You are on page 1of 2

¿Qué quiere Dios de mí?

1. Nos dio vida Jr 1, 4 – 10. Dios en primera instancia quiso que nosotros naciéramos, en esta tierra, en este ahora con las diferentes circunstancias a las cuales nosotros como jóvenes estamos envueltos, hoy te hace un nuevo llamado, ese llamado que te hizo en el vientre de tu Madre y te lo confirmo en el bautismo, a ser profeta, rey y sacerdote, pero especialmente a ser profeta en este mundo de caos que necesita una forma de vida, una manera de salir adelante, en otras palabras, una persona con un crecimiento especial en lo moral y lo espiritual. Entonces Dios te quiere ahora como profeta y ¿qué es un profeta? Es aquel que anuncia y denuncia, anuncia la buena nueva, el evangelio, es un evangelio vivo para este mundo no un evangelio muerto como muchos jóvenes hoy en día, Jesús te invita a ser un evangelio vivo, que su palabra sea encarnada en cada uno de nosotros, que por donde caminemos, las personas perciban en nosotros un olor a Cristo en todo lo que hacemos y sentimos. Para poder lograrlo él hoy nos hace una promesa “Y he aquí que yo estoy con

vosotros todos los días hasta el fin del mundo ” esto quiere decir que Dios va
estar con nosotros por siempre y además nos da la autoridad para hacer cualquier cosa en nombre de él Jr 1, 10. Pero esto solo puede ser posible, si seguimos sus mandatos expresados por Dios en los mandamientos más los expresados por Cristo en el sermón del monte a través de las bienaventuranzas y si vivimos en gracias, para poder hacerlo realidad solo hay que poner en práctica una palabra ESCUCHAR, esa palabra es la primera que se pronuncia al pueblo de Israel al dar nuestro señor los mandamientos, Dt 5, 1b Escucha Israel e Israel es el pueblo salvado por Dios, y ahora el pueblo salvado por Dios son ustedes, yo y todos los que están afuera esperando una palabra de esperanza, así, que en esas palabras tan hermosas pronunciadas a Jeremías, hoy son pronunciadas para nosotros, especialmente la dada al pueblo de Israel porque lo primero que hizo Jeremías fue escuchar a Dios, primero a través de su palabra que debía estudiar asiduamente y luego en su propia manifestación, es decir, cuando Dios mismo habla a su corazón, por eso es tan importante descubrir a Dios en cualquier signo que se nos manifieste, el especialmente en nuestros tiempos se expresa a través de nuestros

Nos enseña cómo debemos ser para él en el mundo en que vivimos Mt 5. 3 – 15 Llenarnos de la gracias de Dios que es lo mismo que llenarnos del Espíritu Santo. Sinceridad: g. 2. Perdón: f. de experimentar el amor en Cristo podremos discernir o descubrir que Quiere Dios para Nosotros. A partir de este hecho. Ternura. Sabiduría: c. a. religiosas y en su palabra que da vida a todo aquel que la lee. Simpatía: e. Ternura: d. Encontrarnos con Jesús como lo hizo Nicodemo Jn 3. los cuales voy a nombrar y explicar lo mejor posible: Sencillez. Simpatía. Fraternidad: 3. en otras palabras llenarnos del verdadero amor. . escucha y pone en práctica. 1 – 12 Tras ese hermoso texto de las bienaventuranzas Jesús nos regala una enseñanza profunda acerca de lo que Dios nos pide que seamos especialmente cuando estamos con nuestros hermanos. sacerdotes. Sabiduría. Sinceridad. Fraternidad. Sencillez: b.Padres. Dios nos pide unos valores esenciales en nuestra vida cotidiana. Perdón.