciones contables son el resultado de modificaciones en el entorno económico, de nueva información o de cambios tecnológicos, entre otros, que dan lugar a mayores elementos de juicio respecto a la información que se considera para hacer las estimaciones. Reclasificaciones - son cambios en la presentación de partidas integrantes de los estados financieros que no modifican los importes de utilidad (pérdida) neta o integral o cambio neto en el patrimonio.

d) Errores en estados financieros previamente emitidos - son errores aritméticos, aplicación incorrecta de normas particulares, omisiones o mal uso de información, que sirvió de base para el reconocimiento contable.

f) Normas particulares - establecen las bases concretas que deben observarse para reconocer contablemente los elementos que integran los estados financieros en un momento determinado y comprenden normas de valuación, presentación y revelación".

1

NORMAS DE PRESENTACIÓN Y REVELACIÓN DE CAMBIOS CONTABLES Y CORRECCIONES DE ERRORES

Consistencia en la aplicación de las normas particulares

La información que proporcionan los estados financieros debe ser confiable, relevante, comprensible y comparable. Cualquier cambio que se haga y que sea de efectos importantes para que la información financiera continúe siendo útil, debe ser justificado y dado a conocer en los estados financieros y sus notas. El uso consistente de las normas particulares de un periodo contable a otro, enriquece la utilidad de la información que se presenta en los estados financieros, facilitando su análisis y el entendimiento de la información comparativa que se presenta en los mismos.

Cambios contables con tratamiento retrospectivo y correcciones de errores

Norma general

Todos los cambios en normas particulares, reclasificaciones y correcciones de errores, deben reconocerse mediante su aplicación retrospectiva. En adición, en caso de presentarse efectos que afecten periodos previos al último presentado, deben ajustarse o reclasificarse los efectos acumulados correspondientes a periodos anteriores en los saldos de activos, pasivos y capital o patrimonio contable desde el inicio del periodo más antiguo que se presente en forma comparativa.

Los efectos derivados de ajustes retrospectivos por cambios contables y correcciones de errores deben reconocerse netos de los impuestos a la utilidad, conforme a las normas de información financiera aplicables.

Cambios en las normas particulares

Un cambio en la aplicación de una norma particular puede ser necesario en respuesta a un cambio en las prácticas u operaciones de la entidad y en su entorno.

No debe aplicarse el tratamiento retrospectivo cuando se adopte o modifique una norma particular:

a) sobre operaciones que se presentan por primera vez en la entidad, o b) que genera efectos que no fueron importantes en periodos anteriores.

Reclasificaciones

En algunos casos, para mejorar la claridad de la información es necesario efectuar cambios en la presentación y agrupación de las partidas que integran los estados financieros, que difieren de las que se siguieron en la elaboración de los estados financieros que fueron emitidos previamente y se presentan comparativamente. En estos casos, los estados financieros de periodos anteriores que se presenten, deben reclasificarse retrospectivamente conforme a la nueva clasificación adoptada. Las reclasificaciones no modifican los importes de utilidad (pérdida) neta o integral, o cambio neto en el patrimonio, ni al total del capital o patrimonio contable

2

Correcciones de errores

Los errores en estados financieros de periodos anteriores, deben corregirse desde el momento en que se conocen, y se derivan de situaciones tales como omisiones o mal uso de información, errores aritméticos en el procesamiento y registro de las operaciones y en la preparación de los estados financieros, omisiones o aplicaciones incorrectas de las normas particulares o de otras desviaciones relativas a las cifras y conceptos fundamentales correspondientes claramente a periodos anteriores, cuya información era o pudo haber sido conocida a la fecha de emisión de los estados financieros. Un cambio en una estimación contable es el resultado de nueva información que se obtiene y permite un mejor entendimiento de un determinado asunto, en tanto que un error resulta de información que no fue considerada o se utilizó mal a la fecha de los estados financieros.

Impráctico.

Se considera impráctico aplicar retrospectivamente un cambio contable o la corrección de un error, si se cumple alguna de las siguientes condiciones:

a) el efecto de la aplicación retrospectiva no puede determinarse, no obstante que la

administración de la entidad haya realizado todos los esfuerzos razonables y justificables;

b) la aplicación retrospectiva requiere asumir supuestos acerca de cuál hubiera sido la

intención de la administración que estaba en funciones en la entidad en el periodo afectado, ante hechos que ahora se conocen y originan la aplicación retrospectiva; o

c) la aplicación retrospectiva requiere que se hagan estimaciones significativas a un

periodo anterior y no es posible determinar objetivamente si la información utilizada para realizar dichas estimaciones estaba disponible a la fecha en que las operaciones afectadas debían ser reconocidas en los estados financieros, o si la información se generó con posterioridad.

Normas de revelación

Debe revelarse en notas a los estados financieros del periodo en que se reconozca retrospectivamente el cambio contable o la corrección de un error, la siguiente información:

a) las causas que provocaron el cambio contable por la aplicación de una norma

particular y su justificación o la naturaleza del error que se está corrigiendo;

b) explicación del porqué la nueva norma particular es preferible o necesaria;

c) el efecto del cambio contable o de la corrección del error, en cada renglón de los

estados financieros de periodos anteriores que se presentan y hayan resultado afectados, incluyendo en su caso, la utilidad por acción, considerando el efecto de impuestos a la utilidad;

3

d) una declaración de que la información financiera de los periodos que se presentan, anteriores al actual, ha sido ajustada retrospectivamente; y e) en el caso de reclasificaciones, los rubros afectados y sus importes correspondientes, como fueron previamente presentados en los estados financieros y después de dar efecto a las reclasificaciones.

Cuando ya se hubieren emitido previamente estados financieros ajustados, la revelación que se requiere en el párrafo anterior ya no será necesario incluirla en estados financieros de periodos subsecuentes.

Si a la fecha de emisión de los estados financieros existe una nueva NIF emitida por el CINIF y ésta no ha entrado en vigor, debe revelarse el nombre de la nueva NIF, la fecha en que entra en vigor y el posible impacto en los estados financieros que provocará su adopción.

Cambios contables con tratamiento prospectivo

Norma general

Todos los cambios en la estructura del ente económico y los cambios en las estimaciones contables deben reconocerse mediante su aplicación prospectiva.

Cambios en estimaciones contables

Los efectos de cambios en estimaciones contables deben aplicarse prospectiva mente.

Formando parte de las operaciones de una entidad, existen eventos cuyos efectos no pueden valuarse con exactitud a la fecha de emisión de los estados financieros; por este motivo, se hace necesaria la utilización de estimaciones contables que permitan determinar, aunque sea aproximadamente, el efecto futuro de dichos eventos.

Ejemplos

las estimaciones de cuentas de dudosa recuperación, de la vida útil económica de activos fijos e intangibles, del periodo de agotamiento de ciertos activos y del monto de las provisiones.

La obtención de elementos de juicio adicionales a los que se conoció cuando se hizo originalmente la estimación, pueden modificar las bases consideradas provocando un cambio en las estimaciones y, consecuentemente, una falta de comparabilidad en la situación financiera y los resultados de operación de la entidad.

4

Normas de revelación

En el caso de un cambio en la estructura del ente económico, las notas a los estados financieros de todos los periodos que se presenten, deben mostrar información financiera pro forma relativa al nuevo ente económico. Esa información debe describir la naturaleza del cambio y las razones de éste. Además, debe revelarse el efecto del cambio sobre la utilidad neta e integral o en el cambio neto en el patrimonio y, en su caso, la utilidad por acción de cada uno de los periodos que se presenten.

Cuando se hacen cambios en estimaciones contables, debe revelarse, en las notas a los estados financieros del periodo en que se efectúa el cambio, una explicación de su naturaleza, su efecto en el balance general y en el resultado neto o integral del periodo o en el cambio neto en el patrimonio y los efectos que pudieran presentarse en periodos futuros, a menos que esto último sea impráctico. En estados financieros de periodos subsecuentes a aquél en que se efectuó el cambio, no es necesario repetir la información cuya revelación se requiere en este párrafo.

Cambios en un periodo intermedio

Los efectos derivados de los cambios contables y de correcciones de errores que se reconocen a fechas intermedias deben seguir el mismo tratamiento contable establecido como norma general en esta NIF. Las revelaciones que se requieren de acuerdo con lo establecido en los párrafos 10 a 27 de esta NIF deben hacerse para todos los estados financieros a fechas intermedias, posteriores a la fecha en que se efectuó el cambio o se corrigió un error, dentro de un mismo periodo.

VIGENCIA

Las disposiciones contenidas en esta NIF son obligatorias para cambios contables y correcciones de errores que se reconozcan a partir del 1º de enero de 2006.

Esta NIF deroga los párrafos 1 a 13, los incisos a) al d) del párrafo 14, los párrafos 24 al 37 y los párrafos 50 al 52 del Boletín A-7, Comparabilidad.

5

NIF B-2 ESTADO DE FLUJOS DE EFECTIVO

Esta Norma de Información Financiera (NIF) tiene como objetivo establecer las normas generales para la presentación, estructura y elaboración del estado de flujos de efectivo, así como para las revelaciones que complementan a dicho estado financiero básico.

Las disposiciones de esta NIF son aplicables a todas las entidades que emiten estados de flujos de efectivo en los términos establecidos por la NIF A-3, Necesidades de los usuarios y objetivos de los estados financieros.

Con base en la NIF A-3, el estado de flujos de efectivo es un estado financiero básico que muestra las fuentes y aplicaciones del efectivo de la entidad en el periodo, las cuales son clasificados actividades de operación, de inversión y de financiamiento.

El usuario general de los estados financieros está interesado en conocer cómo la entidad genera y utiliza el efectivo y los equivalentes de efectivo, independientemente de la naturaleza de sus actividades. Básicamente, las entidades necesitan efectivo para realizar sus operaciones, pagar sus obligaciones y, en caso de entidades lucrativas, pagar rendimientos a sus propietarios.

La importancia del estado de flujos de efectivo radica no sólo en el hecho de dar a conocer el impacto de las operaciones de la entidad en su efectivo; su importancia también radica en dar a conocer el origen de los flujos de efectivo generados y el destino de los flujos de efectivo aplicados. Por ejemplo, una entidad pudo haber incrementado de manera importante en el periodo su saldo de efectivo; sin embargo, no es lo mismo que dichos flujos favorables provengan de las actividades de operación, a que provengan de un financiamiento con costo. Para cubrir la necesidad respecto de esta información, el estado de flujos de efectivo está clasificado en actividades de operación, de inversión y de financiamiento.

El estado de flujos de efectivo, junto con los demás estados financieros básicos, proporciona información que permite a los usuarios evaluar los cambios en los activos y pasivos de la entidad y en su estructura financiera (incluyendo su liquidez y solvencia); asimismo, permite evaluar la capacidad de la entidad para modificar los importes y periodos de cobros y pagos con el fin de adaptarse a las circunstancias y a las oportunidades de generación y aplicación de fondos, mismas que suelen cambiar constantemente.

La información histórica sobre flujos de efectivo se usa como indicador del importe, del momento de la generación y de la probabilidad de los flujos de efectivo futuros; la información sobre flujos de efectivo históricos también es útil para confirmar en el momento actual, las predicciones hechas en el pasado respecto de los flujos de efectivo futuros.

b) equivalentes de efectivo - son valores a corto plazo, de gran liquidez, fácilmente convertibles en efectivo y que están sujetos a riesgos poco significativos de cambios

6

en su valor; tales como: monedas extranjeras, metales preciosos amonedados e inversiones temporales a la vista;

c) flujos de efectivo - son entradas y salidas de efectivo;

d) entradas de efectivo - son operaciones que provocan aumentos del saldo de

efectivo;

e) salidas de efectivo - son operaciones que provocan disminuciones del saldo de

efectivo;

f) actividades de operación- son las que constituyen la principal fuente de ingresos

para la entidad; también incluyen otras actividades que no pueden ser calificadas

como de inversión o de financiamiento;

g) actividades de inversión - son las relacionadas con la adquisición y la disposición de:

i) inmuebles, maquinaria y equipo, activos intangibles y otros activos destinados al uso, a la producción de bienes o a la prestación de servicios;

ii) instrumentos financieros disponibles para la venta, así como los conservados a vencimiento;

iii) inversiones permanentes en instrumentos financieros de capital; y,

iv) actividades relacionadas con el otorgamiento y recuperación de préstamos que no están relacionados con las actividades de operación;

h) Actividades de financiamiento - son las relacionadas con la obtención, así como

con la retribución y resarcimiento de fondos provenientes de: i) los propietarios de la

entidad; ii) acreedores otorgantes de financiamientos que no están relacionados con las operaciones habituales de suministro de bienes y servicios; y,

iii) la emisión, por parte de la entidad, de instrumentos de deuda e instrumentos de

capital diferentes a las acciones;

i) valor nominal - con base en la NIF A-6, Reconocimiento y valuación, es el monto de efectivo o equivalentes, pagado o cobrado en una operación y el cual está representado, en el primer caso, por el costo de adquisición; en el segundo caso por el recurso histórico;

j) moneda de informe - es la moneda elegida y utilizada por la entidad para presentar sus estados financieros;

k) operación extranjera - con base en la NIF B-15, Conversión de monedas

extranjeras, es una entidad cuyas actividades están basadas o se llevan a cabo en un país o moneda distintos a los de la entidad informante. Para estos propósitos puede ser una subsidiaria, asociada, sucursal, un negocio conjunto o cualquier otra entidad

7

que utiliza una moneda de informe distinta a su moneda funcional, o en su caso,a su moneda de registro;

l) tipo de cambio histórico - es el tipo de cambio de contado referido a la fecha en la que se llevó a cabo una transacción determinada.

Normas generales

Con base en la NIF B-10, Efectos de la inflación, cuando su entorno económico es calificado como entorno no inflacionario, la entidad debe presentar su estado de flujos de efectivo expresado en valores nominales. Cuando dicho entorno económico es calificado como inflacionario, la entidad debe presentar su estado de flujos de efectivo expresado en unidades monetarias de poder adquisitivo a la fecha de cierre del periodo actual.

La entidad debe excluir del estado de flujos de efectivo, todas las operaciones que no afectaron los flujos de efectivo. Algunos ejemplos de estas operaciones son:

a) adquisición a crédito de inmuebles, maquinaria y equipo; por ejemplo, adquisición a

través de esquemas de arrendamiento capitalizable y otro tipo de financiamientos similares;

b) fluctuaciones cambiarias devengadas no realizadas, salvo las que se derivan del

saldo de efectivo, dado que en este caso se consideran realizadas;

c) ajustes por reconocimiento del valor razonable, salvo los que se derivan del saldo

de efectivo, dado que en este caso se consideran realizados;

d) conversión de deuda a capital y distribución de dividendos en acciones;

e) adquisición de una subsidiaria con pago en acciones;

f) pagos en acciones a los empleados;

g) donaciones o aportaciones de capital en especie;

h) operaciones negociadas con intercambio de activos;

i) creación de reservas y cualquier otro traspaso entre cuentas de capital contable.

En los casos en los que el entorno económico de la entidad es un entorno inflacionario, como parte de las operaciones que no afectaron los flujos de efectivo, deben excluirse los efectos de la inflación reconocidos en el periodo dentro de los estados financieros; esto con objeto de determinar un estado de flujos de efectivo a valores nominales. Finalmente, dichos flujos de efectivo deben presentarse expresados en unidades monetarias de poder adquisitivo a la fecha de cierre del periodo actual (ver Apéndice "B" de esta NIF).

8

Estructura básica

La entidad debe clasificar y presentar los flujos de efectivo, según la naturaleza de los mismos, en actividades de operación, de inversión y de financiamiento.

La estructura del estado de flujos de efectivo debe incluir, como mínimo, los rubros siguientes:

a) actividades de operación,

b) actividades de inversión,

c) efectivo excedente para aplicar en actividades de financiamiento o, efectivo a obtener de actividades de financiamiento,

d) actividades de financiamiento,

e) incremento o disminución neta de efectivo,

f) ajuste al flujo de efectivo por variaciones en el tipo de cambio y en los niveles de inflación;

g) efectivo al principio del periodo,

h) efectivo al final del periodo.

Dentro de cada grupo de actividades, como norma general, la entidad debe presentar los flujos de efectivo en términos brutos mostrando los principales conceptos de los distintos cobros y pagos; no obstante, dichos flujos pueden presentarse en términos netos cuando se refieran a:

a) cobros y pagos procedentes de partidas en las que su rotación es rápida, su vencimiento es a corto plazo y son tal cantidad de operaciones en el periodo, que sería impráctico presentarlas por separado; y

b) cobros y pagos en efectivo por cuenta de clientes, siempre y cuando los flujos de

efectivo reflejen la actividad con el cliente como tal, sin incluir otras actividades de éste con la entidad. Es decir, la entidad debe presentar los flujos de efectivo derivados

de la cobranza a clientes, netos de los descuentos o rebajas efectuados. Sin embargo, si dicho cliente es también su proveedor, debe presentar, por una parte, los flujos de efectivo relativos a sus operaciones como cliente y, en forma separada, debe mostrar los flujos de efectivo asociados con la proveeduría de bienes o servicios;

c) pagos y cobros en efectivo por cuenta de proveedores, siempre y cuando los flujos

de efectivo reflejen la actividad con el proveedor como tal, sin incluir otro tipo de actividades de éste con la entidad.

9

Actividades de operación

Los flujos de efectivo procedentes de las actividades de operación son un indicador de la medida en la que estas actividades han generado fondos líquidos suficientes para mantener la capacidad de operación de la entidad, para efectuar nuevas inversiones sin recurrir a fuentes externas de financiamiento y, en su caso, para pagar financiamientos y dividendos.

Debido a que los flujos de las actividades de operación son los que se derivan de las operaciones que constituyen la principal fuente de ingresos de la entidad, en esta sección se incluyen actividades que intervienen en la determinación de la utilidad o pérdida neta de la entidad o, en su caso, en el cambio neto en el patrimonio contable, exceptuando aquéllas que están asociadas ya sea con las actividades de inversión o con las de financiamiento. Ejemplo de estas últimas, es el caso de la utilidad o pérdida en la venta de activo fijo, la cual debe presentarse en actividades de inversión para integrar la totalidad de los flujos generados por dicha venta.

Algunos

siguientes:

ejemplos

de

flujos

de

efectivo

por

actividades

de

operación

son

los

a) cobros en efectivo procedentes de la venta de bienes y de la prestación de servicios;

b) cobros en efectivo derivados de regalías, cuotas, comisiones y otros ingresos;

c) pagos en efectivo a proveedores por el suministro de bienes y servicios;

d) pagos en efectivo por beneficios a los empleados, así como pagos en efectivo efectuados en su nombre;

e) pagos o devoluciones en efectivo, de impuestos a la utilidad;

f) pagos o devoluciones de otros impuestos derivados de la operación de la entidad,

diferentes al impuesto a la utilidad;

Impuestos a la utilidad

Los flujos de efectivo relacionados con los impuestos a la utilidad deben presentarse en un rubro por separado dentro de la clasificación de actividades de operación, a menos que, con base en alguna NIF particular, deban presentarse específicamente asociados con actividades de inversión o de financiamiento, como en el caso del impuesto derivado de las operaciones discontinuadas, el cual debe presentarse como parte de las actividades de inversión. Actividades de inversión

Los flujos de efectivo relacionados con actividades de inversión representan la medida en que la entidad ha canalizado recursos, esencialmente, hacia partidas que generarán ingresos y flujos de efectivo en el mediano y largo plazo.

10

Algunos ejemplos de flujos de efectivo relacionados con actividades de inversión son los siguientes:

a) pagos en efectivo para la adquisición, instalación y, en su caso, para el desarrollo

de inmuebles, maquinaria y equipo, activos intangibles y otros activos a largo plazo;

b) cobros en efectivo por ventas de inmuebles, maquinaria y equipo, activos intangibles y otros activos a largo plazo;

c) pagos o cobros en efectivo por la adquisición, disposición o rendimientos de

instrumentos financieros de deuda emitidos por otras entidades, distintos de los

instrumentos clasificados como de negociación; ejemplos: compra o venta de instrumentos financieros disponibles para la venta y de los conservados a vencimiento; así como, el cobro de intereses derivado de dichos instrumentos;

Adquisiciones y disposiciones de subsidiarias y otros negocios Los flujos de efectivo derivados de adquisiciones o disposiciones de subsidiarias y otros negocios deben clasificarse en actividades de inversión; asimismo, deben presentarse en un único renglón por separado que involucre toda la operación de adquisición o, en su caso, de disposición, en lugar de presentar la adquisición o disposición individual de los activos y pasivos de dichos negocios, a la fecha de adquisición o disposición. Los flujos de efectivo pagados por la adquisición de subsidiarias y otros negocios deben presentarse netos del saldo de efectivo adquirido en dicha operación.

Los flujos de efectivo cobrados por la disposición de subsidiarias y otros negocios (operaciones discontinuadas) deben presentarse netos del saldo de efectivo dispuesto en dicha operación. En el caso de subsidiarias extranjeras, debe mostrarse este importe neto del ajuste acumulado por conversión atribuible a dichas subsidiarias.

Efectivo excedente para aplicar en actividades de financiamiento o efectivo a obtener de actividades de financiamiento

Antes de mostrar las actividades de financiamiento, debe determinarse la suma algebraica de los flujos de efectivo presentados en los rubros de actividades de operación y actividades de inversión. Cuando este resultado es positivo, se le denomina efectivo excedente para aplicar en actividades de financiamiento; cuando es negativo, se le denomina efectivo a obtener de actividades de financiamiento.

Actividades de financiamiento

Algunos ejemplos de flujos de efectivo por actividades de financiamiento son los siguientes:

a) cobros en efectivo procedentes de la emisión de acciones y otros instrumentos de

capital de la propia entidad, netos de los gastos de emisión relativos;

b) pagos en efectivo a los propietarios por reembolsos de capital, pago de dividendos

o recompra de acciones;

11

c) cobros en efectivo procedentes de la emisión, por parte de la entidad, de instrumentos de deuda, en su caso, netos de los gastos de emisión; así como cobros en efectivo por la obtención de préstamos, ya sea a corto o a largo plazo;

d) reembolsos en efectivo de los recursos tomados en préstamo descritos en el inciso

anterior; y

e) pagos en efectivo realizados por la entidad como arrendataria para reducir la deuda

pendiente de un arrendamiento capitalizable u otros financiamientos similares.

Compra o venta de acciones de una subsidiaria al interés minoritario

En los casos en los que una entidad controladora compra o vende acciones de una subsidiaria al interés minoritario, los flujos de efectivo asociados con dicha operación deben presentarse como actividades de financiamiento, dentro del estado de flujos de efectivo consolidado; lo anterior debido a que se considera que esta operación es una transacción entre accionistas o propietarios.

Incremento o disminución neta de efectivo

Después de clasificar los flujos de efectivo en actividades de operación, actividades de inversión y de financiamiento, deben presentarse los flujos de efectivo netos de estas tres secciones; este importe neto se denomina incremento o disminución neta de efectivo.

Ajuste al flujo de efectivo por variaciones en el tipo de cambio y en los niveles de inflación

En un renglón por separado, llamado ajuste al flujo de efectivo por variaciones en el tipo de cambio y en los niveles de inflación, la entidad debe presentar, según proceda, lo siguiente:

a) los ajustes por conversión a los que hace alusión el párrafo 53 relativo a la conversión de los flujos de efectivo de sus operaciones extranjeras, a la moneda de informe;

b) los ajustes por inflación asociados con los flujos de efectivo de cualquiera de las

entidades que conforman el ente económico consolidado y que se encuentra en un

entorno económico inflacionario.

Efectivo al principio del periodo

El rubro denominado efectivo al principio del periodo corresponde al saldo de efectivo presentado en el balance general del final del periodo anterior, el cual debe incluir el efectivo restringido; el efectivo al principio del periodo debe presentarse en un renglón

12

específico dentro del estado de flujos de efectivo para permitir la conciliación con el saldo de efectivo al final del periodo actual.

Efectivo al final del periodo

El rubro denominado efectivo al final del periodo, dentro del estado de flujos de efectivo, debe determinarse por la suma algebraica de los rubros: a) incremento o disminución neta de efectivo; b) ajuste por conversión y/o ajuste por valuación de los saldos de efectivo; y c) efectivo al principio del periodo; dicha suma debe corresponder al saldo del efectivo presentado en el balance general al final del periodo incluyendo el saldo del efectivo restringido.

Consideraciones adicionales

Intereses

Los flujos de efectivo derivados de intereses cobrados deben presentarse en un rubro específico dentro del mismo grupo de actividades en el que se presentan los flujos de efectivo de la partida con la que están asociados. Por ejemplo, las entradas de flujos de efectivo por intereses de instrumentos financieros de negociación deben presentarse, al igual que dichos instrumentos, en actividades de operación; si los intereses se derivan de un instrumento clasificado como disponible para la venta, el flujo de efectivo relativo debe presentarse en actividades de inversión.

Los intereses pagados, siempre que se trate de entidades no financieras, deben presentarse dentro de actividades de financiamiento debido a que representan los costos de haber obtenido recursos por parte de los acreedores financieros de la entidad; dichos intereses pagados deben incluir los intereses capitalizados en activos.

Dividendos

Los flujos de efectivo derivados de dividendos cobrados deben presentarse en un rubro específico dentro del mismo grupo de actividades en el que se presentan los flujos de efectivo de la partida con la que están asociados. Por ejemplo: las entradas de flujos de efectivo por dividendos cobrados de instrumentos financieros de negociación deben presentarse, al igual que dichos instrumentos, en actividades de operación; si los dividendos cobrados se derivan de una inversión permanente en una entidad asociada, dichos flujos de efectivo deben presentarse en actividades de

inversión.

.

Partidas no ordinarias

Las partidas no ordinarias deben clasificarse como actividades de operación, de inversión o de financiamiento dependiendo de su sustancia económica; por ejemplo, el caso de la ganancia no ordinaria derivada de una adquisición de negocios debe presentarse en actividades de inversión como parte de los flujos de efectivo netos asociados a tal adquisición.

13

PROCEDIMIENTO PARA ELABORAR EL ESTADO DE FLUJOS DE EFECTIVO Actividades de operación

La entidad debe determinar y presentar los flujos de efectivo de las actividades de operación usando uno de los dos métodos siguientes:

a) método directo - según el cual deben presentarse por separado las principales

categorías de cobros y pagos en términos brutos;

b) método indirecto - según el cual, preferentemente, se presenta en primer lugar la

utilidad o pérdida antes de impuestos a la utilidad o, en su caso, el cambio neto en el

patrimonio contable; dicho importe se ajusta por los efectos de operaciones de periodos anteriores cobradas o pagadas en el periodo actual y, por operaciones del periodo actual de cobro o pago diferido hacia el futuro; asimismo, se ajusta por operaciones y que están asociadas con las actividades de inversión o de financiamiento.

Método directo

En este método, la determinación de los flujos de efectivo de actividades de operación debe hacerse con cualquiera de los procedimientos siguientes:

a) utilizando directamente los registros contables de la entidad respecto de las

partidas que se afectaron por entradas o por salidas de efectivo; o

b) modificando cada uno de los rubros del estado de resultados o del estado de

actividades por:

los cambios habidos durante el periodo en las cuentas por cobrar, en las cuentas por pagar y en los inventarios, derivados de las actividades de operación; otras partidas sin reflejo en el efectivo; y otras partidas que se eliminan por considerarse flujos de efectivo de inversión o de financiamiento;

El siguiente es un ejemplo del inciso b) del párrafo anterior: se ajustan las ventas netas por cargos adicionales al cliente (3), por los importes no cobrados en el periodo, así como por los importes cobrados en el periodo relacionados con ventas de periodos pasados y, consecuentemente, se determina el rubro de cobros a clientes; asimismo, se ajusta el costo de ventas por los movimientos de inventarios, de sus proveedores y cargos adicionales de estos a la entidad, para así, determinar el rubro de pagos a proveedores en el periodo

En la aplicación del método directo, deben presentarse por separado y como mínimo, las actividades de operación siguientes:

a) cobros en efectivo a clientes,

b) pagos en efectivo a proveedores de bienes y servicios,

c) pagos en efectivo a los empleados,

d) pagos o cobros en efectivo por impuestos a la utilidad.

14

Asimismo, los flujos de efectivo que no se presentan en forma segregada pueden presentarse dentro de los conceptos: otros cobros en efectivo por actividades de operación u otros pagos en efectivo por actividades de operación.

Método indirecto

En el método indirecto, los flujos de efectivo de las actividades de operación deben determinarse partiendo, preferentemente, de la utilidad o pérdida antes de impuestos a la utilidad o, en su caso, del cambio neto en el patrimonio contable; dicho importe se aumenta o disminuye por los efectos de:

a) partidas que se consideran asociadas con:

actividades de inversión; por ejemplo, la depreciación y la utilidad o pérdida en la venta de inmuebles, maquinaria y equipo; la amortización de activos intangibles; la pérdida por deterioro de activos de larga duración; así como la participación en asociadas y en negocios conjuntos; Actividades de financiamiento; por ejemplo, los intereses a cargo sobre un préstamo bancario y las ganancias o pérdidas en extinción de pasivos;

b) cambios habidos durante el periodo en los rubros, de corto o largo plazo, que forman parte del capital de trabajo de la entidad; tales como: inventarios, cuentas por cobrar y cuentas por pagar.

Actividades de inversión y de financiamiento

La entidad debe determinar y presentar por separado, después de actividades de operación, los flujos de efectivo derivados de las principales categorías de cobros y pagos brutos relacionados con las actividades de inversión y financiamiento, salvo en los casos previstos en el párrafo 16, por los cuales se permite presentar el movimiento neto.

Flujos de efectivo de operaciones extranjeras En la conversión del estado de flujos de efectivo de la moneda funcional a la moneda de informe de una operación extranjera informe que se encuentra en un entorno económico inflacionario, debe atenderse a lo siguiente:

a) los flujos de efectivo del periodo deben convertirse al tipo de cambio de cierre del

periodo actual;

b) el saldo inicial de efectivo debe convertirse al tipo de cambio de la fecha de cierre

del periodo actual;

c) el saldo final de efectivo debe convertirse al tipo de cambio de la fecha de cierre del

periodo actual.

15

En la conversión del estado de flujos de efectivo de la moneda funcional a la moneda de informe de una operación extranjera que se encuentra en un entorno económico inflacionario, debe atenderse a lo siguiente:

a) los flujos de efectivo del periodo deben convertirse al tipo de cambio de cierre del

periodo actual;

b) el saldo inicial de efectivo debe convertirse al tipo de cambio de la fecha de cierre

del periodo actual;

c) el saldo final de efectivo debe convertirse al tipo de cambio de la fecha de cierre del

periodo actual.

El efecto por conversión que surge por haber utilizado distintos tipos de cambio para la conversión del saldo inicial, del saldo final y de los flujos de efectivo debe presentarse en el rubro llamado ajuste al flujo de efectivo por variaciones en el tipo de cambio, según lo establece el párrafo 34. Este efecto debe corresponder al que se tendría de haber convertido tanto el saldo inicial de efectivo como los flujos de efectivo del periodo, al tipo de cambio de cierre con el que se convirtió el saldo final de efectivo.

Estado de flujos de efectivo consolidado

En la elaboración del estado de flujos de efectivo consolidado, deben eliminarse los flujos de efectivo que ocurrieron en el periodo entre las entidades legales que forman parte de la entidad económica que se consolida. Ejemplos de de lo anterior, son los flujos de efectivo derivados de operaciones ínter compañías, de aportaciones de capital y de dividendos pagados.

Estados de flujos de efectivo comparativos En los casos en los que el entorno económico de la entidad es no inflacionario, los estados de flujos de efectivo comparativos de periodos anteriores deben presentarse expresados en valores nominales.

Si el entorno económico de la entidad es inflacionario, los estados de flujos de efectivo comparativos de periodos anteriores deben presentarse expresados en unidades monetarias de poder adquisitivo de la fecha de cierre del periodo actual.

Cuando el entorno económico de la entidad haya cambiado de no inflacionario a inflacionario, los estados de flujos de efectivo de periodos anteriores deben presentarse expresados en unidades monetarias de poder adquisitivo de la fecha de cierre del periodo actual.

NORMAS DE REVELACIÓN

En la revelación exigida por la NIF relativa a efectivo que se hace en notas al balance general respecto de la integración del saldo de efectivo, la entidad debe incluir los rubros e importes de inversiones a la vista que forman parte de dicho efectivo.

16

Respecto a las adquisiciones y disposiciones de subsidiarias y otros negocios, debe revelarse:

a)

desglosando:

la

contraprestación

total

derivada

de

dichas

adquisiciones

o

disposiciones

la porción de la contraprestación pagada o cobrada en efectivo; el importe de efectivo recibido con que contaba la subsidiaria o el negocio adquirido o dispuesto a la fecha de adquisición o disposición;

b) el importe de los activos y pasivos distintos del efectivo de la subsidiaria o negocio

adquirido o dispuesto a la fecha de adquisición o disposición. Estos importes deben agruparse por rubros importantes;

c) el importe de impuesto a la utilidad pagado atribuible a dichas disposiciones de

subsidiarias y otros negocios.

Asimismo, respecto a la entidad, debe revelarse información que ayude a comprender su situación financiera y liquidez. Por lo tanto, en notas a los estados financieros debe revelarse lo siguiente:

a) cuando los flujos de efectivo relacionados con los impuestos a la utilidad hayan

quedado segregados en los distintos grupos de actividades dentro del estado de flujos

de efectivo, deben revelarse los flujos totales por dichos impuestos;

b) el importe de los préstamos no utilizados que puedan estar disponibles para

actividades de operación o para el pago de operaciones de inversión o de financiamiento, indicando las restricciones sobre el uso de los fondos provenientes de dichos préstamos;

c) las operaciones relevantes, de inversión y de financiamiento, que no hayan

requerido el uso de efectivo o equivalentes de efectivo. Por ejemplo, la adquisición de inmuebles, maquinaria y equipo a través de arrendamiento capitalizable o de cualquier otro medio de financiamiento similar;

d) el importe total de flujos de efectivo que representan excedentes para futuras

inversiones o para pagos de financiamientos o rendimientos a los accionistas; así como, aquéllos que representan incrementos en la capacidad de operación, separado de los flujos de efectivo que esencialmente se requieren para mantener la capacidad de operación de la entidad.

VIGENCIA

Las disposiciones contenidas en esta Norma de Información Financiera entran en vigor para los ejercicios que se inicien a partir del 1º de enero de 2008. Esta NIF deja sin efecto al Boletín B-12, Estado de cambios en la situación financiera, así como el párrafo 33 del Boletín B-16, Estados financieros de entidades con propósitos no lucrativos.

17

NIF B-3 ESTADO DE RESULTADOS

Esta Norma de Información Financiera (NIF) tiene como finalidad establecer las normas generales para la presentación y estructura del estado de resultados, requerimientos mínimos de su contenido y normas generales de revelación.

Las disposiciones de esta NIF son aplicables a las entidades lucrativas que emiten estados de resultados en los términos establecidos por la NIF A-3, Necesidades de los usuarios y objetivos de los estados financieros.

Las entidades con propósitos no lucrativos no se encuentran comprendidas dentro del alcance de esta NIF. Dichas entidades emiten estados de actividades en lugar de estados de resultados, los cuales se rigen por lo dispuesto en la NIF particular relativa a estados financieros para dichas entidades.

NORMAS GENERALES DE PRESENTACIÓN

Aspectos generales

El estado de resultados debe mostrar la información relativa a las operaciones de una entidad lucrativa en un periodo contable, mediante un adecuado enfrentamiento de los ingresos con los costos y gastos relativos, para así determinar la utilidad o pérdida neta del periodo, la cual forma parte del capital ganado de dichas entidades.

Estructura del estado de resultados

Con base en la NIF A-5, los ingresos, costos y gastos pueden ser de dos tipos:

a) ordinarios—son los relacionados con el giro de la entidad, es decir, los que se

derivan de las actividades primarias que representan la principal fuente de ingresos para la entidad; y

b) no ordinarios—son los que se derivan de las actividades que no representan la

principal fuente de ingresos para la entidad.

Los ingresos, costos y gastos ordinarios deben incluir todos aquéllos que son inherentes a las actividades primarias de la entidad aun cuando no sean frecuentes.

En el estado de resultados, la entidad debe presentar, en primer lugar, las partidas ordinarias y, cuando menos, los niveles siguientes:

a) utilidad o pérdida antes de impuestos a la utilidad;

b) utilidad o pérdida antes de las operaciones discontinuadas, en su caso; y

c) utilidad o pérdida neta.

En términos generales, las partidas de ingresos, costos y gastos deben presentarse en forma separada, a menos que ésta u otra NIF particular permitan su presentación neta.

18

Principales renglones del estado de resultados

Ventas o ingresos netos

Este rubro se integra por los ingresos que genera una entidad por la venta de inventarios, la prestación de servicios o por cualquier otro concepto que se deriva de las actividades primarias que representan la principal fuente de ingresos de la propia entidad.

Costos y gastos.

Ciertos sectores o industrias suelen presentar sus costos y gastos utilizando una combinación de criterios, por lo cual, la NIF B-3 permite la clasificación y presentación de una parte de sus costos y gastos por función y la otra parte, por naturaleza.

Clasificación por función

Una clasificación con base en la función muestra en rubros genéricos los tipos de costos y gastos atendiendo a su contribución a los diferentes niveles de utilidad o pérdida dentro del estado de resultados. Esta clasificación tiene como característica fundamental el separar el costo de ventas de los demás costos y gastos.

Clasificación por naturaleza

Una clasificación con base en la naturaleza desglosa los rubros de costos y gastos, atendiendo a la esencia específica del tipo de costo o gasto de la entidad; es decir, no se agrupan en rubros genéricos. Costo de ventas

Este rubro muestra el costo de adquisición2 de los artículos vendidos o el costo de los servicios prestados relativos a las ventas o ingresos netos. El costo de ventas sólo se presenta en una clasificación por función. Derivado de ello, la entidad puede presentar el nivel de utilidad o pérdida bruta.

La utilidad o pérdida bruta es la diferencia entre las ventas o ingresos netos y el costo de ventas.

Gastos generales

Los gastos de venta son los que se derivan de los esfuerzos de la entidad para comercializar sus bienes o servicios. Los gastos de administración son aquéllos en los que incurre la entidad para controlar sus operaciones. Existen algunos gastos que, siendo inherentes a las actividades primarias, son generales aun cuando no son frecuentes, como los costos de una huelga o las reparaciones por daños de un ciclón. Las partidas de este rubro que tengan en un periodo contable naturaleza deudora y acreedora, como la utilidad o pérdida en venta de inmuebles, maquinaria y equipo y de activos intangibles, deben presentarse netas.

19

Resultado Integral de Financiamiento (RIF)

El resultado integral de financiamiento se conforma de:

a) intereses;

b) fluctuaciones cambiarias;3

c) cambios en el valor razonable de activos y pasivos financieros; y

d) el resultado por posición monetaria.

No debe incluirse en el estado de resultados el RIF que, en atención a las NIF particulares relativas:

a) se capitalice como parte del costo de adquisición de un activo; o

b) forme parte de otras partidas integrales, como un componente del capital ganado.

El RIF debe desglosarse en cada uno de sus componentes, ya sea en el cuerpo del mismo estado de resultados o en notas a los estados financieros.

Partidas no ordinarias

Son las que se derivan de las actividades que no representan la principal fuente de ingresos para la entidad. Generalmente, estas partidas son infrecuentes; algunos ejemplos son: una cancelación de una concesión, una expropiación y el exceso del valor razonable de los activos netos adquiridos sobre su costo de adquisición.

Utilidad o pérdida antes de impuestos a la utilidad

Este nivel representa el valor residual de las ventas o ingresos netos después de sumar o disminuir, según proceda, los otros ingresos, costos y gastos, ordinarios y no ordinarios, sin incluir los impuestos a la utilidad y las operaciones discontinuadas.

Impuestos a la utilidad

En este rubro se informa el importe de los impuestos a la utilidad, determinado conforme a la NIF particular relativa, sin incluir el atribuible a operaciones discontinuadas y otras partidas integrales.

Utilidad o pérdida antes de las operaciones discontinuadas

Es la suma algebraica de la utilidad o pérdida antes de impuestos a la utilidad y el rubro de impuestos a la utilidad. En caso de no existir operaciones discontinuadas, este nivel se considera como la utilidad o pérdida neta.

Operaciones discontinuadas

En este rubro se presentan los ingresos, costos y gastos relativos a las operaciones discontinuadas de una entidad de acuerdo con lo dispuesto por la NIF particular relativa.

20

Utilidad o pérdida neta

Cuando proceda, la utilidad o pérdida neta debe distribuirse en:

a) participación no controladora—es la parte de la utilidad o pérdida neta consolidada del ejercicio que les corresponde a los accionistas que no tienen el control sobre las subsidiarias que forman parte de la entidad consolidada; y

b) participación controlada—es la parte de la utilidad o pérdida neta consolidada del ejercicio que les corresponde a los accionistas que tienen el control sobre las subsidiarias que forman parte de la entidad consolidada.

Consideraciones adicionales

En atención a las prácticas del sector o industria al que pertenece la entidad, pueden incluirse en el estado de resultados o en notas a los estados financieros, rubros, agrupaciones o niveles de utilidad adicionales, cuando dicha presentación contribuya a un mejor entendimiento del desempeño económico y financiero de la entidad; un ejemplo de lo anterior es el nivel de utilidad de operación, el cual—de acuerdo con esta NIF es permitido aun cuando no es requerido.

NORMAS GENERALES DE REVELACIÓN

Utilidad por acción

La utilidad por acción debe revelarse al calce del estado de resultados, conforme a lo dispuesto por la NIF particular relativa. PERIODOS DE EMISIÓN DEL ESTADO DE RESULTADOS

Las entidades deben presentar el estado de resultados de acuerdo con el periodo contable definido por la propia entidad; por lo que, con base en la NIF A-7, debe emitirse por lo menos una vez al año, abarcando un periodo anual o, en su caso, al término del ciclo normal de operaciones de la entidad, si éste es mayor a un año, cubriendo un periodo igual a dicho ciclo.

VIGENCIA

Las disposiciones contenidas en esta Norma de Información Financiera entran en vigor para los estados de resultados de ejercicios que se inicien a partir del 1º de enero de 2007.

TRANSITORIOS

Las antes denominadas partidas especiales, mencionadas en algunas NIF particulares, deben formar parte del rubro de otros ingresos y gastos, ya que se considera que son operaciones incidentales, inherentes a las actividades primarias. Las antes denominadas partidas extraordinarias, mencionadas en algunas NIF particulares, deben formar parte de las partidas no ordinarias.

21

BOLETIN B-4 UTILIDAD INTEGRAL

Este boletín tiene como objeto:

a). Definir el concepto de utilidad integral b). establecer las reglas para la presentación y revelación de la utilidad integral y de sus componentes

Este boletín es aplicable a todas las entidades que presenten estados financieros de acuerdo al Boletín B-1 Objetivos de los estados financieros.

DEFINICIÓN DE TÉRMINOS

Utilidad integral

Es la utilidad o pérdida neta del periodo determinada como lo establece el Boletín B-3, más aquellas partidas cuyo efecto en dicho periodo, por disposiciones específicas de algunos boletines, se reflejen directamente en el capital contable y no constituyen aportaciones, reducciones y distribuciones de capital.

Utilidad neta La utilidad neta es aquella que resulta de la aplicación de las reglas contenidas en el Boletín B-3

Otras partidas de utilidad integral

Ejemplos de algunas partidas que forman parte de la utilidad integral, son los cambios en el periodo, ocurridos como consecuencia de:

• Exceso o insuficiencia en la actualización del capital contable (Boletín B-10)

• Efectos de conversión de moneda extranjera (Boletín B-15)

• Ajuste al capital contable por pasivo adicional de remuneraciones al retiro (Boletín D-

3)

• Impuesto sobre la renta diferido que se aplica directamente al capital contable (Boletín D -4)

REGLAS DE PRESENTACIÓN Y REVELACIÓN

Utilidad integral:

El importe de la utilidad integral que se presenta en el estado de variaciones en el capital contable, es el resultado de la actuación total de la empresa durante el periodo y está representado por la utilidad neta, más los efectos del resultado por tenencia de activos no monetarios, la ganancia por la conversión de moneda extranjera y el pasivo adicional por remuneraciones al retiro que, de conformidad con los principios de contabilidad aplicables, se llevaron directamente al capital contable.

22

BOLETIN B-5 INFORMACION FINANCIERA PARA SEGMENTOS

Este Boletín tiene por objetivo establecer las normas para distinguir y revelar la información financiera por segmentos.

Las reglas del presente Boletín son aplicables a las entidades económicas públicas, entendidas por tales, aquellas cuyos instrumentos de deuda o de capital están inscritos y son negociados en una Bolsa de Valores, así como aquéllas que estén en proceso de emitir valores de capital o deuda en mercados públicos de valores, a través de una oferta pública o para obtener una inscripción preventiva en el Registro Nacional de Valores e Intermediarios o de cualesquier otro organismo regulador de Bolsas de Valores.

Segmento operativo - Es un componente de una entidad comprometido en actividades de negocios que generan ingresos y gastos, cuyos resultados operativos son revisados regularmente por el ejecutivo operativo, para tomar decisiones acerca de la asignación de recursos al segmento y evaluación de su desarrollo, y del cual se cuenta con información financiera disponible. Los segmentos operativos pueden ser económicos o por áreas geográficas e inclusive con base en los principales grupos homogéneos de clientes.

Segmento económico - Es un componente identificable de una entidad referente a una actividad de negocio que proporciona un producto o servicio individual o un grupo de productos o servicios relacionados y, que está sujeto a riesgos y beneficios que son distintos a los de otros segmentos económicos del negocio.

Ingresos del segmento - Se componen por los ingresos que, formando parte de los resultados de la entidad, son directamente atribuibles al segmento, incluyendo cualquier porción relevante de los ingresos generales de la entidad que puedan ser distribuidos al segmento, utilizando una base razonable de reparto. Con independencia, en ambos casos, de si los ingresos correspondientes están relacionados con clientes externos o se deben a transacciones con otros segmentos de la misma entidad.

Costos y gastos de operación del segmento – Lo constituyen los costos y gastos derivados de las actividades de operación de la entidad que le son directamente atribuibles al segmento, incluyendo cualquier porción relevante de costos y gastos que puedan ser distribuidos al segmento utilizando una base razonable de reparto. Comprende tanto los costos y gastos relacionados a las ventas con clientes externos, como los que se refieren a las transacciones realizadas con otros segmentos de la misma entidad.

Utilidad (pérdida) de operación del segmento – Es la diferencia entre los ingresos, costos y gastos del segmento.

Activos del segmento - Son los correspondientes a la operación de la entidad directamente atribuibles al segmento, necesarios para realizar su actividad, incluyendo cualesquier otros que se le puedan asignar, utilizando una base razonable de distribución. No deben incluirse los activos por impuestos diferidos.

23

Integración vertical - Existe en una entidad que primaria o exclusivamente vende a otros segmentos de la entidad. Su información basa su segregación en cada fase de la producción, por ejemplo, entidades de la industria de petróleo y gas son integradas verticalmente.

REGLAS DE REVELACIÓN

Una entidad debe revelar información por segmentos, al cierre de cada periodo contable, de acuerdo a los criterios siguientes:

a) Información analítica (primaria) por segmentos operativos, siempre y cuando tenga dos o más componentes operativos y se cuente con información interna que permita la preparación de esta información de manera costeable, de acuerdo a los párrafos 27 y 28.

Los segmentos operativos pueden prepararse sobre cualquiera de las bases siguientes, segmentos económicos, áreas geográficas e inclusive con los principales grupos homogéneos de clientes, basado en el enfoque gerencial que se comenta en los párrafos 9 a 16. A su vez, un segmento económico puede basarse en productos o servicios.

Por ejemplo, si la información analítica del segmento operativo se presenta con base en segmentos económicos, la información general deberá presentarse por área geográfica y por grupos homogéneos de clientes.

La información por segmentos operativos debe integrarse con base en el enfoque gerencial o el utilizado por la administración de la entidad, para evaluar el desarrollo de los resultados de sus partes y adoptar decisiones para asignar recursos a cada una de ellas.

El enfoque gerencial constituirá el punto de arranque para identificar partidas de resultados y activos que puedan ser directamente atribuibles o razonablemente asignados a los segmentos operativos.

La información por segmentos operativos permite la realización del análisis financiero de la rentabilidad y riesgos particulares de la entidad, la cual lógicamente genera un análisis de mayor valor, pero a la vez más subjetivo y poco comparable con las demás entidades. Un segmento operativo se identificará con base en lo que:

a) Representa una actividad de negocios o un entorno económico particular, de la cual obtiene ingresos, mantiene activos o incurre en pasivos.

No obstante lo mencionado en el párrafo anterior, si dichas características no están claramente definidas para identificar un segmento operativo, la entidad debe considerar otros factores, como puede ser la existencia de un gerente o director responsable del segmento de acuerdo a la naturaleza de las actividades de negocio del mismo o de la estructura de la entidad económica.

24

Identificación de segmentos sujetos a informar

Una entidad debe revelar información sobre cada segmento operativo:

a) Que haya sido identificado conforme.

Criterios cualitativos y cuantitativos de los segmentos operativos

Criterios cualitativos para segmentos económicos

Si el segmento operativo se identifica con segmentos económicos basados en un producto o servicio o en grupos de productos o servicios similares y muestran desarrollos financieros semejantes, se debe procurar la integración del segmento correspondiente en un solo componente, considerando entre otros factores:

a)

La naturaleza similar de los productos atribuibles al segmento económico.

c)

Proximidad de operaciones.

e)

Las regulaciones sobre control de cambios y de moneda extranjera.

Criterios cuantitativos

Una entidad económica debe revelar información de un segmento operativo si cumple con cualquiera de los siguientes criterios:

a) Los ingresos de un segmento, incluyendo las ventas a los clientes externos y las

ventas o transferencias ínter segmentos, representan el 10% o más del ingreso total

de los segmentos informados.

b) El importe total absoluto de la utilidad o pérdida de operación es el 10% o más, de

lo que resulte mayor entre:

La utilidad de operación combinada de todos los segmentos que no informaron una pérdida de operación, o de La pérdida de operación combinada de todos los segmentos que informaron una pérdida de operación. c) Los activos de un segmento representan 10% o más de los activos totales de los segmentos informados.

Información a revelar

Las entidades económicas a las que aplican las disposiciones del presente Boletín, deben presentar formando parte de la información en notas a sus estados financieros básicos, la siguiente información:

a) Informe analítico o detallado de sus segmentos operativos

b) Informe general de sus productos o servicios

c) Informe general de sus áreas geográficas

d) Informe general de sus grupos homogéneos de clientes

e) Otras revelaciones.

25

Información analítica por segmento operativo

Una entidad económica debe presentar la siguiente información analítica para cada segmento operativo:

a)

Ingresos netos de transacciones con clientes externos.

b)

Ingresos netos ínter segmentos.

c)

Utilidad (pérdida) de operación.

e)

Resultados de asociadas y, en su caso, subsidiarias, reconocidos por el método de

participación. f) Activos totales.

g) Inversiones en el periodo en activos productivos, tales como:

El monto de las inversiones en compañías asociadas incluidas en el segmento. Las erogaciones por adquisición de inmuebles, maquinaria y equipo, y activos intangibles.

h) Cualquier otra información adicional sobre activos, pasivos, compromisos o resultados que se considere importante para un segmento.

Las entidades deben presentar una conciliación de los ingresos, del resultado de operación y del total de los activos totales y productivos de los segmentos operativos revelados, otros segmentos con las cifras correspondientes de los estados financieros.

Información general

Por productos o servicios

Las entidades económicas deben informar como mínimo, los ingresos provenientes de ventas a clientes externos por cada tipo de producto o servicio o grupos de productos o servicios similares.

Por áreas geográficas

Se debe informar, como mínimo, para cada área geográfica donde se desenvuelve el entorno económico de la entidad, de los cuales el segmento derive ingresos o mantiene activos productivos, la siguiente información:

a) Ingresos de clientes externos.

b) Activos totales.

c) Inversiones en activos productivos

26

Por principales grupos homogéneos de clientes

Las entidades económicas deben proporcionar información del grado de dependencia con sus principales tipos de clientes. Si el 10% o más de los ingresos de una entidad económica son derivados de transacciones con un grupo homogéneo de clientes o con un cliente en particular, la entidad económica debe divulgar ese hecho, así como el monto total de ingresos de cada uno de tales grupos y los segmentos económicos con los que se identifica.

La entidad económica no necesita divulgar la identidad de los clientes principales. Para este propósito, un grupo de entidades bajo control común debe ser considerado como un cliente individual; en las mismas circunstancias se ubica al gobierno federal, los gobiernos de los estados y gobiernos extranjeros.

Otras revelaciones

Las entidades económicas deben divulgar a través de notas a los estados financieros la siguiente información:

a) Información general acerca de la integración de los segmentos operativos en los

siguientes términos:

Los factores que la administración considere más significativos en la determinación de los segmentos operativos de la entidad económica. Los tipos de productos o servicios, áreas geográficas o grupos homogéneos de clientes, por los cuales cada segmento operativo derivó sus ingresos. La naturaleza y efectos de cualquier cambio significativo en períodos anteriores, sobre los métodos utilizados para determinar los segmentos, así como la presentación de información financiera comparativa reformulada.

Información a fechas intermedias

En estados financieros formulados y presentados en fechas intermedias, las entidades económicas deben revelar en notas a los estados financieros, como mínimo, la siguiente información acerca de sus segmentos operativos:

a) Ingresos netos de clientes externos para cada segmento operativo.

b) Ingresos netos ínter segmentos considerados en cada segmento operativo.

c) Resultado de operación por cada segmento operativo.

e) Una conciliación del total de utilidades o pérdidas operativas de los segmentos

operativos con el resultado operativo total de la entidad económica.

VIGENCIA

Las disposiciones contenidas en este Boletín son obligatorias a partir de la fecha de su publicación.

27

NIF B-7 ADQUISICION DE NEGOCIOS

Esta Norma de Información Financiera (NIF) tiene como objetivo establecer las normas para el reconocimiento inicial a la fecha de adquisición, de los activos netos que se adquieren en una adquisición de negocios, así como de la participación no controladora y de otras partidas que pueden surgir en la misma, tales como el crédito mercantil y una compra a precio de ganga.

Aplicabilidad Esta norma es aplicable a todas las entidades que realizan una adquisición de negocios, la cual ocurre cuando una entidad adquiere los activos netos o un grupo de activos y pasivos que constituyen un negocio, o adquiere las acciones ordinarias o partes sociales de otra entidad, obteniendo control de los mismos.

Las adquisiciones pueden darse cuando:

a) una entidad se convierte en subsidiaria de otra, aun cuando esto se haya dado

paulatinamente, a través de una compra en etapas,

b) dos o más entidades se unen o fusionan, siempre y cuando antes de la unión o

fusión no hayan estado bajo control común,

c) una entidad transfiere activos netos (activos menos pasivos) o sus propietarios

transfieren sus acciones ordinarias o partes sociales a otra, o una combinación de

estas transacciones, y

d) se hace el intercambio de un negocio por otro.

Las disposiciones de esta NIF no aplican para las siguientes transacciones:

a) la constitución de un negocio, ya que únicamente se están transfiriendo recursos

para dicha constitución y no se está adquiriendo un negocio existente;

b) la adquisición y/o fusión de entidades bajo control común, en la cual el monto de la

contraprestación no fue determinado por partes interesadas, dispuestas e informadas, en un mercado de libre competencia y por lo tanto no representa su valor razonable;

c) la adquisición de activos y pasivos que no son un negocio, ya que al no adquirir

activos y pasivos que estaban siendo administrados como negocio, tales como los de

un segmento con un centro de control, no se considera que se adquiere un negocio; y

d) La adquisición de intereses de la participación no controladora o la venta de los

mismos sin perder el control de la subsidiaria, debido a que éstas son transacciones entre accionistas de la entidad.

Entidades bajo control común

Cuando las entidades que se unen son controladas antes y después de dicha unión por la misma entidad, dueño o dueños y el control no es temporal, se asume que son entidades bajo control común y no se considera que existe una adquisición bajo los

términos de esta NIF, si el monto de la contraprestación no fue determinado por partes interesadas, dispuestas e informadas, en un mercado de libre competencia y, por lo tanto, dicho monto no representa un valor razonable.

.

28

DEFINICIONES DE TÉRMINOS

Los términos que se listan a continuación se utilizan en esta NIF con los significados que se especifican:

a) activos netos del negocio adquirido - es el monto neto de activos identificables y

pasivos asumidos del negocio adquirido, que se adquieren en una adquisición de negocios;

b) activos identificables del negocio adquirido - son aquéllos adquiridos en una

"adquisición de negocios" que pueden ser separados de la entidad; es decir, que pueden ser vendidos, rentados, transferidos, intercambiados o licenciados por la entidad adquirente, o bien, que surgen de derechos legales o contractuales

independientemente de que puedan o no ser transferibles o separables de la entidad, tales como algunas concesiones. Incluyen activos intangibles como marcas, patentes, ciertos conocimientos y otros similares; c) adquirido - es el negocio sobre el cual la adquirente obtiene control;

d) adquirente - es la entidad que obtiene control del negocio adquirido;

e) adquisición de negocios - es la transacción por medio de la cual una entidad

adquiere los activos netos de uno o varios negocios y obtiene control sobre los mismos. Incluye también todas las fusiones entre entidades independientes;

f) asociada - es una entidad sobre la cual otra entidad ejerce influencia significativa;

g) contraprestación - es el monto que paga la adquirente para obtener el control de

uno o varios negocios;

h) contraprestación contingente - es la parte de la contraprestación que la adquirente

se obliga a pagar a los dueños anteriores del adquirido, sujeta a la ocurrencia de eventos posteriores específicos o a que se cumplan ciertas condiciones. Incluye

derechos a recuperar sobre una parte de la contraprestación previamente pagada; i) control - es el poder de decidir las políticas financieras y de operación de una entidad con el fin de obtener beneficio de sus actividades;

j) controladora - es aquella entidad que controla a una o más subsidiarias;

k) crédito mercantil - es un activo intangible que representa beneficios económicos

futuros que surgen de otros activos adquiridos que no son identificables individualmente ni reconocidos por separado;

l) deterioro - es la condición existente cuando los beneficios económicos futuros de un activo, derivados de su monto recuperable por su uso o por su disposición, son inferiores a su valor neto en libros;

m) dueños - se utiliza indistintamente para quienes poseen títulos representativos del

capital de una entidad, como para los miembros o participantes de una sociedad

mutualista;

n) fecha de adquisición o de compra - es aquélla en que la adquirente obtiene control

del adquirido;

o) fusión - es la figura legal de adquisición por medio de la cual se disuelven algunas

entidades legales, cuyos activos netos pasan a ser propiedad de otra entidad;

p) inversiones en asociadas - son aquellas inversiones permanentes efectuadas en

entidades con la intención de ejercer sobre ellas influencia significativa;

q) mutualista - es una entidad cuyos miembros reciben beneficios a través de

menores costos de productos o servicios, o mejores rendimientos, así como un dividendo en proporción a su nivel de actividad con la mutualista;

29

r) negocio - es un conjunto autosuficiente de actividades y activos o de activos netos,

que son o pueden ser operados y administrados por un único centro de control, con el propósito de generar un rendimiento u otros beneficios a sus dueños;

s) participación controladora - es la porción del capital contable de una subsidiaria que

pertenece a la controladora;

t) participación no controladora - es la porción del capital contable de una subsidiaria que pertenece a otros dueños distintos a la controladora;

u) pasivos asumidos - son aquéllos que se transfieren con el "adquirido" o que la

adquirida asume específicamente;

v) subsidiaria - es una entidad sobre la cual otra entidad ejerce control;

w) unidad a informar - es un nivel de control e información interna de rendimiento de la

inversión; y

x) valor razonable - representa el monto de efectivo o equivalentes que participantes

en el mercado estarían dispuestos a intercambiar para la compra o venta de un activo,

o para asumir o liquidar un pasivo, en una operación entre partes interesadas, dispuestas e informadas, en un mercado de libre competencia.

NORMAS DE VALUACIÓN EN EL RECONOCIMIENTO INICIAL

Adquisición de un negocio

transacción por medio de la cual una entidad adquiere, directa o indirectamente, el control de uno o más negocios. Una adquisición puede estructurarse de distintas maneras, en atención a consideraciones legales, fiscales o de otra índole, que pueden ser, entre otras:

a) uno o más negocios pasan a ser subsidiarias de la adquirente o se fusionan

legalmente en ésta,

b) un negocio adquirido transfiere sus activos netos o los dueños transfieren su

participación en el capital a una entidad adquirente,

c) todas las entidades transfieren sus activos netos o sus dueños transfieren su

participación en el capital a una entidad que se crea específicamente para llevar a cabo la adquisición, y

d)

un grupo de dueños de una de las entidades que se unen pasa a tomar control de

la

nueva entidad.

Método de compra

Las adquisiciones de negocios deben reconocerse mediante el método de compra, el cual requiere en todos los casos:

a) evaluar que se está adquiriendo un negocio,

b) identificar a la adquirente,

c) determinar la fecha de adquisición,

d) valuar en el reconocimiento inicial los activos identificables y los pasivos asumidos

del negocio adquirido, así como la participación no controladora en el negocio adquirido,

e) valuar la contraprestación, y

30

f) reconocer un crédito mercantil adquirido o, inusualmente, una compra a precio de ganga.

Ejemplo

Adquirir una entidad legal que está inactiva puede no ser una adquisición de negocios. Sin embargo, se presume que al existir un crédito mercantil en un conjunto de actividades y activos netos, existe un negocio. Consecuentemente, si un conjunto de activos netos y actividades puede ser administrado como un negocio por participantes en el mercado, se considera que estas actividades y activos netos son un negocio, aun cuando no fueron operados como tales por el vendedor.

Identificación de la entidad adquirente Indicadores a considerar

En toda adquisición de negocios debe identificarse la entidad adquirente, la cual es la que obtiene el control del negocio adquirido. Normalmente es quien paga la contraprestación entregando efectivo, emitiendo capital o incurriendo en pasivos.

Adquisición inversa

Una adquisición inversa ocurre cuando el adquirido emite acciones que son entregadas a los accionistas de la entidad adquirente, quienes pasan a tomar control de la entidad que emitió las acciones. Para que se considere que hubo una compra, el adquirido, o sea la que emitió acciones, debe ser un negocio de acuerdo con la definición

En una adquisición inversa, el valor razonable de la contraprestación debe determinarse por el valor razonable del número de acciones que la adquirente hubiera emitido, para que la participación no controladora quede con la proporción de acciones que tiene de la nueva entidad controladora.

Aun cuando los estados financieros a la fecha de compra de la entidad que queda como controladora mostrarán el nombre de la entidad legal que emitió las acciones, estos estados financieros deben ser una continuación de los de la adquirente. Dichos estados incorporan los activos netos de la entidad que emitió las acciones y el capital total es realmente el de la adquirente, que muestra el monto de la contraprestación emitida determinada conforme al párrafo anterior y el capital social se ajusta al legal del adquirido.

Dado que los estados financieros de la controladora son una continuación de los de la entidad adquirente:

a) deben presentar los activos y pasivos de la adquirente a su valor anterior a la adquisición, b) deben reconocer los activos y pasivos del negocio adquirido, así como la participación no controladora que exista a su valor razonable a la fecha de adquisición,

31

c) deben presentar el capital contable, al monto mostrado en el balance de la

adquirente, adicionando el monto emitido como contraprestación y ajustando el monto del capital social, para presentar el del adquirido, contra utilidades retenidas,

d) si algunos de los accionistas de la adquirente no canjearon sus acciones, quedan con una participación no controladora de dicha entidad legal, que pasa a ser subsidiaria, y

e) esta participación no controladora quedaría a su valor en libros, pues no forma

parte del valor razonable de los activos netos del adquirido que se adquieren.

Para determinar el promedio ponderado de acciones emitidas en el periodo de la compra y determinar la utilidad por acción, se debe:

a) multiplicar el promedio ponderado de acciones de la adquirente en el periodo o

periodos anteriores a la compra por el factor de intercambio de acciones, y

b) utilizar el promedio ponderado de acciones de la nueva tenedora para el periodo

posterior al de la compra.

Determinación de la fecha de adquisición

La fecha de adquisición o compra es aquélla en la que el control del negocio adquirido se transfiere a la entidad adquirente sin restricciones, excepto por aquéllas establecidas para proteger a los accionistas u otros dueños del adquirido.

Valuación

en

el

reconocimiento

inicial

de

los

activos

netos

del

negocio

adquirido

Identificación de los activos netos del negocio adquirido

Los activos identificables y los pasivos asumidos del negocio adquirido, así como la participación no controladora deben reconocerse a la fecha de adquisición sobre las bases que establece esta NIF, antes de identificar y reconocer el crédito mercantil.

Los activos y pasivos que deben reconocerse son aquéllos que tienen la característica de activos o de pasivos de acuerdo con la definición contenida en el Marco Conceptual y en otras Normas de Información Financiera, particulares.

Clasificación y designación de activos identificables y pasivos asumidos del negocio adquirido

Los activos identificables y los pasivos asumidos del negocio adquirido deben clasificarse y designarse de tal manera que puedan aplicarse a los mismos las Normas de Información Financiera correspondientes. Esta clasificación y designación debe hacerse con base en las condiciones existentes a la fecha de compra y con base en las políticas financieras y operativas de la adquirente.

Valuación general de los activos netos del negocio adquirido

La totalidad de los activos identificables y los pasivos asumidos del negocio adquirido deben valuarse al valor razonable de los mismos a la fecha de adquisición en los términos de esta NIF. Consecuentemente, la participación no controladora debe

32

reconocerse a su valor razonable, el cual es equivalente a la parte proporcional de los activos netos identificables del adquirido a la fecha de adquisición más la proporción de crédito mercantil que le corresponda

Situaciones especiales de la valuación general de los activos y pasivos del negocio adquirido

En el proceso de reconocimiento de la adquisición no debe reconocerse una ganancia

o pérdida, excepto por los casos de una contraprestación pagada con activos no monetarios que pueden tener un valor razonable distinto a su valor en libros

Un pasivo contingente debe reconocerse a la fecha de compra si es una obligación presente que surge de sucesos pasados del adquirido y puede determinarse confiablemente su valor razonable, cuando sea probable que exista una salida de recursos en el futuro para liquidar dicha contingencia.

Como resultado del reconocimiento de los valores asignados a los activos y pasivos asumidos del adquirido surgen generalmente diferencias entre los valores contables y fiscales de los mismos, por lo cual debe reconocerse un efecto de impuesto a la utilidad y una participación de los trabajadores en la utilidad diferidos sobre las diferencias generadas por los nuevos valores en la fecha de adquisición modificando los montos existentes.

Activos intangibles adquiridos

La adquirente debe reconocer, por separado del crédito mercantil, los activos intangibles identificables adquiridos en una adquisición de negocios, que el adquirido no había reconocido al no permitirlo la normatividad. Se considera que un activo intangible es identificable cuando posee la condición de separabilidad del activo o la condición de propiedad contractual o legal.

Control de los ajustes de compra

Los ajustes de compra corresponden a la entidad consolidada y no a la subsidiaria, por lo cual no deben afectar los estados financieros de la subsidiaria

Valor de la contraprestación

Valuación

El valor de la contraprestación que se entrega a los dueños anteriores del adquirido se

integra por la suma de activos netos transferidos, pasivos asumidos y capital emitido por la adquirente a favor del vendedor para la adquisición, todos ellos valuados a su valor razonable, excepto por las acciones emitidas para reemplazar pagos basados en acciones del adquirido, los cuales deben valuarse de acuerdo con lo indicado en la norma relativa a pagos basados en acciones. La contraprestación puede incluir efectivo, otros activos, un negocio o subsidiaria, instrumentos de capital, así como contraprestaciones contingentes, que se tratan posteriormente

33

En el caso de una adquisición por intercambio de acciones, el valor más confiable puede ser el de las acciones del negocio adquirido, si éstas cotizan en el mercado, y las de la adquirente no cotizan o tienen poca versatilidad.

Adquisición sin contraprestación

En ciertos casos puede efectuarse una adquisición sin que la adquirente pague una contraprestación. Esto ocurre en ciertos casos tales como:

a) el adquirido (anteriormente una asociada) hace una recompra de sus acciones, lo

cual incrementa la participación proporcional de la adquirente y le da control,

b) desaparece una condición, tal como un veto de un no controlador, que le impedía

ejercer control, o

c) dos entidades unen una parte o la totalidad de sus negocios bajo un contrato de

operación, sin transferir activos y pasivos a otra entidad, y una parte queda con el

control sin restricciones de la operación.

En el caso de una asociación por contrato en la cual una de las partes tiene control, ésta sigue reconociendo los activos aportados a su valor en libros y los recibidos en administración a su valor razonable, reconociendo la participación no controladora a dicho valor.

Contraprestación contingente

Un acuerdo de adquisición puede establecer una contraprestación contingente con base en hechos o transacciones específicos a ocurrir en el futuro. La contraprestación que la adquirente transfiere a cambio del negocio adquirido incluye cualquier activo o pasivo resultante de acuerdos de contraprestaciones contingentes. La adquirente debe reconocer el valor razonable de la contraprestación contingente a la fecha de adquisición como parte de la contraprestación transferida a cambio del negocio adquirido.

Sin embargo, los cambios que resultan de eventos posteriores a la fecha de adquisición, tales como el logro de utilidades futuras, el alcanzar un precio por acción específico o el culminar una fase de un proyecto de investigación, no son ajustes del periodo de valuación. Los cambios en el valor razonable que no son ajustes del periodo de valuación deben reconocerse como sigue:

a. la contraprestación contingente clasificada como capital no debe volver a medirse y

la liquidación subsecuente debe reconocerse dentro del capital contable, y

b. la contraprestación contingente clasificada como un activo o pasivo que: i) es un

instrumento financiero debe reconocerse a su valor razonable y cualquier utilidad o pérdida resultante debe reconocerse en resultados o en otras partidas de utilidad integral según corresponda; y ii) si no es un instrumento financiero debe reconocerse como un ajuste al valor del activo o pasivo correspondiente, afectando los resultados del periodo.

34

Reconocimiento del crédito mercantil

Un crédito mercantil debe reconocerse por la entidad económica cuando la suma de la contraprestación pagada en la adquisición y la participación de la no controladora, ambos valuados a su valor razonable, es mayor que el monto de los activos netos del negocio adquirido valuados de acuerdo con lo señalado en esta NIF.

Se considera que proporcionar la información del crédito mercantil total del negocio adquirido proporciona mejor información. Cuando la compra se hace en etapas, el monto del capital que ya se tenía debe ser considerado a su valor reconocido.

Reconocimiento de una compra a precio de ganga

En el caso inusual de que la contraprestación sea inferior al valor asignado a los activos identificables y pasivos asumidos del negocio adquirido, debe revisarse la determinación de los valores de estas partidas. En caso de que el efecto persista, debe considerarse que los activos netos del negocio adquirido están valuados a un valor superior al de la contraprestación. En este caso, debe ajustarse el valor de los activos netos al valor de la contraprestación en virtud de que este último se considera el valor razonable de la transacción, pues corresponde al determinado para efectuar la transacción entre dos partes interesadas, dispuestas e informadas, en un mercado de libre competencia. El ajuste a los valores en tal situación debe aplicarse reduciendo el valor de ciertos activos del negocio adquirido hasta agotarlos, ajustándolos en el siguiente orden:

a) los valores de los activos intangibles, empezando por los que se están

reconociendo en el proceso de adquisición. b) el valor de los activos no monetarios de largo plazo tangibles, tales como los inmuebles, maquinaria y equipo, aplicando el ajuste a prorrata a los valores asignados, excepto por los disponibles para venta, y

c) el valor de otros activos no monetarios a largo plazo, tales como inversiones

permanentes.

Determinación de lo incluido en la compra

En una adquisición sólo deben reconocerse los activos netos del negocio adquirido y la correspondiente contraprestación y participación no controladora. Los pagos por otros conceptos deben reconocerse por separado, pues no representan parte del valor de lo adquirido.

Por lo tanto, los gastos que haya erogado la adquirente en relación con la adquisición, tales como honorarios de asesores, estudios de mercado o costos de emisión de capital o deuda, no deben formar parte de la contraprestación por dos motivos:

a) no forman parte de la contraprestación recibida por los dueños anteriores, y

b) en el proceso normal de expansión de una entidad se incurren gastos similares,

tales como estudios de mercado para establecer una nueva planta industrial u

honorarios de asesores cuando se establece una nueva operación, que son reconocidos como parte de los gastos normales de una entidad para crecer

35

Compra en etapas

En estas circunstancias, el monto que se ha reconocido como valor de la inversión en la asociada hasta la fecha en que se toma el control se considera como el valor de la contraprestación por las participaciones adquiridas con anterioridad. Una vez que se ha adquirido el control de la subsidiaria, cualquier cambio en la participación que se tenga de la subsidiaria sin perder el control, debe reconocerse como una transacción de capital, tal como lo indica la normatividad relativa a la consolidación de estados financieros, y no se aplicarán las normas de esta NIF, puesto que el negocio ya fue adquirido.

Sin embargo, es posible que una entidad haga una oferta por cierto número de acciones de un negocio, por un determinado monto por acción y plazo para aceptación de la oferta.

Periodo de valuación

El reconocimiento debe ser completado dentro de un periodo de valuación, el cual termina cuando la adquirente ha obtenido toda la información para reconocer la adquisición.

Ese periodo no debe exceder de un año a partir de la fecha de adquisición. Los ajustes deben reconocerse con efectos retrospectivos a la fecha de adquisición, ajustando también efectos colaterales, tal como la depreciación o amortización reconocida desde la fecha de adquisición. Esto puede modificar la información comparativa.

Reconocimiento de efectos posteriores

Una vez reconocida la adquisición, los activos y pasivos resultantes de la misma deben seguirse reconociendo con base en las normas de la NIF correspondiente. Existen ciertos casos especiales cuyo reconocimiento debe ser como sigue:

un activo intangible que resulte de un derecho readquirido debe amortizarse en el plazo del contrato original con el negocio adquirido, aun cuando dicho derecho se ceda a otra parte por un plazo mayor.

Entidades sin dueños de capital

Existen ciertas entidades en las cuales los dueños lo son temporalmente o en tanto conserven cierta situación con respecto a la sociedad. En estas transacciones el valor razonable de los activos netos del adquirido en la unión debe ser el que permite reconocer en la adquirente el monto de los activos identificables y los pasivos asumidos del adquirido. El valor razonable del adquirido debe considerarse como un capital aportado en la adquirente. Si el valor razonable del adquirido es superior al de sus activos netos, se considera que se genera un crédito mercantil.

36

Pueden existir ciertos activos intangibles que deben reconocerse sobre la base de la generación de un flujo adicional futuro, tales como marcas o patentes, atendiendo a las normas relativas a activos intangibles.

NORMAS DE REVELACIÓN

Debe revelarse la información necesaria que permita evaluar la naturaleza y efecto financiero de una adquisición que ocurra en el periodo o después de la fecha de los estados financieros y antes de su aprobación para ser emitidos. Para cumplir con lo anterior debe revelarse información relevante a la fecha de adquisición sobre:

a) nombre y descripción del negocio adquirido;

b) fecha de adquisición;

c) porcentaje de participación con derecho a voto adquirido;

d) motivo principal de la adquisición y cómo se adquirió el control;

e) principales factores que originan el crédito mercantil, tales como sinergias con otros

negocios, activos intangibles no separables y otros factores;

f) valor razonable de la contraprestación total y de cada una de sus partes (efectivo,

otros activos, pasivos asumidos e instrumentos de capital) y cómo se determinaron;

g) monto reconocido de contraprestaciones contingentes y activos de indemnización,

descripción del acuerdo y bases para determinar el monto reconocido, un estimado

del rango a pagar o recuperar o, de no poder estimarse, razón para ello y si el máximo a pagar no está limitado;

h) valor razonable de los grupos importantes de las cuentas por cobrar adquiridas,

indicando su valor nominal y la mejor estimación de lo no cobrable;

i) monto reconocido de cada grupo importante de activos y pasivos;j) las bases sobre

las cuales se reconocen pasivos contingentes a la fecha de adquisición;k) monto del

crédito mercantil y efectos fiscales que puede tener;

l) descripción de cualquier transacción colateral efectuada, su monto, cómo se

determinó el monto por liquidar de una relación preexistente, y cómo se reconoció;

m) monto de los costos de adquisición, cuentas de resultados que se afectaron y

costo de emisión de instrumentos de capital o deuda, relacionados con la adquisición y cómo se reconocieron;

n) monto de cualquier ganancia por la adquisición, cómo se reconoció y una

descripción de las circunstancias que la generaron;

o) base de valuación de la participación no controladora a la fecha de compra y las

técnicas de valuación y supuestos utilizados para reconocerla, así como el monto del

crédito mercantil que corresponde a la participación no controladora;

p) el valor de la participación que tenía la adquirente con anterioridad a la fecha de

adquisición en una adquisición por etapas; q) el monto del ingreso y de la utilidad o pérdida neta que contribuye el negocio

adquirido en el periodo de su adquisición y cuales hubieran sido estos montos sí las adquisiciones se hubieran efectuado al principio del ejercicio; y

r) si se ha hecho una oferta para adquirir en un cierto plazo y precio las acciones de

una entidad, indicar el plazo, el precio de la oferta, el porcentaje de acciones por la

cual se ha hecho la oferta y el porcentaje que se ha adquirido a la fecha de los estados financieros y a la fecha de emisión de los mismos.

37

Debe revelarse la información que permita evaluar los efectos de los ajustes relevantes reconocidos en el periodo que se refieren a adquisiciones que ocurrieron en el periodo anterior. Para ello debe revelarse:

a) por las adquisiciones cuyo reconocimiento inicial de ciertos activos, pasivos,

participación no controladora u otras partidas importantes no se ha completado, indicar las razones por las cuales el reconocimiento no se ha completado, las partidas pendientes de completar y la naturaleza y monto de los ajustes por valuación reconocidos en el periodo; b) el cambio en los montos reconocidos y diferencias contra lo liquidado o recuperado en el periodo, cambios en el rango de posibilidades de liquidación o recuperación y motivos de los cambios y técnicas y modelos de valuación utilizados, en tanto se termina de liquidar una contraprestación contingente o de recuperar un activo de indemnización;

c) la información requerida en la norma relativa a pasivos contingentes sobre los

pasivos contingentes reconocidos y no reconocidos; d) la conciliación del saldo inicial y final del crédito mercantil, destacando deterioros reconocidos en el ejercicio, créditos mercantiles reconocidos en el periodo, efectos de impuestos a la utilidad, monto de crédito mercantil de grupos de activos transferidos a disponibles para venta y otros movimientos relevantes; y

e) monto y naturaleza de cualquier utilidad o pérdida reconocida en el periodo

relacionada con activos o pasivos de una adquisición efectuada en el periodo o periodos anteriores, que sea relevante.

VIGENCIA Las disposiciones de esta Norma de Información Financiera entran en vigor para adquisiciones cuya fecha de adquisición sea a partir del 1° de enero de 2009

TRANSITORIOS

Párrafo 6A a incorporar:

"Cualquier crédito mercantil en la adquisición de un negocio, así como, cualquier ajuste a los valores en libros de los activos identificables o pasivos asumidos del negocio adquirido reconocidos durante la adquisición de dicho negocio, en los términos de la NIF B-7, Adquisiciones de negocios, deben tratarse como parte integrante de las partidas monetarias y no monetarias de tal negocio de acuerdo con la naturaleza de la partida."

38

NIF B-8 ESTADOS FINANCIEROS CONSOLIDADOS O COMBINADOS

El objetivo de esta Norma de Información Financiera (NIF) consiste en establecer las normas generales para la elaboración y presentación de los estados financieros consolidados o combinados, así como para las revelaciones que acompañan a dichos estados financieros.

Las disposiciones de esta NIF son aplicables a todo tipo de entidades que emitan estados financieros en los términos establecidos por la NIF A-3, Necesidades de los usuarios y objetivos de los estados financieros.

DEFINICIÓN DE TÉRMINOS

Los términos que se listan a continuación se utilizan en esta NIF con los significados que para cada caso se indican:

a) afiliadas - son aquellas entidades que tienen dueños comunes;

b) control - es el poder de decidir las políticas financieras y de operación de una entidad, con el fin de obtener beneficios de sus actividades;

c) controladora - es aquella entidad que controla a una o más subsidiarias;

d) derechos de voto potenciales - son aquellos derechos de voto sobre las políticas

financieras y operativas de una entidad, que se obtendrían al ejercer opciones para la adquisición de acciones de dicha entidad, al convertir instrumentos de deuda o capital en acciones ordinarias, o bien, dividendos preferentes en acciones;

e) dueños - se utiliza indistintamente para quienes poseen títulos representativos del

capital de una entidad, como para los miembros o participantes de una sociedad mutualista;

f) entidad con propósito específico (EPE) - es aquélla que se crea para alcanzar un

objetivo concreto y perfectamente definido de antemano, motivo por el cual, puede

dejar de existir después de alcanzar dicho objetivo 1;

g) estados financieros combinados - son aquellos estados financieros que presentan

en conjunto, la situación financiera, los resultados, las variaciones en el capital contable y los flujos de efectivo de entidades afiliadas;

h) estados financieros consolidados - son aquellos estados financieros que presentan

la situación financiera, los resultados, las variaciones en el capital contable y los flujos

de efectivo, en forma consolidada de una entidad económica conformada por la entidad controladora y sus subsidiarias;

i) estados financieros no consolidados - son aquellos estados financieros presentados por una entidad controladora, en los cuales, su inversión en subsidiarias no es consolidada sino reconocida con base en el método de participación; los estados financieros de una entidad que no tenga subsidiarias, no se consideran estados financieros no consolidados;

j) inversiones permanentes - son aquéllas efectuadas en instrumentos de capital

emitidos por otras entidades con la intención de mantenerlas por un plazo indefinido.

k) participación controladora3 - es la porción del capital contable de una subsidiaria

que pertenece a la controladora; l) participación no controladora4 - es la porción del capital contable de una subsidiaria que pertenece a otros dueños distintos a la controladora; y

39

m) subsidiaria - es una entidad sobre la cual otra entidad ejerce control; la subsidiaria puede tener una forma jurídica similar o diferente a la de la controladora; por ejemplo, puede ser una sociedad anónima, una sociedad civil, un fideicomiso, una asociación, una Entidad con Propósito Específico (EPE), etcétera.

Indicios de existencia de control

Las inversiones permanentes en entidades en las que se ejerza control deben reconocerse como inversiones en subsidiarias. En determinado momento una entidad puede poseer instrumentos de capital emitidos por una subsidiaria, tales como: opciones para la compra de acciones, instrumentos de pasivo o capital convertibles en acciones ordinarias o bien, instrumentos similares que si se ejercen o se convierten, le pueden dar poder de voto adicional, o reducir los derechos de voto de terceras partes sobre las políticas financieras y de operación de la subsidiaria; este tipo de instrumentos representan derechos de voto potenciales para la entidad que los posee.

Para tales efectos, deben considerarse los derechos de voto potenciales que pueden ser ejercidos o convertidos a la fecha en que se hace dicho análisis, sin considerar la intención de la administración y su capacidad financiera para ejercerlos; por el contrario, no deben tomarse en cuenta aquellos derechos de voto potenciales que no pueden ser ejercidos o convertidos a dicha fecha porque, por ejemplo, están sujetos a la ocurrencia de un evento futuro.

Por lo tanto, también se presume la existencia de control sobre una entidad ante la presencia de los siguientes indicadores:

a) actividades - las actividades de esa entidad están siendo dirigidas, en esencia, en

nombre de la controladora y de acuerdo con las necesidades de negocio de esta

última, de forma que la controladora se beneficia de las actividades de la entidad controlada;

b) toma de decisiones - la controladora es propietaria, en esencia, de los poderes de

decisión necesarios para obtener la mayoría de los beneficios y otras ventajas de las

actividades de esa entidad, o bien, mediante el establecimiento de una política de "auto administración", ha delegado tal poder de toma de decisiones;

c) beneficios - la controladora tiene, en esencia, los derechos para obtener la mayoría

de los beneficios de esa entidad y, por tanto, puede estar expuesta a todos los riesgos

que inciden sobre las actividades de la misma; o

d) riesgos - en esencia, la controladora retiene la mayoría de los riesgos inherentes a

la propiedad o a los residuales relativos a esa entidad o a sus activos, con el fin de obtener los beneficios de sus actividades.

Reconocimiento contable

Los activos y pasivos de una subsidiaria deben valuarse inicialmente, es decir, desde el momento en que se convierte en subsidiaria (fecha de compra), con base en el método de compra establecido en la NIF B-7, Adquisiciones de negocios, (NIF B-7).

40

Cualquier cambio en la participación de la controladora en la subsidiaria que no implique pérdida del control debe ser reconocido en la entidad económica como una transacción entre accionistas. En dichas circunstancias, los valores en libros de la participación controladora y de la no controladora derivados de esta operación deben ajustarse para reflejar los cambios de participación en la subsidiaria. Cualquier diferencia entre el importe del ajuste a la participación no controladora y el valor razonable de las contraprestaciones pagadas o recibidas debe ser reconocida directamente en el capital contable y asignada a la participación controladora, efectuando, en su caso, el reciclaje de las otras partidas integrales de la subsidiaria, reconocidas por la controladora.

NORMAS DE PRESENTACIÓN

Estados financieros consolidados

Los estados financieros consolidados deben incluir los estados financieros de la controladora y los de todas sus subsidiarias.

Requisitos para la consolidación

Para la consolidación de estados financieros, deben utilizarse estados financieros de las subsidiarias correspondientes a la misma fecha y por el mismo periodo que los de la controladora, salvo que se considere impráctico, en cuyo caso, los estados financieros de las subsidiarias pueden ser a fechas diferentes, siempre que:

a) la diferencia en fechas no sea mayor a tres meses y ésta sea consistente periodo a periodo; y b) la extensión del periodo por el que se informa sea la misma que la de los estados financieros de la controladora, por ejemplo, 12 meses.

Cuando la fecha de los estados financieros de las subsidiarias no sea la misma que la de los de la controladora, para efectos de la consolidación, los estados financieros de las subsidiarias deben ajustarse para reconocer y revelar las operaciones relevantes que hayan ocurrido en el periodo no coincidente.

En el caso de subsidiarias de creación o adquisición durante el periodo contable actual, o bien, en el caso de aquéllas que durante dicho periodo dejaron de ser subsidiarias, la consolidación sólo debe abarcar operaciones de las subsidiarias por el periodo durante el cual fueron controladas por la controladora.

Los estados financieros de las subsidiarias deben prepararse con base en las mismas Normas de Información Financiera y, tratándose de operaciones de la misma naturaleza, las mismas políticas contables de la controladora. En caso contrario, los estados financieros de las subsidiarias que son utilizados para la consolidación deben modificarse para ser consistentes con los de la controladora. Cuando una subsidiaria tenga a su vez subsidiarias, asociadas o negocios conjuntos, antes de consolidarla, dicha subsidiaria debe consolidar los estados financieros de sus subsidiarias y reconocer con el método de participación las inversiones en sus asociadas y negocios conjunto.

41

Procedimiento de consolidación

Para la elaboración de los estados financieros consolidados, debe procederse como sigue:

a) incorporar a los estados financieros de las subsidiarias, los ajustes al valor de sus

activos netos determinados en el reconocimiento inicial con la aplicación del método de compra establecido en la NIF B-7,

b) integrar los estados financieros de la controladora y las subsidiarias,

c) eliminar todos los efectos de las operaciones intercompañías,

d) eliminar las inversiones en subsidiarias,e) determinar la participación no controladora, y f) presentar estados financieros consolidados.

Incorporación a los estados financieros de las subsidiarias de los ajustes iniciales al valor de sus activos netos

Debido a que los ajustes al valor de los activos netos de la subsidiaria al aplicar el método de compra en el reconocimiento inicial de la subsidiaria, sólo fueron reconocidos en la contabilidad de la controladora como parte de su inversión en la subsidiaria, y no fueron reconocidos en la contabilidad de la subsidiaria, la controladora debe incorporar tales ajustes a los estados financieros de la subsidiaria, sólo para efectos de la consolidación.

Asimismo, la controladora debe modificar la utilidad o pérdida neta o, en su caso, la utilidad o pérdida integral del periodo de la subsidiaria para reconocer los efectos en periodos subsecuentes de dichos ajustes iniciales a sus activos netos.

Integración de los estados financieros de la controladora y las subsidiarias

Deben integrarse los balances generales y los estados de resultados de la controladora y sus subsidiarias, como sigue: el cien por ciento del valor de los activos, pasivos, capital contable o patrimonio contable, ingresos, costos y gastos deben sumarse rubro por rubro, de tal forma, que queden en un mismo rubro los importes de las partidas que por su naturaleza y sustancia económica sean similares.

También deben sumarse los estados de flujos de efectivo de la controladora y sus subsidiarias para determinar el estado de flujos de efectivo consolidado ya sea por el método directo o el indirecto.

Eliminación de las operaciones intercompañías

Para efectos de los estados financieros consolidados, las operaciones intercompanías son aquéllas que llevan a cabo entre sí, dentro de la entidad económica, la controladora y sus subsidiarias o, en su caso, las subsidiarias entre sí.

En el proceso de consolidación, deben eliminarse de los estados financieros consolidados todos los efectos reconocidos de las operaciones intercompañías del periodo, así como de periodos anteriores, considerando en cualquier caso, los efectos no devengados en resultados.

42

Eliminación de las inversiones en subsidiarias

Deben eliminarse los importes de las inversiones en las subsidiarias que tenga reconocidos la controladora y los capitales contables de dichas subsidiarias, así como, en su caso, la participación en los resultados de subsidiarias reconocida en el estado de resultados. En los casos en los que la controladora tenga una participación en la subsidiaria menor que 100%, existirá una diferencia entre el total del capital contable de la subsidiaria y el importe de la inversión permanente eliminados; dicha diferencia corresponde al capital contable de la participación no controladora.

Determinación de la participación no controladora

El importe del capital contable correspondiente a la participación no controladora determinado según el párrafo anterior, debe segregarse como un componente específico del capital contable y, en su caso, debe incluir la parte proporcional que le

corresponde de los ajustes iniciales a los activos netos de la subsidiaria, así como del crédito mercantil, determinados a la fecha de adquisición en la aplicación del método

de compra establecido en la NIF B-7.

Presentación de estados financieros consolidados

Dentro del balance general consolidado, el capital contable debe presentarse dividido en: capital contable de la participación controladora y capital contable de la participación no controladora.

El estado de resultados consolidado debe presentar la utilidad o pérdida neta consolidada y, en seguida, la segregación de ésta como sigue: la parte que corresponda a la participación no controladora y la que corresponda a la participación controladora.

El estado de flujos de efectivo por el método indirecto debe partir de la utilidad o

pérdida antes de impuestos a la utilidad o, en su caso, de la utilidad o pérdida neta de

la entidad económica consolidada que se presenta en el estado de resultados

consolidado.

El estado de variaciones en el capital contable debe mostrar el saldo inicial, las

variaciones y el saldo final de la participación controladora y de la no controladora, en

forma segregada.

Pérdida del control

Una controladora puede perder el control de una subsidiaria con o sin cambios absolutos o relativos en los niveles de su participación. Un cambio relativo ocurre cuando se modifica su porcentaje de participación.

A partir de la fecha en que se pierde el control, la controladora debe dejar de

consolidar los estados financieros de la antes subsidiaria. Por lo tanto, los estados

financieros de la entidad económica mostrarán cambios en el periodo por:

43

a) el no reconocimiento de los activos y pasivos de la antes subsidiaria;

b) la cancelación del importe correspondiente a cualquier participación de la no

controladora en la que era subsidiaria; y

c) en su caso, el reciclaje al que hace referencia el párrafo 45 d) de esta NIF.

Subsidiarias disponibles para la venta

A la fecha en que se toma la decisión de venta o disposición de una subsidiaria, debe atenderse a lo establecido en la NIF relativa a disposición de activos de larga duración y operaciones discontinuadas, para su reconocimiento contable.

Estados financieros consolidados comparativos

En los casos en que durante el periodo haya cambiado la conformación de la entidad económica que se consolida ya sea porque se adquirieron nuevas subsidiarias o se perdió el control sobre otras, este cambio contable debe aplicarse en forma prospectiva con base en la NIF B-1, Cambios contables y correcciones de errores (NIF B-1). En los casos de subsidiarias disponibles para la venta

Estados financieros no consolidados

La controladora puede optar por no presentar estados financieros consolidados únicamente cuando ella es, a su vez, una subsidiaria y sus accionistas controladores y no controladores (incluyendo a aquella participación sin derecho a voto) han manifestado su conformidad con ello y, además, dicha controladora:

a) no mantiene instrumentos financieros de deuda o de capital cotizando en un

mercado de valores (bolsas de valores nacionales o extranjeras o en mercados no organizados, incluyendo los mercados locales y regionales);

b) no está en proceso de registrar sus estados financieros en alguna comisión de

valores u otra organización reguladora, a efecto de emitir en un mercado público

cualquier clase de instrumento financiero; y

c) no requiere emitir estados financieros de uso externo para la toma de decisiones

económicas.

Estados financieros combinados

Los estados financieros combinados tienen como objetivo primordial presentar la información financiera de un grupo de afiliadas. Esta NIF permite presentar estados financieros combinados que sólo agrupen a entidades que pertenezcan a un sector económico o gremio industrial, sólo en los casos en que dichas entidades cumplan con la característica de ser afiliadas.

Los estados financieros combinados se formulan mediante la integración de los estados financieros individuales de las entidades afiliadas, aplicando, en los casos en los que sea procedente, lo establecido en los párrafos 26 a 42 de esta NIF relativos al proceso de consolidación de estados financieros.

44

Los estados financieros combinados deben incluir de manera prominente, la mención de que se trata de estados financieros combinados.

Estados financieros consolidados

Con base en su importancia relativa, en notas a los estados financieros consolidados, debe revelarse la siguiente información:

a) los nombres y el porcentaje de participación de las principales subsidiarias, así

como los cambios en la conformación de la entidad económica a los que se refiere el párrafo 51;

b) la principal actividad económica de la controladora y de cada una de sus principales

subsidiarias consolidadas;

c) las razones o indicios en que se argumenta la existencia de control;

d) las razones por las cuales la participación, directa o indirecta, de más de cincuenta

por ciento del poder de voto o del poder de voto potencial en una entidad no constituye control; o, en su caso, las razones por las cuales la participación, directa o indirecta, de menos de cincuenta por ciento del poder de voto o del poder de voto potencial en una entidad constituye control;

e) la fecha de los estados financieros de la subsidiaria que fueron utilizados para la

elaboración de los estados financieros consolidados y, si dicha fecha y periodo son diferentes a los de los estados financieros de la controladora, las razones a las que esto se debe; en su caso, también deben revelarse las operaciones relevantes que hayan ocurrido en el periodo no coincidente, haciendo mención de las que fueron reconocidas en los estados financieros de la subsidiaria utilizados para la

consolidación; f) la naturaleza y alcance de cualquier restricción relevante (por ejemplo, la derivada de un préstamo o de un requerimiento regulatorio) sobre la capacidad de las subsidiarias para transferir fondos a la controladora en forma de dividendos en efectivo o para pago de préstamos o anticipos; y

g) los efectos de cualquier cambio sobre la participación en la subsidiaria que no

resulte en la pérdida de control en el capital atribuible a los accionistas de la controladora.

Estados financieros no consolidados

Con base en su importancia relativa, debe revelarse en notas a los mismos, la siguiente información:

a) las razones de la emisión de dichos estados financieros no consolidados;

b) en caso de que los estados financieros no consolidados hayan sido preparados

únicamente por la circunstancia prevista, debe hacerse referencia a la existencia de los estados financieros consolidados;

c) una lista de las principales inversiones permanentes en subsidiarias, negocios

conjuntos y asociadas, incluyendo: el nombre, país en el que se encuentran

constituidas o son residentes, porcentaje de participación en su capital y, si fuera distinto, el porcentaje de participación de la controladora sobre el poder de voto; y

d) la mención de que el reconocimiento de las inversiones en subsidiarias listadas en

el inciso anterior se hizo con la aplicación del método de participación.

45

Estados financieros combinados

Con base en su importancia relativa, en notas a los estados financieros combinados debe revelarse la siguiente información:

a) los nombres de las afiliadas, el de sus dueños o accionistas comunes y el

porcentaje de participación de éstos en dichas afiliadas;

b) la actividad económica de las afiliadas que se combinan y, en su caso, la mención

de que las afiliadas pertenecen a un mismo sector económico o gremio industrial;

c) la fecha y periodo de los estados financieros de las entidades que se combinan.

VIGENCIA

Las disposiciones contenidas en esta NIF entran en vigor para ejercicios que se inicien a partir del 1º de enero de 2009.

TRANSITORIOS

Las controladoras que tengan EPE en las que ejercen control desde fechas anteriores

a la fecha de entrada en vigor de esta NIF y que con la entrada en vigor de esta NIF

deben consolidarlas, deben aplicar este cambio contable con el método retrospectivo establecido en la NIF B-1.

Las controladoras que a partir de la fecha de entrada en vigor de esta NIF opten por presentar solamente estados financieros no consolidados, de conformidad con el párrafo 53 de esta NIF, deben aplicar este cambio contable con el método retrospectivo establecido en la NIF B-1.

Se modifican los incisos a) y b) del párrafo 38 de la NIF B-3, para quedar como sigue:

"Cuando proceda, la utilidad o pérdida neta debe distribuirse en:

a) participación de los accionistas minoritarios participación no controladora - es la

parte de …b) participación de los accionistas mayoritarios participación controladora -

es la parte de …"

Ejemplo de indicadores de control

.

Son ejemplos de lo anterior, entre otros, la posesión de derechos a recibir la mayor parte de:

a) los beneficios económicos de la otra entidad, en forma de flujos netos de efectivo,

resultados u otros tipos de ganancias o ventajas futuras,

o

bien,

b)

las distribuciones de capital programadas de antemano, o de las distribuciones

residuales que provengan de la liquidación de la otra entidad.

46

BOLETIN B-9 INFORMACION FINANCIERA A FECHAS INTERMEDIAS

Los cambios que se operan en la economía, la evolución de la administración, las necesidades de financiamiento y la inversión de capitales, han obligado a los hombres de empresa, público inversionista, instituciones de crédito, Comisión Nacional de Valores, Bolsa de Valores, etc., que utilizan información financiera, a mantenerse oportunamente informados para la toma de decisiones. Esta necesidad de información oportuna ha motivado que las entidades económicas emitan información financiera para los terceros interesados por periodos menores al del ejercicio social.

Además de la veracidad que caracteriza a la información financiera, uno de los elementos más importantes que debe reunir es la oportunidad; sin esta característica, dicha información pierde su significado e importancia, por lo que tiene que ser razonable el plazo que medie entre la fecha a la que se refiere la información financiera y en la que se emite.

Ingresos

Los ingresos por ventas o servicios proporcionados deben reconocerse en el periodo parcial en que se hayan realizado, siguiendo las mismas bases que se hayan adoptado para los estados financieros anuales.

Costos y Gastos

Los costos y gastos que tengan relación directa con los ingresos, deberán reconocerse en el mismo periodo parcial en que se hayan reconocido estos últimos.

Se pro visionarán proporcionalmente en los periodos parciales. Se distribuirán proporcionalmente sobre bases razonables en los resultados de los periodos que integran el periodo anual. c) En la información financiera a fechas intermedias las provisiones del impuesto sobre la renta y la participación de los trabajadores en la utilidad deben determinarse conforme a las bases que se utilizan para el cálculo anual; las compañías deben efectuar su mejor estimación con base al impuesto sobre la renta y la participación de utilidades aplicables para todo el ejercicio.

d) Gastos por renta pagados por un periodo dado.

Efectos de la inflación incorporados a los estados financieros básicos a fechas intermedias

Las empresas deberán reflejar los efectos de la inflación a fechas intermedias en forma similar a la que utilizaron para sus estados financieros básicos anuales. El cálculo de la depreciación también puede presentarse en el estado de resultados sobre las bases antes indicadas.

47

Consistencia

"La información contable debe ser obtenida mediante la aplicación de los mismos principios y reglas particulares de aplicación para, mediante la comparación de los estados financieros de la entidad, conocer su evolución y mediante la comparación con estados de otras entidades económicas, conocer su posición relativa"

"Cuando haya un cambio que afecte la comparabilidad de la información, debe ser justificado, y es necesario advertirlo claramente en la información que se presenta, indicando el efecto que dicho cambio produce en las cifras contables.

Cambios contables

La revelación de cualquier cambio contable que afecta la comparabilidad de la información, deberá ser informada en el periodo parcial en que se efectúe y seguir siendo revelada en los periodos parciales subsecuentes. De acuerdo con lo anterior, la información financiera periódica que se presente, deberá revelar los cambios en las reglas particulares de aplicación de dichos principios y en el criterio prudencial de la aplicación de tales reglas que la entidad emisora de estados financieros haga en relación a lo aplicado en:

a) El mismo periodo del año anterior.

b) Los periodos parciales del presente año.

c) El anterior periodo anual.

Ajustes a resultados de periodos anuales y parciales anteriores

A continuación presentamos

menciona:

Boletín A-7 emitido por esta Comisión

"Los ajustes a resultados de ejercicios anteriores, deben mostrarse por separado en los estados financieros, como un ajuste al saldo inicial de utilidades acumuladas".

"En caso que se presenten estados financieros comparativos, los estados relativos a los que corresponde el ajuste deben reformularse, modificando las partidas que se hubieran afectado revelando la modificación de que fueron objeto".

Los cambios contables y los errores localizados en un periodo determinado que no afecten los resultados de ejercicios anteriores deben presentarse en el periodo en que

se

conozcan:

a)

Deducidos del correspondiente efecto por el impuesto sobre la renta y participación

de

utilidades a los trabajadores.

b)

En un renglón por separado en el estado de resultados, antes de la utilidad neta.

En la información financiera acumulada del periodo intermedio, la corrección deberá hacerse en el renglón de los estados financieros que corresponda, haciendo la revelación.

48

lo

que

el

Reglas de revelación

Las disposiciones contenidas en los boletines emitidos por esta Comisión son aplicables en términos generales y en particular el Boletín A-5 relativo a la revelación suficiente.

La información financiera a fechas intermedias cumplirá con el principio de revelación si contiene, como mínimo, los conceptos, ya sea en forma detallada o condensada del balance general, el estado de resultados y las notas que le son relativas. Para evitar posibles confusiones a los lectores, deberá señalarse que esta información no constituye los estados financieros básicos. Sin embargo, esta Comisión recomienda que en lo posible se incluya el estado de cambios en la situación financiera en forma resumida.

La información financiera a fechas intermedias debe presentarse en forma comparativa, pudiendo adoptar, entre otras, las siguientes modalidades:

a) El periodo en curso y acumulado, comparativo con los mismos periodos del ejercicio anterior. c) El periodo en curso comparativo con los acumulados del ejercicio. La adopción de alguna modalidad dependerá de las necesidades de información de los usuarios de dicha información.

Vigencia

Este boletín será obligatorio para la información financiera que se prepare a partir del 1o. de enero de 2011.

NIF B-10 EFECTOS DE LA INFLACION

El objetivo de esta Norma de Información Financiera (NIF) es establecer las normas particulares para el reconocimiento de los efectos de la inflación en los estados financieros de las entidades.

Son definiciones de esta NIF, las siguientes:

Partidas monetarias - son aquéllas que se encuentran expresadas en unidades monetarias nominales sin tener relación con precios futuros de determinados bienes o servicios; su valor nominal no cambia por los efectos de la inflación por lo que se origina un cambio en su poder adquisitivo. Son partidas monetarias, el dinero, los derechos a recibir dinero y las obligaciones de pagar dinero. Partidas no monetarias - son aquéllas cuyo valor nominal varía de acuerdo con el comportamiento de la inflación, motivo por el cual, derivado de dicha inflación, no tienen un deterioro en su valor; éstas pueden ser activos, pasivos, capital contable o patrimonio contable. Reexpresión - método a través del cual se reconocen los efectos de la inflación en los estados financieros básicos en su conjunto o, en su caso, en una partida en lo individual.

49

ENTORNO INFLACIONARIO – MÉTODO INTEGRAL

NORMAS DE REEXPRESIÓN

Cuando su entorno económico es calificado como entorno inflacionario, la entidad debe reconocer los efectos de la inflación en sus estados financieros mediante la aplicación del método integral. Este reconocimiento debe hacerse antes de aplicar cualquier técnica de valuación; por ejemplo: valor razonable, método de participación, etcétera.

La estructura financiera de la entidad está conformada por partidas monetarias y no monetarias. En la aplicación del método integral, todos los rubros que conforman la estructura financiera de la entidad, sin excepción alguna, deben clasificarse como partidas monetarias o como partidas no monetarias, según proceda.

Al hacer un reconocimiento integral de los efectos de todas las partidas de la estructura financiera de la entidad, la suma de los efectos de reexpresión del periodo de las partidas no monetarias debe ser equivalente al REPOMO del mismo periodo.

Como parte del método integral debe observarse lo siguiente:

a) Cifra base es la que corresponde al valor contable de la partida sujeta de ser

reexpresada. En la primera reexpresión, es el valor nominal utilizado en el reconocimiento inicial de una partida; en cálculos subsecuentes, además de dicho valor nominal, deben incluirse todos los efectos de reexpresión reconocidos en periodos anteriores.

b) Fecha base es, en el primer cálculo de la cifra reexpresada de una partida, la fecha

en la que se hizo su reconocimiento inicial. c) Fecha de reexpresión es la que corresponde al momento en el cual se determina una reexpresión; normalmente es la fecha de los estados financieros, también conocida como fecha de cierre del balance general. El índice de precios puede referirse a un:

i. índice de precios base, el cual corresponde a la fecha base; o ii. índice de precios de reexpresión, el cual corresponde a la fecha de reexpresión. e) Factor de reexpresión es el resultado de dividir el índice de precios de reexpresión entre el índice de precios base.

f) Porcentaje de inflación es el nivel de inflación de un periodo, expresado en

términos porcentuales. h) Efecto de reexpresión es la diferencia entre la cifra

reexpresada de una partida y su cifra base.

Partidas monetarias

Algunos de los activos monetarios más comunes que puede tener una entidad son:

efectivo, instrumentos financieros, cuentas por cobrar e impuestos por cobrar. Asimismo, algunos de los pasivos monetarios más comunes que puede tener una entidad son: préstamos bancarios, proveedores, sueldos por pagar e impuestos por pagar.

50

Consideraciones adicionales

Los activos y pasivos monetarios denominados en moneda extranjera deben incluirse como parte de la posición monetaria; para tal efecto, deben considerarse los saldos correspondientes en moneda nacional.

Por otra parte, puede haber partidas esencialmente monetarias que, sin embargo, por disposición de una NIF particular deben ser consideradas como no monetarias. En tales casos, debe atenderse a dichas NIF particulares.

Partidas no monetarias

Balance general

Algunos ejemplos de activos no monetarios son: inventarios, inmuebles, maquinaria y equipo (activos fijos), activos intangibles, inversiones permanentes en acciones y los anticipos a proveedores .

La cifra reexpresada de las partidas no monetarias debe determinarse multiplicando su cifra base por el factor de reexpresión a la fecha de cierre del balance general. Asimismo, debe compararse la cifra reexpresada con la cifra base de cada partida no monetaria para obtener, por diferencia, el efecto de reexpresión del periodo; dicho efecto debe reconocerse dentro de la estructura financiera de la entidad, en cada uno de los rubros que le dio origen. Por ejemplo: el efecto de inventarios debe reconocerse como parte del rubro de inventarios y el del capital social, como parte del rubro de capital social.

La cifra reexpresada de las partidas no monetarias debe ser la base para reconocer cualquier concepto de valor que establecen otras NIF particulares. Por ejemplo:

primero debe reexpresarse la inversión permanente en acciones y sobre esa base debe incorporarse la utilidad integral para así llegar al reconocimiento pleno del método de participación; en otro caso, primero deben reexpresarse los activos fijos e intangibles y después, sobre esta base, se determina su pérdida por deterioro; primero debe reexpresarse un activo biológico y después debe reconocerse su valor razonable.

Inventarios

Los reconocimientos posteriores al reconocimiento inicial de los inventarios, que deben incluirse en la cifra base de este rubro son, entre otros: capitalizaciones del Resultado Integral de Financiamiento (RIF) y estimaciones por baja en su valor o, en su caso, reversiones de dichas estimaciones.

Inmuebles, maquinaria y equipo

Los reconocimientos posteriores al reconocimiento inicial de los activos fijos que deben incluirse en la cifra base de este rubro son, entre otros: capitalizaciones del RIF, adaptaciones y mejoras, así como, las disminuciones por pérdidas por deterioro o, en su caso, las reversiones de dichas pérdidas.

51

En primer lugar, debe determinarse la cifra reexpresada del costo de adquisición de los activos fijos y, sobre esta base, debe determinarse su depreciación acumulada. Por lo tanto, la cifra reexpresada de la depreciación acumulada debe corresponder al resultado de multiplicar la cifra reexpresada a la fecha de cierre del balance general, de los activos fijos, por el porcentaje de depreciación acumulada a la misma fecha. Activos intangibles Los reconocimientos posteriores al reconocimiento inicial de los activos intangibles que deben incluirse en la cifra base de este rubro son, entre otros: capitalizaciones del RIF y pérdidas por deterioro o, en su caso, reversiones de dichas pérdidas.

En primer lugar, debe determinarse la cifra reexpresada del costo de adquisición de los activos intangibles y, sobre esta base, debe determinarse su amortización acumulada. Por lo tanto, la cifra reexpresada de la amortización acumulada debe corresponder al resultado de multiplicar la cifra reexpresada a la fecha de cierre del balance general, de los activos intangibles, por el porcentaje de amortización acumulada a la misma fecha. Inversiones permanentes en acciones

Los reconocimientos posteriores al reconocimiento inicial de las inversiones permanentes en acciones que deben incluirse en la cifra base de este rubro son, entre otros: participaciones adicionales en el capital contable de la invertida; pérdidas por deterioro o, en su caso, reversiones de dichas pérdidas; y utilidades o pérdidas integrales reconocidas en periodos anteriores como consecuencia de la aplicación del método de participación.

Cada una de las inversiones debe reexpresarse por separado de las que hay en otras entidades;

Capital contable o patrimonio contable

Los movimientos que afectan al capital contable y que deben incluirse en la cifra base de este rubro son, entre otros: reembolsos de capital, dividendos decretados y capitalización de resultados acumulados.

Cada uno de los rubros que componen el capital contable o, en su caso, el patrimonio contable debe reexpresarse por separado; por ejemplo: capital social, prima en colocación de acciones, reservas, resultados acumulados, etcétera. Por lo que se refiere a la utilidad o pérdida neta y al cambio neto en el patrimonio contable, estos deben reexpresarse con base en lo establecido

Estado de resultados y estado de actividades

Dentro del estado de resultados o del estado de actividades, todos los ingresos, costos y gastos deben expresarse en unidades monetarias de poder adquisitivo a la fecha de cierre del balance general, por lo que debe determinarse su cifra reexpresada a dicha fecha.

52

La cifra reexpresada de cada uno de los ingresos, costos y gastos, mensuales, debe determinarse multiplicando su cifra base por el factor de reexpresión a la fecha de cierre del balance general.

Ingresos

El total de ingresos del periodo contable debe corresponder a la suma de los ingresos mensuales expresados, cada uno de ellos, en unidades monetarias de poder adquisitivo a la fecha de cierre del balance general. La cifra base de estos ingresos debe incluir todos los efectos de reexpresión determinados desde la fecha en la que se hizo el reconocimiento inicial de dicho pasivo en el balance general, hasta la fecha de su reconocimiento como ingreso.

Costos y gastos El total de costos y gastos del periodo contable debe corresponder a la suma de los costos y gastos mensuales expresados, cada uno de ellos, en unidades monetarias de poder adquisitivo a la fecha de cierre del balance general.

Costo de ventas

Para efectos de su reexpresión, el costo de ventas debe dividirse en: costo de inventarios vendidos, depreciación y amortización del periodo y otros elementos; estos últimos se determinan restándole al costo de ventas, los inventarios vendidos y la depreciación y amortización incluidos en el propio costo; cada uno de estos elementos debe reexpresarse por separado.

La cifra reexpresada del costo de ventas total debe corresponder a la suma del costo de inventarios vendidos, de la depreciación y la amortización del periodo, y de los otros elementos del costo de ventas, reexpresados, cada uno de ellos, a la fecha de cierre del balance general.

Depreciación del periodo

La cifra reexpresada de la depreciación del periodo debe corresponder al resultado de multiplicar la cifra reexpresada a la fecha de cierre del balance general, de los activos fijos, por el porcentaje de depreciación del periodo.

Amortización del periodo

La cifra reexpresada de la amortización del periodo debe corresponder al resultado de multiplicar la cifra reexpresada a la fecha de cierre del balance general, de los activos intangibles, por el porcentaje de amortización del periodo.

53

NORMAS DE PRESENTACIÓN Balance general

Todas las partidas del balance general deben presentarse expresadas en unidades monetarias de poder adquisitivo a la fecha de cierre del balance general. Algunas NIF particulares establecen que el ajuste por valuación de ciertos activos debe reconocerse en el capital contable dentro de otras partidas integrales.

Cuando se trata de un activo monetario, dicho ajuste por valuación genera un REPOMO, el cual también debe presentarse en el capital contable, incorporado a las otras partidas integrales. Por ejemplo, el REPOMO atribuible al ajuste por valor razonable de instrumentos financieros disponibles para la venta debe presentarse incorporado a dicho ajuste por valuación formando parte de otras partidas integrales; por lo que se refiere al REPOMO correspondiente al costo de adquisición del instrumento financiero, éste debe llevarse al estado de resultados.

Estado de resultados o estado de actividades

Cada uno de los ingresos, costos y gastos, en lo individual, debe presentarse expresado en unidades de poder adquisitivo a la fecha de cierre del balance general, sin hacer una separación de las cifras base y sus efectos de reexpresión.

El REPOMO que no haya sido presentado directamente en el capital contable con base en lo establecido en el párrafo 60 y que tampoco haya sido capitalizado en los términos debe presentarse en el estado de resultados o, en su caso, en el estado de actividades, como parte del RIF.

Estados financieros comparativos

Para efectos comparativos, los estados financieros de periodos anteriores deben presentarse expresados en unidades monetarias de poder adquisitivo de la fecha de cierre del estado financiero más reciente.

NORMAS DE REVELACIÓN

Con base en la NIF A-7, Presentación y revelación, los estados financieros reexpresados deben contener, de manera prominente, la mención de que las cifras están expresadas en moneda de poder adquisitivo a una fecha determinada.

Por todos los estados financieros reexpresados que se presenten comparativos, debe revelarse en notas a los estados financieros la siguiente información:

a) el hecho de haber operado en un entorno económico inflacionario y, consecuentemente, de haber reexpresado los estados financieros; b) el porcentaje de inflación acumulada de los tres ejercicios anuales anteriores, así como el porcentaje de inflación del periodo; c) nombre del índice de precios utilizado;

54

d) en el caso de que se requiera, por razones legales o de otra índole, pueden informarse los valores nominales del capital contable o, en su caso, del patrimonio contable.

Salvo lo establecido en el inciso d) del párrafo anterior, en términos generales no debe revelarse información expresada en valores nominales.

ENTORNO NO INFLACIONARIO – NO RECONOCIMIENTO DE LOS EFECTOS DE LA INFLACIÓN NORMAS DE REEXPRESIÓN

Cuando su entorno económico es calificado como no inflacionario, la entidad no debe reconocer en sus estados financieros los efectos de la inflación del periodo.

No obstante lo anterior, la entidad debe mantener en sus activos, pasivos y capital contable o patrimonio contable, los efectos de reexpresión determinados hasta el último periodo en el que operó en un entorno inflacionario. Dichos efectos deben darse de baja en la misma fecha y con el mismo procedimiento, con los que se dan de baja los activos, pasivos, o componentes del capital contable o patrimonio contable a los que pertenecen tales efectos. NORMAS DE PRESENTACIÓN

La entidad debe presentar en los estados financieros del periodo actual los efectos de reexpresión determinados en periodos anteriores y que todavía no haya dado de baja. El efecto de reexpresión de las partidas no monetarias debe presentarse sumado a la cifra base.

Estados financieros comparativos

Para efectos comparativos, los estados financieros de periodos anteriores deben presentarse expresados en las unidades monetarias de poder adquisitivo en las que cada uno de ellos fue emitido originalmente o, en su caso, en las que fueron emitidos los últimos estados financieros en los que se aplicó el método integral.

NORMAS DE REVELACIÓN

Debe revelarse lo siguiente:

a) el hecho de haber operado en un entorno económico no inflacionario y, consecuentemente, de no haber reexpresado los estados financieros; b) fecha de la última reexpresión reconocida en los estados financieros; c) el porcentaje de inflación de cada periodo por el que se presentan estados financieros, así como, el porcentaje de inflación acumulada de los tres ejercicios anuales anteriores.

55

CAMBIO DE ENTORNO ECONÓMICO

Al inicio de cada periodo contable anual, la entidad debe analizar si hubo cambio del

entorno económico en el que opera; ante la confirmación de cambio, la entidad debe

atender a las normas de reconocimiento contable establecidas por esta NIF aplicables

al nuevo entorno económico.

CAMBIO

INFLACIONARIO

DE

UN

ENTORNO

ECONÓMICO

INFLACIONARIO

A

UNO

NO

A partir del inicio del periodo anual en el que se confirma el cambio de entorno, la

entidad debe dejar de reconocer en sus estados financieros, los efectos de la inflación

del periodo (desconexión de la contabilidad inflacionaria). En el periodo del cambio, los estados financieros comparativos de periodos anteriores deben presentarse expresados en unidades monetarias de poder adquisitivo de los últimos estados financieros en que se aplicó el método integral.

En adición a las revelaciones requeridas cuando se emiten estados financieros en un entorno no inflacionario, en el periodo de cambio del entorno económico, debe revelarse en notas a los estados financieros el hecho de haber cambiado de un entorno económico inflacionario a uno no inflacionario.

CAMBIO

INFLACIONARIO

DE

UN

ENTORNO

ECONÓMICO

NO

INFLACIONARIO

A

UNO

Ante la confirmación de cambio de un entorno económico no inflacionario a uno inflacionario, la entidad debe reconocer los efectos de la inflación en la información financiera (conexión de la contabilidad inflacionaria). Este hecho se cataloga como un cambio contable y, con base en la NIF B-1, Cambios contables y correcciones de errores, debe reconocerse mediante aplicación retrospectiva.

La aplicación retrospectiva implica que los estados financieros básicos de periodos anteriores que se presentan comparativos con los del periodo actual deben ajustarse para reconocer los efectos acumulados de la inflación que existió durante todos los periodos en los que se estuvo en un entorno no inflacionario. De tal manera, los estados financieros comparativos deben presentarse expresados en unidades monetarias de poder adquisitivo de la fecha de cierre del estado financiero más reciente.

56

Para llevar a cabo la aplicación retrospectiva, primero debe ajustarse el saldo inicial del estado financiero más antiguo que se presenta de forma comparativa, como sigue:

a) deben reexpresarse todos los activos y pasivos, no monetarios, existentes a la

fecha de cálculo, tomando como cifra base, la que corresponde ya sea a la última

reexpresión reconocida o bien, a la fecha de devengación, según sea el caso;

b) deben reexpresarse todos y cada uno de los movimientos en el capital contable o

en el patrimonio contable de la entidad tomando como cifra base la que corresponde ya sea a la última reexpresión reconocida o bien, a la fecha en que se generó cada movimiento en cuestión; y

c) deben afectarse los resultados acumulados por los ajustes a los que hacen

referencia los incisos anteriores; dichos ajustes, en su caso, deben reconocerse netos de los impuestos a la utilidad.

Después de haber hecho el reconocimiento de los efectos acumulados iniciales a los que hace referencia el párrafo anterior, los efectos de reexpresión de los estados financieros del periodo actual, así como de los estados financieros presentados de manera comparativa con el actual, deben reconocerse aplicando el método integral.

En el periodo del cambio, los estados financieros comparativos de periodos anteriores deben presentarse expresados en unidades monetarias de poder adquisitivo de la fecha de cierre del estado financiero más reciente.

En adición a las revelaciones requeridas cuando se emiten estados financieros en un entorno inflacionario, debe revelarse en notas a los estados financieros el hecho de haber cambiado de un entorno económico no inflacionario a uno inflacionario. 32, Criterios para la determinación del valor de uso y tratamiento contable de las ventas y bajas de activo fijo; y i) Circular núm. Asimismo, se deroga la Interpretación a las Normas de Información Financiera 2, Utilización de las UDI en instituciones del sector financiero.

TRANSITORIOS

El no reconocimiento de los efectos de la inflación en la información financiera debe considerarse como un error contable, siempre que la entidad haya tenido la obligación de hacerlo, ya sea con base en esta NIF o, en su caso, con base en el Boletín B-10 derogado, mientras estuvo vigente. La corrección de tal error debe hacerse de manera retrospectiva con base en la NIF B-1, Cambios contables y correcciones de errores. REPOMO patrimonial

A la fecha de entrada en vigor de esta NIF, las entidades que tengan en su capital contable, como un componente por separado, algún REPOMO3 derivado de reexpresiones de ejercicios anteriores, deben reclasificarlo al rubro de resultados acumulados.

57

NIF B-13 HECHOS POSTERIORES A LA FECHA DE LOS ESTADOS FINANCIEROS

Esta norma establece el tratamiento contable a que deben sujetarse los hechos posteriores a la fecha de los estados financieros, indicando cuándo esos hechos deben reconocerse en dichos estados y cuándo sólo deben revelarse.

Las disposiciones de esta Norma de Información Financiera (NIF) son aplicables a todas las entidades que emitan estados financieros en los términos establecidos por la NIF A-3, Necesidades de los usuarios y objetivos de los estados financieros.

DEFINICIÓN DE TÉRMINOS

Los términos que se listan a continuación se utilizan en esta NIF, con los significados que se especifican:

a) fecha de los estados financieros ― se refiere a la fecha del balance general o a la fecha de corte del periodo contable que se cubre en los otros estados financieros básicos. b) periodo posterior ― es el lapso comprendido entre la fecha de los estados financieros y la fecha en que son autorizados para su emisión a terceros.

c) hechos posteriores a la fecha de los estados financieros ― son aquellas

operaciones, favorables y desfavorables, que ocurren en el periodo posterior. Se pueden identificar dos tipos:

i. hechos posteriores a la fecha de los estados financieros que requieren ajuste y revelación ― son aquéllos ocurridos en el periodo posterior y que proporcionan mayor evidencia sobre condiciones existentes a la fecha de los estados financieros. Hechos posteriores a la fecha de los estados financieros que sólo requieren revelación ― son aquéllos ocurridos en el periodo posterior y que son indicativos de condiciones que surgieron después de la fecha de los estados financieros, motivo por el cual no se reconocieron a la fecha de cierre; sin embargo, por ser relevantes para la toma de decisiones, deben revelarse.

NORMAS GENERALES

Los hechos posteriores deben considerar a todos aquéllos ocurridos en el periodo posterior, aun si esos hechos ocurren después del anuncio al público de utilidades o de otra información financiera seleccionada.

Esta NIF establece que una entidad:

a) debe ajustar sus estados financieros por hechos que ocurren en el periodo

posterior cuando tales hechos proporcionen evidencia de condiciones que ya existían

a la fecha de cierre;

b) no debe reconocer en los estados financieros hechos ocurridos en el periodo

posterior cuando no proporcionen evidencia de condiciones ya existentes a la fecha de cierre;

58

c) debe revelar la fecha en que fue autorizada la emisión de los estados financieros, y

el(los) nombre(s) del(los) funcionario(s) u órgano(s) correspondiente(s) que autorizaron su emisión; y

d) no debe preparar sus estados financieros sobre la base de negocio en marcha si

hechos posteriores a la fecha de los mismos indican que esa base ya no es

apropiada.

NORMAS DE VALUACIÓN

Hechos posteriores a la fecha de los estados financieros que requieren ajuste y revelación Una entidad debe ajustar los importes reconocidos en sus estados financieros, para reflejar aquellos hechos ocurridos en el periodo posterior que proporcionan mayor evidencia sobre condiciones existentes a la fecha de cierre. Es decir, se requiere que una entidad ajuste los importes reconocidos en sus estados financieros o que reconozca partidas que previamente no fueron reconocidas.

Los siguientes son ejemplos de hechos posteriores a la fecha de los estados financieros que requieren ajuste y revelación:

a) el fallo de un asunto en tribunales, que confirma que la entidad tenía una obligación

presente en la fecha de los estados financieros. De acuerdo con la nueva información, la entidad debe ajustar, en su caso, la provisión correspondiente debido a que el fallo proporciona evidencia adicional que hubiera sido considerada en esos estados financieros de acuerdo con la NIF relativa a provisiones. Por ejemplo:

i. la quiebra de un cliente, que ocurre en el periodo posterior, ya que normalmente

confirma que a la fecha de los estados financieros ya existía una pérdida sobre una

cuenta por cobrar y que requiere que la entidad ajuste el importe reconocido de dicha cuenta por cobrar;

ii. la venta de inventarios en el periodo posterior puede proporcionar evidencia acerca

de su valor neto de realización a la fecha de los estados financieros;

c) la confirmación, en el periodo posterior, del costo de adquisición o valor neto de

realización de activos adquiridos o del importe de ingresos por activos vendidos antes

de la fecha de los estados financieros;

d) la obtención de mayor información sobre estimaciones, tales como:

i. devoluciones, rebajas y descuentos respecto a ventas del periodo de los estados

financieros; ii. la vida útil económica y los valores de desecho de los activos depreciables y amortizables; e) la obtención de mayor información sobre la probabilidad de ocurrencia de contingencias atribuibles al periodo y que permitan su cuantificación de manera confiable para reconocer una provisión; f) la obtención de mayor información que modifique la determinación de las

provisiones por beneficios a empleados, tales como bonos e incentivos, si la entidad tenía una obligación legal o implícita a la fecha de cierre para hacer esos pagos como resultado de operaciones ocurridas antes de esa fecha; y

g) el descubrimiento de evidencia de que existían fraudes o errores que demuestren

que los estados financieros son incorrectos.

59

Negocio en marcha

Una entidad no debe preparar sus estados financieros sobre la base del negocio en marcha si, en el periodo posterior, su administración determina que tiene la intención de liquidarla o de cesar sus operaciones comerciales, o que no tiene otra alternativa realista para continuar sus operaciones.

Hechos posteriores a la fecha de los estados financieros que sólo requieren revelación

Una entidad no debe ajustar los importes reconocidos en sus estados financieros para reflejar aquellos hechos ocurridos en el periodo posterior y que son indicativos de condiciones que surgieron después de la fecha de los estados financieros, esto en virtud de que estas operaciones corresponden al siguiente periodo contable. EJEMPLO Un ejemplo de un hecho posterior a la fecha de los estados financieros que sólo requiere revelación, es un descenso en el valor de mercado de las inversiones de la

entidad.

NORMAS DE PRESENTACIÓN Clasificación de activos, pasivos y capital contable

Las reestructuraciones de carteras vencidas y de vencimientos de pasivos, los convenios para diferir los pagos de pasivos sobre una base a largo plazo y las capitalizaciones y aportaciones para futuros aumentos de capital, que ocurren en el periodo posterior, no deben ajustarse en los estados financieros sino sólo revelarse en sus notas.

Un pasivo con vencimiento dentro de los 12 meses siguientes a la fecha de los estados financieros y por el cual la entidad no tiene, a esa fecha, un derecho incondicional para diferir su liquidación por al menos los 12 meses siguientes, debe ser clasificado como un pasivo a corto plazo (circulante). Esta clasificación se requiere aun si durante el periodo posterior y antes de que se autorice la emisión de los estados financieros, la entidad y sus acreedores concluyen un convenio para diferir los pagos sobre una base de largo plazo, según lo establece el párrafo

El pasivo a que se refiere el párrafo anterior debe clasificarse como a largo plazo (no

circulante) si el acreedor conviene, por escrito, a la fecha de los estados financieros, conceder un periodo de gracia que termine, por lo menos, después de los 12 meses siguientes a la fecha de cierre

.

NORMAS DE REVELACIÓN Hechos posteriores a la fecha de los estados financieros que requieren ajuste y revelación

Si una entidad recibe información durante el periodo posterior acerca de condiciones que existían a la fecha de cierre, debe actualizar las revelaciones derivadas de esas condiciones, a la luz de la nueva información.

60

Negocio en marcha

La NIF A-7 requiere revelaciones específicas (ver pie de página en párrafo 8) en el caso de que:

a) los estados financieros no se preparen sobre la base de negocio en marcha; o

b) la administración tenga conocimiento de incertidumbres importantes relativas a

hechos o a condiciones que pueden dar lugar a dudas significativas sobre la capacidad de la entidad para continuar como un negocio en marcha.

Si los hechos posteriores a la fecha de los estados financieros que sólo requieren revelación son importantes, el no revelarlos puede influir en las decisiones que tomen los usuarios con base en dichos estados. Los siguientes son ejemplos de hechos posteriores a la fecha de los estados financieros que sólo requieren revelación, la cual es necesaria cuando se trate de hechos importantes:

a) una combinación de negocios significativa o la disposición de una subsidiaria

importante. La norma relativa a adquisiciones de negocios requiere revelaciones

específicas en estos casos;

b) el anuncio de un plan para discontinuar una operación, el cual incluye: la

disposición de activos o la liquidación de pasivos atribuibles a la discontinuación de operaciones, la participación en contratos para la venta obligatoria de esos activos o la liquidación de esos pasivos, conforme a la norma relativa a operaciones discontinuadas;

c) si se decretan dividendos dentro del periodo posterior, dichos dividendos no se

reconocen como un pasivo a la fecha del balance general porque no reúnen aún el

criterio de ser una obligación presente, establecido en la NIF particular relativa. En su caso, esos dividendos deben revelarse en las notas a los estados financieros;

d) reestructuración formal de cartera vencida;

e) reestructuración formal de vencimientos de pasivos;

f) compras importantes y disposiciones de activos, la reclasificación de activos como mantenidos para la venta o la expropiación por el gobierno de activos importantes;

g) eventos catastróficos, tal como la destrucción de una planta de producción por un

incendio posterior a la fecha del balance general;

Fecha de autorización para emisión de los estados financieros

Conforme a la NIF A-7, la entidad debe revelar la fecha en que fue autorizada la emisión de sus estados financieros y quién la autorizó. Si los propietarios de la entidad u otros tienen facultades para modificar los estados financieros después de su emisión, la entidad debe revelar ese hecho.

VIGENCIA

Las disposiciones contenidas en esta Norma de Información Financiera entran en vigor para los ejercicios que se inicien a partir del 1º de enero de 2011.

61

Esta Norma deja sin efecto el Boletín B-13, Hechos posteriores a la fecha de los estados financieros y los párrafos 62 a 70 del Boletín C-9, Pasivo, provisiones, activos y pasivos contingentes y compromisos.

BOLETIN B-14 UTILIDAD POR ACCION

UTILIDAD POR ACCIÓN

Métodos de cálculo

La utilidad por acción es un indicador financiero utilizado ampliamente por los analistas e inversionistas en el proceso de toma de decisiones en los mercados de valores. Particularmente forma parte de la razón precio-utilidades o múltiplo de utilidades, a la cual se le atribuye enorme importancia para evaluar el potencial generador de utilidades de los diferentes instrumentos de capital.

La utilidad por acción puede calcularse de muy diversas maneras. b) Establecer una metodología específica igual para todas las entidades a fin de lograr la comparabilidad de los datos de utilidad por acción, particularmente en aquellas entidades cuyas acciones se negocian públicamente.

Las reglas del presente boletín son obligatorias para:

a) Entidades cuyas acciones representativas de su capital social se encuentran inscritas en una bolsa de valores; y b) Entidades que sin tener sus acciones inscritas en una bolsa de valores, incluyen en su información financiera datos de su utilidad por acción, bajo cualquier circunstancia.

La utilidad neta del periodo contable, utilidad por operaciones continuas, resultados por operaciones discontinuadas, partidas extraordinarias y efecto inicial acumulado por cambios en principios de contabilidad, deben interpretarse de acuerdo a las definiciones proporcionadas en los boletines A-7, Comparabilidad y B-3, Estado de Resultados.

Las reglas de este boletín, para el caso de controladoras, se aplicarán únicamente sobre la información consolidada. Utilidad Atribuible. Se refiere a la parte de la utilidad (o pérdida) neta del periodo contable que corresponde a las acciones ordinarias o a las preferentes.

Acción Ordinaria. Es un instrumento financiero que representa una parte alícuota del capital social ordinario, que participa en la utilidad o pérdida neta del periodo contable, después de disminuir, en su caso, la participación de las acciones preferentes.

Acción Preferente. Es un instrumento financiero que representa una parte alícuota del capital social preferente, que participa en la utilidad neta del periodo contable. Estas acciones tienen derecho a un dividendo mínimo preferencial y acumulativo, o bien pueden participar en la utilidad neta del periodo en igual forma que las acciones ordinarias, cuando ésta es mayor que el dividendo mínimo preferencial. En algunos

62

casos, estas acciones pueden tener derecho a una participación en la utilidad neta del periodo, adicional a la de las acciones ordinarias.

Utilidad Básica por Acción Ordinaria. Es la utilidad (o pérdida) neta atribuible a cada acción ordinaria, determinada en función del promedio ponderado de acciones ordinarias en circulación en el periodo contable.

Utilidad Básica por Acción Preferente. Es la utilidad neta atribuible a cada acción preferente, determinada en función del promedio ponderado de acciones preferentes en circulación en el periodo contable. Es la estimación de la baja en la utilidad básica por acción ordinaria por el efecto del incremento estimado en las acciones en circulación, proveniente de compromisos contraídos y contingencias de una entidad, para emitir, vender o intercambiar sus propios instrumentos de capital en una fecha futura. b) Acciones preferentes que otorgan a sus tenedores el derecho de recibir acciones ordinarias. c) Warrants y opciones emitidos por la entidad, que cuando se ejerzan, otorgarán a su tenedor el derecho de recibir acciones.

Acciones Potencialmente Dilutivas. Son las acciones ordinarias que en cierto tiempo podrían surgir de la conversión de los instrumentos financieros mencionados en el párrafo anterior, en una fecha posterior a la de los estados financieros.

Utilidad por Acción Diluida. Es la utilidad (o pérdida) neta atribuible a cada acción ordinaria, después de los ajustes de la dilución, determinada en función del promedio ponderado de las acciones ordinarias en circulación, más las acciones potencialmente dilutivas ordinarias. Aumentos o disminuciones en el número de acciones en circulación, que sin modificar el monto del capital social de la entidad, incrementan o disminuyen el número de acciones en circulación.

Norma

Las entidades deben calcular, presentar y revelar como se indica en este boletín, la utilidad básica por acción ordinaria y por acción preferente y, en su caso, la utilidad por acción diluida, la utilidad de operaciones continuas por acción ordinaria y la diluida, así como los efectos que tengan en las acciones indicadas, las operaciones discontinuadas, los resultados extraordinarios y los correspondientes a cambios en principios de contabilidad.

Reglas de Valuación

Utilidad Básica por Acción

Métodos de Cálculo

La utilidad básica por acción ordinaria es el resultado de dividir la utilidad atribuible a las acciones ordinarias, entre el promedio ponderado de acciones ordinarias en circulación en el periodo.

63

La utilidad básica por acción preferente es el resultado de dividir la utilidad atribuible a las acciones preferentes, entre el promedio ponderado de acciones preferentes en circulación en el periodo.

Se consideran eventos corporativos o económicos que modifican la estructura del capital social de una entidad, los que a continuación se indican, siempre y cuando hayan tenido efectos dentro del periodo contable a que se refiere la información financiera que se presenta, excepto lo indicado en los párrafos 62 y 64 de este boletín:

Aumento en el número de acciones que integran el capital social por oferta pública o suscripción privada de acciones, dividendos en acciones, splits, conversión de acciones, emisión para adquisición de negocios, canje de acciones por escisiones y fusiones, y colocación en el mercado de acciones recompradas.

Disminución en el número de acciones que integran el capital social por splits inversos, amortizaciones, canje de acciones por escisiones y fusiones, y recompra de acciones.

Si se ajustan los resultados de ejercicios anteriores conforme al Boletín A-7, Comparabilidad, la cifra de utilidad neta base del cálculo de la utilidad por acción ordinaria, debe restablecerse en los ejercicios correspondientes, si se incluyen éstos para fines comparativos en los estados financieros básicos o complementarios.

Para la determinación de la ponderación del número de acciones en circulación, se deberá tomar en cuenta lo siguiente:

a) En el caso de emisión de acciones para la adquisición de negocios, se tomarán,

tanto el número de acciones como las utilidades correspondientes, a partir de la fecha

en que se incluyen los resultados del negocio adquirido.

b) En el caso de emisión de acciones por conversión de deudas y de conversión de

clases de acciones, se considerará la fecha de conversión.

c) Las acciones emitidas como resultado de dividendos en acciones, split o split

inverso, se considerarán como si se hubieran emitido al principio del periodo.

En el caso de splits y dividendos en acciones ocurridos en el ejercicio, debe restablecerse la utilidad básica por acción ordinaria y preferente de los ejercicios anteriores incluidos en los estados financieros básicos o complementarios. b) Las acciones pagadas parcialmente, deben convertirse a su equivalente en acciones pagadas, en la medida de sus derechos de participación en los dividendos del periodo con relación a las acciones totalmente pagadas. d) Las aportaciones para futuros aumentos de capital efectuadas en el periodo contable si son consideradas en el capital contable conforme al párrafo 25 del Boletín C-11, Capital Contable, deben incluirse en el cálculo de utilidad básica por acción ordinaria o preferente en la fecha de las aportaciones, y el número de acciones a incluir es el que corresponde al valor de mercado de las acciones al momento de hacer las aportaciones. En caso de precios convenidos diferentes al precio de mercado se aplicará en lo conducente lo señalado

64

e) Las acciones ordinarias que son emitibles sin compensaciones de efectivo importantes sujetas al cumplimiento de ciertas condiciones (acuerdos contingentes) deberán considerarse en circulación, sólo y únicamente cuando todas las condiciones necesarias se hubieren cumplido en el periodo contable. Cuando existan resultados por operaciones discontinuadas, partidas extraordinarias, o efectos iniciales acumulados por cambios en principios de contabilidad, se debe calcular la utilidad por acción de operaciones continuas y el efecto por acción de cada una de estas partidas.

La utilidad neta del periodo se distribuye en utilidad atribuible a las acciones ordinarias y utilidad atribuible a las acciones preferentes, conforme a las reglas y fórmulas contenidas en los estatutos de la entidad, sin el requisito de que los dividendos estén propuestos o decretados.

El monto de las utilidades atribuibles a las acciones preferentes no incluye dividendos pagados o decretados en el periodo actual con relación a periodos contables anteriores.

En el caso de estados financieros consolidados, a la utilidad neta consolidada del periodo (o a la utilidad por operaciones continuas consolidada) se le deberá restar la utilidad correspondiente al interés minoritario.

Utilidad por Acción Ordinaria Diluida

La utilidad atribuible a las acciones ordinarias y el promedio ponderado de acciones ordinarias en circulación, determinados en los términos del método de cálculo de la utilidad básica por acción, deberán ajustarse por los efectos dilutivos de las acciones potencialmente dilutivas.

Para efectos de la determinación de la utilidad por acción diluida, se deberán considerar los aspectos siguientes:

a) Solamente se tomarán como acciones potencialmente dilutivas, aquéllas que disminuyan la utilidad por acción ordinaria básica determinada conforme a los párrafos anteriores. c) Se toma como fecha de conversión supuesta, el inicio del periodo contable al que se refieren los estados financieros, o después, si la fecha de la emisión de las acciones potencialmente dilutivas es posterior al inicio del ejercicio. Para los casos en que la utilidad por operaciones continuas sea diferente a la utilidad neta, la utilidad por operaciones continuas atribuibles a las acciones ordinarias (es decir, después de restar las utilidades atribuibles a las acciones preferentes), será el número base para determinar la dilución o la antidilución de las acciones ordinarias potenciales.

Las acciones potencialmente dilutivas sobre la utilidad por operaciones continuas, determinadas conforme al párrafo 39, anterior, se considerarán en el cálculo de la utilidad por acción diluida y en los efectos dilutivos de los resultados por operaciones discontinuas, partidas extraordinarias y efectos por cambios en principios de contabilidad, aunque tengan un efecto antidilutivo en estas partidas.

65

La utilidad por acción diluida no es calculada, ni revelada, cuando el resultado por

operaciones continuas es una pérdida, sin importar si se está presentando una utilidad neta.

Una subsidiaria o asociada podrían emitir acciones potencialmente dilutivas

canjeables por acciones ordinarias de sí mismas. Si estas acciones ordinarias potenciales tienen un efecto dilutivo en la utilidad básica por acción de la controladora

o tenedora, deben ser consideradas en el cálculo de la utilidad por acción diluida de estas últimas.

Acciones Convertibles

Si existen compromisos o contingencias que impliquen la conversión de acciones preferentes en ordinarias, la utilidad neta del periodo deberá distribuirse nuevamente en utilidad atribuible al capital ordinario y al capital preferente.

La utilidad neta ajustada conforme al párrafo anterior se distribuye entre las acciones ordinarias y las acciones preferentes, para el cálculo que corresponde a cada clase.

A las acciones ordinarias en circulación se le incrementan las acciones

potencialmente convertibles.

Si la conversión de deuda por acciones está sujeta a un precio de mercado particular

de dichas acciones, entonces se agrega a las acciones en circulación el número de

acciones necesarias para compensar la diferencia entre el precio convenido y el precio promedio de mercado del periodo.

La dilución de las acciones ordinarias se determina modificando únicamente el

número de acciones en el cálculo de la utilidad por acción:

a) Al número de acciones de las opciones (o warrants) multiplicado por el precio promedio de mercado del periodo, se le resta, el mismo número de acciones multiplicado por el precio de ejercicio, para obtener el monto de los recursos no recibidos. b) Los recursos no recibidos se dividen entre el precio promedio de mercado del periodo, lo cual determina el número de acciones equivalentes.

Acuerdos Contingentes

Las acciones ordinarias emitibles mencionadas en el inciso e) del párrafo 29 (acciones contingentes), se consideran acciones potenciales para los efectos de la utilidad por acción diluida, si no se han cumplido todas las condiciones necesarias para su emisión durante el periodo contable.

Reglas de Presentación

Se debe mostrar al pie del estado de resultados la utilidad básica por acción ordinaria

y la utilidad por acción diluida.

66

Las entidades que reportan resultados por operaciones discontinuas, partidas extraordinarias y efectos por cambios en principios de contabilidad, deben presentar al pie del estado de resultados, la utilidad de operaciones continuas por acción ordinaria y la utilidad de operaciones continuas diluidas por acción ordinaria.

Los efectos de los resultados por operaciones discontinuas, partidas extraordinarias y efectos por cambios en principios de contabilidad, sobre la utilidad de operaciones continuas por acción ordinaria y sobre la utilidad de operaciones continuas diluida por acción, deben revelarse en las notas de los estados financieros o al pie del estado de resultados. Reglas de Revelación

Se deben revelar en notas de los estados financieros:

a) La utilidad básica por acción preferente, el promedio ponderado de acciones

preferentes, la utilidad preferente atribuible y la fórmula utilizada para calcularla.

b) La conciliación entre los numeradores y denominadores, entre la utilidad básica

ordinaria y la utilidad por acción diluida, con descripciones del tipo de contrato o

instrumento financiero que implica las acciones ordinarias potencialmente dilutivas. c) Las acciones ordinarias potenciales no tomadas en cuenta para la determinación de la utilidad por acción diluida.

d) El número de acciones equivalentes consideradas para los efectos de opciones,

conversiones contingentes y pagos parciales de acciones.

Hechos Posteriores

Los hechos posteriores referidos a los casos que se indican, a la fecha de los estados financieros y antes de su fecha de emisión, deben ser revelados en las notas de los estados financieros, siguiendo las disposiciones establecidas por el Boletín B-13, Hechos

Posteriores, y no deben incluirse en el cálculo de la utilidad básica por acción ordinaria o preferente:

a) La emisión o recompra de acciones ordinarias o preferentes liquidadas en efectivo en el periodo posterior.

b) La emisión de acciones ordinarias o preferentes convertidas por deuda como

resultado de acuerdos tomados en el periodo posterior.

Los hechos posteriores referidos a dividendos en acciones, split o split inverso, deben incluirse en el cálculo de la utilidad básica por acción ordinaria y por acción preferente.

Los hechos posteriores que no generaron recursos para la obtención de las utilidades del periodo, no se incluyen en el cálculo de la utilidad por acción.

Vigencia

Las disposiciones contenidas en el presente boletín, deben aplicarse en la información financiera de los ejercicios que se inicien a partir del 1º del 2011.

67

NIF B-15 CONVERSION DE MONEDAS EXTRANJERAS

Esta Norma de Información Financiera (NIF) tiene como objetivo establecer las

normas para el reconocimiento de las transacciones en moneda extranjera y de las operaciones extranjeras en los estados financieros de la entidad informante y la conversión de su información financiera a una moneda de informe diferente a su moneda de registro o a su moneda funcional. Asimismo, se establecen normas de presentación y revelación

.

Esta NIF es aplicable para:

a) el reconocimiento, en la moneda de registro, de las transacciones y saldos en

moneda extranjera;

b) la conversión de los estados financieros de operaciones extranjeras de la moneda

de registro a la funcional y de ésta a la moneda de informe, que se incluyen en los estados financieros de la entidad informante, ya sea por consolidación o al aplicar el método de participación;

c) la conversión de los estados financieros de cualquier entidad, a la moneda de

informe elegida; y

d) la información a revelar cuando una entidad presenta información complementaria

a sus estados financieros determinada con base en un procedimiento de conversión diferente al que establece esta NIF.

Esta NIF no es aplicable para:

a) la conversión, dentro del estado de flujos de efectivo, de los flujos de efectivo de las transacciones en moneda extranjera, ni para la conversión de los flujos de efectivo de operaciones extranjeras. La normatividad aplicable a estos conceptos se trata en la NIF B-2, Estado de flujos de efectivo; b) el reconocimiento de las transacciones y saldos en moneda extranjera relacionados con instrumentos financieros derivados y operaciones de cobertura, los cuales se reconocen conforme a las NIF particulares relativas a este tema; y

c) la información complementaria presentada en una moneda diferente a la moneda

de informe.

DEFINICIÓN DE TÉRMINOS

Los siguientes términos son usados en esta NIF con el significado que se indica:

a) Entidad informante - es la entidad emisora de los estados financieros. Para estos

propósitos puede ser: una entidad individual, una controladora, una tenedora, un inversionista o un participante en negocios conjuntos.

b) Efecto por conversión - es la diferencia que resulta de convertir de la moneda

funcional a la moneda de informe, el balance general y el estado de resultados de una

operación extranjera.

c) Fluctuación cambiaria o diferencia en cambios - es la diferencia resultante de:

convertir transacciones o saldos denominados en moneda extranjera a otra moneda,

68

utilizando diferentes tipos de cambio; y convertir información financiera de la moneda de registro a la moneda funcional.

d) Inversión neta en una operación extranjera - es el importe de participación de la

entidad informante en los activos netos de una operación extranjera.

e) Moneda de informe - es aquélla elegida y utilizada por una entidad para presentar

sus estados financieros.

f) Moneda de registro - es aquélla en la cual la entidad mantiene sus registros

contables, ya sea para fines legales o de información.

g) Moneda extranjera - es cualquier moneda distinta a la de registro, a la funcional o a

la de informe de la entidad, según las circunstancias.

h) Moneda funcional - es aquélla con la que opera una entidad en su entorno

económico primario; es decir, en el que principalmente genera y aplica efectivo. i) Operación extranjera - es una entidad jurídica o una unidad generadora de efectivo cuyas operaciones están basadas o se llevan a cabo en un entorno económico o

moneda distintos a los de la entidad informante. Por ejemplo: una subsidiaria, una asociada, una sucursal, un negocio conjunto, o cualquier otra entidad que utiliza una moneda de informe distinta a su moneda funcional (por ejemplo, una entidad mexicana cuya moneda funcional es el peso y su moneda de informe es el dólar). j) Partidas monetarias - son aquéllas que se encuentran expresadas en unidades monetarias nominales sin tener relación con precios futuros de determinados bienes o servicios; su valor nominal no cambia por los efectos de la inflación por lo que se origina un cambio en su poder adquisitivo. Son partidas monetarias, el dinero, los derechos a recibir dinero y las obligaciones de pagar dinero.

k) Partidas no monetarias - son aquéllas cuyo valor nominal varía de acuerdo con el

comportamiento de la inflación, motivo por el cual, derivado de dicha inflación, no tienen un deterioro en su valor; éstas pueden ser activos, pasivos, capital contable o patrimonio contable. Son partidas no monetarias, los inventarios, el activo fijo y los activos intangibles, entre otros.

l) Transacciones en moneda extranjera - son aquéllas realizadas por la entidad

informante, cuyo importe se denomina o se realiza en una moneda extranjera.

m) Tipo de cambio - es la relación de cambio entre dos monedas a una fecha determinada.

o) Tipo de cambio de cierre - es el de contado a la fecha del balance general.

p) Tipo de cambio histórico - es el de contado a la fecha de la transacción.

TIPO DE CAMBIO

Si para el proceso de conversión están disponibles varios tipos de cambio, debe utilizarse aquél con el que los flujos futuros de efectivo representados por la transacción, el saldo en moneda extranjera, o la operación extranjera, pudieron haber sido realizados a la fecha de conversión.

Si derivado de un control de cambios, existen temporalmente restricciones o ausencia de intercambio de divisas, el tipo de cambio a utilizar debe ser el que pueda proporcionar algún mercado de divisas reconocido. De no existir información al respecto en tales mercados y mientras no se pueda determinar un tipo de cambio adecuado, la entidad debe:

69

a) si se trata de una subsidiaria, dejar de consolidar sus estados financieros;

b) la inversión en la subsidiaria o, en su caso en la asociada debe presentarse con el

mismo valor determinado en el último periodo en el que se identificó un tipo de cambio

adecuado para la conversión; y

c) con base en la NIF particular relativa, la inversión permanente en acciones debe

someterse inmediatamente a las pruebas de deterioro; incluso, cuando no existe una forma realista de repatriar la inversión, la entidad debe castigar el valor de dicha inversión hasta llegar a cero.

TRANSACCIONES EN MONEDA EXTRANJERA

Entre las transacciones en moneda extranjera se incluyen aquéllas en que la entidad:

8

a) compra o vende bienes o servicios cuyo precio se denomina en una moneda extranjera;

b) presta o toma prestados fondos, si los importes correspondientes se establecen a

cobrar o pagar en una moneda extranjera; o

c) adquiere o dispone de activos, o bien, incurre, transfiere o liquida pasivos, siempre

que estas transacciones se hayan denominado en moneda extranjera.

Reconocimiento inicial

Toda transacción en moneda extranjera debe reconocerse inicialmente en la moneda de registro aplicando el tipo de cambio histórico.

La fecha de una transacción es aquélla en la cual dicha operación se devenga y cumple las condiciones para su reconocimiento de acuerdo con las Normas de Información Financiera.

Reconocimiento posterior y normas de conversión

A la fecha de cierre de los estados financieros, los saldos de partidas monetarias derivados de transacciones en moneda extranjera y que están denominados en moneda extranjera deben convertirse al tipo de cambio de cierre. Asimismo, a la fecha de realización (cobro o pago) de las transacciones en moneda extranjera, éstas deben convertirse al tipo de cambio de realización. De estos procedimientos surgen diferencias en cambios debido a que normalmente el tipo de cambio de cierre o, en su caso, el tipo de cambio de la fecha de realización, tiene variaciones con respecto al tipo de cambio histórico.

Las diferencias en cambios determinadas con base en el párrafo anterior deben reconocerse como ingreso o gasto en el estado de resultados en el periodo en que se originan, con excepción de: a) las diferencias en cambios que son capitalizadas como parte del costo de un activo conforme a la NIF D-6 , Capitalización del resultado integral de financiamiento; y b) las diferencias en cambios derivadas de un pasivo en moneda extranjera a los que hace referencia el párrafo 42 de esta NIF.

70

OPERACIONES EXTRANJERAS

Moneda funcional

La moneda funcional refleja las operaciones y sus condiciones subyacentes, que son relevantes para la entidad y cambia cuando se producen modificaciones en tales condiciones. No obstante lo anterior, la entidad puede llegar a tener una moneda de registro y una moneda de informe diferentes a la moneda funcional. Al elaborar sus estados financieros, cada entidad debe identificar su moneda de registro y su moneda funcional, así como, definir su moneda de informe y, en los casos en los que estas monedas sean diferentes entre sí, debe hacer la conversión de estado financieros de acuerdo con lo establecido en esta NIF. En los casos en que la entidad no esté sujeta a consolidación o a valuación con base en el método de participación, cuando la moneda de registro y la de informe sean iguales y a su vez, diferentes a la moneda funcional, la moneda de informe puede ser la de registro sin tener que llevar a cabo el proceso de conversión a la moneda funcional.

Reconocimiento inicial

La adquisición de una operación extranjera debe reconocerse inicialmente en la moneda de registro y utilizando el tipo de cambio histórico. Para estos efectos, los ajustes a valor razonable de los activos y pasivos de la operación extranjera adquirida, que surgen como consecuencia de la adquisición, forman parte de los activos y pasivos de dicha operación extranjera.

Reconocimiento posterior y normas de conversión

Conforme a las NIF particulares relativas a estados financieros consolidados y combinados e inversiones permanentes en acciones, los estados financieros individuales de cada una de las entidades jurídicas o, en su caso, de cada una de las unidades generadoras de efectivo, las cuales pueden operar en diferentes entornos económicos y con diferentes monedas, se consolidan, combinan o reconocen con base en el método de participación, para presentarse formando parte de los estados financieros de la entidad económica que integran.

Debido a que es improcedente sumar o restar importes determinados con base en NIF diferentes y expresados en monedas distintas, antes del proceso de consolidación, combinación o de valuación de acuerdo con el método de participación, los estados financieros individuales de cada operación extranjera deben:

a) primero, modificarse para presentarse con base en las NIF mexicanas utilizadas por la entidad informante; y b) después, convertirse a la moneda de informe de la entidad económica a la que pertenecen, que en este caso es la entidad informante.

Para lograr lo establecido en el inciso b) del párrafo anterior, si la operación extranjera tiene una moneda funcional diferente a su moneda de registro, debe primero convertir la información financiera de su moneda de registro a su moneda funcional.

71

Posteriormente, si la moneda de informe es diferente a su moneda funcional, la información financiera debe convertirse de la moneda funcional a la de informe.

Conversión de la moneda de registro a la funcional

Cuando la moneda funcional de una operación extranjera es diferente a su moneda de registro, ésta última se califica como una moneda extranjera; por lo tanto, los estados financieros deben convertirse de la moneda de registro a la funcional. Los estados financieros deben convertirse de la moneda de registro a la funcional, como sigue:

a) activos y pasivos monetarios, al tipo de cambio de cierre;

b) activos y pasivos no monetarios, y el capital contable, al tipo de cambio histórico;

c) las partidas no monetarias reconocidas a su valor razonable, utilizando el tipo de

cambio histórico referido a la fecha en la que se determinó dicho valor razonable;

d) los ingresos, costos y gastos deben convertirse al tipo de cambio histórico de la

fecha de su devengamiento en el estado de resultados, salvo que se originen de partidas no monetarias, en cuyo caso debe utilizarse el tipo de cambio histórico de la partida no monetaria; y

e) las diferencias en cambios que se originan en la conversión de moneda de registro

a moneda funcional deben reconocerse como ingreso o gasto en el estado de

resultados de la operación extranjera en el periodo en que se originan.

Para la conversión de las partidas de ingresos, costos y gastos, exceptuando las que provienen de partidas no monetarias, por razones prácticas puede utilizarse un tipo de cambio histórico aproximado representativo de las condiciones existentes en las fechas de las operaciones, como puede ser el tipo de cambio histórico promedio ponderado del periodo; sin embargo, cuando los tipos de cambio hayan variado de forma importante, resulta inadecuada la utilización de dicho tipo de cambio promedio ponderado, por lo que debe utilizarse el tipo de cambio histórico.

Conversión de la moneda funcional a la de informe

Cuando la moneda de informe de una operación extranjera es diferente a su moneda funcional, ésta última se califica como una moneda extranjera; por lo tanto, los estados financieros deben convertirse de la moneda funcional a la de informe. Como parte del proceso de conversión, con base en la NIF B-10 , Efectos de la inflación, debe identificarse el tipo de entorno económico en el que opera cada

operación extranjera: no inflacionario o inflacionario; y, sobre esta base, debe hacerse

el proceso de conversión.

Entorno económico no inflacionario

Si la operación extranjera se encuentra en un entorno económico no inflacionario, el

balance general y el estado de resultados de la misma deben convertirse a la moneda de informe conforme a lo siguiente:

a) los activos y pasivos deben convertirse al tipo de cambio de cierre y el capital contable al tipo de cambio histórico;

b) Todos los ingresos, costos y gastos deben convertirse al tipo de cambio histórico

del periodo de su devengamiento en resultados;

72

c) derivado de lo anterior, se produce un efecto por conversión, que debe reconocerse

formando parte de una partida de la utilidad o pérdida integral dentro del capital contable informado por la operación extranjera;

d) al momento de consolidar o aplicar el método de participación, cualquier variación

entre el capital contable de la operación extranjera y la inversión en la operación extranjera reconocida por la entidad informante debe reconocerse en una partida de la utilidad o pérdida integral denominada efecto acumulado por conversión dentro del capital contable de la entidad informante; en los estados financieros consolidados dicho efecto debe reconocerse dentro del capital contable mayoritario

Si por razones prácticas se utiliza un tipo de cambio histórico aproximado, éste debe ser representativo de las condiciones existentes en las fechas de las operaciones, como puede ser el tipo de cambio histórico promedio ponderado del periodo; sin embargo, cuando los tipos de cambio hayan variado en forma importante, resulta inadecuada la utilización de dicho tipo de cambio promedio ponderado, por lo que debe utilizarse el tipo de cambio histórico.

Entorno económico inflacionario

Cuando la operación extranjera se encuentre en un entorno económico inflacionario, deben reconocerse primero los efectos de la inflación en su información financiera de conformidad con la NIF B-10 , utilizando el índice de precios del país de origen de la moneda funcional; posteriormente, el balance general y el estado de resultados de la misma deben convertirse a la moneda de informe de acuerdo con lo siguiente:

a) los activos, pasivos y el capital contable deben convertirse al tipo de cambio de cierre;

b) los ingresos, costos y gastos deben convertirse al tipo de cambio de cierre; y

c) al momento de consolidar o aplicar el método de participación, cualquier variación

entre el capital contable de la operación extranjera y la inversión en la operación extranjera reconocida en la entidad informante debe reconocerse en una partida de la utilidad o pérdida integral denominada efecto acumulado por conversión dentro del capital contable de la entidad informante; en los estados financieros consolidados dicho efecto debe reconocerse dentro del capital contable mayoritario.

Los efectos por conversión a los que hacen referencia los párrafos 31d) y 33c) pueden deberse, entre otras cuestiones, a lo siguiente:

a) al hecho de reconocer en los estados financieros de la operación extranjera los efectos de una inflación diferente a la que reconoce la entidad informante en la inversión en la operación extranjera; y

b) al hecho de convertir los estados financieros de la operación extranjera con un tipo

de cambio diferente al que la entidad informante tiene reconocida su inversión en la operación extranjera. El caso del inciso b) normalmente ocurre cuando la fecha de cierre de los estados financieros de la entidad informante es diferente a la de los de la operación extranjera.

73

Cambios de moneda de registro, funcional y de informe

El efecto de un cambio de moneda de registro o de moneda funcional debe reconocerse en forma prospectiva a partir de la fecha del cambio, por tratarse de un cambio de circunstancias. Para esto, la entidad debe convertir todas las partidas a la nueva moneda adoptada utilizando el tipo de cambio a la fecha en que se produce el cambio. El efecto de un cambio de moneda de informe debe reconocerse con base en el método retrospectivo establecido en la NIF B-1 , Cambios contables y correcciones de errores, por tratarse de un cambio en la unidad monetaria de presentación.

Consolidación de operaciones extranjeras

La incorporación de los resultados y la situación financiera de una operación extranjera a los de la entidad informante debe seguir los procedimientos normales de consolidación, combinación o método de participación, conforme a las NIF particulares relativas a estados financieros consolidados y combinados e inversiones permanentes en acciones.

La entidad puede tener una partida monetaria por cobrar o por pagar a la operación extranjera. Si la realización de esa partida no está contemplada, ni es probable que su realización se produzca en un futuro previsible, la partida es en esencia una parte de la inversión neta de la entidad en esa operación extranjera. Las diferencias en cambios surgidas de las partidas monetarias a que se refiere el párrafo anterior deben reconocerse como parte del efecto acumulado por conversión, en el capital contable tanto de los estados financieros de cada una de las entidades en lo individual como de los estados financieros consolidados.

Las diferencias en cambios que surgen de un pasivo en moneda extranjera que ha sido designado y califica como cobertura económica de la inversión neta en una operación extranjera deben reconocerse en el capital contable formando parte del rubro de efecto acumulado por conversión, cumpliendo con lo dispuesto en la NIF particular relativa a instrumentos financieros derivados y operaciones de cobertura. Para tales efectos, debe considerarse que los ajustes de compra relacionados con los activos y pasivos adquiridos forman parte de dicha inversión neta cubierta.

Disposición de una operación extranjera

El efecto acumulado por conversión relacionado con una operación extranjera, reconocido como una partida de utilidad o pérdida integral del capital contable con base en los párrafos 31d), 33c), 41 y 42, debe reciclarse al estado de resultados, a la fecha de disposición, como parte de la ganancia o pérdida derivada de la disposición parcial o total de dicha operación extranjera.

Impuestos a la utilidad

Las pérdidas y ganancias en cambios de las transacciones en moneda extranjera, así como el efecto acumulado por conversión relacionado con las operaciones

74

extranjeras, pueden tener efectos impositivos, cuyo reconocimiento contable debe seguir los lineamientos de la NIF particular relativa a impuestos a la utilidad.

Cumplimiento con Normas de Información Financiera

Si una entidad emite estados financieros con base en cualquier otro procedimiento de conversión diferente al que establece esta NIF B-15, debe considerarse que dichos estados financieros no están de acuerdo con NIF.

NORMAS DE PRESENTACIÓN Transacciones en moneda extranjera

Las diferencias en cambios originadas por el reconocimiento posterior de las transacciones en moneda extranjera a las que hace referencia el párrafo 12 deben presentarse en el estado de resultados del periodo como un componente del Resultado integral de financiamiento (RIF).

Operaciones extranjeras Conversión de la moneda de registro a la funcional

La ganancia o pérdida en cambios determinada conforme a lo dispuesto en el párrafo 25, que surge al convertir las partidas en moneda de registro a la moneda funcional debe presentarse en el estado de resultados como un componente del RIF.

Conversión de la moneda funcional a la de informe

Los efectos por conversión del periodo determinados con base en los párrafos 31c), 31d) y 33c), así como las diferencias en cambios determinadas con base en los párrafos 41 y 42 deben reconocerse formando parte de una partida de utilidad o pérdida integral del capital contable denominada efecto acumulado por conversión.

Estados financieros comparativos

Si la entidad informante se encuentra en un entorno económico no inflacionario, sus estados financieros de periodos anteriores que se presentan en forma comparativa con los del periodo actual deben presentarse sin modificar la conversión ya reconocida en el momento en el que fueron emitidos. En el caso de que se presenten estados financieros consolidados, debe considerarse que la única entidad informante es la entidad económica consolidada. Consecuentemente, para efectos de comparabilidad, dentro de los estados financieros consolidados de periodos anteriores que se presentan en forma comparativa con los del periodo actual, dentro de un entorno económico inflacionario, sólo debe considerarse la inflación del entorno de la entidad informante y no la del entorno de las operaciones extranjeras. NORMAS DE REVELACIÓN En las notas a los estados financieros debe revelarse información acerca de lo siguiente:

a) el importe de las fluctuaciones cambiarias reconocidas en el estado de resultados, conforme lo establece la NIF particular relativa a dicho estado. En caso de que existan

75

fluctuaciones cambiarias que afecten el valor razonable de los instrumentos financieros, debe atenderse a lo dispuesto por la NIF particular relativa a instrumentos financieros derivados y operaciones de cobertura;

b)una integración del saldo al final del periodo del efecto acumulado por conversión, mostrando: i) el saldo inicial; ii) el efecto por conversión; iii) las ganancias o pérdidas de las coberturas económicas de una inversión neta en una operación extranjera; iv) el importe reciclado; y v) los efectos de impuestos a la utilidad asociados;

c) las monedas de registro, funcional y de informe;

d) el hecho de que la moneda de registro es diferente a la funcional, si fuera el caso, y

la razón a la que esto se debe;

e) el hecho de que la moneda de informe es diferente a la moneda funcional y la razón

de utilizar una moneda de informe diferente; además, la o las monedas funcionales utilizadas;

f) el hecho de que se haya producido un cambio en la moneda de registro o en la

funcional, ya sea de la entidad que informa o de alguna operación extranjera, así

como la razón de dicho cambio; g) la denominación y el monto de los activos y pasivos monetarios en divisas

extranjeras que conforman los saldos derivados de las transacciones en moneda extranjera, expresándolos en la moneda de informe;

h) los tipos de cambio utilizados en los diferentes procesos de conversión;

i) cualquier restricción cambiaria o de otro tipo en relación con las monedas

extranjeras involucradas en los estados financieros;

j) los importes de los instrumentos que hayan sido designados como coberturas económicas de inversiones netas en una operación extranjera.

VIGENCIA

Las disposiciones contenidas en esta Norma de Información Financiera entran en vigor para ejercicios que se inicien a partir del 1º de enero de 2008.

Ejemplo

a) la realización de las actividades de la operación extranjera se lleva a cabo como

una extensión de la entidad informante (por ejemplo, cuando la operación extranjera sólo vende bienes importados de la entidad informante y remite a la misma los flujos obtenidos), en lugar de hacerlo con un grado significativo de autonomía, como cuando la operación extranjera obtiene efectivo y otras partidas monetarias, incurre en gastos,

genera ingresos y toma préstamos utilizando, sustancialmente, su moneda local;

b) las operaciones con la entidad informante constituyen una proporción elevada de

las actividades de la operación extranjera; y

c) los flujos de efectivo de la operación extranjera no son suficientes para atender las

obligaciones actuales y esperadas en su ciclo normal de operaciones, por lo que la entidad informante debe fondear la operación.

76

BOLETIN B-16 ESTADOS FINANCIEROS DE ENTIDADES CON PROPOSITOS NO LUCRATIVOS

El objetivo del presente Boletín consiste en describir las características principales, clasificaciones relevantes e información básica de cada uno de los estados financieros de las entidades con propósitos no lucrativos.

ALCANCE DEL BOLETÍN

Este Boletín es aplicable a todas las entidades que califican como entidades con propósitos no lucrativos, de conformidad con lo establecido en el Boletín B-2.

BALANCE GENERAL

El balance general de una entidad con propósitos no lucrativos presenta información relevante sobre los activos, pasivos y su patrimonio a una fecha determinada.

CLASIFICACIÓN DE LOS ACTIVOS Y PASIVOS

Los activos y pasivos se clasifican en el balance general de acuerdo con su disponibilidad o exigibilidad, respectivamente. El efectivo u otros activos con restricciones de los patrocinadores para su uso en el corto y largo plazo, deben ser clasificados por separado del efectivo u otros activos que no estén restringidos. b. Activos financieros donados con estipulaciones de que se inviertan para proporcionar una fuente permanente de ingresos.

El patrimonio temporalmente restringido debe presentarse en el balance general y revelarse en notas a los estados financieros los detalles relevantes, para distinguir su destino a:

a.

Apoyo a programas o actividades particulares.

c.

Uso en un periodo futuro específico.

d.

La adquisición de determinados activos de largo plazo.

ESTADO DE ACTIVIDADES

El propósito principal del estado de actividades es informar el monto del cambio total en el patrimonio durante un periodo, proporcionando información relevante sobre el resultado de las transacciones y otros eventos que afectan o modifican el patrimonio de la entidad, mostrando en forma segregada los ingresos y las contribuciones recibidas, así como su aplicación en los diversos programas y servicios.

CLASIFICACIÓN DE INGRESOS, GASTOS, GANANCIAS Y PÉRDIDAS

Los ingresos y contribuciones se clasifican como aumentos al patrimonio no restringido, a menos que el uso de los activos sea limitado, caso en el cual se clasifican como aumentos al patrimonio permanente o temporalmente restringido, según corresponda.

77

Los gastos incurridos por la entidad no lucrativa se presentan como disminuciones del patrimonio no restringido. b. Los traspasos del patrimonio temporalmente restringido, por restricciones liberadas, adicionados a los ingresos del patrimonio no restringido. d. Los gastos por servicios de programas, de apoyo y otras pérdidas y ganancias.

INFORMACIÓN SOBRE MONTOS BRUTOS DE CONTRIBUCIONES, INGRESOS, COSTOS Y GASTOS

En el estado de actividades las contribuciones, ingresos, costos y gastos deben presentarse por sus montos brutos.

Las ganancias y pérdidas por transacciones incidentales, definidas por el Boletín A-11,

Definición de los conceptos básicos integrantes de los estados financieros, deben presentarse por sus montos netos.

INFORMACIÓN SOBRE LOS ESFUERZOS DE SERVICIO

Los gastos en el estado de actividades deben presentarse por su clasificación funcional, tales como servicios de programas o servicios de apoyo.

Los servicios de programas son las actividades que dan como resultado bienes y servicios que se distribuyen a los beneficiarios, miembros, pacientes o clientes, y que constituyen los objetivos de la entidad.

ESTADO DE CAMBIOS EN LA SITUACIÓN FINANCIERA

El propósito principal del estado de cambios en la situación financiera es proporcionar información relevante para evaluar la capacidad de la entidad para generar recursos; conocer y evaluar las razones de las diferencias entre el incremento o decremento neto del patrimonio y los recursos generados o utilizados por sus actividades operativas, evaluar su capacidad para cumplir con sus pasivos y anticipar la necesidad de obtener financiamiento, así como evaluar los cambios en su posición financiera derivados de transacciones de financiamiento e inversión.

EFECTOS DE LA INFLACIÓN

Los estados financieros de las entidades no lucrativas deben ser reexpresados de acuerdo a lo establecido por el Boletín B-10, Reconocimiento de los efectos de la inflación en la información financiera (Documento integrado).

VIGENCIA

Este Boletín es obligatorio para los estados financieros por los ejercicios sociales iniciados a partir del 1o. de enero de 2004, ya que el Boletín B-2, Objetivos de los estados financieros de entidades con propósitos no lucrativos, entró en vigor en esa fecha.

78

CONCLUSION

Con el desarrollo de la presente investigación se observa que la contabilidad juega un papel de suma importancia en cualquier entidad económica o institución, ya que esta ayuda a organizar los bienes de las mismas, así mismo se conoció los tipos de organizaciones que operan en México, y la importancia que tiene la información financiera para todos los fines económicos que se manejan en el país, por otra parte con la realización de la investigación sobre Normas de Información Financiera se puede concluir que en México se cuenta con una larga tradición normativa contable, ya que por más de treinta años se han venido desarrollando normas orientadas a la búsqueda de uniformidad en la aplicación de tratamientos contables, basadas por lo general en la práctica contable más habitual del momento y en la aceptación generalizada de todos los interesados en la información financiera a través de procesos formales de auscultación. Además de que el país cuenta con ente que es capaz de desarrollar las Normas de Información Financiera NIF, con un alto grado de transparencia, objetividad y confiabilidad, que sean de utilidad tanto para emisores como para usuarios de la información financiera, lo que le da una gran credibilidad al sector económico de México

79