LA HORA CERO O LA CULTURA DEL BARRIO: TIEMPO DE TRIBUS EN UNA SOCIEDAD MOVEDIZA

Goya: Las tres Parcas María Estela Mangia Febrero 04, 2013

...........................LA HORA CERO O LA CULTURA DEL BARRIO............ 3 El barrio y la ciudad ..................... 11 Bibliografía ............... i .............................................................................. 15 ESTE TRABAJO SE ENCENTRA BAJO LICENCIA DE CC Reconocimiento NoComercial ....................................CompartirIgual (by-nc-sa):No se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas........................................ la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original........ TIEMPO DE TRIBUS EN UNA SOCIEDAD MOVEDIZA CONTENIDO página Introducción ................................. 10 Tiempo de tribus ................................................................................................. i La sociedad movediza ....................................

sectarios) (Maffesoli. habla de la existencia de nuevos grupos juveniles que se reúnen alrededor del nomadismo y de un sentido de pertenencia. 2010). en su libro El tiempo de las tribus (2004). 1 . sino aquellas pequeñas entidades que han estado (re)apareciendo progresivamente. 2004: 6-7). No es un lugar donde en cualquier momento pueda acontecer algo. una reflexión crítica acerca de las multitudes. sino un tener lugar de los cuerpos que lo ocupan en extensión. desde la perspectiva de tres autores: Michel Maffesoli. Michel de Maffesoli (2004). La hora cero nos narra la historia del conflicto de identidad de un joven habitante de un barrio de la gran metrópoli. religiosos. ya no son las grandes instituciones las que prevalecen en la dinámica social. Manuel Delgado. Se trata de microgrupos emergiendo en todos los campos (sexuales. presentado en la transmutación del preadolescente Tito al adulto apodado La Parca. sus manifestaciones. deportivos. la diversidad de actividades: Como forma radical de espacio social que es. como comarca rediseñada una y otra vez por las migraciones que la recorren…(Delgado. 2004: 6). el espacio urbano no existe -no puede existir. y en tiempo. la afluencia en sus calles.LA HORA CERO O LA CULTURA DEL BARRIO. Ese lugar no es un lugar.como un proscenio vacío a la espera de que algo o alguien lo llene. musicales. puesto que ese lugar se da sólo en tanto ese algo acontece y sólo en el momento mismo en que lo hace. TIEMPO DE TRIBUS EN UNA SOCIEDAD MOVEDIZA INTRODUCCIÓN Este ensayo analiza el contenido de la película La Hora Cero (Velasco. nos presenta a lo largo del texto de Sociedades movedizas (2007). En su mismo decir. Manuel Delgado y Pedro Trigo.

Ricardo Cova. protagonista de “la hora cero” a partir de la cual se inició la huelga por demanda de mejores condiciones laborales y que sirvió de telón de fondo para el desarrollo de la historia que se narra en la película. Verónica. ubicamos la película en el contexto global de la “sociedad movediza”. el Estado disminuido. 2 . relaciones simbióticas y antagónicas entre barrio-ciudad. Gobernador. en primer lugar. que responde no a intereses de la sociedad. pero también de violencia. Comisario Peña. terminan actuando por cuenta propia sobre la base del interés personal o presiones: La Parca. histórico y urbano en el que se desarrolló y pasamos a identificar los actores clave de los acontecimientos. LadyDi. que transforman el secuestro en un espectáculo. sino a agendas particulares del funcionario de turno. Plantea cómo se construye la identidad de sus habitantes y cómo se producen. Para desarrollar este ensayo. Los actores individuales. TIEMPO DE TRIBUS EN UNA SOCIEDAD MOVEDIZA Pedro Trigo. quienes forman parte o no de una organización. la policía en su rol de mediación. El Gringo. los medios de comunicación social. Margaret y “el pueblo” víctima de la “hora cero”. dialécticamente hablando.LA HORA CERO O LA CULTURA DEL BARRIO. los cuales se pueden clasificar en institucionales e individuales. El Buitre. su relación con su entorno y con la ciudad que se encuentra en sus adyacencias. con su libro La cultura del barrio (2004). Los actores institucionales son: el gremio médico. nos muestra la vida del habitante de las barriadas.

con ayuda de un hilo que la 3 .LA HORA CERO O LA CULTURA DEL BARRIO. por una buena guaya. y en su progresiva metamorfosis kafkiana en Ladydi y La Parca. pero no es el lugar en donde se está (Trigo. preadolescente enamorado. ¿maestra?. porque traigo la muerte. TIEMPO DE TRIBUS EN UNA SOCIEDAD MOVEDIZA LA SOCIEDAD MOVEDIZA Milady y Tito.. desea hacer realidad la promesa de felicidad y prestigio que le ofrece la publicidad y que en el barrio no puede encontrar: “Necesito dinero…buscar trabajo en una casa…si tengo catorce años que voy a hacer. ¿qué vas a hacer allá?”. Tito desarrolla su triple rol de las tres “fatas o destinos”: Cloto. le pregunta Tito a Miladi. 30. es la condición que expresa su alias. transformado en La Parca. por eso me pagan”. adoptando el modelo de masculinidad asociada a la violencia: arriesgar la vida y utilizar el cuerpo como forma de probarse. regulaban la duración de la vida desde el nacimiento hasta la muerte. desea hacer realidad los deseos de Milady y aprende. es un conquistador. te portaban 20. Es de esta forma como Tito va construyendo su identidad de La Parca con base en acciones dominantes. Tito el perdedor. es hijo de sus obras. cada uno con sus propias razones. un productor. a los nueve años que “por un reloj. nos ayudan a entender la ciudad bajo dos perspectivas distintas: el adentro. Aquí. Es su entrada al mundo del sicariato.”. Tito. 2004: 47). para entrar al afuera de la gran ciudad. el barrio y del cual quieren salir. “Te vas a ir a Caracas. para cada mortal. pero por una vida aprendí que te daban más…”. quien ya a sus catorce años no escolarizados. en un transitar por la adolescencia hacia su juventud. la ciudad “es referencia simbólica en cuanto que puede actuar como paradigma o como vector o de muchos otros modos.. a la vez que de subordinación a quien le paga por asesinar “…me dicen La Parca. y a lo largo de la historia. Láquesis y Átropo que.

hermana de las Horas. en principio. que significa su parte (de vida. Las motos representan la independencia. las motos son potentes medios para mostrar y construir esta adherencia a la masculinidad violenta. Así. 1 Tomado de http://tejiendoelmundo.LA HORA CERO O LA CULTURA DEL BARRIO.wordpress. es inflexible como el destino. adolescente transmutada en princesa. tal como muestra el “punto de no retorno” del traslado de la herida Ladydi. Esta esfera simbólica está relacionada con el individualismo. y un medio fundamental con el conseguir reconocimiento social y del sexo opuesto. La Parca. TIEMPO DE TRIBUS EN UNA SOCIEDAD MOVEDIZA primera hilaba.com/2010/04/23/mitologia-las-moiras-y-las-parcas-lashilanderas-del-destino/ Recuperado el 28-01-2013 4 . 1994:24-26). hija de Zeus y Temis. de felicidad. encarna una ley que ni los mismos dioses pueden transgredir sin poner en peligro el orden del universo. una herramienta de auto-estima. el heroísmo y la agresividad (Bonino. una herramienta de placer. convertido en “La Parca”. a lomos del “caballo de hierro” conducido por el preadolescente Tito aspirante a príncipe consorte. Igualmente. de desgracia). suerte de galán tendido a lo largo de su moto. status y poder. hablándole a la conquista “…cuando te agarre voy a darte la cédula mi amor…”. El exhibicionismo de los motorizados y su audacia en la conducción en el traslado de Ladydi al ambulatorio y posteriormente a la clínica. La metáfora de toda la película es que. vemos al “Cura”. Es la que impide a tal o cual dios acudir en socorro de un héroe determinado en el campo de batalla cuando ha llegado su “hora”. todo el mundo tiene su Parca. la moto es un “falo”. el riesgo y la valentía. la segunda enrollaba y la tercera cortaba cuando la correspondiente existencia llegaba a su término1. convierte a las motos más en símbolos que en meros medios de transporte. En este contexto.

el ámbito privado remiten a ideas. lo que es objeto de percepción y opinión por parte de quienes están también ahí fuera. 2007). de lo público. no reconocemos como parte de el adentro de La Parca a sus amigos y compinches del barrio. lo interior. de una ininterrumpida corriente de sociabilidad dispersa. 2007:30). sentimientos o conductas que son objeto de reserva y no se someten al juicio ajeno. a cuyos integrantes le exige un compromiso de conducta leal. el de su tribu. contrasta con ese otro ámbito el afuera. TIEMPO DE TRIBUS EN UNA SOCIEDAD MOVEDIZA Al final se revela el origen de las heridas de Ladydi y La Parca: el “derecho” que él se subrogó de defender su honor y exigir de la compañera platónica un comportamiento fiel. pero que muy pocos cumplen en el momento crítico. porque inclusive esta solidaridad es precaria. 2007: 34). mirando y escuchando todo lo que ha quedado súbitamente al descubierto. Ese lugar donde transcurren las aisladas intimidades de Ladydi y La Parca. como en la trayectoria hacia la clínica (Delgado. Separándonos un poco de lo planteado por este autor. constituido por “desconocidos totales o relativos de la clínica” (Delgado. en sus expresiones extremas y respectivamente. el de los discurrires de las coaliciones en que La Parca se va involucrando sobre la marcha tanto en el barrio. Por consiguiente. una 5 .LA HORA CERO O LA CULTURA DEL BARRIO. que los mismos acontecimientos convierten temporalmente en “familia”. se reúne todo lo que se muestra a los demás. En el cajón de lo externo. el secreto y la exposición total Delgado. pues. El adentro. que se rompe al diluirse los frágiles lazos de solidaridad con su “socio” “El Buitre”. Se habla. colectividad difusa hecha de formas mínimas de interconocimiento y en la que actúa una aurogestión de usos y perspectivas plurales. y otro ajeno. hacemos una distinción en el afuera de La Parca: uno más cercano. El dentro y el afuera connotan.

lo emocional. que aflora. TIEMPO DE TRIBUS EN UNA SOCIEDAD MOVEDIZA reciprocidad generalizada que entrelaza encuentros. En este orden de ideas. lo trágico en oposición a lo dramático no busca superar el mal funcionamiento. lo intuitivo. realizar con todo esto lo mejor posible la vida de cada uno. sino de vivir con éstos. práctica común en las zonas populares. (Delgado. lo que se asigna a lo masculino -lo racional. vemos como emerge en ese microcosmo urbano que es la clínica “José Gregorio Hernández” lo que Manuel Delgado afirma Hemos ido viendo cómo el espacio urbano es el proscenio sobre el que se exhiben prácticas y códigos. la fácil integración del extraño. Así.LA HORA CERO O LA CULTURA DEL BARRIO. con el caldito instantáneo preparado por una de las beneficiadas de La Parca en lugar de la tradicional cerveza. lo sensitivo. Al decir de Maffesoli (2004: 9). encontramos una correlación que históricamente se hace entre lo trágico y la fiesta. donde la 6 . Aparece entonces la cayapa.. lo organizadoy lo que lo masculino atribuye a lo femenino -lo afectual. el Mal o la imperfección. en un marco en que todo ha de ser constantemente definido y redefinido y en cuyo mantenimiento juegan un papel estratégico los sobreentendidos y los dobles lenguajes. 2011: 211. la disposición a la rochela y gozadera. que aparecen marcados por la negociabilidad. la contradicción. con música de El Puma cantando “Agárrense de las manos” a partir del humorístico performance de “El Cura. 2007: 252). lo abstracto y lo concreto. y se ejercen funciones y convenciones. 226-228). encontronazos y las evitaciones (Delgado.. lo material y lo ideal. ese estereotipo cultural muy venezolano: la apertura y cordialidad. 2007: 37). que hace que la situación más trágica parezca una gozadera (Capriles. En ese escenario reina una constante confusión entre las distintas rúbricas de lo real: lo individual y lo colectivo.

la hora cero del gremio médico. por el cordón umbilical de la niña nacida fruto de lo que Simone de Beauvoir. 2004: 109) acuden a la primitiva estrategia “émica” del asesinato. y su afuera. el juramento hipocrático y su frustración al no quedarle más remedio que trabajar en el precario sistema de salud. la clínica privada de acceso selectivo. Pero esa actitud. TIEMPO DE TRIBUS EN UNA SOCIEDAD MOVEDIZA dimensión de ésta traduce un efecto de efervescencia. solamente unido a La Parca. y tampoco de la del Dr. quien se debate entre sus mezquindades. Los tres.LA HORA CERO O LA CULTURA DEL BARRIO. violentamente “devorados” por la tribu de La Parca y los cuerpos de seguridad. a pesar del “peso oscuro de las otras cosas”. 7 . al proponer el intercambio de mercancía: rehenes por sangre para Ladydi. 2007: 37).su entorno social. no se diferencia de la asumida por La Parca. para enfrentar la “otredad de los otros” (Bauman. violentamente tomados. suerte de tribu de “El Gobernador”. se desarrolla la historia de “El Gobernador”. La Parca lo enfrenta a su propia miseria cuando le precisa “…Yo se quién eres tu…trabajas cuatro días en el ambulatorio y que cuando llegan los malandros plomiaos. la historia se desarrolla en escenarios donde la separación espacial es la constante: el barrio. del existir como hacerse carencia de ser” (Delgado. que en griego significa fuerza y que se expresa en el hervidero social que adviene. en universo paralelo. Ricardo Cova. citada por Delgado (2007: 255) denominó esa irreductible ambivalencia de la existencia humana. al final. los dejas morir… Tu y yo somos la misma mierda”. No en balde. se trata de un dinamismo. resultado de enfrentarse con la complejidad del ser para obtener la fuerza para vivir y las razones para la acción. De hecho. Mientras tanto. La inmoral defensa del secreto de su doble vida marital para impedir que su esposa moribunda -su adentro-. descubra “el fracaso como fuente de toda moral.

en las entrevistas a expertos y víctimas. TIEMPO DE TRIBUS EN UNA SOCIEDAD MOVEDIZA Particular protagonismo tiene “la masa”. una entidad hormigueante. ya sea real o simbólico. en la que los pequeños placeres ya resultan demasiado pequeños. darse codazos o empujarse.LA HORA CERO O LA CULTURA DEL BARRIO. La comunidad emocional (Weber) que conforma esa masa de “víctimas de la hora cero”. calificada por Maffesoli como realidad polimorfa. es la que lo importante es la apariencia no la esencia de los rituales del poder. Este modo de atender livianamente cualquier tema (a veces muy serios y graves como nuestra Hora 8 . exclusiva que los medios de comunicación. calidoscópica. Su realización se corresponde con los principios proxémicos es decir. tubazo. la presentadora. lo sensacional se ha vuelto la norma y lo normal ya no interesa. policelular. Según escribe Guy Debord (1967). Al revisar esta obra. La exaltación del cadáver de La Parca. observamos en el secuestro televisado no sólo un ritual acorde con los presupuestos del espectáculo televisivo (el montaje del poder en cada escena. deviene en un ritual dionisiaco. darse calor. Es lo que Maffesoli denomina viscosidad para referirse a esa promiscuidad en que se confunden quienes comparten un mismo territorio. dislocada. interesados en retener audiencia. En cada momento habrá un scoop. 2004). vive en el torbellino de los afectos y de sus múltiples expresiones. hasta el infinito. sino del espectáculo del poder: ”…un show conmovedor dentro de lo que cabe…” afirmó Margaret. confusional. en los mensajes compactados para ser recordados en frases mercadológicamente estudiadas. camaleónica. se ocuparan en difundir. monstruosa. tomas cerradas a la imagen del secuestrador). ámbito en el que cabe todo. En una sociedad que reclama emociones fuertes. rozarse. que es rica en posibilidades. gritar a coro. la sociedad del espectáculo. efímero: la escenificación de paralenguajes persistentes y la ritualización dirigida del territorio y el espacio urbanos (Maffesoli.

señalando que su único ámbito de preocupación (de la elite) se refiere al impacto que sobre ella puedan tener los medios. En el caso del secuestro. Al decir de Manuel Castells: “Ciertamente. nos ha llevado a mirar la vida. Sin embargo. 2010: 9-10). los acontecimientos. tienen alianzas políticas y están ancladas con frecuencia en afinidades ideológicas y religiosas. en el componente simbólico primordial de la constitución y la representación de la identidad de una sociedad. convirtiéndose de este modo. En ese sentido. como parte de un espectáculo del que somos meros espectadores. en el vehículo privilegiado del imaginario social y por lo tanto. la televisión crea un nuevo tipo de espacio público que se configura a partir de esta experiencia fundamentalmente privada. los medios de comunicación no son neutros.LA HORA CERO O LA CULTURA DEL BARRIO. explica esa alta atribución subjetiva de poder que las élites le asignan a los medios de comunicación y especial. cuyo 9 . pero son múltiples se contradicen y se entrecruzan” (Diario El País 24 enero de 1995). En esa línea. la suspensión “por órdenes superiores” de la transmisión y el despido del equipo reporteril encabezado por Verónica. El PNUD explica esa alta atribución subjetiva de poder. Igualmente el estudio agrega que “los medios de comunicación tienen una creciente capacidad para poner en pie forzado a la elite”. TIEMPO DE TRIBUS EN UNA SOCIEDAD MOVEDIZA Cero). indica que la elite considera que los medios son los únicos que tienen la capacidad de “obligarlos a actuar de un modo más transparente” (Santander. nombrada por su asistente de cámara Jesús como “un disfraz”. a la televisión. pertenecen a grupos financieros importantes. el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) presentó en 2004 un estudio acerca del poder en Chile y un capítulo estuvo dedicado a estudiar a la elite nacional. Las conspiraciones existen.

las fuerzas de seguridad bajo el mando de “El Gobernador”. por lo tanto. sino más bien por una preeminencia del valor estético fundado en la imagen. solitarias. lo importante no son sólo el conjunto de las imágenes sino la relación social entre las personas mediatizada por las imágenes: el inspector El Gringo. para que le permita el tubazo. como una forma de mejorar sus condiciones de vida. el domesticado asistente personal de “El Gobernador”. “que nos coloque en CNN…salir de esta vaina y aterrizar en California”. en crear comunidades imaginarias y. De vuelta a la rutina. la vereda 10 . El poder de Mundovisión (en clara alusión a Globovisión) reside entonces. que crean. destituido por haber descubierto el adentro de “El Gobernador”. que por los cinco minutos de gloria. políticos y sociales. una ulterior unión entre la sociedad y su propia imagen. lazos entre los individuos. TIEMPO DE TRIBUS EN UNA SOCIEDAD MOVEDIZA contenido no pasa por la definición de valores morales. Gracias a la captación de los medios televisivos.LA HORA CERO O LA CULTURA DEL BARRIO. accede a la burda seducción de la periodista que le interesa “ser alguien en la vida”. y es el escenario de venganza del comisario Peña. Fruto de la violencia y el miedo. ejecutando el sicariato para borrar la evidencia del adulterio con consecuencia. a su vez. EL BARRIO Y LA CIUDAD Desde lo más alto del cerro de Petare. Milady y Tito contemplan la ciudad y abrigan deseos de pertenecer a ella. La Parca se va convirtiendo en un boom mediático. al servicio de la pequeñez de su laberinto personal. con la contradicción de ser un defensor de los pobres y a la vez un plagiario despiadado. apenas con perros hambrientos en busca de algún resto de comida. donde lo verdadero es un momento de lo falso. el barrio se nos muestra como un laberinto de escaleras y calles estrechas. digno representante de una institucionalidad disfuncional. Se construye de este modo un mundo “realmente al revés”.

en los aspectos festivos. en un hedonismo latente. emulación…” (Trigo. y por la basura. antes que atender los gritos de auxilio de Miledy transmutada en Ladydi. herida de bala por un Tito crecido convertido en La Parca. mimetismo. al confinamiento. el 11 .LA HORA CERO O LA CULTURA DEL BARRIO. su vida son esas calles del barrio. hostilidad. La violencia que ha tomado el barrio. A Tito le mataron a la mamá “por una cartera”. En ella se consigue donde vivir (Trigo. defensiva. Y en el estar-entre el barrio y la ciudad es vivido por estos dos personajes “como un amasijo de sentimientos fuertes y encontrados: resentimiento. poner acento en todos los aspectos lúdicos. como lugar natural de los juegos infantiles. no va a la escuela. 2004:53). Parafraseando a Pedro Trigo: el barrio es la vivienda y el territorio donde se vive. un corporeísmo exarcebado” (Maffesoli. en su libro El tiempo de las tribus (2004). el nomadismo es la posibilidad “de la sublevación. que tiende a conducir al aislamiento. también ha generado una actitud recelosa. es el salir de sí. deseo. vive en casa de su abuela. habla de la existencia de nuevos grupos juveniles que se reúnen alrededor del nomadismo y de un sentido de pertenencia. TIEMPO DE TRIBUS Maffesoli. es. Para el autor. ha sido tomada por las motos que circulan a toda velocidad sin importar quién esté en la calle. La adolescente Milady tampoco va a la escuela. admiración. En la ciudad está el trabajo. 2004b: 37). TIEMPO DE TRIBUS EN UNA SOCIEDAD MOVEDIZA perdió su función de intercambio social. no tiene casa. frustración. vida que se desarrolla entre las escaleras y su cuarto que abriga los anhelos de “ir a Caracas” a buscar mejor vida. en el fondo. resignación. que lo enseñan a delinquir a los nueve años. Su mundo de referencia es la música de su MP3 y la fantasía vivida a través de las imágenes del televisor. la calle. 2004:54).

El Príncipe y Yunior que son como los carroñeros a quienes llaman cuando “hay fiesta”. se conocen desde chicos. El Buitre es el segundo en el mando de La Parca. es un experto en artes marciales y francotirador del equipo. defecto o vicio. De los Menores. Su ambición de ascenso irá minando la relación. huella que deja en una persona una enfermedad o un daño físico. Un protagonista importante en el desarrollo de la historia es el tatuaje. envenenándola hasta llegar a volverse rivales. se consideran hermanos. para Maffesoli son parte de la metáfora del tribalismo. Pero Buitre tiene aspiraciones. Todos se movilizan en motos las cuales manejan con tanta maestría como sus armas. grupo de pertenencia o de identificación. cultural. condición social. no más la identidad cerrada y encerrada en sí misma.LA HORA CERO O LA CULTURA DEL BARRIO. 2004b: 38). Se asocia a la construcción de estilos juveniles. quien me la indica” (Maffesoli. Es el grupo conformado por los Mayores (La Parca a la cabeza. gusto o ideología en cualquier individuo que de manera temporal o definitiva ha asimilado como intra o intervínculo social" (Ticas. “símbolo de identidad que define un territorio. quiere dejar de ser el que recibe órdenes y convertirse en socio de La Parca. El Chino. TIEMPO DE TRIBUS EN UNA SOCIEDAD MOVEDIZA sentido de pertenencia es la “conciencia de sí. el novato del grupo que recién está comenzando y trata de ascender. El Príncipe un guapetón agrandado de muy mal genio y el Yúnior. Tanto el nomadismo como la falta de pertenencia. Nacieron y viven en el mismo barrio. La tribu es La Lacra. 2003). Buitre y el Cura) y el grupo de los Menores incluye a El Chino. que en 12 . encargado de "librarlos de todo mal". ideológica y profesionalmente (…) yo sigo mi propia ley y sí: mi ley es otro quien me la da. sexual. El Cura es otro de los secuaces de La Parca uno de sus Oficiales.

están compuestos por una serie de elementos culturales. en el que destacan. Las diferentes historias personales Ladydi. internalizándose en el imaginario cultural juvenil. que fue capaz de distinguir a los jóvenes. lleva un 13 . El Cura. Feixa (1998). como el de Buitre (tipo plataforma). los alias. con todo y auténticos zapatos “Nike” de Buitre y los Menores.LA HORA CERO O LA CULTURA DEL BARRIO. los accesorios. La Parca. haciendo honor a su alias. la música y la estética. por un lado. más cerca de la marihuana y del surfing californiano. Destaca el “dreadlock” de Jesús el camarógrafo de Mundovisión. en la que el género del rock se transformó en la primera música generacional. como forma de expresión oral distinta a la de los adultos. La estética. producto de su consumo o de la creación. que de la cultura Rasta que pregonó Jimmy Hendrix. las trenzas de uno de los “menores”. entre los cuales puede destacarse: el lenguaje. La ropa es otra señal de distinción de la tribu de La Parca. La estética del pelo es fundamental y vemos cortes muy personalizados todos estilo hip hop. TIEMPO DE TRIBUS EN UNA SOCIEDAD MOVEDIZA opinión de autores como C. que potencia la identidad juvenil a través. con cejas entrecortadas y El Príncipe. Destaca El Cura mantiene su identidad afrodescendiente con un corte “tumusa” que sirve de alojamiento al peine que usa frecuentemente para acicalarse. y marcando las identidades grupales. pues los jóvenes realizan juegos lingüísticos e inversiones lingüísticas que marcan la diferencia con los otros: “avísale a los Menores que va a haber fiesta…dile que todos los que saquen de la piñata es de ellos…” La música. El lenguaje. entre otros. por ejemplo. el estilo “Yórdan”. del pelo. “Agárrense de las manos”. se tejen con melodías del stablishment: “Mi vida eres tu”. la ropa. en nuestra historia. haciendo honor a su apodo (El Chino). la música propia de estos grupos (el hip hop) no aparece.

Es su hoja de vida impresa en la piel. viste de negro y lleva un gran crucifijo plateado. se tatúa con los nombres de las víctimas”. En cuanto a los factores que activan el deseo y la práctica de los tatuajes. “…y según dicen. TIEMPO DE TRIBUS EN UNA SOCIEDAD MOVEDIZA suéter negro con capucha. Su cuerpo es el palimpsesto donde se registra su vida. El Cura. en el caso de La Parca lo interpretamos como apertura de un ciclo biográfico. para taparse el rostro cuando “hace su trabajo”. pero sin mangas para que todos puedan ver sus tatuajes.LA HORA CERO O LA CULTURA DEL BARRIO. su historia. ello. 14 . que se inicia con su primer sicariato.

Z. México: Causa Joven IMJ Maffesoli. Chile Ticas. Bauman. (2003).com/es/20030919/documentos/4906/MARAS-ENEL-SALVADOR--DE-LA-PRESENCIA-SOCIAL-A-LA-COYUNTURAPOL%C3%8DTICA. El reloj de arena: culturas juveniles. Bonino. M. (1995). (1979). PNUD. (2003). Recuperado el 20-01-2013 15 . P. El tiempo de las tribus. (1993). Traducción de Daniel Gutiérrez Martínez. Z. Modernidad líquida y fragilidad humana. El poder: ¿para qué y para quién? Santiago de Chile: PNUD Santander. estereotipos que nos confunden. Mitos que nos dominan.diariocolatino. ( Castells. P. Pontificia Universidad Católica de Valparaiso. p. Barcelona: Gedisa. G. P. (1990). líquida. El rol político de la comunicación estratégica en la relación medios-poder. Desarrollo humano en Chile 2004. España.LA HORA CERO O LA CULTURA DEL BARRIO. su imagen y su público. Comentarios a la sociedad del espectáculo.htm?tpl=69. Luis (1994). El psicoanálisis. México: Fondo de Cultura Económica. Ciudad Universidad de Antioquia. Bourdieu. Junio. Las fantasías de Juan Bimba. ciudad interrumpida. A. La mediocracia. México: Siglo XXI. (2004). M. Las cosas dichas. C. Actualidad Psicológica. S. Sociedades movedizas: pasos hacia una antropología de las calles. M. El ocaso del individualismo en las sociedades postmodernas. Cuadernos de información. Comunidad. 26. 25 de enero Debord. (1999). (2003). 2011). Diario El País. enero-junio. Buenos Aires: Editorial Huemul Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Medellín: Delgado. Varones y comportamientos temerarios. Barcelona: Anagrama Delgado. (2004). Feixa. Caracas: TaurusCapriles. 24-26. M. Medios y élite: ¿quién usa a quién?. TIEMPO DE TRIBUS EN UNA SOCIEDAD MOVEDIZA BIBLIOGRAFÍA Bauman. (2007). Maras en El Salvador: de la presencia social a la coyuntura política [en línea] http://www. Buenos Aires: Siglo XXI. (2010). Moscovici. (1998). Barcelona: Anagrama.

La Hora Cero [película].LA HORA CERO O LA CULTURA DEL BARRIO. Caracas: Universidad Católica Andrés Bello 16 . (2010). La cultura del barrio. D. Venezuela: Anónimo Studio/Open Studios Trigo. (2004). TIEMPO DE TRIBUS EN UNA SOCIEDAD MOVEDIZA Velasco. P.