REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA UNIVERSIDAD DEL ZULIA FACULTAD DE MEDICINA ESCUELA DE MEDICINA CÁTEDRA ÉTICA Y DEONTOLOGÍA MÉDICA

INTEGRANTES:  Moran R. Fabiola D.  Nuñez B. Sara Ch.  Ruiz N. Maira A.  Schimilinski D. Astrid C.  Suarez C. Wilmara T. C.I: 24.483727. C.I: 21.166.270. C.I: 23.857.107. C.I: 23.739.958. C.I: 20.457.988.

 Torres C. María E.
 Vargas G. Cilisneth T.  Villasmil C. Yolymar A.  González Daniel

C.I: 21.038.806.
C.I: 23.456.261. C.I: 22.464.272. C.I: 20.381.256.

Maracaibo, Agosto de 2012

ESQUEMA

1. Enfermo grave 2. Impacto de la enfermedad en el paciente 3. Unidades de cuidados intensivos 4. Criterios. Prioridad 5. Enfermo critico y terminal 6. Muerte. Definición 7. Criterios. Muerte cerebral 8. Definición de Eutanasia 9. Tipo de eutanasia 10. Aspectos éticos y legales de la eutanasia 11. Distanasia 12. Ortotanasia 13. Toma de decisiones al final de la vida    Autonomía Competencia Estrategia terapéutica

14. Consentimiento informado 15. Derechos del paciente terminal

o . Pero. la 12más trascendente se genera en el curso de patologías que llevan implícita la muerte del paciente. tendrá que dejar a un lado sus conflictos personales y emocionales. sin detenerse a considerar lo que realmente beneficia al enfermo. y es justo en estos casos cuando realmente debe estar bien claro en el medico tratante los principios éticos de su profesión.INTRODUCCIÓN Todo médico en algún momento de su carrera se enfrenta con la responsabilidad de decidir qué hacer en relación a la vida del paciente. desatendiendo la voluntad de quien realmente tenga la competencia. Fue su accionar descubrir la enfermedad. desde antes de haber sido una ciencia. es en la “situación límite" en donde se puede manifestar el conflicto deontológico del accionar profesional y las leyes y normas de una sociedad. el médico. y evitar así incurrir incluso en hechos punibles por las leyes. se desarrolló como un oficio-arte asistencial individual o corporativo. hasta nosotros. Es lo lógico y parece natural que así se cumpla el accionar profesional dentro de las normas deontológicas establecidas por las leyes y las pautas de la sociedad. o por lo contrario. nos ha comprometido y nos compromete al ineludible deber de brindar al enfermo la atención profesional integral desde el nacer al morir y desde la postura ética que prima en la sociedad en la cual estamos insertos. Desde los sanadores de las culturas primitivas. esto debido al cuadro clínico agudo que en la mayoría de los casos pueda presentar el mismo. comprender y acompañar al enfermo en cada una de las fases de su padecimiento. Desde los orígenes de la medicina. Se puede presentar el caso en el que un medico comprometido emocionalmente crea que es mejor finalizar con la vida del paciente para así evitar ulteriores dolores y agonía al mismo. es decir. donde. De todas las situaciones límite. que sabe. Es en esas circunstancias. la capacidad en la toma de decisiones sobre el tratamiento que deba proveérsele al paciente. médicos científicos y técnicos. el cual pudiese encontrarse en etapa terminal. que el paciente y el médico tratante establecen un diálogo que se ha de prolongar hasta el instante irrepetible y único de la muerte del paciente.

Para nuestro paciente "muriente". o presiente. en ese instante del tiempo. .teme. "su médico tratante". sino. somos. su propia muerte. no en otro momento y otro lugar. interlocutor irreemplazable en el diálogo existencial e irrepetible. de esa su enfermedad actual.

que por la amenaza o la criticidad de sus signos vitales. la orientación psico-biológica hacia un futuro que pretende ser cada vez mejor. llevaría a transformar en proyecto la propia vida. que los reportes médicos están equivocados o que las pruebas clínicas se refieren a otra persona. El modelo de Kübler-Ross propone las siguientes fases:  Negación. los componentes psico-afectivos y socio-morales del paciente. Zisook y otros 1995) no apoya la creencia de que el proceso de ajustarse al acto de morir sigue la secuencia propuesta. Enfermo grave. es seguido por la gente en trance de morir. Como individuos. La investigación posterior (Kalish 1985. pues en la mayoría de los casos las emociones y los patrones de ajuste fluctúan: unas personas pasan por una fase determinada (rabia. por ejemplo) más de una vez. se encuentra en una encrucijada difícil del drama humano. la persona se rehúsa a creer que el asunto tenga algo que ver con ella. El paciente terminal suele asumir que en alguna parte se cometió un error. Kübler-Ross (1969) [1] propone un modelo secuencial de cinco fases que. La fase de negación suele movilizar a los pacientes a buscar una segunda opinión. El hombre es un ser continuamente “arrojado hacia adelante” y por consiguiente cuando este proyecto se ve amenazado de alguna forma por la enfermedad. que se considera como parte de la vida. El paciente grave es con frecuencia un ser. La misma evidencia parece indicar que las personas que alcanzan la fase de „aceptación‟ de una muerte inminente suelen morir más pronto que quienes no logran alcanzarla. según ella.1. Frente al diagnóstico de la enfermedad y ante el pronóstico de muerte. pero muy pronto . no siempre se encuentran en condiciones de sustentar los medios necesarios que la realización personal y la esperanza requieren 2. Impacto de la enfermedad en el paciente. otras experimentan distintas reacciones emocionales al mismo tiempo y hay quienes parecen saltarse las fases.

 Depresión. se establece con Dios. Unidades de cuidados intensivos. generalmente. La depresión deja de ser un problema y el enfrentamiento de la muerte podrá sobrevenir en calma y tranquilidad. Es una instalación especial dentro del área hospitalaria que proporciona medicina intensiva. Simultáneamente. de hacer las cosas en lo sucesivo de modo diferente. La traducción de todo esto es la desesperanza y con ella surge la fase depresiva. hostilidad y rabia. En esta fase el enfermo intenta alterar de algún modo su condición por la vía de un acuerdo que. la enfermera. el tiempo se acaba. De pronto el paciente terminal se da cuenta de que su situación es realmente seria y entonces se convierte en una persona iracunda. de mejorar.  Negociación.esta fase se desvanece para dar paso a otra de indignación. El tipo de apoyo familiar ofrecido debe estar orientado hacia la cancelación final de sentimientos negativos y temores. unas veces plena de resentimiento hacia quienes lucen saludables y otras veces estallando en toda clase de recriminaciones y denuestos. Los pacientes candidatos a entrar en cuidados intensivos son aquellos que tienen alguna condición grave de salud que pone en riesgo la vida y que por tal requieren de una monitorización . Dios incluido. echando la culpa de su situación a sí mismo. Cuando el paciente permanece enfermo durante largo tiempo. El paciente se abre a un rimero de promesas de cambiar.  Aceptación. El paciente suele remitirse entonces a una revisión de las cosas inconclusas del pasado y las que no van a realizarse en el futuro. 3. a la familia. Ocurre cuando los acuerdos no alteran el panorama y las promesas no funcionan. el médico y a casi todo el mundo. seguramente logrará alcanzar esta última fase. que parecen ser la alternativa viable hacia su intenso deseo de mejorar.  Rabia.

diseño de unidades y equipamiento específico. Los objetivos de la medicina crítica son:      Salvar o prolongar la vida Aliviar el sufrimiento Evitar daños que puedan producirse en el curso de los cuidados Restituir la salud La recuperación total del enfermo. pero en ocasiones se logra solo parcialmente o no se logra. El 16 de junio de 1998 se rubricó la Declaración de Ética en Medicina Crítica y Cuidados Intensivos en el Congreso Mundial de Medicina y Cuidados Intensivos. entre otros. La medicina crítica o intensiva se dedica a la prevención. como el control de líquidos. A esto hay que añadir. sino procurar una muerte en paz. y que toda decisión médica es fruto de dos factores: indicación médica y aceptación por parte del paciente. naturalmente con las excepciones y matizaciones propias de la aplicación del principio de autonomía.constante de sus signos vitales y otros parámetros. La Medicina Intensiva tiene ahora como objetivos no sólo curar o mantener la vida para dar la oportunidad a la curación. tomando como punto de partida la propuesta de Diego Gracia [3] de que no existen medidas ordinarias o extraordinarias. diagnóstico y tratamiento de las condiciones fisiopatológicas que amenazan la vida y requieren de personal altamente calificado. para que la decisión sea correcta que sea aceptada por el paciente. sino tratamientos indicados o no. donde los derechos del paciente ingresado constituyen la columna vertebral del documento. entendiendo como tal aquella que se produce sin dolor ni sufrimiento por lo que se procura cada vez más contemplar los Cuidados Paliativos como una parte inseparable de la asistencia al paciente crítico[2]. .

En el caso al cual nos estamos refiriendo.  Enfermo Crítico: son enfermos agudos. De hecho establece un orden y sus determinante van a ser los criterios que se utilicen para su establecimiento.C. su inadecuada utilización va a traer mayores perjuicios ya que incrementaría el número de enfermos rechazados por falta de posibilidades de atención y a la vez. habida cuenta que su número y disponibilidades son insuficientes y que por ende. los criterios van a tener dos vertientes.4. criterio es [5] «canon o regla que utiliza para distinguir una cosa de otra» simplemente «norma para conocer la verdad» .I. se elevaría el porcentaje de mortalidad entre los ingresados. o El uso de criterios permite tomar decisiones de carácter objetivo. Prioridad. Son un conjunto de normas que sirven para constatar observaciones y permitir al individuo elaborar juicio [4] . tienen como objeto el lograr la mayor eficiencia de este tipo de servicio. En el caso concreto que nos ocupa. Criterios. esto es. que tenga valides intersubjetiva. Enfermo crítico y terminal. refiriéndose con esta última expresión a los aspectos objetivos del que hacer médico. Es anterioridad o precedencia de una cosa respecto a otra. en tiempo y orden. utilidad o de cualquier otro tipo. una de orden prácticomoral y otra de tipo práctico médico. los criterios para seleccionar los pacientes a ingresar en una U. 5. Expresando en otros términos.  Criteros.  Prioridad. con definidas posibilidades de recuperación y a quienes el proceso patológico ha inducido cambios en . estos pueden ser de valor.

. Con el avance de la ciencia. una persona puede haber dejado de respirar por sus propios medios y. Una unidad de cuidados intensivos es probablemente el sitio más inadecuado. la muerte pasó a entenderse como un proceso que. puede hablarse de muerte cerebral para hacer referencia al cese completo e irreversible de la actividad cerebral. de todas maneras. sin embargo. Definición. Muerte cerebral. como evento. Criterios. Toda muerte supone una separación. Se trata del final del organismo vivo que se había creado a partir de un nacimiento. tenía lugar cuando el corazón dejaba de latir y el ser vivo ya no respiraba. con la finalidad de reintegrarlos como personas totales al seno de sus familias y a la sociedad. El concepto de muerte. La muerte es el término de la vida a causa de la imposibilidad orgánica de sostener el proceso homeostático. Muerte. 6.  Enfermo Terminal: son aquellos cuya muerte se considera inevitable en una fecha muy cercana (horas. El paciente terminal debe ser atención y cuidado en el sitio más adecuado y por las personas que puedan ofrecerle el mayor beneficio durante el postrer trance de su vida. días o pocas semanas). ha variado a lo largo de la historia. El paciente crítico es el que se ha ingresado a las unidades de cuidados intensivos a fin de brindarle el apoyo de los equipos de vigilancia y soporte de funciones vitales que el progreso médico ha puesto a nuestra disposición. seguir con vida a través de un respirador artificial Por otra parte.los parámetros fisiológicos y bioquímicos de su organismo que lo ponen en riesgo de morir. se vuelve irreversible. a partir de un cierto momento. 7. En la antigüedad se consideraba que la muerte. En la actualidad.

otros órganos pueden funcionar. Fue el que siguieron los Criterios Harvard. tronco encefálico y cerebelo.  Criterio de muerte del “tronco encefálico”. por su papel integrador. Conforme con él. pero en este estado sus funciones no están verdaderamente integradas. En primer orden. por dos razones fundamentales. Para sostener esta definición. La Comisión Presidencial definió la muerte como la ausencia irreversible de “la capacidad del organismo para organizarse y regularse por él mismo”. en segundo lugar. . Ha sido el que ha inspirado al Código del Reino Unido. Al decir de MACHADO[6] este criterio se refiere al cese irreversible de las funciones de todas las estructuras intracraneales: hemisferios cerebrales. por su papel patrocinador de la conciencia. los pulmones y el encéfalo. dicha Comisión otorgó la supremacía al encéfalo. Criterio de muerte de “todo el encéfalo”. del triángulo conformado por el corazón. la función residual cerebral que aparece a quienes se les ha diagnosticado la muerte encefálica (actividad hipotalámica y actividad bioeléctrica cerebral) no plantea problemas conceptuales. cuando el encéfalo “muere” y la función respiratoria es suplida por la ventilación mecánica. organizador y regulador de las funciones corporales. y la “Task Force” para la determinación de la muerte en el niño[7]. Impulsado por los Criterios de Minnessota. ya que la actividad de los hemisferios cerebrales queda expresamente fuera de la definición de muerte encefálica. Este criterio es el más aceptado en la mayoría de los países. fundamentalmente. sustentados por MOHANDAS y CHOW. Con esta formulación. Y. la muerte es sinónimo de la pérdida irreversible de la función del tronco encefálico.

según el Código del Reino Unido. son irrelevantes para la determinación de la muerte. Definición de Eutanasia. El desarrollo de la terapia intensiva podría sustituir todas las funciones vegetativas del encéfalo. El nombre eutanasia. y el resto de las estructuras encefálicas. muerte tranquila y sin sufrimiento. físico y moral. sólo con la evaluación clínica. pero una sustitución tecnológica del contenido de la conciencia de una persona es conceptualmente absurda. equivaldría a buena muerte. Aceptar como muerte la destrucción de las células de la neocorteza. la muerte del tronco cerebral puede diagnosticarse a la cabecera del enfermo. Además considera el EEG como una prueba irrelevante que no aporta ningún dato útil que no haya sido puesto de manifiesto con la exploración clínica. que controlan las funciones vegetativas. Uno de sus principales exponentes PALLIS. son las dos funciones más importantes para definir un concepto de muerte en el ser humano. podría ser una teoría interesante. también . subraya en su formulación que la capacidad para la conciencia y la respiración. sin recurrir a investigaciones complementarias.De hecho. 8. Sus defensores plantean que la ausencia de las funciones corticales superiores son suficientes per se para diagnosticar la muerte[8].  Criterio de muerte de “la neocorteza cerebral”. la neocorteza cerebral asume el rol funcional fundamental para caracterizar al ser humano. De acuerdo con estas formulaciones. De manera que su pérdida significa la muerte del individuo[9]. del griego eu. Las formulaciones neo corticales de la muerte proponen definir la muerte como “la pérdida de la función que es indispensable y fundamental para la naturaleza humana: la conciencia”.bueno y thanatos muerte.

ya que se considera que más que prolongar el vivir. -Pasiva: puedes revestir dos formas: la abstención terapéutica en la cual no se inicia el tratamiento y la suspensión terapéutica se suspende el ya iniciado tratamiento. Tipo de eutanasia.M. prolonga el morir."muerte piadosa" termino que ha evolucionado en la actualidad hasta convertirse en equivalente o sinónimo de suicidio asistido o poner fin a la vida de una persona a pedido de la misma. “La preservación de la vida a cualquier costo no es necesariamente la medida correcta.  La Eutanasia Directa: -Activa: es aquella conducta dirigida intencionalmente a terminar con la vida de una persona afectada por una enfermedad terminal o irreversible que le provoca sufrimiento que considera intolerable y a petición expresa suya por un motivo compasivo y en un contexto médico. con el objeto de cesar. especialmente cuando el sacrificio personal es tal que el paciente lo encuentre inaceptable”. Debe resaltarse que en este tipo de eutanasia no se abandona el enfermo por lo tanto este término no debería de utilizarse ya que se considera como parte de la buena práctica. O.  La Eutanasia Indirecta: se refiere al mecanismo de doble efecto[11] mediante el cual podría adelantarse la muerte como resultado de un efecto secundario de un tratamiento analgésico (como es el caso de la morfina para calmar dolores) o sedante . Existen dos tipos: la directa (pasiva y activa) y la indirecta.S [10] 9. junto con la vida a los sufrimientos de la enfermedad que ella conlleva en ese momento de la acción o en el futuro mediato.

12. Sin embargo. Aspectos éticos y legales de la eutanasia. Es equivalente a ensañamiento terapéutico. J.. no siempre puede actuar conforme a esas intenciones”. en ninguna circunstancia. Cuando un enfermo sobrevive gracias a los aparatos que prolongan la vida. No puede. O. encarnizamiento terapéutico o hiperterapéutico.S [10] *Art 82. provocar deliberadamente la muerte del enfermo aún cuando éste o sus familiares lo soliciten. 11.Parágrafo Uno: Distanasia: es la utilización de medidas terapéuticas de soporte vital que conllevan a posponer la muerte. Distanasia (encarnizamiento terapéutico).. una situación límite se presenta cuando alguien depende de medios artificiales para .Es obligación fundamental del médico el alivio del sufrimiento humano. La Constitución Nacional venezolana consagra y protege el derecho a la vida desde el momento de la concepción hasta la muerte.Cuando una persona pide que le ayuden a morir es porque vive en unas condiciones que considera peores que la propia muerte. [2] de atención a los menos 10. en forma artificial. “La dignidad humana y el amor propio alcanzan su madurez en una persona cuando se respetan sus intenciones más ponderadas y apreciadas. *Artículo 84. Ortotanasia. por lo que la sociedad tiene la obligación de mejorar los sistemas favorecidos GÓMEZ RUBÍ. como tampoco deberá colaborar o asistir al suicidio del paciente instruyéndolo y/o procurándole un medicamento en una dosis letal.M.

es lo que se llama “ortotanasia”. cuando esté o esta decida no someterse al tratamiento y hospitalización que se le hubiese indicado. actitudes. por lo tanto. Respetar la voluntad del paciente o de sus representantes manifestada por escrito. la voluntad del paciente no podrá prevalecer en caso de que estén interesados la salud y el orden público conforme a la ley. Toma de decisiones al final de la vida. entonces debe resolverse a la luz de la ética y de las leyes. es decir. habilidades e instrumentos que faciliten dicho proceso. pacientes y en su caso los familiares. los y las profesionales que ejerzan la medicina están obligados u obligadas a: 2. y no existe posibilidad cierta de que pueda registrar mejorías según criterios clínicos. 13. Estas situaciones son cada vez más frecuentes y complejas. tampoco equivale a la eutanasia. Esta circunstancia deja a salvo la responsabilidad del médico o médica. lo que requiere de los profesionales. aunque no es una acción ilícita. La toma de decisiones puede estar dificultada por la presencia de deterioro cognitivo y/o falta de familia. Según la Ley de Ejercicio de la Medicina ningún médico está obligado a mantener artificialmente la vida de una persona. dejar en paz a un enfermo irrecuperable sin utilizar medidas desproporcionadas que prolongan agonía y costos para que continúe vivo. Sin embargo. que es la muerte correcta y a la que se deja llegar sin utilizar métodos extraordinarios. es la suspensión de todo tratamiento desproporcionado ante la inminencia de muerte Ley del ejercicio de la medicina (Capítulo IV – De los deberes generales de los médicos y médicas) *Artículo 25: sin perjuicio de lo que establezcan las disposiciones legales vigentes.continuar viviendo. .

de un proceso . -No Competentes: la responsabilidad recae sobre el equipo de profesionales que le atiende contando con la información que los familiares o cuidadores puedan aportar sobre los deseos y valores del paciente. sobre todo. Cuando existe un tutor hay que contar con su opinión y actuar como en el caso que el paciente pudiera decidir. Existen dos tipos de pacientes: -Competentes: han de estar involucrados en las decisiones sobre el tratamiento y ser corresponsables con los profesionales. como la de las personas no se limita al ejercicio de una acción. si la competencia en la toma de decisiones está o no afectada por alteraciones de tipo sensorial o cognitivo.  Estrategia terapéutica: .. para lo cual se les debe informar debidamente sobre las opciones existentes y los eventuales beneficios o efectos indeseables que puedan derivarse de cada una de ellas.  Autonomía: Ejercicio dinámico y constante que implica por parte del paciente: conocimiento. y si estas son reversible o no.Los enfermos en condición Terminal y que se encuentran mentalmente competentes.Conceptualmente cabe recordar que la autonomía de los pacientes. mientras que por su parte el equipo debe: dar la información adecuada. conocer sus capacidades cognitivas y entender su proyecto existencial. *Artículo 78.  Competencia: valorar siempre. Podrán rehusar cualquier procedimiento diagnóstico o terapéutico y su determinación debe ser respetada por el médico aunque colida con lo que se considere como lo mejor. sino que se trata. la competencia y la estrategia terapéutica y/o tipología de tratamiento.En el proceso de la toma de decisiones al final de la vida tenemos que analizar los siguientes temas: la autonomía del paciente. tienen el derecho a participar en las decisiones referentes a su padecimiento. comprensión y ausencia de coacción interna y externa [12] .

voluntariedad e información adecuada) 15. 7. 5. Consentimiento informado. El enfermo en fase terminal tiene los siguientes derechos:  A ser tratado como un ser humano hasta el momento de su muerte. Soporte vital avanzado (RCP). pero sin que se le apliquen RCP. 2. Derechos del paciente terminal. Ventilación mecánica (VM). . sin nutrición o hidratación 14. 6. Cuidados de confort sólo. como la intensidad de las intervenciones para ello se cita la propuesta de Ouslander[13] que incluye siete niveles: 1. 4. incluyendo tratamiento específico cuando esté indicado. Atención en hospital de agudos. se basa en la relación clínica. Cuidados de confort sólo con nutrición enteral y/o hidratación si es necesario.dinámico que incluye “pequeñas decisiones” sobre la situación clínica del paciente que pueden tener grandes repercusiones sobre su confort. VM o atención en UCI. Atención en unidad de larga estancia únicamente. en el diálogo del médico con el enfermo y culmina con la elaboración de un documento en el que quedan plasmadas las decisiones compartidas. Es un instrumento al servicio de la toma de decisiones. 3. Objetivo: respetar los derechos de las personas enfermas y asegurar una información adecuada (competencia. Atención en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

*Artículo 77. A no experimentar dolor. a que se le dedique el tiempo necesario y a que se le siga considerando un ser humano.. cualesquiera que sea la opinión de los demás.           A no morir solo.La persona que sufre de una enfermedad fatal tiene legítimo derecho a que se le preste atención. A discutir y acrecentar sus experiencias religiosas y/o espirituales. A ser cuidado por personas solícitas.El paciente con una enfermedad fatal tiene derecho a ser informado de la verdad de su padecimiento. si es que realmente desea conocerla. A no ser engañado. A expresar sus sentimientos y emociones sobre su forma de enfocar la muerte. A esperar que la inviolabilidad del cuerpo humano sea respetada tras su muerte. A mantener su individualidad y a no ser juzgado por decisiones suyas que pudieran ser contrarias a las creencias de otros. A que sus preguntas sean respondidas con sinceridad. A esperar una atención médica y de enfermería continuada. por mucho que varíe su situación. El médico debe efectuar la evaluación previa de estos enfermos . aún cuando los objetivos de “curación” deben transformarse en objetivos de “bienestar”.     A mantener una sensación de optimismo por cambiantes que sean sus circunstancias. A disponer de ayuda de y para su familia a la hora de aceptar su muerte. A ser cuidado por personas capaces de mantener una sensación de optimismo.. A participar en las decisiones que incumben a sus cuidados. sensibles y entendidas que intenten comprender sus necesidades y sean capaces de obtener satisfacción del hecho de ayudarle a afrontar la muerte… *Artículo 76. A morir en paz y con dignidad.

sino también por las actitudes que desarrollan en la aplicación de tratamientos paliativos. entendiendo que los enfermos terminales no deben ser en ningún momento abandonados ni descuidados y para quienes la atención que se les ofrece es considerada de igual importancia que la de quienes sobrevivan.para decidir el momento oportuno en que habrá de suministrar la información requerida y poder así auxiliarle ante reacciones impredecibles... en suma. *Artículo 80. . *Artículo 81. garantizar el derecho del fallecido a que se respete su intimidad. los cuales idealmente deben ser administrados por los integrantes de un equipo interdisciplinario dirigido por el médico.El enfermo terminal tiene derecho a decidir el tipo de información que el médico podrá revelar luego de su muerte.El enfermo terminal tiene derecho a ser atendido por profesionales competentes no sólo por su paciencia. Es.

familia y equipo las ventajas e inconvenientes de las intervenciones y llegar con ellos a un consenso.CONCLUSIÓN Para finalizar y como corolario. terminal y agónica). . Hay que comprometer a la sociedad en la ayuda a morir en paz y la Medicina para que uno de sus mayores restos sea y siga siendo promover la dignidad de la persona a lo largo de esta etapa. desarrollar una buena comunicación con el enfermo y su familia. Para conseguirlo es importante promover la formación científica de los médicos y enfermeros en el tratamiento del dolor. es posible resolver mejor los conflictos que surgen en la terminalidad con una actualización permanente de los conocimientos que permitan a los profesionales hacer un diagnostico correcto de la fase en que se encuentra el enfermo (curativa. el espeto a los derechos de los pacientes. incorporar aquellos avances terapéuticos que proporcionan mas bienestar a los enfermos tras valorar entre el paciente. en el acompañamiento psicológico y en una mayor humanización de la asistencia. aplicando así. paliativa. para orientar la acción de los sanitarios en la continuación o suspensión de algunos tratamientos cuando el paciente no puede decidir por sí mismo. Sería también de ayuda educar a la sociedad en general sobre la muerte y las posibilidades del testamento vital y la delegación de poderes.

103(2):41-4 http://www.eutanasia.pdf Aspectos Éticos-Bioéticos en la Atención del Paciente Crítico. Capítulo IV).cu/revistas/med/vol42_1_03/med01103.edu. http://www.org. 42(1):5-11 http://bvs.pdf Código de Deontología Médica 2003 (Título II.ciencias-medicas. Gaceta Oficial Nº 39.terras. (2002).ar/jornadas/41/biblio/41ALVARINHAS-Francisco-yALVARINHAS-Elisa-El-enfermo-con-patologia-terminal. Barquisimeto – Edo. Mérida. Dolcini y Jorge F.823. y Carmen Mendinueta A. Buenos Aires. Dr.ula.pdf Ley de ejercicio de la Medicina (Titulo I. Yansenson Librería AKADIA.ve/fotos/documentos/GOLDR53249. .BIBLIOGRAFÍA Ética y Bioética para el Equipo de Salud (capitulo 13). Lara. http://www. Avilio Méndez Flores. Gregorio Escalante y Karen Lorena Escalante. Jacinto Bátiz y Pilar Loncan. Horacio A. Universidad de Los Andes. Revista de Facultad de Medicina. Vol. http://www. Drs.ciea.ws/hemeroteca/t69. Editorial: Primera edición: 2004. lunes 19 de diciembre de 2011. Drs. Wilson Astudillo A. http://www. Aprobado originariamente durante la CXXXIX reunión extraordinaria de la Asamblea de la Federación Médica Venezolana el 18 y 19 de Octubre de 2003. Capitulo quinto del enfermo Terminal).pdf Bases para Afrontar los Dilemas Éticos al Final de la Vida. 8 Nº 1-4. http://blog.ve/bitstream/123456789/32938/8/5ta_sesion_codigoetica. Rev Cubana Med 2003.sld.eutanasia.pdf Enfermedad terminal y psicología de la salud.saber. pdf Eutanasia y Ortotanasia. 1999. Ley de Reforma de la Ley de Ejercicio de la Medicina. Gaceta Medica Bilbao 2006. Venezuela.com/archives/292 Problemas Éticos al Final de la Vida.ws/hemeroteca/t86.

H.: «Terminology and definitions». Los fundamentos de la bioética. Salvar Editores. Ann N. Centro Habana. 225-266. Cuba (2006). D. Hospital C. En: Brain death. La Habana 10200. 8. MACHADO CURBELO. Bioética clínica. “Hermanos Ameijeiras”. 5. 7. GRACIA. http://bvs. Calixto. E. 6. . 1. Y.monografias.htm Ética Médica ante el Enfermo Grave. El Buho. Disinlimed C. 1975 2. Acad. 1995.Q. Alfredo Castillo Valery. 1975. Buenos Aires – Caracas – Bogotá – Sao Paulo – Montevideo – Santiago – Lima – Quito. 113. 3. 315: 6-10. TRISTRAM ENGELHARDT. “Una nueva definición de la muerte según criterios neurológicos” en Muerte encefálica y donación de órganos. 4. MACHADO CURBELO. Barcelona: Grijalbo. Editorial Ciencias Médicas. San Sebastián. Conflictos al final de la vida.shtml Ética en el cuidado del paciente grave y terminal. 2002. Diccionario Enciclopédico Salvat.sld. Sobre la muerte y los moribundos. J.com/trabajos30/enfermedad-terminal-psicologiasalud/enfermedad-terminal-psicologia-salud.A. Barcelona.cu/revistas/spu/vol32_4_06/spu10406. 1ª edición. 1992. En: Ética en Medicina Crítica.http://www. GÓMEZ RUBÍ. Ciudad de La Habana. Santa Fé de Bogotá. Sci. San Lázaro 701. KOREIN. Criterios cubanos para el diagnóstico de la muerte encefálica. 1978. 1995. J. KÜBLER-ROSS. René Zamora Marín. Ediciones Paidós Ibérica. Calixto.. Barcelona. Interrelated Medical and Social Issues. 1998. bajo la edición de Angel ESTEBAN GARCÍA y José Luis ESCALANTE COBO.. Triacastela. et al. Comunidad de Madrid.

Comentarios a las sentencias de Pedro Lombardo. MORLEY J. ISBN 84-313-2175-X 12. MC CULLOUGH LB. New Jersey. Calixto. OSTER WEIL D. Pamplona: EUNSA. MACHADO CURBELO. “Una nueva definición de la muerte según criterios neurológicos” 10. Medical Ethics. pos. 1997. Second edition. Mc Granw-Hill. 11. Volumen 1/2. .1990. 13. OUSLANDER J. Medical care in yhe nursing home. 1984 Pag: 116. Este criterio ha sido reflexionado por TRUOG Y FLACKRER.9. Serie Informes técnicos 804. Ethical and legal issues. TOMÁS DE AQUINO (edición preparada por Juan Cruz Cruz) (Abril de 2004). Nombres y atributos de Dios. Informe del Comité de expertos de la OMS. cit. Alivio del dolor y tratamiento paliativo en el cáncer. BEAUCHAMP TL.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful