Corrientes y Teorias Eticas.docx

Corrientes y Teorías Éticas

La ética trata de responder a tres cuestiones, la primera de las cuáles ya ha sido contestada. Para responder a la segunda, ¿cuál es el fundamento de la moral?, hemos de reflexionar acerca de la validez de las acciones y normas morales, es decir, hemos de averiguar cuándo una elección es moralmente razonable o cuándo hemos actuado conforme a normas morales adecuadas. Para explicar estas cuestiones han nacido distintas teorías éticas, cada una de las cuales ha ofrecido un criterio de racionalidad. Las teorías éticas tienen carácter normativo, pretenden la fundamentación de los postulados y normas morales. La ética es solamente una reflexión acerca de la moral. No pretende crear una nueva moral, porque sería una pretensión inútil. Esto es lo que hacen las teorías éticas: permiten que los seres humanos podamos justificar y fundamentar nuestros principios y normas. Fue Kant quien introdujo por vez primera la distinción entre éticas materiales y éticas formales. A su vez Kant señala que las éticas precedentes eran materiales, mientras que la suya es formal. Las éticas materiales consideran que es tarea de la ética dar contenidos morales, dar “materia” moral, mientras que las éticas formales atribuyen a la ética únicamente la tarea de mostrar qué forma ha de tener una norma para que la reconozcamos. Por lo que respecta a las éticas materiales se dividen tradicionalmente en éticas de bienes y de valores. Según las éticas de bienes, para entender qué es la moral conviene descubrir ante todo el bien o fin que los seres humanos persiguen, es decir, el objeto de la voluntad humana, y después esforzarse en describir su contenido y en mostrar cómo alcanzarlo. Una ética de bienes sería aquella que se rige por los siguientes principios: 1) Esto debe quererse como fin último porque es lo más bueno en el orden práctico. 2)Esto debe quererse como medio porque es condición necesaria de lo más humano en elorden práctico. Naturalmente, toda ética de bienes propone fines, pero los propone precisamente por ser buenos. La ética de fines aceptaría los dos principios anteriores. 3) Y esto es lo más bueno en el orden práctico porque es el fin último querido por Dios, la naturaleza, la naturaleza humana, el Estado, etc. Naturalmente, toda ética de fines apela a la bondad de éstos; pero la justifica por ser queridos. Según los defensores de las éticas de fines, la ética de bienes se caracteriza porque la bondad o maldad de los actos humanos dependen de la adecuación o inadecuación al fin que se proponen. Estos fines pueden clasificarse en dos grandes bloques: fines egoístas (donde todos los valores son auto-relativos) y fines altruistas (donde todos los bienes son hetero-relativos). En ambos casos, sin embargo, ya se dé más importancia al propio yo o al tú, hay algo común, a saber, que su objeto es algo concreto, dado en la naturaleza misma, en la vida, o no separable totalmente de ella. La distinción entre éticas materiales y éticas formales –distinción propuesta por Max Scheler– es una distinción de los tipos extremos de fundamentos que cabe atribuir a la moral o la ética. La distinción propuesta por Scheler era, por lo demás, una generalización de la distinción de Kant entre la materia y la forma de la “facultad de desear”. Pero Kant entendía la materia en el sentido subjetivo (inmanente al sujeto deseante) que afecta a cualquier objeto empírico que pueda ser apetecido por la facultad de desear regulada por el principio del placer, de la felicidad subjetiva ligada a la consecución del acto. Kant llama imperativos (y no meras máximas o reglas subjetivas que pueden darse arbitrariamente en la facultad de desear) a las reglas objetivas que obligan a la acción como deberes. Pero Kant establece que cuando esos imperativos son las reglas que la voluntad debe reconocer como necesarias para conseguir la materia previamente deseada, serán imperativos hipotéticos y por tanto carentes de significado moral, pues ellos son un simple episodio de la concatenación causal material y por tanto, no hay autonomía puesto que ahora la voluntad se determina por una regla que, en realidad, está impuesta por una materia empírica. Para que la regla

Las éticas teleológicas. a diferencia del rigorismo kantiano donde las nociones de deber. como determinantes adecuados de la acción moral. intención. perfeccionista. evolucionista. una síntesis del formalismo y del materialismo. en las éticas teleológicas (telos. es decir. que consiste en atender a los intereses generalizables. Rawls. la comunidad dialogante. sobre todo si se tiene en cuenta que en la teoría de Scheler el valor moralse halla ausente de la tabla de valores y. pero con distintos fundamentos. Distingue de este modo. habrá de eliminar toda materia y actuar en virtud de su propia forma. si bien concede a Kant que tal materia no debe ser subjetiva y señala a otras materias. sino únicamente invitar a su realización. pues en él empieza por excluirse todo relativismo. Su punto central de interés está constituido por lo moralmente exigible. consiste justamente en la realización de un valor positivo sin sacrificio de los valores superiores y de completo acuerdo con el carácter de cada personalidad. fundamental o consensuado. es algo circunstancial. se reconoce la imposibilidad de fundar las normas efectivas de la ética en un imperativo vacío y abstracto. es el desarrollo y auto despliegue del ser humano. por lo tanto. la universalidad y la necesidad. Las éticas formales tratan de fundar la moral sin un contenido específico. fin) el concepto estelar lo constituye lo “bueno”. como un imperativo formal. no subjetivas. en lo esencial. las éticas formales de las éticas materiales. Además de la distinción entre éticas materiales y éticas formales. El “deber” es el correlato de un supuesto derecho natural. Mientras que en las éticas deontológicas el concepto central es el “deber”. sino objetivas. lo “exigible”. en cambio. subraya la presencia necesaria de una materia en todo acto de desear. una conciliación entre el empirismo y el apriorismo moral. aunque. lo “correcto”. etc. El mayor sistematizador de este tipo de ética. a saber. Los que se inscriben en esta línea. proponen un fin que. en todas ellas. El hecho de que semejante ética se funde en los valores demuestra ya el “objetivismo” que la guía. buena voluntad y moralidad interna anulan todo posible eudemonismo en la conducta moral. en general. por consiguiente. Por “éticas materiales” no hay que entender éticas que propongan fines de tipo material o “materialistas”. que considera correcta la hipótesis formulada por Kant. fundadas en la sensualidad o consecución de la felicidad. En una dirección parecida.se convierta en ley moral la voluntad habrá de limitarse a suponerse a sí misma. religiosa. pues sin materia alguna el acto de desear sería vacío. Según este fin. la moral se llama utilitaria. Apel) la tarea moral consiste en “decir qué reglas mínimas hemos de seguir para que cada uno viva según sus ideales de felicidad”. Se consideran éticas deontológicas (del griego deon. Su carácter común es el hecho de que la bondad o maldad de todo acto dependa de a adecuación o inadecuación con el fin propuesto. Pera las éticas deontológicas contemporáneas (Köhlberg. La moral es una “forma” cuyo contenido. deber) aquellas que encuentran en el deber mismo incondicionado el elemento moral de la acción. Las éticas materiales dan un contenido a la tarea moral. sitúan la esfera del deber en los mínimos exigibles universalmente. por tanto. al mismo tiempo. por otro. especificando cuales deben ser los “fines morales” que debe proponerse el hombre y convirtiendo toda “norma moral” en norma para un fin. es usual agrupar las teorías éticas en dos grandes grupos: deontologistas y teleologistas. comienzan por plantearse un fin. Opuestas al formalismo kantiano hay que distinguir entre la ética de los bienes y la de los valores. y. su felicidad. . Scheler. El imperativo categórico kantiano elimina. toda materia subjetiva y se presenta. pues. la ha definido como un apriorismo moral material. por un lado. Scheler. etc. la cual representa. La de los bienes comprende todas las doctrinas que. se halla la ética de los valores. su emancipación y. o de un principio decretado por la razón. mientras que los máximos sustanciales de felicidad no se pueden exigir. individual.

la Astronomía o las Matemáticas. . pero conocemos su pensamiento a través de las obras de su discípulo Platón. Platón Discípulo de Sócrates. que es el saber capaz de desvelar la esencia de los seres. Según el criterio teleológico. "La virtud es un bien absoluto" Anteriormente el concepto de la “virtud” fue comprendido. pues era distinta para cada ser humano. y llegarán a ser buenos. y recurren al método creado por Aristóteles. ya que. la bravura.Las éticas de fines creen que para determinar en qué consiste el bien humano es preciso desentrañar cuál es la esencia del hombre. sólo de ese modo alcanzarán la virtud. El sabio e inteligente no puede ser malo. el modo de acción consistente en “mentir”. podremos afirmar que su bien y su fin consisten en realizarla en plenitud. Según el criterio deontológico. entre los griegos. como lo hacían los sofistas. que parte de la experiencia y prosigue sus indagaciones a través de los conceptos. es el fin mismo de la acción). Por esa razón. por ejemplo. en consecuencia. Esta postura filosófica se denomina 'intelectualismo moral'. no debe ser calificado de moralmente malo o inaceptable sin más. En vez de eso. C. descubriéndola. por ejemplo. Por eso acuden a la metafísica. por el contrario. la habilidad de hacer los ejercicios. “Teleológico” y “teleología” aparecen también asociadas a problemas relacionados con la filosofía práctica o ética como el siguiente: ¿cuáles son los criterios en virtud de los cuales decidir la bondad moral de nuestras acciones o modos de acción? Se trata de analizar si las acciones son siempre buenas o malas dependiendo de sus resultados y de las circunstancias en que se llevan a cabo. independientemente no sólo de las consecuencias de la acción. etc. es decir. Por esa razón a Sócrates se le considera como el fundador de la ética. Básicamente hay dos respuestas incompatibles a esta cuestión: 1. Éticas Materiales Sócrates Filósofo griego del siglo V a. Vivió en Atenas. De esta manera no sólo se opuso al relativismo de los sofistas. cualquier realización concreta de ese modo de acción será moralmente inaceptable y. Sócrates llamó “virtud” aquello que era común para toda la raza humana y en todas las circunstancias. fácilmente se demostraba. el método empírico racional. Funda en Atenas en el siglo V a. la justicia. sino también de cualquier circunstancia en la que ésta tenga lugar. El valor de nuestras acciones o modos de acción es una “cualidad intrínseca” de la acción misma. que la virtud era relativa. o si hay acciones que son moralmente buenas independientemente de sus resultados.C. No escribió nada. la valentía o el autocontrol. La bondad moral de nuestras acciones o modos de acción dependerá de la bondad moral de sus consecuencias en una situación dada (una de cuyas consecuencias. sino que extrajo de todas las virtudes aquellas que hoy llamaríamos “virtudes morales”. una escuela llamada „La Academia‟ donde se enseñaba Filosofía y otros saberes considerados preparatorios como la Música. Pero llegar a ser virtuoso es algo que sólo puede conseguirse a través de la educación y la sabiduría. el modo de acción misma. a la segunda. al menos prevista. criterio deontológico. de una manera muy amplia: significaba el vigor. donde enseñaba por las calles dialogando con los ciudadanos. De ahí que los hombres deban educarse. pues como él decía “nadie hace el mal sino porque ignora lo que es el bien”. 2. A la primera tesis se la denomina criterio teleológico. al margen de las circunstancias y/o consecuencias a las que una realización concreta de ese modo de acción pudiera dar lugar.

La teoría ética de Platón descansa en la suposición de que la virtud es conocimiento y que éste puede ser aprendido. de manera que quien lo posee ya no desea otra cosa. carece de sentido preguntar. el bien individual (la vida buena de cada uno tomado aisladamente) no puede alcanzarse más que dentro de una ciudad justa. el bien que se consigue con una actividad continua. o sea. que hace deseable la vida por sí mismo. que tiene por fin la salud. ya que unos la cifran en el dinero. Por eso. . sino por el fin superior. siempre ansían hacer aquello que es moral. La felicidad será. por ello. ¿para qué?”. Para que una ciudad llegue a realizar la Justicia debe empezar por poner a la cabeza de ella. Vivió también en Atenas en el siglo IV a. según la virtud más excelente. Dicha doctrina debe entenderse en el conjunto de su teoría de las ideas. es decir. su fin. pues. Por lo tanto. es decir. porque mientras tiene sentido preguntar “construir casas. y distinguir entre las acciones que tienen un fin en sí mismas y las que se realizan por un fin externo a ellas. acabaremos reconociendo un fin último de nuestros actos: queremos ser felices. según Aristóteles. un bien suficiente por sí mismo. por tanto. los subordinados tienen menor importancia porque no se buscan por sí mismos. los mejores gobernantes. Mantenía que conocer a Dios es hacer el bien. En esta jerarquía de fines. Pues el mal es producto del no-saber. un bien perfecto. el bien que se consigue con el ejercicio de la actividad más propia del ser humano. deben gobernar los Filósofos. que serán los más justos y. otros. Una ciudad será justa si las distintas clases de individuos que la componen (gobernantes. y. y el conocimiento de esa idea es la guía en el trance de adoptar una decisión moral. a diferencia de los bienes útiles. “edificios. El pensamiento griego no podía soportar la idea de que una serie de elementos subordinados entre sí fuera infinita. para Platón. que se busca por sí mismo y no por otro superior a él. que da razón de los restantes. como ocurre con la medicina. procurando equilibrio y armonía entre lo que es diferente. en recibir honores. Por eso es preciso trazar los rasgos que ha de tener una actividad para que la identifiquemos con la felicidad y después buscar cuál de nuestras actividades los posee. Esta conclusión se deriva de su certidumbre de que una persona virtuosa es realmente feliz y como los individuos siempre desean su propia felicidad. o con la construcción. pues.Para Platón la virtud moral más importante es la Justicia. a los más sabios. guerreros y productores) viven en armonía cumpliendo bien cada una su función correspondiente. es decir. Aristóteles Discípulo de Platón. El fin último natural de las acciones humanas es. que tiene por meta la casa. aquellos que dedican su vida a la sabiduría y al ejercicio de la inteligencia. hay discrepancias a la hora de determinar en qué consiste la felicidad. porque siempre cabe preguntas: “salud. C. La consecuencia de esto es que aquel que se comporta de forma inmoral lo hace desde la ignorancia. Para aclarar estas dos últimas características intentará Aristóteles dilucidar cuál es la función más propia del ser humano. la idea última para Platón es la idea de Dios. si seguimos preguntando “para qué?”. En el libro I de la Ética a Nicómaco plantea Aristóteles un problema clave para la ética: cada actividad humana persigue un bien que es. el ideal al que debe dirigirse la vida de la ciudad. Como ya se ha dicho. que consiste en dar a cada uno lo que le corresponde. es decir. ¿para qué?”. y responder “para ser felices”. en el gobierno. y queremos el título para conseguir un puesto de trabajo. Sin embargo. ¿para qué?”. pero los distintos fines tiene a su vez otros. la felicidad. todas las actividades humanas tienden a un fin. que se buscan por otra cosa. aunque no es incompatible con gozar de otros bienes. Estudiamos para obtener un título. La Justicia es también la virtud política fundamental. y todos los fines son a su vez medios para un fin último. de la ignorancia. En esta ciudad fundó un centro de investigación experimental y de enseñanza de Filosofía llamado „El Liceo‟. “felicidad. Además. ¿para qué?”.

enfoca la moral desde un doble punto de vista. En “La genealogía de la moral”. bonus. El grado más alto de placer es la ataraxia. El epicureísmo considera el placer como el bien primario y natural que persiguen las acciones del hombre. B) Históricamente: Nietzsche investiga el origen de los conceptos “bien” y mal”. Nietzsche Desarrolla una ética de la autorrealización. “de clase o rango superior” . Los valores son cualidades objetivas e intemporales que el hombre sólo puede captar mediante el sentimiento. De ahí que deba cultivarse la inteligencia: para discernir qué placeres nos convienen. pues algunos causan dolor una vez pasados. Nietzsche trata de desenmascarar la moral. es decir. es duro para sí y para los demás. pero que el más perfecto sólo se consigue gracias a la amistad. de los inferiores.El epicureísmo Corriente filosófica iniciada por Epicuro en el siglo IV a. Rechaza el relativismo moral y sostiene que aunque históricamente cambian las costumbres y los juicios sobre los valores.1) La moral de los señores: es la de los fuertes.. el vulgar. están organizados por orden de importancia del siguiente modo: los menos importantes son los valores sensibles (regidos por el principio de agradable-desagradable). Una acción es buena si es capaz de realizar un valor. A) Etimológico: busca las raíces de las palabras “bueno” y “malo” y encuentra que su significado ha cambiado respecto a lo que significaron en un principio. Los valores existen dentro de una jerarquía. Bueno significaba “noble”. La ética de Nietzsche tendría dos momentos: • La crítica a la moral. la perfecta tranquilidad del ánimo o tener un espíritu no turbado por ninguna pasión ni acontecimiento. es decir. como auto creación en el juego de la experiencia sin límites. Epicuro admite que el bien puede alcanzarse individualmente. Para Nietzsche la moral es una fuerza terrible y engañadora que ha corrompido a la humanidad entera. de los vulgares y sometidos. por tanto. cuya realización es el ideal ético de Scheler. Para ello. la humildad y la mentira. creativos. el simple. La moral es la gran mentira de la vida. de la historia. • El nihilismo como alternativa. el miedo. dominadores. objetivos e intemporales. Estos forman una casta o clase social que se impone a la clase de los débiles. y desprecia la debilidad y la cobardía. El dominador ama la vida. La crítica a la moral. de la sociedad. . gut) y malo era el débil. Entiende la felicidad como creación de sí mismo. no es deseable cualquier placer. el plebeyo. la filia. como los estéticos y los cognoscitivos (regidos respectivamente por el principio de bello-feo y verdadero-falso) y por último estría el valor supremo de lo santo. es decir. quien funda en Atenas una escuela de filosofía llamada „El Jardín‟. luego estarían los valores espirituales. no gracias a la razón. En su origen encuentra una doble moral: B. Por ello. No se compadece ni es piadoso. Se trata. del desarrollo de sí mismo. “aristócrata” (areté. El placer es entendido como „ausencia de dolor‟. éstos son absolutos. el sometido o de rango inferior. C. sino mediante una intuición emocional. “dominador”. La ética de los valores Corriente de filosofía moral iniciada por el alemán Max Scheler (1874-1928). de una ética material.

Para Kant. Superado el nihilismo. del ser al deber ser. El nihilismo como alternativa. El mandato ético de Nietzsche sería: “Créate a ti mismo”. se ha producido una transmutación de los valores. alegría. y la aportación judeocristiana de la misericordia y la compasión ejecutaron una traición sobre la moral de los señores. La vida no puede enfocarse como progreso sino como eterno presente que acontece y se repite. La ética de Kant no parte del concepto de naturaleza humana. el dinamismo que arraiga en cada cuerpo. llanto. que no es posible el paso del hecho a la norma. decide lo que quiere ser y lo que quiere que el mundo sea. El mundo y la vida carecen de sentido y la única verdad es el eterno retorno. La inversión o transmutación de los valores está consumada y Nietzsche reivindica la moral de los señores. El superhombre juega con la vida. pues considera. y la trasgresión es una actitud permanente. encarna el espíritu de un niño. sino que es buena si se realiza según cierta forma. Se rechazarían todos los valores y normas morales y religiosas. Las críticas pueden formularse desde distintos puntos de vista. La búsqueda socrática del universal. Los conceptos se convierten en metáforas. imposiciones. la fuerza. fragilidad. El yo se impone al mundo. Su crítica a la razón y la moralidad es devastadora y radical pero todavía existen enfoques que reivindican la posibilidad de reconstruir racionalmente una ética. y 'buena voluntad' es aquella que actúa no para conseguir algo. según una larga tradición. una utilidad o un rendimiento. traiciones. La ética de Nietzsche conduce a la llamada “posmodernidad” en la que todo vale ya no existen referentes (opuesto al universalismo socrático o platónico). risa. El superhombre inventa nuevos sentidos para las cosas. La virtud nacerá así del fondo de la pasión. aunque sean buenos. el hombre puede llegar a ser superhombre. La ética kantiana I. No existe la verdad ni el valor: sólo la apariencia. Para ello. con Hume. la eterna repetición de todo. La moral y la religión son engaños. El estudio . la dulzura y la paciencia. La propuesta de Nietzsche parte de esta destrucción de la moral y de su crítica a la religión. la compasión. que afirma rotundamente la muerte de Dios. del flujo de fuerzas e impulsos que eres. Es propia de los oprimidos y los débiles que a menudo desprecian esta vida y se refugian en al más allá. Lo único que podemos llamar realmente bueno es una buena voluntad. sino por la intención con que ha sido hecha. Jugar es hacer cosas sin buscar un sentido. la materia. no por los resultados o bienes materiales concretos que la acción intente alcanzar. Vive a la intemperie y no está sujeto a nada. propone como alternativa el nihilismo: aceptar la vida y la nada y vivir “Más allá del bien y del mal”. El mundo no tiene sentido ni hay un ideal al que aspirar. Si se supera este desfondamiento. Con Nietzsche la ética se disuelve en la estética. Kant es un filósofo alemán del siglo XVIII que propuso la primera ética formal. sino por considerar que es su deber actuar del modo en que lo ha hecho. Trata de superar el resentimiento que causó la transmutación de los valores. Hechos históricos como la revolución francesa o la expansión de la democracia vienen a verificar y confirmar esta traición. a partir del caos. Según Nietzsche. viviendo completamente libre.2) La moral de los esclavos privilegia la igualdad. en un continuo juego con la realidad.B. fortaleza. De la sumisión a la voluntad divina se pasa a la afirmación de la voluntad de poder. al margen de las cadenas que a juicio de Nietzsche son la moral y la religión. el hombre puede crearse y recrearse permanentemente. una acción es moralmente buena. Éticas formales Son aquellas que consideran que una acción es buena no porque persiga un fin determinado o bien concreto. La vida es dolor. imponiendo una moral de esclavos como alternativa. Habría que preguntarse hasta qué punto es aceptable su propuesta.

El bien no se relaciona con el ser sino con el deber ser. puede ser que yo tenga la buena intención de cumplir el deber. Tampoco acepta Kant partir del concepto de felicidad. Kant aclara que no basta sólo la intención.La ética kantiana es.de la naturaleza humana es uno de tipo empírico y de ahí no podemos concluir en normas y valores éticos. pero no logro completar su cumplimiento. sin embargo. Kant agrega que es importante la intención de cumplir el deber. Desde luego. La felicidad es un concepto muy subjetivo para servirnos de base a la construcción de la ética. Lo bueno es lo debido. una ética del deber. Se requiere la puesta en marcha del proceso. . en cuyo caso incluso también la mía" . pero sin la intención de cumplirlo. para la definición del bien moral. de lo contrario la acción no es moralmente buena. aunque no se cumpla del todo. mi acción es buena. Viceversa. entonces no he obrado bien. como se hace desde Aristóteles. Más tarde Kant nos dirá "Si la felicidad a detenerse en cuenta en la ética deberá ser la felicidad de los otros. Lo bueno es el cumplimiento del deber y con la intención de cumplirlo. y que ponga en curso la acción necesaria para cumplirlo. en cambio. Puede ser que yo cumpla materialmente con el deber.

Ética a Nicómaco.Bibliografía Apel. La transformación de la filosofía. A. Taurus. Rodríguez Armayo (eds. F. Trotta. Paidós. Tecnos. La filosofía de Kant. Madrid.. 1992 García Morente. Muguerza. 1991.O.: Historia de la ética. Gredos "Elformalismo en la ética y la ética formal de los bienes". pp. Quesada y R.). M. Madrid. 1985 Aristóteles. Ética sin moral. 1975 Macintyre. Madrid. A. 1988 . Ética día tras día. 105-121 Cortina. Madrid. Madrid. K. en J. Espasa-Calpe...

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful