You are on page 1of 8

Logística de Almacenes Gestión de Envases, Empaques y Embalajes.

-

¿Qué es un envase? ¿Qué es un empaque? ¿Qué es un embalaje?
Es posible que dentro del lenguaje cotidiano se utilicen la triada de términos antes mencionada de manera indistinta. Ahora, para efectos de este curso y desde una visión logística de los conceptos, existen marcadas diferencias. Veamos … De forma general, todo lo que se utilice para contener un producto, material o bien, es el medio que permitirá que ese bien, material o producto final pueda ser dispuesto por los usuarios. Ejemplificando lo anterior, imagine cualquier producto que utilice de manera rutinaria, la leche líquida que acompaña a su café matutino podría ser un ejemplo. Esta leche para que pueda ser consumida de manera adecuada, se presenta en envases de cartón o vidrio que necesitan refrigeración, de lo contrario su manipulación sería complicada cuando es extraída de la vaca. Entonces, un envase, un empaque o un embalaje pueden definirse como un tipo de contenedor que representa el vehículo o medio apropiado a través del cual los productos finales pueden ser manipulados. Visto lo anterior, la Directiva Europea 94/62/CE en su pronunciamiento acerca del tema de los envases y residuos de envase, establece la siguiente definición “es todo producto fabricado con cualquier material de cualquier naturaleza que se utilice para contener, proteger, manipular, distribuir y presentar mercancías, desde

materias primas hasta acabados, y desde el fabricante hasta el usuario o consumidor". Partiendo entonces de la definición base, es importante a continuación destacar las diferencias que existen desde el punto de vista logístico si el planificador debe considerar dentro de la cadena de suministro la gestión de un envase, un empaque o un embalaje ¿puede establecerse políticas de administración generales en cada uno de estos casos? Indudablemente que no y la autora insiste en ello, si desde la perspectiva logística se promueven ventajas competitivas que diferencien el servicio al cliente. Así planteado, esta diferenciación estará muy vinculada a una clasificación primaria estableciendo que un envase es un contenedor primario, si está en contacto directo con el producto. Ver figura 1.

Figura 1 Por otro lado un empaque es aquél portador de unidades de envase con la finalidad de facilitar el traslado de éstos de un sitio a otro. Ver figura 2

Figura 2

Finalmente el embalaje, a un nivel macro, también cumple con el objetivo de traslado sólo que es un contenedor que por sus características de robustez y estabilidad para el traslado, carga y posterior manipulación de empaques o en algunos casos unidades de envase que pueden ser colocadas en los contenedores de forma directa, por ejemplo, sacos de gran tamaño (50 kgs) o grandes piezas de metal; ofrece mayor protección en cuanto a la integridad de los empaques contenidos, dependiendo del medio de transporte y destino. Ver figura 3 y figura 4

Figura 3

Figura 4

La ingeniería y el diseño de material de empaque.Una ciencia aplicada como la ingeniería aporta conocimiento en este campo al conjugar elementos relacionados a la tecnología, las ciencias básicas y mucha creatividad. Es pertinente en este caso revisar los principios fundamentales del Método de Diseño y contextualizarlo al universo del material de empaque. ¿Qué procedimiento es el más conveniente? Es innegable que el disparador de este encadenamiento de actividades es el cliente. Cliente que tiene necesidades, donde el empaque a lo largo de la cadena de suministro incide en la satisfacción de esos requerimientos de uso y manejo, según sea el caso, en aras de crear fidelidades a la marca o mejorar el ambiente de trabajo. ¿Qué factores es necesario considerar en este aspecto? Esencialmente dos, uno relacionado con el diseño mismo y el otro vinculado a las etapas que deben considerarse para una propuesta de creación o mejora de un material de empaque en particular. En el caso del diseño es primordial tener muy en cuenta el papel o rol principal que tiene el contenedor frente al producto. Es así que pueden destacarse los siguientes elementos en ese sentido: 1) 2) 3) 4) Valoración Funcionalidad Comunicación Protección

Hablar de valoración es preguntarse ¿cuánto valor agrega el contenedor propuesto o ya establecido en el mercado al cual sirve? La funcionalidad de un material de empaque no es estable y se encuentra muy relacionada con variables como la sobrepoblación, el calentamiento global, y en general a toda la problemática medio ambiental. Un envase ecológico es un llamado de conciencia a los consumidores con un mensaje implícito, es necesario preservar el planeta y está claro que uno de los grandes inconvenientes del material de empaque es su disposición final. Es por ello fundamental todos los esfuerzos que a nivel de innovación y diseño con bases en el tema ecológico, se implementan en las propuestas con relación al material de empaque, porque persiguen constituirse en una solución y no en un problema añadido. Otro aspecto que es necesario mencionar dentro de la funcionalidad es el vínculo estrecho que existe entre el contenedor y el producto final. Al diseñar o mejorar un material de empaque en forma general, éste no debe afectar el producto al cual

contiene, es decir, de la interacción obligada que existe, no pueden llevarse a cabo alteraciones en la estabilidad del material contenido que impliquen riesgos para la salud de las personas o riesgos en su manipulación. Continuando con los elementos que intervienen dentro del diseño de material de empaque, es importante destacar la estrategia comunicacional que representan dentro de la comercialización y la manipulación. En el primer caso, son una ventana abierta para describir el producto que les contiene, en el segundo caso apuestan por un seguimiento adecuado (trazabilidad) y en el establecimiento de todas aquellas políticas más adecuadas de manejo durante la transportación. Las figuras 5, 6 y 7 son un ejemplo de lo señalado …

Figura 5

Figura 6

Figura 7

Finalmente, la protección es una variable fundamental, primordial a la hora de la selección o diseño del producto a contener. Un material de empaque que no garantice la mayor de las certezas durante su manipulación en un mundo dinámico y de constantes cambios, condenará la venta y la permanencia de la marca dentro del sector de mercado donde se desenvuelva. El cliente cada día dentro de sus exigencias reconoce la responsabilidad de un fabricante a la hora de presentar sus productos y si esta consideración es subestimada, el producto en principio gozará de características que le otorgan idoneidad, más sin embargo si el envoltorio entra en contradicción con esta premisa, el juicio del consumidor final puede cambiar rápidamente sobre este particular. Sobre las etapas en el diseño, éstas se encuentran estrechamente vinculadas con las distintas fases que se consideran en el método de diseño en ingeniería, es así que luego de un análisis exhaustivo del entorno (estudio de marketing), se orienta el pensamiento creador hacia todas aquellas propuestas llamadas a satisfacer unas necesidades en particular (el producto adecuado). Posteriormente y realizadas las consultas a interesados o estudiando las pruebas pilotos correspondientes, se afina el diseño inicial y se llega a una propuesta final que será verificada en estrategias de mercadeo muy bien estructuradas, donde se pondrá a prueba el nivel de aceptación de lo que se pretende vender como algo que mejorará una situación ya establecida o creará una nueva forma de manipular un producto ya conocido.

Optimización del material de empaque en general.Haciendo mención a la filosofía kaizen “siempre existe una mejor manera de hacer las cosas”, en el caso de los contenedores en general, no existe impedimento alguno para que constantemente se estudien nuevas formas de darle abrigo a los productos finales ¿dónde está la premisa fundamental? La premisa ecológica, sin duda alguna ¿en qué consiste esto? Debe existir una conciencia ambiental seria que desde las mejoras e innovaciones dentro del sector, procure una disposición final adecuada que reduzca el impacto ambiental de los desperdicios producto del consumo de los productos que les contienen. ¿Cuáles son las iniciativas en este sentido? Los materiales biodegradables son uno de ellos, así como las políticas de reciclaje apuntan a una conducta más verde por parte de fabricantes y entes comercializadores. Así mismo no debe pasarse por alto desde las funciones primordiales que identifican al material de empaque, como son ser continente, representar, informar, dar un servicio, ofrecer seguridad, está el principio de conservación que es inmanente al sentido de protección.

¿Protección de qué? Es aquí donde existe un campo muy fértil para la optimización de lo relacionado a los contenedores, porque esta protección a su vez puede clasificarse en: 1) Mecánica: barrera contra impactos, derrames y plagas 2) Contra transferencias de materia: desde dentro o hacia fuera del empaque ya sea por derrames o por reacciones internas entre el empaque y el producto contenido. 3) Contra transferencias de energía: ya sea por efectos de la luz solar o por efectos del calor de convección, conducción o radiación. 4) Contra microorganismos: que comprometan la integridad y el buen uso por parte del consumidor final. Partiendo de lo anterior, se puede obtener una orientación que permitan ser guías en todas aquellas iniciativas de optimización que siendo complementadas con principios ergonómicos le otorgan a la propuesta final un cúmulo de beneficios que dentro del hecho logístico otorgan una ventaja competitiva.

Elaborado por: Solange C. Noguera Curso: Logística Programa Ingeniería de Procesos Industriales – Núcleo Armando Mendoza UCV – Cagua.

Bibliografía
Envases y Embalaje. (s.f). Universidad Autónoma de México. Disponible: http://www.ingenieria.unam.mx/industriales/descargas/documentos/catedra/ embalaje.htm [Consulta: 2013, Febrero 22] Avendaño, Grace (2009). Diseño y evaluación de las propiedades mecánicas y de barrera de un biopolímero obtenido a partir de almidón de papa para ser empleado en empaques para alimentos. Revista Virtual Pro (Revista en Línea). Disponible: http://revistavirtualpro.com/blog/2011/04/propiedadesmecanicas-y-de-barrera-de-un-biopolimero/ [Consulta: 2013, Febrero 21] ImpivaDisseny (2006) Conselleria de Economía, Industria, Turismo y Empleo, IVACE, Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial, España. Disponible:http://www.ingenieria.unam.mx/industriales/descargas/document os/catedra/embalaje.htm [Consulta: 2013, Febrero 22] Banker Steve (2010) The Importance of Packaging in Supply Chain Management. LogisticViewpoint.Disponible:http://logisticsviewpoints.com/2010/06/21/theimportance-of-packaging-in-supply-chain-management [Consulta: 2013, Febrero 22] Parlamento Europeo y del Consejo. (1994)). Envases y Residuos de Envases. (Documento en línea) Disponible:http://eurlex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=CELEX:31 994L0062:es:HTML [Consulta, 2013, Febrero 21]