You are on page 1of 6

Ambiente

PÉRDIDA DE LA RIQUEZA EDÁFICA EN ECOSITEMAS MONTAÑOSOS
DE LA SIERRA NORTE DE PUEBLA POR PRÁCTICAS AGRfCOLAS
LOSS OF EDAPHIC RICHNESS AT SIERRA NORTE DE PUEBLA MOUNTAINOUS
ECOSYSTEMS BECAUSE OFAGRICULTURAL PRACTICES
Jesús Ruiz C. ' , Rosalfa Castelán V.\ Víctor Tamariz F." Lisett Santa Cruz L.
4
Recibido: 16·6· 08; Aprobado: 10-7-08.
RESUMEN
En las zonas boscosas las pérdidas de suelos son compensadas por el proceso de formación, sin
embargo, en plantaciones cafetaleras cuando la cobertura de los árboles de sombra es escasa, las
pérdidas pueden alcanzar hasta 20 ton/ha/año; en el caso de las zonas de pastizales donde el cubrimiento
es pobre las pérdidas pueden ser de hasta 79 Tm/ha/año; mientras que en cultivos agrícolas como el maíz
estos valores llegan a 97 Tm/ha/año. En este entorno un equipo de investigadores de la Benemérita
Universidad Autónoma de Puebla realizó estudios de diagnósti co durante casi una década señalando las
causas que provocaron la degradación de los suelos y el entorno y la magnitud de tal degradación (Ruiz y
col. 2001 a y b); para frenar los procesos erosivos proponen la capacitación de las comunidades
campesinas pobres en tecnologías de explotaci ón que disminuyan las pérdidas de suel os por erosión; son
estas comunidades la única vía posi ble para frenar los procesos erosi vos que tienen lugar en los
ecosistemas montañosos, no son áreas apropiadas para la agricultura, sin embargo, hasta tanto no se
tome la deci sión de convertir estas zonas en áreas de bosques, la alternativa es evitar un mayor deterioro
de estos ecosistemas.
Palabras clave: Ecosistemas, edáfica, erodabilidad, erosión, pérdida de suelo.
ABSTRACT
In the wooded zones soi/ losses are compensated by formation process, however in coffee plantatíons
wl7en the covertures of trees ís scanty, the soils losses can reach va/ues of 20 ton/Ha/year, in case grass
zone where lhe coverage ís poor the soils losses can reach even 79 ton/Ha/year. In cultures as lhe maíze,
fhese values come to 97 Ton/ Ha/Year. Is in these circumstances that a group ofresearchers of Benemérita
Uni versidad Autónoma de Puebla realized studies of diagnosis during almost a decade, indícatíng the
mainsprings that provoked the soils degradatíon, of the environment and estimating the degradation
magnitude. To delain the erosive processes it proposes: to capacita te to the rural communities in
technologies appropriate to mountain zones of agricultural development that diminish the soil losses
caused and the erosíon. Jusf involving fo the affected communities, the erosive processes can be stopped
until the forestal use was established in these zones.
Key words: Ecosystem, edaphic, erodabílity, erosion, soil losses.
INTRODUCCiÓN
El estado de Puebla presenta un alto porcentaje de su
territorio ocupado por áreas con pendientes, como
son: la Si erra Norte, la Sierra Negra y la Sierra
Nororiental , los cuales representan ecosi stemas
montañosos donde existe un equil ibrio ecológico muy
frágil , además de estos territorios también existen
otros donde las pendientes de los terrenos
representan un peli gro para la erosión de los suelos,
en este trabajo presentaremos los resultados de una
investi gación llevada a cabo en una extensa zona de la
Sierra Norte de Puebla, donde se estudiaron más de
500 sitios, en los cuales se realizó el levantamiento de
información referida al estado actual de los recursos
naturales (tipo de vegetación o uso del suelo, calidad
de los cuerpos de agua, característi cas del relieve,
condiciones del drenaje, factores limitantes para la
explotación agrícola ganadera o forestal, y un
diagnóstico de la erosión; en cada uno de estos sitios
se descri bió el perfi l de suelo representativo del área
en cuestión); en total se estudi aron en cada si tio más
GEOMINAS, Vol. 36, N°46, agosto 2008
de 50 características y propiedades de los suelos y
el entomo, en este artículo sólo se toman en cuenta
aquell as que nos permitan diagnosticar el impacto
que el cambio de uso del suelo tiene sobre los
ecosistemas montañosos de esta Si erra.
Originalmente el territorio estaba cubierto por
bosques mesófi los de montaña; selvas altas ybajas
perennifolia, bosques de pinos, bosques de encino
y bosques de pino-enci nos; en estas condiciones
se desarroll aron suelos muy férti les, y con
caracterlsticas agroproductivas excepcional es,
capaces de soportar con éxito cosechas agrlcolas
rentables, lo que favoreció el apetito voraz de
personas que por ignorancia o por afán de lucro
han explotado estos ecosistemas desde hace
-
'Departamento de Investigaci ón en Ciencias Agrícolas, Instituto
de Ciencias, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla
(BUAP), México. e-mail:jruiz@si u.buap. mx
' Postgrado en Ci encias Ambientales. (BUAP). México.
' Departamento de Investigación en CienciasAgricolas, Instituto
de Cienci as, (BUAP), México.
' Postgrado en Ciencias Ambientales. (BUAP). jltiéxi co.
97
J. Ruiz, R. Castel¿n, V Tamariz, L. Santa Cruz '======-c=========
muchas décadas sin prestarle
atención al cuidado de los suelos y
el entorno; la deforestación, el
cul ti vo de pastos para la
explo ta ción ganadera ,
Injustificada por los valores de las
pendientes en estos sectores; el
incremento de pla nt aciones
cafetaleras en áreas extensas
sobre suelos de alta erodabilidad,
sin tener en cuenta la apli caci ón de
sistemas de medidas antierosivas
y el cultivo de especies vegetales
para el autoconsumo y el comercio
como el maíz, fríjol, chile y algunos
frutales han perturbado de manera
signi f icat iva las condiciones
natural es de estos ecosistemas; la
elim inaci ón de g ra nd es
extensi ones de bosques, las
pérdidas de cuantiosas cantidades
de suel os, arrastrados por las
aguas de escorrentía y la pérdida
de la fertilidad de los suelos ha sido
el resul tado de un manej o
inadecuado y de la explotación
incontrolada de estos ecosistemas
al norte del Estado; este caos se
ha ido inc r e men t and o
paralelamente al crecimiento
pobl acional, por el aumento de la
presi ón que ej ercen los habitantes
sobre los recursos naturales del
entorno, como es la extracción de
madera para la venta y para el
consumo doméstico, agravado por
la falta de alternativas económicas
para sati sfacer las necesidades
del sustento familiar.
METODOLOGIA
Para realizar los estudios se
emplearon como base cartográfica
las cartas elaboradas por INEGI ,
escal a 1:50.000 y fotos aéreas
pancromáticas escala 1 :75.000,
se utilizó un estereoscopio de
espej o para interpretar las fotos y
deli mitar, primero de manera
tentativa los diferentes contornos
del pai saje de la zona de estudio,
"durante la ejecución del trabajo de
campo se empleó un
geoposíci onador, para ubicar los
sitios seleccionados. Para la
elaboración de la carta de suelos y
la de los grados de erosión se
emplearon Sistem a s de
Información Geográfica (SIG)
tales como el programa Mapinfo,
versión 8.0 y Arc View, versión 3.2
de forma tal que la información
capturada pudiera ser empleada
pa r a d j f e re n t e s fin e s,
particularmente en proyectos de
manejo y conserv aci ón de
ecosistemas forestales, agrícolas
y pecuarios, además, para la
elaboración de artículos como el
presente, donde se alerta sobre el
peligro de la erosión.
Para determinar las pérdidas de
suelos se utilizó la metodología
FAO (1 980) para eval uar la
degradación de los suelos, que
pesar de lo extenso de los
territorios dedicados a este fin,
otras partes son cultivadas por
peq ueños ag ricu Itores que
emplean t ecnologías de
explotación inadecuadas para
zonas de pendientes.
Al noroeste se desarro ll aban
originalmente los bosques de
pinos con especies como el Pínus
pseudostrobus, P oocarpa y P
patula, estos e lementos
conforman un estrato superior de
más de 10 m, en estos sectores se
consiste grosso modo en la' vienen reemplazando las áreas de
apli cación de una fórmul a
paramétrica que tiene en cuenta
las condiciones natural es del siti o
en cuestión para predecir las
pérdidas de suelo provocadas por
la erosión hídrica.
RESULTADOS y DISCUSiÓN
En la Sierra Norte se desarrollan
varios tipos de vegetación, la
selva alta perennifoli a que se
desarrolla en las proximidades de
los munici pios de Hueytlalpan y
Franci sco Z. Mena, donde
predomi nan alturas a partir de los
200 ms nm, est a sel va se
encuentra en estado secundario,
las especies más comunes son;
Eugenia sp, Eupatorium odorata,
So la nu n ve rb as cifolium y
Leucaena esculenta Parmentiera
edulís (chote); como el emento
maderable se encuent ran el
Psidium edu/is (Chapulín); otras
especies como Croton draco
(sangre de drago) y Guazuma
ulmifolia (guásima) son utilizadas
como sombra en las áreas de
pastoreo para el ganado; es
común encontrar la Inga spp.
(Chalahuite) muy empleada como
sombra en las plantaciones de
café: en el estrato medio de 1,2 m
se identifican el Croton niveus,
Cnidoscolus urens, Annona
globif/ora, Eupatorium sp y otras
mas, en el estrato inferior las
especies más abundantes son:
Líppí a sp., Se necio sp .,
Se/eropogon uniserialis, Lantana
camara y Vernononia sp.
Muchas partes de esta selva está
sustituida por plantaciones
cafetaleras y áreas de pastos
(Foto 1) con una baj a densidad de
cabezas de ganado por hectárea a
bosques por cultivos agrícolas
como el maíz, frijol y chile
fundamentalmente (Foto 2), al
suroeste, en alturas de 2.000
msnm, donde la nebli na es
frecuente los pinos alcanzan hasta
20 rn de altura y las especies que
predominan son: Pínus feocote
(acote), P. peudost robus, P
montezumae, P. patula (pi no
col orado), y Abíes religiosa
(oyamel); otras especies que se
desarrollan en esta región son:
Weinmannia pinnata, Podocarpus
matudai, Oreopanax xalapensis y
Befaría glauca (Ern H. , 1976).

considerar como relictus de los
originales debido que ocupan en la
actuali dad un área mucho menor,
se observa en ellos un manejo más
efi ciente en cuanto a la estrategia
de una tala más moderada y
selectiva, ya que se extraen los
el ementos más viejos.
En algunas partes los bosques de
pinos se ven sustitui dos por los
bosques de encinos, aquí las
especies que predominan según
Rzedowski (1986) son: Quercus
crassifolia, Quercus aff. Mexicana,
Quercus stipularis, Quercus affinís
y otros géneros típicos de esta
vegetación como: Clethra, Alnus y
Comus, toda esta vegetación se
desarrolla sobre suelos Luvisoles,
de color rojo y con más de 2 m de
profundidad ; en alturas entre
1. 500 y 2.500 msnm. Las
especies de encino que forman un
estrato superior a los 12 m son las
sigui entes : Quercus affinís,
Quercus excelsa, Quercus sororia,
Quercus trinitatís, Quercus
xalapensis, Quercus galeottii,
Quercus furfuracea, Quercus
GEOMINAS, Vol. 36, N°46, agosto 2008 98
Pérdida de la riqueza edáfica en ecosistemas montañosos _
Foto 1. Plantaciones cafetaleras en lo que
originalmente era un área de bosques, se puede
apreciar la poca protección de los árboles de
sombra.
mexicana y otras más, estos bosques de encino por
estar ubicados sobre suelos fértiles y de buena
profundidad foto 3 (Perfil 1), han sido sustituidos
desde hace décadas por plantaciones cafetaleras,
estas plantaciones se fomentan en laderas con
pendientes sin tener en cuenta la aplicaci ón de un
sistema de medidas antierosivas, lo que ha
provocado la erosi ón en diferentes grados en el 90
% de estos suelos dedicados al cultivo de café
fundamentalmente, y lo más grave, en lugar de
tomar medidas para evitar la degradación, se
observan casos, como el que se muestra en la foto 4,
donde en el área del 10 %de suelos no degradados
y ocupados por bosques de encino, se inicia también
un proceso de susti tuci ón del bosque por
plantaciones cafetaleras sin aplicar medidas
antierosivas.
El manejo inadecuado de los recursos naturales en
la Sierra Norte de Puebla y la sustitución de bosques
por plantaciones cafetaleras, áreas de pastos y
agri cultura de subsistencia está ll evando hacia una
catástrofe ecológi ca de incalculables proporciones
en muchos sectores de este territori o; a esta
conclusión se llega después de realizar un estudio
de diagnóstico en 12 muni cipios de la Sierra Norte,
donde se estudiaron más de 500 sitios, de éstos se
seleccionaron 7 perfi les descritos en los sitios
estudiados, los cuales se muestran en este trabajo,
en ellos se pueden apreci ar las pérdida de suelos
ocasionadas cuando el bosque es manej ado de
forma inadecuada y finalmente es sustituido por
plantaciones agrícolas; en el gráfico I se presenta el
Perfi l 1, descrito en condi ciones boscosas Este
suelo presenta un horizonte A de 60 cm de espesor y
un AS de 15 cm, en total 75 cm de horizontes
superfi ci ales, muy fértil es e ideales para la
explotación, en la foto 3, donde, mejor que en gráfico
se aprecia el potencial agroproductivo de este suelo,
lo cual ha conspirado contra el mantenimiento de las
condici ones originales en las áreas donde
predominan, ya que han sido sustento de bosques
de pinos y pi nos-encinos con un alto valor en el
mercado, causa por la cual se ha explotado durante
much as décadas , extrayendo maderas y
GEOMINAS, agosto 2008
Foto 2. Resto de pinares que van cediendo terreno
ante el empuje de la deforestación y el cambio de
uso del suelo, bosques por parcelas cultivadas de
malz y frijol.
Foto 3. Perfil de suelo protegido por un bosque de
encino, ejemplo de la riqueza edáfica originarla de
los ecosistemas de la Sierra Norte de Puebla. En la
actualidad el 90 % de estos suelos presenta
diversos grados de erosión.
sustituyendo el bosque por plantaciones cafetal eras
en una primera opción, este cambio de uso del suelo
provocó una drásti ca reducción de la cobertura
vegetal, el suelo protegido por el bosque solo tiene
pérdidas de 0,87 Tm/ha/ año (Tabla 1, Perfi l 1) en las
áreas donde se sustituyó el bosque por plantaciones
cafetal eras comenzó una etapa de deterioro
---------- -- ---.- -. 99
J. Rufz, R. Castelán, V Tamariz, L. Santa cru:z_ = = = = = = = - - : = = = = = ~ = = = = = = = = = ~ = = = ~ ~ ~ _ __
Foto 4. Plantaciones cafetaleras de fomento en reas
forestales, este sector está considerado en el10 % de
suelos no degradados, en pocos años el resultado será
la pérdida de las propiedades agroproductivas de este
Luvlsol.
A
O.AB
D8
E
Gráfico l. Pérdida de los horizontes por manejo
inadecuado de los suelos y la conversión de
bosques en áreas agrícolas.
Tabla l.- Pérdidas de suelos según tipo de cobertura.
Peril 1 Per1i1 286
Perfil
1
Factor
Climático
249
Factor-Edáfico
Factor
Topográfico
3,5
Factor
Cobertura
0,01
Pérdida
Tm/ha/año
0,87
Tipo de
Cobertura
Bosque
Textura Erodabilidad
0,2 0,5
2
3
4
249
249
360
0,2 0,5
0,1 0,5
0,1 0,5
8
8
11
0, 06
0,2
0,4
12
20
79
Vegetación
arbustiva
Café con
sombra
Pasto
5 443 0,1 0,5 11 0,4 97 Maíz
marcada por la erosión hídrica, la
disminución del aporte de restos
vegetales y el libre paso de las
aguas de escorrentías sobre un
suelo que previo a la implantación
dc los cafetales había sido
"limpiado" de desechos vegetales
para la siembra del cafeto, estos
suelos, muy susceptibles a la
erosión por el alto contenido en
materia orgánica, la formación de
horizontes superiores mullidos,
poco resistentes a ser removi dos,
unido a la pendiente del terreno (25
% o más) y el valor e intensidades
de las lluvi as se erosionan con
faci lidad, formando surcos y
cárcavas provocados por el paso
del agua (Foto 5), estos surcos se
forman casi de manera inmediata y
t ada año aumentan en tamaño
hast a que el suelo pi erd e
son erosionados como el Perfil 6
(Gráfico 1), descrito en un área
donde el bosque fue eliminado y se
cultiva desde hace varias décadas
sin medidas contra la erosión, la
pérdida del bosque y el cultivo
posterior favoreci ó la pérdida de
los horizonte superi ores y la
pérdida parcial del horizonte B, en
la actualidad este suelo sólo posee
80 cm de profu ndidad, en
comparación con su similar, el
Perfil 1, de 210 cm de espesor, lo
que quiere deci r que las pérdidas
de suelo son de 130 cm, al go
realmente impaclante y más aún
conociendo que no es un hecho
aislado como se puede apreciar en
el gráfico 2, que corresponde al
área ocupada por los suelos roj os,
fundamentalmente Luvisoles, que
es el segundo en ext ensi ón
totalmente los horizontes A y AB, después de los Cambisoles. Se
quedando expuesto a la superfici e
el hori zonte B, que es más
resi stente a la er os ión en
comparación con los horizontes A y
AB, por el contenido en arcillas y la
est r uc tu r a e n b lo q u e s
subangul ares que la caracteriza,
de todas formas, éstos tambi én
diagnosticaron los di fere ntes
grados de erosi ón, yen el 74 % del
área ocupada por los Luvisoles la
erosión es fuerte, leve en el 16 % Y
nula en el 10 %, lo que demuestra
el grado de deterioro que
caracterizan a estos suelos.
En la zona de la Llanura del Golfo,
con un paisaje cambiante de
llanuras, zonas onduladas y
mesetas basálticas el evadas por
en cima de l os 500 msnm,
predominan suelos Vérticos y
Cambisoles con características
vérticas en las dos primeras
unidades del paisaje; mientras que
en las mesetas basálticas los
suel os se clasifican como
Luvisoles, en estas áreas Puig
(1 976), descri be zonas pequeñas
de bosques de encino donde
existe abundante humedad, aquí
el estrato arbóreo puede ll egar
hasta los 15 m, y la especí e más
comun es: Quercus oleoides, otros
elementos que se mezcl an en el
bosq ue son : Dendropan ax
arboreus, Carpodíptera ameliae,
Zuelania guídonia, en el estrato
inferior: Mimosa pígra, Randía
laetevirens, Zanthoxylum fagara y
gran cantidad de bejucos, epífitas
como Bromeliáceas y Orquídeas;
estos bosques de Quercus son
explotados en menor escal a, ya
que el interés económico es baj o
debido a las características de la
madera que producen los
encinares por ser muy dura, de
GEOMINAS, Vol . 36, W 46, agosto 2008 100
Pérdida de la riqueza edáfica en ecosistemas montañosos .
DLeve
ONula
16% Leve
-----...10% Nula
Foto 5. La formación de cárcavas es el resultado de la
sustitución del bosque por plantaciones cafetaleras sin
tener en cuenta las condiciones del entorno.
bajo porte como promedi o de los árboles, con troncos
delgados, muchas curvas y ramificaciones abundantes,
lo cual hace difíci l la tarea de trabajarlos, por tal motivo
su uso generalmente es local, empleándose
fundamentalmente como combusti bl e doméstico o
procesado para producir carbón, se emplea también
regularmente para postes de cercos en los cuartones
de ganado; a esto se debe agregar la quema para la
introducción de pastos lo cual ha provocado el
desmantelamiento de los bosques originales,
quedando en un gran porcentaje una vegetación
secundaria arbórea, arbustiva y herbácea; sin
embargo, lo que más predomina en la actualidad son
las plantaciones cafetaleras, las pendientes aqu í son
inferiores a las que predomi nan en el resto de! territorio.
Los suelos original es de estos sectores son simil ares al
Perfil 1, fértil es y muy profundos, con excel entes
características agroproductivas; al ser sometidos a la
explotación cafetalera presentan pérdidas de hasta 20
Tm/ha/año, Perfil 3, Tabla 1, como la explotación
cafetalera tiene ya varias décadas de iniciada, las
pérdidas de suelos son continúas, ll egando los suel os a
perder los horizontes superiores y en no pocos casos, la
erosión alcanza los horizontes profundos; uno de tantos
perfiles descritos; después de ser deforestado se
dedicó durante años al cultivo de especies agrfcolas
poco protectoras, lo cual provocó la pérdida de la capa
superior del suelo (horizontes A, AB Y parte del B); la
disminución de los rendimientos motivó un nuevo
cambio de uso del suel o, las tierras otrora agrícolas se
transformaron en pastizales desde hace más de 50
años (comentario del dueño de la fi nca), cuando la
pendiente del terreno no es muy accidentada como en
este caso, el pasto puede f renar la erosión, la humedad
del medio, asegurada por precipitaciones superiores a
los 1 .600 mm al año faci litó un cubrimi ento ópti mo, se
incrementaron los aportes de materia orgánica ya que
el pasto incorpora una cantidad importante de biomasa
a partir de las hojas y las cantidades de raíces que
mueren; durante fa descripción del Perfil 7 se observó
como los primeros 30 cm del horizonte B que quedó
expuesto por la erosión presenta un color rojo
parduzco, por el contenido en materia orgánica, sin
embargo, aún este horizonte mantiene la estructura
subangufar, media y grande, típica de los horizontes
-----_.. - ----•.
GEOMINAS, agosto 2008
~ - - -
74%
Gráfico 2. Porcentaje y grados de erosión en
suelos clasificados como Luvisoles, el74 % del
área sufre de erosión fuerte.
profundos, lo que qui ere deci r que en condiciones
de pendientes menores de 15 % Y con un régimen
de humedad adecuado el pasto puede por si solo
cont ribuir a la recuperación de suel os
erosionados, cl aro está, si se propici a el cultivo de
espeCies arbóreas la recuperación será mas
rápida y las condiciones boscosas facilitarán la
regeneración de otras especies.
En los municipios de Xicotepec de Juárez y
Huauchinango en alturas superiores a los 1.000 m
se desarroll a el Bosque Mesófilo de Montaña, el
cual presenta en el estrato arbóreo especi es
como: Alchornea latifol i a, Beils chmiedia
mexicana, Dendrop anax arboreusMorus
celtidifolia, Oreopanax xalapensis, Robinsonella
sp. y Saurauia sacabrida; en sitios ubicados a
1.600 m se desarroll an especies como :
Liquidambar styraciflua, Clethra mexicana,
Quercus germana, Quercus ocoteaefolia,
Sambucus mexicana, Magnolia scuiedeana,
Podocarpus reichei, Dendropanax arboreus,
Styrax glabrescens, Weinmannia pinnata y
Turpinia insignis; a una altura menor se han
descrito comunidades de Bosques Mesófi lo de
Montaña con las siguientes especies: Phoebe
chinantecorum, Beilschmiedia mexicana, Persea
americana y al gunas especies de clima tropical,
este tipo de bosque posee madera de buena
calidad, por lo que su explotación continúa en la
actualidad; sin embargo, parte importante de la
extensi ón original es ocupada en la actualidad por
plantaci ones cafetaleras, siendo este munici pio
uno de los que más a sustitui do los bosques por
estas pl antaciones, en ell as se utilizan especi es
del bosque mesófilo como sombra, es el caso de
la especie del género Inga (chal ahuite) muy útil
para este fin; otras tierras se dedican al pastoreo y
la agricultura de subsistencia; en las áreas
ganaderas, con pendientes de 25 % Y más, el
pasto no puede proteger una masa de suelo de
más de un metro de espesor pues sus rafees no
son comparables a la de los árbol es, por lo cual las
pérdidas se elevan a 79 Tm/ha/año, Perfi l 4, Tabla
1; mayores son las pérdidas cuando se cultiva
maíz, en estos casos, como se aprecia en el Perfil
5 las pérdidas de suelo alcanzan val ores de 97
Tm/ha/año.
La expl otación forestal en el estado de Puebla se
ha llevado a cabo desde un inicio sin antes trazar
101
J. Rufz, R. Castel¿n, V Tamariz, L. Santa Cruz ==::---:--========-=============
una estrategia al respecto, ha primado el interés
personal y el afán d e lucro por enci ma de los principios
ecológicos para el cuidado del entorno, lo cual a
provocado la eliminación de los bosques y el deterioro
de los suelos, debido a la falta de organi zación y
planeación para el aprovechamiento de este recurso
(INEGI , 2000).
Las pérdidas de suelos superan con mucho
permisibles para las condiciones de la zona de estudiO.
Se debe priorizar la recuperación de la masa forestal del
territorio, evitar la expl otación agrícola en las áreas de
riesgo de erosión e iniciar un proceso de capacitación
en las comunidades campesinas para entrenarlos en el
manej o de los suelos en pendi entes; en
instancia , sólo las comunidades campesinas,
capacitadas y apoyadas con recursos pueden frenar y
revertir los procesos erosi vos que tienen lugar en estos
ecosistemas.
CONCLUSIONES
• Los ecosistemas montañosos de la Sierra
Norte de Puebla ti enen una vocación forestal, la
agricultura ocasiona pérdidas de suel os que pueden
conduci r a desastres ecológicos en muchos sectores la
región.
• La falta de una estrategia para la explotación de
los recursos naturales en zonas montañosas de la
Sierra Norte de Puebla ha sido la causa del deterioro de
muchos sectores en la regi ón.
• La conversi ón de bosques en áreas de
pastizales, plantaciones cafetaleras o dedi cadas a la
agricultura de subsistencia favorece la pérdi da de los
suelos y acelera la erosión hídrica.
• Urge invert ir en la recuperación de los suelos y
las áreas de bosques como una vía para lograr el
desarrollo forestal y soci al en esta parte del Estado.
• Desarrollar talleres de capacitaci ón en las
comunidades campesinas de la Si erra sobre manejo de
suel os montañosos para favorecer el desarroll o
económi co y social de la región.
BIBLlOGRAFIA
Ern H. (1976). Descripción de la vegetación
Montañosa de los estados mexicanos de Puebla
yTlaxcala. Berlín-Dahlem. 1976.
FAO. (1980). Metodología para la evaluación de la
degradación de los suelos. Organización de las
Naciones Unidas para la Agricul tura y la
Alimentación, Roma. 86 pp.
Foto 4. Plantaciones cafetaleras de fomento en
áreas forestales, este sector está considerado en
el10 % de suelos no degradados, en pocos años
el resultado será la pérdida de las propiedades
agroproductivas de este luvisol.
Instituto Nacional de Estadfstica, Geografía e
Inf ormáti ca ( INEGI ). 2000 . Sfntesi s
Geográfica del Esta do de Pu ebla .
Aguascalientes, México.124 pp.
Puig H. (1976), Vegetación de la Huasteca
Mexicana. Etude phytogeographique et
ecol oguique. Volumen V. México, D.F,
Ruiz Careaga J., Tamariz Flores V. y Calderón
Fabi án, E. (2001) a. La erosión de los suelos
en la Sierra Norte de Puebla. Dirección
Genera l de Fomento editori al de la
Benemérita Universidad Autónoma de Puebla,
México, 62 pp.
Ruiz Careaga, J. y Riverol Rosquet, M (2001 b).
La conservación de los suelos en regiones
montañosas. Dirección General de Fomento
editorial de la Benemérit a Universi dad
Autónoma de Puebla, México, 54 pp.
Rzedowski , Jerzy (1986). Vegetación en México.
México, D. F , Ed. Li musa.
www.geominas.net.ve
GEOMINAS. Vol. 36. agosto 2008 102