La unión hace la fuerza Por Manuel Gross Osses Se ha pensado que este año 2007, sin elecciones, es propicio

para la generación de ideas por parte de la autoridad constituida, tanto para la generación de políticas públicas a nivel de país como para las decisiones de inversión en los gobiernos regionales y también, no menos importante, para la formulación de nuevos proyectos y la activación de proyectos pendientes que tienen relación directa con el mejoramiento de la calidad de vida de las comunas. Es justamente a nivel comunal donde fructifican los esfuerzos de la comunidad a través de su municipio y de las organizaciones de la sociedad civil que saben o han sabido coordinar los esfuerzos y planes locales con los programas de desarrollo del nivel regional y del nivel nacional, siendo de especial relevancia la buena coordinación que debe existir entre el alcalde o alcaldesa comunal y el correspondiente Consejo Regional (CORE) responsable de asignar los fondos regionales a los distintos proyectos comunales. Entre las instituciones civiles más importantes a nivel comunal están las Corporaciones de Desarrollo, que junto con el Consejo Económico Social (CESCO), las Cámaras de Comercio y de Turismo y otras organizaciones sin fines de lucro, están dedicadas a promover el desarrollo económico y social de la comuna, mediante los estudios de diagnóstico de situaciones particulares, o la crítica constructiva a las actuaciones que son deficientes, o a la proposición de nuevas ideas e, incluso, a la formulación de proyectos formales de desarrollo de algún aspecto comunitario. En esta última materia, el desarrollo social, cabe destacar la labor que desde hace un año está desarrollando la Corporación de Desarrollo de Villarrica, presidida por el ingeniero Rolf Köester Grob, que hace unos días dio cuenta en Asamblea General de socios acerca de los logros obtenidos en el primer año de actividad: una larga lista de proposiciones y actuaciones ante muchas autoridades comunales, regionales y nacionales. Entre lo más destacable, estuvo el viaje a la ciudad italiana de Trento, junto al rector de la sede Villarrica de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Fernando Burrows, y a la alcaldesa de Villarrica, Ingrid Prambs, en el contexto del convenio de colaboración existente con la Universidad de Trento. Para este año, dicha corporación centrará muchas de sus actividades en el levantamiento de un Plan de Desarrollo Social para la comuna de Villarrica, que se acordó en la Universidad de Trento, en el marco de un Acuerdo de Trabajo Conjunto entre dicha universidad y la Corporación.