You are on page 1of 4

SELECTIVIDAD SEPTIEMBRE 2008   El  mundo  de  mi infancia  es un mundo con  mucho  cine.  Con cine  muy  inocente.

  Con  cine de películas diversas: cómicas, históricas, de vaqueros... Pertenezco  a la  última  generación  que se inició en la pasión cinéfila antes de que el  vídeo se convirtiera en  el  electrodoméstico más  fatigado  del  hogar. Las primeras proyecciones a  las  que  asistí  fueron  en  la  biblioteca  pública  de  mi  ciudad  mesetaria,  donde  cada sábado  se  organizaban  sesiones  matinales  para  la  chiquillería,  ruidosas  y  turbulentas como  una asamblea sindical, casi siempre con películas de recuelo que mostraban en sus fotogramas  los  arañazos  y  escoceduras  de  mil  pases  anteriores.  En  la biblioteca  de  mi ciudad  se  proyectaban  cortometrajes  de  cine  cómico  ­Charlot,  El  Gordo y el  Flaco,  etc.­ que  convertían  la  platea  en  un  zafarrancho  de  combate;  y,  a  continuación,  películas  de romanos  y  de  vaqueros  –mis  predilectas­,  pero  también  comedias  de  Louis  de  Funès, que me dejaban más frío que un congrio con anemia. También  frecuenté  en mi infancia,  desvelada  por los deslumbramientos de la sala oscura, un  cine  de  las  afueras,  llamado  Pompeya,  desvencijado,  que  alternaba  en  su programación  películas  S  –cuyos  carteles  nos  traían  a  los  chicos  de  mi  pandilla  en  un sinvivir,  y  a  las  cuales  no  nos  estaba  permitido  entrar­   y   sesiones  dobles,  los  fines  de semana,  amuebladas  con  spaghetti­westerns  y otros  retales  del cine que había triunfado entre  las clases  populares quince o veinte años atrás. Mi película favorita  era El bueno, el feo  y  el  malo.  De  vuelta  a  la  calle, trataba  de  imitar  los andares de  Clint  Eastwood y su mirada, entre desdeñosa y escrutadora. De  esta  guisa,  me  pavoneaba  ante  las  muchachas  de  mi ciudad,  que, por supuesto,  no me  hacían  ni puñetero caso.  Y es que  a  las chicas  de provincias –y mucho  menos si  son rubias­ nunca les han gustado los spaghetti­westerns.   Trabajar en este texto: Cohesión  léxico­semántica  (Palabra  clave,  esferas  conceptuales,  reiteraciones léxicas, relaciones semánticas. TEMA 6) Cohesión gramatical  (Recurrencias  gramaticales  y  tipos  de oraciones  predominantes: paralelismos,  correlaciones  distributivas,  figuras  retóricas  de   repetición  /  Referencias cotextuales:  anáforas y catáforas  / Referencias  contextuales: deixis espacial y temporal / Omisiones sintácticas / Eje temporal / Conectores.TEMA 6) Nivel y registro de la lengua. (Tipo de léxico y sintaxis utilizadas y por qué.TEMA 5)   Cohesión léxico­semántica: Palabra clave: cine. Esfera  conceptual  de  “cine”:  películas,  películas  diversas:  cómicas,  historicas  de vaqueros,  cinéfila,   vídeo,  proyecciones,  sesiones  matinales,  fotogramas,  pases, cortometrajes,  cine  cómico,  Charlot,  El  Gordo  y  El Flaco,  platea,  películas de  romanos y vaqueros,  comedias,  Louis  de  Fùnes,  programación,  películas  S,  carteles,  sesiones dobles,  spaghetti­western,  El  bueno,  el  feo  y  el  malo,  Clint  Eastwood.  =>  El  texto  está fuertemente  cohesionado  a  nivel  léxico  ya  que  abundan  las  referencias  léxicas  a  la palabra  clave  del  texto.  Los  procedimientos  de  cohesión  léxico­semántica  utilizados  son

  antonimia. Louis Fùnes.  si  fuera  un  texto  expositivo  “puro  y  duro”. cine cómico.  Es   decir. En cuanto a los campos semánticos. supone un cambio de registro en la exposición: pasa de narrar . platea.  que  cuantifican  e  intensifican  el texto  con  valor  modal. carteles. proyecciones. pases.  que  tiene función  de conector  textual. carteles. películas S.  vídeo.  fotogramas. películas S.  en  realidad.  cortometrajes. spaghetti­western. películas de romanos y vaqueros.  Predominan  los  adverbios  de   cantidad. se hace referencia a: ­          Campo  semántico de los  géneros cinematográficos:  películas  históricas.  ahora  tendremos  que  analizar  los rasgos léxicos propios del texto expositivo­argumentativo). Las repeticiones léxicas se realizan por distintos procedimientos semánticos: ­         Sinonimia: películas.  el  hiperónimo  “cine”  es  la  palabra  clave  del  texto  que  mantiene  una  relación fórica.  hiperonimia  e  hiponimia  y  por asociaciones mediante campos semánticos. ­          Campo  semántico  de  los  tecnicismos  del  cine:  proyecciones.  pases. comedias.  sesiones  matinales.  pases.  proyecciones. fotogramas. películas diversas: cómicas. a partir  de  aquí  el texto  desarrolla  esta  idea  mediante argumentos  expositivos.  el “vídeo” simboliza  lo contrario del cine del que habla el autor. El Gordo y El Flaco.  la adjetivación   predominante  sería  descriptiva.  de hecho. Los  adverbios. sesiones dobles. carteles. comedias… En  color  verde  está   la  adjetivación.  Es destacable  reseñar  el  adverbio  “también”. sesiones dobles. historicas de vaqueros. cinéfila.  El   emisor.  sesiones matinales. sesiones dobles. el feo y el malo. programación.  es  decir refleja  una  adjetivación  que  muestra  la  opinión  del autor. comedias. Clases  de  palabras:  (Aquí  ya  tendríamos  que  pensar  en  el  tipo  de  texto  que  tenemos. ­         Hiperónimo: cine. ­          Campo semántico de los actores y películas famosas: Charlot.  que  cohesiona  semánticamente  el  texto.  pero  en  este  texto  la  adjetivación  que predomina  es   de  tipo  modal. programación.  forma  de elocución.  pases.   está narrando  episodios  de  su  infancia  que  tienen  que  ver  con  el  cine. programación.  hay  abundancia  de  sustantivos  que  son  tecnicismos  =>  Sí  que  lo  hay: proyecciones.  La   forma  de  elocución  es  expositiva­argumentativa.las  repeticiones  léxicas  por  sinonimia. Rasgos  léxicos  del  texto  expositivo­argumentativo:  vocabulario  rigurosamente denotativo.  hay  un  eje  espacio­temporal narrativo   muy  definido  que  enmarca  el  texto. El bueno. La razón por la cual la adjetivación predominante es subjetiva  y  modal es porque no estamos  ante un  texto  puramente expositivo;  este  tipo  de  adjetivación  es  propia del texto argumentativo y narrativo. es  decir.  fotogramas. de romanos y vaqueros.  Se  supone  que ya  hemos  analizado  los rasgos propios  del  texto  expositivo­argumentativo  en  la  forma  de  elocución. ­          Antonimia:  no  haya  antónimos  explícitos.   para   vincular  lo  que  encontramos  en  el  texto  con  lo  característico  de  la  forma  de  elocución elegida  por  el  autor. Clint Eastwood. cine cómico.  sesiones  matinales. cortometrajes. cortometrajes. Contribuye  a  la cohesión léxico­semántica  que dichos campos semánticos se distribuyan progresivamente a lo largo del texto. cine cómico.  platea. spaghetti­western. Por  tanto. ­          Hipónimos:  películas.  con  los  hiperónimos  y  tecnicismos relativos al cine. películas S. comedias. cortometrajes.  La  tesis  la  encontramos  en la primera línea. platea.

el recuerdo de lo entrañable del cine al recuerdo de lo prohibido del cine. Los  procedimientos  anafóricos  y  catafóricos  contribuyen  a  la  cohesión  textual  porque repiten los  contenidos semánticos del texto mediante diversos procedimientos. ­         Conectores explicativos: línea 21 “por supuesto”.  correlaciones distributivas.  sobre  todo  si  se  cuentan  hechos del pasado.  pronombres  relativos  “primeras  proyecciones a las que”. ­          Sintagmas nominales en aposición: línea 9 “El Gordo…El Flaco”. además. por ejemplo: ­          Oraciones  de  relativo  explicativas  o  especificativas:  línea  5 “donde…sindical”.. línea 13.  como corresponde a una estructura expositivo­argumentativa.  la  más  destacada  es  la  omisión  de  la  1ª  persona. Lo  importante  es  ver   cómo  los  tiempos  y  espacios  de  su  infancia  sitúan (señalan)  el  eje espacio­temporal del texto respecto a la posición del autor cuando emite el texto. La correlación  distributiva no  se  detecta en  el  texto. catáforas y elipsis. Los elementos temporales que marcan la deixis son: ­          El sustantivo “infancia”. línea 10 “mis predilectas”.   Cohesión gramatical: Recurrencias  gramaticales. de formas diferentes: ­          Las  anáforas  de  la tesis.  figuras retóricas de repetición: Paralelismos y figuras retóricas de repetición: En la tesis  se repiten estructuras sintácticas similares: “El  mundo  […]  con mucho cine” + “con cine muy inocente”+”con cine de […]”. También es característico de esta estructura lo explicativo.  más  bien se produce una correlación semántica entre  el cine  inocente de  la  biblioteca de  su  ciudad y el cine prohibido del cine Pompeya.  Paralelismos. línea 15 “cuyos… entrar”. etc.  porque el  texto es un  recuerdo  del autor  y  así nos lo hace saber.   la biblioteca. “desvelada… oscura”.  que  gravita .   Referencias contextuales y cotextuales. Tipos de oraciones según la forma de elocución: Las  oraciones  atributivas  enunciativas  en  1ª/3ª  persona  del  singular  son  las predominantes  en  el  texto  porque  el  texto  es  predominantemente  descriptivo. Deixis espacial  y  temporal  externa al  texto:  Las  referencias  espacio­temporales  dominan el  texto  desde  la  tesis  en  la  primera  línea. ­          Verbos  en  pretérito   perfecto  simple  y  pretérito  imperfecto.  que  son  los verbos  típicos  de  la   narración  y  descripción. ­          Elipsis. el cine Pompeya. ­          Catáforas: cuyos carteles nos traian a los chicos”. Deixis espacial y temporal en el texto: Anáforas. el  más relevante  que  se  repite  a comienzo  del 2º párrafo. la calle. ­          Los  espacios  del  texto  son  los  propios  de  la  infancia  del  autor:  cine. La anáfora  y  enumeración  de  estos  sintagmas  pretende  incidir  en  el  tema  expresado  en  la tesis: añoranza del cine de la infancia.

  que  excitaba su curiosidad  con  la emisión de películas S. .  en  la  línea  13.durante todo el texto Eje  temporal:  El  eje  temporal garantiza la cohesión del discurso porque éste se jerarquiza temporalmente.  El autor  es  culto. En este caso. arañazos  y  escoceduras.  el  texto  se  construye  sobre  el  recuerdo   del  autor  con  verbos  en  pasado porque  predomina  lo  descriptivo  sobre  lo  prescriptivo  (como  es  típico  de  un  texto argumentativo).  zafarrancho  de  combarte.  lo  que más  deseaban  era  asistir  al cine  Pompeya.  me  pavoneaba);  y  el  tono coloquial (sinvivir. la imaginería infantil del  autor  y  otros  niños  estaba  subyugada  por  el  cine.  Los  más destacados  son:  “también”. Antes de que  el vídeo  se popularizara y comercializara masivamente.  cine  cómico. ­          Conectores:  marcan  las  relaciones  entre  las  partes  del  texto.  además  de  ser  una  expresión  medieval  utilizada con intención literaria  (irónica).  fotogramas.  que  no  le correspondían. Contagiado por el  carisma  de  sus  héroes. Dentro de los conectores se distinguen dos tipos: ­          Nexos:  que  marcan  relaciones  oracionales. se corresponde con la deixis temporal contextual (externa al texto).  es  decir.  También el  conector explicativo  “y es que” de la penúltima  línea  es  deseable  por  su  valor  modal.   Resumen.  las  películas  y  los  personajes que veían  en  la  biblioteca  pública  de  su  ciudad.  vídeo. como vemos en la utilización de léxico específico y en la vocación  literaria y evocadora  del  texto;  pero  también  se  permite  la licencia  de  utilizar  un  tono  coloquial  que gravita sobre todo el texto. con valor de adición. Conectores.  que  también supone  un  cambio  de  tema. pases. es destacable la alternancia entre el nivel culto. cortometrajes.  intentaba  impresionar  a  la  chicas  de  su  ciudad.   Nivel y registros lingüísticos:               En cuanto al nivel y registros lingüísticos. platea); la  utilización de  extranjerismos  (spaghetti­western);  usos  metafóricos y literarios  (películas de  recuelo. => Es común en los artículos periodísticos.  Aunque.  que  marca  el  cambio  entre  los contenidos  del  primer  párrafo  y  el  segundo;  y  “De  esta  guisa”.  puñetero).  ya  que  nos  introduce  un  final jocoso y coloquial.  con  abundancia  de  tecnicismos  referentes  al  cine  (cinéfila. se busca la empatía con el lector.  Dentro  de  los  nexos  es destacable  la presencia  del nexo  adversativo  “pero” de la línea 11.  retales  del  cine.  más frío que  un  congrio con anemia. amuebladas. sesiones  matinales.  proyecciones.