You are on page 1of 50

“Que el grupo comprenda la Ley de Síntesis, de unidad y fusión.

” Las Constelaciones son Seres Vivos que se expresan a través de un conjunto de soles o estrellas, así como el Ser Humano se expresa a través de un cuerpo físico. El aura de Su irradiación llega hasta nuestro Sistema Solar con determinadas características que van cambiando cada mes, porque el Ser de la Constelación que ejerce influencia también cambia, y por ende su aura e influencia. Conocer esas características sirve para un mejor aprovechamiento de Su energía afluyente.

Meditación de Plenilunio en el signo de Aries

Festival de Pascua
Jueves 13 de Abril de 2006 16:41 hs pm GMT (Gregoriano) Jueves 25 de Aries de 2006 16:41 hs pm GMT (Precesional)

Convertir a hora local según país de residencia y delineamiento de meditación

Nota clave: "Surjo y desde el plano de la mente gobierno"
http://www.sabiduriarcana.org/01-aries-esp.htm

Es posible realizar un trabajo de meditación grupal efectivo en cada período de plenilunio y en esta época el trabajo coincide con la Luna Llena de Aries y el Festival de Pascua. Actualmente, mientras que numerosos individuos de todas partes del mundo están conociendo a fondo, a través de la experiencia, el valor de la meditación, se está produciendo también un creciente reconocimiento de la potencia de la meditación grupal. Los grupos de personas que meditan juntas como un acto de servicio pueden invocar, recibir y liberar esas energías espirituales que tocan e inspiran lo mejor de la humanidad. Las energías de luz, amor y voluntad al bien siempre están disponibles para quienes las contactan en meditación; pero existen ciclos en el flujo y reflujo de las energías espirituales con los que los grupos, así como los individuos, pueden cooperar conscientemente. Uno de los principales ciclos de energía coincide con las fases de la luna, alcanzando su momento cumbre en el tiempo de la Luna Llena. Por lo tanto, se trata de un tiempo durante el cual la canalización de energía a través de la meditación grupal puede ser especialmente efectiva. Actualmente, cientos de grupos de servicio de todo el mundo se reúnen con regularidad cada mes en el momento de la Luna Llena para trabajar en meditación. La luna en sí misma no ejerce ninguna influencia sobre el trabajo, pero la órbita totalmente iluminada de la luna indica un alineamiento libre y sin impedimentos entre nuestro planeta y el sol. El sol es la fuente de energía de toda la vida en la tierra; la fuente de la conciencia física, de la percepción egoica y de la vida espiritual. En tales momentos, la humanidad puede realizar un claro acercamiento a Dios, el Creador, el centro de vida e inteligencia. Hay doce oportunidades de este tipo para la meditación grupal durante el curso del ciclo anual. Tras años de trabajo, realizado por un número creciente de grupos e individuos, estas oportunidades mensuales de realizar un trabajo especial con la corriente de energía han empezado a reconocerse como “Festivales”; cada uno con su cualidad y efecto particulares, dependiendo del signo del zodíaco por el que atraviese el sol. De estos doce Festivales, tres se consideran como Festivales principales, formando los pináculos del ciclo anual.

Estos tres son: el Festival de Pascua (en la Luna Llena de Aries), el Festival Wesak (en la Luna Llena de Tauro), y el Festival de Buena Voluntad (en la Luna Llena de Géminis) o Día Mundial de Invocación. Están concentrados en tres meses consecutivos y conducen a un prolongado esfuerzo espiritual anual, que afecta al resto del año y a los nueve Festivales menores. Mediante un trabajo de meditación regular y persistente, a lo largo de numerosos años, estos Festivales están consiguiendo crear un anclaje subjetivo en la conciencia humana. Encarnan un propósito básico divino que empezará a establecer sus objetivos a medida que las diferentes instituciones religiosas reconozcan y celebren simultáneamente, cada una a su manera, el singular acercamiento de la humanidad a Dios y de Dios a la humanidad. En el futuro, todas las personas de inclinación espiritual celebrarán los mismos días de fiesta. Esto producirá la creación de un fondo común de recursos espirituales y de esfuerzo espiritual unido, más una invocación simultánea. La potencia de esto será evidente. En esta época del año celebramos el Festival de Pascua; no como un Festival exclusivamente cristiano, sino como un evento planetario, en el que puede participar cualquier persona de cualquier creencia religiosa; porque el Cristo nos pertenece a todos y es la misma “gran identidad” en todas las religiones mundiales. El Festival de Pascua es el Festival del Cristo resucitado, vivo, el instructor de la humanidad y el Guía de la Jerarquía espiritual del planeta, ese reino de la naturaleza que conocemos como el reino de las almas. Él es la expresión y la encarnación del amor de Dios. En este Festival de Pascua la naturaleza del amor de Dios sobresale como una fuerza viva, radiante. Las llamadas “Fuerzas de Restauración" se encuentran también activas en la época del Festival de Pascua. Estas fuerzas están conectadas con el principio de inteligencia en la naturaleza divina, estimulando el intelecto humano. Este tipo de energía es especialmente creativo. Es una energía de masas, relacionada con la estimulación de la inteligencia colectiva. Hace que la gente piense, planifique y actúe. No produce resultados buenos ni malos sino, simplemente, el despertar de la mente para que pueda actuarse con inteligencia. La acción en sí depende, necesariamente, del tipo de mente y de la etapa evolutiva de quienes responden a las Fuerzas de Restauración. Otros factores condicionantes son el trasfondo racial y nacional y las tradiciones religiosas y culturales. Estas fuerzas activas producen, frecuentemente, un aumento de las dificultades iniciales pero, eventualmente, conducen a una reorganización definitiva de la vida nacional. Sus efectos son fundamentalmente físicos. Su objetivo es la producción de la nueva Tierra y de toda la evidencia externa de una afluyente nueva vida. La vivacidad espiritual y eso que denominamos “vida más abundante” son las cualidades más destacadas del Festival de Pascua. La humanidad ha atravesado un largo, oscuro cielo de muerte y destrucción. La crucifixión y la “cuestión de la sangre” han dominado el retrato cristiano del Cristo. Pero el Cristo es una presencia viva y, en la actualidad,

estamos emergiendo a la luz de una nueva era. El nuevo mundo expresará la luz, el amor y el conocimiento de Dios en un creciendo de revelación, produciendo siete grandes resultados: • 1. Se concederá poder para trabajar a los discípulos del mundo y a los iniciados de manera que puedan dirigir eficaz y sabiamente el proceso de reconstrucción. • 2. La voluntad de amar estimulará a la gente de buena voluntad de todo el mundo, venciendo gradualmente al odio. La necesidad interior de vivir juntos cooperando ya existe y se encuentra sometida a estimulación. • • • • 3. La voluntad de actuar conducirá a las personas inteligentes del mundo a inaugurar aquellas actividades que constituirán los cimientos de un mundo nuevo, mejor y más feliz. 4. La voluntad de cooperar aumentará de forma creciente. La gente deseará y exigirá las correctas relaciones humanas como forma de vida natural. 5. La voluntad de conocer y de pensar correcta y creativamente será una característica destacada de las masas. El conocimiento es el primer paso hacia la sabiduría.

6. La voluntad de persistir se convertirá en una característica humana, una sublimación del instinto básico de supervivencia. Ello conducirá a una creencia persistente en los ideales presentados por la Jerarquía y en la demostración de inmortalidad. . • 7. La voluntad de organización avanzará un proceso constructivo que se desplegará bajo la inspiración directa de la Jerarquía. Su medio de desarrollo será la potencia de la voluntad-al-bien de los servidores mundiales y la receptividad de la buena voluntad de la humanidad. En este Festival de Pascua, las Fuerzas que nos permitirán transformar la vida y vivir creativa y bellamente, se nos hacen ampliamente asequibles. Todo el proceso evolutivo tiende hacia la revelación de lo bueno, lo verdadero y lo bello. Estos principios se corresponden con la triple función planetaria del Cristo como "el Camino, la Verdad y la Vida". Estos valores básicos del Cristo son inherentes a toda la humanidad. Podemos cooperar en la meditación con las metas de la nueva era de buena voluntad mundial, correctas relaciones humanas y paz. Podemos abrir nuestros corazones y nuestra conciencia al Cristo vivo y liberar las Fuerzas de Restauración a través de una energía claramente dirigida en la meditación grupal, concentrada a través de La Gran

Invocación. He aquí las palabras: La Gran Invocación

Desde el punto de Luz en la Mente de Dios, Que afluya luz a las mentes de los hombres; Que la Luz descienda a la Tierra. Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios, Que afluya amor a los corazones de los hombres; Que Cristo* retorne a la Tierra. Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida, Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres; El propósito que los Maestros conocen y sirven. Desde el centro que llamamos la raza de los hombres, Que se realice el Plan de Amor y de Luz Y selle la puerta donde se halla el mal. Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan en la Tierra.

Celebraciones de la Meditación de Plenilunio - Aries - Pascua 2006 Jueves 13 de Abril de 2006 - 19:00 horas - Entrada libre y sin cargo Jorge Newbery 2565 Entre Zapata y Ciudad de la Paz - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina Más Información: Tel. 011 - 4583 9881 - Email: buenavoluntadbaires2003@yahoo.com.ar Coordina: Unidad de Servicio de Buena Voluntad de Buenos Aires

--------Jueves 13 de Abril de 2006 - 20:00 horas - Entrada libre y sin cargo Profesor Aguer 5060, Villa Ballester, Pcia de Buenos Aires - Argentina Más Información: Tel. 011 - 4767-2427 - Email: nilpie@yahoo.com.ar Coordina: Canales y Puentes ------------Miércoles 12 de Abril de 2006 - 21:00 horas - Entrada libre y sin cargo Vieytes 2412 - Bahía Blanca - Argentina Más Información: Tel. 4884072 - Email: nsantos4@yahoo.com.ar Coordina: Unidad de Servicio de Bahía Blanca Sabiduría Arcana - www.sabiduriarcana.org - http://espanol.groups.yahoo.com/group/sabiduria-arcana/
Para suscribirte a Sabiduría Arcana sólo tienes que enviar un mail a: sabiduria-arcana-subscribe@gruposyahoo.com

De: Daniel Barrantes [bvr@ciudad.com.ar) Asunto: [Sabiduría Arcana] El Trabajo Espiritual de las Naciones Unidas El Trabajo Espiritual de las Naciones Unidas y la Liberación de la Humanidad El Propósito Divino y el Trabajo de las Naciones Unidas Abril del 2006

Sobre un San Francisco radiante -- donde las valientes esperanzas buscan iniciarse, donde la gente de buena voluntad en una colaboración libre, apoya al fortificado nacimiento de una aspiración planetaria por la paz -- se unieron en un nuevo proyecto, noble atreverse, contra el flagelo de la guerra... y el cuidado de la Tierra se vuelve el cuidado del Universo ... y así sucesivamente hasta llegar a las estrellas y los planetas: ... tiendo la mano y tomo de su luz y sus virtudes. Tomo para la curación de las naciones de la Tierra. La Canción del Serafín de San Francisco, Mary Esther Crump, primavera de 1945

Estimados Amigos, Hace ya 2600 años, el Buda enseñó que es un privilegio nacer como ser humano, porque sólo la humanidad tiene la rara oportunidad de liberarse a través de sus propios y decididos esfuerzos. Sólo los seres humanos pueden lograr la liberación, como Él dijo, a través de “un profundo cambio de conciencia”. Si permitimos que nuestra imaginación vuele y reflexione sobre como sería la vida en nuestro planeta, y es más, como sería nuestra propia experiencia diaria si las Naciones Unidas cumpliera con las esperanzas y aspiraciones indicadas en su Carta y en la Declaración Universal de Derechos Humanos, podríamos estar de acuerdo en que tal realización representaría un "cambio profundo en la conciencia" para la humanidad entera. El poema citado nos recuerda que la idea de las Naciones Unidas es, verdaderamente, parte de un plan cósmico: un plan cósmico que ve a la humanidad consciente de su elevado destino espiritual y capacitada para cooperar libremente en la realización de lo Bueno, lo Hermoso y lo Verdadero, para toda vida en nuestro planeta. La Sabiduría Eterna, según se describe en el tomo Astrología Esotérica, indica que "la meta de nuestro sistema durante su manifestación es 'la iniciación o liberación al aire', para que el ave de la vida, fuera del tiempo y el espacio, pueda volar libre". Este mes, las energías que emanan del signo de Aries se esparcen en el planeta. Estas energías pueden ayudar a la humanidad a dar nacimiento a las "ideas divinas" que puedan liberar al "ave de la vida". Según el texto anterior, Aries

"despierta la voluntad de alcanzar lo más bajo y allí controlar, a conocer lo máximo y así enfrentar toda experiencia". Cooperando con las energías de Aries están las “Fuerzas de la Restauración" que pueden estimular el intelecto humano. El objetivo de estas Fuerzas es la producción de la nueva Tierra, que refleje una afluyente vida nueva. La meta y el propósito de estas energías y fuerzas está descrito en La Doctrina Secreta, que hace mucho tiempo enseñó que: "la Materia es el vehículo para la manifestación del alma en este plano de existencia, y que el alma es el vehículo para la manifestación del espíritu en un plano elevado, y estas tres constituyen una trinidad sintetizada que las compenetra a todas". DS, I pág. 80 Llegar a ser impresionable por estas energías y por el propósito cósmico que estas energías y fuerzas buscan despertar en la humanidad, exige una conciencia receptiva y una disposición para cooperar con la intención espiritual. Así que le invitamos a unirse con nosotros en meditación, especialmente el jueves 13 de abril, cuando las energías de Aries están en su máximo punto en nuestro planeta y, luego, cada viernes, utilizando la meditación "El Trabajo Espiritual de las Naciones Unidas y la Liberación de la Humanidad". Reflejando la oportunidad de este mes de "alcanzar lo más bajo y allí controlar", nos complace compartir con Ud. el reciente reporte de la ONU titulado "Cartera de Proyectos de las Acciones sobre las Minas", que describe los problemas de las minas y los restos explosivos de la guerra en los países afectados por las minas. Se puede leer, en los seis idiomas de la ONU, el informe en la siguiente dirección de la Internet, que incluye también el mensaje del Secretario-General sobre el "Día Internacional para la Conciencia sobre las Minas y la Ayuda para la Acción contra las Minas", que se celebra por primera vez: http://www.mineaction.org/doc.asp?d=547 Este sitio incluye también una sección sobre "Cómo Ayudar". Según un reporte en el New York Times del 4 de abril, como resultado del trabajo de la ONU, a lo mejor tomará solo una década, en vez de los cientos de años que se esperaba anteriormente, eliminar las minas que cubren los terrenos de 82 países. Estas minas continúan impidiendo que millones de granjeros cultiven sus cosechas, que los niños jueguen al aire libre y que los desplazados regresen a sus casas. Se estimaba a fines de los '90, que los heridos y muertos por las minas llegaron a 26,000 por año. Reflejando la intención de "liberar el ave de la vida”, le invitamos a reflexionar sobre la Cita de este mes y la fascinante foto de las Pléyades interactuando con el cometa Machholz que las acompaña. http://www.aquaac.org/qotm/qotm.html

Como resultado de sus comentarios, la carta y las pautas en el Foro de Plática Sobre la ONU http://www.aquaac.org/smf/index.php han sido actualizados y esperamos que ahora sean más fácil de utilizar. Nos agradarán sus respuestas a esta carta, tanto como otras ideas que quisieran compartir con la comunidad sobre "el trabajo espiritual de la ONU". Como siempre, si quisiera recibir esta carta en inglés o en portugués, favor avisarnos. Unido con Ud. en Propósito Amoroso, Aquarian Age Community, A 501 (c) (3) not for-profit NGO in association with UN/DPI http://www.aquaac.org. UN@aquaac.org

TEXTO COMPLETO DE EVANGELIO DE JUDAS ISCARIOTE (Según una versión procedente de la traducción realizada por National Geographic)

El evangelio de Judas (que se hizo público el 06 de Abril del 2006)

Estando Jesús reunido con sus Discípulos, le preguntó Santiago: "Maestro, ¿qué debemos hacer para comprender mejor su Mensaje?”. El Maestro dijo: "Alrededor del Sol, hay muchos Planetas y cada uno de ellos ocupa su lugar y su distancia entre ellos y el Sol y entre los demás Planetas; así vosotros deberéis ocupar vuestro lugar y distancia alrededor del Sol, procurando no estar ni demasiado cerca, ni demasiado lejos. Y entre Ustedes, mis discípulos, esto debe ser en equilibrio, permitiendo así, como los Planetas, que cada uno reciba únicamente lo que necesite para su propia sobre vivencia; habiendo concordancia en "la Luz que viene del Sol y Luz que viene del Padre". En este momento interrumpe Judas y le dice: "Maestro, sabemos que Usted es el Enviado del Padre, pero a nosotros ¿Quién nos ha enviado?". Contesta el Maestro: "Mi Padre me ha enviado a Mí para enseñar a vosotros; mi Padre los ha enviado para que me escuchen". La Parábola de quien da y de quien recibe, es semejante a una semilla que cae en la tierra, nace, crece y fructifica y su fruto le es dado a quien sembró la semilla; así como Yo hago de mi Padre, vosotros también deberéis hacer "la Voluntad de mi Padre, porque con vosotros somos UNO". Dice Judas: "Entendido, Maestro, pero,... si yo hago lo que Usted me enseña, ¿ya lo es todo?". Responde el Maestro: "Lo que Yo te enseño es para que tú lo vivas y así puedas llegar como Yo he llegado, a hacer "la Voluntad de mi Padre". Judas, mostrando un poco de impaciencia, vuelve y replica: "Yo estoy haciendo lo que Usted me enseña, ¿indica esto

que ya soy UNO con Usted?". Contesta el Maestro: "Nosotros somos UNO, como mi Padre es UNO conmigo, pero tú no puedes todavía hacer lo que Yo hago,.. Porque el Sol alumbra a todos sus Planetas, pero los Planetas, ni aún todos reunidos, podrían dar ni una décima parte de Luz hacia el Sol; por eso es necesario que vosotros os convirtáis en vuestro propio Sol, en vuestra propia Luz, y así alumbrándose y alumbrando a otros, le corresponderíamos con nuestra Obra a mi Padre que me ha enviado". "Porque, sepan Ustedes, que las tinieblas no son más que partes que no están integradas ni con "la Voluntad" de quien me envió. Las tinieblas están en quien tiene parte con ellas, por eso hay que dar a la tierra lo que es de la tierra; a las aguas lo que es de las aguas; al aire lo que es del aire; al fuego lo que es del fuego y a lo que es de EL "Así, vosotros comprenderéis que ni siquiera estas carnes que tenemos, estos huesos que tenemos, esta sangre que tenemos, esta mente que tenemos, nos pertenece; sólo nos pertenece, por herencia de mi Padre, la Luz que os doy con mi Palabra. Por eso he dicho «Que la tierra y los cielos pasarán, más mi Palabra no pasará»". "Porque la Palabra me la ha dado mi Padre para que ELLA lleve la Luz que a vosotros os falta y puedan ser UNO conmigo, y YO seré UNO con mi Padre". Continuando, el Maestro dice a sus Discípulos: "¿Qué creen Ustedes que debemos hacer para que el mundo nos comprenda?". Cada uno de ellos emitió su criterio. Judas replicó: "Yo creo que el mundo poco a poco entenderá cuál es nuestro propósito". El Maestro, dijo: "Judas, tú lo has dicho, pero dime ¿cuál es nuestro propósito?". Judas guardó silencio. El Maestro volvió a interrogar: "Judas Iscariote, ¿cuál es nuestro propósito?". Judas, levantando la mirada, le dijo: "Señor,... pienso que nuestro propósito es enseñar a la gente a hacer la Voluntad de quien le envió". El Maestro, mirando las estancias que habían a su alrededor, dijo: "Un rebaño de ovejas no obedecen a su dueño porque sean de él, porque él las ha pagado con sus denarios; obedecen a su pastor porque él se hace amigo de ellas,

cuida de ellas, les da alimento y las defiende del lobo". "Así vosotros deberéis tener vuestro rebaño, cuidar de él, defenderlo de los lobos, más comprendedme, Judas, ese rebaño no os pertenece, no lo habéis comprado, porque él pertenece a quien me envió". "A ese rebaño debéis alimentarlo. El día que os propongáis dar alimento a vuestras ovejas, no llevéis en vuestra mano el látigo, llevad alimento, así este rebaño entenderá que os preocupáis de alimentarlo; mas cuando sepáis que cerca de vuestro rebaño anda el lobo, salid y llevad en vuestra mano el látigo para espantarlo de las ovejas; y llevad espada para que os defendáis, si fueseis atacado". Replica Judas, y dice: "He comprendido, ... pero todo el mundo no está en este rebaño". Contesta el Maestro, y dice: "En una selva nacen muchos árboles de la misma especie, unos crecen demasiado y sobresalen de los otros; otros escasamente nacen, pero entre todos componen una selva". "Así vosotros deberéis comprender que hay que crecer sobre los demás en Espíritu sin que con esto estemos separando los de menor crecimiento; sólo hace la Voluntad de mi Padre el que ha crecido y no se deja dar sombra de los demás". Dice Judas: "Entendido, pero, ¿cómo sé si he crecido lo necesario para ya hacer la Voluntad de mi Padre?". Replica el Maestro: "La Luz se identifica por borrar las sombras. Las sombras se identifican opacando la Luz". "Así vosotros comprenderéis que la Verdad es mi Padre. Cuando la hayáis encontrado, Ella no os dejará sombras ni en vuestras mentes, ni en vuestros corazones, por lo tanto, comprenderéis que YO SOY LA LUZ". "El que esté conmigo y me tenga a Mí, no andará a oscuras y así habrá comprendido que, en la selva, es el árbol que no recibe sombra de los demás". "Recuerden que el viento sopla y mueve las ramas y las hojas del árbol y sólo desprende las que estén maduras o secas; así ese árbol queda despejado". "Así vosotros comprenderéis que el viento debe llevarse de Ustedes todo lo inútil, lo que no sirve, para que seáis purificados de todas las inmundicias que recogéis de la tierra".

Estando el Maestro con sus Discípulos parados frente al lago NAGAFEC, dijo: "Los peces nadan con suma perfección, pero no pueden volar, ni tampoco caminar". Se acerca Judas y le dice: "¿Qué quieres decir con esto?". El Maestro contesta: "Hijos míos, el hombre es el Rey, por lo tanto, debéis aprender a caminar". Judas le dice: "Pero nosotros sabemos caminar". Contesta el Maestro: "Vosotros camináis porque Yo os he enseñado, porque YO SOY EL CAMINO, nadie llega al Padre sino por Mí". "También vosotros deberéis aprender a nadar como los peces". Judas dice: "Es muy difícil hacerlo". El Maestro vuelve y observa el lago y dice: "El lago está tranquilo, sólo lo salpica el viento cuando sopla; la vida es un lago que debe permanecer tranquilo; si lo salpica el viento peligra el nadador. Por eso es que tú ves muy difícil nadar como los peces; aunque el lago se salpique por el viento, el pez, en su interior, está tranquilo". En ese momento el Maestro miraba a los aires y veía a las aves volar y dijo: "¡Conque perfección vuelan las aves!, así vosotros también deberéis aprender a volar como ellas". Judas lo interpela y dice: "Usted nos está hablando de cosas que para nosotros son demasiado difíciles". El Maestro le dice: "Judas, tú aprenderás estas cosas para que cuando Yo vaya a mi Padre tú las hayas hecho y las enseñes a quienes crean en Mí". "Te digo que el hombre debe volar como las aves, porque el hombre es Espíritu y el reino del Espíritu no está en la tierra". "Todo lo que os digo hoy, Ustedes no me entienden, porque vosotros habéis creído en Mí y estas cosas las hago Yo por Ustedes, pero cuando Yo vaya a mi Padre, mi Padre iluminará vuestro entendimiento para que vosotros hagáis por la Humanidad lo que Yo he hecho por vosotros, y así se cumplirán las Escrituras y la Palabra de «Quien esté conmigo y escuche mi Palabra, también estará con EL que me envió y recibirá su Luz»".

"Por lo tanto, os digo a vosotros, mis hermanos, que la muerte cuando llega desprende el Alma de la materia y así el Alma no piensa más en la materia, porque para ella ya no existe; piensa en EL que la envió, espera en EL, confía en EL. "Por lo tanto, vosotros que habéis creído en Mí y escucháis mi Palabra, debéis despojaros de lo que no os corresponde para que en Espíritu os elevéis al seno de mi Padre". Replica Judas: "De lo que tenemos aquí, ¿qué no nos corresponde?". Contesta el Maestro: "Ya os he dicho que ni vuestros huesos, ni vuestras carnes, ni vuestros padres, ni vuestros hijos, ni lo que habéis aprendido de vuestros antepasados os sirve, ni os corresponde". "Sólo la Palabra que ha abierto las puertas de vuestro Espíritu y os ha llevado a beber de la fuente de la Sabiduría, será la que os conduzca por lo desconocido; lo que no conoce vuestra mente, ni vuestro yo, porque ellos no podrán llegar donde Ustedes, como Espíritu, han de llegar". Estando el Maestro con sus Discípulos en casa de Marta, les dice: "Os voy a enseñar a vivir como el aire, como la tierra, como las aguas y como el fuego". Se acerca Judas y le dice: "Maestro, ¿no será conveniente que estas cosas se hagan en otro lugar?". El Maestro le dice: "Judas, nosotros somos UNO SOLO, hoy hacemos estas cosas aquí, tú más tarde las harás en un lugar secreto para que no se profanen, porque.... ¿qué sacamos con darle de comer a un cerdo en un alfaro nuevo?; ensucia la comida y ensucia el alfaro". "Para vosotros la Palabra es alimento, por lo tanto, os digo: «Aprended de Mí para que enseñéis textual como os enseño»". Se dirigió a todos y dijo: "Vosotros veis la tierra quieta, mas ella gira alrededor de la Vida, que es el Sol". "Nosotros estamos aquí quietos como la tierra, pero espiritualmente no estamos quietos; estamos girando alrededor de la Vida, por lo tanto, en estos momentos somos la Tierra que da alimento a la Vida que es el Espíritu". Se detuvo un momento y dijo: "Todos nosotros, en este momento, somos el Aire, porque nos despojamos de una

materia que es tierra y volamos por los aires con la libertad del Espíritu....." Guardó un poco de silencio y dijo: "Nosotros todos, en este momento, somos el Agua, porque nos hemos convertido en la fuente eterna del Espíritu; de ella bebemos para nutrir el cuerpo y calmar la sed del Alma....". Guardó un poco de silencio y dijo: "Todos nosotros, en este momento, somos un Fuego abrasador, porque nos hemos convertido en el Fuego del Espíritu que a todos nos devora, nos limpia y nos purifica". "Así, queridos hermanos, nuestros cuerpos y nuestro Espíritu se integran para prepararnos hacia la Resurrección". Le dice Judas: " Maestro, nosotros sabemos que todo lo que Usted hace es para que nosotros también lo hagamos, pero.... ¿cuándo lo podemos hacer?". El Maestro le dice: "Todos vosotros sois UNO conmigo y estas cosas podéis hacer, pero hoy no las hacéis porque Yo estoy con vosotros". "Cuando Yo vaya a mi Padre, vuestro Padre vendrá a vosotros y seréis como Yo y haréis todas estas cosas y muchas más". Contesta Pedro y le dice: "Maestro, Usted resucita muertos, cura leprosos, saca demonios de los poseídos, ¿por qué no nos enseña a hacerlo?". El Maestro contesta: "El Discípulo no es más que su Maestro, pero es justo que aprenda lo que se le enseña". "Una medicina no es más que la enfermedad, pero, por la gracia de Dios, cura". "Vosotros erais muertos que Yo resucité; erais leprosos que Yo sané; erais poseídos de demonios que Yo os saqué; erais ciegos y Yo os puse a ver; erais sordos y Yo os di oídos; andabais a oscuras y Yo os he dado la Luz". Dice Judas: "Maestro, y ¿cómo hacemos para que el mundo nos crea lo que nosotros hemos vivido, lo que nosotros hemos visto, como testimonio?". Dice el Maestro: "Dos higueras nacen en el huerto, una de ellas no da frutos, la otra da muchos frutos; ¿a cuál de las dos se acerca el que tiene hambre?".

"Así vosotros debéis hacer, dar buenos frutos para que el que tiene hambre llegue donde vosotros a alimentarse de vuestros frutos". Dice Judas: "Maestro, entendido, pero tengo dudas de mí mismo, pienso que el día que esté solo, lejos de su presencia, no lo pueda hacer". Contesta el Maestro: "Antes de que Yo me retire, tú tienes que haber muerto". Contesta Judas, diciendo: "Pero por su Gracia yo he resucitado de entre los muertos". Y dice el Maestro: "Sí, así es, pero necesitas morir nuevamente, y para esto es necesario que tú te dediques a eliminar tus sombras; a eliminar lo que has sido; a eliminar lo que otros han pensado de ti y tú has creído; a eliminar tus pensamientos que son los que te alejan de la capacidad que ya tienes por mi Gracia". Estando el Maestro reunido con los Discípulos, les dijo: "¿Quién de vosotros me dice lo que debemos hacer en el día de mañana?". Unos opinaron: "En el día de mañana estaremos en el Templo"; otros: "En el día de mañana estaremos en ayuno". Dijo el Maestro: "El Hijo del Hombre es como el Sol, al que tiene frío le da calor; es como las nubes, donde hace falta lluvia, lleva el agua; es como la madre amorosa, cuando el hijo tiene hambre, le alimenta". "Así pues, el día de mañana estaremos dando de comer al hambriento, dando de beber al sediento, dando calor a quien tiene frío, para que se cumpla la Palabra: «Que todo lo que está bajo el Sol, ha sido creado por el Señor y sólo EL velará por sus criaturas e hijos»". "Por eso os digo que si no tenéis una ofrenda para Dios, velad primero que si alguien ha tenido hambre y no le disteis de comer; ha tenido sed y no le disteis de beber; ha tenido frío y no le disteis abrigo. Esa ofrenda que llevas, aún no la presentes todavía, porque sería inútil dar a Dios una ofrenda que se la hemos negado a nuestro hermano". Replica Judas y le dice: "Maestro, pero la Ley de Moisés nos enseña a amar a Dios sobre todas las cosas y Usted nos manda a servir primero al hombre". Y el Maestro contestó: "¿Qué Padre justo y sensato se sentaría a la mesa a comer, si sus hijos tienen hambre".

"Así mismo es el Padre: esto nos hace entender la trascendencia que tiene para nosotros la Vida que llevamos, cómo la vivimos, cómo nos comportamos" Salió el Maestro al campo con sus Discípulos y en el camino le salían muchas personas a consultarle, otros le seguían. Cuando llegaron a la cima del Monte EHOS, el Maestro se detuvo y miró a la multitud y dijo a sus Discípulos: "Estas gentes buscan curar sus males". Mandó que se sentasen y empezó a hablarles..... Pasaron las horas y Pedro se le acercó y le dijo: "Maestro, estas gentes buscan ser curadas y ya es tarde y son muchos". El Maestro guardó silencio y continuó hablándoles...... Pedro se acercó a Judas y le dijo: "El Maestro dijo que estas personas necesitaban ser curadas, es tarde y son muchas". Judas se acercó al Maestro y le dijo: "Maestro, se hace tarde y los enfermos son muchos". El Maestro le miró y le dijo: "Judas, cuando tú tienes hambre, buscas pan para alimentarte; cuando tienes sed, buscas el agua para calmar tu sed". "Así la Palabra del Hijo del Hombre es el Pan que calma el hambre, es la fuente para calmar la sed". Replica Judas y dice: "Maestro, eso yo lo entiendo, pero ellos tienen enfermedades, muchas de ellas inmundas". Replica el Maestro: "Quien come del Pan y bebe el Agua de la Vida Eterna, nunca volverá a tener hambre ni sed y sus males desaparecerán de él, porque tiene en su interior la Gracia que la Palabra le ha dejado...." "Quien tiene un cultivo de trigo, primero retira las malezas, posteriormente, le pone riego, no sea que con el riego se alimenten también las malezas". "Así el Hijo del Hombre, primero retira las malezas del Pueblo y, posteriormente, le da a tomar de la Fuente de Vida que le curará todos los males".

Dice Judas: "Maestro, lo entiendo, pero se hizo tarde, es necesario regresar porque la noche nos hace difícil el camino". El Maestro contesta: "La noche se ha hecho para el descanso, pero el Hijo del Hombre, en las noches, vela por su Pueblo". "Así que vosotros, mis Discípulos, estaréis conmigo en vela para que estos chiquititos puedan descansar en paz". Dice Judas: "Maestro, todos estamos lejos de los lugares de descanso, estamos en el campo". El Maestro contesta: "Hijo mío, lo único que necesitas para descansar bien es estar en Paz....". "Porque,.... ¿qué sacas con estar en el lugar de tu descanso, si no tienes Paz?, aquí estamos en Paz, por lo tanto, lo único que necesitamos es descansar". Se acerca Judas a los demás Discípulos y les dice: "El Maestro ha ordenado que descansemos aquí esta noche y no regresar a nuestros lugares". Los Discípulos todos opinaron que era necesario hablar con el Maestro y regresar a los lugares de destino. Se acercaron al Maestro y le dijeron: "Maestro, estamos en el campo, hace frío y somos mucha gente". El Maestro les dice: "Hijos míos, si vosotros estáis conmigo, debéis estar con mis Hermanos, (señalando a la multitud)". "A vosotros os es fácil regresar a vuestro destino, conocéis el Camino y Yo os he enseñado a andar a oscuras, mas a estos pequeñitos, no.". "El frío que hace aquí, sólo nos hace sentir las carnes; el hambre que hace aquí, sólo nos hace sentir una necesidad; pero la Palabra nos une con el Padre". "Así se cumplirá la Palabra que dice: «Quien tiene la Palabra, nada le hace falta porque en Ella está contenido el alimento y la medicina»". "Hijos míos, cuando el cuerpo descansa en paz, el Alma nos reconforta y en este momento, mi Alma es su Alma".

Yendo Jesús con sus Discípulos hacia Cafarnaum, les dijo: "Hijos míos, este camino nos llevará a un lugar muy distante de aquí". Se acerca Pedro y le dice: "Maestro, ¿cuál es la finalidad de este viaje?". El Maestro le contesta: "Pedro, iremos a predicar la palabra a nuestros hermanos que, como vosotros, anhelan conocerme y conocer a quien me envió". Se acerca Pedro y le dice: "Maestro, ¿es que en Cafarnaum está quien le envió?". Contesta el Maestro y dice: "Quien me envió está aquí con vosotros. EL ES LA VERDAD. Yo os digo a vosotros, hermanos, que la VERDAD y la PALABRA son la misma cosa, pero es más fácil conocer la Palabra que conocer la Verdad. La Palabra se oye y parte de ella se comprende, más la Verdad no se puede oír, ni se puede ver porque es la Luz que ilumina nuestro Espíritu; en ella está la Verdad. Yo os enseño la Palabra, más mi Padre les enseñará a conocer la Luz, porque EL ES LA VERDAD". Dice Judas: "Maestro, todos nosotros le acompañamos donde va a predicar y le aprendemos sus enseñanzas, pero, ¿ no sería mejor que las gentes vinieran a nosotros y no nosotros ir a las gentes?". Contesta Jesús: "Las aves de rapiña y los zorros duermen en sus cuevas y guaridas y sólo salen de allí cuando tienen hambre, a buscar qué comer. Así es el hombre. Sale al campo y a las ciudades a buscar el pan para saciar su hambre, porque su cuerpo lo necesita, pero no busca al Hijo del Hombre que le dará a comer el Pan de la Sabiduría". "Los hombres tienen hambre de lo que el mundo brinda, mas vosotros tenéis hambre de lo que mi Padre os da: Sabiduría y Amor; por lo tanto, debemos ir donde ellos a darles de vuestro alimento; así ellos, más adelante, vendrán a buscar el alimento que mi Padre os da". Dice Judas: "Maestro, hay ciudades más cerca donde podemos ir a predicar la Palabra". El Maestro le contesta: "Judas, hijo mío, con un denario podéis comprar cien panes; un pan abastece a uno de vosotros, cien panes abastecen a cien de vosotros. Así, pues, debemos buscar donde se puedan abastecer más almas que necesiten de mi Palabra, porque ellas, cada una, pondrá un denario, y cien serán cien denarios que alimentarán la necesidad de cien más, y así mi Palabra será oída por cien que me escuchan y cien que no me escuchan; cumpliéndose así la Escritura que dice: «Dos mujeres están moliendo, una será tomada y otra será dejada»".

Le dice Judas; "Maestro, todo aquel que escuche su Palabra, ¿será redimido?". Replica el Maestro: "Mi Palabra es Vida, el que la escuche y la hace, será UNO conmigo; el que la escuche y no la hace, será como aquel que emprende un camino por el desierto y como al momento de salir no tiene sed, no lleva agua para beber en el camino; donde le dé sed, se sentirá morir y ni siquiera tendrá fuerzas para regresar al punto de partida; por eso os digo, hijos míos, que deberéis beber todos los días de la fuente de la juventud y de la sabiduría para que nunca, aunque andéis por el desierto, volváis a tener sed". LA PALABRA Estando Jesús reunido con una multitud, entre la cual estaban sus Discípulos, EL predicaba su Mensaje y decía que el Hijo del Hombre era semejante al aire que sólo dejaba de activar la vida en una persona cuando sus funciones vitales cesaban en ese organismo, que así era su Misión. Se acercó Judas y le dijo: "Maestro, sabemos que muchos de estos nos atacan y lo atacan a Usted; nos rechazan y rechazan su Doctrina". El Maestro le dijo: "Judas, comprende que así es, pero mi reino no es de aquí; en cambio estas gentes son de aquí". "Te digo que no pienses así para que no seas como ellos que son de aquí". "La Palabra se oye por un instante y desaparece; cuando las gentes la van a interpretar, no hay en ellos de esa palabra sino un recuerdo de lo que escucharon". "Es posible que algunos le den la razón a la Palabra, otros le quiten la razón, pero, ante mi Padre, ni los unos, ni los otros tienen la razón, porque el eco de la Palabra que han escuchado ya se ha ido y no queda en ellos sino un recuerdo de lo que han oído". "Por lo tanto, os digo, hijos míos, que estéis atentos, con ojo avizor para que, cuando escuchéis la Palabra que viene de Mí, tengáis las puertas de vuestro entendimiento abiertas y no me rechacéis como estos otros; no vaya y sea que cuando queráis escuchar la Palabra ya me haya retirado a mi Padre y entonces vosotros, como estos, sólo tendréis un recuerdo de lo que escuchasteis; sin embargo, mi Palabra seguirá siendo como la fuente de aguas cristalinas en la que «Quien bebiera, calmará su sed»". Guarda silencio el Maestro. Interpela Judas y le dice: "Maestro, si eso es así, cuando Usted se retire, ¿quién tendrá la Palabra que viene de su Padre?".

Contesta el Maestro: "YO SOY LA PALABRA. El que encarne la Palabra me tiene a Mí; pero no olvides, Judas Iscariote, que vendrán muchos en mi nombre diciendo que tienen la Palabra. Estos serán impostores porque la Palabra que viene de mi Padre, sólo YO la digo; así pues, todo quien diga tener la Palabra y no me tenga a Mí, es como el que se baña con el agua que muchos se han bañado; no es pura, está llena de impurezas, por lo tanto, no limpia, quizás ensucia más". "Así, hermanos míos, vosotros deberéis cuidar la Palabra como me cuidáis a Mí, porque en Mí como en la Palabra, está la Sabiduría que viene de mi Padre". Le dice Judas: "Maestro, la Ley de Moisés dice No jurar en vano, ni en nombre de Dios, ni de la tierra, ni de los cielos -, quiere decir que quien haga esto ¿ya se ha unido a Ti?". Le contesta el Maestro: "Hijos míos, a un prisionero le amarran grillos en los pies y en las manos para que no pueda hacer movimientos libres, ni andar; así también le sucede a todo el que adentro tenga a Satanás. Nunca podrá hacer la Voluntad de mi Padre, porque EL se lo impide". "Si no puede hacer la Voluntad de quien me envió, tampoco podrá tener la Verdad que SOY YO y su Palabra sólo hablará de lo que tiene en su corazón". Dice Judas: "Comprendido Maestro, si eso es así nosotros lo entendemos y lo hacemos, pero esta multitud ni lo entiende ni está dispuesta a hacerlo, entonces ¿para qué los tenemos aquí?". Dice el Maestro: "Dios hizo los cielos y la tierra, El me ha enviado a Mí. Hizo las aguas para calmar la sed, hizo la tierra para que sobre ella anduviéramos y diera frutos para alimentarnos; hizo el aire para respirar y vivir; hizo el sol para que nos diera luz y calor; creó rebaños de ovejas; hizo los pájaros del campo, creó las fieras de los bosques, las aves de rapiña; todos ellos comen del fruto de la tierra, necesitan de la luz y del calor; toman el agua para calmar la sed; respiran el aire para vivir". "Así es el hombre, sin embargo, entre sí se persiguen los unos a los otros". "Yo vine al mundo para dar de comer al hambriento con el pan de la Sabiduría, para dar de beber al sediento de las aguas puras; para mostrarle la luz y darle calor al desnudo y para que respire el hálito porque SOY LA VIDA". Dice Judas: "Maestro, Usted nos habla de todas estas cosas, pero a la vez, cada día, nos repite que algún día se

retirará de la tierra. Pero si Usted es LA VERDAD, EL CAMINO Y LA VIDA, después de irse, ¿qué VERDAD nos deja?; ¿qué CAMINO nos deja si no existe?; qué VIDA nos deja si Usted se retira?". Contesta el Maestro y dice: "Judas, mi corazón se conmueve al escuchar tus palabras. Por tus preguntas comprendo que eres chiquitito; pero te digo, después que Yo me vaya, sobre vosotros llegará el Espíritu de Verdad que os corresponde a cada uno y EL os enseñará y os hará vivir todo cuanto os enseñé, y así se cumplirán las Escrituras que dicen «Que debemos permanecer alertas porque el Espíritu de Dios en cualquier momento llega, sólo necesitamos estar preparados »" Estando Jesús en casa de Marta con sus Discípulos, llega María Magdalena y le dice: "Mi prima va a dar a luz, le manda a llamar". El Maestro se levanta y sale; se le acerca Judas y le dice: "Maestro, ¿será de tanta necesidad la ida suya?, .... y la enseñanza que nos está dando ¿cuándo nos la va a dar?". Contesta el Maestro: "Judas, la Vida y la Muerte son una misma cosa; sólo se diferencian en que, quien tiene Vida eterna, nunca muere y quien no la tiene, se va y no regresa". Dice Judas: "Maestro, y ¿qué tiene que ver esto con el parto de Sara?". El Maestro dice: "Judas, el parto es una cosa, pero la Vida que nace es otra". "YO SOY LA VIDA y estoy donde está la Vida; YO SOY LA PALABRA y vosotros deberéis estar donde esté la Palabra". "La enseñanza que os doy aquí, en casa de Marta, es la misma que os voy a dar en casa de Sara. Porque vosotros hoy estáis conmigo, moriréis y volveréis a nacer y si continuáis conmigo, os doy la misma enseñanza, porque YO SOY LA PALABRA, y recuerda Judas: «Los cielos y la tierra pasarán, pero mi Palabra no pasará»". Llegando donde Sara daba a luz, se detuvo y les dijo a los Discípulos: "Vosotros deberéis aprender a respetar la Vida porque sois la Vida como YO". "El que es digno y muere, mi Padre le recibe en el cielo y vosotros ¿de qué os preocupáis?". "El que es indigno y muere, el Demonio le recibe en el infierno, ¿para qué os preocupáis?".

"El que nace en la tierra debemos recibirlo, darle afecto y cariño y enseñarle la Palabra para que se haga Hijo de mi Padre, como vosotros". "Así comprenderéis todos que un Pastor vive pendiente de las ovejas preñadas para que el ternerillo, al nacer, no lo devoren las aves de rapiña". Guardó silencio el Maestro y, viendo al recién nacido, respiró profundo. Judas le dijo: "¿Qué le pasa Maestro que respira profundo?". El Maestro le miró y le dijo: "Judas, el aire que circunda la tierra es la Vida que YO represento; es tanta la abundancia de este que toda criatura respira de él y nunca se agota". "Así mismo es la Sabiduría que viene de mi Padre; todo el mundo la tiene en mayor o menor proporción y nunca se agota; lo contrario, se acrecienta más en todo hombre que me escucha a Mí". Le dice Pedro: "Maestro, yo estoy sorprendido de todo lo que nos enseña. Pienso que no podremos practicarlo todo". Le dice el Maestro: "Pedro, cerca de la ciudad pasa un río; todas las personas de esa ciudad beben de esa fuente; se bañan con esa agua, preparan sus alimentos con el agua de ese río. El río nunca se agota, sin embargo, todas las personas disponen del agua que necesitan para sobrevivir". "Así vosotros beberéis de esa agua, os bañaréis con esa agua, es decir, tendréis el agua que necesitéis; daréis de beber a vuestros invitados, mas la fuente no se secará, ni el río mermará su cauce". "Así pasa con mi Palabra; cada quien la recibe como una fuente inagotable de Vida; por muchos que beban, nunca se agotará, porque es mayor el cauce que el consumo". Regresó el Maestro con sus Discípulos a casa de Marta. Llegando allí los invitó a sentarse y empezó a hablarles y les dijo: "Estamos complacidos de haber presenciado hoy un nacimiento. Es un acontecimiento que nos hace ver la Gracia de mi Padre; sin embargo, este nacimiento tiene que ver con este mundo de pecado". Le dice Judas: "Maestro, sabemos que quien le envió es sin mancha y lo que EL hace, lo hace sin mancha; ¿por qué nos dice que el nacimiento que acabamos de presenciar tiene que ver con la Gracia de su Padre y se ha sucedido en este mundo de pecado y por el pecado?".

El Maestro le dice: "Judas, el pecado lo hizo por un proceso original, pero el pecado es Muerte; él no hubiera podido infundirle Vida a esa criatura. Por la Gracia de mi Padre tiene Vida, aunque haya sido hecho de pecado". Dice Judas: "Maestro, si eso es así, entonces nosotros que somos UNO con Usted y estamos en el mundo, ¿ cargamos las mismas culpas y somos hechos de pecado?". Dice el Maestro: "Cada uno de vosotros habéis sido hechos de pecado y por el pecado, por lo tanto, es que ni los huesos, ni las carnes, ni la sangre heredarán a mi Padre, sólo lo incorruptible que es el Espíritu. Después de purificados, seréis UNO, con EL que me envió". "Así vosotros, también, seréis UNO conmigo y así como YO me he vestido con una carne, con unos huesos y con una sangre incorruptible para continuar con vosotros, así también vosotros deberéis vestiros con unas carnes, unos huesos y una sangre incorruptible para poder llegar donde YO he llegado".

Gracias Siabela!! Fuente: http://www.atinachile.cl Edición, envíos y contacto gaialista@yahoo.com.ar coordinacion_ashtar@yahoo.com.ar www.egrupos.net/grupo/ashtar suscripción envia un mail a : ashtar-alta@egrupos.net

SI COMPARTES ESTE MATERIAL POR FAVOR CITA LAS FUENTES!

PARA LA TRANSFIGURACIÓN DE LA MASONERÍA
Introducción El Problema Judío y la Masonería Canales para el Gran Arquitecto Parte de la Estanza 49 del archivo de la Logia de Luz. IV Sendero: El Sendero que conduce a Sirio La Masonería y Sirio

La Restitución de los Misterios Sirio y la Jerarquía Iniciaciones planetarias, solares y de Sirio La Tensión Oculta La Tensión Mundial La Libertad en el Mundo La Iniciación El Portal de la Iniciación La Mediadora para la Masonería Las 8 Potestades del Cristo El 7° Rayo y cierto ritual grupal Los Devas ayudarán o traerán destrucción La oscuridad de la Luz pura previa a la Transfiguración Cultos: Al Maestro muerto y al Cristo resucitado Las 18 Leyes y los 18 pasos masónicos del Rito Escocés Algunas Claves y nombres de unos Regentes de los 7 Rayos La Visión Superior

La Planificación y la Voluntad Experimentación con la Palabra Sagrada Hacia la Palabra perdida Lenguaje, silencio, la Voz y las Palabras de Poder ¿Quién convoca a los operarios sutiles con la Palabra? El Trabajo purificador de Agni Recomendaciones para los Masones aspirantes a la Iluminación El Actual Plan de los Trabajadores y los Rayos Los Cinco Puntos de Contacto Los Cinco Secretos Nota: Para iniciar una complementación sobre la Constelación del Can y su doble sol Sirio, ver "El Misterio de Sirio" de Robert Temple. También "Delfines y Telepatía" de Timothy Willie. Igualmente, "Los Soberanos de los mundos perdidos" de Jadwiga Pasenkiewicz. Todos tienen en común la referencia a los misterios de la tribu africana Dogo de Malí quienes los revelaron a una pareja de antropólogos franceses. En "El Tratado sobre Magia Blanca" de A.A.B., Djwal-Khul afirma en el título sobre "La Fundación de la Jerarquía" (p. 273 y siguientes), que el primer puesto de avanzada en el plano físico fue el de los Trabajadores de I.B.E.Z. ubicado en lo que hoy es el centro de Suramérica. Esto fue hace más o menos unos 18 millones de años cuando la geografía continental era diferente.

El 2º puesto de avanzada, en un período muy posterior fueron las Instituciones Mayas que reconocían el papel del corazón en su aspecto elevado. Este culto se degradó hasta llegar a los rituales de "año nuevo" con sacrificio de sangre, sacando corazones. Luego Quetzalcoatl (el Cristo Americano) cambió tal rito por rituales con quema de resinas vegetales. En la página 279 de la obra antes citada, se habla de la necesidad de destruir las formas mentales del gigantesco "Morador en el Umbral", derivado de los primitivos misterios de Ibez. La transfiguración es la Primera Iniciación Mayor que admite al iniciado como aspirante en la Logia o Hermandad de Sirius. Ella es el atrio antes de entrar al "Templo". Es necesario estudiar el simbolismo astrológico de Capricornio, signo de la Puerta Liberadora luego de haber encarnado físicamente bajo la Puerta de Cáncer. La Cabra (capricornio) representa al "hombre terreno, humano y codicioso, que trata de satisfacer el deseo, o el aspirante egoísta que trata de satisfacer su aspiración..." También nos proporciona un cuadro del iniciado triunfante, el "Unicornio de Dios", el símbolo del Unicornio con su único cuerno protuberante sobre el testuz, semejante a una lanza, en vez de los dos cuernos de la cabra". (Astrología Esotérica. de A. A. B. p. 124). Relacionado con Aries, el Unicornio simboliza a los dos cuernos y al ojo único fusionado. "El León y el Unicornio fueron a la ciudad", es el título de una antigua canción que contiene el secreto de la iniciación y de la ascensión del ser humano hasta el portal donde se lo admite para entrar en la Jerarquía, y también la "elevación mística" para lo cual la Masonería posee la clave. "Capricornio rige las rodillas, y esto es simbólicamente verdad, pues sólo cuando el sujeto capricorniano aprende a arrodillarse con humildad... y ofrece su corazón y su vida al alma y al servicio a la humanidad, se le permite pasar la puerta de la iniciación y se le confían los secretos de la Vida. Únicamente de rodillas puede atravesar esa puerta. Mientras se mantenga arrogante donde no ha ganado el derecho de estar, nunca se le podrá confiar la información impartida a los verdadero iniciados". (A. E. p. 135). Albert Einstein sintetizó lo antes dicho, como conocedor transfigurado, emitiendo o siendo vocero de una verdad tan importante como la revelada por Buda y Cristo. Él, asestó un golpe a la ilusión dualista mediante la ciencia. Previo a la Primera Guerra Mundial, Sir John Woodroffe bajo el seudónimo grupal de "Arthur Avalon", inició la develación prudente del ritual del Pancatatwa en "Kundalini - Sakty: Poder Serpentino".

EL ASCENSO DE LA SERPIENTE ALADA SANADORA PREÁMBULO (Para los Masones a Transfigurar) La Primera Iniciación, la del "Nacimiento del Niño Cristo en el Corazón" requiere de la técnica de la Magia Sexual. Esta debe entenderse desligada de la deformación occidental propicia para la acción de las "furias bacantes". Arnold Krumm Heller, médico gnóstico-rosacruz, entregó la esencia de la clave para una "suprasexualidad", en el idioma latín. Él, buscaba que estuviese al acceso de la gente culta, y en especial, del clero católico que vivenciara el dominio del principio crístico con un servicio desinteresado por la humanidad. En Colombia, un natural descendiente latino (Víctor Manuel Gómez U ) actuó como un Prometeo rebelde y entregó al pueblo mestizo (o al vulgo, "vulgarizando" la clave) y de toda índole racial, la traducción al Castellano de lo que había dado Arnold en Latín. Bajo el nombre interno de Samael Aun Weor, con las limitaciones de la personalidad (por él reconocida), dio las letras IAO para la transmutación de las emociones del plexo solar hacia el entrecejo y hasta el centro cardíaco. Actuó en el mundo sensorio astral (emocional, con base en los Agnisuryas) de las masas esclavizadas económicamente y por sus errores, defectos o agregados síquicos. Todo hace ver que la clave magistral sólo se develó superficialmente en su etapa correspondiente a la potenciación para superar la eyaculación prematura que mantiene impotentes y carentes de voluntad e imaginación constructiva a los inconformes con su situación sicológica estancada, incorporando los beneficios del amor sincero, especialmente dentro de la pareja heterosexual. Realmente, el correcto ajuste del cuerpo etérico con el físico denso, su limpieza, y conciencia sobre una correcta relación con la energía vital del medio ambiente planetario y solar para el común de la gente, caracterizan la Primera Iniciación de la conciencia comunal. Pero, desde el punto de vista de la Jerarquía Planetaria de almas dirigida por el Cristo, se considera a la Transfiguración Iluminadora (la 3ª) la Primera en el Atrio de Sirio. Aquí comienza el verdadero esoterismo, como lo insinúa la tercera parte del "Tratado sobre Fuego Cósmico" al hacer referencia a la cita evangélica donde Jesús instruye a Nicodemus (quien ya había recibido la 2ª Iniciación). Antes de despertar el Kundalini (o a Quetzal - Coatl), se requiere tener un carácter benigno o adecuado; tener un anhelo de servicio desinteresado y estar realizándolo, además de conocer las tres técnicas de Fusión (entregadas en

los libros de A. A. B.) y del rayo de los cuerpos, entre los principales. En el libro "Piense y hágase rico" de Napoleón Hill, se evidencia el uso de la transmutación entre el hombre y la mujer para conseguir fortuna material. Si se tiene en cuenta el significado de "El Día de la Oportunidad", donde los negocios son para servir a los demás y no para explotarlos, y se pasan las pruebas (o tentaciones egoístas y hedonistas), el masón aspirante podrá acceder a la Transfiguración. De lo contrario, seguirá por otra vía diferente a la del amor sabio, y quedará en la misma condición de los "Tres rebeldes de la Lemuria". Consignamos en este escrito aportes de la "Regla 14" del "Tratado sobre Magia Blanca" para el despertar de los centros y del Kundalini, según lo recomienda el instructor y Maestro Tibetano Djwal - Khul entre las páginas 423 y 428: Para realizar un trabajo inmediato y enfocado sobre los centros, es esencial disponer de horas de aislamiento y estar libre de interrupciones. Recalco esto con insistencia para demostrar al estudiante ansioso que en este período de la historia hay muy pocos cuyas vidas permiten esta reclusión. Sin embargo, es una circunstancia muy beneficiosa y no debe lamentarse. Solo uno de cada mil aspirantes está en la etapa en que debería empezar a trabajar con la energía de sus centros, y quizás aun estimo que es demasiado optimista. Es mucho mejor que el aspirante sirva, ame, trabaje y se discipline a sí mismo, dejando a sus centros desarrollarse y desenvolverse con más lentitud y por lo tanto con menos peligro. Se desarrollarán inevitablemente, y el método más lento y seguro es (en la mayoría de los casos) el más rápido. El desarrollo prematuro implica mucha pérdida de tiempo y trae, con frecuencia, la simiente de prolongados trastornos. La excesiva estimulación de las células cerebrales es necesariamente uno de los resultados de la fusión, por un acto de voluntad, de los fuegos que circulan en el cuerpo humano. El objetivo subyacente en todo trabajo de laya yoga (o con los centros) está basado en el hecho de que la energía de las células que componen el cuerpo o el aspecto materia (llamado en La Doctrina Secreta y en Tratado sobre Fuego Cósmico "fuego por fricción"), debe ser fusionada con el fuego de la conciencia. Este último es energía presente en la materia y, sin embargo, diferente del fuego de la materia misma, que subyace en el sistema nervioso, y debido a lo cual produce sensibilidad y percepción. Como bien saben, es causa de la respuesta al contacto y confiere la capacidad de registrar impresiones. Este fuego es llamado técnicamente "fuego solar" y cuando se fusiona con el fuego de la materia y con el "fuego eléctrico" del más elevado aspecto divino, entonces el ser del hombre llega a su plena manifestación y el gran trabajo es

consumado. Pero es una empresa muy peligrosa cuando es inducida, antes de estar el mecanismo preparado para realizarla. Esta triple fusión puede ser emprendida sin peligro, únicamente por una persona altamente organizada y perfecta, y por quien haya adquirido la capacidad de enfocar su atención en la cabeza y, desde dicho punto, puede dirigir todo el proceso de fusión. Implica la capacidad de retirar la conciencia en el cuerpo etérico y al mismo tiempo mantener -con pleno conocimiento- un punto de contacto en la cabeza y, desde ese punto, dirigir al autómata, el cuerpo físico. Presupone, en caso de tener éxito, ciertas condiciones etéricas en el cuerpo. Una de éstas es el proceso de quemar o destruir (parcial o completamente) cualquier obstáculo que se encuentre en la columna vertebral que podría impedir la libre ascensión del fuego en su base, llamado comúnmente fuego kundalini, mantenido estático, latente y en potencia en el centro más bajo. Ésta es la "serpiente dormida que debe ascender y desenroscarse". Cada centro de la columna vertebral está separado del de abajo y del de arriba por una red protectora entrelazada, compuesta de una curiosa mezcla de sustancia etérica y gaseosa. Ésta tiene que ser quemada y disipada antes de poder actuar libremente los fuegos del cuerpo. Estas redes etéricas son en realidad discos, rotando o girando a velocidades específicas, que difieren de los diferentes centros y de acuerdo al punto de evolución del sistema de centros involucrados. Sólo cuando estas redes son quemadas por los fuegos ascendentes y descendentes, pueden ser vistos los verdaderos centros. Muchos clarividentes confunden los centros con sus contrapartes protectoras, porque las últimas tienen irradiación y luz propias. Muchos aspirantes tienen la convicción de haber despertado el fuego kundalini en la base de la columna vertebral y que, por consiguiente, progresan rápidamente, mientras que lo único que han logrado es quemar o "hacer desaparecer por fricción" la red, en un punto de la columna vertebral. Una sensación de quemadura o de dolor en cualquier parte de la columna vertebral, cuando no se debe a causas fisiológicas en la mayoría de los casos, es producida por la perforación de una de las redes, mediante la actividad de los centros relacionados con ellas. Esto sucede muy frecuentemente en las mujeres en conexión con el centro plexo solar, y en los hombres en conexión con el centro sacro. Ambos centros - como resultado del desarrollo evolutivo - sumamente activo y altamente organizado, son la expresión de la naturaleza física creadora y del cuerpo emocional. Por lo tanto, una sensación de quemadura y dolor en la espalda indica generalmente indebida actividad de un centro, que produce resultados destructivos en el mecanismo protector, en vez de señalar superioridad o verdadero desarrollo espiritual.

Podría indicar esto último, pero debería recordarse que donde hay verdadero progreso espiritual, el dolor y el peligro son prácticamente eliminados. Se ha hablado mucho del despertar del fuego kundalini y ha habido demasiada mala interpretación sobre la materia. Permítanme asegurarles que es sumamente difícil despertarlo, y sólo puede hacerse mediante un definido acto de voluntad, intenso enfoque mental y concentrada atención del hombre, ubicado en el trono de la conciencia en la cabeza. La tradición masónica establece claramente la enseñanza, en el hermoso ritual de elevar al Gran Maestro Masón. Sólo cuando hay un quíntuple esfuerzo unido y después de repetidos fracasos, circulará la vida vivificadora a través de todo el cuerpo que da vida al verdadero hombre. El segundo punto que quisiera abordar es que todo este trabajo profundamente esotérico, debe hacerse únicamente bajo la dirección de un experto instructor. Es realmente verdad que en el momento oportuno el Maestro aparece, pero ese momento oportuno depende de ciertas condiciones autoinducidas. Cuando el proceso de purificación se convierte en un hábito de toda la vida, cuando el aspirante puede, a voluntad, concentrar su conciencia en la cabeza, cuando la luz en la cabeza resplandece y los centros están activos, entonces el Maestro se hará cargo del hombre. Cuando un Maestro adopta un aspirante en Su grupo de discípulos, ese aspirante es, durante un largo tiempo, una responsabilidad y frecuentemente un obstáculo. Los estudiantes a menudo se sobrestiman, aunque lo nieguen; subjetivamente tienen una verdadera simpatía por sí mismos y con frecuencia se preocupan porque los Grandes Seres no les dan ningún signo, ni les indican Su protección. No lo harán, ni necesitan hacerlo hasta que el aspirante haya utilizado plenamente el conocimiento que recibió de los instructores menores, de los libros y de las escrituras del mundo. Los estudiantes deben atender el deber inmediato, preparar su mecanismo para el servicio en el mundo y evitar pérdida de tiempo buscando un Maestro; deben tratar de lograr maestría donde actualmente son derrotados, y en la vida de servicio y esfuerzo podrán alcanzar un punto tal de completo olvido de sí mismos, que el Maestro no tenga obstáculos en acercárseles. Por lo antedicho se evidencia que no puedo dar instrucciones específicas respecto al despertar de los centros, ni indicar cómo quemar la red etérica que libera la energía. Tal información es demasiado peligrosa y seductora para ponerla en manos del público en general, el cual está impulsado por el deseo de algo nuevo y carece del correcto equilibrio y del desarrollo mental necesario. Sin embargo, ha llegado el momento en que todo el mundo debe reconocer el hecho de que existe un cuerpo de

energía subyacente en el sistema nervioso, que la naturaleza de los siete centros, su estructura y ubicación, debería ser comprendida técnicamente, y que las leyes de su desenvolvimiento deben ser ampliamente conocidas. Pero no puede darse nada más que esto. El estudiante encuentra estos instructores cuando ha llevado adelante el trabajo de su vida bajo la dirección del alma, cuando ha captado la teoría de la ciencia de los centros y ha dominado y controlado la naturaleza astral y su correspondiente centro, el plexo solar. El énfasis puesto por el cristianismo sobre el dominio del principio crístico, ha colocado un fundamente seguro para el trabajo a efectuarse. Esta verdad está singularmente verificada en un estudio sobre el número "ocho" que, en conexión con los centros, según se ha dicho, es el número de Cristo. Hay ocho centros contando el bazo, todos múltiplos de ocho, con excepción del centro en la base de la columna vertebral que tiene cuatro pétalos, la mitad de ocho. En nuestros días y a la manera anglosajona de escribir, el número ocho es el símbolo fundamental de todos los centros, porque los pétalos están formados por ochos sobrepuestos. La palabra pétalo es puramente gráfica y un centro se forma sobre este modelo. Primero, un círculo, O, luego dos círculos, tocándose uno y otro, formando por lo tanto un 8. Después, a medida que aumentan los pétalos, es simplemente un crecimiento de dobles círculos, sobrepuestos, uno sobre otro, en ángulos diferentes, hasta llegar al loto de los mil pétalos en la cabeza. En último análisis, estos centros son dobles en su función. Demuestran el aspecto constructor de la forma de la divinidad, y mediante su actividad llevan a la manifestación la forma externa; luego hacia el final de ciclo evolutivo tanto en el macro como en el microcosmos - traen a la expresión la fuerza del alma y de la vida y originan la encarnación de un hijo de Dios completamente revelado, con todos los poderes y el conocimiento contenidos en la divinidad. En la Regla 10 de "Magia Blanca" (p. 285), D.K. dice en el numeral 8: "Agni controla no solo los Fuegos de la Tierra y rige el plano mental, sino que está definidamente asociado en la tarea de despertar el fuego sacro, el kundalini”. Observen que la analogía es aplicable aquí. Gran parte de la quinta raza raíz (N.E. de naturaleza mental más que emocional), tal vez tres quintas partes, se halla cerca del sendero de probación y con la llegada de la nueva era y el advenimiento de Cristo, a su debido tiempo y en su propio lugar (observen con cuanto cuidado expreso esto, pues las afirmaciones dogmáticas en términos de la mente concreta humana no son aconsejables) muchos podrán hacer el esfuerzo extradecuado que implica recibir la primera iniciación mayor. Comenzarán a pasar del quinto plano al cuarto, despertando el fuego kundalini en un gran número de quienes

ya están preparados. Esto se iniciará en este Siglo (N.E. Siglo XIX) y se llevará adelante activamente durante los próximos mil años". Como se puede deducir, hay algo de paradójico en la enseñanza oriental (o en su pedagogía), donde una afirmación es y no es al mismo tiempo. Cada quién se ubicará y decidirá en su camino por sí mismo. D.K. presenta algunas variables, pero a manera de precaución y advertencia sensata, sin desconocer la "rebeldía divina" en el interior del individuo, para tomar el reino celeste por "la fuerza". Marte expresa al kundalini latente y Mercurio al Kundalini inteligente. Al sendero del místico le sigue el del ocultista (quién capta, maneja y dirige energías sutiles). En este sutil intervalo se encuentran los más avanzados de la institución religiosa cristiana (incluso la católica), lindando con los masones aspirantes a la Transfiguración quienes reestructurarán sus rituales rítmicos, así como en las Iglesias cristianas los clérigos o pastores Iluminados incorporarán cambios en la forma de preparar a sus novicios aspirantes. En "Iniciación Humana y Solar" de A.A.B. y D.K., en el capítulo II, al principio, se dice que "la primera iniciación será exotérica en el sentido de que conferirla será antes de mucho la ceremonia más sagrada de la Iglesia, como uno de los misterios que se revelan en períodos determinados a quienes les interesan. También tendrá un puesto similar en el ritual de los Masones..." (p. 19, Ed. Cárcamo). PARA LA TRANSFIGURACIÓN DE LA MASONERÍA INTRODUCCIÓN Personalidades destacadas de todo el mundo - luego del diluvio, han sido agentes del Primer Rayo de Voluntad o Poder. Tal ha sido el caso de reyes, emperadores y recientemente en la historia, también los políticos destacados y los dictadores. Regidos desde la Mónada, pero con sensibilidad cordial para con sus pueblos, ha habido buenos reyes. Pero con el ideal de la democracia y su paulatina realización, luego de las revoluciones justas (aunque dolorosas al igual que doloroso es el sometimiento esclavista), así como van perdiendo vigencia las revoluciones violentas (ante la inofensividad activa de la "revolución de la conciencia") y se tilda de "cavernarios" o "prehistóricos" a estos métodos, también van ocupando igual posición los anhelos de nuevos imperios y reinados por parte de quienes quieren quedarse detenidos en el tiempo pasado por su propia conveniencia, a costa de muchos.

Ya se habla del "colonialismo global", a raíz del informe para el desarrollo humano de 1.999, sacado por el PNUD, órgano adscrito a la ONU. El hecho que supuestamente "todo el mundo" vaya hacia el neoliberalismo, bajo la manipulación de unos pocos (ver el informe del PNUD mencionado, donde - por ejemplo, se dice que la fortuna de los tres hombres más ricos del mundo supera al PIB reunido de los 100 países más pobres, que tienen 600 millones de habitantes; y, los 200 opulentos más ricos reúnen un ingreso mayor que el del 41% de la población mundial. Astrológicamente, un ciclo de 25.000 años, tiene sus 12 signos. Por ello, en este ciclo menor zodiacal, cada signo tiene un período de unos 2.080 años (más o menos). Desde este modo de contar, aún restan 80 años para concluir el signo de Piscis y entrar en el de Acuario, estando en un intervalo para el retorno del Cristo de Piscis en Acuarius; estas cuentas no son para el ciclo zodiacal astronómico, sino para las formas mentales traídas por la Jerarquía desde la época Atlante, para influir sobre el alma; estas formas simbólicas no se ven alteradas por cambios como el de la precesión de los equinoccios. En este sentido salimos de Piscis y entramos a Acuarius. Este sistema es para liberar el alma y no un simple cómputo de una u otra nación o pueblo. Al hablar del "Nuevo Grupo de Trabajadores del Mundo", en "Tratado sobre Magia Blanca" (p. 291, en la Regla 10), D.K. dice que: "En la Tierra tiene lugar un acontecimiento que, a su modo, es tan trascendental e importante como la crisis de la época Atlante, cuando se coordinaron los cuerpos físico, vital y astral, y formaron una unidad funcionante". La Bhakti Yoga (yoga devocional) era para los aspirantes de esa época. Una réplica en el plano físico (hasta donde era posible) fue organizada por quienes podían trabajar con dedicación, y aprender, mediante el ceremonial y las representaciones pictóricas, algún tipo de actividad que llevaría adelante el trabajo jerárquico en la Tierra, constituyendo así una escuela de entrenamiento para los que más tarde serían admitidos en las filas de la Jerarquía. El resto de este grupo Atlante se halla ahora en los modernos movimientos masónicos, y el trabajo de la Jerarquía ha sido así perpetuado en signos y símbolos, preservando en la conciencia de la raza una representación pictórica de una trascendental condición planetaria". El acontecimiento se relaciona ahora con la unificación mental orientada hacia la Luz del Alma, donde la capacidad organizativa (orden, propio del 7º Rayo) en lo físico, le dará una nota más elevada al solo ritual ceremonial pictórico. Dentro del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, el grupo simiente 10 "Los Trabajadores Creadores" se relaciona

con los Masones a iluminarse. Solo 400 discípulos aceptados había en el mundo para cuando se escribió "Magia Blanca". Ellos aumentarán y formarán el "Grupo Avatar", inaugurando el método grupal de Acuario, al cierre de Piscis, donde el Avatar era Uno Sólo. Si la conciencia humana no despierta, la hará despertar el cambio terrestre por la aceleración de los fenómenos naturales ante el desaprovechamiento de las energías entrantes (solares y cósmicas) que buscan su salida de otras maneras. En "Discipulado en la Nueva Era", p. 156 (Tomo II), dice D,K. que "Uno de los primeros experimentos que Cristo realizó mientras se preparaba para este tipo de actividad, estaba vinculado con Krishnamurti. El éxito solo fue parcial. El poder que Él empleó fue distorsionado y mal aplicado por los devotos que componen mayormente la Sociedad Teosófica, razón por la cual se puso fin al experimento, aunque sirvió a un propósito útil... Cuando Cristo trate nuevamente de influir a sus discípulos, se espera que reaccionen en forma diferente. Por eso A.A.B. restó importancia constantemente a la devoción y abogó por la independencia espiritual. Ningún devoto es independiente, sino un prisionero de una idea o de una persona". “Se invita a los lectores a consultar el libro "Masonería y Catolicismo - Cartas Rosacruces" de Max Heindel, y ver su espíritu consolidador, anunciando al Maestro R., quien será el Guía para la Masonería futura, interesado de una manera especial por el Rito Escocés. (Apreciar la versión sintética de "La Leyenda Masónica"). Esta selección de citas con comentarios busca motivar hacia la consulta y estudio directo de la obra columbrada por A.A.B. y D.K., iniciándose con el aporte de "El Problema Judío" y la práctica para erradicar "el odio contra el judío". CONTINUARÁ

UN MODO DE VIDA NO VIOLENTO Por Sonal Murali El astronauta William Anders, dijo que: “La Tierra, vista desde el espacio, parecía un ornamento frágil y delicado, que se debía aprender a preservar y proteger con un cuidado especial. Yo no vi fronteras nacionales, no vi ninguna división de países, o estados, que tuvieran colores diferentes, como los que vemos en los globos terráqueos que encontramos en las aulas de las escuelas. El planeta está dividido por el hombre, y no por la naturaleza.” Vista desde aquí abajo, la Tierra es bien diferente, con todas sus divisiones, regiones, cercas, muros, grupos políticos y económicos. Estamos acostumbrados a identificarnos con esos rótulos, y no nos vemos como ciudadanos de la Tierra, integrantes de un planeta que está vivo. Nuestros ancestros que vivieron en tribus, quizás estuvieron más próximos al concepto de que la Tierra es un organismo vivo, y que en el esquema de la vida, todo tiene su lugar y su función, por eso, ningún hombre es más importante que una pequeña hoja de árbol, o un insecto. El modo de vida tribal puede parecer violento, quizás posea una violencia más cruda, más primitiva, pero hoy tenemos una violencia más sofisticada. El modo de vida del hombre salvaje, jamás lo llevó a dañar a la vida en sí, hoy por hoy, el hombre se separó de la naturaleza, y se definió como un ser diferente, por lo que dejó de formar parte del todo, y su actitud se transformó en dañina y su estilo de vida se está haciendo más violento cada día. Cuando las personas meditan sobre “un modo de vida no violento”, se hacen preguntas específicas como por ejemplo: “que opinión tienen sobre el comer carne”, o “sobre la carrera armamentista”, etc. Se pueden abrir opiniones interminables sobre dichos temas y otros similares, pero aún así, vamos a tener dificultad para explicarnos, por qué la violencia se infiltró en nuestras vidas y en nuestros corazones. Hemos levantado muchas cercas nacionales, regionales y comunitarias, y nos sentimos más seguros cuando pertenecemos a un grupo. Tener una perspectiva global, significa dejar de ver las cosas por detrás de las cercas que hemos construido.

Un modo de vida no-violento encuentra espacio para todo el mundo, pues se caracteriza por una mayor tolerancia y comprensión. En el libro “La inteligencia llegó primero” de Lester Smith, se afirma que la unidad no es solo una esperanza piadosa, sino que un hecho científico. Varias tradiciones espirituales, hablan sobre la unidad de la vida, y conciben a la Tierra como una Entidad viva. Muchos pueblos que se organizan en tribus, (y que consideramos de no-civilizados), saben como vive esa unidad. Un Líder de los indios norteamericanos de Seatle, escribió en una oportunidad, una carta al presidente de dicha nación: “Cada parte de esta tierra es sagrada para mi pueblo, cada árbol, cada playa arenosa, cada neblina de los bosques oscuros, cada prado, cada insecto que zumbe, todos son sagrados para la memoria y la experiencia de mi pueblo” Esa carta muestra todo un estilo de vida, toda una cultura que se desenvolvió a lo largo de los siglos, entre los hombres, cuando solo eran apenas, una pequeña y humilde parte del Globo. El mundo es una entidad viva y pulsante, y cada parte suya es sagrada, de esta comprensión nace la humildad y la reverencia por las cosas vivas. Decir que los indios norte-americanos fueron desalojados por los colonizadores, no hace estricta justicia, a lo que de hecho sucedió, en verdad, pasaron sobre ellos como con tractores, de la misma forma que las multinacionales actuales, están acabando con la cultura de muchas regiones en el mundo. Continúan pasando por encima como con tractores, dejando atrás apenas polvo, sin alguna señal de lo que había antes. Últimamente se habla mucho sobre la necesidad de preservar la diversidad biológica, pero también es necesario conservar la diversidad cultural. Cultivar un modo no-violento de vida, implica respetar todas las culturas del mundo. El economista J.C. Kumarappa, afirmó que ya no tenemos mentalidad aldeana, que ya no tenemos un medio ambiente cercano para cuidar y proteger. El hombre urbano, es tan diferente de su contraparte rural, que casi podríamos decir que es una especie nueva, él mismo se ha aislado, y quiere permanecer así. Si la leche que bebe llega en sacos plásticos o en botellas, para él tanto da como las vacas son criadas. La Tierra puede ser pequeña, pero hay lugar para todos, sin embargo el mundo que estamos creando, no deja espacio para otros, para sus creencias y su derecho de vivir con dignidad. Intentamos erradicar todo aquello que no parece conveniente para nuestros intereses.

¿Serán nuestras creencias tan importantes, que preferimos matar a los otros antes que cederles espacio? Ha habido mucha violencia en toda la historia de la humanidad, pero los actos de terrorismo del hombre moderno, tienen consecuencias más terribles, pues son perpetradas en masa. El hombre se está apartando de la totalidad de la vida, partiendo del supuesto de que el ser humano tiene más derechos que las otras especies. Una vez que esta conexión fue interrumpida, sus acciones no pueden dejar de ser violentas, para sí mismo y para el medio ambiente. Hemos aprendido el arte de matar, pero no el de vivir, de coexistir en armonía y paz. Precisamos de una ética global, para no causar dolor a cualquier ser vivo, y para respetar, conservar y cuidar cualquier forma de vida. Sólo podemos obtener esa ética, a través de la humildad, dándonos cuenta, de que somos apenas una minúscula parte del todo, y de que toda parte, por minúscula que sea, es tan importante como cualquier otra. Un modo no-violento de vida, es aquel que encara la diversidad cultural, biológica, de opiniones, de creencias y de modo de pensar, en suma, es aquel en el cual todo coexiste FUENTE: Extractado de ártículo publicado por la Revista Sophía, que editó la www.editorateosofica.com.br en octubre/diciembre del 2003, y traducido por el grupo de estudios de la Unidad de Servicio.

EL MISTERIO DE LOS CRISTOS Por Corinne Heline
(Viene de la revista anterior)

CAPÍTULO II EL CÁNTICO DE LA NATIVIDAD CÓSMICA La Iniciación Terrestre, mediante la que el hombre aprende el supremo Rito de la Purificación o de la conquista de la materia por el espíritu, constituye una parte del ceremonial místico de la estación del Solsticio de Invierno. Para el Iniciado, la Navidad significa la victoria sobre el último enemigo, la muerte, y el nacimiento en la gloria de la vida inmortal. Este proceso de espiritualización se obtiene en gran parte mediante el sonido. Cristo mismo, mediante Su poderosa entonación, da la nota-clave de la Gran Obra. Esta entonación corresponde al Verbo del Evangelio de San Juan, mediante el cual, todas las cosas fueron hechas. En otras palabras, fue el tono musical inicial, entonado por el gran Espíritu del Sol, Cristo, el que construyó todos los mundos del sistema solar, al cual este Planeta Tierra pertenece. Por tanto, Él es, verdaderamente, el Señor y Salvador de esta Tierra y ante el cual todas las rodillas deben doblarse. Su nota-clave fue la que modeló nuestro esquema planetario; consecuentemente, nuestra vida evolucionante está armonizada con Su Ser, en el sentido más profundo. Literalmente, en Él vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser. Las cuatro Sagradas Estaciones acentúan este sonido planetario. Los tonos del

equinoccio de primavera y del solsticio de verano son espiradores (centrífugos) en su acción, es decir, radiantes y constructores, cualitativamente. Los tonos del equinoccio de otoño y del solsticio de invierno son inspiradores (centrípetos), o sea, sustentadores y desarrolladores. Es desde el corazón de la Tierra desde donde la nota-clave de Cristo emana la sagrada época del Solsticio de Invierno. La poderosa entonación del Verbo, resonando cósmicamente en esta época, eleva y armoniza cada átomo del planeta y va acompañada por tal estallido de luz que todo el mundo queda envuelto por una radiación divina como no la hay, ni sobre la tierra ni sobre el mar, en todo el año. Huestes multitudinarias de seres celestiales se unen con las resplandecientes legiones de ángeles y arcángeles en este mayestático coro, a nuestro Señor, hasta que cada cosa animada, cada árbol del bosque y cada diminuta planta en crecimiento se mecen e inclinan con este elevado éxtasis de música y luz. Abundan numerosas y deliciosas leyendas relativas a la influencia de las fuerzas espirituales sobre el reino animal durante este período CAPÍTULO III LOS DOCE DÍAS SANTOS Introducción Ordinariamente, se cree que el 25 de Diciembre, celebrado como la Navidad, concluye el festival espiritual de la estación solsticial del medio invierno. No es cierto. Sólo marca el comienzo o entrada en un período de profunda significación. Este período es el intervalo de doce días entre la Navidad y la Duodécima Noche, días que abarcan el corazón espiritual del año siguiente. Estos doce días han sido denominados, muy acertadamente, “el Santo de los Santos del año”. Este trabajo ha sido proyectado para los estudiantes implicados en los Misterios Cristianos, con el fin de asistirles, colocándolos más en armonía con las doce fuerzas zodiacales liberadas sobre la tierra durante ese tiempo.

Cada Día Santo se halla bajo la directa supervisión de una de las doce Jerarquías Zodiacales, cada una de las cuales proyecta sobre el Planeta, un prototipo de cómo será el mundo cuando el trabajo combinado de todas ellas se complete. Igualmente, los doce discípulos están correlacionados con estos Doce Días Santos, como lo están los doce centros espirituales a través de los que operan las doce fuerzas sobre el cuerpo-templo del hombre. El estudiante serio hará, por tanto, uso de este Período Sagrado, visualizando el perfecto trabajo de las Jerarquías a través de los centros internos de su cuerpo con los que aquéllas estén sincronizadas. Si tiene fe y persiste, año tras año, en este elevado empeño, no puede dejar de recibir la justa compensación en forma de gran desarrollo espiritual. Desde el tiempo del Solsticio de Invierno, cuando la luz de Cristo penetra en el corazón de la Tierra, el planeta es barrido por poderosas radiaciones solsticiales que continúan, aunque algo reducidas, a lo largo de los Doce Días Santos. Durante este tiempo, las actividades en los planos internos son muchas y maravillosas. La primitiva iglesia cristiana concluía su ministerio esotérico en la mística Noche Duodécima con el Rito del Bautismo, una de sus más elevadas Iniciaciones. Los neófitos modernos, que han obtenido Iluminación, saben que entonces es posible entrar en comunión con seres superiores.

CAPÍTULO IV LA FIESTA DE LA EPIFANÍA La fiesta de la Epifanía es la culminación de los Doce Días Santos. Se observa el último día, el 6 de Enero y conmemora la llegada de los tres sabios para depositar sus regalos a los pies del Cristo Niño. Los sucesos de la vida de Cristo representan etapas sucesivas, en el Sendero del Logro, para los discípulos cristianos. Los tres hombres sabios representan el cuerpo, el alma y el espíritu; sus regalos, la suprema dedicación al Maestro. La mirra significa la amargura del dolor y la pena, antes de que la naturaleza inferior del aspirante haya sido transformada; el incienso, el sendero de la transmutación; el

oro, el espíritu que refina la naturaleza inferior y, finalmente, la somete. Epifanía es una palabra griega que significa “manifestación”, “proclamación”. La fiesta de la Epifanía es una preparación para la manifestación o proclamación del hombre crístico. Posee tal potencia espiritual que su influencia se extiende a un período de cuatro semanas. Primera semana: Oración y Meditación La primera semana está dedicada enteramente a la preparación de los discípulos. Sus notas clave son oración y meditación y el trabajo se extiende desde el 6 hasta el 12 de Enero. San Pablo aconsejaba a sus discípulos orar sin descanso. Muchos discípulos modernos son conscientes de que es posible mantener la conciencia de oración aunque se esté dedicado a las actividades del mundo externo. Cada noche, el candidato formal se ocupa en el ejercicio de retrospección, pasando revista a los sucesos del día y comprometiéndose a sí mismo a una mejor y más noble conducta futura. Revive igualmente los sucesos del año que acaba de terminar, reconociendo sus debilidades y fracasos y planeando utilizarlos como peldaños durante el año que comienza. Segunda semana: Pureza y Transmutación La segunda semana empieza el 13 y termina el 19 de Enero y sus notas claves son pureza y transmutación. Este trabajo se realiza sobre la naturaleza de deseos, pues un verdadero aspirante cristiano disciplina su naturaleza de deseos mediante esas dos armas. Es manía de varias escuelas modernas el ridiculizar los ideales de pureza y castidad. Algunos llegan hasta a mantener que no fueron enseñados por Cristo, y ello a pesar del hecho de que fue Él quien dijo a Sus discípulos que sería el puro de corazón quien vería a Dios. Pureza era el primer requisito exigido a los caballeros del Grial; sólo cuando desarrollaban esa virtud, convirtiéndola en poder, eran considerados dignos de presentarse ante el Santo Cáliz. Tercera semana: Despertar y espiritualizar la mente. Los ejercicios disciplinarios se centran ahora en la mente, el cuerpo mental, desde el 20 al 26 de Enero.

Las notas clave para este período son: El despertar y la espiritualización en el plano mental. La mente del buscador debe mantenerse siempre alerta y activa. El viejo proverbio “Las manos ociosas son el taller del demonio” es igualmente válido para una mente ociosa, ya que es fácil que se convierta en una puerta abierta a la admisión de entidades desencarnadas. Muchas y trágicas son las consecuencias que pueden sobrevenir. Los aspirantes han de practicar el discernimiento y la discriminación en su pensamiento y, por tanto, aprender a diferenciar entro lo permanente y lo evanescente. Deben intentar buscar valores perdurables en la música, la literatura, el drama y cualquier otra forma de cultura, relajación o diversión. Cierto es que los pensamientos persistentes de una persona, evidencian lo que esa persona es o llegará a ser. Por último, hermanos, todo lo que sea verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo limpio, todo lo estimable, todo lo de buena fama, cualquier virtud o mérito que haya, eso, tenedlo por vuestro. (Filipenses 4:8). Cuarta semana: Sublimación y Unificación. El trabajo de la cuarta semana se extiende desde el 27 de Enero hasta los primeros días de Febrero. Sus notas clave son sublimación y unificación. El objetivo de esta última semana consiste en sublimar las cualidades de la naturaleza inferior y, luego, elevarlas hasta su unión con las del espíritu. Es literalmente posible desarrollar la pureza hasta tal grado que se convierta en un poder espiritual. Parsifal poseía ese poder de la pureza. Ello le hacía capaz de convertir en polvo el magnífico castillo de Klingsor y, de ese modo, hacer desaparecer sus placeres sensuales. Cuando un discípulo moderno comprueba la nulidad de las ilusiones terrenas, posee el poder de desterrarlas de su vida para siempre. Cuando eleva sus pensamientos más y más, se van haciendo crísticos y sus hechos se centran en Cristo. Tal discípulo será digno de servir al Señor a Su regreso. Lo que antecede tan sólo bosqueja las disciplinas con que comenzar el Nuevo Año, y luego continuar a lo largo de él, el siguiente y todos los años de una vida y, quizás,

de varias vidas terrenas. Cuando se buscan las cosas del espíritu, al principio parece que la vida se hace vaga y falta de interés para todo aquél que no ha experimentado nunca verdadera hambre espiritual, hambre de una tal intensidad que excede con mucho cualquier anhelo físico y, al fin, conduce al aspirante a una clara comprensión de la afirmación del Maestro: “Yo tengo un alimento del que no tenéis noticia”. Cuando un candidato prosigue esta gloriosa búsqueda tras lo eterno y desarrolla en su interior crecientes poderes, pertenecientes a la conciencia espiritualizada, comprueba más completamente la ley divina que subyace en las palabras de Cristo cuando dijo: “Buscad el reino de Dios y su justicia y todo lo demás se os dará por añadidura”.

LA IGLESIA DE SAN JUAN
Por Omraam Mikael Aïvanhov

Cada religión ha instituido un día particular para el culto, el cual, por otra parte, no es el mismo para todas: para los cristianos es el domingo, para los judíos el sábado, para los musulmanes el viernes... En realidad, ¿qué diferencia hay entre los días? Ninguna. Todos los días son sagrados, todos los días son divinos: está el viernes para hacer el bien, el sábado para hacer el bien, el domingo para hacer el bien. En la Fraternidad Blanca Universal todos los días deben ser santos. Si no, ¿qué sentido tiene que durante seis días se olvide al Señor, se transgredan todas las leyes, y el séptimo se vaya a la iglesia para procurar borrar los crímenes cometidos durante los otros seis días!...? No, un día no basta para purificarse. Hace falta toda la semana. Pensar en Dios un solo día de la semana, y no acordarnos de El ni una sola vez el resto del tiempo de tan ocupados que estábamos en especular, en pelear o en cometer adulterio... ¡eso es algo grotesco! Esto es mentira, hipocresía. Lo más importante es la manera como hayamos vivido los seis días restantes. En la nueva religión, parecerá demasiado poco tiempo consagrar apenas unas horas o un día para rezar, para ir a la iglesia. Cada día, y durante todo el día, debemos estar en la iglesia de Dios, porque la iglesia de Dios es toda la creación. Desde luego, no se puede pedir demasiado a unos seres humanos que todavía son groseros y coriáceos. Para algunos, ¡ un día ya es demasiado ! Pero en la nueva religión, durante los siete días se querrá ser místico, durante los siete días se deseará ser puro, durante los siete días se deseará tener buenos pensamientos, durante los siete días se querrá rezar... y lo mismo se deseará para los siete días siguientes... y para toda la vida. Esto es, por lo demás, lo que nosotros hacemos cuando estamos en el Bonfin. Aquí todos los días son domingo — o sábado, o viernes, si lo preferís, — y los pasamos en la iglesia... ¿Dónde está la iglesia? Puede estar en el exterior: en toda la naturaleza, pero está, sobre todo, en el interior, dentro de nosotros, ya que cada uno de nosotros es un templo de Dios Vivo. Habéis leído en el Evangelio de san Juan la res-puesta que Jesús dio a la Samaritana. Ella le decía: «Nuestros padres adoraron a Dios en esta montaña, y vosotros — los judíos —, decís que el lugar en el que hay que adorarle es Jerusalén...» Jesús le respondió: Mujer, créeme, se acerca la hora en que no adoraréis al Padre ni en esta montaña ni en Jerusalén. Se acerca la hora en que los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad ».

Pero como no había llegado aún la época de hacer comprender estas verdades a la muchedumbre, Jesús no pudo dar a todos sus discípulos la base filosófica, cabalística, esotérica, simbólica, si queréis, de todas estas nuevas nociones. Por eso escogió a san Juan y le preparó en secreto, a espaldas de los demás discípulos. Pero éstos se dieron cuenta y estaban un poco celosos; incluso una vez san Pedro se lo reprochó a Jesús. Pero Jesús estaba interesado en confiar, antes de partir, la parte no revelada de su Enseñanza, por lo menos a uno de sus discípulos. Por eso preparó a san Juan, y san Juan fundó una Iglesia que no ha sido demasiado bien aceptada ni comprendida por la Iglesia de san Pedro. ¿Os acordáis de lo que Jesús dijo a san Pedro la última vez que se apareció a sus discípulos después de la resurrección? Este le había preguntado, hablando de san Juan: «Y a éste, Señor, ¿qué le sucederá?» Jesús le respondió: «Y si yo quiero que se quede hasta que yo venga, a ti, ¿qué más te da? »... «Y, añade el Evangelio, se corrió el rumor entre sus discípulos de que san Juan no moriría ». Entonces, supongamos que san Juan continúe vivo en un lugar desconocido... Su Iglesia ha preparado a toda una elite que trabaja en secreto y que, a través de los siglos, ha sido la depositaria de la Ciencia esotérica. Considerad solamente el Apocalipsis: ¿acaso la Iglesia de san Pedro es capaz de interpretar todos los símbolos que éste contiene? Yo he oído decir a algunos sacerdotes que cierta-mente san Juan, al envejecer, había perdido el uso de sus facultades, ya que de otra forma nunca habría escrito cosas tan inverosímiles. Pero es esta Iglesia de san Juan la que vendrá a manifestarse un día. Las Iglesias católica, protestante u ortodoxa pueden replicar, como ya lo hicieron en el pasado, para exterminar a la Iglesia de san Juan; pero no lo con-seguirán, como tampoco lo consiguieron en el pasado. Todos los grandes espíritus de la cristiandad que se distinguieron por su pureza y su sabiduría eran discípulos de san Juan, y los demás, instalados en las Iglesias oficiales, al no poder aceptar ni soportar su superioridad, no cesaron de perseguirles. Pero esta Iglesia, que siempre se ha visto obligada a vivir y a trabajar en secreto, continúa formando hijos e hijas de Dios, y va a venir ahora a manifestarse ante el mundo entero para mostrar su superioridad, su riqueza espiritual, su universalidad. Entonces, lo quiera o no, la Iglesia de san Pedro se verá obligada a transformarse y a reformarse. Desde luego que han existido en esta última Iglesia una minoría de seres de elite, pero los demás, ¿de qué se han ocupado? ¡Mejor no hablar de ello! Yen vez de comprender que debían instruirse y progresar, se han contentado con perseguir a aquéllos que les aventajaban. La Iglesia de san Pedro siempre ha sido de una gran intolerancia, persiguiendo, quemando a los que no pensaban y no obraban exactamente de acuerdo con las reglas establecidas por ella. Mientras que los miembros de la Iglesia de

san Juan nunca han perseguido a nadie, siempre han dejado que cada cual haga lo que quiera; su única preocupación era perfeccionarse, acercarse cada vez más a la perfección divina. No han tenido ninguna ambición terrestre, contrariamente a la Iglesia de san Pedro, la cual, para dominar e imponerse con más facilidad, se ha esforzado en mantener a los seres humanos inmersos en la mediocridad y la debilidad : ¿ buscar la perfección? ¡Pero eso es orgullo! ¡Es el Diablo el que os inspira semejante deseo! Y sin embargo, ¿qué dijo Jesús? «Sed perfectos como vuestro Padre Celestial es perfecto». Este es pues, el más alto ideal. Y si los demás tienen otro ideal, allá ellos. No penséis que mi intención es destruir la Iglesia; no, estoy de acuerdo en trabajar con ella dándole una luz que por el momento no posee. Por lo demás, lo he intentado: he tenido encuentros con sacerdotes y monjes, pero sin éxito. Aunque haya conseguido algo con unos pocos, con la mayoría no he conseguido nada. Les han inculcado tanto en los seminarios que únicamente el catolicismo es la verdadera religión, que se han deformado: y ahora resulta imposible hacerles ir más allá. Por eso prefiero tratar con ateos, con incrédulos: es más fácil entenderse con ellos. Pero los religiosos, ¡están tan limitados, son tan beatos, tan estrechos!... Pienso, sin embargo, que todo llegará, pero será después de pasar por todo tipo de tribulaciones que les harán reflexionar. En el Apocalipsis, san Juan habla de un nuevo cielo y de una nueva tierra. ¿Qué significa esto? ¿Acaso el primer cielo y la primera tierra se han hecho viejos? Si han envejecido, eso significa que en el origen el Señor no supo escoger los mejores materiales para crearlos, lo cual dice muy poco en su favor. No es, pues, omnisciente. En realidad, este nuevo cielo y esta nueva tierra nos conciernen a nosotros, a nuestra vida interior. En el lenguaje de los Iniciados, que es el lenguaje de los símbolos eternos, un «nuevo cielo» quiere decir ideas nuevas, una nueva comprensión, una percepción y una filosofía nuevas, y una «nueva tierra» significa actitudes nuevas, comportamientos nuevos. Por tanto, el nuevo cielo y la nueva tierra son otra forma de pensar y otra forma de vivir. El cielo es la cabeza y la tierra los pies. Los pies se mueven en función de la cabeza, porque los pies van hacia donde la cabeza se proyecta. Así pues, el comportamiento, la conducta, la manera de obrar cambiarán debido al cambio de la cabeza, es decir, de la nueva filosofía, de las nuevas nociones. Ahora bien, ¿es verdaderamente nuevo este nuevo cielo que Dios está creando? No, está ahí desde toda la eternidad, pero para los humanos será nuevo. Está ahí, les espera, pero ellos no lo ven; y será nuevo porque un día, de pronto, lo descubrirán. El nuevo cielo y la nueva tierra significa que los humanos irán mucho más lejos, mucho más arriba, para descubrir una manera de pensar y una manera de obrar que había existido desde siempre en los planes del Señor, pero que nunca habían considerado... Es como el sol; está ahí desde siempre, pero aún no se ha comprendido cuán necesario es para nuestra vida. Mientras no nos alegremos de su presencia, no vayamos a contemplar su salida y no tratemos de llegar a ser como él, no lo habremos descubierto aún; ¡estamos todavía en el antiguo cielo, viejo, carcomido, enmohecido!...*

La nueva tierra es un nuevo comportamiento, pero este nuevo comportamiento sólo es posible si se comienza por un «nuevo cielo». Y este nuevo cielo es el sol, es la comprensión de todo lo que el sol nos enseña, de todo lo que nos aporta con su luz, su calor y su vida. El sol es el que nos hará descubrir este nuevo cielo en donde habitan también los Ángeles, los Arcángeles, las Divinidades... este cielo al que Jesús llamaba «la casa de mi Padre»... Y vosotros también podéis vivir en este cielo desde hoy, todos los días podéis formar parte de él: desde el instante en que aceptáis la filosofía de los seres sublimes que han venido a iluminar a la humanidad, estáis ya en este nuevo cielo. Y cuando se conoce este nuevo cielo, esta nueva filosofía, uno se ve obligado a cambiar su comportamiento, su manera de obrar. Todos los métodos que estáis aprendiendo aquí relativos a la nutrición, a la respiración, a los gestos, a la palabra, son la nueva tierra. Viene una nueva luz, mis queridos hermanos y hermanas, y gracias a ella se creará tal armonía y tal unidad entre los hombres, que toda la tierra formará una sola familia y por todas partes reinarán la fraternidad y la paz.