You are on page 1of 12

El Delito de Uso Fraudulento de Tarjetas de Crédito o Débito en la Jurisprudencia Nacional.

Andrés Grunewaldt Cabrera Abogado Unidad Especializada en Lavado de Dinero, Delitos Económicos y Crimen Organizado.

Resumen El presente artículo pretende realizar una breve exposición acerca del criterio jurisprudencial que nuestros tribunales han aplicado, en las sentencias definitivas dictadas hasta la fecha, respecto de los aspectos más debatidos en torno al delito contenido en el artículo 5° de la ley 20.009. En particular, se abordarán los pronunciamientos acerca del bien jurídico protegido, el perjuicio, el íter críminis, autoría y participación y, por ultimo, algunas consideraciones sobre delito continuado vs. delito reiterado. 1. Introducción. El 1 de abril del año 2005, y producto de una moción presentada en noviembre del año 2002, se publicó en el Diario Oficial la Ley Nº 20.009, que limita la responsabilidad de los usuarios de tarjetas de crédito por operaciones realizadas con tarjetas extraviadas, hurtadas o robadas. Si bien el proyecto original constaba de un solo artículo, el que perseguía limitar la responsabilidad en caso de extravío, hurto o robo de la tarjeta de crédito, durante la discusión parlamentaria se agregaron otras normas, siendo una de ellas el actual artículo 5°1, que consagra el tipo penal de uso fraudulento de tarjetas de crédito débito, estableciendo varias hipótesis comisivas en sus diversas letras. Desde la entrada en vigencia de la ley, hace más de un año, cada vez son más las sentencias definitivas que se han dictado en esta materia. En atención a su creciente importancia, y a la ausencia de doctrina que trate estas figuras, se ha estimado conveniente realizar una breve revisión de los fallos más significativos que se han dictado hasta la fecha, para efectos de analizar los distintos criterios e interpretaciones emanados de nuestros tribunales de justicia.

1

“Artículo 5º.- Las siguientes conductas constituyen delito de uso fraudulento de tarjeta de crédito o débito: a) Falsificar tarjetas de crédito o débito. b) Usar, vender, exportar, importar o distribuir tarjetas de crédito o débito falsificadas o sustraídas. c) Negociar, en cualquier forma, con tarjetas de crédito o débito falsificadas o sustraídas. d) Usar, vender, exportar, importar o distribuir los datos o el número de una tarjeta de crédito o débito, haciendo posible que terceros realicen operaciones de compra o de acceso al crédito o al débito que corresponden exclusivamente al titular. e) Negociar, en cualquier forma, con los datos o el número de la tarjeta de crédito o débito, para las operaciones señaladas en la letra anterior. f) Usar maliciosamente una tarjeta bloqueada, en cualquiera de las formas señaladas en las letras precedentes. La pena por este delito será de presidio menor en cualquiera de sus grados. Esta pena se aplicará en su grado máximo, si la acción realizada produce perjuicio a terceros".

véase el análisis que se hace en el Boletín ULDDECO Nº 7 sobre la jurisprudencia relativa al delito contenido en el artículo 97 Nº 9 del Código Tributario.009. por último. 2. de fecha 25 de febrero de 2006. Para efectos de una exposición sistemática. Bien jurídico protegido. sosteniendo sobre este punto que “. conociendo de un caso en donde el imputado arrendó un vehículo que posteriormente no fue devuelto.. Revisión y análisis de la jurisprudencia. Que Muñoz o quien haya clonado la tarjeta. por un lado. el cual fue conocido por la Corte de Apelaciones de Valparaíso.3 Se considerarán para estos efectos los siguientes aspectos: bien jurídico protegido. y por otro. siendo la doctrina y principalmente el criterio que adopten a futuro nuestros tribunales superiores de justicia. señaló en su parte pertinente que “. hay algunos temas sobre los cuales todavía no hay una opinión clara. Como punto de partida. iter críminis. y tal como se ha hecho en ocasiones anteriores2. y como se verá más adelante. En cuanto al bien jurídico protegido.. 7º. en este caso. ciertos fallos sostienen que lo protegido por estas figuras es el patrimonio.4 Este fallo fue objeto de un recurso de nulidad. 4 Fallo del TOP de Viña del Mar. si bien nos encontramos ante delitos que infringen el mismo bien jurídico. RIT Nº 01-20006. RUC Nº 0500281323-K. de lo expuesto fluye que en la especie se trata de dos tipos penales diferentes. pagando con una tarjeta de crédito falsa. las opiniones se dividen principalmente en dos: por un lado.Sin perjuicio de lo anterior. autoría y participación y. lo condenó por su participación en los delitos de uso fraudulento de tarjeta de crédito falsa y apropiación indebida. y a otras 2 Al respecto. como quedara suficientemente establecido en la sentencia recurrida. . quienes en definitiva van a permitir uniformar la interpretación de ciertos tópicos relativos a este delito.afectó la fe pública en instrumentos como la tarjeta.1. considerando los distintos pronunciamientos judiciales que se han dictado al amparo del nuevo sistema de enjuiciamiento criminal a lo largo del país. por resultar más favorable al sentenciado la imposición de la pena de conformidad a lo dispuesto en el artículo 74 del Código Penal”. perjuicio. la cual modificó el criterio seguido por el tribunal a-quo. mientras que otras sentencias se inclinan por sostener que el bien jurídico protegido es la fe pública. el análisis de la jurisprudencia existente hasta la fecha se realizará por temas. 2. comúnmente conocido como comercio clandestino. Sobre cuál es el bien jurídico protegido por esta figura. podemos citar la opinión del TOP de Viña del Mar el cual. afectó el patrimonio de la empresa propietaria del automóvil. Si bien se tiene conocimiento de un fallo dictado por el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago en el cual se condenó al imputado por el delito previsto en la letra a) del artículo 5 (falsificación de tarjetas). considerando décimo noveno. no se aplicará la regla contenida en los dos primero incisos del artículo 351 del Código Procesal Penal. delito continuado.. no se ha citado en este trabajo por no tener consideraciones penales relevantes.. algunas consideraciones en torno a la problemática de delito reiterado vs. sino aquella de su inciso tercero. con valores protegidos distintos. 3 Cabe señalar que hasta ahora los fallos que se han podido conocer y que serán objeto de estudio corresponden a conductas que fueron sancionadas en base a la hipótesis prevista en la letra b) del artículo 5 de la ley 20. el patrimonio.

es decir. condenó a los imputados por el delito en comento y por el delito de receptación. . afectan al mismo bien jurídico siendo en el caso concreto la finalidad de ambos tipos penales la protección del derecho de propiedad”.. a la fecha de ésta. si bien no se encuentra ejecutoriado. RIT Nº 3042-2005. señalando respecto del bien jurídico protegido que “. la mayoría se inclina por estimar que el bien jurídico protegido por esta clase de delitos es la fe pública. concepto que es definido por varios autores nacionales. por tanto. castigando con ello la falsedad. RIT Nº 116-2006. Rol Nº 246-2006. RUC Nº 0600343931-1. señalando respecto de este punto que “. considerando cuarto. descrito y sancionado en el artículo 456 bis a) del Código Penal. RUC Nº 0500281323-K. de fecha 12 de septiembre de 2006. considerando cuadragésimo primero. ha sido la fe pública. cabe destacar la singular interpretación que realiza el Décimo Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago el cual. de fecha 25 de julio de 2006.8 El definitiva. Esta misma interpretación es la que se sostiene un fallo del Tercer TOP de Santiago el cual. como el delito de Receptación.009. RIT Nº 195-2006. este sentenciador considera además que los delitos de Uso de Tarjeta de Crédito Falsificada causando Perjuicio.7 Por último. Cabe tener presente que esta sentencia definitiva aún no se encuentra ejecutoriada. tal empresa no había recuperado el vehículo”. de fecha 22 de agosto de 2006. el objetivo es proteger la confianza en los instrumentos de créditos para las transacciones comerciales y.. la Corte de Apelaciones de Valparaíso estimó que el bien jurídico protegido se vincula a la fe pública de instrumentos como la tarjeta de crédito. considerando undécimo.. RUC Nº 0500315210-5.. descrito y sancionado en el artículo 5 letra b) de la Ley 20. en cuanto 5 Fallo de la Corte de Apelaciones de Valparaíso. Al igual que en el caso anterior. considerandos sexto y séptimo.. el bien jurídico protegido es el orden público económico y ello se logra si se le da la utilidad que corresponde de acuerdo a su naturaleza. de los pocos fallos que se han pronunciado sobre este punto. refiriéndose al patrimonio como el interés protegido por el delito de apropiación indebida. este fallo tampoco se encuentra ejecutoriado.personas a las que engañó. por fe pública entendemos la seguridad del tráfico jurídico. RUC Nº 0500353082-7. 6 Fallo del Tercer TOP de Santiago. 8 Fallo del Décimo Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago.en el parecer de estos magistrados... el bien jurídico que ha querido proteger el legislador al estatuir en esta norma.5 A diferencia del TOP de Viña del Mar. 7 Fallo del Tercer TOP de Santiago. toda vez que los CUATRO ACUSADOS no siendo los titulares legítimos de las tarjetas bancarias de propiedad de occiso. son delitos de la misma especie. el mismo tribunal que dictó el fallo anterior dictó recientemente otra condena en base al delito en comento.. frente a un número importante de compras realizadas utilizando una tarjeta de crédito falsa. de fecha 11 de abril de 2006. quien señala que “. las utilizaron y se sirvieron de ellas de manera ilegítima y dolosa consiguiendo para sí los dineros pertenecientes a la víctima don Pedro Mattar Oyarzún”. entre ellos el profesor Etcheberry.. igualmente es un antecedente importante a tener en cuenta. Sobre el bien jurídico protegido.6 Aparentemente compuesto por distintos miembros. Como consta de la sentencia. porque de esa forma sólo puede ponerse riesgo el bien jurídico protegido y no con la mera tenencia”. este tribunal señaló en su parte pertinente que “ .

Parte Especial. y. 1997. el alcance del concepto de tercero. Editorial Jurídica de Chile. el cual ha sostenido que “tales hechos son constitutivos del ilícito de uso fraudulento de tarjeta de crédito falsificada. Parte Especial. Santiago. (. aunque el cargo sea después reversado al tarjetahabiente. considerando séptimo. siendo detenido por Carabineros momentos después. la pena correspondiente es la de presidio menor en su grado máximo. es un tema (como varios otros que se plantean en este artículo) que requiere una maduración a nivel jurisprudencial y doctrinal. Tomo IV. la tarjeta fue deslizada por la máquina y el imputado alcanzó a firmar el comprobante de venta (voucher). este juzgado consideró que el perjudicado es la institución bancaria que actúa como emisor de la tarjeta. RIT Nº 1063-2005... Derecho Penal.2. al tenor del inciso final del artículo mencionado”. previsto y sancionado en el artículo 5 letras b) de la Ley 20.009. instrumentos. y puesto a disposición del Ministerio Público. Adicionalmente.ella depende de la real producción de ciertos efectos jurídicos obligatorios que la ley ha atribuido a determinados objetos materiales”. 136. cometido en perjuicio del Banco de Chile. Editorial Jurídica de Chile. 10 Una concepción un tanto distinta a la anterior sostiene el profesor GARRIDO MONTT. 11 Fallo del Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago. 12). En primer lugar podemos citar la opinión del Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago. en atención a lo dispuesto en el inciso final del artículo 5° de la ley 20.500 que se cargó con el uso de la tarjeta de crédito falsificada a la titular del número de la cuenta doña Pilar Celis Brunet. siendo su delimitación un aspecto bastante relevante para efectos de la determinación de la pena aplicable. p. en el evento que éste concurra. 2. Tomo IV. 9 ETCHEBERRY.9 10 En base a lo anterior. 2002. para este tribunal basta que el imputado materialice la compra para que se entienda que concurre el perjuicio. En todo caso. Teniendo en cuenta lo anterior. y teniendo en cuenta que los delitos descritos en el artículo 5° de esta ley no exigen perjuicio para su consumación (a diferencia de lo que ocurre en el Código Penal respecto de la falsificación y el uso malicioso de instrumentos privados falsos). Santiago. se presentan los siguientes temas respecto de los cuales resulta pertinente detenerse: la determinación del momento en el cual se produce el perjuicio. se estima que el bien jurídico protegido se relaciona más bien con la seguridad en el tráfico jurídico vinculado a la utilización de este tipo de tarjetas. por último la consideración del perjuicio como elemento del tipo o bien como regla para la determinación de la pena. sancionado con la pena de presidio menor en cualquiera de sus grados. que señala que la pena establecida para estos delitos ”se aplicará en su grado máximo. Alfredo. Este es uno de los puntos en los cuales es posible apreciar diversas opiniones por parte de los tribunales. Conforme a lo anterior. RUC Nº 0500375795-3. de fecha 20 de marzo de 2006. el cual entiende la fe pública como “aquella confianza colectiva que corresponde tener en relación a ciertos actos. quién es el sujeto que sufre el perjuicio. Perjuicio. en este caso. . p.009. y la especial protección que el legislador le ha dado al correcto funcionamiento del sistema financiero del sistema de tarjetas de crédito o débito. y no el tarjetahabiente. si la acción realizada produce perjuicio a terceros”. producto de una denuncia del vendedor. porque es el Estado quien les otorga ese mérito de autenticidad e impone que el mismo sea aceptado erga omnes” (Derecho Penal. al Banco Chile que reversó la suma de $ 1.) Que en atención a que efectivamente con la acción se produjo perjuicio a un tercero.144. signos o símbolos. 11 En este caso.

al señalar el inciso final del artículo 5° de la Ley número 20. puesto que los dos tipos penales se vieron agotados. considerando décimo octavo. provocó que el artículo adquirido no se le entregara. en los cuales es otro el bien jurídico que se protege.. situación que el legislador ha tenido en consideración. lo que se colige de la afirmación del tribunal en el sentido que si bien el delito se encuentra consumado. no se dará lugar a estimar que el delito de Uso malicioso de tarjeta de crédito sustraída se encuentra en grado de frustrado. tribunal que sostuvo que el perjudicado es el tarjetahabiente. si la acción realizada produce perjuicio a terceros”. RUC Nº 0500385107-0. al establecer la pena para este ilícito especial. dado que se trata de un ilícito que ha producido perjuicio a terceros. podría resultar un tanto discutible en los tipos penales contenidos en la ley 20. Este último fallo fue objeto de un recurso de nulidad. al referirse al titular del perjuicio sostuvo que “. el hecho que la vendedora hubiere tenido dudas respecto de la identidad de la persona que compraba. el cual fue conocido por la Corte de Apelaciones Valparaíso. en un pronunciamiento del mismo tribunal dictado un par de meses después. Sí es interesante constatar que para este tribunal el perjuicio lo sufre el establecimiento comercial en el cual se utilizó la tarjeta y también Transbank. No obstante lo anterior. en el cual señaló que “. por lo que la existencia de perjuicio no presentó mayores problemas. en su caso el titular de la tarjeta de crédito. las cuales en definitiva son las que otorgan el crédito o bien captan o reciben el dinero de los tarjetahabientes y.. en lo que concierne al delito de Uso malicioso de tarjeta de crédito: a) La pena asignada es de presidio menor en su grado máximo. señalando en su parte pertinente que “no puede aplicarse en la especie la pretendida tesis de la absorción. en un caso en que el imputado utilizó de forma fraudulenta una tarjeta de crédito falsa para pagar el arriendo de un automóvil que posteriormente no fue devuelto dentro del plazo fijado en el contrato. en este fallo queda bastante claro que el perjuicio no es un elemento del tipo sino más bien una regla para la determinación de la pena. . 13 Fallo cit. Transbank”13. RIT Nº 184-2005. en este caso a Rent a Card Olmué S.. y a su emisora.. de fecha 02 de diciembre de 2005.12 Este tribunal se basa en el concepto de la esfera de dominio o custodia para determinar si se produjo o no un perjuicio.009 “Esta pena se aplicará en su grado máximo. RIT Nº 01-20006. sociedad anónima de apoyo al giro bancario cuya función radica principalmente en administrar las tarjetas de crédito que son emitidas por los bancos e instituciones financieras. con la sola consideración que 12 Fallo del TOP de Viña del Mar. en cuanto al tercero perjudicado. pero esta situación dice relación con el perjuicio que hubiere sufrido la tienda o. interpretación que si bien es una herramienta utilizada con frecuencia en los delitos que atentan contra la propiedad.Un criterio distinto al anterior sostuvo el TOP de Viña del Mar en un fallo dictado en diciembre de 2005. por ende. Fuera de lo anterior.A. y no puede afirmarse que la clonación. RUC Nº 0500281323-K. Por lo anteriormente reflexionado. considerando décimo quinto. ambas figuras son independientes.009. da a entender que podría haber sido el tarjetahabiente o bien la tienda comercial. si la cámara de video hubiera salido efectivamente del dominio de la tienda Ripley. Además. como lo pidió su defensa en su alegato de apertura.. o el uso malicioso de la tarjeta sea necesariamente preparatoria del otro. las que eventualmente podrían sufrir el perjuicio. En este caso trascurrieron varios días desde la utilización de la tarjeta hasta la detención del sujeto. al no existir perjuicio (el bien nunca salió de la tienda) no resulta aplicable la norma del inciso final del artículo 5° de la ley en comento. estimando que existe mayor lesividad cuando efectivamente se produce un perjuicio.

RIT Nº 2084-2005.. el titular de la tarjeta clonada y la firma dueña del vehículo entregado”. La situación antes descrita si bien no es un elemento subjetivo del tipo penal. el rango de la pena a aplicar se radicará en el presidio menor en su grado mínimo (61 a 540 días)”16. toda vez que al haberse cargado el valor de las compras efectuadas por un valor de $ 155. han provocado perjuicio en la víctima. dicha situación deviene en un perjuicio a terceros y de allí el plus de disvalor jurídico de la figura penal en referencia. 16 Fallo del Juzgado de Garantía de Viña del Mar. a saber. asimila el concepto de víctima y perjudicado en una sola persona: el tarjetahabiente. . de fecha 25 de julio de 2006. que impide al juez imponer la pena en su grado máximo. RUC Nº 0500281323-K. A diferencia de ello. Rol Nº 246-2006. el cual al dictar una de las primeras condenas en base a este delito señaló que “la pena que la ley asigna al delito objeto de la acusación.990. como titular de la tarjeta de crédito utilizada. Similar criterio ha sostenido el Juzgado de Garantía de Viña del Mar.14 Un criterio intermedio es el que sostiene el Décimo Cuarto Juzgado de Garantía. Además..al crédito que éste tenía en el Banco Bice. puesto que se recuperaron las especies adquiridas con la transacción comercial electrónica y su valor. bastando que concurra en uno de los diferentes usos para que la norma del inciso final tenga plena aplicación. que si además concurre un perjuicio. siendo este el caso. RUC Nº 0500548885-2. el hecho signado con el número dos en la acusación no ha provocado perjuicio a la víctima don Felipe Cornejo Pérez–Cotapos. por la suma de $899. Fallo del Décimo Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago. sus herederos o incluso una entidad comercial..15 Del considerando citado se puede inferir que para este tribunal. no habiendo perjuicio. de fecha 08 de noviembre de 2005.009.009.. el perjuicio claramente no es un elemento del tipo penal. considerando octavo.-. toda vez que lo que la ley castiga es el mero “uso fraudulento”. cobra relevancia a la hora de la determinación de la pena aplicable.040. considerando noveno. por tanto. es de presidio menor en cualquiera de sus grados. Por último. unido a la limitación del artículo 412 del Código Procesal Penal. (de ahí su carácter de mera actividad) de manera tal. las circunstancias descritas en la acusación. le han causado un menoscabo de tipo patrimonial. para el Tercer TOP de Santiago. Por último. fue devuelto por dicho establecimiento de comercio con fecha 25 de Octubre de 2005 y consecuentemente reversado en la cuenta corriente de la víctima” . tal como lo dispone el artículo 5 de la ley 20. el cual señaló que “. de la lectura de este considerando queda bastante claro que el perjuicio no es un elemento del tipo sino que una regla para la determinación de la pena. correspondientes al “Hecho Nº 1”. En su parte pertinente. el mandato imperativo del legislador en 14 15 Fallo cit.. Este fallo también apoya la tesis de que el perjuicio no forma parte de este tipo penal. por cuanto se encuentra acreditado que el cargo efectuado por la tienda Ripley. considerando octavo. situación bastante novedosa en relación con los fallos anteriores. don Felipe Cornejo Pérez-Cotapos. cualquiera que éste sea y que efectivamente éste ocasiona un fraude con independencia de si se trata de la víctima. prevista en al artículo 5 inciso final de la Ley 20. RIT Nº 6237-2005. el perjuicio se produce cuando en la práctica uno de los intervinientes sufre un detrimento patrimonial. para la existencia del delito en análisis no se requiere de ningún perjuicio para la consumación del mismo.perjudicaron a personas distintas.. este tribunal dispone que “ . RUC Nº 0500526280-3. Y en virtud del artículo 68 del Código Penal.

el tribunal estima que si bien existió un perjuicio al señor Alfonso De la Cerda Lavín. se encuentra el análisis acerca del grado de ejecución del delito. RUC 0500353082-7. Sobre este punto. 2.. toda la ley 20. dicho perjuicio no se encuentra comprendido dentro de los terceros de que habla el inciso final del artículo 5.009 al referirse al titular de la tarjeta lo llamó tarjetahabiente y no se refirió a él como un tercero.devendrá sea que el perjuicio haya afectado simplemente a una persona natural o jurídica. RUC Nº 0500526280-3. 19 Fallo cit. Sin perjuicio de lo anterior. esto es. una vez cumplidos los requisitos de los distintos tipos penales.cuanto a la aplicación de la pena en su grado máximo -presidio menor en su grado máximo. podemos extraer otra importante consecuencia. Por último. hace sólo un par de semanas atrás este mismo tribunal (compuesto por jueces subrrogantes). Por su parte el segundo dispone que “en cuanto a su grado de ejecución.. RIT Nº 195-2006. es necesario catalogar los delitos como en grado de consumado.. se pronuncio nuevamente sobre el concepto de terceros. cual es que el concepto de terceros está utilizado en términos bastante amplios. “persona que no es ninguna de dos o más de quienes se trata o que intervienen en un negocio de cualquier género. RUC Nº 0500315210-5.3. este fallo señaló que “. abarcando a cualquier persona natural o jurídica. en relación con el contenido del concepto de terceros. sus herederos o incluso un establecimiento comercial. al haberse efectivamente devengados estos fondos por los cuatro hechores”. . considerando sexto. considerando cuadragésimo tercero. por lo que la existencia de un perjuicio patrimonial al titular no conduce necesariamente a la aplicación del inciso final del referido artículo 5. definición que supone necesariamente la existencia de un sujeto distinto de aquel que fue víctima del delito. Íter críminis. estimando que no procede aplicar la regla del inciso final del artículo 5° cuando el tercero que sufre el perjuicio es justamente el tarjetahabiente. por cuanto con posterioridad a que el acusado Pedro Patricio Moretti Guzmán hiciera uso malicioso de la tarjeta de don Felipe Cornejo Pérez-Cotapos y de la Cédula de identidad falsa a que se hace referencia en la acusación. RIT N° 116-2006.17 De la lectura de este considerando. rechazándose en tal sentido la interpretación sostenida por el Ministerio Público”18. habida 17 18 Fallo cit.. en atención a que el concepto de tercero que la citada norma utiliza debe interpretarse a la luz de la definición que da la propia RAE. basta que el sujeto firme el comprobante de venta para que se configure el uso fraudulento. sea la víctima. en base a lo ya señalado en el número anterior. En su parte pertinente. quien conforme a la ley y en especial historia legislativa es el tarjetahabiente dado que es el titular de la tarjeta de crédito falsificada. no siendo necesario que además concurra el perjuicio para que el delito se encuentre consumado. considerando séptimo. RIT Nº 2084-2005. Muy relacionado con la naturaleza del perjuicio. Como primera referencia podemos citar dos fallos del Décimo Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago. ya que el tarjetahabiente no está comprendido dentro del concepto de terceros a que alude la norma. en el voto minoritario del fallo en comento se sostuvo que no corresponde aplicar el inciso final del artículo 5°. es necesario catalogar los delitos como en grado de consumado. señalando el primero de ellos que “en cuanto a su grado de ejecución. hay consenso en los distintos fallos comentados en orden a que frente a la adquisición de productos utilizando una tarjeta falsificada o sustraída. Fallo cit. esto es. sólo la acción oportuna de particulares hizo posible su captura por personal policial”19.. En efecto.

una suma de dinero a cambio. el cual fue de la idea de absolver a los acusados respecto de las transacciones que implicaron obtener. cumpliendo labores diversas que en ocasiones no resulta fácil encuadrarlas dentro de las hipótesis de autoría que contempla el artículo 15 del Código Penal. en atención a que en más de una oportunidad ha ocurrido que los imputados concurren en forma conjunta al establecimiento comercial donde pretenden utilizar la tarjeta. en el voto minoritario también se sostiene la inexistencia de delito respecto de las operaciones que fueron rechazadas por exceder el monto máximo de giro equivalente a $ 200. el cual sobre este punto estima que “. Como puede observarse.. en especial respecto de la hipótesis contenida en la letra b) del artículo 5°... “empleó” los instrumentos bancarios tantas veces citados. el saldo que mantenía su titular tanto en su cuenta corriente como en la línea de crédito. . Por ende.consideración de que con posterioridad a que ROSE MARIE HERNÁNDEZ GUTIERREZ hiciera uso malicioso de las tarjetas signadas en la acusación con los números 1 y 2. Fallo cit. es decir. RUC Nº 0500385107-0. son conductas constitutivas de delitos consumados de uso fraudulento de tarjetas de crédito o débito falsificadas o sustraídas. cada uno de los encartados “usó”..En base al mismo argumento anterior. por estar frente a una tentativa inidonea. considerando trigésimo octavo. RIT N° 116-2006. los acusados cumplieron a cabalidad las exigencias del delito en análisis manejando tales tarjetas sea para consultar..23 2. limitando su alegato a estimar que el delito de Uso malicioso de tarjeta de crédito sustraída.la Defensa no cuestionó la existencia del hecho delictivo. RIT Nº 184-2005. la cual firmó y llenó con un número de cédula de identidad.. sólo la acción oportuna de particulares hizo posible posteriormente su captura por personal policial”. en atención a que esta conducta no constituye ni un atentando ni una puesta en peligro del bien jurídico. 22 Fallo cit.. por estimar estos jueces que el ilícito penal se encuentra consumado. el cual se vincula a la propiedad o al patrimonio. RIT Nº 3042-2005. considerando décimo quinto. el agente realizó todos los actos necesarios para que el delito se verificara.o bien “digitando su clave secreta” y con ello haciéndola servir para su natural fin o destino para la cuales éstas fueron creadas. 23 Sin perjuicio de lo anterior.4. se encontraba en etapa de frustrado. 20 21 Fallo cit.. Este es un tema de suma importancia. a saber.. en los términos del tipo penal del artículo 5 letra b) de la Ley 20. señalando que “. al haberse emitido la boleta de venta y la nota de crédito. por lo que la compra a crédito fue autorizada con la utilización de la tarjeta de crédito y cédula de identidad sustraídas”. pagar el precio de mercaderías u obtener a través de su utilización otorgando incluso una propina al operador.009. es importante tener presente que este fallo fue dictado con el voto en contra de uno de los magistrados.”22. Autoría y participación. ya sea pasando la cinta magnética por el mecanismo correspondiente – cinta que almacena información confidencial de su legítimo titular . RUC Nº 0500315210-5.000.. para este tribunal incluso la consulta de saldo y las operaciones de giro de dinero rechazadas por exceder el monto máximo diario. ya que en este caso se perfeccionó el delito al efectuarse la compra. RUC Nº 0600343931-1. información bancaria. a lo que no se le dará lugar. operaciones todas éstas que son intransferibles y sólo corresponden y pueden emitirse para o por su propietario o bien por aquella persona legalmente autorizada por él . medio de pago o bien crédito propiamente tal.20 En similares términos se pronuncia el TOP de Viña del Mar.21 Un criterio más amplio es el que sostiene el Tercer TOP de Santiago. considerando octavo. mediante el uso de la tarjeta de débito o crédito.

. considerando segundo... la acusada Cruces Figueroa.) Que entendida así la complicidad. La complicidad importa una acción complementaria por naturaleza y esencia. cabe destacar en primer lugar la opinión del Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago. pues quien tenía absolutamente el dominio de la acción fue el imputado Álvarez. en otro fallo. el Ministerio Público presentó un recurso de apelación. en el sentido que es autor el sujeto que interviene en la ejecución del hecho y tiene el dominio de la acción. acorde con lo precedentemente expuesto. de lo que se desprende que la complicidad debe ser apreciada también en el mismo plano. Fallo de la Corte de Apelaciones de Santiago. el Décimo Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago.24 Frente a dicho pronunciamiento judicial. vendedores de los locales comerciales donde se perpetraron los ilícitos. RIT Nº 1063-2005. (. considerando séptimo. no resulta suficiente para coincidir con la imputación del Ministerio Público. concertada con el autor material para la perpetración del hecho punible. de fecha 24 de abril de 2006. Rol Corte Nº 562-2006. el cual fue conocido por la Corte de Apelaciones de Santiago. es cooperación a la ejecución del hecho y según la doctrina hay que estarse al plano subjetivo de la acción para calificar a un sujeto como autor.. que en definitiva fue el acusado el que se presentó con la tarjeta falsificada y su identificación y procedió a comprar en su nombre un note book. Que la mera circunstancia de haber acompañado al acusado y estar en conocimiento la imputada que la tarjeta de crédito que utilizaría éste era falsificada. la cual en un escueto pero decidor fallo revirtió la decisión del Séptimo Juzgado de Garantía.. de las declaraciones de testigos presenciales. sostuvo que “con la prueba hecha valer en audiencia por el Ministerio Público. argumentando en su parte pertinente que “. en orden a considerarla autora. RUC Nº 0500375795-3. es decir.25 Para el tribunal de alzada. siendo la participación de la acusada Cruces enteramente accesoria”. puede colegirse que la acusada junto a su copartícipe tuvo una convergencia objetiva y subjetiva en los hechos toda vez que los testigos aludidos refieren que ella 24 25 Fallo cit. condenó como autora a la imputada que acompañaba al sujeto que utilizaba la tarjeta. la que cabría en el caso de no haber mediado dicho concierto previo”.. que es la doctrina que esta sentenciadora participa. en concordancia con el criterio de la Corte de Apelaciones de Santiago. y que permite imputar la calidad autora a la imputada. y basándose en la teoría del dominio del hecho. facilitó los medios con que éste se llevó a cabo. situación que se vislumbra perfectamente en este caso. su identificación y firma el comprobante respectivo es su coimputado Carlos Larrota León.. en estos casos aunque la acusada no hace uso directamente de las tarjetas. ello se aviene más a la teoría del dominio del hecho. a juicio de esta sentenciadora.Si bien no hay muchos fallos que aborden este tema. para la determinación de la noción de autor. es la existencia de un concierto previo entre los condenados. señalando en su parte pertinente que “. como una manera distractiva. fue éste quien se identificó para adquirir la especie. es decir. así es cómplice aquel que subjetivamente realiza acciones en tal sentido”. Por su parte. pues la tarjeta de crédito estaba a su nombre. y fue éste el que en definitiva compró con la tarjeta falsificada. el elemento clave que no fue tomado en cuenta por el juzgado de garantía. correspondiéndole en consecuencia la participación de autora a que se refiere el artículo 15 Nº 3º del Código Penal y no la de cómplice que le atribuye la juez a quo. ha quedado comprobado que la acusada acompañaba el día de los hechos al acusado Alvarez Beltrán. RUC Nº 0500375795-3. únicamente. el cual mediante una interpretación restrictiva de la autoría. quien entrega la tarjeta sustraída. .

. con conciencia dolosa y concurriendo. En la reiteración la conducta nueva tiene existencia propia. evitando la observación minuciosa de las tarjetas sustraídas. todos ellos en grado de consumado. señalando que “. modificación y consumación”. .solicitaba los productos y asumía junto a sus coimputados una actitud de aparente retraso a fin de realizar de manera más rápida las transacciones. DUNIVICHER VIDAL o GORDILLO SALAZAR o GARRIDO PADILLA manipulaban o derechamente digitaban la clave personal asociada a la tarjeta de débito o crédito respectivamente y de igual modo hizo uso de ella. considerando cuadragésimo. por la existencia de un delito reiterado. independientemente si manejaban el vehículo en el cual se trasladaban a los distintos cajeros automáticos o establecimientos comerciales. del todo independientes una de otra.063-2002)”. tanto objetiva como subjetivamente.28 Por su parte.27 Si bien este fallo no se encuentra ejecutoriado. paulatina y progresiva de lesiones concientes a un mismo bien jurídico.. en el caso que estaba conociendo. Fallo cit. Por último.. en cada caso. los elementos necesarios para soportar el juicio de reproche inherente al eficaz ejercicio de la responsabilidad penal. pues mientras... al pronunciarse sobre la participación punible de los sujetos que utilizaron en múltiples oportunidades las tarjetas de crédito y débito de la víctima. RUC Nº 0600343931-1.. Delito continuado v/s delito reiterado. RIT N° 116-2006. considerandos noveno y décimo.. o bien si acompañaban a la persona que portaba la tarjeta. consiguientemente.26 Por último. ya que ninguno de ellos discutió en ese aspecto la acusación fiscal o particular. 2. se desestimará la alegación (. desde que cada uno de ellos ejercitó acciones singulares del tipo penal en la perpetración de los injustos que se analizan. CARLOS OPAZO MEZA. Rol N° 53.. como una suerte de tracto sucesivo en el orden en lo civil.5. decidir eventualmente sobre su interrupción. guiaba el vehículo en el cual los restantes se trasladaban a ejecutar la acción. sin que interese la pretérita. si utilizaban materialmente la tarjeta. pudiendo sostenerse que igualmente poseía el dominio de la situación al haber planificado y organizado su realización y. exhibe como marca el que el agente tiene una intención dolosa singular.) en cuanto a calificar 26 27 Fallo cit. respecto de este tema es importante tener presente el fallo dictado hace un par de meses atrás por el Décimo Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago. como se señaló anteriormente.”.. a diferencia de la figura de la reiteración. RIT Nº 3042-2005. pero su ejecución asume la forma de parcialidades. el Tercer TOP de Santiago sostuvo recientemente un criterio muy similar. en cada una de ellas. RIT Nº 3042-2005. sin solución de continuidad” (Sentencia Corte de Apelaciones de Santiago.. igualmente resulta importante destacar el hecho de quedar establecida la responsabilidad a título de autor respecto de todos los sujetos. lo que fue reconocido por sus propias Defensas letradas ante estrados.. El delito continuado. considerando décimo. cabe tener presente la opinión del Tercer TOP de Santiago el cual. en base a los siguientes argumentos: “la reiteración se caracteriza porque en la realidad se ha asumido por el sujeto activo dos o más conductas. RUC Nº 0500315210-5. señaló en su parte pertinente que “. animándolos positivamente la intención de “reventar las tarjetas” del occiso procurando cada cual su propio provecho personal. 28 Fallo cit. Es un delito multiactivo. corresponde sin lugar a dudas a la de autores-ejecutores en los términos del artículo 15 Nº 3 del Código Penal. el cual se inclinó. que se prolonga en el tiempo mediante la concreción sucesiva. Aquí lo que se quiere es un sólo mal. frente a un caso en el cual se acreditó la configuración de 72 delitos de uso fraudulento de tarjeta de débito y 3 delitos de uso fraudulento de tarjeta de crédito. RUC Nº 0600343931-1.

analizando en los hechos si alguna persona sufrió un perjuicio patrimonial. el orden público económico o la propiedad. y considerando las orientaciones de la Jurisprudencia reciente sobre la materia que nos ocupa.. jurídica y fácticamente independientes. Por último. singularizándose. lo que supone ciertamente para el Tribunal que en cada conducta ejecutada los hechores renovaron su intención positiva y específica en la comisión de cada acción delictual (. pareciera ser que el bien jurídico protegido se vincula más bien con la seguridad en el tráfico jurídico vinculado a la utilización de este tipo de tarjetas. RUC Nº 0500315210-5. no hay un criterio uniforme.. concepto que aun no ha sido recogido en su integridad por los tribunales de justicia. RIT N° 116-2006. existiendo en menor medida otros pronunciamientos que en forma expresa o tácita se inclinan por la protección del patrimonio. mientras algunos fallos se inclinan por el tarjetahabiente. b) Respecto del perjuicio. la jurisprudencia mayoritaria pareciera inclinarse por estimar que lo protegido es la fe publica. Conclusiones.los usos fraudulentos de las tarjetas tantas veces anotados clasificándolos a su entender como “delito continuado”. Como ya se señaló al desarrollar este punto. el último fallo del Tercer TOP de Santiago recientemente sostuvo un criterio distinto. que incluso se materializaron en días distintos. lugar. sin perjuicio de lo cual se puede apreciar una leve inclinación por la aplicación de un criterio netamente práctico. existe unanimidad en todos los fallos revisados en orden a que no forma parte del tipo penal. simulaciones de estas últimas para obtener dinero efectivo y finalmente giros en cajeros automáticos. De lo expuesto precedentemente. por lo que no es posible extraer un criterio uniforme al respecto. constituyen por si mismos hechos punibles. compras por el sistema de Red-compra. si bien de la lectura de los fallos citados se puede desprender que basta que cualquiera de los sujetos anteriormente mencionados sufra un perjuicio económico para que tenga aplicación la regla especial de determinación de la pena establecida en el inciso final del artículo 5° de la ley 20. excluyendo al tarjetahabiente dentro del concepto de terceros.). En cuanto al momento en el cual se produce el perjuicio.29 3. exteriorizándose tales conductas punibles mediante movimientos incluso físicos diferenciados y que consistieron en la obtención de saldos. otros señalan al Banco como el perjudicado o incluso a la tienda comercial en la cual se utilizó la tarjeta falsificada o sustraída.. es posible arribar a las siguientes conclusiones: a) En cuanto al bien jurídico protegido. en cuanto al alcance del concepto de terceros. en cuanto al sujeto que sufre el perjuicio. A su turno no está demás señalar que la figura que ahora se invoca. no se encuentra recogida normativamente en nuestra legislación positiva. Por otro lado. pormenorizadamente tanto en la acusación fiscal y particular. configurándose como una regla para la determinación de la pena. en fecha. ni se encuadra dentro de los parámetros jurisprudenciales y doctrinarios que para determinados casos pudieren aplicarse”. . considerando cuadragésimo segundo. desde que cada uno de los hechos descritos en las motivaciones que anteceden. si bien hay distintas opiniones respecto de las distintas circunstancias en las cuales se presenta.009. 29 Fallo cit.

e) Por último. Este criterio cobra bastante relevancia en esta materia.c) Relacionado con la letra anterior. se observa la existencia de una interpretación mayoritaria que entiende como coautor en los términos del artículo 15 Nº 3 del Código Penal a los sujetos que acompañan a la personas que utilizan materialmente la tarjeta. debiendo acreditarse la facilitación de los medios y el concierto previo. facilitando la comisión del delito mediante una convergencia objetiva y subjetiva en los hechos. denle materia de íter críminis existe coincidencia en orden a considerar la consumación a lo menos desde el momento en que el sujeto presenta la tarjeta en el establecimiento comercial y firma el comprobante de venta. d) En materia de autoría y participación. en materia de reiteración hay coincidencia en orden a considerar los distintos usos de la tarjeta como delito reiterado y no como delito continuado. teniendo en cuenta que este es el modus operandi que comúnmente utilizan las bandas que se dedican a cometer esta clase de delitos. .