You are on page 1of 14

202 ENRIQUE DCSSEL

pea es reciente, no mayor de dos siglos (hegemonía que nc ha Influido
en la intimidad de la vida cotidiana de las culturas no europeas. salvo
durante los últimos 40 atlos, desde la Harnada segunda guerra mundial.
debido principalmente a los medios de comunicación. en especial a la
televisión) .
1
UNA HIPóTESIS TODAVfA CON ASPECTOS EUROCÉNTR!COs:
EL "SISTEMA-MUNDO"
La .. hipótesis" de un sistema-mundo surgió como contrapartida al pri-
mer eurocentrisrno. que pensó que Europa, desde sus pretendidos oríge-
nes griegos Y medievales latinos, produjo "desde dentro .. los valores. los
sistemas instrumentales (posiciones de Hegel, Marx, Weher 0 Sombart)
que se universalizaron en los últimos cinco siglos. en el tiempo de la mo-
dernidad. Esta posición eurucéntrica que se formula por primera vez a fi-
nes del siglo XVIII,
2
con la Ilustración francesa e inglesa y Jos románticos
alemanes. reinterpretó la historia mundial toda entera, proyectando Eu-
ropa hacia el pasado, e intentando demostrar (demostración que ha ren-
1
En el apartado de ·Global Culture" del Human Developmem Keport 1999 (UNDP
1999) se indica que de 1980 a 1995 se pasó de 121 a 235 televisores en todo el
por cada 1 000 hah!tantt;s. La televisión se transforma en el medio de comunlcadón de
mayor Influencia cultural: anteriomtente prósperas industrias dnematográfk.as en to·
do el mundo dt!clinaron en los años serenta y ochenta como resultado del ascenso de la
(ibfd, p. 33). De todas maneras ta presencia masiva de la tele-.'islón en el mun-
do tiene 20 años y digo "solamente .. , porque el ,.núcleo (para ha-
blar Paul Rtcoeur) de tas culturas necesita siglos para cons.rruirse y decon.<>truir:se.
Ademas. la producción de filmes y programas sigue siendo mayoritariamente regional In·
dia 84% de los filmes que se ven en ese país: en Arnéríca Latina en cambto .sólo
30% (contra fi2% norteamericanos). Pero en la industlia de la televisión es absolutamen-
te la programadón en lenguas regionales y con productores la in-
fluenCia masiva intrafamtliar E'J(tfal\jcra disminuye en esle caso notablemente. ·
2
Hasta ese momento, corno veremos, Europa supo claramente que el "centro" cul·
tural mas avanzado estaba ;r1el (musulmán, del Magrcb hasta Egipto, que era para Eu-
ropa el lugar de la cultura clásica como lo ha dernostrado Martln Berna! en Black Athena.
The Aftr;aslatic Roots of Ch.ts#.cal Ci•"ilization. J 987) y el este (incluyendo al mundo
l3mlco Bagdad, aunque en crlsill por ellmperlo otomano, lndostán y China). Véa-
se la obra. dejanet Abu-Lughod, &foJE European Hegemony. 1989. Esta obra de Abu-Lug-
hod comtem:a su exposición por franda, Flandes, y después va hacia el este. Es un relato
que p<1rte de Europa, sin ser ya eurocéntriro.
SISTEMA-MUNDO Y ·TRANSMOOERNIDAD" 203
d!do frutos a Europa en los dos últimos siglos) que todo había sido pre·
parado en la historia universal para que dicha Europa fuera .. el fin y el
centro de la historia mundial", al decir de Hegel.
3
Fue con los enddo-
pedlslas cuando comienza por primera vez la distorsión de la historia
(L'&ptit des Loi> de Montesquleu es un buen ejemplo),' pero Igualmen-
te con los ilustrados Ingleses. y en Alemania con Kant. y finalmente con
Hegel, para quien el Oriente era la niñez (Klndhelt) de la humanidad, el
lugar del despotismo y de la no libertad. desde donde posteriormente el
espíritu (el Volks¡JeisÓ remontará hacia el Occidente, en el camino hacia
la plena realización de la llhertad y la clvillzaclón. Europa habría sido
desde siempre elegida por el destino para ser el sentido final de la histo-
ria universaL
Por el contrario. la visión del intentaba demostrar
que, desde fines del siglo XV. Europa, por el descubrimiento de Améri-
ca, comenzó a desplegar dicho sistema-mundo como imperio-mundo
fracasado, que es primero "mundial" y no pudo haberlo antes. Gracias a·
la exposición histórica "de larga duración" de Fernand Braudel. lmma-
nuel Wallersteln tuvo la idea de escribir la historia de este proceso: "A fi-
nales del_ siglo XV y del XVI, nació lo que podríamos llamar una
economJa-mundo europea .
5
Para muchos esta visión de las cosas subsumía la formulación de la
antigua ''teoría de la dependencia" latinoamericana, no la negaba sino
que la subsumía, le daba un marco histórico mucho más plausible.
taba la "centralidad" de Europa a los cinco últimos siglos y le quitaba el
áurea de centro eterno de la historia mundial. La modernidad habría si-
do el manejo de dicha "centralidad" del sistema-mundo.
Por ello España y Portugal. como prolongación del capllal genovés,
6
eran
para mí la "primera modernidad" ,1 de manera que. por ejemplo, las dls-
cuslones de Bartolomé de Jas Casas ron Ginés de Sepúlveda serían el co-
3
Véase mi libro lrwmlion oft/Je Americm. 1995, cap, 1, pp. 19ss..
4 Escrito en 17-48, en el libro VIl l. cap. xxi, afirma: .. China, pues, es un Estado des-
pótico; y su es el En J 762 Nlrolás-Antoil1e Boulanger escribía
ches sur !'vtigim du despotlsme orienlal. Y el término se hasta el presente, siendo
en todo falso y distorsionante.
'Wallersreln,l979-lil84, vol.!, cap. l. p. 21.
6
Arrlgld, 1994.
1
Ahora induirfa lgualmeme la hegemonía intraeurnpea de Amsterdarn y la Franda
y el Reino Unido antes de la Revolución industrial.