You are on page 1of 4

¿Qué es el duelo?, ¿Cómo sobrellevarlo?

Se denomina duelo a la reacción conductual (pensamiento, emoción y acción) que se produce tras la muerte de un ser querido u otra pérdida significativa. Se trata de un proceso que permite al individuo adaptarse a la pérdida. Las etapas son las siguientes: 1. DESORDEN: Es la reacción inicial en el impacto del suceso, una reacción emocional manifestada habitualmente por llanto, angustia, gritos, desmayos o lamentos, el Desorden conduce a las dos siguientes etapas: Negación e Intrusión 2. NEGACIÓN: Conduce a querer amortiguar el impacto (“estoy bien”). Se puede acompañar en no querer pensar en lo que pasó, o hacer las actividades como si nada hubiera sucedido, podría ser una sensación de irrealidad. 3. INTRUSIÓN: Incluye abundancia de ideas de dolor y sufrimiento por lo sucedido, que son involuntarias . Son frecuentes en esta etapa pesadillas recurrentes u otras preocupaciones e imágenes de lo sucedido; por lo tanto será normal que durante un tiempo aparezcan pesadillas, insomnio, falta de apetito, sensación de “oír” o “sentir” al fallecido, ideas o imágenes no deseadas, no querer hacer nada. También habrá muchos pensamientos que incluyen afirmaciones sobre la pérdida y su impacto (“no puedo seguir adelante”). La negación y la intrusión pueden darse al mismo tiempo, algunos individuos omiten la fase de negación y se desplazan directamente a la de intrusión. Otros van de un lado a otro entre estas dos etapas. 4. TRANSLABORACIÓN: Es el proceso en el que se expresan e identifican pensamientos, sentimientos e imágenes de la experiencia. Algunos individuos realizan este proceso de forma natural, mientras que otros lo hacen únicamente con ayuda externa. 5. TERMINACIÓN: Es la etapa final de la experiencia y conduce a la integración de la misma dentro de la vida del individuo. El suceso ha sido enfrentado, los sentimientos y pensamientos se han identificado y expresado y la reorganización ha terminado. El recuerdo puede traer sentimientos de tristeza, pero no existe desorganización. Importante: “cualquier intervención no va a reducir el dolor de la

pérdida, que es una de las demandas que suelen aparecer; el dolor es

Pensamientos: no creer. buscar y llamar en voz alta. soledad. • Un apoyo social que sea satisfactorio es aún más importante. sequedad de boca. Sin embargo. anhelar que la persona no se haya ido. ansiedad. . sentido de que la persona esta presente . alucinaciones. • Los recursos religiosos y expectativas éticas: la pertenencia a determinadas subculturas sociales y étnicas determina diferentes formas de enfocar el duelo. llorar. Hay varias variables sociales relevantes para el duelo: • La disponibilidad de apoyo social percibido es muy significativo. opresión en el pecho y en la garganta. culpa y autorreproche. lo que contribuye a reforzar la duración del mismo. suspirar. Sensaciones Físicas: Vacío en el estómago. 2. enojo. falta de aire. atesorar o visitar lugares que pertenecen o recuerdan al fallecido. tener mucho movimiento. 3. • Ganancia secundaria que puede encontrar el superviviente: La elaboración del duelo puede recibir mucho apoyo social. podemos encontrar las siguientes (Worden. 2004): 1. no querer pensar en ello. impotencia. Conductas: problemas del sueño y de la alimentación. falta de energía. “Es como una herida que lamentablemente para que te deje de doler y sane. primero debe de dolerte más “ Manifestaciones del Duelo Normal En el repertorio de conductas que conforman un duelo normal. . debilidad muscular. preocupación. alivio.necesario para elaborar el duelo”. conducta distraída. cansancio. un duelo prolongado puede tener un efecto opuesto. confusión. Sentimientos: Tristeza. 4. soñar con el fallecido. evitar recordatorios del fallecido. aislamiento social.

uso del contacto físico. para transmitir tranquilidad y confianza. • Ser neutro. Y cuanto más creíble mejor. es mejor un “debe haber sido terrible” que un “puedo imaginarme por lo que has pasado”. bajo y sereno. • Fomentar. No bromees. . hay que ser realista. situarse a la altura visual de la persona. evitar enfatizar el lado positivo “podía haber sido peor”. que el apoyo se dé entre los familiares o amigos presentes. • Uso del nombre “familiar” de la persona y del fallecido. • Darle la importancia que tiene. en lo posible. • Evitar aconsejar y el “síndrome del experto” • Empatizar. • Escuchar un 80% y hablar un 20%. pero con cuidado. • “Aguantar” el silencio. tono de voz afectuoso. • Manifestar intención de ayuda.QUE HACER • Conservar la calma • Utilizar movimientos pausados.

QUE NO HACER 20 • No discutir con la persona si está alterada o se muestra irritada • No intentar “hacerla entrar en razón”. cuidando que no se lesione. • No dar por hecho emociones con frases como “estoy seguro de que te sientes deprimido”. permitir que lo haga. Es mejor preguntar “¿cómo te sientes?” . hay que reconocer que “Todo irá bien. y por lo tanto no entenderá lo que le digamos. puede estar en un plano más emocional que racional. pero no será como antes” • No intentar que se dé prisa en superar el dolor. • No culpar o moralizar sobre su posible comportamiento imprudente. • No cortar el llanto o manifestaciones de dolor o sufrimiento (excepto peligro de autolesion) • No seguirle la corriente o darle la razón ante manifestaciones de culpabilidad o remordimiento • No mentir • No utilizar frases “tipo”: (EL TIEMPO LO CURA TODO).