You are on page 1of 30

La T rinidad de M anifest ación del Ser Supremo Entr e los m uc hos m is ter ios de la vida, que van m ás allá

de la lógic a, es tá el c onc epto de un Dios tr ino y uno. El m is m o no debe, s in em bar go, ar r edr ar nos . ¿Ac as o no es tá la m as oner ía envuelta en m is ter io? ¿ No es tá c ada am anec er r odeado de m is ter ios inex plic ables que, no obs tante, ac eptam os c om o c os a natur al, tanto en la vida m ater ial c om o en la es pir itual? ¿ No es es te inc es ante am anec er en todo s er hum ano lo que m ues tr a la m as oner ía en s u O r iente Sim bólic o? ¿ No es és te el Pr opós ito detr ás de la c r eac ión? ¿ No es tá en es a m is ter ios a T r inidad la únic a ex plic ac ión de todo lo que ex is te? Si c om o hem os c onvenido antes , es e Ser Supr em o o Pr inc ipio Cr eador que denom inas G .A.D.U., es a la vez inm anente y tr as c endente en toda f or m a de vida ( m ás gr ande que todo lo c r eado,

per o a la vez pr es ente en todas s us par tes ) , no es pos ible c ons ider ar lo s epar ado de la m ater ia o el m undo de las f or m as , que es s u c uer po de m anif es tac ión. Los dos c ons tituyen, evidentem ente, un par de opues tos , por que, entr e otr as c os as , uno es inf inito y eter no y el otr o, lim itado y tem por al. Se c onoc e a am bas ex is tenc ias m ás c om únm ente c om o Es píritu y Materia. Ahor a, de la r elac ión o unión de am bos es inevitable que s ur j a algo. As í es ef ec tivam ente. Y a es ta r es ultante s e la c onoc e c om únm ente c om o Alm a; es dec ir , es a ex is tenc ia s iem pr e en f or m ac ión, es a c ualidad que dis tingue a un s er o un elem ento de otr o, es a s íntes is de la r elac ión em er gente de am bos opues tos . Vem os , pues , tr es ex is tenc ias ins eparables : Es píritu, Alm a y Cuerpo. De ahí que Dios o E.G .A.D.U. - que es todo y lo que c ontiene todo- tenga que s er , inevitablem ente, tr ino y uno; y que,

m ientr as ex is ta un univer s o es tos tr es atr ibutos deban s er ins epar ables . Es to ex plic a, en c ier to m odo, el m is ter io de un Dios tr ino y uno, de la unidad dentr o de la diver s idad, de que T odo s ea Uno, y que es pír itu y m ater ia s ean dis tintos as pec tos de una m is m a c os a, c om o lo es la ener gía de dis tintas polar idades y c on dis tintas c ar ac ter ís tic as . Si el m ic r oc os m os es una r epr oduc c ión del m ac r oc os m os , o, al dec ir de la c ienc ia es otér ic a, "c om o es ar r iba es tam bién abaj o", por deduc c ión lógic a, en todo s er hum ano, c om o en todo lo que ex is te en el univer s o, debe es tar tam bién inevitablem ente pr es ente es a T r inidad de as pec tos : es pír itu, alm a y c uer po. A es ta T r inidad de m anif es tac ión del Ser Supr em o s e la c onoc e por diver s os nom br es . Entr e ellos c abe s eñalar : en el c r is tianis m o, los de Padre, Hij o y Es píritu Santo, o Mater ia Vir gen; en la India los de Br am a, Vis nú y Siva; en Egipto, los de O s iris , Is is y Horus . En el s er hum ano es ta T r inidad de es pír itu, alm a y c uer po s e m anif ies ta c om o el Ser Supr em o, el Ser Super ior y el Ser Inf er ior en él. En la m as oner ía es ta T r inidad lleva los nom br es de el Ser Supr em o, el G r an G eóm etr a y el G r an Ar quitec to del Univer s o. Es tá r epr es entada s im bólic am ente por Hir am el Rey de T ir o, Hir am Abí y el Rey Salom ón. La m is m a s e halla per s onif ic ada en Logia por el Vener able Maes tr o, el Pr im er Vigilante y el Segundo Vigilante, los c uales deben r egir la Logia m as ónic a, c om o

r epr oduc c ión del univer s o, de la m is m a m aner a unida que la T r inidad r ige la Logia del univer s o. La m as oner ía honr a a es ta T r inidad a través de s u s im bolis m o y s us rituales . T r es de las c ualidades de la T r inidad - la Sabiduría, la Fuerza y la Belleza c ons tituyen, c om o s e ha m enc ionado, s us tr es pilar es f undam entales . Las m is m as s on f or m as de ener gías que es tán c analizadas ef ec tivam ente a tr avés de los tr es of ic iales que r igen la Logia: el Venerable Maes tro, la energía de la Sabidur ía; el Pr im er Vigilante, la de la Fuer za, y el Segundo Vigilante, la de la Belleza. Es ta T r inidad de Maes tr os debe c ons ider ar que f or m a ef ec tivam ente un tr iángulo de ener gías y que debe f unc ionar c om o tal en per f ec ta unidad y ar m onía. Por es to es tán s entados en Logia f or m ando un tr iángulo. Los tr es r igen la Logia, no por una dis pos ic ión c apr ic hos a, s ino por que c analizan las ener gías que m ueven la m is m a. Es un hec ho que c uando uno de los tr es no c um ple s u f unc ión, dec ae la Logia. T odo hac e pens ar que algún día es tos tr es as pec tos divinos - Sabidur ía, Fuer za y Belleza - habr án de alc anzar una s íntes is per f ec ta en la hum anidad a tr avés del pr oc es o evolutivo. En la ac tualidad, c om o lo indic a la m as oner ía ex is tente, hay s ólo dos c olum nas vis ibles , que r epr es entan las dos f uer zas opues tas de es pír itu y m ater ia. La c olum na "J ", la del Es pír itu, r epr es enta la Fuer za es pir itual. La c olum na "B", la de la m ater ia, r epr es enta la Belleza o la ar m onía en el

univer s o. La ter c er a, la de la Sabidur ía s íntes is de las otr as dos - es tá en f or m ac ión. En toda la c r eac ión s e m anif ies ta de una f or m a u otr a la tr inidad de as pec tos de padr e, m adr e e hij o, o el par de opues tos y s u r es ultante, el hij o o la s íntes is de am bos . Es ta s íntes is c ons tituye el O bj etivo y el Pr opós ito de la c r eac ión y tam bién de la m as oner ía. Se la llam a, entr e otr as c os as , deduc c ión, luz, Conc ienc ia. La T r inidad es la r epr es entac ión viva del pr oc es o de la s íntes is ; y en es te pr oc es o s e f unda todo el s is tem a m as ónic o. Com ienza por el par de opues tos , r epr es entado por las c olum nas opues tas , "J " y "B", s eguido por el c am ino m edio de la s íntes is o de la ar m onía entr e am bas . Es el c am ino que debe tom ar f or zos am ente todo m as ón que entr a al T em plo. Pas a entr e el par de opues tos y c am ina s obr e las baldos as blanc as y negr as has ta el m om ento que llega a es a ilum inac ión inter ior , r es ultado de la r elac ión ar m ónic a e identif ic ac ión c on el Ser Supr em o y c on unos y otr os , que entendem os por r eligión natur al, y que es tá r epr es entado por el O r iente Sim bólic o en la Logia. Es ta T r inidad es tá r epr es entada en el s im bolis m o m as ónic o por un tr iángulo o delta, c on el ápic e hac ia ar r iba. Vem os es te tr iángulo en nues tr o s ím bolo m ás c ar ac ter ís tic o f or m ado por el c om pás abier to que, c on la es c uadr a, s ugier en dos tr iángulos s obr epues tos , c om o en la

es tr ella de s eis puntas . Se puede deduc ir la gr an im por tanc ia que r evis te el r ef er ido tr iángulo en la m as oner ía, s i obs er vam os todas aquellas c os as en las c uales s e em plea en el T em plo y en la es c r itur a m as ónic a. Podem os dec ir que T RES ES EL RESULT ADO DE LA UNION DE DOS. El tr iángulo ilus tr a, por lo m is m o, el pr oc es o evolutivo hac ia la s íntes is . Par tiendo del punto de la unidad s uper ior s e des c iende al par de opues tos en los dos puntos ex tr em os , a la vez que unidos , que s e hallan en la bas e del tr iángulo. Mues tr a el gr adual ac er c am iento de es tos dos puntos opues tos s egún evoluc ionan y as c ienden por los later ales del tr iángulo, al s eguir el c am ino m edio entr e am bos ex tr em os y r educ ir s im ultáneam ente la dis tanc ia que los s epar a, has ta llegar de nuevo al ápic e o la Unidad: punto s uper ior de s íntes is y punto de par tida. Con ello s e c ier r a un nuevo c ic lo evolutivo, c or to o lar go s egún las c ir c uns tanc ias . Es te punto de s íntes is es lo que s e c onoc e c om o el alm a de las c os as . T odo tr iángulo es la ex pr es ión de una ener gía f undam ental y dos f uer zas s ec undar ias : una ener gía em anente ( la unidad) que evoc a una f uer za opues ta. Es tas dos s ur gen eventualm ente a un punto o c entr o m agnétic o de Síntes is , volviendo a la unidad. Com o lo indic a gráf ic am ente el triángulo, la T r inidad c ontiene el Alf a y O m ega, el pr inc ipio y el f in de todas las c os as , as í c om o las r es pues tas a las c om plic adas pr eguntas : ¿De dónde vengo? ¿Q ué s oy? y ¿Hac ia dónde voy? La autor r ealizac ión que la m as oner ía nos pone por obj etivo

ex ige, c om o tr inidad que s om os , que em pr endam os es a obr a c on es pír itu, alm a y c uer po, en f or m a integr al.

gr ado de evoluc ión en c onc ienc ia, pr edom inando m ás una luz que la otr a.

A. EL COM PÁS Y LA ESCUADRA Las T res G ran d es L u ces T odos los s er es hum anos tenem os tr es luc es pr inc ipales par a or ientar nos , a tr avés de nues tr a vida, por el c am ino de nues tr a evoluc ión en c onc ienc ia. En la m as oner ía s e las c onoc e c om o Las T r es G r andes Luc es . Es tas s on: La luz s uper ior que, por vía de la intuic ión, nos llega del es pír itu, el c ual es tá r epr es entado en nues tr o s im bolis m o por El Com pás ; La luz inf er ior que, por m edio de la m ente r azonador a, nos llega de nues tr o s er inf er ior , que es tá r epr es entado por La Es c uadr a; La luz dis c r im inador a que, a tr avés de la c ons ec uenc ia de nues tr os ac tos , r ec ibim os de las Leyes Sagr adas del univer s o y de la vida. Es ta nos ayuda a or ientar nos s obr e el r um bo hac ia la Realidad al s eguir las dos luc es anter ior es . Es ta ter c er a luz es tá s im bolizada por lo que, en m as oner ía, s e denom ina Volum en de la Ley Sagr ada. Aunque en algunas lis tas de Lím ites s e m enc iona s ólo el Volum en de la Ley Sagr ada, las tr es luc es ( la es c uadr a, el c om pás y el Libr o de la Ley) c ons tituyen, c om o vem os , una tr iplic idad ins epar able. La s ens ibilidad a es tas tr es luc es es tá m ás des ar r ollada o des pier ta en unas per s onas que en otr as , de ac uer do c on s u En el Lím ite anter ior s e m enc ionó que la T r inidad (Es píritu, Alm a y Cuerpo) es tá r epr es entada en el s im bolis m o m as ónic o por un tr iángulo c on el ápic e hac ia ar r iba; que el Es pír itu y la Mater ia o Cuer po, s i s e quier e, c ons tituyen un par de opues tos , por lo que s e los ubic a gr áf ic am ente, en los dos puntos opues tos en la bas e de es te tr iángulo; y, en f in, que el ápic e de es te tr iángulo r epr es enta el Alm a, o s ea, la s íntes is o el r es ultado de la r elac ión de es os dos as pec tos opues tos , s iendo es te punto de s íntes is lo que m ás c uenta en la Cr eac ión. El as pec to Es pír itu de es ta T r inidad, o Ser Supr em o m ás pr opiam ente dic ho, es tá c ons tituido, a s u vez, por una tríada. Es ta tríada es piritual es tá c ons tituida por lo que s e c onoc e por Voluntad o Poder , por Am or o Sabidur ía, y por Inteligenc ia es pir itual, atr ibutos és tos que tienen s us r ef lej os equivalentes en el plano inf er ior de nues tr a per s onalidad, denom inada tam bién nues tro Ser Inf erior. Por es te m otivo el hom bre es tá r epr es entado, tam bién, en nues tr o s ím bolo pr inc ipal, por un tr iángulo es pir itual s uper ior , f or m ado por el c om pás , c on el ápic e hac ia ar r iba y apuntando hac ia el O r iente de Luz en la Logia, y por un tr iángulo inf er ior inver tido f or m ado por la es c uadr a, c on el ápic e hac ia abaj o, apuntando hac ia el O c c idente de os c ur idad. El tr iángulo inf er ior , r ef lej o

opues to del s uper ior , r epr es enta nues tr a tr iple per s onalidad - c om o r ef lej ada en un es pej o- la que s e c om pone de una natur aleza f ís ic a, una em oc ional y una m ental. Es te s er inf er ior es el ins tr um ento de m anif es tac ión del Ser Super ior o Supr em o en el hom br e. El s ím bolo m as ónic o del c om pás y la es c uadr a s obr epues tos , adem ás de s er una r epr es entac ión s im bólic a del s er , c ontiene var ios otr os s ignif ic ados que s on de pr im or dial im por tanc ia par a or ientar al m as ón en s u c am ino hac ia la Luz. Entr e ellos c abe s eñalar : La Ley de Analogía que r eina en el univer s o, de "c om o es ar r iba es tam bién abaj o" La r elac ión c on el Ser Supr em o. El obj etivo de s uper ac ión que m ar c a la m as onería. La Ley de An alogía El s ím bolo del c om pás y la es c uadr a s obr epues tos indic a la r elac ión que, por analogía, ex is te entr e el m ac r oc os m os y el m ic r oc os m os , per m itiendo llegar a lo des c onoc ido por m edio de lo c onoc ido, c onoc er al univer s o y al G .A. del m is m o a tr avés del c onoc im iento de s í m is m o, y ver al G .A.D.U. a tr avés de s us m anif es tac iones . T odo ello da un c uadr o de la ver dader a natur aleza de un or ganis m o es pir itual. Señala que el tr abaj o pr inc ipal de la m as oner ía c ons is te en vinc ular las r ealidades ex ter nas c on las inter nas , lo tangible y vis ible c on lo intangible e invis ible, en f us ionar lo obj etivo y lo s ubj etivo, lo oper ativo y lo es pec ulativo de la m as oner ía.

La relación con el Ser Supremo El triángulo s uperior (o s ea, el c om pás ) por el hec ho m is m o de es tar s obr epues to al tr iángulo inf er ior ( la es c uadr a) , indic a la r elac ión de nues tr o s er inf er ior c on la Realidad Supr em a o Ser Supr em o, c onoc ido c om o el Dios inm anente. Mues tr a a és te c om o es a divinidad inm anente en potenc ia dentr o de todo s er hum ano que él m is m o puede des ar r ollar a tr avés del s is tem a m as ónic o, y c on el c ual puede identif ic ar s e c ons c ientem ente. En es ta r elac ión enc ontr am os el alm a de la m as oner ía. Nos indic a es te s ím bolo, que debem os bus c ar a Dios dentr o de nos otr os , no f uer a de nues tr o s er . ¿ Cr eem os que E.G .A.D.U. es tá m anif es tándos e c ons tantem ente en nos otr os a tr avés de Sus Leyes ? ¿ No es es ta r elac ión c on lo Supr em o la que le da valor abs oluto a la dignidad hum ana? As í c om o E.G .A.D.U. es tá en el c entro de Su univer s o, Él es tá tam bién en el c entr o de nues tr o Ser . Lo indic a la es tr ella f lam íger a - r epr es entac ión del hom br e realizado- en c uyo c entro es tá la "G ". Debem os r ec onoc er es ta r ealidad, y c ons ider a que Sus leyes s on s agr adas par a nos otr os . Es tas s on una ex pr es ión de Su Voluntad, la c ual es de todo punto de vis ta inviolable. La f unc ión de la m as oner ía es s intonizar el m ic r oc os m os c on el m ac r oc os m os inc ons c ientem ente. Sólo en la r elac ión de unas c os as c on otr as s e puede hallar ver dader o s ignif ic ado y s entido a las m is m as .

Lo m ás ins ens ato que ex is te es el s entido de s epar ac ión. Los f otones y elec tr ones s on par tíc ulas individuales que, en lugar de la independenc ia, pr ac tic an la inter dependenc ia y la inter r elac ión, c om o m iem br os de una or ganizac ión dentr o de un c uadr o de ondas ener gétic as . T al es tam bién el c uadr o de la r elac ión del hom br e c on la c r eac ión y c on E.G .A.D.U. Com o las c élulas de nues tr o or ganis m o, c uando entr am os a la m as oner ía entr am os en r elac ión c on E.G .A.D.U. El nos ha enc om endado, al dec ir de la m as oner ía, la c ons tr uc c ión de un T em plo s ubj etivo. A tr avés de nues tr a vida m as ónic a es ta r elac ión c on Él es tá s upues ta a volver s e m ás es tr ec ha a m edida que aum enta nues tr a c apac idad, des de Apr endic es a Maes tr os , par a c olabor ar en el adelanto de la obr a que nos ha enc om endado en el s eno de la m as oner ía. La m as oner ía es , pr im er am ente, un T aller de autor r ealizac ión , y, c ons iguientem ente, un or ganis m o de s er vic io; de s er vic io a nues tr os s em ej antes y al Plan del G .A.D.U. par a la c ons tr uc c ión de Su T em plo, c onoc ido c om o el Plan de Evoluc ión. En es te s entido s om os s us c olabor ador es . Ser un ver dader o m as ón es r ec onoc er s u papel de pequeño ar quitec to del univer s o y c olabor ador del G .A.D.U. En tal s entido podem os utilizar el r ec ur s o de s us leyes y c am inar hum ildem ente c on Él, c om o ayudantes s uyos en la obr a de Su c r eac ión y el Pr opós ito detr ás de Su pr oc es o evolutivo, al r ec onoc er nues tr a r es pons abilidad en el m is m o.

Com o el Pr im er Diác ono en el T aller , es tam os or ganizados par a c ons tituir nos en m ens aj er os s uyos . T enem os tr abaj os en c om ún c on Él. Per o s olam ente s intonizando nues tr a m ente y nues tr a voluntad c on la MENT E UNIVERSAL y la VO LUNT AD SUPERIO R podem os r ealizar es e tr abaj o c ons c ientem ente. Es te s ím bolo del c om pás y la es c uadr a s obr epues tos nos m ues tr a, as im is m o, la es tr ec ha r elac ión que hay entr e es pír itu y m ater ia. Nos indic a que debe haber unidad de ac tividad entr e uno y otr o, que no s om os m ons tr uos de dos c abezas , que el es pír itu y la m ater ia no pueden tr abaj ar s epar ados . El hom br e es es pír itu y es tam bién m ateria. Si s e lo m ira ex c lus ivam ente des de el punto de vis ta m ater ial, o des de el punto de vis ta es pir itual, s e obtiene de él un c uadr o inc om pleto e ir r eal, lleno de c ontr adic c iones . Muy otr a es la im agen que s e obtiene de él c uando s e c ontem plan s us dos as pec tos j untos , f us ionando los as pec tos par c iales en una s íntes is viviente, en la c ual des apar ec en las apar entes c ontr adic c iones . Es ta unidad de ac tividad entre es píritu y m ateria s e ve c onf irm ada por la pr ác tic a m as ónic a de s obr eponer el c om pás y la es c uadr a en el Ar a c uando s e abr en los tr abaj os , y s epar ar los c uando s e c ier r an los m is m os . La s obr epos ic ión de la es c uadr a y el c om pás , indic ando la es tr ec ha r elac ión entr e lo s uper ior y lo inf er ior , entr e la par te y el T odo y la inter r elac ión de unos y otr os , nos as egur a, en f in, que toda ac titud, toda dem anda, toda f or m ulac ión,

toda invoc ac ión de abaj o par a obtener r ec ur s os , evoc a, indef ec tiblem ente ( por vir tud de la Ley de Caus a y Ef ec to o Ac c ión y Reac c ión) una r es pues ta c or r es pondiente de ar r iba. De ahí el m otivo de las invoc ac iones , y princ ipalm ente de la invoc ac ión "A L.G .D.G .A.D.U." que pr ec ede la aper tur a de los tr abaj os en Logia y el enc abezam iento de la c or r es pondenc ia m as ónic a. És ta evoc a inevitablem ente una r es pues ta pos itiva s i s e hac e c on s inc er idad y c on c onvic c ión s obr e el r es ultado del m is m o y no en f or m a m ec ánic a. El objet iv o de Superación Medim os tér m ino m edio 1,70 m etr os . Per o ¿hac ia dónde? ¿Hac ia ar r iba o hac ia abaj o? La G r an Bús queda de es a luz que s e halla en un plano s uper ior en el O r iente Sim bólic o, es ins tintivo en todo s er hum ano. T odos quer em os levantar nos y as c ender a un nivel m ej or y m ás alto en todo s entido. A vec es no s abem os c óm o hac er lo y r ec ur r im os a m étodos equivoc ados que f r us tr an nues tr a intenc ión. Af or tunadam ente el c ír c ulo en tor no a nues tr o Yo s e va es tr ec hando, es tr ec hando natur alm ente, c om o c ons ec uenc ia de nues tr a ex per ienc ia, has ta que la únic a s alida que nos queda, par a no as f ix iar nos , es hac ia ar r iba. Cada uno de nos otr os tiene la s ens ac ión de que ha r ealizado apenas una m er a f r ac c ión de s us potenc ialidades divinas . Donde quier a que m ir am os , ¡c uántas pos ibilidades vem os s in r ealizar ! Es to s e debe a que en todos nos otr os es tá la Luz Supr em a. Per o par a per c ibir la c ons c ientem ente tenem os que elim inar el

velo que, en tor no s uyo, ha c r eado nues tr o inf er ior , o s ea nues tr a per s onalidad y s u m ente r azonador a. La m as oner ía es tá s upues ta a des per tar y ayudar a des ar r ollar las potenc ialidades dor m idas de s us m iem br os , y a im puls ar a és tos a un nivel s uper ior de vida. Ella les m ues tr a, en f or m a dr am átic a y s im bólic a, la r egener ac ión del hom br e y la r ec uper ac ión de s us f ac ultades s uper ior es y divinas . Les indic a, en f or m a gr áf ic a, por m edio del c om pás y la es c uadr a s obr epues tos , s u c am ino de as c ens o del es tado inf er ior en que ha c aído, s uj eto a im puls os baj os , has ta logr ar , c om o el dios que es , la m aes tría y el c om pleto dom inio s obr e s í m is m o y s u des tino, s uper ándolo todo, aún la m uerte f ís ic a. Los tr abaj os s obr e la piedr a br uta tienen por f inalidad, as im is m o, ac ondic ionar al s er inf er ior par a que s ea un ins tr um ento idóneo y per f ec to de per c epc ión y de ex pr es ión del s er s uper ior . Des de el pr im er gr ado, el de Apr endiz, es tam os s upues tos a pr epar ar nues tr o ins tr um ento f ís ic o, o s ea nues tr a per s onalidad. Sólo por m edio del m is m o s e puede m anif es tar lo que hay de s uper ior y divino en nos otr os . Por genial que s ea un violinis ta, no puede, evidentem ente, s ac ar m ús ic a s elec ta de un ins tr um ento des af inado. El des c ens o de la babeta tr iangular del m andil s obr e el r ec tángulo, en el 2º G r ado, el de Com pañer o, r epr es enta el des c ens o del es pír itu en la m ater ia, o s er inf er ior en el s er hum ano, par a levantar lo.

Solam ente des pués de gr andes pr uebas y tr ibulac iones , c ons igue lo inf er ior as c ender a lo s uper ior al alc anzar , en f or m a ef ec tiva el gr ado de Maes tr o, al s er levantado vir tualm ente de la tum ba. T odo es to lo r es um e m ar avillos am ente el s ím bolo del c om pás y la es c uadr a s obr epues tos . Se as c iende de la es c uadr a al c om pás , o s ea del s er inf er ior al Ser Super ior , c uando el tr iángulo s uper ior alc anza c om pleto dom inio s obr e el tr iángulo inf er ior , o s ea s obr e lo f ís ic o, o s ea s obr e lo f ís ic o, lo em oc ional y lo m ental en el s er inf er ior . Par a ello lo inf er ior debe elevar s e hac ia lo s uper ior , y lo s uper ior debe m ater ializar s e en la T ier r a. Am bos deben f us ionar s e y am algam ar s e. El c om pás y la es c uadr a s obr epues tos s im bolizan, en f in, la dualidad de es pír itu y m ater ia, lo m is m o que las c olum nas opues tas . A tr avés de ellas enc uentr a el m as ón el c am ino m edio as c endente de la s íntes is , que c onduc e a la luz inter ior del O r iente Sim bólic o en un plano s uper ior . Es te obj etivo gr adual de s uper ac ión que indic an el c om pás y la es c uadr a s e halla c onf ir m ado por la m aner a m is m a en que es tán s obr epues tos en el Ar a en c ada uno de los tr es gr ados s im bólic os : la es c uadr a ( nues t r o s er inf er ior ) c om plet am ente s obr epues ta al c om pás ( nues tr o Ser Super ior ) en el pr im er gr ado, el de Apr endiz, indic ando c on ello el pr edom inio de lo inf er ior s obr e lo s uper ior en es ta etapa evolutiva; entr elazados am bos en el s egundo gr ado, el de Com pañer o, indic ando c on ello el pr ogr es o gr adual hac ia lo s uper ior en nues tr o s er , c on la

luc ha am ar ga por el pr edom inio de c ada par te de nues tr a doble per s onalidad; f inalm ente el c om pás c om pletam ente s obr epues to a la es c uadr a en el ter c er gr ado, el de Maes tr o, indic ando que en es te gr ado, s i es que lo hem os alc anzado ef ec tivam ente, lo s uper ior en nos otr os dom ina c om pletam ente lo inf er ior de nues tr a natur aleza, habiendo adquir ido c om pleto dom inio s obr e nos otr os m is m os , c om o un ver dader o Maes tr o de la vida, c on todo lo que es to im plic a. Debem os tener en c uenta, en c onc lus ión, que a tr avés de todo s ólo es pos ible as c ender de lo inf er ior a lo s uper ior af ir m ándos e en las leyes s agr adas que r igen el univer s o, nunc a yendo en c ontr a de ellas .

B. EL VO LUM EN DE LA LEY SAGRADA Uno de los tem as que m ás apas iona hoy día a c ier tos s ec tor es de la Fr anc m as oner ía, y que m ás c ontr over s ias y divis iones ha pr oduc ido en el s eno de la m is m a, es el us o de la Biblia en el T em plo c om o s ím bolo de la Ley Sagr ada, y el hec ho de c ons ider ar s u us o c om o r equis ito de Regular idad m as ónic a par a el Rec onoc im iento entr e G r andes Logias . En otr os tiem pos j am ás s e hubier a c ues tionado es ta c os tum br e; per o últim am ente s e han intr oduc ido en la O r den otr as ideas al r es pec to, las c uales c ons ider an a es te r equis ito c om o una im pos ic ión que les iona la liber tad de c r eenc ias que pr opugna la m as oner ía. Aún en Logias donde s e us a la Biblia

s obr e el Ar a, hay m as ones que la ac eptan c on es c r úpulos . Antes de entr ar a c ons ider ar es te im por tantís im o punto, debem os pedir nuevam ente al lec tor es e c r iter io c lar o, des apas ionado y am plio que es una c ar ac ter ís tic a es enc ial de todo m as ón, de m aner a que, al f inal de es tas c ons ider ac iones , podam os dar c on es e punto en el c entr o del c ír c ulo del c ual ningún m as ón auténtic o s e puede apar tar . El s ex to de los Pr inc ipios Bás ic os par a el Rec onoc im iento de una G r an Logia, s us tentado por la G r an Logia Unida de Inglater r a y la m ayor ía de las G r andes Logias en el m undo, dic e tex tualm ente: "Q ue las T r es G r andes Luc es de la m as oner ía ( a s aber , el Libr o de la Ley Sagr ada, la Es c uadr a y el Com pás ) es tar án s iem pr e ex hibidas c uando la G r an Logia, o las Logias s ubor dinadas , es tén tr abaj ando, s iendo la pr inc ipal de aquéllas , el Volum en de la Ley Sagr ada". La r es is tenc ia al us o de la Biblia s obr e el Ar a c om o Volum en de la Ley Sagr ada, s e debe en par te a un c onc epto m uy par c ial s obr e es te s ím bolo, y, en par te, a un c onc epto er r óneo s obr e la Liber tad en la m as oner ía y f uer a de ella. Es e c onc epto es tá f undado s obr e una ir r ealidad, la c ual c onduc e a un s entido de s ober bia y de r ebeldía c ontr a toda s um is ión a una Ley o Voluntad divina, y c ontr a toda dis pos ic ión a c ooper ar c on ella. T odo ello der iva en una m as oner ía s in Ley alguna que s ea c ons ider ada s agr ada. Es to es m uc ho m ás s er io de lo que par ec e a s im ple vis ta.

Si hay des unión y des or den en la m as oner ía, ello s e debe al intento de des ac ato a la Ley Sagr ada. Es evidente que los que ac túan en c ontr a de los Lím ites o Leyes Sagr adas de la m as oner ía, s e ponen al m ar gen de las m is m as , y del pr opós ito que enc ier r an, y s e r ebelan, a la vez, c ontr a el c ar ác ter bás ic o de la m as oner ía y la c ons tituc ión de és ta. Es indis pens able r es taur ar el or den y la ar m onía en la m as oner ía antes de que ter m inem os en un des as tr e c olec tivo. Es inc onc ebible una des unión en la m as onería. No obs tante ex is te. ¿Se j us tif ic a es ta es c is ión por el us o de la Biblia? Por otr o lado ¿ hay alguna r azón par a c ons ider ar que, c om o Volum en de la Ley Sagr ada, s u us o s ea tan f undam ental a la m as oner ía que toda Logia que pr es c inda de ella s e la c ons ider e Ir r egular , y s ea ex c om ulgada de la O r den? Es nec es ar io que todo m as ón tenga un c onc epto c lar o s obr e el par tic ular . En bien de la unidad de la F r ater nidad Mas ónic a debem os es f or zar nos por elim inar es os pr ej uic ios o c onc eptos s in f undam ento univer s al que nos dividen y s epar an. El us o de la Biblia es uno de ellos . Par a r es ponder c ons c ientem ente a los inter r ogantes que s ur gen en tor no de es te as unto, hay tr es puntos f undam entales que debem os c ons ider ar . Es tos s on: El r ec onoc im iento de la ex is tenc ia de una Ley Sagr ada. Por qué debe haber en el T em plo Mas ónic o un s ím bolo de la Ley Sagr ada.

Por qué la Biblia c om o s ím bolo de la Ley Sagr ada.

El Reconocimiento de la Existencia de una Ley Sagrad a Q uer ám os lo o no, tenem os que r ec onoc er la ex is tenc ia de una Ley Sagr ada en el univer s o. Siem pr e que levantam os la vis ta al f ir m am ento, vem os allí pr oyec tada la palabr a Ley. En todas las c os as que m ir am os en tor no nues tr o vem os es tam pada la palabr a Ley. ¿ Q uién puede negar que hay f uer zas invis ibles e ir r es is tibles que ac túan s obr e nos otr os ? Par a vivir , ¿ no tenem os que s om eter nos a leyes natur ales ? ¿Podem os violar , ac as o, las leyes que hac en la vida pos ible? El vivir , ¿no es una pr ueba de c onf or m idad c on es as leyes ? Si podem os c om unic ar nos unos c on otr os , s i podem os ver nos unos a otr os , ¿ no es gr ac ias a c ier tas leyes natur ales de todos los tiem pos ? ¿Q uién puede negar la ex is tenc ia de una Ley Sagr ada? ¿ Q uién puede s us tr aer s e a ella c uando la lleva dentr o de s í, en s u pr opia natur aleza? El univer s o es tá r egido por leyes univer s ales c onc ebidas por es a Inteligenc ia inf inita que denom inado G .A.D.U. Es tas leyes s on Sagr adas , no en un s entido r eligios o s olam ente, s ino por que no s e pueden quebr antar , por que r igen en f or m a tan inex or able s obr e todas las c os as , que nadie puede evadir las c ons ec uenc ias de obedec er las o des obedec er las .

T odos los días tenem os que af r ontar el j uic io f inal de la Ley de Caus a y Ef ec to. De es ta Ley, al f in y a la pos tr e, nadie s e evade. Ante ella todos tenem os que r endir c uentas . La Ley tiene la últim a palabr a en todo, c om o la tiene el Fis c al, quien la r epr es enta en Logia, y c om o la tiene la Cám ar a de Maes tr os en la G r an Logia. La c ienc ia s e f unda en el c onc epto del or den y la r egular idad, y en la c r eenc ia de que el univer s o no es ar bitr ar io y c as ual, s ino r egido por leyes inquebr antables y c ic los evolutivos . Si no hubier a or den en el univer s o, no podr ía ex is tir la c ienc ia. És ta ha des enc adenado m uc has f uer zas de la natur aleza, y las ha podido utilizar por que es tán s uj etas a leyes . Ni en s ueños hubier an af ir m ado los c ientíf ic os y téc nic os que pr oyec tar on y llevar on a c abo los viaj es a la Luna, des c ens o en ella y r egr es o, c on pr ec is ión as om br os a, que no ex is te una ley inviolable de G r avitac ión o de Caus a y Ef ec to. Pudier on r ealizar es as hazañas por que utilizar on s us c onoc im ientos s obr e és tas y otr as leyes , y las obedec ier on en s us m ás m ínim os detalles , s abiendo que s on inf alibles . La m enor f alla en la obs er vac ión de es as leyes hubier a c ondenado al f r ac as o la em pr es a. Ninguno de los téc nic os tuvo la m enor duda de que es as leyes s on s agr adas . El pago de s alar ios a los obr er os en el T aller , a que s e r ef ier e el Ritual, c or r es ponde a las c ons ec uenc ias de la Ley de Caus a y Ef ec to. Por es a Ley ellos r ec ibir án, en r ec om pens a, ex ac tam ente lo que s e m er ec en, de ac uer do al tr abaj o

r ealizado en la T enida en r elac ión c on los dem ás . E.G .A.D.U. guía a Su univer s o por m edio de leyes que Él m is m o r es peta, y no por dec is iones ar bitr ar ias . Son Sagr adas par a Él. T odo el univer s o las obs er va. Sólo el hom br e os a ignor ar las o c ues tionar las . Aún el átom o m ás ins ignif ic ante m ues tr a un s entido de or den. Aún el viento, que par ec e tan voluble, no s e m ueve s ino en obedienc ia a c ier tas leyes . T odo es tá s uj eto, evidentem ente, a leyes inex or ables , inm utables e inf lex ibles . Por analogía toda Logia es una r epr es entac ión del or den, el r es peto y la obedienc ia. Debido a es e or den as om br os o que r eina en el univer s o, podem os pr edec ir ec lips es al s egundo. Las doc e c olum nas que r odean el T em plo Mas ónic o nos hablan de la r egular idad, el or den y la ar m onía m ar avillos os m anif es tados a tr avés de las 12 hor as del día, los 12 m es es del año y los 12 s ignos del Z odíac o, r ef lej ando la Inteligenc ia inf inita detr ás de los m is m os . Cuando s e habla de la Ley Sagr ada, no s e tr ata, pues , de una c r eenc ia, s ino del Rec onoc im iento de una r ealidad ex is tente. T oda ley tiene detr ás de s í un pr opós ito. Evidentem ente las leyes del univer s o obedec en a un Pr opós ito s uper ior , aunque no lo podam os ver o c om pr ender , y tienen, por tanto, un c ar ác ter es otér ic o o s ubj etivo; s on agentes de una Voluntad Supr em a.

Los ver dader os Lím ites Mas ónic os s on tam bién leyes que, al igual que las del univer s o, r igen el or ganis m o m as ónic o, y pos een, por analogía c on ellas , una bas e es otér ic a. Se ha s os tenido en oc as iones que la Cons tituc ión de una G r an Logia, o la de una nac ión, o la Ley Mor al, las c uales tienen un c ar ác ter ex otér ic o, podr ían s us tituir la Ley Sagr ada en la m as oner ía. Ellas es tán c onc ebidas por los hom br es y no tienen un c ontenido univer s al, inex or able o inquebr antable. No pueden, por tanto, r epr es entar la Ley Sagr ada en la c ons tituc ión del univer s o, ni por ende en la c ons tituc ión de s u r éplic a, la m as oner ía. FUENT E: LA REGULARIDAD M ASÓ NICA EN UNA NUEVA LUZ (LOS LANDM ARKS) PO R W . COX LEARCHE EXT RAÍDO DE LA T ERCERA EDICIÓN DE SU LIBRO. EDIT ORIAL UNIDAD CASILLA DE CORREO 1777 BUENOS AIRES ARG ENT INA Digitalizó, So ro r Alet heia

El Nuev o Grupo de Serv idores del M undo

La human idad no sigue un derro tero az aroso o fort uito: exist e un Plan . La humanidad determina la rapidez de su ev olución y el cu mplimiento de su dest ino de acu erdo al Plan . El éxito del Plan depende de la inteligente colaboración de los hombres y mujeres de buena v o luntad en todo el mundo. Las personas co laboradoras de buena v o luntad forman part e del Nuev o Grupo de Serv idores del M undo, el cu al trab aja para complementar el Plan. Los dirigentes del Nuev o Grupo de Serv idores del M undo son quien es inician y llev an a cabo las activ idades que benefician a toda la human idad . Se los conoce por su s cu alidad es in o f en siv as, co n st ru ct iv as e incluyen tes. Proporcionan la v isión y moldean la opinión pública. Detrás de est os dirigentes y de los hombres co laboradores de buena v oluntad están los Cust odios del Plan , "el gobierno esp iritual interno del p lanet a". Se los menciona como "La Sociedad de M en t es Ilu min ad as", pu es so n más ev olucionados que nosotro s. T ambién se los denomin a "M aest ro s d e Sabiduría".

Actuando en los principales campos de la activ idad human a en todos los países del mundo, el Nuev o Grupo de Serv idores del M undo se desempeña en la humanidad como factor sintetiz ador, y sient a las bases para las correct as relaciones human as y la ultérrima unidad mundial. El Nuev o Grupo de Serv idores del M undo no es una organización. No hay sed e, presidente, funcionarios, ni regist ro de los miembros. T ien e únicamente serv idores de la human idad en todos los países cu ya tarea es descubrir y ayudar a los hombres y mujeres de buena v o luntad . Los M iembros del Nuev o Grupo de Serv idores del M undo T odo hombre o mujer de cada país, que t rabaja para eliminar las separaciones en tre los pueblos, ev ocar el sen tido de hermandad, fomentar el sentido de interrelación e interd ep endencia mu t u as sin est ab lecer b arreras raciales, nacionales o religiosas, f orma part e del Nuev o Grupo de Serv idores del M undo, aunque nunca haya oído nombrarlo. Los que forman el Nuev o Grupo de Serv idores del M undo son extraídos de todos los campos de la activ idad humana. Se los descubre en t re lo s t rab ajad o res cread o res y los industriales, en los hogares comunes y en las f ilas de los obreros. Algunos cien tífico s repudian v iolentamente todo lo que no pudo ser

comprobado, sin embargo dedican su habilidad y conocimiento científico al serv icio de la human idad , cad a uno en su camp o cien t íf ico eleg id o ; exist en grandes financistas que consideran el dinero como una responsabilidad que deb e ad min ist rarse in t elig en t emen t e en bien de los demás; hay educadores que procuran formular inteligen temente el conocimiento y poseen una comprensión en ciclopédica de la acu mu lad a sab id u ría d e las ed ad es, que tratan de utiliz ar a fin de adaptarla a la nuev a generación para que v iv a bella, constructiv a y creadoramen te. T ambién clérigos y líderes religiosos que poseen v isión. En todos ellos se halla el espíritu de la luz y aman in t elig en t emen t e a sus semejan t es. T ales serv idores del mundo son los hombres y mujeres que poseen una v isión internacional, la cual en manera alguna impide que sean buenos ciudadanos del país que reclama su lealtad, ni milita contra su participación act iv a en el cred o relig io so d e su pref erencia y que demanda su serv icio. Actúan hoy en todos los países del mundo. An te todo se caract erizan por su habilidad para trabajar en líneas constructiv as. Dichos trab ajadores ponen el én fasis sobre los puntos de contact o, no sobre lo s d e d iscrepan cias. No f oment an d iv isio n es sect arias, t rab ajan p ara poner fin al odio racial y a las innumerables diferencias de clases.

Llaman la at en ción sobre lo bueno y lo v erd ad ero y enuncian los principios de la co mprensión frat erna, buena v o luntad mutua y la paternidad de Dios, sobre lo cual debe basarse toda v erdadera hermandad. Ellos representan una act itud mental. No at acan a p erso n a, clase o sist ema alguno, y bajo ninguna circunstancia acusan o critican a raza o nación det erminada. T rat an de sent ar las bases de la co mprensión intern acional, que traerá un mundo de paz, y señalan esa relación esp iritual con Dios y con cada hombre, lo cual pondrá fin a nuest ras diferencias religiosas. El T rab ajo del Nuev o Grupo de Serv idores del M undo El Nuev o Grupo de Serv idores del M undo descubre y reúne a los hombres y mujeres de buena v o luntad en todo el mundo, que demuestran interés por el bien de la human idad y no mayo rmente por el bien de su ambiente circundante. El amplio interés por el bien de la humanidad no impedirá, sin embargo, que al mismo tiempo sean buenos ciudadanos del país que el dest ino les ha deparado. No son rev olucionarios. Los v erdaderos serv idores de todas part es pert en ecen al Nuev o Grupo de Serv idores del M undo, sea cultural, política, científica, religiosa, filosófica, psicológica o económica su línea de serv icio . Constituyen part e del grupo interno de t rab ajad o res p ara la h u man id ad . Est e

nuev o grupo no contro la ni debe controlar al serv idor indiv idual. Otorga fuerza y poder a toda empresa espiritual en la que est á empeñado. Este grupo da a la palabra "esp iritual" una amp lia sign if icación ; cree qu e sig n if ica el esf u erz o in clu yen t e p ara el mejo ramien t o , elev ación y comp rensió n humanos; le da la acep ción de tolerancia, co munión intern acional sintética, inclusiv idad religiosa y toda tendencia mental que conciern e al desarrollo integrador del ser humano. Este grupo no posee por consiguiente terminología ni Biblia de tipo alguno, tampoco un credo ni formulación dogmát ica de la v erdad. El móv il impulso r de todos y cad a uno es el amor de Dios cu ando se manifiesta como amor a nuest ro semejante. La función primordial del Nuev o Grupo de Serv idores del M undo consiste en mat erializ ar las id eas q u e h ast a ah ora f u ero n só lo t eo rías. Deb en sacar la teoría de la esfera del sentimentalismo, del idealismo y de la aspiración mística y presentarla al público co mo un fact or concreto demost rado y dest acar la expresión de la buena v o luntad y el cumplimiento de la ley del amor y no acentuar la af iliación en alguna organización, con su s títulos y doctrinas. Fuentes de En ergía El poder que oportunamente manejará el Nuev o Grupo de Serv idores del M undo, será extraído de dos fuen tes:

primero, de ese centro interno o gobierno subjet iv o del mundo, cu yo s miembros son responsables de la dif usión de esos ideales e ideas que han llev ado ad elan te a la human idad de una época a otra. Siempre ha existido ese centro interno y los grandes guías de la raza, en todos los campos, se han v inculado con él. El alcan ce d e est o s miemb ro s es enorme y las graduaciones de los trabajadores son numerosas, pero todos se han caract erizado por su sacrif icad o t rab ajo p ara mejo rar el v iv ir humano y por el amor a sus semejant es. Est as g ran d es almas se d est acan principalmente por el hecho de que no conocen limitaciones mentales y son tan incluyen tes que para ellos no exist en dist inciones raciales ni diferencias religiosas. La segunda fuen te de donde ext raerá su poder el Nuev o Grupo de Serv idores del M undo está constituida por los hombres y mujeres de buena v o luntad que existen en el mundo en cualquier momento dado. En el momento que sea podrán iniciar una activ idad de tanto empuje mental y con una opinión pública tan impetuosa, que ev en tualmente estarán en posición de af ectar definitiv amente los asuntos mundiales. Detrás de la humanidad, y por lo tanto, del Nuev o Grupo de Serv idores del M undo, están esos Seres Iluminados cu yo derecho y priv ilegio consiste en

v igilar la ev olución human a y guiar los dest inos de los hombres. En Occidente los denominamos Cristo y Sus discípulos. Las teologías orientales los designan con muchos nombres. T ambién son conocidos co mo los Ag entes de Dios, o la Jerarquía de almas lib erad as, q ue in cesant emen t e t rat an de ayu d ar y so co rrer a la humanidad, haciéndolo median te la imp lan t ació n de id eas en las men t es d e los pensadores del mundo, a fin de que esas ideas sean reconocidas a su debido tiempo y oportunamente lleguen a ser fact ores contro ladores de la v ida hu man a.

Hast a ahora han habido so litarios y aislados t rabajadores e insignif icant es grupos separados, lo cual ha obstaculizado grandemente el trabajo. Esto ha cambiado. Es n ecesario su st an ciar est a in t egridad grupal y desarrollar el poder de reconocer a tales trabajadores en cualquier part e, bajo el nombre u organización que sea, y co laborar con ellos cu ando se los reconoce, co sa nada fácil, pues presupone lo siguiente: 1. Sensibilidad interna hacia el Plan. 2. Habilidad de reconocer los principios que rigen la conducta y la ad min ist ració n . 3. Capacidad para pasar por alto lo no esencial y acentuar lo esencial. 4. Subordinar los intereses y ambiciones personales al desarro llo de los ideales grupales. 5. M an t en er f irmemen t e el co n t act o interno por medio de la meditación y pasar por alto las reacciones de la personalidad, sin acentuarlas. Estos son requisitos prev ios a los cuales los t rabajadores y est udiant es de todos los grupos deberían prest arles detenida at ención. Sería de v alor que cada estudian te se v inculara todos los días a las cinco de la tarde, mediante un acto de la v o luntad , con este grupo de serv idores,

Debido al constante impact o que hacen sobre la conciencia humana los grandes concep tos que est án detrás de nuest ro proceso ev olutiv o, la raza humana v a desarro llando el poder de pensar, elegir y construir una só lida base para el v iv ir humano. Ded icació n De acuerdo a la Ley, los miembros de la Jerarq u ía t rab ajan p o r in t ermed io de los discípulos que exist en en todos los países y nunca se esforz aron tantas personas a fin de cap acitarse para desempeñar el trabajo como "T rasmisores del Propósito"; tampoco hubo una integridad intern a y relación subjet iv a t an f u ert es en t re t rab ajadores de todos los sectores en todas partes del mundo. Po r primera v ez en la hist oria exist e un grupo coherente para que lo utilicen los M aestros.

míst icos y hermanos, que se v an integrando rápidamente. Para est e f in sería in t elig ent e memo riz ar la sig u ien t e b rev e dedicación que debe recitarse silenciosamente a est a hora, en focando la at en ció n en la cab ez a: Q ue el Poder de la Vida Una afluya a trav és de todos los grupos de v erdaderos serv id ores. Q u e el Amo r del Alma Un a caract erice la v ida de todos los que trat an de ayudar a los G rand es Seres. Q u e cu mp la mi part e en el T rabajo Uno, mediante el olv ido de mí mismo, la inofensiv idad y la correct a palabra.

FUENT E: T ext o ext ract ado de un folleto d e Buena Voluntad M undial:

Buen a Vo luntad M undial no creó ni es responsable del Nuev o Grupo de Serv idores del M undo. No pret ende tener autoridad, ni ocupa un lugar en ese grupo, sino que trat a de co laborar con otras personas para que dicho grupo sea más ampliamente conocido en todo el mundo, debido a la trascendental importancia de su t rabajo. Para descargar información gratis del Nuev o Grupo de Serv idores del M undo Clic k Aquí

Est o puede ef ect u arse en p o co s segundos, dondequiera uno se en cu en tre y no importa con quien se halle; esto no sólo ayudará en el trabajo mágico de las fuerz as de la luz , sino que serv irá para estabiliz ar al indiv iduo, acrecentar su conciencia gru p al y en señ arle el p ro ceso d e llev ar adelant e las act iv idades subjet iv as internas, aunque act úe exotéricamente.

M ail dist ribuido por: Buena Voluntad Ros ar io - www.s abidur iar c ana.or g bvr @s abidur iar c ana. or g Reenvía a tus c ontac tos s i le par ec e inter es ante e im por tante. G r ac ias .

Q uer idos Her m anos todos .·. En la opor tunidad, voy a s um ar o t ra opinión, s obr e el importantísimo aco n t ecimien t o , único en el año, que vivir á el planeta tier r a, en el pr óx im o m es de m ayo, c uando s e m anif ies ten en el m is m o, los ef ec tos de la Luna llena de T auro (para occidente) , o Fest iv al de W esak ( para o rien t e.) En es te ar tíc ulo, vinc ular em os el pr óx im o Plenilunio de T auro, c on la ac tividad que la gr an m ayor ía de los Her m anos , r ealizam os en algunas de las Ins tituc iones Inic iátic as que f r ec uentam os . En la oc as ión, s olam ente har em os r ef er enc ia a las Ins tituc iones , c uyo tr abaj o pr inc ipal es tá c entr ado en el Ritual que r ealizan al unís ono, un gr upo de per s onas , en un T em plo. Por lo que ligar em os las en señ an z as, in iciacio n es y au men t os d e salarios SIM BÓ L ICO S, que s e r ec iben en los T em plos ter r enales , c on la pos ibilidad que nos pr es enta es ta pr óx im a Luna Llena de

T auro, de llevar los a la pr ác tic a en REAL IDAD, T O T AL Y ABSO L UT A. No es el m om ento, ni el obj etivo de es te ar tíc ulo, hac er r ef er enc ias íntim as s obr e las pr ác tic as r itualís tic as que s e llevan a c abo en las Ins tituc iones c om o la Mas oner ía, el Cr is tianis m o, Ros a Cr uc es , T em plar ios y tantas otr as O r ganizac iones , que r ealizan un tr abaj o G r upal, a tr avés de un Ritual. Razón por la c ual, dic has nar r ac iones las pr es entar em os , NO desde el ángulo específico de las mencionadas instituciones, s ino que s ur gir án del es tudio r ealizado s obr e los Antiguos M ist erio s. Pues has ta que s e vuelvan a m anif es tar en el planeta, s iguen s iendo és tos , el reservor io natural y real, al cual han de s eguir ac udiendo todas es tas ins tituc iones , par a c onf ec c ionar s u doc tr ina. Sintetizar em os en 3, los G r ados a tr avés de los c uales s e ex pr es an la m ayor ía de las Ins tituc iones .

Habida c uenta que en el hec ho, r es c atan una ver dad de ayer , hoy y s iem pr e, de que todo lo que s e m anif ies ta, lo hac e a tr avés de 3 c ualidades , y as í es des de m enos de un átom o ( pr otón, neutr ón, elec tr ón) has ta un s is tem a Solar y aún m ás . Com par tim os la idea de var ios es tudiantes de es tos tem as , c uando s os tienen, que las ins tituc iones que agr egar on m ayor c antidad de gr ados a s u Rito, s on las que de alguna m aner a, f uer on inf iltr adas por los J es uitas , que c elos os del poder que las m is m as podían llegar a adquir ir , les agr egar on datos par a c onf undir y alej ar de la verdad. Volviendo entonc es a los 3 G r ados or iginales de todas las ens eñanzas es otér ic as , enc ontr am os que los 2 pr im er os , s iem pr e f uer on c ons ider ados c om o Iniciaciones M enores, o gr ados pr epar ator ios par a el 3º, que er a al que s e le c atalogaba de 1ª Iniciación M ayor. Los 2 pr im er os s e r ealizaban en s ilenc io, pues es des de es e es tado de c onc ienc ia, que s ur ge el Maes tr o, Ver bo, o Alm a. Per o s i bien es tos 2 gr ados , s on c ons ider ados Inic iac iones Menor es , pr elim inar es , de Silenc io, etc ., par a logr ar s u c om pr ens ión, s e r equier e una dedic ac ión m uy intens a y ex igente. El que tenga dudas de lo que manifiesto, puede leer el Libro de Job, que se encuentra en la Biblia, o seguir con mayo r at en ción la interp retación dada por A.A. Bailey sobre el mismo, y que la Rev ist a p u b lica en o t ra co lu mn a.

En la pr óx im a Luna Llena de mayo , T O DO S tendr em os la opor tunidad, de benef ic iar nos de es ta es pec ial ener gía de Sabiduría y Amor, que em itir án el Buda y el Cristo. El her m ano que tr ans ita por el s ender o Pr obac ionis ta, o del Com pañer o, tiene la pos ibilidad REAL , de que en el plenilunio de T auro , c uando s e enf r ente a la Es tr ella Br illante de 5 puntas , c on El Iniciador Uno en s u c entr o, ÉST E, le permita pasar por el PO RT AL REAL DE LA INICIACIÓ N M AY O R. És te s e c onvertirá en Dis c ípulo Ac eptado, y ac c eder á r ealm ente al 3er G r ado de Maes tr o. Rec ién entonc es , las ex per ienc ias que vivió en s u Ins tituc ión ter r ena, em pezar án a tener un s ignif ic ado m ás ac or de c on los s entim ientos que ex per im entaba anter ior m ente. - Nunc a enc ontr ó un Sec r eto en el Ritual que j us tif ic ar a s er guar dado, s in em bar go s e hablaba tanto de no r evelar los que iba a rec ibir.... - Ahor a s abr á que el Dis c ipulado lo hac e el Alm a, no la Pers ona, y que no ex is te f orm a c oher ente de tr ans f er ir , o c ontar c on palabr as del idiom a f ís ic o, una ex per ienc ia netam ente Es pir itual, r azón por la c ual, ya es tar á gar antizado el r ef er ido s ec r eto. - T am bién, s e dar á c uenta que aquellos her m anos , gener alm ente c on es padas , que lo r odeaban en c ada uno de los aum entos s im bólic os de s alar io, es taban ahí par a

ayudar lo a r ec ibir , y atem per ar la ener gía poder os a que le im par tía s u Vener able J ef e, dado que s i no hubier a s ido as í, lo hubier a dañado la potenc ia de la m is m a. - Siem pr e s e hablaba del T em plo de Salom ón, c om o una r ealidad f ís ic a, per o ahor a c om pr ender á, que dic ho T em plo es el nom br e que r ec ibe el Cuer po Caus al, o lugar donde “ vive” el Alm a. - Las m ej or es accio n es, sen t imien t o s y pensamientos, que s u m azo y el c inc el hayan podido bur ilar , c onf or m ar án el m ater ial del T em plo que c ons tr uir á, y que alber gar á al pr óx im o Dis c ípulo, quien s er á entonc es c apaz de integr ar un O R G AN ISM O co n cien t emen t e, en lugar de la Organización o Inst itución, en la c ual había es tado par tic ipando anter ior m ente. - Realizar s u par te en el Ritual, m ediante el olvido de s í m is m o, as í c om o hac er la ac c ión s in as pir ar al f r uto de la m is m a, la im per s onalidad en las ges tiones que debe llevar adelante, no c r itic ar , no j uzgar , s er f r ater no y toler ante, s er á entonc es s u m eta. - A la pier na der ec ha del c uer po, no s e le oc ur r e c ues tionar lo que hac e la izquierda, ni al c or azón lo que hac e el pulm ón o el c er ebr o, o c ualquier otr o integr ante del Organismo F ís ic o. - Suponem os que tam poc o c ues tionan las abej as dentr o de un panal, las f unc iones que r ealizan las otr as abej as , ni las hor m igas dentr o del hor m iguer o c ues tionan las labor es dis tintas que deben r ealizar dis tintas c las es de hor m igas .

- Se nos oc ur r e pens ar que el antiguo s ím bolo de la G r anada ( f r uta) , tam bién debe apor tar alguna ens eñanza s im ilar . Ya inic iado Maes tr o, s igue hac ia otr a m eta, c uyo s ím bolo s er á el T r iángulo c on el O j o que todo lo Ve, en el c entr o. Es a Vis ión lo c egará, verá todo os c uro, c om o el ef ec to que pr oduc e en el plano f ís ic o, un f las h de f otogr af ía, c uando es ac c ionado en nues tr a c ar a. Per o tam bién llegar á a s aber , que es a O s c ur idad es nec es ar ia par a poder apr ec iar la Luz de las Es tr ellas , que no puede ver dur ante el día, y que s on las que dec or an la par te os c ur a de la Bóveda Celes te, donde ter m inan todos los viaj es . ( “ Si no puedes s er un Sol, c onf ór m ate c on s er una br illante es tr ella” ) “ Agr ega os c ur idad a la luz, a f in de que apar ezc an las es tr ellas , pues en la luz no f ulgur an las es tr ellas , per o en la os c ur idad no ex is te luz dif us a s ino puntos enf oc ados de r adiac ión” El An tiguo Comentario Y ya c om o Maes tr o c om pr ender á entonc es , la f inalidad del Ritual que por tantos años dr am atizó en s u T em plo, Su Logia, o s u lugar c ons agr ado de tr abaj o. “ Deb e reco rd arse siemp re q u e el nuev o discipulado es primordialmente un experimento en trab ajo grupal y que el perf eccionamien to indiv idual del discípulo no es su objet iv o principal.

Co n sid ero est a af irmació n co mo básica y esencial. Los indiv iduos est án d est in ad o s a su p lemen t arse y co mplementarse mutuamen te, y el grupo deberá oportunamente constituir un co n ju n t o d e cu alid ad es, cap az d e exp resarse ú t il y esp irit u almen t e, a trav és del cual pueda afluir energía espiritual para ayudar a la humanidad. La t area deb erá realiz arse en el p lan o men t al. L a esf era d e serv icio d e cada discípulo indiv idual es la misma de antes, pero a los diferentes campos del esf uerz o indiv idual se agregará act iv id ad y v ida g ru pales, q ue serán más perceptibles a medida que tran scurra el tiempo. Por lo tanto, el primer objet iv o es f usionar y unificar el grupo, de modo que cada miembro pueda trab ajar en íntima relació n men t al y en co lab o ració n espiritual con los demás. Esto será relativ amente fácil para algunos discípulos, pero muy difícil para otros. M uchos indiv iduos de gran cu lt u ra d esarro llaron excesiv ament e la men t e an alít ica. Sin emb argo , a med id a q u e t rascurra el tiempo y se haga un v erd ad ero esfuerzo, el proceso de unificación progresará g ran d emen t e. En con secuen cia, ést e es nuestro primer esfuerz o , y también el esf uerz o del grupo, la unidad grupal. Cada discípulo debe ap render a subordinar sus propias ideas, acerca del progreso personal, a las necesidades del grupo, porque - a fin de tener un

grupo coordinado y activ o co mo unidad de serv icio - mien tras algunos discípulos tendrán que acelerar su progreso en determinados líneas, otros tendrán que aminorarlo moment áneament e para ponerse a la par de la mayo ría. Est o sucederá aut omát icament e si la id en t if icació n g ru p al es el f act or dominan te en los pensamientos de cada discípulo, y si se relega a segundo plano el deseo de progreso personal y sat isf acció n esp irit u al. Los grupos deben funcionar armónica e inteligentemente. Esto será posible cuando los indiv iduos de un grupo y los grupos indiv iduales pierdan de v ist a sus propias iden tidades al realizar el esf u erz o p ara q u e est e exp eriment o de la Jerarquía tenga éxito. L o s sen t imien t o s, las reacciones, los deseo s y los triunfos de los indiv iduos no cu en tan en fáticamen te para nada. Sólo es considerado de importancia lo que promuev e el esf uerz o grupal y en riquece la conciencia del grupo. Quisiera hacer resaltar un punto, a medida que consideramos al indiv iduo en el grupo y sus relaciones grupales. Vigilen cuidadosament e sus pensamientos respect o a los demás, eliminen inmediatamente toda sospecha y crítica y procuren mantenerse mutuamente firmes en la luz del amor. “ Cometario de A. A. Bailey en su libro El Discipulado en la Nuev a Era T .I”

- T am bién tom ar á c ontac to, AHO RA DE FORM A CONCIENT E, c on el Reino de los Devas , Ángeles y Ar c ángeles , evoluc ión par alela a la hum ana, c on la que s iem pr e c o- ex is tió, per o que nunc a s e había dado c uenta. - Y dentr o de es e Reino, c onoc er á a la Ex c els a c ategor ía de los Devas de F uego, y entonc es logr ar á c om pr ender c onc eptos que lo tenían tan des or ientado. - Cuando s us m ayor es hablaban de la Es c uadr a, c om o uno de los s ím bolos m ás im por tantes , s e r ef er ían a és ta, des de el punto de vis ta de la Rec titud que debe tener un m iem br o de deter m inada Ins tituc ión, o c om o s ím bolo de aquellos Célebr es Cons tr uc tor es de las Catedr ales de la Edad Media. - Per o la es c uadr a que s e vener aba s obr e los Ar as , no er a la del Cons tr uc tor , de br azos iguales , s ino que er a la del Car pinter o, que tiene un br azo m ás lar go que otr o. - Y entonc es SI, el s im bolis m o tendr á s entido, las dos m ader as s e unen en un ángulo, al igual que dos tr onc os de m ader a s e unen par a f r ic c ionar y gener ar el FUEG O , la mente, por cuyo intermedio, lo físico se une a lo espiritual, y da nacimiento a la Conciencia, Alma o M aest ro. - La Ros a nac e en la unión de las dos m ader as que f or m an la Cr uz, el Maes tr o J es ús nac e en un pes ebr e, Hij o de Car pinter o, y s u pr im er c una es c onf ec c ionada c on paj a, c onf or m ando és ta, el pr im er alim ento par a el F uego.

- Enc ontr ar á un s ignif ic ado m ás pr of undo, en las adver tenc ias que le r ealizaban s us her m anos m ayor es , pr evio al ingr es o del T em plo o lugar donde s e r eunían, c uando le indic aban que s e iba a tr abaj ar en un am biente “ dif er ente” y lo har ían c on otr as her r am ientas , dis tintas a las que s e us aban en la vida pr of ana. - T r abaj ar á c on la IM AG INACIÓ N, para lo c ual pondr á una IM AG EN EN ACCIÓ N y entonc es s í, s e c onver tir á en un ver dader o CONST RUCT OR de im ágenes . La Hermana A. A. Bailey mencionaba al respecto: “ La vis ualizac ión es el pas o inic ial par a dem os tr ar la ley oc ulta de que "la ener gía s igue al pens am iento", lo c ual, lógic am ente, lo r ec onoc en en teor ía todos los que s e inter es an por los es tudios oc ultis tas . Una de las tar eas que los dis c ípulos tienen ante s í, es obtener en es to, un c onoc im iento ef ec tivo. En el tr abaj o de los dis c ípulos que s e pr epar an par a la inic iac ión, el as pec to ex ter no de la vis ualizac ión debe s er r eem plazado por un pr oc es o inter no, que es el pr im er pas o par a dirigir la energía. La vis ualizac ión de im ágenes tiene por obj eto enf oc ar al as pir ante en la c abeza, en un punto inter m edio entr e el c uer po pituitar io y la glándula pineal. En es a zona dibuj a im ágenes y pinta es c enas y, de es te m odo, adquier e

f ac ilidad, par a ver - en c onj unto y en detalle- lo que des ea y par a lo c ual va a tr abaj ar . En es te punto el dis c ípulo ac um ula ener gía, dir igiéndola luego intenc ionalm ente a uno de los c entr os . La facultad de visualizar, es el aspecto constructor de formas, de la imaginación creadora. Es te pr oc es o de dir igir la ener gía puede llegar a c onver tir s e en hábito es pir itual, s i los dis c ípulos em piezan a pr ac tic ar lo lenta y gr adualm ente. La im aginac ión c r eador a "im agina una f or m a" por la c apac idad de vis ualizar , y la ener gía de la m ente da vida y dir ige es a f or m a, la c ual enc ier r a un pr opós ito. Es te pr oc es o de vis ualizac ión y el em pleo de la im aginac ión, c ons tituyen los dos pr im er os pas os en la ac tividad de c ons tr uir f or m as m entales . Con es tas f or m as autoc r eadas , c onteniendo ideas es pir ituales y pr opós ito divino, tr abaj an los Maes tr os y adquier e f or m a el pr opós ito j er ár quic o. Pero quiz á, lo que mayor placer le causará al n o v el M aest ro , será COM PRENDER con profundidad, el sig n if icad o d e la Reg la Nu ev e en t reg ad a por el M aestro T ibetano, en su libro “ LO S RAY O S Y L AS INICIACIO NES” “ Q ue el gr upo s epa que no ex is ten otr os y oes . Q ue el gr upo s epa que no ex is te c olor s ino luz, entonc es que la

os c ur idad oc upe el lugar de la luz, oc ultando todas las difer enc ias , y eliminando todas las for mas . Luego - en el lugar de tens ión y en es e punto más os c ur o- que el gr upo v ea un punto de fuego c lar o y fr ío y que en es e fuego ( ex ac tamente en s u mis mo c or azón) apar ezc a el Iniciador Uno , Cuy a es tr ella br illó c uando fue tr ans pues to el pr imer Por tal.” “ La c lave par a s u c om pr ens ión, la tenem os en las palabr as "elim inac ión de todas las f or m as ". Cuando ha s ido venc ida la atr ac c ión de la s us tanc ia y m uer e el des eo, entonc es pr edom ina el poder de atr ac c ión del alm a, y el énf as is pues to dur ante tanto tiem po s obr e la f or m a, la vida y la ac tividad individuales , es tr ans f er ido a la f or m a y pr opós ito gr upales .” “ Cuando el neóf ito ha logr ado la ver dader a identif ic ac ión c on el gr upo, no ex is te el s entido de es to o aquello; c uando la f us ión es total, no s e rec onoc e la ac tividad individual dentr o del gr upo, por que la voluntad del alm a f us ionada es idéntic a a la del gr upo y ac túa autom átic am ente. Cuando ex is te ver dader a unidad, el as pir ante individual s e c onvier te en c anal par a la voluntad y ac tividad del gr upo, y ello no ex ige es f uer zo de s u par te s ino s im plem ente una r eac c ión es pontánea.” M aest ro T ibetano

Dic en algunos libr os , que hac e m as o m enos Diez oc ho m illones y m edio de años , en el c ontinente llam ado Lem ur ia, algunos integr antes del Reino Anim al, por el poder de s u voluntad, y en una oc as ión s im ilar a la que vivir em os en el pr óx im o Plenilunio de m ayo, r ealizar on en s í, la Inic iac ión c onoc ida c om o la INDIVIDUALIZACIÓN. Conc ientem ente dej ar on de r es ponder a los im pac tos pr ovenientes de un Alm a G r upal, par a entr ar a r es ponder a los de s u pr opia Alm a individual. Libr os c om o la Biblia, r es c atan es te hec ho, aunque c on una m ala tr aduc c ión, pues le adj udic an a la palabr a Caos, significado de desorden ,en lugar de INDIFERENCIACIÓN. As í, que por pr opia voluntad es tas f or m as anim alezc as , tr as c endier on el r eino anim al y s e c onvir tier on en hum anas . Hoy, algunos integr antes del Reino Hum ano tendr án la m is m a pos ibilidad, y hac iendo buen us o de la ener gía que dis pens ar án el Buda y el Cr is to en W es ak , podr án as c ender al Reino Divino, y s i es c ogier on la eventualidad del Ser vic io, entonc es m anif es tar án y c om par tir án c on nos otr os , el Reino de Dios en la tier r a. Q ueridos Herm anos .·. Indudablem ente una opor tunidad que no debem os per der . La Unidad de Ser vic io, a tr avés de la Revis ta y de otr os m edios , s e unir á c om o s iem pr e c on todos los gr upos que par tic ipan de es te m agno evento, par a la

dif us ión del m is m o, des de ahor a, y has ta la f ec ha del F es tival. En la Página W eb de la Unidad de Ser vic io, w w w .usu- bv m.net f irms.co m , enc ontr ar án a los Her m anos de Buena Voluntad Mundial, c on una pr of us a inf orm ac ión de es te Fes tival, as í c om o de los 11 r es tantes . Los Her m anos que as í lo des een, pueden enviar le un E- mail al Her m ano Daniel Barrant es y solicitarle cualquier tipo de mat erial in f o rmat iv o al resp ect o, o dir ec tam ente a los Nodos GIDGI , por s i quier en r ec ibir gr atuita y per s onalm ente, en c ar tulina la T arjet a d e la G ran In v o cació n .

Los Hermanos que se quieran unir conmigo en la part icipación de est e singular ev en to, me en contrarán en el Valle de W esak en el Plenilunio de mayo .

M ercurio II

LA COLUMNA DE MI PADRINO Y.·.A.·.S.·.

Q uer idos Her m anos . Los her m anos que dir igen es ta Soc iedad T eos óf ic a,m e han honr ado,des ignándone par a dir igir les unas palabr as ,es ta noc heintentar em os entonc es la ex per ienc ia de es tablec er c om unic ac ión entr e nos otr os , y s i es pos ible c on el c or azón, c on s entido f r ater nitar io; por que en es te br eve palac io enc antado de c uatr o es tanc ias , es donde r es ide la divinidad, que a c ada uno de nos otr os nos anim a y nos hac e iguales ; en el des ignio s uper ior de am ar nos y s er vir nos . Veam os entonc es s i s om os c apac es de enc ontr ar nos . Pens am os y s entim os c on ir r enunc iable f ir m eza, que en es te punto de la evoluc ión hum ana; la c ues tión ur gente, es pr ovoc ar una s uer te de dis oluc ión m ental, que

aniquile todos los es quem as , una es pec ie de pr alaya m ental, que des ar m e todos los entr am ados ideológic os , una es pec ie de s is m o que des ate todos los paquetes c onc eptuales , y nos per m ita adquir ir el es pac io indis pens able, par a r epens ar nos y r ehac er nos .

Es evidente que nos otr os , c om o unidades de c onc ienc ia en ex pans ión, s om os obj etos , "s om os c os as " que oc upam os un lugar en el es pac io; es te volúm en, es to que es tá aquí s entado, es s in duda, una r ealidad ex is tenc ialDebo entonc es ,c on im per ios a dec is ión, aver iguar s i es toy vivo, o s i ac as o, ya he m uer to por dentr o, s in dar m e c uenta , per o debem os c ons tatarnos . Vean es ta pr opos ic ión, ac ondic ionada en el r opaj e intelec tual de una poes ía den

c ur s iva; "M uert os no son, los que en la paz d escansan, de la t u mb a f ría; muert o s son, los que llev an muerta el alma y v iv en t odav ía". El ac ontec im iento que s e des c r ibe , s e des dobla en dos planos ; en el plano f ís ic o donde ex is te la tum ba, que guar da la paz inm óvil e inex pr es iva de la m uer te; y en el plano m etaf ís ic o,donde s e ex pr es a el alm a ,c om o c ualidad de vida es pir itual, per o s in dinám ic a ,s in ex pr es ión vital, s egún el ver s if ic ador . Lo que indudablem ente s upone un c ontr as entido, por que la c atar ata vital, la c as c ada de la vida, pr oc ede de la m ónada, y des c iende has ta el alm a, la que es s u pr opio ingenio; que la dis tr ibuye por entr e los br eñales de la per s onalidad, y m antiener viva es ta ilus ión, que s om os nos otr os m is m os , em padr onados c on un núm er o y un nom br e, en el r egis tr o s oc ial donde ej er c itam os la c onvivenc ia, en es te plano de las f or m as y de los nom br es , que per tenec e a la m ente c onc r eta. En el pr im er plano, m uer e el c uer po, aquello que s e abandona en la tum ba, que s e des integr a y s e r es uelve en el f r agm entar io tes tim onio, de lo que f ue el s opor te ós eo de un c uer po f ís ic o. En el plano m etaf ís ic o s e m uer e el alm a, per o por otr a m uer te, s e m uer e por opr es ión de la s om br a, s e detiene en s u evoluc ión por es tanc am iento, s e opac a por la tir anía de la per s onalidad ignor ante ; per o no m uer e c línic am ente c om o m uer e el c uer po, por que el alm a, es lo que no puede m or ir ,apenas dis m inuir á s u luz por el

f r ac as o de s u vehíc ulo de r es pues ta , s u per s onalidad; que en vez de pur if ic ar s e ha endios ado a Her odes ; s u anim alidad.Par ec er ía que en el s entido f igur ado y poetic o, f uer a c or r ec to dec ir ; "m uer tos no s on" y que f uer a ver az el r ever s o, que en un j uego de opues tos dic e; "m uer tos s on". Per o en r ealidad ,ni uno, ni otr o c onc epto s on ver dader os , los dos s on f als os ;por que la m uerte no ex is te. Rec uer den la ac epc ión c ientíf ic a. "nada s e c r ea, nada s e des tr uye, todo s e tr ans f or m a".- T odo es tr ans f or m ac ión de ener gía, por que todo es ener gía.Par ec e que "ener gía" der iva etim ológic am ente de una palabr a gr iega "ener gos " que indic a aquello que pr oduc e m ovim iento, ac tividad. La m as alta def inic ión, que c onozc o de lo que s us tanc ialm ente es ener gía, per tenec e a la f ilos of ía hindú de la es c uela védic a; Ener gía es gr ana- er go- gr ana es la ener gía de la Vida. En es te punto, el lenguaj e intelec tual ingr es a al c entr o de inc apac itados par a ex pr es ar el pens am iento m etaf ís ic o, y todo depender á del dis c er nim iento de c ada c ual.

De m odo que lo que or dinar iam ente llam am os m uer te, es el s ím bolo de una f ac e del pr oc es o, por el c ual s e ex pr es a la vida, en el c am po de los tr es m undos , donde s e oper a la evoluc ión de todo lo que ex is te, en es te plano f ís ic o c ós m ic o, al que per tenec e es te planeta, en el que nos otr os habitam os . Cada uno de nos otr os no es nada m as que un c am po de ener gía, en c uyo c entr o s e

ex pande es ta unidad de c onc ienc ia que nos autoidentif ic a, que nos per m ite dec ir en c ualquier m om ento "yo s oy yo"; es to es nues tr a alm a, y es te c uántum c onc iente es ener gía, es c ualidad de vida; donde es tá im plíc ita, la edad evolutiva del individuo, que nada ni nadie puede m odif ic ar . ¿ Cóm o entonc es puede m or ir , aquello que natur alm ente es inm or tal, por que par tic ipa de la natur aleza de la vida?. La m uerte pués , no ex is te, c om o def inic ión de la "nada" por qué la "nada" tam poc o ex is te, por que ella, s iem pr e es "algo"; por que el univer s o es un "plenum " vital, es el es c enar io del eter no m ovim iento de la vida. La gente s e plantea inter r ogantes , s e f or m ula pr eguntas , per o s iente m iedo ins tintivo, s iente el m iedo que invade al anim al, el de s er des tr uido y per der s u c uer po, el únic o m edio de ex pr es ión c onoc ido por él. Hac e tiem po, ante un gr upo de am igos , a quienes les inter es aba oír una ver s ión, que c ons tituyer a una apr ox im ac ión a es ta c ues tión de la m uer te, hac íam os es tos c om entar ios , de c uya vigenc ia no tenem os dudas . Es te f enóm eno biológic o que denom inam os m uer te, tiene un c ontenido c onm ovedor que c ons ider am os el s ím bolo m as pr of undo que pos ee el ar c hivo de los c onoc im ientos que c us todia el hom br e; el enf r entam iento ineluc table c on el f enóm eno tr aum átic o de la m uer te, que s upone des apar ec er de la es c ena habitual de ex pr es ión c or por al y vital. El ac to c ognos c itivo que m as

tem pr anam ente ins c r ibe el individuo en s u c onc ienc ia c om o un c onoc im iento def initivo; es que él, es un s er m or tal, que un dia m orirá, com o vió m orir a sus abuelos , o a s us padr es , que er an los que gener ac ionalm ente es taban m as c er c anos a la ex tinc ión c íc lic a de s u ex is tenc ia, c uando él des per tó a la vida f ís ic a, c uando s e dio c uenta vivía, c uando adquir ió c onc ienc ia que per tenec ía al m undo. Es te f enóm eno ínic iátic o que es el hec ho de m or ir "por que c ons tituye un ver dader o nac im iento" ha es tado has ta hoy, c er c ado por una valla de inc om pr ens ión s uper s tic íos a, c uya ver tiente c ultur al m as c er c ana, debe enc ontr ar s e en la r eligión dogm átic a. En el inter ior de las per s onas que r es idían tier r a adentr o, el f allec im iento de alguien s e anunc iaba m ediante un c r es pón negr o que enlutaba la puer ta de c alle( y s e c ur s aban invitac iones al velator io y al s epelio, en s obr es c on f r anj as negr as , y los deudos , ves tían r opaj es negr os , que llam aban luto r igur os o; y er a negr a la c ar r oza, negr os los c aballos que la tír aban, y de negr o ves tían los f unc ionar ios que guiaban la pr oc es ión. Aquellos m odos c olec tivos de ex pr es ar el s entido de la m uer te, han evoluc ionado c on la apar ic ión de la em pr es a que c olec tiviza es tos s er vic ios f únebr es , y los . des c uaj a del r ec into f am ílíar , par a tr as ladar los a s u s ede c om er c ial que es la s ala velator ia. Es ta s im plif ic ac ión en la m ec ánic a del quehac er ex ter no par a la inuhum ac ión, nos ac er c a a la c onvic c ión, que al f in m or ir , es algo m as s im ple, es dej ar de ex is tir ; que no s upone dej ar de s er .

Ser y ex is tír , s on c os as dis tintas . Per o, qué s uc ede en r ealidad, c on alguien que abandona la ex is tenc ia ter r enal, y que pier de s u c uer po f ís ic o? Pues que pas a a otr o es tado de ex is tenc ia, pas a a ex is tir en otr a dim ens ión, y a vibr ar en otr a longitud de onda, por c uanto no es otr a c os a - r epetim os - que un c am po de ener gía, en vir tud de s u c ons tituc ión atóm ic a, un c entr o de c onc ienc ia, altam ente s ens ibilizado, que enc uentr a un punto de ex pr es ión dis tinto al que pos eía, has ta el m om ento en que s e des pr endió del c uer po que us ó c om o vehíc ulo de ex pr es ión, en es te plano f ís ic o. En el r eino de la ener gía, nada s e c r ea ni s e des tr uye, todo s e tr ans f or m a; y es te c entr o de c onc ienc ia que s e des vis tió del c uer po, no puede des tr uir s e; es to es lo que s obr evive en es e otr o plano dím ens ional, inm ediato al f ís ic o, donde quedó el c uer po, par a s er vir a otr as f or m as de ex is tenc ia. Es te c entr o de c onc ienc ia que em igr ó al or iente eter no de donde viene la luz, lleva f uer tem ente adher ida a s í m is m a, la ver s ión de que ella es el c uer po f ís ic o que abandonó; tan identif ic ada c on el c uer po es tuvo c uando ex is tía, que s e c onvir tió en ges to habitual y ac eptado, y no tuvo nec es idad de plantear s e la c ues tión de s i él, no s er ía en r ealidad una c os a dis tinta de s u c uer po. Per o ahor a s e ha pr oduc ido el pas aj e m igr ator io hac ia otr o es tado, que llam am os : m uer te, y enf r enta por tanto, una realidad dis tinta. Con el c uer po, han quedado tr es de los s entidos que nor m alm ente us aba; el olf ato,

el gus to, y el tac to, y es tos allí no tienen f unc ión; per o le ac om paña el oído y la vis ión ps íquic a, que él nec es itar á m as tar de y que deber á des ar r ollar . Com o no tiene c uer po, no puede toc ar nada, ningún obj eto, y c om o tam bién ha per dido los ór ganos de f onac ión, tam poc o puede hablar ; la s uper es tr uc tur a de lenguaj e que tanto tiem po us ó, ahor a no le s ir ve; puede gr itar , per o nadie le oír á, puede ges tic ular per o nadie le ver á, es tá s olo y s in los s entidas f ís ic os . ¿ Cuál es entonc es , la f ac ultad que puede s er vir le par a c om unic ar s e? Pués la tr as m is ión de pens am iento . Pero, ¿c óm o s e hac e es to?... Debe apr ender lo, y aquí nec es ita una inic iac ión, a la que s er á s om etido; par a c om enzar es te vital apr endizaj e, el de c om unic ar s e c on s us iguales , los m uer tos ; s egún nues tr o ignor ante lenguaj e del m undo de los vivos .. Cualquier a que s ienta la nec es idad de pr es tar un ver dader o s er vic io, a aquel que atr avies a el dintel de la m uer te, debe evoc ar lo y dec ir le c on el pens am iento y c on el c or azón, c om o s i es tuvier a hablando en per s ona, que debe c om pr ender que ha per dido s u c uer po, que ha c am biado s u es tado ,que es tá m uerto, aun que él s e s ienta m as vivo que nunc a. Es to no es nigr om anc ia, ni hec hic er ía. Es to es un as pec to de la m agia que s e us a en la litur gia de los f uner ales , donde s e of ic ia "en s uf r agio del alm a, de....”

Entonc es apar ec er á el Maes tr o de

Cer em onias que c onduc ir á la inic iac ión en aquel plano, y el neóf ito dej ar á de per tenec er a la tier r a. La evoc ac ión y la c onc ientizac ión del m uer to, s er á la auténtic a c er em onia f únebr e del f utur o, y el ac to c ons c iente que unir á los dos m undos , que al f in, c ons tituyen el únic o m undo. Conviene s aber que es te c entr o de c onc ienc ia, que s obr evive las vic is itudes de la m uer te, y que s igue evoluc ionando; no es un s im ple c oágulo de gelatina s ens ivilizada y vibr ác til, es el dínam o de la voluntad, de la m ente y de la im aginac ión, tr es de los atr ibutos que hac en pos ible la ex pr es ión en aquel plano; donde no ex is te el c uer po, por que allí no es nec es ar io. Si podem os ins c r ibir es te dato en nues tr a c onc ienc ia vigílic a, par a us ar lo c uando lo nec es item os en la hor a pos tr ím er a, habr em os logr ado r ec or r er un Lar go tr am o, en el ver dader o c am ino íníc iátic o, que c onduc e a la Maes tr ía; que es el des tino def initivo del hom br e en es te c ic lo de la evoluc ión hum ana. Entonc es vean c óm o la m uer te, no es un es tado c ontr ar io y opues to, a lo que llam am os vida ,s ino otra f as e de la vida, c uyo m odo de ex pr es ión es dis tinto, y nues tr a ignor anc ia nos im pide c om pr ender lo; la vida es una y únic a. El m as delic ado m ec anis m o de la ley de evoluc ión, en todos los r einos de la natur aleza, es el f enóm eno de la m uer te. La tendenc ia dom inante de es ta es tr uc tur a vitalizada, que llam am os nues tr o c uer po; es a per m anec er , a no c am biar , a r epetir s e,

a c ontinuar s iendo. c uer po, a inm or talizar s e c om o c om pues to s ólido y c om pac to. Ahor a piens en, que s i es to f uer a pos ible en el c ontex to del univer s o, tendr íam os una hum anidad inm óvil, petr if ic ada y r obótic a, s in des tino. Advier tan pués , que la m uer te, que s upone tr ans f or m ac ión, ha im pedido que nues tr a tierra s e haya c onvertido en el reino es telar de la iner c ia par alizante, en el ám bito de nues tr o s is tem a planetar io, y que c ons tituya en c am bio, un polo de luz y vida, que per m ite la r enovac ión c ons tante de la s us tanc ia m onádic a ,a tr avés de c uatr o bellís im os r einos que alber gan la luz, la vida y la belleza, en s u m ar c ha as c endente hac ía m as inf inito. As í que par adoj alm ente, la m uer te par tic ipa de la natur aleza de la vida, m ej or dic ho, la m uer te, es el otr o c om por tam iento de la vida en es te plano f ís ic o c ós m ic o, donde la m uer te y el nac im iento, es tos dos ex trem os , c ons tituyen el m ec anis m o ac tivador de la evoluc ión biológic a, y es pir itual, de las m ónadas enc ar nadas .Des de edades inc ontables , des de la individualizac ión, c uando abandonam os los r einos s ub- hum anos , par a integr ar las hues tes m onádic as que des c endier on a la enc ar nac ión, par a c r ear la f igur a de la hum anidad, des de entonc os , des de es os tiem pos s in m em or ia; es tam os m ur iendo y nac iendo, par a c um plir la s agr ada ley, de m antener vivo nues tr o univer s o, de s egundo r ayo, univer s o de am or y de ar m onía. Es te nac er y m or ir c ontinuo, nos c onduc e

hac ia la liber ac ión, de lo únic o que puede liber ar s e un hom br e; de la ignor anc ia. Cuando es ta liber ac ión s e c ons um a, no nac em os m ás , ni m or im os m ás , por que s om os luz, y la luz es eter na. La s abidur ía que pr opor c iona el dis c er nim iento, c ons is te en s aber , que aunque nos lleven a enter r ar , no m or im os j am ás , ni j am ás hem os m uer to; per o has ta tanto no logr em os es te s aber , c om o dec ía el Maes tr o; "Dej ad que los m uer tos , entier r en a s us m uer tos ". Hagam os el intento de vis ualizar otr o ángulo, de es ta m is m a c ues tión. Es to que c ons tituim os es ta noc he en es te r ec into, lo def inim os c om o una r eunión de per s onas , o entr e per s onas . Dec im os as i, por que nos otr os es tam os habituados a r es ponder al m odo c atas tr al, c om o hem os s ido c las if ic ados ; s oc ialm ente s om os per s onas . T enem os un c uer po ,nac em os c on él y lo em padr onan, és te c r ec e y s e des ar r olla, m or f ológic am ente dec im os es te es un hom br e es dec ir es un antr opo, un ej em plar del r eino hum ano, aunque denunc ia c ier tos r azgos anim ales c os . Som os per s onas que s e identif ic an por un núm er o y un nom br e ;s om os per s onas que r es idim os en una vivienda que s e identif ic a por un núm er o y un nom br e de c alle y des de el ex ter ior s e c om unic a c on el m or ador por un apar ato que r es ponde al núm er o y un nom br e.- Es ta per s ona, s iem pr e s er á un núm er o y un nom br e, has ta el f in en la adm inis tr ac ión del c em enter io, que r es ulta s er , s u últim a es tac ión.

Es c lar o entonc es , que nos otr os r es idim os en el plano de las f or m as y los nom br es , y nues tr a tar ea elem ental, que c om pr ende la nec es idad de s ubs is tir ; es ac um ular "c os as " y logr ar "poder ". Y s egún la c antidad y la c alidad, de las c os as que logr am os pos eer ; a es o le llam am os , im por tanc ia o c ondic ión s oc ial. Un título univers itario, un em pleo, una pos es ión valios a, bienes de c apital, depós itos banc ar ios ; c om o per s onas , nos ins tr uim os , nos es pec ializam os par a la c ac er ía de es as es pec ies . El r es to de la ex is tenc ia lo dedic am os al c uidado y m ultiplic ac ión de los bienes c onquis tados ; y gener alm ente nos vam os de la ex is tenc ia, c om o las m ar ionetas Benaventinas , gr itando; ¡m i diner o! , m i diner o! ! ! . Es te es el pr im er envoltor io de es e paquete que llam am os "un s er hum ano". T iene otr os envoltor ios , otr as c ubier tas , que hay que des envolver par a enc ontr ar el Ser Hum ano; es to apenas es la per s onalidad, es dec ir , los as pec tos m as ex ter ior es de la per s ona. Aquello que piens a y s iente, es o em pieza a c om poner é integr ar , el "s er hum ano" per o es o s e inter na en los s ec r etos de la nom enc latur a, en los r epliegues de la ver dader a c ons tituc ión del hom br e; y es o s e c om pr ende des pués , s iem pr e que s e es tudie, y s e quier a aver iguar .Per o veam os , la c élula biológic a es pec ializada que c ons tituye los ór ganos de es ta es truc tura hum ana, es tá c ons tituida por c adenas m olec ular es , las que a s u vez , no s on nada m as que m ultitudinar ias

as oc iac iones atóm ic as , y c ualquier átom o no es otr a c os a que c ar gas pos itivas y negativas ; por c ons iguiente, es te c om plej o s ólido, es ta es tr uc tur a f ís ic a, no es nada m as que ener gía c ondens ada.Entonc es aquella per s ona que hem os vis to, en el plano de las f or m as ; c am bia r epentinam ente y dej a de s er una f igur a, y pier de m uc has c os as .- Lo pr im er o que pier de es s u im por tanc ia.- La im por tanc ia que elabor a la pas es ión de c os as y poder , de c ualquier índole. Ahor a s abem os c on c er teza que es un c am po de ener gía, en c uyo c entr o s e des ar r olla un núc leo de c onc ienc ia, que no m uer e, por que no puede m or ir .- Vean entonc es , c óm o ya no c ons tituim os una r eunión de per s onas , s ino una c adena ener gétic a, vibr ando en el m is m o tono; una as oc iac ión de c am pos individuales de ener gía, inm er s os en el oc éano de ener gía que nos c ontiene, y del c ual s om os par tíc ulas ins epar ables ; que vienen des de m enos inf inito ,y der ivan hac ia m ás inf inito

La m uer te c om o la c onoc em os , es apenas el entr eac to que us am os par a c am biar nos de r opa y el m aquillaj e, en el c am ar ín del m undo, par a s eguir r epr es entando la divina c om edia, enc ar nando el per s onaj e que c ada uno eligió. La m uer te tom a or igen, en la nec es idad de la vida, de ex pandir y de evoluc ionar todas las f or m as que ex is ten en el univer s o, des de un ár bol, has ta una es tr ella. Pr es iento que es ta noc he, hem os ahuyentado los m iedos inter ior es a los f antas m as de la m uer te, en el noble s eñor ío de nues tr a c onc ienc ia.

ISM AEL AQ UIL ES SAL INAS

JUAN FRANCISCO SANT OS 5081 M O NT EVIDEO - URUGUAY