You are on page 1of 10

Camilo José Casallas Torres 200911384 Borges

El texto religioso en Borges: Escisiones entre escritura y vida

I En el siguiente ensayo me preguntaré acerca de la función de ciertos géneros de origen religioso, como forma política en la obra de Borges. Se trata de géneros que son tratados a partir de la copia y de la parodia y en los que se trazan relaciones entre el lenguaje, la realidad y la vida en comunidad. Este tema es importante porque en el texto religioso se plantea una ética o un accionar que se sale del texto entra a jugar parte en la vida del lector. En esa medida habría una relación con la escritura de Borges, en la cual hay una serie escenificaciones de juegos entre la “vida”, la “realidad”, asunto que desarrolla Sarlo en su libro “Borges, un escritor en las orillas”: “…se construye un modelo de mundo imaginario según reglas que potencias las posibilidades semánticas…” (53), y que a fin de cuentas, construyen una “comunicación entre mundos discursivos y la ‘realidad’. Estos textos que parodian o copian al texto religioso en Borges, constituyen, entonces, una pregunta sobre la ética y sus conflictos con la escritura y la literatura. El ensayo tratará de dilucidar cuál es el papel de dos tipos de textos religiosos en la obra de Borges: la parábola y el evangelio –en su forma paródica, por supuesto–. Sobre todo, tratará de entender la relación entre política y religión en estos géneros, para entender su funcionamiento en las relaciones entre literatura y ética.

Anoche dijo que Jesús era como los gauchos. para Borges este compromiso no tiene que ver. pues la parábola. En esa medida tiene. que no quieren comprometerse. Es decir. La pregunta sería entonces acerca de la viabilidad de ese compromiso de la comunicación de una enseñanza en la parábola. Padre siempre con sus bromas contra la fe. Borges joven dice que la parábola no tiene compromiso. una palabra que conlleva ciertas consecuencias entre un grupo social. un compromiso con la el saber o con el traspaso del conocimiento. . si la parábola en Borges contiene esa obligación propia de un compromiso.II En el cuento “El otro”. Se trata de una interpretación problemática. El compromiso será definido como una “Obligación contraída” o una “Palabra dada”. por lo menos. y que por eso predicaba en parábolas. ha sido entendida como un tipo de texto de enseñanza. tradicionalmente. antes de empezar. Esa falta de compromiso. el Borges joven dice que su padre ha dicho que Jesucristo estaba poco comprometido. con un conocimiento de la vida o de un aprendizaje metafísico. que se trata de una palabra que genera un vínculo o contrato. exactamente. es porque comunicaba su mensaje en parábolas: -Bien. Es importante. Se dan parábolas para enseñar algo. dice. decir que el compromiso es el tema principal del diálogo de Borges. es decir con un compromiso entre un maestro y sus alumnos: “Les enseñaba muchas cosas en parábolas. Es decir. según la RAE. El problema sería el de la interpretación de la parábola. y también lo será en esta parte del ensayo. Como veremos. y les decía en su enseñanza” (Mk 4:2).

entonces. La parábola de Borges.Tomemos. luego del viaje. entonces. o un proceso del lenguaje. escribe unos versos en los que se describe la totalidad del palacio. El poeta. Tales leyendas. una parábola del propio Borges y hagamos un análisis del contenido que allí se encuentra. El palacio finalmente desaparece en el momento mismo en el que se escriben esos verbos. En esta parábola un poeta es guiado por un emperador. Agamben dirá que se basa en una comparación entre el reino divino y el lenguaje sobre el reino divino: En este sentido se puede decir que —como en la parabola del sembrador en Mateo— las parabolas mesianicas son siempre parabolas del lenguaje. a través de un palacio que se describe ampliamente. En esta parábola la realidad es superada por la ficción –literalmente y dejando de lado el cliché de la frase–. dejándola despojada de todo lo que es. en el cual no solo este y su Termino de comparacion estan puestos el uno junto al otro. En este caso se tratará de la “Parábola de palacio”. sino tambien el discurso sobre el reino y el reino mismo. Agamben dice que la parábola es esencialmente una comparación y se pregunta por la comparación entre qué y qué. no pasan de ser ficciones literarias (Borges). El narrador argumenta que la desaparición se debe a que: En el mundo no puede haber dos cosas iguales. O más bien. La parábola enseña un movimiento propio del lenguaje Esta es precisamente la definición que hace Agamben de las funciones de la parábola en su libro El tiempo que resta. En el momento en el que el lenguaje se apropia de la realidad esta deja de ser tal y como era. describe una función. de modo que la . la palabra roba sus propiedades a la realidad. En el libro. bastó (nos dicen) que el poeta pronunciara el poema para que desapareciera el palacio. pues en ellos estaba “…entero y minucioso el palacio enorme. es decir. de la representacion del reino. como abolido y fulminado por la última sílaba. claro está. con cada ilustre porcelana y cada dibujo en cada porcelana y las penumbras y las luces de los crepúsculos y cada instante desdichado” (Borges). El palacio queda destruido a partir de la palabra.

entonces. En esta parábola. más bien. . sin antes no conocer acerca del lenguaje respecto al reino. Recordemos que en la explicación de la parábola de “El sembrador”. pero el Emperador exclamó: ¡Me has arrebatado el palacio! y la espada de hierro del verdugo segó la vida del poeta” (Borges). al instante viene Satanás y se lleva la palabra que se ha sembrado en ellos (Mk 4: 1415). En esta parábola. No se trata. sino que se explican las relaciones semánticas entre realidad y lenguaje. En la parábola de Borges tampoco hay un conocimiento acerca de la vida o de una realidad ulterior. Nunca se puede acceder al reino. Se trata. La educación tiene que ver con un lenguaje que viene. Esta segunda palabra también estaría preparando el camino para una nueva parábola. Y estos son los que están junto al camino donde se siembra la palabra. Pero. El emperador asesina al poeta. entonces. El texto tiene una postura frente a la propiedad. Se habla entonces. La parábola. del conocimiento acerca de un supuesto funcionamiento acerca del lenguaje. ¿cuál es la reflexión acerca del lenguaje? En la “Parábola del palacio” dice Borges: “Todos callaron. pues este ha robado o expropiado el palacio a partir de la palabra. Ese pues.comprension de la parabola coincide con la comprension del [cl discurso del reino] (45). de un conocimiento acerca de la vida. el poeta roba la realidad a partir del lenguaje. sirve de preparación para una parábola que viene en el futuro. sería la enseñanza. de una recepción del lenguaje. La parábola tendría entonces este componente de explicación acerca del lenguaje en el que no se explica un conocimiento sobre una realidad ulterior. sino de un conocimiento acerca del lenguaje. el hilo argumental tiene que ver en cómo se recibe la parábola por parte de los que escuchan: El sembrador siembra la palabra. Un lenguaje que se prepara para el lenguaje. aquellos que en cuanto la oyen. se da un ejemplo del funcionamiento de la escritura.

se pone en lugar de la cosa misma. entonces. En su parábola. Como el objeto difiere en la palabra. un mismo valor de propiedad. Esto se da porque la palabra reemplaza un objeto real (los versos reemplazan al palacio). la materialidad de los objetos se difumina y la propiedad pasa a otras manos. llevando esta interpretación al extremo de lo absurdo. La propiedad se otorga a partir del lenguaje. El emperador ya no posee el palacio. Como la parábola está siempre en un nivel lingüístico. Pensemos en las dinámicas del capitalismo bajo esta parábola. “cosa” vale aquí tanto por el sentido como por el referente” (cita). el signo lingüístico tiene la característica de reemplazar a un objeto: “El signo. el objeto y la palabra son igualados. En su interpretación clásica. o saussuriana. dirá Derrida. En esta parábola. No hay uso ni propiedad real. En el texto el lenguaje tiene unas facultades que llegan más allá de sí mismo. Sobre todo. El lenguaje tiene un carácter en contra del poder. quitarla de en medio. se elimina la posibilidad de la propiedad de los objetos. pues el objeto sólo se da a partir de un signo que lo reemplaza –literalmente. hace que el compromiso que se tiene con lo real se . En esta dinámica. El poema que se escribe puede reemplazar la existencia ontológica del palacio. El lenguaje se lo ha expropiado. el lenguaje puede expropiar la propiedad real. Borges estaría. Como ya existe la palabra. Esta propiedad se da a partir de la escritura. Es posible que este sea el compromiso que se rompe.entonces. Me parece que esto tiene que ver con el funcionamiento del signo lingüístico en su acepción tradicional. El lenguaje puede destruir la propiedad de un poderoso. La palabra no sólo reemplazaría a la cosa en un espacio teoríco. entonces no tiene porque existir el objeto como materialidad. Borges hace que la palabra reemplace a la cosa de facto. En la “Parábola de palacio”. pues. se vuelve decir. de la cosa presente. El palacio y la palabra “palacio” tienen un mismo valor. El lenguaje tiene unas consecuencias en la realidad. entonces el emperador ya no posee.

es negado a través de la parábola. Podemos citar nuevamente a Agamben con su definición de Evangelio. en replica al Evangelio. hasta que Espinosa les traduce el Evangelio según Marcos. cuando el evangelista escribe. Los Gutre comienzan a interesarse y a tener contacto con Espinosa. Los capataces de la finca en la que se hospeda. Al final. se dan señales de que los Gutre crucificarán a Espinosa. Yo. más que una trasposición o una parodia –que son figuras que también se dan en el texto– trataré este cuento como una actualización. Es un hombre de ciudad y no sabe mucho sobre el campo. Podríamos decir que el compromiso al que se refiere Borges en “El otro” es un compromiso con el conocimiento fáctico y que este. Este significado literal tiene que ver con la presencia del Mesías. escribe Or genes. de algo que sucede en simultaneo a la escritura y a la lectura. Es una transposición de lo que sucede en el texto sagrado en el que Espinosa es representado como un Mesías. sino a un hecho presente. los Gutre. entonces. En el “Evangelio” un hombre llamado Baltasar Espinosa va al campo. El texto. trata de replicar la forma del Evangelio. En esa medida la palabra clave que trataré durante este acápite será esa: actualización. es un discurso (logos) que contiene la . está escribiendo acerca del presente. por eso mismo. La palabra Evangelio viene del griego εὐαγγέλιον que significa “Buena Nueva”. son silenciosos y no tienen mucho contacto. sin embargo. también en El tiempo que resta: El anuncio no se refiere a un evento futuro. En la “Parábola de palacio” ese conocimiento de lo real o de lo ulterior se ve roto. del Mesías en el presente. centrado en el foco ético de estas relaciones. pues la posesión capitalista (nuestra relación más estrecha con los objetos) se ve destruida.destruya. III En este segundo apartado me centraré en las relaciones entre realidad y escritura en el “Evangelio según Marcos”. Es decir que.

Por otro lado. en este texto no se acepta de forma positiva la idea del presente y de la “Buena Nueva”. No se trata de provocar un conocimiento en el lector o de proponer una teoría que sea útil o inútil. enfrentado a unos capataces (bárbaros). Tendríamos que decir para iniciar el análisis. y la de un dios que se hace crucificar en el Gólgota” (220). . sino que lo que se produce es una cr tica a esa idea. Es decir que el texto es. el texto mismo acepta esta dinámica de actualización cuando dice: También se le ocurrió que los hombres. Se trata de un hombre civilizado y moderno. ¿hay una huella del texto sagrado en su texto que sea llevada al presente?. precisamente. a lo largo del tiempo. A partir de estos personajes se reconstruye la historia de Cristo. una actualización que funciona de modo histórico. Se traen unos arquetipos –los arquetipos del Evangelio original– y se ponen a funcionar en una dinámica histórica reciente. en una dinámica que tiene que ver con la construcción de la modernidad (de hecho se da la fecha de 1929). En este texto se tendría que proponer un valor mucho más expositivo. probablemente tenga también ese carácter de noticia o de presente. es jugar. es que está construido con base en personajes del siglo XX.presencia de un bien para el creyente. Limitémonos a decir que lo que probablemente hace este “Evangelio” de Borges. En otras palabras. han repetido siempre dos historias: la de un bajel perdido que busca por los mares mediterráneos una isla querida. De hecho. sería cotnraproducente decir que este Evangelio trata una noticia de la realidad. que propone el texto. anuncia que un bien adquirido está presente Nuestra pregunta entonces. y que es totalmente transparente con ella. al tener el título de Evangelio. También es pertinente aclarar que en este texto no hay enseñanza. precisamente. ¿Qué es lo presente en el “Evangelio”? Este texto de Borges. como podía haber en la “Parabola de palacio”. sería. ¿qué es lo que actualiza el texto de Borges?. que el primer problema con el tema de la actualización. con esa idea de presente o de parousía que está implícita en el Evangelio en su sentido tradicional. o bien un discurso que (92).

a la manera en que Hayden White propone unos hechos que son leídos a partir de sistemas y estructuras literarias. y una de ellas es precisamente la que va a leer Espinosa. Es decir que la historia “de un dios que se hace crucificar en el Gólgota” no se queda en un ámbito escritural. Se dice que sólo hay dos historias que pueden ser repetidas por los hombres. Ahora. conviven en un mismo espacio el signo y lo “real”. No se trata en este texto de una ruptura tajante en la que se expropia todo lo que se concibe como objeto. Nos enfrentar amos. no sólo es que se han repetido en cuanto a su escritura –en este grupo estaría por ejemplo el Ulises de Joyce–. más bien. Recordemos que este cuento de Borges habla sobre el contacto entre . Cuando Borges dice que siempre se han “repetido” las mismas dos historias. a una propuesta similar a la de “La parábola de palacio”. por parte del accionar. hablamos más arriba de una invasión de la escritura en las acciones de los personajes del cuento. Más bien. As como en “Tlön”. En el “Evangelio” no se da de la misma forma. entonces. Podríamos ver aquí. sino la historia que repite con sus actos.El texto. sino que también en el cuento hay una emulación de la escritura. o incluso en lo libresco. sino que el cuento las propone a partir de los arquetipos bíblicos. No es que los objetos sean reemplazados por su signo. una historia “fáctica” que se cifra a partir de los arquetipos. precisamente. Lo que es “realidad” se ve invadido por una serie de signos que provienen de lo escritural. Los Gutre empiezan a actuar como discípulos y luego todo indica que crucificarán a Espinosa. de principio. el mundo del Evangelio comienza a tomar forma en la “vida” que está por fuera de ese mismo texto. La actualización del texto se da en un ámbito que está por fuera del libro que lee Espinosa a sus amigos bárbaros. Pero. La escritura permea el “mundo real”. no es sólo la historia que lee Espinosa. habla de una falta de originalidad que subyace en occidente. Recordemos que en ella el tema del signo lingüístico se lleva hasta sus últimas consecuencias cuando el signo reemplaza al objeto de forma literal. Es decir que estas historias son actualizadas continuamente a partir de la re-escritura. Las acciones de Espinosa y los Gutre no serían simplemente acciones.

no podrá replicar esa historia. del todo falsa…” (219). Es decir.el civilizado y el bárbaro. Espinosa. por el contrario. y a todo el mundo que lo rodea. Es decir que. han repetido siempre dos historias: la de un bajel perdido que busca por los mares mediterráneos una isla querida. los Gutres. Estos bárbaros tienen conocimiento. si uno puede leer y puede recordar a la Odisea y la Biblia. Los gauchos suelen ignorar por igual el año en que nacieron y el nombre de quien los engendró (219). ni forma de comunicarse. Espinosa está “…mirando desde la galer a los campos anegados. Es precisamente Espinosa quien saca el “Evangelio de Marcos” y lo empieza a leer. Espinosa recordó que su padre sol a decir que casi todos los casos de longevidad que se dan en el campo son casos de mala memoria o de un concepto vago de las fechas. pensó que la metáfora que equipara la pampa con el mar no era. En este apartado vemos que los Gutre no pueden comunicarse y tienen mala memoria. a partir de la figura del letrado que llega e invade el mundo del bárbaro. básicamente. . el sentido escritural. pero su papel en cuanto a la comunicación es totalmente difuso: El diálogo resultaba difícil. a lo largo del tiempo. Pero si un bárbaro no tiene ni memoria. Los bárbaros de este cuento son prácticamente ignorantes. tenemos que tomar ese sustantivo de manera seria. Este enunciado sólo puede darse a partir de una memoria de la escritura. y la de un dios que se hace crucificar en el Gólgota” (220). lo único que sabe es leer. (…). El mundo textual está invadiendo la realidad. Cuando decimos que hay una invasión de la escritura. Mientras los Gutre están haciendo labores campestres. que sabían tantas cosas en materia de campo. no sab an explicarlas. Todo lo que ve Espinosa lo ve desde la escritura. Impone a todo lo que ve. por lo menos esa mañana. no podrían tener la consciencia de lo que dice Borges y que ya enunciamos: También se le ocurrió que los hombres.

IV Estos dos textos de la obra de Jorges Luis Borges. en la copia o parodia de Borges estas funciones son llevadas a un extremo que linda con lo absurdo. “Parábola del palacio” y “Evangelio según Marcos”. respectivamente. que termina destruyendo físicamente al civilizado que se convierte en Cristo. al copiar y parodiar la estructuras y formas comunicativas básicas de otros textos que hacen parte del corpus. En el caso de la parábola tiene que ver con la propiedad vista en el foco de la relación entre el objeto y el signo que lo designa.Por supuesto. no hay aquí una noción del bárbaro como un sujeto inocente que se deja llevar por esta invasión de las letras. o para ejercer una noción de presencia. En el texto el bárbaro sigue tan al pie de la letra la escritura. Debemos decir que en estos cuentos hay una postura crítica frente a la relación que establece el texto religioso entre realidad y texto. en el caso del evangelio. Este extremo tiene la función de revelar esquemas políticos y de poder que subyacen a los géneros religiosos. tiene que ver con el papel del letrado y de la escritura como forma de dominación. Si en una parábola y en un evangelio se tiene la noción de que el texto sirve para revelar un conocimiento sobre la realidad ulterior. . Sus nombres mismos ya indican esa relación. están enmarcados en una apropiación de términos que hace parte de la escritura religiosa.