You are on page 1of 71

La reforma de Naciones Unidas: entre el juego político y la coherencia

INFORME Nieves Zúñiga García-Falces Analista del Centro de Investigación para la Paz (CIP-FUHEM) Corrección: Mónica Lara del Vigo Edita: Centro de Investigación para la Paz (CIP-FUHEM) C/ Duque de Sesto 40, 28009 Madrid Teléfono: 91 576 32 99 Fax: 91 577 47 26 cip@fuhem.es www.cip.fuhem.es CENTRO DE INVESTIGACIÓN PARA LA PAZ (CIP-FUHEM) Creado en 1984 por FUHEM como una institución privada, independiente y no gubernamental, el Centro de Investigación para la Paz es un instituto de análisis sobre cuestiones internacionales que aborda, desde una perspectiva multidisciplinar, los conflictos armados, sus causas y actores, la prevención y los procesos de reconstrucción y resolución de conflictos. - Sumario. - Naciones Unidas en el contexto internacional del siglo XXI. . La ONU en el punto de mira. . Críticas y problemas de Naciones Unidas. . Algunas razones para defender la ONU. - La reforma de la ONU en el juego político internacional. . Propuestas e intereses de los Estados para reformar la ONU. - La coherencia entre el discurso y la práctica: un asunto pendiente. . El Derecho Internacional como garantía para la paz.

. La participación no estatal en la ONU: propuestas. - Bibliografía. LA REFORMA DE NACIONES UNIDAS: ENTRE EL JUEGO POLÍTICO Y LA COHERENCIA Nieves Zúñiga García-Falces, analista del Centro de Investigación para la Paz (CIP-FUHEM). Julio de 2005 En 2005 la Organización de Naciones Unidas (ONU) celebra su 60º aniversario. Durante estas seis décadas ha conseguido importantes logros, pero también ha manifestado problemas. A partir del 11 de septiembre de 2001, la imagen de la ONU se ha visto especialmente dañada. Varias de las críticas que recibe se fundamentan en problemas reales, pero es importante prestar atención también a los intereses de quienes las formulan. EEUU, el actor con más influencia en la ONU, ha sido y es su principal opositor. Sin embargo, a pesar de los problemas que existen en la organización y que se traducen en ineficacia e incoherencia, Naciones Unidas es más necesaria que nunca. Así lo reconoce la práctica totalidad de sus Estados miembros y la sociedad civil organizada, que reivindica una participación en el proceso de reforma que se aborda en septiembre de 2005. La Asamblea General tomará las decisiones pertinentes para renovar una organización cuyos objetivos continúan siendo la paz y seguridad internacional, el desarrollo y la consolidación de los derechos humanos, pero cuya estructura se inscribe dentro del juego político de los Estados que la controlan. En la actualidad la ONU sufre una crisis que trasciende a la propia organización y refleja la situación del sistema multilateral. El funcionamiento de Naciones Unidas depende de los intereses geoestratégicos de los Estados miembros y de sus luchas de poder, lo que en ocasiones colisiona con los principios de paz, seguridad y derechos universales. Por eso algunos autores afirman que la ONU tiene el fracaso escrito en su ADN. Sin embargo, ¿la crisis internacional se resolvería si la organización desapareciera? La ONU es necesaria, pero requiere una reforma que la actualice pues el contexto internacional de 2005 es diferente al de 1945, fecha en la que se creó la organización. Su reforma se inscribe por tanto en esa realidad cambiante. Naciones Unidas en el contexto internacional del siglo XXI El escenario en el que la ONU desarrolla su acción es el de la globalización política, social y económica. En

palabras de David Held, se trata de un mundo de “comunidades de destino solapadas”, en el que las trayectorias de los países se encuentran profundamente entrelazadas las unas con las otras.1 En esta dinámica EEUU juega un papel fundamental como gran potencia. En los últimos años, las condiciones de interdependencia política han adquirido relevancia debido a la transformación de las relaciones internacionales respecto a la seguridad. La política exterior de EEUU, fuertemente marcada por el unilateralismo; la consideración del terrorismo internacional como amenaza mundial; y las tensiones entre las principales potencias del mundo sobre cómo abordar los nuevos desafíos de la seguridad internacional, han determinado esa transformación.2 La negativa de las potencias que componen el Consejo de Seguridad a aprobar una resolución que legitimase la guerra contra Irak propuesta por EEUU, y la posición de países como Chile o México en contra del proyecto estadounidense, condujeron a la superpotencia a cierto aislamiento que le llevó a buscar aliados a través de coaliciones fuera del ámbito de la ONU. Finalmente, EEUU utilizó su capacidad para imponer su voluntad sobre el Derecho Internacional y sobre Naciones Unidas. A lo largo de la historia, la política exterior de EEUU ha tenido dos objetivos principales: promover el bienestar económico y la seguridad de su población dentro y fuera del país; y defender sus intereses geoestratégicos. Tras la II Guerra Mundial, la promoción de la democracia y la expansión de la economía de libre mercado se sumaron a sus propósitos a escala internacional. 1 David Held, Un pacto global, Taurus, Madrid, 2005, p. 15. 2 Ver Claudio Fuentes (coord.), Paz, crisis regional y política exterior de EEUU. Informe regional América Latina, FLACSO Chile, Santiago de Chile, 2004. En el año 2000, George W. Bush redefinió la política exterior renunciando a algunos acuerdos internacionales relacionados con la proliferación de armas y el enjuiciamiento de oficiales por crímenes de lesa humanidad. Las medidas adoptadas por Bush responden a los proyectos imperiales recogidos en el Project for a New American Century elaborado por Cheney, Rumsfeld y Wolfowitz antes de la guerra contra Irak e incluso de la elección de Bush.

Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, la nueva estrategia de seguridad estadounidense incluyó la necesidad de prepararse ante amenazas como el terrorismo internacional, las armas de destrucción masiva y los rogue states o “Estados canallas”. A partir de entonces, EEUU ha priorizado en su agenda la seguridad y las acciones preventivas. Como consecuencia, la ayuda económica y militar ha quedado condicionada al apoyo que los demás países otorguen a los intereses estadounidenses. La ayuda que EEUU ha ofrecido a países como Pakistán o Colombia (aunque corrompan los principios democráticos o violen normas internacionales en materia de derechos humanos), entre otros, es un ejemplo. EEUU ha sustituido el concepto de contención aplicado durante la Guerra Fría por el de prevención, según el cual es necesario anticiparse ante una potencial agresión. La caótica situación que vive Irak y los ataques terroristas contra Occidente (los ocurridos en Madrid en marzo de 2004 y los más recientes en Londres en julio de 2005) son algunos de los resultados de esa estrategia. La forma en que EEUU usa la fuerza, cuestiona conceptos básicos del Derecho Internacional, se opone a las reglas del juego establecido por Naciones Unidas, afecta directamente a la población civil y alimenta la tensión y el odio dentro de una dialéctica de “buenos y malos”, “amigos y enemigos”. Paralelamente, EEUU consolida una forma de actuar unilateral que desestabiliza el sistema internacional con consecuencias especialmente negativas para los Estados más débiles. De hecho, la opción militar escogida por EEUU para resolver conflictos despierta los mayores temores en los países en desarrollo. Cuando el Consejo de Seguridad se opuso a los planes de atacar Irak, EEUU buscó aliados para dotar de legitimidad a su plan y, a la vez, desarrolló una campaña de crítica y deslegitimación contra Naciones Unidas promovida por el grupo neoconservador. La designación de John Bolton, conocido por su abierta oposición a la ONU, como representante de EEUU en la organización parece indicar la continuidad de la hostilidad pública estadounidense contra la ONU. El nombramiento de Paul Wolfowitz al frente del Banco Mundial hace pensar en su dominación. Pero en realidad, las estrategias que usa Bush contra el multilateralismo no son nuevas. La creación de alianzas ad hoc para consolidar políticas internacionales es casi una tradición de la política exterior estadounidense. La Administración de Harry S. Truman, por ejemplo, se desvió del camino que había promovido Franklin D. Roosevelt para la ONU, enfocado en crear una organización de seguridad colectiva para la paz mundial. Por el contrario, Truman impulsó la creación de alianzas de seguridad bilaterales construidas sobre el esquema amigo-enemigo.

Incluso durante la Administración Roosevelt, Nelson Rockefeller, responsable para los asuntos de América Latina, constituye un buen ejemplo de las acciones internacionales de EEUU en contra del principio de que todas las disputas debían resolverse en la ONU. Al margen de la idea de afianzar el dominio estadounidense a través de una organización de seguridad colectiva, Rockefeller se dedicó a extender el control de EEUU en América Latina mediante una alianza militar y de seguridad pero con un fuerte interés económico de fondo. Su objetivo era proteger los regímenes latinoamericanos pro estadounidenses frente a la subversión interna a cambio del acceso a sus recursos. Así logró también los votos decisivos de varios países latinoamericanos a la hora de consolidar su posición durante la creación de la ONU. En opinión de Peter Gowan, la actividad de Rockefeller en América Latina y en San Francisco, cuando se firmó la Carta de la ONU, significó “que estaba ofreciendo un modelo político para la organización del poder global estadounidense, en parte alternativo y en parte complementario del modelo rooseveltiano de la ONU: los perfiles de un mundo capitalista subordinado a EEUU mediante un sistema de alianzas amigo-enemigo centrado en el anticomunismo”.3 Hoy el sistema internacional ha cambiado y EEUU, aunque con otra intensidad, continúa priorizando sus intereses particulares por encima de los universales representados por la ONU. De hecho, la intelectualidad conservadora de EEUU ha logrado persuadir a muchos de sus ciudadanos de que la ONU es el producto de una conspiración extranjera, es decir, ha hecho olvidar su origen, muy cercano a los intereses estadounidenses. La ONU en el punto de mira La invasión de Irak constituyó, en palabras de Luigi Ferrajoli, el “primer acto” de una guerra madurada hace tiempo, que se pretende “infinita” y cuyos objetivos son eliminar o marginar a la ONU por un lado y, por otro, someter el orden internacional al dominio estadounidense y al principio de la relegitimación de la guerra como instrumento para gobernar el mundo y para resolver los problemas y disputas internacionales.4 3 Peter Gowan, “EEUU/Naciones Unidas”, New Left Review, en www.newleftreview.org/Espanol EEUU es el Estado que más poder posee en la organización, pero también el que más se ha opuesto a ella. Desde su creación en 1945, las grandes potencias han utilizado a la ONU para apoyar sus causas particulares. Especialmente EEUU, que a lo largo de este tiempo ha procurado que la organización internacional no supusiera un obstáculo para sus intereses, situando en un segundo plano los principios que la fundaron, basados en la paz y en la resolución de conflictos armados.

Por otro lado, cuando ha sido necesario ha descargado sobre Naciones Unidas la responsabilidad de la gestión o contención de conflictos en los que EEUU no tenía interés. La ONU empezó a ser un estorbo para EEUU a partir de la Guerra Fría. Por un lado, se convirtió en un instrumento superfluo para estabilizar las relaciones entre los principales centros capitalistas, ya que EEUU tenía capacidad por sí mismo para imponer el control tanto en Europa occidental como en Asia oriental. Por otro, los principios de seguridad colectiva basados en la soberanía estatal absoluta y en defender el statu quo frente a potencias revisionistas, planteados por Naciones Unidas, se transformaron en un obstáculo. El hecho de que los Estados pudieran organizar sus economías de acuerdo a su voluntad podía perjudicar a las empresas estadounidenses, que dependían de si las disposiciones internas daban libertad a los operadores financieros externos y otorgaban a las empresas extranjeras el derecho de comprar las industrias nacionales. Esto hizo que durante los años noventa EEUU y otros países europeos intentaran modificar el enfoque de la ONU respecto a la soberanía, argumentando que ésta no podía ser incondicional sino que debía ser otorgada o retirada por la comunidad internacional de acuerdo al comportamiento del régimen interno. El discurso universal de los derechos humanos limitó este proyecto pero, en la actualidad, la doctrina estadounidense de lucha contra el terrorismo se está utilizando con la misma finalidad, como una excusa para intervenir en los asuntos de Estados independientes. Según Peter Gowan, el modelo de la ONU dejó de afrontar cuestiones decisivas para Washington, como penetrar en los Estados capitalistas existentes y reorganizar sus dispositivos internos para que se adecuaran a sus propósitos; y derrotar las fuerzas sociales que rechazaran la vía estadounidense a la modernidad no en nombre del tradicionalismo, sino de una modernidad alternativa.5 Esto explicaría la actitud crítica de EEUU respecto a la organización internacional. 4 Luigi Ferrajoli, Razones jurídicas del pacifismo, Trotta, Madrid, 2005, p. 66. 5 Peter Gowan, op. cit. La guerra contra Irak también significó una guerra contra la ONU. Numerosos Estados y gran parte de la opinión pública mundial se sintieron decepcionados por la incapacidad de la organización para impedir esta imposición estadounidense. El atentado en Bagdad contra las oficinas de la ONU, que le costó la vida al representante del Secretario General, Sergio Vieira de Mello, puede interpretarse como ejemplo de que buena parte del mundo percibe a Naciones Unidas como un instrumento de ciertos Estados.

La crisis en Irak fue un fuerte golpe a la credibilidad de la organización frente a la opinión pública. Esta coyuntura fue aprovechada por EEUU, que ha usado escándalos como la corrupción del programa Petróleo por Alimentos, en el que se involucra al hijo de Kofi Annan, para desviar la atención de los verdaderos problemas del sistema internacional. La ONU atraviesa numerosas dificultades, pero no existe otra alternativa real. Su gran dilema es el compromiso de representar a los pueblos del mundo y su realidad de ser una organización intergubernamental responsable de sus Estados miembros y dependiente de ellos. Críticas y problemas de Naciones Unidas Entre los problemas de la ONU se puede mencionar la falta de representatividad, un sistema democrático cuestionable, su debilidad respecto a otros actores internacionales y la ausencia de un presupuesto suficiente para llevar a cabo sus misiones. En función de estos problemas se le hacen, entre otras, las siguientes críticas: - La composición del Consejo de Seguridad no es representativa ni adecuada para el mantenimiento de la paz y seguridad internacional, pues refleja un mundo pasado. Es necesario adaptarla a la realidad actual, marcada en parte por el factor nuclear y las dinámicas de integración económica regional. - La ONU posee un carácter antidemocrático reflejado principalmente en el derecho de veto de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad. La democratización de sus órganos de gobierno pasaría por la supresión de los privilegios que ostentan los cinco miembros permanentes y por la instauración de un sistema igualitario entre los pueblos a los que representa. - El carácter anquilosado y vulnerable del sistema de defensa colectivo creado en 1945. Hoy no es posible mantener un sistema de defensa diseñado en función del tipo clásico de guerra (de invasión y conquista territorial), dada la evolución de la tecnología bélica (armas nucleares) y la realidad difusa de la guerra (en red, no estatal, privatizada).6 - El doble rasero que persiste en el tratamiento de las crisis. Las respuestas de Naciones Unidas a menudo no responden a los objetivos generales de la organización, sino que dependen de las prioridades geopolíticas de las grandes potencias. En este sentido destaca la falta de respuesta de la comunidad internacional ante el genocidio en Ruanda en 1994, a pesar de la voz de alarma que dio el comandante de la Misión de Naciones Unidas de Asistencia a Ruanda (UNAMIR), Romèo Dallaire.7

- La subordinación de Naciones Unidas a las instituciones financieras internacionales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización Mundial del Comercio (OMC). 6 Ver José Manuel Pureza, “Vuelve la batalla por la reforma de la ONU”, en Escenarios de conflicto. Irak y el desorden mundial. Anuario CIP 2004, CIP-FUHEM, Icaria, Barcelona, 2004, pp. 47-57. Sobre las formas de las guerras ver Mary Kaldor, Las nuevas guerras, Tusquets, Barcelona, 2001. El ejemplo más reciente de la debilidad de la ONU fue su incapacidad para impedir la guerra contra Irak. Sin embargo, es importante subrayar que, al no aprobar una resolución que legitimara la guerra, la postura de la ONU fue coherente y de acuerdo a la legalidad internacional. Si por el contrario hubiera autorizado la ofensiva, habría perdido realmente su legitimidad. El problema no está en el contenido, es decir, en el Derecho Internacional representado por la organización, sino en su falta de aplicación. La ONU es débil frente a EEUU y las organizaciones financieras internacionales, pero no tanto como para ir en contra de sí misma y violar los principios legales que promueve. En el caso de Irak, la ONU demostró su validez, que radica también en otros muchos aspectos. Algunas razones para defender la ONU A raíz de la intervención militar de EEUU en Irak surgen dos interrogantes: ¿Se podría prescindir de Naciones Unidas? ¿Cuál es su utilidad? La amenaza que supone para el mundo la política estadounidense de Goerge W. Bush, acompañada por el peligro de la escalada de la guerra y la violencia impulsada por su proyecto hegemónico, hace que sea necesario establecer un sistema multilateral sólido a través de la rehabilitación de la ONU y el Derecho Internacional. La desaparición de la organización implicaría dar vía libre a este proyecto hegemónico, cuyas consecuencias serían el incremento de la inseguridad debido a la inestabilidad de los países ocupados, el aumento del odio a Occidente y la escalada del terrorismo, entre otras. Pero, además, existen otras razones para defender su existencia. 7 Ver entrevista a Romèo Dallaire en Papeles de Cuestiones Internacionales, CIP-FUHEM, Nº 86, verano 2004, pp. 159-168. Desde su creación, la ONU ha sido responsable de importantes avances en la elaboración de normativas

internacionales sobre cuestiones como el medio ambiente o la proliferación de armas nucleares, los procesos de descolonización, la intervención humanitaria, la consolidación y ampliación de los derechos humanos y la promoción del respeto a la diversidad e igualdad de oportunidades. Además de su propósito de erradicar los conflictos armados, para lo que ha aumentado el número de operaciones de paz, su importancia radica en que ha logrado un sistema de cooperación en los ámbitos económico y social que ha dado lugar a un concepto de paz entendida en sentido amplio. Algunos autores señalan otras aportaciones positivas de la ONU:8 - Ha establecido un foro de deliberaciones de ámbito internacional en el que, en principio, todos los Estados son iguales en ciertos aspectos. Esta es una medida importante para muchos países en vías de desarrollo y para los que apuestan por el consenso para la solución de problemas internacionales. - Proporcionó un modelo formal para la descolonización. - Ha contribuido al desarrollo de un complejo sistema de ejercicio del poder para la provisión de “bienes públicos internacionales” (el control del tráfico aéreo, las telecomunicaciones, el correo, el control de enfermedades contagiosas, la ayuda humanitaria para los refugiados y para las víctimas de desastres naturales y la protección de cuestiones medioambientales), asuntos para los que se requiere la cooperación internacional. - Ha colaborado en la promoción de principios sobre el ejercicio del poder global, alternativos a los principios geopolíticos tradicionales, basados en la toma de decisiones colectivas entre los gobiernos y las organizaciones no gubernamentales. Además ha potenciado un régimen supranacional con relación a los derechos humanos. - Ha contribuido a la inclusión de sectores de la población marginados como los pueblos indígenas. Su trabajo en este sentido, aunque no exento de problemas, ha supuesto un gran impacto respecto al reconocimiento de estos grupos a nivel nacional, un paso necesario para que su situación real mejore.9 La reforma de la ONU es imprescindible para mantener los espacios que se han creado y defender el multilateralismo como sistema de funcionamiento internacional. La dificultad reside en que su sistema interestatal impide independizar los principios universales que representa, de los deseos de los Estados que la controlan. Sin embargo, la necesidad de reforma es tan acuciante que tanto los Estados miembros como la sociedad organizada apuestan por “recuperar la ONU”.

8 David Held, Anthony McGrew, David Goldblatt y Jonathan Perraton, Transformaciones globales. Política, economía y cultura, Oxford University Press, México, 2002, pp. 44 y 45. 9 Nieves Zúñiga García-Falces, “Los pueblos indígenas y el sistema internacional: formalización jurídica, participación y desafíos”, ponencia presentada en el seminario internacional Pueblos indígenas de América Latina. Realidad y retos, organizado por la Fundación La Caixa, Barcelona, 27 y 28 de abril de 2005. La reforma de la ONU en el juego político internacional Desde sus inicios la ONU ha estado sometida a los intereses de los Estados que la fundaron, especialmente de EEUU. La Carta de Naciones Unidas incorporó la división política de Estados-nación poderosos, con intereses geopolíticos propios. La materialización de ello es el Consejo de Seguridad como el actor más poderoso de la organización. Detrás de la creación de la ONU está el proyecto expansionista de Franklin D. Roosevelt, que se esforzó en fortalecer el poderío militar estadounidense para crear una potencia hegemónica global. Stephen Schlesinger sostiene en su libro Act of creation que “la creación de la ONU fue desde el principio un proyecto de EEUU, elaborado por el Departamento de Estado, expertamente guiado por dos presidentes e impulsado por el poder estadounidense”.10 La política del poder global y la expansión internacional del capitalismo estadounidense irán de la mano desde el diseño de la idea. La Administración Roosevelt llegó a la conclusión de que las instituciones internacionales podían jugar un papel fundamental para avanzar en dos direcciones: el nivel ético del proyecto político internacional, que serviría para lograr un mundo mejor y con cuyo discurso se ganaría a la ciudadanía; y tener un soporte para desarrollar la idea de liderazgo mundial. La prioridad de EEUU era expandir el poder y los negocios estadounidenses en todo el mundo capitalista. Roosevelt pensó en la estructura interna de la ONU como el dominio de un grupo de potencias. A diferencia de la Sociedad de Naciones, la nueva organización otorgaría un poder mínimo a los miembros de la Asamblea General y todo el poder ejecutivo a unos pocos Estados permanentes, sin olvidar nunca establecer las condiciones para asegurar el dominio estadounidense. EEUU, Reino Unido y la Unión Soviética fueron los primeros candidatos para conformar el grupo de los poderosos. La preocupación de Joseph Stalin era asegurar que la nueva institución no pudiera utilizarse para coaligar Estados contra la URSS. Ante un panorama en el que varios de los Estados miembros estarían bajo control estadounidense

y otros tantos dependientes del Imperio Británico, Stalin exigió que todas las repúblicas soviéticas fueran admitidas como miembros -finalmente fueron aceptadas Ucrania y Bielorrusia-. 10 Citado en Peter Gowan, op. cit., p. 22. La propuesta de Winston Churchill fue que la ONU poseyera una estructura regional conformada por un consejo de las Américas, un consejo de Europa y otro de Asia oriental, dejando el sur de Asia, Oriente Próximo y África sin regulación. Con esta concepción regionalista, Churchill pensó que defendía el liderazgo británico en Europa. Roosevelt rechazó este regionalismo y optó por una estructura centralizada bajo un directorio global de las grandes potencias. Para asegurar la supremacía mundial de EEUU propuso a un nuevo miembro: China. Confiando en que este país le sería fiel, sus cálculos eran que de los cuatro, EEUU tendría el apoyo de dos: China y Reino Unido (tras la guerra, Inglaterra dependería de los recursos y la ayuda militar estadounidenses). Pero Churchill disentía de la posición de Roosevelt y buscó una contrapartida proponiendo a Francia para la conformación del grupo. A pesar del primer rechazo por parte de EEUU, este país se unió al grupo de las cinco grandes potencias. Estos cinco países -EEUU, Reino Unido, Rusia, Francia y China- conformarían el Consejo de Seguridad, donde realmente residía el poder de decisión gracias al derecho de veto. Las diferencias entre la URSS y EEUU con respecto hasta dónde debía llegar el veto (cuestiones sustanciales y/o de procedimiento) se resolvieron satisfactoriamente para este último país, pues Stalin cedió porque concedía más importancia a su control sobre Europa oriental que a la estructura de las nuevas instituciones internacionales. En la actualidad, la reforma del Consejo de Seguridad es el aspecto crucial dentro de reforma de la ONU. Y es que el Estado continúa siendo el principal actor internacional. Al contrario de lo que sostienen algunos, la globalización económica no ha supuesto el fin del Estado-nación. La expansión de la economía de libre mercado y el consiguiente crecimiento de las empresas ha significado una descentralización del poder y la clasificación de los Estados en los más fuertes y en los dependientes, generando un sólido sistema de interdependencia. Últimamente el sistema de Estados-nación incluso se ha visto reforzado por la expansión de nuevas formas de cooperación multilaterales traducidas en acuerdos interestatales. La influencia de los Estados más poderosos se ha visto reforzada por las alianzas que conforman grupos como el G-8. Asimismo, se ha producido un aumento general

del poder militar de numerosos Estados, y en particular de EEUU, tras el 11-S. Esto refleja la capacidad de algunos países para mantener sus posiciones y luchar por sus intereses particulares. Propuestas e intereses de los Estados para reformar la ONU La crítica situación en Irak, que afecta no sólo a EEUU sino también a los países colaboradores, y la continuidad de los ataques terroristas en diferentes países, han minado la confianza de la comunidad internacional en EEUU. Al mismo tiempo, determinados Estados, ausentes de las esferas de poder en instancias multilaterales, han mostrado interés por participar activamente en la política internacional. Por ejemplo, Chile y México se opusieron a que el Consejo de Seguridad apoyara la guerra contra Irak. Estos hechos y la desaprobación del Consejo de Seguridad respecto a los planes estadounidenses indican la reestructuración que está teniendo lugar en el sistema internacional. En este contexto se plantea el dilema sobre cómo los países emergentes pueden participar políticamente en las instancias multilaterales, teniendo en cuenta que en ellas se beneficia a las grandes potencias. La respuesta puede estar en la integración. Pero, en palabras de José Miguel Insulza, vicepresidente de Chile, “esta integración no debe ser sólo económica, también los países deben ser capaces de integrarse políticamente, de crear regímenes internacionales con la posibilidad de no sólo contrarrestar a las grandes potencias, sino de formular condiciones que permitan llevar a los países medianos a un sitial de importancia en el sistema internacional”.11 La inclusión de nuevos miembros en los órganos de poder de la ONU responde al espíritu que acompañó a la organización desde su creación y que, si bien no se ha dado de manera justa, consiste en la inclusión planetaria. Dicho espíritu responde al principio de igualdad soberana de todos los Estados, declarado en la Conferencia de San Francisco, que implicaba la potencial incorporación de todas las naciones representantes de los pueblos del mundo. Sin embargo, en la práctica, el universalismo de la organización ha dependido de la coalición aliada en la II Guerra Mundial, que determinó la composición de los cincos miembros permanentes del Consejo de Seguridad y la exclusión de Alemania y Japón. El carácter inclusivo de la ONU ha otorgado a la organización cierta autoridad. No obstante, su universalismo perdía valor desde que el poder de decisión se concentrara en el Consejo de Seguridad y no en la Asamblea General. Ahora que la ONU cumple 60 años, ha llegado el momento de aplicar su universalidad al menos ampliando la capacidad de decisión a un número mayor de sus miembros. La reforma del Consejo de Seguridad es el mecanismo

que se propone para ello. En el informe del Grupo de Alto Nivel sobre las Amenazas, los Desafíos y el Cambio Un mundo más seguro: la responsabilidad que compartimos, presentado en diciembre de 2004, se exponen dos modelos para la reforma del Consejo de Seguridad. El objetivo es lograr mayor representatividad, especialmente de los países menos desarrollados, y convertirlo en un órgano más democrático y que rinda cuentas de su actuación. El primer modelo crea seis nuevos miembros permanentes (previsiblemente Japón, Alemania, Brasil, India, Suráfrica y Nigeria) y tres puestos no permanentes de dos años de duración. El segundo modelo no plantea establecer puestos permanentes, sino ocho nuevos miembros rotativos con un mandato de cuatro años renovables y un nuevo miembro no permanente con un mandato como el actual, de dos años no renovables. El Grupo de Alto Nivel recomienda no modificar ni ampliar el derecho de veto de los actuales cinco miembros permanentes en ninguno de los dos modelos.12 11 Claudio Fuentes, 2004, op. cit., p. 8. Sin embargo, la no modificación del veto hace difícil un cambio real del sistema, que requeriría un desplazamiento del poder a la Asamblea General. Según autores como Peter Gowan o Danilo Zolo, solo una conmoción como la que provocaría que uno o varios países relevantes del Tercer Mundo se retirara de la organización haría cambiar el estatus del Consejo de Seguridad. Pero, por el momento, “la resistencia frente al poderío estadounidense sigue estando en las calles de Faluya y de Bagadad, no en los lobbies que se pueden formar en la ONU”. Entre los Estados miembros existen diferentes propuestas para la reforma. - G-4: Brasil, Alemania, Japón, India: La propuesta del G-4, presentada oficialmente en julio de 2005, consiste en una ampliación del Consejo de Seguridad de 15 a 25 miembros, con seis nuevos escaños permanentes con derecho a veto y cuatro rotativos. Los

candidatos a los escaños permanentes serían estos cuatro Estados y dos países más africanos asignados por la Unión Africana. (Ésta ha manifestado que quiere dos puestos permanentes para países de su continente). Alemania, Brasil, India y Japón están dispuestos a renunciar al derecho de veto por al menos 15 años sin son aceptados por el Consejo como permanentes. Para que sea aprobada esta propuesta, el G-4 necesita que vote a favor la mayoría de los dos tercios de la Asamblea General (128 votos de los 191 Estados miembros de la ONU). Numerosos países, entre los que se encuentran Rusia y EEUU, se han opuesto al proyecto del G-4. Canadá, Chile y México, así como el Grupo de Países Afines, liderados por Italia, también se mostraron contrarios. Pakistán se opone al G-4 por su rivalidad con India. China también se muestra reacia por sus diferencias con Japón. Bélgica, Dinamarca y Reino Unido mostraron su apoyo a la propuesta. - Grupo de Países Afines: 12 Grupo de Alto Nivel, Un mundo más seguro: la responsabilidad que compartimos, ONU, diciembre de 2004. En www.un.org El Grupo de Países Afines está formado por Argelia, Argentina, Colombia, España, Italia, Kenia, México, Pakistán y República de Corea. Todos ellos apoyan el segundo modelo propuesto con el fin de promover la democratización y la rendición de cuentas a partir de la rotación de los miembros. Según este grupo, este modelo, con las modificaciones necesarias, es más democrático y más flexible, provee una justa y equitativa representación, es más transparente y responsable (en beneficio de los países desarrollados y en desarrollo) y preserva el balance institucional entre los órganos principales. En el documento Unidos por el Consenso, presentado en febrero de 2005, los nueve países manifestaron su acuerdo sobre la necesidad de reformar la ONU, y en particular el Consejo de Seguridad, para fortalecer su credibilidad, efectividad y legitimidad. Este grupo reclama que los Estados miembros tengan derecho a participar en los distintos órganos de la ONU bajo el principio de igualdad soberana, a través de elecciones periódicas que aseguren la rendición de cuentas. - Grupo de Países Amigos:

México, Alemania, Argelia, Australia, Canadá, Chile, Colombia, España, Japón, Kenia, Nueva Zelanda, Países Bajos, Pakistán, Singapur y Suecia son los 15 integrantes de este grupo. Fue promovido por México en abril de 2004 para impulsar una reforma integral de la ONU ante la crisis de un sistema multilateral insuficiente para atender las amenazas y retos actuales. Apuesta por una reforma completa de la organización internacional y no centrada exclusivamente en el Consejo de Seguridad. La diversidad de sus integrantes (con el fin de reflejar la pluralidad de pensamientos dentro de la ONU), la flexibilidad y una actitud abierta a escuchar opiniones de terceros países son las principales características del grupo. Su objetivo es encontrar las fórmulas concretas que permitan llevar a la práctica las recomendaciones del informe del Grupo de Alto Nivel para fortalecer el sistema de seguridad colectiva. Además consideran que el cumplimiento de los Objetivos del Milenio para el Desarrollo es un aspecto central del proceso de reforma de la organización internacional. - España: España participa tanto en el Grupo de Países Afines como en el Grupo de Países Amigos. Se pronuncia a favor de una reforma de la ONU y de la necesidad de que se adapte al actual contexto internacional y a sus nuevos desafíos. Por eso apoya la revitalización de la Asamblea General y considera que debe profundizarse en la reflexión de la reforma del Consejo Económico y Social (ECOSOC) y del Consejo de Seguridad, sin reducir la actualización de la organización a este último órgano. Para España es importante que la reforma del Consejo de Seguridad se base en la salvaguarda de los intereses superiores de la ONU, se logre con el consenso de los Estados miembros y mejore su representatividad, democratización, eficacia y transparencia. Por ello defiende el aumento del número de miembros no permanentes, con el fin de que las diversas áreas geográficas estén representadas mediante una elección periódica por la Asamblea abierta a todos los Estados miembros, grandes y pequeños. Así se reforzaría la democratización del Consejo. España no apoya el incremento del número de miembros permanentes, con o sin derecho de veto, porque esta medida no se corresponde con el sistema internacional del siglo XXI. Sí apuesta por crear fórmulas que permitan periodos más largos de permanencia. También propone que se limite el derecho de veto de los miembros permanentes para aumentar la eficacia del Consejo de Seguridad y facilitar el proceso de toma de decisiones. Así se evitaría que un solo país pueda bloquear la acción del Consejo.

Restringir el derecho de veto a las decisiones comprendidas dentro del ámbito del Capítulo VII de la Carta o determinar que el veto, para surtir efecto, debería ser interpuesto por al menos dos Estados, son algunas de las fórmulas que plantea. Además insiste en que debe existir más intercambio y comunicación entre el Consejo de Seguridad y los otros Estados miembros. Una posible vía es potenciar sus reuniones públicas para que exista más transparencia y su funcionamiento sea abierto y accesible. España también es partidaria de que el Consejo de Seguridad contacte más con la sociedad civil, especialmente con las ONG, los medios de comunicación y los ámbitos académicos, empresariales y sindicales. En definitiva, desea que la reforma se haga con un espíritu de consenso que proteja la cohesión de la organización. - EEUU: Las prioridades de EEUU para la reforma de Naciones Unidas se centran en los siguientes aspectos: desarrollo económico, gestión, derechos humanos, terrorismo, democratización, responsabilidad de proteger, prevención de la proliferación de armas de destrucción masiva y reforma del Consejo de Seguridad. En este último punto, EEUU se muestra a favor de una ampliación y respalda la candidatura de Japón como miembro permanente, así como la de otros dos países con categoría de permanente y dos o tres de semipermanente de acuerdo a los siguientes criterios: población, capacidad militar, contribución al mantenimiento de la paz (peacekeeping), compromiso con la democracia y los derechos humanos, aportación económica a la ONU y equilibrio geográfico. EEUU se muestra contrario al proyecto del G-4 ya que, en su opinión, la ampliación a 10 nuevos miembros que propone restaría eficacia a la actuación del Consejo. La Casa Blanca espera que la ONU focalice su interés en cuestiones de terrorismo, colabore en la reconstrucción de Irak , y reestructure la Comisión de Derechos Humanos para que no pueda participar en ella un gobierno dictatorial. Los ex congresistas Newt Gingrich y George Mitchell proponen en un informe que la Comisión de Derechos Humanos esté formada sólo por gobiernos democráticos. Esta medida hace pensar de nuevo en la dialéctica de “buenos y malos”, en cómo y quién valorará si un gobierno es democrático y en que dicho método clasificatorio, en todo caso, debería aplicarse a todos los países por igual.

También el factor económico es importante en las propuestas de reforma. Recientemente el Congreso votó a favor de que EEUU no pague las deudas pendientes con la ONU hasta que no se realicen las reformas que propone, algo que puede utilizarse como chantaje para continuar con la contribución económica estadounidense a la organización. En septiembre de 2005, la Asamblea General discutirá y tomará decisiones respecto a las propuestas para la reforma de la ONU planteadas en el informe del Grupo de Alto Nivel y en el presentado por Kofi Annan en marzo de 2005, Un concepto más amplio de la libertad: Desarrollo, Seguridad y Derechos Humanos para todos.13 13 Ambos informes se pueden consultar en www.un.org El actual proceso de discusión es percibido por muchos Estados miembros como una oportunidad que no hay que perder. Muchos países reafirman el derecho de todos los Estados miembros a participar en los distintos órganos de la ONU bajo el principio de igualdad soberana. La idea del consenso es fundamental para el buen hacer de la reforma y para fortalecer la credibilidad y legitimidad de la organización. La coherencia entre el discurso y la práctica: un asunto pendiente El principal desafío de la ONU para el siglo XXI es crear un sistema de seguridad colectivo que sea eficaz y equitativo y que, a la vez, esté gestionado por una organización con legitimidad y buen funcionamiento. Sin embargo, la falta de coherencia entre el discurso y la práctica contribuye a erosionar su credibilidad. No se trataría tanto de modificar el contenido del discurso que maneja la ONU, como de establecer una estructura que permita llevarlo a cabo. Naciones Unidas es una organización interestatal que representa la legalidad internacional. Sus principios son los del Derecho Internacional, que regula las relaciones internacionales, y no hay ningún otro actor tan consolidado ni que represente la legalidad internacional de la misma forma. La acción de la ONU y su poder deben dirigirse a garantizar esa legalidad por encima de los Estados que se oponen a ella. Si se pretende realmente que la ONU sea garante de la paz y seguridad internacional, es fundamental aumentar su autonomía respecto de los intereses de los Estados. De esta forma, su difícil tarea en materia de construcción nacional (nation-building) y construcción estatal (state-building) respondería a principios universales y no a intereses particulares.14 El Derecho Internacional como garantía para la paz Garantizar la paz significa asegurar los derechos. Y garantizar ambos es tutelar la seguridad. El Derecho es un mecanismo fundamental para limitar los superpoderes susceptibles de convertirse en absolutos y para garantizar la

convivencia pacífica a través de la igualdad y la protección de los intereses de todos. Así se recoge en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948: “Es indispensable que los derechos humanos sean protegidos mediante normas jurídicas si se quiere evitar que el hombre se vea constreñido a recurrir, como última instancia, a la rebelión contra la tiranía y la opresión”. Desde esta perspectiva, aumentar la coherencia de la ONU pasaría por que su reforma suponga una limitación de la soberanía de los Estados. Autores como Luigi Ferrajoli, Daniele Archibugi o David Held proponen la idea de una democracia internacional.15 No se trata de crear un gobierno mundial -esto implicaría la concentración de decisiones en un grupo de países no necesariamente democrático-, sino de que exista un ordenamiento basado en el carácter democráticorepresentativo de los órganos supraestatales y en su función de garantía de la paz y los derechos fundamentales. Es decir, la soberanía debería ser desplazada por el constitucionalismo.16 El Derecho Internacional se convertiría así en fuente de regulación y en criterio de legitimación y deslegitimación, tanto en las relaciones internacionales entre Estados como en la relación de estos con sus ciudadanos en el ámbito interno. 14 En este sentido destaca la propuesta de crear una Comisión de Consolidación de la Paz. Sobre dicha propuesta ver Nieves Zúñiga García-Falces, “La Consolidación de la Paz de Naciones Unidas: un desafío a la coherencia”, en www.fride.org 15 Luigi Ferrajoli, Razones jurídicas del pacifismo, Trotta, Madrid, 2004; Daniele Archibugi, Democracia cosmopolita: una respuesta a las críticas, CIP-FUHEM, Madrid, 2005; David Held, Un pacto global, Taurus, Madrid, 2005. 16 En este sistema, una Constitución establece los principios sobre los que se gobierna un Estado. Como afirma Daniele Archibugi, todos los actores de la vida política deben formar parte de un sistema constitucional. Y, de la misma forma que a nivel nacional cada país tiene su Constitución (que recoge los principios de la vida política de ese país, pone orden y establece los principios a los que deben someterse los actores políticos nacionales), a nivel internacional debería existir algo similar. Daniele Archibugi, “Democracia cosmopolita para una alianza de civilizaciones”, ponencia presentada en el Encuentro Internacional Complutense Alianza de Civilizaciones. Seguridad Internacional y Democracia Cosmopolita, organizado por el Instituto Complutense de Estudios Internacionales y FRIDE, Madrid, 6 y 7 de junio de 2005. Por otra parte, la jurista Monique Chemillier-Gendreu señala que, para que el Derecho Internacional exista, debe ser

suscrito por los Estados.17 No existe un Derecho que se pueda imponer a un Estado que no lo ha suscrito. Sin embargo, que lo haya suscrito tampoco es garantía de cumplimiento. En este sentido, serían necesarios mecanismos para controlar el cumplimiento de la ley por parte de los Estados. El Derecho Internacional existe, pero falta un sistema adecuado de garantías capaz de asegurar su efectividad, así como sanciones y procedimientos para aplicar las leyes. Ferrajoli plantea que, antes que esperar improbables cambios en el núcleo de poder de la ONU, hay que desarrollar el Derecho Internacional existente. Por ejemplo, habría que eliminar la actual impunidad para las violaciones de los derechos humanos y utilizar la investigación y el castigo de esas violaciones como principal garantía del derecho. El derecho no es una garantía, sino un instrumento cuyo uso debe igualar el desequilibrio de fuerzas. A su vez, la utilización del Derecho Internacional legitimaría la lucha de los movimientos sociales y supondría una vuelta a los principios originarios de la Carta y la Declaración. Sin embargo, resultaría demasiado ingenuo esperar que los Estados se sometan a mecanismos de control si todo depende de ellos. En este sentido, la incorporación de actores no estatales a las estructuras de poder de Naciones Unidas supondría un mayor equilibrio y favorecería su democratización. La participación no estatal en la ONU: propuestas El futuro de la ONU es una de las principales causas de movilización de organizaciones sociales de todo el mundo, que reivindican su participación en el proceso de reforma. Una muestra de ello es el encuentro que en noviembre de 2004 reunió en Padua (Italia) a más de 350 organizaciones de 26 países, bajo el lema “Reclaim our UN” (“recuperar nuestra ONU”). Otros ejemplos son las redes internacionales creadas sobre esta cuestión,18 la presencia de Naciones Unidas como tema de discusión en el Foro Social Mundial de Porto Alegre 2005, o las movilizaciones que en septiembre de 2005 se producen en distintos puntos del planeta para defender la continuidad de la organización internacional. El sueño de movimientos sociales de Europa, América, África, Asia y Oceanía es una organización que sea el principal actor internacional, abierta y receptora de la diversidad de la sociedad civil, garante del derecho y la democracia internacional y cuya prioridad sean los seres humanos. Por eso, numerosas organizaciones y movimientos sociales se han apropiado de la idea de la ONU, “porque es nuestra, es de todos”, y rechazan que su reforma se plantee solo en el ámbito intergubernamental. Se habla, por

todo ello, de “recuperar nuestra ONU”. Pero, ¿qué significa recuperar Naciones Unidas? 17 Monique Chemillier-Gendreu, “Quelle justice universelle pour une société plurielle?”, ponencia presentada en el Encuentro Internacional Complutense Alianza de Civilizaciones. Seguridad Internacional y Democracia Cosmopolita, organizado por el Instituto Complutense de Estudios Internacionales y FRIDE, Madrid, 6 y 7 de junio de 2005. 18 Ver www.reclaimourun.org ; y Foro Mundial de Redes de la Sociedad Civil-UBUNTU (www.ubuntu.upc.edu ). Desde la sociedad han surgido diversas propuestas. Entre ellas destaca la formulación de una Constitución Mundial con tres principios fundamentales: el Estado de derecho a escala global, y no solo nacional como sucede hoy; la separación de poderes y la democracia participativa. También se ha propuesto la creación de un Parlamento Mundial, elegido por los ciudadanos, como mecanismo para lograr una democracia y una instancia de representación ciudadana a nivel mundial. ( si una nueva educación no crea un nuevo ciudadano, capaz de llevar adelante estas iniciativas y cumplirlas, quedará todo en el terreno del ideal pero no en la práctica) Desde la sociedad civil, la democratización se plantea como uno de los pilares fundamentales de la reforma. Se demanda que la organización abra sus puertas a las autoridades locales, Parlamentos y organizaciones de la sociedad que son reflejo de la diversidad social, étnica y de género. Para ello se propone crear una Asamblea Popular que represente a los pueblos y que se sumaría a la de los gobiernos. De este modo la ONU recuperaría legitimidad y credibilidad ante la sociedad civil y ésta ejercería su derecho a participar en la organización. Además se crearía un espacio de comunicación directa entre los Estados y la sociedad civil. La participación de ésta podría darse mediante un Observatorio con el que controlar el cumplimiento de los tratados internacionales por parte de los Estados. Los responsables de este mecanismo de vigilancia, que tendría carácter jurídico, serían civiles con el derecho de denunciar y sancionar a los gobiernos incumplidores. Desde la sociedad civil también se reclama que la seguridad se entienda en términos humanos y no exclusivamente militares, incluyendo tanto la dimensión económica-social como la legal. Ante el desequilibrio de fuerzas entre los organismos destinados a velar por la seguridad (Consejo de Seguridad) y aquellos reservados al desarrollo (Consejo Económico y Social, ECOSOC), se insiste en promover y desarrollar las diversas agencias de la ONU y en la posibilidad de crear un Consejo de Desarrollo y Seguridad Humana. Respecto al Consejo de Seguridad, su estructura y actividad se considera contradictoria con los conceptos de democracia y seguridad humana. Para estos sectores, lo importante no es que existan nuevos miembros permanentes o qué países entrarían a formar parte de él, sino que esté regido por un sistema democrático que

permita la rotación de sus miembros, en un sistema de semipermanencia. También es necesaria una nueva arquitectura financiera que permita el multilateralismo. El poder de la ONU ha sido en parte arrebatado por las instituciones de Breton Woods. Esta situación la convierte en una organización dependiente y posibilita su control por actores como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) o la Organización Mundial del Comercio (OMC). Es poco probable que los Estados que actualmente ostentan mayor poder en Naciones Unidas permitan fácilmente cambios en esta dirección. Sin embargo, la influencia de la sociedad civil en los asuntos internacionales cada vez es mayor y ya se ha expresado con resultados concretos, como su participación activa en la conformación de la Corte Penal Internacional.19 En septiembre de 2005 hay una oportunidad para avanzar en el camino hacia la paz abierto por la ONU en 1945. Si ésta representa a los pueblos y los Estados representan a los ciudadanos, la participación de ambos actores como miembros reconocidos fortalecería a la organización internacional, aumentaría su legitimidad y abriría una oportunidad a la coherencia. Bibliografía Annan, Kofi, Un concepto más amplio de la libertad: Desarrollo, Seguridad y Derechos Humanos para todos, Naciones Unidas, marzo 2005, doc. A/59/2005 en www.un.org Archibugi, Daniele, Democracia cosmopolita: una respuesta a las críticas, CIP-FUHEM, Madrid, 2005. Archibugi, Daniele, Il futuro delle Nazioni Unite, Edizioni Lavoro, Roma, 1995. Asociación de las Naciones Unidas Española (ANUE), Anuario 2004, Barcelona, 2004. Baylis, John y Steve Smith, The Globalitation of World Politics, Oxford University Press, Oxford, 2005. Falk, Richard, “The United Nations System: Prospects for Institutional Renewel”, Working Papers, The United Nations University, WIDER, Nº 189, julio de 2000. Ferrajoli, Luigi, Razones jurídicas del pacifismo, Editorial Trotta, Madrid, 2004.

19 Para un estudio del papel desempeñado por la sociedad civil global en el desarrollo de la Corte Penal Internacional y un análisis de la relación que existe entre la creación del Derecho y la participación política, ver Marlies Glasius, “La Corte Penal Internacional: una sociedad civil global”, Papeles de Cuestiones Internacionales, CIP-FUHEM, Nº 84, invierno 2003-2004. Fuentes, Claudio (coord.), Paz, crisis regional y política exterior de EEUU. Informe regional América Latina, FLACSO Chile, Santiago de Chile, 2004. Glasius, Marlies, “La Corte Penal Internacional: una sociedad civil global”, Papeles de Cuestiones Internacionales, CIP-FUHEM, Nº 84, invierno 2003-2004. Gowan, Peter, “EEUU/Naciones Unidas”, New Left Review, en www.newleftreview.org/Espanol Grupo de Alto Nivel, Un mundo más seguro: la responsabilidad que compartimos, Naciones Unidas, diciembre 2004, doc. A/59/565 en www.un.org Held, David, Un pacto global, Taurus, Madrid, 2005. Held, David, Anthony McGrew, David Goldblatt y Jonathan Perraton, Transformaciones globales. Política, economía y cultura, Oxford University Press, México, 2002. Held, David, La democracia y el orden global. Del Estado moderno al gobierno cosmopolita, Ediciones Paidós, Barcelona, 1997. Kaldor, Mary, La sociedad civil global. Una respuesta a la guerra, Tusquets, Barcelona, 2003. Kaldor, Mary, Las nuevas guerras, Tusquets, Barcelona, 2001. Kelsen, Hans, La paz por medio del derecho, Editorial Trotta, Madrid, 2003. Peral, Luis, “La realidad y el deseo de la reforma de Naciones Unidas”, Papeles de Cuestiones Internacionales, CIPFUHEM, Nº 84, invierno 2003-2004. Pureza, José Manuel, “Vuelve la batalla por la reforma de la ONU”, en Escenarios de conflicto. Irak y el desorden mundial. Anuario CIP 2004, CIP-FUHEM, Icaria, Barcelona, 2004, pp. 47-57.

Sills, Joe, The Role of the United Nations in Forming Global Norms, International Relations Studies and the United Nations Occasional Papers, 2001. Zúñiga García-Falces, Nieves, “Los pueblos indígenas y el sistema internacional: formalización jurídica, participación y desafíos”, ponencia presentada en el seminario internacional Pueblos indígenas de América Latina. Realidad y retos, Fundación La Caixa, Barcelona, abril 2005. Zúñiga García-Falces, Nieves, “La Comisión de la Consolidación de la Paz de Naciones Unidas: un desafío a la coherencia”, en www.fride.org

Cura y Regeneración a través de la Música
Por Corinne Heline
LA MÚSICA COMO UN AGENTE CURATIVO PARA LA LOCURA. Cuando la música, como agente curativo, pase a ser más generalmente reconocida, probablemente va a ser utilizada más extensamente en las primeras etapas de casos mentales que ningún otro agente. Está naturalmente reconocido que se puede llegar a tales pacientes en forma más inmediata y efectiva que a los pacientes por dolencias físicas. El triple cuerpo del hombre está ligado a un triple espíritu por medio de la mente. Como se expuso previamente, cada uno de estos vehículos o principios emite una nota clave propia. Si estas notas fuesen alteradas de modo de crear una disonancia entre los cuerpos, suficientemente grande como para crear una ruptura entre cualquier grupo de dos de ellos, el resultado es alguna forma de desorden mental. En el caso de la idiotez, es la relación armoniosa entre los cuerpos etérico y de deseos la que está perturbada. El cuerpo etérico está regido por Acuario y está afinado al La Mayor, tres sostenidos; el cuerpo de deseos está bajo

Capricornio, afinado a Sol Mayor, un sostenido. La mente está bajo Sagitario, afinado a Fa Mayor, un bemol. El espíritu está bajo Leo y afinado a Si-bemol Mayor, dos bemoles. Cuando tiene lugar una ruptura entre el cuerpo de deseos y la mente, el resultado es un loco maníaco furioso. Una ruptura entre la mente y el espíritu tiene el efecto de volver a la víctima virtualmente desprovista de consciencia. Produce la mente astuta y solapada, la persona desalmada capaz do cometer los crímenes más indescriptibles. La música en las claves mencionadas, resultará beneficiosa en el tratamiento de estas diversas formas de aberración mental. Según el tipo de locura, se puede diagnosticar la naturaleza de ruptura mental según la cual el caso puede ser tratado provechosamente por la música en las claves correspondientes a los vehículos afligidos. La nota clave del triple cuerpo de la humanidad, sin excepción, es Si Mayor, y está relacionada a Piscis. La nota del espíritu, como se observó previamente, La Sostenido Mayor (Leo). Como lo hemos observado, el cuerpo humano está afinado a la totalidad de la escala cromática. Con la enfermedad viene una disonancia entre los tonos. Esto es particularmente notorio en la locura. La atmósfera que rodea a un hospital de insanos está compenetrada con las disonancias de sonidos imperfectos. Una persona sensitiva es agudamente sensible de este hecho y de su efecto debilitante sobre pacientes sensibilizados. Naturalmente esto retrasa la recuperación de dichos enfermos. Aquí podemos encontrar una razón importante para la débil respuesta al tratamiento en muchos casos. La aplicación científica de la música terapia puede hacer mucho para remediar esta condición. Como ya se ha observado, Fa es la nota clave de la tierra. Corresponde también a las notas de los signos mentales Géminis y Sagitario (Fa Sostenido y Fa Natural, respectivamente). Este hecho destaca el propósito principal de la evolución del hombre sobre la tierra que corresponde al desarrollo del poder de la mente. Alcanzar la inteligencia universal y la identificación con la mente divina es su meta. Cuando la actividad vibratoria de un cierto órgano parte de su condición normal y el ritmo acostumbrado se rompe, resulta la enfermedad. Siendo la mente un instrumento creativo y el canal por medio del cual los poderes del espíritu trabajan sobre el cuerpo, es capaz de transformarse en el agente principal en cualquier forma de tratamiento. Dado que esto es así, el tratamiento musical debería estar dirigido, en todos los casos, en primer lugar a aquietar la mente, estableciendo la armonía, y luego a la vivificación de sus poderes para el trabajo que está llamado a realizar en la curación de cualquier dolencia física. Esto puede ser logrado tocando las cuerdas en la escala de Fa y Fa Sostenido. Una dolencia corporal no siempre está indicada en el horóscopo por el signo que gobierna la, parte afligida. A veces está señalado por el signo opuesto, ya que las fuerzan opuestas se entremezclan en el cuerpo. Por ejemplo, Tauro

y Escorpio son signos opuestos, el primero rige la garganta, el último rige los órganos de la generación. Consecuencialmente los problemas de la garganta pueden provenir de aflicciones ya sea de Tauro, o de Escorpio. Que en muchos casos proviene de Escorpio es particularmente evidente en los adolescentes. En la edad de la pubertad cuando las fuerzas de Escorpio están especialmente activas, la reacción de la garganta está decididamente marcada, de una manera u otra. Los niños producen un cambio en la voz. A veces la naturaleza de la configuración es tal, que la dolencia pasa con la adolescencia, en otros casos la molestia se acentúa. La estrecha relación que existe entre los signos opuestos se evidencia musicalmente en sus respectivas notas claves. Por ejemplo en los dos signos considerados anteriormente, Tauro y Escorpio, el primero emite el sonido de la nota Mi Sostenido y el último, el Mi natural. La música en clave de Mi encierra la cualidad de pureza y curación por medio de la regeneración, siendo más efectivo Mi bemol para loa Egos de cuerpos femeninos y Mi Sostenido para aquellos de forma masculina. En vista de estos hechos, es bueno seleccionar la mágica en la clave de Mi para los niños que estén terminando su segundo septenario, cuando el cuerpo de deseos desarrolla su poder, de latente a expresión dinámica. La curación será permanente sólo cuando esté basada y armonice con la naturaleza y constitución del hombre. Las dolencias a la garganta, por ejemplo, pasarán con la regeneración del hombre. Y no solamente esto, sino que la garganta pasará a ser entonces el centro de la fuerza creativa que ahora funciona en la base de la espina dorsal. Sus funciones se habrán elevado a un nivel más alto. La palabra hablada portará entonces el poder de la creación directa. Esa fue la forma en que Dios creó el cielo y la tierra y todo lo que hay allí dentro. El hombre, hecho a Su imagen, hará algo no inferior algún día. Géminis rige los pulmones y también las fuerzas de la mente humana a diferencia de la mente más alta o divina. La desarmonía del ritmo del cuerpo se exteriorizará finalmente en el cuerpo físico. Por ejemplo, a la tuberculosis se le puede seguir la pista correspondiente a un acentuado materialismo en vidas pasadas. Sagitario el signo opuesto a Géminis, rige la base de la espina dorsal y los huesos sacros. Es en esta parte del cuerpo donde los’ fuegos espirituales primero se encienden para quemar la escoria de la naturaleza más baja y extraer de allí esa esencia pura que pasan a ser las aguas vivas de vida eterna a que se refiere Jesús. Sagitario rige también la mente Cristificada, un estado que sigue a la purificación mental y redención del cuerpo. Repitamos, Géminis emite el sonido de la nota clave de Fa Sostenido y Sagitario, el Fa natural. El rol de la clave de Fa es abrir las vías para las fuerzas de la purificación mental y regeneración, tan pronto como los poderes de la clave Mi, trabajen para la purificación y la redención del cuerpo físico. Otro par de opuestos son Cáncer y Capricornio, el primero rige el estómago, el último, las rodillas. Las afecciones

del estómago resultan de los apetitos desenfrenados en el pasado y las enfermedades de las extremidades provienen de la mala vida. Espiritualmente, Capricornio eleva al hombre a un lugar donde la conciencia de Cristo nace dentro de él y Cáncer lo promueve a las glorias trascendentales de la Iniciación. La nota clave de Cáncer es Sol Sostenido y el de Capricornio es Sol natural. La clave de Sol desata las fuerzas de la iluminación espiritual. El tono inicial es emitido en la clave simple o natural; las cualidades subjetivas liberadas por el signo hacen contacto con el hombre por medio de las cualidades subjetivas y las cualidades objetivas son liberadas y hacen contacto en la forma similar par medio de los Sostenidos. Aries rige la cabeza con sus diversos órganos, y Libra, su signo opuesto, los riñones. Espiritualmente interpretado, Aries libera los impulsos más elevados del espíritu y Libra construye la sabiduría, que es del alma. La nota clave de Aries es Re bemol y la de Libra, Re natural. Por lo tanto, Re es un conjuro que libera una renovación de la fuerza espiritual para la restauración del hombre, cuando las aflicciones se centren en los órganos regidos por estos signos. Virgo rige los intestinos, y su signo contrario, Piscis, los pies. La nota clave de Piscis es servicio por medio de la santidad, y la de Piscis es servicio por medio de la unidad. La nota clave de Virgo es Do Mayor; la de Piscis Si Mayor. Los impulsos musicales de Virgo-Piscis se manifiestan por medio de los tonos de Si y Do y emiten un sonido que es una llamada al servicio. La curación para aflicciones de estos signos se efectiva más fácilmente en sus características espirituales fundamentales por medio del servicio prestado a otros. Estas dolencias rara vez son de tal naturaleza como para impedir el servicio en alguna forma, aunque un esfuerzo de voluntad es necesario a veces para llevarlo a cabo. Las vibraciones de la nota Si, también ayudarán a desarrollar la fuerza de voluntad. Leo rige el corazón, y su polaridad opuesta, Acuario, rige los tobillos. La nota clave de Leo es La Sostenido; Acuario, La natural. La fuerza que motiva a Leo es el amor; la de de Acuario la mentalidad. Su combinación en el plano más elevado de manifestación producirá al súper hombre de la Era de Acuario que viene. Lograr esta unión del corazón y la mente es un proceso difícil y usualmente involucra ajustes que no son posibles sin sufrir desarmonías transitorias. La nota clave del La emana una fuerza radiante que el hombre puede traducir en su punto más elevado en verdadera humildad y compasión. Cuando esta cualidad de Leo y Acuario pasa a ser dominante en la vida de un

hombre, las enfermedades que ahora afligen la vida personal, tanto mental como física, desaparecerán. Esta es la verdad suprema enviada en el mensaje musical de la nota La. CONTINUARÁ

El Destino de las Naciones De A. A. Bailey, (año 1937) Consideración de algunas ciudades y sus Rayos
Francia es un país regido por Piscis y Leo, y expresa egoicamente el quinto Rayo de Conocimiento Concreto o Ciencia, y la personalidad, el Rayo de Inteligencia Activa. El alma de Francia rigió subjetivamente a Europa durante la parte más importante e influyente de la era de Piscis, que va desapareciendo; matizó y dominó por su personalidad de Leo, gran parte de los acontecimientos en Europa, durante la Edad Media y por muchos siglos; fue la mediadora de la cualidad pisciana en la civilización del entonces mundo conocido, y con su definida personalidad de Leo auto consciente, auto centrada, brillantemente inteligente e individualista condicionó a Europa. Esta personalidad de Leo es responsable del espíritu intensamente nacionalista del francés moderno, que rechaza en él esa tendencia más acuariana hacia una conciencia universal o hacia la expresión del alma avanzada pisciana, a fin de salvar al mundo: Francia está antes que el mundo. La lección que Francia debe aprender hoy es que la salvación de los demás constituye la meta de su alma pisciana, y que en esto el auto interés de Leo precipita el conflicto al cual Francia está despertando lentamente. El rayo egoico de Francia es el de Ciencia Concreta y, actuando conjuntamente con Leo, la energía del quinto signo zodiacal ha dado al pueblo francés su brillantez intelectual y sus prejuicios científicos. Las fuerzas cristalizantes afluyen a través de París, cuya personalidad está regida por Capricornio; sin embargo, el alma de la nación se nutre en esa gran capital por medio del alma de la ciudad, energetizada por Virgo, y no olviden que Virgo es el polo opuesto de Piscis, y el Cristo Niño en Virgo llega a su pleno florecimiento en Piscis. Aquí reside la esperanza de Francia. Quizás recuerden, cuando hace algunos años señalé, que de Francia surgiría una gran revelación sicológica o del alma, que iluminaría el pensamiento del mundo. Si pudiera atraerse el verdadero elemento pisciano y neutralizarse el egoísmo y los intereses auto proteccionistas, la nación francesa se liberaría algún día para conducir al mundo espiritualmente como lo hizo eficazmente en el pasado, en los aspectos

político y cultural, pero ello sólo ocurrirá cuando el rayo de la personalidad se subordine al rayo del alma, y Leo responda a la influencia acuariana, en la era venidera, con el predominio de Acuario. El Sol, como regente de Leo, hizo de Francia lo que ella fue, cuando iluminó a Europa durante siglos, en el aspecto personalidad y no en el espiritual, pues la influencia que ejerció nunca fue espiritual en el sentido en que se debe comprender esta palabra. Esotéricamente, Plutón, uno de los regentes de Piscis, debe actuar, trayendo la muerte de la influencia de la personalidad, fomentada por Leo; esto puede hacerse sin mayor disolución externa de la forma de la nación, por medio de la benéfica influencia de Júpiter, regente exotérico de Piscis. Lo que la vida nacional de Francia necesita es una expresión más espiritual del segundo Rayo de Amor Sabiduría, que en el pasado llevó al éxito material y que puede inundar el mundo, por intermedio de Francia, cuando muera para su no yo. Capricornio, que rige a París, significa muerte, e iniciación a la vida espiritual; aquí reside la elección de Francia. Con la cooperación que puede prestar Plutón se producirán las condiciones que llevarán a la revelación en Virgo (que rige el alma de París), siendo posible en conexión con este poderoso e influyente país una contribución a la vida de la humanidad, de gran eficacia para traer las nuevas y deseadas condiciones a Europa, pero las exigencias de Francia, para su propia seguridad personal, deben ceder su lugar a la seguridad del todo, contra la agresión, el mal y el temor; deberá dar fin a sus ideas de venganza o desmembramiento de otros países, en bien de su propio interés, si la verdadera alma de Francia puede ser expresada. Por lo tanto los siguientes signos (energía cósmica) y los planetas trasmisores de energía solar y cósmica, son los factores encarnados actualmente que condicionan a Francia. FRANCIA 1. Piscis -con sus regentes: Júpiter y Plutón. 2. Leo -con su regente: el Sol. 3. Virgo -con sus regentes: Mercurio, la Luna, Júpiter. 4. Capricornio -con sus regentes: Saturno y Venus. (la nación) (la nación) (París) (París)

5. Influencias de rayo, de naturaleza indirecta, que llegan vía los regentes planetarios:

1.

2do. Rayo --Amor Sabiduría, vía Júpiter y el Sol. Son los más poderosos. la influencia

2. 1er. Rayo -Poder o Voluntad, vía Plutón. Es también el Rayo Destructor y puede matar .. de Leo.

3. 3er. Rayo -Inteligencia Activa, vía Saturno. Coopera con la personalidad de tercer rayo .. de Francia, ofreciendo ahora Saturno una oportunidad muy definida, por medio del . enfoque de poder que existe hoy en París. d. 4to. rayo -Armonía a través del Conflicto, vía Mercurio. ¿Puede Francia trabajar por la mundo en el período de posguerra? . armonía del

e. 5to. rayo -Ciencia Concreta o Conocimiento, vía Venus. En esta colaboración con el … rayo del alma, que es también el quinto rayo, puede causar, por medio de la nación . francesa, la culminación de la influencia o genio pisciano. f. 4to. rayo --Esta vez vía la Luna, ayudando así la tarea de Mercurio. y provocando el … conflicto interno necesario que liberará a Francia de Leo y del control de su . . . .. personalidad auto centrada. Llamaré la atención sobre el hecho de que la astrología, en la que estoy insistiendo, concierne a las energías efectivas con lo que ellas son y de donde provienen. Vuelvo a repetir, como lo he hecho frecuentemente, que no me ocupo de la astrología profética. En el futuro, el énfasis de la astrología será puesto sobre las energías disponibles, el uso que el sujeto hace de ellas y la oportunidad que ofrecen en un momento dado. Me he referido a Francia, algo detalladamente, para que puedan apreciar el alcance de las influencias que determinan a cualquier nación y hacen de, ella lo que es en cierta época. La combinación del poder pisciano en la era de Piscis, más la potente naturaleza de Leo, permitió a Francia en un tiempo expresar bastante fenoménicamente su subjetiva tendencia innata de salvar al mundo (porque Francia está esencialmente en el Sendero de los Salvadores del mundo); esta tendencia fue ayudada por la brillante y clara visión de los rayos quinto y tercero, con sus prejuicios intelectuales, además de la oportunidad ofrecida por Saturno, el regente de París. Esto permitió a Francia realizar la gran Revolución Francesa y asestar uno de los mayores golpes para liberar a la humanidad de la esclavitud. Esto ocurrió dos veces en la era de Piscis: una, cuando se firmó la Carta Magna en Runnymede y otra en la Revolución Francesa.

El reconocimiento de la importancia de los derechos de la humanidad, como un todo, llegó al mundo por intermedio de Francia y marcó un punto elevado y culminante en la evolución de la nación. Desde entonces, Capricornio y Plutón han causado la cristalización y la muerte o temporaria obscuración, del entonces emergente aspecto alma (hablando simbólicamente), y la nota emitida por Francia no ha sido altruista. Las fuerzas del alma están actuando, pero Francia se halla todavía regida predominantemente por la personalidad y los aspectos egoístas de las influencias de Leo. A Francia aún le interesa más Francia que la humanidad, y la cuestión es: ¿Puede realizar la terrible tarea de descentralizarse, de sacrificarse por el bien común, de renunciar a sus sueños por la visión del todo y hollar así nuevamente y con más plenitud el Sendero de un Salvador del Mundo? Aún no hay signos de esto; cuando llegue el momento de los tratados de paz, se verá más claramente el camino que tomará Francia y si trabajará por la paz y la seguridad del todo, con amor y sabiduría, o sólo por Francia, con brillante intelecto y egoísmo. Brevemente analizaremos uno o dos países más, para que los estudiantes puedan hacer comparaciones y comprender las relaciones y futuras posibilidades. Alemania está regida por Aries, y muestra la poderosa influencia de este primer signo, en combinación con la de su alma de cuarto rayo (el Rayo de Armonía a través del Conflicto). Con una simple interpretación de esto, deducimos que se observa el comienzo de una nueva fase y ciclo en la historia del país, que adquiere prominencia a través del conflicto, pero que es esencialmente un proceso de liberación del alma a una expresión más plena. Está regida también por Piscis que coopera con la influencia de su personalidad de primer rayo, el Rayo del Poder y el del Destructor. Todo el problema de las relaciones franco germanas está ligado con este hecho, porque el alma pisciana de Francia y la personalidad pisciana de Alemania, deben oportunamente ponerse de acuerdo, y ¿no es acaso evidente que la verdadera solución está en manos de Francia, la cual debe permitir que su alma controle? Debido a esto, al finalizar la era de Piscis dichas relaciones han llegado a un punto focal. Francia posee una personalidad integrada que Alemania no tiene; Francia es mental, mientras que Alemania es predominantemente astral; Francia en consecuencia es más poderosa y su personalidad de Leo puede ejercer un fuerte control, en detrimento de la futura comprensión mundial, o sino ejercerlo su alma para cumplir los fines de la Jerarquía. Como es sabido, Berlín está controlada por Leo desde el ángulo de la personalidad, y aquí nuevamente se destaca la relación entre estos países. Ambos están poderosamente influidos por este signo del auto interés y de la individualidad y también por Piscis. No pueden evadir esta relación. De allí el choque constante entre ellos, por el

predominante auto interés de Leo (que rige las dos personalidades). La preocupación por las actitudes presentes no debe conducir al olvido del pasado. Francia no debe olvidar las guerras napoleónicas, ni Gran Bretaña la de los Boers. Existe en el pasado de todas las naciones muchas cosas que pueden ser olvidadas, especialmente si se han aprendido las lecciones proporcionadas por un mayor desarrollo espiritual. Tampoco Estados Unidos debe olvidar que es parte del continente europeo trasplantado al otro lado del océano, y que la historia europea con sus éxitos, errores y pecados, también le pertenece, cosa que mucha gente olvida, eludiendo así su responsabilidad. Lo que ocurre en el mundo de hoy es un acontecimiento mundial, no un hecho continental o local. Por lo tanto, Alemania está controlada por las siguientes energías y fuerzas, y un estudio de las consiguientes interrelaciones deberá ser de interés para el estudiante de mente abierta y sin prejuicios. ALEMANIA 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. Aries con sus regentes: Marte, Mercurio y Urano. Piscis con sus regentes: Júpiter y Platón. Escorpio con sus regentes: Marte y Plutón. Leo con su regente: el Sol. (la nación) (la nación) (Berlín) (Berlín)

El rayo del alma. Armonía a través del Conflicto. 4to. El rayo de la personalidad. Voluntad o Poder. 1ro. Las influencias, de rayo, de naturaleza indirecta, que llegan por intermedio de los regentes planetarios:

1. 6to. Rayo Idealismo o Devoción, vía Marte, que rige a Aries y es el doble regente de Escorpio. Esto crea el fanatismo y la devoción irrazonable y la ciega aceptación de las condiciones, tan características del país en la actualidad. Constituye la virtud mal encaminada. 2. 4to. Rayo Armonía a través del Conflicto, vía Mercurio, colaborando con el rayo del alma, intensificando las condiciones antagónicas que conducen a un choque entre el idealismo y los hechos, entre Francia y Alemania y entre los grupos dentro de Alemania misma. 3. 7mo. Rayo Orden Ceremonial o Ritual, vía Urano. Afecta a las masas, pues es el regente jerárquico, y (por

el grado de evolución) conduce a una fácil estandarización y regimentación. El séptimo rayo también enfoca o "arraiga al primer rayo" y conduce al poder directivo otorgado a las masas. 4. 2do. Rayo Amor Sabiduría, vía Júpiter y el Sol, regente de Leo. De este modo el rayo de la personalidad de la nación y el rayo de la personalidad de Berlín, tienden en esta etapa a expresar el amor propio. 5. 1er. Rayo Voluntad o Poder, vía Plutón como regente de Piscis, gobierna a la personalidad de la nación en colaboración con el poder de matar de Escorpio, al cual rige, Y éste gobierna a Berlín. Esta tremenda actividad del agente destructor, en lo que a Alemania concierne, está neutralizada por la influencia de Júpiter. No obstante es muy poderosa. Todo tiende a demostrar que el pueblo alemán, que no constituye una raza integrada, es en gran parte víctima, y puede ser guiado con toda facilidad por el camino recto, así como ha sido guiado ahora a desarrollar las actuales actividades. Sin embargo, ha proporcionado un excelente medio por el cual el antiguo conflicto atlante puede ser precipitado y traído a la superficie, y la vieja contienda entre el materialismo y las Fuerzas de la Luz puede resolverse finalmente en este particular ciclo mundial. Alemania es un médium, como lo fue su dictador, según indiqué anteriormente; las influencias Leo - Aries produjeron al dictador. La personalidad pisciana de Alemania (signo regente de la mediumnidad) justifica la aparentemente fluida captación de lo esencial y la incapacidad de su pueblo y de su gobierno regente, para cumplir los compromisos. La influencia de sexto rayo que llega vía Marte, aplicada marcialmente, y la carencia de verdadero amor espiritual, desvirtuado en devociones sentimentales de la personalidad, explica temporariamente la negligencia de la masa por defender a los oprimidos y por las cosas relacionadas con los principios superiores. Esa necesidad es comprendida por muchos en Alemania, pero la actitud negativa de la personalidad pisciana constituye un gran obstáculo y explica por qué ha confundido a quienes conocen y aman al pueblo alemán. En la actualidad predominan las influencias de Marte, Leo y Piscis, en su parentesco y octava inferior. Lo que puede contrarrestar esta triste situación es la influencia de Escorpio, el signo del discipulado y uno de los signos de la muerte en el zodíaco. La lucha por el alma del pueblo y para que ella controle realmente, está teniendo lugar hoy en Berlín, y mucho depende del resultado de este conflicto. Francia, cuya alma está regida por Piscis, el Salvador del mundo, puede

hacer mucho para liberar la personalidad pisciana de Alemania. He aquí la encrucijada del problema mundial. Gran Bretaña con su rayo egoico regido por Géminis (con la comprensión que posee de la naturaleza del alma y de la personalidad), puede ayudar mucho. No puedo extenderme más, excepto señalar que para las naciones y los individuos, la primera gran crisis en Escorpio, en el sendero del discipulado, tiene efectos determinantes en el futuro. Al considerar a Gran Bretaña, vemos primeramente que el signo regente es Géminis, desde el punto de vista del alma del pueblo, y que Tauro gobierna la forma externa material de la nación; este factor ha llevado a su pueblo a aparecer ante el mundo bajo el símbolo de John Bull, que expresa la personalidad británica. Ciertos astrólogos creyeron que Gran Bretaña está regida por Aries, y es verdad en lo que atañe a esa pequeña parte denominada Inglaterra; pero me refiero a todo el imperio y no a una fracción. La influencia de Géminis ha llevado al pueblo británico a un constante movimiento e inquietud; lo ha impulsado a cruzar y recruzar el océano e ir hasta los confines de la tierra, y retornar repetidas veces al centro de donde originó. Tal es la característica de la raza. La influencia de Géminis ha producido (observando la tarea de la nación desde el ángulo inferior o de la personalidad) la secreta y a veces tortuosa diplomacia y la sutileza que ha caracterizado la actividad política de Gran Bretaña en el pasado. Con frecuencia se desconfía de las personas de Géminis; el efecto de Géminis en esta línea no hace de Gran Bretaña una excepción. Ése recelo era justificado en el pasado, pero no ahora, porque la nación es vieja y experimentada y está aprendiendo con rapidez las lecciones que debe dominar. Hasta ahora, desde el punto de vista superior, Géminis no ejerce todo el control, porque el alma de Gran Bretaña sólo recientemente está luchando por expresarse. Durante muchas épocas Tauro ha ido a la cabeza con sus fines materialistas, sus deseos de posesión, su voluntad arrogante y su ciega marcha hacia la posesión de lo deseado. Penetración y movimiento son dos cualidades que Géminis y Tauro han otorgado a la raza. Londres, centro cardíaco del imperio, es regido espiritualmente por Leo y materialmente por Libra, por lo tanto el factor egoico que vincula a Gran Bretaña con Francia debería ayudar espiritualmente a la naturaleza leonina de la personalidad francesa. Sin embargo, la cualidad espiritual de este signo no domina la política británica, sino principalmente el aspecto Libra. Gran Bretaña se considera a sí misma como que mantiene el equilibrio del poder entre las naciones, otorga justicia

e indica los correctos métodos de la ley y el orden; sin embargo a veces su naturaleza de Géminis contrarresta esto, mientras que Tauro frecuentemente la enceguece y no le permite ver la realidad. También el aspecto Leo vincula a Londres con Berlín, pero es Leo en su aspecto más auto afirmativo, y a ello se debe alguna de las dificultades y también la estrecha e ineludible relación entre Londres – París - Berlín, un triángulo de fuerza que condiciona muy poderosamente a Europa. En estas tres ciudades reside el destino de la raza de los hombres para el futuro inmediato, y nuevamente surge la pregunta: ¿las futuras decisiones se basarán en el bien de la totalidad o de una parte del todo? La fuerza de Leo en Gran Bretaña atrajo originalmente la fuerza de Leo en Francia, que condujo a la conquista Normanda del siglo XI. Menciono esto porque indica la relación y los resultados demostrados por tal relación, pero no porque ese acontecimiento pasado tenga alguna repercusión de valor en la actualidad. Existe una relación más estrecha entre los Estados Unidos de América y Gran Bretaña que entre cualquier potencia continental, porque Géminis es el signo regente de ambos países y poseen, en muchas maneras, una vibración sincronizada. Sin embargo, Estados Unidos tiene poca influencia taurina y tenemos en consecuencia los frecuentes malentendidos entre ambas potencias. Están muy ligadas entre sí, y el bienestar de una significa mucho para la otra, en tal grado que la tendencia de interpretar mal las acciones y móviles de cada cual, no es ayudada por la fluidez de Géminis. Sin embargo, la arrogancia y voluntad propia del Toro deben dar lugar a la fluida comprensión de la conciencia incluyente de Géminis, y esto es algo muy difícil que el temperamento británico lo capte en estos días. Están muy seguros de su rectitud y tan convencidos de su sabiduría, que tienden a olvidar que las buenas intenciones a menudo son neutralizadas por los malos métodos. Son justos y sabios, pero su técnica de propia suficiencia y su ceguera, respecto a los puntos de vista de los demás pueblos, no han contribuido a la paz mundial, lo cual indica el control que ejerce Tauro. Agregaré que la creencia de la raza germana de que constituye la súper raza; el nacionalismo intenso de los franceses que los lleva a creerse poseedores de una cultura superior a la de cualquier otra raza; el comprobado orgullo de los británicos que los lleva a considerar que están siempre en lo correcto, y la estrepitosa autoafirmación de los estadounidenses que los lleva a considerar a su país como la esperanza del mundo, tienen en realidad poca diferenciación entre sí y todos indican similarmente el control que ejerce la personalidad. Como saben, esto debe ser superado, tanto por las naciones como por los individuos.

Por lo tanto las siguientes energías gobiernan a Gran Bretaña, actuando a través de los signos zodiacales y los planetas regentes: GRAN BRETAÑA 1. Géminis con sus regentes, Mercurio, Venus y la Tierra. 2. Tauro con sus regentes, Venus y Vulcano. 3. Leo con su regente, el Sol. 4. Libra con sus regentes, Venus, Urano y Saturno (la nación) (la nación) (la capital) (la capital)

5. El rayo del alma Amor Sabiduría. 2do. 6. El rayo de la personalidad Voluntad o Poder. 1ro. 7. Las influencias de rayo de naturaleza indirecta que llegan vía los regentes planetarios: a. 4to. Rayo Armonía a través del Conflicto, vía Mercurio, que conduce a un vínculo definido con Alemania (como lo indica el estudio de las clasificaciones anteriores). Esto explica la historia guerrera de Gran Bretaña, pero actualmente trata de lograr la armonía del imperio. b. 5to. Rayo Conocimiento Concreto o Ciencia, vía Venus. Es interesante observar que este rayo vincula muy estrechamente a Gran Bretaña con Francia, no figurando en cambio entre las influencias que afectan a Alemania. Venus rige a Tauro y a Libra como también a Géminis, de allí la bien desarrollada mente concreta inferior de la nación británica, Sin embargo necesita desarrollar la mente intuitiva. c. 3er. Rayo Inteligencia activa o Adaptabilidad, vía la Tierra y el planeta Saturno, que figura entre los regentes de Libra. He aquí la clave de por qué el Imperio Británico abarca la Tierra, pues existe una estrecha conexión entre la Tierra, como un todo, y Gran Bretaña. Vincula también a Gran Bretaña con la personalidad de tercer rayo de Francia. d. 1er. Rayo Voluntad o Poder, vía el planeta Vulcano. Hay en el primer rayo, cuando se expresa por medio de Vulcano, muy poco del aspecto Destructor, como en la influencia planetaria de Plutón, otro agente de primer rayo. Hallamos nuevamente en este regente de la personalidad taurina de Gran Bretaña, un vínculo con la personalidad de primer rayo de Alemania. Además justifica la forja de las cadenas que vinculan a todo el imperio, convirtiéndolo en una unidad por medio de la voluntad del pueblo.

e. 2do. Rayo Amor Sabiduría, vía el Sol, el regente de Leo que rige el alma de Londres, siendo también un canal para la fuerza egoica del imperio británico, que es esencialmente la de amor sabiduría, cuando halla su real expresión y no está controlada ni dominada por la influencia de Libra. f. 7mo. rayo Orden Ceremonial o Ritual Organizado, que llega a nuestro planeta vía Urano y da al imperio su arraigado control en el plano físico sobre lugares y circunstancias, sus fundamentos legales, en colaboración con Libra, y su amor por la ley y el orden, proporcionando así plena expresión a las energías de primer rayo del Imperio Británico. Un estudio de la interacción de estas energías y fuerzas justificará adecuadamente a Gran Bretaña y sus actividades, las cuales indican además ciertas líneas precisas de afinidad y señalan el camino de las inminentes posibilidades de reajustes, si se le permite expresar el amor, poder básico motivador del alma británica. Hasta ahora principalmente Tauro y Leo y también Libra, han matizado las actitudes, decisiones y actividades británicas. ¿Puede cambiar Gran Bretaña si mantiene la voluntad hacia el orden y el juicio equilibrado que le otorga Libra y eliminar los aspectos taurinos que la han llevado a buscar ciegamente lo que desea y a obtener sus fines, por su poderosa personalidad? Un destino irónico determina que esta gran nación, que durante siglos ha sido una de las principales agresoras del mundo, debe ahora poner fin, con ayuda de Francia (que posee una tendencia agresiva similar), al período de agresión y ser así utilizada para inaugurar una era de cooperación, de comprensión y de responsabilidad, mutuamente compartida. El futuro del mundo reside actualmente en manos de Francia y Gran Bretaña, y la felicidad mundial estaría asegurada si controlara la energía del alma de ambos países y se rechazaran los objetivos y ambiciones de la personalidad. Sólo me puedo referir brevemente a las energías que motivan y condicionan al imperio italiano y a los Estados Unidos, y dejaré que ustedes hagan sus propias deducciones y aplicaciones. Rusia está aún en estado embrionario, le corresponde desempeñar su parte en Oriente más que en Occidente, siempre que siga las líneas indicadas. Sus dos signos regentes son Acuario y Leo y su real función en el concierto de las naciones está muy lejos, hasta que florezca en el futuro la era acuariana y haya sido neutralizado el control que ejerce Leo sobre la personalidad rusa. Los planetas que tienen mayor influencia sobre Rusia, son: el Sol (2do. rayo), Urano (7mo. rayo), Júpiter (2do. rayo)

y la Luna (4to. rayo). Esta combinación es muy interesante y humanitaria y, a la larga, no es destructiva. En la actualidad dominan los peores aspectos de la fuerza intensamente individualista de Leo, pero esto no durará, como lo probará eventualmente la historia. El niño cruel y bullicioso puede convertirse, en la vida adulta, en un controlado humanista, y ello lo indican las poderosas influencias en el horóscopo de Rusia. También tenemos en Italia a Leo, relacionando Italia y Francia, Gran Bretaña y Berlín que poseen a Leo como signo regente, ya sea para las naciones o las ciudades principales. En consecuencia, no existe la posibilidad de que alguna de esas cuatro potencias puedan eludir su relación. Italia está más estrechamente vinculada con Gran Bretaña que con Francia, porque Roma está regida por Tauro y Leo, lo cual la vincula con Gran Bretaña debido a la similitud de vibración. Francia tendrá que reconocer esto como también Italia y Gran Bretaña. La personalidad de Italia está regida por Sagitario, el signo del discípulo centralizado, y debido a ello tenemos el objetivo indesviable del estado italiano y su negativa a apartarse de ciertas actitudes y determinaciones. Italia ve más claramente que Alemania los principios involucrados en esta época, y aunque Roma esté cegada a veces por la influencia de Tauro, que la induce a precipitarse ciegamente hacia una meta, sin reparar en las consecuencias e implicancias, sin embargo, la línea recta interna de la prevista y planificada actividad, mantendrá esencialmente a Italia fiel a su objetivo. Las siguientes fuerzas condicionadoras aclaran suficientemente la historia de Italia: ITALIA 1. Leo con su regente, el Sol. 2. Sagitario con sus regentes, Júpiter, la Tierra y Marte. (la nación) (la nación)

3. Tauro con sus regentes, Venus y Vulcano. (la capital) 4. Leo con su regente, el Sol. (la capital) 5. Rayo del alma Ideales, Devoción, 6to. 6. Personalidad Armonía a través del Conflicto, 4to. 7. Las influencias de rayo, de naturaleza indirecta, que llegan a través de los regentes planetarios: a. 2do. Rayo Amor Sabiduría, vía el Sol y Júpiter. Esto relaciona una vez más a Italia con el alma de segundo rayo de Gran Bretaña, tendiendo a una comprensión básica. Debo señalar aquí que en la influencia de segundo rayo domina el aspecto sabiduría más que el del amor. El amor es en realidad sabiduría comprensiva en expresión activa.

b. 3er. Rayo Inteligencia Activa, vía la Tierra. Esta influencia de la Tierra, en el pasado, dio a Italia su dominio mundial e impelió a su personalidad a pensar en otro imperio mundial. c. 6to. Rayo Devoción e Idealismo, vía Marte. Recordaré que el rayo egoico de Italia es también el sexto. Tenemos por lo tanto, la influencia de Marte dominando la historia de Italia y Roma, y esta tendencia marciana subyace en la base del eje ítalo germano. Sin embargo no constituye hoy el factor controlante. d. 5to. Rayo Conocimiento Concreto o Ciencia, vía Venus. Esta influencia es también dominante en Gran Bretaña, estableciéndose nuevamente una estrecha relación entre ambos países, de lo cual existe un pequeño y curioso ejemplo que se manifiesta como la actuación casi uniforme de esta inclinación científica hacia el bien de todo el mundo (Venus relacionado con Júpiter), y ello es la invención del teléfono por Alexander Graham Bell y el descubrimiento de la radio por Marconi. e. 1er. Rayo Voluntad o Poder, vía Vulcano, el forjador y trabajador de los metales, cuya influencia, en este caso, está estrechamente asociada con el aspecto no desarrollado de la influencia de Leo. En lo antedicho hallarán muchas cosas explicativas y otras que aclararán las relaciones anglo italianas. El destino de estos dos países está íntimamente ligado y ambos pueden afectar poderosamente a la raza germana e influir para adaptarse a la vida y obtener una discriminación más sabia, lo cual requerirá el respaldo de Francia, cuando el alma de este país controle. Me ocuparé ahora de los factores controladores de otro país, Estados Unidos de América, indicando las influencias que actúan hoy y que están en proceso de dar fin a la etapa adolescente de ese país, permitiéndole alcanzar su plena madurez. Este vasto territorio está regido por Géminis, que lo vincula estrechamente con Gran Bretaña, como también por Acuario, como regente de su rayo del alma. Esta combinación de una personalidad de sexto rayo regida por Géminis, y un alma de segundo rayo (como tiene Gran Bretaña) regida por Acuario, es poderosa en lo que respecta al poder y utilidad futuros. La ciudad capital, Washington, está regida por Cáncer y Sagitario, y esto lleva a Estados Unidos u actuar como el cangrejo (Cáncer), a preocuparse de su propia casa que lleva a cuestas, y a desaparecer, ocultándose ante la primera señal de dificultades. Debido a que la influencia de Sagitario es fuerte, existe una poderosa determinación de mantenerse centralizado en cualquier decisión que se tome, pues la personalidad de sexto rayo obliga a veces a

cumplirlo hasta el punto de ciego fanatismo, en detrimento de la amplia visión, necesaria en tiempos como los actuales. Análogamente a Rusia, este país está en formación y como he dicho en otra parte a medida que cambia, el poder de la nación cambiará, y ahora realmente está cambiando de Washington a Nueva York, aminorándose paulatinamente la influencia de Cáncer, y el país ocupará su lugar, como pueblo adulto, entre las naciones. Su naturaleza regida por Géminis y su alma acuariana, proveerán (cuando se desarrollen y equilibren) un notable canal par a la expresión humana. Observarán que ninguno de sus regentes zodiacales lo vincula con Francia, excepto indirectamente por medio de Cáncer, polo opuesto de Capricornio, uno de los regentes de París. Ésta es la causa del pequeño porcentaje, hablando relativamente, de franceses que emigran a los Estados Unidos; existe un vínculo más estrecho con Italia que con Francia, de allí su gran población italiana, pues Sagitario rige tanto a Italia como a Washington. Por lo tanto las influencias son: 1. 2. 3. 4. Acuario con sus regentes, Urano, Júpiter y la Luna. Géminis con sus regentes, Mercurio, Venus y la Tierra. Cáncer con sus regentes, la Luna y Neptuno. Sagitario con sus regentes, Júpiter, la Tierra y Marte. (la nación) (la nación) (la capital) (la capital)

5. El rayo del alma Amor Sabiduría, 2do. 6. El rayo de la personalidad Idealismo Devoción, 6to. 7. Las influencias indirectas, por intermedio de los regentes planetarios, son muchas, y en consecuencia los rayos que condicionan a este país también numerosos, debido a la mezcla de razas que existe allí. Dichas influencias son once, porque la Tierra presenta dos aspectos y la Luna vela a Vulcano y a Urano. a. 7mo. Rayo Orden y Magia, vía Urano. Esta influencia ha sido heredada del mundo atlante, que aún rige el aspecto territorial de Estados Unidos, remanente de la antigua Atlántida, y produce los numerosos grupos mágicos, espiritistas y ocultistas, que florecen hoy en Estados Unidos. b. 2do. Rayo Amor Sabiduría, vía Júpiter, vinculado íntimamente a Estados Unidos con Gran Bretaña e indirectamente con Francia. c. 4to. Rayo Armonía a través del Conflicto, vía la Luna, que vela en este caso al planeta Vulcano, el cual

"forja en su yunque, a golpes y fuego, esa red vinculadora que abarca toda la nación y la mantiene unida". Este rayo produce esa condición que une Alemania a Estados Unidos, porque el cuarto rayo es el rayo del alma alemán, y el primer rayo que Vulcano trasmite vía la Luna, vincula el alma y la personalidad alemanas con los Estados Unidos. Esto explica el gran número de alemanes que van a ese país para evadirse de la actividad de la personalidad de Alemania, que se expresa por medio del aspecto destructor del primer rayo. d. 4to. Rayo Menciono este rayo por segunda vez, porque se expresa por medio de Mercurio, el Mensajero, y destaca el aspecto armonía en contraposición con el aspecto conflicto, precipitado por la Luna conjuntamente con Vulcano. La relación Luna Vulcano origina el conflicto político que siempre se está librando en Estados Unidos. e. 5to. Rayo Conocimiento Concreto y Ciencia, vía Venus. Este rayo confiere la inteligencia tan notable que caracteriza al pueblo norteamericano, y eventualmente determinará las líneas que deberán seguir su educación y sus organizaciones religiosas. f. 3er. Rayo Inteligencia Activa o Adaptabilidad, vía la Tierra, "enraizando" al pueblo norteamericano y haciendo que el suelo constituya básicamente su problema. De allí la preponderancia de la agricultura en la conciencia pública, y la preocupación del gobierno por los problemas algodoneros, las zonas maiceras y muchas otras cuestiones de importancia. g. 6to. Rayo Idealismo o Devoción, vía Marte. Esto aumenta grandemente el poder de la personalidad de sexto rayo de Estados Unidos, presentando problemas muy reales a un pueblo joven, que siempre tiene tendencia a ser fanático y excluyente. La exclusividad es una de las mayores debilidades de quien pertenece al sexto rayo. h. 4to. Rayo Esta influencia figura frecuentemente, como puede verse, pero esta vez lo hace a través de la Luna cuando vela a Urano, produciendo un conflicto diferente del que tiene lugar cuando la Luna vela a Vulcano o trasmite directamente la energía de cuarto rayo. Urano es el médium del 7mo. Rayo, y su función al mezclarse con el cuarto rayo, vía la Luna, consiste en establecer una relación mágica entre las diversas nacionalidades que existen en Estados Unidos, y fusionarlas en un todo homogéneo aunque actualmente no es así. Por eso las influencias que afluyen hoy a los Estados Unidos son muy numerosas y relacionan al país prácticamente con todos los de Europa, causando a veces situaciones caóticas y mucha confusión de ideas. Sin embargo, produce una vida nacional tan rica que constituye un buen augurio para el futuro. Un estudio de lo que he dicho y la observación de las diversas clasificaciones, probarán que es completamente imposible, para el pueblo norteamericano, disociarse de Europa y del resto del mundo.

CONTINUARÁ

CICLO DE CONFERENCIAS – Iniciativa de Ginebra: La Nueva Jerusalén
Uno de los aspectos que más llama la atención en todo acuerdo de paz en Oriente Medio, es el de Jerusalén, ciudad que rebosa de sitios sagrados, y que tiene un sentido desde el punto de vista histórico y religioso para tres grandes religiones – el Judaísmo, el Islam y la Cristiandad. En este período de transición, no parece haber otra solución posible que la de hacer de Jerusalén la capital de dos estados, y repartir la soberanía de cada uno de los sitios sagrados a uno de estos dos estados, como se indica en los Acuerdos de Ginebra. Para hacer contrapeso a medidas que se revelan fuente de divisiones, se propone en estos Acuerdos un cuerpo interconfesional, a fin de promover el entendimiento religioso y el diálogo. Tales iniciativas son vitales en todo el mundo, si algún día debemos realizar « la Humanidad Una » más allá de las barreras fronterizas, de los territorios y propiedades exclusivas de un estado. Y este tipo de medidas de conciliación es particularmente crucial en Oriente Medio, considerando el muro que el gobierno Israelí está erigiendo, y del que todas las partes en el conflicto son un poco responsables. El muro frecuentemente es producto y símbolo de la conciencia separativa, llena de temor, de posesividad y de rechazo del 'otro'; y este muro particular, aunque pueda nacer de una desesperación comprensible, no puede perdurar a largo plazo, pues la verdadera seguridad debe alcanzarse gracias a la inclusividad, no al aislamiento. La ironía de la suerte ha querido que se haya construido un muro de separación en un lugar que se asocia a la Nueva Jerusalén en la Biblia – profecía que sugiere múltiples interpretaciones simbólicas. Por ejemplo, la ciudad que desciende del cielo podría simbolizar la exteriorización de la Jerarquía espiritual, mientras que los muros que la rodean, con doce grandes pórticos, representarían los velos de energía/sustancia que se rasgan, cuando los reinos humano y espiritual comienzan a emerger. El oro translúcido de la que está hecha la Nueva Jerusalén parece estar en profunda resonancia con el chakra del corazón, que se describe en las enseñanzas esotéricas como un loto dorado de doce pétalos. En el transcurso de la evolución del hombre, estos pétalos se despliegan para convertirse en puertas que se abren en conciencia a la Jerarquía espiritual – el centro de todo amor – sugiriendo de nuevo las doce puertas que se dice que están abiertas permanentemente en los muros de la ciudad.

Este simbolismo es muy significativo, en la medida en que el centro del corazón de la humanidad está abriéndose actualmente, dándonos la clave para transmutar el hervidero de emociones de Oriente Medio. Las enseñanzas esotéricas afirman que los conflictos sólo pueden ser resueltos permanentemente elevando las fuerzas antagonistas a un nivel superior de conciencia. Como individuos, hemos podido ver como el hecho de elevar nuestras emociones hasta el corazón de compasión da lugar a su transformación y a la expresión de una mayor espiritualidad en la vida, y es la oportunidad del nuevo grupo de servidores del mundo para contribuir a elevar y transmutar las energías negativas de Oriente Medio en el corazón de la humanidad. Estas energías son el resultado de un vasto encadenamiento de causas y efectos, ligados inexplicablemente al largo pasado de la humanidad, pero cuando se encuentre una solución, « la fuente de vida » fluirá realmente en el corazón de la Nueva Jerusalén como se ha profetizado, haciendo circular la Voluntad de Dios en la mente y el corazón de todos y cada uno. Los sitios históricos sagrados ya no tendrán una importancia tan grande, pues la tierra entera será sagrada, y Dios mismo estará presente entre nosotros. FUENTE. El Grupo de los Centros

DE BELEN AL CALVARIO
Alice A. Bailey Esto es lo que Cristo enseñó y por ello oró al Padre: "Mas no ruego solamente por éstos (Sus discípulos), sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, para que todos sean una cosa, como tú, oh Padre, estás en mí y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste... Yo en ellos y Tú en mí, para que sean perfectos en unidad." (102) Ésa es la doctrina de unificación, Dios inmanente en el universo, el Cristo cósmico. Dios inmanente en la humanidad, revelado por el Cristo histórico. Dios inmanente en el individuo, el Cristo interno, el alma. "Cristo, siendo Dios real, procediendo del Dios potencial, desciende a la materia como el Sacrificio Divino desde el comienzo de la manifestación. Contiene en Sí las ideas de todas las formas y cualidades que deben plasmarse en la materia. Voluntariamente se envuelve dentro de la naturaleza y entrega su vida como una gozosa afluencia, para que las muchas almas puedan vivir y progresar.

Entonces se trasforma, al completar la involución en el Hombre Arquetípico Divino, dispuesto a derramarse, en la evolución, en todas las cualidades y formas de vida. En el ser interno de todas las cosas, vive en secreto, y eventualmente nace o se manifiesta en el alma humana, donde, a medida que aumenta su poder, se convierte en el conquistador de la naturaleza inferior y, en el santo, finalmente retorna a Su Padre y Origen." (103) ¿Cómo puede experimentarse esta verdad del alma y el nuevo nacimiento en forma tan sencilla y práctica que aparezca su significado como permitiéndonos hacer lo que sea necesario? Tal vez ayuden las siguientes afirmaciones: 1. Oculto en todo ser humano está el "Verbo encarnado", el Hijo de Dios hecho carne. Éste es "Cristo en nosotros, esperanza es de Gloria” que sólo es una esperanza para la masa. Cristo aún no Se ha manifestado. Está oculto y velado por la forma. Se ve a María, pero no a Cristo. 2. A medida que la rueda de la vida (la experiencia en Galilea) nos lleva de una lección a otra, nos acercamos cada vez más a la realidad interna y a la deidad oculta. Pero el Cristo Niño se halla todavía oculto en la matriz de la forma. 3. A su debido tiempo, la personalidad, física, emocional y mental, se fusiona en un todo viviente. La Virgen María está a punto de dar a luz a su Hijo. 4. La larga jornada toca a su término y el Cristo niño oculto, nace en la primera iniciación. Se nos ha convocado para el nuevo nacimiento, nuestras personalidades viven ahora plenas de potencialidad. El momento ha llegado. "Levántate, oh mortal, comprende la finalidad de tu ser, haz lugar a Dios en tu alma, para que Él pueda poner de manifiesto a Su Hijo dentro de ti”. (104) El alma humana debe escuchar el desafío del alma crística y percibir que "María es bendita, no porque concibiera al Cristo corporalmente, sino porque lo llevó espiritualmente, y en esto todos pueden obrar de igual modo que ella". (Eckhart) 102 Jn., 17:20, 23. 103 Dictionary of the Sacred Languages of all Scriptures and Myths, de G. A. Gaskell.

104 Hours with the Mysties, de Vaughan, T. I, pág. 300

CAPITULO III LA SEGUNDA INICIACIÓN... EL BAUTISMO EN EL JORDÁN

PENSAMIENTO CLAVE “Es el momento propicio para practicar seriamente la vida cristiana... En momentos catastróficos tiene lugar un proceso de purificación ascética, sin el cual no puede haber vida espiritual alguna, ni para la sociedad ni para el individuo.” Freedom of the Spirit, de NICHOLAS BERDYAEV, pág. 46. “SIEMPRE que algo sea percibido y sentido, constituye una experiencia del alma; siempre que un pensamiento y un sentimiento se identifiquen, allí está el alma. El alma significa unidad, unicidad y unión entre el deseo interno y la realidad externa. A medida que el hombre progresa y acepta el universo, y adquiere la compatibilidad entre lo que siente, como deseo interno, y lo que percibe, como disposición externa, y a medida que se expanden ambos elementos, el alma va hacia la grandeza.” (Lo subrayado me pertenece. A .A. B.) La primera iniciación se ha realizado. Cristo ha nacido en Belén. El alma ha alcanzado su expresión externa, y ahora esta alma –Cristo (como el representante histórico de todo lo que el alma puede ser) el iniciado individual va hacia la grandeza. La misión del Salvador se inicia definidamente en ese momento, pero en bien de los que vendrán después, Él debe emitir la nota de la purificación y adaptarse a los requisitos del ritual y a la tendencia general del pensamiento de Su época. El iniciado que ha dado el primer paso, debe acentuar la purificación de la naturaleza inferior, esencial para el

prefacio de la segunda iniciación. El bautismo de Juan fue el símbolo de esta purificación. Cristo Se sometió al bautismo, haciendo caso omiso a las protestas del Bautista, diciéndole: “Deja ahora, porque así conviene que cumplamos toda justicia”. Cristo alcanzó la madurez. La tradición dice que tenía treinta años cuando fue bautizado y comenzó su breve, aunque espectacular, vida pública. ¿Quién puede decir cuánta verdad encierra esto desde el punto de vista histórico? No reviste mayor importancia, Cristo fue, es y siempre será. Hablando simbólicamente, era necesario que Cristo cumpliera treinta años, porque ese número es significativo en lo que a la humanidad concierne. Treinta significa el perfeccionamiento de los tres aspectos de la personalidad: el cuerpo físico, la naturaleza emocional y la mente. Los tres construyen el aspecto forma del hombre y velan u ocultan al alma. Son en realidad el mecanismo de contacto del hombre con el mundo externo, el equipo por el cual su conciencia se desarrolla y despierta, y todos constituyen el “mecanismo de respuesta”, según los sicólogos. Sabemos que el hombre es un animal físico, un ser emocional y sensorio y una entidad pensante. Cuando las tres partes de la naturaleza inferior del hombre funcionan armónicamente y forman una unidad, para ser empleada por el hombre interno, dan por resultado una personalidad integrada, un yo inferior eficiente. Esto testimonia el número treinta. Diez es el número de la perfección y treinta es la perfección de las tres partes del equipo del alma. Es conveniente recordar que mediante esos tres aspectos (o reflejos del ser divino) el hombre se pone en relación con el universo existente y, por lo tanto, con Dios inmanente en la naturaleza. El cuerpo físico nos permite establecer contacto con el mundo tangible y visible. La naturaleza emocional sensoria nos permite decir: “Elevo mi corazón a Dios”. La mayoría de la gente vive en el corazón y en el cuerpo sensorio, y mediante el corazón descubre el camino hacia el Corazón de Dios. Sólo el amor puede revelar al Amor. Cuando por el correcto empleo y la comprensión, la mente es definidamente dirigida y correctamente orientada, se pone en armonía con la Mente de Dios, la Mente Universal, el Propósito, el Plan y la Voluntad de Dios. La mente iluminada del hombre, revela la Mente de la Deidad. Así se observa que el hombre está hecho “a imagen y semejanza de Dios”. En la segunda iniciación, Cristo permaneció ante Dios, el Iniciador, pues sus tres aspectos habían sido purificados y alcanzaron la madurez. Su mecanismo estaba preparado y dispuesto para la tarea, permitiéndole dar pruebas de esa purificación y de la tensa actitud que Le capacitaría para llevar a cabo satisfactoriamente Su misión. Esto tuvo que probarlo ante Dios y el hombre, mediante la purificación que obtuvo por el bautismo y las consiguientes tentaciones en el desierto.

Preparado para Su obra, poseía lo que el Dr. W. H. Sheldon denominó “los tres elementos principales para una gran mente, esto es, entusiasmo, visión intuitiva y un efectivo equipo sistematizado”, agregando más adelante que los dos primeros “son los de mayor importancia, porque no pueden adquirirse cuando una persona ha llegado a la vida adulta sin ellos”. Cristo estaba así equipado. Será conveniente estudiar en forma breve el propósito para el cual estaba equipado. Vimos en el capítulo anterior que este planeta, llamado Tierra, es considerado por muchos científicos modernos y eminentes, como probablemente único en su constitución y propósito. Aparentemente proporciona un condicionamiento de la vida que no existe en otro planeta. Esto puede o no ser así, pero sólo el desarrollo de la conciencia del hombre podrá verificar o negar esta teoría de la excepcionalidad. Al observar la vida planetaria vemos que actualmente la perspectiva en todos los reinos es desalentadora. En ellos hay muerte y enfermedad, y en los reinos animal y humano, no sólo eso sino, también violencia en todos los órdenes. En la familia humana particularmente, la visión es penosa, pues muy poco hemos aprendido de lo que Cristo representó y casi nada hemos logrado de los procesos purificadores de la vida moderna. La voluntad por mejorar puede apreciarse en la mayoría de los campos que conciernen al individuo, pero el impulso es aún débil en toda la humanidad. Sin embargo puede ser despertada, y así despertaremos a las responsabilidades circundantes, al analizar nuevamente el mensaje de amor dado por Cristo. Este pensamiento cobra mayor iluminación en estas nobles palabras: “Existe, no obstante, otro punto de vista que no debemos pasar por alto. Así como del maloliente alquitrán salen algunas de las cosas más hermosas del mundo, también en la tierra más negra existe la potencialidad de un glorioso florecimiento. Elevar la vista hacia esas cumbres de posibilidades debe ser la tarea de toda empresa humana, no sólo para corregir abusos, sino para ampliar el horizonte del hombre, elevándolo a los planos superiores de la percepción y la comprensión, trasformándolo, como en el viejo cuento de hadas, del cerdo que es, en el príncipe que será. Pero hasta no despojarnos de las animosidades personales, que pueden existir en algunas ocasiones, no podemos liberar en nosotros las energías de las cuales debemos valernos para progresar significativamente y alcanzar una estatura espiritual de cierta madurez. Hasta no habernos desprendido de esos odios y animosidades (aunque sólo sea mediante técnicas prácticas para trasformar los antagonismos en piedad, en determinadas situaciones), todo

nuestro ser está en cortocircuito, la voluntad está inhibida y la afluencia del yo queda retenida, frustrada y derrotada.” Probablemente sea verdad que Cristo vino a nosotros con un mensaje más profundo y amplio que cualquier Mensajero anterior, proveniente del centro, pero esto en modo alguno disminuye la condición y la tarea de Quienes Lo precedieron. Cristo vino en una época crucial, en un período de crisis mundial, encarnando en Sí un principio cósmico —el del Amor, cualidad sobresaliente de Dios. Otros aspectos, cualidades y propósitos de la naturaleza divina, fueron revelados en anteriores encarnaciones de Dios, y aparecieron a medida que la raza llegaba a una etapa de su desarrollo donde era posible una reacción correcta. Zaratustra, para nombrar uno de esos Mensajeros, había llamado la atención del género humano sobre el hecho de los dos principios básicos que existían en el mundo —los del bien y del mal— acentuando así las dualidades básicas de la existencia. Moisés reveló la Ley, exhortando a los hombres a reconocer a Dios como principio de justicia, aún cuando pareciera una justicia desprovista de amor para quienes vivimos después de la revelación dada por el Cristo. Buda encarnó en Sí Mismo el principio de la sabiduría divina y, con clara visión del mundo de las causas, vio la existencia mortal tal cual era, y señaló el camino de salida. Pero el fundamental principio del universo, el Amor, no había sido revelado antes de la venida de Cristo. Dios es amor, y en la plenitud del tiempo, esta característica sobresaliente de la naturaleza divina tuvo que ser revelada de tal modo que el hombre pudiera captarla. Es así que Cristo encarnó en Sí Mismo el más grande de los principios cósmicos. Esta Ley de Amor puede vérsela actuando en el universo como la Ley de Atracción,con todo lo que este término implica —coherencia, la marcha rítmica de nuestro sistema solar; puede ser observada también en la disposición de Dios hacia la humanidad, como lo ha revelado Cristo. Esta función excepcional de Cristo, como custodio y revelador de un principio cósmico o energía, se halla detrás de todo lo que hizo. Ésa fue la base y el resultado de la perfección que alcanzara, ése el incentivo y el impulso de Su vida de servicio y ése es el principio sobre el que se funda el reino de Dios. Otto Karrer, a este respecto, dice: “Podemos afirmar con toda confianza que las siguientes doctrinas religiosas fundamentales no se ven o enseñan en religión alguna, con la solidez, afirmación y certera visión que establece el cristianismo:

a. El concepto de Dios, el Padre espiritual y viviente que creó el mundo por amor, se reveló en Su Hijo como el Amor en Persona y nunca cesa de ofrecer Su gracia a una humanidad que se ha separado de Él por el pecado. b. El correspondiente concepto de que el hombre fue hecho a imagen de Dios, destinado a comunicarse con Él, aunque en el pecado aún lo busca a tientas y en secreto, unido a Él por el amor. c. La valoración positiva de la disposición moral del hombre, su capacidad para aceptar libremente las inspiraciones de los santos y hacer que por la fe y el amor sean eficaces para la perfección sobrenatural de su personalidad y el establecimiento de una fraternidad personal, abarca a los hijos de Dios, es decir, el reino de Dios. d. En tanto que el paganismo, estrictamente hablando, no conoce meta ni propósito, y sólo puede esperar un interminable círculo o cadena de fenómenos; para el cristianismo, la finalidad por la cual todas las cosas existen, es la gloria de Dios en Su creación y la bendición de esa creación en la comunión entre Dios y la humanidad.” Que el paganismo no tiene meta o propósito, es hoy para la mayoría una afirmación que no resiste una investigación. Todo lo que ha transcurrido en el pasado tuvo como meta lo ocurrido cuando apareció Cristo. Preparó a la humanidad para la oportunidad que se le ofrecía, constituyendo los cimientos sobre los cuales está basado el presente. Similarmente, la inminente revelación del próximo siglo constituirá el cimiento sobre el cual se apoyará el futuro y, para este propósito, todo lo que ahora transcurre tiene suprema importancia. Cristo no sólo tendió el puente entre Oriente y Occidente, resumiendo en Sí Mismo todo lo que Oriente tenía de valor como contribución, sino que dio a nuestra civilización occidental (en esa época aún no habían surgido) los grandes ideales y el ejemplo de sacrificio y de servicio que hoy, dos mil años después que Él caminó entre los hombres, han llegado a ser la nota clave de las mejores mentes de la era. La narración de cómo vinieron las ideas e hicieron impacto en la conciencia humana, cambiando el curso de los asuntos humanos, constituye el relato de la historia; en forma curiosa las ideas son el elemento imprevisible del futuro. Algún individuo de destacada personalidad sale de las filas de la raza, reflexiona y elabora alguna grandiosa y dinámica idea basada en la verdad. La formula en términos que pueden ser comprendidos por sus semejantes, llegando eventualmente a vivir de acuerdo a ella. Surgen entonces nuevas tendencias, incentivos e impulsos, y así se escribe la historia. Puede decirse con toda propiedad, que sin ideas no habría historia. En la enunciación de una idea cósmica y en la capacidad de hacer de esa idea un ideal de fuerza dinámica, Cristo no ha sido superado por nadie. Con el ejemplo de Su vida, nos dio una

idea, que con el tiempo llegó a ser el ideal del servicio, por eso hoy muchos gobernantes y pensadores del mundo dedican su atención al bienestar de hombres y naciones. Que la técnica empleada y los métodos aplicados para la realización del ideal presentido y soñado, son con frecuencia indeseables y erróneos, produciendo resultados crueles y separatistas, no altera en modo alguno el hecho de que detrás de todos esos experimentos idealistas de la raza, subyace un gran ideal, divinamente inspirado y sintetizado para nosotros por Cristo, con Su vida y Su enseñanza. “Individualmente o en grupo, el hombre elabora grandes ideales, cuya realización puede cambiar la faz de las naciones y la de la madre Tierra. “El hombre generalmente oscila en la vida entre estos polos extremos, a veces está frustrado y vencido, otras libre y victorioso. “Hombres y ciudades, naciones y civilizaciones, pueden juzgarse fructíferamente desde este elevado punto de vista histórico. “A medida que los movimientos del hombre se parecen cada vez más a la ciega deriva del polvo, su historia se va oscureciendo en el caos. Cuando sus movimientos se parecen al majestuoso fluir de un poderoso río hacia el océano, bajo el impulso inescrutable de grandes ideales, ampliamente aceptados, su historia se ilumina como un cosmos. “Ninguna ciencia, arte ni religión; ningún filósofo, estadista ni sacerdote; ninguna artesanía familiar ni popular; ningún campo, ni redil ni pez ni leñador; ninguna artesanía manual ni mecánica; ningún arte u oficio del hombre que crea cultura y satisface necesidades, puede existir ni fructificar por mucho tiempo, sin la creación, prosecución de ideales y construcción de utopías —el renacimiento en una forma adaptada a cada civilización que nace del gran mito.” Cristo enunció la más grande de las ideas, la de que Dios es Amor, y que ese amor podía manifestarse en forma humana y, al hacerlo, constituye una posibilidad para todos los hombres. Su vida fue demostrar una perfección que el mundo nunca había visto. “El rasgo característico del cristianismo, desde el comienzo, ha sido que la norma de la verdad y de la santidad, y la definida revelación de Dios no es una ley o una revelación universal del Absoluto, su canal no sólo es de importancia sino que es una Persona determinada...

La revelación universal no se rechaza, se mide por este excepcional Revelador. Para el cristianismo, la Persona de Cristo es la medida de todas las cosas, y su regla fundamental el mandato: ‘Sígueme’. El cristianismo obliga al hombre a hacer frente a una decisión. Lo ata al ‘Mediador entre Dios y el hombre’. Ve en Él, con Harnack, no simplemente, un foco de inspiración religiosa, ‘donde’ puede ser revivida nuevamente ‘la vida religiosa’, sino a todo el Mediador, no sólo ve la puerta, sino también el camino; no únicamente, como dice Schleiermacher, ‘la más perfecta presentación de la religión hasta el presente’, sino también la ‘luz del mundo, sin la cual ningún hombre puede llegar al Padre'. El alma, que es el Cristo oculto en todos nosotros, es el mediador entre el espíritu (el Padre) y el ser humano. Cristo hizo hincapié en esto cuando llamó la atención sobre la divinidad esencial del hombre, hablando de Dios como “nuestro Padre”, así como fue el Padre de Cristo. Era la luz lo que vino a mostrar y que vio en todos nosotros (oculta y velada) exhortándonos a que dejemos brillar esa luz. Nos desafió a mostrar la perfección que Él encarnó y ordenó que la demostráramos. Nos probó lo que era posible y pidió que lo expresemos. En esta forma excepcional de revelación, Cristo no tiene igual, porque fue el más grande, elevado y verdadero de los mensajeros que aparecieron en este mundo, pero no porque (¿me atreveré a decirlo?) fuese el más grande de los que podían venir. No me atrevo a limitar a Dios así. De acuerdo a la revelación evolutiva sobre la naturaleza de la divinidad, parece ser que Cristo fue la culminación del pasado, la indicación del futuro. ¿No sería acaso posible que haya aspectos y características de la naturaleza divina, de los cuales no tengamos aún el más remoto concepto hasta ahora? ¿No será probable que nuestro mecanismo sensible sea todavía inadecuado para captar la plenitud de Dios? ¿No podrá ser que nuestro mecanismo de percepción requiera un mayor desarrollo evolutivo antes de que otras características divinas y espirituales puedan ser reveladas sin peligro a nosotros y en nosotros? Podrá haber futuras revelaciones de tan estupenda belleza y maravilla que ni siquiera podemos formarnos la menor idea de su posible delineamiento. De lo contrario Dios estaría limitado y estático, y sería incapaz de hacer más de lo que hizo. ¿Cómo intentar decir que es posible para nosotros visualizar los límites de la naturaleza de la Deidad? ¿ Cómo puede el intelecto humano creer con toda arrogancia que le es posible reconocer, aunque sea por medio de Cristo, los objetivos fundamentales de la Voluntad divina? La historia del desarrollo de la conciencia humana prueba que la verdad se ha dado en forma progresiva y que esa brillante galaxia constituida por los Instructores del Mundo dio una interpretación de la Deidad cada vez más amplia, llegando, en el transcurso del tiempo, a un mayor y creciente número. Cristo nos ha dado la revelación más elevada e incluyente a lo que la conciencia humana puede responder, hasta la era actual. Pero, ¿cómo atrevernos a decir

que no es posible para Dios hacer más, cuando estamos dispuestos a recibirlo? Para ello nos preparamos rápidamente. Hasta el propio Cristo dijo a Sus discípulos, “el que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también, y aún mayores hará”. Estas palabras expresan una verdad, o toda la estructura de nuestra creencia se viene abajo. Algo más debe revelarse, o la historia del pasado pierde su fundamento y las creencias antiguas su significación, y habremos llegado a una encrucijada que parecería que hasta el propio Dios fuera incapaz de trascender, y esto no puede aceptarse. “Debido precisamente a que el cristianismo combina en una unidad soberana los más altos y profundos poderes de la naturaleza humana, ‘debe abarcar todas las formas del desarrollo humano para que los períodos de la historia puedan ser el conjunto de testigos de la verdad que los incluye a todos’ (Deutinger). En este sentido debemos comprender el juicio de Gorres de que ‘el principio más sublime y sagrado que representa el cristianismo, es su propio y continuo crecimiento, puesto que ninguna realidad finita puede agotar la riqueza de su ideal’. Únicamente por el viviente presentimiento de que Cristo vive a través de las edades, un solo cuerpo compuesto de miembros dispersos en tiempo y espacio, el cristianismo, puede alcanzar progresivamente una adecuada personificación terrena de la cristiandad, en su integridad ideal. El cristianismo, por lo tanto, según lo interpreta la Iglesia histórica, puede aceptar el principio de la evolución en su verdadero significado, sin dañar el carácter excepcional y la misión que ha recibido de Dios.” El Cristo cósmico, el Cristo místico, el Cristo histórico y el Cristo individual, existen por toda la eternidad, por eso la revelación puede ser progresiva. Si pudiéramos creer, como cree el Dr. Whitehead, que Dios incluye a todas las formas y lo que éstas revelan, seguramente, a medida que se desarrollan nuestras facultades y mejora nuestro mecanismo de contacto, podremos ver más de la divinidad que hasta ahora, y ser dignos posteriormente, de una mayor revelación. Sólo nuestras limitaciones como seres humanos impiden ver todo lo que debe ser visto. El nuevo Nacimiento nos llevó a un punto donde fuimos conscientes de un nuevo mundo de luz y del ser. Mediante el proceso de dicha iniciación nos convertimos en ciudadanos del reino de Dios, que Cristo vino a establecer como una realidad en la conciencia del hombre; por el nuevo nacimiento pasamos a un mundo regido por una serie de leyes superiores o espirituales, y nuevos objetivos se abren ante nosotros, surgen nuevos aspectos de nuestra oculta naturaleza espiritual y empezamos a descubrir en nosotros mismos, el delineamiento de un nuevo ser, con diferentes gustos, deseos, ideales y métodos de actividad mundana.

Escuchemos estas palabras: “El Nuevo Nacimiento, como yo lo entiendo... es el surgimiento de un sentido trascendental, que ansía una aventura espiritual, un amor divino, pureza y perfección. Una completa autoentrega, la total aniquilación que encuentra su realización en el amor, en lo que llamamos Amor de Dios. Nadie puede definir ni describir ese amor. Llámeselo don divino, emanación sobrenatural o como se quiera. Las palabras no pueden explicarlo, pero quienes lo experimentan no necesitan la confirmación de la razón o de la lógica, ni prueba alguna. Ilumina toda la Naturaleza, penetra y rige toda vida. Se logra de muchas maneras; puede llegarse a él por muchos portales; pero quienes cruzaron el umbral y penetraron, saben que han llegado, aun cuando sólo alcanzan los lindes del Reino de los Cielos. Si no sienten allí regocijo, ¿dónde podrán hallarlo entonces? La visión puede desvanecerse de vez en cuando, pero una vez experimentada, se sabe que retornará.” Hablamos mucho de la unificación que Cristo realizó dentro de Sí Mismo y para el hombre. Reconocemos la unidad que experimentó con el Padre y que nos ha exhortado a una unidad divina similar. Pero ¿no será posible que haya establecido una síntesis más amplia que la del individuo y Dios, la síntesis del reino de Dios? ¿Qué significan esas palabras? Hemos hablado del reino de Dios en términos de separación. O estamos en ese reino, o fuera de él. Se dice que debemos salir del reino de los hombres (controlado por el mundo, el demonio y la carne) y entrar en otro, descrito como totalmente distinto. Todos los aspectos de los tres reinos subhumanos, animal, vegetal y mineral, se encuentran en el hombre, y su síntesis, más otro factor, el intelecto divino, constituyen lo que llamamos el reino humano. El hombre unifica en sí las llamadas manifestaciones inferiores de la deidad. En los reinos subhumanos de la naturaleza encontramos tres tipos principales de conciencia: el reino mineral, con su poder de discriminación subjetivo, su capacidad de crecer y su radiactividad ultérrima; el reino vegetal, con su sensibilidad o sensitividad, y su mecanismo de respuesta en desarrollo, sensible a la luz solar, al calor y al frío, como a cualquier condición climática circundante; el reino animal, con su conciencia grandemente acrecentada, su capacidad de libre movimiento y de contactos más amplios, gracias a su naturaleza instintiva. El reino humano, encarna todos esos tipos de conocimientos, conciencia, sensitividad, instinto, además de esa misteriosa facultad humana que llamamos “mente”, y resumimos todas esas cualidades heredadas, en la palabra “autoconciencia”.

Sin embargo, en la experiencia del ser humano inteligente, hay un lento y nebuloso reconocimiento de que existe algo más grande aún y de mayor valor, fuera de sí mismo. El hombre es sensible a una serie de contactos más sutiles y de impresiones que denomina espirituales, ideales o místicas. Otro tipo de conciencia empieza a germinar en él, y cuando tiene lugar el nacimiento en Belén, esta conciencia se pone de manifiesto y es reconocida. En momentos en que el ser humano sintetiza en sí todo su pasado, agregando su propia constitución peculiar y sus cualidades, empiezan a surgir y a demostrarse en él cualidades que no son humanas. Los miembros del reino de Dios seguramente encarnarán la herencia de los cuatro reinos, del mismo modo que el hombre encarna la herencia de tres. Esta ciudadanía superior abarca la expresión de la conciencia crística, que es la conciencia de grupo, de relación, de la parte al todo (algo que Cristo acentuaba continuamente) y de lo humano a lo divino. El resultado de este conocimiento debe ser, sin lugar a dudas, de acuerdo al esquema evolutivo, la aparición de otro reino en la naturaleza, siendo ésta la gran tarea de Cristo. Por el poder de Su divinidad realizada, constituyó el hombre que reunió en Sí Mismo lo mejor de todo lo que había sido, y revelaba también lo que iba a ser. Él ciñó en una unidad funcional, lo superior y lo inferior, haciendo de ello un “hombre nuevo”. Fundó el reino de Dios en la tierra y presentó una síntesis de todos los reinos de la naturaleza, provocando así la aparición de un quinto reino. Podemos resumir la unificación lograda del siguiente modo: 1. Unificó en Sí mismo, a la perfección, los aspectos físico, emocional y mental del hombre, comprobando de este modo la existencia del individuo perfecto. 2. Unificó en Sí Mismo alma y cuerpo, los aspectos superior e inferior, presentando así una encarnación divina.

3. Unificó en Sí Mismo lo mejor de todos los reinos de la naturaleza, mineral, vegetal y animal, que en su síntesis forman lo humano, con el intelecto activo. 4. Fusionó esta síntesis con un factor espiritual superior, causando el nacimiento de otro reino de la naturaleza, el quinto. Habiendo creado Cristo, en Sí Mismo, una unificación o síntesis tras otra, para beneficio de la humanidad, aparece ante Juan el Bautista y pasa por la segunda iniciación, la de la purificación en las aguas del Jordán. Por el proceso del bautismo y por las tentaciones que le siguieron, Cristo evidenció su madurez, enfrentó Su misión y demostró al mundo Su pureza y Su poder.

La tercera iniciación, la de la Transfiguración, testimonió la unificación que Cristo había realizado entre cuerpo y alma. La integración era completa y, por consiguiente, la iluminación fue evidente para Sus discípulos. Apareció ante ellos como Hijo del Hombre y como Hijo de Dios, y habiéndoles probado Quién era, encaró la muerte que le esperaba y el intermediario servicio. En la cuarta iniciación demostró esta integración, no sólo como Hombre-Dios sino como Aquél que abarca en Su conciencia al entero mundo de los hombres. Se unificó con la humanidad, reflejando la efectividad de esa divina energía que lo capacitó para decir con toda verdad: “Y yo, si fuere ascendido de la tierra, a todos atraeré a mí”. Fue ascendido, entre la Tierra y el Cielo, y durante dos mil años, Sus palabras han permanecido inalterables. CONTINUARÁ

ORDEN TEMPLARIA

Y FRANCMASONERÍA

Recientemente algunos estudiosos han presentado pruebas convincentes de que la francmasonería tuvo sus orígenes en la herencia templaria: es la tesis de Michael Baigent y Richard Leigh en The Temple and the Lodge y asimismo la del historiador e investigador norteamericano John J. Robinson en Born in Blood, quienes coinciden en esa conclusión tras plantearse el tema desde puntos de vista totalmente diferentes. Aquellos habían reseguido la continuidad de los templarios partiendo de Escocia, mientras que el segundo se dedicó a buscar los orígenes de los ritos masónicos actuales, y también él se halló conducido por esa pista hasta los templarios. Resulta así que los dos libros se complementan mutuamente y proporcionan un cuadro bastante completo de los vínculos entre esas dos grandes organizaciones ocultas. El punto principal de discrepancia entre Baigent-Leigh y Robinson es que los primeros consideran que la francmasonería tuvo su origen en unos templarios aislados, acogidos al refugio de Escocia, y que pasaron a Inglaterra en 1603 cuando subió al trono el rey escocés Jaime VI, con el consiguiente aumento de influencia de la aristocracia escocesa. En cambio Robinson cree que fue en Inglaterra donde se convirtieron en francmasones los templarios. Aduce este autor con bastante fundamento que los templarios fomentaron la insurrección campesina de 1381 que se dedicó a atacar concretamente las propiedades de la Iglesia y las de los caballeros hospitalarios —las dos organizaciones principales enemigas de aquéllos—, mientras que tuvieron buen cuidado de no dañar los edificios que habían sido de los templarios antiguamente. Muchas personas ajenas a estos asuntos creen que la francmasonería es una especie de cofradía de viejos camaradas un poco chiflados, y de paso sirve como camarilla de introducidos que reparte lucrativos negocios e influencias entre sus miembros. En cuanto al rito, se contempla como la parte extravagante de la cuestión,

consistente en arremangarse la pernera y proferir juramentos arcaicos desprovistos de sentido. Es posible que la situación haya cambiado, pero en sus primeros tiempos la francmasonería era una escuela mistérica con iniciaciones solemnes basadas en las tradiciones ocultas de la antigüedad, y expresamente encaminadas a obtener la iluminación trascendental además de la función evidente de asegurar la cohesión entre los hermanos. En efecto fue una organización oculta en su origen, con dedicación explícita a la transmisión de un conocimiento sagrado. Buena parte de lo que hoy llamaríamos ciencia salió en realidad de esa cofradía, como lo evidencia la constitución de la Royal Society inglesa en 1662, que se ocupaba y sigue ocupándose de reunir y dar a conocer el conocimiento científico. Fue el establecimiento oficial de lo que había sido en principio el «Colegio Invisible» de los masones, creado en 1645.2 (Y tal como sucedía en tiempos de Leonardo, se consideraba que el conocimiento oculto y el científico, lejos de ser antitéticos, eran una y la misma cosa.) Aunque muchos francmasones modernos sin duda se someten a sus iniciaciones respetando lo solemne y con un sentido de espiritualidad, el panorama de conjunto sí podría decirse que es el de una organización que ha olvidado su sentido originario. Es así que la corriente mayoritaria de la francmasonería actual es la Gran Logia, de fundación relativamente reciente, como que fue constituida el día de san Juan Bautista (24 de junio) de 1717. Con anterioridad había sido una verdadera sociedad secreta, pero la aparición de la Gran Logia marcó la época de su conversión, ya realizada en un cenáculo algo pomposo donde se reunían unos amigos, y tomaba un carácter semipúblico porque ya no tenía ningún secreto que guardar. Así pues, ¿qué antigüedad atribuiremos realmente a la francmasonería? La primera referencia comprobada data de 1641,3 pero si existió la relación con los templarios obviamente debe de ser mucho más antigua. Según los indicios que cita John J. Robinson hubo logias allá por 1380,4 y un tratado de alquimia datado hacia 1450 utiliza explícitamente la palabra Freemason. Si hemos de dar crédito a lo que dicen ellos mismos, los masones proceden de las cofradías medievales de canteros (stonemasons), que habían adoptado ademanes y códigos secretos de mutua identificación porque eran portadores de un conocimiento tal vez peligroso, el de la geometría sacra. Sin embargo, y como han demostrado las extensas y meticulosas investigaciones de John J. Robinson, esos gremios brillaron por su ausencia en la Inglaterra medieval.

Otro mito de los francmasones es la pretensión de que los canteros habían recibido dichos conocimientos secretos de los constructores del fabuloso Templo de Salomón. Si fue así, ¿podían permitirse no hacer caso de otro grupo mucho más obviamente vinculado a dicho templo? Pues en apariencia, evitaron la vinculación más evidente de todas, la de la orden oficialmente llamada de los Pobres Conmilitones de Cristo y del Templo de Salomón, es decir los templarios. No obstante, antes de la formación de la Gran Logia los francmasones propagaban en realidad el mismo tipo de información que los templarios sobre geometría sacra, alquimia y hermetismo. Por ejemplo, los primeros masones prestaron mucha atención a la alquimia, y un tratado alquímico de mediados del siglo XV alude a ellos bajo el nombre de «obreros de la alquimia». Uno de los primeros iniciados masónicos de que haya constancia fue Elías Ashmole (admitido en 1646), el fundador del Ashmolean Museum de Oxford, que fue alquimista, hermético y rosacruz. (Y el primero que escribió acerca de los templarios en términos elogiosos desde la supresión de éstos.) Una de las joyas de la corona masónica es el curioso y fascinante edificio llamado la Rosslyn Chapel, a las afueras de Edimburgo. Visto de fuera parece hallarse en estado tan ruinoso que vaya a derrumbarse de un momento a otro, pero el observador queda desengañado al contemplar la robustez del interior... como no podía ser de otra manera, porque la capilla Rosslyn es en la actualidad el foco de los francmasones modernos y de muchas organizaciones templarias. Construida entre 1450 y 1480 por el Laird de Rosslyn. Sir William Saint-Clair, en su origen quiso ser la capilla de la Virgen de un santuario mucho más grande que iba a construirse siguiendo el modelo del Templo de Salomón, pero en realidad se quedó por los siglos tal como estaba. Los Saint-Clair (cuyo apellido cambió más adelante a Sinclair) fueron los protectores, hereditarios de la francmasonería en Escocia desde el siglo XV en adelante; no sería por coincidencia que antes hubiesen atendido a la misma misión en favor de los templarios. En efecto, la orden del Temple estuvo conectada con los Sinclair y con Rosslyn desde sus mismos orígenes: el Gran Maestro y fundador Hugo de Payens tuvo por esposa a una tal Catalina Saint-Clair. Este linaje de los SaintClair/ Sinclair, de ascendencia vikinga, es una de las familias más misteriosas y notables de la Historia, y destacaron en Escocia y Francia desde el siglo XI. (Por cierto que el apellido familiar recuerda al mártir escocés Saint-Clair, quien murió decapitado.) Hugo y Catalina visitaron las propiedades de los Saint-Clair en Rosslyn y establecieron allí la primera encomienda templaria de Escocia, que fue luego cuartel general. (Como se ha mencionado, Pierre Plantard ha adoptado el

patronímico «de Saint-Clair» buscando deliberadamente relacionarse con la rama francesa de esa antigua familla. Varios comentaristas se han preguntado si tendría derecho a utilizar el apellido; lo seguro es que tiene al menos una buena razón para hacerlo.) Indudablemente los templarlos hicieron de Escocia uno de sus principales refugios después de la disolución oficial. Quizás porque dicho país fue en tiempos el reino de Roberto Bruce, excomulgado también, de manera que el brazo del papa no alcanzaba hasta allí. Es bastante plausible que la desaparecida flota templaria recalase en las costas de Escocia, como argumentan Baigent y Leigh. Uno de los acontecimientos críticos en la Historia de las islas británicas fue sin duda alguna la batalla de Bannockburn, que ocurrió el 24 de junio (día de san Juan Bautista) de 1314 y supuso una derrota definitiva de los ingleses a manos de las fuerzas de Robert Bruce. Sin embargo, los indicios dan a entender que éste contó con una ayuda formidable... a saber, la de un contingente de templarios que salvaron la jornada en el último momento. Desde luego eso es lo que creen los modernos caballeros templarios de Escocia (que se dicen descendientes de aquellos fugitivos), motivo por el cual celebran en la capilla Rosslyn los aniversarios de la batalla de Bannockburn y dicen que fue la ocasión en que «se alzó el Velo que cubría a los caballeros del Temple». Entre los que combatieron en Bannockburn al lado de Robert Bruce estuvo un sir William Saint-Clair (diferente del mencionado antes), que murió en 1330 y fue enterrado en Rosslyn... en una característica sepultura templaria. En cuanto a la capilla Rosslyn, observamos algunas anomalías evidentes en su ornamentación. En el interior de ella no quedó ni un centímetro cuadrado sin esculpir y no sólo está repleta de símbolos, sino que el edificio entero se alzó con arreglo a los elevados ideales de la geometría sacra. Muchos de sus elementos son innegablemente masónicos; así, por ejemplo, exhibe la «Columna del Aprendiz» en explícito paralelismo con el mito masónico de Hiram Abiff, y el aprendiz representado en ella recibe el nombre de «el Hijo de la Viuda», que responde a una significativa terminología masónica (y también ha tenido su importancia para la presente investigación). En el dintel contiguo a esa columna leemos la inscripción: El vino es fuerte, el Rey es más fuerte, las mujeres son fortísimas, pero LA VERDAD vence a todos. Ahora bien, y aunque la mayor parte del simbolismo de Rosslyn sea masónico, definitivamente también es templario: la planta de la capilla tiene la forma de la cruz templaria y algunos relieves presentan la famosa imagen de dos jinetes sobre un mismo caballo que fue el sello de los freires. En las cercanías hay una antigua arboleda que tenía forma de cruz templaria. Pero también existe en la capilla

Rosslyn mucho simbolismo que no es clásicamente masón ni templario. Hay una plétora de imágenes paganas, e incluso algunas islámicas. En el exterior un relieve representa a Hermes, clara alusión al hermetismo, y en el interior se encuentran más de cien representaciones del Hombre Verde, el dios de la vegetación en el antiguo panteón céltico. Tim Wallace- Murphy, el historiador oficial de la capilla Rosslyn, ha relacionado al Hombre Verde con el dios babilónico Tammuz, una más de las divinidades que mueren y resucitan. Todos estos dioses tienen atributos parecidos, y suele representárseles con la cara verde, aunque fue Osiris, el esposo de Isis, el así representado más habitualmente. Cuando visitamos a Niven Sinclair, un miembro de la ilustre familla, quedamos prácticamente abrumados por un aluvión de pruebas de que los Sinclair no sólo habían sido templarios, sino también paganos. Apasionado estudioso de la Historia de Rosslyn y de los Sinclair, Niven nos suministró algunos indicios muy reveladores de lo ocurrido con los conocimientos perdidos de los Templarios. Según él, están codificados en la obra de la capilla Rosslyn para que fuese posible transmitirlos a futuras generaciones. Como él dice, «el conde William Saint-Clair construyó la capilla en una época en que los libros podían ser quemados o prohibidos. Era necesario dejar un mensaje a la posteridad». Mientras Niven iba entusiasmándose con su tema nosotros admirábamos el ingenio aplicado por su antepasado sir William a la creación de ese libro de piedra. O como él nos dijo, «si vais a la catedral de San Pablo, os bastará una sola visita para verla toda. Pero la capilla Rosslyn es diferente. Figuraos si habré estado allí en cientos de ocasiones, y cada vez descubro algo nuevo. En eso consiste su belleza». Rosslyn dista de ser una capilla cristiana típica. Según Niven, «se dijo que el conde Guillermo la erigió “a la mayor gloria de Dios”, pero si es así, llama la atención que se encuentren tan pocos símbolos cristianos en ella». Los Sinclair medievales promovieron activamente celebraciones paganas y proporcionaron refugio a los gitanos (de quienes se ha dicho que figuran «entre los últimos practicantes del culto a la Diosa en Europa»). También es revelador que según muchas autoridades la cripta de la capilla Rosslyn tuviese en tiempos una Virgen negra. FUENTE: RECIBIDO De Bruja : bbbruja33@hotmail.com

REVISTA Kosmos Nº 3 Hacia una nueva Civilización

Por Mijail Gorbachov Hoy les hablaré más como político que como presidente de la Fundación Gorbachov. Mi vida pública está conectada, de tantas formas, a la política, que intuyo que lo mejor es dirigirme a ustedes desde esta perspectiva. En realidad, la política es un área de preocupación vital para el mundo en que vivimos, y no podremos resolver los problemas generales del mundo si no resolvemos los problemas políticos. Para comenzar, me gustaría dirigir vuestra atención a la naturaleza imperativa del tema de hoy: “Crear una Nueva Civilización”. En mi opinión, aunque el tema es muy familiar, aún suscita muchas preguntas. ¿Qué significa “crear una nueva civilización”? ¿Qué estamos buscando? ¿Estamos intentando apresurar, artificialmente, el proceso histórico? Lo que brota en el terreno de un asentamiento social particular y se desarrolla orgánicamente, tiene una probabilidad futura exitosa. Por otro lado, si se fuera a imponer por la fuerza, no tendría la misma posibilidad de éxito. Crear una Nueva Civilización tiene un toque de subjetividad, una sugerencia de trastornar o mermar el paso del

proceso histórico, quizás alterándolo de una manera dramática. ¿Cuál será el destino de las civilizaciones existentes? ¿Las tendremos que desechar en el curso de la creación de la nueva civilización o, dejarán el escenario espontáneamente? Creo que los organizadores de este foro, al elegir este tema, intentaron dirigir la atención sobre el hecho de que la civilización está pasando por un profundo proceso de cambio justamente frente a nuestros ojos. Nuevas formas de vida están surgiendo y la ciencia social las estudia y documenta. Los hallazgos de estos estudios son lo más importante para la política. Es importante informar, sobre este mundo emergente, a las instituciones civiles y a los ciudadanos ordinarios con conocimiento. Desde esta perspectiva, apoyo la idea de ‘crear una nueva civilización’. El paso acelerado del cambio, en los años recientes, aumenta el peligro de que nuestra conciencia en desarrollo se quede rezagada. Se han cometido errores en el ordenamiento y administración de nuestro mundo. Nuestros líderes podrían haber tomado decisiones diferentes y caminos alternativos. A través de mis viajes y discusiones alrededor del mundo, he llegado a comprender que una preocupación compartida por muchas personas es que, hoy, en el mundo existe una falta de liderazgo. No podemos derribar el proceso histórico, ni tampoco detenerlo, pero podemos esforzarnos por entender su esencia a medida que se desarrolla. Podemos discriminar entre el carácter creativo de algunas tendencias y el carácter destructivo de otras. Apoyados por ese conocimiento, podemos actuar en armonía con el proceso y guiarlo de manera positiva. Quienes escuchan el resonar de la historia y quienes entienden los fundamentos del desarrollo mundial, en una etapa determinada de desarrollo, son los verdaderos líderes para ese momento. Cuando entendemos el proceso y su dirección y actuamos de acuerdo con ello, tenemos el potencial de salvarnos a nosotros mismos de la catástrofe. No nos debemos poner del lado de quienes tienen miedo cuando enfrentan las dificultades del mundo moderno. Algunos científicos conocedores sugieren que dejemos que el mundo gire a su paso. Que los débiles perezcan y los fuertes sobrevivan. Ellos creen que el mundo es tan complejo y determinado que no se puede realmente impactar el proceso natural. Creo que esta es una actitud política peligrosa que llega hasta el Darwinismo social. Esta actitud fácil promueve la agudización del conflicto étnico entre los estados naciones y la intensificación de problemas similares en las relaciones internacionales. Para bien o para mal, la globalización está teniendo una influencia poderosa en nuestras sociedades. Vemos el surgimiento de los movimientos de protesta contra la globalización de no intervención. Para crear un mundo sostenible y próspero, debemos preservar toda la diversidad étnica, cultural y natural que el mundo tiene para ofrecer.

El mundo actual enfrenta tres retos globales principales. El primero es la seguridad, incluyendo las amenazas relacionadas con las armas de destrucción masiva y el terrorismo internacional. El segundo es la pobreza y atraso, con la mitad de la población del mundo forzada a existir con menos de dos dólares al día. Estos millones viven sin acceso al agua potable y a condiciones sanitarias y sufren de desnutrición y una multitud de enfermedades. La tercera es la amenaza de una catástrofe ecológica, cuyo alcance ha tomado proporciones globales. La moderna ‘civilización’ actual, que ofrece comodidad de vida a un tercio de la población mundial, ha llevado a toda la comunidad mundial hasta el borde de la crisis ecológica, cuando un 60% de nuestros sistemas naturales se han diezmado y puede que nunca se rehabiliten. De este modo, se puede ver al mundo confrontado por muchos problemas importantes. Debemos buscar establecer las condiciones en las cuales se puedan reparar las fracturas que nos separan, para poder unir esfuerzos y resolver estos problemas comunes. El año 2005 marcó el aniversario número 20 de la introducción de la ‘Perestroika’. El 11 de marzo, se celebró una gran conferencia de prensa para marcar ese importante acontecimiento y yo respondí preguntas de los reporteros durante más de tres horas. Después de haber dicho todo lo que quería decir y explicar todo lo que podía acerca del tema, una joven periodista me hizo la pregunta final: “Mikhail Sergeyevich, ¿cree usted que la perestroika fue un triunfo o una derrota?” Por eso creo que la conferencia de prensa no tuvo mucho éxito. Mi respuesta fue ambigua. “La Perestroika ha ganado una resonante victoria”, contesté. Sí. Tuvo algunos reveses debido a las conspiraciones en el camino, pero nunca fueron suficientes para detenerla. El proceso de transformación ha progresado hasta el punto donde no hay posibilidad de regresar al pasado. Esa es la importancia y el logro histórico de la perestroika. No solo influenció a la Unión Soviética sino al mundo en su totalidad, particularmente en el área de las relaciones internacionales. Aún juega un papel importante en la actualidad y, no hay duda de que continuará teniendo influencia significativa durante mucho más tiempo. Cuando Zhou En Lai, era premier de la China, recibió una delegación francesa en Beijing; uno de los visitantes le preguntó su opinión acerca de la Revolución Francesa y su posible influencia en la China. Zhou En Lai respondió

que todavía era muy temprano para sacar conclusiones acerca de la Revolución Francesa. La revolución había ocurrido hace 180 años pero, todavía, no se sentía dispuesto a sacar ninguna conclusión sobre su impacto. Por eso, a quienes estén ahora tratando de sacar sus conclusiones definitivas sobre la importancia de la perestroika, yo les diría que su verdadero significado e importancia permanecen cubiertos en el futuro. Los logros de la perestroika fueron posibles porque estaban fundamentados sobre un análisis preciso de la situación de la Unión Soviética y del mundo en general. Primero, el mundo necesitaba un cambio fundamental. En la segunda etapa, sabíamos que el antiguo sistema tenía que ser eliminado y reemplazado por uno nuevo. Nos dimos cuenta de que además de los intereses de clase, étnicos y de estado, estaban involucrados los intereses de toda la humanidad. Nuestra primera prioridad era librar a la raza humana de la amenaza de la auto-destrucción. Vivimos en un mundo altamente interdependiente y ningún país puede asegurar su propia seguridad y prosperidad por sí solo. Esta comprensión constituyó el fundamento de nuestras decisiones estratégicas principales. Nos decidimos a favor de la libertad, la democracia y de un estado basado en la ley, optando por un cese a la carrera armamentista y a la cultura de confrontación global. Esas lecciones todavía se aplican. Igual que hace veinte años, durante los días de la perestroika, es imperativo que el análisis de las tendencias prevalecientes en el mundo sea fiel. En el Instituto de Etnografía de Rusia, hemos estado estudiando la globalización durante siete años. Hemos observado que el mundo, con sus innumerables contradicciones, se dirige hacia una transformación mayor. Las preguntas más importantes son: ¿Hacia dónde se dirige la humanidad y cuáles son las características de este nuevo mundo? • La interdependencia se ha intensificado; no obstante, millones de personas son excluidas de este proceso.

• China, India y Brasil son los nuevos gigantes en el panorama mundial. Están haciendo reconocer su presencia económica y política en el mundo. • • Estados Unidos ha asumido un lugar especial como superpotencia única. Europa se está uniendo y expandiendo; un desarrollo muy importante.

Rusia y las antiguas repúblicas de la Unión Soviética, están pasando por una transformación dinámica.

• Finalmente, el mundo islámico está tratando de adaptarse a los cambios del mundo moderno y a todos los problemas asociados con este proceso. Este es el mundo en que vivimos. Este es el marco dentro del cual la humanidad se esfuerza para encontrar las respuestas a los principales retos del siglo XXI. A mediados de los años 80, se sugirió una nueva forma de pensar, como alternativa a los viejos acercamientos. Ese nuevo pensamiento no aparece del aire, sino que, corresponde a los principios más importantes de la ley internacional y las relaciones internacionales. Actualmente necesitamos más pensamiento renovado para el nuevo siglo. Este es un mundo diferente del que existía hace 20 años y, no obstante, nuestros intentos para resolver los problemas actuales de la globalización y la interdependencia están basados en acercamientos anticuados. Esos esfuerzos mal dirigidos han creado muchos problemas y producido las olas de inseguridad que actualmente asolan a la Tierra. Somos como bomberos. Necesitamos visión para apagar el incendio, una visión basada en el estudio, la investigación y la sabiduría de los diferentes campos profesionales. Las personas, en todo el mundo, están criticando o rechazando la globalización en su forma actual. Ellas quieren ver la cara humana de la globalización. Comparto este punto de vista. Apoyo el movimiento que apunta a una nueva globalización y cree que es posible crear un mundo diferente, un mundo mejor. Entonces, ¿qué clase de mundo nos debemos esforzar por crear? Permítanme que les recuerde un discurso que dio el presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy, en la Universidad América en 1963, donde dijo que el tema más importante sobre la tierra era la paz mundial. “¿Qué clase de paz es la que buscamos? No una Pax Americana, impuesta sobre el mundo por medio de las armas de guerra americanas; no la paz de la sepultura o la seguridad del esclavo. Estoy hablando de una paz genuina; de esa clase de paz que hace digna la experiencia de vivir la vida sobre la tierra, que hace posible que los hombres y naciones crezcan y tengan esperanza y construyan una vida mejor para sus hijos. No solamente paz para los americanos, sino para todos los hombres y mujeres. No sólo paz en nuestra época, sino para todo tiempo”. Las palabras del presidente Kennedy, sobre la paz, eran importantes cuando el mundo estaba bajo una amenaza real de conflicto nuclear. Pero la situación mundial actual, en muchos aspectos, es similar a la de 1963 y, esas palabras quizás son, aún más apropiadas y significativas en este momento. No olvidemos que JFK también dijo

que una sociedad que no puede cuidar de sus miembros más vulnerables, tampoco podrá defender a su mayoría próspera. El futuro tiene que ser para todos o no habrá futuro en absoluto. Casi medio siglo ha pasado desde que JFK dijo esas importantes palabras. Tristemente, esos años han sido desperdiciados. Ellas han perecido como el hombre que las pronunció. Deberíamos hacer todo lo que esté en nuestro poder para no despilfarrar los años que vienen. Hoy es importante mirar hacia atrás, hacia lo que ha pasado y lo que no ha dejado de pasar, mientras buscamos evaluar las nuevas realidades mundiales y armar a la comunidad humana con un nuevo conocimiento, pensamiento y visión. Sin eso, será muy difícil mostrar capacidad para enfrentar los retos que enfrentamos. ¿Qué acciones se requieren para una perestroika de la tierra como totalidad? No soy optimista en cuanto a que habrá cambios para bien. La situación es muy crítica en muchos frentes. Se han producido muchos análisis, declaraciones y foros en los últimos quince años. Existe mayor claridad, pero no acción práctica. Nuestro eco-sistema se está deteriorando. A menos que resolvamos el problema ecológico, nada cambiará para bien. La falta de agua potable es el mayor déficit mundial en estos momentos. Los tres foros internacionales sobre agua potable terminaron sin resultados, aunque asistieron miles de representantes de todo el mundo. No hubo resolución porque los países desarrollados bloquean todas las decisiones en los foros internacionales. También existen grandes problemas con los recursos naturales. No hemos desarrollado nuevas fuentes de energía. No hay inversiones grandes o esfuerzos unidos para la solución. El ochenta por ciento de la población utiliza el 20% de los recursos y el veinte por ciento de la población utiliza el 80%. El modelo de consumo de la sociedad occidental se ha sobrepasado a sí misma. Con solo el 5% de la población del planeta, los americanos utilizan el 25% del petróleo. ¿Podrán, las personas de los Estados Unidos, cambiar su nivel de vida? Miremos a la China. China necesitará más recursos. Sin embargo, los políticos no tienen adecuada visión o voluntad política para resolver el problema. Necesitamos investigación científica y debemos propagar este conocimiento a través de los medios de comunicación. La política está rezagada detrás de nuestro mundo que cambia rápidamente. La política no cambiará sin una presión activa por parte de la sociedad civil. ¿Cuál acción considera que es la más necesaria actualmente?

Necesitamos crear nuevas reglas de juego. No necesitamos un gobierno mundial, una superpotencia, o un grupo de países. Necesitamos un liderazgo basado en un sistema internacional regional y, por supuesto, unas Naciones Unidas reformadas. Pero la reforma significativa ha sido rechazada porque la ONU (o cualquier sistema que pueda dirigir el cambio) es contemplado desde la perspectiva de los intereses nacionales. Por supuesto, las responsabilidades de los gobiernos nacionales son importantes. Necesitamos sistemas globales efectivos en un mundo interdependiente, donde todo esté globalizado, incluyendo las finanzas, los recursos y el intercambio comercial. Si los sistemas globales no son efectivos, entonces la política nacional no estará a la altura de la tarea. Nada cambiará, sin la visión y voluntad política para construir un nuevo orden mundial. Tenemos que estudiar la naturaleza humana y trabajar unidos para que a mediados de siglo tengamos establecido un sistema que pueda guiar a todo el mundo. Mijail Gorbachov es el anterior presidente de la Unión Soviética y laureado con el Premio Nóbel de la Paz en 1990. Durante su liderazgo de la Unión Soviética, de 1985 a 1991, transformó la nación y la sociedad por medio de la ‘perestroika’ (reestructuración) y desempeñó un papel importante en la finalización de la Guerra Fría. Actualmente sirve como presidente de la Fundación Gorbachov, dedicada a la Nueva Civilización y presidente de la Cruz Verde Internacional. Es una voz global sabia y respetada a favor de un nuevo y más justo orden internacional. Nota: La revista Kosmos se distribuye gratuitamente entre personas de influencia en las Naciones Unidas y otros encuentros mundiales, buscando ejercer una influencia en líneas de la Buena Voluntad Mundial. Además, aunque usted no hable inglés, le recomendamos consultar el sitio en Internet, pues las fotografías son dignas de contemplar. www.kosmosjournal.org Se sugiere, amorosamente, a quienes puedan apoyar con subscripciones o recomendándoselo a otros, que por favor lo hagan. Recuerde: las suscripciones son importantes para su mantenimiento. Gracias a buenos amigos de Sabiduría Arcana continuas recibiendo artículos traducidos al español de la Revista Kosmos de "los líderes actuales más sabios del planeta", para que puedas incluirte en la conversación mundial que se está desarrollando en este momento, tratando de encontrar las soluciones de los problemas mundiales más importantes, para que podamos introducir la Nueva Civilización y Cultura. Fuente: Agradecemos tu presencia siempre atenta y dispuesta a participar en la construcción del Gran Cambio. Sabiduría Arcana