“Resulta, pues, indispensable definir la filosofía viva, -como insuperable horizonte- y dar su sentido auténtico a los esquemas ideológicos

.”1

Sartre en la página [54] nos da una idea de cuál será el método con el que procederá en lo que llamará su método progresivo-regresivo. Lo encontramos más exactamente en el pie de página. “a) Descriptivo. –Observación pero con una mirada informada por la experiencia y por una teoría general. b) Analítico-regresivo. –Análisis de la realidad. Esfuerzo para fecharla exactamente. e) Histórico-genético. –Esfuerzo para volver a encontrar el presente, pero elucidado, comprendido, explicitado. (Henri Lefebvre. “Perspectives de sociologie rurale”, Cahiers de sociologie, 1953)”. 2 Si bien es necesario recordar este paréntesis de la estructura del método no hay que olvidar que el mismo Sartre acentúa después: “(…) con su base de descripción fenomenológica y su doble movimiento de la regresión primero y de progreso después (…) con las modificaciones que puedan imponerle sus objetos – en todos los dominios de la antropología. Esto es lo que aplicaremos, (…) a las significaciones, a los individuos mismos y a las relaciones concretas entre los individuos. Sólo él puede ser heurístico, sólo él muestra la originalidad del acto permitiendo comparaciones al mismo tiempo.”3Es posible entonces encontrar que la fenomenología sirve de método para Sartre. Si se recuerda a Husserl la actitud natural es el relacionarse en el mundo cotidiano con los objetos y el mundo en general, de lo cual se dice en que en cada manifestación del mundo, aparecer, a cada objeto le corresponde un ser o un modo de ser. Si se observa una manzana se puede llegar a considerar que ella se presenta parcialmente, en perspectiva, pero tenemos la tendencia a ir más allá de lo que se veo y de aquello a lo que se le otorga el carácter de ser o lo que se aparece o se considera plenamente en su ser. No se suele darse cuenta de que lo que aparece es anticipado de modo que siempre se presumen los aspectos por venir y se retienen los aspectos recientemente observados y sobre esta base es posible dar lugar a la síntesis que permitir atribuirle a la “cosa” un ser objetivo. En esta descripción fenomenológica es posible observar que la objetivación es producto de un impulso de la voluntad que rige la intencionalidad. En Husserl pues la toma de posición respecto del ser del objeto consiste en una aprehensión (del ser) con base en las manifestaciones sensibles. A pesar de lo que se ve se tiende a decir de inmediato que es esto o aquello, queriendo determinar con ello una realidad trascendente, a aquellos objetos que originalmente se manifiestan ante la mirada. El ser queda atribuido al objeto mediante el acto judicativo que este tiene un carácter “en
1

Sartre, J. P. El método progresivo-regresivo en “Crítica de la razón dialéctica”(2004) Tomo I. traducción Manuel Lamana. Editorial Losada. Pp.120 2 Sartre, J. P. El problema de las mediaciones y de las disciplinas auxiliares en “Crítica de la razón dialéctica”(2004) Tomo I. traducción Manuel Lamana. Editorial Losada. Pp. 54. 3 Sartre, J. P. El problema de las mediaciones y de las disciplinas auxiliares en “Crítica de la razón dialéctica”(2004) Tomo I. traducción Manuel Lamana. Editorial Losada. Pp. 54.

Medellín. De esto se ocupará la actitud fenomenológica que consiste en la actitud de abandonar las creencias. Colombia. no obstante. El mundo natural consiste en la creencia en el ser objetivo del mundo. Con cada objeto y sus posibilidades hay un campo de acción que no es arbitrario. “El tránsito hacia la actitud filosófica supone un desencanto o desilusión de la actitud natural: empezar a percibir la realidad de un modo distinto 4” Todo lo anterior se ha dicho para postular y plantear en esta clase que Sartre aspira a fundamentar desde la fenomenología la directriz que guiará el capítulo El método progresivo-regresivo y que espera modificar y proponer el método marxista. esto parece recordar cierta versión de la historia en la que con el abandono de la metafísica y la aparición de la cosificación del ser humano es producto de la presuposición de un sistema que aspira a superar su alienación y se enreda con palabra alienadas. en el que de entrada se pregunta ¿Cómo tenemos que entender que el hombre hace la Historia si por otra parte la Historia le hace a él? Lo que Sartre hará a partir de tal pregunta es problematizar la idea marxista en la que se considera la evolución social como un proceso mecánico que no depende de la voluntad de la conciencia y en la que las leyes son las que determinan tanto la conciencia como la intención de los hombres.sí” totalmente independiente de la conciencia. Si bien esta es la tesis. Es decir. Sobre el principio del proyecto de elevar la filosofía a “ciencia riguros . pp. si el hombre ha llegado a considerarse como un objeto es producto del propio sistema que ha querido reducir al hombre concreto al considerarlo una abstracción hasta que éste entre en el sistema. lo que se debe entender como una toma de conciencia que se encuentra desviada por sus propios instrumentos y que la cultura transforma en Weltanschaung (cosmovisión) 4 Vargas Bejarano. En esa actitud los objetos y el mundo son lo otro de la conciencia y el conocimiento permite sucesivas aproximaciones a la evidencia. Con esta actitud se constata que cada objeto no aparece aislado en un contexto sino en un contexto particular que ofrece ya en sí distintos posibilidades. y asumir una neutralización de mundo que Husserl habrá de llamar desconexión o epoché ésta permite la tematización de cómo el aparecer de objeto y del horizonte general del mundo que permanecen ocultos para la actitud natural. No 15 Julio . 96 . La propuesta de Sartre estribará en postular que en el período de explotación el hombre a diferencia del pensamiento marxista es a la vez un producto de su “propio producto” y en un agente histórico que jamás pueda tomarse como producto. Julio César. el contenido de lo que se manifiesta y sus determinaciones. Por esta vida más que cuestionar el aparecer el aparecer y el qué lo condiciona sino que se busca comprender mejor el qué. Pero no se preocupa por examinar la relación entre el aparecer y los modos de ser. Quien reflexiona desde la actitud natural puede dudar sobre el ser del objeto pero sin poner por tema la relación con el ser de la totalidad o el ser en el mundo.Diciembre 2011”. 8.pp. 89-111. esto recibe el nombre de horizonte que designa el campo subjetivo de posibilidades que también contiene todas las capacidades subjetivas que contiene las potencialidades. en “Revista Co-herencia Vol.

este conocimiento se mantiene abstracto. como el del marxista. Editorial Losada. no se reduce a las condiciones materiales de nuestra existencia. Es sabido que el marxismo contemporáneo se detiene aquí (irracionalismo con Lukács): pretende descubrir el objeto en el proceso histórico y el proceso histórico en el objeto. los políticos. tenemos cierto conocimiento fragmentario de nuestro objeto y: les falta la realidad. sustituye a uno y otro por una seria de consideraciones abstractas que se refieren inmediatamente a los principios. de la misma manera que la época. 55 Sartre. considerado en relación con el objeto de nuestro estudio. el estado y la ideología. . J. como una especie de mecanismo malalthusseriano en el que acabe por inscribirse en nosotros la forma de carácter.¿Puede ser esto la actitud natural? La crítica que hace Sartre del método marxista en razón de ser progresivo “(…) porque en Marx es el resultado de largos análisis. traducción Manuel Lamana. Pp. Empieza con la producción material de la vida inmediata y termina con la sociedad civil. en el interior de este movimiento nuestro objeto ya figura y está condicionado por estos factores. Con esta definición se da entrada a que Sartre define al hombre negativamente por el conjunto de los posibles que el son imposibles en la cual lo subjetivo aparece como un momento necesario del proceso objetivo para llegar a la praxis. Su primer cuidad. Movimiento totalizante del momento.118. 6 Sartre. Sartre da cabida a tres observaciones que en la exposición se considere la problemática del existencialismo en función de las contradicciones del marxismo contemporáneo. La época en que apareció. 1. traducción Manuel Lamana. Nuestro método es heurístico. Ahora bien. P. Editorial Losada. El método existencialista. De hecho. sus contradicciones profundas y el movimiento de conjunto que estas determinan. no se les presente como una fuerza extraña en la exacta medida en que no reconocen el sentido de su empresa. 85. Pp. es colocar al hombre en su marco. nos enseña de nuevo porqué es regresivo y progresivo a la vez. quiere mantenerse heurístico”5. sus conflictos. por el simple hecho de vivir. J. Pedimos a la historia general que nos restituya las estructuras de la sociedad contemporánea. porque aún no podemos unirlos al movimiento totalizador. Los condicionamientos sociales a través del grupo familiar. Aquí es donde Sartre hace su famosa definición de hombre: “(…) el hombre se caracteriza ante todo por la superación de una situación. El método progresivo-regresivo en “Crítica de la razón dialéctica”(2004) Tomo I. por lo que logra hacer con lo que ha hecho de él. para probar que lo que ha ocurrido así tenía que ocurrir. La prueba está en que saben por adelantado lo que tienen que encontrar. Éste método busca que la obra es propia de toda la actividad de todos. El dato que superamos en todo momento. En la medida misma en que los condiciona. contiene a esta objetividad. Por otra parte. reconstruida por el historiador. El método progresivo-regresivo en “Crítica de la razón dialéctica”(2004) Tomo I. P. aunque no se reconozca nunca en su objetivación”6. y la propia infancia. por el contrario. no pueden descubrir nada con este modo de pura exposición. hoy la progresión sintética es peligrosa: los marxistas perezosos se sirven de ella para construir lo real a priori.

El instrumento mismo es el producto de un desarrollo determinado de las técnicas. Sartre pone un ejemplo de esto en el que el marxismo-Stalinista toma cierto aire de inmovilismo. y si lo analizamos hasta el fondo de las fuerzas productoras.Un ejemplo de esto es convertir a la familia en un centro de producción para mantener los aparatos ideológicos del estado. o un hombre. porque se le pide que presente sus pretendidos crímenes como la expresión simbólica de una esencia eterna. Etc.” 2. Editorial Losada. Platón los trata de mitos. Aquí el error consiste en reducir el significado vivido al simple y lineal enunciado que da el lenguaje. El hombre se define. es un idea platónica. El movimiento. en platón las ideas son lo eterno. un obrero no es un ser real que cambia con el mundo. los instrumentos de la praxis. la acción o el gesto. . entre las necesidades. sin ninguna preocupación por la verosimilitud. descubre y determina su situación trascendiéndola para objetivarse. Una forma de ver esto si es posible tener tiempo sería leer el Asalto a la razón de Lukács. lo verdadero. Esta crítica parece recordar entre líneas cierta propuesta de un “ideólogo”: “estas no son propiedades que se pueden recoger en el lenguaje por la sola vida empírica sino caracteres existenciales enraizados en la constitución de ser del Dasein. El proyecto tiene que atravesar necesariamente el campo de las posibilidades instrumentales. por el trabajo. Pp. por su proyecto. que ocupan lugares singulares en un espacio-tiempo. que es una entidad abstracta aunque pueda estar revestido por una forma voluntaria en ciertas circunstancias. El método progresivo-regresivo en “Crítica de la razón dialéctica”(2004) Tomo I. lo universal. por la otra. traducción Manuel Lamana. pues. Todo esto para decirnos que los hombres también hacen historia o en otras palabras que el lenguaje 77 Sartre. es decir. J. los aparatos colectivos del campo social. y. 112. La cultura es una ejemplo de la ambigüedad de la acción política y social la mayor parte de las veces resulta de contradicciones profundas existentes por una parte. De hecho. En el mundo Stalinista. Este ser material supera perpetuamente la condición que se le hace. Para Sartre se es libre por la irreductibilidad del orden cultural al orden natural. el acontecimiento es un mito edificante: ahí encuentra las confesiones engañosas de lo que podría llamarse su base teórica. el proyecto inmediato. Es por eso que hay que rechazar decididamente el pretendido “positivismo” que impregna al marxista de hoy y que le lleva a negar la existencia de éstas últimas significaciones. que hacen ontológicamente posible el lenguaje. los móviles del acto. Otra observación que debe hacerse se refiere a la totalización como movimiento de la Historia y como esfuerzo teórico y práctico para “situar” un suceso. confusos reflejos de estas formas estáticas están fuera de la verdad. y el acontecimiento. De dimensiones múltiples. El proyecto no debe confundirse con la voluntad. hace un relato mítico y estereotipado.”. Pero se perderá la realidad humana sino se considera las significaciones como objetos sintéticos pluridimensionales indisolubles.”7 3. el que dice: “he cometido tal crimen. P. tal traición.

no está en la palabra como la realidad que funda todo nombramiento. es decir hacer que las ciencias estén mejor fundadas. Y que en este caso Sartre acusa a el MarxismoStalinista de alejar al sujeto de cambiar sus condiciones y hacerlo ajeno al interior del proceso histórico. . es más bien lo contrario y toda palabra es todo el lenguaje. En la conclusión a lo aspira Sartre es convertir la antropología y el existencialismo como fundamento de toda investigación muy parecido a cierto proyecto de ontología fundamental buscada en la analítica existencial del que a partir de la primacía ontológica de la pregunta por el ser pretendía clarificar y enriquecer el aparato científico.