You are on page 1of 3

1

Por otra parte, se observa en la obra de Borges una constante preocupación por la literatura como fenómeno artístico, y va en contra de la producción del efecto fantástico. En El Aleph se desarrolla una crítica poética que tiene tanta importancia en la narración como el choque entre el universo realista y el elemento sobrenatural. A lo largo del texto el narrador evalúa la obra poética del amante de la mujer de la que siempre estuvo enamorado. Cuando se produce lo sobrenatural, la narración no requiere de su presencia para funcionar, lo cual va en contra de las convenciones del género fantástico, donde lo inexplicable es la razón de ser de la narración. El objeto sobrenatural que da su nombre al texto, el Aleph, consiste en una pequeña esfera en la cual está presente toda la historia del universo, espectáculo vertiginoso que deja atónito al narrador. Este objeto inexplicable está descrito a través de una sucesión de imágenes de tendencia poética, y enseguida se acepta su existencia como símbolo abstracto. Sin embargo, como afirma F. Ferreras, el estilo narrativo fantástico es sobre todo concreto y tiende a establecer una relación monosémica ente el significante y el significado: "no puede permitirse ni figuras de estilo llamativas, ni metáforas complicadas sin comprometer seriamente la producción del efecto fantástico". La descripción que hace el narrador de El Aleph ilustra la transformación de lo narrativo de tendencia monosemántica, en lo poético, polisémico por naturaleza. El tono dominante en los cuentos de Borges es irónico y distante. Esto hace que en la mayoría de sus cuentos no se produzca una recepción inmediata de los elementos puramente narrativos, de la acción propiamente dicha, sino que implican un esfuerzo intelectual mientras se establece un nivel de significación abstracto. Desaparece el miedo a lo sobrenatural: un acontecimiento inexplicable no produce terror, sino que da lugar a una interpretación simbólica. Nos encontramos ante la representación de una realidad intelectual abstracta, más que en un universo realista. A pesar de la abundancia de detalles realistas en el texto, como por ejemplo la presencia del nombre del narrador de El Aleph (Borges), o la del escritor Bioy Casares en Tlön, Uqbar, Orbis Tertius, la percibimos como guiños del autor y entramos en un juego de connotaciones metaliterarias que no tienen mucho que ver con la acción. De este modo, el cuento borgiano está basado en cuestiones conceptuales, en las que lo sobrenatural adquiere una significación parabólica. Sus relatos de alguna

Ferreras. Se podría interpretar como el rechazo de la rutina y el deseo de una vida independiente. el pasado y el presente). se ha considerado La isla a mediodía como cuento fantástico. aparece el avión regular en el cual estaría trabajando en ese momento. sin entrar en los detalles de cada narración individualmente. como considera Rosalba Campra. considera Daniel F. pues se puede explicar por una coincidencia. que al igual que ocurre con Borges. Pero. Por ejemplo.2 manera suponen un choque entre la realidad y lo sobrenatural. poco tiempo después. este relato cuenta cómo un empleado de una compañía de aviación se enamora literalmente de una isla del Mediterráneo que sobrevuela a las doce del mediodía varias veces por semana. y no podemos imponer una clasificación en función de una reputación. pero el efecto fantástico producido corresponde a un momento textual. las narraciones de Cortázar no constituyen un mero pretexto para una afirmación estética o para el planteamiento de una cuestión abstracta. viene a demostrar que el piloto de no haber seguido sus instintos en contra de las reglas de la sociedad. El accidente de avión no es irracional. pues "el misterio no se escribe con mayúscula como lo imaginan tantos narradores. sino que está siempre entre. Pero. Lo fantástico en Cortázar corresponde a una visión muy particular del género. en la cual se alteran los elementos básicos de la narración fantástica. No obstante. ocurre con Cortázar algo similar que con Edgar Allan Poe pues ambos se asocian de una forma general con la literatura fantástica. hubiera muerto. Ferreras. ni nos plantea ninguna duda acerca de la realidad. intersticialmente". no se encuentran tantos cuentos puramente fantásticos en la obra de Cortázar como se ha dado a creer. Se trata de lo que el propio Cortázar ha denominado un fantástico "sin mayúsculas". . Este cuento no tiene nada de sobrenatural. Frecuentemente. Según F. "el aporte de Cortázar al universo de lo fantástico no debe buscarse tanto en los relatos que muestran el choque y la fusión de dos órdenes incompatibles (la pesadilla y la vigilia. el yo y el no-yo. sino más bien en aquellos que desenmascaran la carga de catástrofe de la realidad cotidiana". No todo lo que ha escrito Poe es fantástico. por lo que son más propicias a la instauración del efecto fantástico. si el protagonista no estuviera en la isla y ve como se estrella. sino que funcionan más directamente. Sin embargo. hasta cierto punto lejos de la civilización. Va a pasar sus vacaciones a esa isla y toma la decisión de quedarse a vivir en ella. A diferencia de muchos cuentos de Borges. y lo mismo ocurre con Cortázar.

Pero durante la primera noche en el hospital. y que apenas merece ser contado. de las enfermeras y de los médicos. El texto insiste en el miedo del protagonista al darse cuenta que poco a poco. pero su relación con la dimensión original del universo narrativo no deja de ser imposible.3 encontramos en sus cuentos una oposición entre dos dimensiones que se excluyen la una a la otra. Estas dos dimensiones están descritas de manera realista. ligado a la vida moderna. con todos los detalles posibles y corrientes. Todos estos elementos son servidos por un estilo narrativo directo y no tienen otra función que la de hacernos comprender que el protagonista comparte la misma realidad que nosotros. El protagonista comienza a ir y venir entre la realidad del hospital y la de su huida desesperada de la muerte en manos de los aztecas. sobrenatural. e independientemente no presentan ningún aspecto sobrenatural pero la posibilidad de interferencia entre una y otra provoca una ruptura en el universo realista descrito en el relato. visión del hospital. La abundancia de detalles hiperrealistas nos permite identificar la realidad y a partir de esta identificación se produce la ruptura fantástica. . hasta que la dimensión soñada se vuelve real. La noche boca arriba relata un accidente de moto. perseguido por unos indios a la caza de hombres para sacrificarlos. el accidentado dormido se encuentra en la jungla. El accidente ya de por sí es un hecho cotidiano. y viceversa: el protagonista es en realidad un indio que va a ser sacrificado y que soñó que tenía un accidente de moto. que no llaman la atención sino que confirman la impresión del lector de encontrarse ante una representación fiel de la realidad: sentimientos personales del motociclista. como en el caso de La noche boca arriba. por medio del choque de campos semióticos que caracteriza el efecto fantástico. se está determinando su pertenencia a la otra dimensión. que implica la muerte. La otra dimensión puede ser realista.