Acta Poetica 331 ENERO-JUNIO 2012 (49-65

)

Hacia una pragmática analógica Mauricio Beuchot
En este artículo se intenta plantear la posibilidad de una pragmática analógica, es decir, que tome en cuenta la noción aristotélica de analogía. La analogía se coloca entre la univocidad y la equivocidad, siendo la primera el ideal de lo claro y lo distinto, perfectamente riguroso y exacto; en pragmática es la pretensión del sentido literal pleno. La equivocidad es lo ambiguo e inexacto; en pragmática es la pérdida total del sentido literal. En cambio, la analogía da el sentido de la mediación, tomando de la univocidad la tensión hacia la exactitud y de la equivocidad la apertura, aprovecha sus ventajas, sin caer en los vicios de esos extremos. PalabRas clavE: pragmática, analogía, sentido literal, sentido alegórico, hermenéutica. This article intends to settle the possibility of an analogical pragmatics, i.e. that takes account of the Aristotelian concept of analogy. Analogy is between univocity and aequivocity, being the first of them the ideal of the clear and distinct, perfectly rigorous and exact; in pragmatics it is the pretension of literal sense. Equivocity is the ambiguous and inexact; in pragmatics it is the total loose of literal sense. Contrary to this, analogy gives the sense of mediation, taking from univocity the tension to exactitude and from equivocity the openness, it profits their advantages, without falling in the vices of those extremes. KEywORds: pragmatics, analogy, literal sense, allegoric sense, herme neutics.

Fecha de recepción: 14 de agosto de 2011 Fecha de aceptación: 23 de septiembre de 2011

[ 49 ]

.

La pragmática y la hermenéutica La pragmática es una rama o dimensión de la semiótica. Convencido de que la hermenéutica y la pragmática coinciden. en forma de hermenéutica analógica. Las unívocas pretenden un rigor y una exactitud difícilmente alcanzables. como un modo de significación intermedio. Por eso intentaré explorar esa relación.Acta Poetica 331 ENERO-JUNIO 2012 (49-65) Mauricio Beuchot Instituto de Investigaciones Filológicas Universidad Nacional Autónoma de México Hacia una pragmática analógica Introducción En este artículo me interesa relacionar la noción de analogía con la pragmática. las equívocas se derrumban en la inexactitud y la falta de seriedad. Hace falta un término medio y mediador. que ha sido colocada entre la univocidad y la equivocidad. en forma de pragmática analógica. Estamos distendidos por las pragmáticas unívocas y las equívocas. o del signo en general —no solamente [ 51 ] . Primero hablaré de la pragmática como tal. pienso que puede ser útil conectar la noción de analogía con la pragmática. La semiótica es la ciencia general del signo. En otros lugares he estudiado la relación de la analogía con la hermenéutica. y lo puede dar la analogía. luego de la analogía y terminaré uniendo esos conceptos como pragmática analógica.

la hermenéutica proviene de la fenomenología y.. El análisis filosófico. Elementos de semiótica. esto es. 564 ss. Eso hace que propenda un tanto al objetivismo (sosteniendo que se puede rescatar el sentido literal). Introducción a la pragmática.del signo lingüístico— (Beuchot. Me parece que la diferencia entre ambas disciplinas proviene del origen. La semántica supone la sintaxis y se encabalga sobre ella. ninguna de estas dos disciplinas se queda en el significado como tal (que quizá ni existe). Marcelo Dascal ha dado buenos argumentos para mostrar que la pragmática y la hermenéutica en el fondo coinciden (“Interpretazione ermeneutica e interpretazione pragmática”. Aquí lo trataré en su vertiente norteamericana. por supuesto. Y la pragmática estudia las relaciones de los signos con los usuarios. para interpretar su significado. haya que atender al contexto (Bertuccelli Papi. sino que van al significado que surge del uso. esto es. 1718). En cambio. Significado. según lo que había dicho Wittgenstein: “No me pregunten qué significa una palabra. pues se dio en otros países. del pragmatismo. las relaciones de correspondencia. a veces muy marcado. sobre todo. La semántica estudia las relaciones de los signos con los objetos designados. La pragmática proviene. La pragmática busca el significado del hablante (el speaker’s meaning). Tiene tres ramas: sintaxis. Escandell Vidal. 71 ss. semántica y pragmática. las relaciones de coherencia. Tiene que ver con el uso de las expresiones. La sintaxis es. el cual hace que. 452 ss. La pragmática surgió de la filosofía analítica. en parte. 15-28). y no el significado como tal (Grice. tanto de la vertiente positivista lógica como. Hay una coincidencia en cuanto a la finalidad. La sintaxis estudia las relaciones de los signos entre sí. la dimensión más básica e independiente. pregúntenme cómo se usa” (Urmson. La pragmática supone las otras dos dimensiones. Qué es la pragmática. como dice Ricoeur en la línea de la fenomenología (“Philosophie et langage”.. “Phenomenology and Hermeneutics”. Sobre todo cuando el significado padece ambigüedad o equivocidad.). Por eso propende más al subjetivismo y al relativismo. 210). del historicismo y el existencialismo. De manera parecida. considera las relaciones de uso. Es decir. como In52 Beuchot / Hacia una pragmática analógica . entonces. 12-14). 116). esto es. de la vertiente pragmática o pragmatista. Por eso esta última es la más compleja y difícil. la hermenéutica busca la intencionalidad del autor.

Francia e Italia. Se atendía a las fuerzas locutivas. Austin. en el Grupo de Berlín y en Inglaterra. pp. Peirce. Dentro de la filosofía analítica. Otros más lo siguieron. que recupera la pragmática. que es como se los conoce ahora (Fundamentos de la teoría de los signos. En su obra Cómo hacer cosas con palabras. 2. J. en Significado y necesidad (1949). En los años cuarenta. en los años treinta. a lo constativo y a lo performativo (o realizativo). Todavía rechazaba la metafísica. con quien incluso escribió una obra en Jerusalén. en 1952: Un esActa Poetica 331. con A. 27 ss. Es una época en la que fue muy duro y tendió a excluir o negar muchas cosas como pseudoproblemas. Se ve ya en el segundo Wittgenstein. Charles S. por ejemplo las implicaturas conversacionales (H. pero una ontología. abordó la semántica. a la cual asigna tres ramas (tomadas del trivium clásico): gramática pura. y en “Significado y sinonimia en los lenguajes naturales” (1955) (“Meaning and Synonymy in Natural Languages”. finalmente. y publicó La sintaxis lógica del lenguaje (1934). El proceso o trayectoria de Carnap es muy ilustrativo. P. 49-65 53 . que incluso lleva un apéndice sobre la pragmática (“On Some Concepts of Pragmatics”. sobre todo el norteamericano J. ilocutivas y perlocutivas. Con todo ello se ve cómo va pasando de la sintaxis a la semántica y. hubo en el ámbito inglés un cambio hacia la pragmática. traza un camino pragmático. Y después.). introduce la semiótica (término que toma de Locke). Searle. También el positivismo lógico asumió la semiótica. lógica pura y retórica pura (Collected Papers. semántica y pragmática. a la pragmática. “Lectura hermenéutica y pragmática”. Charles Morris cambió los nombres a sintaxis. llega a aceptar la metafísica. En su última época (muere en 1970). además de la sintaxis. fue amigo de Yeoshua Bar-Hillel. por ejemplo la metafísica. una interna a las teorías. 2012. Ayer). se abrió a la pragmática. Comenzó con la sintaxis. a finales de los cuarenta y principios de los cincuenta. L. que fundó el pragmatismo (y que después llamó pragmaticismo).glaterra. 36-38). Pero también se dio por obra de J.). Carnap. y escribió Introducción a la semántica (1942). Grice). etcétera. pero se lo notaba más abierto que antes. 33 ss.229). que tuvo una gran presencia en Cambridge.). Notoriamente lo hizo Rudolf Carnap (Beuchot. 248 ss. así como a otros aspectos. después del positivismo lógico (que se dio en el Círculo de Viena. al fin y al cabo.

227 ss. Pero otros pragmatistas (ingleses).). sobre todo. James. An Outline of the Theory of Semantic Information. C. por ejemplo en Francia. 137. como Grice y Strawson recuperan la dicotomía de analítico y sintético. Los orígenes filosóficos de la pragmática En Estados Unidos. 215 ss. 141. a pesar de lo cual. alegando que lo analítico se verifica conceptualmente y lo sintético lo hace acudiendo a la experiencia (Grice y Strawson. la opacidad y. el gran lógico y pragmatista. Dewey y sus seguidores. que contiene un proyecto de formalizar la pragmática (Carnap y Bar-Hillel. 18 ss. Hilary Putnam vuelve a la referencia.). ha faltado el tercer elemento: la analogía. Este último lo mostró con su intento de reducir dicotomías.). “The Limits of Cultural Relativism: Metaphysics and Latin America”. 72 ss. “In Defence of a Dogma”.bozo de la teoría de la información semántica. quien es ahora uno de los mejores exponentes de la pragmática (Pragmatics and the Philosophy of Mind. que dependió mucho de Quine. lo que llamó “la inescrutabilidad de la referencia” (Palabra y objeto.. Mead. 55 ss. al que legó su pragmatismo.).). Interpretation and Understanding. En esa lucha entre la univocidad y la equivocidad en la pragmática. Con todo.). 20 ss. especialmente por la influencia neopositivista. también hubo conciencia del peligro de la equivocidad en el significado. 141 ss. llega a dejar de lado la referencia (Inquiries into Truth and Interpretation. Donald Davidson. señalándola como uno de los dogmas del empirismo (“Two Dogmas of Empiricism”. Sidney Hook fue uno de sus más connotados cultores.). fue maestro de Willard Quine. I. la pragmática tuvo su evolución: Peirce. Pero tampoco ha estado del 54 Beuchot / Hacia una pragmática analógica . 159 ss.. 175-176). 54 ss. pero aduciendo ejemplos de equivocidad que se encuentran en la misma (Representación y realidad. Lewis. a pesar de que había una inclinación al univocismo en la pragmática. Quine lo señaló como las extravagancias de la referencia: la vaguedad. por ejemplo la de lo analítico y lo sintético. Conozco a Dascal y con él he combatido el relativismo extremo (Beuchot. Esta disciplina semiótica de la pragmática ha tenido un desarrollo muy grande. Bar-Hillel fue maestro de Marcelo Dascal. en la escuela de Anscombre. la ambigüedad.

Richard Rorty. Quine. entre los literalistas y los alegoristas. cayendo en un pragmatismo excesivo. Lo llamativo es que se pasa a la hermenéutica.). También Umberto Eco. Rorty abandona la filosofía analítica. Los que privilegian el sentido literal o por lo menos defienden la posibilidad de rescatarlo. este último autor llega a decir que los textos no se interpretan. Esto se conecta con tres tipos de significación que. de modo parecido a como sucedió en la historia de la hermenéutica. defiende el sentido literal. notable semiótico pragmatista. Dewey trató de reducir la dicotomía teoría-praxis. 25 ss. 49-65 55 .). en el seno de la pragmática. 2012. De hecho. la de analítico-sintético. 33 ss. sino que se usan (100-101). son el unívoco. 1a1-6). en cambio. 96 ss. Esto apoya la idea de Dascal de que la pragmática y la hermenéutica coinciden en muchos puntos. Quine fue univocista en ontología. Putnam y Searle (Beuchot. Eco sostiene que se puede captar el sentido literal de un texto. Categoriae. desde Aristóteles hasta la actualidad. El significado equívoco es Acta Poetica 331. pp. que se puede rescatar si se esfuerza uno lo suficiente (“Una crítica reciente a la noción de significado literal”.todo ausente. I. Marcelo Dascal acepta y defiende el sentido literal.). renunciando al sentido literal. Incluso. otro pragmatista. Es el afán de reducir dicotomías. se denomina postanalítico y neo-pragmatista. y ha habido intentos de una apertura analógica. Sin embargo. autodenominado neo-pragmatista. y los que. Así. Hubo una polémica famosa entre los dos. tiene una interpretación única y exhaustiva. dicen que solamente se puede alcanzar el sentido alegórico de las expresiones. “El pensamiento analógico en las filosofías analítica y pragmática”. mientras que Rorty dice que solo hay sentido alegórico. Sentido literal y sentido alegórico Puede decirse que ha habido una lucha. y Putnam la de hecho-valor (cosa que también hizo Searle). El significado unívoco es claro y distinto. por lo que no puedo ponerlo como analogista. como en Dewey. rechaza el sentido literal y solo acepta el sentido alegórico (“El progreso del pragmatista”. el equívoco y al analógico (Aristóteles.

que se aplica de manera completamente diferente a las cosas que designa. que de hecho acaba con la hermenéutica. pues. a la causa formal. Un ejemplo de término unívoco es “hombre”. bien deleitable y bien honesto. completamente literal y rigurosa. sirve para hacer ciencia. según Aristóteles. o “amistad”. pero tampoco la ambigüedad del equívoco. Una hermenéutica equívoca sería. Un ejemplo de término análogo o analógico es “ente”. a la causa eficiente y a la causa final. Una hermenéutica analógica sabe que no puede pretender la exactitud de la hermenéutica unívoca. que cumplan su definición. deleitable y honesta. todas ellas válidas y cayendo en un relativismo extremo. que pretende una única interpretación del texto. sino analógicos. La univocidad. mas no por ello se hunde en el relativismo extremo de las interpretaciones. al igual que acaba con ella el absolutismo univocista. presentes en la pragmática. a la herramienta. tantas. la equivocidad y la analogía están. de hecho. que se divide en útil. sino que busca una interpretación moderadamente exacta. que se aplica de manera en parte igual y en parte diferente a la substancia y los accidentes. que se aplica de manera en parte igual y en parte diferente a la causa material. la 56 Beuchot / Hacia una pragmática analógica . Pragmática unívoca. que se aplica por igual a todos los seres humanos. los términos filosóficos más importantes no son unívocos. El significado analógico es intermedio entre los dos anteriores. como al animal doméstico. al juego de niños e incluso a una persona muy servil. no tiene la claridad del unívoco. al revés. cosa que no se puede hacer con el equívoco. en la pragmática lo es la propensión a la univocidad. una que se derrumba en muchas interpretaciones del texto. Atendiendo a estos tres tipos de significar. o “causa”. equívoca y analógica Si en la hermenéutica el peligro es la caída en la equivocidad. el término “bien”. aun sin ser tan exacto como el unívoco.oscuro y confuso. Como hemos visto. he hablado de una hermenéutica unívoca. que se hunde en el relativismo extremo. pero. luchando por no caer en el relativismo equivocista. Por ejemplo. Un ejemplo de término equívoco es “gato”. tiene el peligro de múltiples interpretaciones. que se divide en bien útil.

una comprensión exhaustiva. Apel lo hizo porque consideraba a la pragmática más objetiva (“Respuesta a Mauricio Beuchot”. Y la pragmática tiende hacia eso.). como la de Rorty. tiene la pretensión de entender los actos de habla de manera exacta y exhaustiva (sin embargo. y solo va al sentido alegórico. hacia el sentido alegórico. que es la que nos hace deliberar para ver los pros y los contras. Pero. un sentido literal. Una pragmática unívoca pretende una objetividad radical. pp. no alcanza objetividad ni verdad. 67 ss. y ella corresponde a la pragmática (Beuchot. de modo que los ve desde una teoría de la acción. En cambio.). Por eso la analogía está muy presente en la pragmática. Ambos pensadores comenzaron en la hermenéutica. La retórica como pragmática y hermenéutica. de modo que casi todas son válidas. más abarcadora. se deja hundir en la ambigüedad de las expresiones. En cambio. Es lo que se hace en la retórica. la analogía se cumple en la phrónesis o prudencia. una pragmática analógica no busca el sentido literal absoluto. sabiendo que no se va a alcanzar sino pocas veces el sentido Acta Poetica 331. sin caer en el relativismo de la equivocidad. el primero defendiendo el sentido literal y el segundo sosteniendo que solo hay sentido alegórico. dentro de un relativismo excesivo. Esto lo han señalado Apel y Habermas. una interpretación univocista es la que pretende una completa objetividad y rigor. 2012. la pragmática nos sirve para entender. Eso nos muestra la pretensión de objetividad de la pragmática más allá de la hermenéutica. En la teoría de los actos de habla. A diferencia de las anteriores. ante todo. Así tenemos en pugna a Eco y a Rorty. Una pragmática analógica es consciente de que en la comunicación se entrometen los intereses particulares. una pragmática analógica trata de entender atendiendo a la oscuridad.hermenéutica equívoca es la que abre demasiado el abanico de las interpretaciones. Una pragmática equívoca. aunque se esfuerza por no perder la tensión hacia él. y se pasaron a la pragmática. pero con medida. reconociéndola. la analogía da una apertura del significado. En la teoría de la argumentación. que hay oscuridades y confusiones. Una pragmática equívoca abandona o rechaza el sentido literal. 133 ss. desesperando de poder superarla. al sostener que se puede recuperar el sentido literal. se abre hacia la alegoricidad. 49-65 57 . como la de Eco. Una pragmática unívoca. el acto de habla tiene casi siempre oscuridades). Y según el texto.

La retórica tenía como propia la elocutio. ni pragmática ni hermenéutica. Pero es que conciben la verdad de manera unívoca.literal. en el sentido de edificarnos y edificar a la sociedad o a la comunidad. salvaguardando. En la línea pragmatista. la analogía da apertura. para ir más allá (“Derivación de ‘debe’ a partir de ‘ser’”. Además. Busca una filosofía edificante. 60 ss.). como una adecuación perfecta entre el enunciado y el hecho. eso muestra que la retórica funcionaba como pragmática. Interpretar para valorar. que es el de la verdad. esto es. 58 Beuchot / Hacia una pragmática analógica . además de atender a la ilocutiva. no pretende esencias ni verdades. según supo verlo Peirce. Por esa apertura. Se va a la interpretación. valorar para superar la interpretación. Atendiendo a estas fuerzas latentes en los enunciados es como Searle supera la falacia naturalista. lo que hay de luminosidad en ella. aunque trata de no desatender ese aspecto suyo. Rorty rechaza la idea tradicional de la verdad (“El mundo felizmente perdido”. De hecho. Una pragmática analógica atiende sobre todo a la fuerza perlocutiva. Deja la epistemología y la metafísica. pero sin derrotarse en un sentido puramente alegórico y oscuro. Así. es más conveniente hablar de una verdad analógica (por supuesto que no equívoca. veamos uno de los problemas claves. profesa un pluralismo. que comparten el pragmatismo y la hermenéutica. y saca el debe del es. no solo en sentido político. dice que es demócrata. trata de mantener siempre el equilibrio.). la cual dejaría de ser verdad. y la verdad analógica está más en la línea de la verosimilitud). la cual resulta las más de las veces inalcanzable. sino cultural. de la cual está tomada la fuerza ilocutiva. Abandona la verdad como adecuación y la abre para que acoja la praxis. Es la aceptación del claroscuro de la comunicación. Ya muchos no se atreven a hablar de la verdad en la interpretación. sin embargo. El tema de la verdad Para tener un ejemplo de cómo puede ser de utilidad la idea de la analogía para la pragmática. no alcanzaría ni a ser verosimilitud. Deja el humanismo y pasa al humanitarismo. una pragmática analógica va más a lo performativo que a lo constativo. 178 ss.

Le interesa la conversación. Es curioso ver que Rorty siempre estuvo combatiendo las ideas de referencia y verdad. como pretendieron Apel y Habermas.En la línea pragmatista. y en enero de ese año dictó en el Instituto de Investigaciones Filosóficas de la Universidad Nacional Autónoma de México unas conferencias en las que seguía hablando de la verdad. 2012. Rorty se pasó la vida hablando de la verdad. con su fino humor inglés: “Wittgenstein encuentra el modo de decir una buena cantidad de cosas sobre aquello de lo que nada se puede decir” (“Introducción”. pp. diciendo que no nos preocupáramos por ella. ironía y solidaridad. sino algo más modesto. Dan ganas de hacer el comentario que hizo Russell en su prólogo al Tractatus logico-philosophicus de Wittgenstein. sino una democracia. Acta Poetica 331. El primero fue célebre por su univocismo con respecto al término “ser” (“On what there is”. Pues bien. Él murió en mayo de 2007. que negaba la referencia y. para interpretar lo cotidiano. que él caracterizaba de la siguiente manera: “ser es ser el valor de una variable ligada” (15). pero ahora Rorty prefiere abrir la posibilidad de la convivencia. Parece hacer hincapié en la retórica. Si este término puede tener significado. 25). y que reside en lo que se añade al crear nuevos lenguajes (Contingencia. sino que sostenía que hay algo más importante que esa verdad tan trivial. Rorty da más valor al modo de decir que a lo que se dice. 13). la verdad como adecuación. No para hacer un sistema. No negaba que el asesino haya sido el mayordomo. Hasta poco antes de su muerte minó la idea de verdad. edificar la comunidad. Es el que hace que convivamos. sino recalca la apertura hacia la praxis. porque no rinden ya. Así. Antes conocer era edificarse como ser humano. Según él. 27). por tanto. sino que la supeditaba a la creatividad. como si no hubiera entre ellos notables diferencias. 49-65 59 . una pragmática analógica se coloca entre Quine y Rorty. Para ello se valía de la semántica de Davidson. el diálogo edificante. como en las novelas. No una pragmática universal ni una hermenéutica trascendental. El significado de “ser” era el mismo para todos los seres. será un solo significado. y dan paso a nuevos lenguajes que dan mejor cuenta de los fenómenos que emergen. la misma moda filosófica indica que algunos lenguajes quedan atrás. lo que nos sirve para vivir y convivir. Rorty no desbancaba sin más la verdad como adecuación. Sin embargo. No renuncia al principio de no contradicción ni al principio del silogismo.

menos unívoca. que era referencialista. En cambio. para que no quede tan abierta la idea de verdad. pero no una referencia unívoca. entendido como intensión). al borrar la referencia (al revés de Quine. Putnam llega a una noción de verdad que admite adecuación (por la referencia). sino como analógica. hay una tensión entre el referencialismo y el antirreferencialismo. con diferencias y matices. Rorty rechaza a Peirce. pero también a Peirce. en una pragmática demasiado conductista (“Respuesta a Mauricio Beuchot”.). y. Peter Frederick Strawson rechazaba igualmente la verdad como correspondencia. el cuerpo y el mundo. Putnam da un lugar importante a James. sino una referencia analógica. pero no tan exigente como la de los términos y enunciados como designadores rígidos que mantenía en una primera época. pero es que se ha entendido la referencia como unívoca. lo cual nos muestra que se pueden combinar los dos pensadores. en ese sentido. una pragmática analógica puede recuperar cierta referencia. que se colocó del lado de una pragmática equivocista. 181 ss. En esa misma línea pragmatista. En cuanto a la noción de la verdad como tal. La mente. ya que es difícilmente alcanzable. 308-309). aunque aceptaba opacidades en ella y más bien huía del sentido. pero creo que no se negaría si no se entendiera como unívoca. Rorty abrió tanto la interpretación. y. 8 ss. Es una referencia menos rígida. La trenza de tres cabos. Allí dice que es más realista de lo que yo lo hago). más analógica.). etc. o entre el concreto y el abstracto. y se adhiere a William James. He dicho que Davidson negaba la referencia. En la línea pragmática de la teoría de los actos de habla de Austin. se pasa a negarla (que es lo más fácil y cómodo). y defendía una verdad como mero consenso. 60 Beuchot / Hacia una pragmática analógica . a semejanza de Saul Kripke (Putnam. bastante inaceptable. pero también rechazaba el sentido como concepto o idea. según mi modo de ver (“Respuesta a Mauricio Beuchot”. 77 ss. según la frase que algunos atribuyen a James: “Verdadero es lo que me gusta”. y que James le dio una idea de verdad abierta y más útil. En cambio. Larry Laudan posterga la noción de verdad y privilegia la de rendimiento científico (“Respuesta a Mauricio Beuchot”.por ejemplo entre el ser substancial y el accidental. Como se ve. Llega a decir que perdió diez años de su vida estudiando las enrevesadas expresiones de Peirce.

lo cual es muy equivocista. que corresponden a las tres ramas de la semiótica. Peirce divide el ícono en tres: imagen. 2. como el ícono de la justicia. Esta verdad como correspondencia analógica coincide con la pretensión solo de verosimilitud que tiene la retórica. La verdad coherentista llega a ser demasiado unívoca. a diferencia de ella. 49-65 61 . es decir. Iconicidad y analogía en Peirce Algunos lineamientos de una pragmática analógica se encuentran ya en uno de sus célebres fundadores: Peirce. a fuer de signo natural. que no busque una correspondencia unívoca. otra es la verdad como adecuación. pp. en tanto que signo intermedio. hace falta una verdad correspondentista analógica. pero se pueden sintetizar en tres. Una es la verdad como coherencia. obtenida únicamente por consenso.276-284). y también evita la pretensión positivista y neopositivista de la correspondencia unívoca. como lo hicieron ver Apel y Habermas. nos evita el peligro de relativismo que conlleva la verdad pragmática. como lo hizo ver Tarski. como la huella en el lodo. sino analógica (por supuesto que no equívoca. Todo ello en el camino de una pragmática analógica. sino más abierta. pues la mesa se dice de diversas maneras según cada lenguaje. y otra es la verdad como consenso. la metáfora tiende a la equivocidad. pero nunca incurre Acta Poetica 331. Recordemos que él divide el signo en tres: ícono. índice y símbolo (Collected Papers. La imagen tiende a la univocidad. la verdad como consenso puede ser demasiado equívoca.277). Para él. que corresponde a la pragmática. y el ícono es análogo. idealista. como el lenguaje. la referencia. pero nunca la alcanza. la analogía es iconicidad. El índice es unívoco. es analógica. como verdad correspondentista analógica. que corresponde a la sintaxis. que corresponde a la semántica. en cuanto signo convencional. Asimismo. como lo hizo ver Carnap. diagrama y metáfora (2. ya que alcanza a salvaguardar la correspondencia. híbrido. el símbolo es equívoco. De esta manera es como una noción analógica de verdad. que tiene cierta semejanza con lo designado. relativista. porque eso no es correspondencia ninguna). 2012. pero también depende de la cultura en la que se dé.Hay varias nociones de verdad. pero no es pretenciosamente unívoca.

tanto en la imagen. una pragmática analógica estaría muy basada en el signo icónico. de manera que a veces logrará una interpretación de tipo imagen. es la iconicidad. es analógica también. Estas últimas son modelos apropiados de las cosas que representan. además. Son las dos caras de la analogía. los inconvenientes de la pragmática equívoca. que evite los dos polos extremos de la univocidad y la equivocidad. No tendrá el rigor de la pragmática unívoca. pues a veces tendrá la propiedad metonímica de la imagen y a veces será metáfora. la cual. y una pragmática analógica no renunciará a la exactitud. a veces un diagrama del mismo y a veces solo una metáfora suya. y que ambas son los pilares del discurso humano. que era un buen conocedor de Peirce. Conclusión He aquí unos pocos lineamientos hacia el uso de la analogía o iconicidad en la pragmática. el relativismo sin fin. Roman Jakobson. pero aprenderá de ella la apertura a varias interpretaciones. y ese mismo sentido de la medida (la phrónesis o prudencia) evitará que caiga en la equivocidad sin salida. una solamente de tipo metáfora y otras de diagrama. de ser. pero tampoco sus inconvenientes. decía que la metonimia y la metáfora son complementarias (Beristáin. 62 Beuchot / Hacia una pragmática analógica . Es lo analógico-icónico. Diccionario de retórica y poética. pues la metonimia predomina en la prosa y en la ciencia. y el diagrama es el más analógico. como vimos en Peirce. o encontrará la mediación en el diagrama. en la iconicidad. como en el diagrama y la metáfora.en ella. por ejemplo. mientras que la metáfora predomina en la poesía. Evitará. pero con medida. a veces será una imagen del texto. otras. 314-315). De esta manera. que también oscila entre lo metonímico y lo metafórico. Hacia una pragmática analógica. Podrá oscilar entre esas tres. una pragmática equívoca se quedará hundida en una interpretación relativista y ambigua. Y en eso consiste una pragmática analógico-icónica. que se enriquecerán mutuamente. Es decir. pues oscila entre una fórmula algebraica y una metáfora afortunada. Una pragmática unívoca se quedará pretendiendo la exactitud completa en la interpretación. o solo en casos muy triviales. casi nunca alcanzable.

Amsterdam. Pragmatics and the Philosophy of Mind. en Opera. Porrúa. REfERENcIas aPEl.. Brill. Berlin. México. bEUchOt. pp. An Outline of the Theory of Semantic Information. Samuel Arriarán y José Rubén Sanabria (coords. La retórica como pragmática y hermenéutica. Elementos de semiótica. “Lectura hermenéutica y pragmática”. 1970. 1983. bEUchOt. “The Limits of Cultural Relativism: Metaphysics and Latin America”. Acta Poetica 331.. A Study in Semantics and Modal Logic [1947]. 1952. Helena. Chicago-London.). Dascal (ed. Philosophical Studies. John Benjamins. North and Latin America Perspectives. dascal. Barcelona. Mauricio. Karl-Otto. en Cultural Relativism and Philosophy. en Hermenéutica. 1979.). Diánoia. Mauricio. trad. Antonio Corona y Concepción Abellán. Universidad Nacional Autónoma de México.Además. Mauricio. bEUchOt. 1961. México. caRNaP. Universidad Iberoamericana. reimpr. Mauricio. Cambridge. caRNaP Rudolf y Yeoshua baR-hIllEl. Paidós. Supplement E de Meaning and Necessity. bEUchOt. “El pensamiento analógico en las filosofías analítica y pragmática”. 5a. en Memorias de las Jornadas Filológicas 1996. Barcelona. sobre todo en Peirce. 48. México. esta pragmática analógica ya tenía anticipaciones en los orígenes de la pragmática. 1991. 2012. 1996. “Meaning and Synonymy in Natural Languages”. Diccionario de retórica y poética [1985]. 2004. Universidad Nacional Autónoma de México. 27-34. M. bERIstáIN. trad. 67-71. 1995. 1955. Rudolf. ed. Qué es la pragmática. 159-173. 7. “On Some Concepts of Pragmatics”. 248-250. Springer Verlag. Harvard University Press. Categoriae. Rudolf. Leiden. 25-36. pero también hay aproximaciones a ella más recientes. 8a. Bekker. 2002. ed. educación y ética discursiva. (En torno a un debate con Karl-Otto Apel). The University of Chicago Press. I. México. Marcella. Noemí Cortés López. 49-65 63 . “Respuesta a Mauricio Beuchot”. Ánthropos. bERtUccEllI PaPI. Massachusetts. 33-47. Mauricio. bEUchOt. Marcelo. 1998. aRIstótElEs. y sigue siendo un objeto interesante de estudio. 1997. caRNaP.

EscaNdEll vIdal. Harvard University Press. Velasco Gómez (coord. Homenaje a Larry Laudan. México. en Quinto Simposio Internacional de Filosofía. trad. Palabra y objeto. México. 1953. “On what there is”. 4. trad. Weiss (eds. vol. 79. trad. Inquiries into Truth and Interpretation. Universidad Nacional Autónoma de México. Universidad Nacional Autónoma de México. davIdsON. 1999. México. Cambridge. Hartshorne y P.dascal. Mass.). 1984. La trenza de tres cabos. 1993. 20-46. A. Philosophical Review. 2001. 33-55. Paul. dascal. núm. Rivista di Filosofia Neoscolastica. 65. Marcelo. pluralismo y racionalidad en la ciencia. Un balance crítico del funcionalismo. Revue philosophique de la France et de l’étranger. PEIRcE. Willard Van Orman. 1992. Mass. PUtNaM. La mente. GRIcE. laUdaN. Enrique Villanueva (coord.).. Hilary. Ánthropos. “Respuesta a Mauricio Beuchot”. trad. Gedisa. Pilar van Breda Burgueño. Aline Menassé. QUINE. Charles. Marcelo. José Francisco Álvarez. núm. Marcelo. Harvard University Press.. 1). 1986. 1953. Collected Papers [1933]. trad. 53. 141-158. Oxford. Gabriela Ventureira. Narta Santi e Irma Zangara. Lourdes Valdivia. en Progreso. 1956. Larry. Herbert Paul. trad. Donald. XVIII. Universidad Nacional Autónoma de México.463. Significado. dascal. vol. 77-79. PUtNaM. Barcelona. 1990. “Two Dogmas of Empiricism”. Hilary. 1-19. 1968. Fundamentos de la teoría de los signos. Introducción a la pragmática. 64 Beuchot / Hacia una pragmática analógica . QUINE. Barcelona. 1965. Cambridge. MORRIs. Obdulia Álvarez. “In Defence of a Dogma”. Héctor Islas. Ch. 564579. Madrid. “Respuesta a Mauricio Beuchot”. México. en From a Logical Point of View. trad. Amsterdam. GRIcE. davIdsON. el cuerpo y el mundo. Universidad Nacional Autónoma de México. 1958. Donald. The Belknap Press of Harvard University. Willard Van Orman. Cambridge.. en From a Logical Point of View. trad. Charles Sanders. Siglo XXI. RIcOEUR. Clarendon Press. “Interpretazione ermeneutica e interpretazione pragmática”. Barcelona. 1978. Manuel Sacristán. 1977 (Cuadernos de Crítica. Mass. Herbert Paul y Peter Frederick stRawsON. “Una crítica reciente a la noción de significado literal”. 449. 1987. Representación y realidad. Crítica. 308-309. Willard Van Orman. John Benjamins. “Philosophie et langage”.). María Victoria. Sergio Cremaschi. QUINE. Interpretation and Understanding. Labor. trad. 1. 2003. n.

Paul. “Derivación de ‘debe’ a partir de ‘ser’”. John. 1993. Ariel. Caorsi (ed. Cambridge University Press. en Interpretación y sobreinterpretación. Thompson (ed. trad. “Introducción” a Ludwig wIttGENstEIN. Tecnos. 1982. Alianza. en Consecuencias del pragmatismo. RORty. RORty. “Phenomenology and Hermeneutics”. E. Universidad de la República. Madrid. “El mundo felizmente perdido”. 1973.). Barcelona. trad. pp. RORty. 2012. trad. Alfredo Eduardo Sinnot. El análisis filosófico. Paidós. en Ensayos sobre Strawson. Eco (ed. Richard. 1995. ironía y solidaridad. Cambridge. sEaRlE. trad. Cátedra. José Miguel Esteban Cloquell. RUssEll. Bertrand. “El progreso del pragmatista”. Tractatus lógicophilosophicus [1922]. URMsON. 6078. C. 181-184. 178-201. James Opie.). Contingencia. en Actos de habla. y trad. trad.). stRawsON. Peter Frederick. Acta Poetica 331. Hermeneutics and the Human Sciences. Madrid. U. Montevideo. Luis Manuel Valdés Villanueva. Cambridge University Press. 11-28. 1996.RIcOEUR. José Luis García Molina. Ana Rona. Cambridge. 101-128. Madrid. 1991. “Respuesta a Mauricio Beuchot”. 96-118. Juan Gabriel López Guix. 1990. trad. 1978. 49-65 65 . Richard. trad. Barcelona. Richard. Enrique Tierno Galván. John B.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful