You are on page 1of 6

Los 7 juegos de incomunicación que destruyen la pareja Celos infundados, incapacidad de despegarse de la familia de origen o el eterno deseo de cambiar

al otro son algunas de las prácticas más comunes. Por Magdalena Andrade N. Diez años - de 1996 a 2006- de observación de las interacciones de cien parejas estables que habían llegado a terapia para solucionar sus conflictos fueron la materia prima de un grupo de terapeutas sistémicos que quisieron establecer, a través de la práctica, cuáles eran las dinámicas que terminaban por destruir una relación de pareja que se supone estable. Los elegidos - con entre uno y 30 años de convivencia, de edades entre los 22 y los 60 años, la mayoría de ellos con una media de dos hijos- les mostraron el camino, revelando lo que los especialistas han bautizado como "juegos de incomunicación": las triangulaciones de celos, la obsesión por querer cambiar al otro miembro de la pareja, querer siempre adivinar lo que dice o piensa, compararlo con la familia de origen, depender excesivamente de él/ella e idealizar la etapa del enamoramiento fueron las dinámicas que más se repitieron en los matrimonios observados. Y en todos ellos provocaban los mismos efectos: la autodestrucción de la pareja, la desvalorización mutua de sus miembros y la sensación de fracaso, envueltos por sentimientos de angustia, enojo y tensión. "Todos estos son juegos nocivos en la relación de pareja. Parten con un gesto sencillo, que conlleva una acción a la que pueden atribuírseles malas interpretaciones. De ahí en adelante se da toda una coreografía comunicacional que incluso puede exceder el marco de la relación e involucrar a otros miembros", explica el sicoterapeuta y doctor en sicología argentino Marcelo Rodríguez Ceberio, director de la Escuela Sistémica Argentina y vocero de los investigadores. Y para él, discípulo cercano de Paul Watzlawick - uno de los precursores de la teoría de la comunicación humana- , la base de todos los conflictos está, precisamente, en la incomunicación, en la incapacidad de las parejas de encontrar las herramientas para expresar sus puntos de vista. "Además de la incomunicación, todos estos problemas tienen elementos comunes. Los cónyuges están más preocupados de decirle al otro que de escucharlo. Siempre hay un juego de poderes, en el que uno de los miembros de la pareja desea salir victorioso. También, se expresan descalificaciones en forma de agresión, mediante gritos o ironía", enumera.

La consumación de una pareja madura profunda implica aceptar estas partes que amo e incorporarlas a la vida. sino ciertos valores y creencias que se adecuan a nuestro estilo de vida. en el período en que ambos se sedujeron para estar juntos y donde sólo mostraron lo que el otro quería ver. Primer juego: La tentación de cambiar al otro "No creí que fueras así" dice la mujer en medio de la terapia de pareja. que son los deseos ideales depositados en el otro. y cuáles son aquellos tópicos que no alientan al amor. Todo. Es decir. Pero yo soy yo porque tú eres tú'. Su marido le contesta: "¿Cómo creías que era? ¿Cómo me inventaste? ¿Dónde estabas cuando me conociste? El juego idealizar/realificar forma parte del proceso de una relación de pareja. todo lo que hacemos influye en nuestras parejas y en la relación". el otro nunca podrá amoldarse a semejantes perfiles idealizados. describe el terapeuta. y que nunca se ama al otro en su totalidad.Para Rodríguez Ceberio los problemas de incomunicación se dan con más fuerza en aquellas parejas que luchan por tener un espacio de poder dentro de la relación. con la consecuente desvalorización de no sentirse reconocido por lo que es en realidad. explica Marcelo Rodríguez Ceberio. ambos miembros de la pareja quedan atrapados en una dinámica que nunca da pie a la aceptación del otro tal cual es. . Cuando una pareja no logra realizar ese ejercicio. "Lo importante es entender que la frase 'algún día cambiará' nunca llega. y negociar con el otro aquellas partes en las que uno no puede pedir intento de cambio". Cuando esto sucede. de acuerdo con sus propios preceptos. lo clave es que las parejas olvidan la frase: "Yo soy yo y tú eres tú. se queda entrampada en el juego que él llama "oferta y demanda en la conquista". e intenta que ese otro se acomode. se convierte en una relación de pareja sólo cuando ambos permiten establecer cuáles son los aspectos del otro que lo motivan. que no es la pareja real. Para él. Es una trampa bastante grande. proponiéndose como la mejor opción. porque impide la consolidación de una pareja madura y real. "Esto ocurre cuando uno se ha enamorado de otro que es un fantasma. que es que ambos se acepten a sí mismos". Pero cuando uno de sus miembros se entrampa en la necesidad de producir cambios en el otro. Segundo juego: Perdurar la oferta y demanda de la conquista Una relación amorosa. explica Marcelo Rodríguez Ceberio. Mientras uno intenta que el compañero se acomode a sus propias expectativas. se cae en este juego de incomunicación.

Ahí surge la angustia y la separación. un enamoramiento plagado de idealizaciones. cuando uno de los miembros de la pareja espera una respuesta de su cónyuge y recibe otra. "Yo tengo un matrimonio en consulta donde ella es muy desprolija con el manejo del dinero. pero en realidad esconden desilusión. A lo largo de la investigación. más dos figuras identificatorias: el padre y la madre de cada uno. sino seis" Esta consecuencia de la incomunicación tiene que ver con la pareja y su relación con sus familias de origen. "A veces las reacciones a simple vista del que recibió lo que no quería escuchar parecen desmedidas. donde puedo ver todos los defectos del otro. "Puede ser o que inconscientemente busquen al padre o a la madre en su pareja. que ella no sufra el tener un marido irresponsable con el dinero". los valores y modelos de lo que es ser hombre y mujer se internalizan a partir del seno de la familia de origen. Tercer juego: "No somos dos. Y comienzan también las ganas de querer cambiar al otro". después del período idealizado. El tema es cuando. Y ella le responde: y tú un obsesivo. se cae a un mundo mucho más real. ya que siempre aparece la familia de origen como paradigma. El problema es cuanto mayores sean esas diferencias. apunta el especialista.como de Romeo y Julieta. Y en cierta manera es lógico. mayor será el conflicto". Y él. Esto afecta la fluidez de la relación.. La virtuosidad proyectada por una parte y ostentada por la otra hace que se torne intolerable la posibilidad de percibir aquellas partes que se consideren defectuosas". argumenta. el equipo de terapeutas observó que estas proyecciones ideales no sólo se remiten al primer período de la relación. Entonces trato de mostrarles que entre ambos tienen una hermosa complementariedad. porque las creencias. a los que les llama "cuatro fantasmas que permanentemente intercambian en el aquí y el ahora"."Todo esto es un juego romeico . y él tiene formación como contador. sino seis". porque hay dos figuras reales. Él dice: eres una despilfarradora. Rodríguez Ceberio lo llama "No somos dos. Y si existe desilusión es porque de alguna manera se construyó una ilusión del otro". . hombre y mujer. que finalmente son la razón de ser una pareja. Lo importante. Ella permite que él sea menos rígido. sino que pueden aparecer en cualquier momento en pequeños detalles de la comunicación. o bien que busquen a alguien que sea todo lo contrario. es que las parejas sepan transformar esas diferencias dadas por su sistema de valores y creencias en complementariedades. Y agrega: "Hay una relación directamente proporcional entre la idealización que se desarrolló en el primer período y la frustración de cara a la pareja real. Las identificaciones que tengan cada miembro de la pareja con estas figuras marcarán su vínculo relacional. Por ejemplo.

el otro miembro se desespera y comienza a cumplir con esa presencia. Eso genera en el otro las ganas de huir. Por otra parte. se produce cuando sus miembros confunden competir con compartir. para decidir. a cambiar. Quinto juego: La dialéctica "del amo y el esclavo" Los juegos de poder. de salir de la asfixia a la que está sometido. La dependencia es un juego que se desenvuelve y llena de disfuncionalidades la relación. comenta. la díada compartir/competir fue una de las más observadas en las parejas analizadas. son expresiones que indican una falta de compromiso que necesita una relación de pareja. dice Rodríguez Ceberio. lo que genera una mayor distancia". el más desvalido se siente rechazado y comienza a atosigarlo. El que ofrece el apoyo comienza a asfixiarse y a tomar distancia. más se aleja". con el riesgo de terminar colgados de una telaraña igual que en la película La guerra de los Roses". dice Rodríguez Ceberio. Alguien afirma que desea comprometerse y estar con los dos pies en una relación. tarde o temprano. la que va generando rabia que. terminan en sendas escaladas de agresión. Y siempre hay una figura que se establece como vencedora.Cuarto juego: "Acercarse y alejarse" Esta interacción se da en aquellas parejas en las que hombres y mujeres funcionan bajo una excesiva dependencia. "Sucede cuando el otro se convierte en un frasco de suero. Pero el problema en la pareja. para elegir. uno aparece porque se cansó de reclamar la presencia del otro y por eso quiere terminar la relación. grafica Rodríguez Ceberio. o alguno de ellos. son una forma que tiene la pareja para demostrar que son incapaces de comprometerse. descargará en una forma de venganza. y el otro depende por completo de él. El vencedor . "y se ciernen en disputas que. para valorizarse. Los integrantes de la pareja. porque el compañero se vuelve indispensable para la vida: se depende de él o ella para salir. "Los juegos del acercarse y alejarse . pero termina asfixiándose ante los requerimientos.como el gato y el ratón. de cara a semejante atribución. para conocer el propio estado de ánimo. Pero cuanto más se trata de acercar. a huir rápidamente del vínculo. y cuando lo hace. para tomar iniciativas. De hecho. Ambos comportamientos. de no primar cierta inteligencia emocional. viven la relación afectiva como asfixiante y tienden. El estudio demostró que la mayoría de las parejas que sufren de dependencia consultan por separado.. y la otra como vencida. son inherentes a todas las relaciones humanas.

sé lo que vas a decir. y luego a su entorno afectivo: padres. se da por sentado lo que el otro quiere expresar mediante un gesto. a ellos mismos. hasta como un dolor de muelas. Tampoco hay espacio para las críticas. Así. se confeccionan las llamadas "profecías autocumplidas": "Por ejemplo. "Es que siempre tengo que decirte todo". puede ser el motor que arranque para llevar a cabo una interpretación. Cualquiera de estas dos interpretaciones abre un camino de sucesivas recursividades. ¿estás enojado/a?). o una pregunta abierta (¿qué es lo que te pasa que . "Rápidamente. No será la misma interacción si entiendo al gesto como un dolor o como enojo. Las descalificaciones suben de tonalidad y pueden convertirse en agresiones verbales que. Aquí. compañeros de trabajo. no siempre es correcta. advierte el sicólogo. una frase. palabra o actitud. amigos. Pero esa interpretación. tristeza o rabia. "Una simple pregunta acerca del supuesto personal (¿te duele la muela?. a hacer cosas para que el otro se divierta.se siente dominante. familia. en vez de encontrar una respuesta reflexiva. El problema radica en las respuestas que surgen a partir de la suposición. y lo único que logra es que su compañero se enoje. por ejemplo. Piensa: como ya te conozco. puede ser entendido tanto como enojo. enfatiza el terapeuta argentino. alguien tiene el ceño fruncido porque le duele la cabeza. continúan en violencia verbal con el riesgo de terminar en un caos de violencia física". Un gesto. sino que se ataca. entonces. lo más importante es que los miembros de la pareja logren comunicar especificando lo que trataron de transmitir. Primero. pero en las relaciones humanas. En su discurso ocupa frases como: "¿Te acuerdas cuando te dije?". hace que se empiecen a generar malas interpretaciones. y esas comunicaciones distorsionadas terminan generando un conflicto que crece como bola de nieve". "El gesto de los labios en herradura. de lo que puede resultar un encuentro amoroso o el infierno". advierte el especialista. "Por la creencia de que al otro se lo conoce en profundidad. las críticas se transforman en descalificaciones. Si uno le acota algo que le disgustó al otro. y el interlocutor supone que está enojado. muestra el especialista. Sexto juego: El juego de los supuestos Los supuestos son comunes en la comunicación. encuentra el puntapié inicial de una pelea donde ninguno de los dos se escucha. porque con sus actitudes le producen mayor malestar". el liderazgo de atribuciones y suposiciones lo lleva la pareja. y no preguntar directamente. una acción. de seguir escalando. comienza. dice Rodríguez Ceberio. "Como siempre". El suponer lo que el otro dice.

y él se siente tan oprimido en la relación que comienza a buscar momentos de oxigenación. ejemplifica el especialista. "porque no siempre existe. el señor acusado de infidelidad llegará a su trabajo. Entonces. tiene miedo de ser abandonado. advierte el sicoterapeuta. Hace tiempo en el trabajo. Y el objeto de celos puede ser un sujeto real o fantaseado. quizás. "La situación se repite a través del tiempo. no le pierde pisada y comienza a llamarlo a la oficina. En cambio. es que las desvalorizaciones y reproches mutuos pueden terminar construyendo un círculo vicioso. Llega cada vez más tarde a su casa. a pesar de que la causa por la que llegaban fuera otra. ¡que elegante estás hoy! Al él se le iluminarán los ojos. Este juego es. En una pareja. Entre las parejas estudiadas resultó ser el principal motivo de consulta.cl/pages/reportajes/7%20juegos%20de %20incomunicacion. la televisión. Marcelo Rodríguez Ceberio alude a la siguiente escena: la de una esposa celosa e insegura. Se toma una cerveza con sus amigos. el más peligroso: el de las triangulaciones de celos. el deporte". que fantasea que su marido centra su mirada en su nueva secretaria. http://www. Ella se ha transformado en una bruja hostil que lo desvaloriza y lo hace sentir como tonto".htm .vivirenpareja. "Una mañana. Hay reclamos y acusaciones de infidelidad con su nueva secretaria. Todo ese tiempo fuera de su casa es caldo de proliferación de fantasías por parte de su mujer que ahora está segura de que su marido la engaña. porque siente que ambos no necesitan buscar fuera de la relación satisfacer sus carencias.tienes los labios tiesos?) puede aclarar cualquier error de interpretación y evitar futuros entuertos comunicacionales". ¡Alguien ha reparado en él sin descalificarlo! Ese hecho puede ser el comienzo de una infidelidad real que se originó de una fantasía". o bien puede no ser una figura de carne y hueso: puede ser un grupo de amigos. y una compañera de la oficina le dirá: hola. a controlar obsesivamente los horarios. una persona con una autoestima saludable no piensa que su compañero/a pueda enamorarse de otro. El problema de la triangulación de celos. Séptimo juego: Las triangulaciones de celos Para explicar esta interacción. Quince minutos de retraso en la llegada a la casa pueden ser el detonante de una catástrofe amorosa. siempre el celoso se siente inseguro.