CENTRO ANDALUZ DE LA LÍNEA

Aceitunas verdes y el 28F
“El día en que a los andaluces nos devolvieron las llaves de nuestra casa”
Mis hijos me cuentan que van a celebrar el 28F. Dicen que van a hacer un desayuno andaluz. Me han dejado con la boca abierta. ¿Eso es todo?, pensé estupefacto. Al darme cuenta del exiguo plan de la escuela me surgió otra pregunta: ¿Qué celebran los andaluces durante el 28F, el aceite de oliva? A su vez ello me ha impulsado a reflexionar, no sobre qué celebramos sino sobre qué queremos y debemos celebrar este día. El 28 de febrero de 1980 el Estado español comenzó un proceso de devolución de un gobierno que existió previamente en nuestro territorio. Tal logro llegó a materializarse a pesar de una significativa resistencia y oposición por parte de un número de fuerzas políticas. Los años subsiguientes al 28F, hasta el presente, han mostrado que mantener dicho gobierno dentro del panorama político contemporáneo parece ser una tarea extremadamente compleja y ardua. En cualquier caso, si Andalucía no hubiera estado convencida de su derecho a recuperar estas funciones de gobierno, el propio pueblo andaluz no hubiera persistido en el empeño de obtenerlas y de mantenerlas. Desde que se nos otorgó la posibilidad de establecer un parlamento y una serie de instituciones andaluzas pudimos, en teoría, decidir sobre muchas cosas de manera independiente al propio Estado español.

Centro Andaluz de La Línea
C/ Pablo Ruiz Picasso, Bajo - Local 2 11300 – La Línea de la Concepción

CENTRO ANDALUZ DE LA LÍNEA
Creo que un día como es el de esta efemérides que celebramos, debería de llevarnos no sólo a desayunar tostada con aceite, sino también a recordar los logros que nuestros padres y abuelos consiguieron para todos nosotros. También podríamos darnos cuenta de que se nos devolvió un gobierno para ejercer nuestra capacidad de decidir sobre cómo pensar y actuar como andaluces. Se nos reconoció el derecho a expresar nuestra personalidad andaluza, se nos devolvió el privilegio de decidir nuestro propio camino a seguir como pueblo. Si no lo cuidamos, el 28F se puede acabar convirtiendo en un mero día de vacaciones o en un acto con un significado desvaído. Pero si realmente queremos, puede convertirse en una auténtica y genuina celebración de nuestra identidad y de nuestra capacidad para ejercer la ciudadanía. Les he dicho a mis hijos que el 28F es el día en que a los andaluces nos devolvieron las llaves de nuestras casas. Al oírme, se quedaron pensativos por unos segundos y, al poco, vi salir de sus ojos verde aceituna un brillo de alegría. En La Línea de la Concepción, a 24 de febrero de 2013 Gustavo Camino Ordóñez

Centro Andaluz de La Línea
C/ Pablo Ruiz Picasso, Bajo - Local 2 11300 – La Línea de la Concepción

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful