You are on page 1of 18

CAPITULO 6. CIRCULACIÓN Y VORTICIDAD.

En mecánica de cuerpo rígido, los puntos que constituyen el cuerpo son tratados como un todo. Un enfoque similar se puede hacer en fluidos. Se puede considerar un grupo de parcelas de fluidos sobre una curva cerrada, e investigar lo que sucede con el grupo como un todo. Tomando una porción de una curva Γ, y considerando en principio la velocidad de una parcela, que se puede descomponer en sus componentes normal y tangencial sobre la curva. Del esquema se ve que: r vt = v ⋅ ˆ = v cos α t (va figura)

Se puede considerar la curva Γ formada por parcelas de fluidos. El grupo de parcelas que forman la curva se mueven a lo largo de Γ con una rapidez promedio, y si S es la longitud de Γ, entonces la rapidez promedio de vt por definición es: vt = 1 ∫ vt ds S Γ

Se define la circulación C de la velocidad por la expresión:
C = ∫Γ vt ds = ∫Γv cos αds

(va fig6-2)

1

Cap. 6

C es positiva cuando más parcelas se mueven en la dirección de la integración a lo largo de Γ en promedio. Circulación: es la integral de línea de la componente tangencial de la velocidad alrededor de una curva cerrada. Es una medida del movimiento de la parcela alrededor de una curva. La curva Γ rodea un área, que cuando se hace infinitesimal, la circulación indica una rotación del fluido alrededor de un eje normal a esa pequeña área, es decir de la vorticidad. Es un concepto útil aunque nunca se ha demostrado que los movimientos atmosféricos (u oceánicos) tengan lugar a lo largo de trayectorias cerradas. Si ds es infinitesimal, entonces ds = dr, con dr = t ds. Y como vt = v · t, entonces r r r C = ∫Γ vt ds = ∫Γ v ⋅ ˆds = ∫Γv ⋅dr t o bien: C = ∫ ( udx + vdy + wdz )
Γ

La unidad de medida de C es m2/s. Por ejemplo, para la tierra en rotación con Ω, en este caso v = Ω × R y la circulación es: r r 2π r r r C = ∫Γ v ⋅ dr = ∫ο Ω × R ⋅ dr
C = ∫ο ( ΩR )rdλ = 2πΩR 2

r

r

r

(fig.) 6.3a

2

Cap. 6

Se puede demostrar que la circulación C es igual a la suma de las circulaciones individuales cuando Γ se subdivide en pequeños subdominios, como en el esquema, así C = C1 + C2 + C3 + ··· (fig.) 6.3b

La subdivisión del dominio se puede hacer en áreas tan pequeñas como se quiera, y la circulación alrededor de cada una indica la rotación del fluido alrededor de un eje normal a cada área, esto indica que la circulación alrededor de Γ de alguna forma está relacionada con la vorticidad. En el ejemplo anterior se puede ver que C/π R2 = 2Ω, es decir la circulación dividida por el área que encierra Γ es el doble de su velocidad angular. Como ejemplo calculemos C en un pequeño circuito ∆Γ en el plano x, y, donde la velocidad cambia en ∆v cuando r cambia en ∆r, como se ve en el esquema. Fig6.4

3

Cap. 6

∆C = ∫x

x0 + ∆x
0

u 0 dx + ∫y

y 0 + ∆y
0

( v0 +

x y ∂v ∂u ∆x )dy + ∫x + ∆x ( u 0 + ∆y )dx + ∫y + ∆y v0 dy ∂x ∂y
0 0 0 0

 ∂v ∂u  ∆C =  − ∆x∆y  ∂x ∂y    Recordemos que la componente vertical de la vorticidad ζ es ζ= ∂v ∂u ˆ r − ≡ k ⋅ ∇ H × vH ∂x ∂y

Como ∆A = ∆x ∆y, se tiene que:

∆C = ζ ∆A
Cuando ∆ → 0, la suma de todas las contribuciones de ∆C da la circulación en torno a Γ, que es: r ˆ C = ∫ ∫A ζdA ≡ ∫A k ⋅ ∇ H × v dA que dice que la circulación es igual a la integral de área de la vorticidad, cuando se considera un área que encierra la curva Γ. En forma más general, la relación entre la circulación y la vorticidad, se puede obtener aplicando el teorema de Stokes al campo de velocidad: r r r ˆ C = ∫Γ v ⋅ dr = ∫A∇ × v ⋅ ndA Para un área finita, la circulación dividida por el área da el promedio de la componente normal de la vorticidad en esa región. La vorticidad se puede considerar como una medida de la velocidad angular local del fluido, es el doble de su velocidad angular.
4 Cap. 6

En forma análoga a las líneas de corriente se pueden dibujar líneas de vórtice, que son tangentes al vector vorticidad. Una curva cerrada que en todas partes del fluido encierre líneas de vórtice forma un tubo de vórtice. La r ˆ integral ∫A∇ × v ⋅ ndA representa el flujo de vorticidad normal a la superficie A, que se llama flujo de vórtice. Fig6.6

Ejemplo: para el caso de un flujo con velocidad v = bR t, b > 0 y R la distancia radial desde el centro de la circulación, que representa un flujo circular estacionario, calcular la circulación y la vorticidad. Solución:
r r 2π C = ∫Γ v H ⋅ dr = ∫0 bR( Rdθ ) = 2πR 2 b

C 2πR 2 b =ζ⇒ =ζ⇒ πR 2 A ζ = 2b Otra forma es haciendo el siguiente cálculo: ζ= v ∂v bR ∂v − = + =b+b R ∂n R ∂R

ζ = 2b
5 Cap. 6

VORTICIDAD ABSOLUTA. Si bien la velocidad absoluta va no es de interés en la mecánica de fluidos, la vorticidad de la va si lo es. Recordemos que: r r r r va = v + Ω × r El rotor de va se llama vorticidad absoluta qa, y su expresión es: r r r r r qa = ∇ × va = ∇ × v + Ω × r Desarrollando el último término, se tiene: r r r ∇ × Ω × r = 2Ω y reemplazando en la vorticidad absoluta, r r r qa = ∇ × v + 2Ω La vorticidad absoluta es igual a la vorticidad relativa más la vorticidad de la Tierra 2Ω. La componente vertical de la vorticidad terrestre se calcula de la expresión: r r r ˆ 2Ω = 2Ω cos φˆ + 2Ω sen φk j r r k ⋅ 2Ω = 2Ω sen φ = f
6 Cap. 6

(

)

(

)

Se ve que el parámetro de Coriolis f es la componente vertical de la vorticidad terrestre o planetaria 2Ω. Entonces la componente vertical de la vorticidad absoluta η, o simplemente vorticidad absoluta η, es:

η=ζ+f
La vorticidad absoluta es un concepto importante, por ejemplo, para flujo de gran escala ζ ∼ ± 10-5 s-1 y f ∼ 10-4 s-1, (-10-4 s-1 en el HS) | ζ | < f ⇒ η > 0 ciclónica casi siempre (HN) (η < 0 ciclónica HS) Valores negativos de η se dan en regiones aisladas del globo, por ejemplo, en cuñas inestables o cerca de frentes, y son de gran significado dinámico, ya que indican la inestabilidad del fluido.

TEOREMAS DE CIRCULACIÓN. Los vórtices no son fenómenos estacionarios, cambian su tamaño e intensidad y se mueven en el fluido. Por lo tanto se deben esperar cambios en la circulación y vorticidad en el tiempo. La curva Γ elegida arbitrariamente, formada por parcelas de fluidos, por lo que se llama curva material o física, también cambia su forma en el tiempo, pero siempre está compuesta por el mismo conjunto original de parcelas (liga de goma por ejemplo). Para una curva material, la tasa de cambio de la circulación dC/dt, que se llama "aceleración de la circulación" es: dC d r r = ∫ v ⋅ dr dt dt Γ
7 Cap. 6

(fig.)

La curva Γ cambia su forma en el tiempo, pero siempre es la misma, así d/dt no afecta a la integral. r r dC d r r r d ( dr ) dv r = ∫Γ ( v ⋅ dr ) = ∫ ⋅ dr + ∫ v ⋅ dt dt dt Γ dt Γ Se puede demostrar (tarea) que el segundo término de la integral se anula por ser la integral de una diferencial exacta, así queda: r dC dv r = ∫ ⋅ dr dt Γ dt Que es el enunciado del teorema de Kelvin y dice que la "aceleración de la circulación es igual a la circulación de la aceleración". Se puede combinar el teorema de Kelvin (que es cinemático) con la ecuación de movimiento y se obtiene una versión dinámica: r r r r  1 dC = ∫  − ∇p − 2Ω × v − ∇φ + F  ⋅ dr dt Γ  ρ 
8 Cap. 6

Se observa que r ∇p ⋅ dr = dp , r r ∇φ ⋅ dr = dφ ⇒ ∫ ∇φ ⋅ dr = ∫ dφ = 0
Γ Γ

Como

dp = αdp = d ( pα ) − pdα ⇒ ρ ∇p r dp ⋅ dr = − ∫ = − ∫ αdp = − ∫ d ( pα ) + ∫ pdα Γ ρ Γ ρ Γ Γ Γ

−∫

integral que representa el trabajo de expansión. Se puede demostrar (tarea) que el término de Coriolis se puede escribir de la siguiente forma:
r r r r r r 2 2 ∫Γ Ω × v ⋅ dr = 2Ω ⋅ ∫Γv × dr

y

∫ v × dr = dt 2 ∫ r × dr
Γ Γ

r

r

d 1 r

r

r 1 r r r recordando que el vector área A asociado con la curva Γ es A = ∫Γr × dr , así 2 queda r r r dA ∫Γv × dr = dt ⇒ r r r r r dA 2∫Γ Ω × v ⋅ dr = 2Ω ⋅ dt
9 Cap. 6

Reemplazando todos los términos modificados en la expresión de dC/dt, se obtiene el teorema de Bjerknes de la circulación, que describe como cambia en el tiempo la circulación relativa: r r dA r r dC = ∫Γ pdα − 2Ω ⋅ + ∫ F ⋅ dr dt dt Γ El último es un término disipativo y representa el trabajo por las tensiones viscosas. r r Geométricamente se obtiene que Ω ⋅ A = ΩAe , con Ae proyección de A r r sobre el plano ecuatorial y − 2Ω ⋅ ( dA / dt ) = −2ΩdAe / dt . Fig6.11

CIRCULACIÓN ABSOLUTA. Se define como: r r C a = ∫Γ va ⋅ dr , r r r r con va = v + Ω × r , que al reemplazar queda:
r r r r r C a = ∫Γv ⋅ dr + ∫ΓΩ × r ⋅ dr

10

Cap. 6

r r r C a = C + Ω ⋅ ∫Γr × dr ⇒ C a = C + 2ΩAe La circulación absoluta es la suma de la circulación relativa y un término que depende de la proyección sobre el ecuador del área máxima encerrada por Γ. La aceleración de la circulación absoluta es dC a dC dA = + 2Ω e , dt dt dt reemplazando en ésta la expresión de dC/dt queda r r dC a = ∫Γ pdα + ∫ΓF ⋅ dr dt que es el teorema de Bjerknes de la circulación absoluta. Si el área A está dirigida directamente sobre la vertical local, entonces Ae = sen φ y 2ΩAe = 2ΩA sen φ = fA C a = C + fA r r Se dijo que el término ∫ F ⋅ dr representa los efectos disipativos por viscosidad, que produce una reducción de la circulación. Veamos nuevamente el término ∫ pdα , si se representa el estado físico de cada punto sobre la curva material en el diagrama (α, p), esta integral da el área encerrada por la curva. Considerando isolíneas p, p+1, .... , y α, α + 1, ..... , en el diagrama (α, p), se define una red de cuadrados unitarios, por lo que el área de cada cuadrado es uno.
11 Cap. 6

(Ver esquema).6.13

Cada uno de estos cuadrados se llama solenoide (α, p) y se puede considerar el área total encerrada por la curva en el diagrama (α, p) como la suma de los cuadrados unitarios. Por lo tanto, se puede decir que la ∫ pdα es igual al número de solenoides encerrado por la curva en el gráfico (α, p) y se define el número de solenoides Np,α por:

Γ

pdα = N p ,α

Con esto se puede escribir el teorema de la circulación absoluta en la forma: r r dC a = N p ,α + ∫ΓF ⋅ dr dt El número de solenoides p,α puede ser positivo, negativo o cero, según el valor de la integral. El sentido de la aceleración de la circulación puede ser determinado en forma muy simple de un mapa de tiempo o de un corte vertical. Como dα es diferencial exacta, dα = ∇α · dr, así:
12 Cap. 6


como

r ˆ pdα = ∫Γ p∇α ⋅ dr = ∫ ∇ × ( p∇α ) ⋅ ndA Γ
A

∇ × ( p∇α ) = ∇p × ∇α + p∇ × ∇α = −∇α × ∇p = ∇α × ( −∇p ) se obtiene que: ˆ N p ,α = ∫Γ pdα ≡ ∫ ∇α × ( −∇p ) ⋅ ndA
A

r El vector solenoidal Np,α se define como N p ,α = ∇α × ( −∇p ) . 6.14

Cuando en la atmósfera los vectores ∇α y -∇p son colineales, se llama atmósfera barotrópica, aquí Np,α = 0; en caso contrario se llama baroclínica. Atmósfera barotrópica: una atmósfera en la cual las superficies de presión constante son también superficies de densidad constante. Atmósfera baroclínica: aquella en la cual las superficies isobáricas intersectan las superficies de densidad constante.
13 Cap. 6

LA ECUACIÓN DE VORTICIDAD. Para flujo cuasihorizontal en gran escala, estudiaremos las variaciones temporales de la vorticidad relativa ζ y absoluta η. Tomando la derivada temporal de la vorticidad relativa: r ˆ ζ = k ⋅ ∇ H × vH ⇒ r ∂ζ ∂ ˆ r ˆ ⋅ ∇ × ∂v H = ( k ⋅ ∇ H × vH ) = k H ∂t ∂t ∂t Tomando la ecuación de movimiento relativo horizontal: r r r ∂v r r ∂v ˆ r + v ⋅ ∇v + w + α∇p + fk × v − FRH = 0 ∂t ∂z El término de la advección horizontal se puede escribir como: (tarea) r r ˆ r v ⋅ ∇v = ζk × v + ∇( v 2 / 2 )

combinando con el término de Coriolis: r r ˆ r ˆ r v ⋅ ∇v + fk × v = ηk × v + ∇( v 2 / 2 )

y la ecuación de movimiento se puede escribir en la forma: r r r ∂v r ˆ × v + w ∂v + α∇p + ∇( v 2 / 2 ) − F = 0 + ηk RH ∂z ∂t
14 Cap. 6

ˆ Tomando el rotor de esta ecuación, operando con el término k ⋅ ∇ × , se obtiene la ecuación de vorticidad. Luego de aplicar ese operador (tarea hacer cálculos), se analiza cada término: r ˆ ⋅ ∇ × ∂v = ∂ζ k ∂t ∂t r r ˆ ˆ r k ⋅ ∇ × ( ηk × v ) = v ⋅ ∇η + η ∇v r r ˆ ⋅ ∇ w ∂v  = k ⋅ ∇w × ∂v + w ∂ζ ˆ k   ∂z ∂z  ∂z  ˆ ˆ k ⋅ ∇ × ( α ∇p ) = k ⋅ ∇α × ∇p ˆ k ⋅ ∇ × ∇( v 2 / 2 ) = 0 r ˆ k ⋅ ∇ × FRH no cambia Reagrupando todos los términos en la ecuación:
r r ∂ζ r ∂ζ r ˆ ˆ ⋅ ∇α × ∇p − η∇ ⋅ v − k ⋅ ∇w× ∂v + k ⋅ ∇ × F ˆ + v ⋅ ∇η + w = −k RH ∂z ∂t ∂z

Como f depende sólo de la latitud, se puede escribir f = f(y), lo que permite transformar los siguientes términos: ∂ζ ∂ ∂η = (ζ + f )= ∂t ∂t ∂t ∂η ∂ζ ∂ = (ζ + f )= ∂z ∂z ∂z
15 Cap. 6

De esta forma se obtiene la ecuación de la vorticidad absoluta: r r dη r ˆ ˆ ⋅ ∇α × ∇p − η∇ ⋅ v − k ⋅ ∇w × ∂v + k ⋅ ∇ × F ˆ = −k RH ∂z dt La vorticidad de la parcela de fluido puede cambiar por varios efectos: ˆ − k ⋅ ∇α × ∇p : la vorticidad cambia por la presencia de solenoides en una atmósfera baroclínica
r − η∇ ⋅ v , en gran escala η > 0. La convergencia ∇·v < 0, (divergencia ∇·v > 0) horizontal produce un aumento (disminución) de la vorticidad absoluta.

r ˆ ⋅ ∇w × ∂v : se llama término de deformación o inclinación. Su efecto es −k ∂z convertir vorticidad horizontal en vorticidad vertical por efecto de las variaciones horizontales del movimiento vertical. r ˆ k ⋅ ∇ × FRH : es el término de fricción; tiene un efecto retardador sobre la vorticidad. Con la hipótesis de Navier-Stokes, para ν constante se escribe ν∇2ζ. En regiones donde ζ tiene un máximo positivo (negativo), ∇2ζ < 0 (∇2ζ > 0), el efecto de este término es reducir extremos de vorticidad por difusión a través del fluido. Además de los cuatro efectos mencionados, se pueden producir variaciones locales de vorticidad absoluta y relativa ( ∂η / ∂t ≡ ∂ζ / ∂t ) por advección de vorticidad horizontal y vertical. La fuerza de Coriolis puede producir cambios de vorticidad aún si la vorticidad relativa es inicialmente cero. La advección de la vorticidad de la Tierra contribuye a cambios locales, en la forma: r r − v ⋅ ∇η = v ∇( ζ + f )

16

Cap. 6

Si inicialmente ζ = 0, se reduce a r ∂f ∂f − v ⋅ ∇η = −u − v = −βv ∂x ∂y donde
β=
∂f se llama parámetro de Rossby, corresponde a la variación ∂y

latitudinal de f. ∂( 2Ω sen φ ) ∂( 2Ω sen φ ) 2Ω cos φ = = ∂y RT ∂φ RT

β=

β representa la magnitud del gradiente de vorticidad planetaria ∇f. Si el aire se mueve hacia el norte, v > 0, (sur, v < 0) se advecta vorticidad planetaria negativa (positiva) sobre un punto y ∂η / ∂t ≡ ∂ζ / ∂t ≠ 0 aún si todos los otros términos son nulos. Para el término de la divergencia, si inicialmente ζ = 0, se reduce a: r r − η∇ ⋅ v = − f∇ ⋅ v y el término de Coriolis genera vorticidad. Para un fluido incompresible, barotrópico y sin fricción, de profundidad H, la ecuación de vorticidad se reduce a: r r ˆ ∂v dη = − η ∇ ⋅ v − k ⋅ ∇w × ∂z dt Como el fluido es incompresible, dρ r r ∂w = 0⇒∇⋅v = 0⇒∇⋅v + =0 ∂z dt
17 Cap. 6

Sabemos que se puede asociar la divergencia vertical con la tasa de cambio fraccional de la altura H, ∂w / ∂z = dH / Hdt . Si se desprecia el término de inclinación, que para el caso de viento geostrófico este término si se anula, la ecuación de vorticidad reducida se simplifica a: dη η dH = dt H dt que se puede escribir en la forma: 1 dη 1 dH − =0 η dt H dt d  η  d ζ + f  =  dt  H  dt  H  =0 

La cantidad (ζ + f)/H se llama vorticidad potencial y la última ecuación es la ecuación de vorticidad potencial. Indica que para un fluido incompresible, barotrópico, sin fricción la vorticidad potencial se conserva, es decir (ζ + f)/H es constante. Si el flujo es horizontal, w = 0, el término de divergencia vertical se anula, se obtiene la ecuación de vorticidad barotrópica: d (ζ + f )= 0 dt que indica que la vorticidad absoluta η = ζ + f se conserva en este caso.

18

Cap. 6