Nº 6 Marzo 2013

Parque Comunal de Manglares “Tierra de Sueños”

La Convención de Ramsar aplica un criterio amplio a la hora de determinar qué humedales quedan sujetos a sus disposiciones. Existen muchas definiciones del término humedales, algunas basadas en criterios principalmente ecológicos y otras más orientadas a cuestiones vinculadas a su manejo. Los humedales son ecosistemas de gran importancia por los procesos hidrológicos y ecológicos que en ellos ocurren y la diversidad biológica que sustentan. Con arreglo al texto de la Convención (Artículo 1.1), se entiende por humedales: “las extensiones de marismas, pantanos y turberas, o superficies cubiertas de aguas, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros”.

Ciénaga “Los Olivitos”

Cartilla Escolar-Ecológica: Biodiversidad en el lago de Maracaibo

Cartilla Escolar-Ecológica: Biodiversidad en el lago de Maracaibo. Nº 6 Marzo 2013

En general, se reconocen 5 tipos de humedales principales:
1. Marinos (humedales costeros, inclusive lagunas costeras, costas rocosas y arrecifes de coral) 2. Estuarinos (incluidos deltas, marismas de marea y manglares) 3. Lacustres (humedales asociados con lagos) 4. Ribereños (humedales adyacentes a ríos y arroyos) 5. Palustres (es decir, “pantanosos” – marismas, pantanos y ciénagas).

A nivel de ecosistemas, Venezuela destaca por su especial condición geográfica de ser al mismo tiempo Amazónico, Andino, Atlántico, Caribeño y Llanero, lo que hace de nuestro país una real expresión del neotrópico. Posee una gran diversidad de humedales que incluyen: lagunas parameras y de montaña, ríos y arroyos, manantiales, planicies de inundación, bancos de plantas acuáticas, ecosistemas inundables en los llanos, lagos y lagunas costeras, albuferas, arrecifes coralinos, manglares, ciénagas y morichales, entre otros. Además, posee una gran diversidad de humedales artificales, entre los cuales se incluyen estanques para el ganado y la acuicultura, tierras arables, estacionalmente inundadas, salinas, plantas de tratamiento de aguas, represas y embalses, entre otros.

Además, hay humedales artificiales, como estanques de cría de peces y camarones, estanques de granjas, tierras agrícolas de regadío, depresiones inundadas salinas, embalses, estanques de grava, piletas de aguas residuales y canales. La Convención de Ramsar ha adoptado un Sistema Ramsar de Clasificación de Tipos de Humedales que incluye 42 tipos, agrupados en tres categorías: humedales marinos y costeros, humedales continentales y humedales artificiales.

La Convención Internacional sobre los Humedales
La Convención sobre los Humedales es un tratado intergubernamental aprobado el 2 de febrero de 1971 en la ciudad iraní de Ramsar, relativo a la conservación y el uso racional de los humedales. A pesar de que el nombre oficial de la Convención de Ramsar se refiere a los Humedales de Importancia Internacional, especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas, con los años su enfoque se ha ampliado y actualmente se utiliza apropiadamente el nombre de Convención sobre los Humedales. La Convención entró en vigor en 1975 y en la actualidad más de 100 países de todo el mundo han adherido a la misma (Partes Contratantes)..

Venezuela cuenta con 5 localidades Ramsar:
1. Cuare en el Estado Falcón. Refugio de Fauna Silvestre de 9.968 hectareas, Nro Ramsar 414 del 23 de
Noviembre de 1988.

2. Archipiélago Los Roques en las Dependencias Federales. Parque Nacional de 213.220 hectareas,
Nro Ramsar Nro 856 del 04 de Septiembre de 1996. 3. Laguna de la Restinga en el Estado Nueva Esparta. Parque Nacional de 5.248 hectareas, Nro Ramsar 857 del 04 de Septiembre de 1996.

4. Laguna de Tacarigua en el Estado Miranda. Parque Nacional de 39.100 hectareas, Nro Ramsar 858
del 04 de Septiembre de 1996. de 04 de Septiembre de 1996.

5. Ciénaga de Los Olivitos en el Estado Zulia. Refugio de Fauna de 26.000 hectareas, Ramsar Nro 859

Cartilla Escolar-Ecológica: Biodiversidad en el lago de Maracaibo. Nº 6 Marzo 2013

it io R ams a r Fue de c la rad a s b re de 2006 y e l 4 de se p t ie m 00 h e c táre a s o c u p a u n a s 26.0 u iv a le n te s a de s u p e rfic ie (e q c u adrado s) 60 k ilóme t ro s 2

El humedal estuarino costero que conforma el Refugio de Fauna Silvestre y Reserva de Pesca Ciénaga de Los Olivitos, en el estado Zulia, Venezuela, constituye un hábitat natural para el reposo, alimentación y nidificación de una gran diversidad de avifauna acuática y terrestre de interés ecológico y económico, que incluye especies residentes y migratorias (Pirela et al. 1992, Sánchez et al. 1999). Es uno de los humedales venezolanos protegidos que se enmarca dentro de las Áreas Bajo Régimen de Administración Especial (ABRAE), cuyo objetivo central es la conservación del ecosistema en beneficio de las comunidades bióticas presentes en la zona, especialmente de la fauna silvestre en peligro o amenazada de extinción (Pirela 1993).

Además, se encuentra incluido dentro de la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional, especialmente como hábitat de aves acuáticas (Convención RAMSAR) (Luy 1993). El Refugio fue creado el 20 de noviembre de 1986 (República de Venezuela 1986), y en 1991, sus linderos fueron ampliados y además de Refugio de Fauna Silvestre se considera Reserva de Pesca (República de Venezuela 1991). El Refugio forma parte del sistema de manglares de la región zuliana, el cual constituye un 22% de los manglares de Venezuela (Pannier y Pannier 1985).

Concepto editorial Ing. Lenin Cardozo y Ing. Esp Ambiental Aura Valdez directora -Estación Biológica “Pueblos de Agua” Redacción, arte y diseño: Gustavo Carrasquel