POR SI ALGO ME PASA, O APAREZCO MUERTO

Estoy preparando un trabajo periodístico con gente de canal nacional, pero resulta que la Sala III de la Cámara de Apelaciones y Garantías de Mercedes, está demorando la autorización para realizarla. Creo que tiene miedo de lo que se pueda decir, de que se vea la verdad sobre el FEUDO JUDICIAL-POLICIAL DE MERCEDES. Deseo dejar en claro que no incluyo en el feudo al FUERO CIVIL DE DICHA JURISDICCIÓN. El feudo está en el fuero penal. EL FUERO CIVIL FUNCIONA BIEN, LOS JUECES SON JUSTOS, Y TIENEN MI RESPETO, COMO CIUDADANO, Y ESTUDIANTE DE DERECHO. Si aparezco muerto, que se investigue a los Judiciales que figuran en los documentos. También a un Juez a quien denuncié en la Secretaría de Control Judicial. Fíjense cómo en esta causa, un Juez hace desaparecer prueba que servía para condenar a la mafia policial, y luego una fiscal pide la prescripción de la causa, para que no saliera a la luz que el Juez había hecho desaparecer la prueba. Vean cómo un Juez , sabiendo que la falsificación de dinero es un delito Federal, cajoneó la causa, é hizo todo lo posible (además de que la prueba desapareció de su caja fuerte) para que no llegara a Juzgado Federal. Vean cómo la Defensora Oficial encubrió permanentemente la actividad de Juez, Fiscal y otros que no actuaron dentro de la ley. Digo que temo por mi vida, porque ya en 1995 me mandaron a matar, me salvó la vida el Dr Edgardo Alfaro, Procurador de la Suprema Corte de Justicia Provincial, pero al 22 de diciembre de ese año, cuando fui a denunciar esto ante el Juez Dr Eduardo Daniel Costía, expliqué detalladamente cómo me iban a matar, pero cuando le pedí, le supliqué, que me sacara de ese penal para resguardar mi vida, me dijo que el era el Juez, y que podía hacer lo que quisiera. Me mandó de nuevo a ese lugar, y casi terminan de hacer el "TRABAJITO". En realidad, me salvó el Servicio Penitenciario, que, aún con sus falencias, resguardó siempre mi vida. Uno de los que enviaron a matarme, era un policía del Grupo Halcón, quien estaba procesado por múltiples homicidios, y según supe, se llamaba Leonardo Núñez. Ahora, al preparar un trabajo de investigación, con Detectives, Abogados Penalistas, y otros profesionales, nos encontramos con que la Sala III de la Cámara de apelaciones y Garantías de Mercedes, para autorizarme a hacer el reportaje, primero debe preguntarme "Qué es lo que voy a decir en la nota" ¿¿¿¿?????? ES UN ATROPELLO A LA LIBERTAD DE EXPRESION. Además, creo que es un síntoma inequívoco de que tiene miedo de que salgan a la luz ciertas cosas, y por ello, tengo miedo de que aparezca otro mercenario a matarme. Tendría que decir muchas cosas más, pero realmente TENGO MIEDO.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful