You are on page 1of 4

PDVSA maltrata a sus jubilados

El Activo Neto Total del Fondo de Pensiones al 31 de noviembre de 2011 fue de 8.795 MMBs. Sin embargo, la actual Junta Administradora del Fondo (APJ-PDV no ha sido capaz de cumplir con su objetivo principal establecido en sus estatutos y que reza así: “LA ASOCIACIÓN es una institución sin fines de lucro, constituida por LAS COMPAÑÍAS para proveer a sus jubilados, de un planorientado a compensar en el tiempo la pérdida del poder adquisitivo de las pensiones de jubilación,..”. Recuento histórico Desde el año 2006, la Junta Administradora, a pesar del crecimiento de los activos del fondo, ha sido incapaz de cumplir dicho objetivo, con excepción del año 2010 cuando, por efecto de la devaluación del bolívar ocurrida frente al dólar (2,15 a 4,30 Bs. por $), y por existir aún en el fondo de 660 millones en moneda extranjera (dólares), éstos generaron 1.419 MMBs de rendimiento, que unido con la rentabilidad de las otras inversiones produjeron un aumento de las pensiones de Bs. 809, luego de un período de cuatro años de sequía. El resultado del ejercicio económico del año 2011 tampoco fue capaz de generar un aumento de las pensiones. Antes del 2006, nuestro fondo era capaz de producir aumentos de las pensiones todos los años. ¿Cuál es la diferencia con la actualidad? Por otra parte, para el 31de diciembre de 2007 las inversiones en moneda extranjera eran de 1.582 millones de dólares, monto que ha venido disminuyendo severamente debido a transferencias para inversiones como las ya conocidas en CEMEX (expropiada), y los depósitos a plazo fijo en Inverunión y Helm Bank (intervenidos), más

el sonado caso de la entrega de 573 millones de dólares de PDVSA aFrancisco Illarramendi, por parte de Juan Montes, exgerente, hasta agosto del 2010, del Comité de Inversiones de la corporación, y de los cuales 381 millones de dólares eran de nuestro Fondo de Pensiones. PDVSA administra Fondo de Pensiones Illarramendi está siendo juzgado en los Estados Unidos y su juicio está diferido para el 29 de mayo próximo, estando preso en una cárcel federal. Juan Montes tiene un juicio abierto también en los Estados Unidos, mientras que en Venezuela el caso Illarramendi fue “cerrado oficialmente” por la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional. Antes, en interpelación hecha al ministro Rafael Ramírez, presidente de PDVSA, declaró que la corporación no tenía responsabilidad sobre la administración del fondo, y señaló falsamente que era administrado por los jubilados. La directiva de la Junta Administradora del Fondo de Pensiones (APJ-PDV) está compuesta por directores de PDVSA, así como LA ASAMBLEA, y las decisiones sobre las inversiones del fondo deben ser aprobadas “por escrito” por el directorio de PDVSA. PDVSA prometió reponer el dinero estafado por Illarramendi que no pueda ser recuperado, y pagar los intereses de lo que debería devengar, así como lo que existía antes en Inverunión y Helm Bank, según lo revelaron los auditores externos Guillén, Sandoval, Ramos y Asociados en los estados financieros auditados del ejercicio económico del 2010. Sin embargo, así no ha sido evidenciado en los resultados del 2011 que en un díptico se entregaron a AJIP y es imposible de analizarlos. Errores, omisiones y promesas AJIP ha enviado las cartas identificadas con la siguiente numeración:034 (13 de febrero de 2012), 069 (12 de marzo de 2012), 081 (19 de marzo de 2012), 226 (3 de septiembre de 2012), 235 (13 de septiembre de 2012), y 328 (12 de diciembre de 2012), destacando errores y omisiones en el 2010, la aclaratoria de los estados financieros del 2011, y la exigencia del cumplimiento de las promesas del presidente de la Junta Administradora del Fondo, Víctor Aular, ofrecidas en reunión con directivos de AJIP celebrada el 3 de abril de 2012 y entre las cuales destacan:

La inclusión de un representante de los jubilados con carácter de director principal en la Junta Administradora del Fondo de Pensiones.

La inclusión de un miembro de AJIP en el Comité de Inversiones de PDVSA.
  

La entrega de los estados financieros del 2003 al 2010.

La entrega y discusión de los estados financieros del 2011, cuando estuvieran auditados, y

La respuesta a las cartas emitidas hasta esa fecha (034, 069 y 081).

Los errores y omisiones reclamados sobre el ejercicio económico del 2010 suman al menos 1.071 MMBs. de los cuales 352 millones corresponden a rendimientos por distribuir, ya que según revela el informe financiero del 2011, se distribuyeron 2.284 millones, siendo los rendimientos por distribuir de un monto de 2.636 millones de bolívares: 670 millones de bolívares en errores cometidos en el canje de Petrobonos 2011 por Petrobonos 2013, 5 MMbs de intereses no reconocidos de Inverunión, y 44 MMbs de rendimiento prometido a pagar por PDVSA del dinero en activos restringidos (Inverunión y Helm Bank). El dinero reclamado sobre el ejercicio económico del 2011 suma al menos 207 MMbs, de los cuales 163 millones corresponden a intereses de lo estafado por Illarramendi y prometida por PDVSA su restitución, y 44 MMbs de intereses sobre los activos restringidos (Inverunión y Helm Bank). Se hace énfasis en las repuestas a las cartas enviadas, mencionadas antes y que, si hubiera habido disposición de parte de PDVSA para aclarar con AJIP su contenido, seguramente se hubiera obtenido un aumento de pensiones el año pasado. Rendición de cuentas La pensión del 90 por ciento de los jubilados petroleros es de apenas Bs. 2.600, siendo éstos en la actualidad unos 25.059, personas que nunca pensaron que la jubilación de PDVSA resultaría un “salto a la miseria”. Es patético ver cómo para poder sobrevivir los jubilados petroleros van consumiendo sus ahorros y vendiendo propiedades producto de economías personales alcanzadas cuando eran trabajadores activos. Los jubilados petroleros son los únicos, provenientes de una institución gubernamental, que crearon un fondo vigente y garantizador del pago de las pensiones en forma vitalicia, y donde el

ajuste de éstas proviene del rendimiento de ese fondo cuya administración fue puesta en manos de PDVSA, empresa del Estado que no está cumpliendo con su objetivo. Motivo por el que se explica que esas pensiones no son de ninguna manera dependientes de las dádivas del gobierno. Por ello la exigencia de que, en cuanto a la administración del fondo, exista transparencia y rendición de cuentas por parte de PDVSA

Luis Villasmil Coordinador del GJM (Grupo de Jubilados Maracaibo) Miembro de AJIP (Asociación de Jubilados de la Industria Petrolera) Febrero 26 de 2013