You are on page 1of 3

Texto del Mtro. Adrián López Cabello, profesor investigador del plantel Cuautepec. Febrero de 2013.

A la Comunidad Universitaria Universidad Autónoma de la Ciudad de México PRESENTE De las actuaciones de un grupo de personas que se ostentan como Consejo Universitario de nuestra Universidad, he recogido manifestaciones que me parecen claramente contrarias a las leyes, inclusive a las de ellos mismos, y contra las leyes mismas del pensamiento o de la lógica. Expresiones que francamente me recuerdan más al principio fascista que pretendió hacer que una mentira se convirtiera en una verdad, a fuerza de repetirla. La consecuencia de estas acciones fraudulentas hieren a la Universidad y generan incertidumbre en toda la comunidad. Pero sobre todo, estas acciones DAÑAN Y DEBILITAN MÁS A DE QUIENES LAS INTENTAN Y PRETENDEN CONDUCIRSE FUERA DE LA LEY. Es mi opinión, y quizás esté en un error, pero solo los invito para que juzguen por Ustedes mismos. Argumento I. 1. La integración del CU es de 50 Consejeros. 2. Solo 24 votaron por la ficticia revocación. 3. Para revocar a la Rectora se necesitan dos terceras partes del CU, o sea, 34. 4. Por lo tanto, la rectora no ha sido revocada de su cargo. Argumento II. 1. Una ley o acto de autoridad solo pueden ser aplicados contra actos posteriores a su creación; nunca anteriores. O sea, es aplicable el derecho humano o garantía fundamental de NO RETROACTIVIDAD DE LA LEY, previstos en el artículo 14 de nuestraConstitución. 2. Los hechos que se le imputan a la Rectora, sin juzgar sobre su certeza o falsedad, son del año 2012. 3. El ficticio Reglamento de Responsabilidades Universitarias está fechado el 24 de enero de 2013. 4. Por lo tanto, las normas del ficticio Reglamento no son aplicables a la persona mencionada y de aplicarse violarían un derecho humano o garantía fundamental. Argumento III. 1. Para que una norma exista debe promulgarse oficialmente. Así lo ordena el Acuerdo correspondiente del diez de enero del año dos mil cinco, vigente 2. El Reglamento menciona en su primer transitorio que entrará en vigor cuando se publique oficialmente en la Universidad. Para ello existe el Boletín Oficial de la UACM y la Gaceta Oficial del Distrito federal.

3. El Reglamento no ha sido oficialmente publicado en la Universidad. 4. Por lo tanto, el Reglamento no existe. 5. Y por ello, si una norma no existe, no es obligatoria, no es coercible, no es aplicable. Argumento IV. 1. El ficticio Reglamento consigna en su artículo 29: "La Comisión emitirá un auto de inicio de audiencia en la cual solicitará a las partes y terceros el desahogo de pruebas, la presentación de alegatos, conclusiones y dictará su resolución en un plazo de cinco días hábiles. Durante la audiencia se atenderá estrictamente a los principios descritos en el artículo 7 de este Reglamento en particular del debido proceso". 2. Es el caso que una de las partes no asistió a la Audiencia. 3. Por lo tanto, atendiendo al debido proceso que defiende el ficticio Reglamento, si una parte no compareció a la audiencia, ésta no se ha llevado a cabo. 4. Observación: el defectuoso reglamento es omiso también sobre los casos en los que una de la partes no asiste a la audiencia. ¿Se difiere? ¿Se resuelve? No dice nada. Argumento V. 1. Para realizar una audiencia del orden administrativo, la normatividad en México dispone leyes de procedimiento administrativo. 2. El procedimiento de notificación está previsto en dichas normas. No es necesario inventarlo. 3. Si una notificación no se ajusta al debido procedimiento, aquella se considerará nula o anulable (cfr. LFPA y LPA-DF). 4. Es el caso que la C. Rectora de nuestra Universidad no ha sido legalmente notificada para efectos de la ficticia revocación. 5. Por lo tanto, la audiencia de revocación no ha existido, ya que uno de sus requisitos es que las parte sean debidamente notificadas, conforme lo prescribe el ficticio Reglamento en su artículo 7, donde sostiene: "Durante la audiencia se atenderá estrictamente a los principios descritos en el artículo 7 de este Reglamento en particular del debido proceso" Argumento VI. 1. La Constitución Política de los Estado Unidos Mexicanos prevé en su "Artículo 13. Nadie puede ser juzgado por leyes privativas ni por tribunales especiales". 2. Es el caso que un grupo de personas que se ostentan como Consejo Universitario, actuando como tribunal especial, emitieron una resolución por la que juzgaron que una persona ameritaba ser revocada. 3. Asimismo, aplicaron una ley privativa, ya que fue creada ex profeso en perjuicio y contra una persona, ignorando las leyes y autoridades ya existentes, en el orden local sobre la materia de responsabilidades. 4. Por lo tanto, dicha ficticia resolución también, de aplicarse, sería violatoria del artículo 13 Constitucional, es decir, conculcaría un derecho humano o

garantía fundamental, por caer en el supuesto de derivar de ley privativa y de un colectivo que actuó como "tribunal especial". Lo anterior lo señalo con el ánimo de: a) apuntar lo que en mi opinión es un flagrante engaño (la ficticia revocación), derivado de mentes retorcidas, perversas, faltas de ética y siniestras, cuyos actos solo han generado confusión, desprecio e incertidumbre entre muchos integrantes de esta Universidad; b) manifestar mi preocupación de que, en un momento dado, siguiendo el mismo procedimiento fraudulento, en caso de apoderarse por la vía de hecho de los cargos públicos que supuestamente revocaron, pudieran instalar procedimientos sumarios de índole militar, dignos de la Edad Media y propios de ordalías o juicios de Dios, contra cualquier otro miembro de la comunidad no afín a sus intereses, o mejor dicho a sus pasiones; y, c) exhortar a las mencionadas personas, como un humilde voto particular, para que detengan todo acto contrario a la institucionalidad. No sigan destruyendo el futuro de la Universidad, ni el presente y futuro digno de muchos de nuestros estudiantes universitarios, que hoy mismo están a punto de egresar; ni perjudiquen los intereses de terceros que no forman parte -ni quieren- del infierno en el que han convertido a esta Honorable Institución. Atento saludo. Mtro. Adrián López Cabello UACM-Cuautepec PD. Los procesos legales no se ganan con notas de periódicos; si fuera así, en los tribunales ya no comparecerían abogados.