UNIVERSIDAD NACIONAL JOSE FAUSTINO SANCHEZ CARRION FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES DEPARTAMENTO DE SOCIOLOGIA DOCENTE: Robert Salazar Meza

FILOSOFÍA* (Del gr. “philos”, amigo i “sophia”, sabiduría). Cuando el hombre se sitúa frente a la naturaleza i frente a si mismo, tiene necesidad de conocer para actuar sobre ellos. Esta necesidad origina las interrogaciones sobre el “por qué” i el “cómo” de todo lo que existe. El deseo de dar respuesta a estas interrogaciones lleva al hombre a multitud de concepciones míticas, filosóficas i científicas. En esta forma, cada época, cada pueblo i hasta cada clase social tiene su filosofía, porque cada cual tiene una determinada concepción del Universo i de la Sociedad. . Estas concepciones no son el producto del libre arbitrio del hombre; su ideología está determinada por la estructura social i económica en que vive. “Los filósofos no brotan de la tierra como hongos; son fruto de su época, de su pueblo, cuyas energías más sutiles, más preciosas i menos visibles se expresan en las ideas filosóficas. El mismo espíritu que construye los sistemas filosóficos en el cerebro de los filósofos es el que construye las ferrovías con las manos de los obreros. La filosofía no es ajena al mundo. ...“ (Marx). Formadas estas concepciones, ejercen una profunda influencia en el hombre i en la sociedad. Convertidas en fuerzas tradicionales se trasmiten, mediante la educación, como elementos abstractos, desligados de los elementos que las originaron, llegando a tener una existencia independiente del hombre, de la sociedad i de la economía. En este estado llegan a ser consideradas como fuerzas directrices de la historia i de la organización social. De meros productos del pensamiento, se convierten en agentes directores independientes. Esto hace que la Historia de la filosofía nos muestre múltiples i diversas definiciones de filosofía, al extremo de que su definición constituye uno de sus problemas.
*

César A. Guardia Mayorga. Terminología Filosófica. 2da Edición. Arequipa.

-1-

Basta decir que no es posible encontrar dos sistemas filosóficos que hayan llegado a una misma definición. Etimológicamente es el amor a la sabiduría. Cuando a Pitágoras le dijeron que era sophos (sabio), modestamente tuvo que decir que sólo era filósofo, es decir, amante de la sabiduría. Este concepto primó en la filosofía presocrática; pero bien pronto la filosofía significó la sabiduría misma, i el objeto de la sabiduría es lo general i estable. Ya Heráclito decía que filósofo es el que conoce la razón que todo lo gobierna. Platón, de acuerdo con su concepción dualista del Mundo de las Ideas i el mundo sensorial, consideró el conocimiento sensorial como una simple opinión o doxa i el saber reflexivo o episteme como el verdadero conocimiento, propio de la filosofía. Por esto consideró la Filosofía como la ciencia de las esencias, de lo imperecedero y eterno, es decir, de las Ideas. Aristóteles, con un criterio más amplio i realista, dic como contenido de la Filosofía, la totalidad de los conocimientos humanos. Comprende la Lógica que estudia los medios de adquirir el conocimiento i de comprender sus leyes; la Física que estudia las cosas materiales e inmateriales, i la Ética que se ocupa del estudio del conjunto de las actividades del hombre. Distingue una filosofía primera que se ocupa del ser en cuanto ser, de las primeras causas i de los últimos fines, y una filosofía segunda que se ocupa de las demás cosas. Cuando sobrevino la decadencia griega, los hombres cansados de las luchas políticas, sólo aspiraron a conseguir la tranquilidad. Es entonces que los problemas éticos ocuparon el primer plano y la filosofía se convirtió en un medio de conseguir la paz del espíritu. Para los estoicos, la filosofía es una aspiración a la felicidad; los escépticos tienden a llegar a la ataraxia mediante la duda, i para los epicúreos, la felicidad es el placer. La Filosofía, durante el medioevo, se redujo a fundamentar racionalmente los dogmas i principios religiosos. La Filosofía se convirtió en la sierva de la Teología. A partir de la Edad Moderna, los conceptos sobre filosofía se multiplicaron de acuerdo con las diversas tendencias filosóficas. Se empezó por conceder a la razón un titulo ilimitado en la adquisición de los verdaderos conocimientos, como una reacción al predominio de la fe durante el medioevo. Descartes sostuvo que la filosofía es el saber que averigua los principios de todas las ciencias; para Bacon es la ciencia de la razón; Hobbes la definió como el conocimiento

-2-

de las relaciones causales asequibles a la luz natural de la razón humana; Wolff. Como la ciencia de la elaboración de los conceptos; Hegel como la ciencia de lo Absoluto, “La consideración pensante de los objetos”. El desarrollo de las ciencias durante el siglo XVIII influyó a su vez en el concepto de filosofía. Kant la considera como la ciencia que se propone conseguir la unificación de la esfera total del conocimiento humano, fijando los principios í conceptos fundamentales de ésta i enlazándolos en un todo sistemático; para Comte es la disciplina que hace de su especialidad el estudio de las generalidades científicas, i Wundt la define como la ciencia que tiene por objeto unificar en un sistema armónico los conocimientos obtenidos por las varias ciencias especiales i reducir a sus primeros principios los supuestos generales de las ciencias. De acuerdo con estas últimas definiciones, la Filosofía no tendría un fin específico, sino una mera labor de síntesis. ¿Pero es posible forjar un sistema unitario i armónico por la mera unificación de los conocimientos científicos particulares? El papel de la Filosofía no puede reducirse a este fin, pues, su investigación no podría descubrir ni plantear nuevos problemas propios ni estudiar leyes más generales que las descubiertas por las ciencias particulares. El concepto de filosofía de los últimos tiempos ha estado, dominado por una tendencia idealista. Para Bergson, la Filosofía es una intuición. La inteligencia nos da el conocimiento de lo inerte, de lo fraccional, es la capacidad de medida; la intuición penetra hasta la profundidad de lo real i nos pone en relación con lo que la inteligencia no nos puede revelar. La intuición se dirige a lo que deviene. Por esto, mientras la inteligencia es el instrumento de la Ciencia, la intuición es el de la Filosofía. Para Husserl la Filosofía es una ciencia pura que nos lleva al conocimiento de las esencias extratemporales que se hallan en el flujo neutro de lo vivido. Heidegger considera que la Filosofía estudia el problema de la “esencia del ser’, que es diferente de la esencia de “lo que es”. Lo que el ser es, lo intuimos solamente en nosotros mismos, porque es esencial del yo el aprehenderse primariamente en su ser. El problema de la esencia del ser se entrelaza con la esencia del yo, del hombre. La Filosofía tiene por objeto al hombre como ser existente. (V. Existencialismo). De acuerdo con la tendencia axiológica, Windelband la define como la conciencia de los valores de validez universal.

-3-

Cuando los idealistas nos dicen que la Filosofía trata de los principios abstractos: ideas, esencias o valores, es necesario preguntarse de dónde saca el hombre estos principios o esencias. Los idealistas dirán del espíritu. En este caso la Filosofía sería la ciencia del espíritu considerado como una entidad substancial diferente de la materia. Concebir sí la filosofía, sería negarle toda relación con el mundo objetivo. ¿Como explicar entonces que las investigaciones científicas nos conduzcan a las investigaciones filosóficas, i viceversa? Si bien es cierto que la Filosofía investiga en el campo conceptual, esto no significa que los conceptos surjan espontáneamente del espíritu humano. El concepto es el producto sintético de la razón en relación con la naturaleza. Los conceptos, los principios i las ideas no constituyen el punto de partida de la investigación filosófica, sino sus resultados finales. “No son la Naturaleza, el mundo de los hombres, los que se rigen por los principios, sino éstos los que sólo tienen razón de ser cuando coinciden con la Naturaleza i su historia” (Engels) Hasta el advenimiento del materialismo dialéctico, los filósofos habían interpretado el mundo de diversos modos, habían asumido una actitud meramente contemplativa encerrados en su propio mundo conceptual; después, no sólo se aspira a interpretarlo sino a transformarlo, conociéndolo, explicándolo y descubriendo sus leyes más generales. La Filosofía deja de ser meramente especulativa para ponerse en contacto con la realidad, es la ciencia que estudia los problemas fundamentales de la relación del ser con el pensar, deduciendo las leyes más generales que rigen tanto los problemas físico como los sociales, en conexión con las leyes particulares descubiertas por las ciencias. Desde entonces la filosofía se hace científica.

-4-

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful