La pistola de pegamento caliente

Una herramienta fundamental en casa es la pistola de pegamento caliente (conocida vulgarmente como pistola de silicona). Se trata de una pistola eléctrica que suministra pegamento termoplástico de forma segura, rápida y precisa. Este pegamento se presenta en forma de barras cilíndricas sólidas, que son cargadas en la pistola para su aplicación. Esta herramienta debe ser usada siempre por adultos, ya que la boquilla de la pistola alcanza temperaturas muy altas y puede producir quemaduras importantes. Además, debemos tomar una serie de medidas de seguridad cuando usemos la pistola de pegamento: . Trabajar en un lugar seguro, sin objetos inflamables. . Trabajar en superficies estables. . Usar tomas de corriente seguras, con algún tipo de dispositivo de seguridad. . Apoyar convenientemente la pistola y colocar un recipiente adecuado para recoger el posible goteo de pegamento caliente. . Nunca tocar el pegamento caliente ni la boquilla de la pistola mientras esté enchufada. . Comprobar que la pistola está totalmente fría antes de guardarla. Usar la pistola de pegamento es muy sencillo: . Cargamos la pistola con la barra de pegamento. . Enchufamos la pistola a la toma de corriente. . Esperamos a que se caliente y derrita el pegamento. . Apretamos el gatillo para comprobar que el pegamento está listo para usarse, aplicándolo sobre un papel. . Aplicar el pegamento sobre el material a pegar. . Unimos los objetos a pegar, presionando durante unos 20 segundos. . Las posibles imperfecciones se pueden eliminar con un punzón o una lima una vez que el pegamento haya secado totalmente. Además de las aplicaciones evidentes de la pistola, pegar cosas, podemos usarla para dibujar en relieve sobre superficies. Por ejemplo, yo me he hecho un bote para colocar las agujas de calcetar reciclando un tarro de cristal de legumbres cocidas y cosas que tenía por casa. Materiales: Un tarro de cristal, pistola de pegamento, pintura en espray, trapillo y ganchillo, cinta adhesiva, y un modelo para calcar. Pasos a seguir: 1 Colocamos el modelo a calcar en el tarro. 2 Dibujamos con el pegamento el motivo. 3 Una vez seco, pintamos el tarro con el spray. 4 Ganchillamos un remate para que no se vea la rosca y pegamos en el tarro. Voilá! Un práctico tarro para tus agujas por 0 euros.

1

2

3

4

Esta técnica la puedes usar en multitud de objetos: tarros para tus utensilios de cocina, colgadores, bandejas, etcétera.

El Truquillo Couturero
Puedes usar una bolsa de rafia para pintar con espray piezas pequeñas y evitar manchar tu taller.

Voila!
Http://couturel.blogspot.com.es/